AGLI

Recortes de Prensa   Domingo 4 Septiembre 2011

 

¡No más chantajes de secesionistas!
Vicente A. C. M Periodista Digital 4 Septiembre 2011

Ayer criticaba a la Ministra Chacón y en definitiva a todo el Gobierno de Zapatero por incitar y apoyar la insumisión al Tribunal Supremo sobre el tema del uso del español como idioma vehicular en igualdad de condiciones que el catalán. Hoy, tras la respuesta de CiU al PP amenazando de no apoyar los Presupuestos Generales del Estado si se sigue insistiendo en el tema de la inmersión lingüística, no puedo evitar sentir un profundo desprecio tanto por quien amenaza como por quien se deja amenazar.

Si el PP quiere ser de verdad una alternativa creíble para encabezar un profundo cambio en España, su postura en temas tan fundamentales como la Unidad de España, su modelo de Estado y la lucha contra el terrorismo y los movimientos de secesión, deben quedar perfectamente definidos y entendibles para los ciudadanos, sin ambigüedades ni medias tintas. Puede que Madrid, véase el Gobierno de España, para algunos desaprensivos apátridas y sin más ideología que mantenerse en el poder, bien valga unas concesiones. Esa actitud es la que nos ha llevado al descaro, el abuso y el desprecio por la Constitución que manifiestan estas formaciones ultra nacionalistas, secundadas por unos miserables Ministros del Gobierno de España como Chacón y Caamaño.

España no puede permitir que su propio Gobierno sea el principal promotor de la consolidación de una ilegalidad y violación de derechos fundamentales de españoles residentes en Cataluña. España no puede tolerar este ataque coordinado de traidores cuyo destino no puede ser otro que pagar por su delito. Su impunidad debe acabar y no ser admitida por quien ha dictado la sentencia, el Tribunal Supremo de España. Las FFyCCSE, la Fiscalía General del Estado y los Jueces del Supremo deben cumplir con su deber ante los ciudadanos, haciendo cumplir la Ley. Cualquier oposición deberá ser cortada enjuiciando a los insumisos que se aferran a su inmunidad temporal para eludir responsabilidades.

Sé que lo que parece algo sensato y razonable, nunca se producirá mientras sigan en el poder estos traidores a España. Es por eso que exijo al PP una actuación firme y contundente acudiendo a la Justicia y no quedarse en declaraciones sinuosas y contradictorias en muchos casos. En primer lugar, deberá empezar por su propia casa y exigir a “sus barones” que cumplan la Ley. ¡Basta ya de hacer discursos adaptados para contentar a determinados sectores de población! Hay que recuperar la fe en la Justicia y en la igualdad de todos los españoles ante la Ley. Chacón y Caamaño, juraron defender y acatar la Constitución de España y justo están haciendo lo contrario, incitar y justificar la insumisión.

Es claro que si se sigue por ese camino, cualquier ciudadano se puede ver justificado para tomar medidas de insumisión como no pagar determinados impuestos al considerar que el Estado está haciendo un uso fraudulento de los mismos, como es pagar a las CCAA que incumplen la Constitución para que sigan delinquiendo contra derechos de españoles. Y uno de los derechos principales es el de recibir educación en la lengua oficial de España, el español, sin ninguna excepción territorial ni de ningún tipo.

Hará bien el PP en clarificar su postura en este y en los otros temas esenciales que he planteado. Si no lo hace, puede que muchos ciudadanos se planteen si es merecedor de la confianza y apoyo que está demandando a la sociedad española. Se dice que todo es toro hasta el rabo y si se olvida, la cornada electoral puede mandar a más de un presuntuoso líder a la UCI de la oposición.

Nacionalista español, ¿qué pasa?
Carlos Dávila www.gaceta.es 4 Septiembre 2011

“El nacionalismo tiene derecho a decidir, nosotros tenemos la obligación de soportarlo. Siempre nos están haciendo un favor y, miren, no: me declaro nacionalista español, o sea, ciudadano de la Nación Española, ¿qué pasa?”

Bien, ya ha llegado septiembre, la estúpida y afrancesada reentrée de toda la vida y seguimos sabiendo lo mismo: que para los soberanistas vascos y catalanes todo lo que no sea meter en tragaderas a los demás no es ni democrático ni, por tanto, aceptable. El discurso de Duran i Lleida en el Congreso resultó el martes bastante insoportable. Esa mezcla de buenismo: “Siempre por el bien de España, por la democracia y la Constitución”; de presión lindera con el chantaje: “Va a haber un choque de trenes”; y de insufrible pedagogía de maestro ciruela: “Estamos de acuerdo con el fondo, pero no con las formas”, produjo un enorme hartazgo en todos los que, desde el mismo día en que se abrieron las libertades en este país, hemos tenido que resistir que los nacionalistas periféricos nos vayan, por etapas, perdonando la vida como nación.

A Duran, siempre tan moderado, siempre en su tono habitual de homilía dominical, se le escapó en el Parlamento una tropelía abominable que, sin embargo, ha sido escasamente resaltada. Dijo el líder de Unió: “Esos partidos a los que ustedes llaman nacionales”. Lo expresó así mirando de soslayo y de rondón a los diputados del PSOE y PP que, curiosamente, se resignaron ante la infame diatriba como si no les hubiera ofendido. Pero, bueno, ¿cómo que “partidos a los que ustedes llaman nacionales”? ¿Qué indirecta torticera es esta hacia unas formaciones que están presentes en toda España, en la España que la Constitución define como única Nación?

Artificialmente ofendidos
De verdad, ya está bien de aguantar a pie enjuto que los independentistas más o menos declarados (¿qué es ya Duran?) nos humillen con artes históricas absolutamente falaces y declaren que ellos sí que son Nación, que nosotros poco menos que hemos nacido en el mar, y, claro, no en el mar Mediterráneo, que esa es la prolongación de su tierra. No hay una sola razón, ni una sola, que obligue a cualquier español que se sienta tal a contar para una reforma constitucional con quien, como los peneuvistas, quiere volar nuestra Norma Suprema o, como los Ciu’s, que sólo la aceptan, en el mejor de los casos, imponiendo nuevas condiciones para su solidaridad fiscal o, en el peor, cambiando por más dinero el aplazamiento de su forzada pertenencia a la denostada España.

Si para acreditar esta modificación constitucional, el Gobierno y el PP, hubieran contado de antemano con los nacionalistas ahora tan artificialmente enojados, aún estaríamos en la fase de dilucidar, tras naufragar en tortuosos meandros, si son churras o merinas, si galgos o podencos. La escuálida y novedosa redacción del Artículo 135 que ordena la sujeción a un límite de déficit, se habría convertido en una reedición de ese pasmoso y ya se ve, después de tantos años, que sumamente perjudicial Título Octavo, en el que la enorme habilidad de Roca, ayudado por el entonces comunista Solé Turá, por el bizcochable Herrero de Miñón y por el tonteras de Peces- Barba, introdujo una España suprafederal que nadie ha sabido interpretar, o sea, lo que los nacionalistas de siempre pretendieron. Estaríamos aún, en definitiva, prolongando la discusión para lograr lo imposible: que estos, los que tienen a España simplemente como el Venta de Baños de un trasbordo hacia la independencia, se avinieran a una inconcreción que nos llevaría sencillamente a prolongar todavía más nuestra agonía económica y financiera. O ¿es que creen que somos tontos los que ni hemos nacido en Gerona ni en Bermeo ni en la Franja oscense de Duran?

Los lamentos de Duran
A Duran, su estudiadísima retórica de mano de acero en guante de seda, le ha reportado frutos, eso es lo cierto. Tantos, que algunas casas encuestadoras (no hablo de las que añaden a su incógnita existencia el adjetivo de Report) le atribuyen una popularidad nacional –y perdón por la referencia que tan ingrata le puede resultar– inexplicable. Si los espectadores, oyentes o lectores españoles se hubieran detenido esta pasada semana en la consideración de lo dicho por el jefe de CiU en Madrid, seguro que le hubieran retirado la confianza. Ese: “O cuentan con nosotros o se las vamos a hacer pasar canutas hasta que nos vayamos”, sonó en el hemiciclo de San Jerónimo como una extorsión chulesca.

El hombre, la coalición, que es responsable casi absoluta de que Zapatero alcance el 20 de noviembre en La Moncloa, no es quién ahora para imputar a los demás –para el caso al PP– el hecho de haber pactado con el Gobierno del PSOE una reforma imprescindible para terminar con el despilfarro, sobre todo autonómico, que nos ha conducido a la ruina económica y a su consecuencia más nefasta: a que los contribuyentes tengamos que reparar la enorme avería que nos han hecho nuestros políticos. Duran, que se ha pasado años apoyando al que una vez denominó el “presidente más nefasto de toda la democracia”, ¿qué reproche puede hacer ahora a quien ha conseguido que este enorme indigente político e intelectual, este sectario de opereta bufa haya rectificado? Como diría un castizo: “¡Amos, anda!”.

La bicha de la absoluta
Nos aproximamos mucho menos rápidamente de lo que todos, menos Rubalcaba, hubiéramos deseado, a las elecciones generales. La bicha para los nacionalistas, incluyendo en esta adscripción a los tildados de “moderados”, es la posible mayoría absoluta del Partido Popular. En la anterior experiencia, CiU se mostró enormemente complacido con la exigua renta de Aznar, ello le proporcionó una prepotencia en la gobernación que trajo como infausta consecuencia la práctica desaparición del Estado en todas las regiones, y en las que más, naturalmente, en Cataluña y en el País Vasco.

Arrasó Aznar en el 2000 y los nacionalistas pasaron, con enorme enfado, a un segundo plano. Ahora temen que se repita la historia, pero sépase bien: si a partir del 20-N Rajoy es el Aznar del cuatrienio 1996-2000, CiU y el PNV pueden forzar el paso, tal y como han hecho con el incapaz Zapatero, y acelerar sus aspiraciones secesionistas. Que nadie se confunda: no están en la mejoría de España más que de una forma episódica, circunstancial, siempre y cuando a ellos les aproveche, están en un proceso de separación, rudo en algunos casos, indeclinable siempre, al que es muy difícil oponerse.

El que lo hace es acusado, sin remilgos, de franquista o hasta culpable separador. Ellos siempre tienen razón. Ellos tienen Nación, nosotros, no (Pujol lo ha dejado dicho); ellos son demócratas, nosotros coaccionamos la libre elección de sus pueblos; ellos son responsables de la Constitución, nosotros, sencillamente, nos aguantamos con ella; ellos, en suma, son imprescindibles incluso cuando no lo son. Y, claro, el que escribe alegatos como este es rápidamente tachado de enemigo de Cataluña o del Pueblo Vasco, de sujeto peligroso al que hay que evitar. Confunden aprovechadamente la parte por el todo. El que no es como ellos es enemigo de Cataluña. Pero, bueno, ¿no es esto lo que hacía Franco cuando tildaba de “antiespañol” a todo el que se oponía a sus dictados? El nacionalismo de todos los pelajes tiene derecho a decidir, nosotros tenemos la obligación de soportarlo. Siempre nos están haciendo un favor. Y miren, no: me declaro nacionalista español, ciudadano de la Nación Española, la más antigua de Europa, ¿qué pasa?

Supremo
La insubordinación catalana
José García Domínguez Libertad Digital 4 Septiembre 2011

Acaso por la sobreexposición a la máxima pueril que rige en el oficio periodístico –"primero, simplificar; después, exagerar"–, uno tiende a excluir de su registro las palabras mayores del tipo "momento histórico" y vocablos de pareja aparatosidad, verbosidades siempre tan caras a locutores futbolísticos, charlatanes catódicos y demás ralea. No obstante, lo que acaba de acontecer ante la inopia general, esto es la desafección del catalanismo al orden constitucional español, quizá merecería tales calificativos. Sin embargo, aún nadie parece consciente de las consecuencias que acarreará la disolución del viejo matrimonio de conveniencia que mantenían los nietos de Prat de la Riba con "Madrit".

Tras la ruptura sentimental, el empeñó obsesivo que ocupó al pujolismo a lo largo de un cuarto de siglo, ahora llega la separación formal, ese situarse extramuros de los consensos básicos de la nación que ha dado en consumar Artur Mas. Un paso al frente, el de la CiU ya secesionista sin ambages, que resuelve, por fin, la suprema contradicción del nacionalismo burgués, la esquizofrenia estratégica que lo marcó desde su misma gestación intelectual a finales del XIX. La misma que sintetizaría Alcalá Zamora en célebre réplica a Cambó. Recuérdese: "No es posible ser al tiempo el Bismarck de España y el Bolívar de Cataluña". Al igual, por cierto, que tampoco procede ejercer del Cid Campeador en la calle Génova y alrededores, y de Cantinflas en los platós de TV3, el travestismo retórico del que tanto gusta cierta derecha patriotera.

Lo de menos, por lo demás, ha sido la coartada, esa comedia bufa a cuenta de la mancillada autonomía financiera de Cataluña. Como si los convergentes ignorasen que el Constitucional acaba de avalar la potestad del Estado para acotar el gasto de todas las Administraciones públicas, empezando por el de las autonomías. Prosaico asunto a sustanciar con una vulgar ley orgánica. No así, por cierto, el desacato de la Generalidad a las sentencias del Supremo. Grave delito en cuya previsión se redactó el artículo 155 de nuestra Carta Magna. El que, ante la insubordinación de las autoridades de una región, prescribe al Gobierno de turno imponerles el cumplimiento forzoso de sus obligaciones. Muy saludable profilaxis para cuyo efectivo ejercicio apenas se requiere el plácet del Senado. ¿Tendrá lo que hay que tener don Mariano?
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

La factura del zapaterismo
Juan Ramón Rallo www.gaceta.es 4 Septiembre 2011

Si no hubiéramos elevado el gasto público, tendríamos un superávit de 14.000 millones

Es difícil, probablemente imposible, calcular exactamente la riqueza que Zapatero, sus colaboradores y sus economistas cortesanos han contribuido a destruir. Para nuestra desgracia, la influencia de los Estados modernos sobre nuestras vidas es demasiado poderosa como para que podamos siquiera comprender todas las pauperizadoras derivadas de sus intervenciones. Sin embargo, sí hay dos elementos cuyas pérdidas podemos cuantificar grosso modo: el desproporcionado incremento del gasto público y la tercermundista legislación laboral.
Bajo el palio del keynesianismo, esa doctrina estatólatra que aconseja a los gobernantes despilfarrar los recursos justo cuando más escasos se vuelven, el Gobierno de Zapatero ha conseguido arrastrar a las Administraciones Públicas a una situación cercana a la insolvencia. Desde 2003 a 2010, el gasto público español se disparó desde 300.000 millones de euros anuales a 477.000; esto es, se expandió más de un 50%. Por el contrario, por aquello de que las comparaciones son odiosas, el gasto público alemán apenas aumentó desde los 1,05 billones de euros a los 1,16 billones; es decir, apenas un 10%.

Los habrá que piensen que la distinta evolución del sector público español y germano responde a la dispar incidencia de la crisis. Ya se sabe: los alemanes, que son muy eficientes, apenas han padecido las inclemencias de la recesión y del desempleo, por lo que no les ha sido necesario incrementar demasiado el gasto. Parece lógico y comprensible, pero la intuición es errónea: el grueso del aumento del gasto público en España se vivió durante la primera legislatura de Zapatero, durante la borrachera crediticia que llenaba las arcas del Estado de impuestos vinculados muy estrechamente con la burbuja.

Desde 2003 a 2007, el gasto anual aumentó en 112.000 millones de euros, casi un 40%. En cambio, entre 2007 y 2010 lo hizo en 65.000, un 15%. ¿Qué pasó, por el contrario, en Alemania? Desde 2003 a 2007, el gasto anual se congeló –no creció ni siquiera un 1%– y fue entre 2007 y 2010 cuando se expandió tímidamente en un 10%. En otras palabras, no ha sido la crisis, sino el fanático intervencionismo estatista del PSOE –y de los correspondientes virreyes autonómicos a los que Zapatero no quiso poner límites– el que ha engordado hasta límites insostenibles el tamaño del Estado.

Para que nos hagamos una idea de la ruina que ha supuesto el zapaterismo: si, como hizo Alemania, no hubiésemos incrementado el gasto público entre 2003 y 2007, hoy tendríamos un superávit de 14.000 millones de euros –el 1,3% del PIB–, aun cuando se hubiese prestado la misma protección social que se ha prestado durante la crisis. Repito, por si alguien cree que ha leído mal: si entre 2003 y 2007 hubiésemos congelado el tamaño del Estado como hizo Alemania, hoy tendríamos un superávit del 1,3% del PIB en lugar de un déficit del 9%.

Pero no nos detengamos en el despilfarro público, pues los destrozos del zapaterismo no terminan aquí. ¿Está siendo nuestra crisis peor que la de Alemania? Sin duda, pues acumulamos muchos más desajustes como consecuencia de la enorme burbuja inmobiliaria. Sin embargo, y siempre que nos creamos las estadísticas oficiales, entre 2007 y 2010 Alemania no ha crecido mucho más que España: un 2,7% para la primera, un 1% para la segunda. En cambio, ¿qué ha pasado con la tasa de paro? Alemania la ha visto caer del 8,3% al 6,8% y España la ha visto estallar del 8,2% al 20%. Vale, de acuerdo, no tiene sentido que nos comparemos con el gigante teutón. Tomemos como referencia al resto de países intervenidos dentro de la Eurozona: Grecia, Irlanda y Portugal. La catastrófica economía helena creció un 1,3% entre 2007 y 2010 y su tasa de paro aumentó del 8,3% al 12,5%. Irlanda sufrió una caída del PIB del 20% y su tasa de desempleo se incrementó del 4,5% al 13,6%. Y Portugal se expandió un 2,3% y su tasa de paro subió del 8,1% al 11%.

Dicho de otra manera, el peor de todos estos países intervenidos, Irlanda, tiene una tasa de 6,5 puntos menor que la nuestra… y eso que su PIB se desplomó un 20%. ¿Dónde está el problema en nuestra economía? No, el gran coco tampoco es la crisis, sino una legislación laboral controlada por los sindicatos que bloquea la creación de cualquier puesto de trabajo. Zapatero debería habérsela cargado de raíz ya en 2007, en cuyo caso nuestra tasa de paro no debería haber sido superior a la irlandesa. Siete puntos menos de paro se habrían traducido en muchos menos subsidios de desempleo; en concreto, unos 12.000 millones menos al año.

Echemos cuentas: entre 2007 y 2011 habremos gastado cada año 112.000 millones más de lo necesario por la hipertrofia del Estado y 12.000 millones más en concepto de subsidios de desempleo derivados de nuestra socialista legislación laboral. En total, medio billón de euros que Zapatero, y unas autonomías y sindicatos a los que no se atrevió a poner coto, han tirado por el desagüe en apenas una legislatura. La mitad del PIB de España. La ruina absoluta. El resultado de dos malas tardes de economía.

*Juan Ramón Rallo es economista y fundador del Instituto Juan de Mariana.

Reforma
El liderazgo de Rajoy
Agapito Maestre Libertad Digital 4 Septiembre 2011

Los socialistas de Rubalcaba quieren pasar página cuanto antes del pacto entre el PP y el PSOE para reformar la Constitución. Imposible. Tampoco soportan los viejos ideólogos del PSOE, especialmente los que tienen al diario El País como su principal tribuna, el pacto entre el PP y el PSOE para fijar un límite al déficit público. Resulta altamente instructivo leer la crítica, sin duda alguna, descontextualizada, acerada y despiadada de todos los "columnistas" o ideólogos importantes de Prisa, por ejemplo, la publicada ayer contra esta reforma constitucional para saber que prefieren antes la fragmentación definitiva del Estado-nación que la llegada del PP al poder. Los ideólogos del socialismo hegemónico en España quieren distanciarse de su líder, Rodríguez Zapatero, criticando, a veces con una dureza superior a la que utilizan los ideólogos del PP, la última medida relevante del presidente del Gobierno.

Sin embargo, por mucho que griten y peroren sobre esa reforma constitucional, creo que esta medida, independientemente de su eficacia económica y al margen de quienes la hayan forzado desde la UE, trae aparejado, desde el punto de vista simbólico, grandes cambios políticos. Es posible gobernar España prescindiendo del chantajismo nacionalista. Esta medida para los socialistas, y muy especialmente para el propio Zapatero, supone una autocrítica radical a sus dos mandatos en la presidencia del Gobierno. Y, por supuesto, un espaldarazo a una antigua exigencia del PP. Ese pacto entre PP y PSOE ha dejado claro que los nacionalismos son prescindibles. Zapatero se va, pero lo único decente que nos deja es, paradójicamente, la rectificación de pretender perpetuarse en el poder cediendo ante todo lo que exijan los nacionalistas.

Por supuesto, Rubalcaba, lejos de renunciar a ese viejo legado, sigue potenciándolo como su principal activo y trata de negociar con todos los que quieren el fin de la nación española. Llega tarde. Espero que los del PP también se percaten de la repercusión de ese pacto, especialmente ahora que todas las encuestas les dan mayoría absoluta. Por otro lado, y aunque espero poco, casi nada, de la mayoría de los políticos españoles actuales, porque su espíritu gregario está por encima de su capacidad intelectual, creo que la dramática situación en que Zapatero ha dejado a España dará lugar a una nueva generación de políticos más realistas y, sobre todo, más volcados al espíritu del pacto, del consenso, entre los grandes partidos que a la cesión ante los nacionalismo periféricos.

Es obvio que todavía tendremos que esperar tiempo para que veamos forjarse una política genuinamente nacional y democrática, capaz de superar los chantajes nacionalistas, pero, sin caer en el triunfalismo, el primer paso ya se ha dado con ese pacto, que ha hecho que los populares abandonen el discurso triunfalista, por ejemplo, el propio Rajoy ha tenido que moderar la retórica para dirigirse a sus votantes, porque ya no habla de solucionar la crisis económica y crear empleo, sino que se dirige a la nación como un líder serio y riguroso. El sábado en Galicia fue contundente: "Quien piense que las cosas van a ser fáciles se equivoca, quien piense que se puede hacer sin esfuerzo se equivoca, y quien crea que estos se arregla con una varita mágica se equivoca".

Recorte total
Pablo Mosquera La Voz 4 Septiembre 2011

M odificar la Constitución en el momento procesal que se hace, con las formas y las consecuencias que se derivan, supone un recorte que afecta a diferentes y variados espacios de la política y su aplicación en la ciudadanía. Hay razones de sobra para señalar a los que mandan sobre el Estado soberano español como autores de los dicterios que afectan a la propia autonomía financiera del Estado, y que obligan a tomar, en un momento de retirada de un Gobierno, medidas de tan profundo calado.

Lo que no han logrado estudios y advertencias internas, lo han ordenado de hecho desde Alemania, Francia y la sede del BCE. Incluso consiguiendo dos hechos sorprendentes en la legislatura: el consenso entre PP y PSOE, y la ruptura del consenso constitucional con el resto de las fuerzas políticas que siempre se intentó salvaguardar.

No se ha dudado ni un instante en utilizar el rodillo parlamentario para impedir el debate de enmiendas nacionalistas que, como era de temer, iban a aprovechar la apertura de cualquier debate constitucional para arrimar el ascua a su sardina sobre el derecho de autodeterminación, y otra vez sobre quién es el soberano, si el pueblo catalán o el pueblo español, aunque tampoco queda muy claro que este lo sea desde el momento que se hurta su derecho a refrendar la modificación de la Carta Magna.

Se ha constatado el fracaso de las autonomías. Su mala gestión económica y cómo han estado ocultando la verdad financiera, hasta el punto de situarnos en el abismo de la deuda y el déficit, o cómo se hacían presupuestos con ingresos ficticios. A partir de ahora, con menos capacidad de disponible, algunos deberán pensar si les conviene seguir manteniendo la misma «cartera de prestaciones al ciudadano», es decir, si no devuelven competencias al Estado. Pero en cualquier caso, con menos disponible, y con el mandato de estabilidad presupuestaria, habrá que hacer política con mayúsculas. Decidir si tenemos capacidad para tantos kilómetros de AVE, para tantas infraestructuras, para tantas grandes obras de cemento y cristal a costa de reducir los hospitales y el gasto en prestaciones sanitarias.

Discriminación lingüística en las escuelas
Políticos y profesores nacionalistas blindan la exclusión del español
Tras rasgarse las vestiduras por la reforma de la Constitución, CiU presume de que no acatará el fallo a favor de una enseñanza también en castellano.
M. Rovira Libertad Digital 4 Septiembre 2011

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que insta a la Generalidad catalana a facilitar educación en castellano a quien lo requiera, no es la primera que se incumplirá ni probablemente la última. La clase política catalana, con la excepción del PP y Ciutadans, hace bandera de la insumisión jurídica ante la manifiesta complicidad del Estado.

De este modo, los reiterados pronunciamientos del Tribunal Constitucional, del Supremo y del Superior de Cataluña son papel mojado en una comunidad donde el castellano está proscrito en los centros educativos y se difunden consignas entre los funcionarios para evitar que los niños lo hablen en el patio.

Entre los profesores son dos las posturas mayoritarias: por un lado la negación de la realidad: no hay tal problema, los niños se manejan en las dos lenguas con igual soltura; o directamente la justificación nacionalista de que la lengua "propia" es la sustancia de la nación y por tanto debe ser la única de la escuela.

En ese contexto de impunidad política y sacralizado el modelo de inmersión lingüística (que garantiza un mínimo del 30 por ciento de fracaso escolar y un puesto fijo en el sótano de los informes Pisa), la única opción de recibir algo de español en clase pasa por la enseñanza privada en colegios extranjeros como el Alemán o el Liceo francés.

El ejemplo más sangrante de esta situación es que el propio Montilla enviaba a sus hijos al Colegio Alemán mientras blindaba un sistema de enseñanza discriminatorio, de puro adoctrinamiento y en el que se diluyen problemas tales como la escolarización de miles de niños en barracones similares a los vestuarios de un tajo.

Por otra parte, los alegatos contra la reforma constitucional por dejar fuera del consenso a los partidos minoritarios no han supuesto obstáculo alguno para que CiU, el PSC, ministros como Chacón (Defensa) y hasta el titular de Justicia (Camaño, inspirador galaico del Estatut) hayan alardeado de que no piensan acatar el fallo, en una delirante escalada de insumisión jurídica y torpedeo de las instituciones políticas y judiciales.

Cataluña
CiU no piensa cumplir las leyes ni aplicar las sentencias judiciales en materia lingüística en Cataluña
El ‘número dos’ de la formación que lidera Artur Mas, presidente autonómico, la consejera de Enseñanza y el consejero de Cultura (ex del PSC) descartan cualquier cambio en la inmersión lingüística obligatoria en Cataluña, en contra de lo dictado por el TSJC, el Supremo y el Constitucional.
Redacción www-vozbcn.com 4 Septiembre 2011

Los nacionalistas no piensan cumplir las leyes y descartan acatar las sentencias judiciales en materia lingüística en las escuelas de Cataluña. Este domingo, Oriol Pujol, número dos de CiU, e Irene Rigau, consejera de Enseñanza, han reiterado una vez más que la Generalidad, en manos de CiU, no cambiará el modelo lingüístico en las escuelas, que excluye la enseñanza en español, tal y como les han recordado los tribunales.

Ilegal, desacato, rebelión… o “no renunciaremos al modelo de la inmersion linguistica [obligartoria], ha sido un modelo de éxito por la catalanidad que incorpora”. Son palabras de Oriol Pujol, quien en una entrevista para Catalunya Ràdio ha hecho suyas las palabras de su padre, y ex presidente autonómico durante 23 años, al considerar la apliación de la ley y la separación de poderes un casus belli contra Cataluña: “Desarrollaremos todo lo que haga falta [de la inmersión lingüística obligatoria], para que todo el mundo tenga claro que de esto haremos un casus belli“.

Aviso al PP
En este sentido, el diputado autonómico, que suena para acompañar a Josep Antoni Duran i Lleida (CiU) al Congreso tras las elecciones nacionales del próximo 20 de noviembre, ha advertido al PP -socio preferente en el Parlamento autonómico- de que si apuestan por “imponer el bilingüismo en la escuela” de Cataluña los populares dejarán de ser compañeros de viaje. Aunque Pujol ha indicado que el PP nunca les ha puesto como condición para pactar que se cumpla la ley en materia lingüística, siempre lo han hecho de “puertas hacia fuera”.

Finalmente, el dirigente de CiU también ha señalado que los nacionalistas no renuncian a incumplir las sentencias judiciales y ha asegurado que, desde la formación que lidera Artur Mas, presidente autonómico, no tienen inconveniente en ir “más allá de lo que es la propia política y la acción gubernamental”. Pero no ha entrado en detalles, porque “las cartas no se han de enseñar todas”.

“Normalidad”
Por su parte, Rigau ha asegurado, a pregunta de los medios, que “el curso [2011/2012] empezará con toda normalidad normativa en relación al catalán”, desoyendo así el requerimiento del TSJC para que la Consejería de Enseñanza cumpla, en un plazo de dos meses, con lo dictado por el Supremo y el TC. Según la dirigente nacionalista, “este debate que tenemos afecta al futuro” y no a la actualidad.

En este sentido, la máxima responsable autonómica de Enseñanza ha insistido en que “no hace falta introducir ningún cambio” y ha basado su opinión en la autonómica Ley de Educación de Cataluña, modificada de facto tras la sentencia del Constitucional sobre el Estatuto, y el propio Estatuto de Autonomía, texto que el Alto Tribunal ajustó a derecho en materia lingüística.

En la misma dirección que Pujol y Rigau se ha manifestado el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, ex consejero autonómico y ex edil del PSC. Para Mascarell, “no hace falta modificar lo que ha funcionado bien”, en referencia a la inmersión lingüística obligatoria, un modelo que no piensan cambiar desde la Generalidad: “Es inaceptable [un cambio] para nosotros”.

Cataluña
La lengua española o catalana,las lenguas en general,no sufren.Sufren las personas.Las lenguas no tienen derechos,los tienen las personas.
twitter de Hermann Tertsch
El PSC tiene que desvincularse de la política lingüística nacionalista de discriminación del español.-
Erasmus www.vozbcn.com 4 Septiembre 2011

Apoyar la política lingüística nacionalista de discriminación del español (o castellano) ha sido el gran error histórico del PSC. Tal política es injusta y contraria a los intereses de sus votantes, que podrían abandonarle a favor del PPC o de Ciudadanos por ser esos partidos más comprensivos con los problemas que tal política les crea. El PSC debe corregir su error, lo que ya ha iniciado con su cambio de posición sobre las multas lingüísticas, que antes había asumido y que rechazó como ‘mala práctica’ en su último programa electoral para las elecciones autonómicas.

Pero hechos nuevos han venido a obligar al PSC, más que la evolución de su conciencia lingüística. Ahora está obligado a retirar su apoyo a la inmersión (que impone el catalán como lengua vehicular única de la enseñanza) al haber sido la misma declarada ilegal por diversos Tribunales. Primero el Tribunal Constitucional que, en 2010, decretó la ilegalidad de la inmersión, aunque en términos ampliamente genéricos e intemporales, lo que permitía no darse por enterados a los que se obstinasen en ello. Después el Tribunal Supremo, en sentencia de diciembre de 2010 (reiterada con dos más), que declaró ilegal la lengua vehicular única en términos estrictos que no permiten dudas. Y finalmente una sentencia (auto) del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, comunicado en 2/09/2011/, que emplaza a la Consejería de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña a que, en el plazo de dos meses, adopte las medidas necesarias para que el español sea también lengua vehicular junto al catalán en las escuelas de Cataluña, para así cumplir la sentencia del Tribunal Supremo de diciembre pasado y en último término adaptarse a la nueva situación creada por la Sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional fundamento de la sentencia del TS.

La ley es una. Las sentencias son ley, decir la ley es su función (‘jurisdicción’, ‘decir’ la ley, o el ‘derecho’). La inmersión es hoy ilegal también para la ley lingüística catalana, aprobada por el Parlamento autonómico, pues esa ley ha sido anulada por sentencia (ley posterior) en el punto que trata de la inmersión. Ya no puede alegarse que la inmersión es establecida por una ley aprobada por el Parlamento catalán. Hay que añadir que esa ley lingüística ha sido anulada en su vigencia, en lo que respecta a la inmersión, aunque se mantenga el texto nominal de la ley. La inmersión no está vigente legalmente en Cataluña. Está impuesta en rebeldía a la ley.

El PSC se caracteriza por su respeto a la legalidad, cuestión de la que hace gala. No es el caso de los nacionalistas que gobiernan en Cataluña, proclives a tomar la ley a beneficio de inventario, que se disponen a mantener una fuerte resistencia a la aplicación de la ley decretada por esas sentencias mientras les sea posible. El PSC no puede adoptar la misma actitud que los nacionalistas. Para él, como partido respetuoso de la legalidad, las sentencia judiciales están por encima del programa del partido, que tiene que adaptarse a ellas.

En tal sentido, las precipitadas declaraciones, de 2/09/2011, primero de Joaquim Nadal y después de Carme Chacón, expresando su apoyo sin reserva a la ilegal inmersión me resultan incomprensibles. Son posiciones personales, por más que sean personas de máximo relieve en el PSC. Espero que la posición oficial del PSC, que solo puede ser expresada por una declaración oficial de la dirección del partido, sea diferente. En cualquier caso, oponerse a la ley es una actitud sin futuro. La ley no es de aceptación voluntaria.

En la cuestión de la discriminación lingüística el PSC debe hacer honor en Cataluña a la tradición socialdemócrata de defensa de los derechos civiles, especialmente los de los más desprotegidos como lo son los castellanohablantes (o hispanohablantes) en Cataluña. Los castellanohablantes son en Cataluña ‘ciudadanos de segunda’, que ven postergada y despreciada su lengua pese a ser oficial en Cataluña y la más hablada por la población y también la que prefieren aprender los muchos extranjeros que se avecindan en el Principado.

La política lingüística nacionalista de persecución de la lengua mayoritaria en Cataluña (con el objetivo antidemocrático de convertir la lengua autóctona en primera lengua de Cataluña por métodos dictatoriales, lo que es tan absurdo como pretender hacer lo mismo con el gaélico en Irlanda, o con el quechua en Perú, países donde la inmensa mayoría hablan lenguas no autóctonas, inglés y español, respectivamente) logró la adhesión del PSC en tiempos de confusión, cuando aparecía para muchos un objetivo romántico apoyar al catalán. Pero el PSC no puede continuar apoyando esa política cuando ha revelado ser un plan sistemático de genocidio cultural, que viola abiertamente derechos ciudadanos y desconoce reiteradas sentencias judiciales.

Que el idioma común español, única lengua oficial en toda España, siendo oficial y la más hablada en Cataluña, esté prohibido como lengua escolar en Cataluña es una aberración hoy oficialmente ilegal (también para la ley catalana, pues en ese punto ha sido declarada nula por sentencia), solo defendible en rebeldía a la ley. No tiene análogo en ningún otro lugar del planeta, fuera de la pseudodemocracia catalana.

Pablito
Muchos pensamos que un idioma no es negociable. Es patrimonio del pueblo y el Estado está obligado a facilitarte que lo perfecciones si quieres y en cierta forma obligarte. Pero en nigún momento imponértelo. Queda claro que el Español no peligra en Catalunya como se dice, por el contrario se ha puesto de moda y en la calle se siente más que nunca al desgraciadamente creer muchas personas que al hacerlo fastidias a los partidos nacionalistas que les crees poseedores del Catalán cuando solamente son unos falsos profetas impresentables que buscan votos al precio que sea y con lo que sea para seguir mamando del erario público.
Yo que tengo familiares fuera de Catalunya, estos se quedan admirados con que facilidad nos cambiamos de idioma, que tenemos dos vehículos para que nos entiendan y que estamos en ventaja sobre ellos que solo hablan uno y como los demás algo inglés.
Que se esté interviniendo de la forma que lo hace la Generalitat y tan descaradamente favoreciendo al Catalán no se dan cuenta que además de vergonzante tiene efectos contrarios a lo que ellos persiguen. Pero a ellos solo les importa su poltrona.

Erasmus
El modelo soviético-catalán de prensa -.
El principal objetivo ciudadano en Cataluña hoy es lograr un modelo de prensa libre, acabando con el monopolio de prensa de CIU (creado por Madí para que CIU ganara las elecciones autonómicas de 2010). Cuando en una sociedad no existe pluralismo mediático -esencialmente conexo con el político- no puede hablarse de libertad ni de democracia en esa sociedad. La democracia no es solo instituciones representativas. Una prensa libre y plural es su precondición. Es necesario insistir en denunciar sin tregua esa corrupción de la democracia en Cataluña (que nos amenaza a todos), hasta lograr concienciar a la sociedad catalana para que la combata del mismo modo que combatió al franquismo.

Las democracias efectivas cuentan al menos con un gran diario de centroizquierda y otro de centroderecha: Le Monde y Le Figaro en Francia, la Repubblica y el Corriere en Italia, NY Times y Wall en EEUU.

CIU controla la propiedad y las redacciones de toda la prensa creadora de opinión que se edita en Cataluña. Con la única excepción de ‘La voz de Barcelona’, liberal-progresista, próximo a Ciudadanos. Una excepción poco relevante a efectos de pluralismo mediático (por no ser referente de un gran partido), pero de inmenso valor como testimonio de libertad, e igualmente como avanzadilla de la prensa libre que la sociedad catalana debe lograr. Es una isla de libertad en la hoy casi plena dictadura mediática del partido CIU, que revive en la prensa lo peor del franquismo. En Cataluña hay actualmente (controlado por CIU) un ‘periódico único’: LaVanguardia-ElPeriódico-eNoticies-ElPuntAvui-Ara. Un pulpo con 5 tentáculos.

CIU practica su juego más sucio en la prensa con el uso que hace del diario El Periódico contra el PSC. El Periódico (controlado por CIU) simula ser pro PSC para mejor minar a ese partido. El Periódico de CIU ha sido uno de los principales factores de la derrota electoral del PSC.

¿Y que decir de la ‘orla’ de fotos (parece la foto de fin de carrera) que nos ofrecen esos periódicos de CIU como ostentación de sus intelectuales orgánicos, o sea, decenas de personas que viven de escribir un artículo casi diario de propaganda de CIU? ¿No es eso impúdica exhibición del despilfarrador reparto de dinero a sus paniaguados, aunque su objeto sea ostentar fuerza? Nunca llegó tan lejos en ese aspecto la Cuba castrista, o la misma Unión Soviética medido a escala. Sucede en Cataluña, paraíso del derroche de dinero público cuyo renglón preferido es la propaganda del partido oficial. La manipulación de la prensa no repara en gastos.

Lo dicho sobre la prensa es en buena parte extrapolable a otros medios, pero posee mayor significación en la prensa ya que en todas las sociedades es ella la que refleja las corrientes ideológicas, más que los medios en los que predomina el entretenimiento, siendo por ello la prensa el verdadero revelador del pluralismo y la democracia.

Cataluña no es una democracia. Es un híbrido de modelo político occidental y modelo mediático soviético.

REUNIÓN EN BERLÍN
Yolanda Morín a Geert Wilders: “Eres un referente para nosotros”
 Minuto Digital 4 Septiembre 2011

Berlín ha sido hoy la capital de Europa para todos los líderes de los partidos europeos que vienen mostrando su oposición a la imposición musulmana y a la invasión migratoria que venimos sufriendo.

La reunión, organizada por el partido Die Freiheit, liderado por René Stadtkewitz, ha sido un rotundo éxito que ha coincidido con la campaña electoral en la que participa el partido alemán.

Berlín ha sido el escaparate en el que se ha podido observar el futuro de Europa. Yolanda Morín, que se ha entrevistado con Geert Wilders, ha señalado la cercanía del líder holandés, y ha resaltado “la necesidad de establecer una alternativa en España como la que ya existe en varios países de Europa. Es algo que nos exige nuestra Historia. Somos testigos de como la clase política está permitiendo la disolución de nuestra identidad europea, y sobre eso tenemos mucho que hacer”.

Morín ha afirmado en Berlín que “el Islam es incompatible con la democracia. No debemos tener miedo de decirlo, ni cuando por afirmarlo nos insulten llamándonos racistas o xenófobos. No somos ninguna de las dos cosas, somos demócratas europeos que no queremos ver nuestras ciudades bajo la ‘Sharia’ musulmana. Somos hombres y mujeres que amamos profundamente la libertad. Por eso gritamos, haciendo uso de nuestros derechos, que no queremos Islam en Europa. No queremos burkas ni imposición a las mujeres, no queremos que se agreda y torture a los homosexuales, y no quemos que nuestra vida se vea marcada por una ideología política antidemocrática. ”

Partidos de toda Europa han estado presentes en Berlín. Desde el Partido de la Libertad de Wilders, hasta Demócratas de Suecia, pasando por la UDC suiza. Desde España han acudido invitados a esta reunión Vía Democrática, liderada por Pablo Barranco, y España y Libertad, partidos hermanos que vienen colaborando intensamente desde hace varios meses, y a los que esta reunión podría marcar una agenda de máximo entendimiento para unificar esfuerzos.

En todo caso, la alternativa que ya existe en otros países europos, ha encontrado representatividad en España, avalada, ni más ni menos, que por los principales líderes europeos en lucha por la libertad de nuestro Viejo Continente.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La AVT considera este año «el más dramático» en la lucha judicial contra ETA
La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, cree que este último año ha sido "el más dramático y nefasto" en la lucha judicial contra el terrorismo y lamenta no solo que ETA siga sin desaparecer, sino que "sus amigos" de Bildu se rían de las víctimas en las instituciones.
Madrid - Efe La Razón 4 Septiembre 2011

En la víspera del primer aniversario del comunicado de ETA en el que anunció "el cese de acciones armadas", Pedraza ha asegurado en una entrevista con Efe que "después de cincuenta años de terrorismo y de tantos atentados, este año ha sido judicialmente el más dramático" de la historia por la entrada de la coalición Bildu en las instituciones del País Vasco y Navarra.

La presidenta de la AVT considera "un retroceso de treinta años" en la lucha contra ETA la irrupción de Bildu y cree que las manifestaciones de sus dirigentes son la prueba de que "están de acuerdo con los asesinos".

"Está claro que sólo van a apoyar a los que piensen como ellos", ha subrayado Pedraza en alusión a las palabras del diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, sobre el "error" que fueron las víctimas de ETA en Cataluña.

En esta línea, considera que hay razones más que suficientes para pedir la ilegalización de Bildu y para que el lehendakari Patxi López, el consejero del Interior vasco, Rodolfo Ares, o el ministro del Interior, Antonio Camacho, soliciten la salida de la coalición de las instituciones democráticas.

"Están viendo cómo humillan a las víctimas y las ningunean (...) No hay que darles tantas oportunidades, hay causas muy justificadas para pedir su ilegalización", ha reprochado Pedraza a los políticos a quienes recuerda que Bildu no ha condenado a ETA todavía y que, por eso, están "eufóricos" y "sorprendidos de lo fácil que se lo están poniendo".

Por ello, pedirá durante este mes una reunión con la Fiscalía de la Audiencia Nacional para conocer qué medidas se están tomando contra quienes celebran actos de apoyo y homenaje a los presos etarras.

Pedraza se felicita de que el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, haya abierto diligencias previas para investigar los actos ocurridos en el inicio de las fiestas del municipio navarro de Leitza, donde se exhibieron carteles en favor de los presos de ETA, y que se tome declaración como imputados a su alcalde, de Bildu.

No obstante, cree que esta decisión viene precedida de otras muchas peticiones archivadas este verano y de muchas manifestaciones en las que "Bildu se ríe de las víctimas".

Por todo ello, la presidenta de la AVT augura, "sin ser pesimista", que un nuevo comunicado de la banda "servirá para que Sortu esté en las elecciones generales y pueda acceder al Congreso de los Diputados", al igual que sucedió con anteriores pronunciamientos de la banda que propiciaron que Bildu pudiera concurrir en las comicios de mayo.

En este sentido, rechaza que se imponga la impunidad y se ofrezca a los terroristas contrapartidas políticas a cambio de un futuro comunicado.

"No quiero más comunicados de asesinos, sino un Gobierno que acabe con ETA sin finales que acaben en tablas", ha recalcado Pedraza, que considera que "en un Estado de derecho hay que saber dónde tienen que estar los asesinos y dónde los demás".

Y aunque confía en que tras las elecciones generales del 20-N se eche a Bildu de las instituciones, asegura que las víctimas exigirán a un futuro gobierno del PP lo mismo que al actual socialista: "Que se detenga a los etarras, se les juzgue y cumplan sus penas y que la gente que les apoye no esté nunca en una institución".

CiU advierte de que no habrá acuerdos con el PP si rompen el modelo de inmersión
El portavoz del partido en el Parlamento catalán, Oriol Pujol, ha defendindo además que no acatarán la sentencia sobre el castellano que ha dictado el Tribunal Superior de Justicia de la región
ep / barcelona ABC 4 Septiembre 2011

La Generalitat avanzó a la Justicia su intención de no acatar los fallos lingüísticos
Ultimátum judicial a Cataluña para aplicar el bilingüismo a la escuela

El presidente de CiU en el Parlament, Oriol Pujol, ha advertido este domingo al PP de que no les tendrán en cuenta para futuros acuerdos si rompen el modelo de inmersión lingüística. En una entrevista a «Catalunya Informació» recogida por Europa Press, ha dicho que el PP nunca les ha puesto la condición de "tirar adelante unos presupuestos para convertir la escuela catalana en una escuela bilingüe" pero, si lo hacen, el PP dejará de ser un compañero de viaje, ha advertido.

No obstante, Pujol ha afirmado que hay que esperar a ver si el PP hace de la inmersión un 'casus belli' (causa de confrontación), pero ha puntualizado que "hasta ahora no lo han hecho", ya que considera la actitud de los populares sólo como una postura mediática.

En referencia a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que obliga a la Consejería de Educación a incluir el castellano como lengua vehicular en las escuelas catalanas en dos meses. Pujol ha dicho que es un modelo de éxito, que no renunciarán a nada y que si tienen que estar "al límite" de lo que impone un tribunal, lo estarán.

Sobre la posibilidad de ir como número dos de CiU a las elecciones generales, no se pronunciado pero ha subrayado la actitud de los diputados de la federación después de la reforma de la Constitución.

La Escuela Aula: los hijos de Artur Mas no sufren su imposición del catalán
El presidente de la Generalitat lleva a sus hijos a un colegio que incluye el uso del castellano, inglés, francés como lenguas vehiculares
Álvaro Rubio www.lavozlibre.com 4 Septiembre 2011

Barcelona.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, no acatará las sentencias que avalan que el castellano también tiene rango de lengua vehicular en las escuelas de Cataluña. Seguirá imponiendo el catalán como único idioma en la escuela. No importa: los hijos de los políticos catalanes escapan a la imposición que decretan sus padres.

Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña, lleva a sus hijos a la escuela privada Aula de Barcelona (Avenida Mare de Déu de Lorda, 34), un colegio de élite en el que el plurilingüismo es una de sus prioridades. Artur Mas, que también estudió en este centro, ha optado por ofrecer a sus hijos lo que no está dispuesto a ofrecer al resto de alumnos catalanes, basándose en la inmersión (imposición) lingüística del catalán en la enseñanza. Pese a las reiteradas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que, mediante sentencia, dan la razón a los padres que reclaman en uso del castellano como lengua vehicular en la escuela.

Según recoge la página ‘web’ de la escuela Aula, a la que acuden los hijos de Mas, en su sección ‘Ejes Pedagógicos’, “los alumnos consiguen una correcta capacidad de expresión oral y escrita en catalán, castellano, inglés y francés. De los tres a los siete años, los alumnos se habrán introducido progresivamente en el aprendizaje y el uso de las cuatro lenguas”.

Además, la página oficial añade que “el proyecto incluye el uso de las cuatro lenguas como vehiculares para cursar diferentes materias” y especifica que “el objetivo no es únicamente que se expresen oralmente y por escrito en estas cuatro lenguas, sino que dominen su uso en el ámbito académico e intelectual”.

Sin embargo, la enseñanza pública catalana tiene proscrito el castellano, y se usa escasamente en las dos horas semanales de Lengua Española (después de que el gobierno de Zapatero se bajara los pantalones cediendo incluso en la exigencia de que fuera tres las horas de español). Estas clases, demás, se dan con explicaciones en catalán -ya que esta es la única lengua reconocida como vehicular-, y con menor relevancia que una lengua extranjera.

Todo ello en aras de marcar y fortalecer las diferencias de esa comunidad autónoma con el resto de España y pese a que la lengua española es hablada por el cien por cien de la población. Por ello, los sucesivos inquilinos de la Generalitat han optado por eliminarla como herramienta en colegios y Universidades. Sin embargo, muchos políticos catalanes sí ven el plurilingüismo vehicular como algo positivo para su propia familia: José Montillas lleva a sus hijas al Colegio Alemán, Joan Laporta prefiere para sus herederos el Liceo Francés, y Artur Mas, la Escuela Aula. La propia esposa de Montilla ha reconocido que sus hijas sólo reciben una hora de catalán en la escuela.

LOS ORÍGENES DE LA ESCUELA AULA

El plurilingüismo es una de elementos diferenciadores de la escuela Aula, fundada en 1968 por Pere Ribera i Ferran. Tanto es así, que entre las prioridades de este centro, este aspecto ocupa el primer lugar en el apartado de desarrollo internacional. Junto al conocimiento de diferentes lenguas, la escuela Aula destaca también la “convicción europea” y la “apertura al mundo”.

La “cultura del esfuerzo”, el “sentido crítico”, la “ética del respeto” o los “éxitos académicos” son algunos de los elementos que tampoco faltan en la escuela Aula, que incluye enseñanza infantil, primaria, secundaria obligatoria y bachillerato, es decir, posee una oferta educativa que va de los 3 a los 18 años.

La oportunidad de estudiar en la Escuela Aula la tienen todos los que se puedan permitir pagar alrededor de 600 euros al mes, transporte y comedor incluidos.

Sólo los mejores continúan. Son muy exigentes, pues una de sus premisas es la “voluntad de innovación” un objetivo, que se consigue con “la excelencia que pide a sus alumnos”.

Aula ha sido durante los 40 últimos años la mejor escuela de Barcelona. De hecho, sólo hay que echar un vistazo a la sección de noticias de su página ‘web’, donde se recogen algunos de los méritos de los que este colegio puede presumir: “Una alumna de la escuela gana el tercer premio en el área de Humanidades del XVI premio ‘San Viator’ de investigación”, “Una alumna de la escuela ha obtenido la medalla a la XXII Olimpiada Internacional de Informática”.

Artur Mas, al igual que su predecesor José Montilla, ha optado porque sus hijos no tengan el catalán como única lengua vehicular. El actual President ha asegurado que va a mantener la imposición lingüística y ni siquiera el Tribunal Supremo le va a parar.

El Gobierno 'pasa' de la ley y avala la imposición lingüística en Cataluña
Francisco Caamaño afirma que el catalán 'puede ser la lengua vehicular en la enseñanza'
 www.lavozlibre.com  4 Septiembre 2011

Madrid.- Primero fue Carme Chacón y ahora es Francisco Caamaño. El ministro de Justicia ha sido el último miembro del Gobierno en salir en defensa de la inmersión lingüística obligatoria que aplica, en contra de la ley y las sentencias del Tribunal Constitucional (TC) y el Tribunal Supremo, así como del auto del pasado viernes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la Generalitat de Cataluña.

Caamaño ha asegurado que el Tribunal Constitucional (TC) reconoció que el catalán “puede ser la lengua vehicular en la enseñanza” y ha matizado que las sentencias “son para casos concretos”. De esta manera se ha manifestado tras ser preguntado por los medios de comunicación sobre la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que obliga a garantizar en dos meses el uso del castellano como idioma vehicular en el sistema educativo catalán.

El titular de la cartera de Justicia ha detallado que el TC reconoció en una sentencia que el catalán puede ser lengua vehicular en el sistema educativo de la Comunidad. Según ha añadido, “las leyes del Parlamento catalán desarrollan esa sentencia” que “en casos concretos” puede "haber necesidad de adaptar”. Con todo, ha insistido en que los jueces “juzgan casos” y no las leyes del Parlamento catalán, una acción que, como ha indicado, “solo hace el Tribunal Constitucional”.

En este sentido, Francisco Caamaño ha señalado que “en ningún caso” se puede “dar el salto y generalizar” este hecho “al sistema de cooficialidad lingüística” de la enseñanza que existe en Cataluña o en otras comunidades autónomas como Galicia, el País Vasco o la Comunicad valenciana.

Así, ha insistido en que “la justicia no da ultimátum” sino que “dicta sentencias” que responden “a casos concretos y puntuales”, por lo que ha considerado que “habrá que analizar la sentencia y ver el caso”, aunque, mientras tanto “lo que dicen las leyes de Cataluña, que son constitucionales, es lo que vincula a todos”.

La Generalitat anuncia que el curso escolar comenzará con el catalán como lengua vehicular
Oriol Pujol (CiU) amenaza con romper relaciones con el PP si acaban con el modelo de imposición lingüística
Europa Press www.lavozlibre.com 4 Septiembre 2011

Madrid.- La consejera de Educación de la Generalitat, Irene Rigau, ha asegurado este domingo que el curso escolar 2011-2012 "empezará con normalidad normativa" con el catalán como lengua vehicular.

Irene Rigau ha enviado un mensaje de tranquilidad a los padres que tengan dudas sobre el inicio del curso después de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de incluir el castellano como lengua vehicular en dos meses.

Durante la inauguración de una guardería en Cornellà de Terri (Gerona), la consejera también ha garantizado que encontrarán "la manera, jurídicamente, de reconocerle la validez" a la inmersión lingüística. Lo ha justificado alegando que éste es un modelo previsto en el Estatut de Cataluña y avalado por el Tribunal Constitucional, ha destacado. Rigau no ha querido desvelar la argumentación del recurso que ella misma anunció este viernes, y cuyo planteamiento fijará el Govern en su reunión semanal del martes.

Por su parte, el presidente de CiU en el Parlament, Oriol Pujol, ha advertido este domingo al PP de que no les tendrán en cuenta para futuros acuerdos si rompen el modelo de inmersión lingüística.

En una entrevista a Catalunya Informació, ha dicho que el PP nunca les ha puesto la condición de "tirar adelante unos presupuestos para convertir la escuela catalana en una escuela bilingüe" pero si lo hacen, el PP dejará de ser un compañero de viaje, ha advertido.

No obstante, Pujol ha afirmado que hay que esperar a ver si el PP hace de la inmersión un 'casus belli', pero ha puntualizado que "hasta ahora no lo han hecho", ya que considera la actitud de los 'populares' sólo como una postura mediática.

En referencia a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que obliga a la Consejería a incluir el castellano como lengua vehicular en las escuelas catalanas en dos meses, Pujol ha dicho que es un modelo de éxito, que no renunciarán a nada y que si tienen que estar "al límite" de lo que impone un tribunal, lo estarán.

LENGUA | El Govern toma posiciones ante la amenaza judicial
Artur Mas augura que 'fracasará cualquier intento de atacar al catalán'
Pide a los ciudadanos catalanes que defiendan su 'identidad y su lengua'
Barcelona El Mundo 4 Septiembre 2011

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, ha roto su silencio en torno al ultimátum que la Justicia ha lanzado sobre la inmersión lingüística en las escuelas para augurar el fracaso "de cualquier intento de atacar al catalán".

Las primeras palabras del 'president' desde que se conociera la amenaza del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) sobre el sistema educativo catalán han tratado, además, de alentar a la ciudadanía catalana para que defienda la "identidad y la lengua".

Durante una visita a Tortosa (Tarragona) para participar en la procesión en honor de la Mare de Déu, Mas ha advertido de que, "por muchos intentos que haya ahora de marginar nuestra cultura", su Ejecutivo "se mantendrá fiel y firme en defensa de la identidad catalana, de la cultura y una lengua que es más que centenaria". Una "lucha" a la que quiere sumar al "pueblo de Cataluña".

Mas considera que el frente en defensa del catalán debe contar con cuantos más brazos, mejor. Por ello han reclamado a los ayuntamientos que sean ellos los primeros en proteger el sistema de inmersión lingüística que el TSJC ha reclamado modificar en dos meses para equiparar castellano y catalán en las aulas.

Hasta el momento únicamente la consejera de Enseñanza y la vicepresidenta, Irene Rigau y Joana Ortega, respectivamente, habían trasladado la opinión del Govern sobre el auto judicial que deja en entredicho el futuro de la inmersión lingüística. Sin embargo, Mas ha decidido entrar de lleno en un conflicto que, con seguridad, marcará la actualidad política catalana en los próximos meses.

Desde CiU ya han advertido al PP catalán de que si, como pretende, convierten la exigencia del bilingüismo en un 'caus belli' no tendrán reparos en romper los pactos presupuestarios establecidos.

Sólo afecta a "personas concretas"
El presidente del TSJC dice que el fallo no cuestiona la inmersión lingüística
Mientras los políticos catalanes llaman a la rebelión con Mas a la cabeza, el propio presidente del TSJC, como hizo Caamaño, echa por tierra la sentencia.
libertad digital 4 Septiembre 2011

En declaraciones a TV3, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Miguel Ángel Gimeno, ha considerado que la sentencia que pide que el castellano sea lengua vehicular en la escuela catalana solo da respuesta a la demanda de las familias denunciantes y no cuestiona el modelo de inmersión lingüística.

"Esta resolución es la ejecución de una sentencia que responde a una demanda de unas personas concretas, e interpretar que puede tener un carácter general realmente me parece una interpretación excesiva", ha afirmado en línea con lo dicho por el ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

En el XII Congreso Notarial Español celebrado en Sitges (Barcelona), ha admitido que "los términos en los que se pronuncia la interlocutora tienen una amplitud que podría llevar a dudas, que es lo que se tienen que resolver en el ámbito del recurso", ya anunciado por la Generalidad de Cataluña y que, a tenor de lo dicho por Gimeno, tiene muchas posibilidades de prosperar.

El texto del auto, sin embargo, parece mucho más claro de lo que Gimeno y Caamaño dan a entender:

"La Sala acuerda establecer el plazo máximo de dos meses para que por la Consejera de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña se adopten cuantas medidas estime precisas 'para adaptar el sistema de enseñanza a la nueva situación creada por la declaración de la Sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional que considera también al castellano como lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña junto con el catalán', debiendo, transcurrido el referido plazo, informar al Tribunal de las adoptadas, con las consecuencias legales que su incumplimiento puede suponer en los términos del artículo 112 de la Ley Jurisdiccional".



Recortes de Prensa   Página Inicial