AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 23 Septiembre 2011

 

¡Por fin!
Editorial www.gaceta.es  23 Septiembre 2011

Siete años perdidos, siete años desastrosos protagonizados por un personaje que nunca debió llegar al poder.

El Pleno de ayer ha puesto fin a la legislatura más estéril y absurda de la democracia, y aunque se hayan guardado las formas de la cortesía, se percibía con claridad que el fracaso político de la izquierda va a pasarles una factura muy gravosa. No bastan ahora los piadosos deseos de que a los españoles nos vaya bien para olvidar la numerosa cohorte de disparates que hemos debido de soportar y que continuaremos pagando durante mucho tiempo.

El error principal del presidente del Gobierno, que ha afectado a cuantos le han apoyado durante estos largos años, sin atreverse a discrepar ni a tratar de poner coto a la sarta de errores de todo tipo que ha encadenado hasta hace sólo unos meses, ha sido la de confundir sus ilusos deseos con la tozuda realidad, creer que la confianza económica podría regenerarse engañando a los electores con afirmaciones voluntaristas, absolutamente impropias de un político profesional, sobre la solidez de la economía española, la solvencia de nuestro sistema financiero o, ya en el plano de lo directamente jocoso, las bondades de las bombillas de bajo consumo, el avance en las libertades que constituye la prohibición de fumar o el poder salvífico de las medidas ecoambientales.

Este Gobierno se despide de los españoles con un balance desastroso, que no ha concluido en el precipicio, gracias a una intervención exterior que ha dejado en evidencia las carencias políticas y técnicas del gabinete y ha convertido a España en un país bajo permanente vigilancia. Pero con haber sido la economía un auténtico dislate, no ha sido este el flanco más dañino de su política.
Zapatero ha intentado reformar la Constitución por la puerta falsa y ha traicionado el espíritu y la letra de nuestra Carta Magna, jugando a arrinconar a la mitad, como mínimo, del electorado español al presentar a la derecha y al PP como los enemigos de nuestro bienestar, de las autonomías o del progreso. No ha dudado en dividir al país y en incitar a los enfrentamientos con tal de intentar una ventaja electoral tan precaria que, finalmente, se transformará, con toda probabilidad, en un desastre para su partido.

El PSOE es una de las columnas políticas sobre las que se asienta la democracia española. Ha sido una irresponsabilidad supina que haya tratado de expulsar al adversario del campo de juego, empeño inútil y muy pernicioso que ha estado a punto de hacer naufragar al sistema mismo, traicionado de manera alevosa desde dentro. Es de esperar que los socialistas aprendan la lección y se limiten a competir con limpieza, sin cambiar las reglas de juego a mitad de partido, abusando de su mínima ventaja. Por el bien de España hay que esperar que no se repitan tamaños intentos.

El señor Bono se ha despedido como es, con un discurso vacuo y repleto de hipócrita buena intención, como dando a entender que su petición de perdón apenas tiene sentido. Sin embargo, bajo su mandato, la Cámara ha tenido bien amordazada a la libertad política, y su rigidez y manías se han impuesto como grandes reglas de sabiduría política, lo que no es el caso. Ha aprovechado su influencia para cortar de raíz las pesquisas sobre una serie de irregularidades urbanísticas que de manera bastante clara le beneficiaron, al menos de manera indirecta, y ha sometido al Congreso a un reglamentismo que aborta la espontaneidad y la deseable viveza de la Cámara. Anteayer mismo cometió su penúltima torpeza al quitar el uso de la palabra al líder de la oposición cuando este se disponía a cerrar con cortesía su duro alegato político.

Siete años perdidos, siete años desastrosos protagonizados por un personaje que nunca debió llegar al poder.

La satisfacción de Zapatero
EDITORIAL Libertad Digital  23 Septiembre 2011

No debería sorprendernos que, pese a verse obligado a convocar elecciones anticipadas, Zapatero considere "muy satisfactorio" su periodo al frente del Gobierno de España. Al fin y al cabo, su objetivo nunca fue mejorar nuestro bienestar y calidad de vida, sino llevar adelante un profundo proceso de cambio en la sociedad española, socavando lo que en ella quedara de valores tradicionales para sustituirlos por los progresistas. En eso, sin duda, ha tenido grandes logros. Lo único que lamentará de los cinco millones de parados será, seguramente, que le hayan impedido cerrar algunos flecos como la ley de igualdad de trato o la de muerte digna.

No obstante, resulta especialmente doloroso para las víctimas de la crisis que Zapatero se halague a sí mismo públicamente en un día en que el Ibex ha caído un 4,62% y la prima de riesgo ha alcanzado los 373 puntos básicos. España está con el agua al cuello gracias a la gestión de un presidente incapaz para nada que no sea imponer su visión sectaria de la realidad, y que encima se declara muy satisfecho por ello.

Claro que no es la primera vez, precisamente, que Zapatero hace tan oportunas declaraciones. Sin duda el caso más recordado es su discurso en vísperas del atentado de la T-4 en el que declaró que "estamos mejor que hace un año, y tengo la convicción de que de aquí a un año estaremos aún mejor". Aunque sin llegar a tan altas cotas, tampoco fue menor la metedura de pata de comparar la economía española con un transatlántico en el aniversario del hundimiento del Titanic.

En cualquier caso, lo de menos es lo satisfecho que pueda sentirse el pronto expresidente del Gobierno de España. Tan sólo da una medida de la altura moral del personaje y de su sentido de la oportunidad, como si aún quedaran muchas dudas respecto a ambos. Pero no estaría de más que otros miembros del PSOE, especialmente quien pretende recibir la confianza de los ciudadanos en las próximas elecciones, criticara aunque fuera con la boca pequeña la actitud de quien ha sido su jefe hasta anteayer. ¿Están también Rubalcaba y el resto del PSOE "muy satisfechos" con lo realizado en estos siete años de Gobierno? Sería el último clavo que le falta a su tumba política.

Políticos, al banquillo
Antonio M. Beaumont. www.gaceta.es  23 Septiembre 2011

Decir a estas alturas de la película y con la que está cayendo que nuestros políticos gozan de una amnistía de cualquier responsabilidad que pudiera imputárseles por su mala gestión, puede resultar, aparte de una obviedad, un recordatorio tan inútil como melancólico. Caso espectacular en el disfrute de una auténtica inmunidad es el de José María Barreda causante de la ruina de los castellanomanchegos endeudados por un montante cercano a los 3.000 millones de euros.

Y ¿qué ha hecho el ex presidente autonómico? Pues no sólo ha huido de rendir la menor cuenta a sus conciudadanos, sino que lleva camino como diputado nacional de campar por sus respetos en la Carrera de San Jerónimo. Sería impensable que Barreda hubiera generado tal roto en una empresa privada, ocultando incluso las cuentas, y pudiese exponerse a la vista de todos más contento que un San Luis. Si este y otros políticos pueden hacer como si pasaran por ahí al grito de “yo ya pagué perdiendo las elecciones”, entonces es que la salud de nuestra democracia necesita de una urgente revisión.

De la crisis también se aprende. Por eso, debo confesar que me llevé una grata sorpresa ante la solicitud de la Defensora del Pueblo, María Luisa Cava de Llano, de incluir el despilfarro público como delito en el Código Penal. Se trata, insistió ante el Pleno del Congreso, del dinero de todos obtenido por las administraciones de los impuestos que gravan la renta o el consumo de millones de personas. Deudas y deudas, generadas alegremente como si el dinero que con tanto esfuerzo cuesta ganar fuera infinito, que habrán de pagar las futuras generaciones.

No estaría de más que, en estos tiempos revueltos, la clase política, con una bien ganada fama de endogámica, le echase una pensada a peticiones sensatas que buscan reforzar la legitimidad de las instituciones. Sería muy saludable. Ha pasado el tiempo de la prédica.

El drama de una izquierda española troglodita y anclada en la Historia
Francisco Rubiales Periodista Digital  23 Septiembre 2011

Existe en algunos lugares del mundo (y también en algunos rincones aislados de España) una izquierda moderna, democrática, respetuosa de la libertad individual y capaz de generar riqueza y justicia, pero no es el caso de la lamentable gran izquierda española, que parece que no ha aprendido nada en los últimos años, ni se ha adaptado a la modernidad, ni sabe amar la democracia, ni es capaz de asumir la libertad con toda su grandeza. Está anclada en la Historia, sigue presumiendo de haber luchado contra el franquismo y, como acaba de demostrar el candidato Rubalcaba, continua persiguiendo y acosando a los que crean empleo y riqueza.

Esas ideas y sentimientos de la izquierda española la convierten en troglodita, en un peligro para el país y en la causa principal de la crisis actual y de que se cumpla, inexorablemente, ese principio histórico de que mientras la derecha crea riqueza, la izquierda la despilfarra y se endeuda.

Alfredo Pérez Rubalcaba se ha convertido en un político peligroso que, al igual que hizo Zapatero, conduce a su país hacia el desastre. Lo hace, sobre todo, porque antepone sus intereses personales y los de su partido a los de España y al bien común. Lo consigue, concretamente, al resucitar un impuesto obsoleto, injusto y confiscatorio como el del Patrimonio, ya erradicado de las economías democráticas del mundo y suprimido en la propia España, hace tres años, por Zapatero.

José Bono acaba de cuestionar la conveniencia de perseguir y castigar con ese impuesto a los que crean riqueza y empleo, pero Rubalcaba, irresponsable y troglodita, persigue a los ricos para contentar a esa izquierda española que no sabe avanzar, ni superar la derrota mundial del marxismo convertido en comunismo.

Es cierto que la izquierda española se considera heredera de la lucha antifranquista, pero no es menos cierto que aquella lucha contra Franco se hacía desde posiciones nada democráticas y con una fidelidad al totalitarismo que hoy repugna a los demócratas y a la gente decente. La izquierda española ha sido marxista, troskista, maoista, anarquista, estalinista y fiel a otros muchos totalitarismos, pero nunca fue demócrata, ni lo es ahora. Tolera la democracia porque no tiene más remedio, porque Europa y el mundo occidental viven o desean vivir en democracia, pero la adulteran cuanto y cuando pueden, introduciendo elementos totalitarios y acosando a las clases medias y a los que ahorran, como hace Rubalcaba, precisamente en un país que sólo puede salvarse si los que han logrado ahorrar invierten sus ahorros en empresas y en creación de empleos.

La izquierda española ha demostrado demasiadas veces que está estancada en la Historia y que tiende a mutilar cualquier idea de libertad, una libertad que desconoce y que no aprecia porque el comunismo la concibe como una inútil veleidad burguesa. Ese rechazo a la libertad, que se fragua anteponiendo lo colectivo al individuo y fortaleciendo al Estado en detrimento de la sociedad y de las personas, es la que está causando, una vez más, en nuestros tiempos, la ruina de España.

Aquel totalitarismo que inspiraba a la izquierda antifranquista era mucho más totalitario que el régimen franquista. Encarnada en gente tan admirada por la vieja izquierda española como Stalin, Ceaucescu o Tito, aquella izquierda fue sanguinaria y nutrió a la Historia humana de los dos mayores asesinos en serie del planeta: Mao y Stalin.

Si aquellos totalitarios se hubieran impuesto en la España del pasado, es más que probable que esta país hubiera quedado arrasado, como otros muchos países del mundo, por el comunismo, el totalitarismo más feroz inventado por el hombre desde el principio de los tiempos.

La vieja izquierda está tan convencida de su superioridad moral que jamás ha pedido perdón por haber asesinado, en nombre del Estado y del colectivismo, a casi un centenar de millones de personas, principalmente en la URSS y China.

La izquierda española nunca hizo su propia transición hacia la democracia. Simplemente, se adaptó a la democracia, pero si conocerla, sin amarla, sin creer en ella, considerándola como un lastre del que había que prescindir cuando la Historia lo permitiera.

Es a ese espíritu de la vieja izquierda que nunca fue demócrata al que apela hoy el irresponsable Rubalcaba para ganarse sus votos. Para conseguir ese puñado de votos anticuados y antidemocráticos, Rubalcaba es capaz de resucitar un impuesto del Patrimonio que creará más desempleo y pobreza porque eliminará los pocos focos de prosperidad que todavía quedan en las clases medias españolas, sin tocar un ápice a los verdaderos millonarios, cuyo dinero es volátil y está siempre protegido detrás de sicav y paraísos fiscales que burlan al fisco. Si de verdad quisiera sacarle el dinero a los ricos, Rubalcaba sabe como hacerlo, Pero lo único que él pretende es enarbolar la vieja bandera de una izquierda totalitaria que a España le conviene olvidar.

Voto en Blanco

Inmersión
Las encuestas interesadas de Cataluña
Antonio Robles Libertad Digital 23 Septiembre 2011

Sentí vergüenza ajena cuando oí a Rubalcaba el pasado fin de semana en Gavá (Barcelona) atrincherarse en favor de la inmersión. "Cuidad el catalán, cuidad vuestro sistema educativo, mimarle, cuidad a los niños, que son bilingües". Su voz postiza, babosa y engolada no iba dirigida a la charnegada que le escuchaba, sino a agradar a los nacionalistas que le han permitido gobernar hasta ahora. Sus lametazos me recordaron al cacique de Los santos inocentes cuando reparte unas míseras monedas como prueba de lo buenísimo que es el señorito con sus sirvientes cuando los va a visitar para cobrar el diezmo.

Este botarate que se presenta y nos suelta "yo no hablo catalán en la intimidad" para a continuación largar eso de "cuidad al catalán", "cuidad a los niños" como si el PP fuera el hombre del saco... ¿se ha planteado que se lo está diciendo a personas que sí sabemos catalán, que lo utilizamos diariamente y que exigimos la enseñanza también en castellano precisamente porque queremos cuidar a los niños?

Su estupidez está a la altura de la astucia del catalanismo que ha logrado convencer a estos mesetarios de que si muestran pleitesía, quizás les apoyen en la formación del próximo gobierno, y pueden, si se esfuerzan, redimir su anticatalanismo ancestral.

Su apoyo explícito a la inmersión contra las sentencias del TS, el TC y el auto del TSJC, al modo y manera que lo ha hecho la ministra de defensa Chacón y como se opuso Montilla a la tercera hora de castellano, no los distingue en nada de los nacionalistas. Y todos fabrican mentiras sobre la insuficiente normalización del catalán para seguir con el victimismo de la inmersión.

Señores Magistrados, el catalán ya no está en desventaja con el castellano a nivel de conocimiento. Por muchas encuestas precocinadas, cocinadas y traducidas que saque la Generalidad, hoy en Cataluña todos los jóvenes menores de 30 años que han pasado por el sistema escolar, tienen un conocimiento igual o superior del catalán que del castellano. Otra cosa es lo que hagan con el idioma en el ejercicio de su libertad. ¿Y por qué lo afirmo a pesar de que las encuestas de conocimiento y uso de uno y otro idioma otorgan al español mayor porcentaje de hablantes y conocimiento? Primero, porque mientras vivan las generaciones que no sabían catalán rebajarán los porcentajes de comparación entre el conocimiento de una y otra lengua al mezclar generaciones adultas y escolares; y segundo, porque toda la población escolar que ha salido hace una década del sistema educativo y la que actualmente lo está cursando alcanza al cien por cien de la población. Por tanto, la disculpa de la inmersión, basada en la mayor debilidad de la lengua catalana frente a la castellana, ya no tiene sentido. Todos los ciudadanos que han cursado estudios en Cataluña han estudiado catalán y la mayoría en catalán exclusivamente.

La inmersión no tiene nada que ver con los adultos. Sepan o no catalán, no es a ellos a quienes afecta, sino a los escolares, y estos ya tienen asegurado el conocimiento del catalán, sea con la inmersión, sea con la conjunción lingüística o sea con la libertad total para elegir lengua vehicular. En ningún caso las sentencias ni las decisiones gubernamentales permiten que el catalán sea marginado. Dicho de otra manera, hoy la población escolar y las generaciones que han tenido catalán con o sin inmersión durante estos últimos 30 años han de alcanzar al 100 por 100 de la población. Por tanto, incluso las advertencias de los tribunales de hacer del catalán el centro de gravedad del sistema educativo sin que ello signifique la exclusión del castellano como lengua vehicular, han quedado obsoletas, y por lo tanto se habría de aplicar la conjunción lingüística de proporcionalidad total, como las propias sentencias obligan. Claro lo deja el fundamento jurídico séptimo de las sentencias del TS:

La determinación [de cuál deba ser la proporción en la que se incorpore el castellano como lengua vehicular al sistema de enseñanza en Cataluña] y su puesta en práctica corresponde acordarla a la Generalidad de Cataluña, de modo que si el Gobierno de la misma creyese que el objetivo de normalización lingüística estuviera ya conseguido, ambas lenguas cooficiales deberían ser vehiculares en la misma proporción y si, por el contrario, se estimase la existencia aún de un déficit en ese proceso de normalización en detrimento de la lengua propia de Cataluña, se debería otorgar al catalán un trato diferenciado sobre el castellano en una proporción razonable, que, sin embargo, no haga ilusoria o simplemente constituya un artificio de mera apariencia en la obligada utilización del castellano como lengua vehicular. Trato de favor que debería ser transitorio hasta tanto se obtenga el objetivo de normalización que constituye el modelo de conjunción lingüística o de bilingüismo integral que constituye el modelo constitucional que garantiza el principio de lealtad constitucional entre Administraciones Públicas y que de acordarse deberá estar suficientemente motivado.

Y hay un señor que se llama Rubalcaba que quiere ser presidente del Gobierno español. Que la inmersión no lo quiera.

Faisán
Pastelerías Bermúdez
Emilio Campmany Libertad Digital 23 Septiembre 2011

Ballesteros, Pamies y García Hidalgo han debido de amenazar con que, si la cosa seguía, cantaban. Como la Sala competente iba a confirmar su procesamiento por colaboración con organización terrorista, Bermúdez acudió al rescate a toque de corneta y horneó el primer pastel. Ya no sería la Sala quien decidiera acerca de la calificación del delito, sino el Pleno. El plan era el ideado por la Fiscalía. Los policías cometieron un delito, sí, pero no el gravísimo de colaboración con organización terrorista, sino el de revelación de secretos, que lleva aparejada una pena más leve y que permite trasladar el caso a un juzgado de Irún.

Estando el pastel en el molde y habiendo el horno alcanzado su correcta temperatura, van la mitad de los magistrados del Pleno y dicen algo tan obvio como que avisar a un etarra de que va a ser detenido es colaborar con la organización a la que pertenece. El primer pastel ya no sirve y urge preparar otro. Para eso Bermúdez se las pinta solo. Se inventa que la cuestión a debatir no es la calificación del delito, sino si hay suficientes pruebas para procesar a los tres imputados, que es cosa que nadie discutía, ni siquiera la Fiscalía, que siempre reconoció la calidad de la prueba y sólo impugnó el tipo imputado.

El pastel sale redondo, en su punto y con un atractivo color dorado. Lástima que el olor que despide no esté a la altura. El caso es que todos los magistrados, sin excepción, se ponen de acuerdo en que se debe investigar más y devuelven a los procesados al escalón inferior, el de ser tan sólo imputados.

Este salto mortal con tirabuzón, este segundo pastel improvisado tiene para Rubalcaba la ventaja de aplazarlo todo a un momento posterior a las elecciones, pero no estoy seguro de que el pastelero haya cumplido a satisfacción con el señorito que hizo el encargo. Para empezar, el caso sigue en la Audiencia, lo que significa que el Pleno ha reconocido, implícitamente al menos, que el delito es colaboración con organización terrorista. En segundo lugar, el Pleno también deja claro que han sido uno o varios policías los que lo cometieron, pero que no hay completa seguridad de que fueran concretamente éstos que ahora había procesado Ruz. Eso deja muy mal a Camacho y a Rubalcaba, pues a sus órdenes no estaban sólo Ballesteros, Pamies y García Hidalgo, sino todos, incluidos los que dieron el chivatazo a ETA, seas quienes fueran. Y en tercer lugar, el futuro auto obliga a la Fiscalía a recurrirlo en perjuicio del candidato desde el momento en que formalmente ya se había convencido de que las pruebas contra los imputados eran suficientes para procesarlos y lo único que discutía era el delito por el que había que hacerlo.

Como ven, Pastelerías Bermúdez vuelve a llamar nuestra atención con una de sus creaciones, nunca del todo logradas, pero siempre sorprendentes.

Faisán
Comerse el marrón
Cristina Losada. Libertad Digital 23 Septiembre 2011

Huyo de la costumbre de atribuirle a España, y más exactamente a su condición sociopolítica, rasgos singulares y aberrantes que harían de ella, de nosotros, una anomalía. Segura estoy de que en todas partes cuecen habas. Pero dicho esto a modo de caución, pienso que los países serios y los que no lo son se distinguen, en lo cualitativo, por la frecuencia con la que gobernantes y altos cargos practican la indigna maniobra de esquivar los marrones que les corresponden. A mayor seriedad, menos conductas repelentes de esa clase. Y el caso del chivatazo dado en el bar Faisán a la red de extorsión de ETA, a fin de que la mafia terrorista escapase de una detención programada para el instante que convenía a la Justicia, es un caso paradigmático de marrón huérfano e itinerante, además, como es obvio, de un vergonzoso delito.

Cuando hace unos días el diario El Mundo informaba de que uno de los imputados había enviado al Ministerio del Interior el mensaje claro, clarísimo, de que no estaba dispuesto a comerse el marrón, seguido por el corolario de rigor, la amenaza de tirar de la manta, la tentación de exclamar Spain is different! era fuerte. Y cuando el Pleno de la Audiencia Nacional decide quitarse el Faisán de encima por unanimidad –no se diga que uno solo aguantó el pulso–, y lo devuelve al remitente muy aligerado de peso, resulta fortísima. Pero, como cuestión previa, ha de consignarse que la exclamación apropiada es la que afirme una semejanza: cuán fiel a sí mismo, a sus vicios, es el Partido Socialista. Siempre tan dispuesto a cruzar furtivamente la frontera de la ley como a negarlo, una vez descubierto, y a dejar que paguen los mindundis. Verdad que ese tercer acto cambia si los paganos van a tirar de la manta, pero nunca desemboca en el único final que admite una democracia: el reconocimiento del delito y la admisión de la responsabilidad y su consecuencia penal por parte de los cargos políticos.

La política linda o penetra en el ámbito penal con facilidad pasmosa, cuando el hábito de infringir la ley se sostiene en la certeza de impunidad que brinda la extendida servidumbre al poder político. ¡Quién se resiste! Luego se enmascara el hedor con pías invocaciones a la razón de Estado, como si delinquir fuese obligatorio para los gobiernos que afrontan el terrorismo. Pero lo cierto es que alguien avisó a los terroristas, alguien lo ordenó y alguien delinquió. Y no responde nadie.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Chivatazo a ETA
El avestruz, peor que el faisán
Guillermo Dupuy Libertad Digital  23 Septiembre 2011

Decía hace escasos días Soraya Saez de Santamaría que lo importante en el "caso Faisán" no era tanto el "verbo" como el "sujeto". Con lo del "verbo" se refería a la vergonzosa controversia que se supone estaba dirimiendo el pleno de la Sala de lo Penal respecto a si el chivatazo a ETA debía ser considerado un delito de colaboración con banda armada o únicamente un delito de revelación de secretos y encubrimiento. Para la portavoz del PP, sin embargo, más importante que el verbo era el "sujeto"; es decir, el hecho de que entre los imputados se encontrara el entonces "número tres del Ministerio del Interior" y las responsabilidades políticas que ello conlleva.

Antes de que el pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidiera vergonzosamente revocar el procesamiento del "sujeto" sin ponerse de acuerdo en el "verbo", ya me pareció algo ingenua y equivocada la afirmación previa de la portavoz popular. Y eso por dos razones: primero porque de haberse perpetrado la prevaricadora tesis de que el "verbo" -esto es, la tipificación delictiva del chivatazo- no podía ser el de colaboración con banda armada por el hecho de no tener los acusados afinidad ideológica con los terroristas, se hubiera burlado la ley, contrariado la jurisprudencia y dejado como no acordes a derecho las sentencias por las que en este país muchas personas, sin compartir objetivo político alguno con los terroristas, han sido condenadas y cumplen penas de prisión por colaborar con ellos.

Pero la apreciación de Santamaría me pareció ingenua, además, pues la determinación del "verbo", la tipificación del delito, era y es decisiva en este caso para saber cuáles son todos los "sujetos" responsables del mismo. Si, como acorde con la lógica más elemental, los acusados por el chivatazo a ETA siguieron ordenes de sus superiores al realizarlo, es mucho más probable que "tiraran de la manta" si se enfrentaban a una pena mucho más severa, tal y como la que castiga el delito de colaboración, que a una mucho más leve, como la que pena el delito de revelación de secretos.

El caso es que, por evitar la división entorno a qué tipo de delito constituye el chivatazo, al final el pleno de la Sala ha revocado aquello en lo que sus magistrados sí parecían estar de acuerdo como era apreciar indicios en los acusados de relación con el chivatazo, con independencia de qué tipo de delito fuera este. Así lo dejaron, al menos, en evidencia tanto los magistrados de la sección de la Audiencia Nacional que en su día ratificaron el auto de procesamiento de Ruz, como incluso José Ricardo de Prada con su repugnante voto discrepante. Y es que De Prada no dudó en ningún momento de la relación de Hidalgo, Ballesteros y Pamies con el chivatazo; lo que hizo fue justificar y enmarcar el soplo en el proceso de diálogo y negociación política que estaba entonces llevando el gobierno con ETA.

Parecería que por evitar una división en la tipificación del "verbo", se ha preferido ahora poner en duda los indicios que permitían juzgar al "sujeto". Yo no sé si esto último será una prevaricación, pero de lo que estoy seguro es de que con ella se ha evitado la prevaricación de quienes, en caso contrario, hubieran tenido que ignorar a sabiendas que el delito de colaboración "no exige que el colaborador comparta los fines políticos o ideológicos de los terroristas", tal y como Gómez Bermúdez sentenció con el 11-M.

Lo que me parece evidente es que la barbaridad que se perpetró en el bar Faisán va a resultar pecata minuta comparada con la que se está perpetrando en el ámbito judicial para lograr su impunidad.

Organización, lenguaje, progresía
No es propio hablar de «recortes», sino de reasignaciones del tiempo para las diferentes tareas
ALFONSO DE LA VEGA ABC Galicia  23 Septiembre 2011

LAS escaramuzas de los sindicatos y rojerío apesebrado contra las iniciativas de Esperanza Aguirre y Feijóo de reorganizar recursos propios en el campo de la enseñanza, dentro de una situación financiera general casi desesperada, merecen un comentario desde el punto de vista de la Teoría de la organización. Aquí, en Galicia, nuestra sectaria e insolidaria acorazada del adoctrinamiento, casta vampiresca primitiva e insaciable como las lampreas, necesita montarla para hacerse notar, más aún cuando el pro nacionalista moderado gobierno de Feijóo, pese a su cacareada austeridad, mantiene la mayor parte de sus tinglados normalizadores y arrebatacapas, mima cual amantísima nodriza a la cantera nacionalista y no le da pretextos para la bronca, la pataleta de niño maleducado, ni el lloriqueo por tener que lavarse.

El que se den un diez por ciento de horas lectivas más sin alterar el montante semanal ni mensual más bien se encuadra en Organización como un asunto menor: el estudio del llamado CRT, Cuadro de Reparto de Tareas del puesto de trabajo, práctica normal, y conveniente, en cualquier empresa o unidad presupuestaria que pretenda mantener la productividad, así como su coherencia e idoneidad entre la misión o razón de ser última de su existencia y los recursos humanos, materiales, informáticos o financieros que en cada momento se disponen.

Por tanto, no es propio hablar de «recortes», sino de reasignaciones del tiempo dedicado a las diferentes tareas, todas ellas propias del puesto de trabajo. Ni menos de recortes «en la enseñanza», toda una manipulación goebbelsiana, cuando los que protestan son los cómplices mudos o alabanciosos de los que nos han llevado a la ruina. Al contrario, con esta medida se podría ofrecer más servicio, más clases, más enseñanza sin que la calidad se resienta. Ayudar a gente acosada por una crisis terrible agravada por la estulta insolidaridad conchabada de gobiernos, monopolios y sindicatos, que ve con estupor cómo los acomodados de empleo fijo y curro relativamente escaso, se rebelan por tener que reorganizar su tiempo total de trabajo cuando ellos acaso tengan también que hacerlo, pero eso sí, de modo dramático. Cogiendo turno en la cola del INEM.

Para colmo, tal insolidaridad real con lo que está pasando y con la gente que mediante sus impuestos soporta este ruinoso tinglado se hace atributo de «progresistas». Progresista sería renunciar a la normalización lingüística, al adoctrinamiento nacionalista subvencionado con los impuestos de los insultados.

Todo ello dentro de una estrategia base cero, de jerarquización de las necesidades sociales a satisfacer con unos presupuestos cada vez más escasos. Pero jerarquización de necesidades sociales reales en la que, al cabo, quizás sobraría todo o casi todo el tinglado autonómico de gobierno, parlamento, defensor del pueblo, empresas públicas ruinosas, televisiones de autobombo. Toda la energía político burocrática interna que consume tan oneroso e ineficaz cuando no liberticida artefacto político sin generar trabajo útil para el pueblo que, tras cornudo a impuestos, apaleado sin servicios.
 



Cataluña
La Generalidad veta el uso del español para el acceso a las ayudas y premios a investigadores
El requisito para optar a las subvenciones es que los trabajos estén redactados en catalán. Además, exigen una ‘declaración responsable’ conforme se cumple la política lingüística.
Redacción www.vozbcn.com 23 Septiembre 2011

La Generalidad sigue vetando el uso del español para acceder a determinadas ayudas o premios que otorga o convoca la Administración autonómica. En contra de lo que dictó el Tribunal Constitucional (TC) en 2010, en su sentencia sobre el Estatuto de Autonomía de 2006 (los poderes públicos no pueden hacer preferencia por ninguna de las dos lenguas oficiales de Cataluña), la Generalidad imposibilita acceder a ‘subvenciones a trabajos de investigación’ si están escritos en español, lengua oficial.

Este martes, la Consejería de Gobernación y Relaciones Institucionales ha aprobado oficialmente, y se ha publicado en el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC), ‘las bases para la concesión de subvenciones a trabajos de investigación sobre Administración pública’ y ha aprobado ‘la convocatoria para el año 2011'. Entre los requisitos imprescindibles para la aceptación de la solicitud de la ayuda figura la entrega del proyecto de investigación ‘redactado en lengua catalana’, discriminando al interesado que prefiera utilizar el español.

Requisito: ‘Han de estar redactados en catalán’
La subvención la ortorga la Escuela de Administración Pública de Cataluña que tiene, entre sus objetivos, ‘promover la investigación básica, bajo criterios de calidad y excelencia, que se lleva a cabo en las universidades y en otros centros de investigación, y velar, a la vez, para hacer posible la aplicación de los resultados obtenidos en la mejora de la organización y la actividad administrativa y, por lo tanto, en el aumento de la calidad de los servicios’. Nada que ver con la promoción y difusión de la cultura en catalán, argumento que podría justificar, en cierto modo, la obligatoriedad de entregar el proyecto, al menos, en catalán.

Las ayudas en este apartado son plurianuales, de tal manera que la Generalidad otorgará en 2011 y en 2012 subvenciones hasta los 39.000 euros por año (un mínimo de 5.000 euros y un máximo de 12.000 por beneficiario) y cuya finalidad debe ir dirigida a ‘la realización de trabajos de investigación [...] en el ámbito de la gestión pública, el derecho público, la organización administrativa, la economía del sector público y la función pública, que permitan la aplicación práctica de soluciones idóneas para aumentar la eficiencia en la gestión de los servicios públicos, y con el objetivo de impulsar el conocimiento empírico sobre las administraciones públicas: procesos, estructuras, interacciones y resultados, y el conocimiento comparado: éxitos, fracasos, propuestas y debates’.

No deja de ser paradójico que una ayuda de la Generalidad destinada a equipos de investigación para el estudio de la mejora de la Administración pública, se base, en uno de sus requisitos, en un incumplimiento de la legislación vigente. Requisitos para la concesión de la ayuda: ‘Los trabajos de investigación han de estar redactados en catalán’.

‘Declaración responsable’
Esta práctica es habitual en la Generalidad a la hora de convocar ayudas o premios. También esta semana, la Consejería de Bienestar y Familia ha aprobado las bases del XIX Premio Voluntariado que otorga la Administracion autonómica, con un reparto de hasta 32.000 euros en diferentes categorías. Este galardón se creó con el fin ‘de posibilitar un reconocimiento social e institucional y de premiar e impulsar las actuaciones de las asociaciones que con su desarrollo contribuyen a hacer una sociedad más justa y solidaria’.

Sin embargo, el premio, destinado a entidades cívicas y particulares, exige el cumplimiento de las políticas lingüísticas ordenadas por la Generalidad. Entre estas está la de la rotulación de los carteles, al menos, en catalán y la de dirigirse a los asociados en esta lengua. Entre los requisitos para poder competir por el premio está el de firmar una ‘declaración responsable’ conforme cumple la política lingüística.

Estos requisitos lingüísticos han quedado razonados y comentados por el Tribunal Constitucional en la sentencia sobre el Estatuto de Autonomía. No son constitucionales. La Administración autonómica no puede presentar preferencia alguna sobre una de las dos lenguas oficiales -excepto en el caso de los funcionarios- de Cataluña. Este es el mismo argumento que ha utilizado el Defensor del Pueblo para presentar recursos de inconstitucionalidad contra algunas leyes autonómicas que, incumpliendo lo dictado por el TC, favorecen el uso del catalán en detrimento del ciudadano, que es el sujeto jurídico que tiene el derecho a utilizar la lengua oficial que más le convenga.

Pese a la sentencia del Alto Tribunal, la Administración autonómica sigue convocando ayudas o premios en los que se da preferencia al uso del catalán, en detrimento de los ciudadanos, como la tesis redactadas en catalán, a los premios universitarios, el pago a posgrados que se cursen en catalán o a discos que sean solo en catalán.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El símbolo de una negación
No sé cómo se les tolera a estos de Bildu emitir, mañana, tarde y noche, una y mil mentiras.
Joaquín Leguina www.gaceta.es  23 Septiembre 2011

Ante el anuncio de que los Príncipes de Asturias visitarán próximamente San Sebastián, la portavoz de Bildu en la Diputación foral de Guipúzcoa ha anunciado que los miembros de esa coalición separatista no acudirán a los actos programados con los Príncipes, porque estos “son el símbolo de la negación de este pueblo”.

Y prueba –añado yo- de la permanente agresión de la Corona contra el pueblo vasco es el nombre de la institución que los Príncipes inaugurarán el lunes próximo: Basque Culinary Center. Un proyecto con vocación internacional impulsado por los más destacados cocineros vascos que incluye una facultad de Ciencias gastronómicas.

Y entre el ominoso silencio político que rodea siempre las bravuconadas de estos provocadores, yo me sigo escandalizando de que los dos grandes partidos no abran la boca y callen cuanto otorgan. ¿Cómo se les tolera a estos de Bildu –y a todos los separatistas– emitir mañana, tarde y noche una y mil mentiras, uno y mil insultos?

Además, en este caso hay algo más que un insulto. Se les está atribuyendo un delito a los representantes de una institución pública; en este caso, la Corona. ¿Qué delito? El de negar la existencia del pueblo vasco, cosa que no le está permitida a ningún representante del Estado. Pues bien, cuando alguien atribuye a otro un delito que no ha cometido eso se llama calumnia, y la calumnia se halla tipificada en el Código Penal, como también lo están el elogio y la exaltación del terrorismo.

La libertad de expresión tiene sus límites y convendría que los poderes públicos no miraran para otro lado cada vez que estos amigos de los terroristas desbarran… Y es que no hacen otra cosa: hoy quitan las banderas españolas, mañana homenajean a un etarra y el mes que viene vuelven a la kale borroka… Todo menos atender sus obligaciones en las instituciones que tan antidemocráticamente dirigen.

Regeneración: entes locales (III)
ABEL VEIGA ABC Galicia  23 Septiembre 2011

REDISEÑAR la administración local es una de los grandes retos administrativos y políticos para Galicia. Cuatro Diputaciones, trescientos quince municipios, cincuenta y tres comarcas y más de tres mil setecientas parroquias para dos millones ochocientos mil habitantes. Uno de cada tres gallegos viven en las grandes urbes gallegas, las siete grandes y sus áreas de influencia. Pero casi doscientos municipios no llegan a los cinco mil habitantes. Área metropolitana de Vigo y mancomunidades cierran la arquitectura local gallega. Diluido el municipalismo racional y eficiente en una plétora multiplicativa de entes locales, la eficiencia y la solvencia de los ayuntamientos está rota. Pasados unos umbrales de población la ley de bases local atribuye más o menos competencias.

La inmensa mayoría de los entes locales gallegos, atomizados hasta la extenuación, no pueden hacer frente por sí mismos a estos servicios. Ni los obligatorios ni los que de un modo u otro han sido asumidos por los concellos. A ello únase la tierra de nadie y de disputa administrativa entre ayuntamiento y diputación, cuando no administración autonómica e incluso estatal, en un juego de mezcla competencial y criterio que raya con la displicencia y falta de atención al ciudadano. Urge la reforma y redimensión del mapa municipal gallego. Acabar con esta atomización, con el exceso de burocratización de los entes locales (más de treinta mil funcionarios), con el dedismo o colocación a dedo de personal eventual y laboral. Urge una profesionalización y adecuación a la realidad municipal.

Hoy más que nunca debe de abrirse el debate sobre la fusión de los municipios, analizar su viabilidad jurídica y administrativa, racionalizar desde la suma y el esfuerzo conjunto los servicios y las competencias. Sanear y controlar las arcas municipales, fuentes hasta el momento, y sobre todo, hasta antes de la crisis, del derroche y el despotismo partidista y electoralista.

Es la administración más cercana al ciudadano, y por tanto tan necesaria como próxima y que ha de resolver problemas, no generarlos. La fusión de los municipios es la primera pieza del engranaje. Municipios más grandes, que absorban a otros más pequeños y limítrofes. También es necesario reforzar las soluciones de las áreas metropolitanas y las mancomunidades. Se debe exigir además un impulso de los servicios y áreas de cara a la implementación y ejecución de redes de competencias y servicios que se extiendan a todos los concellos involucrados.

Las áreas se integran por municipios con grandes aglomeraciones urbanas con vínculos tanto económicos como sociales que requieren y facilitan una planificación y coordinación de servicios conjuntos, entre ellos el transporte, también otros servicios básicos. Las mancomunidades son municipios que se asocian y que se constituyen para la planificación, establecimiento, gestión o ejecución en común de obras y servicios determinados de competencia propia. Una mancomunidad no podrá comprender el ejercicio de la totalidad de las competencias asignadas a los respectivos municipios.

Reforma y regeneración en el ámbito local, suprimiendo las Diputaciones, fusionando municipios que rompan la falta de dinamismo que la atomización genera amén de su nula funcionalidad y de prestación deficiente o imposible de servicios a los ciudadanos. Explorar la integración real en mancomunidades y áreas metropolitanas. Es hora de dar ese paso, acompañado qué duda cabe, por la descentralización pendiente —la segunda, la de lo autonómico a lo local— para mitigar de este modo la asfixia financiera y económica que éstas padecen. No pueden sustituirse unos entes para crear otros subterfugios ni extender una red periférica autonómica ineficiente.

La Generalitat se gasta 159 millones en la imposición lingüística pero no puede pagar a los farmacéuticos
El Gobierno de Artur Mas se ve forzado a tomar esta medida por falta de liquidez en las arcas autonómicas
www.lavozlibre.com  23 Septiembre 2011

Madrid.- Mientras Artur Mas se gasta 159 millones de euros en imponer el catalán, la Generalitat, a través de su consejero Boi Ruiz, anuncia que no podrá pagar a los proveedores de medicamentos por la falta de liquidez en las arcas públicas autonómicas. Estos últimos deberán esperar el doble para ver que los pagos efectivamente se realizan.

La Generalitat se escuda en la necesidad de priorizar pagos y en asegurar que este retraso servirá para garantizar el gasto farmacéutico lo que queda de año. No es la primera vez que el Gobierno catalán debe retrasar este pago. El año pasado tuvo que optar por la misma medida, porque la falta de liquidez de sus arcas se lo impedía.

Este nuevo aplazamiento del gasto tiene lugar en un contexto de recorte de más de un 10%, casi 1.000 millones de euros, en la sanidad pública catalana. El nerviosismo cunde entre los profesionales sanitarios, después de que Roche amenazara con cortar el suministro de medicinas a algunos hospitales públicos, como ya ha hecho en Grecia. Boi Ruiz, consejero de Sanidad de la Generalitat, se defendía afirmando que son “de las Comunidades Autónomas que paga con más rapidez”.

¿Estafa piramidal con los bonos patrióticos catalanes?
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital  23 Septiembre 2011

La Generalidad catalana no tiene dinero para devolver el capital a los que compraron los bonos patrióticos, por lo que va a recurrir a un método que se usaba mucho en la España del XIX: su renovación. Cada vez más cerca de Argentina.

Seguimos con noticias del diario franquista La Vanguardia. Ésta sobre pesetes. (¿Sabíais que la palabra peseta deriva del catalán.?)

El Govern prevé renovar los bonos a particulares emitidos por el tripartito
Según han explicado fuentes financieras conocedoras del sondeo que está llevando a cabo el Departament de Economía para la colocación, las entidades prevén que en la emisión de 4.000 millones sirva para renovar entre un 70 % y un 80 % del vencimiento de los 3.000 millones de euros que colocó el triparito.

Esto permitiría a la Generalitat no tener que devolver el grueso del capital principal de la primera emisión a minoristas que hizo y alargar el plazo del retorno de una buena parte de la misma, con lo que se aliviarían las tensiones financieras.

Traducción:
1) La Generalidad de CiU no tiene fondos debido a la política del PSC, ICV y ERC.
2) La Generalidad de CiU a cambio del dinero de los patriotas, dará más papelitos
3) Esto recuerda las estafas piramidales, la última de las cuales fue la de Madoff.

ElConfidencial, como no está radicado en Cataluña, da más datos:
Cataluña lleva más de un año sin poder captar ni un euro entre los grandes inversores, los cuales no se fían de la salud de la Generalitat. Una situación que se ha agravado desde que a finales de mayo se cerró el mercado para cualquier papel comercial con el sello de España.

Muy vacías tienen que estar las cuentas de la Generalidad para que Artur Mas y compañía sigan cancelando servicios y despidiendo personal. La última es un ERE en un hospital:

Sant Pau se prepara para un ERE que afectaría a 500 empleados
Fuentes del hospital aseguran que presentarán el expediente de regulación de empleo no para realizar despidos, sino para reducir gastos | Más de 6.000 profesionales interinos o eventuales se han quedado este año sin trabajo

La oligarquía catalana está dispuesta a desmantelar hospitales, pero no los pilares de su nacioncilla, como TV3 y las embajaditas. Sólo entre 2001 y 2008, los medios de manipulación públicos de Cataluña han engullido 2.700 millones de euros.

Moraleja: disfrazarse de nación sale caro.
Pero los catalanes (o al menos la mayoría) prefieren tener su TV3, y sus sardanas, y su banderita en las iglesias antes que tener hospitales y colegios funcionando. De acuerdo, pero que no nos pidan dinero a nosotros.

Ya sabéis mi opinión: hay que independizarse de la señora Cataluña y de sus chulos.

Entrevista en 'es la noche de césar'
Alcaraz: "Sorprende que la fiscalía no actúe de oficio contra el proetarra Tardá"
El presidente de VcT ha opinado sobre la decisión de la AN en el caso Faisán y la salida de tono de Tardá, "un proetarra".
esRadio Libertad Digital  23 Septiembre 2011

César Vidal ha entrevistado a Francisco José Alcaraz, presidente de Voces contra el Terrorismo (VcT), sobre asuntos como las proclamas a favor de la puesta en libertad de Otegi lanzadas por el diputado de ERC Joan Tardá. También se ha referido a la decisión del pleno de la Audiencia Nacional en el caso Faisán y la implicación de la cúpula policial de Rubalcaba.

Caso Faisán
Según Alcaraz, con la decisión de la AN, "han conseguido lo que quería el PSOE, sacar del contexto de la campaña electoral que Rubalcaba tenga un mancha". El presidente de VcT ha sido rotundo al afirmar que "Rubalcaba sigue siendo para mí es el responsable político" del chivatazo a la ETA.

A pesar de la decisión de la AN, que revoca el procesamiento de tres altos mandos policiales de Rubalcaba, Alcaraz ha opinado que "lo positivo es que no han conseguido llevar el caso a Irún y sigue estando en la Audiencia Nacional, pudiendo llegar a ser considerado en un futuro como colaboración con banda armada". De hecho, ha añadido, "el juez Ruz está dispuesto a seguir abriendo diligencias y quizás sea hora de tomar declaración a Camacho y Rubalcaba".

Otegi y Usabiaga
Sobre otra sentencia de la Audiencia Nacional, la que condena a Arnaldo Otegi y Rafael Díez Usabiaga, exportavoz de Batasuna y ex secretario general del sindicato LAB del entorno proetarra respectivamente, a diez años de prisión por pertenencia a ETA, Alcaraz ha dicho estar "muy satisfecho".

El presidente de VcT ha subrayado que la sentencia "deja en evidencia la estrategia de ETA, que Sortu y Bildu es parte de la misma estrategia de la banda terrorista". La sentencia establece que Bateragune era la marca de ETA, por lo que Alcaraz ha explicado que "es la génesis de ese proyecto y sus sucesores son Sortu y Bildu, si no Bateragune no llega a ser ilegalizada ni Bildu ni Sortu hubieran existido".

Sobre las reacciones de algunos dirigentes del PSOE, Alcaraz ha mostrado su sorpresa e indignación. "Escandaliza ver como contrasta la alegría de las víctimas del terrorismo y de la sociedad española por la sentencia con esa indiferencia y trato de cariño (hacia Otegi y Usabiaga) de algunos dirigentes socialistas". Además ha apuntado que "no caben medias tintas, o se está contra ETA, Otegi y compañía o se está a favor de ellos".

Los vivas de Tardá
Francisco José Alcaraz ha sido incapaz de calificar el episodio protagonizado en el Congreso por el diputado de ERC Joan Tardá, que ha lanzado vivas a Otegi y pedido su puesta en libertad. "No puedo describir la sensación cuando he escuchado al proetarra Tardá, porque cuando lanza un viva a un terrorista como Otegi se convierte en proetarra".

Lo más grave - ha remarcado – "es que al minuto después el fiscal general del Estado no actúe de oficio por humillación y ofensa a las víctimas del terrorismo". Alcaraz ha asegurado que "el mero hecho de que se pueda dar un viva a un terrorista como Otegi es muestra de cómo está el panorama en este país".

Cambio de gobierno
El presidente de VcT se ha mostrado optimista con la posibilidad de un cambio de gobierno. Según Alcaraz, el nuevo ejecutivo tiene que "quitar cualquier tipo de esperanza a cualquier grupo terrorista, tiene que transmitir que van a ser derrotados y que todas las prebendas (Bildu, acercamientos de presos...) van a terminar y que van a poner todos los mecanismos del Estado contra ellos".

Del PP ha dicho que "si bien no ha hecho una política contra la actitud de materia antiterrorista que está llevando a cabo este gobierno, sí confío que cuando gobierne lo haga". No obstante, Alcaraz ha lamentado que el posible cambio de color político en el Ejecutivo será "por la situación económica, no porque a la sociedad española le importe por qué murieron las víctimas del terrorismo".

Por último, ante la posibilidad de que la banda terrorista anuncie su fin, Alcaraz ha apuntado que "ETA no se va a disolver porque tiene que existir para ir tutelando todo el proceso sobre los acuerdos alcanzados con el PSOE". En todo caso, ha explicado, "creo que ayudará al PSOE con un comunicado lo suficientemente vago como para que los socialistas lo vendan como un abandono de las armas

Recortes de Prensa   Página Inicial