AGLI

Recortes de Prensa   Domingo 9 Octubre 2011

 

El voto y la cacerola
Antonio Pérez Henares Periodista Digital  9 Octubre 2011

Parece que estamos abriendo un tiempo en que algunos pretenden, y pretenderán aún con mayor empeño en el futuro, contraponer al sonido de los votos el estruendo de las cacerolas. Conscientes de que el masivo caer silencioso de las papeletas en las urnas va a arramblar sus poderes y asolar sus quimeras, han decidido contrarrestar la avenida de las aguas a base de hacer ruido. Ante el voto, cacerola, ante la pleamar de la mayoría, el griterío. Y con tendencia a arreciar el oleaje.

La táctica, y quien sabe si la estrategia, tuvo su origen en aquello que un día se llamó 15-M, que fue antes de la debacle brutal del 22-M, y que tras los balbuceos justos y bienintencionados de mejora de una democracia entumecida lo que acabo por cuestionarse era el principio de la democracia misma. Que so pretexto de perfeccionar un sistema, en realidad lo que pretendían era negarlo. Porque si bien es cierto que el voto no ha de ser, ni debe, el final del acto y el control democrático, no puede olvidarse que SI es el principio, el esencial principio democrático. El único origen de la legitimidad democrática.
Los ”indignados” no tardaron en pretender que ellos eran”el pueblo” en su totalidad, su representatividad superior a la de la ciudadanía expresada en las urnas, su voluntad superior a cualquier otro derecho y aunque no les diera el número ni para elegir un concejal suponerse legitimados para acosar, agredir e imponer a los elegidos y a las gentes del común su santa y real gana.

Hoy pudiera parecer que aquello ha pasado, se ha disuelto en el aire. Diría que no, que más bien la cosa guadianea como hacia aquel río. Que se sumerge bajo tierra y aflora aquí o allá. Cuando encuentra oportunidad, cuando halla un pretexto o bien cuando se le utiliza como tal.

Hemos empezado a vivir conflictos sociales y ya hay quien dice que la virtud del gobierno aún no enterrado, pero ya cadáver desde hace tiempo, es que “mantuvo la paz social”. Que ese es su mérito y será el principal demérito de los que vengan el incendio de las calles. Y ello lo indican y aseveran aquellos que si disponen a prenderle fuego.

Ya estamos viendo varias hogueras. Algunas con más razón que otras. Algunas con cierta verdad y otras con un mucho de impostura. A nadie le gusta cuando es a él a quien le llega, como al fin nos llegara a todos, la dentellada de la crisis y se exige más esfuerzo y menos beneficio. Así y no pueden ser de otra manera han de ser las cosas en el país de los cinco millones de parados si alguna vez queremos dejar de serlo. La protesta se levanta. Pero en ese repentino despertar de quienes han permanecido acostado y muy gustosamente dormidos y en esa furia sindical desatada por arte de magia surge la pregunta de su pasado inmóvil e indiferente cuando los trabajadores cain a millones en el paro. La única explicación es que era a causa del “fuego amigo” y contra los amigos no se combate. Aunque te aniquilen.

Pero en todo ello, en toda su expresión y representación, la cosa no acaba de tomar cuerpo y carne. No acaba ni siquiera de creerse. La sensación y dejo aparte supuestas razones y fondos proviene de la propia imagen. Convocan a las calles porque denuncian recortes “terribles” y “angustiosas y dramáticas” consecuencias. Pero uno mira las marchas y manifestaciones, y todo y desde hace tiempo camina a ritmo de pantomima y de cierto jolgorio. Todo tiene el aire de un espectáculo ensayado, con los actores disfrazados y reparto de papeles entre masa coral, figurantes y troupes destacadas. Hay mucho disfraz, y no es metáfora, mucho juego y mucha risa. Y eso, que quieren que les diga, no cuadra mucho con el pretendido drama. Que ese si existe y se sufre en tantas y tantas casas. Ese es el que atronará en las urnas. Pero esa voz no parece que conecte demasiado con estos pretendidos indignamientos, con esas marchas tan festivas, con esas manifestaciones-romerías, con esas asambleas-“kedadas” y con esas pancartas tan liberadas. Desde hace lustros liberadas.

Las malas (y nocivas) compañías de Rajoy
Carlos Sánchez. El Confidencial  9 Octubre 2011

Sostenía el conde de Romanones que en España, para triunfar en política, “basta con ser alto, abogado y tener buena voz”. Y el tiempo le ha dado la razón. Salvo Leopoldo Calvo-Sotelo, todos los presidentes de Gobierno de la democracia (algunos altos y todos con buen pico) han sido licenciados en derecho, como Mariano Rajoy.

Tal vez por eso, los gobiernos legislan y legislan sin pensar que tanta hemorragia legislativa sólo conduce a la zozobra y al incumplimiento de las propias normas. Se confunde hacer política con aprobar leyes, que no es exactamente lo mismo. E incluso Zapatero, como un vulgar leguleyo, ha confundido aprobar cientos de medidas aisladas e inconexas para encarar la crisis con hacer política económica, lo cual es simplemente ridículo. Como decía Francisco Silvela, España ha perdido el pulso, y eso no se soluciona sólo con leyes. Y menos a golpe de decreto-ley. El bochorno que supone meter a España en el ‘escudo’ antimisiles de EEUU sin un debate parlamentario es digno de pasar a la historia de la infamia democrática.

El origen de ese vicio probablemente arranque de las Cortes de Cádiz. El historiador y periodista Fernández Almagro constató que la Constitución de 1812 fue redactada por 97 representantes de la Iglesia, ocho títulos del Reino vinculados a la Corona, 37 militares, 16 catedráticos, 60 abogados, 55 funcionarios públicos, 15 grandes propietarios, nueve marinos, cinco comerciantes, cuatro escritores y dos médicos. La composición no reflejaba en absoluto la España real de entonces, y ello explica en parte el devenir histórico de este país durante los últimos doscientos años. En las célebres cortes gaditanas, no estaban representados ni los pequeños propietarios ni los jornaleros ni los arrendatarios.

El hecho de que sólo cinco redactores de la Constitución de 1812 fueran comerciantes frente a 60 abogados o 55 funcionarios refleja hasta qué punto la cosa pública se ha dejado en manos de una clase política ajena al país real. Ésta es, sin lugar a dudas, la primera tentación que acechará a Mariano Rajoy si gana las elecciones. El líder del PP corre el peligro cierto de rodearse de mediocres cuyo único mérito es hacer buena aquella célebre frase de Cela: ‘En España, quien resiste gana’. Y lo cierto es que hoy los partidos están bien nutridos de arribistas de culo de hierro sin voz propia en el parlamento y fuera de él.

Su primer objetivo debe ser, por lo tanto, abrir el Gobierno a la sociedad contratando a profesionales con ideas propias o empresarios que hayan creado empleo y conozcan el valor del esfuerzo. Entre otras cosas porque de esta manera tendrá margen de maniobra para atar en corto a esos caciques de nuevo cuño que son los barones regionales.

Independientes en puestos clave
Hay quien sostiene que Rajoy ya ha decidido rodearse de independientes para ocupar algunos puestos clave de la administración. Precisamente, para blindarse ante los líderes autonómicos con capacidad malsana para intrigar en la maquinaria interna del Partido Popular. Pero sólo si Rajoy consigue no sucumbir ante la estructura territorial del partido, podrá reformar el modelo de financiación autonómica, en última instancia el origen de la insuficiencia financiera de ayuntamientos y comunidades autónomas.

Cuando una administración recauda (el Estado) y otra gasta (los entes territoriales) sólo cabe esperar un desastre financiero como el actual. Y sin duda que Rajoy corre el peligro de caer atrapado por particularismos y localismos que chocan contra los intereses del país en materias clave como la educación, la sanidad o el papel de las televisiones públicas. Desde luego que no se trata de instaurar una especie de centralismo de nuevo cuño o acabar con el Estado de las autonomías. Es simplemente poner orden en tanto desconcierto y caos institucional.

Hay quien sostiene que Rajoy ya ha decidido rodearse de independientes para ocupar algunos puestos clave de la administración. Precisamente, para blindarse ante los líderes autonómicos con capacidad malsana para intrigar en la maquinaria interna del Partido Popular

Oxigenar y airear la vida política de tanto olor a naftalina con la entrada de independientes y de representantes reales de la sociedad -imprescindible leer el discurso de Steve Jobs en la universidad de Stanford- es, sin duda, necesario. Y hasta indispensable. Aunque insuficiente si el nuevo Gobierno no acaba con uno de los pecados capitales de la política española: el sectarismo. Tanto en la derecha como en la izquierda. En un país acostumbrado a arrastrarse ante los poderosos, y ahí están los principales medios de comunicación para explicarlo cada día, no le van a faltar a Rajoy los aduladores y serviles cuyo mayor mérito es aparecer como los guardianes de las esencias conservadoras. Esas ‘manadas de hombres’, que decía Galdós, ‘que no aspiran más que a pastar en el presupuesto’.

Lo que sólo es bueno para unos pocos casi nunca es bueno para el país. Y de ahí la necesidad de que el próximo Gobierno se aleje de los grupos de presión y de los lobbies. Pero también de los apocalípticos y revolucionarios de mesa camilla (en realidad son reaccionarios) que viven instalados en una suerte de derrotismo histórico y que recuerdan aquello que decía Baroja de España: “el vino es gordo, la carne es mala, los periódicos aburridos y la literatura triste”.

Sin embargo, como le gusta repetir a Cristóbal Montoro –bien colocado para ser el próximo ministro de Economía-, España es un país con 18 millones de ocupados, casi 28.000 dólares de renta per cápita y una gran empresa internacionalizada y solvente. Y ese es el mejor salvoconducto -con la generación mejor formada de su historia- para salir de la crisis. Aprovechar ese ingente caudal es el reto, lo que sin duda pasa porque el nuevo Gobierno se aleje de dogmatismos e intransigencias ideológicas que tanto daño han hecho y que son incompatibles con la libertad.

Y el dogmatismo aparece cuando se tiene una determinada idea de España excluyente o, incluso, intolerante que desprecia la creciente complejidad de la sociedad. Una idea de España basada en rancios apriorismos y en lugares comunes que olvida que las naciones más avanzadas son, precisamente, las que son capaces de integrar lo mejor de los sistemas económicos una vez que han muerto las certezas absolutas. Los límites entre izquierda y derecha son cada vez más difusos. Así es como se ha construido el Estado de bienestar en Europa sin que la alternancia política -más allá de lo razonable- ponga en cuestión el modelo.

Lo que sólo es bueno para unos pocos casi nunca es bueno para el país. Y de ahí la necesidad de que el próximo Gobierno se aleje de los grupos de presión y de los lobbies. Pero también de los apocalípticos y revolucionarios de mesa camilla (en realidad son reaccionarios) instalados en una suerte de derrotismo histórico y que recuerdan aquello que decía Baroja de España: “el vino es gordo, la carne es mala, los periódicos aburridos y la literatura triste”

No le van a faltar a Rajoy quien le diga que lo mejor es hacer política de tierra quemada y a costa de las cenizas del adversario político, lo cual sería una catástrofe en un país necesitado de consensos y de gobernantes que gobiernen para todos y no para minorías. Por muy mayoritarias que sean electoralmente. Capaces de limitar la creciente desafección ciudadana por la cosa pública. Y de políticos con profundidad de pensamiento acostumbrados al trabajo intelectual y no a la rutina de las inauguraciones y de la presencia pública. Algún día habrá que instaurar la obligación legal bajo pena de excomunión política a los gobernantes que no pasan varias horas al día en su despacho simplemente pensando o trabajando con sus colaboradores.

Se trata de que el PP se instale definitivamente en ese centro político ‘amplio y difuso’, como lo llama Daniel Innerarity, una vez que el tándem Zapatero-Rubalcaba ha renunciado voluntariamente a hacerlo llevando a su partido a una posición cada vez más cerril, demagógica y sectaria. Al fin y al cabo, un líder eficaz que hace bien su trabajo no es alguien a quien le admiran los ciudadanos, es simplemente alguien que te convence para hacer lo que hay que hacer.

José Luis cogió su fusil
Manuel Cerdán www.gaceta.es  9 Octubre 2011

Explotó el sentimiento antiamericano y pacifista, y se viste ahora de caqui y cartucheras.

Comenzó su primera legislatura con la retirada de las tropas españolas de Irak y termina la segunda, y última, con la aprobación de la instalación del escudo de misiles de la OTAN en Rota y con 1.500 soldados en Afganistán. Con tan sólo ocho años de diferencia, Zapatero, que se presenta entre sus allegados como el presidente más de izquierdas de la democracia, ha practicado uno de los vericuetos políticos más sinuosos de las últimas décadas. Incluso de mayor calado que la felonía de Felipe González cuando dio otro giro espectacular promoviendo la entrada de España en la OTAN, después de haber practicado el antimilitarismo y el antiimperialismo. Al menos, González, se sacó de la manga aquel eslogan: “De entrada, no” y negoció con Bruselas y Washington la ausencia de España en la estructura militar, que Zapatero se ha saltado a la torera.

El todavía presidente, paradójicamente, que se batió el cobre con Aznar explotando el sentimiento pacifista y antinorteamericano, se viste ahora de caqui y se enfunda las cartucheras. El pacifista Zapatero, que nunca se vio obligado a desfilar porque se libró de la mili al quedar excedente de cupo de su promoción, decide ahora coger su fusil, como lo hizo Johnny en aquella película antibelicista de Dalton Trumbo de los setenta, y nos mete de cabeza en la superestructura militar de la OTAN. Quizás en el punto de mira estratégicamente más peligroso, como ya se ha visto por las protestas de Rusia. ¿Qué fue de aquel compromiso contraído por el Gobierno de González en 1986? Zapatero lo ha liquidado de un plumazo, aunque pretende almibararlo con la supuesta creación de mil puestos de trabajo, que nadie se cree. Y lo hace a 50 días del 20-N.

Eso sí es coger un fusil.

Reveses en la campaña de Rubalcaba, que ya no lucha por la victoria sino por conseguir 120 diputados
Francisco Rubiales Periodista Digital  9 Octubre 2011

La campaña de Rubalcaba acumula reveses y fracasos como el crecimiento dramático del paro en septiembre y la acusación de corrupción contra el ministro de Fomento, Pepiño Blanco. El candidato, abrumado por las encuestas y por los dramas que hunden a su partido, desapareció de la escena. Técnicamente, la campaña es tan inexplicable y extraña que nadie la entiende. Su apuesta por el extremismo y por resucitar un impuesto como el del Patrimonio, injusto, obsoleto y rechazado por todos los países democráticos, constituye la clave que lo explica todo. Con esa política confiscatoria no ganará ni un sólo voto del centro, aunque tal vez pesque algo en las aguas envilecidas del extremismo de izquierda, donde florecen la envidia y el odio hacia todo el que posea bienes o haya triunfado. El candidato no lucha para ganar sino para que su partido no se hunda en la derrota.

Rubalcaba no despega y los deseos de "venganza" del electorado contra el PSOE están creciendo a diario, impulsados por el incremento del desempleo, los aires de corrupción y los escándalos en las cajas de ahorro. En el horizonte electoral se perfila claramente una derrota severa del partido que ha gobernado España en los últimos años, liderando el hundimiento económico, político y moral del país.

La demencial campaña electoral que está desplegando Rubalcaba cobra sentido y parece lógica si se analiza desde la óptica de que el candidato socialista tiene ya asumida su derrota y que se única obsesión es evitar un desastre electoral que colocaría al PSOE en vía muerta y a él le haría perder el control del partido. Si consigue menos de 120 diputados, Rubalcaba se sentirá derrotado, pero si consigue menos de 100, su carrera política habrá terminado y el PSOE sufrirá una sangría de apoyos al tener que atravesar un terrible desierto de sal y de fuego.

Desde esa óptica de una lucha por la supervivencia de su partido y de él mismo, sí se entienden sus aparentemente irracionales posturas y propuestas de campaña, entre ellas el apoyo a la insumisión de los catalanes ante la Justicia, la resurrección de un impuesto obsoleto, injusto y ya erradicado del mundo democrático, como el del Patrimonio, sus amenazas a los bancos o el propósito de crear, si alcanza la presidencia, un verdadero impuesto que le saque el dinero a los millonarios, no como el del Patrimonio, que esquilma a las clases medias, a los ahorradores y a los empresarios pequeños y medianos.

La de Rubalcaba es, a todas luces, una campaña a la defensiva y, lo que es peor, negativa y contraproducente, pues estimula lo peor que existe en la sociedad y alimenta los odios, rencores, envidias y otras pasiones propias de la chusma fanatizada.

La campaña de Rubalcaba no está dirigida a los españoles cultos, demócratas y pensantes, sino a las masas adoctrinadas por la izquierda, cargadas de rencor y de odio, dispuestas siempre a castigar al que más tiene y a emplear el victimismo como arma arrojadiza. Sus clientes son la parte menos democrática de la sociedad porque sabe que la parte decente, después de los desastres y dramas provocados por el socialismo bajo el mandato de Zapatero, jamás le va a votar.

Si Rubalcaba consigue arrebatarle algunos centenares de miles de votos a la abstención y a Izquierda Unida, conseguirá que su partido aguante y no baje de esa fatídica cifra de 120 diputados, tan temida por el partido. Si ni siquiera consiguiera 100 diputados, el PSOE, sin forma alguna de alimentar a sus huestes, acostumbradas al clientelismo, el privilegios y las ventajas sufragadas por el erario público, entraría en bancarrota.

Voto en Blanco

Lo califican de "brutalidad"
PP y PSOE se unen contra Cascos por el recorte en la televisión autonómica
Los representantes del PP y el PSOE en el Consejo de Administración de la televisión pública asturiana han acordado llevar a Cascos a los tribunales.
libertad digital   9 Octubre 2011

El Consejo de Administración del Ente Público de Comunicación de Radio Televisión del Principado de Asturias (RTPA), acordó este jueves, en reunión extraordinaria, facultar a su director general para que inicie acciones legales de tipo contencioso-administrativo "y, en su caso, penal" contra el Gobierno del Principado de Asturias que supongan también la suspensión cautelar del impago del presupuesto de RTPA que queda por transferir hasta finales del presente ejercicio.

Así se ha acordado en la última reunión del Consejo, compuesto por representantes del PSOE: Francisco Alonso Díaz, Angelina Álvarez González, Manuel Esteban Miguel Amieva, Jesús Landeira Álvarez-Cascos, José Amado Mallada Álvarez, Montserrat Martínez López, y Luzdivina Rodríguez Duarte; del PP: José Cachafeiro Valladares, José Eduardo Carreño Rendueles, Fernando del Corro González, Francisco Joaquín Fernández Díaz, Asensio Martínez Cobián y Juan Antonio Roberto Pérez; y de IU: Adolfo Camilo Díaz López.

De esta forma, han rechazado el anuncio del presidente del Gobierno regional, Francisco Álvarez-Cascos, de cancelar transferencias al ente por importe de 11,3 millones.

Desde el Consejo anuncian que su presidente, Francisco Alonso, entregará este viernes al secretariado del Consejo del Gobierno del Principado, en presencia de un notario, un requerimiento para pedir la notificación oficial de ese recorte.

Los miembros del Consejo de la RTPA han criticado la "brutalidad" de una decisión de estas características "inédita en democracia" y han querido enviar un mensaje de "tranquilidad, confianza y aliento" a los 668 trabajadores que trabajan para el ente, según informa la RTPA a través de una nota de prensa.

Los consejeros también han decidido pedir a los grupos parlamentarios con representación en la Junta General del Principado que tomen las medidas necesarias para exigir al Gobierno, por los cauces parlamentarios oportunos, que el plan de recorte anunciado por Álvarez-Cascos "se someta a revisión parlamentaria y que inicien el debate correspondiente sobre el modelo y costes de los medios de comunicación públicos asturianos".

Por su parte, la Asociación de Productoras de Televisión de Asturias (APTVA) ha emitido un comunicado en el que defiende la existencia de la RTPA, pero critica el modelo actual, señalando que "casi toda la programación se venido encargando a buscadores de fortuna procedentes de Madrid, Barcelona e incluso Miami". Lamentan que RTPA esté pagando "cantidades astronómicas" a esas pocas empresas elegidas "a dedo".

Hablan de "despilfarro" y de "ilegalidades" y afirman que los salarios que se pagan a los trabajadores, especialmente de las productoras contratadas y subcontratadas, "oscilan entre la vergüenza y el esclavismo". Precisamente dicen que los trabajadores que ven sus empleos peligrar "son las víctimas, no los culpables". Así, defienden otro modelo de gestión.

España
Duran carga, de nuevo, contra los andaluces por las ayudas a agricultores
“No hay derecho a que mientras nuestros campesinos tienen que dejar alguna fruta en el árbol porque no la pueden coger, porque no le sale a cuenta cogerla por el precio que le pagan, otros lugares de España, con lo que aportamos nosotros al conjunto del Estado, reciban un PER para pasar la mañana, o toda la jornada, en el bar de su pueblo”, señala el dirigente de CiU, aunque olvida que los 1.878 millones que ha costado TV3 a los contribuyentes catalanes entre 2007 y 2009, por ejemplo, supera con creces la cifra de subsidios a los agricultores.
Redacción www.vozbcn.com  9 Octubre 2011

Como no podía ser de otra manera, puesto que forma parte de su ADN, a medida que se va acercando la fecha de las elecciones generales, las formaciones nacionalistas de Cataluña intensifican su discurso contra los ciudadanos de otras regiones del país, y, quien parece haber tomado la delantera en esta estrategia, con bastante diferencia, es, en esta ocasión, CiU.

Si hace una semana era el presidente de la Generalidad y máximo responsable de la federación nacionalista, Artur Mas, el que arremetía contra los niños andaluces y gallegos, para justificar la prohibición del español como lengua vehicular escolar en Cataluña junto al catalán, esta semana es el candidato al Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida -el político más valorado de España, según la mayoría de las encuestas-, el que la ha tomado con los andaluces.

Así, tras las declaraciones del lunes pasado, este sábado, durante la reunión conjunta de los consejos nacionales de Unió y de Convergència, Duran ha vuelto a la carga:

“He dicho, y volveré a decir, a pesar de que se me hayan quejado esta semana, que no hay derecho a que mientras nuestros campesinos tienen que dejar alguna fruta en el árbol porque no la pueden coger, porque no le sale a cuenta cogerla por el precio que le pagan, otros lugares de España, con lo que aportamos nosotros al conjunto del Estado, reciban un PER para pasar la mañana, o toda la jornada, en el bar de su pueblo, por mucho que se enfaden. [...] Eso se tiene que acabar”.

Según el líder de Unió, “Cataluña no está justamente tratada en materia de nuestra aportación fiscal al conjunto del Estado”. “No me meto con el pueblo andaluz, ni con ningún pueblo del Estado Español, sólo defiendo lo que es nuestro, que para eso me pagan, para eso me han elegido”, ha añadido, aunque no ha hecho ninguna referencia a los 1.878 millones de euros que ha costado TV3 y Catalunya Ràdio a los contribuyentes catalanes entre 2007 y 2009, una cantidad mucho mayor que los fondos aportados por el Gobierno para subsidios a los campesinos de toda España durante esos años.

Duran ha tratado de matizar estas palabras posteriormente:
“No es ofender, yo tengo un gran aprecio y estima a Andalucía; lo que hago es simplemente responder a las declaraciones de la consejera andaluza de Bienestar Social que dice que mientras los catalanes cerramos asilos, nosotros inauguramos residencias. Es esa exhibición, ese tono chulesco, el que yo no le consiento a una gobernante socialista, que además es la que nos obliga a rebajar el déficit público en Cataluña, y que sus colegas en Cataluña son los que han originado el déficit público. Por tanto, no es nada contra Andalucía, de ninguna de las maneras, y los andaluces saben que eso es así, otra cosa es que políticamente hacerlo ver de otra manera”.

Y ha concluido:
“Cuando me refiero a los subsidios del mundo rural, a mí lo que no me gusta es que haya gobernantes que opten por sociedades subsidiadas, no me refiero a Andalucía, aunque evidentemente es una de ellas. Eso es malo para las sociedades, la sociedad subsidiada es una sociedad condenada al fracaso, por tanto, a mí me gustaría que los dirigentes del PP y del PSOE que han dado apoyo a esa medida, que la reconsiderasen porque así no se estimula el trabajo y el esfuerzo, lo que hay que hacer es buscar trabajo, no simplemente dar dinero para no trabajar, por tanto, no es ninguna ofensa a ningún andaluz”.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Sanciones lingüísticas
VICENTE REYES http://www.diariovasco.com 9 Octubre 2011

PARLAMENTARIO DEL GRUPO SOCIALISTAS VASCOS

El pasado 5 de octubre, el Parlamento Vasco aprobó tomar en consideración una Proposición de Ley del Grupo Socialista para eliminar las sanciones por motivos
lingüísticos que el Gobierno anterior aprobó para comercios y empresas. Fue, creo yo, un buen día para el euskera, en la medida en que recuperábamos la
libertad para elegir, la autonomía del ámbito privado y el consenso necesario para que el euskera pueda fortalecerse y avanzar. Y para que los derechos de
todos los ciudadanos de Euskadi -entre ellos, los de los comerciantes y empresarios- puedan verse respetados y reconocidos.

También los derechos lingüísticos de los euskaldunes, que no están amenazados, como sostenía Patxi Baztarrika en su artículo 'Libertad lingüística efectiva',
publicado hace unos días en estas páginas. Porque a ningún euskaldun se le niegan sus derechos a expresarse en su lengua en el ámbito comercial y
empresarial. Cosa distinta es que la realidad sociolingüística de Euskadi sea la que es; y eso pueda limitar a veces las oportunidades de uso del euskera por
parte de quienes lo hablan. Pero esa realidad no se corrige con sanciones, como las que trató de imponer vía decreto el anterior Gobierno.

Durante los últimos treinta años no se han impuesto multas por motivos lingüísticos a las empresas y, sin embargo, el avance del euskera ha sido
espectacular, gracias al impulso que las instituciones, especialmente el sistema educativo, le han dado. Y todo ello gracias al consenso político, basado en
la adhesión y la libertad de elección, que es lo que ha permitido que todos hayamos apoyado firmemente esta evolución positiva.

Fue, por tanto, irresponsable que el anterior Gobierno rompiera unilateralmente este consenso, aprobando un decreto que vulneraba las bases del acuerdo
político: forzando artificialmente unas condiciones lingüísticas que no se correspondían con la realidad del país; entrometiéndose indebidamente en el ámbito
privado y en decisiones que deben corresponder a los propios empresarios; y poniendo en peligro el empleo de muchos trabajadores. Algo que no ha considerado
el señor Baztarrika, cuando en el artículo mencionado habla de supuestos 'darwinismos lingüísticos', que son realmente inexistentes, porque el verdadero
peligro a que el decreto sancionador abocaba era el de caer en un darwinismo laboral.

Porque sería profundamente injusto que alguien pierda su empleo, o no pueda acceder a él, en una empresa privada, por forzarse la voluntad de los empresarios
para acelerar la introducción del euskera en sus puestos de trabajo. Y esta posibilidad es real, como consecuencia de las multas previstas en la Ley que
sustenta el decreto sancionador, que podrían llegar en situaciones extremas a los 900.000 euros y a cierres temporales de empresa por espacio de cinco años.

Es algo tan duro, que el PNV ha intentado aguar un decreto que aprobó su propio Gobierno, cuando aduce ahora que no es aplicable, contradiciendo, así, lo que
en él se dice: entre otras cosas, que los incumplimientos de lo establecido en esa norma serán sancionados conforme a la ley. O cuando aduce, igualmente, que
aún no se ha impuesto ninguna sanción, olvidando que hasta ahora esa normativa no había entrado en vigor y que si no se ha impuesto ha sido por haberlo
impedido el actual Gobierno.

Por suerte para todos, la amenaza de imponer sanciones por motivos lingüísticos ha pasado a la historia y no parece que la sociedad vasca la haya echado de
menos. Más bien habrá suspirado aliviada, ante las posibilidades que se abren para que el euskera siga desarrollándose en libertad y sin imposiciones
absurdas.

Porque nadie quiere frenar el avance del euskera en la empresa. Y menos aún los empresarios, que, en aquellas zonas de mayoría euskaldun, ya contratan a
empleados que puedan comunicarse en euskera con los clientes, porque ellos son los primeros interesados en que sus empresas no entren en contradicción con su
entorno sociológico. Y las nuevas generaciones que se incorporan masivamente al euskera en el sistema educativo llevarán también esta lengua a sus puestos de
trabajo, de forma absolutamente natural, sin imposiciones y sin quebrantar derechos de nadie.

Éste es el futuro del euskera: el que se basa en la adhesión social, y no en el rechazo. El que hace de esta lengua un motivo de acuerdo, y no de división.

El que permite que los ciudadanos y ciudadanas de Euskadi puedan decidir por sí mismos, sin tutelas paternalistas desde la Administración. El que impide
radicalmente que nadie se apropie de lo que es de todos. Una actitud que, desgraciadamente, sigue formando parte del argumentarlo nacionalista; y que se puso
de manifiesto en el debate parlamentario del pasado 5 de octubre, cuando la representante del PNV nos espetó que los socialistas pretendíamos enterrar los
derechos lingüísticos de los euskaldunes, y ello después de la tarea desarrollada para impulsar el euskera por consejeros socialistas de Educación como
Fernando Buesa y José Ramón Recalde. O cuando se refirió a la posibilidad de tener que 'equilibrar' los atropellos que se han hecho por el castellano, ¡como
si estuviéramos viviendo en una dictadura, y no en una democracia, que es la que ha permitido que el euskera se recupere!

Y así, no. Así el euskera no va a salir adelante. Porque éste es un objetivo que necesita un gran acuerdo político, y no una confrontación entre bandos de
diferente signo. Espero, por eso mismo, que este asunto se reconduzca a un debate sereno, que es lo que esperan los ciudadanos y al que nos encontrarán
siempre dispuestos.

MANIFESTACIÓN EL 12-O
Bildu continúa su campaña de acoso a la Guardia Civil en Oñate
El ayuntamiento, gobernado por los batasunos, ha exigido la marcha del Instituto Armado de la comunidad vasca.
J. Arias Borque Libertad Digital  9 Octubre 2011

Los actos de presión y acoso contra los agentes de la Guardia Civil destinados en el cuartel de la localidad guipuzcoana de Oñate parecen no tener fin. Ejemplo de ello, la concentración convocada para el próximo miércoles 12 de octubre –coincidiendo con la Fiesta Nacional y la patrona del Instituto Armado– en la plaza de la localidad, en la que se pedirá que la institución abandone el pueblo y la entelequia de Euskal Herria.

A esta convocatoria, se suma los dos ataques sufridos esta misma semana. El viernes, el movimiento ‘Fan Hemendik’ –el mismo que convoca el acto del miércoles– dio una rueda de prensa en la Casa de Cultura de la localidad –cedida con el ayuntamiento– para "denunciar la actitud de la Guardia Civil " y pedir "que se vayan de Oñate". Es decir, para intentar poner a los ciudadanos de la localidad y de la comunidad vasca en contra de la Benemérita.

La otra afrenta se produjo el miércoles, cuando el pleno del consistorio guipuzcoano aprobó por unanimidad con los votos de Bildu –que gobierna con mayoría absoluta– y del PNV una moción a favor de la retirada de este cuerpo del municipio. El texto reclamaba la retirada "cuanto antes", así como el fin de los controles policiales".

Asimismo, exigía que "se dejen de lado todas las formas de represión que obstaculizan la consecución de la paz y la normalización política" –en alusión a una amnistía judicial para ETA y sus acólitos–, reclamaba "un escenario democrático sin ningún tipo de imposición y presencia militar", y se instaba a la Guardia Civil a "abandonar Euskal Herria para solucionar el conflicto".

Durante este verano, los simpatizantes de Bildu, la coalición electoral que integra mayoritariamente a independientes designados por Batasuna-ETA, han venido organizando diversos actos contra los miembros del Instituto Armado. En uno de ellos, llegaron incluso a colocar maletas en la puerta del acuartelamiento, como muestra de rechazo a su presencia.

TV
CiU amplía su control sobre TV3 con la entrada del PP
La abstención de los populares permite reducir el número de consejeros de 12 a 5
IVA ANGUERA DE SOJO / BARCELONA ABC Cataluña  9 Octubre 2011

El PP catalán rompió ayer un tabú al pactar con CiU la reforma de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) el ente que agrupa los cuatro canales autonómicos de TVC y las emisoras del grupo Catalunya Ràdio. Buque insignia del nacionalismo catalán y las políticas de inmersión lingüística creado en tiempos de Jordi Pujol, la CCMA se ha convertido en una sangría económica para la Generalitat, que en los tres últimos años del tripartito invirtió un total de 1.900 millones de euros en la Corporación. Gracias al principio de acuerdo sellado ayer mismo por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, el Gobierno catalán ha podido superar el primer escollo parlamentario de su reforma de la CCMA, por la que CiU prevé reducir de 12 a 5 los miembros de su Consejo de Gobierno, que deberá tener ahora funciones ejecutivas.

El proyecto de ley convergente prevé además la desaparición del director general de la CCMA y reducir el número de altos cargos. Una simplificación de la estructura que CiU y PP explicaron por la necesidad de reducir costes superfluos derivados de una estructura de pesos y contrapesos creada por el tripartito para equilibrar poderes entre PSC y ERC, que no tiene sentido en tiempos de crisis. De hecho, según la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, la reestructuración del ente para reducir altos cargos comportará un ahorro de un millón de euros anuales.

De mantenerse como prevé el proyecto de ley, esta simplificación supondrá en la práctica la elección de tres consejeros a propuesta de CiU, uno del PSC y otro del PPC. El texto elimina además la mayoría de bloqueo para desginar al nuevo consejo, que será escogido por el Parlamento autonómico con mayoría de dos tercios en primera votación, o mayoría absoluta —que CiU y PP suman en la Cámara— en segunda vuelta. Unas reformas que han puesto en pie de guerra a los socialistas, cuya principal condición para abstenerse en la investidura de Artur Mas, hace nueve meses, fue precisamente que CiU pactara con el PSC la nueva CCMA.

El PP catalán ha exigido además que la ley de reforma de la CCMA diseñe una televisión pública económicamente sostenible y que se ajuste la oferta de canales al servicio público. En otras palabras, los populares cuestionan que TVC sea la televisión autonómica con más canales, un total de cinco, o que apueste por contenidos tan caros con la Fórmula 1, cuyos derechos comparte con Telecinco.

Junto a la reforma de la CCMA. la Ley audiovisual que ayer inició su trámite parlamentario prevé también la reforma del Consejo del Audiovisual Catalán (CAC) que pierde competecias sancionadoras y reduce a la mitad su consejo.

Cultura, Medios e Internet
LVdB supera por primera vez a ‘Directe.cat’ y se sitúa como el quinto digital más leído de Cataluña

El único diario catalán escrito en español se sitúa muy cerca del cuarto digital nativo más leído. Los internautas premian el trabajo periodístico de LA VOZ DE BARCELONA.
Redacción   www.vozbcn.com  9 Octubre 2011

LA VOZ DE BARCELONA se sitúa entre los cinco diarios nativos digitales más leídos de Cataluña. Los datos del ránking Alexa -el más fiable medidor público en internet a nivel internacional- sitúan a LA VOZ DE BARCELONA por delante de Directe.cat y muy cerca de Crònica, sexto y cuarto digitales de Cataluña, respectivamente. Es la primera vez que LA VOZ DE BARCELONA está mejor situado que el digital que edita el ex congresista de ERC Joan Puig.

Solo E-notícies (790), Nació Digital (881), Vilaweb (1.084) y Crònica (2.491) reportan mejores resultados que LA VOZ DE BARCELONA. Sin embargo, estos, como la mayoría de los digitales que se encuentran por detrás de este diario, reciben dinero público mediante importantes subvenciones de la Generalidad. Así, los internautas vuelven a premiar el trabajo periodístico, contrastado y de interés, que desde LA VOZ DE BARCELONA se lleva a cabo, siendo además el único digital nativo que mantiene un contrato con los lectores a través de su Libro de Estilo.

LA VOZ DE BARCELONA ha pasado de la posición 5.021 del pasado mes a la 3.254 de este mes (a fecha de 7 de octubre de 2011). Adelanta a Directe.cat, que pese a mejorar sus datos del pasado mes, no lo hace tanto como LA VOZ DE BARCELONA. El diario del militante de ERC pasa de la posición 4.434 a la 3.397. Además, LA VOZ DE BARCELONA se sitúa muy cerca de Crònica (2.491), que empeora respecto a la medición del mes anterior.

Alejados de los diarios más leídos se encuentran El Singular Digital (5.057), La Malla (5.324) y El Debat (7.054), que sin embargo mejoran respecto a la última medición. Por debajo de estos se encuentran una serie de digitales que han perdido posiciones respecto a la anterior medición de septiembre. Del Camp (8.574), Reus Digital (10.615), Catalunya Press (12.835), Terrassa Digital (25.249) y Tarragona21 (55.425). Cugat.cat (27.881) y el Intocable Digital (38.191) suben algunas posiciones.



Recortes de Prensa   Página Inicial