AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 17 Octubre 2011

 

El diktat de ETA y el alma perdida del PSOE
Alfonso Merlos El Semanal Digital 17 Octubre 2011

Un hito más en el camino de alta traición a España y las libertades del PSOE. ETA verifica con la Conferencia Internacional de Paz el desarme ético del partido en el gobierno.

Pocas composiciones ha editado el magnífico dúo Amaral más tristes que Mi alma perdida ("te daré mi corazón, te daré mi vida, te daré mi alma perdida"). Y pocos momentos más descorazonadores para la democracia española que el que atravesamos en estas horas de locura y de villanía y de alta traición.

El PSOE de Zapatero y de Rubalcaba y de López, el partido que representa a un mínimo de siete millones de españoles, se dispone a sembrar definitivamente el camino de la injusticia, de la inmoralidad y del falso final en una historia canalla de medio siglo de asesinatos y amenazas, de destrucción material y humana ya irrecuperable.

En este tramo del túnel se nos aparecen los verdugos exigiendo honores, indemnizaciones y reconocimientos. Y en este tramo en el que el Estado de derecho debería estar llamado a echar el resto para aplastar con todo el peso de la ley a una banda de alimañas, vemos como la izquierda y el nacionalismo se disponen a hacerle el caldo a quienes reclaman algún tipo de piedad y compasión sin haberse arrepentido jamás de tener sus sucias manos manchadas de sangre. La foto fija es simplemente nauseabunda.

Pero aquí el problema no es Eguiguren, ni Currin, ni Ares, ni Annan, ni la cuadrilla de personajes menores y felones varios que se va a juntar para escarnio y ultraje de las víctimas del terrorismo. El problema recae en la dirección y parcialmente en las bases de un socialismo español cuya desorientación moral y cuyo desarme ético es atroz, devastador. Es una vergüenza lo que esta izquierda está haciendo. Y no hay derecho a que nos hagan lo que nos están haciendo a los españoles que permanecemos erguidos frente al totalitarismo.

Ha sido un mensaje que me han hecho circular insistentemente mis activos seguidores en twitter esta última semana, y que me reconforta no como periodista sino como simple ciudadano español: "No hemos llegado hasta aquí para terminar de rodillas" o "Sólo nos vale terminar de pie, no postrados".

Y así es. Esta izquierda ciega de valores podrá darle su corazón, su vida y su alma perdida a los bastardos que nos han arrebatado a muchos de los mejores hombres y mujeres que ha dado nuestra nación. Pero que no olvide esta izquierda ciega que hay millones de españoles que nos sentimos hoy más encorajinados y fuertes que ayer para defender el honor, la dignidad, la justicia y la verdad de esos hombres y mujeres que cayeron por España y por la libertad. Nuestras rodillas no se quebrarán porque no habrá postración para nosotros.

www.twitter.com/alfonsomerlos

Macroeconomía, tercer trimestre
Roberto Centeno. El Confidencial 17 Octubre 2011

“España no cumplirá el objetivo de déficit por la deuda de las CCAA”, afirman bancos de inversión y analistas. Asombroso. ¿Cómo no nos habíamos dado cuenta? Nótese que sus previsiones (un 8,5% del PIB) siempre están por debajo de la realidad. Si el descuadre oficial, como se explica a continuación, era ya del 9,9% en el primer semestre y en el segundo, con el rescate de las cajas y el hundimiento de los ingresos, el descuadre es aún mayor, ¿no se les ocurre una previsión mejor? Lo mismo podría decirse de S&P, que vuelve a bajar lógicamente el rating de deuda de España y después augura una recesión, cuando ya estamos en recesión desde hace meses. Según el Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos (INSEE), el INE francés, y no solo los apocalípticos y antipatriotas como un servidor, la economía española está en recesión desde junio.

En línea con ello, la UE acaba de colocar la deuda española en la lista tóxica, proponiendo aplicar una quita del 20% a su valor, lo que constituye un auténtico desastre. La banca española perdería 46.000 millones de euros, lo que hará inviables a muchas cajas y bancos, particularmente a las de nueva creación, y la reserva de la Seguridad Social invertida íntegramente en deuda española por orden de Zapatero perderá 11.000 millones de euros. Lo que les faltaba a los pensionistas. Y aún hay algo peor: si a la deuda soberana se le aplica una quita del 20%, ¿cuánto se aplica a la deuda autonómica y local?, ¿el 40, el 60 %? Seamos optimistas, dejémoslo en el 40%. Ello supone un agujero adicional de casi 80.000 millones para la banca, y la consecuencia es clara: dos tercios de los bancos y cajas son insolventes, una catástrofe de consecuencias casi inimaginables. Solo por esto, MAFO y Zapatero deberían ser procesados.

Las cifras oficiales
Veamos los últimos datos macroeconómicos disponibles. Las informaciones oficiales más significativas recientemente conocidas han sido las cifras de Contabilidad Nacional Trimestral No Financiera de Sectores Institucionales (CNTFSI) del segundo trimestre, lo datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social de septiembre y los PMI o encuestas de opinión a las empresas, también de septiembre. Dentro de la CNTFSI, que empeora seriamente todas las expectativas, lo primero a destacar es la tasa oficial de ahorro de los hogares, el 13,2% de la renta disponible, con una caída de 2,2 puntos respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, esta comparación no es homogénea, porque en 2010 la base de cálculo era el año 2000, mientras que ahora es el año 2008. En términos absolutos el ahorro de los hogares se situó en 24.056 millones, con un descenso del 15% respecto al año anterior.

El ahorro acumulado de las familias en España es uno de los más bajos de Europa, un 160% del PIB, frente a una media del 200%, lo que convierte en ultrajantes afirmaciones como las del número dos de Economía, el señor Campa, cuando asegura que “las familias españolas tienen mucho dinero ahorrado”. Sin embargo, es aún más grave el hecho de que esta cifra ya no basta para cubrir los intereses y la amortización de sus deudas, fundamentalmente hipotecarias, lo que explica el imparable crecimiento de la morosidad.

Otra cifra clave son las necesidades de financiación de las AAPP, de 27.396 millones en el trimestre, el 9,9% del PIB, o el 9,2 %, si prefieren coger la media móvil de los últimos cuatro trimestres, aunque, como dice Alan Greenspan, eso es mirar la marcha de la economía por el espejo retrovisor, y la mejor forma de estimar el futuro es elevar a tasa anual el último trimestre, matizada con hechos conocidos relevantes. Si hacemos eso, se confirma lo dicho la pasada semana: el déficit público alcanza ya casi el 10% del PIB, frente a un objetivo del 6%. Y como en el segundo semestre hay que sumarle los rescates de cajas y, si queremos acercarnos a la verdad, la estimación de déficit oculto en las CCAA donde no se han levantado las alfombras, estamos en torno al 11%.

El ahorro acumulado de las familias en España es uno de los más bajos de Europa, un 160% del PIB, frente a una media del 200%. Esta cifra ya no basta para cubrir los intereses y la amortización de sus deudas, fundamentalmente hipotecarias, lo que explica el imparable crecimiento de la morosidad.

No solo no hemos avanzado nada en la reducción del déficit público, es que hemos retrocedido. Seguimos gastando casi el doble de lo ingresamos. En cuanto al sector financiero, por si las quitas en deuda soberana y periférica no fueran suficientes para certificar su ruina, su capacidad de financiación fue solo de 1.175 millones en el segundo trimestre. Con estas ridículas cifras, ¿cómo van a poder devolver los 150.000 millones de deuda que vencen a finales de 2012? Es verdaderamente difícil encontrar una forma más rápida y efectiva de destruir una nación.

Otros indicadores oficiales confirman que el sector inmobiliario continúa en caída libre: “Las ventas de viviendas se han hundido de nuevo a tasas desconocidas, hasta alcanzar caídas interanuales del -34,8% en julio y -38% en agosto”. Un indicador claro de que la economía ha entrado en una fase de deterioro profundo. Las viviendas van a bajar entre un 30 y un 40% adicional, según los expertos independientes. “El consumo aparente de cemento -el mejor indicador de la actividad constructora- experimentó en el bimestre julio- agosto un descenso interanual del 21,6%”.

Mientras, la afiliación a la Seguridad Social disminuyó en 230.000 personas en el bimestre agosto-septiembre en media mensual, pero si hacemos lo mismo con las cifras a fin de mes, el desplome es de 336.000. El empleo se redujo en 50.000 personas en agosto, en 96.000 en septiembre - ¡el equivalente al mayor campo de futbol de España lleno hasta los topes en solo un mes!- y en octubre acaban en el paro casi 10.000 personas diarias. Es decir, una recesión de la peor especie, porque esta destruyendo empleos a una velocidad de vértigo, y no digamos el número de cotizantes a la Seguridad Social.

Asimismo, se da una tendencia al hundimiento en todos los sectores productivos, entre los destaca el empeoramiento del sector de la construcción, cuyo ritmo anualizado de caída de afiliados es del 16% y, como señala Ángel Laborda, director de Coyuntura de FUNCAS, se trata de “un indicador que es un excelente termómetro del mercado laboral y de la evolución del PIB”. Claro que si el paro está creciendo vertiginosamente, algo casi imposible cuando existen 6 millones de parados reales, la afiliación a la Seguridad Social hundiéndose y haciendo inviable el mantenimiento de las pensiones y el déficit público por las nubes, ¿qué más hace falta para hablar de recesión?

Las cifras independientes
Creo que las cifras oficiales son más que suficientes para ilustrar la dimensión del desastre. Y la pregunta es, ¿hasta cuándo puede un pueblo aguantar una ruina que no cesa? Muchas esperanzas están depositadas en el cambio y, ciertamente, es condición necesaria, pero no suficiente. Algunos hechos llevan a la desesperanza. ¿Cómo es posible que los presidentes de CCAA del PP que dicen estar arruinados, vayan a una comida a Bruselas con un séquito de 56 personas como si fueran el Zar de Rusia?; ¿cómo es posible que Gallardón vaya en la lista de Madrid con la idea de ser ministro de Fomento, después de haber endeudado Madrid para varias generaciones -700% de descuadre en el déficit- con obras tan faraónicas como innecesarias como los túneles de la M-30, el Palacio de Cibeles y el pelotazo del Bernabéu. No es de extrañar que Cascos haya conseguido 16.000 firmas en Madrid en diez días y que sus expectativas y las de UPyD en la capital sean cada vez mayores. En una España en ruinas, muchos madrileños, entre ellos un servidor, jamás votarán una lista que lleve a Fomento al mayor despilfarrador del Reino.

Volvamos al tema: ¿de qué nos sirven cifras independientes si las oficiales son suficientes? Pues para cuantificar la caída. Consumo privado: 56% del PIB; los índices relacionados son ventas minoristas -4 % en julio y agosto, ventas grandes empresas: -2,6% durante el mismo periodo. Y no me digan que ventas no son VAB, cierto, pero las variaciones son casi análogas. Cifra oficial: “Disponibilidades de bienes de equipo -indicador del 30% del PIB- intensificaron en el tercer trimestre de 2011 su caída desde el 11,4% del segundo trimestre hasta el 16,9%”. Hagan la media ponderada y ¿qué tenemos? Una caída del 7,7%, añádanle 2,6 puntos del saldo exterior y -5,1%. Cojan ahora las correlaciones más obvias, con el consumo de gasóleo automoción o con las afiliaciones a la Seguridad Social, y estamos en el -4 o -5%. La economía española está cayendo entre el 4 y el 5% señores analistas.

No es de extrañar que el Gobierno incumpla de nuevo la Ley y se niegue a dar el cuadro macroeconómico de 2012 para no cuantificar la ruina del país y los inevitables recortes de sueldos públicos y pensiones que se avecinan. Lo grave es que sin ello las CCAA no pueden elaborar presupuesto alguno

La rendición de Crisótemis
CARTA DEL DIRECTOR / PEDRO J. RAMÍREZ  El Mundo

Desde el mismo momento en que se levantó el telón y la inquietante música politonal de Strauss, que según el crítico Panofsky «martillea, retumba, ruge, canta, tortura, azota y domina», comenzó a llenar cada recoveco del páramo atrincherado a base de lóbregos barracones superpuestos, diseñado por Kiefer como espacio escénico, me di cuenta de que no estábamos en la Micenas del asesinado Agamenón sino en el País Vasco del millar de muertos.

¿Cuántas veces no habremos escuchado durante estos años la inicial discusión de las doncellas sobre la actitud de la apestada Electra, a propósito de la protesta y el protagonismo de las víctimas del terrorismo? «Estás siempre al acecho donde el hedor a carroña te retiene, ¡escarbas en busca de un cadáver viejo!», dicen sus detractoras, cuestionando incluso «que la reina permita que semejante demonio se mueva libremente por la corte y el palacio». Sí, es cierto, replican sus defensoras, «yace envuelta en harapos ante el umbral, ¡pero nadie, nadie en esta casa, puede sostener su mirada!».

Entonces aparece ella. Y se desparrama sin pudor ni consuelo: «¡Sola! ¡Ay! Completamente sola. Ausente el padre, arrojado en sus fríos abismos… ¡Agamenón! ¡Agamenón! ¿Dónde estás, padre? ¿Ya no tienes fuerzas para arrastrar ante mí tu rostro? ¡Es la hora, es nuestra hora, la hora en que ellos te asesinaron…!».
Electra es Ana Velasco Vidal-Abarca, hija del comandante Jesús Velasco; Electra es Aitziber López de Lacalle, hija de José Luis López de Lacalle; Electra es Sandra Carrasco, hija de Isaías Carrasco; Electra es Cristina Cuesta, hija de Enrique Cuesta… Y por extensión Electra es Maite Pagaza, Pilar Ruiz, Ana Iribar, Mari Mar Blanco, Teresa Jiménez Becerril, Daniel Portero, Rubén Múgica y cientos y cientos de huérfanos, viudas, madres y hermanos privados de sus seres queridos por los matarifes de ETA.

Electra conserva el hacha con que asesinaron a su padre pero, cuando llegue la hora de ajustar cuentas, al enviado de los dioses -su hermano Orestes- se le olvidará recogerla.

No más hachas. No pedimos el ojo por ojo. La civilización y la democracia han sustituido la venganza de la tragedia griega por la justicia propia de un Estado de Derecho. Pero el crimen no puede quedar impune. Los asesinos deben ser castigados. Sólo así podrá darse por satisfecha Electra, sólo entonces podrá dejarse arrastrar al frenesí de la alegría en el postrero homenaje a quien le dio la vida: «¡Bienaventurado aquel que tiene hijos, que en torno a su tumba bailes tan regios y triunfales danzan!».

El problema es que no todos estamos hechos de la misma pasta. Electra es fuerte, indomable, no claudicará nunca. Su hermana Crisótemis es débil, quiere pactar, buscar acomodo en el oprobio, pasar página cuanto antes. A las dos las conocemos, las hemos visto de cerca una y otra vez en el Parlamento vasco, en el Congreso, en las tertulias de la televisión y de la radio.

Crisótemis le dice a Electra que está asustada: «No puedo sentarme a contemplar la oscuridad como tú… Tengo tanto miedo que las rodillas me tiemblan de día y de noche».

Pero además le reprocha su intransigencia: «Si no fuera por ti, nos dejarían marchar. Si no fuera por tu odio, tu espíritu insomne e indómito… Antes de morir, ¡quiero vivir! Quiero tener hijos antes de que mi cuerpo se marchite».

Crisótemis ha interiorizado la derrota aun antes de empezar a luchar: «¿A quién aprovecha este tormento? Nuestro padre murió. Nuestro hermano no regresará. Aquí estaremos eternamente enjauladas como los pájaros sobre su rama… y nadie vendrá, ni el hermano, ni el mensajero del hermano, ni el mensajero del mensajero, ¡nadie!».

Crisótemis representa el desistimiento, la resignación, el relativismo moral, el pragmatismo, el entreguismo. O para ser más exactos, la doctrina del apaciguamiento que una parte de los judíos alemanes practicaron frente a los nazis hasta llegar a los campos de exterminio y que los diputados moderados de la Convención adoptaron frente a los jacobinos para acabar igual en la guillotina.

La obra de Sófocles es aún más explícita que el libreto que Hugo von Hofmannsthal escribió para Strauss. En la tragedia original, cuando Electra se queja ante su hermana de que no puede soportar -como Pilar Elías, como tantos huérfanos y viudas vascas- «cruzarse» con los asesinos de su padre, Crisótemis se lo afea: «¿No has aprendido aún, en tantos años, a resignarte?». E incluso ensalza el sometimiento al poder, por indigno que sea su origen, con una frase lapidaria que anticipa en 2.400 años a Orwell: «Si quieres vivir con libertad, conviene obedecer a los que mandan».

A pesar de que esta producción de Electra, basada en la árida escenografía de Kiefer, tiene ya casi una década de vida, ha sido su programación en Madrid lo que ha permitido a Gerard Mortier obtener el reconocimiento transversal del público como el gran director artístico del Teatro Real que es. En la opinión dominante sobre su gestión habrá un antes y un después de Electra, pues pocas veces una dramaturgia tan vanguardista ha servido para demostrar musical y escénicamente la contemporaneidad de un mito clásico, transformado, según el propio libretista, en «bacteriología del alma».

Por si faltara algún ingrediente, la serpiente simulada que acompaña doquiera que va a Clitemnestra cierra el camino a cualquier escapismo esteticista. La misma Electra lo enfatiza con el que podría ser el gran reproche histórico al nacionalismo vasco: «Ya no eres tú misma. ¡Con esa serpiente siempre enroscada al cuello!». El hacha y la serpiente, la serpiente y el hacha. Lo sorprendente no es que yo creyera estar en Ajuria Enea, la sede de la Diputación de Guipúzcoa o el Palacio de Ayete que albergará mañana la Conferencia Internacional de la infamia, sino que entre el público quedaran almas cándidas que sobre el escenario sólo percibieran unos contenedores de chapa y yeso.

Clitemnestra es el rostro político del mal. La que aparece, la que da la cara mientras Egisto permanece fuera de la escena, como si continuara encapuchado hasta su patética irrupción final camino del patíbulo. También es la interlocutora a la que Electra ve todos los días, a la que tiene la oportunidad de desear su merecido sin ambages, sin medias palabras, como se habla desde las heridas del corazón: «Que puedas sentir lo que sufren los náufragos cuando sus gritos son engullidos por la oscuridad de las nubes y de la muerte, que envidies a los encadenados al muro de una cárcel o a los que desde el fondo de un pozo la muerte imploran como liberación». O sea, que recibas tu merecido.

Electra busca la derrota total de los malvados para hacerles pagar por sus crímenes. Al precio que sea, frente a cualquier adversidad, a costa de cuantos sacrificios sean necesarios. Cuando todos dicen que Orestes ha muerto y que nunca volverá para castigar a los asesinos, ella saca fuerzas de flaqueza y le propone a Crisótemis actuar en coalición: «¡Ahora debemos hacerlo nosotras!».

La ambigua Crisótemis duda. Una de sus dos almas la empuja a secundar el afán de justicia de su hermana, la otra a entenderse con los criminales con los que convive todos los días. Electra apela a su amor propio, a su orgullo, estimula su autoestima como Basagoiti solía hacer con el líder del PSE: «¡Hay tanta fuerza en ti! Brota como el agua fresca que se desliza por la roca… De esa boca pura y fuerte ha de salir un grito terrible».

Trata de convencerla de que después de la confrontación y la victoria llegará la anhelada paz: «En cuanto te quites las ropas ensangrentadas cubrirás tu cuerpo puro con el vestido nupcial».

Todo en vano. El Ich kann nicht! de la bella soprano alemana Manuela Uhl restalla por tres veces en nuestros oídos -«¡No puedo, no puedo, no puedo!»- como si lo gritaran Eguiguren, Ares y Patxi López. Es la hora de la rendición. El momento oprobioso en que Crisótemis abandona a su hermana y busca un lugar en la mesa de la contemporización, a sabiendas de que eso implica legitimar a los asesinos de su padre. El instante fatídico en que se va a materializar la mezcla de maldición y profecía que Pilar Ruiz, la madre de Pagaza, dirigió al hoy lehendakari: «Cerrarás más veces los ojos y dirás y harás cosas que me helarán la sangre, llamando a las cosas por los nombres que no son».

Por ejemplo, Conferencia Internacional de Paz. La asistencia del PSE de López, es decir del PSOE de Rubalcaba, a ese simulacro de cónclave cosmopolita que se celebrará mañana en San Sebastián para proporcionar una coartada de solemnidad transfronteriza al cambio de táctica de ETA, es una de las peores capitulaciones imaginables por parte de una fuerza supuestamente democrática y una terrible tragedia, no griega sino española, que nos concierne a todos, en la medida en que se trata del partido que aún ejerce el Gobierno del Estado.

Con el agravante respecto a la rendición de Crisótemis de que ella también se doblega a través del autoengaño, pero sólo busca un espacio de felicidad personal: casarse, tener hijos, «calentarlos en las noches frías cuando la tormenta sacuda nuestra choza». En cambio, el PSOE pretende beneficiarse electoralmente de una operación política consistente en anunciar que Egisto y Clitemnestra ya no volverán a matar a nadie, con tal de que se les permita, eso sí, consolidar lo que obtuvieron mediante el asesinato.

Explicar, como ha hecho este patético Boabdil vasco que cada día parece tener más prisa por entregar las llaves de Ajuria Enea a quienes considera sus legítimos sitiadores, que el sentido de acudir a esa cita, siempre anhelada por ETA, es «comprobar» las intenciones pacíficas de la izquierda abertzale, equivale a que Crisótemis justificara su rendición en el afán de asegurarse de que el hacha que mató a su padre y la serpiente que envenenó a su madre ya no presiden, enmarcados en la pared, los banquetes del palacio.

Desde que Rubalcaba se hizo con el PSOE no me cupo la menor duda de que sería capaz de llegar tan bajo como fuera preciso, si con ello creyera servir a su ambición. Nada de lo que se dice que va a ocurrir esta semana, comunicado de ETA incluido, puede por lo tanto sorprenderme -Aznar lo describió bien cuando dijo que los socialistas «mendigaban» un gesto de los terroristas-, pero impresiona ir un miércoles a la ópera a escuchar buena música y encontrarte, sin que nadie lo haya pretendido hacer explícito, que todo viene sucediendo ya del mismo modo desde hace 24 siglos.

Con el alivio final, claro, de que una vez más acaba demostrándose que en el riesgo, en la fortaleza, en la perseverancia es donde anida la esperanza. Porque Orestes no ha muerto; y, aunque tarde, llega la hora de la justicia; y el triunfo del bien sobre el mal se materializa; y Electra encuentra al fin «el bálsamo sobre el que se apacigua el alma»; y la mujer lúgubre e incómoda que espantaba a todos puede erigirse ya en «portadora de la alegría», antes de danzar hasta ir apagándose entre espasmos de felicidad; porque, como explica Orestes, «los dioses no soportan que el clamor de la alegría llegue demasiado alto».

El PP debe escuchar impasible las palabras de trapo que esta semana acompañarán la rendición de Crisótemis: «Electra, ¡ayúdanos a que seamos libres!», le dirá el PSE, sumándose a quienes como el PNV y Bildu han transformado hace tiempo la mentira en la verdad. Pero el 20-N llegará Orestes. Sin el hacha, con la ley. Nada de lo que se diga o se haga fuera de ese cauce debe tener valor alguno. Porque una paz injusta nunca será paz.

Por eso ha de haber vencedores y vencidos. ¡Ah, sí! Siempre hay vencedores y vencidos.

No le demos más vueltas: de lo único que se trata es de si triunfarán los asesinados o lo harán los asesinos. ¿Quién está con Crisótemis? Yo estoy con Electra.

EpC
Hacia el final de una grave anomalía
Jaime Urcelay Libertad Digital 17 Octubre 2011

La grave anomalía es, como en seguida trataré de argumentar, el conjunto de asignaturas de Educación para la Ciudadanía (EpC). Y su final el que debe producirse con el esperado cambio político del 20N.

Sí, el término anomalía puede resumir bien lo que significan, desde su implantación como principal novedad de la LOE de 2006, las polémicas materias escolares. Anomalía que es una de las manifestaciones más emblemáticas de la inmensa impostura política y cultural de Zapatero. Recordemos que su ideólogo Peces Barba afirmó, apenas iniciado el primer mandato del todavía Presidente, que "sólo con ser capaz de poner en marcha esta iniciativa (la de EpC) el Gobierno habría justificado la legislatura" (El País, 22/11/2004).

EpC es, antes de nada, una anomalía moral. Y lo es porque implica la pretensión del Estado de sustituir a los padres en la formación de la conciencia de sus hijos. Porque supone una invasión por el poder político de la intimidad de los alumnos y sus familias. Porque violenta la libertad y la responsabilidad de cada persona de buscar y descubrir por sí misma la verdad y lo que es justo al imponernos una "moral pública común" definida unilateralmente desde el Gobierno de turno.

EpC es también una anomalía jurídica. Porque, como destacaron un buen número de tribunales hasta las oscuras sentencias del Tribunal Supremo de febrero de 2009 -e incluso después de éstas, como fue el caso del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León-, el artículo 16.1 de la Constitución Española es diáfano en este sentido a la hora de proteger la libertad ideológica de los individuos. Y el 27.3 no lo es menos en su mandato de que "los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones".

Finalmente, EpC es una anomalía pedagógica. Aunque quizá mejor tendríamos que decir que es una expresión superlativa del caduco y fracasado -aunque, por desgracia, hoy "normal"- pedagogismo relativista de la LOGSE de 1990. Y anomalía pedagógica, en todo caso, con relación a la práctica europea de la educación cívica y el conocimiento por los escolares de las instituciones políticas fundamentales en un contexto democrático.

Haber mantenido viva, durante cinco difíciles años de lucha y sacrificios, la conciencia social de estas anomalías es uno de los méritos indiscutibles del movimiento de padres objetores a EpC. Una tenaz resistencia de la sociedad civil frente a la tentación totalitaria que todavía trae en jaque a este experimento educativo socialista gracias a los recursos de amparo admitidos a trámite por el Tribunal Constitucional, las casi 400 demandas que esperan sentencia en Estrasburgo, las denuncias de EpC en un total de nueve foros internacionales (OSCE, Naciones Unidas, Consejo de Europa...) y el testimonio de compromiso cívico de cientos de padres que mantienen a sus hijos fuera de las clases de EpC.

Ante este panorama, el Partido Popular sólo tiene una opción: cumplir sus compromisos y eliminar las asignaturas de EpC. Sin ambigüedades, sin maquillajes, sin componendas. Por eso estoy convencido de que nos encaminamos hacia el final de una grave anomalía.

Jaime Urcelay es presidente de Profesionales por la Ética

HASTA SEPTIEMBRE
Los partidos reciben 64 millones de subvención
El Correo 17 Octubre 2011

Los partidos políticos con representación parlamentaria han recibido en los tres primeros trimestres del año más de 64 millones de euros en subvenciones para atender sus gastos de funcionamiento y seguridad. El PP y el PSOE han copado la mayor parte de las ayudas públicas. Ambas formaciones sumaron un total de 50.324.874 euros en subvenciones para su funcionamiento ordinario, según los datos que figuran en el BOE. A esas cantidades habría que sumar las ayudas para la seguridad. El gasto total para el Estado por este concepto supone, sumando todos los partidos, un millón de euros por trimestre. En funcionamiento ordinario, las formaciones con representación Parlamento se han repartido algo más de 20 millones de euros por trimestre.

Barcelona
El Ayuntamiento se gasta 100.000 euros en editar un atlas oficial de la ciudad únicamente en catalán
La discriminación de los castellanohablantes es norma habitual en el Consistorio, y alcanza, tanto a los rótulos, señales de tráfico y comunicaciones oficiales, como a la prensa o, incluso, los teléfonos de los funcionarios.
Redacción www.vozbcn.com 17 Octubre 2011

El Ayuntamiento de Barcelona se ha gastado 100.090,09 euros en la edición del ‘atlas oficial’ de la ciudad, del que se han publicado 1.000 ejemplares que están siendo distribuidos como regalo institucional o que pueden adquirirse al precio de 49,90 euros por unidad en las principales librerías de Barcelona. Como es habitual, únicamente está disponible en catalán.

El Atlas de Barcelona se ha presentado este verano, aunque fue encargado por el anterior equipo de Gobierno municipal, presidido por Jordi Hereu (PSC). En su elaboración han participado, además del Ayuntamiento, la Universidad de Barcelona, el Instituto Cartográfico de Cataluña (dependiente de la Generalidad) y el Área Metropolitana de Barcelona.

Según el propio Ayuntamiento, se trata del primer atlas ‘general y completo’ de la ciudad. Tiene 429 páginas, más de 400 fotografías, y los directores de la edición han sido Josep Serra i Batiste, Carles Carreras, Sergi Martínez Rigol y Albert Perelló.

La discriminación de los castellanohablantes, norma habitual de la casa
No es la primera vez que el Consistorio barcelonés ignora la lengua mayoritaria de los ciudadanos, el español. De hecho, durante la etapa en la que Hereu ha sido alcalde, se ha aprobado el reglamento lingüistico que esteblece la preferencia del catalán en todos los ámbitos oficiales, relegando el castellano a un segundo nivel, y que ha sido suspendido por el TSJC tras un recurso del PP.

Durante su mandato, Hereu se ha caracterizado por evitar, siempre que ha sido posible, el uso del castellano en los carteles informativos de las calles, en la publicidad institucional, en los folletos explicativos enviados por correo, o incluso en las felicitaciones de Navidad. También ha excluido la prensa en castellano a la hora de repartir subvenciones para suministrar diarios a las escuelas de la ciudad, y ha establecido el catalán como la única lengua vehicular de los programas estivales de acogida de niños inmigrantes. Por si eso fuera poco, el Consistorio ha preferido continuar manteniendo las señales de tráfico rotuladas únicamente en catalán, a pesar de que la Ley de Tráfico obliga a hacerlo en las dos lenguas oficiales, lo que permite, a quienes presentan un recurso, no tener que pagar, por ejemplo, las multas de aparcamiento.

La llegada de Xavier Trias (CiU) a la Alcaldía no parece que vaya a cambiar mucho las cosas, ya que, el pasado 23 de septiembre, su formación apoyó una moción a favor de mantener la prohibición del español como lengua vehicular escolar junto al catalán, a pesar de las reiteradas sentencias del Tribunal Supremo que obligan a reintroducir el bilingüismo (de forma proporcional y equitativa) en los colegios públicos de Cataluña. Sin embargo, el caso más sorprendente ha sido el del bloqueo de la posiblidad de utilizar el castellano por parte de los funcionarios municipales en los teléfonos digitales recientemente instalados en algunas dependencias.

Cataluña
La Generalidad cierra a partir de hoy el servicio nocturno de 58 ambulatorios
Desde la Consejería se basan en aspectos de calidad y no económicos para reducir estos servicios en sanidad, pero valoran la medida en un ahorro de 35 millones de euros.
Agencias / Redacción www.vozbcn.com 17 Octubre 2011

La Consejería de Salud cierra, a partir de este lunes, el servicio nocturno de 58 ambulatorios. Los cierres corresponden a centros que se ubican, entre otras localidad, en Lloret de Mar (Gerona) Tosa de Mar (Gerona), Blanes (Gerona), Malgrat de Mar (Barcelona), Tordera (Barcelona), Canet de Mar (Barcelona) y Playa de Aro (Gerona). Los servicios que hasta ahora se ofrecían en estas poblaciones de derivarán a las localidades más cercanas.

Según ha confirmado Josep Maria Argimon, director de Planificación del Servicio Catalán de Salud, la Consejería está reorganizando la atención nocturna en Cataluña y en esta decisión se incluye el cierre efectivo y definitivo del servicio de 24 horas en 58 ambulatorios. Se mantiene el horario en otros 86 centros de salud.

Un ahorro de 35 millones de euros
Los 58 ambulatorios que cerrarán por la noche se dividen entre los 25 que pusieron en práctica esta medida en julio, los 21 que lo hicieron en septiembre, los tres que lo han hecho recientemente -como el de Cadaqués (Gerona), el de San Jaime de Enveija (Tarragona) y el de Espluga de Francolí (Tarragona)-, los siete que lo harán a partir de este lunes -en la localidades antes citadas- y los dos que lo harán “próximamente” -el de Olesa de Montserrat (Barcelona) y Esparraguera (Barcelona)-.

Carteles de protesta por los recortes que está llevando a cabo la Generalidad en sanidad a las puertas de la Mutua de Tarrasa (foto: LVdB).

Con los nueve cierres que faltan por completar, Argimon ha explicado a Europa Press que “prácticamente” estará finalizada la reorganización que se inició en 2008, una medida con la que la Generaliad confía en ahorrar hasta 35 millones de euros al año, aunque defiende que la idea central de estos recortes es el de la mejora de la calidad del servicio. “Es un aspecto de calidad, no económico”, ha insistido Argimon.

Datos a favor, y en contra, de las medidas
El responsable de la Planificación ha indicado que, desde el mes de enero de este año, en el horario habitual han descendido un 8% las visitas a los Centros de Atención Primaria (CAP) y un 4,5% las visitas a domicilios, mientras que paralelamente han aumentado un 13% las visitas a los dispositivos de atención continuada que atienden en horario no laboral y un 17% las visitas a domicilio en la misma franja.

Pero no ha dicho nada del aumento del tiempo de espera en las listas para ser operado por la sanidad pública (aspecto que mejora en la sanidad privada, aunque no tanto como cabría esperar), ni del malestar del sector público tras los recortes llevados a cabo por la Administración autonómica, ni de los cierres parciales que ya se están produciendo en algunos hospitales.

De los 185 centros que disponen de atención continuada en la Comunidad, y que por tanto prestan servicios fuera del horario habitual de apertura, 96 han modificado su horario, mientras que cuatro han cerrado definitivamente: el consultorio Riera Miró en Reus (Tarragona), el dispensario de urgencias de la calle Valencia de Barcelona, y otros dos en Gavá Mar (Barcelona) y Garraf (Barcelona).

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El PSE y la conferencia de Ayete
EDITORIAL Libertad Digital 17 Octubre 2011

Este lunes, numerosos enemigos de España, gentes que no tienen la menor idea de lo que pasa en España, oportunistas varios y bastantes tontos útiles se darán cita en el Palacio de Ayete –residencia donostiarra del general Franco durante 35 años– para lavar la cara a la banda asesina Euskadi Ta Askatasuna, responsable de la muerte de un millar de personas. Teniendo en cuenta que la referida organización terrorista, plaga liberticida que lleva medio siglo asolando el País Vasco, se hace llamar Euskadi y Libertad, no es de extrañar que haya instado a sus lacayos a denominar el encuentro de Ayete "Conferencia Internacional de Paz". Por lo menos desde Orwell, sabemos que una de las máximas del totalitarismo es invertir el significado de las palabras con mayor carga emotiva.

Que a semejante aquelarre acudan terroristas de aquí y de allá no deja de ser lógico, habida cuenta de que necesitan del engaño y las operaciones de blanqueo de imagen casi tanto como del terror y la extorsión para seguir existiendo. Tampoco debe extrañar –ni dejar de ser asombroso y repugnante– la asistencia de sujetos como Kofi Annan, uno de los peores secretarios generales que haya tenido la ONU en su muy poco presentable historia, pues su formidable tren de vida depende de su participación en actos como el que va a celebrarse en San Sebastián, tan publicitados como –en el mejor de los casos– estériles o –en el peor– inicuos.

Lo estupefaciente, lo desalentador, lo indignante es la presencia del PSE. El héroe de Elorrio, Carlos García, se preguntaba el otro día cómo es posible que dicha formación, "que ha sufrido tanto a ETA", se preste a una "farsa" como la de Ayete, tan del gusto del diputado general de Guipúzcoa, redactor jefe de Egin en julio de 1997, cuando el diario proetarra perpetró la tristemente célebre portada que llevaba por único titular "Ortega [Lara] vuelve a la cárcel".

¿Por qué se presta el PSE a la farsa? ¿Qué gana el PSE asumiendo la estrategia de los terroristas, que pasa por internacionalizar un conflicto que, internacionalización mediante, ya no enfrentaría a un Estado democrático de Derecho con una banda terrorista, sino a un Estado con graves problemas de legitimidad y a una organización armada que lucharía por sacudirse un yugo opresor? Ayete es la paz más infame, sin vencedores ni vencidos; una paz que equipara a las víctimas con los verdugos y a la democracia española con una de las peores organizaciones criminales que haya padecido nuestro país en toda su historia.

El PSE debe rectificar, plantarse. Para no traicionar a sus muertos y a España.

La conferencia de ETA
El Editorial La Razón 17 Octubre 2011

Nada ha ocurrido por casualidad en el País Vasco en los últimos meses. Al contrario. Hemos defendido desde el primer día, como lo hicimos en el denominado proceso de diálogo entre el Gobierno y ETA, que los movimientos de la banda, sus treguas trampa, están determinados por una planificación previa y obedecen a un propósito estratégico en virtud de su objetivo de derrotar a la democracia e imponer su proyecto totalitario. Sus falaces concesiones no le han comprometido a nada irreversible y da la sensación de que tampoco a nada que no sirviera a sus intereses. La tutela de ETA sobre Bildu y Sortu era evidente para todo el que quisiera verla. El tiempo ha colocado a cada uno en su sitio y el control de la banda sobre su última criatura ya no es discutido ni por aquellos que desde el Gobierno y el socialismo le extendieron una alfombra roja. Por supuesto, nadie en Bildu ha exigido la disolución de ETA ni la entrega de las armas, ni que se pida perdón a las víctimas ni que los asesinos se arrepientan. Era imposible. Hay una hoja de ruta diseñada por ETA, plasmada en sus documentos y llevada a cabo por las mismas caras de siempre, que no contempla ese escenario, sino otro en el que se legitiman sus asesinatos y se reconoce su carácter de representante de la sociedad vasca en plano de igualdad con el Estado.

En ese guión elaborado por la banda, la celebración hoy de la conferencia internacional de San Sebastián es un episodio importante para los terroristas. LA RAZÓN publica hoy en exclusiva documentos secretos de ETA que demuestran que el cónclave de la claudicación es un elemento determinante en sus planes. En estos papeles los detalles del encuentro internacional están perfectamente definidos, incluido el perfil de los participantes, y se establece la supervisión de los trabajos y los contenidos por parte de la dirección política de ETA. «La conferencia tiene que estar organizada con detalle, ajena a improvisaciones, y debe ser acordada previamente con las personalidades internacionales llamadas a supervisar con posterioridad un proceso de negociación», precisan los cabecillas etarras. En estos documentos reservados, los terroristas consideran que la celebración del cónclave debe partir de un compromiso previo con el PSOE, si bien no se precisa si ese acuerdo existe o no.

Los demócratas tienen hoy como deber principal desmontar la farsa y reorientar la lucha antiterrorista a la estrategia de la derrota incondicional de los asesinos. Por esa razón es tan negativo el respaldo explícito de destacados socialistas al encuentro de San Sebastián y el implícito del Gobierno y del candidato Rubalcaba que no han movido un dedo para desacreditar el montaje. Era tan sencillo como proclamar que España no necesita «intervención internacional alguna» y que la cita de hoy busca legitimar medio siglo de terror, entre otros fines.

Y mientras la democracia se repliega en el País Vasco, ETA mueve nuevos hilos con Amaiur, que ayer presentó sus candidaturas al Congreso y el Senado, encabezadas por conocidos miembros del entramado proetarra en un flagrante caso de contaminación previsto en la Ley de Partidos. El Gobierno debe impugnarlas. Lo contrario no se entendería.

En la mesa con ETA
Agustín de GRADO La Razón 17 Octubre 2011

La libertad del País Vasco está regada por la sangre de muchos socialistas cuya memoria está siendo ultrajada por unos dirigentes en apuros. Su participación en el contubernio proetarra que arranca mañana en San Sebastián es la culminación de un proceso abyecto de rendición y entrega. El que vaticinó hace más de seis años la madre de Joseba Pagaza, socialista asesinado por ETA, cuando alertó de que el PSOE terminaría haciendo cosas que nos helarían la sangre por poner «en un lado de la balanza la vida y la dignidad, y en el otro el poder y el interés del partido». Entonces, Patxi López, líder del socialismo vasco, se había reunido con Otegi, cabecilla de Batasuna, ilegalizada por el Tribunal Supremo por ser parte de ETA. A la vista de todos, PSOE y ETA compartían mesa con un mantel tan negro como el maridaje que han mantenido desde que Zapatero, aún en la oposición, decidió convertir a la banda terrorista en actor político de su visionaria segunda transición. Él firmaba el Pacto Antiterrorista con Aznar y sus hombres en el País Vasco negociaban con Josu Ternera la tregua pactada que llegaría después. Y con ella, la negociación política, las cesiones al chantaje terrorista, los «chivatazos» policiales, las togas manchándose con el polvo del camino, la ruptura fingida tras la bomba de la T-4, convertida en accidente en el subconsciente del líder de un partido entregado. Mañana es Rubalcaba quien se sienta en la mesa con los enviados de ETA para mendigar la limosna de un gesto que pueda canjear por un puñado de votos. Lo que ha venido haciendo el PSOE desde 2001 con el silencio avergonzado de muchos militantes que ven su dignidad por los suelos.

ETA
El gudari disimulado
Emilio Campmany Libertad Digital 17 Octubre 2011

Estos días hemos sabido que la izquierda abertzale exige una compensación por los sufrimientos padecidos a cuenta del conflicto. Esgrimen no sólo razones de justicia, sino también prácticas. Si el Estado se empeña en que haya vencedores y vencidos, éstos, o sea, ellos, no aceptarán la solución y volverán tarde o temprano a atentar.

Incluso aceptando que lo de la ETA sea un conflicto, el argumento es falaz. El vencido volverá a las andadas sólo si no ha sido definitivamente derrotado. Ocurrió con Alemania, que, por no ser del todo doblegada en 1918, volvió a las andadas en 1939.

Pero, dicen más cosas. Reconocen haber causado daño, pero que las víctimas del Estado ya han recibido suficiente compensación por parte de éste. Ahora, que llega el momento de la paz, toca compensar también a los del otro bando, el etarra. Esto contradice aparentemente todo el discurso de la ETA desde su fundación. En ninguna guerra, que es lo que se supone la ETA está librando, ha reclamado un bando ser indemnizado por el otro. Tales reparaciones, cuando han existido, las ha habido porque el vencedor las ha extraído del vencido a la fuerza. En caso de un empate, o de una relativa derrota, que es el escenario en el que a los abertzales les gusta aparentar que están, cada bando se ocupa de sus víctimas. Si ellos son un bando, como afirman ser, que lo sean con todas sus consecuencias y que "resarzan" a sus "víctimas" con su dinero. Aceptar como vencidos el pago de reparaciones por parte del Estado sería tanto como admitirse súbditos de ese Estado. Salvo... salvo que en el fondo se tengan por vencedores y no estén exigiendo otra cosa que no sea las reparaciones a las que se creen con derecho bajo la amenaza de empezar otra vez a matarnos.

Ahora, lo peor del documento no es que los etarras, aparentando estar vencidos, se tengan en realidad por vencedores o casi. Lo peor es que el Estado parece aceptar el planteamiento. Es obvio que unos y otros están dispuestos a firmar un armisticio. Pero da la impresión de que al Estado no le importa empatar, o incluso de alguna manera perder, con tal de que parezca que gana. Y a la ETA parece no importarle aparentar que pierde con tal de, en realidad, empatar o incluso, en algún aspecto, vencer. Por eso exigen reparaciones para ellos, los supuestos vencidos, y por eso amenazan con volverse a levantar en armas si no se les atiende, porque en realidad no han sido vencidos, sólo están dispuestos a simularse derrotados a cambio de lograr algunos de sus fines.

Gracias a Dios, no hay tiempo para que el Gobierno haga de este proceso algo irreversible. Pero, ¿será Rajoy capaz de denunciar el engaño y arriesgarse a una vuelta de los atentados o preferirá respetar el armisticio, fingirse vencedor y aceptar ser vencido? Es ya terrible que no sepamos la respuesta.

El marketing de ETA
Gabriela Bustelo www.gaceta.es 17 Octubre 2011

Hablar de las víctimas es demagogia, pero todo lo que dicen los etarras es reverenciado.

La epidemia de tontismo nos ha traído a los asesores, los maestrillos del librillo. Hay asesores de edad y de interdisciplinariedad. Asesores áulicos y eólicos. Asesores caninos y asesores del comino. Pero quien al asesor se arrima, mal termina: Liam Fox, el ministro de Defensa británico, ha tenido que dimitir por exceso de asesoría de su amigo Adam Werritty, muy sobrevalorado en libras.

En España la densidad de asesores es asfixiante. Desde el primer líder hasta el último corruto, todos tienen un valido, un Lerma de mano larga y virtud corta. ETA, la empresa terrorista estatal, tiene hasta agencia de marketing, un tinglado internacional, porque los etarras están que lo tiran. Asesorados por el gang de Currin, pisan otro peldaño de la maldad: la envidia de sus propias víctimas. Es injusto, dicen, que el Estado honre a las familias de los asesinados y los supervivientes. ETA quiere más. Lo quiere todo. ¿Y por qué no? Los listos son ellos. Los tontos, nosotros. Los asesinos listos nos exigen a los ciudadanos tontos que tratemos su sufrimiento con ¡honor! y se lo compensemos con generosidad. Para apoyar el delirante comunicado, los voceros nos cascan la consigna de que hablar de víctimas de ETA es demagogia.

Pero la cosa no se queda ahí. Los asesinos asesorados nos dan hoy, cosas veredes, una conferencia de paz. Hablar de las víctimas es demagogia, pero todo lo que dicen los etarras es reverenciado. Sus frases se citan entrecomilladas, como si fueran catedráticos. Están a punto de disolverse, aseguran sus adeptos. Y así llevamos 50 años, hipnotizados. Despertemos de una vez. Los etarras no son catedráticos en excedencia. Son asesinos profesionales, expertos en matar. Nos matan o nos cobran por no matar. Ahora, pensionados y asesorados, lloriquean. A ver cuándo llega la vacuna del tontismo.


Para no alarmar
Fernando de Haro La Razón 17 Octubre 2011

Pronto van a cumplirse 38 años. Del gran socavón en la calle Claudio Coello, del Dodge Dart negro en la terraza de los jesuitas de Serrano, del asesinato de Carrero Blanco, de la irrupción de ETA como un factor decisivo de la vida política española, que lo fue entonces y que lo ha seguido siendo todo este tiempo. Conviene hacer memoria de lo sucedido para dar perspectiva a la Conferencia Internacional de Paz que este lunes nos tiene preparada Lokarri, el entorno etarra, con la ayuda de Brian Currin. Porque ahora se trata de cosechar los réditos políticos de aquella mañana del 20 de diciembre de 1973 y de todo lo que vino después. El sábado, en este periódico Zuloaga explicaba nítidamente que la pretensión de la conferencia es dar la razón a los terroristas: luz verde a la nueva Batasuna, suspensión de la doctrina Parot y una suerte de amnistía.

Tras el atentado contra Carrero, Franco quería creer que en el centro de Madrid se había producido una explosión de gas. Torcuato Fernández-Miranda intentó convencerle de que era necesario dar una explicación, pero el dictador se resistió durante toda la jornada. Repetía que era necesario «no crear alarma». Parece que algunos tienen el mismo propósito de no alarmar con un final de ETA políticamente rentable para los terroristas.

Una conferencia internacional de paz permite guardar las apariencias, «tranquilizar» conciencias poco exigentes. El clima lo favorece, el Barómetro del CIS de primeros de octubre reflejaba que el terrorismo como preocupación de los españoles está en los niveles más bajos de la historia. Y en la operación están metidos hasta las cachas los socialistas. La participación del PSE no es ni mucho menos una aventura en solitario de Jesús Eguiguren al que sus amigos vayan a acompañar.

El viernes Blanco reconocía que estaba perfectamente al tanto de la participación de la gente de su partido. Como que es cosa concertada con Moncloa. Nada que ocultar. El jueves asistimos a una cierta descoordinación. Por la mañana Iñaki Arriola, el secretario general de los socialistas guipuzcoanos y consejero de Transportes, aseguraba que los socialistas no iban a ir. Horas después José Antonio Pastor confirmaba que sí porque hay que estar «si puede contribuir a acercar la paz». ¿Se había producido un debate interno en el que Eguiguren habría conseguido imponerse? Pura escenificación, «para no alarmar». Hace tiempo que Jesús Eguiguren es el que marca el rumbo del fin negociado de ETA. Lo marcó en la última negociación, lo lidera ahora que se llama proceso internacional de resolución de conflictos. Pero por mucho que nos digan esto no es una explosión de gas.

Conferencia de Paz: qué poco dura el recuerdo
Todos los partidos vascos excepto PP y UPyD se pliegan a ETA el día en el que se cumple el 20 aniversario del atentado a Irene Villa y su madre
Europa Press www.lavozlibre.com 17 Octubre 2011

Madrid.- No podía ser en otra fecha más cruel. Justo el día en el que se cumplen 20 años del atentado terrorista sufrido en Madrid por Irene Villa y su madre, María Jesús González, el Palacio Aiete de San Sebastián acoge este lunes la denominada ‘Conferencia de Paz’, promovida por ETA y a la que acudirán representantes de todos los partidos políticos vascos, excepto PP y UPyD.

Según sus organizadores, la conferencia, a la que no asistirá el lehendakari, Patxi López, ni representantes de los gobiernos vascos y central, pretende aprobar resoluciones en las que se reclame a ETA su fin y al Gobierno que se implique y dé pasos que favorezcan el avance en el proceso de pacificación y normalización.

El encuentro pretende ser decisivo, de forma que impulse una fase del proceso que lleve a "una resolución" de temas que consideran esenciales, como el fin de la violencia, la política penitenciaria, la legalización de Sortu o las víctimas.

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, representará a la formación nacionalista, que ve en la Conferencia "la antesala" de lo que puede ser "el anuncio del abandono definitivo de la violencia por parte de ETA". Por su parte, el PSE-EE hará pública su delegación en las próximas horas, aunque el presidente del partido en Euskadi, Jesús Eguiguren, ya ha confirmado su participación en la Conferencia, que la ve como "un paso adelante en este camino imparable que ha surgido y que hemos pedido toda la vida".

El secretario general del PSE-EE y lehendakari, Patxi López, afirma que el PSE-EE asistirá a la conferencia internacional que se celebrará en San Sebastián a "decir lo que piensa" y comprobar si sirve para avanzar hacia la paz o para "la propaganda" de la izquierda abertzale.

La representante de Aralar en la Conferencia de Paz será su secretaria de Organización, Rebeka Ubera, que cree que esta iniciativa es "un paso cualitativo en el camino de la paz y la normalización política de este pueblo". También estarán representadas las formaciones que integran junto a Aralar la coalición electoral Amaiur -la Izquierda Abertzale, EA (Pello Urizar) y Alternatiba (Oskar Matute). El parlamentario de EB, Mikel Arana, también ha confirmado que acudirá.

PP y UPyD NO IRÁN
El PP, que no asistirá a la Conferencia porque opina que se trata de una "farsa" y de "una nueva escenificación de la Izquierda Abertzale para camuflar su derrota", considera que el PSE está "nervioso con las elecciones" y que de su asistencia a la conferencia de paz "recogerá frutos la izquierda abertzale", a la vez que cree que el PNV tiene "tal ansiedad electoral que quieren estar en misa y repicando", pero "saben que está hecha a beneficio de Batasuna".

Por su parte, UPyD, además de no acudir por considerar que este lunes se va a "perpetrar uno de los ataques más virulentos que la democracia española ha sufrido desde la transición", ha pedido a los "críticos" del PSE-EE que alcen su voz contra la Conferencia de "capitulación" de Lokarri.

DELEGACIÓN INTERNACIONAL
El ex secretario general de la ONU y Nobel de la Paz en 2001, Kofi Annan, encabezará la delegación internacional que participará en la Conferencia de Paz de este lunes, junto con el presidente del Sinn Fèin Gerry Adams, el exprimer ministro irlandés Bertie Ahern, el exministro de Interior y Defensa francés Pierre Joxe y la exprimera ministra noruega y miembro de The Elders (grupo de personalidades por la paz creado por Nelson Mandela), Gro Harlem Brundtland.

Finalmente, el ex primer ministro británico Tony Blair no asistirá a la Conferencia, "debido a sus compromisos de trabajo en Oriente Próximo", y en su lugar se ha anunciado la presencia del Jonathan Powell, exjefe de gabinete de Blair.

La Conferencia Internacional de Paz ha sido organizada por Lokarri, el Grupo Internacional de Contacto (GIC), auspiciado por el abogado sudafricano Brian Currin, y otras cuatro entidades especialistas en resolución de conflictos: Berghof Foundation, Conciliation Resources, The Desmond and Leah Tutu Legacy Foundation y Noref con el objetivo de ayudar a que el País Vasco logre la paz.

Trágica y corrupta farsa en San Sebastián
José Antonio Zarzalejos. El Confidencial 17 Octubre 2011

Vayamos directos a los hechos: hoy se celebra en San Sebastián -cual aquelarre propio de la tierra- una ‘Conferencia Internacional para la resolución del conflicto en el País Vasco’. Sólo la enunciación de la iniciativa constituye un eufemismo mentiroso premeditado: este foro trata de transformar décadas de terrorismo (casi 900 asesinatos), es decir, un fenómeno de delincuencia, en un “conflicto” entre el Estado español y la banda terrorista ETA (“organización armada militar” en la jerga del pacifismo donostiarra).

Esta farsa la han organizado a pachas dos entidades. De una parte, Lokarri, que es una asociación testaferro de ETA y continuadora de Elkarri, que fue la que negoció, mediante chantaje, las modificaciones del trayecto de la autovía de Leizarán entre San Sebastián y Pamplona, y luego, quiso ser aglutinadora del independentismo abertzale. Los mismos, con distinto nombre. Las extensiones “legales” de ETA son lampedusianas: cambian su denominación para que todo continúe como siempre. Bildu no es diferente de Amaiur, ni ambos de Batasuna, ni EuskalHerritarrok de ésta, ni el Partido Comunista de las Tierras Vascas de todas las marcas anteriores. Lokarri es Elkarri y pertenece al entorno etarra. Pide el derecho a decidir, la excarcelación y acercamiento de presos, la abrogación de la ley de partidos y se ha rasgado las vestiduras por la condena de Otegui.

No se conocen cuáles son sus fuentes de financiación, a no ser que proceda de las fundaciones que secundan a Lokarri: la Berghof Foundation, la Concialiation Resources, The Desmond and Leah Tutu Legacy Foundation y la NOREF. Todas estas fundaciones y organizaciones -de Alemania, Reino Unido, Sudáfrica y Noruega, respectivamente- son instancias de mediación que el presidente del Gobierno, inducido por la clarividencia de Jesús Eguiguren, introdujo en el fracasado “proceso de paz” de 2006.

Lokarri y las organizaciones detalladas se emparejan organizativamente para erigir la farsa de hoy en San Sebastián con el llamado Grupo Internacional de Contacto que preside y dirige el pacifista profesional Brian Currin. EL GIC, presentado en febrero de este año, en perfecta sincronía con “el alto el fuego permanente, general y verificable” de la organización terrorista decretado en enero, está integrado, además de por el sudafricano, por Silvia Casale, responsable de la comisión de revisión de sentencias en Irlanda del Norte; Pierre Hazan, profesor universitario; Raymond Kendall, secretario general de la Interpol entre 1985 y 200; NoalaO´Loan, defensora del pueblo de Irlanda del Norte entre 1999 y 2000; y Alberto Spektorowski, profesor universitario. Tampoco se sabe de quién o de qué instancia cobran esto personajes.

Tanto el primer grupo -Lokarri y las fundaciones- como el Grupo Internacional de Contacto apoyan el llamado “acuerdo de Gernika” firmado en septiembre el 25 de septiembre de 2010 en la ciudad foral bajo la denominación de “Acuerdo para un escenario de paz y soluciones democráticas”, secundado por buena parte de los presos de ETA el pasado mes de septiembre.

Asistirán peneuvistas y socialistas vascos (temerosos de que Eguiguren comience a largar sobre las interioridades del “proceso de paz” que impulsó Zapatero en 2006). No faltará la representación de la patronal vasca, que estará representada por su vicepresidenta. Para que el asunto luzca un poco más, Lokarri y sus aliados han fichado a personajes internacionales muy devaluados.

Como se observará, la denominación del documento suscrito por toda la izquierda abertzale (lo que hoy es Amaiur, más los sindicatos abertzales) se refiere a “soluciones democráticas”, evidentemente, para solucionar “el conflicto”. Nótese que no aparece por parte alguna los conceptos “terrorismo”, “víctimas”, “delitos”, “banda”. El lenguaje forma parte de la farsa.

Pero el acuerdo de Guernica no sólo pide a ETA un alto el fuego (ya está vigente en apariencia) sino que articula también una nueva plataforma negociadora al modo de la que en los finales setenta y siguientes fue la llamada Alternativa KAS. En realidad el acuerdo suscrito en la villa de Guernica es la refundación de la izquierda radical abertzale que se inició en la Mesa de Alsásua (Navarra) en 1977 y de la que nació Herri Batasuna(1978). El acuerdo reclama:

· El reconocimiento de los derechos políticos y civiles y la actividad y desarrollo de todos los proyectos políticos (legalización para todos).
· Derogación de la Ley de Partidos.
· Desaparición de todo tipo de amenazas, presiones, persecuciones, detenciones y torturas contra toda persona por razón de su actividad o ideológica política.

· El cese de la política penitenciaria actual, amnistía, final de la dispersión de presos etarras, liberación de los que estén enfermos, libertades provisionales, beneficios penitenciarios, derogación del tiempo de condena fijado en 40 años.
· Revisión de los procesos judiciales y derogación de la doctrina Parot.
· Supresión de la Audiencia Nacional.

· Internacionalización de la situación del País Vasco.
· Acuerdo político con los partidos y agentes sociales.
· Negociación para reconocer la “realidad nacional vasca” y el derecho a decidir, incluyendo la posibilidad de la independencia.
· econciliación y reparación de “todas las víctimas”.

Esta es la plataforma de negociación que quiere ETA, y que impulsa a través de Bildu y Amaiur, y que se amplificará como auténtico programa de la izquierda proetarra en la Conferencia de la San Sebastián a la que asistirán los peneuvistas y los socialistas vascos (temerosos de que Eguiguren comience a largar sobre las interioridades del “proceso de paz” que impulsó Zapatero en 2006). No faltará la representación de Confebask, la patronal vasca, que estará representada por su vicepresidenta Ana Belén Juaristi. Para que el asunto luzca un poco más, Lokarri y sus aliados y el Grupo Internacional de Contacto han fichado a personajes internacionales muy devaluados y controvertidos.

Para empezar, a Kofi Annan, ex secretario general de la ONU entre 1997 y 2006, expulsado de la comunidad internacional por la corrupción en la que incurrió su hijo y su hermano -que defraudaron grandes sumas en el programa de ayuda al tercer mundo “Petróleo por alimentos”- y que le salpicó personalmente inhabilitándole. El periodista Eric Frattini (“ONU. Historia de la corrupción”) desmenuza el papel de Annan en este fraude considerado como uno de los de mayor entidad de las últimas décadas. La concesión del Nobel de la Paz al ex secretario general de la ONU fue un error como el del dictador egipcio Anwar Al-Sadat, el del israelí, ex terrorista, Menachem Begin, o el del palestino, también ex terrorista, Yasir Arafat. Annan es internacionalmente irrelevante.

La caída del ‘pacifista’
Gerry Adams ha perdido toda clase de consideración tanto en el Reino Unido como en la República de Irlanda, no sólo por los descubrimientos sobre su crueldad terrorista, sino por razones recientes, igualmente infamantes: este mismo mes, el Alto Tribunal de Irlanda ha decidido conceder la extradición al Ulster de Liam Adams, hermano del pacifista, por dieciocho cargos deabusos sexuales a su hija. El veterano corresponsal de El Correo en Londres, Íñigo Gurruchaga (autor de ‘El modelo irlandés: historia secreta de un proceso de paz’) escribió: “Me parece aún peor lo que persigue a Gerry Adams. Su sobrina le explicó que su padre, hermano del político, le sometió a múltiple y graves abusos sexuales desde que tenía cuatro años. Gerry Adams ha dicho que creyó a su sobrina, que aún la cree y que por eso apartó a su hermano del Sinn Fein cuando intentó desempeñar un papel dirigente en la organización del partido. Pero eso es mentira (…) se ha demostrado que Gerry Adams mintió, que su hermano (…) fue amparado por el líder republicano irlandés años después de conocer lo que hizo” (blog personal del periodista; texto escrito el 10 de enero de 2010).

Es aconsejable también regresar a la hemeroteca y releer el reportaje publicado en el suplemento dominical Crónica de El Mundo titulado ‘El horrible secreto de la familia Adams’ (27 de diciembre de 2009). Parece que la comunidad internacional tiene razones suficientes para tener en permanente aislamiento al ex terrorista irlandés. Cuando se juzgue a Liam Adams, Gerry podría ser condenado por encubrimiento de los delitos sexuales de su hermano.

¿Quién paga todo este happening? No lo sabemos; no lo han dicho los organizadores; tampoco ha abierto la boca al respecto ni el Gobierno vasco ni el central, de lo cual es legítimo deducir que los fondos son opacos.

Bertie Ahern fue primer ministro de la República de Irlanda entre 1997 y 2008. No sólo llevó al pequeño país a la quiebra y el subsiguiente rescate, sino que tuvo que renunciar al cargo entre un enorme clamor de acusaciones de corrupción que él, en parte, reconoció. Esta circunstancia ha segado su proyección internacional y sus voluminosas ambiciones políticas en la Unión Europea. No dispone de ningún cargo institucional en la UE aunque llegó a pretender, entre otros, el de presidente del Consejo de Europa. Se dedica a la mediación, pero, pese a haber firmado el ‘Acuerdo de Viernes Santo’ en 1998 el premio Nobel de la Paz se lo llevaron otros líderes más transparentes y apreciados: Jonh Hume y David Trimble.

Pierre Joxe, ex ministro socialista francés del Interior, está decididamente muy mayor, y se le nota. Veremos si avala el derecho a decidir de las tres provincias vasco-francesas para crear con Iparralde la gran Euskal Herria de ETA, independiente y socialista. Estos son los grandes padrinos internacionales de la Conferencia de San Sebastián con el acompañamiento de secundarios como el ex jefe de Gabinete de Blair,Jonathan Powell, y la despistada Gro Harelm Brudtland. Es verosímil que ninguno de ellos tenga algo distinto a una “puñetera idea” del problema, como ayer declaro González Pons.

Dos últimas pero importante cuestiones
La primera: ¿Quién paga todo este happening? No lo sabemos; no lo han dicho los organizadores; tampoco ha abierto la boca al respecto ni el Gobierno vasco ni el central, de lo cual es legítimo deducir que los fondos son opacos. ¿Cobran estas figuras internacionales o no? ¿Los gastos de traslado y mantenimiento son por su cuenta o lo paga Lokarri? ¿De qué vive Brian Currin y los demás miembros de GIC? Haría falta una cierta explicación. ¿O no?

La segunda,¿Qué hará ETA? De momento ha logrado que la campaña de Amaiur alcance hoy su punto culminante con el PNV y el PSE de palmeros y con un López secuestrado por Eguiguren. Tiene en el acuerdo de Guernica una renovada plataforma negociadora. La Conferencia le va a pedir que deje las armas, pero al Estado le requerirá una negociación en la que no haya vencedores ni vencidos, en la que no se hablará de terrorismo sino de “conflicto”, en la que se pedirá libertad para sus presos y renegociación del estatuto político general del País Vasco. Logrará lo que quiere: una legitimación retrospectiva a su trayectoria criminal para intentar “volver a casa” con la épica de los gudaris (soldados) y sin la vergüenza de los asesinos. La banda emitirá pronto un comunicado adhiriéndose al acuerdo de Guernica, sin autodisolución ni abandono definitivo de las armas.

Mientras, Antonio Basagoti, presidente del PP vasco, en una estrategia maquiavélica, deja que López haga el peor de los ridículos (ayer desde Nueva York despotricó contra la Conferencia aunque su partido estará en ella) en tanto las encuestas de ayer domingo en dos periódicos (El País y El Mundo) delataban que los ciudadanos españoles se oponen hasta al acercamiento de los presos incluso aunque los etarras renuncien a las armas. Y, por supuesto, que la debacle del PSOE el 20-N se macera en errores político y morales como el de la farsa de San Sebastián, que arrojará a los socialistas vascos al pozo electoral de ser la cuarta fuerza política en los comicios generales; Amaiur superará al PNV y, seguramente, el PP pisará los pies a los nacionalistas.

Presentación de la Conferencia de Paz.
Currin cobra 500 euros al día por su mediación
Los organizadores de la farsa etarra se niegan a revelar quién la financia

El PP dice que los asistentes “no tienen ni puñetera idea”. El PSOE envía a Eguiguren y Carlos Totorika al evento. Las conclusiones pedirán a ETA el “cese definitivo de la violencia”
Alberto Lardiés. Madrid www.gaceta.es 17 Octubre 2011

Opacidad pura y dura. La red ciudadana por el acuerdo y la consulta, Lokarri, que organiza la llamada Conferencia de Paz, se niega a explicar quién o quiénes financian el evento. LA GACETA se puso ayer en contacto con los organizadores para conocer qué o quién hace posible que decenas de personas, algunas de ellas llegadas desde el extranjero, pasen varios días alojadas en San Sebastián. Y la respuesta fue que “sobre ese asunto no vamos a hacer comentarios”.

Es evidente que Bildu, que aplaudió la celebración de la conferencia y que gobierna el Ayuntamiento de San Sebastián y la Diputación de Guipúzcoa, donde tiene lugar el acto, ha colaborado activamente. El Gobierno aseguró el pasado viernes que “ignora” quién paga este asunto. Y el Ejecutivo vasco ha decidido no acudir. ¿Quién paga el acto? ¿Y quién costea los honorarios de los mediadores? No hay explicación oficial.

Gastos cuantiosos
Lo que está claro es que, como se supo hace meses, el abogado sudafricano Brian Currin, gran urdidor de todo esto, cobra la friolera de 500 euros diarios por su trabajo. Además, el invitado estrella de la conferencia, que no es otro que el ex secretario general de la ONU y premio Nobel de la Paz en 2001, Kofi Annan, cobra suculentas cantidades por su participación en este tipo de actos (cobró dos millones de euros por acudir a una conferencia en 2008 en Irán).

A todo ello hay que sumar los costes, que no deben de ser baladíes, de la presencia en San Sebastián durante varios días –con alojamiento y pensión completa– de miembros de cuatro fundaciones extranjeras que toman parte en la denominada “Conferencia Internacional” para promover la resolución del conflicto en el País Vasco. Se trata de los organismos Berghof Foundation (de Alemania), Conciliation Resources (de Reino Unido), The Desmond and Leah Tutu Legacy Foundation (de Sudáfrica) y Noref (de Noruega).

La plataforma Lokarri (palabra que significa “lo que sirve para unir”), encabezada por Paul Ríos, se encarga de coordinar y organizar el acto, pero no de financiarlo.

Como adelantó LA GACETA, ayer mismo empezaron las reuniones entre los mediadores internacionales y algunos de los participantes en la conferencia. Fuentes conocedoras del encuentro de ayer aseguran que “lo más lógico” es que hoy, a las cinco de la tarde, cuando se hagan públicas las conclusiones, haya una petición expresa a la banda criminal para que acometa cuanto antes el “cese definitivo de la violencia”.

En cuanto a las concesiones que se le exigirán al Estado, los dos asuntos claves serán la legalización del brazo político de ETA (ahora travestido de Sortu) y el acercamiento de los presos etarras a cárceles del País Vasco, que sería el paso previo a una futura amnistía parcial. El siguiente paso que se espera es el ansiado comunicado de ETA en respuesta a la conferencia. Fuentes de la lucha antiterrorista siguen pensando que es “muy complicado” que la banda anuncie su final, como se está especulando.

Y las mismas fuentes dan por hecho que será Kofi Annan el encargado de hacer públicas todas las conclusiones. “Él leerá en inglés, pero también habrá traducción simultánea al español, el euskera y el francés”, comentan. Obviamente, el motivo de que Annan sea quien ponga la cara busca que el asunto adquiera una mayor relevancia internacional.

Negociador
Por parte del PSOE estarán hoy en la capital donostiarra Carlos Totorika y Jesús Eguiguren. Este último fue el urdidor del mal llamado proceso de paz, entre 2005 y 2007. Totorika, hoy secretario de Economía del partido, era alcalde de Ermua cuando ETA asesinó al concejal Miguel Ángel Blanco. Por su parte, el lehendakari, Patxi López, reclamó ayer desde Estados Unidos a ETA y su entorno que aprovechen el acto “para poner punto y final”. Mientras, el portavoz del PP, Esteban González Pons, fue muy explícito al asegurar que los observadores internacionales que acuden hoy a San Sebastián “no tienen ni puñetera idea” sobre lo que pasa en el País Vasco.

EXCLUSIVA: DOCUMENTOS INTERNOS DE LA BANDA
ETA veía imposible la «cumbre de Paz» sin un pacto con el PSOE
En su texto, elaborado en 2009, la banda dice que «lo importante es establecer un compromiso con el PSOE, la izquierda abertzale y la comunidad internacional». Una comisión de la izquierda abertzale debía establecer los contactos para organizar el evento e informar a la dirección de la banda.
El lendakari pidió ayer a ETA y a su entorno que aprovechen la conferencia de paz «para poner punto final».
J. M. Zuloaga La Razón 17 Octubre 2011

La conferencia internacional, que se celebra estos días en San Sebastián, forma parte de un plan trazado por ETA y Batasuna, dentro de lo que titularon «Foro para una solución democrática». La conferencia sería el elemento, el empuje venido desde el exterior, decisivo para forzar al Gobierno a abrir una negociación. La banda, según documentos secretos de los terroristas, a los que ha tenido acceso LA RAZÓN, consideraba que su celebración y efectividad eran imposibles si no se llegaba a algún tipo de compromiso previo con el PSOE y con personalidades internacionales. «Lo importante es establecer un calendario de compromisos entre el PSOE, la izquierda abertzale y la comunidad internacional para fijar el momento adecuado de celebración de la conferencia. Hay que pactar un “guión de acontecimientos fundamentales” para que el proceso tenga bases firmes y abra el camino a la negociación y posteriores acuerdos», se subraya.

Nombre similar
En los documentos, de carácter estratégico, elaborados hace unos dos años, no se dice, lógicamente, si se produjeron esas conversaciones y alcanzaron los acuerdos, pero lo cierto es que la «conferencia» se celebra estos días en San Sebastián. El nombre elegido por ETA es similar al que ha puesto Lokarri, la entidad que oficialmente ha organizado el evento: «Conferencia Internacional por la Paz y soluciones políticas en Euskal Herria».

Los cabecillas de la banda pensaron que el mencionado «foro», para ser efectivo en todos los campos, debía tener una base despolitizada, en la que, en teoría, cupieran todos (incluido el PP) con el fin de que el proceso de negociación que se abriera no pudiera tener marcha atrás.
En los documentos, ETA no habla en ningún momento de disolverse y entregar las armas, aunque explica que su plan debía desarrollarse en un «ámbito de ausencia de violencia»: el alto el fuego actual.

Los terroristas daban gran importancia a que el «Foro para una solución democrática» tuviera un cierto carácter selectivo, ajeno a los movimientos de masas, e incidiera en los sectores de la sociedad con mayor influencia, en especial en los medios de comunicación. Partidos políticos y sindicatos, tanto del País Vasco, Navarra y el resto de España; personalidades del mundo intelectual y de la comunidad internacional, con especial atención a los dirigentes de la socialdemocracia europea; periodistas; miembros de la Iglesia; premios Nobel… todos eran objetivos de una comisión de la llamada «izquierda abertzale» (Batasuna), encargada de establecer los contactos necesarios.

La comisión debía trabajar a las órdenes de los cabecillas de la banda «y redactar actas de todas las reuniones que celebraran para hacérselas llegar a la dirección política». Entre sus misiones figuraban la de «buscar personalidades del mundo internacional dispuestas a implicarse» en el plan de forma permanente (Brian Currin puede ser el mejor ejemplo); realizar un seguimiento permanente de los grandes grupos de comunicación y determinar cuáles podrían apoyar el «proceso» y establecer contactos con la Iglesia y líderes de opinión.

La comisión
A ETA le preocupaba la composición de la comisión de la «izquierda abertzale», dados los fallos que se habían producido en el pasado. Debían ser personas absolutamente integradas en el entramado de la banda, con acreditada experiencia, a los que no asustara la asunción de responsabilidades y que, se enfatizaba, estuvieran en permanente contacto con la «Dirección Política».

Los pistoleros eran conscientes de que su plan no serviría de nada sin el apoyo exterior, que la iniciativa precisaba del concurso de personalidades internacionales que dieran cobertura no sólo a ETA sino también al PSOE, que, lógicamente, estaría limitado en su movimientos por sectores de la sociedad (víctimas) y por el PP.

En Londres
En principio, antes del adelanto de las elecciones decidido por Rodríguez Zapatero, pensaron en celebrar una primera conferencia en Bruselas, Londres o Irlanda, pero hubo que saltar esa parte de la hoja de ruta, el «guión de acontecimientos», para pasar a la prevista en el País Vasco. «La conferencia –se decía en uno de los documentos– tiene que estar organizada con detalle, ajena a improvisaciones, y debe ser acordada previamente con las personalidades internacionales llamadas a supervisar con posterioridad un proceso de negociación». Asimismo, se debía establecer la agenda mediante conversaciones con la «comunidad internacional y el PSOE».

ETA reconocía que todo este plan era imposible si seguía con los asesinatos y los coches bomba; además de la labor de las Fuerzas de Seguridad para evitar su actividad criminal. Por ello, abogaba para que se estableciera ese «guión de acontecimientos fundamentales», en el que se fijaran los pasos a seguir y la fecha en la que se debían producir.

El adelanto de las elecciones trastocó los planes, pero la banda, tras el anuncio del alto el fuego, logró la legalización de Bildu; que se abra la posibilidad de traslado de los presos al País Vasco, y que el Gobierno no haya puesto ninguna pega a la presencia de «observadores internacionales» en territorio nacional.


«The Guardian» prevé el fin esta misma semana
El diario británico «The Guardian» publica una información en su edición de ayer en la que asegura que la banda terrorista podría anunciar su «final definitivo» durante esta semana. «The Guardian», que cita «fuentes cercanas a las negociaciones», se hace eco de la presencia hoy del ex secretario general de la ONU Kofi Annan en la «conferencia de paz» de San Sebastián, así como la reciente adhesión de los presos etarras al «Acuerdo de Guernica».
 


Recortes de Prensa   Página Inicial