AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 21 Octubre 2011

 

No nos vamos a dejar engañar
Carlos Dávila. www.gaceta.es 21 Octubre 2011

No nos vamos a conformar, queremos saber la verdad, el trueque producido.

Nuestro titular de portada explica exactamente cuál es nuestro pensamiento, el de Intereconomía y, claro está, el mío, sobre el nuevo comunicado de ETA. Casi mil asesinatos, miles y miles de víctimas, cientos de personas extorsionadas por los bandidos, casi medio millón de personas que han tenido que abandonar el País Vasco amenazadas de muerte, cincuenta años de terror generalizado, es el balance de una banda de forajidos que han atemorizado a todo un país durante cinco décadas. Ahora se despiden como si no hubiera pasado nada: sin pedir perdón por tanta sangre, sin disolverse formalmente y sin arrepentirse por tanto daño.

¿Por qué lo hacen? Primero, porque ya no tienen lo que ellos mismos han venido llamando “capacidad operativa” y, segundo y sobre todo, porque han logrado casi todo, por no decir todo, lo que se proponían. Lo último ha sido el reconocimiento internacional, uno de sus deseos más pertinaces. Aquí lo que parece es que se ha negociado entre iguales y que gracias a ese acuerdo ya nos han dejado de matar. Y cómo no alegrarse de que ya no haya más asesinatos; cómo no felicitarse de que no regrese el miedo que nos ha presidido una cincuentena de años. Rubalcaba, supongo que verdaderamente emocionado, tuvo ayer el mal gusto de “sólo” acordarse de las personas que murieron a manos de ETA cuando él era ministro del Interior.

Nadie nos puede confundir: no le debemos nada a ETA. Alguien a partir de ahora puede caer en la estúpida y cruel tentación de agradecer a los terroristas que ya no vayan a matar más. De eso nada. Y preguntaba: ¿por qué esto? Pues además porque a ETA ya le está pagando nuestro Estado gracias a la política del zapaterismo y porque dentro de muy poco tiempo, y también por la miserable actuación del Estado socialista, estarán presentes en el Parlamento de la única nación que hay en España y que ellos ni siquiera reconocen. ¿Se imaginan este Congreso de los Diputados siendo sede de las soflamas repugnantes de los asesinos y sus secuaces? No nos vamos a conformar, queremos saber la verdad, queremos saber el trueque que se ha producido. No nos vamos a dejar engañar.

Declaración por duplicado. ¿Dará votos al PSOE la réplica que hace ETA de la declaración de Ayete?
Manuel Luaces Periodista Digital 21 Octubre 2011

Nadie duda de que en el plazo de tres días hemos recibido en dos ocasiones el mismo comunicado. La declaración de Ayete (una traducción extraña) y el comunicado de ayer de ETA (el original) son el mismo papel. El lenguaje y los conceptos no han variado lo más mínimo: confrontación armada ("guerra"), solución democrática, consecuencias del conflicto, proceso de negociación (con Francia y España). Aceptado esto sólo cabe preguntarse, ¿qué estamos celebrando hoy que no pudiéramos celebrar el lunes? Por otro lado, dejémoslo dicho, es mejor la disolución de la banda terrorista que el cese de la actividad armada. Pero es mejor el cese que la actividad armada.

Es cierto, en la declaración de ayer, ETA, con impudicia y obscenidad, hace un homenaje a sus asesinos a la par que se olvida de nuestras víctimas: "la crudeza de la lucha se ha llevado a muchas compañeras y compañeros para siempre. Otros están sufriendo la cárcel o el exilio. Para ellos y ellas nuestro reconocimiento y más sentido homenaje". Y, por si esto fuera poco, añade que "la lucha de largos años ha creado esta oportunidad"; o sea, la lucha ha merecido la pena porque ha dado sus frutos. Sin duda toda una lección moral.

El problema, ahora, es qué vamos a hacer. ETA coloca la pelota en nuestro tejado. Zp lo asume y acepta: "al Gobierno y al Parlamento que resulten de las próximas elecciones generales les corresponderá conducir esta nueva etapa, que también deberá responder a un compromiso unitario". La pregunta que tendríamos que hacer a Zp es la siguiente: ¿qué se supone que vamos a negociar, nosotros y Francia? Tal vez ERC ha contestado, ayer mismo, a esta pregunta: es hora de poner encima de la mesa la independencia de Cataluña y el País Vasco (¿acaba el comunicado de ETA con la apelación a un País Vasco socialista e independiente?).

Antes de la declaración de Ayete, Elena Valenciano dijo que el PSOE había recuperado 700.000 votos. ¿Cuántos creen que recuperarán con la declaración de ETA? La prensa digital de ayer hablaba de "regalo" a Zp, de flotador, de tanto a favor del PSOE. En los últimos días también se dijo que según el CIS los españoles colocaban el problema del terrorismo en un lugar muy secundario; lo que daría por amortizado el presunto beneficio de la declaración del cese de la actividad armada.

España, en las elecciones municipales, un dato con más valor objetivo que las recientes encuestas, ha condenado con dureza la política de Zp. El matrimonio gay, la cuota feminista y el cese de la actividad armada de ETA, sin disolución, ni perdón, ni entrega de armas, difícilmente podrán compensar la tensión y división creada en la sociedad española, el paro masivo (y en progresión), la altísima tasa de riesgo de pobreza (21,8%), el millón largo de familias en las que no entra ni una sola paga, los desahucios diarios, los mayores recortes sociales de la democracia, la insostenibilidad de la Seguridad Social, la intervención a que está sometida España, el retroceso de la renta per cápita a niveles del año 2005, la rebaja de la calificación de la deuda de Castilla La Mancha a la condición de bono basura, etc.

La España que deja Zp es un Estado del Bienestar muy disminuido, debilitado, al borde del precipicio (¿todavía podemos hablar de Welfare State?): el 35,9% de los hogares no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, el 26,1% de los hogares llega a fin de mes con dificultad o mucha dificultad, el 26,5% de los menores de 16 años se encuentran en una situación de riesgo de pobreza, el 6,1% de hogares tiene retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal (datos de la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística).

La condena a Zp está certificada por el propio PSOE. RbCb deja a un lado al presidente del Gobierno, incluida su mítica Segunda República, y se acerca a Felipe González y a los años ochenta como nuevo referente histórico de la izquierda. El Jarrón Chino, el Abuelo Cebolleta (según palabras de una compañera de partido), vuelve a ser el icono. A Zp lo tienen escondido: ni siquiera RbCb se atreve a reivindicar los ocho años de legislatura zapateril. (Lo que nos mantiene asombrados es la sospecha de que RbCb crea que no tiene nada que ver con Zp.)

Según Suetonio cuando Julio César cruzó el Rubicón, desafiando al Senado, exclamó: Alea jacta est (La suerte está echada). Pues eso.

ETA ha ganado, por las concesiones políticas.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 21 Octubre 2011

ETA ha conseguido su objetivo y ha logrado que los partidos demócratas, es un decir, se pongan de acuerdo en escenificar la mayor mentira de la democracia española, es otro decir. Nada menos que tras el miserable comunicado de ETA, cuyo texto ha de ser analizado con la frialdad de lo que dice su literalidad y dejarse de interpretaciones, se ha llegado a afirmar que ETA ha sido derrotada y además "sin concesiones" según Zapatero y "sin ningún tipo de concesión política" según Rajoy. Causa arcadas el presenciar la hipocresía y el cinismo no ya del propio comunicado de ETA, sino de las manifestaciones de estos líderes cuyo objetivo es hacer creer a los ciudadanos lo que no es sino el final de la segunda escena de la farsa montada,a la espera de la tercera y definitiva. http://libertaddigital.com/documentos/comunicado-cese-actividad-eta-41912386.html

De Zapatero o de Rubalcaba no podía esperar otra cosa que el que se adjudicasen el éxito de semejante engendro. Lo que ya no esperaba era la reacción del PP y de Rajoy, que me parece de tal gravedad y cinismo que va a lograr el efecto contrario al que parece pretender en su tacticismo arriolista de aparcar este asunto y no empañar su carrera hacia la Moncloa. Una vez más, la táctica electoral simple sustituye a la ética, a la dignidad y a la defensa real de la memoria de las víctimas, sin siquiera una mención de la palabra terrorismo en todo su discurso, sustituyéndola por "violencia".http://www.libertaddigital.com/documentos/comunicado-rajoy-sobre-eta-41912388.html

Lo peor de todo es que la ciudadanía parece estar encantada con cómo se van desarrollando los acontecimientos y prefieren creer a los que repiten que "hemos ganado", cuando la situación desgraciadamente es la contraria. ETA ha ganado y el Estado de Derecho y los españoles han perdido. Y se ha perdido desde el mismo instante en que un politizado Tribunal Constitucional dio su visto bueno a la legalización de BILDU, a pesar de la sentencia del Tribunal Supremo y de los informes policiales donde se demostraba que esa formación no se diferenciaba de ETA.

El comunicado de ETA es una extensión y una reincidencia en los postulados que lleva años exponiendo. Su mayor victoria desde luego ha sido retomar una representación política en las Instituciones de El País Vasco y Navarra y presentarse ahora a las elecciones generales para lograr representación en el Congreso de los Diputados. Su prepotencia es tal que se atreve a igualarse con los Gobiernos de España y Francia y se erige en el representante de "todos los vascos" ninguneando a otras fuerzas políticas que no sean de su cuerda.

Un comunicado que es simplemente basura y una afrenta más contra los 857 asesinados que no 829 como dijo Zapatero, y las más de 10.000 víctimas de los atentados de estos terroristas durante los cincuenta años de su existencia. Medio siglo de terrorismo, de chantaje y de intento de doblegar al pueblo español para imponer su régimen socialista y la independencia en lo que llaman "Euskal Herria" una fantasía de un orate como Xabier Arana en su sueño de construcción de esa utopía.

Pero creo que por mucho que se escriba y se denuncie este definitivo intento de colarnos a ETA y ceder a su chantaje por parte de los principales partidos políticos PSOE y PP, con la complicidad interesada de los partidos nacionalistas separatistas, no lograremos que los ciudadanos consigan ver el engaño y no se presten a esta mezquina farsa.

Las víctimas de ETA son las que van a salir el próximo sábado 29 de octubre a decir otra vez a estos traidores "EN MI NOMBRE NO". Si mi salud no me lo impide allí estaré una vez más en lo que considero que es mi obligación como español y lo que me dicta mi conciencia como ciudadano que aspira a que España sea una democracia real y no un Estado cobarde que siempre cede al chantaje de los terroristas.

Lo de ETA es puro teatro, y ZP, Rajoy y Rubalcaba en el ajo.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 21 Octubre 2011

Que ETA no mate, aunque sea por unos meses es cojonudo. Que ETA no se disuelva es mosqueante. Que ETA no entregue las armas es preocupante. Que visto eso, uno oiga por todos lados que esto es el final de ETA me hace sonar las alarmas. Que nadie, o casi nadie salvo las víctimas y poco más, se malicie otra tregua trampa pactada con ETA es inquietante.

Porque yo me pregunto, si ETA ha dicho que lo de no matar es definitivo ¿para qué quiere las armas? Si ETA dice que su decisión es clara, firme y definitiva, ¿por qué no se disuelve?

Personalmente tengo la mosca detrás de la oreja. Que ETA anuncie el cese definitivo de su actividad asesina días antes de unas elecciones da que pensar y más viendo que hasta los críos de teta sabían desde hace más de un año que ETA haría lo que ha hecho. Si ETA se presenta a las elecciones generales, que la dejarán hacerlo, ya tenemos concesiones políticas que dicen que no ha habido. Si vemos a Rubalcaba ponerse la medalla, ya sabremos que este paripé estaba pactado para empujar electoralmente al PSOE.

Que ETA en 2006 declarase un alto el fuego permanente que dejó de ser permanente cuando volvió a matar es historia, y que ahora declare un cese definitivo de la violencia, con condiciones, significa, casi seguro, que volverá a matar si no se le conceden esas condiciones y si se le conceden apaga y vámonos.

Esto es otro paripé de ETA pactado con ZP y Rubalcaba y con la preocupante realidad de saber que Rajoy está en el ajo. Estos tres estaban conchabados, y basta leer sus declaraciones para tener constancia de que están pactadas y escritas antes de que ETA hiciese su numerito. Y para más INRI sale el Rey bendiciendo la martingala.

ZP ha dicho, “la paz es definitiva y sin condiciones”, gran mentira ya que las condiciones se le han concedido a ETA antes y se le concederán otras estos meses, veremos presos en la calle, veremos a ETA en las elecciones, veremos negociaciones, veremos ignominia, veremos alta traición. También dijo ZP “Al Gobierno y al Parlamento que resulten de las próximas elecciones generales les corresponderá conducir esta nueva etapa, que también deberá responder a un compromiso unitario”.

Hay que ser muy ciego para no preguntarse, que si fuese cierta la mentira de Zapatero de que la paz (maldita palabra cuando no hay guerra) es definitiva (usa ZP la misma palabra que ETA), esto estaría liquidado y punto, pero cuando dice que el próximo gobierno deberá conducir esta nueva etapa con un compromiso unitario, ¿de qué habla, de negociar, de pactar lo que ETA pide, para qué si teóricamente no hace falta nada si todo está acabado?

Todo puro teatro, todo un paripé más, todo resultado de la maldita hoja de ruta de Zapatero y ETA al infierno, todo negociado con los terroristas con anterioridad, y ETA no deja las armas porque piensa usarlas, y ETA no se disuelve porque piensa seguir activa. ¿Hacen falta más pruebas de que todo es una engañifa? ¿Alguien ha oído a ZP, a Rubalcaba o a Rajoy decir que seguirán combatiendo a ETA mientras ETA exista y queden asesinos y delitos por juzgar?, ¡joder que tropa¡

¿Quo vadis Rajoy?, ¿tan abultado es el expediente que tienen sobre ti en el CNI o solo es por los votos?

Dejé mis manifas semanales porque protestar por lo de ETA contra un ZP acabado equivalía a lo que en plan bruto en mi pueblo califican de hacerle pajas a un muerto. Volveré a mis manifestaciones semanales de protesta contra el montaje con ETA y contra el que ya todas las instituciones del estado estén pringadas con lo de ETA, del Rey para abajo. La primera pancarta será: ¿Tu quoque Mariano?, la segunda dirá “Con ETA, del Rey abajo todos pringados”, la tercera pondrá “Mariano, ¿qué le darás a ETA?”, y la cuarta “Rubalcaba lo que te faltaba, soltar lágrimas de cocodrilo”.

Adiós, ETA, adiós
Manuel Jabois El Mundo 21 Octubre 2011

La lógica de su discurso hacía prever que los terroristas se sacasen solemnemente los pasamontañas, los depositasen en la mesa, doblándolos con cariño, y dijesen mirando a la cámara: “Podéis ir en paz”. De hecho, si uno presta atención a esa snuff movie moral que presentó ayer la banda, cuya división audiovisual ha sustituido a la armamentística en lastimosa derrota, puede ver las sombras de los terroristas maniobrando a su antojo sobre la pared, como aquel Drácula de Coppola de manos largas como cuchillos. Puro embalaje ideológico. Luego se escuchó un clic, la pantalla se fundió en negro y, como Fouché dando la vuelta a la llave del club de los jacobinos, quedaron clausuradas más de cuatro décadas de terror.

Esas sombras que prolongan la agonía son las que se han ocupado durante años de asentar la cama de cebolla pochada sobre la que tumbar los muertos y hacerlos parecer trofeos antes que cadáveres. El caramelo de la paz viene envuelto en el albal quemado de un fumador de opio y hará bien el Gobierno en desenvolverlo con cuidado para no desmayarse envuelto en tentaciones. ETA es una banda presa de un paripé siniestro sujetado por cuarenta zombis. Ha perdido siempre, pero sólo ahora se dispone a elegir derrota como los tahúres sin baza que deciden entre el full y el poker para soltar el farol. Su magnanimidad recuerda al marido que deja a la mujer porque se le marchó con otro.

-¿Cómo habrían de vestir sus rendiciones quienes se graban de cofrades con boina leyendo un telepronter? –me pregunta un amigo.

Si aún hay quien cree que el final de ETA se producirá cuando un camión de terroristas aparque en una comisaría con las cajas llenas de pistolas para entonar un mea culpa que llene España de ayes de expiación puede sentarse a oír caer la lluvia. En su monólogo aturdido repleto de figuras retóricas vacías no ya de contenido, sino de forma, ha sostenido la banda una maquinaria criminal que ha acabado por ridiculizarse a sí misma en el espejo, ensimismada como Narciso a un paso del naufragio. Con semejantes atajos éticos, con tal fraude de estilo, se presentan en sociedad para hacernos ver que la solución pasaba porque Kofi Annan firmase un documento escrito por la corrección automática de Apple. Acabarán levantando un trofeo imaginario de una guerra inexistente. El Estado de Derecho ha de saber manejarlos como Benigni a aquel pobre crío que vivía feliz una mentira.

A ETA se le ajó el plomo, se le esfumó el aire a guerrilla clandestina que todavía conmueve al extranjero, como si exigiese táctica militar aparecer en un restaurante, pegarle un tiro a un señor en la cabeza y subirse a un coche. Nunca se supo qué fue más ridículo: si hacer eso o creer que con ello se iba a liberar a un pueblo que no sabe muy bien de qué tiene que liberarse. De momento percibimos que la paz va en serio porque Batasuna está echando tripa en los despachos. Los abertzales les han robado las nueces a Arzalluz, se les están difuminando los ángulos del rostro y pronto parecerán muchachos del norte noblotes y fuertes cuyo único pasatiempo será jugar al pádel y acostarse con las nietas de Franco. Aún va la reconciliación a superar expectativas.

Comunicado de ETA
El proceso continúa
Emilio Campmany Libertad Digital  21 Octubre 2011

La ETA anuncia el cese definitivo de la lucha armada. Pero no lo hace declarando su disolución ni su rendición incondicional. Luego, no es un abandono sincero porque la banda sigue existiendo. Y sólo tiene sentido que siga haciéndolo como banda terrorista dispuesta a emprender nuevamente la violencia si el proceso político que se supone se ha abierto no va en la dirección que a ella le parezca adecuada. Que las cosas son así lo denota el mismo lenguaje del comunicado, que es el que emplearía un vencedor. Se nota sobre todo cuando dice "en adelante, el camino tampoco será fácil". Es decir, se supone que han llegado hasta donde están gracias a la lucha armada que hoy abandonan, pero dan por supuesto que en el futuro hay nuevos logros que alcanzar que al parecer ya no es posible conseguir gracias a ella.

El comunicado está queriendo dar la impresión de que se les ha concedido el reconocimiento de la existencia de una Euskal Herria con la que hay que negociar la salida pacífica de un conflicto que tiene con España y con Francia, y que el abandono de la lucha armada se debe a que ambos países están finalmente dispuestos a abrir un proceso pacífico de resolución de ese conflicto en directa negociación con los partidos vascos. El primer paso de ese futuro diálogo se supone que ha sido precisamente la conferencia internacional de San Sebastián.

El Gobierno y el PSOE, por su parte, quieren presentar el comunicado como una victoria, como si el comunicado fuera el reconocimiento de una derrota. Fin del terrorismo. Hemos ganado. De modo que tenemos ante nosotros un armisticio en el que ambos bandos se presentan como vencedores y fingen no haber cedido nada cuando la verdad es que ambos lo han hecho. La ETA abandona la lucha armada sin haber logrado la independencia de su fantasmagórica Euskal Herria. Y el Gobierno dice haber derrotado a la ETA reconociendo a un tiempo que el proceso continúa y que corresponderá al siguiente Gobierno dirigirlo. De forma que hay un proceso. Y no ha terminado con este comunicado. La ETA seguirá ahí negociando.

Todo parece indicar que la organización dice que abandona la lucha armada sólo porque se obligó a hacerlo en el proceso de negociación que, como muy bien reconoce Zapatero, continúa. Y sólo puede hacerlo bajo la amenaza de una vuelta de los asesinatos, pues si tal espada de Damocles no pesara sobre todos nosotros ¿qué sentido tendría seguir negociando con la ETA una vez que ha abandonado la lucha armada si de verdad lo hubiera hecho?

Queda saber qué tiene decidido hacer Rajoy, si continuar el proceso cumpliendo todas o algunas de las promesas que haya podido hacer Zapatero o quebrarlo y arriesgarse a un retorno de la banda a la lucha armada que hoy dice haber abandonado con la boca chica. Bonita cuestión.

ETA
La guerra por otros medios
Antonio Robles Libertad Digital 21 Octubre 2011

Con tanto estruendo de bombas y liturgias terroristas estamos perdiendo la razón capital de por qué España no debe ni puede negociar con ETA.

Hay un error de partida cada vez que se sostiene que ceder o negociar con ETA es una villanía porque se ofende la memoria de las víctimas. Sin lugar a dudas es una ofensa a las víctimas, pero no es el fundamento político, ni ha de ser la causa por la que el Estado deba rechazar conferencias de paz. O al menos, no debe ser "la" causa. No es una cuestión de ofensas, sino de principios democráticos. Es el Estado de Derecho entero el que se cuestiona. Si matar hasta aterrorizar a la sociedad puede lograr borrar el delito, el compromiso de dirimir las diferencias sin violencia como fundamento de la Democracia se quiebra.

Tampoco es una cuestión de duelos. Si así fuera, cualquier circunstancia subjetiva podría suplantar el fundamento del Estado de Derecho. Son las razones objetivas de la democracia, esas que nos han convertido a todos en ciudadanos, las que se están cuestionando si damos rango de Estado a quienes sólo son delincuentes.

Si fuera por el dolor de las víctimas, ¿qué gobernante arriesgaría una sola vida en la defensa de la dignidad, la libertad o la seguridad de una sociedad? ¿Cuánto sufrimiento se cobró la defensa de la libertad en la IIª Guerra mundial? Los 50 millones de muertos se podrían haber evitado si las sociedades abiertas hubieran claudicado como claudicó el primer ministro británico, Neville Chamberlain, en la conferencia de Múnich de 1938 cuando permitió a Adolf Hitler anexionarse los Sudetes con la esperanza de apaciguar su voracidad y evitar la guerra.

No son las emociones subjetivas de las víctimas, sino la defensa del Estado de Derecho la razón instrumental imprescindible para garantizar per se y universalmente la dignidad de todos los ciudadanos, es decir, de todas las víctimas de ayer, de hoy y del futuro. Porque defendemos la aplicación sin excepciones del Estado de Derecho podemos evitar la existencia de víctimas, y no al revés.

Se cae en ese error emocional, porque el dolor ha suplantado la causa primera por la que ETA comenzó a matar. Han sido tantos los muertos y tanto el terror que aún nos ahoga, que tendemos a relativizar sus fines. Y sus fines, al menos con esta Constitución, son inaceptables. ETA comenzó a matar por la independencia y el socialismo de hoz y martillo. Y en ello sigue. Y por ello ha escenificado sus delirios de Estado con una conferencia de paz donde se quiere acabar una guerra que nunca existió. Todo un juicio de intenciones.

Es posible que ETA busque una salida, pero no para renunciar a sus fines, sino para proseguir "su guerra" por otros medios. Si ahora está dispuesta a dejar las armas, no es porque haya caído en la cuenta de la maldad de sus actos, sino porque carece de fuerza militar y atmósfera social para seguir matando. Los fines siguen intactos. Ni una muestra de arrepentimiento, ni la más mínima intención de pedir perdón, nada que nos indique la sinceridad de sus propuestas de paz. Sólo una calculada puesta en escena de un plan para blanquear sus crímenes, escribir el final de un relato donde no hubo vencedores ni vencidos y exigir como pago buena parte de los objetivos por los que comenzó a matar. Se trata de aparentar que sus actos fueron legítimos. Un relato donde su mundo aberzale presente hoy en las instituciones acicala el escenario para evitar condenar la sangre derramada. Todo es mentira en esa liturgia maquillada. Hasta los recogenueces del PNV esperan sacar carroña sin asumir que su nacionalismo es el origen del mal. Cuando se comparten fines, se tiende a justificar sus medios. O a maquillarlos, como han hecho ahora, como han hecho siempre.

La integridad territorial del Estado es parte esencial de los derechos de todos los españoles. Si renunciamos a la ley, mañana tendremos el mismo problema, pero con los asesinos en las instituciones, más fortalecidos y el rencor a España gestionado desde ellas. Un asunto serio que solo puede ir a peor, incluso a reavivarse como los peores incendios. Sin descartar hechos consumados y violencia, ahora sí, de Estado a Estado. Llegado el caso, las víctimas se multiplicarán.

Ante esa amenaza, no deberíamos tomar en vano el reproche de Churchill a Chamberlain: "Entre la guerra y el deshonor, habéis elegido el deshonor, y tendréis la guerra".

Último tiro en la nuca
Arcadi Espada. EL MUNDO  21 Octubre 2011

¿QUÉ HAY después de cuarenta años, cientos de muertos, miles de heridos y exiliados?: España, un Estado de Derecho. Un Estado que liquidó ayer, hacia las
siete de la tarde, el último excremento del franquismo y el primero del nacionalismo, cuando tres patéticas capuchas dijeron adiós a las armas para siempre.

La magnitud del drama se aprecia en la grieta que se abre entre las frases 18 y 19 del comunicado. La frase 18 dice: «ETA ha decidido el cese definitivo de
su actividad armada» Y esta es la siguiente: «ETA hace un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo que tenga
por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada». Cualquiera con estudios primarios habría
visto aquí un intolerable anacoluto, «una inconsecuencia en la construcción del discurso» por decirlo en palabras académicas. Cuando se ha escrito una frase
que dice «ETA ha decidido el cese definitivo...» ya nunca jamás se puede escribir otra que atribuya alguna acción presente o futura a ETA. Fuera, se acabó.

Si ETA deja las armas, ETA ya no exige, ni insta ni reclama, ni siquiera, como hacían con modestia, tal vez un punto conscientes de su nueva condición, «hace
un llamamiento». ¿A quién vais a llamar, ahora, peleles? ¿Quién os va a hacer el más mínimo caso para superar no sé yo qué conflictivas supuraciones de la
historia? Ya os lo dijimos en las calles, más de una vez: «¡Sin pistolas no sois nada!» Nada. Un anacoluto. Una irrisión. Como máximo, os lo diré una vez más
gramaticalmente: una última pasiva refleja de cuatro tontos útiles. Útiles.

Yo comprendo a los que quieren que ETA pida perdón. Los comprendo y los quiero. Pero eso es un imposible ontológico. Tan imposible como que las armas callen.

ETA sólo dispara. Les reclaman no sólo el perdón sino que los terroristas vayan al fondo de su propia historia. ¡Quia! Miremos de frente, nosotros que sí
podemos, la última bala que han disparado. A la nuca, como siempre, evitando mirar a los ojos. A su nuca, evitando sus propios ojos. ¿Valentía póstuma,
pedís, a esos cobardes que sólo supieron matar por la espalda?

España es un país infeliz, viejo y limitado. Pero ha vencido. Su policía, sus jueces, sus políticos, tantas veces ineficaces, vagos, corruptos... han
vencido. Yo, que soy un sectario y que procuro no deberle nada a nadie, sólo lamento el beneficio que de este último tiro en la nuca saque el nacionalismo.

Ahora que cuando abra la boca ya no nos llegará el olor a sangre.

Foro Ermua lamenta que el Gobierno trafique con la justicia a cambio del golpe de efecto que necesita para el 20-N.

Censura que le permita el logro de "legitimarse internacionalmente"
EUROPA PRESS 21 Octubre 2011

La presidenta del Foro de Ermua, Inma Castilla de Cortázar, ha lamentado este lunes que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "trafique" con la justicia "vendiendo impunidad" para los presos de ETA a cambio "del golpe de efecto que necesita de ETA" antes de las elecciones generales del 20 de noviembre.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta de Foro Ermua ha cargado igualmente contra el Ejecutivo por permitir a la banda terrorista lograr "la más deseada de sus pretensiones, legitimarse internacionalmente". "La estrategia política de ETA es un éxito rotundo, logrando rentabilizar su actividad terrorista con proyección internacional, impunidad, poder y dinero", ha señalado.

En este sentido, ha considerado la reunión de la Conferencia de Paz celebrada este lunes en San Sebastián supone "más de la mismo" y pone de manifiesto "una absoluta ignorancia". "Se asume el lenguaje de ETA y se nos anima a "finalizar la confrontación armada", como si en España hubiera habido algo distinto a una banda de terroristas y a unas víctimas que han renunciado a la violencia delegando en el Estado de Derecho", ha precisado.

Asimismo, Castilla de Cortázar ha recordado que el Gobierno presenta la negociación en esta segunda legislatura "como algo ajeno" a él. "Mientras negaba la negociación y mantenía una impecable labor policial, avanzaba en su proceso con ETA, prodigándose en beneficios judiciales, penitenciarios y políticos", para lograr finalmente un golpe de efecto que pueda venderse electoralmente ante los comicios del 20-N", ha señalado.

"El Gobierno cede a ETA, encubre su estrategia, desinforma a la comunidad internacional, se agazapa tras unos mediadores internacionales que no logran suscitar apenas interés en los medios extranjeros. El Gobierno trafica con la justicia, vendiendo impunidad a cambio del golpe de efecto que necesita de ETA antes de las próximas elecciones generales", ha indicado.

Todo esto ha permitido a la banda terrorista lograr su anhelada presencia internacional, con una "sospechosa actividad de los mediadores internacionales, promovida activamente por el Ministerio de Interior", que se plasmó en la declaración subscrita por diferentes personalidades relacionadas con la resolución de conflictos el 29 de marzo de 2010 en el Parlamento Europeo y presentada por el abogado sudafricano Brian Currin.

"En ese mismo intento de presentar la negociación como un requerimiento de instancias ajenas, el Gobierno ha venido utilizado a las instituciones correspondientes, pretendiendo hacer creer que estaba al margen de esas decisiones, hasta la traca del Tribunal Constitucional con Bildu que actuó sin competencias en contra de una sentencia del Tribunal Supremo", ha indicado.

Esto, unido a la resolución del Parlamento Europeo de 2006, ha permitido a ETA lograr "la más deseada de sus pretensiones: legitimarse internacionalmente, consolidando su falaz argumentario al aproximarse a otros conflictos, como el de Irlanda del Norte". "Con toda esta estrategia el Gobierno desinforma a la comunidad internacional y hace baldío el esfuerzo de años para lograr el apoyo de Francia y de las grandes potencias europeas e internacionales en la lucha contra el terrorismo de ETA", ha concluido.

El comunicado de ETA: la herencia de los terroristas
Palabras que se lleva la onda expansiva
Carlos GARCÍA La Razón 21 Octubre 2011

Hasta ahora las palabras de ETA siempre se las ha llevado el viento, pero el viento de la onda expansiva. Y es que por desgracia para mí, ya he vivido tres treguas de ETA en las que de veras quise sentir esperanza, pero tras la ruptura de las dos anteriores consiguieron terminar con cualquier confianza que pudiera sentir hacia sus palabras. Ya sólo los hechos consumados nos sirven a quienes procuramos mirar hacia delante. Sí, hacia delante, pero sin olvidar el camino de dolor y sufrimiento, de engaños y muerte de ETA. Y hay tres cosas sin las cuales nada de esto será definitivo, que son: la disolución de la organización terrorista, la entrega de las armas y el arrepentimiento reconociendo el daño y el dolor causado a la sociedad vasca y española con la petición sincera de perdón a las víctimas del terrorismo.

Quiero tener esperanza, pero no les puedo conceder el beneficio de la duda cuando siempre hacen estos comunicados en el momento en que se aproximan las elecciones para poder presentarse, en este caso con Amaiur, antes con Bildu, la anterior con ANV... Siempre incorporan nuevos componentes ante la presión del Estado de Derecho, para poder seguir teniendo representación en las instituciones, portavoces políticos y financiación para sus fines. Porque a día de hoy Bildu sigue sin condenar a ETA y sin solidarizarse con las víctimas. Egoístamente reconozco que prefiero que por ahora no me quieran matar, ni a mí, ni a miles de ertzaintzas, policías, guardias civiles, periodistas, jueces, empresarios y tantas personas inocentes; pero no podemos flaquear ante sus cantos de sirena, ahora que está contra las cuerdas, y por eso, ahora más que nunca, se debe mantener la firmeza del Estado de Derecho, no se puede ceder a ninguno de sus chantajes, ni permitir que se humille a las víctimas, ni que por dejar de matar tengan ninguna recompensa como estar en las elecciones con Amaiur. Así, con esperanza e ilusión por la derrota y el final de ETA, pero sin confiar en ETA, su final estará más cerca hoy que ayer y menos que mañana.

Carlos García
Concejal del PP en Elorrio

los atentados de eta
Un reguero de sangre
El asesinato de una niña en 1960 inició una trágica cadena de atentados que causó víctimas en todas las regiones españolas
ANJE RIBERA | BILBAO. El Correo 21 Octubre 2011

El ataque contra el supermercado de Hipercor en Barcelona ha sido el más sangriento de la banda
Los 52 años del cruel caminar de ETA por la historia reciente de las sociedades vasca y española han causado un dolor incalculable, un agotador reguero de sangre que comenzó en 1960 -un año después de su fundación- y, por fin, se consumió ayer. Un rastro desgraciadamente cuantificado por las 858 personas asesinadas, los miles de heridos, la gran cantidad de familias destrozadas e innumerables víctimas indirectas.

Desde la niña Begoña Urroz, que inauguró la trágica lista de sus actuaciones al morir a causas de una explosión en San Sebastián el 27 de junio de 1960, hasta la última víctima, el agente francés Jean-Serge Nérin, muerto en un tiroteo con miembros de la banda ocurrido el 16 de marzo de 2010, cada una de las vidas que se cobró la sinrazón fundamentalista de ETA dejó un vacío irrellenable en Euskadi. Sin embargo, hubo acciones imposibles de clasificar que aún perviven en la memoria de un país que llevaba años detestando sus procederes.

La primera actuación criminal de gran relieve, quizá su atentado de mayor repercusión, tuvo lugar en los estertores de la dictadura, cuando el 20 de diciembre de 1973 en pleno centro de Madrid asesinó al entonces presidente del Gobierno y mano derecha de Franco, el almirante Luis Carrero Blanco. Un año después la banda explosionó una bomba en una cafetería de la capital y mató a trece personas.

La muerte de Franco en noviembre de 1975 trajo la democracia, pero no detuvo la demencia de ETA, que protagonizó una treintena de crímenes en los dos años siguientes. Tampoco paró sus tiros en la nuca y sus bombas cobardes la amnistía general decretada por el Gobierno de Adolfo Suárez en 1977, por la que salieron de la cárcel decenas de presos de la banda armada.

'Años de plomo'
Con la llegada de la democracia, paradójicamente, la banda terrorista vio cómo se multiplicaba el número de militantes y eso le permitió crecer y establecer una potente organización con comandos distribuidos en prácticamente la totalidad del País Vasco y Navarra.

Fueron los llamados 'años de plomo', con atentados casi a diario. Así, 1980 fue el ejercicio más sangriento, con 98 asesinatos. La escalada terrorista se mantuvo con altibajos hasta 1991 pasando del atentado selectivo a la utilización del coche bomba, método más dañino que ETA utilizó en 1986, cuando doce agentes de la Guardia Civil fallecieron al estallar un vehículo en Madrid al paso del autobús en el que viajaban; o en 1987 contra la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza, ataque que se saldó con la muerte de once personas, entre ellas cinco niñas de corta edad.

Repitió sistema en su acción más sangrienta, la del supermercado barcelonés Hipercor de 1987 -21 muertos- y también contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Vic, en la misma provincia, con nueve fallecidos, allá por 1991.

La crisis de Bidart, donde la banda fue descabezada, supuso un punto de inflexión a la baja tanto en el número de atentados terroristas como de víctimas provocadas por ETA. Es un período que, con diversos altibajos, se extiende desde 1993 hasta 2001 y en el que se contabilizan 107 asesinatos, a una media de caso doce víctimas por año frente a la media de 34 del período anterior. Sin embargo, no faltaron las barbaridades, como otro de los asesinatos más crueles cuando seis trabajadores civiles de la Armada murieron como consecuencia de la explosión de un coche bomba en el popular barrio de Vallecas el 11 de diciembre de 1995. Fue una época en la que cayeron indiscriminadamente ancianos y niños. Veintiún de sus víctimas han sido menores de edad, como Fabio Moreno, de un año, hijo de un guardia civil muerto en el mismo año.

Miguel Ángel Blanco
El secuestro y posterior asesinato del concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco, en julio de 1997, supuso, sin embargo, un antes y un después en la repulsa ciudadana. Nació el llamado 'espíritu de Ermua», con movilizaciones sin precedentes. Unas semanas antes tuvo su desenlace el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, enterrado en vida en un zulo de Mondragón durante 532 días hasta su liberación por la Guardia Civil en julio de 1997. Fue otra de las acciones de ETA que también mantuvo en tensión a todo el país.

Con la entrada del nuevo siglo, con su capacidad de acción reducida, sus atentados fueron más selectivos, con víctimas de renombre. Así asesinó a Ernest Lluch, a Fernando Buesa, a Francisco Tomás y Valiente, al jefe de la patronal guipuzcoana José María Korta o más recientemente al juez José María Lidón, al policía municipal Joseba Pagazaurtundua, el exconcejal Isaías Carrasco y el empresario Ignacio Uria.

CARTA DEL PADRE DEL ÚLTIMO GUARDIA CIVIL ASESINADO POR ETA
Ni olvidamos ni olvidaremos
Antonio SALVÁ La Razón 21 Octubre 2011

Diego, hijo, tu muerte no fue en balde. Lucharemos hasta el final para que se haga justicia, por ti y por las 858 víctimas del terrorismo. Nosotros hemos puesto los cadáveres encima de la mesa y ellos pretenden que tú tengas la misma consideración que los propios terroristas. Eso no será así. Sería la derrota de la justicia humana: equiparar al verdugo con su víctima. Tú, hijo, defendiste, junto a centenares de policías, militares, jueces y ciudadanos caídos, la Ley, y por eso te mataron. Diego, te mataron sólo por ser un Guardia Civil, por cumplir tu deber. La única guerra es la que ellos mantienen contra la democracia. Diego, por la dignidad y la justicia, no vamos a claudicar.

El fin de ETA será real cuando entreguen las armas y pidan perdón por el dolor causado, y cuando asuman su responsabilidad moral aquellos que les han ayudado políticamente con total impunidad. Diego, que sepan todas las víctimas que los que estamos aquí seguiremos luchando para que su memoria no se pierda. Me presento para senador en el último lugar por las listas de Guipuzcoa, que con tanta valentía y generosidad me ha ofrecido en Partido Popular. Si alcanzo esta responsabilidad, lucharé por vuestra memoria, para construir un mausoleo en el corazón de Guipúzcoa, con un fuego permanente, con tu nombre, Diego, y los de todas las víctimas asesinadas a manos de ETA. Para que viváis siempre entre nosotros. Porque, hijo, ni olvidamos ni olvidaremos.

Ni entrega de las armas, ni perdón a las víctimas: ETA quiere ganar
Este comunicado, al igual que los anteriores, está vacío de contenido, no hace justicia y sigue siendo papel mojado
HÉCTOR SALAZAR www.lavozlibre.com 21 Octubre 2011

Madrid.- “ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada”. Es la declaración comunicada por tres cobardes. Tres terroristas que ocultan su rostro, y sus verdaderas intenciones. Una capucha blanca oculta tres rostros, un triunvirato que sólo representa a la extorsión, el miedo y la barbarie. Casi seis décadas sembrando el pánico entre los españoles de bien. Sesgando vidas, destrozando familias, mutilando piernas y brazos, asesinando a hombres, mujeres y niños. Porque esos son los terroristas, asesinos de hombres, mujeres y niños.

Este comunicado, al igual que los anteriores, está vacío de contenido. No hace justicia, sigue siendo papel mojado. “ETA hace un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo que tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada”, dicen los asesinos. ¿De qué hay que dialogar?, ¿Cuáles son para los terroristas las consecuencias del conflicto?, ¿Qué es necesario, según los criminales, para superar la confrontación armada? Las preguntas son todavía muchas y las respuestas son nulas.

Las víctimas del terrorismo no han empuñado nunca una pistola. Han visto como sus padres o hijos caían abatidos a tiros o eran golpeados de lleno por un coche bomba. No hay conflicto. Durante 57 años sólo un bando ha existido. Unos asesinaban, pedían el impuesto revolucionario, coartaban la libertad, extorsionaban. Otros, tenían que abandonar su tierra, la que aman, por miedo no a su integridad, sino a la de los suyos. Por miedo, el impuesto revolucionario se pagaba. Muertes en vida, pena eterna.

Las víctimas del terrorismo deben decir la última palabra, ellas deben escribir el final de la historia, dramática, escrita con la sangre de casi mil seres humanos que querían ser libres. La libertad, esa condición que los terroristas no pueden soportar. “La crudeza de la lucha se ha llevado a muchos compañeras y compañeros para siempre. Otros están sufriendo la cárcel o el exilio. Para ellos y ellas nuestro reconocimiento y más sentido homenaje”. Los exiliados lo están porque han cometido delitos. Los que están en la cárcel es porque han sido juzgados conforme a la Ley. Los terroristas que han muerto intentaban matar a inocentes. ¿Homenaje?, ¿Acaso no se rinden homenajes en los pueblos del País Vasco y Navarra?

ETA no se ha disuelto. ETA no ha entregado las armas. ETA no ha pedido perdón a las víctimas. ETA no ha dicho que cumpliría con la justicia. Una organización criminal que tiene a setecientos de sus miembros en prisión y dos centenares a la espera de órdenes. De momento, el mandato es para que no hagan nada, pero: ¿Qué pasa si el próximo Gobierno no claudica ante sus peticiones? ETA hace una petición clara en su comunicado: “El reconocimiento de Euskal Herria y el respeto a la voluntad popular”. Para los terroristas, Euskal Herria la forman el País Vasco, Navarra, y los territorios franceses de Baja Navarra, Labort y Sola. Petición inviable. ¿Volverán a empuñar las armas? Cuando los asesinos hablan de “respeto a la voluntad popular”, quieren decir “derecho a decidir”, también imposible de acuerdo al ordenamiento jurídico español, europeo e internacional. Si no se les concede, ¿volverán a empuñar las armas?

Ríos de sangre de inocentes derramada. Luchadores por la libertad. Todo lo que diga ETA debe ser calificado como fraude, como uno más, como una repetición de la misma historia. Una pantomima cuyo objetivo es ser el centro de atención, una vez más. Así ocurrió en el año 2004, ahora se repite la historia. Las víctimas deben vencer, los terroristas deben ser vencidos. El Estado de Derecho debe ganar, el terrorismo tiene que perder. El comunicado no cumple estas premisas, las justas. ¿Cabe un replanteamiento por parte de ETA de continuar con las acciones terroristas? Cabe, su misiva no dice lo contrario.

Tres cosas deben exigirse al próximo Gobierno: memoria, dignidad y justicia. Sólo tres cosas. Nada más, y nada menos que tres cosas.

ETA
Impotencia
María José Rama Libertad Digital 21 Octubre 2011

Voy a comenzar con la palabra JUSTICIA... en mayúsculas, pues eso es lo que quiero que se haga con la sangre derramada de todas las víctimas a quienes han asesinado. JUSTICIA porque quiero que los asesinos de mi marido de los cuales no sé nada se les detenga, se les juzgue y cumplan la pena íntegra en la cárcel que paguen la culpa que tienen, así por lo menos se nos devolverá en una pequeña parte la dignidad y se hará JUSTICIA conmigo, con mis hijos, familiares y con toda la sociedad española. Que es imposible que queden impunes tantos asesinatos, que o se está del lado de los que sufrimos o se está con los que agreden y matan.

Que me rebelo y me siento impotente sólo de pensar que la sociedad se vaya a creer de verdad que van en serio. ¿Dónde están las armas? ¿Y el arrepentimiento? ¿Los asesinos de mi marido se van a entregar? ¿Van a condenar ahora todo lo que han dejado de condenar todos estos años? El perdón para mí ya llega tarde... me han arrebatado lo que más quería y no me lo van a devolver. Pero lo que tengo claro es que no voy a ceder más beneficios a los asesinos, no van a campar a sus anchas por el territorio español, que vamos a ir de nuevo a las urnas, y que jamás lo haréis ni con nuestro voto ni con nuestro silencio... Es otro más de esos comunicados de los cuales no ha salido nada concreto que confirme verdaderamente que los asesinos van a ser los vencidos y toda la sociedad y las víctimas los vencedores.

Termino con la misma palabra con la que comencé, que forma parte del lema que nos unirá a todas las víctimas del terrorismo y a quien nos quiera acompañar en Madrid el día 29 a la una: Frente a la impunidad, JUSTICIA..

María José Rama es viuda del guardia civil Juan Carlos Beiro Montes, asesinado por la banda terrorista ETA en Leiza el 24 de septiembre de 2002.

Cataluña
500.000 euros más en subvenciones para fomentar el uso del catalán
Se convocan becas por 190.000 euros para investigar ‘la organización territorial de los estados’, mientras el secretario general de Asuntos Exteriores de la Generalidad realiza una ‘gira diplomática’ por Massachusetts.
Redacción www.vozbcn.com 21 Octubre 2011

La Dirección General de Política Lingüística de la Generalidad repartirá durante este año 500.000 euros más en subvenciones para ’91 proyectos de fomento del uso del catalán’, impulsados por diversas entidades y fundaciones relacionados con la inmigración, el voluntariado por la lengua catalana, el mundo empresarial, comercial y laboral, el ocio y la juventud.

Entre los principales beneficiarios se encuentran Òmnium Cultural, la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (UFEC), parlacatala.org, la Asociación de Trabajadores Pakistaníes de Cataluña, la Confederació de Comerç de Catalunya, el Gremi de Restauració de Barcelona, PIMEC, o la Fundació Catalana de l’Esplai.

190.000 euros para investigar ‘la organización territorial de los estados’
Además, la Generalidad ha aprobado este martes una convocatoria de becas para ‘la investigación sobre la organización territorial de los estados’. En total, 190.000 euros, que se repartirán durante el período 2012-2014.

Las ayudas están destinadas a jóvenes investigadores y profesores universitarios, y serán coordinadas por el Instituto de Estudios Autonómicos, entidad que, entre otras cosas, se ha encargado de realizar los informes jurídicos para defender la supuesta constitucionalidad de la aplicación de un sistema de concierto económico para la Generalidad.

Gira diplomática por Massachusetts
Por otra parte, el secretario general de Asuntos Exteriores de la Generalidad, Senén Florensa, realiza esta semana una gira por el noreste de Estados Unidos con el objetivo de ‘dar un nuevo impulso a las relaciones de Cataluña con el estado norteamericano de Massachusetts’, según un comunicado del Gobierno autonómico.

Durante su viaje, Florensa, como si de un ministro de Asuntos Exteriores se tratase, renovará el Memorando de Acuerdo y Cooperación firmado en el año 1992 con la Commonwealth de Massachusetts, y mantendrá ‘diversas reuniones de trabajo con instituciones y representantes del Gobierno de Massachusetts para fortalecer y promover las relaciones‘ y la colaboración empresarial entre ambas regiones.

Cataluña
El PSC reitera su apoyo a multar a los cines que no proyecten en catalán
Los socialistas catalanes rechazan una moción de Ciudadanos para ‘derogar las cuotas lingüísticas y el régimen sancionador’ que impone la Ley del Cine de Cataluña.
Redacción n www.vozbcn.com 21 Octubre 2011

CiU, PSC, ERC, ICV-EUiA y Solidaritat han rechazado este jueves en el Parlamento autonómico de Cataluña una moción presentada por Ciudadanos para ‘derogar las cuotas lingüísticas y el régimen sancionador’ que impone la Ley del Cine de Cataluña (que está recurrida ante el Tribunal Constitucional) a las salas y a los distribuidores si no proyectan, al menos, el 50% de las películas en catalán. Solo el PP ha apoyado la propuesta.

La diputada autonómica Carmen de Rivera (C’s) ha recordado que “las imposiciones lingüísticas, según el Tribunal Constitucional, no caben en las relaciones entre privados” y que “según la normativa europea, contravienen las normas de libre mercado“. Además, ha propuesto fomentar “la digitalización de las salas”, lo que permitiría a los espectadores elegir la lengua de las películas.

PSC: “Las cuotas [lingüísticas] no nos gustan, pero son necesarias”
Desde el PSC, Consol Prados ha defendido las sanciones lingüísticas porque, según ha indicado, “la oferta de cine no responde a la realidad lingüística del país [Cataluña]“, y en estos casos “es lógica la intervención de los poderes públicos”. “Las cuotas no nos gustan, pero son necesarias”, ha añadido, y ha acusado a Ciudadanos de ver “fantasmas y problemas donde no los hay”.

Àngels Ponsa (CiU) ha apostado por “el diálogo con el sector”, y ha indicado que el pacto al que se llegó hace unas semanas entre el Gobierno autonómico y las distribuidoras significa que “nadie cree necesarias las sanciones”, pero ha rechazado modificar la ley para derogarlas. “Si llega el momento, ya se hablará”, ha insistido.

Toni Strubell, de Solidaritat Catalana per la Independència, ha señalado que “si no hay oferta, es imposibe que se constate que hay demanda, porque la oferta crea su propia demanda”, y ha defendido las multas lingüísticas porque, en su opinión, nos encontramos “en un escenario lingüístico heredado de una dictadura”. Por último, Strubell ha acusado a Ciudadanos de ser “despiadados” porque “pierden toda perspectiva de ayuda al débil” por una supuesta “manía españolizadora”.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Necesario, pero no suficiente
El Editorial La Razón 21 Octubre 2011

Con la siniestra escenografía habitual que despliega para divulgar sus comunicados, la banda terrorista ETA anunció ayer «el cese definitivo de su actividad armada», paso que los propios terroristas no dudan en calificar de histórico. Con un lenguaje inusual, incluso moderado en algunos de sus párrafos, los etarras muestran su pleno acuerdo con las conclusiones de la llamada «Conferencia de San Sebastián» (lo que demuestra de modo irrefutable que fueron ellos quienes la organizaron) y no dudan en afirmar que «frente a la violencia y la represión, el diálogo y el acuerdo deben caracterizar el nuevo ciclo».

Si no fuera porque los pistoleros ya han empleado estas mismas expresiones en multitud de ocasiones anteriores y porque la experiencia aconseja extremar la cautela frente a sus promesas vanas o truculentas, se diría que ETA ha decidido su propia desaparición. Pero no es así. Hay varias frases en este comunicado que alimentan la desconfianza, porque revelan que los terroristas dan por buenos los 858 asesinatos cometidos y ponen condiciones para no volver a las andadas. Así, ETA asegura que «la lucha de largos años ha creado esta oportunidad», es decir, que gracias al terrorismo «en Euskal Herria se está abriendo un nuevo tiempo político».

Y al final del comunicado, la banda señala que «la superación de la confrontación armada» es un objetivo que debe alcanzarse mediante un «proceso de diálogo directo» con los gobiernos de España y Francia. Dicho de forma más directa, si el Gobierno no se aviene a negociar, persistirá la «confrontación armada». Por todo ello, este paso de la banda terrorista es insuficiente y no puede satisfacer plenamente. Es positivo que haya decidido «el cese definitivo de su actividad armada», pero al no contemplar su disolución, la amenaza terrorista pasa a estado de latencia a la espera de que las negociaciones sean de su gusto y agrado.

Quiérase o no, la sombra terrorista, lejos de desaparecer, condiciona decisiones de futuro, es un chantaje ominoso y justifica la propia pervivencia de la banda. En buena lógica, si ETA propugna el «diálogo directo» con Madrid es porque no piensa desaparecer. De aquí que el mensaje institucional del presidente del Gobierno, aún siendo impecable en conjunto, peque de optimista y vaya más allá de lo que han ido los propios etarras. En efecto, Zapatero ha dado a ETA por finiquitada prematuramente; ha subrayado que no hay contrapartidas, pero ha soslayado que los terroristas quieren negociar directamente.

Y ya se encargan los etarras de recordar los puntos a negociar: incorporación de Navarra al País Vasco («el reconocimiento de Euskal Herria», en el comunicado de ayer), referéndum soberanista y excarcelación de presos, a los que ETA rinde su «más sentido homenaje». Por eso nos parece más realista la advertencia de Rajoy de que la tranquilidad no será completa hasta que no se produzca la disolución total y sea completo el desmantelamiento de ETA. Ése sí sería el final verdadero del terrorismo. Por lo demás, cabe subrayar la coincidencia casi unánime de los pronunciamientos de Zapatero, Rubalcaba y Rajoy, una buena manera de demostrar la unidad de los demócratas frente a los terroristas.

Comunicados para besugos
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 21 Octubre 2011

La notita de la ETA perdonándoles la vida –de momento– a Francia y España, proclamándose la única instancia política y moral del País Vasco y marcando el camino que todas las fuerzas deben seguir para que no se enfade es uno de los papeluchos más infectos y eficaces que cabe recordar en las últimas décadas.

Dicen que ETA deja las armas. Nada más falso. Dicen que deja la actividad armada. Mentira. Dicen que deja de matar. Lo mismo que en las once treguas anteriores: mientras le convenga. Dicen que esta vez la tregua es definitiva. ¿Y cuándo no lo ha sido? ¿Qué tregua no se ha presentado como sincera? ¿Qué alto el fuego no se ha disfrazado de definitivo e irrevocable?

Ofende a la inteligencia que casi nadie quiera reparar en la literalidad de esta parte del comunicado con dos frases absolutamente contradictorias:

ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada. ETA hace un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo que tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada.

O sea, que ETA ha abandonado la "actividad armada", pero sólo si Francia y España hacen lo que deben, o sea, lo que mande la ETA, llegará "la superación de la confrontación armada". ¿Pero cómo puede "cesar la confrontación armada" si ya no hay actividad armada? Pues muy sencillo: porque todo es mentira: sigue la confrontación, la actividad armada, el terror, el chantaje y el proyecto totalitario de la ETA. Vamos, que el papelito etarra es una trola con la que se consolará Rubalcaba pero a la que nunca, por mero cálculo electoral, debería haberse plegado Mariano Rajoy.

Es mentira lo que dice la ETA, es mentira lo que dicen el PSOE y el PP, es una vergüenza que Rajoy elogie a jueces y fiscales que como Garzón, Cándido y demás pandilla trataron con mimo y excarcelaron a criminales como De Juana Chaos. El comunicado se burla de las víctimas de sus atentados hablando sólo de sus muertos (pocos, al lado de los que mataron); pero PSOE y PP se burlan de las víctimas y de toda la nación española diciendo que la ETA dice lo que no dice y que va a hacer lo que no va a hacer. Es un día de vergüenza para los españoles que aspiramos a no vivir de prestado por la gracia de la ETA ni en una burbuja de mentiras por embeleco del PSOE y del PP. Parodiando a Churchill diríamos: por no enfrentaros de verdad al terrorismo habéis creado la mentira de la paz. Tendréis una paz de mentira y, por supuesto, no os libraréis del terrorismo.

Pactado y negociado
Editorial www.gaceta.es 21 Octubre 2011

Todo estaba pactado, negociado al detalle y escrito, así se ha consumado el repugnante diseño de esta paz falsa, tal y como anunciaron hace tiempo los más enterados, Mayor Oreja y cía, que muy a su pesar eran pesimistas.

Sí, definitivamente, el Gobierno de Zapatero y Rubalcaba negoció con los terroristas un proceso del que ya vemos el fin, y probablemente una de las cuestiones que impedían el adelanto electoral era conseguir el tiempo para este anuncio, cínico y mentiroso como todas las palabras de los terroristas. ETA deja de matar única y exclusivamente porque entiende que sus objetivos políticos están hoy más a su alcance que nunca y que para conseguirlos le conviene abandonar –al menos temporalmente– la violencia.

A pesar de la infamia que hayan cometido los políticos socialistas, de la que iremos conociendo detalles, la sociedad española no puede olvidar a los más de 800 muertos y millares de heridos, víctimas no de una locura, sino de un proyecto político muy determinado. La Justicia más elemental exige una victoria total sobre los terroristas, una victoria policial y política que nos asegure de que nunca –por ningún medio– alcanzarán los etarras ninguno de sus objetivos.

Los que hoy aplauden este comunicado nos venderán mañana que el proyecto de autodeterminación es legítimo, que hay que buscar una solución para los presos, y que incluso hay que hablar del futuro de Navarra. Como si fuera sólo la violencia lo que convertía en criminal el proyecto etarra. Mientras, veremos cosas asombrosas. Por ejemplo, se silenciará a las víctimas, diciendo que su voz no sirve porque está mediatizada por el dolor, y los que hasta hace poco aplaudían los atentados y las bombas se permitirán decir que los que denunciamos esta maniobra estamos contra la paz. Sí, veremos a los de la ETA y a los del GAL diciendo que los españoles que estamos contra este acuerdo repugnante estamos también en contra de la paz, esa palabra que, al igual que en 2004, pretenden que protagonice las próximas elecciones.

Dentro de lo anecdótico resulta curioso ver cómo las hienas de ETA –asesinas de hombres, mujeres y niños– han asumido con vehemencia el lenguaje de género que tanto han impulsado Pajín y Aído. No es extraño, la banda terrorista participa de todas las imposturas de la izquierda, desde el ecologismo hasta el feminismo radical y, por supuesto, la creencia de que el fin justifica los medios. Ahora creen que para conseguir su miserable fin, se justifica incluso el callar por un tiempo sus pistolas.

Seis décadas de sangre y terror

Carmen GURRUCHAGA La Razón 21 Octubre 2011

ETA surge a finales de los años 50 y la integra un grupo procedente de las juventudes del PNV, insatisfecho por la escasa belicosidad que sus mayores mostraban contra el franquismo.

Durante una década, sus acciones no contemplaban la utilización de la violencia y se limitaban a colocar ikurriñas en lo alto de un monte, en la torre de una iglesia... Una de sus «hazañas» más espectaculares sucedió un verano en San Sebastián, con Franco en el palacio de Aiete (el que sirvió el lunes para la pantomima de la conferencia) y su barco, el Azor, anclado en la bahía de La Concha. Durante la noche, unos etarras rodearon el buque de capas de madera flotando sobre el agua, pintadas con consignas a favor de la libertad de Euskadi.

Diez años más tarde, la organización terrorista empieza a pensar en usar la violencia y planea el asesinato de Melitón Manzanas, comisario de Irún con fama de torturador. Cuando la banda ya había tomado formalmente semejante determinación, uno de los dirigentes de la banda, Xabi Etxebarrieta se topa casualmente en Tolosa, a la altura del caserío Benta Haundi con el guardia civil Pardinas. El etarra temía que en caso de ser detenido «cantara» y se descubriera el atentado planeado, por lo que dispara y asesina al agente. Éste fue el primer asesinato de ETA. Meses más tarde, en agosto, lleva a cabo el atentado contra el comisario Manzanas, en lo que supuso el primer atentado planificado. Quienes intervinieron en el mismo se conjuraron para no confesar quién había sido el autor material. Ocho años antes, en 1960, muere Begoña Urroz, un bebé de 22 meses cuyo asesinato nunca ha reconocido la banda. Durante esos años, ETA contaba con el favor de gran parte de la sociedad que aplaudía sus acciones con el asesinato de Carrero Blanco en diciembre de 1973.

Impuesto revolucionario
En esos años nace el llamado impuesto revolucionario, ideado por Juan José Etxabe, ante la negativa de los empresarios vascos a colaborar económicamente y de forma voluntaria con la banda. En 1974 se produce una escisión y la banda se divide en ETA político-militar, los más izquierdosos, politizados y más salvajes, y en ETA militar, más nacionalistas e independentistas. Los atentados más graves, como el de la calle Correo, en Madrid, pertenecen a los «polimilis».

En 1975 muere Franco y se produce la llamada Transición de la dictadura a la democracia. Tiene lugar una amnistía en la que durante un día no hubo ningún etarra en las cárceles españolas; también tuvo lugar una negociación con el Gobierno de la UCD y Rosón como ministro del Interior con el resultado de que en 1981 un sector de ETA político-militar anunció públicamente, en un frontón de Biarritz, el abandono definitivo de las armas. Quienes no estuvieron de acuerdo con esa decisión, los mas sanguinarios, se incorporaron a ETA militar, y la década de los años 80 fue la mas dura con 100 asesinatos por año. Francia, que había sido el santuario de los etarras, empezó a colaborar débilmente con España en 1985, cuando por primera vez detuvo a la cúpula. Un año antes, los aparatos del Estado habían organizado los GAL para asesinar a miembros de ETA en territorio francés. Este grupo terrorista legitimó a ETA ante su gente, pero también logró que Francia colaborara a cambio de que los GAL dejaran de actuar en territorio francés. El Gobierno galo expulsa de su territorio a la mayor parte de los dirigentes de la banda y entrega a España a otros muchos, rescatando una ley de la época del nazismo. En la década de los 90 ETA mantiene una lucha interna y finalmente ganan los duros que, casualmente, son los «polimilis» que en 1981 no quisieron abandonar la actividad terrorista y que son los que ahora han propiciado el proceso con Zapatero: «Josu Ternera», Otegi, Diez Usabiaga, Mujica Garmendia... Estos tipos deciden ampliar los objetivos de la banda, «socializan el sufrimiento» en sus propios términos y políticos, periodistas, intelectuales... es decir, toda la sociedad pasa a ser su posible víctima.

Es entonces cuando asesinan a Gregorio Ordóñez y Miguel Ángel Blanco, secuestran a Ortega Lara y decenas de miles de vascos se ven obligados a abandonar su tierra. La historia mas reciente es de sobra conocida. En 2004 el Gobierno de Zapatero inicia una negociación que tiene su punto culminante en el encuentro internacional del lunes en San Sebastián y el comunicado de ayer de la banda en el que vuelve a pedir una negociación con el Gobierno. Sus exigencias hasta la fecha han sido la reunificación con Navarra, el derecho de autodeterminación y la vuelta a casa de presos y exiliados.

Genial movimiento de ETA
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 21 Octubre 2011

Los etarras han dicho... nada, pero los bobos han enloquecido de placer. Éstos creen que la paaazzzzz (que no la victoria) ha llegado, mientras que los primeros se acercan un poco más a sus objetivos. El terrorismo en España sí funciona.

¿Cuántos anuncios de alto el fuego, tregua y apertura de conversaciones ha hecho ETA? Muchos. Todos son mentiras y trampas, pero mientras unos se los creen, otros, los malvados, los aprovechan para seguir con sus labores de selección de blancos.

Con el último anuncio, ETA busca:
1) Echar una manita al Gobierno de ZParo y Rubalcaba y el partido español que más ha hecho por darle lo que le pide: el PSOE.
2) Rebasar al PNV en representación en las Cortes para así dirigir la vía política hacia la independentzia.

Con el anuncio, más el apoyo de los medios del Imperio Progre al comunicado de ETA, Bildu/Amaiur/ETA va a recibir una catarata de votos de la izquierda vasca y navarra. Se confirmará entonces lo que me dijo El Fumador hace unos días: el PSOE puede perder 6 diputados vascos y 2 navarros. En cambio, Bildu/Amaiur/ETA puede alcanzar los 6/7 diputados (2 en Guipúzcoa, 1/2 en Navarra, 1 en Álava y 1/2 en Vizcaya) y los 5 senadores (3 por Guipúzcoa, 1 por Vizcaya y 1 por Navarra). De esta manera, Bildu/Amaiur/ETA superaría al PNV .

3) Internacionalizar el conflicto vasco, con la participación de ilustres metomentodos. Por cierto, ¿quién paga a Kofi Annan y el resto de la banda?

Y a cambio de todo lo anterior, los etarras no le han dado ni unas pistolitas viejas a Rubalcaba. ¡Qué bien saben jugar éstos al mus!

ANUNCIO INÚTIL PARA EL 20-N
¿Le va a servir de algo al PSOE este anuncio?
En mi opinión, no, y lo explico:

1) Cansancio de la mayoría de los españoles con la ETA. Hace años que los terroristas no matan, por lo que su letalidad ya no se percibe; el lendakari es socialista; y hace muy poco tiempo de las últimas negociaciones, que acabaron con más asesinatos.

2) Se estaba esperando desde hace meses, anunciado por el propio Imperio Progre, que también se ha empeñado en quitar algún asesinado por ETA para cargárselo a los ultras.

3) El empobrecimieto de los españoles por obra del PSOE es tal que cualquier acontecimiento, incluso la visita de extraterrestres a Rubalcaba, apenas pesaría en las encuestas. Hay auténtico miedo al mañana y en estas circunstancias lo que haga ETA y las parrafadas del Bobo Solemne no conmueven a casi nadie.
Según el CIS, el terrorismo casi ha desaparecido entre las preocupaciones de los españoles.

¡AY, EL PSOE!
De México se decía que estaba lejos de Dios y cerca de Estados Unidos; de los españoles se puede decir que estamos lejos de Dios y cerca del PSOE. ¡Qué partido!

-El PSOE propone la negociación con los terroristas con ETA, en cambio convoca a sus militantes y votantes contra el PP con el lema Pelea por lo que tienes. Ya se ve con quién se lleva mejor el PSOE. "Nos conviene que haya crispación", como dijo ya sabéis quién.
-Sospechas de los franceses de que algún español avisó a Josu Ternera:

"Pese a los aires de optimismo que soplaban desde España, nosotros hemos seguido trabajando. Mire, hace muy poco fuimos a detener a José Antonio Urrutikoetxea, ya sabe, Josu Ternera, el veterano dirigente de ETA y Batasuna que pasa por negociador en búsqueda de una salida. Sabíamos dónde estaba porque los servicios de información de la Guardia Civil nos habían facilitado datos precisos de su escondite. Lo teníamos, pero cuando fuimos a la casa a detenerle, resultó que el tipo la había abandonado pocas horas antes. Alguien debió avisarle y no hemos sido nosotros. No le diré más", indica un destacado miembro de la judicatura francesa.

UNAS LECTURAS IMPRESCINDIBLES
Una reciente columna de Hermann Tertsch.
El único mensaje que emerge ya de esta olla podrida es que ETA tenía razón. Sólo tenía que matar y aguantar. Hasta que llegara en España el débil propicio, el oportunista sin patria, el traidor necesario.

Una homilía del obispo Munilla:
Es muy difícil, por no decir prácticamente imposible, alcanzar la deseada paz, sin un verdadero arrepentimiento por la violencia y los daños causados. La paz no tendría unas bases firmes si estuviese fundada en meros cálculos estratégicos de efectividad. No podemos aceptar el pensamiento de quienes afirman que la violencia tuvo su razón de ser en otro contexto, pero que en el momento presente ha dejado de tenerlo. Quienes así sienten y piensan, no sólo corrompen el mismo concepto de la paz, sino que la fundan sobre bases inestables. Por el contrario, si la violencia no tiene razón de ser hoy, ¡es que no la ha tenido nunca!

 ETA sigue definitivamente con Ternera y De Juana a la cabeza
José Antonio Zarzalejos. El Confidencial 21 Octubre 2011

Con precisión relojera, a las 72 horas de concluida la ‘Conferencia de Paz’ de San Sebastián, 24 después del apoyo a sus conclusiones por el ex presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, y por el ex senador, George Mitchell, y de la “comparecencia solemne” de la izquierda radical abertzale, y al mismo tiempo que la nota difundida por Gerry Adams en Belfast (las 19 h. de la tarde de ayer), la banda terrorista ETA difundió a través de la página web del diario Gara uno de los comunicados más previsibles y previstos de las últimas décadas. El anuncio etarra ha coincidido también con la vista oral en la Audiencia Nacional por el asesinato de Fernando Buesa y su escolta en Vitoria en febrero de 2000. Txapote -el presunto asesino- henchido de chulería expresó con un lenguaje corporal nítido cuál es la verdadera encarnadura moral de los etarras y de la organización que los agrupa.

Para decir ¿qué? Pues retirando la hojarasca semántica habitual en estos textos (“organización revolucionaria vasca de liberación nacional” y similares), ETA considera que la Conferencia donostiarra “reúne los ingredientes para una solución integral del conflicto y cuenta con el apoyo de amplios sectores de la sociedad vasca y de la comunidad internacional”. Los terroristas, en consecuencia, creen que los cinco puntos leídos por Bertie Ahern ante la fachada del Palacio de Ayete constituyen una solución integral al conflicto. Es decir, ya tenemos consagrada la plataforma negociadora que ETA recibe de manos de sus testaferros -todo previamente pactado, para estampárselo al Estado en las narices del declinante Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Para seguir con la simulación, ETA hace una concesión semántica para no desairar a sus padrinos internacionales, al Grupo Internacional de Contacto, a sus conmilitones de Lokarri y a sus correas de transmisión de Bildu y Amaiur y, así, transforma su alto el fuego “permanente” de enero en el “cese definitivo de su actividad armada” en octubre. ¿Alguna diferencia? De matiz: es permanente lo que dura, lo que es firme, lo estable y lo inmutable. Y es definitivo lo que decide, resuelve o concluye. Es mejor que el cese sea definitivo a que el alto el fuego (ambas cosas son lo mismo) sea permanente. Pero aparte de esta disquisición lingüística, nada de nada, porque ETA no se disuelve, ETA no deja las armas, ETA no reconoce sus crímenes ni ETA no pide perdón a las víctimas.

ETA hace una concesión semántica para no desairar a sus padrinos internacionales, al Grupo Internacional de Contacto, a sus conmilitones de Lokarri y a sus correas de transmisión de Bildu y Amaiur y, así, transforma su alto el fuego “permanente” de enero en el “cese definitivo de su actividad armada” en octubre. ¿Alguna diferencia? De matiz

Y no sólo eso: la banda terrorista, tomando al pie de la letra los cinco puntos donostiarras “hace un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo que tenga por objeto la resolución de las consecuencia del conflicto”. Esto es, reclama al Gobierno una negociación sobre sus presos. ¿Cuántos? 763, en total; 559 de los cuales están en régimen cerrado; 431 cumpliendo condena y 121 en prisión preventiva a la espera de ser juzgados; 24 de ellos se han acogido al programa de acercamiento al País Vasco y están recluidos en Nanclares de Oca (Álava); sólo 9 disfrutan de un régimen de cuasi libertad por haber pedido perdón por escrito a las víctimas y 10 están en régimen atenuado por padecer graves enfermedades. En Francia están presos 140 etarras y cuatro más en Irlanda, Reino Unido, Portugal y México. De todos ellos (amnistía -inconstitucional-, indultos, libertades, beneficios penitenciarios) quieren hablar los etarras, directamente, con el Gobierno y hacerlo sin entregar las armas ni disolver la organización criminal. O sea, quieren el regreso épico de los gudaris (soldados) y no la vergüenza de los delincuentes.

El carácter político del terrorismo -“actividad armada”- que atribuye ETA a sus crímenes, le permite hacer una exposición triunfalista que enlaza directamente con el punto cuarto del comunicado de la Conferencia de San Sebastián y, por lo tanto, de forma indirecta y hasta elíptica, plantea que haya una “solución integral” del “conflicto”, esto es, una mesa de partidos políticos (“agentes no violentos y representantes políticos” decían las personalidades extranjeras “facilitadoras” de esta farsa) para conseguir acuerdos (remitidos éstos a “consulta popular” según cita literal de la resolución leída por Ahern en San Sebastián).

Este procedimiento enrevesado, hipócrita, moralmente atroz, democráticamente inasumible y políticamente descoyuntado es, en buena parte, el utilizado en la negociación “de paz” entre Londres, Dublín y Belfast que terminó con el llamado “Acuerdo de Viernes Santo” de 1998. La estupidez de Ahern, Adams y Mitchell al afirmar que la situación de terrorismo en el País Vasco es “la última confrontación armada de Europa”, ha sido subrayada con su sapiencia y habilidad tradicionales por el periodista y coautor del libro “Vidas rotas” (listado biografiado de todas las víctimas mortales de ETA, 859), Florencio Domínguez. Según este compañero bilbaíno, mientras en España hace dos que no se perpetran atentados terroristas, en el Ulster, según datos de la propia policía norirlandesa, se han cometido 8 asesinatos (uno de ellos este año) y se han producido 309 heridos entre 2009 y 2010 en 79 incidentes con bomba y 100 con armas de fuego. ¿Por qué no arreglan su casa y luego pontifican sobre las ajenas?

Al margen de lo anterior, toda esta teatralización -así lo consideran los servicios de información de la Policía y la Guardia Civil- está maquinada por personajes en la sombra. Por parte de ETA, libres como pájaros, deambulan Josu Urruticoetxea Bengoetxea (alias Josu Ternera, jefe de ETA después del mandato de Txomin Iturbe Abásolo, y responsable de la matanza de la casa-cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza en 1987, con cinco niños asesinados), que ha vuelto a funciones dirigentes de la banda a sus más de 60 años después de huir en 2002; e Iñaki de Juana Chaos, responsable de 25 asesinatos y huido en 2008. Ambos mueven los hilos de la organización criminal y están tras esta estratagema.

Por parte del Gobierno -y como se ha venido desvelando cuidadosamente en algunos medios- Javier Solana ha asumido funciones de intermediación en la sombra y a él cabe atribuir en buena medida determinadas presencias en la Conferencia de San Sebastián. El ex responsable de las relaciones exteriores de la UE -y varias veces ministro con Felipe González-, revestido de la condición de presidente de honor del Centro Henry Dunant, se ha movido sigilosamente protagonizando entre bambalinas estos últimos acontecimientos. Si alguien cree que el desdichado Jesús Eguiguren tiene tanta vara alta como algunos le atribuyen, se confunde.

Los términos de la cuestión son claros: ETA -que no se disuelve, ni entrega las armas- sigue definitivamente en el escenario, tutelando a su brazo político con el que quiere se negocien sus tradicionales reivindicaciones (territorialidad, autodeterminación), en tanto que sus dirigentes pretenden hacerlo sobre los presos (nada dicen de sus armas y arsenales) directamente con el Gobierno. Y por el camino, Amaiur ya tiene la campaña hecha y desbancará el 20-N al PNV y al PSE y tendrá que lidiar con el correoso PP de Antonio Basagoiti.

Por fortuna, como todo apunta a que Rajoy ganará las elecciones generales dentro de menos de un mes, el “cese definitivo de la actividad armada” que proclama ETA, deberá convertirse en disolución, entrega de las armas, perdón y reparación de las víctimas y efectividad de las condenas. A partir de ahí, a aplicar los criterios que todos los partidos políticos sentaron en el Pacto de Ajuria Enea de 12 de febrero de 1988. Habrá que seguir esperando, porque ETA lo que ha anunciado ayer no es otra cosa que su propósito de seguir definitivamente. Es decir, el Estado tiene pendiente su derrota.

Comunicado
El fin y los fines de ETA
Francisco José Alcaraz Libertad Digital 21 Octubre 2011

No estamos viviendo el fin de ETA, estamos ante los fines de ETA. Allá por el año 2004 denuncié que este proceso de negociación respondía a una hoja de ruta pactada entre PSOE y ETA 2000-2012.

Además de algunos ajustes en el proceso gracias a que las víctimas hemos sido un escollo en el proceso articulando la rebelión cívica, el adelanto electoral ha supuesto que Gobierno y ETA aceleren la fase final del proceso pactado. El comunicado de ETA era previsible y también su contenido: ETA y Gobierno aceleran los gestos y antes del 20-N veremos aún más.

ETA no está derrotada, los terroristas no han entregado las armas, los documentos que contienen información de objetivos, el dinero fruto de la extorsión y algún medio más. Los etarras no se reconocen como una organización terrorista, igualan a víctimas y verdugos al mantener que esto es una conflicto político. Los terroristas no se han entregado con las manos en alto para cumplir condena por sus delitos ni tampoco aportan la información para esclarecer las decenas de atentados de los que no se conocen los autores, como el de Irene Villa y su madre María Jesús González.

Si nada de esto se ha producido ¿qué celebran la clase política y sus medios afines? ¿Por qué los etarras y sus cómplices comparten esta misma sensación de ser vencedores? Si está vencida, ¿por qué tenemos que acceder a sus exigencias de negociar públicamente?

Las víctimas del terrorismo han sido, son y seguirán siendo un escollo para ETA y sus objetivos políticos. Si ETA con este comunicado trampa consigue prebendas como el acercamiento de presos, excarcelaciones e indultos encubiertos, los responsables directos de estas concesiones a ETA y los que apoyen al Gobierno estarán traicionando a vivos y a asesinados por ETA.

En los próximos días las víctimas del terrorismo vamos a vivir tiempos muy difíciles, pues todo por lo que hemos luchado durante tantos años –memoria, dignidad y justicia–, se va a tambalear por quienes buscan la rentabilidad política de este proceso.

Ante esta situación desdichada, tenemos la obligación moral de no ser cómplices de esta alta traición y por ello tenemos que salir ahora más que nunca el próximo 29 de octubre a las 13:00 horas en la plaza de la República Dominicana de Madrid, donde expondremos a quienes quieren hacernos cómplices de esta rendición , que FRENTE A LA IMPUNIDAD, JUSTICIA. RENDICIÓN EN MI NOMBRE ¡NO!
Francisco José Alcaraz Martos es víctima del terrorismo.

ETA
Definitivamente un chantaje
Guillermo Dupuy Libertad Digital 21 Octubre 2011

Que quede constancia para que luego nadie se llame a engaño: ETA en su último comunicado ni se arrepiente, ni pide perdón, ni se disuelve. Lo que hace, tal y como era previsible, es ratificar que su anuncio de "cese definitivo de su actividad armada", lejos de ser irreversible, está condicionado a un "proceso de diálogo directo" con los gobiernos de "España y Francia" que "tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada".

El hecho es que ETA vuelve a exigir lo mismo que ha exigido siempre: el mal llamado derecho de autodeterminación, la integración del País Vasco, Navarra, y el País Vasco francés –ese delirio denominado "Euskal Herria"- así como la impunidad y la derogación del actual ordenamiento constitucional que, se supone, sigue vigente. Y los terroristas lo han exigido con las mismas engañosas expresiones de siempre: "El reconocimiento de Euskal Herria y el respeto a la voluntad popular deben prevalecer sobre la imposición".

El hecho es que los propios terroristas nos muestran qué clase de "paz" podemos esperar de ellos cuando dicen que su "lucha de largos años es la que ha creado esta oportunidad".

Algunos podrán decir que ETA hace nuevas "trampas" al calificar de "definitivo" el cese de su "actividad armada" cuando, al mismo tiempo, condiciona "la superación de la confrontación armada" al resultado del "diálogo directo" que exige a los gobiernos español y francés. Pero con esto, como con todo lo demás, ETA engaña únicamente a los que se quieren engañar.

Es lógico que ETA valore la Conferencia Internacional que le ha servido de heraldo con el mismo entusiasmo que dedicó, durante la tregua del 98, al Pacto de Estella firmado días antes. En este comunicado de ahora ETA exige lo que logró que le pidieran los firmantes del Acuerdo de Bruselas, del Acuerdo de Guernica, de la carta de los presos, de la Conferencia Internacional.

De no ser compañero de viaje en esta envilecida y falsa paz, hoy mismo el presidente del Gobierno debería hacer una declaración en la que asegurara a estos hijos de puta que el único "diálogo" que deben esperar del Estado español es el que pueda mantener con ellos el policía que les ha de detener camino de la cárcel. Ni siquiera sería ya plausible en nuestro caso el elogiable caso omiso que los gobiernos de Francia han dedicado siempre a los comunicados etarras de "cese de la violencia".

Ni una cosa ni otra harán, sin embargo, Zapatero ni Rubalcaba. Más pronto que tarde tratarán de vendernos tramposamente el que con este comunicado se confirma que hemos alcanzado la paz; una "paz" que habrá de mantener el silente y confundido Mariano Rajoy.

P.D. ETA acaba de dar un comunicado donde anuncia el cese definitivo de la lucha armada. Me ratifico en todo lo escrito. En el comunicado, ETA no tiene intención alguna de asumir culpabilidad alguna, actúa como víctima, se lamenta del sufrimiento de los propios, se olvida del ajeno, y advierten que el camino hacia sus objetivos últimos no será fácil. Y encima pretenden que el Estado español y francés ceda a sus pretensiones. Zapatero ha capitalizado el comunicado de ETA. Y Rubalcaba se cuelga medallas por la entrega de unas armas y una rendición que no se ha producido. Cada cual elige a sus amistades peligrosas. ETA acaba de cambiar la guerra por otros medios. Con la sonrisa cínica de Zapatero. ¿Es el nuevo 11-M que esperaban ante la crónica de una derrota anunciada...?

Comunicado electoral

José Antonio VERA La Razón 21 Octubre 2011

Si los encapuchados que ayer salieron en el vídeo hubieran aparecido a cara descubierta en una rueda de prensa diciendo que renunciaban «sin condiciones» a la actividad terrorista, como hizo en su día Eta p-m, el comunicado etarra de ayer tendría más credibilidad. Pero no fue así. Era la misma escenografía de siempre, el mismo tenebrismo, los mismos blusones y capuchas, la pancarta con el hacha y la serpiente e igual tono de exigencia para decir que han acordado el «cese definitivo» de la «actividad armada», pero siempre que se produzca un «diálogo directo» entre la banda y los gobiernos de España y Francia, bajo la premisa del «reconocimiento de Euskalherria» y el derecho a un referéndum, se supone que de autodeterminación. Es decir, que es un «cese definitivo» pero «condicionado». De hecho, los terroristas siguen con su parafernalia habitual y sin entregar las armas. No hubo ni una sola alusión al respecto, y menos aún al perdón por el dolor causado y los crímenes cometidos, por los años de tortura y la persecución a miles de inocentes.

Los medios afines al socialismo jalearon el vídeo etarra como si se tratara de algo sorprendente. En realidad lo tenían todo preparado porque se trataba de un secreto a voces, largamente trabajado de acuerdo con la hoja de ruta pactada por Rubalcaba y sus emisarios con Ternera y demás terroristas: primero se legaliza a Bildu y se mete a sus representantes en las instituciones, después se acerca a los presos, más tarde montan la farsa de la conferencia de San Sebastián y lo culminan todo con un comunicado «con condiciones» que favorece especialmente a las partes del acuerdo.

Los proetarras recogerán en el País Vasco el fruto de esta declaración condicional, y Rubalcaba se cuelga por fin la medalla que tanto ansiaba para dar algún sentido a su carrera electoral. Porque, si no estamos ante un comunicado electoral, a cuento de qué esta fecha, a un mes justo del 20-N. ¿Acaso no lo pudieron hacer público hace tres meses? ¿Acaso no podían esperar a que pasaran las elecciones? Evidentemente no podían, porque se trata de un escenario estudiado, perfilado y decidido para irrumpir en la campaña. Logran así que dejemos de hablar de los cinco millones de parados, de la crisis de la deuda soberana, del desastre económico, y nos volquemos en airear la eficacia de Maquiavelo Alfredo como negociador con ETA. Rubalcaba ya tiene la declaración que esperaba y ahora se dispone a airearla hasta que los dirigentes del PP piquen y se enfrasquen en una polémica de la que sólo él puede salir beneficiado. Hace bien el presidente del PP en no embestir el trapo. Es lo que quieren. A ello se van a dedicar con ahínco en las próximas semanas. Lo tenían todo perdido y de la confrontación sólo pueden obtener réditos en forma de votos.

Es una gran noticia que ETA anuncie el «cese definitivo» de su «actividad», aunque tendría más credibilidad si no pusieran condiciones y hubiesen aparecido a cara descubierta en lugar público entregando las armas.

El comunicado de ETA: las víctimas
No hay paz sin perdón
El arrepentimiento es una palabra que no tiene cabida en el lenguaje de los etarras
Ángeles López/Lidia Jiménez La Razón 21 Octubre 2011

Madrid- Ramón Baglietto acaba de salvarle la vida a un niño de un año. Le tapa los ojos para que no grabe en su memoria cómo su madre y su hermano acaban de perder la vida bajo las ruedas de un camión. El niño se llama Kándido Aspiazu. Veinte años después, convertido en militante de ETA, asesina de un tiro al hombre a quien le debe la vida, en la misma calle de Azcoitia, en Guipúzcoa. Desde entonces, su viuda, Pilar Elías, no ha cesado de clamar justicia.

El pasado lunes se revolvía frente al televisor «al ver la pantomima de la autodenominada «Conferencia Internacional de Paz» de los pistoleros etarras». Pero la pesadilla hecha realidad la sufre cada día en su propia casa, obligada a confrontar la mirada con el asesino de su marido. El etarra, Aspiazu, tras cumplir condena, instaló una cristalería en los bajos de su propio edificio. «Cada vez que nos cruzamos –relata indignada Pilar– me mira con descaro, con la cabeza bien arriba, como si no hubiera hecho nada».

Su presencia duele
Ella es sólo un ejemplo de la situación en la que viven los miles de familiares de las víctimas de una banda que carga con cerca de 900 muertos a sus espaldas. Familias enteras que durante décadas han vivido amenazadas, extorsionadas o exiliadas del País Vasco. Hombres, mujeres y niños, revisando cada mañana los bajos de sus coches, sospechando de todo o acompañados de escolta. ¿Encontrarán en el perdón un resarcimiento a sus heridas?

«No queremos perdón sino su derrota», proclama enfática Ángeles Pedraza, presidenta de la AVTA. «Sólo se disculpan en la cárcel, en falso, para conseguir el tercer grado... Pero esto no va a terminar porque las víctimas no van a callarse». Parece que el arrepentimiento no sirve en la mayoría de los casos. Los familiares prefieren iniciativas gubernamentales enfocadas a que los asesinos cumplan íntegramente sus penas.

¿Cuánta importancia tiene el perdón? ¿Se puede construir la paz sin arrepentimiento? Muchos familiares de víctimas –como Rubén Múgica, Daniel Portero o Maite Pagazartundua– coinciden en que «el reconocimiento del daño causado» no ocurrirá. «La palabra perdón en boca de ETA es como una broma», sentencia Múgica. «Sólo Apple se vende mejor que los etarras», ironiza Pagazartundúa en alusión al «montaje» de la «Conferencia Internacional de Paz». Que los aspectos jurídicos recorren una senda y los morales otra es una evidencia para Fernando Savater: «El perdón es una cuestión personal: hay víctimas que pueden concederlo y otras que no quieren, pero lo único que cuenta es que no haya impunidad, que la justicia funcione».

La semana arrancó candente, tras la «Conferencia Internacional de Paz» –cuando se cumplía el 20 aniversario del atentado de Irene Villa–, celebrada en el Palacio de Aite de San Sebastián. «Sólo ha tenido sentido para Batasuna –puntualiza Savater–, pues ha resultado una parodia en su propio beneficio, en la que no hubo conferencia, ni debate, y para colmo hubo una glosa final escrita por Batasuna». Rubén Múgica, hijo del asesinado Fernando Múgica, la denominó «conferencia de la nada».

Sobre este escenario, con algunas experiencias piloto de mediación entre ex etarras disidentes y familiares de asesinados, ¿es o no posible esa autopista de doble dirección llamada perdón? «Efectivamente tiene dos caras. Una primera, la de la petición por parte de quien hizo daño o lo justificó. Y otra, la de la concesión por parte de quien sufrió dicho daño. La primera, inspirada en el arrepentimiento, comporta el deseo de restablecer la convivencia rota. La segunda es la única capaz de satisfacer dicho deseo. Sólo a partir de ella puede afirmarse la posibilidad de una relación pacífica entre las personas», resume ponderado Fernando Aramburu, autor de «Los peces de la amargura». «No olvidemos –prosigue– que la presencia del agresor, aunque ya no ejerza como tal, actualiza el dolor en tanto no se haya desdicho de sus pasados actos criminales».

El comunicado esperado por medios nacionales e internacionales y que se produjo ayer por la tarde con una puesta en escena desalentadora y dolorosa para las víctimas (con capucha) «alertaría de la asunción por parte de la banda de un final sin vencedores ni vencidos, abogando por la necesidad de reconciliar, compensar y asistir a las víctimas», según manifestaba el ministro Jáuregui. Indignado por el encuentro internacional, Múgica asegura que «a la banda le hace falta un juicio de Núremberg –en alusión al macroproceso emprendido contra los principales criminales del régimen nazi de Hitler– que se arrepientan o pidan perdón es lo de menos; lo que queremos los familiares es que se aplique la Ley, y se haga justicia, algo que hasta ahora no se ha hecho». Sobre la conferencia en el Palacio Aite, es aún más drástico: «Ese encuentro es de cara a la galería, para la foto. No se lo cree nadie y quienes dicen creérselo mienten».

«Aquí no hay una confrontación armada en la que dos bandos por motivos étnicos, religiosos o como consecuencia de una ocupación colonial han estado en guerra –refería en una carta a Kofi Annan el presidente de los populares vascos Antonio Basagoiti–. Aquí hay una banda terrorista que amenaza y asesina personas».

Crueldad extrema
El antropólogo y escritor Mikel Azurmendi fue integrante de la banda en los años sesenta, para después desvincularse porque rechazaba la violencia. Una de sus novelas, «Tango de muerte», se inspiró en uno de los casos más sangrantes imputados a ETA. Corría el año 1973 cuando tres amigos gallegos viajan a San Juan de Luz para ver el «El último tango en París». Humberto Fouz, Fernando Quiroga y Jorge García entran en un bar y son confundidos con policías de incógnito por miembros de ETA. Los torturaron hasta la muerte. Querían saber qué buscaban, qué investigaban. Pero los emigrantes gallegos no podían decir nada, porque lo ignoraban. Sus cuerpos jamás aparecieron ni ETA reivindicó el triple asesinato.

En palabras del policía infiltrado Mikel Legarza, «El lobo», los etarras les sacaron los ojos con destornilladores para, después, arrojarlos al mar. La verdad nunca se supo. La Policía no investigó demasiado. Entonces el Gobierno francés no colaboraba y los etarras campaban a sus anchas. La sobrina de Humberto, Coral Rodríguez Fouz, ex concejal socialista en Eibar, luchó durante años por que alguien iniciara la búsqueda de los cuerpos. Habló para numerosos medios, escribió decenas de cartas... Quizá, el agotamiento pudo con ella. Según explicó a LA RAZÓN su hermana, Ana Rodríguez Fouz, ahora «prefiere no hablar».

Mikel Azurmendi –quien fuera el primer portavoz del Foro de Ermua y de ¡Basta Ya!– apuesta por el arrepentimiento verdadero o, en su defecto, «un pesar de los estragos que han causado: no sólo muertes, también extorsiones, miles de personas alejadas del País Vasco...». «El mayor de los pesares que recae sobre ETA –continúa–, es habernos hecho a todos sus víctimas y, especialmente, al Estado de Derecho».

Evitar responsabilidades
Precisamente en paz quería vivir Maite Pagazartundua –presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo– pero ETA se lo impidió asesinando a su hermano Joseba en 2003. Con sus informaciones sobre actividades terroristas, se había desactivado un comando en los 90. Sufrió amenazas, incendios reiterados del coche, insultos por la calle.... Hasta el fatídico día en que cuatro tiros a bocajarro le segaron la vida. «Las víctimas esperamos la derrota para cerrar el duelo. Si se cierra mal, la victimación será permanente porque no podremos enterrar, simbólicamente, a nuestros muertos», subraya Maite. En su artículo «El truco» lo explica meridiano: «Tras el trampantojo caro y mediático de la conferencia (de paz), se oculta la estrategia de la eliminación de la responsabilidad de ETA y su entorno».

«Los terroristas crean un dispositivo estratégico para no asumir responsabilidades. Buscan un proceso cocinado a fuego lento en que se habla de todas [hace énfasis en todas] las víctimas, hasta que al final consigan lo que quieren». «Está claro que quieren amañar la memoria colectiva, un marketing descarado y deslumbrante», concluye.

El hoy director de la Fundación para la Libertad, Teo Urrialde –quien en 1969 estuviera implicado en el Proceso de Burgos para convertirse luego en uno de los fundadores de Euskadiko Ezkerra y amenazado por la banda– se expresa rozando el coan zen: «Es posible la paz sin perdón, pero no hay que esperar que estos tíos vuelvan por aquí y se produzca la paz. Sino que se podrá dar la paz, sin que ellos vuelvan».

Binomio indisoluble para unos e irreconciliable para otros, «porque el perdón es uno de los más complicados que se puedan encontrar –dice Amelia Valcárcel, filósofa y autora de «La memoria y el perdón»–. Para concederlo, se necesita el arrepiento de la parte causante, e implica que ya no se pide la justicia a la que se tiene derecho. En lugares donde ha habido violencia extrema –como en Suráfrica–, tras los grandes conflictos se han abierto escenarios de perdón. Una sociedad que no hace un “perdón fundante” no puede seguir existiendo, porque hay ocasiones en que es más importante asegurar la continuidad de la convivencia que reclamar la justicia. «El perdón –prosigue– es una de la cosas más complicadas del mundo pero, si se consigue, depara uno de los efectos benéficos que existen». Como en una conradiana pesadilla, esta semana se dirime la paz. Una de las palabras más escuetas de nuestro vocabulario, pero con uno de los recorridos más interminables para el alma humana.

¿Se arrepienten de algo?
Ningún etarra con delito de sangre ha pedido perdón a sus víctimas, ni ha confesado arrepentimiento publicamente. Esta última figura, la del arrepentido, ha sido utilizada judicialmente por otras organizaciones armadas en otros países para rebajar sus penas. El comunicado de ETA de ayer no hace la menor referencia a las víctimas y busca equipararlas con «sus» muertos, a los que sí dedicó unas palabras. Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT, volvió a decir ayer que en el comunicado de la banda faltaba algo fundamental para hacer creíble la paz: pedir perdón.

ETA perdona a sus víctimas
http://alfonsodelavega.com/?p=4348 21 Octubre 2011

En un pintoresco y goebellsiano comunicado, dentro de la serie derivada de la negociación del gobierno socialista con ETA, la organización nacionalista
asesina vasca ha hecho saber a las muchedumbres que a partir de ahora nos va a perdonar la vida siempre que España y Francia negocien de modo directo con sus
cabecillas para el logro definitivo de sus objetivos criminales.

Dentro de esta sangrienta e indigna mohatra que padecemos se entiende que el ocupante de la Moncloa, los chanteadores de faisanes y sus cómplices se relaman
de gusto por esta oportunista baza electoral que les brinda ETA, pero lo que ne se puede entender, ni menos aplaudir, es que a esta siniestra maniobra de
traiciones y disimulos se sume el jefe de la llamada oposición, cuya caraterística principal por desgracia es no oponerse a ninguna de las grandes fechorías
del gobierno de Su Majestad. Y eso, que en el supuesto de llegar a gobernar, se va a encontrar sometido al fideicomiso criminal de la banda y sus
compinches.

Hay posturas y discursos tan esclarecedores que ya valen por toda una campaña electoral.
Las víctimas del terrorismo etarra y la mayoría de independientes especialistas en este asunto no se creen que esto obedezca a nada más profundo que una
nueva maniobra del separatismo vasco que por desgracia está derrotando a las instituciones constitucionales al empezar a controlarlas en las Vascongadas para
sus propios objetivos.

Pero, ya veremos lo que da de sí esta terrible cuestión, aunque ojalá significase, de verdad, el comienzo de la derrota de la banda, cosa que hasta ahora no
ha sucedido, sino al parecer todo lo contrario. Entre otras razones porque parece lo lógico que sean los vencedores, supuestamente el Estado de Derecho,
quien deba anunciarlo.

La libertad recobrada
Joseba Arregi. EL MUNDO  21 Octubre 2011

"ETA ha matado porque no aceptaba el derecho de los vascos a pensar distinto, a vivir y a sentir diferente".
El autor afirma que el comunicado de ETA es un nuevo y deshonroso intento de legitimar su historia de terror.
Aboga por mantener la alerta ante una izquierda "abertzale" que sigue sin renunciar a su proyecto excluyente.

ETA NO ESTÁ teniendo dignidad ni altura ni siquiera en el momento de anunciar el cese de violencia. Porque sigue encerrada en su sueño de una historia
legítima de terror, de haber matado y asesinado con razones, de haber hecho algo para el reconocimiento de una Euskal Herria que, políticamente, nunca ha
existido. Y no tiene ni dignidad ni altura porque sigue utilizando un lenguaje inaceptable para cualquier ciudadano sensato.

Pero no le queda más remedio que reconocer, camufladamente, su derrota. Una derrota que ya estaba escrita, y que no se pone en peligro ni siquiera por las
alusiones del comunicado a los pasos que se deben dar en respuesta a ese cese del terrorismo. Es una derrota que tiene padres.

Es una derrota que no ha caído del cielo, y que tampoco se ha cocinado en mesas ni conferencias extrañas y vergonzantes, si todavía algunos tuvieran un
mínimo sentido del pudor. Es una derrota que ha tenido obstáculos importantes en el camino. Porque muchos son los que ahora están queriendo encabezar la
procesión, pero que hasta hace muy poco se oponían a cada una de las medidas efectivas del Estado de Derecho que han llevado a la situación en la que ETA no
ha tenido más remedio que bajar la cabeza y darse por derrotada.

Si no hubiera sido por las víctimas del terrorismo que empezaron a organizarse en los años de plomo, cuando nadie creía que se podía derrotar a ETA, que
empezaron a reclamar su visibilidad frente al ocultamiento a la que les sometía la sociedad vasca y sus instituciones políticas, que empezaron a exigir
memoria, dignidad y justicia, y que fueron conquistando un sitio en el espacio público de Euskadi, de España, y consiguieron que tuvieran que ser vistas
primero, escuchadas después, y atendidas al final, no podríamos hoy decir que hemos recobrado la libertad.

Si no hubiera sido porque en un momento determinado el Estado toma la decisión de organizar la lucha antiterrorista sin tener que someterse a sensibilidades
nacionalistas, si no hubiera sido porque Zapatero, entonces secretario general del PSOE, propuso un pacto contra el terrorismo al PP, si no hubiera sido
porque el PP, el PSOE y el Gobierno de Aznar firmaron el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, si no hubiera sido porque gracias a dicho pacto el
Congreso de los Diputados aprobó la Ley de Partidos Políticos –y hay que recordar quiénes votaron en contra–, hoy no estaríamos orgullosos de recobrar la
libertad.

Si no hubiera sido por organizaciones cívicas como Gesto por la Paz, y otras después, que contra viento y marea se concentraron en pedir la desaparición de
ETA sin contrapartida alguna, si no hubiera sido por resistentes vascos contra ETA, contra su tiranía, contra los legitimadores de todo lo que suponía ETA en
los medios de comunicación, en las tertulias, en los debates televisivos, hoy no estaríamos en condiciones de alegrarnos porque somos libres de nuevo.

Si los que ante cada actuación del Estado de derecho contra ETA gritaban diciendo que ése no era el camino, si los que estuvieron desde el primer momento en
contra del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, si los que tenían hasta hace muy poco clarísimo que el único camino para acabar con ETA era la
negociación política, si los que al aprobarse la Ley de Partidos Políticos anunciaron, como los obispos vascos, que miles de jóvenes iban a pasar a la
clandestinidad y a engordar las filas de ETA, si los que se desgañitaron a favor del Plan Ibarretxe porque era la única forma de traer la paz y acabar con
ETA nos hubieran convencido, hubieran ganado, hoy quizá ETA no existiría, pero porque habría conseguido todo lo que quería: eliminar la libertad de los
vascos.

Hoy estamos donde estamos porque los primeros, los padres de la derrota de ETA, se mantuvieron firmes y no cedieron, a pesar de que, en no pocas ocasiones,
la opinión pública mayoritariamente estaba en su contra. Y hoy estamos donde estamos, celebrando la victoria de la libertad, porque los segundos, aunque en
las últimas fechas se hayan apuntado a dirigir la procesión que trataron de impedir con todas sus fuerzas, la derrota policial y política por el Estado de
Derecho de ETA, han fracasado en toda línea.

No es cuestión de querer llevar la razón, ni de pasar factura. Se trata de algo que no está muy en boga, aunque todo el mundo hable estos días de memoria. Se
trata de recordar, y de recordar no para conmemorarse a uno mismo en un pasado glorioso, sino para saber que la tarea de defender la libertad nunca termina.
Porque los que no vieron que la actuación del Estado de Derecho acabó con el mito de la imbatibilidad de ETA, quienes seguían diciendo que si no se negociaba
con la banda estaríamos en un empate infinito, son los que han criticado a los partidos democráticos por no ser capaces de extraer las consecuencias de la
supuesta profunda reflexión que llevaba a cabo Batasuna y la izquierda nacionalista radical, una reflexión que no era otra cosa que acomodarse al escenario
creado por el Estado de Derecho: o terrorismo o juego político, pero nunca más ambas cosas.

Porque los que no aceptan que haya sido el Estado de Derecho el que ha provocado la derrota de ETA, y con ello el comunicado de ayer, son los que se han
empeñado en los últimos tiempos en separar la violencia terrorista de ETA de su proyecto político, los que han tratado y siguen tratando de preservar el
proyecto nacionalista radical de la ignominia de la derrota de ETA. Son los que han dicho y escrito que ETA no mataba en nombre del pueblo vasco, son los que
han dicho y escrito que sin violencia cualquier proyecto político, también el de ETA, es legítimo. Son los que han dicho y han escrito que la violencia era
un instrumento táctico que conviene dejar a un lado en estos momentos para adecuarse a la nueva situación creada por la actuación del Estado de Derecho,
olvidando que ese instrumento no es de usar y tirar, porque ha creado realidades ontológicas que son los más de 800 muertos.

Y SON LOS que ahora seguirán diciendo, en línea con el comunicado de ETA, que es la hora de resolver el conflicto vasco, de una vez por todas, que es la hora
de la solución integral del problema vasco, de plantear un nuevo pacto con España sobre el derecho a decidir, es decir, son los que siguen empeñados en
plantear en la sociedad vasca proyectos que siguen siendo incapaces de tomar en serio el pluralismo y la complejidad de la sociedad vasca y de la identidad
vasca. Es decir, son los que siguen empeñados en proyectos que tienen dificultades para defender el derecho de los ciudadanos vascos a la diferencia, a una
opinión libre, a una identidad libre, compleja, mestiza, dual, cosmopolita o como quieran. Son los que tienen dificultades para extraer las consecuencias
políticas del derecho de los ciudadanos vascos a la diferencia en el sentimiento de pertenencia, de sentirse pertenecientes a una, dos o todas las naciones
que quieran o a ninguna. ETA ha matado porque no aceptaba la libertad de pensar distinto, de vivir diferente, de sentir diferente a ella misma.

ETA ha matado la libertad. En estos momentos en los que anuncia el cese de la confrontación armada –¿con quién?– y los ciudadanos podemos sentirnos
orgullosos de haber recobrado la libertad que quizá nos dejamos arrebatar demasiado fácilmente, tenemos que saber que la libertad se gana día a día, que la
libertad se defiende día a día, que el trabajo de la defensa de la libertad no se termina nunca.

ETA desaparece como organización, aunque no tienen la capacidad de decirlo con claridad y palabras sencillas. No desaparece su lenguaje, no desaparece su
historia, no desaparece su pretensión de legitimar su historia de terror, no desaparece la pretensión nacionalista excluyente. Orgullo y alegría sí, pero
alertas para seguir defendiendo la libertad.

Joseba Arregi es ex consejero del Gobierno vasco y escritor.

Ha vencido la libertad
Joseba Arregi. EL PERIÓDICO  21 Octubre 2011

Y no pido perdón por no utilizar la palabra paz. Con el comunicado en el que ETA anuncia el cese de la confrontación armada -¿con quién?- los ciudadanos
vascos y españoles recobramos la libertad. La libertad de poder vivir sin escoltas, pero sobre todo recobramos la libertad de ejercer el derecho a la
diferencia -de opinión, de sentimiento de pertenencia, de identidad- sin ver por ello amenazada nuestra vida.

Es un día de gran orgullo por la victoria de la libertad contra su gran enemigo en Euskadi y en España. Ha vencido la libertad gracias al Estado de derecho
que ha cumplido con su deber a lo largo de los últimos largos años. La función del Estado de derecho radica en proteger la vida, la libertad y el derecho de
los ciudadanos. Y eso es precisamente lo que ETA ha querido impedir, y ha impedido asesinando a más de 800 personas.

ETA tenía miedo a la libertad, a los ciudadanos vascos libres. Por eso mataba. Porque no quería una sociedad de ciudadanos libres, de ciudadanos que se
tomaban en serio su derecho a pensar con libertad, a sentir con libertad, a opinar en libertad, a vivir la diferencia interna a la sociedad vasca con toda
libertad. La Euskal Herria cuyo reconocimiento reclama ETA en el comunicado es un lugar fantasmagórico en el que no existe libertad alguna, en el que no
existe sitio para nadie que no pensara como ETA y Batasuna.

Hoy es un día para celebrar la victoria del Estado de derecho y la democracia contra ETA. Nada de lo que ha sucedido los últimos días, esa escenificación que
solo sirve para tapar la falta de altura de ETA en el momento de la derrota, para hacer aparecer a esta como algo que se ha producido en mesas, conferencias,
negociaciones y no se sabe qué más cosas, puede ocultar la verdad del momento: ETA no ha hecho más que confirmar lo que comenzó a producirse desde el momento en el que el Estado decidió utilizar todos sus medios legítimos para defender la democracia, el derecho y la libertad frente a los liberticidas. El
comunicado de ayer, del que solo vale la confirmación de su derrota -aunque la camuflen-, es el punto final de una historia que se empezó a escribir cuando
las víctimas reclamaron visibilidad en la sociedad vasca, cuando Zapatero propuso el pacto por las libertades y contra el terrorismo, cuando el PP, el PSOE y
el Gobierno de Aznar firmaron dicho pacto y en su secuela aprobaron la ley de partidos políticos, cuando, gracias a todo ello, se acabó el mito de la
imbatibilidad de ETA.

Ahora toca gestionar la libertad recuperada. La democracia, en definitiva, no es otra cosa que la gestión diaria de la libertad, del pluralismo, del derecho
a la diferencia. Ahora que hemos recobrado la libertad nos toca defenderla con uñas y dientes contra todos aquellos que nos quieran imponer proyectos
totalitarios, excluyentes, contra todos aquellos que siguen soñando con una Euskadi homogénea en el sentimiento de pertenencia, que no saben qué hacer con el
pluralismo y la complejidad estructurales de la sociedad y de la identidad vasca.

El comunicado de ETA: las reacciones
Policías y guardias civiles no se lo creen

Consideran que es una «maniobra» para lograr efectos políticos el 20-N
A.B. La Razón 21 Octubre 2011

MADRID- Una voz autorizada para expresar su opinión sobre lo que dicen los terroristas es la de los policías y los guardias civiles, que han sido tantas veces blanco predilecto, junto con los militares, de las pistolas y las bombas de ETA. Y ayer dijeron lo que piensan sobre el último comunicado etarra: no se lo creen.

En primer lugar, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y la Confederación Española de Policía (CEP) acogieron con escepticismo el anuncio de ETA de un cese definitivo de la violencia y aseguraron que para que sea creíble, la banda debe entregar las armas y a los terroristas con causas pendientes. En declaraciones a Efe, el secretario general de AUGC, Alberto Moya, acogió con «mucho escepticismo» el comunicado de ETA que, en su opinión, es una «maniobra» que persigue conseguir efectos políticos y un «aldabonazo» para la izquierda abertzale en las elecciones del 20 de noviembre. «Hasta que los terroristas no se pongan a disposición de la Justicia y entreguen las armas, no nos creemos nada», dijo Moya tras advertir de que los cuerpos policiales se opondrán «a posibles planteamientos de pasar por encima de casi un millar de víctimas». «Lo que no puede ser es que dentro de dos años una víctima se encuentre a un terrorista en un bar», añadió.

En este sentido, anunció que el sábado guardias civiles de toda España se manifestarán en Vitoria para protestar contra «el acoso y la humillación» que a diario sufren decenas de agentes en municipios del País vasco gobernados por Bildu.

Por su parte, la CEP hizo un llamamiento a los partidos políticos y a la sociedad española para que se mantengan «vigilantes» y sea la propia ETA, «cuya palabra no tiene valor alguno», la que respalde con hechos este último comunicado, «entregando las armas y poniendo a disposición de la Justicia a todos sus terroristas con causas pendientes». Tras rendir homenaje a las más de 800 víctimas mortales de la banda, «auténticos héroes de nuestra democracia», el sindicato dejó claro en un comunicado que la decisión de ETA obedece única y exclusivamente al acoso y a la acción continuada del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil.«Hay unos vencedores, que son las víctimas de ETA y toda la sociedad española, y unos vencidos, que son quienes sólo se han dedicado a eliminar a quienes no pensaban como ellos, en un ejercicio de dictadura que debería acompañar a la banda terrorista y a su mundo durante décadas, a modo de vergonzosa herencia criminal», asegura.

20-0: Gadafi vence a ETA
«ETA anuncia el fin de su acción armada», titulaba ayer la página web del diario «Le Monde», que situaba la noticia en segundo lugar, sólo por detrás de la muerte del dictador libio Muamar el Gadafi. Otros muchos medios de comunicación internacionales también destacaban la noticia en sus primeras páginas. «Corriere della Sera» titulaba: «España, ETA anuncia el fin irrevocable de la lucha armada». Y el británico «The Guardian» destacaba que «ETA declara el fin del conflicto armado».

reivindica sus crímenes en un comunicado
La paz de ETA: ni se disuelve, ni se arrepiente ni entrega las armas
Los terroristas hacen un guiño a los asesinos que han formado parte de su estructura durante estos 52 años, pero no hacen alusión alguna a sus víctimas.
J. Arias Borque Libertad Digital 21 Octubre 2011

Ni disolución de la organización y su estructura, ni una sola palabra de arrepentimiento por los crímenes cometidos, ni una solicitud de perdón a sus víctimas. La organización terrorista ETA ha anunciado este jueves "el cese definitivo de su actividad armada" en un comunicado que se había anunciado entre rumores durante toda la jornada, y que se ha hecho público, como no podía ser de otro modo, en sus diarios altavoz: Gara y Berria.

Es más, la banda ha reivindicado los cincuenta años de asesinatos y terror que tiene a sus espaldas y aprovecha la ocasión para hacer un guiño a los brazos ejecutores que han formado parte de su estructura: "La lucha de largos años ha creado esta oportunidad. No ha sido un camino fácil. La crudeza de la lucha se ha llevado a muchas compañeras y compañeros para siempre. Otros están sufriendo la cárcel o el exilio. Para ellos y ellas nuestro reconocimiento y más sentido homenaje".

Los terroristas se apoyan en la farsa de los mediadores del pasado lunes en San Sebastián para decir que se está abriendo "un nuevo tiempo político" y hacen un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir "un nuevo proceso de negociación política que tenga como objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto, así como la superación de la confrontación armada", es decir, un proceso de negociación que traiga consigo un proceso de autodeterminación y la amnistía para los etarras encarcelados.

ETA mantiene en todo momento las exigencias políticas de independencia y autodeterminación por las que ha asesinado durante 52 años: "Estamos ante una oportunidad histórica para dar una solución justa y democrática al secular conflicto político". "El reconocimiento de Euskal Herria y el respeto a la voluntad popular deben prevalecer sobre la imposición", añaden.

Por último, los terroristas llaman a la sociedad vasca para que "se implique en este proceso de soluciones hasta construir un escenario de paz y libertad", es decir, para que presionen a gobiernos y a los partidos democráticos para que la negociación concluya con la autodeterminación y sin vencedores ni vencidos.

El comunicado de ETA: la herencia de los terroristas
La lucha sigue en las instituciones
Los proetarras controlan ya 123 ayuntamientos y manejan más de 2.200 millones. El 20-N, Amaiur podría lograr grupo en el Congreso y más dinero para sus arcas
F. Cancio La Razón 21 Octubre 2011

MADRID-La lucha armada de ETA llega a su fin, según los terroristas. Pero lo que no termina –es más, continúa cada vez con más fuerza– es la «lucha» del brazo político de la banda terrorista. Después de la ilegalización de Sortu este mismo año, Bildu fue el primer paso en las pasadas elecciones autonómicas y municipales de mayo. Y ahora le toca el turno a Amaiur (izquierda abertzale, Aralar, Eusko Alkartasuna y Alternatiba) las nuevas siglas con las que los proetarras concurrirán a las generales del próximo 20 de noviembre. Un nombre este con el que ETA bautizó a tres de sus comandos asesinos, uno de los cuales acabó con la vida de una mujer en 1987 en Pamplona.

Los últimos comicios permitieron a la coalición abertzale Bildu hacerse con un poder casi inimaginable para ellos mismos, con más de 310.000 votos y un total de 1.138 concejales conseguidos entre Navarra y el País Vasco, y el control de Administraciones y Ayuntamientos clave, como el de San Sebastián o las Juntas Generales de Guipúzcoa.

En total, los proetarras están presentes en 106 ayuntamientos vascos (entre ellos Rentería, Hernani, Guernica o Bermeo) y 17 navarros. Todas estas cifras convirtieron a los herederos de Batasuna en la segunda formación más votada en el País Vasco (25,4 por ciento de los sufragios) y la tercera en Navarra (11,6 por ciento de votos).

De aquel 22-M, Bildu no sólo sacó una importante representación política, sino también el control de millones de euros en concepto de presupuestos: más de 2.200 millones de euros. En este punto, por ejemplo, los abertzales manejan 46 millones en el Ayuntamiento de Rentería, 33 en el de Mondragón, casi 29 en el de Zarauz o 19 en Ondarroa.

A por las generales
Y en un mes, si nadie lo impide, Amaiur tendrá una papeleta en los colegios electorales. Las urnas serán las que dirán el poder que alcance la coalición abertzale, aunque según la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN podría hacerse con entre cuatro y cinco diputados, con lo que igualaría los obtenidos por Herri Batasuna (HB) en las elecciones generales de 1986, año éste en el que también se hizo con un senador por Guipúzcoa. Otros sondeos incluso otorgan más escaños a Amaiur.

Con esta representación parlamentaria, además de los fondos que recibirá por cada escaño conseguido, Amaiur se haría también con parte de la partida que el Ministerio del Interior destina a las formaciones políticas en concepto de «gastos de funcionamiento ordinario» (le correspondería cerca de un millón de euros al año) y también con la de «gastos de seguridad» (52.000 euros anuales aproximadamente). Un trozo de pastel, este último, que sería cuanto menos chocante para una formación que no cree necesaria la presencia de escoltas e impide su actividad en los ayuntamientos en los que gobierna.

Más poder todavía
De esta forma, la banda terrorista vería cumplido su deseo de controlar no sólo las instituciones vascas y navarras como ya hace, sino que también entraría con fuerza en el Congreso de los Diputados y su voz sería escuchada en Madrid. Y tendría, sobre todo, más millones de euros en sus manos.

Para la izquierda abertzale no hay «vencedores ni vencidos»
A pesar de que la antigua Batasuna se pronunciará hoy oficialmente sobre el comunicado de ETA en una rueda de prensa en San Sebastián, formaciones políticas abertzales se adelantaron ayer. «En el día de hoy se cierra una etapa de la historia de Euskal Herria», expresó en un comunicado la formación Aralar desde su página web. «Se abre la puerta a una nueva etapa de construcción de una paz duradera y sin vencedores ni vencidos». La formación considera que se debe dejar en manos del «pueblo» la llave a la solución del conflicto». Por su parte, Eusko Alkartasuna, formación integrada en Bildu, también en un comunicado, subrayó que esta decisión «demuestra la irreversibilidad del proceso de cambio político que vive el país». Alternatiba, formación también integrada en la coalición, considera que tras el comunicado «en el que ETA anuncia el cese definitivo de su actividad armada, ha llegado la hora de la política, sin excusas ni dilaciones».

Aunque no entrega las armas ni pide perdón
ETA anuncia que deja de matar tras 858 asesinatos
 www.gaceta.es 21 Octubre 2011

Los terroristas de ETA anunciaron ayer el cese definitivo de la violencia tras 43 años de historia y 858 asesinatos. Sin embargo, no habla en ningún momento de entregar las armas ni pide perdón a las víctimas y sí negociar el conflicto vasco.

Su primera víctima fue la niña Begoña Urroz, fallecida en una explosión en San Sebastián el 27 de junio de 1960. La última, el policía francés Jean-Serge Nerin, muerto en un tiroteo con miembros de la banda ocurrido el 16 de marzo de 2010.

Entre ambas fechas, ETA -que hoy ha anunciado el "cese definitivo de la actividad armada"- ha asesinado a militares, guardias civiles, policías, políticos, jueces y fiscales y centenares de personas de a pie, en una espiral terrorista de medio siglo, en la que la banda ha segado la vida de personas de toda edad y condición.

ETA comenzó su actividad criminal en plena dictadura, años en los que cometió el que quizá fue su atentado de mayor repercusión, perpetrado el 20 de diciembre de 1973 en pleno centro de Madrid y en el que perdió la vida el entonces presidente del Gobierno y mano derecha de Franco, el almirante Luis Carrero Blanco.

La muerte del dictador en noviembre de 1975 y la llegada de la democracia no detuvo la actividad terrorista, con una treintena de asesinatos en los dos años siguientes.

Tampoco paró el tiro en la nuca la amnistía general decretada por el Gobierno en octubre de 1977, por la que salieron de la cárcel decenas de presos etarras, muchos de los cuales se reincorporaron de nuevo a las filas de la banda.

No obstante, los verdaderos "años de plomo", con atentados casi a diario, no llegaron hasta la década siguiente.

El año 1980 fue el más sangriento, con 98 asesinatos a manos de ETA, escalada terrorista que se mantuvo con altibajos durante la siguiente década hasta 1991, en el que la banda segó la vida de 45 personas.

Desde entonces, las estadísticas del terror presentan una línea descenente, con cuatro años en blanco -1999, 2004, 2005 y 2011- y que coinciden con una época muy dura para la banda, con detenciones sucesivas de su cúpula y una actividad terrorista en declive.

El perfil de la víctima mortal de ETA también ha ido cambiando a lo largo de los años.

En la medida en que la organización terrorista comenzó, a partir de los 80, a cometer atentados indiscriminados con el uso masivo de cochesbomba, el patrón de la víctima pasó a ser bastante heterogéneo, frente a las primeras épocas, en que la mayoría de los asesinados eran miembros de las Fuerzas de Seguridad o militares.

Buena prueba de que todos los ciudadanos han sido víctimas potenciales de la banda es que un 42,1 por ciento del total de asesinados -361 personas- eran civiles.

Según las estadísticas recogidas en el libro "Vidas Rotas", el segundo colectivo más golpeado por ETA es el de guardias civiles, con 209 muertos -23 por ciento del total-, seguido de la Policía Nacional, con 149 asesinados y los miembros de las Fuerzas Armadas, con 82 fallecidos.

La clase política y, en especial cargos electos del PSOE y del PP también han sido duramente castigada por la barbarie terrorista.

El secuestro y posterior asesinato del concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco, en julio de 1997, supuso un antes y un después en la repulsa ciudadana al terrorismo tanto en el País Vasco como en el resto de España, en lo que entonces se llamó "El espíritu de Ermua".

Movilización social sin precedentes que también se produjo con el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, enterrado en vida en un zulo de Mondragón durante 532 días, hasta su liberación por la Guardia Civil el 1 de julio de 1997, unas semanas antes del asesinato de Miguel Ángel Blanco.

Frente al asesinato "selectivo", ETA tampoco ha dudado en colocar coches-bomba en cuarteles repletos de niños o en lugares transitados provocando la muerte, heridas o mutilaciones a cientos de civiles que simplemente pasaban por allí.

Fue lo que ocurrió en el que se considera su atentado más sangriento, el de Hipercor de 1987 -21 muertos- y también en la bomba contra la casa-cartel de la Guardia Civil de Vic (Barcelona), con nueve fallecidos, perpetrado en 1991.

No en vano, 21 de los casi 900 asesinados eran menores de edad, como Fabio Moreno, de dos años, hijo de un guardia civil, muerto en 1991, o su primera víctima mortal, Begoña Urroz, un bebé de veintidós meses que falleció abrasado tras la explosión de una bomba incendiaria en la estación donostiarra de Amara, en junio de 1960.

Precisamente, la recién aprobada Ley de reconocimiento y protección integral a las víctimas del terrorismo, fija ese año de 1960 como el arranque para el cobro de indemnizaciones por atentados, con efectos retroactivos.

Los asesinos de Buesa admiten que el crimen se planeó en la tregua de 1998

Los miembros del comando Ituren, que declararon ayer en un juicio contra 'Txapote', reconocieron haber buscado objetivos durante el alto el fuego
MATEO BALÍN | MADRID. El Correo 21 Octubre 2011

La tregua que proclamó ETA en septiembre de 1998 y que se prolongó durante 15 meses sirvió para que los comandos que la banda mantenía activos siguieran con sus actividades, recabando información y preparando atentados «para un futuro, por si la tregua se rompía». Y uno de los objetivos elegidos fue el portavoz del PSE-EE en el Parlamento vasco, Fernando Buesa, que caería asesinado en febrero de 2000, dos meses después de la ruptura del alto el fuego.

Así lo reconocieron ayer en la Audiencia Nacional los miembros del comando Ituren, Asier Carrera, Luis Mariñelarena y Diego Ugarte, condenados por el atentado contra Buesa y que comparecieron como testigos en un nuevo juicio contra Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote', exjefe militar de ETA. En este caso, el ministerio público reclama 105 años de prisión para 'Txapote' por haber ordenado presuntamente desde Francia el atentado con un coche bomba contra el político socialista alavés, que falleció en Vitoria junto con su escolta, el ertzaina Jorge Díez. La celebración de este juicio, así como el de Jesús Martín Hernando, acusado de vigilar al sargento de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea, también asesinado por la banda, coincidieron ayer en el tiempo con la declaración de ETA decrentado el cese definitivo de la actividad armada.

Los miembros del comando Ituren, uno de los más activos en su tiempo, reconocieron ante el tribunal que recibieron órdenes de continuar con su actividad soterrada durante la tregua de 1998, con el Gobierno de José María Aznar en el poder. El más explícito fue Diego Ugarte, quien aseguró que, pese a que tenían «la obligación de parar cualquier acción ofensiva», no dejaron de recabar datos «por si se rompía la tregua en un futuro».

Luis Mariñelarena, por su parte, declaró que «había una tregua y no pensábamos en actuar ni nada», pero admitió que cumplían las órdenes que les daba «de alguna manera» 'Txapote', responsable del talde. No obstante, los etarras evitaron atribuir al exjefe de ETA la orden directa de matar a Buesa.

«¿Sobre el tiempo?»
Sin embargo, sí reconocieron las reuniones con él en el sur de Francia. «¿Y eran para hablar del tiempo?», preguntó la presidenta del tribunal, Ángela Murillo. A lo que Mariñelarena contestó: «Habré hablado de cosas sobre ETA con él, pero también del tiempo».

Esa no fue la única intervención de la magistrada, que al comienzo de la declaración de Carrera le mandó guardar silencio porque al entrar en la sala de vistas sonrió y saludó a García Gaztelu, y además se puso a hablar con él. Murillo le conminó a que callar porque «no estamos en un restaurante».

'Txapote', por su parte, se negó a participar en la vista, limitándose a indicar, en euskera, que no reconocía al tribunal y que «todo lo que tenía que decir ya está dicho». Murillo le ordenó que no continuara para que la intérprete pudiera prestar juramento. Pero como el acusado no tenía intención de responder a ninguna pregunta, la magistrada señaló: «Muy bien. Está en su perfecto derecho».

El cierre lo puso el fiscal, Daniel Campos, que señaló que las pruebas testificales y periciales acreditaban que fue 'Txapote' a quien le correspondió la «macabra elección de qué familias iban a vestir de luto». Y en el caso de Fernando Buesa lo intentaron hasta en tres ocasiones.

Sin fondos y con apenas 70 terroristas
La banda se encuentra en una situación de «extrema debilidad» por los continuos golpes policiales

DAVID S. OLABARRI | BILBAO. El Correo 21 Octubre 2011

20 AÑOS DE GOLPES POLICIALES A LA CÚPULA DE LA ORGANIZACIÓN TERRORISTA
Marzo de 1992. La Policía francesa descabeza la dirección de ETA en Bidart. En la operación caen el jefe militar, Francisco Mugica Garmendia, alias 'Paquito', el ideólogo y número dos, José Luis Álvarez Santacristina, 'Txelis', y el especialista en explosivos Joseba Agirre Erostarbe, 'Fittipaldi', además de otros ocho terroristas.

Marzo de 1999. Son detenidos en París José Javier Arizcurren Ruiz, 'Kantauri', acusado de 18 asesinatos, e Irantzu Gallastegi, 'Amaia'.
Septiembre de 2000. Cae también en Bidart Ignacio Gracia Arregi, 'Iñaki de Rentería'.
Febrero de 2001. Detenido en Anglet Javier García Gaztelu, 'Txapote', uno de los asesinos del concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco.

Septiembre de 2002. La policía francesa detiene a Juan Antonio Olarra Guridi y a su compañera Ainhoa Mujika.
Diciembre de 2002. Cae Ibon Fernández de Iradi, 'Susper', cuyos famosos 'papeles' provocaron la detención de 82 miembros de la banda a lo largo del año siguiente.

Octubre de 2004. En el que fue el mayor golpe desde Bidart fueron detenidos Mikel Albisu Iriarte, 'Antza', en la dirección política de la banda desde 1993, y María Soledad Iparragirre, 'Anboto'.

Julio de 20070. Arrestado en Francia Juan Cruz Maiza Artola, un histórico responsable del aparato logístico de ETA.
Mayo de 2008. Cae Francisco Javier López Peña, 'Thierry', que dirigía el aparato político enfrentado al jefe militar, Mikel Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki'.
Noviembre de 2008. A 'Thierry' le sustituye como máximo dirigente de la banda, precisamente, 'Txeroki', que es detenido tan solo seis meses después.

Diciembre de 2008. La dirección de la banda había entrado en un proceso de descomposición en el que sus sucesivos jefes caían uno tras otro en poco tiempo. Así, Aitzol Iriondo solo duró un mes al frente de la organización.
Abril de 2009. Apenas cuatro meses después era detenido su sucesor, Jurdan Martitegi, en las proximidades de Perpignan.

Febrero de 2010. Entre desarticulación y desarticulación, se produce un hecho sin precedentes: la localización en el pueblo portugués de Obidos, al norte de Lisboa, del mayor polvorín de ETA que resultaba incautado en los últimos 10 años. Contenía tonelada y media de material explosivo.

Marzo de 2010. Es arrestado Ibon Gogeaskoetxea Arronategi, 'Emil', un veterano que llevaba en la organización más de 15 años, la mayor parte de ellos en una segunda fila, hasta que las sucesivas decapitaciones de 'la serpiente' terrorista le hicieron asumir tareas en la dirección de la banda. A su hermano pequeño, Eneko, se le consideraba jefe de logística.

Mayo de 2010. Exactamente dos años después de la detención de 'Thierry' caía también en Francia Mikel Carrera Sarobe, 'Ata', y junto a él, el que estaba llamado a ser su sucesor, Arkaitz Agirregabiria.

Marzo de 2011. Alejandro Zobaran Arriola, 'Xarla' se convertía en el séptimo responsable de los comandos de ETA que era detenido en menos de tres años. Como todos los anteriores, también fue localizado y arrestado en territorio galo.

Julio de 2011. El hermano de Ibon Gogeaskoetxea, Eneko, era detenido en un lugar inusual, el Reino Unido. Experto informático, durante mucho tiempo se le consideró miembro del aparato logístico de la banda con responsabilidades en la fabricación de artefactos e ingenios explosivos.
En los últimos tres años han caído seis cabecillas de una organización con una jerarquía «cada vez más difusa»

ETA anunció ayer el cese «definitivo» de su «actividad armada» en el momento de mayor debilidad de su larga y sangrienta historia. La decisión de la banda terrorista no es una consecuencia de un proceso de reflexión interna abierto por el convencimiento de que la lucha armada carece de sentido y debe dejar paso a las vías políticas. Sin restar trascendencia al comunicado de ayer, los expertos del Ministerio del Interior subrayan que la renuncia es fruto de la «extrema debilidad» de una organización que lleva tiempo «agonizando», con una creciente «incapacidad» para cometer atentados y que, en los últimos cinco años, ha visto cómo sus intentos de reestructuración se saldaban, una y otra vez, con las detenciones de sus principales dirigentes.

En sólo tres años y medio han caído seis de sus 'jefes', a una velocidad que revela la eficacia de las fuerzas de seguridad. Francisco Javier López Peña 'Thierry', Garikoitz Aspiazu 'Txeroki' (noviembre de 2008), Aitzol Iriondo 'Gurbitz' (diciembre de 2008), Jurdan Martitegi (abril de 2009), Ibon Gogeaskoetxea (febrero de 2010), y Mikel Carrera 'Ata' (mayo de 2010), fueron detenidos cuando se encontraban al frente de la banda.

Fuentes de la lucha antiterrorista explican que, gracias a los continuos golpes policiales, la organización está compuesta por «entre 50 y 70 activistas», con una jerarquía cada vez más difusa -los expertos apuntan a Iratxe Sorzabal y David Plá como sus principales dirigentes en la actualidad- y con recursos económicos para subsistir «no más de dos años» sin cometer atentados, después de que anunciasen el fin de la extorsión a los empresarios. Este número de terroristas cobra especial relevancia si se compara con los cerca de 350 individuos que llegaron a militar en la organización en sus momentos de mayor actividad. Según los mismos medios, en los últimos meses esta incapacidad para operar ha provocado que la actividad de la organización se haya limitado, fundamentalmente, a «tareas básicas de mantenimiento» de su infraestructura -pisos, vehículos, documentación...-.

Los analistas de la Policía mantienen que el comunicado de ayer evidencia que la banda tiene «voluntad de dejarlo». Subrayan, en este sentido, que los terroristas hayan hablado de «diálogo» y «acuerdo» y no de negociación con los estados, como han hecho en muchos de sus pronunciamientos. También hacen hincapié en la importancia de que la palabra «definitivo» aparezca dos veces en el mismo texto. Dos detalles que no pasan desapercibidos para los expertos, que consideran que, si sigue por este camino de ceder el protagonismo a la izquierda abertzale, ETA no entregaría las armas «antes de 2013».

«Vender el mensaje»
Según este análisis, lo vivido ayer forma parte de una escenificación en la que se trata de convertir la «necesidad en virtud» y que se completa con otros 'actos' como la disolución de su aparato político -Ekin-, que ya se encontraba disuelto en la práctica por la presión policial, o la adhesión del colectivo oficial de presos -el EPPK- al Acuerdo de Gernika que aboga por el final de la violencia. Los expertos consideran que, tras los buenos resultados conseguidos en las últimas elecciones forales y municipales -en las que Bildu consiguió hacerse con el poder en la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de San Sebastián-, la Conferencia de Paz del lunes fue convocada precisamente para que la banda pudiese anunciar su cese definitivo «vendiendo el mensaje» de que se han «sentado las bases» para la resolución del «conflicto». El cónclave del Palacio de Aiete les permitía subrayar la implicación internacional -una vieja aspiración de la banda- en el problema vasco y obviar que, en realidad, han sido «derrotados» y no han conseguido «ninguno de los objetivos».

Este anuncio, insisten, permitirá «ilusionar» a sus bases justo un mes antes de unas elecciones generales en las que Amaiur aspira a conseguir grupo propio en el Congreso y, sobre todo, a superar al PNV como primera fuerza abertzale. Por eso, los expertos entienden que la banda seguirá tratando de «capitalizar políticamente» el desmantelamiento de su estructura. Un recorrido que, a su juicio, conducirá a las próximas elecciones autonómicas en la primavera de 2013, en las que «si siguen este camino» podrían anunciar la entrega de las armas o su disolución.

De hecho, las fuentes de la lucha antiterrorista consideran que, a pesar del comunicado de ayer, ETA seguirá operativa manteniendo su infraestructura y sus miembros seguirán en la clandestinidad. «No pueden volver a casa como si no hubiese pasado nada», recalcan los mismos medios.

Todo este proceso comenzó en 2009 cuando los sectores de la izquierda abertzale partidarios de los cauces democráticos se hicieron con el poder del movimiento ante la creciente debilidad de los que apostaban por una «solución militar». Por eso, insisten, la decisión de la banda ha sido adoptada por necesidad, y «no tanto por un convencimiento ético». De hecho, las fuentes antiterroristas recuerdan que, poco antes de que se anunciase la última tregua del 10 de enero, los dirigentes de la banda -entre los que ya se encontraban David Plá e Iratxe Sorzabal- remitieron un mensaje a líderes de Batasuna en el que mantenían que, en vista de la «situación en la que se encuentra el proceso de liberación», se reafirmaban en la «necesidad de la estrategia político militar».

«Sin preparación militar»
La organización que encabezan Plá y Sorzabal, dos activistas con amplio recorrido en la historia de la banda y que accedieron a la cúpula tras las sucesivas caídas de sus antecesores, responde, además, al perfil de un «grupo joven», con «ardor guerrero», pero sin «apenas preparación militar».

Federico jiménez losantos
"Rajoy cambió el discurso y dijo gansadas y mentiras como Zapatero"
Federico Jiménez Losantos ha analizado el comunicado de ETA con Luis Herrero, César Vidal, Dieter Brandau y Javier Somalo.
esRadio  Libertad Digital 21 Octubre 2011

Federico Jiménez Losantos ha analizado el nuevo comunicado de ETA y las diferentes reacciones políticas al mismo. Para Federico el comunicado "es una tomadura de pelo, es una broma pesada, es una forma de engañar a la plebe que ya no es pueblo ni es nada".

Según el director de Es la Mañana... "este jueves asistimos a uno de los espectáculos más sórdidos que cabe en un país que se dice democrático, es ver que sus representantes lo engañan y el rebaño parece feliz". Además ha resumido lo que pasó tras el comunicado, "ayer nos atizó Zapatero yéndose, Rubalcaba que hasta fingió que se emocionaba y luego Mariano que nos contó una cosa que debe ser de Arriola para no perder ningún voto ante Rubalcaba a pesar de que tiene ganadas las elecciones por mayoría absoluta".

Jiménez Losantos ha subrayado que lo dicho por el líder del PP es "todo lo contrario de lo que ha estado diciendo Mariano durante los últimos años, los últimos meses, las últimas semanas y hasta en los últimos días por ejemplo sobre el aquelarre siniestro en San Sebastián con esos trincones de oro, que no saben ni dónde está San Sebastián".

Federico ha recordado que "el PP hace 4 días había denunciado esa tomadura de pelo (conferencia "de paz"), pero es que hace unos meses Mariano Rajoy había denunciado la legalización de Bildu, es decir, ETA y han estado criticando la política de acercamiento de etarras".

"Ayer la ETA nos tomó el pelo, pero teníamos un jefe de la oposición y un jefe de Gobierno de hecho, Rubalcaba, con unas ganas locas de que les tomaran la barba o la calva". Federico ha subrayado que "sólo UPyD habló con cierto sentido común, que también es triste que un partido con un diputado en las Cortes sea el único que le lleve la contraria a este consenso cretinoide".

¿Estado de Derecho?
Sobre las declaraciones de Zapatero y Rajoy asegurando que ha triunfado el Estado de Derecho, Jiménez Losantos ha dicho "¿Se han entregado los etarras, han entregado las armas, han confesado sus crímenes? No, pues dónde está el Estado de Derecho".

Según Federico, "no sabemos si cuando llegue Mariano al Gobierno esto va a cambiar, mala pinta tiene, cómo no limpien las cloacas de Interior que se preparen, porque no es la primera vez que lo echan por la violencia".

Por último, ha señalado que "todo lo de Zapatero es siniestro pero era presumible, todo lo de Rubalcaba es siniestro y sórdido pero estamos acostumbrados, lo que no esperábamos era el comunicado del candidato del Partido Popular, que va a ganar las elecciones según todas las encuestas por mayoría hiperabsoluta, y que de pronto ayer cambió totalmente el discurso y empezó a decir gansadas y mentiras en el mismo sentido que Zapatero como que ha triunfado el Estado de Derecho".

"El Estado de Derecho triunfará cuando estén todos los etarras en la cárcel, ¿Qué democracia ha triunfado?, la del terror. No entiendo por qué la oposición se subió al carro del Gobierno cuando no hay ninguna garantía", ha apuntado Jiménez Losantos.

Ya pasó con felipe
Para entender las palabras de Mariano Rajoy, Luis Herrero ha recordado el cambio de Gobierno de Felipe González a José María Aznar. "Cuando Belloch, el ministro del Interior socialista de entonces, se reunió con Mayor Oreja antes de la celebración de las elecciones le expuso las dos vías de diálogo que tenían abiertas con ETA". Herrero ha asegurado que "en ese momento Mayor no les dio a los socialistas luz verde para seguir negociando con los terroristas".

Luis Herrero ha afirmado que gracias a esa negativa a Belloch "el PP fue libre de plantear y desarrollar su propia política antiterrorista sin hipotecas". Para Herrero, "Rajoy tenía dos posibilidades: una, comportarse como Aznar en 1996 sin aceptar ninguna hipoteca; y dos, subrogarse y asumir las palabras de los socialistas".

El director de En Casa de Herrero ha señalado que "lo que hizo ayer Rajoy fue subrogarse y aceptar la hipoteca socialista en contra de las víctimas, algunos de los líderes de su partido y parte de la sociedad española".

Herrero ha apuntado que "se están siguiendo los pasos acordados en el ‘festival’ de San Sebastián". Ha afirmado que "el libreto de esta pantomima ya lo sabemos, nos fue dado a conocer por los representantes internacionales tan bien pagados en la infamia donostiarra".

Según Luis los cuatro puntos que firmaron los mediadores internacionales en San Sebastián fueron: "pedir a ETA un comunicado en el que cese su actividad, sentar a Francia y España en una mesa de diálogo, equiparar a las víctimas con los presos etarras y reunir a los responsables políticos en el Parlamento Vasco para proclamar la autodeterminación y la independencia". Luis Herrero ha afirmado que "esto es lo que implícitamente ha apoyado Mariano Rajoy".

Secuencia de un plan
César Vidal ha afirmado que "ha habido un error de autoengaño interesado con el comunicado" y que "Zapatero salió con la muerte en la cara, seguramente pensando que si esto me lo hacen a mí seis meses antes estaría de candidato para un tercer mandato".

El director de Es la Noche... ha opinado que "es una casualidad que la conferencia 'de paz' fue el lunes, el martes el comunicado de la misma, el jueves comunicado de ETA y el fin de semana mitin de Rubalcaba en el País Vasco". Vidal ha indicado que "el final de este autoengaño es Rajoy diciendo que no ha habido ninguna concesión política".

César ha apuntado que según esa tesis "Bildu no es una concesión política, ni la diputación de Guipúzcoa y la alcaldía de San Sebastián, ni el acercamiento de presos como ‘la Tigresa’ a Nanclares de Oca y ni el numerito del lunes". Vidal ha señalado que "este es el duodécimo alto el fuego anunciado por ETA y se produce en el día del proceso de ‘Txapote’ por el asesinato de Fernando Buesa, donde han reconocido que lo planearon durante la tregua de 1998".

El director de Es la Noche... ha afirmado que "ETA está donde ha estado siempre, no se siente derrotada y en un momento determinado si vuelve a matar le echará la culpa al Gobierno, porque ellos han comenzado un proceso de paz aceptado por Mariano Rajoy",

Elecciones con terrorismo
Javier Somalo, director de esRadio, ha explicado que la mayoría de los medios de comunicación "hacían que se creían el comunicado como lo hicieron con el aquelarre de San Sebastián, todos se lo creyeron porque venían extranjeros, síntoma de que somos un poco paletos todavía, y resulta que no tienen ni idea de lo que está sucediendo en el País Vasco aunque pueden saber lo que pasa en Sudáfrica o Irlanda."

Además ha recordado que "el comunicado de la banda de Kofi Annan empieza diciendo hemos venido al País Vasco olvidando todos los que se han tenido que ir, que son más de 200.000, de esos no se habla". Para Somalo "la clave está en la TV, si la TV se hubiera ocupado por ejemplo del 11-M a fondo quizás estaríamos en otra situación".

El director de Debates en Libertad ha apuntado que "estamos en campaña electoral y España es un país que no puede tener unas elecciones tranquilas, las últimas elecciones, todas, han estado marcadas por el terrorismo, cuando no ha sido un atentado ha sido el 11-M". Por último, se ha preguntado si "de verdad Rubalcaba y Rajoy hablaban de fútbol durante el desfile".

La credibilidad de ETA
Dieter Brandau, director de LDTV, ha asegurado que ya que "casi todos los políticos le han dado credibilidad al comunicado de ETA, entonces habrá que darle credibilidad a todo lo que escribe la ETA". Y ha recordado "un párrafo en las actas de los terroristas en la negociación con el Gobierno de Zapatero, que entonces se decía cómo nos vamos a creer lo que dice la ETA, sobre lo que dijeron los interlocutores del Gobierno a ETA":

Es que no contábamos con la reacción del Partido Popular, de la gran mayoría de la prensa y de la AVT. Además el PP ha encontrado entre sus agarraderos a los jueces y a las víctimas.

Según Brandau, "aprendieron la lección y tomaron nota, hay que quitar los obstáculos que hay en el camino". En primer lugar ha señalado que "la mayoría de los medios de comunicación, ya no es la mayoría, y si nosotros continuamos es porque tú (Federico) quisiste continuar".

Sobre las víctimas del terrorismo "hay que ver lo que pasó con las víctimas, aunque hay una buena noticia y es que vuelven unirse el próximo sábado 29". En cuanto a los jueces, "el pleno por unanimidad de la Audiencia Nacional ha decidido que el caso Faisán, que no se puede desligar de lo que está pasando ahora con la ETA, no debería interferir en la campaña electoral".

Por último, ha añadido que "si a eso le sumamos que Rajoy dejó sin ningún tipo de argumento a ningún compañero de partido porque podría haber dicho lo mismo sin decir esa frase de y esto se ha conseguido sin ningún tipo de concesión política".

"¿Dónde están las armas?"
Las víctimas de ETA acogen con «alivio» el comunicado, pero echan en falta la entrega de los arsenales y el reconocimiento del daño causado
LORENA GIL | BILBAO. El Correo 21 Octubre 2011

Alivio y decepción. Las víctimas de ETA acogieron ayer el comunicado de la banda con una mezcla de sentimientos, pero con las ideas muy claras. Aseguran ser conscientes de que el «cese definitivo de la actividad armada» decretado por los terroristas abre, «a priori», la puerta a un futuro «sin más muertos», algo que reciben con satisfacción, aunque con el escepticismo propio de las últimas esperanzas frustradas. Ahora bien, echan en falta un reconocimiento al daño causado y si en algo coinciden es en preguntarse: «¿dónde están las armas?».

Montserrat Lezaun
«Hablan de mirar al futuro, ¿y Diego?»
Montserrat Lezaun, madre del guardia civil Diego Salvá, última víctima de ETA en suelo español, junto a su compañero Carlos Sáenz de Tejada, -en marzo acabó con la vida del policía galo Jean-Serge Nérin en un tiroteo en Francia-, no daba a basto ayer para responder al teléfono. «Me ha llamado mi marido, mis hijos...», afirma. Han pasado más de dos años desde que los terroristas asesinaran a Diego en Mallorca y Montse no ha perdido nunca la esperanza de que su hijo fuera «el último» en la lista macabra de la banda. Ayer, esa confianza se hizo más fuerte. «Que no maten siempre será una buena noticia», sostiene. Pero la madre de Salvá prefiere ser «prudente».

«Ojalá lo hubieran hecho antes. Ellos hablan de mirar al futuro con valentía, pero Diego ya no está. A mi hijo no le mató el diálogo, sino las armas», expresa. Lezaun hace especial hincapié al hecho de que ETA mencione de forma explícita el cese de su «actividad armada», lo que, a su juicio, demuestra que su «voluntad es más clara». No obstante, la duda que le carcome es «cómo acabará todo». «Llevamos años esperando y esto no se puede cerrar en falso», defiende. Montse esperaba algo más: «falta que digan dónde están las armas». En la misma línea, aunque con mayor contundencia, se pronuncia su marido. Antonio Salvá valora el comunicado de ETA como «un paso importante». Ahora bien exige a la banda que «pida perdón a las víctimas» y entregar su arsenal para «cerrar el ciclo» de la violencia. Según subraya, «hemos sido nosotros los que hemos puesto los cadáveres encima de la mesa, así que no puede pretender que todos seamos iguales y hacer como que aquí no ha pasado nada».

Josu Puelles
«Se jactan de sus años de lucha»
«Hoy -por ayer- es un día en el que nos tenemos que sentir aliviados, si se confirma que el cese es definitivo. Para el futuro, pero sobre todo para aquellos que hemos puesto los muertos». Josu Puelles, hermano del policía nacional Eduardo Puelles, asesinado por ETA un mes antes que Diego Salvá en la localidad vizcaína de Arrigorriaga, se mostraba ayer, precisamente, «aliviado», pero «no contento». Josu no da crédito que, en su comunicado, los terroristas «se jacten de que el objetivo se está cumpliendo por los años de lucha». Y 858 asesinatos. «Desde el punto de vista ético y moral es deplorable», censura. Puelles, que insiste en la necesidad de «desactivar el proyecto político de ETA», advierte de que «cuando uno cesa su actividad, si no dice dónde están las armas y se disuelve, puede volver». Critica, asimismo, que la banda se haya «limitado a suscribir las conclusiones de la conferencia de San Sebastián», cuando, por ejemplo, emplaza a los gobiernos español y francés a abrir un proceso de «diálogo directo que tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto». «ETA no se puede poner a la altura de dos estados de derecho. Lo que tienen que hacer es entregarse y firmar la rendición», apostilla.

Cristina Sagarzazu
«¿Y las consecuencias de sus actos?»
«Me ha dado un bajón», reconocía ayer Cristina Sagarzazu nada más hacerse eco del comunicado de ETA. Las primeras palabras de la viuda del ertzaina Montxo Doral, asesinado por ETA en 1996, son cuanto menos significativas: «ya era hora, llega tarde». Sagarzazu, que fue una de las víctimas -junto con la viuda del también ertzaina Joseba Goikoetxea, Rosa Rodero- en reunirse con el grupo de Brian Currin en el Palacio de Aiete, reconoce el paso dado por los terroristas, consciente de que «es algo que les ha costado mucho», pero sitúa su forma de expresar el cese de la violencia en «una fase adolescente». «Saben que tienen a la mayoría de la sociedad en contra y sólo piensan en lo que ellos consideran es el pueblo vasco», señala. La viuda de Doral se refiere así a un párrafo concreto del comunicado, en el que los terroristas muestran su «reconocimiento y más sentido homenaje» a «los compañeros y compañeras» que se «ha llevado la cruenta lucha» y a los presos que están en las cárceles. «¿Y las consecuencias de sus actos?», plantea. Las preguntas se suceden en su cabeza: «Cuando hablan de futuro y esperanza, ¿a quiénes se refieren, a ellos? Y cuando hablan de imposición, ¿la de quién?», expresa.

Cristian Matías
«Nada nos hace confiar en que no volverán»
Para Cristian Matías el anuncio hecho público ayer por ETA «no sirve de mucho». Y es que si algo teme es que «se lo vuelva a replantear». Los antecedentes pesan, y mucho. Es nieto de Manuel Albizu, asesinado por ETA en 1976 en la localidad guipuzcoana de Getaria cuando conducía su taxi por la carretera general de Bilbao a San Sebastián. Un grupo de terroristas le hizo desviarse en un cruce y allí mismo le descerrajaron dos tiros en la cabeza. Matías, que ejerce como portavoz del Colectivo de Víctimas del Terrorismo de Euskadi (Covite), tiene muy claro que lo que los damnificados esperaban y esperan no es «un comunicado de estas características». «Lo que nos haría empezar a creer que es de verdad es que digan dónde están las armas y se entreguen a la Justicia para cumplir con las condenas que tienen pendientes», manifestó. Mientras no sea así, «nadie nos asegura» que ETA «pueda echarse para atrás, como lo ha hecho todos estos años, y seguir matando», concluye.

José Vargas
«Siento enfado y decepción»
José Vargas, superviviente del atentado del centro comercial Hipercor en Barcelona, uno de los más sangrientos en la historia de ETA, estaba ayer «enfadado y decepcionado». En su opinión, el comunicado de la banda no hace más que «apoyar la mal llamada Conferencia de Paz de San Sebastián punto por punto». La mayoría de los colectivos de víctimas cargaron duramente contra las conclusiones que emanaron de este cónclave al considerar que se limitaba a seguir «la doctrina de ETA y Batasuna». Presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), Vargas no concibe otro final del terrorismo que no sea el de «vencedores y vencidos». Rechaza así cualquier negociación entre el Gobierno y la banda, a la que exige que «diga dónde esconde las armas». «No se puede hablar de confrontación armada porque aquí, somos sólo unos los que hemos puesto los muertos». «ETA es una banda de delincuentes que deberían entregarse y cumplir sus penas íntegras», sostiene. Según los datos que baraja la asociación que preside, entre 1975 y 2001, la organización ha cometido una treintena de atentados en Cataluña, que han dejado un reguero de 61 víctimas mortales y 168 heridos.

Juan José Aliste
«Era previsible tras la conferencia de Aiete»
Juan José Aliste acababa de dejar en el colegio a su hija, de diez años, y a tres amigos de ésta cuando veinte segundos después estalló la bomba adosada a su vehículo. Capitán de Infantería retirado, su vida cambió por completo aquel 10 de noviembre de 1995. El atentado de ETA le dejó con cuarenta años postrado en una silla de ruedas. El anuncio de la banda de ayer no le cogió por sorpresa. «Era previsible tras la conferencia de San Sebastián», afirma. Una cita que definió como «un paripé del mundo etarra y la continuación de su hoja de ruta». «Todo el mundo quiere que acabe la violencia, el problema es cómo acaba y, de momento, con este comunicado, lo hace como vencedora», critica. Aliste rechaza cualquier diálogo o negociación con la banda, algo que, a su juicio, «ya está habiendo» y que «no es lo que quiere la sociedad». «Los terroristas ven que están en las instituciones y van a seguir pidiendo cada vez más cosas», advierte.

Luis Mendizabal
«Están muy emocionados»
Desde que ETA asesinara el 3 de diciembre de 2008 al empresario Inaxio Uria por su vinculación a las obras del Tren de Alta Velocidad -una infraestructura a la que la banda se opone-, su primo Luis Mendizabal ha ejercido como portavoz de la familia. Ayer volvía a hacerlo porque «no pueden ni hablar». Según aseguraba, Manoli, la viuda del industrial, «está más emocionada que nunca». «Es uno de los últimos asesinados, y eso lo hace aún más doloroso si cabe», afirma.

Daniel Portero
«Los que lo anuncian no se han entregado»
Para Daniel Portero, hijo del fiscal asesinado por ETA Luis Portero, considera que el comunicado de la banda es «un fraude». Para empezar, «los que lo anuncian no se han entregado y están en la clandestinidad», señala. Y es que para Portero falta algo esencial: «que la banda anuncie su disolución y no un cese definitivo, y diga dónde están los zulos». Mientras tanto, añade, «será más de lo mismo». Portero, que preside la asociación Dignidad y Justicia, solicitará a la Fundación Víctimas del Terrorismo, que lidera Maite Pagazaurtundua, que convoque una reunión de todos los colectivos de damnificados para «formalizar una postura común» sobre el anuncio de ETA.

Ángeles Pedraza
«Es sólo un paso más en su lenguaje»
«Un paso más en su lenguaje». Con esta frase resume Ángeles Pedraza el contenido del comunicado de ETA. «Era muy fácil decir que se disolvían, que entregaban las armas, que pedían perdón a las víctimas y que cumplirían con la Justicia. Esa sí que habría sido una buena noticia», concluye.

El comunicado de ETA: la herencia de los terroristas
La lucha sigue en las instituciones

Los proetarras controlan ya 123 ayuntamientos y manejan más de 2.200 millones. El 20-N, Amaiur podría lograr grupo en el Congreso y más dinero para sus arcas
F. Cancio La Razón 21 Octubre 2011

MADRID-La lucha armada de ETA llega a su fin, según los terroristas. Pero lo que no termina –es más, continúa cada vez con más fuerza– es la «lucha» del brazo político de la banda terrorista. Después de la ilegalización de Sortu este mismo año, Bildu fue el primer paso en las pasadas elecciones autonómicas y municipales de mayo. Y ahora le toca el turno a Amaiur (izquierda abertzale, Aralar, Eusko Alkartasuna y Alternatiba) las nuevas siglas con las que los proetarras concurrirán a las generales del próximo 20 de noviembre. Un nombre este con el que ETA bautizó a tres de sus comandos asesinos, uno de los cuales acabó con la vida de una mujer en 1987 en Pamplona.

Los últimos comicios permitieron a la coalición abertzale Bildu hacerse con un poder casi inimaginable para ellos mismos, con más de 310.000 votos y un total de 1.138 concejales conseguidos entre Navarra y el País Vasco, y el control de Administraciones y Ayuntamientos clave, como el de San Sebastián o las Juntas Generales de Guipúzcoa.

En total, los proetarras están presentes en 106 ayuntamientos vascos (entre ellos Rentería, Hernani, Guernica o Bermeo) y 17 navarros. Todas estas cifras convirtieron a los herederos de Batasuna en la segunda formación más votada en el País Vasco (25,4 por ciento de los sufragios) y la tercera en Navarra (11,6 por ciento de votos).

De aquel 22-M, Bildu no sólo sacó una importante representación política, sino también el control de millones de euros en concepto de presupuestos: más de 2.200 millones de euros. En este punto, por ejemplo, los abertzales manejan 46 millones en el Ayuntamiento de Rentería, 33 en el de Mondragón, casi 29 en el de Zarauz o 19 en Ondarroa.

A por las generales
Y en un mes, si nadie lo impide, Amaiur tendrá una papeleta en los colegios electorales. Las urnas serán las que dirán el poder que alcance la coalición abertzale, aunque según la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN podría hacerse con entre cuatro y cinco diputados, con lo que igualaría los obtenidos por Herri Batasuna (HB) en las elecciones generales de 1986, año éste en el que también se hizo con un senador por Guipúzcoa. Otros sondeos incluso otorgan más escaños a Amaiur.

Con esta representación parlamentaria, además de los fondos que recibirá por cada escaño conseguido, Amaiur se haría también con parte de la partida que el Ministerio del Interior destina a las formaciones políticas en concepto de «gastos de funcionamiento ordinario» (le correspondería cerca de un millón de euros al año) y también con la de «gastos de seguridad» (52.000 euros anuales aproximadamente). Un trozo de pastel, este último, que sería cuanto menos chocante para una formación que no cree necesaria la presencia de escoltas e impide su actividad en los ayuntamientos en los que gobierna.

Más poder todavía
De esta forma, la banda terrorista vería cumplido su deseo de controlar no sólo las instituciones vascas y navarras como ya hace, sino que también entraría con fuerza en el Congreso de los Diputados y su voz sería escuchada en Madrid. Y tendría, sobre todo, más millones de euros en sus manos.

Para la izquierda abertzale no hay «vencedores ni vencidos»
A pesar de que la antigua Batasuna se pronunciará hoy oficialmente sobre el comunicado de ETA en una rueda de prensa en San Sebastián, formaciones políticas abertzales se adelantaron ayer. «En el día de hoy se cierra una etapa de la historia de Euskal Herria», expresó en un comunicado la formación Aralar desde su página web. «Se abre la puerta a una nueva etapa de construcción de una paz duradera y sin vencedores ni vencidos». La formación considera que se debe dejar en manos del «pueblo» la llave a la solución del conflicto». Por su parte, Eusko Alkartasuna, formación integrada en Bildu, también en un comunicado, subrayó que esta decisión «demuestra la irreversibilidad del proceso de cambio político que vive el país». Alternatiba, formación también integrada en la coalición, considera que tras el comunicado «en el que ETA anuncia el cese definitivo de su actividad armada, ha llegado la hora de la política, sin excusas ni dilaciones».

El Foro Ermua asegura que la decisión ha sido impuesta por Interior

ETA.- Foro Ermua acusa al Gobierno de realizar una "amnistía encubierta" de etarras con la aplicación del artículo 100.2 del Reglamento de Prisiones
EUROPA PRESS  21 Octubre 2011

El Foro Ermua ha denunciado este miércoles que el Gobierno pretende llevar a cabo una "amnistía encubierta" de presos de ETA mediante la aplicación del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario que esta semana ha permitido al recluso de la banda Ibon Iparragirre cumplir su condena en su domicilio por motivos de salud.

"El Gobierno pretende por el artículo 100.2 excarcelar a terroristas de ETA de tal forma que la banda y los presos consigan una amnistía encubierta mediante este artículo previsto tan sólo para casos de extrema necesidad y que permite en un primer momento esquivar al juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional", ha denunciado en declaraciones a Europa Press la presidenta del Foro Ermua, Inma Castilla de Cortazar.

El colectivo ha denunciado esta situación después de que la Junta de Tratamiento de la cárcel de Basauri aprobase una propuesta para que Ibon Iparragirre, continuase cumpliendo su condena en casa con control telemático y con la obligación de personarse periódicamente en la prisión vizcaína.

El Foro Ermua critica que "esta decisión ha sido totalmente impuesta por las autoridades que representa el Ministerio del Interior y se trata de un abuso comparable al que ya realizó con De Juana Chaos, en este caso sin publicidad". El histórico etarra José Ignacio de Juana Chaos fue trasladado a su domicilio para cumplir condena por motivos de salud derivados de la huelga de hambre que llevó a cabo en pleno proceso de negociación entre el Gobierno y ETA entre 2006 y 2007.

Recortes de Prensa   Página Inicial