AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 24 Octubre 2011

 

La ley de la fuerza
Gabriela Bustelo www.gaceta.es 24 Octubre 2011

España ha comunicado que se somete oficialmente a un puñado de cobardes.

El modo de tratar a los enemigos está relacionado con la noción de la propia valía. Los países que se respetan tratan a los terroristas como lo que son: enemigos del Estado que han de ser vencidos. Las naciones fuertes como Alemania, Italia o Estados Unidos han afrontado el terrorismo como un problema del que sólo se puede salir como vencedor, nunca como vencido. España está en el grupo de países débiles que, como Irlanda, disfrazan su debilidad de tolerancia buenista. La doctrina política del buenismo es una transposición, una inversión de la realidad. Así, mantiene que todo lo malo es bueno y todo lo bueno, malo. El buenismo, con especial arraigo entre los partidarios de la solución deus ex máchina, es una suerte de cosmogonía para aficionados. En la arcadia buenista todo individuo es útil, como decía Rousseau, por el simple hecho de existir.

La última manifestación del buenismo en España es el duodécimo alto el fuego de ETA en vísperas de unas elecciones generales. De nuevo nos encontramos con la transposición buenista. En apariencia son los terroristas quienes se someten, pero es España la que se arrodilla. El 20-O es un día histórico, efectivamente, por ser cuando hemos renunciado voluntariamente a una dignidad que ya nos había sido arrebatada por la fuerza. Vendemos al mundo haber logrado, tras medio siglo de sangre y dolor, doblegar a los terroristas que han asesinado a un millar de personas. No es verdad. El 20-O España ha comunicado que se somete oficialmente a un puñado de cobardes asesinos de españoles. En la España buenista que no respeta las leyes orgánicas, impera la ley natural de la fuerza. Y la fuerza la detenta ETA, enemigo oficial de un país al que odia, ataca, depreda y ahora –capuchas, boinas, puños en alto– ridiculiza con un comunicado que simboliza la sumisión de España.

Yo estoy con las víctimas
César VIDAL La Razón 24 Octubre 2011

Sé perfectamente que el papel de aguafiestas no es popular y más cuando se trata de señalar que lo que muchos consideran paz no pasa de ser un espejismo engañoso que puede acabar como el rosario de la aurora. Periódicamente, las sociedades enloquecen y deciden, siempre para su desgracia, creerse mentiras inverosímiles y, en apariencia, tranquilizadoras. No seré yo el que permanezca en silencio ante ese fenómeno perverso. Ni lo siento ni puedo evitarlo. Guste a quien guste o irrite a quien irrite, mis posiciones en esta cuestión son claras como el agua.

Yo no puedo estar con un grupo de personajes conocidos no precisamente por sus virtudes que se deja caer por España para santificar en tan sólo tres horas la hoja de ruta de una banda de asesinos.

Yo no puedo estar con una banda de criminales que se presenta encapuchada y enchapelada –debe ser que de lo contrario no podríamos imaginar que son vascos– para anunciarnos sin género de duda alguno que sus pretensiones siguen siendo las mismas del último medio siglo; que sus asesinos muertos valen como mínimo tanto como las víctimas y que allá se las compongan los gobiernos de España y Francia como esto no acabe en un referéndum independentista.

Yo no puedo estar con un presidente de Gobierno que no ha dejado de tender la mano a los criminales en dos legislaturas y que sólo parecía lamentar hace unas horas que éstos no hubieran tenido el detalle de publicar su comunicado antes de que su propio partido lo arrojara a un lado porque es una pésima baza electoral.

Yo no puedo estar al lado de un antiguo ministro del Interior que sobrevoló un chivatazo que permitió a la plana mayor de las finanzas de ETA eludir la acción policial y que cuenta en su pasado con méritos como el de aprovecharse del peor atentado de la Historia reciente de España para violar la jornada de reflexión.

Yo no puedo estar al lado de un dirigente que señala que el comunicado de ETA no ha tenido contrapartidas políticas cuando, en estos momentos, la banda controla decenas de ayuntamientos vascos y navarros, la ciudad de San Sebastián y la diputación de Guipúzcoa precisamente gracias a esas concesiones.

Yo no puedo estar al lado de una pléyade de analistas que pasa por alto el hecho de que ETA ya ha decretado once ceses de la violencia; que olvidan que, en 2006, tras el anuncio del «cese permanente», atentó mortalmente en la T-4 o que desconoce que en 1998 declaró a la BBC que nunca más volvería a empuñar las armas.

Yo, en esta historia de traiciones y enjuagues, de corrupciones y sangre, de concesiones y capitulaciones, estoy con aquellos que llevan décadas intentando saber quién privó de la vida a un familiar o a ellos de miembros. Estoy con aquellos que, desde el principio, vieron que ZP estaba dispuesto a pactar con ETA en una estrategia que mantuviera la alianza socialista-nacionalista en el poder por décadas. Estoy con aquellos que no se han tomado la justicia por su mano a pesar de que contemplaron cómo los gobiernos socialistas de Felipe González practicaban el terrorismo de Estado de los GAL. Estoy con aquellos que piden algo tan elemental como memoria, dignidad y justicia. Estoy con las víctimas.

Comunicado ETA
La gran coreografía de la mentira
Pedro de Tena Libertad Digital 24 Octubre 2011

No tengo más remedio que rendir homenaje a los grandes coreógrafos que dirigen el PSOE en España. Su capacidad para entender la política como espectáculo es verdaderamente extraordinaria. Su predisposición y su competencia a la hora de la exhibición de una mentira que se presenta como verdad son admirables. No es de extrañar en una época como la nuestra, "lo sagrado aumenta a sus ojos a medida que disminuye la verdad y crece la ilusión". La cita es de Feuerbach y quien la cita es Guy Debord, el analista de la sociedad del espectáculo. En un entorno de muerte de las ideologías, los vencedores son los fabricantes de espectáculos. Reconozco que la oligarquía socialista española es la gran maestra en esta disciplina. Tal vez sea la herencia de Alfonso Guerra, su primer coreógrafo.

Todo lo que ha pasado con ETA desde 2004, y tal vez incluso desde antes a la vista de las últimas revelaciones de Jaime Mayor Oreja sobre los tejemanejes felipistas con los terroristas ya en 1995, ha sido diseñado como gran espectáculo para servir de aliciente electoral a las bases socialistas amadrigueradas por los errores, las estupideces y las barbaridades del equipo Zapatero en los últimos años. En este gran espectáculo servido por los medios de comunicación (con pocas excepciones) abiertos de par en par al guión socialista-nacionalista con una candidez (u otra cosa menos noble) insuperable, cada elemento ha tenido su importancia y ha sido el eslabón del siguiente.

Me acuerdo ahora del intento de Peces Barba de laminar a las víctimas. Claro. Y me acuerdo de lo del "polvo del camino" y las togas del Fiscal General. Y me acuerdo de Garzón y sus cajones. Y me acuerdo de la defenestración de Nicolás Redondo Terreros y la llegada de Pachi, el helador de sangres. Y me acuerdo de De Juana Chaos y de Josu Ternera. Y me acuerdo del caso Faisán, de Gómez Bermúdez y de tantos y tantos figurantes que han participado en este gran espectáculo mediante el cual la mentira de la paz (¿qué guerra ha habido aquí, coño?) se impone a la verdad del crecimiento político, económico y estratégico de una ETA, a su vez, convertida en directora de la agenda de la historia de España. Y si puede, de la de Francia.

Todo este espectáculo debe condensarse de aquí al 20 de noviembre en la fórmula: "Vota a Rubalcaba, el pacificador". "Cada uno debe identificarse mágicamente con esta vedette absoluta o desaparecer", dijo también Debord. Es por ello por lo que el PP necesita urgentemente lecciones de estrategia, el arte de dirigir los asuntos para lograr el objetivo deseado. Rajoy debería empezar por mejorar su ajedrez.

¡La releche!, Alfredo P. demuestra que Rubalcaba ha mentido sobre ETA
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 24 Octubre 2011

Este Rubalcaba cada día parece más lerdo, y le digo lerdo por lo tardo y torpe que nos demuestra ser cada día, en que habla sin recordar lo que dijo el día anterior, y demostrando hoy con sus propias palabras que ayer mintió en lo que declaró sobre lo de la pantomima de la ETA. Ya le falta poquito para alcanzar el grado de tarugo.

Veamos por qué digo esto. En los medios están sus declaraciones sobre que lo de ETA es el final de muchas cosas, incluso sale en un mitin y en más sitios con el numerito lloroso en el que dice “No veo a nadie al que le puede pasar nada malo” hecho por ETA se entiende. Como veremos, ayer dijo algo Alfredo Pe Punto que demuestra que Rubalcaba mintió al decir eso de que a nadie ya le puede pasar nada malo. Mintió también cuando dijo “Les hemos quitado las bombas, vamos a quitarles los votos” porque hasta los esquimales saben que ETA sigue teniendo todas sus bombas y explosivos y armas. O sea que miente don Alfredo

Pero lo más grandioso de la demostración de Rubalcaba de que él es un mentiroso son las palabras que salen hoy en El País “Puede haber acabado la lucha armada, pero hay que desmantelar a ETA, tiene que acabar la amenaza subyacente”. O sea que hay una amenaza, pero a nadie le puede pasar nada malo, ¿acaso Rubalcaba la amenaza es de que ETA se convierta en una ONG de auxilio a los pobres del tercer mundo o más bien la amenaza es de que vuelva a matar?, ¡mentiroso!

Alfredo, ¿cómo puedes mentir tanto y ser tú quien demuestre que mientes y no solo tú sino también Rajoy, ZP, el Rey, el Príncipe Felipe, y resto de grandes hombres de la nación que han salido en tromba a felicitarse por el fin de ETA?, si hay una amenaza aun subyacente por parte de ETA todos habéis mentido. Tío, eres la releche, tiene bemoles eso tuyo.

Tú sabes Alfredo, como lo sabe Rajoy, como lo sabe ZP, como lo sabe el Rey, como lo sabe el Príncipe Felipe, como lo saben todos los demás que esto es un pacto con ETA para las elecciones y que hay que negociar con ellos sus condiciones de siempre que es lo que piden, independencia, presos a la calle y anexión de Navarra, y si no se lo dais volverán a matar, sabéis todos que esa es la amenaza subyacente, y sabes, mentiroso, que no vas a desmantelar a ETA porque harás lo contrario, seguir haciéndola más fuerte.

Tú y todos estáis haciendo el caldo gordo a ETA, para nuestra desgracia, y lo penoso, triste, ignominioso, cruel es ¿por qué, qué ganáis?

Resumiendo, Rubalcaba dice que ETA no ha acabado de matar, que su abandono de la violencia no es definitivo ya que hay por parte de ETA aún una amenaza. Y cada vez que diga que es el final, estará mintiendo porque él mismo ha dicho que no es el final de ETA. ¡Cuánto mísero!

Embajadas autonómicas: sentido y responsabilidad
Jaime Castellano. El Confidencial 24 Octubre 2011

Permítanme rebautizar la película de Ang Lee Sentido y Sensibilidad (1995, Emma Thompson, Kate Winslet), y llamarla Sentido y Responsabilidad para dar título a este post sobreembajadas autonómicas, donde pretendo analizar el sentido que tienen estas “embajadas” y apelar a la responsabilidad de los gobiernos autonómicos para que reflexionen sobre su necesidad. No existe ninguna duda de que las Comunidades Autónomas pueden establecer (y de hecho lo hacen), oficinas en el exterior, de la misma manera que una entidad privada. Otra cosa es la discusión sobre sus competencias y sobre su estatuto jurídico y el de su personal. Y otro asunto es la conveniencia, necesidad y función de las mismas sobre todo en el actual panorama actual de crisis económica que estamos atravesando.

Las oficinas en el exterior de las CCAA se dividen en dos tipos: delegaciones autonómicas, con funciones de representación institucional y oficinas sectoriales, con competencias de ejecución de políticas sectoriales de los gobiernos autonómicos. Estas oficinas sectoriales son principalmente oficinas comerciales que apoyan la internalización de empresas de la región y también oficinas de promoción del turismo regional.

Vemos por tanto que bajo el término “embajada” se están agrupando los diferentes tipos de oficinas en el exterior que mantienen las CCAA (delegaciones y oficinas sectoriales/comerciales) que tienen objetivos muy distintos.

Las delegaciones tienen un claro componente institucional y los límites de la proyección exterior de los gobiernos autonómicos a través de estas delegaciones se deben situar en la competencia del Estado en materia de relaciones exteriores, entendiendo que ésta no sólo se desprende del artículo 149.1.3 de la Constitución, que atribuye al Estado la competencia exclusiva sobre las «relaciones internacionales», sino también de otros títulos competenciales.

Las oficinas sectoriales o comerciales tienen como objetivo final aumentar los ingresos de las empresas de la región y por ende de la Comunidad Autónoma gracias a la actividad exterior. Desde luego, en la situación económica actual, donde lo prioritario es atajar el déficit, si además de recortar gastos se aumentan ingresos mejor que mejor.

Analizados los diferentes tipos de “embajadas”, la siguiente pregunta inmediata es ¿cuántas de estas “embajadas” autonómicas hay por el mundo? Pues cerca de 200, pero la respuesta no es obvia por la falta de transparencia que rodea al asunto en cuestión.

Si hacemos el ejercicio de buscar por las páginas web de los gobiernos autonómicos información sobre estas “embajadas” podemos acabar exhaustos y sin llegar a ninguna conclusión (eso sí, navegando por estas páginas nos vamos a sorprender de la cantidad de empresas, sociedades, fundaciones, consejos consultivos que existen en las autonomías, pero eso sería asunto de otro post).

La mejor aproximación sobre el número de “embajadas” la podemos encontrar en noticias de prensa del pasado 2010 que filtraron el contenido de la documentación recibida por el diputado del PP Eugenio Nasarre ante un requerimiento de información al Ministerio de Política Territorial y Administración Pública.

El primer dato reseñable es que todas las CCAA tienen una delegación en Bruselas. Curioso porque se ha demostrado que las CCAA pueden tener una relación directa con los representantes europeos al mayor nivel sin moverse del país (véase la reciente reunión del presidente Barroso con nueve presidentes autonómicos, en la que por cierto les pedía trabajar conjuntamente con el Estado para atajar el déficit).

Otra cuestión de interés es relacionar el número de “embajadas” (en su mayoría oficinas comerciales de promoción económica, descontando la delegación que tienen todas las CCAA en la UE) con el número de empresas existente en cada Comunidad (para lo cual tomamos como referencia las cifras del Instituto Nacional de Estadística). Las oficinas exteriores comerciales están al servicio de las empresas de cada región, así que podemos ver lo privilegiadas que son las empresas asturianas, que “tocan” a 5.823 por “embajada”. Por el contrario, las peores paradas serían las castellano-manchegas, que “tocan” por oficina comercial a 130.079 empresas (una masificación en comparación con sus colegas asturianos).

Sin embargo, cuando hablamos de “embajadas” autonómicas la primera Comunidad que se nos viene a la mente es Cataluña y no Asturias. ¿Cataluña es la única CCAA con “embajadas”? Obviamente no, pero es la que más tiene eso sí. ¿Es la que más ha promovido en los últimos años la apertura de delegaciones autonómicas (que no oficinas sectoriales de carácter comercial)? Probablemente sí. ¿Estas nuevas delegaciones han supuesto un importante desembolso para los contribuyentes catalanes? Pues también, porque independientemente de sus funciones, estas embajadas se han situado en edificios emblemáticos de altísimo coste (la “embajada” de Nueva York cuesta a los catalanes más de 90.000 euros anuales solo en concepto de alquiler y mantenimiento del edificio. Para más inri, estas “embajadas” se han establecido muchas veces en lugares donde Cataluña ya tenía representación de alguna oficina comercial o sectorial. De hecho, el fenómeno “multisede” de la acción exterior catalana se produce en diversos países: en Alemania hay cinco “embajadas” (la canciller Merkel se sentirá alagada por semejante despliegue), en Estados Unidos cuatro y tres tanto en México como en Reino Unido.

El nuevo Gobierno de CIU planea una “nueva orientación de las funciones y la gestión de las oficinas de acción exterior de la Generalitat, priorizando el máximo nivel de apoyo a las necesidades de internacionalización de la economía y la empresa catalanas”. Desde luego, trabajo tienen en este ámbito.

En el actual contexto, abrir o mantener una “embajada” autonómica (en el sentido estricto de delegación oficial que no oficina comercial) no se justifica por el mero hecho de potenciar la imagen institucional de un gobierno autonómico o por el hecho de llevar a cabo acciones de la denominada diplomacia cultural (promoción lingüística, etc).

Es necesario un ejercicio de responsabilidad por parte de los gobiernos autonómicos y sus responsables políticos. Si se están introduciendo drásticos recortes en el Estado del Bienestar en sus autonomías (sanidad, educación…), limitemos la acción exterior a la promoción económica y comercial aprovechando al máximo las infraestructuras existentes para evitar incurrir en costes innecesarios (alquiler de edificios, gastos corrientes, etc). No olvidemos que la acción exterior de las autonomías debe coordinarse con la del Estado y que los medios que tiene el Estado para la promoción económica y comercial en el exterior están a disposición de las autonomías. Recordemos que tenemos organismos estatales como el ICEX, con su red de oficinas comerciales por todo el mundo y TURESPAÑA, con presencia en más de 100 países. España es un país plural y moderno pero país al fin y al cabo, aprovechémoslo.

Jaime Castellano, blog ¿Hay Derecho?

EpC
Europa despierta al adoctrinamiento en España
Leonor Tamayo Libertad Digital 24 Octubre 2011

En poco más de un año, la versión española de Educación para la Ciudadanía (EpC) ha sido denunciada en diez foros internacionales diferentes que van desde el Parlamento Europeo, pasando por la ONU en Ginebra, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo y llegando hasta el Consejo de Europa. Y es que, si bien el origen último de estas asignaturas adoctrinadoras es una recomendación del Consejo de Europa, la 12/2002, la interpretación de dicha recomendación por parte del Gobierno de Zapatero no deja de ser cuando menos peculiar, por no decir intrínsecamente tendenciosa y manipuladora. No existe ni un solo escrito a nivel internacional que conceda una palabra de apoyo o que pueda interpretarse como amparo al intento de adoctrinamiento en la escuela, a la imposición de una moral de Estado obligatoria o a la formación de los niños en una moral contraria a la querida por sus padres. Y eso es, ni más ni menos, la EpC española, porque lo que aquí hay no es más que la imposición desde el poder de una antropología y una ética particular.

La Carta Social Europea, documento del Consejo de Europa -ese mismo que estableció la Recomendación 12/2002-, menciona explícitamente en su capítulo 17 los derechos de los padres, sumándose así a la larga lista de tratados y convenios internacionales en materia de educación vulnerados descaradamente por España con las asignaturas de Educación para la Ciudadanía. Esa lista la encabeza la Declaración Universal de Derechos Humanos que en su artículo 26.3 declara que los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos; seguida de la Declaración 36/55 de la Naciones Unidas de 25 de noviembre de 1981 (art. 5): No se obligará a nadie a instruirse en una religión o convicciones contra los deseos de sus padres; el Convenio Europeo de Derechos Humanos (art. 2 del Protocolo I): ....respetará el derecho de los padres a asegurar esta educación y esta enseñanza conforme a sus convicciones religiosas y filosóficas; la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (artículo 14): Se respeta el derecho de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas., y un largo etcétera.

Así las cosas, la situación de ataque sistemático a la libertad de educación y los derechos de los padres en España resulta insostenible y Europa ya no permanece indiferente. Por eso, el Comité de Derechos Sociales del Consejo de Europa comunicó el pasado mes de septiembre a Profesionales por la Ética que trasladaría al Gobierno español el informe contrario a estas asignaturas realizado por esta asociación y por el Centro Europeo para la Ley y la Justicia. Y también por eso en la cumbre de la OSCE celebrada en Roma el pasado 12 de septiembre, tanto el Arzobispo Ortodoxo Hilarion de Volokolamsk en la sesión inaugural, como Massimo Introvigne, representante de la Organización Europea de Seguridad y Cooperación (OSCE) hablaron de la EpC española como una asignatura adoctrinadora que pretende imponer a los niños la ideología del gobierno de espaldas al criterio, la voluntad y las convicciones de sus padres.

Corresponde, por tanto, al Gobierno que tengamos a partir del 20 de noviembre, ajustar la legislación española en materia educativa a la normativa europea e internacional, sin tergiversarla ni adaptarla a sus intereses partidistas.

Y, mientras tanto, nos corresponde a nosotros, padres y ciudadanos libres y responsables, seguir apoyando a los padres y alumnos objetores, denunciando este adoctrinamiento dentro y fuera de España y exigiendo a los dirigentes políticos del color que sea, la eliminación de estas asignaturas de raíz, sin medias tintas ni maquillajes.

Leonor Tamayo es Responsable de Relaciones Internacionales de Profesionales por la Ética

EL PRESIDENTE DE VCT, EN ESRADIO
Alcaraz: "Los pasos del Gobierno y ETA se están acelerando" antes del 20-N
Voces contra el Terrorismo ha citado a los españoles el próximo sábado a las 13 horas en la plaza de República Dominicana de Madrid.
EsRadio LIBERTAD DIGITAL 24 Octubre 2011

Francisco José Alcaraz ha intervenido en ‘Es Noticia’ de esRadio para recordar el llamamiento de Voces contra el Terrorismo a los españoles para acudir a la manifestación contra la rendición a ETA.

La marcha se producirá "en un principio si no hay problemas con la Delegación del Gobierno" el próximo sábado 29 a las 13 horas en la Plaza de República Dominicana de Madrid. Además, en su web www.vocescontraelterrorismo.org y en el teléfono 91-1100758 se da toda la información relativa a la manifestación con los horarios de los autobuses que llegarán de todos los puntos de España.

En este sentido, Alcaraz ha informado que hasta el momento el único grupo político que les ha llamado es el de Francisco Álvarez Cascos.

Igualmente, añadió que los pasos dados por Gobierno y ETA "se están acelerando antes de que se marche Zapatero para que se cumpla la hoja de ruta". Así, en su opinión "habrá otro comunicado de ETA que irá más allá y un nuevo gesto del Gobierno".

LA POLÉMICA PERSIGUE A GUTI
Guti a un catalán: “No entiendo el polaco”
 Minuto Digital 24 Octubre 2011

Guti vuelve a generar polémica en Twitter al llamar “polaco” a un ‘follower’ catalán. Antes dijo a sus seguidores: “Que os jodan, resentidos”

“Lo siento, no entiendo ese dialecto o ese idioma. ¿Es polaco?”, dijo primero a un seguidor que se dirigió a él en catalán, para posteriormente ‘arreglarlo’ con un comentario aún más directo y agresivo. “Lo siento, no entiendo el polaco. Bloqueado”.

“Cómo me gusta bloquear a gente en Twitter. Me hacéis el día más ameno. Gracias”, aseguró el futbolista.

Más tarde, Guti se quiso excusar. “Pensé que era polaco. Lo siento por los catalanes que se hayan ofendido. Nada contra ellos y contra su idioma, pero no lo entiendo. Paz y amor”, justificó el ’14'.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

España S.O.S.: de Moody’s a la indignidad de Rajoy
Roberto Centeno. El Confidencial 24 Octubre 2011

¡A buenas horas mangas verdes! Moody´s la agencia de rating más importante del mundo ha descubierto el Mediterráneo en Ciudad Real y rebajado la deuda de Castilla-La Mancha (CLM) cinco escalones hasta el nivel del bono basura. Es decir, al nivel de los bonos de Portugal que se cotizan al 50 % de su valor nominal ( ver páginas de bonos en FT). Claro que también, los más preclaros analistas patrios acaban de descubrir que España no cumplirá el objetivo de déficit y predicen, ¡oh maravilla!, que será del 7 o el 7,5% del PIB. Algo que entraría en el ámbito de lo milagroso, ya que el primer semestre se ha cerrado con un descuadre del 9,9 % oficial, y en el segundo todo va muchísimo peor.

Increíblemente, Moody´s había dado por buenas las cifras de la señora Salgado en mayo, asegurando que CLM cumplía sus objetivos de déficit, que ya entonces eran manifiestamente falsas. Y también en diciembre, cuando afirmaría con su desfachatez habitual, que todas la CCAA habían cumplido con los objetivos cuando ya era público que en Cataluña era tres veces mayor, añadiendo con un par de narices y sin despeinarse, que el déficit público 2010 se había reducido al 9,2 % del PIB. La mentira era tan burda que algunos lo denunciamos escandalizados, pero lo asombroso es que no sólo las agencias y los analistas patrios, sino la Comisión Europea y el FMI lo aceptaron como la Biblia. Pero las cifras falsas nunca cambian la realidad, sólo la empeoran, y una vez levantadas las alfombras en varias comunidades y ayuntamientos, Moody´s rebajaría la calificación de diez CCAA a nivel de bono basura.

¿Y ahora qué pasa?
Pues pasa que, de un lado, ha quedado oficialmente probado lo que algunos venimos diciendo desde 2007: que el Estado de las autonomías es económicamente inviable y que la espiral de déficit -donde el objetivo del 6 % para 2011 va a ser del doble y no del 7,5 % -, y las necesidades de endeudamiento de 20.000 millones de euros mes, ya no hay quien los mantenga. La situación es tan grave, que amigos de la Comisión en Bruselas me cuentan que Almunia está literalmente aterrado de lo que pueda ocurrir con España en cuestión de semanas. Y de otro, impide ya en el caso de CLM el acceso a cualquier tipo de crédito normal, y prácticamente en todas las demás, lo que obligará a recurrir al expolio de los bonos patrióticos o a subir impuestos, porque lo de reducir los gastos al nivel de los ingresos no entra en los planes de la casta política parasitaria.

Lo único bueno de la historia es que bancos y cajas insensatas, que han estado financiando este despilfarro y en consecuencia son responsables principales de nuestra ruina (sin su dinero, “el Estado de derroche en que se ha convertido este país”, en palabras de Juan Roig dueño de Mercadona, hubiera sido imposible), lo van a pagar muy caro: el acuerdo tácito sector financiero-Gobierno de “tú me compras la deuda y yo te avalo las renovaciones de crédito y te permito mentir sin límite en las valoraciones de tus activos”, puede llevar a la quiebra a más de la mitad de estas entidades.

La quita del 5 % aceptada ya por Zapatero o valorar a mercado, que pide ahora la Autoridad Bancaria Europea (EBA) para nuestra deuda soberana, da realmente lo mismo, porque los bonos y obligaciones españoles emitidos hace uno o dos años se valoran en el mercado entre un 15 y un 30 % por debajo del nominal. ¿Que al final la EBA permite a los bancos mantener en sus balances la ficción de que valen el 95%...? Pues qué bien, eso no soluciona el problema, sólo lo aplaza y lo complica. Bankia será la más afectada por el 5 %, y luego los grandes, lo que les obligará a buscar más capital. ¡Calculen si valorasen a mercado!

Los bonos y obligaciones españoles emitidos hace uno o dos años se valoran en el mercado entre un 15 y un 30 % por debajo del nominal

Pero esto no es lo más grave. ¿Saben cuánto vale la deuda autonómica y local después de las rebajas de Moody´s a varias CCAA a nivel de bono basura o similar? ¿Y después de que los listos de nuestros banqueros tienen casi 200.000 millones sumando el conjunto de modalidades de crédito? Pues entre el 50 y el 60 % de su nominal. Un agujero de 100.000 millones adicional al ladrillo, que llevará a la quiebra a más de la mitad de entidades, porque no lo recuperarán ni con milagro de por medio.

Y aquí resulta imprescindible explicar el expolio que suponen los bonos patrióticos. ¿Saben cómo los han colocado Montilla, Camps, Griñán o ahora Mas, de nuevo Valencia, además Murcia y luego quien se tercie? Nada más sencillo: se coge a una serie de cajas de la zona y se les encarga que, a cambio de unas comisiones de escándalo, 3% o más, coloquen los bonos patrióticos entre sus clientes.

¿Y cómo lo hacen? Ya que ninguna persona racional compraría bonos basura o casi al 4,75% de interés, cuando este tipo de bonos tienen una rentabilidad efectiva, como pueden ver diariamente en el Financial Times, entre el 13 y el 18 % en los mercados internacionales. Pues muy fácil: se coge primero a aquellos clientes incautos y desinformados a quienes las cajas engañan diciéndoles que son unos bonos estupendos. Y luego a aquellos pocos afortunados beneficiarios de pólizas de crédito de la entidad en cuestión a los que se dice: “mire don Fulano, tenemos aquí unos bonos patrióticos y como usted tiene una póliza de crédito de X millones, si quiere mantenerla nos tiene que comprar el equivalente al 10 % de X o le cancelamos la póliza”. D Fulano jura en arameo, pero como la necesita desesperadamente para mantener su negocio a flote, compra. Es así como las cajas locales financian ahora la ruina de la nación.

“Que se deje de hacer todo lo que no añada valor”
Decía el miércoles Juan Roig en Valencia en referencia al desastre del sistema autonómico, con inusual dureza delante de la Reina y del presidente de la Generalitat valenciana, que “se deje de hacer todo lo que no añada valor”. Y se preguntaba “¿qué ha sido de los valores del esfuerzo y el trabajo?”. Y se respondía a sí mismo: “nunca saldremos de la crisis si no abandonamos la cultura del maná y la actitud de desidia en la que estamos instalados”. Y digo yo, y sin salir de Valencia, ¿en qué añaden valor las casi cien empresas públicas y fundaciones de la Generalitat, donde sólo las cuatro primeras deben 3.800 millones de euros que jamás podrán devolver? ¿En qué la ruina de la televisión autonómica, los equipos de fútbol o el aeropuerto de Castellón donde aún no ha aterrizado un solo avión ? ¿En qué añade valor la legión de coches oficiales ? ¿En qué la Ópera, la ciudad de las Artes y las Ciencias o la Fórmula 1? ¿ Es así como Rajoy piensa salvar España?

¿Qué valor añade, o mejor, qué insulto a España y a los españoles es que Gallardón, el mayor despilfarrador del Reino, futuro ministro de Fomento de Rajoy desde donde acabará de arruinar definitivamente a la nación y no solo a la capital, tenga un mayordomo de 3.150 euros al mes no ya para servirle el café, sino para avisar a los funcionarios de cuándo va a salir para que se escondan porque no quiere ver a nadie en su camino, como hacían los faraones y los emperadores de China? ¿Puede alguien racional y decente votar la lista de este sátrapa el próximo 20-N?

Y así hasta el infinito, porque ni el 2 % del gasto autonómico y local, descontando Sanidad y Educación que suponen el 45 % del gasto para la media de CCAA, añade valor alguno. Pero es que es mucho peor: no sólo no añade valor, es que lo resta despilfarrando recursos ingentes, más de 100.000 millones de euros año el conjunto del sistema, que se detraen de actividades productivas que sí crean valor. Por ello lo repito una vez más, o los españoles acabamos con las autonomías, o las autonomías acabarán con nosotros.

Finalmente hay un tema gravísimo que, por decirlo suavemente, cuestiona seriamente la capacidad de Rajoy para arreglar los problemas de España. Rajoy parece haber perdido no sólo el sentido común sino también el honor. Su indignidad llamando “triunfo de la democracia” al triunfo del terrorismo, la tregua número 12 de una ETA sin disolverse, sin entregar las armas y amenazando con volver a matar, y asegurando luego que no se ha “pagado un precio político”, cuando sabe mejor que nadie que es falso, es que no tienen pase. Rajoy se ha alineado con Zapatero y el resto de traidores que han rendido España a una banda de 50 asesinos de aldea, en lugar de comprometerse a un juicio de Nüremberg a ETA, a la ilegalización de sus franquicias y a no perdonar jamás a los traidores, como han hecho Rosa Díez y Álvarez Cascos.

A Rajoy puede hasta perdonársele lo de Gallardón, pero lo de asumir la ‘hoja de ruta’ de ETA y ofrecer, como el Príncipe en Asturias, memoria y dignidad a las víctimas pero no justicia, no tiene perdón posible. Si creen que un personaje capaz de tamañas tropelías, de ignorar las amenazas y vejaciones crecientes de Bildu a los demócratas y a la Guardia Civil, e incapaz de poner orden en su casa, cuyas CCAA y ayuntamientos se encuentran a la cabeza del despilfarro nacional, puede levantar España, es que están soñando.

La explotación electoral del terrorismo

EDITORIAL Libertad Digital 24 Octubre 2011

El Gobierno, con la complacencia de la oposición, ha impulsado un proceso con la banda terrorista en el que se han superado todos los límites. Se ha puesto la Justicia al servicio de los violentos, se ha llegado a instar a la Policía a abortar una operación contra el aparato de recaudación de la banda, se han permitido fugas tan sonadas como las de Josu Ternera e Iñaki de Juana, se ha abierto las puertas de las instituciones a los proetarras sin que hayan condenado atentado alguno. La lista de gestos, guiños y facilidades a los terroristas es tan amplia como la relación de ofensas, agravios y desplantes a las víctimas de ETA. Eso explica sin duda la satisfacción de los comisarios políticos de la banda y de la amplia familia nacionalista vasca, amalgamada en torno a dos objetivos: la independencia y la impunidad. Conseguida la segunda, nada se interpone en su camino, y aún menos un Estado reducido a mera categoría administrativa después de siete años de Gobiernos de Zapatero. Por el contrario, las víctimas constatan cómo los medios que más celebran la paz de ETA les niegan la voz, cómo los políticos que exhiben ahora sus lágrimas son los mismos que no acudían a sus manifestaciones, actos y congresos; los mismos que les dividieron y que les acusaron de profesionalizarse. Qué gran diferencia con el trato que se dispensa a quienes reivindican la memoria histórica.

La impúdica explotación electoral del comunicado etarra es una prueba más del valor meramente instrumental de éste. La entrega de las armas, la disolución y la petición de perdón serían las condiciones mínimas para el optimismo en relación al futuro político y social del País Vasco. Lo ocurrido la semana pasada es un montaje cuyas pretensiones son afianzar las expectativas de Bildu y reducir la distancia entre Rubalcaba y Rajoy, impedir la hasta hace cuatro días irrefutable, en términos teóricos, mayoría absoluta del PP. Es también el guión desvelado hace años por Mayor Oreja, cuyas denuncias le han costado el ostracismo en su propio partido. Es un desprecio a las víctimas y el pórtico del desmantelamiento judicial de la lucha contra el terrorismo, para pagar a ETA el favor con excarcelaciones y favores penitenciarios.

Rajoy no parece compartir la alarma de las víctimas y de los medios críticos con el Gobierno. Sus fluidas y excelentes relaciones con el presidente Zapatero le hacen albergar esperanzas sobre la bondad del proceso y la sinceridad y seriedad de las partes. Lo que no está nada claro es cómo ha llegado a confiar en unos individuos que negaron la crisis, siguieron negociando con ETA sobre los escombros de la T-4 y han llevado España a la ruina.

El dilema
José María Marco La Razón 24 Octubre 2011

Que los etarras hayan decidido abandonar el terrorismo para ejercer de políticos es una buena noticia, por mucho que no contribuya al crédito, bastante somero, de los profesionales del ramo. Siempre es preferible el debate público a la violencia y la extorsión. Tampoco es mala noticia que lo hayan hecho forzados por la debilidad de los núcleos criminales. La sinceridad importa poco en este asunto, como –en mi opinión– tampoco importa demasiado que los asesinos pidan perdón. Es raro que un criminal lo haga. El perdón es cosa de las víctimas o de cada uno de nosotros en la medida en la que, como españoles, hemos sido objeto sistemático de la violencia de los etarras.

Es este último punto el que debería mover a reflexión a quienes han ayudado a la ETA a recorrer estos últimos tramos del camino, e intentan hacer del comunicado el eje de la campaña electoral. Los documentos que viene publicando LA RAZÓN corroboran que, probablemente, estamos ante el intento de articular un nuevo Lizarra, el acuerdo por el que el nacionalismo salvó a la ETA en el momento en el que más cerca estuvo de ver su final, tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco en 1997. Cabe preguntarse si el Partido Socialista, y el gobierno español, están jugando en este Lizarra-2 el papel que entonces jugó el PNV.

Es cierto que entre Lizarra-1 y este posible Lizarra-2 hay una diferencia sustancial. Ahora se trata de que la ETA abandone la violencia, mientras que entonces se trataba de ayudar a que continuara con ella. Aun así, el precio pagado consiste en la batasunización del País Vasco, conseguida ya casi del todo. A esa estrategia de batasunización se han ido sumando el PNV y el PSOE. Todo indica que en las próximas elecciones recibirán el premio que merece su abnegación, lindante con la santidad. En contra de lo que dan a entender las reivindicaciones de Alfonso Guerra y otros socialistas, la opinión pública parece saber bien quiénes son los responsables de lo que está ocurriendo.

Ante esto, el Partido Popular no lo tiene fácil. Se entiende la prudencia de las primeras declaraciones y la voluntad de no obstaculizar lo que se ha anunciado como un hecho histórico. Es muy importante que el PP se haya comprometido a no hacer concesiones políticas, inconstitucionales, de hecho. Partiendo de ahí, queda mucho terreno por recorrer. Habrá que recuperar la iniciativa en el exterior, donde el eco del fin de la violencia ha sido tibio. También habrá que reactivar una justicia sospechosa de hacer política, y no de aplicar la ley, a favor del Ejecutivo. Si el PP consigue restaurar el sentido común en estos dos campos –y lo puede hacer–, tendrá un apoyo amplio de la opinión pública para seguir la vía que considere adecuada para acabar de verdad con la violencia. Aun así, todo será imposible si el PSOE prefiere seguir hablando con los etarras, los batasunos y sus herederos, en vez de hablar con el PP.

Premiar a los asesinos
Carmen Gurruchaga La Razón 24 Octubre 2011

La izquierda abertzale no tiene que gastar dinero en campañas publicitarias, porque los demás contribuyen a hacérsela gratuitamente. El tiempo ha demostrado que nada resulta más beneficioso para este grupo que aparecer ante sus posibles electores con piel de cordero. La diferencia entre afrontar unos comicios con ETA asesinando o hacerlos con expectativas de negociación y sin asesinatos ronda las 100.000 papeletas.

Para quienes apoyan a ese mundo no puntúa qué hayan hecho o dejado de hacer en las instituciones que gobiernan, sino la defensa ortodoxa de lo que consideran «las señas de identidad del pueblo vasco». Así, no produce extrañeza que Amaiur, la nueva marca electoral de Batasuna, haya subido en intención de voto y consiga un escaño más tras el anuncio de ETA de «cese definitivo de la violencia» y el eco mediático que ha tenido.

El sábado, el PSE con Rubalcaba celebró un acto electoral en Donostia y, en lugar de criticar la inactividad del rival electoral en el Ayuntamiento de la ciudad y en la Diputación de Guipúzcoa donde gobiernan, recordaron con emoción a las víctimas del PSOE y celebraron el anuncio etarra. La izquierda abertzale está en las dos instituciones mencionadas porque PSOE y PNV así lo han querido. Podían haberlo impedido y, sin embargo, no lo hicieron para evitar que se interrumpiera el llamado «proceso de paz». Lo normal es que la gente no asesine, por lo que si alguien admite que deja de hacerlo habrá que ponerlo ante la Justicia y no hacerle la ola ni hablar de darle premios por ello.

El precio de ETA
Jaime Ignacio del Burgo www.gaceta.es 24 Octubre 2011

Los terroristas no se rinden. No salen de sus madrigueras con los brazos en alto.

ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada. Si el comunicado, tan ansiado por el Gobierno, sólo hubiera incluido esas 10 palabras la cosa sería como para tirar cohetes. La democracia española se habría impuesto sobre el terror y habría puesto fin a 40 años de sufrimientos, provocados por quienes se sienten con derecho a matar para imponer sus propias convicciones. Pero en los comunicados de la banda siempre hay que leer la letra pequeña. Y es ahí donde surge la gran decepción.

Porque los terroristas no se rinden. No salen de sus madrigueras con los brazos en alto. No piden perdón por los horrendos crímenes cometidos. No entregan las armas. Humillan a sus víctimas rindiendo honores a los “caídos” por Euskal Herria y a los que sufren cárcel o exilio por haber pertenecido a lo que consideran es la vanguardia del pueblo vasco. Y consideran que el actual marco político del País Vasco es fruto de la imposición.

ETA no se disuelve. Ha decidido no matar pero sí se cumple el guión de la conferencia de San Sebastián, que no es otro que la apertura de un diálogo directo de los Estados con ETA para resolver “las consecuencias” del conflicto (excarcelación de presos, regreso de los prófugos). Y al mismo tiempo, creación de una mesa de negociación integrada por los partidos y demás “agentes” vascos para resolver el “conflicto” y establecer un nuevo marco político en el que se reconozca la existencia de Euskal Herria y se garantice el respeto a la voluntad popular. Es decir, estamos donde estábamos.

¿Qué ocurriría si ni el Gobierno español ni el francés acceden a negociar una amnistía general y reiteran su exigencia de abandono incondicional de la violencia mediante la entrega de las armas? ¿Cuál será la reacción de ETA si no se constituye esa mesa de negociación política que pretenden abrir bajo los auspicios de los “mediadores” internacionales? ¿Y los pistoleros etarras se comportarán como demócratas de toda la vida si los representantes del pueblo navarro no aceptan ninguna invitación para sentarse a esa mesa porque rechazan que Navarra forme parte de una nación a la que llaman Euskal Herria?

Ahora bien, este comunicado no ha surgido por generación espontánea. Es el fruto del proceso de negociación política iniciado en el año 2005 y que, quizás, nunca quedó interrumpido. El acuerdo de Guernica, que se presentó como el comienzo de la supuesta rebelión de la izquierda abertzale contra ETA, es la reproducción de la propuesta de Anoeta que aprobó la doble mesa de negociación como método para alcanzar sus objetivos políticos. Sólo así se explican los pasos claudicantes del Gobierno en los últimos tiempos (acercamientos, excarcelaciones, legalización de Bildu y entrega a esta última de Guipúzcoa con la complicidad del PNV, entre otros). El problema está en que para dar nuevos pasos se necesita tiempo y la crisis se ha llevado por delante el sueño de Zapatero de permanecer hasta marzo contando con el apoyo del PNV.

¿Hasta dónde estaba dispuesto a llegar el Gobierno? Recomiendo la lectura del preacuerdo del 31 de octubre de 2006 alcanzado en Loyola entre el PSOE, el PNV y Batasuna. En él se definía a Euskal Herria como “una realidad” integrada por siete territorios (Navarra incluida) y conformada por vínculos sociales, lingüísticos, históricos, económicos y culturales. Se preveía la creación de un “órgano institucional común” dotado de una asamblea de los dos Parlamentos y una comisión ejecutiva de los dos Gobiernos. Y, por último, junto con Aquitania, se constituiría una eurorregión en el seno de la UE, para que Euskal Herria tuviera una dimensión internacional.

En 2010 Eguiguren hizo un balance de sus conversaciones con ETA: “Lo único que queda de cara al futuro es el borrador del 31 de octubre”. Palabras inquietantes para Navarra y para el actual sistema constitucional y estatutario. De no ser por la firmeza del Partido Popular, el PSOE hubiera traspasado la línea roja de la rendición del Estado. ¿Estará ahora dispuesto a pagar el precio fijado por ETA para su disolución? Mejor será que no lo sepamos nunca. Todo dependerá de lo que suceda el 20-N.

*Jaime Ignacio del Burgo es abogado de Justitia et Veritas.

Carta a Silvia Martínez Santiago (in memoriam)
Alfonso Merlos www.elsemanaldigital.com 24 Octubre 2011

España no puede construir un futuro en libertad sin memoria y sin dignidad. Las desmesuradas y teatrales reacciones al último comunicado etarra generan escalofríos .

Yo también creo que hemos perdido el norte como nación, las referencias fundamentales como sociedad civil.

Querida Silvia,
Me he decidido a escribirte unas líneas por un par de razones. Primero, porque contemplando la profundidad y la belleza del Mediterráneo muy cerca de Santa Pola me ha sido imposible evitar el recuerdo de cada verano, cuando quienes aprecian a tu familia se deciden a acompañarla durante unas horas para estar muy cerca de ti. Segundo, porque como ya sabes hay unos bárbaros que anuncian que a partir de ahora están dispuestos a perdonarnos la vida si seguimos la hoja de ruta que ellos nos han marcado. Y sí, entiendo, que todo te parezca simplemente inaceptable y aberrante.

Como sabes he hablado con tu madre en varias ocasiones, mientras nuestra conversación era escuchada por centenares de miles de españoles en la radio, en la COPE. La primera vez fue una mañana de fin de semana, un 3 de marzo de 2007, y tu madre me dijo que nadie le arrebataría su condición de española; me dijo que no podía haber una derrota del terror si había indignación y humillación pública de quienes habían sufrido su mazazo; y me dijo que no teníamos un gobierno valiente que ayudase a gente como ella a mantener la esperanza. Pero tienes una madre, Silvia, que es valiente y ejemplar. Y muy fuerte. No lo olvides nunca y siéntete muy orgullosa de tenerla.

Comprendo tu desazón después de haber escuchado y visto la reacción de nuestros políticos tras el panfleto leído por unos encapuchados. ¿Cómo es posible que celebremos una alocución en la que se ultraja a tu familia y se le sigue causando dolor? ¿Cómo puede ser que se haya generado un estado de ánimo casi eufórico después de que unos miserables asesinos hayan rendido un sentido tributo a los verdugos que han causado tanto daño a familias nobles como la tuya? Sí, yo también creo que hemos perdido el norte como nación, las referencias fundamentales como sociedad civil; y que no son sólo nuestros políticos quienes han rebajado el listón ético.

Es verdad que en las sociedades abiertas la información fluye a gran velocidad y como bien sabes los periodistas tenemos una responsabilidad y un compromiso al canalizarla y difundirla. No es necesario que me lo expliques, porque yo también he sentido como tú cierta vergüenza al escuchar por parte de algunos de mis colegas que ´ETA ha desaparecido´. ¿Por qué lo dicen si sencillamente es mentira? ¿Dónde están las armas, dónde los prófugos de la justicia, dónde el perdón que nunca llegará porque no es un don reservado para los desalmados? Sí, yo también me hago estas preguntas cuyas respuestas caen por su propio peso. Te compadezco y te lo repito. Me avergüenza la irresponsabilidad y la ausencia de claridad moral en quienes condicionamos sobremanera las actitudes de la opinión pública: cómo piensa la gente, cómo se comporta, cómo siente ante cuestiones verdaderamente trascendentes.

Ya sé que el panorama te parece descorazonador. No te falta razón. Pero no todo está perdido ni se va a perder. Vamos a luchar para evitarlo. Y lo vamos a conseguir. No lo dudes. Hemos de responder a un nuevo desafío y estamos preparados como habrás comprobado en las últimas horas. Somos muchos los españoles que pensamos que sobre familias como la tuya se asientan los más sólidos fundamentos éticos de nuestra democracia. Algunos nos vamos a reunir como ya conoces el próximo sábado 29 de octubre en la plaza de la República Dominicana, en Madrid. Y vamos a exigir que los ciudadanos libres, como tu madre, prevalezcan sobre las alimañas y quienes les apoyan, porque unos y otros representan lo peor de la raza humana.

De momento no me alargo más, Silvia. Te mando un abrazo muy fuerte. Y eso sí, permíteme que haga pública esta carta en un periódico digital, y que la difunda entre mis seguidores en Twitter. Hay muchos españoles de bien, como tus padres, que quizá se sientan algo reconfortados con estas humildes palabras que me brotan de lo más hondo de mi corazón.

www.twitter.com/alfonsomerlos

La penúltima carga del señor Rubalcaba
Un paseo por la izquierda www.gaceta.es 24 Octubre 2011

Parece que fue ayer cuando el candidato socialista fustigaba a los populares por creer a la organización terrorista. Alfredo: “La derecha pegará hachazos por donde pueda, empezando por la ayuda a los parados”. Más de la mitad de los españoles no se creen el comunicado de la banda terrorista ETA.

Hemos hablado otras veces de desesperación, de la desesperación de los medios de la izquierda viendo que se les acaba el chollo, la bicoca, la sinecura y el cuento con la previsible victoria del PP. Pero ya es expresa, absoluta.

Les han fallado todos los tiros. El movimiento del 15-M ha sido el bluf esperable, no porque no haya sido multitudinario en ocasiones, sino porque las consignas cada vez más radicales de los ‘indignados’ han revelado el juego de esta empresa supuestamente “ni de derechas ni de izquierdas”, y porque nadie sabe muy bien qué piden o cómo pretenden concretar sus aspiraciones.

Y la traca final, el comunicado de ETA anunciando que abandonaba la lucha armada, ha dejado el marcador electoral como estaba, según las más recientes encuestas. Y no por falta de escenografía, desde las lágrimas de Rubalcaba a las de Patxi López, pasando por los jipíos de Carles Francino en la SER –por aquello de que es radio, el locutor tuvo que anunciar que estaba llorando–, todo muy conmovedor. Parece que fue ayer cuando el candidato socialista fustigaba a los populares por creer a la organización terrorista. Ahora están seguros. Y a cambio de nada, y en la fecha perfecta. Pero ni por esas.

‘El País’ abre contándonos que “ETA acordó su final en una asamblea en julio tras el éxito de Bildu el 22-M”; es decir, cuando supieron que habían ganado todo lo que podían ganar. Pero no, ustedes perdonen, que el Tribunal Constitucional dejó dicho que Bildu y ETA, nada que ver. ¿Ustedes entienden algo? Yo también. También nos cuenta ‘El País’ en su primera que, para más de la mitad de los españoles, la “paz” de los encapuchados hay que cogerla con pinzas, si eso.

‘Público’ da directamente su primera a Rubalcaba para que despliegue la artillería pesada, sabiendo que no tiene nada que perder: “Si gobernara la derecha, el comunicado de ETA sería histórico”, es la declaración del candidato que han elegido para abrir, de un gusto bastante cuestionable (“¡pues tú más!”), sobre todo teniendo en cuenta que ya están diciendo a cualquiera que quiera oírles que el comunicado es histórico. Y verdad de fe, a lo que parece.

En general, al candidato sólo le falta culpar a los populares de la muerte de Manolete en una entrevista de seis páginas. “La derecha pegará hachazos por donde pueda, empezando por la ayuda a los parados”. Esto es vil. Insinúa en sus rivales unas como ganas de entrar a saco con el Estado de bienestar, un cierto sadismo absolutamente incomprensible (“por donde pueda”), que uno se imagina a los chicos de Rajoy en plan ‘La matanza de Texas’. Está, además, el cinismo de pretender que la derecha va a hacer lo que ellos ya han hecho en la práctica, porque hablar de hachazos después de haber dado los más abultados de la democracia tiene su aquel. Por último, apunta donde más puede meter miedo: el subsidio de desempleo, que ellos han hecho especialmente clave al sembrar España de parados. Vil, ya digo.

Pero hay mucho donde elegir. “PSOE y PP no somos iguales. No hay un solo socialista que haya insultado al 15-M”. Y es cierto: sólo han creado las condiciones sociales y económicas para que surja. En cualquier caso, haber criticado a un movimiento que, estando ellos en el Gobierno desde hace ocho años, tiene la gentileza de manifestarse frente a una sede de gobierno de los populares sería una muestra de ingratitud manifiesta. ¿No les parece que las palabras del candidato dejan bastante claro quiénes van a instrumentalizar el movimiento en cuanto Rajoy ponga un pie en La Moncloa?

“Ninguna organización terrorista se disuelve hasta que sabe qué va a pasar con sus presos”, dice don Alfredo, reconociendo una de las condiciones de este “cese de la violencia sin concesiones”. Bueno es saberlo.

“El PP quiere modificar la Ley del Aborto y volver a la píldora poscoital con receta”. Lástima, me había hecho ilusiones, pero ahora que lo asegura el señor Pérez ya sé que es mentira. Por lo demás, viendo que el candidato no da puntada sin hilo, es deprimente que crea que el mantener a España como meca del infanticidio preparto es un aliciente electoral.

“Pasaría las sicav de la CNMV a la Inspección de Hacienda. Eso es revolucionario”. Podría haber añadido: “Y no lo propuse cuando estaba en el Gobierno porque se me pasó”. Curioso, porque el segundo artículo con entrevista lleva por título esta declaración: “Yo soy material probado”. Sí, y lo que se ha probado es que nunca ha creído nada de lo que sostiene ahora. Se ve que los ardores revolucionarios le llegan cuando ve alejarse el poder. Creo que pasa mucho.

José Luis Rodríguez Zapatero, de intención o por su mala cabeza, es el presidente que mayor y más agria división ha introducido en la sociedad española, llegando, con la Ley de Memoria Histórica, a remover tumbas para resucitar el olvidado guerracivilismo. Y este anuncio etarra ha mostrado una España intensamente dividida.

El núcleo duro de la derecha recela un pacto innombrable y se pregunta por qué hay, de repente, que fiarse de estos asesinos que hasta el último momento despliegan chulería y absoluta falta de remordimientos.

Casi toda la izquierda, por otra parte, lagrimea de felicidad y no quiere ni oír hablar de justicia o víctimas. Habrá que tragar lo que venga, porque ya no van a matar, que es lo importante. Viene a resumir magistralmente esa postura Manuel Vicent en ‘Los sapos’, su tribuna del domingo en ‘El País’: “Puede que cada preso etarra sea recibido como un héroe en su pueblo al salir de la cárcel y salude desde el balcón del ayuntamiento... No pasa nada. Tal vez estos sapos nos sepan a ancas de rana cuando el viento haya limpiado a las palabras de su carga maldita y la paz en el País Vasco el tiempo la consolide como la gran victoria de la democracia. La ETA no va a pedir perdón ni se va a disolver en un acto oficial, pero si no mata, la banda terrorista ya no es nada, se habrá disuelto en el puro flato de palabras huecas, consabidas”.

El problema, Vicent, es que cuando has mostrado que matar no paga y ayuda a conseguir tus objetivos, siempre habrá candidatos a recoger la Parabellum que suelten los etarras.

First we take Donosti
Ángel F. Fermoselle El Mundo 24 Octubre 2011

El maestro Leonard Cohen ha estado con nosotros esta semana, la misma que ha visto una conferencia internacional de paz -o festival abertzale, según quien la describa- en San Sebastián y, también, la misma que ha asistido a tal vez un penúltimo estertor de ETA en forma de manifiesto definitivo.

Que Cohen reciba el premio Príncipe de Asturias es una gran noticia. El extraordinario poeta y cantautor canadiense ha plasmado en hermosas canciones y poemas sus búsquedas inquietas y profundas. Que ETA anuncie que no volverá a matar es, si de verdad lo cumple, otra gran noticia, qué duda cabe, para cualquier demócrata; en realidad, para cualquier persona en su sano y ecuánime juicio.

Pero no es la primera vez que la banda terrorista afirma que no matará más. Ya ha ocurrido otras veces. Y, hasta ahora, siempre ha incumplido. Sí es cierto que esta es la primera vez que los terroristas hablan del “cese definitivo de la violencia”. Habrá que verlo. Y habrá que ver, también, qué contrapartida exigen los etarras –que no han entregado sus armas, que no han hablado de disolver la banda-, en el “diálogo directo” que exigen para “superar la confrontación armada”.

Una confrontación que no existe porque, como explicó hace pocos días la madre de Irene Villa, la niña a la que los terroristas dejaron sin piernas con 12 años, hay dos bandos sí, “los que han muerto y los que han matado”. Ante semejante evidencia, parece improcedente escenificar la realidad que han creído ver en Aiete como la resultante de una “confrontación”. Si uno ha sido golpeado cobarde y constantemente durante casi medio siglo, no hablemos de confrontación, sino de lo que en realidad es: una sucesión de ataques unilaterales de unos, por lo tanto asesinos, a otros, por lo tanto víctimas, y también demócratas.

Me pregunto, y no sé qué contestarme, qué ocurrirá cuando los pistoleros y quienes los cobijan y defienden se topen con las negativas de los Gobiernos francés y español a las más ambiciosas de sus expectativas. ¿Regresará, entonces, la “confrontación” armada? No podemos sentirnos felices porque la esfera terrorista, acorralada por la Justicia desde hace mucho, reducida a solo un puñado de matones sin apoyos ni argumentos, haya manifestado que no volverá a atentar. Es un paso, sí. Pero claramente insuficiente.

La diputada Rosa Díez exige, para alcanzar esa felicidad, que se den tres puntos: que los etarras pidan perdón, que entreguen las armas y que contribuyan a esclarecer los 300 atentados aún por resolver. La líder de Unión, Progreso y Democracia, recogiendo el razonamiento de numerosos ciudadanos, se marca esos mínimos para darle credibilidad y sentido a cualquier comunicación del entorno terrorista. De otro modo, en su opinión, no es otra cosa que lo de siempre, un comunicado “idéntico a otros anteriores en contenido y retórica”.

Evidentemente, el momento escogido por los etarras para anunciar el fin de la era del terror es de singular importancia: tres días después de la conferencia de paz, como se autodenominó, celebrada en Donostia, y a un mes exacto de las elecciones generales. Resulta obvio que la fecha no ha sido una casualidad y que, posiblemente, el anuncio es ya una gran baza electoral que podría catapultar a los independentistas vascos a unas cotas de aceptación en las urnas desconocidas hasta la fecha. El mundo abertzale no se limitará, entonces, a participar en las instituciones del Estado; a partir del 20-N probablemente lo haga con inusitada fuerza y capacidad de acción.
'Ni puñetera idea'

Resulta sorprendente observar con qué ligereza algunos políticos extranjeros de cierto prestigio han apoyado los actos en Donostia. Kofi Annan, exsecretario general de la ONU, y la exprimera ministra noruega, Gro Harlem Brundtland, entre otros, participaron en el sorprendente evento. Jimmy Carter, ex presidente de Estados Unidos, y Tony Blair, exprimer ministro del Reino Unido, no llegaron a acudir –el británico canceló su participación en el último instante-, pero suscribieron la declaración conjunta de los líderes internacionales al término de la conferencia.

Con estas cosas, a uno le da, a veces, por pensar mal; ¿será verdad, como se ha dicho y se ha escrito en algunos medios, que los seis “facilitadores” internacionales cobraron por su participación en el foro de San Sebastián? En cualquiera de los casos –aunque peor si cobraron, claro-, parece que González Pons, el vicesecretario de Comunicación del PP, puede acercarse bastante a la verdad esta vez al decir que los firmantes de la Declaración de Aiete no tienen “ni puñetera idea” de cuál es el problema.

Pero viste mucho, claro, la foto de los mediadores internacionales, liderados por el ghanés Annan, que ganó el Premio Nobel de la Paz en 2001, departiendo con los políticos de Bildu, y creyendo haber encontrado, después de 43 años de violencia, no ya la raíz del problema, sino su compleja solución. Nada sorprendentemente, solo tres días después surgía la esperadísima valoración de ETA. Todo encajaba.

A quien tal vez no le han encajado tanto las cosas en los últimos tiempos ha sido a Muamar el Gadafi, el otro gran protagonista de la semana. Quien le iba a decir al líder libio que, tras haber mancillado su oscura biografía con una muerte patética -se escondió en un desagüe-, su cadáver no ocuparía las cinco columnas de la portada de los periódicos en nuestro país, con el que tanta y tan buena relación mantuvo los últimos años. Fueron tres encapuchados con el puño en alto y el emblema de ETA a la espalda los que le robaron el espacio.

Quizá para entender todo esto haya que recurrir al maestro canadiense. First we take Donosti -en vez de Manhattan-, habrán pensado los etarras durante la semana que decidieron -ojalá- concluir su violenta andadura; supongo que Then we take Bilbao; y a continuación, imagino, el resto de Euskal Herria. Los familiares de las 829 víctimas del fundamentalismo etarra seguramente habrán pasado una semana muy especial, preguntándose cómo afrontar emocionalmente la propuesta de los pistoleros ahora que sus padres o sus hijos o sus hermanos ya no están.

Probablemente se sientan cercanas al “A mil besos de profundidad”, los que querrían darle a sus familiares muertos por el fanatismo independentista de ETA. Qué hermosa canción escribió el poeta de Toronto. A esa profundidad deberían enterrarnos a todos, cuando llegue el momento, ojalá que lejano y con las pistolas de los etarras ausentes.

¡Qué conflicto, ni qué puñetas!
Fernando González Estrella Digital 24 Octubre 2011

Vuelven los etarras residuales a entonar la cantinela de siempre: en el País Vasco persiste un conflicto que los gobiernos de España y de Francia tienen que resolver negociando con sus colegas políticos. Inmediatamente, los batasunos, o como se llamen ahora, unen sus voces y cantan el mismo estribillo: aprovechen ustedes que nuestros chicos han dejado de matar y tiren la toalla del pacto, como si los noqueados fuéramos nosotros y no ellos. Una escenificación teatral fallida, que sólo merece un pateo general de toda la platea nacional. Les ha venido de perlas la farsa montada en San Sebastián por Kofi Annan, Gerry Adams y otros mediadores profesionales, que han confundido la actividad asesina de una banda de pistoleros, que se ha llevado por delante a novecientos inocentes, con la “última confrontación armada de Europa”. La comparación es insultante, más propia de analfabetos políticos que de presuntas personalidades adornadas de prestigio internacional.

El señor Adams debería saber que Euzkadi no es Irlanda. Nunca fue invadida ni colonizada por España, como lo fue su país por la vecina Inglaterra. Alguien debió explicarle que los señoríos vascos se unieron a la Corona de Castilla en el siglo XII, libremente, y con el compromiso de los monarcas castellanos de respetar sus fueros que juraron secularmente. Me cuesta creer que Adams no sepa que aquí no hubo ni hay, guerras de religión, contiendas civiles, ni minorías marginadas y empobrecidas por sus creencias o sus ideas políticas. La dictadura de Franco, amigo Adams, la sufrimos todos, los vascos y el resto de los ciudadanos españoles. Muerto el general, señor Adams, decidimos firmar la reconciliación nacional y levantar un estado de derecho que garantizara las libertades. Desde entonces, todos defendemos nuestras ideas pacíficamente, incluidos los independentistas gallegos o catalanes. Todos, menos ellos. Si hubiera repasado la historia reciente, sabría que ETA mató a 17 personas el año que enterramos a Franco y a 67 en 1978, cuando aprobamos la Constitución. En aquellos años, ETA ya tenía muy claro que su enemigo, el que acabaría con ella, no era la dictadura, que alimentaba a la banda con la represión de las libertades, sino la democracia garante de la convivencia pacífica y libre de la ciudadanía.

Los encapuchados de ETA, nazarenos del terror, gudaris vergonzosos y vergonzantes, han repetido la misma patraña. La solución de lo que llaman “el conflicto” es un problema de ellos y de sus gentes, gobiernan una Diputación Foral y 123 ayuntamientos vascos. ¿De qué hablan entonces? Son ellos los que tienen que negociar con su militancia antidemocrática, que sigue acosando a los que piensan diferente, que cierran barrios enteros al entendimiento pacífico de los vascos, los que insultan y escupen en la calle a los políticos, los que acosan a sus mujeres en el mercado y a sus hijos en el colegio. Son ellos los que quieren implantar un estado totalitario en el mapa de la Europa de las libertades. Son ellos los que tienen a sus matones en la cárcel, chapoteando todavía en la sangre de sus víctimas, entre ellas más de cuarenta niños. Son ellos los que no esbozan un sólo gesto de misericordia y arrepentimiento. Ellos mismos son “el conflicto”, y lo demás son puñetas… señor Gerry Adams.

ETA
La cursilería del sepulturero
Emilio Campmany Libertad Digital 24 Octubre 2011

No hace falta ser Mayor Oreja para darse cuenta de que el comunicado de ETA es una trampa saducea. Lo saben hasta las madres. Es posible que los españoles estemos tan hastiados del terrorismo y de las concesiones que se han ido haciendo durante estos más de treinta años que ahora estemos dispuestos a aceptar que se hagan unas cuantas más con tal de que dejen de matar. Y también que hayamos aceptado disimular y hacer como que nos creemos la pantomima de que la ETA se ha rendido. Pero, de lo que no cabe duda, es de que el pueblo español conoce la verdad. Si creyéramos en serio que esto es la derrota final de ETA, las celebraciones espontáneas en la calle no cesarían. Y aquí nadie ha celebrado nada. Sólo lo han hecho los abertzales proetarras y los políticos, a los que se ha unido la Casa Real, ésta última con un entusiasmo perfectamente descriptible. Las palabras del Príncipe dijeron lo que dijeron, pero el tono era de funeral.

Bien, juegan a eso. A hacer como que la ETA se ha rendido, a simular que hemos ganado, a fingir que todo se acabó cuando en realidad no ha hecho más que empezar. Mal está. Mal no, fatal. Es indignante, por más que la mayoría de los españoles se muestre indiferente, curados como están de todo espanto. Pero lo peor, lo estomagante e indigerible es lo cursis que se han puesto los socialistas. Hay que ver a Patxi López, el que conspiró en las sombras para arrebatarle la silla a Nicolás Redondo Terreros, lagrimeando en público. Hay que oír a Rubalcaba, el manipulador del 11-M, lloriquear como una virgen ofendida. Hay que leer a Eduardo Madina, el que alabó que el Constitucional le enmendara la plana al Gobierno en lo de Bildu, que "todo tiene para mí una enorme fuerza evocadora en esta extraña mañana, extraña por dulce, por distinta, por emotiva, en la que los cielos de este país se abren, como en la obra de Atxaga, y me dejan la sensación de que este largo viaje hacia el mismo fondo de la noche ya ha llegado a su fin".

¿Se puede ser más cursi? Se puede, se puede. La escena de Sonsoles apareciendo en la antesala del Consejo de Ministros con un ramo de flores para su marido es de desmayo por insufrible. Es como para que algún ministro, si es que queda uno con una brizna de dignidad, preguntara si las flores no eran crisantemos.

¿Queda todo en eso? Quia, todavía hay más. La Moncloa ha filtrado a la Ser que, conocido el comunicado de ETA, Zapatero llamó a su padre y le dijo que "ahora ya me puedo marchar tranquilo". Tranquilo no, tranquilísimo. Se puede marchar con el alma apaciguada como un bloque de hielo y el espíritu calmo como el Mar Muerto. Y su padre podría haberle preguntado: "Hijo, ¿es que no has tenido bastante?"

El PNV pide el fin de la “excepcionalidad” de los presos
A estos asesinos los quieren en la calle
El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, reclamó al Estado la desarticulación de la “excepcionalidad legal y penitenciaria” de los presos de ETA . Es decir, que como ya no hay acción armada, deja de tener sentido la situación de los terroristas encarcelados.
Leire Aranzábal. Vitoria www.gaceta.es 24 Octubre 2011

Josu Erkoreka, en nombre del PNV, reclamó ayer al Estado que empiece a desarticular la “excepcionalidad legal y penitenciaria” de los presos de ETA. El cabeza de lista de los nacionalistas al Congreso por Vizcaya explicó que dicha excepcionalidad “podría haber tenido sentido en un contexto de acción armada de ETA presente y activa, pero que deja de tener sentido a partir del momento en el que la organización terrorista decreta el cese definitivo de sus actividades”.

Erkoreka aprovechó la resonancia del acto celebrado ayer por el PNV en Vitoria para dar un paso adelante en sus reivindicaciones, y ante Emilio Olabarria, candidato del partido nacionalista por la circunscripción de Álava, calificó de “histórica” la oportunidad de acabar con el régimen que rige actualmente para los presos de la banda.

En su intervención, el cabeza de cartel del PNV por Vizcaya proclamó: “No podemos permanecer con los brazos cruzados y en una actitud pasiva, esperando a que ocurran y sucedan las circunstancias. Tenemos que comprometernos y arriesgar”.

Este compromiso, explicó, deberá llevarse a cabo bajo dos premisas. La primera sería la conservación del “recuerdo y de la memoria”. “Debe quedar claro que la experiencia de los últimos 50 años con una organización pretendiendo irrumpir en la actividad política, coartar la libertad, limitar la democracia a través del ejercicio de la violencia, es una experiencia inmensamente negativa, que sólo ha dejado un reguero de sangre y de sufrimiento, que tiene que desaparecer definitivamente”, afirmó.

Experiencia terrible
En este sentido, manifestó: “Esta es una experiencia terrible, dramática, que no debe reeditarse en el futuro”. “Debe quedar claro, por tanto, que la única secuela de la experiencia de los últimos 50 años son los casi mil muertos en un reguero de sufrimiento y de sangre que no tiene que volver a repetirse”, señaló, para insistir en la premisa de la “memoria de lo que ha ocurrido, a efectos de que no vuelva a ocurrir”.

La segunda premisa, prosiguió, se trata de la “reconstrucción” de la convivencia. “Tenemos que reconstruir una sociedad que supere las heridas del pasado, que sea capaz de superar las dificultades que se han producido en su entendimiento y su cohesión”, añadió.

Por ello, consideró: “Es el momento de la concordia, de trabajar y de construir la convivencia y la concordia y, para eso, hacen falta dos cosas: que ETA empezara por lo último, decir adiós a la armas, ya lo ha hecho, pero al mismo tiempo que los poderes democráticos empezaran por lo primero, que es abandonar la excepcionalidad legal y penitenciaria”.

“ETA ha dicho ya adiós a las armas, aunque todavía haya que dar pasos para que esto sea ya realmente efectivo y definitivo, pero el Estado ha de empezar ya a desarmar, a desarticular la excepcionalidad legal y penitenciaria, que podría haber tenido sentido en un contexto de acción armada de ETA presente y activa, pero que deja de tener sentido a partir del momento en el que la organización decreta el cese definitivo de sus actividades”, sentenció.

Olabarria, por su parte, señaló que sin la presencia de los jeltzales, los intereses de Álava no estarían presentes en Madrid en la consecución de partidas presupuestarias. “Tengo la esperanza de seguir siendo el diputado que defienda en exclusiva los intereses alaveses”, concluyó.

Ciudadanos y UPyD se desmarcan de la línea acordada por PSOE y PP, en este tema
Rivera llama "irresponsable" al Gobierno por considerar que ETA ya no tiene "las pistolas"

El líder de Ciudadanos le recuerda a ETA: "Primero, disolución de la banda y entrega de las armas; segundo, reconocimiento a las víctimas y su memoria; y tercero, sólo los demócratas en las instituciones"
Redacción Cataluña. Periodista Digital 24 Octubre 2011

El presidente de Ciudadanos ha calificado de "irresponsable" al Gobierno. Albert Rivera se ha referido de este modo, durante el Consejo General del partido celebrado este sábado 22 de octubre de 2011, al comunicado de ETA y a la respuesta dada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), al que ha pedido que tenga "respeto y prudencia" a la hora de hablar de la banda terrorista porque esta no ha desaparacido.

Rivera ha reprochado a Zapatero y al candidato del PSOE para el 20N, Alfredo Pérez Rubalcaba, que se muestren tan contentos con el comunicado de los terroristas pese a que ETA no ha dicho que se disuelve ni ha entregado las armas "cuando ETA todavía tiene las pistolas y se quiere convertir en interlocutor político".

El diputado en el Parlament cree que estas declaraciones de Zapatero y Rubalcaba "el PSOE lo hace por electoralismo", ya que asegura:

"Piensan más en las urnas que en conseguir el fin de ETA"
El líder de Ciudadanos se ha mostrado mucho más duro con el PSOE y el Gobierno que el PP y su candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy. Rivera se ha situado en la misma línea que UPyD y Rosa Díez, que se mostró, tras conocer el comunicado de ETA y la posición del Gobierno, más escéptica que los dos grandes partidos políticos nacionales.

Rivera ha señalado, igualmente, que "Ciudadnaos quiere sentarse en las instituciones con aquellos que son demócratas y no con aquellos que llevan armas", en referencia a Bildu.

"¿QUIÉN ENTENDERÍA UN INDULTO?"
"Todo esto ha sido un cálculo electoral por parte de Bildu, aquellos que piden indultos y no condenan a ETA", ha indicado el diputado autonómico de Ciudadanos.

Rivera ha querido dejar muy claro que "Bildu-Batasuna no pueden estar en las instituciones porque son el brazo político de ETA", tal y como sentenció el Tribunal Supremo, que luego fue enmendado por el Tribunal Constitucional.

Por lo tanto, el líder de Ciudadanos ha alertado de que su partido está totalmente en contra de indultar o excarcelar a presos:

"Creemos que la justicia y la ley son la mejor manera para rendir homenaje a todas aquellas personas que han perdido la vida"

Ha añadido, además, que nadie entendería "que aquellos que han ido matando tuvieran un indulto cuando no se lo merecen", y ha preguntado:

"¿Quién entendería ahora que todas aquellas personas que han utilizado la violencia, las bombas, las pistolas para atemorizar a la población española ahora pudieran estar sentadas en las instituciones con un indulto?"

Finalmente, Rivera ha indicado el paso que deberían dar a partir de ahora los etarras:

"Primero debe haber la disolución de la banda terrorista y entrega de las armas, el segundo paso es el reconocimiento a las víctimas y su memoria y el tercer paso es que sólo los partidos democráticos estén en las instituciones"

LOS 'MAKETOS' DE ETA
David Pla, jefe de ETA, maketo y no habla euskera
 Minuto Digital 24 Octubre 2011

David Pla se encuentra en paradero desconocido desde abril de 2010. Su compañera sentimental es Kizkitza Gil San Vicente, que fue condenada a cuatro años de cárcel por pertenecer al ‘aparato político’ de la banda.

En la sentencia no le aplicaron la prohibición de residir en Francia, ya que el tribunal tomó en consideración la alegación de la defensa de que residía allí con su hijo de corta edad, también de David Pla.

David Pla, actual ‘número uno’ de ETA, identificado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como el encapuchado que leyó el comunicado en el ETA anunciaba el cese definitivo de su “actividad armada”, es ‘maketo’. Lo leyó en castellano precisamente por su deficiente y mal pronunciamiento del euskera.

Pla, nacido hace 35 años en Pamplona, apenas sabe articular palabra de la lengua que reivindica para la “construcción nacional de Euskal Herría”. Y hasta en su ámbito familiar ha recibido reproches por esta ignorancia.

Según publica el Confidencial Digital, su principal crítico ha sido su suegro Iñaki Gil San Vicente, un histórico de KAS y portavoz de Askapena, organización internacional de Batasuna encargada de hacer proselitismo en Iberoamérica.

Durante el tiempo que fue sometido a intensa vigilancia policial, se tuvo conocimiento de los grandes esfuerzos que hacía David Pla a la hora de hablar con su suegro, un hombre de la “Euskal Herría” profunda, que en los ‘foros revolucionarios’ de Suramérica es presentado como un ‘pensador’ marxista.

En aquellas conversaciones familiares, el hoy ‘número uno’ de la banda ponía todo el empeño en utilizar el euskera, pero a su suegro le debían resultar tan inteligibles sus palabras que en muchas ocasiones terminaba espetando a Pla: “Háblame en castellano, maketo”.


Recortes de Prensa   Página Inicial