AGLI

Recortes de Prensa   Miércoles 26  Octubre 2011

 

De boquilla todos con las víctimas, con los hechos todos contra ellas.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital  26 Octubre 2011

Todas las asociaciones mayoritarias de víctimas del terrorismo están contra el engaño definitivo de ETA, embeleco que a su vez todos los políticos de este país quieren que traguemos como una gran buena nueva. Las víctimas tienen claro que el anuncio de ETA es un truco más para alcanzar sus objetivos y saben que ETA seguirá en activo y con armas y que matará si no se aceptan sus exigencias.

Muchos socialistas, desde Rubalcaba a Patxi López pasando por Odón Elorza, han aparecido llorando por las víctimas tras el anuncio de ETA. Rubalcaba llegó a decir en la cadena SER que tras el anuncio había llorado mucho. Todos los políticos, con la boca chica de mentir, han dicho que las víctimas tienen una gran importancia en estos momentos.

Rubalcaba ha dicho que “La historia del fin de ETA la escribirán las víctimas”. Rajoy que “Las víctimas del terrorismo son y han sido el referente moral de nuestra democracia”. Zapatero en su declaración tras el anuncio trampa de la ETA rindió honor a las víctimas y dijo que “Será una democracia sin terrorismo, pero no sin memoria”.

Las asociaciones de víctimas del terrorismo han convocado una concentración en Madrid a las 13 horas de este próximo sábado 29 de octubre en la Plaza de la República Dominicana bajo el lema “Frente a la impunidad Justicia”. Y absolutamente ningún partido de esos cuyos gerifaltes cocodrileaban lacrimalmente y ponían a las víctimas como referente moral acudirá.

Prácticamente todos los grandes medios de comunicación que se hicieron eco de las lágrimas y buenos deseos para las víctimas o que llenan páginas y páginas con informaciones sobre las listas de víctimas y similares, ni hablan de la concentración. Las víctimas no existen para casi nadie, quieren que se vuelvan invisibles porque estorban para la asquerosa martingala que casi todos han montado con ETA.

La doblez de nuestros políticos, del PP y del PSOE es vomitiva. Ese asqueroso fingimiento es deleznable. Esa comedia con las víctimas es cruel. Esa farsa que todos, Rajoy, Rubalcaba, Zapatero et al han montado es execrable. Pero tenemos lo que nos merecemos y nos hemos ganado a pulso lo que nos está pasando y, por desgracia, lo que está por llegar. Deberíamos dejarles claro que como abominables que son abominamos de todos ellos.

DATO: como ya dije, a raíz de la de ETA, he retomado mis manifestaciones frente a la Delegación del Gobierno en Murcia, Avda. Teniente Flomesta, junto a la orilla del río. El sábado día 29 estaré allí a la 1 para apoyar a las víctimas, ya que no puedo ir a Madrid, y protestar por el contubernio con ETA de todos nuestros políticos.

Krishnamurti: "El nacionalismo"
http://juanjulioalfaya.blogspot.com/2011/10/krishnamurti-el-nacionalismo.html   26 Octubre 2011

“…cuando hay inteligencia desaparece el nacionalismo, el patriotismo, que es una forma de estupidez”. Jiddu Krishnamurti (1895-1986).

Pregunta: ¿Qué es lo que viene cuando el nacionalismo se va?
Krishnamurti: La inteligencia, evidentemente. Pero temo que eso no sea lo que esta pregunta implica. Lo que ella implica es esto: ¿qué es lo que puede sustituir al nacionalismo? Ninguna sustitución es acto que traiga inteligencia. Si abandono una religión y me adhiero a otra, o dejo un partido político para ingresar más tarde en alguna otra cosa, esta constante sustitución indica un estado en el que no hay inteligencia.

¿Cómo nos libramos del nacionalismo? Sólo comprendiendo plenamente lo que él implica, examinándolo, captando su significación en la acción externa e interna.
En lo externo, él causa divisiones entre los hombres, clasificaciones, guerras y destrucción, lo cual es obvio para cualquiera que sea observador. En el fuero íntimo, psicológicamente, esta identificación con lo más grande, con la patria, con una idea, es evidentemente una forma de autoexpansión. Viviendo en una pequeña aldea, o en una gran ciudad, o donde sea, yo no soy nadie; pero si me identifico con lo más grande, con el país, si me llamo a mí mismo hindú, ello halaga mi vanidad, me brinda satisfacción, prestigio, una sensación de bienestar; y esa identificación con lo más grande, que es una necesidad psicológica para los que sienten que la expansión del "yo" es esencial, engendra asimismo conflicto, lucha entre los hombres.

De suerte que el nacionalismo no sólo causa conflictos externos, sino frustraciones íntimas; y cuando uno comprende el nacionalismo, todo el proceso del nacionalismo, éste se desvanece.

La comprensión del nacionalismo llega mediante la inteligencia. Es decir, observando cuidadosamente, penetrando el proceso íntegro del nacionalismo, del patriotismo, surge de ese examen la inteligencia; y entonces no se produce la sustitución del nacionalismo por alguna otra cosa. En el momento en que reemplazáis el nacionalismo por la religión, la religión se convierte en otro medio de autoexpansión, en una fuente más de ansiedad psicológica, en un medio de alimentarse uno mismo con una creencia. Por lo tanto, cualquier forma de sustitución, por noble que sea, es una forma de ignorancia. Es como alguien que sustituyera el fumar por la goma de mascar o el fruto del betel. En cambio, si uno comprende realmente, y en su totalidad, el problema del fumar, de los hábitos, sensaciones, de las exigencias psicológicas y todo lo demás, el vicio de fumar desaparece.

Sólo podéis comprender cuando hay un desarrollo de la inteligencia, cuando la inteligencia funciona; y la inteligencia no funciona cuando hay sustitución. La sustitución es simplemente una forma de autosoborno, de incitaros a que no hagáis esto pero sí hagáis aquello. El nacionalismo –con su veneno, sus miserias y la lucha mundial que acarrea– sólo desaparece cuando hay inteligencia, y la inteligencia no surge por el mero hecho de pasar exámenes y estudiar libros. La inteligencia surge cuando comprendemos los problemas a medida que se presentan. Cuando hay comprensión del problema en sus diferentes niveles –no sólo en la parte externa sino lo que él implica en su aspecto interno, psicológico–, entonces, en ese proceso, la inteligencia se manifiesta. Cuando hay, pues, inteligencia, no hay sustitución; y cuando hay inteligencia desaparece el nacionalismo, el patriotismo, que es una forma de estupidez.

Este texto pertenece al libro:
LA LIBERTAD PRIMERA Y ÚLTIMA
Editorial: KAIROS
ISBN: 9788472453548

Rajoy
Realismo y espera
Agapito Maestre Libertad Digital  26 Octubre 2011

El realismo es la base no sólo del análisis político objetivo, sino también el primer paso para alcanzar un cierto sentido de actos y discursos políticos que, por desgracia, quizá carezcan de toda lógica. Digo esto a propósito de las declaraciones de Rajoy sobre "el cese de la actividad armada" de ETA; en efecto, son millones los votantes del PP, según indican las encuestas, que han mostrado cierta extrañeza, enfado e irritación sobre el favor que Rajoy ha dado gratuitamente al gobierno de Zapatero al decir que el comunicado de los criminales nada tiene que ver con concesiones del gobierno de España a ETA. Los votantes del PP están preocupados por el futuro y, sobre todo, por el discurso ético. Nada de esto tiene que ver con lo que ahora se debate: ganar o perder unas elecciones.

¿Por qué ha dicho esto Rajoy, preguntan con insistencia sus simpatizantes, cuando todo el mundo sabe que Zapatero lleva negociando años con ETA un comunicado como el del jueves pasado? No tengo muy clara la respuesta, pero puedo aventurar una hipótesis; creo que Rajoy lo ha dicho por puro "realismo": a él le importan muy poco las posibles contradicciones en las que pudiera caer su discurso, si ello no le resta votos para ganar las elecciones. Y, según las encuestas, la cuestión del terrorismo cada vez tiene menos importancia para los españoles; en estos momentos, está en la séptima plaza de problemas que trae a mal traer a los ciudadanos.

Que da igual a efectos electorales, por otro lado, lo que diga Rajoy sobre este comunicado de ETA, se comprueba cuando vemos que las encuestas insisten en que el "cese de la actividad armada de ETA" no modificará apenas nada los resultados previstos para el 20-N. Rajoy, pues, habría hechos estas declaraciones porque quizá lo contrario hubiera sido correr el riesgo de quedarse descolgado de lo "políticamente correcto"; sí, sí, antes de las elecciones el PP tiene una primera preocupación: ganar o perder; la segunda es, obviamente, ganar por mayoría absoluta... Y, luego, ya veremos. Eso es todo.

Sin embargo, desde el punto de vista moral de los votantes del PP, una situación tan grave y trágica como la actual quizá hubiera requerido de una respuesta diferente de la dada por Rajoy. El líder del PP ha preferido la realista. Esperemos que le salga bien, pero, en cualquier caso, el riesgo es evidente: Rajoy puede pasar a la historia por ser el presidente que ha propiciado la ruptura de España, mientras que Zapatero pudiera ser en los próximos meses un futuro candidato al premio Nobel de la Paz. Ay, amigos, el realismo pudiera volverse en contra de quien lo ejerce. Es un riesgo, dirá Rajoy.

FORO DE LA SOCIEDAD CIVIL
Decálogo de medidas urgentes ante la próxima legislatura
http://forosociedadcivil.org/ El Confidencial  26 Octubre 2011

“El protagonismo de la sociedad civil tiene que estar en el frontispicio del cambio que es menester impulsar en la nueva legislatura. Ello debe suponer que el Estado se encuentre definitivamente al servicio de la sociedad y sus ciudadanos”.

La sociedad española es plenamente consciente de los muy graves problemas que atraviesa en la actualidad nuestro país. Resulta pues innecesario detenerse en estos momentos para dar cuenta de ellos. Recordemos simplemente, como botón de muestra, el desafecto y la desconfianza que la clase política y los partidos suscitan entre la ciudadanía así como la escandalosa cifra de paro que padecemos producto de una política económica errónea y errática que ha agudizado la propia crisis económica internacional.

La combinación de una crisis política -con un Estado autonómico que viene generando más problemas que los que su implantación ha tratado de resolver- y de una crisis económica aguda, produce un resultado altamente peligroso que es menester afrontar con urgencia, para enderezar el rumbo de nuestro país y poder alcanzar la necesaria paz social, amenazada hoy de manera alarmante.

A juicio de los miembros del Foro la mejor manera de afrontar esta difícil situación sería a través de un gran pacto de Estado en el que participaran el mayor número de fuerzas políticas y sociales y que sirviera para restaurar la confianza necesaria en nuestras Instituciones y en el futuro Gobierno.

Ahora bien, si tal pacto, por distintas razones, no fuera posible, aquella fuerza política que tuviere la responsabilidad de conducir el Gobierno de la Nación debería tomar las medidas necesarias -aunque fuera en solitario- para conseguir el resultado que la mayoría de los ciudadanos desea y espera con impaciencia.

El Foro de la Sociedad Civil subraya muy especialmente en estos momentos algunas medidas que mejor contribuirían a la recuperación política, económica y social que el país reclama:

1.- Respetar y hacer cumplir la Ley en todo el territorio nacional afrontando las medidas necesarias para que ninguna autoridad política -nacional, autonómica o local- pueda violar o menospreciar el contenido y las exigencias derivadas de los preceptos de nuestra Constitución.

La mejor manera de afrontar esta difícil situación sería a través de un gran pacto de Estado en el que participaran el mayor número de fuerzas políticas y sociales y que sirviera para restaurar la confianza necesaria en nuestras Instituciones y en el futuro Gobierno

2.- Reafirmar que la banda terrorista ETA debe ser derrotada de tal manera que no deberá otorgarse privilegios a quien desde hace décadas ha violado de manera flagrante las normas más elementales de nuestra convivencia democrática.

3.- Aprobar una nueva Ley Electoral que asegure una más auténtica representación del electorado y acabe definitivamente con las listas cerradas y bloqueadas confeccionadas por los aparatos de los partidos, como ocurre en la actualidad.

4.- Corregir las disfuncionalidades que la regulación y la actuación de las Comunidades Autónomas vienen acreditando desde hace ya demasiado tiempo, y que necesariamente habrán de abordarse en la próxima legislatura. En este sentido será conveniente revisar la estructura territorial del Estado suprimiendo la duplicidad de competencias y simplificando las tramitaciones administrativas y empresariales para fortalecer la unidad del Estado que garantice la igualdad entre los ciudadanos.

5.- Reforzar la organización y funcionamiento de la Justicia para lograr una justicia independiente, despolitizada, pronta y eficaz. Un pueblo que pierde la fe en el Derecho está abocado a la desorientación y al escepticismo social.

6.- Definir y acordar las líneas básicas de una política exterior y de seguridad y defensa de Estado que implique a todo el Gobierno y defienda los intereses vitales permanentes de nuestro país.

7.- Establecer un control riguroso del gasto público; el saneamiento de nuestro sistema financiero; la reforma del sistema de relaciones laborales; la consecución de una política energética que garantice nuestras necesidades de forma estable y duradera; y por último fomentar una política exportadora que necesariamente deberá basarse en el progreso de la innovación y competitividad de nuestro sistema productivo.

8.- Mejorar la calidad de la enseñanza y de la investigación exige la consecución de un pacto educativo que comprenda las enseñanzas secundaria, profesional y universitaria y garantice un alto nivel de formación intelectual y profesional a la juventud española.

9.- Garantizar el derecho a la vida, desde el mismo momento de la concepción hasta su extinción definitiva; la defensa de la libertad en todas sus dimensiones, especialmente la libertad religiosa y de conciencia, así como la libertad de educación para que los padres puedan dar a sus hijos la educación que deseen deben constituir serios objetivos irrenunciables para todo Gobierno de raíz democrática, respetuoso con la dignidad y el valor de la persona humana. Promover asimismo una política de apoyo a la familia es la mejor garantía para el logro de una mayor estabilidad social.

10.- Fomentar una política basada en valores como la honradez, el esfuerzo, la solidaridad y la ética en los comportamientos, es tarea que el próximo Gobierno de España deberá considerar como prioritaria para tratar de luchar contra el pesimismo que se extiende hoy en amplios sectores de la sociedad perpleja ante los casos de corrupción pública y privada que aparecen con demasiada frecuencia en la vida nacional.

El Foro de la Sociedad Civil irá presentado a lo largo de los próximos meses, con más detalle y precisión, el conjunto de medidas que piensa proponer a la Opinión Pública para conseguir el avance y consolidación democrática que el país reclama.

Foro de la Sociedad Civil, Congreso de la Sociedad Civil y AGLI
Nota del Editor  26 Octubre 2011

Para evitar malentendidos, primero decir que el Foro de la Sociedad Civil no tiene nada que ver con el Congreso de la Sociedad Civil ni AGLI.

Segundo, que AGLI asume, defiende y difunde las propuestas del Congreso de la Sociedad Civil, en especial la número 6: El Articulo 3 de la Constitución, en sus apartados 1 y 2, quedará redactado del modo siguiente.

6.1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Su enseñanza, uso y aprendizaje es irrenunciable.

6.2. Las demás lenguas españolas gozarán de protección estatal, pudiendo ser objeto de enseñanza y aprendizaje
como segunda lengua a elección de los progenitores, pero nunca en detrimento del idioma oficial de España.


y que está avalado por decenas de asociaciones que representan cientos de miles de ciudadanos.

Tercero, algunas de las propuestas del Foro de la Sociedad Civil, se quedan muy cortas y faltan las dos más importantes: lengua común española y desmantelamiento del tinglado autonómico. Algún comentario más:

1 Es imposible hacer respetar y cumplir la ley si los que no la respetan e incumplen son quienes las dictan.
2 amén
3 amén
4 Las comunidades autónomas tienen que desaparecer, no tienen sentido, ningún pais, ni siquiera un rico petrolero puede permitirse tal derroche
5 Mientras no haya responsabilidad no puede haber justicia. Los jueces no pueden tener la última palabra y no ser responsables de sus actos.
6 Si eso hay que escribirlo, es mejor eliminar todo el tinglado político
7 Si tenemos que aumentar los controles del gasto público, quiere decir que los interventores actuales tienen que ir a la cárcel. El único control es el que debe ejercer la ciudadanía cuando todos los procesos son públicos y transparentes. En tiempos de Internet resulta súmamene fácil (el hecho de tener una lengua común española, facilita aún más la labor, cualquier ciudadano puede participar en politica y fiscalizar la labor del estado sin tener que conocer lengua regional alguna ).
8 Primera medida, lengua común española, segunda medida desmantelamiento del tinglado autonómico.
9 Ojo con la libertad religiosa, sólo cuando sus principios cumplan los derechos humanos y constitucionales.
10 La ciudadanía no necesita normas, los ejemplos más claros siempre son los profesionales de la política y contra ellos hay que actuar.

Cataluña
La Generalidad incluye en su plan de choque contra el paro 200.000 euros en cursos de catalán para inmigrantes
La subvención se gestionará a través del Consorcio para la Normalización Lingüística, que se ha caracterizado por promover el conocimiento del catalán entre los inmigrantes con el objetivo de ‘hacer del catalán la lengua pública común’ de Cataluña.
Redacción www.vozbcn.com  26 Octubre 2011

La Generalidad ha aprobado este martes un plan de choque urgente destinado prioritariamente a las personas que están en paro y que no tienen ningún tipo de cobertura económica. Se trata de diez medidas concretas que tendrán un coste de cerca de 60 millones de euros y que, según previsiones del Gobierno autonómico, beneficiarán a 60.000 personas.

Estas medidas se aplicarán de forma inmediata y constituyen una actuación transitoria mientras se acaba de definir el Plan de Desarrollo de Políticas Activas para el año 2012, según ha explicado el consejero de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena, que ha reiterado que el objetivo de la Generalidad continúa siendo el de reducir la tasa de paro a la mitad durante esta legislatura.

Las acciones aprobadas incluyen desde ayudas a las pequeñas empresas que contraten personas en paro, hasta la intensificación de la asesoría profesional para los parados de larga duración, pasando por la colaboración con las agencias de trabajo temporal, las ayudas a los desempleados que quieran mejorar sus competencias técnicas, o los incentivos para la mejora de la cualificación, la empleabilidad y la contratación de personas con especiales dificultades de inserción.

‘Hacer del catalán la lengua pública común de Cataluña’
Entre las medidas anunciadas destaca una nueva subvención de 200.000 euros que la Generalidad destinará al Consorcio para la Normalización Lingüística con el objetivo de ampliar la oferta de cursos de catalán a los extranjeros que estén en paro y “facilitar su reinserción laboral”. Esta iniciativa se desplegará en las oficinas de trabajo donde hay un mayor número de personas en esta situación, esto es, Tarrasa, Figueras, Gerona, Salt, Lérida, Reus y Tortosa.

El Consorcio para la Normalización Lingüística recibe ayudas procedentes del Gobierno autonómico por más de 30 millones de euros anuales, y se ha caracterizado por promover el conocimiento del catalán entre los inmigrantes con el objetivo de ‘hacer del catalán la lengua pública común’ de Cataluña. Según la Generalidad, el año pasado se destinaron 159 millones de euros a política lingüística.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La orfandad de las víctimas
EDITORIAL Libertad Digital  26 Octubre 2011

Tras dar públicamente por cierta y acoger con satisfacción la supuesta decisión de ETA de renunciar definitivamente a la violencia, el presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró el pasado jueves: "Las víctimas del terrorismo son y seguirán siendo el referente moral de nuestra democracia". Es una pena que, ya en esa misma declaración, el líder del PP no tuviera lo suficientemente presente ese "referente moral" para, al menos, criticar abierta y directamente a ETA por que en ese mismo comunicado exprese su "reconocimiento y más sentido homenaje" a los asesinos de casi un millar de españoles y a "la lucha de largos años" que, según los terroristas, "ha creado esta oportunidad para dar una solución justa y democrática al secular conflicto político".

Rajoy prefirió no ejercer de aguafiestas ni ensombrecer lo que él mismo había considerado una "buena noticia", aunque fuera a costa de dar credibilidad al "cese definitivo" de la violencia y negársela a la apología del terrorismo y a las mucho más creíbles exigencias que, en torno a la autodeterminación y la amnistía, ETA hace en ese escrito.

Posteriormente, el presidente del PP tampoco parece haber tenido muy presente ese "referente moral" que constituyen las víctimas, pues no se le ha oído la menor crítica al ministro del Interior y a los miembros del PSE y del PNV en su veloz y repugnante competición para ver quien pide más beneficios para los presos de ETA. Es más, el propio Rajoy ha perdido otra espléndida oportunidad de demostrar que tiene a las víctimas como irrenunciable "referente moral" al negarse a acompañarlas en la manifestación que, con el impecable lema de "Frente a la impunidad, Justicia", celebrarán el próximo sábado 29 de octubre en la Plaza de la Republica Dominicana de Madrid. A ella solo acudirán "a título personal" algunos miembros del PP, como Mayor Oreja, Iturgaiz o Jiménez Becerril, pero no será secundada oficialmente por el partido.

El caso es que las victimas no sólo deben ser un referente moral. Tienen además un derecho legal, al que sólo ellas podrían renunciar: el de que se les haga justicia. Un imperativo de justicia que ni siquiera pasa por que los terroristas entreguen las armas, sino por detener, enjuiciar y encarcelar a los que las han utilizado. Las fronteras más irrenunciables y preciosas que debemos conservar frente al embate secesionista son las que configuran a nuestra nación como Estado de Derecho. El deber de impartir justicia es la primera de cuantas obligaciones tiene el Estado, y renunciar a ello significaría pagar a ETA el precio político más alto de cuantos no hay que pagar. Y eso por mucho que, hipócritamente, se invoque a las víctimas como "referente moral".

Es cierto que Rajoy ha señalado la "fortaleza del Estado de Derecho y la fe en la democracia de todos los españoles, representada por el esfuerzo sucesivo de todos los Gobiernos que han actuado bajo el amparo de la ley" como "el único camino de futuro". Pero no es menos cierto que su único "referente" para asegurar que estábamos ante una "buena noticia" es lo que han dicho unos terroristas encapuchados que, puño en alto, vanagloriándose de su pasado criminal y reivindicando los objetivos por los que han venido asesinando, anunciaron un "cese definitivo" de su actividad criminal.

Por otra parte, ¿conoce Rajoy algún político que, tratando de vulnerar la ley, no haya afirmado que le ampara el Estado de Derecho? ¿Acaso Zapatero no calificó de "impecable" y "limpio como una patena" el estatuto soberanista catalán con el que pretendía burlar y en buena parte burló nuestra Constitución? ¿Acaso Rajoy conoce de un solo Gobierno de cuantos han burlado el imperativo legal de detener a los delincuentes para negociar o verificar supuestas voluntades de los prófugos que haya reconocido actuar al margen de la ley? ¿Acaso el Gobierno de Zapatero no dijo actuar al amparo del Estado de Derecho al negociar con ETA o cuando, al dictado de ella, excarceló a De Juana Chaos o dejó sin detener a Josu Ternera?

El problema es que la referencia de Rajoy a la Ley y al Estado de Derecho se está convirtiendo en algo tan vago e inconcreto que incluso desde el PP no saben responder si se va a expulsar a los proetarras de Bildu, o si se va derogar la doctrina Parot, o si el futuro Gobierno del PP va a detener y encarcelar a los autores de centenares de asesinatos de ETA que quedan por juzgar. Muerto Montesquieu, no hay ley que impida a un Gobierno conceder a ETA lo que quiera.

Las víctimas lo saben y por eso se manifiestan.

Hoja de ruta: escrito está

Editorial www.gaceta.es 26 Octubre 2011

Hace tiempo que se ha puesto en marcha todo un programa diseñado y escrito con el único propósito de que la sociedad española trague los resultados de la negociación con ETA y que, incluso, tenga la sensación de que ha triunfado la democracia. El acuerdo entre el socialismo y los gángsters, tal y como recogen los documentos de Otegui, desvelados por LA GACETA, no sólo supone un do ut des entre las partes, también afecta a la forma de escenificar el acuerdo y, por eso, eran necesarias actuaciones colectivas como el festival de la semana pasada en San Sebastián. Contamos hoy que el “hombre de paz” ya proponía en 2009 una conferencia con observadores internacionales. Las dos partes de la negociación ya han cerrado sus pactos y ahora se sienten pasajeros del mismo barco, porque saben que el futuro de ambas depende de que España –ingenua– compre su paz venenosa y adulterada.

Lo perverso es lo medidos que están los pasos, consiguiendo que el juicio de la opinión pública no recaiga sobre el todo sino sobre cada episodio aislado, haciendo así más difícil explicar y desvelar la realidad política.

La verdad es que Zapatero y Rubalcaba estaban negociando con ETA desde antes de llegar al poder, en 2004; que continuaron las conversaciones después del atentado de la T-4; que, por supuesto, los etarras han recibido contraprestaciones políticas, desde medidas de gracia a los presos hasta la legalización de Bildu, pasando por el infame asunto del Faisán; y que, como colofón de este proceso, la banda regalaba un comunicado que pudiera venderse como paz antes de las siguientes elecciones generales, beneficiando en lo posible al PSOE.

Estudiado en su conjunto, el proceso de paz se convierte en algo vomitivo para cualquier español de buena fe, de ahí el empeño en tratar de venderlo a plazos, porque de la misma manera que la película constituye una gran traición, hay escenas de las que cualquiera puede sentirse satisfecho, como por ejemplo del tiempo que ha transcurrido sin que se derrame más sangre.

Entre los pasos pendientes, el más malvado de todos será el que desde ya trata de distinguir entre el discurso “político” y el discurso “emocional”. En este último es en el que quieren recluir a las víctimas, un auténtico Guantánamo civil en el que se les va a negar cualquier tipo de relevancia... al revés, se censurarán sus opiniones como inútiles por estar mediatizadas por el dolor. Por el contrario, los que enarbolan el discurso político defenderán que estamos en un tiempo nuevo y que, ante la ausencia de la violencia, las puertas de la mazmorra deben entreabrirse (el Supremo anulando la condena de la Audiencia a 15 cachorros etarras o Zapatero dispuesto a anular la doctrina Parot), y Rubalcaba da ya por hecho el paseo militar de Amaiur “que es como Bildu pero un poquitico más”. Tras el comunicado ya no hay tabúes, y se puede empezar a tratar asuntos como el de la anexión de Navarra.

Sin embargo, la gran manipulación pretendida por etarras y socialistas ya ha tropezado con el primer escollo: a pesar de todos los esfuerzos mediáticos, una gran mayoría de españoles sigue considerando a ETA como los enemigos a los que hay que derrotar sin contemplaciones.

ETA, PSOE y PP
Eduardo Arias. Minuto Digital 26 Octubre 2011

Cuando una cadena de pensamientos se construye sobre puntos de partida falsos, las conclusiones finales son, irremediablemente, equivocadas. Y eso sucede en las conclusiones del PP desde siempre con respecto a ETA y no digamos ya en las del PSOE compañeros ideológicos de la banda socialistas separatista etarra.

Cuando uno escucha el discurso del PP, y del PSOE, con respecto a ETA las palabras más repetidas son democracia, libertad, estado de derecho y ley. Por resumir en un párrafo la milonga podríamos hacerlo así: ETA lucha contra la democracia y la libertad, las víctimas de ETA han muerto por la democracia y la libertad y a ETA hay que combatirla con la democracia, la libertad, la ley y el estado de derecho.

Oída la milonga surge la duda siguiente: ¿Es ETA una organización separatista y socialista? ETA no ha luchado contra la democracia y la libertad en su vida. Lo que piden es precisamente la libertad para realizar una votación democrática en su nación inventada para que esa nación, a resultas de esa votación, pueda proclamarse libérrimamente independiente. Es cierto que si los gobiernos españoles de la democracia hubieran sido gobiernos de patriotas y no hubieran decaído en la defensa de la idea de España como nación en Vascongadas, en Cataluña, en Teruel y en la Conchinchina ni siquiera en un escenario de democracia liberal los independentistas vascos obtendrían un resultado favorable en un referendum de autodeterminación pero como no ha sido así…

Como decía, ETA no ha luchado contra la democracia y la libertad en su vida. ETA ha luchado contra España. Y mientras ETA luchaba con las armas, intelectual y culturalmente contra España, el PP y el PSOE luchaban con el estado de derecho y la ley a medio gas por la democracia y la libertad y entregando la cultura y la educación en Vascongadas al PNV. El resultado es que hoy en Vascongadas y en yoda España todo el mundo habla en defensa de la democracia y la libertad, separatistas, PSOE y PP, pero nadie habla en defensa de España. Debió lucharse por España, y con estado de derecho o sin él, hasta que ETA no tuviera gente ni para redactar un comunicado.

ETA no se ha rendido. ETA ni siquiera va perdiendo. ETA ha dado un cómodo paso en su estrategia hacia la independencia vasca. ¿Para que jugarse la cárcel si es posible conseguirlo sin pegar un tiro? ETA no ha hecho nada más que un acto electoral a favor de Bildu y a favor, no se olvide, del PSOE. Quizá preparando un nuevo acto electoral en el futuro a favor del PSOE: la vuelta a las armas si el PP gana el 20 N y luego no cumple lo deseado por ETA.

El futuro pactado entre ETA y PSOE o el futuro sin pacto de por medio es negro. En las próximas elecciones generales Bildu obtendrá diputados. Bastantes. En las próximas elecciones autonómicas, año 2013, Bildu quizá ponga el Presidente en Vascongadas con el PNV como segunda fuerza política. ¿Y entonces? ¿Declaración de independencia, libre y democrática y sin violencia, en el Parlamento Vasco?

España se enfrenta ya, desde ya, a un periodo definitivo de su historia. Los patriotas españoles, y no cuento al PP entre ellos, deben con urgencia organizarse políticamente para defender con uñas y dientes España. La crisis económica pasará, la inmigración no terminará con la historia de España pero el separatismo está en posición de terminar con nuestra Patria en la próxima década sino antes. En mi opinión, los patriotas ya llegamos tarde. Así que empecemos antes de ahora.

Cautivo y desarmado
Javier Algarra www.gaceta.es 26 Octubre 2011

A pesar de su debilidad, del acoso al que les someten las Fuerzas de Seguridad, del desprecio que despiertan, de la desmoralización de sus presos y de su incapacidad de justificar la muerte y la violencia con sus mensajes de pretendido patriotismo, los etarras han triunfado.

Haber seguido con la presión policial y haber exigido mayor firmeza judicial hubiera sido bastante para acabar derrotando a los asesinos, pero los socialistas no podían esperar. Ante sus malas expectativas electorales, urgía encontrar algo que les salvara la cara. Y han decidido que su triunfo es el de los etarras. Finalmente, ETA ha conseguido sus objetivos sin que sea necesario seguir disparando. Sus principales cabecillas están en la calle, sus presos van siendo acercados al País Vasco, sus crímenes pueden quedar impunes y sus dirigentes ocupan ya cargos públicos. Las lágrimas de López y de Rubalcaba no podrán diluir la sangre de las víctimas que, a fin de cuentas, somos todos los españoles.

Es comprensible la prudencia de Rajoy. A él le tocará administrar este camino minado que le dejan como herencia. No le será fácil cerrar el grifo de las concesiones. Cualquier exigencia de justicia puede traducirse en que ETA vuelva a matar. Y a él le culparán de eso. Zapatero y Rubalcaba nos han dejado la peor herencia posible, la humillación y la derrota: “En el día de hoy, cautivo y desarmado el Estado de derecho, han alcanzando los etarras sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado. Donostia, 20 de octubre de 2011, año de la victoria”.

El día de la marmota
Martín PRIETO La Razón 26 Octubre 2011

B ill Murray rodó en 1984 para su amigo Harold Rasmis «Groundhog Day», «El día de la marmota», aquí traducida «Atrapado en el tiempo». Todas las mañanas eran la misma mañana y se sucedían los mismos sucesos mientras la marmota meditaba su pronóstico para el invierno. Estos son días de la marmota en los que la política se fotocopia a sí misma como en un interminable bostezo que nos hubiera desencajado las mandíbulas. Como el candidato gubernamental no quiere introducir la anunciación etarra en la campaña, no mitinea de otra cosa. Juez y parte. Padre y comadrón.

El lendakari Patxi López, que nunca ha tenido prisa para nada, convoca como el rayo una mesa de partidos sin hacer una lista, y antes consulta con el feminista Eguiguren que con el espadachín Rubalcaba o el mundo de Halloween en que habita Zapatero. ¿Trato o truco? En el PSOE todos son caciques y sólo mandan los manipuladores de la comunicación. Como Berltod Brecht me levanto cada día para ir al mercado donde se venden las mentiras. La marmota tiene en oferta la mercancía de que el mayor intento de negociación con ETA lo protagonizó Aznar, quedando frustrado por el desaire abertzale, y siendo Argel un espejismo. Los historiadores de lo contemporáneo pueden prejubilarse por innecesarios. El roedor es muy insistente en cuanto despierta con la alborozosa noticia de que ETA se ha cansado de matarnos, y eso merece una celebración. También Jack el destripador abandonó la práctica de su noble oficio hace siglo y medio y no santificamos su aniversario. La marmota ha engullido la crisis. El chauvinismo etarra gobierna.

Voces de ETA
Patriotas de la muerte
José García Domínguez Libertad Digital 26 Octubre 2011

La primera vez, dicen, siempre es especial. Él recuerda los detalles de la suya como si hubiese sucedido hace solo un instante. "Joder, fue algo... no sé, inexplicable o no sé. O sea, fuimos a por una persona, un conocido además, y en vez de dispararle desde donde estaba yo, o sea a una distancia de unos cinco o seis metros, salí corriendo hacía él. O sea, como si, no sé, como si digo: ¡joder, no le voy a dar desde aquí! Entonces salí corriendo hacia él... Era tanto el odio que tenía contra él, que digo: ¡Dios, no se me escapa! ¡No se me escapa!". Y no se le escapó.

Tampoco otros se le escaparían después. Pero la primera vez, ya se sabe, es especial. Por lo demás, él tenía las cosas muy claras. "O sea, tenía las cosas bastante claras. Yo, después de hacer lo que hacía, me quedaba como un señor y dormía como un rey. O sea, no tenía ningún problema, ninguno. Ningún pensamiento de decir: ¡hostia!, ¡joder!, que he hecho esto y... Qué va, qué va, qué va". Nada, como un señor. Lo confiesa locuaz ante la grabadora de Fernando Reinares, el experto antiterrorista que el Gobierno de Zapatero se quitó de encima cuando el proceso, allá por 2006.

Lo dicho, sin complejos. "No he tenido además ningún remordimiento de conciencia. O sea, de decir, bueno, matas a una persona y ¡hostia!.. En ningún momento. Porque actuaba en ese momento por odio. O sea, si no es el odio el que me guiaba, seguramente no sería capaz de hacerlo". Aunque ahora vea el asunto desde otra perspectiva y tal. "Hoy en día sí me lo pensaría más de una vez. Hoy en día, además, soy incapaz de pegar a un perro. Y en cambio, pues eso, si me hace algo el perro, lo machaco, soy capaz de arrancarle el cuello. Y hoy en día me dicen: tienes que matar a un guardia civil; y digo: ¡chst!, espera, espera un momento. Primero, a ver cómo es, luego decidir quién es, cómo. O sea, valoro otras cosas. Ya no me guiaría por el odio". Nada de un aquí te pillo, aquí te mato como entonces. O sea.

Nota bene:
Fragmentos del testimonio oral de un ex militante de ETA recogido en el libro Patriotas de la muerte, del catedrático de Ciencia Política y ex asesor del Ministerio del Interior Fernando Reinares.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Ni GAL, ni sumisión a ETA. España, unidad y justicia
Ricardo Chamorro www.elsemanaldigital.com  26 Octubre 2011

Cuando los supuestos conflictos se utilizan y alimentan para conservar el usufructo del poder nos encontramos ante verdaderas alimañas de la política.

El escenario que quiere gran parte de la izquierda
Estamos asistiendo estos días a una autentica puesta en escena de un contexto político y mediático que trata de ser una balsa de flotación para el PSOE. Todo el separatismo en pleno apoya esta iniciativa con la única intención de que el Partido Popular no obtenga la mayoría absoluta en las próximas elecciones generales. ¿Cómo es posible que el único partido político que estando en el gobierno creó grupos paramilitares contra el entorno de ETA y en cuyo mandato se enterró en cal viva a Lasa y Zabala haya concluido con el brazo político de ETA ayudarse mutuamente sacando este comunicado?

Sencillamente es porque en el fondo gran parte del PSOE respeta y da legitimidad al mensaje político de ETA prescindiendo de su violencia, lo tolera e incluso comparte la existencia de un conflicto en determinados aspectos puntuales. Las personas que por no defender la nación española de cara, sin complejos ni tapujos, crean grupos terroristas para bajo cuerda tratar de acabar por medio de atajos con la ETA, es que realmente no creen en su posición superior, ni en la fortaleza de su propio concepto de Estado nacional para defender a plena luz los cimientos de España y su democracia.

Parafraseando a Jesús Laínz ´ETA nace de una enorme mentira histórica´, esa mentira histórica consiste en primer lugar en asumir la existencia de un conflicto, cosa que ha hecho el PSOE asistiendo a esa conferencia y haciendo seguidismo de lo que el comunicado etarra expresa. Esa mentira ha penetrado en la sociedad vasca y la mayoría de sus ciudadanos, al igual que Eguiguren, asumen la existencia de víctimas en los dos bandos a causa del inventado conflicto.

Cuando los supuestos conflictos se utilizan y alimentan para conservar el usufructo del poder nos encontramos ante verdaderas alimañas de la política. El PSOE hace de la tradición leninista del fomento y creación de conflictos en pro de la conquista del poder una verdadera bandera política, los nacionalistas separatistas utilizan la misma técnica y la ETA, como grupo armado de tradición socialista, utiliza claramente un inventado conflicto identitario para poner peldaños en su proyecto totalitario socialista. Al final todos ellos utilizan el miedo sobre la base de supuestos conflictos muchas veces artificiales: miedo a la derecha, miedo al español, miedo a perder privilegios…

El columnista Pascual Tamburri expresaba en un artículo de 2009 titulado Rajoy y la derecha continental contra la izquierda planetaria, lo que podría ocurrir con la izquierda en Europa ante la pérdida de poder: ¿A qué se arriesga la izquierda? A no aceptar la derrota, a seguirse considerando moralmente superior pese a su humillante derrota democrática y a dar alas al extremismo terrorista que se alimenta de esos ingredientes. Al fin y al cabo de izquierdas son todos los partidos totalitarios con representación parlamentaria y todos los grupos de asesinos en circulación desde ETA hasta las Brigadas Rojas. De eso ningún demócrata podrá ser jamás cómplice activo ni pasivo.

Aun así, existe una minoría emergente de la izquierda moderada donde oímos palabras críticas que crean contradicciones en el seno de ese pensamiento, como son las palabras de Rosa Diez ¿Pedimos que se juzgue a los franquistas muertos y renunciamos a que se juzgue a los terroristas vivos? ¿Qué Estado de Derecho es éste?
Una política antiterrorista de éxitos y dignidad

La política antiterrorista que impulso el gobierno del Partido Popular en el año 2000 no ha tenido paralelismo en toda la historia de la democracia española. El vencer al terrorismo con la ley, la contundencia policial y con la unidad de fuerzas de una España que tomo posición en el marco internacional hizo temblar los cimientos del terror nacionalista separatista. En estos cuatro años se detuvieron 640 terroristas, se intensificó la colaboración policial y judicial con Francia y se firmó en diciembre de 2000 el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. ETA y Batasuna fueron colocadas en las listas de organizaciones terroristas de la Unión Europea y de Estados Unidos.

A comienzos del 2004 ETA estaba en fase terminal, si las políticas aplicadas en el gobierno Aznar hubieran continuado ETA y su entorno hubiera sido derrotado contundentemente, la intimidación política nacionalista anulada y todo ello en solo unos años ¿No es poco tiempo para un conflicto que dicen dura cientos de años? La historia posterior ya la sabemos, atentado del 11 de marzo, victoria electoral de José Luis Rodríguez Zapatero, suspensión de las políticas antiterroristas previas, desaparición efectiva del pacto antiterrorista, la obsesión por una solución negociada, marginación de las víctimas, caso De Juana Chaos, caso faisán y todo ello aliñado con pactos de Tinell, treguas en Cataluña, reuniones con Otegui… Lo último es la puesta sobre la mesa por parte del actual ministro de interior socialista Camacho la aplicación de beneficios penitenciarios para los terroristas.
Frente a la visión errónea del PSOE unidad frente a la indignidad

Las palabras recientes de la secretaria general del Partido Popular, María Dolores Cospedal, son contundentes en cuanto a lo que piensa este partido actualmente de esta pantomima:
´Hacen falta unos pasos más, que se disuelvan y que entreguen las armas después de pedir perdón a las víctimas´

Es necesario una mayoría absoluta del Partido Popular para recuperar una normalidad democrática en España, quien no sea consciente de ello en el estado actual de cosas es que tiene la visión muy nublada por el ambiente mediático español. Aunque existan descontentos en el centro derecha en relación con la timidez política de Mariano Rajoy hay que dejar constancia de que el presidente del Partido Popular ha sido protagonista de excepción de la contundencia con ETA en los gobiernos de Aznar y que el admitir la pluralidad de puntos de vista distintos en cuanto a la gestión del panorama que la izquierda esta escenificando, nunca puede dar lugar a una carrera hacia el abismo que atomicé la unidad del centro derecha en torno al Partido Popular y cree confusión en la escena electoral. No es momento de rupturas sino de unidad.

La crítica y pluralidad de opiniones no solo es válida, sino necesaria, pero siempre teniendo en cuenta la necesidad de acabar con el PSOE de ZP y Rubalcaba.
Como dice Mayor Oreja «Las personas que pensamos las mismas cosas necesitamos estar más unidos que nunca».

Comunicado
¿Y ahora qué?
Ramón Villota Coullaut Libertad Digital 26 Octubre 2011

El comunicado de ETA no ha dicho nada especial. Unos asesinos deciden que no mataran más y resulta que hay que hablar de darles contrapartidas, cuando lo realmente importante es que día a día, año a año, se iban debilitando y en algún momento tenían que intentar esta maniobra. De otra forma, más tarde o más temprano desaparecían de nuestras vidas sin hacer ruido, a base de detenciones y de su imposibilidad de reclutar nueva gente. De hecho, los últimos años han sido una demostración de su falta de aguante. Pero ahora, en pleno periodo preelectoral, han elegido un buen momento propagandístico, sin perjuicio de que la aplicación del Código Penal, con las reformas del 2003 –en torno al máximo de cumplimiento de las condenas y la obtención de la libertad condicional–, como la propia existencia de la Ley Orgánica de Partidos Políticos, de 2002 –con la ilegalización del brazo político de ETA–, conjuntamente con la eficacia policial, dieron un vuelco a la situación.

En primer lugar, haciendo que terroristas con múltiples delitos de sangre no pudieran beneficiarse de un Código Penal y de una Ley Orgánica General Penitenciaria que había olvidado uno de los fines de la pena, la prevención, tanto general, de cara a la sociedad, como especial, de cara al condenado en concreto. Así, olvidando el fin preventivo –común de de toda legislación penal–, dio un mayor realce al criterio resocializador, un criterio constitucionalmente garantizado, pero que no tiene por qué ser el único de nuestra política penitenciaria. De este modo, la legislación penal no sólo se apoya en la ayuda al delincuente para su resocialización, sino que no puede olvidar el daño producido y el efecto social que produce que no haya un criterio de proporcionalidad entre dicho daño y la consecuencia penal que ocasiona. Y esto es algo que ayuda a la sociedad, pero que también tiene un efecto desmotivador tanto en el propio delincuente como en su entorno, algo que todavía es más importante ante grupos de carácter terrorista o mafioso.

En segundo lugar, la Ley Orgánica de Partidos Políticos nos incardinó con aquellos países que defienden los valores democráticos desde su origen, impidiendo que grupos de carácter terrorista puedan participar en las elecciones y beneficiarse de la propia democracia para conseguir sus fines, contrarios a la propia existencia de la democracia. Y ello no hemos de entenderlo como algo contrario a la libertad de pensamiento o de reunión, sino a la defensa de unos valores que chocan frontalmente con la idea de utilizar el terrorismo –el chantaje a la sociedad–, como una forma de anestesiar a la sociedad para conseguir unos fines que ninguna sociedad con un mínimo carácter democrático podía permitirse. Y esto era lo que consiguió durante muchos años la extinta Herri Batasuna y sus posteriores derivados, anestesiar a una parte de la sociedad que todavía hoy en día sigue pensando en cómo agradecer a ETA que deje de matar, que deje de extorsionar, que deje de amenazar.

Ramón de Villota Coullaut es abogado, puede contactar con él aquí.

La orfandad de las víctimas
EDITORIAL 26 Octubre 2011

Tras dar públicamente por cierta y acoger con satisfacción la supuesta decisión de ETA de renunciar definitivamente a la violencia, el presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró el pasado jueves: "Las víctimas del terrorismo son y seguirán siendo el referente moral de nuestra democracia". Es una pena que, ya en esa misma declaración, el líder del PP no tuviera lo suficientemente presente ese "referente moral" para, al menos, criticar abierta y directamente a ETA por que en ese mismo comunicado exprese su "reconocimiento y más sentido homenaje" a los asesinos de casi un millar de españoles y a "la lucha de largos años" que, según los terroristas, "ha creado esta oportunidad para dar una solución justa y democrática al secular conflicto político".

Rajoy prefirió no ejercer de aguafiestas ni ensombrecer lo que él mismo había considerado una "buena noticia", aunque fuera a costa de dar credibilidad al "cese definitivo" de la violencia y negársela a la apología del terrorismo y a las mucho más creíbles exigencias que, en torno a la autodeterminación y la amnistía, ETA hace en ese escrito.

Posteriormente, el presidente del PP tampoco parece haber tenido muy presente ese "referente moral" que constituyen las víctimas, pues no se le ha oído la menor crítica al ministro del Interior y a los miembros del PSE y del PNV en su veloz y repugnante competición para ver quien pide más beneficios para los presos de ETA. Es más, el propio Rajoy ha perdido otra espléndida oportunidad de demostrar que tiene a las víctimas como irrenunciable "referente moral" al negarse a acompañarlas en la manifestación que, con el impecable lema de "Frente a la impunidad, Justicia", celebrarán el próximo sábado 29 de octubre en la Plaza de la Republica Dominicana de Madrid. A ella solo acudirán "a título personal" algunos miembros del PP, como Mayor Oreja, Iturgaiz o Jiménez Becerril, pero no será secundada oficialmente por el partido.

El caso es que las victimas no sólo deben ser un referente moral. Tienen además un derecho legal, al que sólo ellas podrían renunciar: el de que se les haga justicia. Un imperativo de justicia que ni siquiera pasa por que los terroristas entreguen las armas, sino por detener, enjuiciar y encarcelar a los que las han utilizado. Las fronteras más irrenunciables y preciosas que debemos conservar frente al embate secesionista son las que configuran a nuestra nación como Estado de Derecho. El deber de impartir justicia es la primera de cuantas obligaciones tiene el Estado, y renunciar a ello significaría pagar a ETA el precio político más alto de cuantos no hay que pagar. Y eso por mucho que, hipócritamente, se invoque a las víctimas como "referente moral".

Es cierto que Rajoy ha señalado la "fortaleza del Estado de Derecho y la fe en la democracia de todos los españoles, representada por el esfuerzo sucesivo de todos los Gobiernos que han actuado bajo el amparo de la ley" como "el único camino de futuro". Pero no es menos cierto que su único "referente" para asegurar que estábamos ante una "buena noticia" es lo que han dicho unos terroristas encapuchados que, puño en alto, vanagloriándose de su pasado criminal y reivindicando los objetivos por los que han venido asesinando, anunciaron un "cese definitivo" de su actividad criminal.

Por otra parte, ¿conoce Rajoy algún político que, tratando de vulnerar la ley, no haya afirmado que le ampara el Estado de Derecho? ¿Acaso Zapatero no calificó de "impecable" y "limpio como una patena" el estatuto soberanista catalán con el que pretendía burlar y en buena parte burló nuestra Constitución? ¿Acaso Rajoy conoce de un solo Gobierno de cuantos han burlado el imperativo legal de detener a los delincuentes para negociar o verificar supuestas voluntades de los prófugos que haya reconocido actuar al margen de la ley? ¿Acaso el Gobierno de Zapatero no dijo actuar al amparo del Estado de Derecho al negociar con ETA o cuando, al dictado de ella, excarceló a De Juana Chaos o dejó sin detener a Josu Ternera?

El problema es que la referencia de Rajoy a la Ley y al Estado de Derecho se está convirtiendo en algo tan vago e inconcreto que incluso desde el PP no saben responder si se va a expulsar a los proetarras de Bildu, o si se va derogar la doctrina Parot, o si el futuro Gobierno del PP va a detener y encarcelar a los autores de centenares de asesinatos de ETA que quedan por juzgar. Muerto Montesquieu, no hay ley que impida a un Gobierno conceder a ETA lo que quiera.

Las víctimas lo saben y por eso se manifiestan.

solas en su rechazo a la impunidad
Partidos e instituciones arrinconan a las víctimas tras el comunicado de ETA
Detrás de los llantos públicos se esconde el mayor de los desprecios. ETA no se ha disuelto ni ha pedido perdón, las víctimas saldrán a la calle. Lo harán solas.
LIBERTAD DIGITAL  26 Octubre 2011

Desde que se emitió el comunicado de ETA, en el que, además de anunciar un "cese definitivo de la lucha armada", los terroristas alardeaban de su trayectoria criminal y ni se disolvían ni pedían perdón, las víctimas han manifestado su desconfianza y escepticismo. Siguen exigiendo un final con vencedores y vencidos, sin contraprestaciones, y continúan demandando memoria, dignidad y justicia para quienes sufrieron los atentados de la banda.

Decenas de ellos han manifestado en declaraciones a los medios que esto "no es el final" y que siguen reclamando arrepentimiento por parte de los asesinos. Lo reiterarán el próximo 29 de octubre en una concentración en Madrid convocada por Voces contra el Terrorismo a la que asistirán todas y cada una de las asociaciones de víctimas-AVT, Covite, Dignidad y Justicia... -y un gran número de organizaciones cívicas.

Sin embargo, estarán tan sólo acompañados de los ciudadanos que quieran rechazar un proceso que implique "impunidad" para los asesinos, y los políticos que, a título personal –como Jaime Mayor Oreja, Carlos Iturgáiz y Teresa Jiménez Becerril- asistan.

No acudirán ni el PSOE, que nunca las ha secundado, ni el PP, que no apoya la convocatoria de forma oficial. Desde Génova, se esgrimen razones de "campaña".

Su ausencia contrasta con las numerosas ocasiones en que las víctimas del terrorismo han aparecido en los discursos de los políticos desde el comunicado. Lo hizo Zapatero al recordar el "dolor" infligido por la banda en sus casi sesenta años de historia. Lo hizo Rubalcaba, el mismo 20 de octubre y en el mitin de San Sebastián en el que se le vio llorar a él y a otros dirigentes socialistas. Y también lo hizo Rajoy en el discurso en el que habló de un final "sin concesiones políticas".

Los políticos, especialmente del PSOE, han carecido de pudor en estos días para hacer ostentación pública, llantos incluidos, de su emoción al recordar a las víctimas, mientras las marginan políticamente, silenciándolas cuando no demonizándolas al presentarlas como un grupo de extrema derecha que sólo quiere venganza y se opone a la paz en el País Vasco.

Son mencionadas –las víctimas– en cada mitin, en cada declaración pública, pero no su posición ante el anuncio de ETA. El escepticismo de quienes han sufrido el terror no cuadra con la euforia exhibida por la mayoría de dirigentes políticos, y ha quedado relegado del discurso abrazado por PSOE y PP de que estamos ante un acontecimiento histórico. Lo han repetido en muchos actos desde el jueves, pero sin la presencia de los principales afectados. Es llamativo como en los últimos años, las víctimas del terrorismo más significadas que militaban en los dos grandes partidos se han ido apartando. Son los casos de José Antonio Ortega Lara en el PP; o Maite Pagazaurtundua y la familia Múgica en el PSOE, entre otros.

Lo mismo ha ocurrido con la prensa, en especial con la más próxima a los socialistas. Presentadores emocionados y páginas de recuerdo a los asesinados, conviven en los mismos medios con un manto de silencio a la convocatoria de VcT y los intentos de devaluar la protesta, como ha hecho Público este mismo martes al hablar de "marcha contra el Gobierno" y no recoger el lema de la misma, compartido por la inmensa mayoría de las víctimas: "Frente a la impunidad, Justicia".

Un arrinconamiento que contrasta con el trato otorgado a quienes durante décadas han respaldado los crímenes de ETA o, directamente, los mismos asesinos encarcelados. Con el mismo afán que han dedicado a silenciar a las víctimas, los políticos intentan dar voz a los terroristas. Desde el ministro del Interior al gobierno vasco, pasando por el candidato Rubalcaba o el líder del PNV, ya se habla con naturalidad de beneficios a los presos etarras y se da por buena la presencia de Batasuna-ETA en las instituciones.

En un perverso intercambio de papeles, una vez más, se está presentado a los proetarras como unos ‘hombres de paz’, frente al estorbo de las víctimas. Cuando la propia ETA en su comunicado reivindicaba sus crímenes y desde su entorno, personajes como el periodista Martxelo Otamendi publica este mismo martes en el diario que dirige una loa a la banda terrorista, cuyo título se comenta por sí solo: "De lo que el País Vasco debe a ETA".

En este sentido se manifestaba Francisco José Alcaraz al denunciar que que "cualquier acto proetarra tienen mucha más difusión que las víctimas del terrorismo". Un escarnio que consiente la clase política, en su mayoría, y buena parte de los medios, al tiempo que empujan a la clandestinidad el mensaje contra la impunidad, por la memoria, la dignidad y la justicia de las víctimas del terrorismo.

La Gaceta denunció la 'cosmética' de la Generalitat en el informe
La Generalitat maquilló los resultados del Informe PISA
 www.gaceta.es 26 Octubre 2011

Un estudio publicado por la Fundación Jaume Bofill afirma que la Generalitat evitó incluir en sus resultados del informe PISA los datos de alumnos repetidores e hijos de familias inmigrantes. Una información a la ocultación de datos del fracaso de la inmersión.

Después de la información publicada por La Gaceta a principios de mes, denunciando que la Generalitat de Artur Mas ocultaba en el informe PISA que los alumnos castellanohablantes sufren más del doble de fracaso escolar que los catalanohablantes. De hecho La Gaceta publicó en exclusiva que los resultados del informe establecían que el 40% de los alumnos castellanohablantes abandonan la escuela de forma prematura y que en todas las materias puntuadas (ciencias, matemáticas y comprensión lectora) –evaluadas únicamente en catalán– obtienen peores resultados que sus compañeros catalanohablantes.

Ahora se ha sabido, según un estudio realizado por la Fundación Jaume Bofill, que los resultados en la comunidad contaban con 150 alumnos menos que un año antes y que se echaban en falta "repetidores, alumnos de tercero de ESO e hijos de familias inmigradas", alumnos que acostumbran a tener peores notas y que habrían arrastrado a la baja los resultados oficiales.

"Eso puede llevar a interpretar que la mejora de resultados entre las ediciones 2003 y 2009 no haya sido debido tanto a una mejora del sistema educativo como a este sesgo de la muestra", asegura el estudio dirigido por el catedrático de Educación Comparada de la Universitat Autònomade Barcelona, Ferran Ferrer.El informe PISA de 2009 de Catalunya se elaboró por primera vez con menos de 1.500 alumnos (1.381) de 15 años, superando el 5% de exclusiones que permite la OCDE para validar los datos. Un caso, aseguró Ferrer, que se repitió también en el de Murcia.


Recortes de Prensa   Página Inicial