AGLI

Recortes de Prensa   Miércoles 2  Noviembre 2011

 

A los populares les va a crecer
Pedro de Hoyos Periodista Digital 2 Noviembre 2011

Zapatero pasará a la Historia como el hombre-fracaso, el hombre ingenuo que creía que las cosas se hacían solas, tal vez con sólo quererlas, y que no hacía
falta estudiar duros años para saber de Economía, siendo precisamente la economía la asignatura más fuerte de su carrera. Repitiendo cuatro años más no sólo
no la superó sino que empeoró sus resultados. Cierto que la crisis no se originó en España, pero él la negó y llamó antipatriotas a grandes socialistas como
Fernández Ordóñez y Almunia por llevarle la contraria; cierto que la crisis tenía ciertas raíces en tiempos del ladrillo de Aznar pero ni él mismo hizo lo
más mínimo por corregir sus efectos... hasta que el ladrillo (y el cemento y el aluminio y...) se corrigió solo, destruyendo empresas y miles de empleos sin
que el leonés de Valladolid acertase con la solución.

Nadie ha hecho más por el PP que Rodríguez Zapatero, el de los discursos vacíos, hueros, hinchados de nada, engordados de aire. Sus cinco millones de parados
son la muestra más rotunda del fracaso de un hombre, de una idea, de un idealismo infantil, retrógrado y aldeano. Esos cinco millones de parados son cinco
millones de avales parta el triunfo del Partido Popular. Cada subvención vanamente puesta en ideología de género, en apoyo a los homosexuales de Puerto Rico,
en rescate de tumbas, en sectarismo, en torpeza fieramente ideologizada era una urna más a favor del PP. Todo ello sin necesidad de que Rajoy mostrara sus
propuestas. El PSOE va a perder por autodescarte. Al partido de cinco millones de parados, de los desahucios, de las empresas quebradas le ha debido salir el
prefijo “anti” para preceder al apellido que le califica.

Yo no me creo que el partido popular vaya a ganar tan sencillamente y menos por la goleada facilona que le anuncian las encuestas, siempre las encuestas se
hacen a favor de la corriente. Dados los antecedentes es fácil sospechar que algo puede ocurrir unas horas antes de abrir las urnas. Fracasados los intentos
(¿O era sólo un tenue ensayo para futura representación más drástica?) de los mozalbetes del 15-M, okupas de la Puerta de Sol, alguna sorpresa diferente ha
de temerse antes que permitir que el resultado de las urnas lleve a la derecha cavernícola, atrasada y guerra civilista (por favor, observen la ironía) al
poder, cualquier cosa antes que eso.

Y con el PP vendrán recortes, esos recortes que el mundo económico reclama, eso que eufemísticamente se llama “los mercados” (¿pero “mercado” no somos todos
los que compramos y pagamos, los que ahorramos y viajamos?), y sacrificios que soportarán la menguada clase media y la cada vez más extensa clase baja;
recortes y sacrificios que se disimularán convenientemente en los programas partidarios, en todos, pues la descalabrada economía será el objetivo
comprensible de todos los votantes, mientras se olvida rescatar los programas educativos en mano del Estado y que convierten a la Educación en eficaz agente
de la sumisión, mientras se permite a las televisiones que en nombre de la libertad de prensa alimenten de casquería inhumana a la escoria de la sociedad,
mientras se permite la desmoralización general, mientras se sigue premiando a la prensa adicta, mientras se consiente interesada y partidistamente el dislate
de las autonomías.

El PP esconde las tijeras por si hay suerte y llega a gobernar. ¡La que le espera!, hay cola de convocatorias de manifestaciones, huelgas, alborotos,
okupaciones y protestas varias... todo lo que antes no se hizo porque no convenía sindical, política o socialmente. Al PP se le va a alargar el nombre,
llegará a ser el Partido Impopular. Tiempo al tiempo. Afortunadamente hay más alternativas políticas, cosa que se suele olvidar. Pero... ¿hay alternativa
económica?

Cebrián, verdades, medias verdades y mentiras.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 2 Noviembre 2011

Escribe hoy Cebrián, el gran papa laico y comandante de la división acorazada Das Reich (el imperio de Polanco) y que siempre se ha atribuido el papel de
faro y guía de la progresía, pues eso que escribe una de sus homilías en El País que me ha llamado la atención.

La titula “Decir la verdad”, y en esa homilía brillan grandes verdades, alguna importante media verdad y una gran mentira implícita.

Comienza con una incoherencia hecha cita de Adam Smith sobre la maldad de los mercados, aunque en el texto reprocha a los gobernantes el estar “dispuestos a
echar la culpa de todos nuestros males a los mercados”. La tesis básica de Cebrián es ya vieja en él, y quiere en último extremo hacerle el caldo gordo,
antes a ZP y ahora a Rubalcaba y es insistir en que esta es una crisis sistémica, palabro que le encanta, y que en último extremo intenta blanquear las
culpas que tienen y han tenido en la crisis tanto ZP como Rubalcaba en lo que afecta a España.

Su primera gran verdad es recordarnos que eso de echarle la culpa a los mercados oculta hechos relevantes como el de que si Grecia está como está y mintió en
sus cuentas, ¿quién o quiénes de la UE aceptaron esas cuentas y las dieron por buenas?. O en España, nos resalta el hecho de que “el Banco de España y el
Gobierno proclamaran que teníamos el sistema financiero más sólido del mundo para acabar siendo el que precisa ser más recapitalizado”.

Segunda gran verdad, que la crisis de la deuda la originan tanto la voracidad de los agentes financieros como que está originada “también en la obsesión de
los políticos por asegurarse la reelección mediante el éxito económico, que justifican además con el argumento de que el crecimiento promueve por sí mismo la
democratización de las sociedades”.

Tercera gran verdad, hay que “decirle a la gente la verdad, aunque electoralmente no sea recompensada.”

Cuarta gran verdad, salir de la crisis también “significa trabajar más, pagar más impuestos, reducir gastos públicos corrientes, moderar salarios y precios y
regular el ejercicio de derechos sociales que no podemos financiar”.

Quinta gran verdad, el despiporre autonómico y municipal, “los problemas se ven agudizados además por una distribución de poder territorial basada en la
abundancia que expiró y en la irresponsabilidad fiscal de la mayoría de los Gobiernos autónomos y Ayuntamientos”.

Gran media verdad, es la idea que nos trasmite acerca de que nuestros gobernantes pintan poco en esta crisis y en su solución que depende más de cosas
externas tales como la reunión del G-20 en Cannes.

Y esa gran media verdad nos lleva a la gran mentira implícita de Cebrián, uno saca la impresión, a pesar de las grandes verdades que narra, de que nos dice
que bien, vale, estamos muy mal, pero que eso es por cuestiones externas, ajenas a nosotros, la crisis es sistémica y global, ergo ZP y Rubalcaba son
inocentes y buenos políticos.

Pero insisto en un hecho, si diez barcos navegan por el océano, y dos de ellos van comandados por capitanes que conocen su oficio, prevén la llegada de una
gigantesca tempestad y preparan su barco para capearla y toman las decisiones correctas cuando la tempestad aparece, seguro estoy de que esos dos barcos
padecerán la tormenta y saldrán de ella mil veces mejor que los otros ocho con capitanes que se pasan los días diciendo a la tripulación y al pasaje que
jijiji jajaja no pasa nada, tenemos el mejor barco que navega por los mares y podemos seguir con la juerga y que esos dos capitanes que están preparándose
para enfrentar la tormenta son unos agoreros.

Por primera vez en mi vida, le diré a Cebrián que me quito el sombrero, pero solo a medias.

El Presidente del talante farsante.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 2 Noviembre 2011

Faltaba en este día la nota macabra y la ha puesto Zapatero al decir que "me siento el principal responsable del paro". Lo de principal no es por su cargo,
sino para compartir responsabilidades con otros que no menciona, aunque claramente ya los enumeró en otras ocasiones, la crisis que siempre negó, el PP y su
política neoliberal con la burbuja inmobiliaria. Hace falta tener la cara de cemento armado y un cinismo extremo para atreverse a aparecer en público y decir
semejante mentira sin sonrojarse. Pero esto es a lo que nos tiene acostumbrados este incompetente, sectario, demagógico y patético sujeto.

Ya lo que faltaba es que el pelota mayor del reino, el visitador de gasolineras y todavía Ministro de Fomento, le califique como El Presidente de la paz".
Tamaña patochada solo puede venir de un elemento que gracias a su soberbia y prepotencia, logró que uno de los que forman la camarilla de los del caso
"Campeón", la trama de corrupción más grande de Galicia, cantase ante el juez como un lorito como venganza al ver detenida a su mujer por la policía. Su
exceso de confianza le ha llevado a estar en la picota en un asunto que puede acabar con su carrera política y quizás con sus huesos en la cárcel.

Es una ironía lo de Presidente de la paz, cuando lo que ha traído ha sido la crispación, impulsada por él mismo cuando le ha interesado, la desunión e
insolidaridad entre regiones de España con la promoción y aprobación del inconstitucional Estatuto de Cataluña, y la rendición del Estado de Derecho con sus
negociaciones con ETA pagando un precio político a cambio de que ETA deje de matar. La culminación de esta falsa paz ha sido la indignidad de la legalización
de ETA a través de la formación BILDU, en la que fue decisiva la intervención de los magistrados socialistas del Tribunal Constitucional, para revocar la
sentencia del Tribunal Supremo basada en informes policiales contrarios a la legalización.

La paz de los borregos y la cobardía manifiesta. Un comportamiento que dista mucho de lo que prometió defender el día que accedió al cargo. Y a este sujeto
es al que se le quiere poner un broche de oro como final de su carrera política, buscando la concesión del premio Nobel de la paz por sus logros en la lucha
anti terrorista contra ETA , cuyo resultado ha sido la más deshonrosa e indigna rendición del Estado de Derecho ante el terrorismo. Una actitud que se repite
de forma notoria en situaciones donde el terrorismo ataca intereses españoles. Ha quedado claro que España siempre paga y el delito compensa.

La mayor satisfacción de los ciudadanos será ver desaparecer de una vez de la vida política española a quien tanto daño ha hecho a España. El es el único
responsable como Presidente que marcó unas directrices de Gobierno,. Alguien que no dudó en gobernar de un modo sectario y totalitario, imponiendo leyes como
la de la Memoria Histórica y el adoctrinamiento político con la asignatura de Educación para la Ciudadanía, un engendro de corte similar al de la dictadura
con Formación del Espíritu Nacional.

Si algo hay que llamar a este Presidente es el del desastre y del sectarismo revanchista trasnochado. El sí que es el más fiel ejemplo de la caverna ultra
izquierdista, cuya obsesión enfermiza , soberbia y desprecio por el oponente político, el PP, ha llevado a España a la situación de catástrofe social y
económica que tenemos ahora. España se despeña sin remisión por la ineptitud e incompetencia de este dirigente y sus aduladores colaboradores. Lo peor es que
aún seguirá dos meses, tiempo más que de sobra para llevar la situación a un escenario imposible de imaginar. Lo de Grecia puede parecer casi una anécdota.

Sindicalismo antigualla
Juan Van-Halen. www.gaceta.es 2 Noviembre 2011

El Gobierno socialista ha hecho vivir a los sindicatos en una voluntaria inopia.

El hombre que pronto mirará al cielo acostado en una hamaca el tiempo que le deje libre su condición de miembro del Consejo de Estado y otras prebendas pidió
un día cariño a los sindicatos. Se lo dieron. Los sindicatos, instituciones recogidas en los artículos 7, 28 y 131 de la Constitución, están bajo mínimos de
credibilidad para la mayoría de los ciudadanos. Ese deterioro tiene no poco que ver con el cariño dado al Gobierno socialista que ha hecho vivir a los
sindicatos en una voluntaria inopia respecto a los intereses reales de los españoles.

La edulcorada huelga general de 2010, pese a la acción de los piquetes informativos de siempre, fue un fracaso. Aquella jornada tuvo un cierto tufillo
teatral, de amago sin convicción. La prueba es que los líderes sindicales continuaron con su cariño al Gobierno de Zapatero-Rubalcaba y, al tiempo, leyendo
con placer la sucesión de subvenciones que publicaba el BOE un día sí y otro también.

Méndez y Toxo se han movilizado por asuntos nimios en las comunidades gobernadas por el Partido Popular, que eran bastantes menos antes de las elecciones del
22 de mayo, pero no han dicho ni pío respecto a los parados que iban creciendo. Con cinco millones de parados según los últimos datos de la Encuesta de
Población Activa (EPA), los sindicatos siguen calladitos. Tras la terrorífica cifra de parados del mes de septiembre, Méndez y Toxo asumieron la consigna del
ministro de Trabajo, un sindicalista al fin, que culpó del paro a las comunidades autónomas, como si las políticas generales de empleo no respondieran a
decisiones del Gobierno. Las comunidades no son islas; el paro afecta, como no podía ser de otra manera, a todo el territorio nacional, aunque haya
comunidades que respondan mejor que otras por sus propias políticas de dinamización económica. El ejemplo más evidente, y comúnmente reconocido, es Madrid.

Los sindicatos se han convertido en unos paquidermos institucionales que responden a parámetros de actuación de hace un siglo y no a las demandas de la
realidad del siglo XXI. Deben afrontar más pronto que tarde una renovación profunda. Ni defienden los intereses de los trabajadores, que no deben entenderse
de la misma manera que hace un siglo en una sociedad con una amplísima clase media en la que el puro concepto de “proletario” no tiene sentido, ni puede
mantenerse el oscurantismo de una gestión que choca con la transparencia de una sociedad libre y de información abierta.

Los ciudadanos pueden saber en Internet lo que cobran los políticos, las actividades que ejercen y las que les vedan las incompatibilidades, y los bienes que
tienen, pero esa transparencia no llega a los líderes sindicales. Nadie sabe lo que cobran Méndez, Toxo y la turbamulta de líderes sindicales en todos sus
niveles. Y no me refiero obviamente a sus sueldos directos, sino a todas sus actividades: participaciones, fundaciones, consejos, etcétera, como ocurre en el
caso de los políticos. En cuanto a sus bienes, hubo que esperar a que lo destapase LA GACETA para enterarnos de que Toxo es propietario de un par de áticos
unidos en un edificio de viviendas de protección oficial, adjudicación que con sus ingresos declarados me malicio no cumple la norma. Los sindicalistas
deberían ser los primeros interesados en que los ciudadanos conozcan las actividades y bienes de sus dirigentes. Pero no lo son.

Se ha ido formando una especie de cúpula de intereses de los dirigentes sindicales que nada o poco tiene que ver con los intereses generales de los
trabajadores que, en un concepto moderno y real, somos todos los españoles que trabajamos, no esa concepción excluyente y rancia que a veces se maneja.

En una sociedad de la comunicación que distribuye la información de manera inmediata es inadmisible la figura de los llamados piquetes informativos. Se
convierten siempre en piquetes de presión, no siempre pacíficos, para impedir su derecho al trabajo a quienes optan por ejercerlo en situaciones de huelga.

Hay que revisar el concepto de liberados sindicales. Y podrían ejercer su función de otra manera. Cuando existe, y crece, una fórmula de trabajo
domiciliario, vía Internet, es muy discutible la necesidad de locales habilitados para ese menester y de liberados innumerables. Es una realidad
sobredimensionada y una anomalía en tiempos de crisis.

A menudo los liberados sindicales ejercen de figurantes o comparsas en toda movilización callejera sea en donde sea y para lo que sea. En televisión, una
señora comentaba que había reconocido a un jardinero municipal, un conserje y un cuidador de piscina de su ciudad, sin hijos en edad escolar, vestidos con la
camisa verde en una movilización educativa en Madrid. Los ciudadanos no nos merecemos estas imposturas.

El sindicalismo español tiene una escasa afiliación que no se corresponde con su pretendido peso político. Si tuviese que vivir de las cuotas de sus
afiliados otro gallo cantaría. A primeros de los ochenta, Margaret Thatcher planteó un pulso de renovación profunda al sindicalismo británico; y lo ganó.

Los sindicatos no pueden seguir siendo una especie de ministerio externo en Gobiernos de izquierdas y de palancas de agitación cuando gobiernan otros. Una
antigualla. La Thatcher lo tuvo claro.

*Juan Van-Halen es académico correspondiente de la Historia y de Bellas Artes de San Fernando.

Carta a Otegui de un exterrorista del IRA
Pepe Álvarez de las Asturias www.elsemanaldigital.com 2 Noviembre 2011

Shane O´Doherty estuvo 5 años en el IRA, cumplió una condena de 14 años y lleva 30 años pidiendo perdón a las víctimas. Fue el primero que lo hizo, pero
afortunadamente no el único.

"No, Arnaldo. Por mucho que lo intentes, la historia del País Vasco no se parece en nada a la del Ulster. En nada. Lee esta carta y lo
entenderás." Shane O.

Arnaldo (lo siento, no puedo considerarte "querido" ni "estimado"),

Tal vez yo no sea quién para decirte qué hacer o qué dejar de hacer en tu lucha armada y/o política; y probablemente no deba meterme en los asuntos de un
pueblo que no es el mío (y cuyas historias nada tienen que ver entre sí; nada en absoluto); pero si de algo han de servir mi experiencia y mi lucha, primero
como terrorista y luego contra el terror que yo mismo protagonicé, espero que sea para convencerte, a ti y a los tuyos, de que el único camino posible es el
que yo seguí. El único, créeme.

Yo, como tú, fui un terrorista activo. A los 15 años entré en el IRA Provisional, cansado de convivir con tanquetas, barricadas y soldados británicos armados
hasta los dientes (soldados, no policías; y de los más duros) en cada rincón de Free Derry; harto de sufrir el odio ancestral de los protestantes orangistas,
de ver cómo agredían a nuestros niños, quemaban nuestras iglesias "papistas" o nos asesinaban en actos terroristas (sí, en el Ulster matábamos los dos
bandos). Hemos sido un pueblo muy pobre, hambriento y humillado, desde siglos atrás (muy diferente al tuyo, siempre tan próspero y con un nivel de autonomía
que a nosotros nos habría ahorrado muchos muertos ), y eso también marca, porque somos uno con nuestra historia. Mi vida se vio especialmente marcada el
domingo 30 de enero de 1972, cuando me manifestaba por las calles de Free Derry, junto a otras 15.000 personas, a favor de los derechos civiles; vi al otro
lado de las barricadas el regimiento de paracaidistas británicos que vigilaba que no traspasáramos la "frontera" de la zona protestante. Y vi también cómo
empezaron a dispararnos indiscriminadamente y mataban a trece personas (seis de ellas de mi edad, 17 años) y herían de bala a otras treinta. ¿Tú has vivido
una experiencia semejante, Arnaldo, con muertos a tiros; o en tu "guerra" el enemigo sólo lanza pelotas de goma?

Después de aquel Domingo Sangriento pensé "si me tienen que matar, que sea por algo importante, no por una protesta civil", así que me apunté voluntario a un
sinfín de operaciones con explosivos y cartas bomba. No sé a cuántos ingleses maté; si es que maté alguno. Pero eso no importa, si el IRA mata y tú eres
parte del IRA, cada muerte es tu responsabilidad. A los 18 años era el terrorista más buscado, y a los 20 fui detenido y condenado a 30 cadenas perpetuas. Mi
primer día en prisión los guardias me sacaron de la celda a medianoche y me dieron una paliza: el IRA acababa de asesinar al padre de uno de los oficiales;
fue la primera de muchas palizas; luego me negué a vestir el uniforme de una prisión inglesa, y estuve 14 meses en la celda de castigo (sí, allí los presos
irlandeses no tienen privilegios, al contrario; muchos incluso han muerto en huelgas de hambre). Yo me creía fuerte, invencible, un auténtico guerrero de la
libertad. Pero comencé a darle vueltas a todo: "Estamos destruyendo nuestro país, a familias enteras, provocando terror y dolor. ¿Qué sentido tiene?" Estaba
orgulloso de haber atentado contra políticos y generales pero tenía dudas sobre el resto de mis víctimas. ¿Tú has llegado a sentir lo mismo alguna vez,
Arnaldo?

Pedí consejo al sacerdote de la prisión (¡sí, somos católicos!) y me regaló una Biblia. Leí los Cuatro Evangelios de una sentada y empecé a pensar que todo
era un error: la guerra, la violencia, las muertes. Comencé a escribir cartas a mis víctimas, multitud de cartas, y fui el primer terrorista del IRA que
abogó por el cese de la violencia y la rendición. Los demás -mis compañeros y mis enemigos- pensaron que me había vuelto loco: ¿un terrorista irlandés
pidiendo perdón? ¡Increíble! Tuve que luchar todo un año con el Gobierno británico y las autoridades de la prisión para que me permitieran enviar mis cartas
y publicar mis llamamientos en la prensa. Empecé a buscar la verdad y a tomar conciencia de los derechos humanos (¿te suenan, Arnaldo?). Mi propia conciencia
me condenaba por mis actos, después de una vida de violencia y terror. Llegué a la conclusión de que el terrorismo está en el interior de las personas, de
cada uno de nosotros; y cada uno tenemos que reconocer nuestra culpa y pedir perdón desde dentro, desde nuestra conciencia, desde nuestro corazón.

Cumplí una dura condena de 14 años. Cuando salí, el 4 de septiembre de 1989, empecé a estudiar y escribí un libro, The Volunteer, sobre mis años en el IRA y
pidiendo el fin de la lucha armada ("detén la guerra, la violencia es un error, pide perdón y entrégate"). No creo que lo hayas leído, Arnaldo, pero te lo
recomiendo. Mis compañeros lo hicieron y poco a poco fueron tomando conciencia de que no hay libertad con violencia (¡libertad, qué bonita palabra!), hasta
que finalmente dejamos la lucha armada y entregamos las armas, hace unos años. Hoy vivo en Dublín y trabajo ayudando a indigentes (te lo recomiendo también;
es una gran lección) además de dar conferencias por todo el mundo contando mi historia.

Después de cinco años en el IRA y treinta pidiendo perdón, a mis víctimas y a mi país, aún no me he perdonado del todo; cada día siento la responsabilidad,
la conciencia culpable de mi pasado. Pero mi experiencia puede hacer bien; por eso te escribo esta carta, a ti, a tu pueblo vasco y a todos los españoles. No
te engañes, Arnaldo, tu victoria política hoy, si ETA no se disuelve definitivamente y deja las armas, sólo va a traer más amargura y dolor.

Sinceramente, yo creo que ningún gobierno debe negociar con terroristas, ni con el IRA ni con ETA. Cuando hayáis cambiado vuestra conciencia, vuestro
corazón; cuando hayáis pedido perdón por la violencia y por las víctimas y destruyáis vuestras armas con testigos internacionales, entonces se podrá hablar
del fin de ETA. No hay más terrorismo en España que el que hay en los corazones de los terroristas; las falsas ideologías (¡pero si habéis sido España desde
hace siglos!) hacen que los jóvenes se conviertan en asesinos profesionales bajo el propósito de hacer un mundo mejor, pero la violencia siempre crea más
injusticias que las que pretende curar. Los asesinos no son una parte de los políticos; sólo los que se arrepienten en conciencia y se dedican al servicio
público, tal vez puedan llegar a serlo.

No sé qué intenciones te mueven a ti, Arnaldo. Si realmente promueves el fin del terrorismo o estás buscando poder para perpetuarlo. Yo sólo puedo decirte:
escucha a tus víctimas, escucha su dolor, el daño irreparable que has ocasionado. Y, si aún te queda conciencia, pídeles perdón; entregad las armas y
entregaos a la justicia. Éste es el único camino. Te lo dice alguien que encontró la salida.

Shane O´Doherty
Nota: este artículo ha sido escrito a partir de una conferencia de Shane O´Doherty, a la que asistí hace unos meses, tomando sus palabras literalmente
(salvo, obviamente, las que se refieren explícitamente a Arnaldo Otegui).

PUEDE BATIR EL RÉCORD DE SANCIONES
La Generalidad multa a 107 comercios en sólo seis meses por no rotular en catalán
La persecución al castellano aumenta más incluso con CiU en el Gobierno. Las multas en seis meses ascienden a 107 y pueden batir un récord al final del año.
 Libertad Digital 2 Noviembre 2011

El Gobierno de Artur Mas ha seguido a ritmo vertiginoso la tarea del tripartito a la hora de multar a los negocios que no rotulan en catalán. De hecho, la
Agencia Catalana de Consumo ha impuesto un total de 107 multas lingüísticas en la primera mitad del año a empresas que decidieron utilizar el español en sus
negocios.

Según informa La Voz de Barcelona, si se mantiene este ritmo de sanciones en lo que queda de 2011 se batiría el récord de multas lingüísticas por parte de la
Generalidad. De las 107 multas interpuestas 53 se han producido en la provincia de Barcelona.

Esta política de la Generalidad se mantiene pese a que el Tribunal Constitucional dictaminó que es ilegal, en su sentencia sobre el Estatuto: "El deber de
disponibilidad lingüística de las entidades privadas, empresas o establecimientos abiertos al público no puede significar la imposición a éstas, a su titular
o a su personal de obligaciones individuales de uso de cualquiera de las dos lenguas oficiales de modo general, inmediato y directo en las relaciones
privadas, toda vez que el derecho a ser atendido en cualquiera de dichas lenguas sólo puede ser exigible en las relaciones entre los poderes públicos y los
ciudadanos".

Mientras tanto, la Generalidad sigue escudándose en la Ley de Política Lingüística de 1998 impulsada por CiU y en la Ley del Código de Consumo de junio de
2010. Y haciendo oídos sordos el Ejecutivo catalán sigue con su proceso de inmersión lingüística y de persecución al castellano.

En este sentido, durante la primera mitad de este año, la Agencia Catalana de Consumo asegura haber revisado 1062 denuncias, que podrían ser anónimas, por lo
que un 10 por ciento de ellas han acabado en sanción. Este organismo asegura que la cantidad de multas es "muy baja".

El presidente de esta agencia, Alfons Conesa, llega a asegurar que "si hay voluntad de rotular en catalán, no hay sanción. No queremos sancionar y recaudar.
Solo queremos que la ley se cumpla. Es una cuestión de voluntad. Cuando hay una inspección, se señalan las deficiencias y se da un mes para solucionarlas. Si
se arregla, el expediente se archiva".

******************* Sección "bilingüe" ***********************
¿A quién votar el próximo 20 de noviembre?
Luis del Pino Libertad Digital 2 Noviembre 2011

El próximo 20 de noviembre encaramos las que quizá sean las elecciones más trascendentales de nuestra Historia democrática. Hasta tal punto son importantes,
que de ellas puede depender, incluso, la pervivencia de España como Nación.

En mi opinión, son tres los objetivos fundamentales que deberíamos plantearnos a la hora de decidir cuál ha de ser nuestro voto:

1) España necesita una izquierda moderna y fuerte, plenamente democrática, libre de corrupciones y con un carácter nacional. Una izquierda homologable a la
socialdemocracia alemana o al laborismo inglés. Una izquierda que no esté perpetuamente jugando a situar a España al borde del abismo institucional. Por
ello, es imprescindible que en las próximas elecciones el PSOE sufra el máximo castigo electoral posible, con el fin de que el resultado de los comicios haga
ineludible su renovación. El mensaje tiene que ser diáfano: el PSOE debe refundarse, o dejar paso a otro partido de izquierda libre de ataduras.

2) España necesita un gobierno fuerte, con una mayoría absoluta suficiente como para no sentirse hipotecado por las formaciones nacionalistas que llevan
cuarenta años constituyendo un auténtico cáncer para nuestro país. En estos momentos, el único partido en disposición de obtener esa victoria es el PP. Es
necesaria, por tanto, una victoria de los populares por una mayoría rotunda, que aleje de Rajoy la tentación de escudarse en el "necesario apoyo
parlamentario de los nacionalistas" para no acometer las reformas institucionales que España necesita.

3) Pero el objetivo más importante de las próximas elecciones es parar la hoja de ruta de negociación con ETA. Hoja de ruta al parecer respaldada tanto por
los dos partidos mayoritarios, como por las propias instituciones del Estado. Y es necesario parar esa hoja de ruta ahora, porque no vamos a disponer de
cuatro años para arrepentirnos de nuestro voto. La razón es muy sencilla: la presencia de mediadores internacionales apunta a que el paso final del proceso
consistirá en una declaración unilateral de independencia, una vez que las fuerzas independentistas tomen el control del Parlamento vasco en las próximas
elecciones autonómicas, previstas para 2013. Es necesario, por tanto, detener esa hoja de ruta antes de llegar a ese punto de no retorno. La inquietante
ambigüedad del programa electoral del PP en materia antiterrorista - que no recoge la ilegalización de Bildu, ni dice nada de la política penitenciaria - y
la muy elocuente reacción de Rajoy al nuevo comunicado trampa de ETA apuntan a las claras a que es todo el Estado el que está inmerso en el proceso de
negociación. Y es por eso que las próximas elecciones deben enviar a Rajoy un mensaje cristalino: que el pueblo español no desea que continúe avanzando por
esa senda.

Sin embargo, estos tres objetivos plantean un dilema. ¿Cómo conciliar el tercero de ellos con los otros dos? ¿Cómo otorgar al PP una mayoría rotunda y, al
mismo tiempo, mandarle a Rajoy el mensaje de que esa mayoría no es un cheque en blanco y de que no se desea que continúe con la hoja de ruta de negociación
con ETA, por muchas hipotecas que pueda haber firmado para llegar al poder?

La única forma que a mí se me ocurre de conciliar todos los objetivos es dejar de lado los sentimientos y decidir el voto con la cabeza fría. Y existe una
manera de que el PP obtenga una mayoría suficiente, sin por ello dejar de mandar a los populares el necesario aviso:

1) Si yo viviera en algún lugar distinto de Asturias o Madrid, votaría al PP sin dudarlo un minuto. Por convencimiento o por simple utilidad electoral.
Aunque fuera, incluso, con una pinza en la nariz. Sólo de esa manera se garantiza que el gobierno del PP no dependa de los nacionalistas y que el PSOE reciba
el máximo castigo electoral posible. Las encuestas no otorgan escaño en esas provincias a ningún otro partido que merezca la pena de ser votado. Por tanto,
en las actuales circunstancias, creo que es mejor evitar todo riesgo de que el voto sea inútil y por eso yo votaría al PP. Si es usted incapaz de vencer su
reticencia, a pesar de la gravedad del momento, pues entonces yo le recomendaría que vote UPyD, el único partido que aboga explícitamente por la devolución
de competencias autonómicas al estado central.

2) Para los que vivan en Asturias o Madrid, existen posibilidades alternativas al PP, que son las que permitirían enviar a Rajoy el necesario mensaje de
aviso. Entre el partido de Alvarez Cascos (Foro Asturias/Foro Madrid) y el partido de Rosa Díez (UPyD) tienen cinco escaños asegurados, según las encuestas
internas de los partidos. Ese voto alternativo en Asturias y en Madrid no pondría en riesgo la mayoría absoluta del PP y, sin embargo, podría resultar
fundamental para hacer que Rajoy entendiera que el voto que se le otorga no le habilita para gobernar de espaldas a los deseos de sus propios electores. Del
número de escaños que obtengan al final conjuntamente UPyD y Foro dependerá la nitidez del mensaje que Rajoy reciba. Si consiguieran un buen resultado
conjunto, se incrementarían las posibilidades de detener ya la hoja de ruta de negociación con ETA.

3) La abstención, el voto en blanco, el voto nulo y el voto a partidos testimoniales no son en estos momentos otra cosa que un simple desperdicio, en mi
modesta opinión. Y desperdiciar el voto en estas circunstancias me parece especialmente grave. Existen, de todas formas, personas tan hastiadas de la
situación, que no están dispuestas a votar por ninguno de los partidos citados, y que solo se prestarían a dar su confianza a caras auténticamente nuevas o a
partidos que propugnen una radical transformación del actual estado de cosas. Para esas personas, lo único que se me ocurre recomendarles es que echen un
vistazo al programa electoral del Partido de la Libertad Individual y que, antes que abstenerse, otorguen su voto a una formación que por lo menos parece
querer aportar un poco de aire fresco. Aunque me temo que son muy pocas las provincias en que se presenta.

Dicho todo lo cual, cada elector hará, al final, lo que a él le apetezca, como es lógico. Y estoy seguro de que el razonamiento que le lleve a decidir su
voto será, cuando menos, tan válido como el mío. Pero si estas reflexiones le han servido a alguien para terminar de decidirse, me daré por satisfecho.

Nariz desgastada (I)

Nota del Editor 2 Noviembre 2011

Está claro que el PSOE tiene que desaparecer. Está claro que el PP no tiene intención de hacer algo positivo. Según consta en sus programas electorales, ningún grupo defiende la medida más elemental y prioritaria para que España pueda mejorar, que es dejar la lengua comùn española libre y derogar todas las leyes de lenguas regionales, lo que propone con otras palabras el Congreso de la Sociedad Civil, que envió a todos los partidos para que el que tuviera las ideas claras e interés por arreglar España lo incorporase en su programa.

Ningún partido lo ha hecho, y por tanto, recomiendo votar al partido minoritario que más rabia le dé, con la seguridad de que no servirá para que ningún partido nuevo se convierta en otro más. Ya tenemos bastantes monstruos.

A continuación incluyo algunas de las propuestas inadmisibles

http://www.p-lib.es/wp-content/uploads/2011/09/P-Lib-Programa-10-br.pdf
27. LENGUAS. Eliminación de toda imposición o restricción respecto a cualquier lengua.

http://www.upyd.es/contenidos/noticias/318/69006-Programa_Electoral_UPyD_Elecciones_Generales_2011#_Toc307308930
2.3 – Igualdad de derechos lingüísticos
19 - En las Comunidades con dos lenguas oficiales debe asegurarse la igualdad de derechos lingüísticos en el trato con la administración, en la educación
obligatoria y en todos los servicios públicos. En el artículo 14 CE que prohíbe la discriminación se incluirá, tras la palabra “raza”, la palabra “lengua”.
Por otra parte, las lenguas no tienen derechos políticos, y por ello se suprimirá el artículo 3.3 CE: “La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas
de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección”.

http://www.foroasturias.es/programa-electoral/16/32-educacion-de-calidad/
FORO ASTURIAS considera la educación como una de las actividades de mayor trascendencia para la sociedad, por ello la tendrá como un pilar básico para el
cambio y el despegue del desarrollo de nuestra región, con la consolidación de las destrezas básicas en las etapas de Educación Infantil, Primaria y
Secundaria, destacando entre ellas la competencia comunicativa en la propia lengua y en una o dos lenguas extranjeras.

http://www.alternativaespanola.com/programa_3.php
Nada sobre la lengua común española

http://www.falange.es/index.php?option=com_content&view=article&id=860&Itemid=296
Nada sobre la lengua común española



Recortes de Prensa   Página Inicial