AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 7  Noviembre 2011

 

¿Cómo tiene Rubalcaba la caradura de presentarse a las generales?
Roberto Centeno El Confidencial 7 Noviembre 2011

Después de habernos llevado, junto a Zapatero, a la mayor ruina económica, política y social de nuestra historia en tiempos de paz (y después de haber traicionado a los españoles, legalizando a una banda de asesinos y entregado el gobierno de una de las provincias más ricas del país) Rubalcaba se atrevió a afirmar hace solo tres meses que sabía perfectamente cómo acabar con el paro. Desde entonces el desempleo no solo no ha bajado: ha crecido más que nunca. Y, sin embargo, Rubalcaba ha convertido en eje central de su campaña el mensaje de que el Estado de bienestar, que él mismo ha hecho inviable, se encuentra en riesgo si gana el PP.

Siendo así, ¿cómo este irresponsable puede tener la desvergüenza de presentarse a las elecciones del 20-N? Peor aún, ¿cómo es posible que existan todavía más de ocho millones de personas (siete, descontando a aquellas atadas al pesebre) capaces de seguir creyendo a este apóstol de la incompetencia y, en consecuencia, capaces de votar su propia ruina y la de sus hijos? Como decía France-Soir, “los izquierdistas españoles, al contrario que los europeos, están tan llenos de odio por lo que llaman derecha que en su sectarismo ciego ignoran completamente el desastre económico y social al que les han llevado sus dirigentes. Son incapaces de exigirles responsabilidades por ello”.

Un paro desbocado: crece 1,6 millones de personas en tasa anual
Las cifras de desempleo de la EPA publicadas el viernes han sido aterradoras: un 22,5% de paro, cifra que Eurostat corrigió al día siguiente. El triple que los países centrales de Europa y más paro que todos los grandes países de la UE juntos. El paro juvenil es de casi el 50%, una situación inédita que condena a la mitad de nuestros jóvenes al ostracismo más absoluto o a la emigración. Más grave incluso es que estas cifras muestran que en el tercer trimestre el ritmo de destrucción de empleo se ha acelerado hasta el equivalente a 1,1 millones de personas en tasa interanual. Parecía imposible; nadie imaginaba que la cosa podía empeorar.

Pero los socialistas son capaces de todo. En octubre batieron un record histórico con 134.000 nuevos parados, lo que significa que la tasa de destrucción de empleo interanual ha escalado hasta los 1,6 millones de personas. La otra cara de la moneda es que la Seguridad Social ha perdido dos millones de cotizantes desde 2007, y casi 300.000 desde que Rubalcaba dijo que el Estado de bienestar estaba en riesgo si ganaba la derecha. Es incomprensible que después de cinco millones de parados oficiales y seis reales y ahora que se destruyen 7.000 empleos por día laborable la gente no salga a la calle a pedir la cabeza de los responsables.

¿Cómo es posible que Rubalcaba -el hombre que afirma que el Estado de bienestar se encuentra en riesgo si gana el PP cuando su partido ha dejado a casi tres millones de personas tiradas en la cuneta sin subvención ni prestación alguna- tenga la desfachatez de presentarse a las elecciones? En cualquier país civilizado le habrían echado a patadas de su propio partido. Y, sin embargo, ahí lo tienen: ignorando el paro, ocultando la destrucción del Estado de bienestar y diciendo memeces del tipo “No nos someteremos a lo que digan los mercados”.

¿Cómo que no hará caso de los mercados? Entonces, ¿por qué no explica a los españoles de dónde va a sacar los 150.000 millones de euros de deuda pública que vencen en 2012?; ¿de dónde los 100.000 millones más que España necesita para cubrir la diferencia entre los ingresos y los gastos públicos en 2012?; ¿de dónde el dinero para pagar la sanidad, a los jubilados, a los parados y para mantener el resto de prestaciones sociales?

Después de este desastre, cuando todos los países están haciendo reformas aceleradamente, Zapatero, con la prima de riesgo al límite, afirma que España ya no necesita reforma alguna; presume incluso de que no hemos tenido que ser rescatados. ¿Qué son entonces las compras masivas de deuda española por parte del BCE desde agosto, compras que han aplazado nuestra bancarrota?; ¿por qué bancos y fondos extranjeros están vendiendo masivamente todo la deuda española que poseen? Solo por el hecho de tener unas elecciones a las puertas, España se salvó el viernes de ser sometida en el G-20 a nuevas exigencias y a la intervención directa o indirecta del FMI, mientras el conjunto de la economía experimenta un deterioro tal que deja asombrados a los analistas.

Por qué votar socialista es votar ruina
Ya lo expliqué en una ocasión, pero quiero recordarlo hoy cara a las elecciones. Siempre que el partido socialista ha gobernado esta nación la ha llevado a la ruina. Este es un hecho inmutable. Sin la existencia del socialismo, España sería hoy mucho más rica, infinitamente más culta e infinitamente más justa. Son los líderes socialistas los causantes de nuestra ruina, pero son sus votantes quienes han hecho posible el desastre.

La primera vez que el socialismo hundió económicamente al país fue en la crisis de 1932, aquella que los historiadores izquierdistas achacan a “la traición de empresarios y banqueros para sabotear la República”. La realidad fue que el Gobierno de la República actuó con una incompetencia económica absoluta. Su única preocupación, como nos recuerda el profesor Velarde, fue la destrucción de los logros económicos de Primo de Rivera, los mayores de la primera mitad del siglo XX.

Ortega y Gasset, en su discurso ante las Cortes Constituyentes en julio de 1931, afirmó que “si el régimen hoy naciente no triunfa en la economía, no tiene porvenir”. Espantado después por la ineptitud del Gobierno clamaría: “Es menester que encarguéis (la economía) a las personas más autorizadas que en España haya. Y si no hay bastantes traedlas del extranjero”.

Marcelino Domingo, ministro de Agricultura -del que Alcalá-Zamora decía que “estaba tan ayuno de preparación, que era incapaz de distinguir el maíz de las algarrobas”-, con el mito republicano del pan barato decidió importar grandes cantidades trigo a finales de 1931. Cuando en 1932 dicho trigo estaba llegando al país, se recogió la mayor cosecha en años. El exceso de oferta hundió los precios y sumió a los campesinos en el hambre y la miseria. El otro mito republicano, la peseta fuerte, sosteniendo un tipo cambio artificial, nos daría la puntilla.

En 1933 la izquierda perdió el poder, que intentó recuperar en octubre de 1934 alzándose en armas contra el Gobierno legítimo, y que recuperó con el fraude masivo en las urnas de febrero de 1936, elecciones en cuya campaña el socialista Largo Caballero aseguraba que “si perdemos, iremos a la guerra civil”. Decidieron no correr más riesgos electorales y aplastar a la media España que no pensaba como ellos, lo que haría inevitable la guerra. “El Gobierno de la República ha caído en manos de unos pistoleros”, clamó D. Miguel de Unamuno desde Salamanca. Las ocupaciones de tierras y fábricas a partir de febrero harían caer la renta per cápita un 13% hasta julio.

Zapatero deja una bomba de 250.000 millones de euros entre vencimientos de deuda y necesidades de financiación para 2012 solo del Estado, que España ya no puede obtener, porque desde agosto solo nos compran deuda el BCE, bancos y cajas a cambio de que se les deje seguir mintiendo en sus balances y la caja de la Seguridad Social.

La era González, después de una etapa expansiva entre 1986 y 1990 derivada de nuestra incorporación a la UE, concluyó en catástrofe a causa de un considerable déficit del sector público, de una política monetaria restrictiva y, por ello, con altos tipos de interés, y de una peseta fuertemente sobrevalorada, y de las rigideces estructurales. La Seguridad Social, quebrada; la industria, aniquilada por el desastre de la reestructuración siderúrgica, naval y textil; una negociación desastrosa para entrar en la UE; el paro, por encima del 23% y los monopolios públicos, privatizados a precio de saldo, lo que supuso un expolio de dos billones de pesetas a los españoles. Ahora dan lecciones de cómo arreglar España.

Todo esto palidece comparado con el legado de Zapatero. Un legado que seguirá causándonos daños incalculables una vez desaparecido el personaje, pues sus concesiones en Bruselas aniquilaran el crédito a familias y empresas en 2012 y 2013. Deja, además, una bomba de 250.000 millones de euros entre vencimientos de deuda y necesidades de financiación para 2012 solo del Estado, que España ya no puede obtener -desde agosto solo nos compran deuda el BCE, bancos y cajas a cambio de que se les deje seguir mintiendo en sus balances y la caja de la Seguridad Social-, más 200.000 millones de vencimientos de bancos y empresas, imposibles de pagar. Ningún país del planeta puede salir de una crisis sin crédito y con deudas cuyas amortizaciones e intereses en un solo año superan el 40% de su PIB. Esta vez el socialismo español se ha superado a sí mismo. Esperemos que el 21-N esta plaga desaparezca al menos durante la próxima generación.

El PSOE no aceptará la derrota.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 7 Noviembre 2011

Durante las dos aciagas legislaturas de Zapatero, los socialistas, con ZP a la cabeza, han repetido su panoplia de mantras durante los ocho años, han terminado siendo cansinos. Uno de los que más hartazgo ha producido ha sido ese de “El PP no acepta la derrota en la urnas, el PP no sabe aun que ha sido derrotado dos veces, etc.”, la gran pregunta, o una de las grandes y que tendrá una trascendencia vital es ¿aceptará el PSOE la derrota y actuará democráticamente? Para nuestra desgracia ya sabemos la respuesta, no.

Nos han destrozado como país gobernando y terminarán de destrozarnos aun más desde la oposición, es el sino del escorpión, es su naturaleza.

Los socialistas seguro que son un desastre nacional, es cierto que son peor que una plaga destruyendo economías, haciendas y futuros, pero también sabemos que son maestros en el agit-prop, en desestabilizar, en hacer montañas de granos de arena, en sacar a la calle a montones de gente para poner el grito en el cielo porque alguien quiera arreglar alguno de sus desaguisados.

Sabemos que controlan la mayoría de los medios y en lugar de disfrutarlo se reconcomen con lo que llaman la caverna mediática que no dejan de ser cuatro gatos mediáticos. Sabemos que no aceptarán la derrota, y tan es así que antes de perder ya están montando pollos sin cuento. Tienen a los sindicatos que deben al PSOE agradecimiento por los muchos cientos de millones de euros que les ha dado graciosamente y sabrán montar pifostios a porrillo.

Sabemos que el PSOE jamás, y ya desde los primeros años del siglo XX, ha asumido una derrota y reaccionado democráticamente, y esta vez tampoco lo hará, y jugará en casa, en el sentido de que Rajoy es casi de los suyos, porque con tal de que la progresía no le acuse de cosas es capaz de no hacerlas. Eso, no obstante no le evitará que le monten los progres rojos con valores crispadores tiberios continuos con motivos o sin ellos, eso no importa.

El PSOE sigue disponiendo de las cloacas del Estado, siempre a su servicio, y ojo a ver qué se les ocurre para estas elecciones. Dispone de los indignados, cuenta, como digo, con los sindicados sin clase, tiene los medios, televisiones y radios, y va a montar la de San Quintín, porque si algo conocemos es el dogma progre número 19 que dice, “Si gobierna la derecha tenemos derecho a expresar libremente nuestra oposición de la forma más democrática, intentando echarlos a empellones y si no es posible, tenemos derecho a amargarles la existencia del modo que sea con el todo vale, y para nosotros todo es todo.”

Y sé positivamente que a Rajoy le darán por todas sus esquinas y el sonreirá bobaliconamente o solo dirá “Pero si yo no crispo y leo El País todos los días mientras oigo la SER”.

Tribunales
«Txapote», condenado a 105 años por el asesinato de Buesa y su escolta
Madrid - Efe La Razón 7 Noviembre 2011

La Audiencia Nacional ha condenado a 105 de cárcel al exjefe militar de ETA Francisco Javier García Gaztelu, "Txapote", por el asesinato del dirigente socialista Fernando Buesa y su escolta en 2000 en Vitoria, en la primera sentencia dictada por este tribunal tras el anuncio de la banda del cese definitivo de la violencia.

Así lo ha acordado la sección cuarta de la Sala de lo Penal en una resolución notificada hoy en la que condenan a "Txapote" a dicha pena de cárcel por dos delitos de asesinato terrorista, otros dos de lesiones, uno de estragos y otro de falsificación de documento oficial.

Asimismo, la Sala, integrada por la presidenta Ángela Murillo y los magistrados Carmen Paloma González y Juan Francisco Martel, condenan al exdirigente de ETA a indemnizar a los familiares del que fuera portavoz del PSE en la Cámara vasca con 500.000 euros y con la misma cantidad a los del escolta.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

'Los desagües del Estado'
González y Rubalcaba, unidos por el GAL
Manuel Cerdán www.gaceta.es 7 Noviembre 2011

Sus palabras les delatan. Un repaso a la hemeroteca muestra cómo se las gastaban González y Rubalcaba en los años noventa para negar y ocultar los escándalos que socarraban el felipismo. El hoy candidato del PSOE hacía el papel de perdonavidas de la Presidencia.

Era una tarde calurosa de julio de 1995. El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, no la habrá olvidado porque, sin duda alguna, fue uno de los momentos más difíciles de su tórrida carrera política. Rubalcaba, entonces con sus galones de ministro de la Presidencia, daba la cara una vez más para desviar las responsabilidades de su Gobierno en la guerra sucia contra ETA y para acallar a quienes señalaban a su jefe como la X de los GAL. El portavoz del Ejecutivo, cargo en el que Rubalcaba se mantuvo durante todo el trienio 1993-96, en el que le tocó asumir situaciones verdaderamente patéticas a costa de los casos GAL, Filesa, Fondos Reservados, escuchas ilegales, Roldán y papeles secretos del Cesid, entre otros, se enfrentaba aquel día de verano a uno de los momentos más angustiosos de su tarea de prestidigitador de La Moncloa. El ex secretario general de los socialistas vascos Ricardo García Damborenea acusaba a Felipe González en sede judicial de estar al tanto de la creación de los GAL. El dirigente vasco había sido interrogado por el juez Garzón a raíz del secuestro de Segundo Marey y señalaba a González como la cabeza de los escuadrones de la muerte. Al entonces portavoz Rubalcaba le tocaba desempeñar el papel de perdonavidas de la Presidencia, como lo hizo en cientos de ocasiones. Y así se pronunciaba Alfredo el 28 de julio de 1995: “El Gobierno entiende que hay motivo para una querella (contra Damborenea) y por eso elevamos al fiscal general del Estado un escrito para una querella que, por una parte, tiene que ver con desacato al presidente del Gobierno y, por otra parte, con un delito de apología del terrorismo”.

¡Sorprendente y delirante! El portavoz del Gobierno acusaba a Damborenea de “apología de terrorismo” cuando, como muy bien él sabía, había participado en el nacimiento de los GAL y colaborado durante años en su encubrimiento, como también lo hicieron el presidente y varios miembros de su Gabinete. ¿Apología de terrorismo, cuando un magistrado de la Audiencia Nacional lo sentaba en el banquillo por un delito de secuestro? Un juego de cintura para entretener a los periodistas y confundir a la opinión pública, lo que era la tónica en aquellos tres años de Gobierno felipista. Como si alguien acusara al etarra Henry Parot por saltarse un semáforo en rojo y obviara sus 82 asesinatos. Y ni que decir tiene que, posteriormente, ni Rubalcaba ni González propiciaron la anunciada querella. Todo era una farsa como las demás explicaciones del Gobierno sobre los GAL.

Quizás quien mejor ha sabido esbozar ese momento de la política felipista de la confusión y del engaño ha sido el policía José Amedo cuando denunció en un juzgado al ex portavoz del Gobierno: “Si yo fui delincuente por participar en las acciones de los GAL, también lo fue Rubalcaba que formaba parte del Gobierno que me lo pidió”. El subcomisario de Bilbao no se conformó con querellarse contra el candidato socialista en un juzgado de Pozuelo de Alarcón sino que, en una ampliación de la querella, acusa a Rubalcaba de reunirse con su abogado para “negociar la ocultación de la creación de los GAL por el Gobierno de González”. Amedo piensa entregar en el juzgado una cinta magnetofónica con unas grabaciones que dan crédito a sus palabras. Asimismo, solicita la declaración de una serie de personas que participaron en las negociaciones, entre quienes se halla el dirigente socialista Txiki Benegas.

Ahora 16 años después, como salidos del túnel del tiempo, González y Rubalcaba se presentan juntos en varios mítines electorales para decirles a los votantes que ellos son el futuro de España. Como me decía el magistrado Javier Gómez de Liaño, difícilmente podremos apostar por el futuro si antes no hemos escrito lo acaecido en el pasado. En cuanto a los GAL, permanecen muchas páginas escritas en blanco. Y otras muchas con borrones, como esta antología de manifestaciones de Felipe González sobre los GAL y la guerra sucia:

-“Las acciones de los GAL son un terrorismo de respuesta” (07-05-1984)
-“El Estado de Derecho se defiende en las tribunas y en los salones y también en los desagües” (29-05-88)

-“Nunca autoricé, ni nunca encubrí …) Yo no soy el señor X, eso es falso, radicalmente falso… Es imposible que algún día se pueda demostrar…” (09-01-95)
-“Los atentados de los GAL se realizaron entre 1975 y 1986, se iniciaron pues antes de nuestra llegada al Gobierno con el que acabaron” (08-02-95)

-“Yo creo que la Justicia tiene que determinar la responsabilidad de cada cual” (20-07-95)
-“El Gobierno no comete ilegalidad... Yo confío en la acción de la Justicia, la apoyaré y la respaldaré…” (27-07-1995)

-“Esa mezcla extraña entre Gobierno y Sindicato del Crimen pues resulta que algunos expedientes aparecen en algunos medios del glorioso periodismo de investigación (…) En España el secreto profesional se respeta, pero no el secreto de Estado (…) Ningún problema de tipo personal como estos pequeños miserables creen, a mí me preocupa mi país y no me gusta esa combinación fatídica entre Poder Ejecutivo, Sindicato del Crimen y un Legislativo...” (12-05-97)

-“Siempre hay que afirmar el acatamiento a cualquier resolución del Tribunal Supremo, pero afirmado ese acatamiento, me parece radicalmente injusta porque condena sin pruebas a dos personas inocentes (Barrionuevo y Vera). El Tribunal Supremo es en parte víctima de una operación política …, encaminada a criminalizar un Gobierno democrático...” (31-07-1998)

Afortunadamente, con respecto a la guerra sucia contra ETA, los españoles tienen muy pocas dudas de quién fue la X de los GAL. Lo sorprendente es que los mismos que se sentaron con ETA en Argel en 1986 y llegaron a un principio de acuerdo con Domingo Iturbe Txomin para conceder indultos a terroristas etarras y cabecillas políticos de los GAL se presenten ahora en plena campaña electoral como catalizadores políticos y apuestas de futuro. Ahí sí hace daño la Memoria Histórica. Y en el caso de Felipe González y Pérez Rubalcaba les une la letra X.

Reyes Mate y las víctimas del terrorismo
"Es una novedad revolucionaria y transformadora relacionar la justicia con la mirada de las víctimas del terrorismo”
EIG. Redacción. San Sebastián. Raúl González Zorrilla Periodista Digital 7 Noviembre 2011

El filósofo Manuel Reyes Mate, uno de los más destacados pensadores internacionales en el ámbito de la memoria y la macrovictimación, y especialista en el estudio del papel de la filosofía después del Holocausto y Auschwitz, ha participado recientemente en San Sebastián en un Encuentro Internacional dedicado a la figura del profesor Antonio Beristain.

En esta serie de conferencias, presentadas bajo el título genérico de “Hacia una justicia victimal”, el autor de “La herencia del olvido” explicó que, tras la declaración etarra de cese definitivo de la violencia, hacer justicia es una “responsabilidad con respecto a la sociedad occidental”, y, en este sentido, señaló que es imposible que exista la justicia “sin contar con las víctimas”...

Manuel Reyes Mate describió cómo, en su opinión, el terrorismo genera unos daños personales (hombres y mujeres que han sido asesinados, heridos, exiliados o afectados de algún modo por los atentados) y unos perjuicios sociales, en forma de fractura y empobrecimiento general de la colectividad. “A las víctimas individuales se les hace justicia a través del reconocimiento y de la memoria, pero para hacer justicia a la sociedad es necesario que se suture la fractura grupal provocada por los terroristas”.

Para el también autor de “La razón de los vencidos”, “la voz de las víctimas tiene que ser la voz de los que, por haber sido aniquilidados, ya no pueden hablar”, y recordó cómo, desgraciadamente, la justicia, en Occidente, se ha construido sobre “el silencio de las víctimas”.

“Durante los últimos siglos, y hasta hace apenas unos años, el testimonio de las víctimas se ha devaluado. De hecho, las grandes teorías judiciales, sobre todo las más modernas, exigían que se hiciera abstracción de la injusticia y de las víctimas por ésta provocadas. El pensamiento occidental, desde la cultura, el arte o la política, ha prestigiado la violencia hasta el punto de que la justicia se enfocaba hacia la reinserción o el castigo del victimario, pero casi nunca se prestaba atención a las víctimas”. En su opinión, es una novedad radical relacionar la justicia con las víctimas del terrorismo. “Hay algo que ven las víctimas que los demás no vemos; la mirada de las víctimas aporta a la realidad algo que a los demás se nos escapa y, sobre todo, es la que permite que esta misma realidad se reconstruya acertadamente.”

A juicio de Reyes Mate, las víctimas del terrorismo “están transformando el concepto de la justicia” ya que, hasta hace muy poco tiempo, el delito solamente se consideraba como un atentando a una determinada normativa. Hoy sabemos que las infracciones son quebrantamientos de las leyes pero que, sobre todo, son daños hechos a una o a varias personas. “Y esto es revolucionario porque, de esta forma, aparece el concepto de ‘tiempo’ en la justicia. La reparación del menoscabo realizado a un determinado precepto puede dilatarse infinitamente en el tiempo, pero este alargamiento indeterminado de los plazos no puede reproducirse cuando se observa la situación desde el punto de vista de las víctimas.”

“Las víctimas de ETA nos sentimos defraudadas por los gobernantes”
Esther Gala www.gaceta.es  7 Noviembre 2011

Daniel Portero, presidente de Dignidad y Justicia.
Hijo del fiscal Luis Portero, asesinado por ETA en octubre de 2000, el presidente de Dignidad y Justicia insta a ilegalizar Bildu y Amaiur, y lamenta la politización de la Justicia.

-El comunicado de ETA es...
-... un nuevo engaño.

-¿Por qué no entregan las armas?
-Necesitan negociar con España y Francia y sin armas no son nadie.

-De pedir perdón a las víctimas, ¿mejor no hablamos?
-Nunca lo han hecho de forma creíble.

-¿El comunicado es una maniobra electoral maquinada por Rubalcaba?
-Yo diría que por el PSE.

-¿Influirá en las urnas?
-No.

-¿Por?
-La gente está más preocupada por llevar dinero a casa que por los malabares del PSE y Bildu.

-El aquelarre de San Sebastián fue la antesala del comunicado.
-Fue una pantomima. No ha sido ni una conferencia, ni tenía carácter de paz.

-Todo mentiras y eufemismos.
-No hay dos bandos enfrentados. Sólo uno que pone los tiros.

-¿Quién ha financiado la conferencia?
-Debe averiguarlo el próximo Gobierno. Tendrá que pedir explicaciones a los Servicios Secretos.

-¿Cuál es la postura de las víctimas de ETA ahora?
-Nos sentimos defraudados por los gobernantes.

-Lo peor ha sido...
-... el chivatazo a ETA y el engaño sobre la disolución de ETA.

-Duran i Lleida echa más leña al fuego. “No es hora de venganza”, dice.
-Nadie quiere venganza, sólo justicia y dignidad.

-¿Veremos más movimientos de presos antes del 20-N?
-No sería nada nuevo.

-Cada acercamiento supone...
-... una traición a la memoria de Miguel Ángel Blanco.

-Urkullu habla de una política penitenciaria “flexible”.
-Él es partidario de la izquierda abertzale.

-¿Y Jesús Eguiguren?
-Es un traidor.

-A los recortes en seguridad se suma la retirada de escoltas.
-Es un error que espero se subsane.

-El TC dio luz verde a Bildu. Su sentencia también ha defraudado a muchos.
-Hay que reformar el sistema de elección de los miembros del TC. ¡Están politizados!

-Nada que ver con la juez Ángela Murillo.
-Su reacción con Txapote es comprensible en un ciudadano de bien.

-Sacar a los radicales de las instituciones públicas es una prioridad.
-Ilegalizar Bildu y Amaiur es un compromiso del PP con las víctimas.

-¿Martín Garitano?
-Su nombre es sinónimo de ETA.

-Con las elecciones a la vuelta de la esquina, ¿qué pide al futuro Gobierno?
-Aplicar la Ley de forma estricta, acabar con ETA mediante la Policía y dispersar a los presos.

Televisión, televisor, audiencia y política.
La tarea de Rajoy tras el 20-N
Las televisiones autonómicas son un agujero sin fondo y sin audiencia
Las 13 cadenas costaron al contribuyente casi 2.000 millones de euros en 2010
Periodista Digital 7 Noviembre 2011

El País, que pertenece a un grupo que se pegó un tremendo castañazo periodístico y financiero con Localia TV, pone el foco en la Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), también conocida como Canal 9, donde tienen empleadas a 1.800 personas, más gente que Telecinco, Antena 3 y La Sexta juntas.

Canal Sur (1.680 empleados) o Telemadrid (1.200) están en la misma senda, pero no son las únicas, como pone de relieve Javier Martín en un largo y documentado reportaje, que comienza revelando que la Televisión del Principado de Asturias (TPA) no sigue las correrías de los políticos en la campaña electoral que culminara el 20-N, previsiblemente con una arrolladora victoria de Mariano Rajoy.

Y no lo hace la TPA por principios o falta de interés, sino porque no tiene dinero para eso.
Es el último capítulo del culebrón que vive la Radio Televisión del Principado de Asturias (RTPA) desde que gobierna en la comunidad Francisco Álvarez-Cascos. De la noche a la mañana, fiel a su estilo, cortó el grifo del dinero a la televisión regional. Un hecho histórico entre los medios de comunicación públicos, que, en primer lugar, se dedican a ser espejo y altavoz del Gobierno de turno.

Mientras la mayoría de los Gobiernos autónomos, obligados por la crisis, han cortado en torno al 10% su aportación al presupuesto de las televisiones regionales del año 2012, Álvarez-Cascos lo cortó con carácter inmediato y retroactivo.

De poco vale argumentar que la RTPA es, en términos absolutos, la televisión menos cara de todas las autonómicas, con un presupuesto de 37 millones, de los que 11,3 los aporta el Gobierno regional.

Desde la restitución de la democracia en 1976, excepto La Rioja, Navarra, Cantabria y Castilla y León, el andamiaje institucional de cada autonomía se ha apoyado también en una televisión pública pagada con una doble vía de ingresos, los presupuestos públicos y los ingresos publicitarios. Vascos, catalanes y gallegos fueron de los primeros en crear sus propias radios y televisiones con el objetivo, entre otros, de preservar y fomentar la lengua vernácula.

Un cuarto de siglo después, estas tres televisiones, junto a Canal Sur de Andalucía, y la reciente AragónTV, son las más arraigadas en su zona, aunque su media mensual casi siempre esté por debajo del 14%; es decir, la mayoría de gallegos ve canales diferentes a Tele Galicia, la mayoría de vascos, canales diferentes a los de Euskal Telebista (su canal en euskera solo lo sigue el 1,7% de los vascos) y parecido ocurre con los catalanes o los andaluces.

Se calcula que las 13 televisiones públicas autonómicas costaron al contribuyente casi 2.000 millones de euros el año pasado, más un endeudamiento de 1.500 millones "por los déficits de explotación del pasado", según contaba hace un año el entonces presidente de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas, Alejandro Echevarría. En 2007, por ejemplo, en una jugada similar a la del Gobierno central con RTVE, la Generalitat de Cataluña se hizo cargo de la bola de nieve en forma de 1.000 millones de euros, hecha durante los 23 años de Gobierno de Pujol.

Este año será peor para el panorama de la televisión autonómica, pues a una reducción generalizada del dinero que cada Gobierno da a su televisión (en torno al 10% menos), se añade la drástica caída de ingresos por publicidad. Para paliar los menores ingresos por ambos lados (Gobierno autónomo y publicidad), los recortes han llegado a la reducción del salario, como es el caso de la mastodóntica plantilla de la televisión catalana, unas 1.800 personas.

En total, las televisiones autonómicas emplean a 10.000 personas, "que hacen lo mismo que pueden hacer Telecinco o Antena 3 con 1.000 personas de plantilla", según explicó Echevarría el pasado año.

Anualmente la consultora Deloitte publica, a petición de UTECA (Unión de Televisiones Comerciales Asociadas) un informe económico sobre el coste de las teles autonómicas. Según el de 2010, las que salen más caras al ciudadano son Euskal Telebista, que cuesta 253 euros por hogar vasco, seguida de la de Cataluña (209 euros), la de Valencia (202 euros), la de Murcia (192 euros) y la de Andalucía (173 euros). A lo que habría que sumar el coste de TVE y, probablemente, el de la televisión municipal de turno.

Pese a que los cálculos proceden de parte interesada -las televisiones privadas que aspiran a obtener la publicidad de las públicas-, sus números se quedan cortos si se miden de otra forma. El estudio anual se hace sobre hogar, ya que, en definitiva, cada hogar, cada ciudadano de esa autonomía, vea o no el canal autonómico, lo paga con sus impuestos.

Si el cálculo se hiciera sobre lo que le cuesta conseguir un espectador, la cifra se multiplicaría varias veces. Si el presupuesto de la televisión asturiana se divide por su población sale a 34 euros año/asturiano; si se mide, en cambio, por lo que le cuesta tener un espectador, le sale a 406 euros, basurilla comparados con los 1.200 euros que vale un espectador IB3, la tele de Baleares.

En el caso del canal en euskera de Euskal Telebista, cada uno de sus 37.434 espectadores de media del último mes superaría también el millar de euros, aunque en estos cálculos en bruto habría que descontar el coste, muy inferior, de las emisoras radiofónicas de cada ente.

El crecimiento del presupuesto no ha ido en consonancia con el aumento de sus audiencias. La llegada de las televisiones privadas primero, luego las de satélite y finalmente la TDT, ha fragmentado las audiencias, y ha perjudicado mucho a las autonómicas, que, además, no han podido reducir con la misma celeridad gastos de personal y de infraestructura.

En octubre solo una televisión autonómica lideró en su zona, TV3, primer canal del ente CCMA de la Generalitat de Cataluña, aunque el resto de sus canales se quedó por debajo del 1,6%. En cualquier caso, una cifra altísima si se compara con el segundo canal de Telemadrid, laOtra, aquel por el que con tanto afán litigó el Gobierno regional contra el nacional. A laOtra la sigue el 0,9% de los madrileños. En general, el público local prefiere los canales nacionales a los suyos.

El preanuncio del Partido Popular de cambiar la legislación para permitir la privatización de canales públicos, se matizó en el programa oficial para decir: "Establecer techos de gastos y de endeudamientos para todos los medios públicos", tanto autonómicos como municipales, e "impulsar las reformas legislativas para que las Administraciones autónomas y locales tengan libertad para adoptar nuevos modelos de gestión de las televisiones públicas que permitan la entrada a la participación privada".

Esto es, "desnaturalizar el servicio público de la televisión", según el secretario de Medios de Comunicación Social de la Federación de Servicios de UGT, Carlos Ponce.

Como las televisiones autonómicas se han creado por ley, solo pueden ser modificadas o cerradas por el mismo método... excepto si se aplica la solución Cascos: a la extinción por el impago.

La respuesta no se ha hecho esperar. No hay cámaras para los mítines en Asturias, pero sí para las manifestaciones de los trabajadores de la RTPA, de las que se informa puntual y exhaustivamente: "Trabajadores de RTPA desarrollaron ayer pegadas de carteles paralelas a las de los cuatro candidatos de Asturias a las generales", se lee y se ve en su web. "Exigían así una solución a los impagos y a los despidos que están sufriendo, y garantías de futuro para la radiotelevisión pública y para el sector audiovisual asturiano".

Es difícil pensar que alguien vaya a invertir en, por ejemplo, laOtra o en 7RM, la televisión murciana (3,2% de audiencia) con, además, gestión pública.

Recortes de Prensa   Página Inicial