AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 14  Noviembre 2011

 

Dos candidatos sin idea de lo que se nos viene encima
Roberto Centeno El Confidencial 14 Noviembre 2011

El debate electoral del pasado lunes fue un fraude en toda regla a los españoles y ello por dos razones. La primera, por el pacto de silencio sobre problemas esenciales, desde el cambio de una ley electoral antidemocrática, que mantiene intacta la dictadura de la partitocracia y permite además que los votos de nacionalistas valgan seis veces los votos del resto de los españoles, a la mayor corrupción institucional y personal de toda nuestra Historia, pasando por la politización de la Justicia, incompatible con un Estado de Derecho, y la increíble felonía de un Gobierno que ha rendido España a una banda de asesinos.

La segunda porque demostraron no tener ni idea de lo que se nos viene encima. Prescindo de Rubalcaba, un mal hombre anclado en la dialéctica marxista de hace un siglo, que deja España en la ruina y cuyo único programa es “¡que viene la derecha!”. Pero Rajoy, que ganará, ignoramos como gobernará. Me recuerda a los contemporáneos de Noé, que cuando empezó a llover decían: “Serán cuatro gotas”. El líder del PP no se ha molestado en analizar la estructura de gastos e ingresos de la nación y su tendencia, el grado de ruina de las AAPP, que no se arregla con austeridad y cuatro tijeretazos, porque son inviables en su integridad, o la quiebra de más de la mitad del sistema financiero, antes al contrario, hacen esfuerzos denodados por ocultarlo. Como el hundimiento económico de un -5/-6% real, que para llegar al cero oficial han tenido que cambiar hasta la metodología con total desvergüenza.

El gallego nada dijo, excepto que hay que reducir cuando hay que eliminar, del más del millón de personas nombradas a dedo, viviendo del cuento con sueldos muy superiores a los del sector privado; tampoco de los 300.000 asesores y cargos de confianza con remuneraciones de escándalo; ni de los gastos inútiles de 17 gobiernos, de las 4.000 empresas públicas, de los 35.000 coches oficiales, 200 embajadas, 14 televisiones (un despilfarro de 1.600 millones año a mayor gloria de los políticos); tampoco de sindicatos y patronal, que chupan 3.000 millones año… y la biblia en pasta. En total, un despilfarro de más de 120.000 millones de euros anuales, no para mejorar España, sólo para que la casta política parasitaria, sus parientes y sus amigos vivan como marajás en 17 taifas inventadas para ello a costa de la ruina de los españoles.

España peor que Italia
Cuando el país se hunde a su alrededor, Rajoy parece vivir en una burbuja de ficción. Ignora que España está en realidad mucho peor que Italia -ahora a punto de ser gobernada por un primer espada que les da cien vueltas a él y a todo su equipo económico- y que el hecho de que no se haya explicitado se debe a que nos han dado un plazo hasta después de las elecciones. Pero como aviso, ya nos han exigido un ajuste de 21.000 millones de euros, o el 25% de las pensiones, y si se confirma que el déficit supera el 8,4%, que es la cifra de consenso, el recorte tendría que subir a 45.000 millones, a años luz de las propuestas de Rajoy.

Italia tiene una economía mucho mas fuerte y diversificada que la nuestra, con un potente sector tecnológico e industrial, algo que el socialismo aniquilaría en nuestro país como he explicado varias veces, un sector financiero globalmente mucho más sólido que el nuestro, un paro del ¡7,9%, frente a nuestro 22,5%!, un patrimonio de las familias muy elevado y un déficit público para 2011 la mitad que el nuestro. Sólo tienen un porcentaje mayor de deuda, el 120% del PIB frente a nuestro 70% oficial, y aunque ignoro la veracidad de la cifra italiana, la nuestra es falsa, como acaba de denunciar Montoro: “Las cuentas públicas están falseadas”.

Servicios, producción industrial y construcción se han hundido en España el 23,25% y el 60%, respectivamente, mientras que en Italia se encuentran ya a niveles de pre-crisis. Si Rajoy no es consciente de ésta realidad y no adopta medidas drásticas de inmediato, los mercados se lo llevaran por delante y habrá que sustituirlo como en Grecia e Italia o España en 1959, por tecnócratas expertos en economía, únicos capaces de sacarnos del desastre a que nos ha llevado la casta política parasitaria.

Déficits desconocidos, sin crédito y sin posibilidad de pagar la deuda
Cara a las elecciones, se han estado ocultando déficits enormes en todas las Administraciones, pero que afloraran como torrentes después del 20-N. Olvídense de mejoras en 2012, todo ira a peor y el paro seguirá creciendo en cientos de miles de personas, tanto por el desastre heredado como por la última canallada de Zapatero en Bruselas, que privará mas aún de crédito a familias, pymes y autónomos durante 2012 y 2013. Y luego la bomba de tener que afrontaren 2012 vencimientos de deuda por valor de 300.000 millones, entre pública y privada, más 100.000 millones de deuda nueva, porque todas las AAPP prevén gastar mas de lo que ingresan y esa suma es ya imposible de financiar.

Les pongo algunos ejemplos para ilustrar lo que quiero decir.
- Comunidad de Valencia - En ruina total. Como ya no pueden pagar a nadie, excepto a si mismos, para evitar el cierre de las farmacias se han apropiado de todas las fianzas -45 millones de euros- de los arrendamientos de particulares depositadas en el Instituto de la Vivienda, para pagar esa deuda hasta diciembre -un robo escandaloso-. Mientras, mantienen intactas la televisión autonómica, las subvenciones a los clubes de primera, coches oficiales o empresas publicas inútiles que despilfarran sin freno ni control alguno, y arrastran miles de millones de deuda.

- Cataluña - Ha reducido un 10% el capitulo de bienestar social y educación, las farmacias están en la ruina con un récord de facturas sin pagar, se han cerrado 40 centros de salud y el 25% de las camas hospitalarias. Igualmente, mantienen televisiones, embajadas, coches, subvenciones millonarias a Spanair o los más de 100.000 familiares, amigos y correligionarios, en empresas públicas inútiles, con sueldos un 50% superior a la media del sector privado. Y luego la desvergüenza de decir que Cataluña está sometida a un expolio fiscal, cuando tienen un excedente comercial con el resto de CCAA que dobla su supuesto déficit fiscal, y gracias al ahorro captado por su red de cajas y bancos en otras regiones, se financia un 70% de las inversiones en Cataluña.

- Baleares - Poco que añadir. 82.000 personas se han quedado sin atención social mientras se mantiene el despilfarro institucional.

- Castilla la Mancha - No llega la ayuda a los dependientes, no hay dinero para Sanidad, pero la Sra. Cospedal se ha doblado el sueldo de su predecesor y ha subido la paga a todos sus paniaguados.

Y así todas, incluidos Ministerios y Ayuntamientos, que junto a las CCAA están ocultando agujeros de miles de millones. Instituciones inútiles como el Senado, donde los senadores disponen de despachos de lujo, secretarias, jefe de comunicación, coche y chófer, cuando en el Senado de EEUU, solo el presidente tiene coche oficial. Una orgía de corrupción institucional jamás igualada. A partir del 21-N, los recortes sociales y de sueldos serán enormes, una deflación salvaje, porque la casta política parasitaria, sus parientes y amigos -Alí-Baba y el millón de ladrones- no está dispuesta a renunciar ni a uno solo de sus privilegios.

Lo último que España necesita: un profesional del despilfarro
En términos de posición en el mundo, España se va a quedar descolgada por más de un siglo, aunque en dos o tres años, después de ajustes brutales que nos serán impuestos, empecemos a remontar desde una situación de ruina, y algunos ni eso, como lo pensionistas, a los que Rajoy promete mantener el poder adquisitivo, algo de una potencia electoral gigantesca, pero imposible de mantener en el tiempo por la pérdida de millones de cotizantes etc… 380.000 solo desde fin julio. ¿Cómo se puede prometer tal barbaridad cuando los gastos superan los ingresos desde principio de año, y lo que es peor, están creciendo al 4% y los ingresos cayendo al 1,9%? Antes o después tendrá que bajarlas entre en el 30 y el 40% para poder garantizarlas, como indican todos los estudios actuariales.

Y si Rajoy no parece tener idea de a lo que nos enfrentamos, a Gallardón, el primer despilfarrador del Reino, le trae al pairo y ofrecería con una irresponsabilidad que causa pavor, no solo revalorizar las pensiones, sino que “que nunca jamás en la historia de España se recortarán”. Ninguna subida de impuestos dice quien ha expoliado a los madrileños como nunca antes, triplicando IBI, tasas y multas y endeudando a la capital para dos generaciones. No sólo descartó el copago en Sanidad, es que prometió mejorarla, como la Educación, la Justicia y todo lo que se tercie. ¿Y con qué dinero piensa pagarlo este insensato? Un irresponsable, despilfarrador y populista, que se cree además número uno del PP, es lo último que España necesita.

Si alguien es capaz de votar una lista donde figura el sátrapa del Palacio de Cibeles que no se queje después de lo que le pase. Y en Madrid hay dos alternativas serias dispuestas a poner orden en las cuentas públicas, a cambiar de raíz el modelo de Estado, el modelo económico y el sistema electoral que está destruyendo la unidad de la nación: UPyD, de Rosa Díez, para los de centro izquierda; y Foro, de Álvarez Cascos, para los de centro-derecha. En todo caso, o Rajoy coge el toro por los cuernos desde el 21-N o estaremos como Italia después de Reyes, y como Grecia antes de los 100 días. Y él, si se descuida, como Papandreu o Berlusconi.

Donde no habite el olvido

POR FERNANDO GARCÍA DE CORTÁZAR ABC  14 Noviembre 2011

DE nuevo, los enemigos de la libertad han alcanzado lo que ha sido una permanente superioridad estratégica en su trayecto histórico. En lugar de reforzar la unidad de los demócratas, han conseguido enfrentarlos. En lugar de incrementar la solidez y las convicciones de quienes defienden una sociedad abierta, incluso para cerrar sin contemplaciones el paso a sus enemigos, han causado daños difícilmente reparables en los fundamentos sobre los que se constituye la democracia. Para decirlo de un modo más contundente y triste: han conseguido que tengamos que acostumbrarnos a considerarlos una parte del paisaje político y, sobre todo, a que elementos esenciales de las relaciones entre partidos y ciudadanos se basen en la toma de posición ante sus actos.

Todo el mundo ha reconocido que ETA ha sido derrotada policialmente, y que esa debilidad es la que la ha llevado a buscar unas vías que evitaran su aislamiento, declarando su decisión de no volver a matar. Pero ¿a quién ha beneficiado el crimen? ¿A quién beneficia que los criminales nos perdonen la vida a todos los futuros cadáveres, mientras a cambio se les concede la palabra con la que reconoceremos a partir de ahora «el conflicto vasco», distinguiendo cuidadosamente entre cuatro locos con pistola y los «sensibles» nacionalistas que no tuvieron prisa alguna en condenar sus asesinatos?

Aquellos que ni siquiera se conmovieron cuando los terroristas despedazaban a cientos de familias son los mismos que ahora hablan de la paz, la concordia, el restablecimiento de la normalidad en el País Vasco, como si esta no hubiera sido rota por una de las partes, la que quiso resolver ese presunto conflicto matando en muchos lugares de España. Mataban en nombre de algo... ¡Pues claro! Siempre se mata en nombre de una causa: en nombre de la patria en las trincheras fangosas de la Gran Guerra, en nombre de la tradición y de la unidad nacional cuando se liquidaba a republicanos, sindicalistas o maestros laicos. ¿Ha habido muertes en la historia que no se deban a una idea? Ni siquiera Calígula o Diocleciano mataron por diversión, aunque les divirtiera hacerlo.

Matar en nombre de algo parece limpiar un acto, cuando solo sirve para ensuciar una idea. Parece ennoblecer una conducta, cuando solo rebaja unos principios, contamina a una sociedad y le hace perder el juicio. Después de todo lo ocurrido, después de Auschwitz o del Gulag, de la guillotina o de los cuerpos quemados en la hoguera, seguimos cayendo en la patología de recompensar a los criminales con una razón que los humanice. La idea por la que se mata no debería ser un eximente, sino el agravante de una conducta política extremosa, el último escalón de las actitudes de amedrentamiento, o del desprecio a las ideas ajenas. Al menos, los asesinos comunes escapan a estos pretextos y nos dejan a solas con el horror desnudo de sus actos. Los terroristas, por el contrario, nos ponen a prueba y ganan demasiadas veces, obligándonos a considerar sus ideas, como si ellas fueran lo que verdaderamente está en juego, mientras la vida cancelada, asesinada, adquiere la turbia condición de un medio, un instrumento, una estación que cede el paso al caminar pomposo de la Causa.

Alguien se atrevería a pensar que las cosas no podrían empeorar el escenario político y moral en que este país ha sido zarandeado durante décadas, olvidando que no es imaginación para el esperpento lo que le ha faltado a España precisamente. Comunicada por los terroristas su decisión de perdonarnos la vida, a quien se ha atrevido a poner objeciones a esas formas que son el contenido se le ha tachado de aguafiestas, de torpedo lanzado a la línea de flotación de la fiesta de recreo tras el armisticio. Lamento encontrarme entre quienes tienen, por lo menos, algunas dudas sobre la benevolencia de lo que casi todos han aplaudido.

Las gentes de buena fe desean, claro está, el derecho a la vida y la libertad o lo que un lenguaje manipulado llama la paz, el diálogo o la entrañable reconciliación. Están exhaustas por la locura que se ha vivido, hartas de consumir su ración de dolor, su negra leche del alba cuando llegaba la noticia de un nuevo atentado. «Hay que acabar con esto como sea», se dicen. Pero el «como sea» nunca debería incluir lo que acabará en una reconversión del terrorismo de una banda en la lucha de un pueblo oprimido. Y, mucho menos, debería establecer la atroz equivalencia política entre los amigos de las víctimas y los compañeros de los verdugos. Como si lo que tuviéramos ante nosotros fuera un escenario institucional con meras divergencias políticas entre la «izquierda abertzale» y los demócratas, en lugar de un pasado en común, en el que unos justificaban el crimen y otros asistían a los funerales.

Lo terrible de todo esto es que esa paz, motivo de alegría, venga acompañada de todos los factores que señalan hasta qué punto los matones de nuestras calles, los enemigos de la democracia, han podido pudrir los recursos de calificación moral y política de esta. Quizá lo que se ha conseguido es que la moral, en el sentido más íntimo y elemental de su formulación, haya pasado a ser una cómoda circunstancia de observatorio desde el que trata de comprenderse las razones de todos, como si ese rasgo de tolerancia estableciera un principio de superioridad. Lo único que consigue es hacer dejación de un deber, que no es solo el de la condena de unos actos, sino el de la denuncia de sus promotores ideológicos, y la ruptura con todo esfuerzo de comprender ya ideologías que, por un desvío de perversión, conducen al asesinato. Demasiado deberíamos haber aprendido de todo esto en el pasado siglo, cuando millones de seres humanos fueron víctimas de los excesos de la bondad redentora y del entusiasmo desenfrenado de la centuria, al servicio de los grandes relatos emancipatorios de los derechos de los pueblos o la lucha de clases.

Todo lo que ocurre y ha ocurrido en el País Vasco posee las claves para entender la fragilidad de una democracia en la que las palabras pierden su sentido y que ha tenido que convivir con algo que en Europa es una extravagancia: el nacionalismo. Es decir, la pretensión de que una fuerza política representa a la totalidad de los habitantes de un país, como si fuera la directa emanación de una voluntad que surge de sus entrañas. Hemos vinculado la democracia española a la existencia de ese absurdo sublime en dos territorios fundamentales de nuestra nación. Pero las cartas están marcadas no por los nacionalistas, sino por quien ha aceptado, desde otras actitudes, que ese juego era legítimo, como si en algún lugar de Europa alguien pudiera acceder al foro público considerándose representante en exclusiva del país, directa emanación de su Ser auténtico, sin provocar la hilaridad general que no han dejado de causar afirmaciones de este nivel en países muy cercanos.

En España se ha llegado tarde a todo, hasta al fascismo, y cuando la Europa del desarrollo llevaba años considerando un anacronismo el derecho de autodeterminación aquí se mataba por este y suscitaba entre los nacionalistas una irrefrenable fascinación. Es la conciencia atormentada del tránsito de España por el siglo XX la que ha jugado una mala pasada. Y a ella se debe la construcción, bajo la vigilancia del terror, de una democracia inmadura, huérfana de ciudadanía, en cuyo código genético se incluyeron las obsesiones identitarias, los ilusorios derechos y agravios del pasado y los sentimientos telúricos de la sangre y los muertos.
FERNANDO GARCÍA DE CORTÁZAR ES DIRECTOR DE LA FUNDACIÓN DOS DE MAYO, NACIÓN Y LIBERTAD

Jorge Fernández Díaz dice en un debate en TV3 que no hay ningún problema en ese aspecto
El 'número uno' del PP por Barcelona se pliega a CiU y niega que exista "conflicto lingüístico" en Cataluña

Duran i Lleida felicita al candidato popular por sus palabras
Redacción Cataluña. Periodista Digital 14 Noviembre 2011

El candidato del PP por Barcelona para el 20N, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que en Cataluña "no hay conflicto lingüístico", ni en las aulas ni en la Administración autonómica.

El viraje del PP de Cataluña en el aspecto lingüístico es ya total, después de que la presidenta de los populares en la Comunidad critique el incumplimiento de las leyes en materia educativa por parte de CiU en la Generalidad pero pacte --gracias a su abstención-- con los nacionalistas la aprobación de unos presupuestos de la Administración autonómica con partidas al fomento de la inmersión lingüística obligatoria, y el número uno al Congreso asegure que no hay ningún problema.

Este viernes, 11 de noviembre de 2011, durante el programa a cinco (Carme Chacón, Josep Antoni Duran i Lleida, Jorge Fernández Díaz, Alfred Bosch y Joan Coscubiela) en TV3, Fernández Díaz se ha despachado con esta afirmación en un debate en el que solo ha utilizado el español durante 50 segundos, de las casi dos horas de duración. Y todo esto, pese a que la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, ha presentado una instancia en la Consejería de Enseñanza, junto a otros 505 padres, para que la Generalidad cumpla le ley y las sentencias judiciales en las escuelas, que CiU se niega a cumplir.

DURAN: "ESTOY SATISFECHO" CON LAS PALABRAS DEL PP
El asunto lingüístico ha sido de los pocos temas que han animado el intercambio de propuestas en un debte bastante insulso. En una calculada ambigüedad, el candidato del PP ha defendido la posición que desde hace lustros vienen defendiendo los partidos nacionalistas en relación a la inmersión lingüística: "Le acepto que no hay conflicto lingüístico", ha respondido el popular a Josep Antoni Duran i Lleida (CiU), que pocos minutos antes había acusado al PP de amenzar la lengua catalana con sus propuestas electorales.

Pero el popular le ha recordado al nacionalista que ellos defienden que lo normal en la calle debe ser lo normal en las aulas, y le ha pedido coherencia ya que, según Fernández Díaz, Duran i Lleida en las pasadas elecciones generales (2008) se dirigió a los ciudadanos en español, además de en catalán, para pedir el voto. Duran ha sido contundente en su respuesta: "Estoy satisfecho que el PP reconozca aquí, no en Madrid, que no hay conflicto linguístico en Cataluña".

También sobre lengua, Alfred Bosch (ERC) ha protagonizado la única defensa de TV3 enseñando una pegatina al respecto donde se leía ‘Yo, TV3'. Carme Chacón (PSC), por su parte, ha defendido el modelo de inmersión lingüística que excluue el español como lengua vehicular, que se está aplicando en las escuelas de Cataluña, y ha reprochado a Fernández Díaz que no dijera nada cuando el PP puso cuñas de radio contra la inmersión en Andalucía.

BAJA AUDIENCIA
El debate no pasará a la historia por su contenido ni propuestas y, sobre todo, tampoco por su audiencia. El share que obtuvo TV3 durante los más de 111 minutos que duró la emisión en televisión dejó una media de espectadores de 256.000 personas, es decir, un 9,1% de share.

Solo fue lo más visto en televisión en Cataluña durante la primera media hora de debate (entre las 22:00 y las 22:30 horas), con unos 354.000 espectadores y un 12,6% de share. El minuto de oro fue a las 22:05 horas, con un 14,1% de share y 387.000 espectadores.


Díez: “PSOE y PP nos han convertido en extranjeros a los españoles dentro de nuestro propio país”
UPyD propone reformar el Estado porque “es el barco el que está mal construido”. La formación ‘magenta’ se reivindica por ser el único partido que se presenta en toda España con las mismas siglas y sin coaliciones.
Agencias / Redacción www.voz 14 Noviembre 2011

La candidata de UPyD por Madrid a la Presidencia del Gobierno, Rosa Díez, ha defendido este sábado una profunda reforma del Estado autonómico para que las políticas dictadas desde el Congreso sean efectivas en toda España. “Es el barco el que está mal construido, el que resulta inviable en términos económicos y políticos“, ha indicado en una rueda de prensa celebrada en Bilbao.

Díez ha puesto como ejemplo, de este mal funcionamiento del Estado, el actual conflicto sanitario entre los gobiernos autonómicos del País Vasco y La Rioja, en el que el segundo -gobernado por el PP- no permite a los ciudadanos del País Vasco que acudan a los hospitales riojanos, como la Generalidad ha estado haciendo con los ciudadanos de Aragón. “Han construido 17 barreras y fronteras; nos han convertido en extranjeros a los españoles dentro de nuestro propio país”, ha criticado la dirigente del partido magenta.

“Se garantizan la alternancia”
En opinión de la líder de UPyD, “ninguno de los dos partidos viejos [PSOE y PP] quiere enfrentarse a esta situación, porque ellos están bien y se garantizan la alternancia”. Y “les importa más el poder que el país”, ha añadido. Ante esta situación, Díez ha reivindicado a su formación, como único partido “inequívocamente nacional” y lo suficientemente independiente como para afrontar una reforma de este calado:

“Somos el único partido nacional que se presenta en toda España con las mismas siglas y sin ir en coalición con nadie; el único que defiende al Estado sin complejos, sabiendo que eso es defender la igualdad entre todos los españoles. [...] [PSOE y PP] No quieren el cambio, sino el recambio, el quítate tú para que me ponga yo; no tienen ninguna ambición de país”.

La candidata de UPyD ha criticado la ley electoral que, a su juicio, devalúa el voto de algunos ciudadanos y se ha preguntado de dónde va a sacar el dinero el PSOE para “seguir gastando tal y como proponen” y el PP, que apuesta por una bajada de impuestos. El acto ha contado, además de con Díez, con la participación del candidato al Senado por Álava y diputado autonómico, Gorka Maneiro.

Finalmente, Díez ha indicado que “no sobran cautelas con relación a ETA, sino todo lo contrario”, ha recordado que aún hay “más de 300 crímenes [de ETA] que están sin esclarecer” y ha señalado que “un país que quiere juzgar y condenar a los fascistas muertos del franquismo tiene que tener como objetivo prioritario juzgar a los criminales vivos“.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

ETA: con capucha pero sin careta
Manuel Cerdán www.gaceta.es 13 Noviembre 2011

Se consuma la tomadura de pelo. Ya lo adelanté en estas mismas páginas tras el último comunicado de ETA que a tantos timoratos convenció.

La banda terrorista sigue reivindicando privilegios penitenciarios a cambio de no apretar el gatillo. Esa ha sido su constante desde que emprendiera sus primeras negociaciones en 1976. ¿Dónde está la euforia de quienes recibieron el escrito etarra con los brazos abiertos y tildaron a los reticentes de cavernícolas y aguafiestas? Está en las páginas del diario Gara manteniendo el pulso al Estado. El chantaje es claro: privilegios a cambio de paz social. Y ahora va dirigido a Rajoy, que, previsiblemente, ganará el 20-N y tendrá que reconducir el desaguisado organizado por ZP y Rubalcaba.

En el diario abertzale, ETA sigue sin desprenderse de la capucha y la boina pero sí se ha quitado la careta de manera vergonzosa. ¡Qué van a esperar ustedes de unos terroristas que viven en la clandestinidad más de 50 años y coleccionan a sus espaldas cerca de mil muertos! Me he comprometido a que me vuelven a engañar. Lo hicieron en Zúrich, después en Argel, en la República Dominicana, en Ibeas de Juarros y agotaron los naipes marcados con el atentado de la T-4.

¿No creen ustedes que 35 años de indolencia y de trolas son suficientes para que uno deje de creer en sus promesas vacías? Para ETA, la principal víctima es Euskadi, “un pueblo al que han pretendido hacer desaparecer”, y no los 40 millones de españoles y los familiares de los muertos que han sufrido su violencia. ¡En qué mundo vive esta gentuza que sigue hablando de tortura, independencia y desmilitarización! ¿Creen ustedes que están capacitados para dirigir ayuntamientos como el de San Sebastián o las diputaciones generales vascas? ETA insiste en que está dispuesta a entregar las armas si el Estado negocia “la vuelta a casa de todos los presos y exiliados políticos vascos” y “la desmilitarización de Euskal Herria”.

¿No estábamos ante el final de la banda? ¿Acaso Rubalcaba y su comando mediático no habían convenido que ETA iba a dejar de matar y había pedido hora en el notario para firmar las escrituras de venta del zulo con las armas? Palabrería y artificios electorales.

No hemos vencido a ETA
Vicente Torres Periodista Digital 14 Noviembre 2011

Las cosas son como son y los políticos, los que lo han hecho, no deberían decir lo contrario. Hasta el momento no hay más que comunicados emitidos por unos tipos con capucha. También está el hecho de que desde hace algún tiempo no se producen atentados.

Pero se pueden producir en cualquier momento. Otro hecho objetivo es que la banda pone condiciones o, más bien, exige que se cumplan determinadas premisas para no continuar atentando. Por mucho que se empeñen, eso no es haber derrotado a ETA. Más bien, da la impresión de que ETA nos perdonará la vida si nos portamos bien.

Quedan, por otra parte, más de 300 asesinatos de ETA por esclarecer. Ese dato tampoco indica que ETA está derrotada, sino que ha logrado un gran índice de impunidad y que tiene muchos cómplices. Ese dato, además, viene a desmentir las frecuentes afirmaciones de que la policía tortura. Hasta algún clérigo creo que lo insinuado o afirmado. Estos clérigos que viven rodeados de gentes que son, en mayor o menor grado, cómplices de ETA, deberían explicar que eso es pecado, como también lo es dar como ciertas cosas que no lo son. La posición de los policías y guardias civiles del País Vasco no es nada envidiable. Y los clérigos no hacen nada en favor de las fuerzas del orden que arriesgan sus vidas para defender las de todos.

Bildu es un partido cuyas relaciones con ETA son indudables. Y este partido tiene una gran cantidad de votantes, a los que se puede considerar como cómplices morales de ETA. Quien no se haya percatado de ello, no tiene más que leer “Mal consentido” para cerciorarse.

Hay otro partido, el PNV, que aboga por cosas que convienen a la banda, como el acercamiento de presos y otras similares. Olvida este partido, porque quiere, que cuando ya no exista ETA no habrá motivo para la dispersión de presos.

De modo que mucha gente vota del modo que quiere ETA. Hay muchos crímenes impunes. Y ETA puede volver a atentar. No hay derrota de ETA. No por ahora.

“ETA no ha cambiado: no ha abandonado sus deseos terroristas
Esther Gala www.gaceta.es 14 Noviembre 2011

Irene Villa fue víctima hace 20 años en una candena de atentados en unos de los días más negros del terrorismo en España.
Hace 20 años, resultó herida en una cadena de atentados en uno de los días más negros del terrorismo en España.

-Armas a cambio de presos. Estamos ante un nuevo chantaje etarra.
-ETA no ha cambiado: no ha abandonado sus deseos terroristas.

-Hablan en ‘Gara’ de “confrontación armada” y dicen no ser “insensibles”.
-Sus palabras son hirientes. ¿Conflicto? No hay una guerra, sino una banda de asesinos.

-“El final está sin escribir”, añaden ellos.
-Suena a amenaza.

-Ángeles Pedraza lo ha dicho bien clarito: “Que se entreguen a la justicia y que cumplan con la ley”.
-Admiro mucho su lucha y su labor.

-¿Sorprendida con el comunicado y la entrevista en ‘Gara’?
-No. Al final se cumplen las palabras de Mayor Oreja.

-Los demócratas queremos un final de ETA sin atajos.
-Las víctimas queremos la paz.

-¿Cree en el arrepentimiento de los presos o sólo buscan beneficios penitenciarios?
-Nadie les cree. Sólo basta ver sus actitudes ante un tribunal.

-Usted ha perdonado.
-¡Claro! Pero me resulta irrelevante que ellos pidan perdón.

-¿Qué sintió al saber que la conferencia de San Sebastián se celebraba en el 20 aniversario del atentado en el que usted y su madre resultaron mutiladas?
-Sorpresa por la coincidencia y tristeza por la mentira de calificar el terrorismo etarra como la última confrontación armada de Europa.

-Kofi Annan, Gerry Adams…
-Se han creído el cuento de los asesinos.

-¿Pensó alguna vez que los terroristas llegarían a las instituciones públicas?
-Jamás.

-El ‘caso Faisan’ es otro golpe para las víctimas.
-Quién ha asesinado no merece ser escuchado y mucho menos alertado.

-El chivatazo supuso…
-Una gran fisura en la lucha contra el terrorismo y una gran desilusión para Francia.

-¿Cree en la justicia en España?
-Antes no, pero confieso que escribir las memorias de Ignacio Gordillo me ha hecho confiar.

-¿Por qué razón?
-Me consta que son muchos los terroristas que están cumpliendo condena, pero…

-¡Mójese!
-Me aterra que el poder político interfiera en algunos miembros del poder judicial.

-¿Qué exige al Gobierno?
-Que se nos escuche y valore.

-Dígame tres medidas en materia antiterrorista.
-Unidad, firmeza y el cumplimiento de la ley.

-¿ Y Zapatero?
-Ha resucitado el odio, avivando esas dos Españas que yo, nacida el año de la Constitución, no conocía.

-Al futuro presidente del Gobierno le pide…
-¡Un milagro! Me interesa el crecimiento de España.

Cataluña
Desvergonzados e indignados
Clemente Polo Libertad Digital 14 Noviembre 2011

Hace unas semanas justificaba el Sr. Benach, presidente del Parlament de Catalunya (2003-10), que los diputados reciban dietas para compensar los muchos kilómetros que hacen cada año y el consiguiente desgaste que registran sus vehículos en el desempeño de sus tareas. Al escucharle, me sentí conmovido por la visión de una legión de sufridos parlamentarios de a pie que se levantan cada día al alba, como los más sufridos asalariados, y conducen sus vehículos para acudir a la inhóspita sede del Parlament en el parque de la Ciutadella de Barcelona, y consumen allí incontables horas en sus despachos preparando sesudas intervenciones hasta que, ya bien entrada la noche, cabizbajos y sudorosos, devoran, cual sufridos taxistas, decenas de kilómetros por calles y carreteras desiertas en pos de un merecido descanso.

Y así día tras otro para percibir un magro sueldo de 43.695 euros anuales. ¿Quién podría resistir ese continuo sinvivir, el trasiego y la tensión que conlleva la vida parlamentaria, si no se recompensara con magros complementos a quienes ostentan cargos de responsabilidad (51.129 euros a los portavoces de grupo y 29.216 y 21.912 a los portavoces adjuntos primero y segundo, respectivamente), se incentivara la participación de los diputados con dietas (entre 6.000 y 12.000 euros) en comisiones y plenos, y se les resarciera por los gastos de desplazamiento (21.600 euros a los residentes en la provincia de Barcelona y hasta 31.000 euros para el resto), pequeñas dádivas que hacen más llevadera su sacrificada existencia? Con todo, el diputado de a pie residente en Barcelona sólo alcanza a cobrar una minucia: 61.295 euros.

Supongo que a los ciudadanos que utilizan cada día sus vehículos para desplazarse al trabajo o desarrollar su actividad laboral se les habrá quedado cara de bobo al escuchar la explicación del expresidente Benach. ¿Cómo es posible –se dirán muchos catalanes– que un hombre sin ninguna cualificación conocida –su escueta nota biográfica indica que abandonó los estudios de Medicina para convertirse con veinte años en funcionario de la Generalitat en 1979– percibiera 152.954 euros como presidente del Parlament de Catalunya, dispusiera a su antojo de uno de los mejores automóviles del parque de la Generalitat durante 24 horas, y siga hoy disfrutando, tras dejar el cargo, de un sueldo y unos privilegios de todo punto injustificables? ¿Cómo puede ser –se preguntarán tantos jóvenes bien formados que no encuentran un puesto de trabajo remunerado en Cataluña– que este prohombre de "izquierdas" haya alcanzado tanta notoriedad y privilegios?

Algo funciona mal en esta democracia, Mr. Jones. Puede ser que el discurso de los indignados peque de emocional e inconexo, pero tenían mucha razón quienes pusieron cerco al Parlament para expresar su disconformidad con los privilegios de la casta política catalana, aunque sobraron los gestos zafios, los zarandeos y el lanzamiento de pintura. Una ingenuidad sin consecuencias que permitió al presidente Mas y otros diputados VIP mirarlos por encima del hombro desde los helicópteros... y acusarlos después de cruzar la línea roja. Claro que, como aclaró el diputado López Tena, catalán viejo, los indignados no eran auténticos catalanes porque hablaban español. ¡Que Dios le conserve el oído porque la cabeza la tiene perdida!

Clemente Polo es catedrático de Fundamentos del Análisis Económico en la Universidad Autónoma de Barcelona. Escribe regularmente en su blog.

Recortes de Prensa   Página Inicial