AGLI

Recortes de Prensa   Domingo 27  Noviembre 2011

 

La melodía del silencio
Mario Conde www.gaceta.es 27 Noviembre 2011

Los mercados, ese centro entelequial que disciplina nuestra vidas, descontaron antes del 20-N que el próximo presidente de Gobierno, con poderes más que suficientes para gobernar, sería del PP. Por ello, los movimientos de la prima de riesgo habidos en campaña electoral no cuestionaban ni potenciaban su esperado triunfo. Sencillamente tenían que ver con nuestras cuentas, con nuestra capacidad de devolver lo que hemos tomado a préstamo en lo público y en lo privado. Concluidas las elecciones, los mercados esperaban las acciones, que deberían ser urgentes debido a que los programas electorales del ganador en materia de recortes y estímulos no le resultaban suficientemente precisos.

El 21 de noviembre los mercados amanecieron en la misma tónica. Conocida la emergencia nacional, seguramente esperaron alguna declaración institucional del nuevo presidente in péctore. No se produjo. El día financiero y económico avanzó envuelto en el silencio del día político. La prima cayó. La Bolsa también. Todos, o casi todos, escribimos que el destrozo no tenía que ver con el silencio del nuevo líder. Lo escribimos, aunque por dentro algo ronroneaba nuestra mente. Pero el martes el silencio se hizo más espeso, y la caída de la Bolsa y el ascenso de la prima más agudos. Entramos en zona de rescate. Seguía sonando el silencio. Ya no escribimos todos lo mismo. Porque el ronroneo interior aumentó muchos enteros. Y fuera, en la calle, en las empresas, en los empleados, en los consumidores, en la gente, las notas del silencio componían una melodía que comenzaba a resultar incomprendida, amén de inesperada.

Y, seguramente con el propósito de facilitar la audición de esa melodía de silencios compuesta, se centró el debate en lo jurídico. Se argumentó que el nuevo presidente nada debía decir puesto que todavía no había comenzado a gobernar, y que los plazos son los plazos y la Ley la Ley, así que tocaba esperar. No me convencían los argumentos, y eso que soy amante del Derecho y abogado del Estado. Ante todo, porque ahora que Alemania manda en Europa, no hubiera venido mal recordar al jurista alemán Georg Jelinek, en su obra Allgemeine Staatslehre –Teoría General del Derecho–, porque conceptualiza algo que mencioné expresamente en un programa de El Gato al Agua cuando sobre este asunto debatimos: la fuerza normativa de lo fáctico. Tras esas brillantes palabras se encierra una afirmación incuestionable: que la realidad es la realidad y que el Derecho no debe despreciar lo fáctico. Los romanos sentenciaron en esta senda con su vieja frase de “rebus sic stantibus”, que se podría traducir como algo parecido a “mientras las cosas sean así”. Y para remate, nuestro Código Civil, el de toda la vida, asegura en su artículo tercero algo tan sensato, y al tiempo tan complejo, como que las normas deben interpretarse con arreglo a la realidad social del momento en el que deben ser aplicadas. Así, desde Roma, pasando por Alemania y recalando en España, la premisa es evidente: la realidad social debe imperar en el proceso de interpretación normativa.

Nuestra realidad social se compone de miedo, desespero y una incipiente confianza en que las cosas podrían cambiar con el nuevo Gobierno. La esperanza es un sentimiento, miembro optimista de la familia de la angustia y el miedo, pero que se rebela contra sus dictados. La nuestra, la esperanza del 21-N, no era excesivamente poderosa. Más bien diría que tímida y por ello necesitaba de ciertos cuidados. Un poco de cariño. Algunas palabras que compensaran el espectáculo, para muchos incomprensible, de que un nuevo presidente in péctore con absoluta mayoría se correspondiera con un deterioro de la situación financiera del país. Nadie le echaba las culpas, pero muchos le pedían que hiciera algo. Los que rodean al líder decían: nada se puede hacer. Respetemos la Ley. Los plazos son los plazos.

Pues sí que se puede hacer algo. Ya lo creo que sí. Incluso dentro del mundo de lo jurídico. Sobre ello hablé con el profesor Merino, que conoce el territorio constitucional mucho mejor que yo, y me razonó de manera muy directa. El art. 68.6 de la Constitución –me dijo– establece un plazo máximo de 25 días para la convocatoria del nuevo Congreso. Es plazo máximo no imperativo. Así que se puede reducir. Y para eso no hace falta nada más que un Real Decreto que modifique el de 27 de septiembre de este año. Y para modificarlo el Gobierno está habilitado por el art. 21.3 de la Ley 50/1997, que dice esto: “El Gobierno en funciones facilitará el normal desarrollo del proceso de formación del nuevo Gobierno y el traspaso de poderes al mismo”. Pues bien, con todo este argumentario jurídico, la realidad social del Código Civil, la fuerza normativa de lo fáctico, la angustia y el miedo, la crisis financiera, la necesidad de hacer algo pronto, la terriblemente imperiosa urgencia de que no nos sigan subiendo el coste del dinero, y la endeblez de una esperanza que genera una mayoría absoluta nacida más del rechazo y el miedo que del entusiasmo por lo que llega, todo este fermento convierte, al menos en mi modesta opinión, en difícilmente digerible la melodía del silencio.

Por otro lado, ya sabían los políticos, de uno y otro bando, más o menos lo que iba a suceder. Hace nada se encelaron en una reforma constitucional más que discutible, sin consultar a nadie y asumiendo que tenían que llevarla a la práctica por imperativo de “los mercados”. Me refiero a lo del déficit público. ¿Por qué no cayeron en la cuenta de la urgencia y en ese momento introdujeron las modificaciones constitucionales y legales necesarias para facilitar el cambio de Gobierno y no tener que esperar envueltos muchos en la impaciencia de la desesperación?

El día 7 de diciembre podríamos tener Congreso. Acelerar el formalismo de las consultas reales, que sirven para poco/nada, y recortar las intervenciones para que el Congreso acelere el siguiente mero trámite de votación de presidente, acortando intervenciones de grupos a estos efectos irrelevantes. Los formalismos no deben entorpecer una situación, una realidad social, que admite ya muy pocas demoras. Dicen algunos analistas que Europa no entiende esa melodía del silencio y esta inacción en la reforma para acelerar las cosas. No lo sé. Pero presiento que en España muchos empresarios que han visto en estos días cómo crecía su coste financiero, que tienen miedo a que no haya dinero procedente de los bancos por el encarecimiento de su financiación, muchos empleados que ven su puesto de trabajo en peligro, en fin, muchos españoles que votaron el 20-N para que se fueran Zapatero y sus Gobiernos, no sé si entienden bien lo que está sucediendo.

El líder es el líder. Y siente o debe sentir cuando su presencia, su palabra, su gesto, su voz –leyes al lado y realidad social encima de la mesa– deben hacer acto de presencia para transmitir eso que llaman confianza, algo que disipe parcialmente miedos, que calme un segundo las angustias, que permita creer que el voto ha servido, que algo ha cambiado, que ya se está notando. Los españoles, al menos en buena porción, están dispuestos a aceptar sacrificios, pero es excesiva la angustia, demasiado potente el miedo y delicadamente endeble la ilusión en la esperanza. Y no sólo es la economía lo que aprieta. Conviene no reducir a ella la agenda del Gobierno. Pero en este preciso instante lo urgente es lo inmediato y lo inmediato es cuidar una endeble ilusión en la esperanza.

El PSOE en el abismo
Editorial www.gaceta.es 27 Noviembre 2011

La última reunión del Comité Federal del PSOE ha roto el récord del disimulo porque tanto unos como otros se han empeñado en echar la culpa de su derrota al empedrado.

Las reuniones formales de los partidos políticos suelen ser unos auténticos monumentos al eufemismo, pero la última reunión del Comité Federal del PSOE ha roto el récord del disimulo porque tanto unos como otros se han empeñado en echar la culpa de su derrota al empedrado. El todavía secretario general del partido y presidente en funciones, Rodríguez Zapatero, ha vuelto a dar una prueba más de su agudeza política al culpar a la crisis de la grave derrota electoral de su partido; es cierto que admitió ciertos defectillos en la gestión de su Gobierno, pero la responsabilidad, como siempre que un socialista fracasa, le parece que es de los demás. Rubalcaba también ha culpado a la crisis de su derrota electoral. Como el PSOE ande tan clarividente en relación con su agonía política no acertará a recuperarse en un horizonte razonable.

Los socialistas harían bien en ser autocríticos. No es Zapatero el único responsable de cuanto ha sucedido, el partido entero, del primero al último, le siguió de manera mansurrona y zalamera en todos y cada uno de los innumerables disparates que ha perpetrado en sus años de mandato. Los estropicios causados por Zapatero han sido numerosos y de difícil reparación, pero no será el menor de ellos el daño que ha causado a su partido, que ahora se dispone a pelearse por gobernar los restos del naufragio.

El menor de los problemas es la inexistencia de un verdadero liderazgo alternativo. La verdad es que lo que los españoles que antes le votaron han abandonado es una política, no simplemente unos errores de gestión de un personaje estrafalario. Zapatero ha intentado inventar un PSOE imposible e inviable, un partido avergonzado de ser español, incapaz de asumir nuestro pasado con tranquilidad y grandeza, miope frente al presente y al futuro, y que ha tratado de nutrirse del rencor, y de un antifranquismo tan fuera de lugar como inconsecuente y demagógico. Es una nueva política lo que necesita el PSOE y no simplemente un cambio de cromos, ni una vuelta al felipismo o una nueva apuesta zapateril por ese peculiar feminismo catalanista de quien parece creer que todos debamos votarla por ser mujer y catalana.

El PSOE debe ser un partido reconciliado con la normalidad con la que los españoles viven la democracia y la libertad, y capaz de promover soluciones realistas y factibles a los retos que siempre se le plantearán a la sociedad española, y que ya no tienen nada que ver con los que nos llevaron al enfrentamiento civil hace 75 años. Sería deseable que nos ahorrasen el espectáculo de una lucha por el poder completamente ayuna de ideas, aunque eso seguramente exigirá que abandonen por completo el escenario esos políticos que no han sabido hacer otra cosa que alabar las ocurrencias zapateriles, que contribuir al vano intento de engañar a la opinión prometiendo el pronto paso del mal rato, o echando la culpa a los mercados de sus incompetencias.

El PSOE tiene que dejar de jugar al peligroso juego de quebrar el consenso o de excitar las contiendas civiles por motivos religiosos, éticos o educativos. Que no sepan construir una política alternativa sin necesidad de inventarse una nueva sociedad o una España inexistente, diría muy poco de la capacidad política, pero, en cualquier caso, si no aciertan a hacerlo no harán otra cosa que caminar decididamente hacia el abismo que se ha abierto ante sus pies y que no van a conseguir evitar con uno de esos maquillajes a los que están tan acostumbrados.

El socialismo europeo se hunde ante una crisis que le supera
La socialdemocracia vive un conflicto de identidad ante el que es incapaz de reinventarse
JUAN PEDRO QUIÑONERO / CORRESPONSAL EN PARÍS ABC 27 Noviembre 2011

Socialdemocracia y socialismo se han hundido en Europa. En 2000 once gobiernos europeos eran socialdemócratas. En 2008 solo quedaban tres. Hoy, Europa está masivamente gobernada por conservadores, que deben afrontar, todos, la misma herencia: miseria, paro, destrucción de los fundamentos del Estado del bienestar, víctimas de la misma corrupción, del incremento de la pobreza tras una oleada de «ayudas», subvenciones y gasto público que han terminado por precipitar la crisis continental de la deuda pública.

Aunque la crisis del socialismo comenzó mucho antes que la crisis internacional del 2008.
En el momento álgido de la influencia socialdemócrata, el mes de marzo de 2005, el Financial Times escribía: «Los alemanes ricos se han hecho más ricos y los pobres se han hecho más pobres desde que el canciller socialdemócrata de Alemania, Gerhard Schröder, llegó al poder en 1998». Schröder fue, junto con el ex presidente francés, Jacques Chirac, el artífice de la primera voladura del primer Pacto de Estabilidad europeo: ellos destruyeron el fundamento original del euro, practicando una política de incremento del gasto y de la deuda, con unas consecuencias devastadoras para el Estado del bienestar. Schröder terminó cambiando de política. Demasiado tarde. El mes de septiembre del 2009, el SPD alemán sufría una trágica derrota histórica, la peor de los últimos 50 años. Angela Merkel tomaba el poder.

La crisis general de los socialismos europeos ya era muy visible un año antes. En 2008, el semanario socialdemócrata Nouvel Observateur titulaba a toda página: «Izquierda europea, año cero». Agregando: «La izquierda europea ya no encarna la esperanza». En septiembre de 2009, la BBC comentaba: «Dos tercios de los ingleses piensan que su vida ha empeorado desde que gobiernan el laborismo».

En Francia, el PS no ha ganado una elección presidencial desde 1988. El candidato socialista a la elección presidencial de 2002 fue eliminado por la extrema derecha de Le Pen.

Mitterrand, Schröder, Tony Blair y Gordon Brown encarnan históricamente la erosión de todos los fundamentos del Estado del bienestar, socavando sus pilares (subvenciones, ayudas, protección) a través de la oferta de servicios pagados con deuda pública. Cuando estalló la crisis financiera de 2008, Obama, Zapatero, Papandreu, incluso Sarkozy y Berlusconi, pensaron que podrían combatir la crisis recurriendo a la misma estrategia: seguir incrementando la deuda.Estrategia que ha terminado por convertirse en un campo de minas, destruyendo las últimas esperanzas de los difuntos modelos socialistas.

La deuda pública se ha convertido en una amenaza para el Estado del bienestar en EE.UU., Francia, Italia, España y Grecia. Y es Angela Merkel quien lidera en Europa otro modelo de lucha contra la crisis.

Ya Sarkozy fue elegido para combatir el inmovilismo de izquierda (Mitterrand) y derecha (Chirac). Toda su nueva campaña presidencial reposa en la misma tesis, sin nombrarla: Francia lleva treinta años viviendo por encima de sus posibilidades, drogándose con deuda pública.

Asistimos a un cambio de modelo político continental. La crisis de la deuda es la consecuencia última de una confianza ciega en un modelo de Estado basado en pagar servicios con dinero ajeno, incrementando la deuda: era el fundamento original de los modelos socialistas. Antes de reinventar otro modelo de Estado, contribuyentes y gobiernos conservadores tendrán que salir del hoyo abismal de las deudas de Estado más grandes de la historia de Europa.

Congreso sobre Homeschooling en España
La profesora es mi madre

G. Sánchez de la Nieta www.gaceta.es 27 Noviembre 2011

Las familias que educan a sus hijos en casa defienden que con este método se obtienen mejores resultados académicos y piden que se legalice esta alternativa del aprendizaje.

La clase donde aprende el hijo de Laura es el cuarto de estar de su casa. El patio es el pasillo, la profesora, su madre. Niños que crecen de forma diferente, con jornadas más anárquicas, sin la tensión por los exámenes aunque con un ritmo que marca de forma rigurosa las tareas. "Mi hijo sabe las mismas materias que sus compañeros y a pesar de la 'leyenda urbana' que siempre se ha difundido, mi hijo no tiene ningún problema para relacionarse", explica Laura Mascaró, abogada y madre-profesora que acaba de participar en el Congreso sobre Homeschooling que se acaba de celebrar en la Universidad de Navarra. "Todo lo contrario, mi hijo sabe relacionarse con gente de todas las edades. A veces se viene conmigo al juzgado o me acompaña al banco", explica.

Aunque en España es un fenómeno incipiente, este sistema ya tiene cerca de 2.000 seguidores que optan por no llevar a sus hijos al colegio. Muchos padres se afilian a grupos como la Asociación para la Libre Educación (ALE), que lleva años tratando de avanzar en la legalización de esta alternativa. El homeschooling es una realidad regulada en toda Europa excepto en Alemania -por un decreto del III Reich todavía vigente- y en España -donde existe un vacío legal-. "Estamos más cerca de la prohibición que de la permisión", dice Mascaró. La Constitución ampara este modelo en el artículo donde desarrolla que la enseñanza básica es obligatoria y gratuita; a su vez, la legislación española obliga a escolarizar a los niños desde los 6 hata los 16 años.

Los motivos para escoger esta opción son muchos y muy variados: desde la defensa de la identidad cultural —el típico caso de los Amish en EEUU— hasta la minusvalía física, pasando por familias obligadas a cambiar continuamente de domicilio. Valentín Martínez-Otero, psicólogo y pedagogo, explica que “mientras persistan problemas como la violencia o el fracaso escolar, no sorprende que algunos padres se organicen para educar en casa”. Además, Mascaró está convencida de que muchas familias optan por este método porque "la educación es muy personalizada y con menos esfuerzo consigues muchos mejores resultados".

"La educación en casa es muy personalizada y con menos esfuerzo consigues muchos mejores resultados".Thomas Splieger, de la de Friedensau University de Alemania, explicó durante el Congreso que “la educación en el hogar, controlada o supervisada, no limita los derechos de nadie ni afecta al bien común”. El experto alemán se mostró de acuerdo con la combinación del homeschooling y la educación escolar y afirmó que “puede ser positiva cuando combina ventajas en lugar de limitaciones. Este podría ser el caso si el homeschooling se aplicara cuando la educación en el colegio falla y viceversa, lo que requiere una actitud de apertura a las dos opciones”.

Sin embargo, muchas familias se encuentran con problemas a nivel legal. "En mi caso, mi hijo está en la etapa obligatoria y de momento no me han perseguido. Pero sé que hay muchas familias que han tenido problemas", dice Laura. En 2008, el juzgado de instrucción de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) imputaba a los padres de un niño de 11 años por no escolarizar a un menor y optar por la enseñanza que le proporcionaba un profesor en casa. El juzgado sancionaba a los padres por obstaculizar "la escolarización, que es un deber y un derecho irrenunciable que debe protegerse".

Christine Brabant, de la Universidad de Louvaine, señaló durante el Congreso que “la educación escolar y la educación en casa se desarrollan en diferentes contextos en los que se encuentran soluciones diferentes a problemas distintos”. “Si unos padres quieren educar a sus hijos en casa y crear herramientas de homeschooling, la pregunta no es si el gobierno debería permitírselo o no. Es cómo será apoyado y qué normas regirán su práctica. Es un reto gobernativo”, afirmó.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El peligro es Amaiur-ETA
Carlos Dávila www.gaceta.es 27 Noviembre 2011

Si los separatistas proetarras de Amaiur ganan las próximas elecciones vascas, Rajoy se topará con un desafío aún mucho más peligroso que la terrible crisis económica: el movimiento popular que le retará a una independencia radical "a lo Kosovo".

SIETE días después y como era de esperar, cientos, digo cientos, de militantes del Partido Popular están de los nervios con el consabido “qué hay de lo mío”. Y Rajoy no se pronuncia. Ha ganado las elecciones denunciando la catástrofe económica que nos ha legado Zapatero y ahora, ya presidente de hecho, empieza a otear de verdad el ambiente y el ambiente no le gusta nada. Y es cierto: el único minuto feliz que tendrá Rajoy desde el pasado 20 de noviembre, ha sido aquel en que, con una demostración afectiva rara, muy rara, en él, se dio un estupendo pico con su mujer. Ya empieza a percibir que el peso del poder, en situaciones tan desesperadas como la actual, es más bien agobiante. Esta misma semana, refería un próximo colaborador suyo que ahora mismo Rajoy tiene que soportar a dos clases de moscones: aquellos de los que ya hemos hablado, los que sugieren “que ya sabes, que siempre he estado contigo”, y los que le urgen (ahí entramos de lleno todos los periodistas) a que revele cuáles son sus planes inmediatos para el primer Consejo de Ministros y que, naturalmente, ofrezca a la carrera, el nombre y los apellidos de su primer Gobierno.

El peligro separatista
Y, Rajoy, no sé si me equivoco, se fuma un puro ante tales urgencias. Está naturalmente en la conformación de su equipo pero, con toda seguridad, en el análisis de lo que se le viene encima. Y sobre esto, la impresión del firmante es que, a pesar de que el PP ha realizado una campaña estrictamente dedicada a la denuncia de la horrorosa crisis económica que sufrimos, el venidero presidente ha estudiado con detenimiento el resultado de las elecciones y, supongo, ha meditado muy bien la situación de acoso, incluso de derribo, que puede sufrir en esta legislatura. Un miembro de su equipo que probablemente será ministro en unos días, decía expresamente esto: “No os engañéis, la coyuntura más comprometida que atravesará Rajoy en estos cuatro años, será la del acoso del separatismo de Amaiur-ETA”.

Parece una frase extraída de manuales históricos del XX, pero no, porque esta vez va muy en serio. En poco más de un año deberán celebrarse elecciones en el País Vasco y, si los resultados de las pasadas generales pueden extrapolarse, lo más cierto es que los independentistas de Amaiur triunfen, como Hitler, en las urnas y planteen de inmediato un reto a lo que ellos denominan “el Estado” con evidente desconocimiento porque son unos garrulos infectos (incluyo aquí al compañero de viaje, estúpido individuo Rafael Larreina), un desafío tendente al secesionismo absoluto.

Como me decía en esta primera semana de triunfo de Rajoy un analista especialmente sensato: “Una independencia a lo Kosovo; ni más, ni menos”. Con todo el mundo Naturalmente que habrá quien opine que esta profecía política es apocalíptica y que nunca se cumplirá como si fuera la enésima estulticia de Nostradamus. Lo sé, pero eso no me excusa para que lo advierta. Y en el futuro no voy a dejar de hacerlo. Lo aviso de antemano. ¿Qué puede prevenir Rajoy ante este futuro de tensión con que le amenazan los abertzales, antes pistoleros y hoy compadres del partido democrático que fue un día el Eusko Alkartasuna de Carlos Garaicoechea? Aquí las tesis, los consejos, abundan, pero sólo Rajoy puede anunciar lo que prepara.

Cuando hace unos días, y con su acostumbrado lenguaje oblicuo que algunos definen tópicamente como la decantación del más puro y ambiguo galleguismo, Rajoy sugirió no sólo que gobernaría para todos (promesa que suelen presentar siempre todos los triunfadores electorales), sino que, además, manifestó su decisión de contar con todo el mundo, únicamente los más tontos de la clase opinaron que ese era sólo un deseo o una oferta destinada a la frustración. Mi juicio es el contrario: Rajoy piensa que cuenta con muy escasas posibilidades de romper los círculos de presión independentista tanto en el País Vasco como en Cataluña. La fórmula podría ser la de incorporar al PNV al Gobierno de la Nación, –empeño realmente difícil– y más factible, pero igualmente complejo, solicitar a Convergencia i Unió que uno de los suyos (que no tiene por qué ser Duran, que está dispuesto a ser ministro hasta de Marina) trabaje en el primer Ejecutivo Popular.

Gobierno imprevisible Porque, en efecto, o el PP se atrae al PNV a Madrid o se lo llevará Amaiur a la muga que marca la conjunción secular con España. Por dura que resulte esta operación, por insoportable que parezca a nuestras tragaderas, puede ser la que se presente de aquí a muy pocas fechas. Relato también la conversación de los pasados días con un diputado electo del Partido Popular: “Mira –me decía– el Gobierno de Rajoy va a ser mucho más imprevisible que los de Zapatero; los de este eran fáciles de prever: buscaba a los más inútiles y los situaba en una poltrona ministerial Rajoy va a sorprender con nombres y apellidos que sin duda no imaginamos”.

Allá para el día 20 (no antes según afirman los portavoces oficiosos de Rajoy) el nuevo presidente ofrecerá su lista. Probablemente lo hará en el transcurso del Debate de Investidura. Sólo una vez, que se recuerde, un presidente ha hecho cosa parecida; fue en 1982 cuando Felipe González en el Parlamento y con toda solemnidad, fue señalando, uno a uno, a cada uno de los primeros
ministros de un Gobierno socialista. Antes puede haber una pista, mínima pero pista al fin: será el día 12 cuando el Partido Popular publique las identidades de sus representantes en las mesas del Congreso y del Senado. Es fácil: los que se sienten en esos sillones ya no serán ministros. Hasta entonces, huid de toda esperanza: de la boca de Rajoy no saldrá un solo nombre. Las peregrinaciones que estos días recorren la calle Génova de Madrid no impresionan en absoluto al vencedor. A este respecto, otro próximo parlamentario del PP decía: “Cuando vienen por la sede nacional y afirman con descaro: ‘Ya sabes, yo siempre he estado con vosotros”, yo me quedo con las ganas de contestar: “No te recuerdo, pero, a propósito, ¿dónde estabais en Valencia?”.

Toca esperar
Valencia. Aquel Congreso en el que Rajoy tuvo que escuchar de todo. La impudicia del momento actual es comparable a las descalificaciones directas que entonces recibió el ya presidente ahora. Todo lo explica la miseria humana, pero, por rememorar, ¿es que acaso quieren que transcriba un párrafo de una periodista que allá por el Congreso levantino, denunció a Rajoy “como un político
amortizado y claramente perturbador para su partido?”. ¿Quieren saber con qué entusiasmo ha saludado ahora la asunción al poder del propio Rajoy? ¡Venga!, al final, miserias humanas que en ciertas personas, eso sí, son claramente repulsivas.

Y a esperar. Suelen asegurar en Génova (calle donde reside el PP, ¿hará falta repetirlo?) que los tiempos y los silencios de Rajoy a veces resultan claramente enervantes. Sospecho que él, conocedor de sus propias características, puede jugar con ellos. Esta vez, de triunfador por la vida, maldecirá –eso lo tengo por seguro– aquel detestable decreto de su antecesor Rodríguez Zapatero en el que fijó unos plazos inconvenientes para diseñar el cambio que todo el mundo le reclamaba a gritos.
Ahora –me cuentan– contempla desesperado cómo sus más próximos y los menos cercados le detestan y se separan de él como si fuera un leproso. Es curioso: puede ser que al final de sus días políticos (espero de todo corazón que nunca más se le ocurra pasar por la política) su único o mejor interlocutor sea Mariano Rajoy. La vida, cruel como es, tiene estas cosas.

Vascos y derecho de voto
Román Cendoya www.gaceta.es 27 Noviembre 2011

Me parece muy mal que terroristas disfrazados de partido político puedan ser elegidos.

Nueve de cada diez presos de ETA han ejercido su derecho a voto en estas elecciones generales. Ninguna de las víctimas asesinadas por ETA ha podido ejercer su derecho a voto. Así, entre los asesinos en las cárceles y sus cómplices residentes en Euskadi, Amaiur ha obtenido siete escaños. Residan donde residan los asesinos de ETA, Soto del Real, Meco, Canarias,… allá donde están las prisiones españolas, ejercen su derecho a voto en el territorio histórico que los mal parió. Más de doscientos mil vascos exiliados de esas provincias españolas no han podido votar allí, donde estarían viviendo con normalidad si la violencia terrorista no les hubiera llevado a exiliarse. El éxito de ZP ha sido que, en “estos nuevos tiempos de paz” –negociación política y cesiones a los terroristas–, ha otorgado derechos y opciones políticas al nazionalismo-terrorista vasco. Que ha resultado ser mayoritario porque, durante más de 30 años, se han encargado de centrifugar del territorio a centenares de miles de personas que, al revés que los terroristas, han perdido sus derechos políticos.

Por eso, en este “nuevo tiempo para la paz y la política” el Gobierno de Rajoy tiene la obligación de restituir los derechos políticos de voto en Euskadi a los más de doscientos mil ciudadanos vascos exiliados a otras comunidades de España. No se entiende que los emigrantes gallegos de tercera generación puedan votar en Galicia y que los vascos exiliados, por el terrorismo y la falta de libertades, no puedan votar en Euskadi. Me parece muy mal que los terroristas disfrazados de partido político puedan ser elegidos, pero me parece mucho peor que los ciudadanos que han sido perseguidos y condenados al exilio no puedan elegir. Si los presos condenados que están en las cárceles votan en Euskadi, ¿por qué los exiliados vascos no podemos votar allí?

La amenaza de TV3
Juan Varela EDT 27 Noviembre 2011

TV3 amenaza: el recorte de un 13% en la aportación de la Generalitat de 260 millones de euros anuales obligará a abandonar el fútbol en abierto. La crisis de las autonómicas llega hasta TV3, líder de audiencia en Cataluña y, como el Barça, más que una televisión. Un proyecto hasta ahora intocable, sostenido por todos por su importancia cultural y política. La líder de las televisiones autonómicas públicas no está a salvo de una crisis de audiencia y negocio que revela los excesos y el gigantismo de un modelo insostenible.

La reacción de su directora, Mònica Terribas, es una realidad y un chantaje. La realidad es que las autonómicas pagan los excesos del fútbol para sostener una audiencia en retroceso incluso en TV3, a pesar de su liderazgo con un 13,7% de cuota, dos puntos menos que hace un par de años. El chantaje es la pérdida de una oferta que une como pocas el sueño político e identitario de las cadenas autonómicas: televisión y fútbol en el idioma propio.

Pero la gente no está para chantajes cuando la sanidad, la educación y los servicios sociales peligran. El envite de Terribas choca con la realidad de un exceso de canales, una plantilla desmesurada de 2.700 personas y sueldos que se comen una parte excesiva de sus deficitarios presupuestos. La caída de la publicidad a casi la mitad de antes de la crisis pese al fin de los anuncios en TVE no deja opción.

TV3 es una de las herramientas fundamentales para la promoción del catalán y la construcción de un país. Pero la hora de los ajustes llega hasta los proyectos nacionales cuando el presupuesto no dar para más. La Generalitat tendrá que replantearse también sus ayudas a los medios privados como los diarios.

Fútbol y televisión son la receta del telestado. Con ambos se ha cimentado un poder autonómico y un entramado de intereses políticos y económicos que la crisis y la nueva era de forzada austeridad obligan a revisar. La amenaza de Terribas es el último cartucho para la defensa de un modelo que se desmorona a pesar del reconocimiento social y la audiencia de una televisión que ha sido como ninguna autonómica un motor para la industria audiovisual. El telestado se agrieta.

Por los pagos de varias empresas
ETA tiene dinero para mantenerse tres años
 www.gaceta.es 27 Noviembre 2011

Una de esas aportaciones supuso hasta el 20 por ciento de lo que necesita la banda para mantenerse durante doce meses.

ETA tiene dinero para mantenerse entre dos y tres años en la actual situación, según estiman las fuerzas de seguridad, que atribuyen esta capacidad económica de la banda a cuantiosas aportaciones recibidas por varias grandes empresas antes de que los terroristas declarasen su alto el fuego "general" con el que pusieron fin al cobro del llamado 'impuesto revolucionario', la principal fuente de financiación de la organización criminal.

Según han informado expertos de la lucha antiterrorista, sólo uno de los pagos efectuados en los últimos años por una de estas grandes firmas ya supuso hasta el 20 por ciento de lo que necesita ETA para mantenerse durante un año.

Hubo fases en las que la gran operatividad de la banda y su amplia red de 'comandos' precisaban una cifra cercana a los cinco millones de euros al año, pero en su última fase, con una estructura menos numerosa y activa, se mantenía con cerca de dos millones de euros por ejercicio. La previsión es que esa cantidad se ha reducido ahora aproximadamente a la mitad tras el cese definitivo de la violencia.

Fue el pasado mes de abril cuando los terroristas remitieron una carta a la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) para comunicar que cancelaban la extorsión a los empresarios en el marco del alto al fuego decretado en enero.

De este modo, estas mismas fuentes concluyen que los terroristas tienen en su poder actualmente una cantidad que rondaría los tres millones de euros repartidos por varios puntos de la geografía francesa para evitar que una operación policial, supusiera un golpe irreversible a las arcas de la organización.


MÁS DE 80.000 EUROS INCAUTADOS EN 2011
El último golpe de consideración contra la tesorería de la banda se produjo con la detención de Jone Lozano el pasado 21 de marzo. Esta joven terrorista de 24 años llevaba en su poder un sobre con dinero en metálico.

Según fuentes de la lucha antiterrorista, sobre el paquete había apuntada la cifra de 48.000 euros, pero tras hacer un recuento oficial, las Fuerzas de Seguridad comprobaron que en realidad la cantidad incautada a la banda era de 54.000 euros, probablemente procedentes de la extorsión.

En junio fue detenido en Chamberry (Francia), Iñaki Domínguez Atxalandabaso. Además de numeroso material para fabricar explosivos, portaba 2.000 euros y 500 dólares. Antes de eso, el 12 de julio fueron hallados en el país galo hasta tres zulos de la banda en los que se encontraron un total de 20.000 dólares.

Otros 4.000 euros fueron aprehendidos en el caserío de Legorreta (Guipúzcoa) descubierto en abril en el que la banda almacenaba cerca de una tonelada de explosivo. Las fuentes consultadas advierten de que ETA podría tener una parte considerable de su dinero escondido en zulos y otros escondites.

REPARTIDOS EN ZULOS
En los depósitos donde ETA esconde dinero suele haber siempre una libreta en la que los etarras que acceden al zulo deben especificar la cantidad de dinero retirado y la fecha para llevar el control de las cuentas. Esta pista sirve también a las fuerzas de seguridad para saber si el zulo ha sido visitado recientemente o es viejo. También se ha dado el caso de zulos que han sido abandonados por ETA al temer que eran controlados por las fuerzas de seguridad.

El principal objetivo de los algo más de 50 etarras que permanecen escondidos en Francia es sobrevivir en la clandestinidad. Esa es la motivación de la mayoría de los movimientos que se han detectado en Francia en los últimos meses, incluyendo el robo de coches que se mantiene aunque con menos intensidad, material para falsificar documentos o placas de matrículas.

Las fuentes consultadas indican que los terroristas practican más de un robo de vehículo al mes y después permanecen una temporada sin sustraer más. Precisan que no se trata de una actividad regular, sino en función de sus necesidades concretas en cada momento. En este presupuesto se incluyen también los desplazamientos, los cambios de domicilio o los gastos del día a día.

Cataluña
Cañas a Homs: “¡Esto no es su cortijo!”
El diputado autonómico recuerda al portavoz de la Generalidad que TV3, y el resto de cadenas públicas autonómicas, no son patrimonio de los nacionalistas: “¡Esto es del conjunto de ciudadanos de Cataluña!”. El presidente de la Comisión de la CCMA del Parlamento autonómico corta a Cañas por su “vehemencia” y provoca un rifirrafe con el ‘número dos’ de Ciudadanos.
Redacción www.vozbcn.com 27 Noviembre 2011

Jordi Cañas se ha convertido en protagonista involuntario, este viernes, en la sesión de la Comisión de control de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) del Parlamento autonómico. Durante la comparecencia de Francesc Homs (CiU), portavoz de la Generalidad, además de conocer las intenciones del Gobierno autonómico de recortar en unos 40 millones de euros la financiación pública de TV3 y el resto de canales autonómicos para 2012, que pasarán de unos 300 a 260 millones, se ha producido un rifirrafe entre el diputado autonómico de Ciudadanos, el presidente de la comisión -Santi Vila (CiU)- y el propio Homs.

Tras la primera intervención de Homs, Cañas ha criticado el discurso del portavoz de la Generalidad y le ha reprochado que no haya concretado las medidas que adoptarán, como el nombre de los canales de la televisión pública que van a cerrar y el porcentaje de los salarios de los trabajadores de la televisión que se verán afectados por las medidas de CiU.

¿Está beneficiando CiU al Grupo Godó?
En este sentido, Cañas ha preguntado si las decisiones del Gobierno autonómico beneficiarán a un medio de comunicación privado en concreto, sin citarlo, refiriéndose al Grupo Godó: ”A uno que le faltaba la patita de la televisión”. Y ha hecho dos preguntas concretas a Homs: ”¿Ha hablado su gobierno con algún grupo de comunicación privado sobre el futuro de los canales a suprimir? ¿Están ustedes trabajando en un proceso de concentración de medios afines privados a su gobierno? El resultado lo veremos en breve”.

Lengua y construcción nacional
Durante su intervención, el diputado autonómico de la formación liberal-progresista ha defendido los medios de comunicación públicos autonómicos, pero “al servicio de todos los ciudadanos” y no como medios de “construcción nacional”, frente a lo manifestado previamente por Homs, que ha indicado que CiU seguirá destinando dinero público desde la Generalidad para que TV3 y el resto de medios de la CCMA continúen con el objetivo de construcción nacional. Según Cañas, las palabras más citadas en la intervención de Homs han sido “nación, lengua, país e iniciativa privada”; y ha advertido que no ha pronunciado ni una sola vez las palabras “información” o “cultura, salvo para hablar de industria”.

El portavoz de Ciudadanos le ha reprochado al portavoz de la Generalidad que, pese a no ser una comparecencia sobre política lingüística:
“Son ustedes insaciables, yo hablo la lengua propia que habla casi el 60% de sus conciudadanos, ¿lo escuchan?, creo que es bastante elocuente. [...] Esta es una voz catalana que habla en castellano porque le da la gana y defiende un modelo de televisión pública que no es el que ustedes defienden. ¡Esto no es su cortijo! ¡Esto no es es su mas! ¡Esto no es suyo! ¡Esto es del conjunto de ciudadanos de Cataluña!”.

Ha sido entonces cuando Vila ha interrumpido a Cañas llamándole al orden y pidiéndole que no utilice la “vehemencia” durante su intervención. El diputado autonómico ha respondido al presidente de la comisión que espera que cuando alguien, en la comisión, haga alusiones al supuesto expolio fiscal -citado literalmente por la portavoz de CiU momentos antes- “también le advierta”.

“También deberían estar reprobados los argumentos tóxicos desde su presidencia, porque si a alguno le molesta el expolio fiscal a mí me molesta el expolio del 3% que vivió esta Comunidad durante 23 años. [...] Mensajes que deberían estar expulsados del debate”, ha añadido Cañas.

Homs no responde a Cañas
En el turno de respuestas a las preguntas de los grupos parlamentarios, Homs ha respondido a todos los diputados autonómicos menos a Cañas : “Mire, con toda la cordialidad, usted tiene todo el derecho del mundo a utilizar el derecho a la palabra de la manera que convenga como yo tengo de no contestarle“.

Alusión que ha sido respondida por el diputado autonómico de Ciudadanos:
“Usted está en la obligación de dar respuestas a las preguntas que este diputado [autonómico] le formula. Esta es su obligación, y, si no, no comparezca en esta comisión. No es opinativo y no es voluntario que un compareciente en esta comisión no dé respuesta a las preguntas formuladas por un miembro de esta comisión. Esto no es el Gobierno. Esto es una comisión parlamentaria a la que usted está en la obligación de responder. Si no lo hace es porque confunde la institución con un patrimonio personal, personal político, de su partido y de su gobierno. Esto es una institución democrática a la que usted tiene que dar respuesta. Y le he formulado dos preguntas muy claras y muy concisas, si usted tiene a bien contestarlas, como parce que no, es su problema. Lo único que demuestra es que falta al respeto a este representante político, a 110.000 catalanes y a la comisión que le acoge”.

Recortes de Prensa   Página Inicial