AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 5 Diciembre 2011

 

La más injusta distribución de rentas de la Historia de España
Roberto Centeno. El Confidencial 5 Diciembre 2011

Que el modelo de Estado en general, y Zapatero en particular, han llevado España a la ruina es un hecho conocido por todos (o por casi todos, dado que cerca de siete millones de españoles tienen un odio tan ciego hacia a la derecha, como señalaba France Soir, que les da lo mismo votar su propia ruina). Y, sin embargo, hay otro hecho paralelo, más demoledor si cabe, al que nos ha llevado la dictadura partitocrática impuesta en la Transición, es decir, los dos grandes partidos y los nacionalistas: la España actual tiene la más injusta distribución de renta y riqueza no solo de toda Europa, sino de toda la Historia del país desde la desamortización.

Comentaba hace unos días con mi gran amigo César Vidal, una persona que conocen bien los hechos y cifras de nuestra Historia, que sin duda la distribución actual de rentas es la más injusta que hemos conocido en casi 200 años. Obviamente, lo que estaba diciendo, algo perfectamente cuantificable, no era que hoy se viviese peor que en aquella época, si no que la diferencia media de renta entre el segmento más rico de la población, la nobleza terrateniente entonces y la oligarquía empresarial y financiera hoy, y la renta media del 70% de la población, era menor en aquellos tiempos que ahora.

Hablando de mi experiencia personal al frente de una empresa que tenía entonces 8.000 empleados (en los años 60 y 70), la diferencia de sueldos entre la media del 70% de la plantilla menos pagada y la media de la alta dirección era de 1 a 6. Esa era la cifra habitual en las grandes compañías y bancos del país. A día de hoy, en esas mismas empresas y bancos las diferencias entre los mismos segmentos es de 1 a 25 o más. Ciertamente, algunas firmas ganan hoy más que en los años 60 y 70, aunque muchas más estén perdiendo, pero no hablamos de cifras absolutas sino relativas. ¿Son acaso las altas direcciones de los grandes bancos y empresas actuales más listas o más trabajadoras que las de sus homólogos de entonces? Y la respuesta es, rotundamente, no.

¿Es que Rafael del Pino, Claudio Boada, Entrecanales padre, Pedro Toledo, Pedro Durán, etc, eran peores gestores o menos trabajadores que los actuales? Es justo lo contrario. De hecho, ya no hay capitanes de empresa como ellos, si exceptuamos dos o tres. Ellos fueron unos auténticos gigantes, cogieron una España subdesarrollada y rural y la convirtieron en una potencia industrial con el mayor grado de convergencia jamás alcanzado con los nueve países que constituyen el corazón de Europa. Y en las empresas a su mando la alta dirección ganaba solo seis veces la media del resto.

Unas cifras sobrecogedoras
El problema es otro. El nivel de explotación de los asalariados después de la Transición, y particularmente con el partido socialista, ha llegado a extremos absolutamente intolerables. Y eso que me refiero a las grandes empresas, donde los asalariados son la crême de la crême, no al 70% que ni siquiera son mileuristas de media. Hay otro problema adicional que me señalaba César Vidal, porque el meollo es la unidad familiar. En los años 60 y anteriores lo normal era que solo trabajara una persona en la familia. Hoy en día eso es impensable: o trabajan los dos, o no pueden sobrevivir. Una familia no puede sobrevivir con 800 euros mensuales, que es la media del 70% de los asalariados españoles. Y con ello no quiero decir que la mujer no deba trabajar, todo lo contrario, lo que quiero decir es que el grado de explotación es tal que la mujer tiene que trabajar hoy fuera de casa sí o sí, porque no hay otra forma de que el 70% de las familias salga adelante.

Las cifras están al alcance de cualquiera que se moleste en buscarlas, aunque las más recientes las publicaba Carlos Sánchez hace unos días en estas mismas páginas. Y resultaban sobrecogedoras. La Agencia Tributaria acaba de publicar los datos más recientes sobre la situación del mercado laboral, que muestran el reparto salarial más injusto de la Historia de España. 10,4 millones de personas, el 71% del total si exceptuamos a los empleados públicos (que ganan un 30% más que la media del sector privado), ganan menos de 800 euros como media, ya que más de la mitad (5,6 millones) percibe menos del salario mínimo interprofesional (520 euros), lo que significa que no tienen trabajo todo el año.

10,4 millones de personas, el 71% del total si exceptuamos a los empleados públicos (que ganan un 30% más que la media del sector privado), ganan menos de 800 euros como media, ya que más de la mitad (5,6 millones) percibe menos del salario mínimo interprofesional (520 euros), lo que significa que no tienen trabajo todo el año.

Mientras, los directivos y altos ejecutivos ganan cifras escandalosas, muy superiores a la media europea. Una distribución en la que la diferencia entre los ingresos medios de las capas más ricas y los ingresos medios del 71% de la población es de más de 50 veces (no confundir con las grandes empresas).

Y, así las cosas, existe la idea generalizada de que la reforma laboral es una condición esencial para salir de la crisis. Dicha reforma es necesaria, no hay duda, pero no como pretenden patronal y sindicatos. El problema número uno a abordar es que los convenios de empresa prevalezcan sobre los convenios colectivos. Una decisión así sería auténticamente revolucionaria; conllevaría el final de los sindicalistas de pesebre y de la CEOE, que no representan a nadie. Después, lograr el fin total y absoluto de la subvenciones a sindicatos (que se llevan 2.000 o 3.000 millones de euros porque sí) y de los cursos a los parados, que pueden impartir perfectamente los cientos de miles de funcionarios que sobran. Deben financiarse con las cuotas de sus asociados, al igual que en el resto del mundo. Y, por último, se debe acabar con la lacra del absentismo, que alcanza ya cifras inasumibles, sobre todo en la función pública.

No será reduciendo aun más salarios y condiciones laborales de casi el 70% trabajadores, que viven en lo que los economistas denominan umbral de la pobreza, como sacaremos a España de la crisis. Los líderes sindicales y la patronal han ido a Génova a preguntar una sola cosa, porque los trabajadores les importan un pimiento: “¿Qué hay de lo nuestro Sr. Rajoy?”. Y aquí Rajoy tiene una oportunidad histórica para acabar de una vez para siempre con este despilfarro.

Por otra parte, ¿se han bajado los sueldos los banqueros, grandes empresarios y demás hermanos mártires? No, al contrario, no paran de subírselos. Y no es que ganen más, algo que han logrado muy pocos, porque la mayoría está en la ruina y otros muestran caídas brutales en sus resultados. Entonces, ¿qué pasa con los sueldos?, ¿bajan con los resultados? No, padre, suben como la espuma. No sé como tienen la desvergüenza de pedir congelaciones salariales si ellos no son los primeros en dar ejemplo. Y ante esto, con seis millones de parados reales, un 24% de familias viviendo por debajo del umbral de la pobreza y millón y medio tiradas literalmente en la cuneta, Zapatero convoca ruedas de prensa urgentes para comunicar a los españoles que un grupo de supuestos expertos ha decidido que hay que desenterrar a Franco. España se parece cada vez más a un país de locos donde la clase dirigente ha perdido el norte, el sur, el este y el oeste.

Una Europa durmiente
Mark Steyn La Razón 5 Diciembre 2011

En 1853, o por esas fechas, el zar Nicolás I describió a Turquía como el enfermo de Europa. Siglo y medio más tarde, Turquía es cada vez más el hombre fuerte de Oriente Medio, y el enfermo de Europa es Europa, o más bien, la Unión Europea. La transformación de un mosaico geográfico de estados-nación en una única entidad política ha sido la Gran Idea de la era de posguerra, la Gran Idea a la que se dedicaron las élites del Continente después de que todas las demás Grandes Ideas –el fascismo, el nazismo y con el tiempo el comunismo– fracasaran de forma espectacular.

La Gran Idea más reciente de Occidente fenece ya en forma de crisis de la deuda de la eurozona. Aunque de manera menos maligna a primera vista que los grandes «ismos» totalitarios, esta idea ha demostrado ser tan sospechosa y débil que el único interrogante es si la mayor parte de Occidente desaparecerá con ella o no.

Europa sufre una crisis de identidad elemental: los alemanes han empezado a figurarse que el hecho de que los griegos residan en su mismo barrio no es una razón suficiente como para abrir una cuenta bancaria conjunta. Hace una década, cualquiera que se considerase alguien en el Viejo Continente daba por sentado que una divisa común para unos países que no tenían nada en común era una idea tan brillante que apenas habría que explicarla a las masas. En ausencia de compatibilidad étnica o cultural, la UE iba a ofrecer el Gran Estado Intervencionista como elemento de cohesión. El proyecto se apoyaba sobre dos pilares: el Estado del bienestar y el bienestar de la defensa. El primero arrojó a Europa a la pereza económica cimentada en regulaciones excesivas, mientras hasta India, China o Brasil empezaban a imaginar cómo funciona esto del capitalismo.

El segundo se tradujo en que el paraguas de la defensa estadounidense permitía que los presupuestos para caballería se redistribuyeran hacia la sanidad pública y los demás derechos sociales, y ni con eso bastaba. Con independencia de los «méritos» de una cultura cada vez más ociosa, las semanas de 30 horas laborales, las seis semanas de vacaciones y la jubilación a los 50, la conclusión es que no hay suficiente gente que trabaje lo suficiente durante la porción suficiente de sus vidas para financiar este sistema. Y una vez que se adquieren ligeras costumbes, es difícil bajar a la gente a la realidad.

El bienestar de la defensa tiene el mismo efecto a nivel geopolítico. EE UU no sólo permitió que Europa destinase el gasto de su defensa a fraudes piramidales, sino que, de una forma sutil ayudó a despertar el instinto de supervivencia de algunos de los estados-naciones más antiguos del planeta. Comparto con John Keegan, el gran historiador militar y antiguo colega mío en el periódico británico «Daily Telegraph» que un país sin ejército deja de ser un país. Gran Bretaña, por ejemplo, sería ahora incapaz de interpretar de nuevo el papel que tuvo hace ocho años en la guerra de Irak. No podría controlar el tercio sur del país árabe por su cuenta y permitir que los soldados norteamericanos avanzasen hacia Bagdad. En una cuestión práctica, además, los países que prescinden de sus ejércitos tienden también a abandonar sus intereses nacionales. Más frecuentemente, los Estados proyectan una imagen, un eslogan en lugar de lanzar políticas. El «calentamiento global» o «salvar» el planeta es el pasatiempo idóneo de las sensibilidades cada vez más refinadas de las naciones pos-nación.

Mientras Europa dormía y seguía durmiendo, emergían nuevas potencias. China e India, camino de ser las dos principales potencias dentro de un par de décadas, actúan en la misma medida como estados-nación menos convencionales. También lo hace Irán, y Arabia Saudí, y Turquía y muchos otros países de segunda fila. Vivimos en un planeta en el que las sociedades más ricas de la historia, de Noruega a Nueva Zelanda, son incapaces de proteger sus propias fronteras al tiempo que Estados disfuncionales como Corea del Norte o Pakistán han adquirido capacidad nuclear, y Somalia y Sudán están impacientes por unirse a la moda atómica. Con independencia de las mentiras reconfortantes que pueda decirse a sí misma, una nación opulenta que no puede molestarse en mantener un ejército no solamente se aleja de imperialismo y conquista, sino también de la grandeza. La población del continente tiene más tiempo de ocio remunerado que nadie, pero produce cada vez menos arte, música y literatura de calidad. Un país de Estado del bienestar universal universaliza invariablemente la mediocridad.

Que Grecia quiebre o sea rescatada por enésima vez en realidad no importa: es insolvente, y no hay suficiente dinero en Alemania para ocultar indefinidamente ese hecho. Cuanto más trate «la realidad política» de evitar a la realidad real, más sangriento será el futuro desenlace. Los europeos van a tener que volver a aprender instintos que tres generaciones de habitantes del Viejo Continente han aprendido a calificar de irremediablemente vulgares. ¿Sabrán hacerlo?
Un país de estudiantes de 30 años y de jubilados de 50 se ha apartado tanto del gran flujo de los acontecimientos que apenas capta lo que se juega. Europa como concepto geopolítico más que geográfico lleva medio siglo siendo la más general de las opiniones generalizadas. Los que discrepan de él, como los euroescépticos británicos, son tachados de «dibujos animados» de «mirada bizca». Resulta que los dibujos animados tenían razón, y que los del grupo de los listos: la clase política, las universidades, la BBC, o «Le Monde» se equivocaban.

La UE era una guía de la esclerosis y la decadencia, y de una caída devastadora y súbita luego. Como habrían dicho «los dibujos animados», esto acaba con: «Esto es to-, esto es to-, esto es todo amigos»...

Cuantifica las fuerzas económicas y culturales que intervienen
Un modelo para salvar Europa
Un grupo de economistas concreta que uniones o secesiones entre países serían idóneas
El estudio serviría para "analizar para qué combinación de países tendría sentido una unión fiscal"
A Alemania le es indiferente estar dentro o fuera de la Unión Europea
Irlanda, Grecia y Portugal son los países que más ganan con su pertenencia a la UE
El PIB per cápita de España es un 4% superior estando dentro de la UE
El País Vasco es más proclive a la secesión que Cerdeña o Escocia
Isabel Velloso | Madrid El Mundo 5 Diciembre 2011

En pleno debate sobre el futuro de la Unión Europea en el que conviven las voces que presagian la inminente ruptura de la eurozona y las que no entienden otra salida que la materialización de una unión fiscal para salir de esta larga crisis económica, un grupo de investigadores, economistas, ha desarrollado un modelo económico que permite cuantificar las fuerzas centrífugas y centrípetas de los países y regiones para poder concretar que uniones o secesiones serían las más adecuadas.

Este modelo serviría para "analizar para qué combinación de países tendría sentido una unión fiscal", explica Klaus Desmet, de la Universidad Carlos III. Este investigador es uno de los autores del modelo junto con Michel Le Breton (Toulouse School of Economics), Ignacio Ortuño Ortín (Universidad Carlos III) y Shlomo Weber (Southern Methodist University, Dallas, y New Economic School, Moscú). Todos economistas.

Una propuesta nada baladí la de estos investigadores si echamos la vista atrás y vemos cómo la falta de liderazgo y de toma de decisiones de nuestros mandatarios en anteriores cumbres europeas (la de julio y octubre) puede repetirse en el próximo Consejo Europeo del día 9 que pretende la reforma del Tratado de Lisboa auspiciada por Angela Merkel para lograr una política fiscal y presupuestaria común para la zona euro como vía para volver al crecimiento económico.

"Para países con diferencias económicas importantes, formar una verdadera unión fiscal puede ser demasiado difícil", ahonda Desmet quién cauteloso insiste en que este modelo no nació para aplicar a la crisis actual sino tras las modificaciones de fronteras. "Este modelo económico podría ayudarnos a entender para qué subconjunto de países sería más factible esa unión", continua este investigador que ha visto como el estudio del que es coautor ha sido publicado en Journal of Economic Growth, que difunde investigaciones sobre crecimiento económico.
Grupo internacional

El trabajo de este grupo internacional de investigadores surgió hace varios años con un mapa del mundo cambiante con secesiones y rupturas, como la de la Unión Soviética y Yugoslavia, por ejemplo, y uniones y coaliciones como la de Alemania o la de la Unión Europea.
[foto de la noticia]

Su aspiración no era otra que aportar un modelo que pudiera cuantificar, más allá de los debates de los politólogos, las distintas fuerzas que intervienen en estos procesos de unión o secesión como son la economía (el tamaño de los países y sus diferencias económicas) y la cultura (las diferencias culturales entre países).

Para medir esas distancias culturales hay que utilizar las distancia genéticas de su población y esta distancia se establece por el tiempo de convivencia de la misma. A más tiempo de convivencia menor distancia cultural y viceversa, y esta distancia en combinación con tamaño y riqueza de un país dará determinadas uniones o desuniones entre naciones.
Curiosos resultados

El método aplicado al actual mapa europeo, no sólo al de la Unión Europa, da curiosos resultados. Por ejemplo, que Irlanda, Grecia y Portugal son los países que más ganan con su pertenencia a la Unión Europea que estando fuera.

Portugal gana el equivalente de 13.1% de su PIB, Grecia un 11.9%, e Irlanda un 8.9%. Son países pequeños con rentas relativamente bajas. Por tanto, pueden ganar de las economías de escala que proporciona el mercado integrado de la UE, y también pueden beneficiarse de las transferencias de los países ricos hacia los países pobres. Sin embargo, si para estos tres es muy beneficioso estar en la UE "eso no quiere decir que los demás países ganen tanto", explica Klaus Desmet.

Por su parte, el estudio predice que a Alemania ni le quita ni le pone su pertenencia a la Unión Europea, que le es indiferente, pero el modelo no ha tenido en cuenta el efecto sobre este país de una ruptura del euro. "De esa ganancia 0% se podría entender que Alemania tiene mucho poder de negociación", continúa.

España, por su parte, está en una situación intermedia frente a sus colegas de la unión. El modelo dice que su PIB per cápita es un 4% superior estando dentro de la UE que fuera por lo que le interesa quedarse pero comparada con Portugal, gana menos porque nuestro país es más rico (recibe menos transferencias) y más grande (sus economías de escala por estar en la UE son menores que las de Portugal).

Sin embargo, España gana más que Alemania por las mismas razones esgrimidas con nuestros vecinos pero al revés, España es menos rica y más pequeña que Alemania. Por otro lado, nuestro país no es tan proclive a juntarse pero si lo hiciera, el modelo económico predice que lo haría con Francia antes que con Portugal porque España ganaría poco en términos de economía de escala.
El País Vasco, proclive a la secesión

Un ejemplo de lo que pronostica el modelo en cuanto a los países de la Unión Europea, pero también recoge sus predicciones si hablamos de secesiones, aunque sólo ha estudiado quién saldría más beneficiado en el caso de regiones como el País Vasco, Cerdeña y Escocia. No se ha estudiado el caso de Bélgica.

Los resultados del estudio arrojan que de estas tres regiones es la del País Vasco la más proclive a separarse porque es relativamente rica y tiene una distancia cultural importante con España, aunque tiene la desventaja de ser pequeña. Sin embargo, el País Vasco es menos proclive a la secesión que, en su día, lo fueron Eslovenia y Croacia. El modelo no predice que el País Vasco sea proclive a separarse sino que sería menos costoso en relación a otros candidatos, matiza el economista de la Carlos III.

Austria y Suiza, de un lado, y Dinamarca y Noruega, de otro, tienen más tendencia a juntarse porque son países relativamente pequeños y económica y culturalmente parecidos.

Por último, el modelo predice la secuencia de la desintegración de Yugoslavia. Por ejemplo, Eslovenia, el más rico, y Croacia, el más grande, tenían el mayor incentivo en separarse frente a Montenegro, que más pobre y más pequeña demostraba un menor interés. Y así fue en 1991 para Eslovenia y Croacia y quince años más tarde para los montenegrinos tras un ajustado referéndum, con el 55% de apoyo a la secesión.

Presentación de "Para salvar a España" en el Centro Segoviano de Madrid
Enrique de Diego: "Las clases medias no somos lacayas de nadie, ni del PSOE ni del PP"
"Hemos ayudado a situar al socialismo en el sumidero de la historia".
Javier Gallego. Periodista Digital 5 Diciembre 2011

Salvar a España. Esa es la ingente y nunca bien ponderada tarea que desde la Plataforma de las Clases Medias quiere llevarse a cabo. Enrique de Diego, líder indiscutido e indiscutible de la plataforma, presentó en el centro Segoviano de Madrid su obra bajo éste titulo, en la que se recogen los pasos que se deben seguir, o que debería seguir el futuro gobierno de Mariano Rajoy, para afrontar tamaña tarea.

La regeneración del sistema, la abolición de la cultura de la subvención y la erradicación de la casta parasitaria que por ahora invade los puestos de responsabilidad del Estado, son los puntos clave de su obra, muy en la línea de lo hasta ahora indicado y expuesto por la plataforma de las Clases Medias.

El acto, presidido por una flamante enseña nacional, gozó de una intensidad apasionante en todo momento. Enrique de Diego llamó a la unidad, a la lucha por la supervivencia en estos tiempos tan difíciles, y reiteró la necesidad de mantener el estado de alerta contra los enemigos de España, que no son otros que los políticos profesionales, expertos chupópteros, parásitos a fin de cuentas.

Además de la presentación de "Para salvar a España", el Profesor Guillermo Rocafort presentó su obra "SICAV, paraíso fiscal", definida por el propio Enrique de Diego como "La tercera pata de una serie de obras que comenzó con "La monarquía inútil", y continúa ahora con "Para salvar a España". Hemos acabado teóricamente con el Sistema".

Esta obra desvela un entramado de sociedades anónimas con el único fin de que oligarquías financieras se enriquezcan a costa de no pagar impuestos. "Antiguamente las clases medias eran un valor, ahora se están empobreciendo en favor de estas oligarquías". Apuntaba el Profesor Rocafort, mientras denunciaba la situación actual de España.

El presidente de la plataforma, Enrique de Diego, retomó entonces la palabra para remarcar que la situación sigue siendo grave. El control por parte de los parásitos del Estado de elementos claves como los medios de comunicación o la publicidad, sigue siendo una quimera importante para nuestra nación.

"Debemos ser, y desde siempre hemos luchado por serlo, un movimiento ilustrado y con sentido de la realidad. Debemos lanzar mensajes concisos. No se pueden ir de rositas los ladrones, debemos cerrar autonomías y expulsar a los sindicatos y a la patronal de los presupuestos".

Concretaba Enrique de Diego. "Debemos ir con nuestras cámaras, con nuestras grabadoras, con lo que sea para dar constancia de que estamos ahí y que no nos vamos a callar nunca".

Se abría entonces un turno de preguntas, a modo de debate, que sirvió para poner en evidencia, más si cabe, la preocupación de los ciudadanos y de las clases medias por la situación actual. Durante este turno, aparecieron intervenciones de lo más variopintas.

Desde las más enérgicas, hasta las más nostálgicas. Se apreciaba también, una pluralidad digna de mención, ya que aparecieron, desde ex militantes comunistas, hasta gente en las antípodas de dicha ideología. Este hecho deja muy claro otra de las consignas lanzada por el Presidente de la Plataforma.

"No somos lacayos de nadie, ni PP, ni PSOE, somos las clases medias y queremos que se oiga nuestra voz".

Desde la actual falta de libertad de expresión, hasta las nefastas leyes de inmigración pasando, incluso por las cloacas del Sistema o 15-M, se deliberó acerca de todos los puntos que interesan realmente a las personas, en un clima de libertad y de pluralidad.

Unidad, dirección, autoestima y conciencia patriótica, son sin duda los frutos de asambleas de este tipo, donde se busca la deliberación y la participación de los que padecemos un sistema vampírico como éste.

Asambleas donde se da voz a los que realmente mantienen a este gran país, que son las clases medias, masacradas, humilladas y desangradas por un Sistema injusto como el que padecemos los Españoles, sin merecerlo.

Luchemos todos por devolver a España su posición en el mundo. Luchemos todos por recuperar los valores perdidos. Luchemos todos por limpiar de parásitos nuestra Patria. En definitiva, luchemos todos, Para Salvar a España.

La negociación sigue hoy con varios intermediarios
L. A. Madrid www.gaceta.es 5 Diciembre 2011

Rubalcaba, Zapatero y De la Vega utilizaron la mentira durante una década de negociación con ETA.

Esta es la historia de una mentira encadenada. “El PSOE nunca se sentará en una mesa con Josu Ternera”. Esta afirmación de Alfredo Pérez Rubalcaba data del 2 de marzo de 1999. El 31 de mayo de 2005, el hoy presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, se daba la mano con Josu Ternera –“Como nos conocíamos, nos dimos la mano con toda naturalidad”– en Ginebra para negociar una hoja de ruta compartida por el Gobierno y ETA. “No desvelo ningún misterio, pues Josu Urrutikoetxea (Josu Ternera) es la persona de la que se ha dicho, por activa y por pasiva, que fue el interlocutor de ETA en los primeros contactos”, revela Eguiguren en su libro ETA, las claves de la paz.

El encuentro detallado por el presidente de los socialistas vascos se produjo tras un intercambio de cartas entre la banda terrorista y Rodríguez Zapatero, recogido en el libro. En las misivas, ambas partes mostraban su voluntad de emprender un proceso de diálogo. La publicación de la correspondencia deja en evidencia, por ejemplo, a María Teresa Fernández de la Vega, por entonces vicepresidenta del Ejecutivo, quien, el 21 de enero de 2005, declaró en rueda de prensa que “ni el Gobierno ha recibido ninguna carta ni tiene una interlocución abierta con ETA”. El 23 de mayo de 2005, a una semana justa del encuentro entre Eguiguren y Ternera, José Antonio Alonso, ministro de Defensa, proclamó que “quiero dejar muy claro que no hay negociación con la banda terrorista ETA”. Ya en enero de 2006, con la hoja de ruta “ratificada” por un documento fechado el 2 de noviembre de 2005, Juan Fernando López Aguilar, ministro de Justicia, indicó que “no hay negociación con ETA ni nada que se le parezca”. “Ni el Gobierno está hablando ni ha autorizado contacto alguno con la banda. ¿Está claro?”, incidía De la Vega en febrero de 2006. “El Gobierno ni ha negociado ni va a negociar con ETA”, puntualizaba el 25 de febrero de 2006 Jordi Sevilla, ministro de Administraciones Públicas, en respuesta a una manifestación de la AVT.

Los fragmentos que han trascendido del libro de Eguiguren corresponden a la tregua que finalizó el 30 de diciembre de 2006, con el atentado de la T-4 en el que murieron dos personas. Anteriormente hubo más indignidades, como la rúbrica de Zapatero del Pacto Antiterrorista en 2001, cuando “todo (entre Gobierno y ETA) empezó en el caserío de Txillarre a principios de 2000”, reconoce el presidente del PSE.

En octubre de 2006, Rubalcaba, que ha ejercido de policía malo de la película, declaraba que “no existen tales discusiones, negociaciones, ni hay intermediarios, ni ese tipo de reuniones en Oslo”, contradiciendo las actas de la banda terrorista.

Tras los asesinatos de la T-4, Zapatero ordenó, en teoría, “suspender todas las iniciativas para desarrollar el diálogo”, lo que desmintió posteriormente. Rubalcaba agregó que “el proceso está roto, liquidado y acabado”. El Gobierno de Patxi López, incluso, tachó de “burda manipulación” y “paranoia” las denuncias atinadas de Jaime Mayor Oreja.

Las mentiras se han alimentado en la última década. Según ha publicado Alberto Lardiés en LA GACETA, “el proceso ha mutado, la negociación utiliza ahora intermediarios, fundaciones como el centro Henri Dunant, Dialogue Advisory Grupo y Noref”, aportando evidencias. Sin embargo, y sin sonrojo, siempre se podrá, como José Blanco, negar a Eguiguren.

Una larga conversación
Martín PRIETO La Razón 5 Diciembre 2011

Dicen los viejos y los sabios que el amor humano o es una larga conversación o se convierte en pavesas. Trasladándolo a una política de oscuridades, traiciones y rendiciones anticipadas, eso lo entiende cabalmente Jesús Eguiguren, que parece haber depositado su vida en el altar de una interminable conversación con ETA. Según su prontuario judicial, este prócer dialoga con las mujeres con el palo de la escoba, y reserva el demorado amor de la palabra para los asesinos que nunca han querido dejar de serlo. También Baudelaire frecuentaba la abyección, aunque al extravagante jefe de los socialistas vascos no se le conozca otro arte que el de la intriga permanente y monotemática.

Eres lo que haces, y por sus hechos no se puede respetar al socialismo vasco mientras tenga como representante al hombre unidimensional. Tienen muy mal perder los dirigentes de este socialismo de S.A. y lo están demostrando perdiendo los nervios en un Consejo de Ministros o en el desdén de Blanco («No sabe de lo que habla») hacia Eguiguren sobre la continuidad de las negociaciones entre ETA y el Gobierno. Vaya dos. Apártate que me tiznas, le dijo la sartén al cazo.

El socialista vasco es impresentable pero de sus hazañas de trotaconventos del terror siempre ha hablado con propiedad y no ha mentido nunca. Lo que no sabemos es si en la entrega de responsabilidades de un Gobierno a otro los salientes pasarán la negociación a los entrantes. Recibir la herencia del PSOE invita a meditar sobre la futilidad de la existencia. Lo que es seguro es que Eguiguren, desde la oposición, seguirá manteniendo su larga conversación, informando a Rubalcaba y sin mandato de Rajoy. Zapatero negoció desde Ferraz hasta acabar metiendo a los gudaris en el Congreso. Si la oposición socialista no es leal, y en esto no lo será, en los «pendrives» que le pasen a Soraya irá encriptado el alacrán de la conversación.

TVE: historia de una infamia

Carlos Dávila www.gaceta.es  5 Diciembre 2011

El mismo día en que el director de Informativos ordenó la ‘clausura’ de nuestro periódico, recibimos una noticia estimulante: el Estudio General de Medios informaba del crecimiento de LA GACETA en un 17% en un solo año. ¡Cómo le debió de sentar esto al manipulador!

El pasado jueves un redactor de esta Casa, de La Gaceta de Intereconomía, se quedó literalmente pasmado cuando, al acudir a fuentes oficiales de Radiotelevisión Española, estas fuentes imputaban directamente a un redactor de segunda, o sea, a un profesional que no tiene ni en esa empresa ni en ninguna otra (que se sepa) responsabilidad ejecutiva alguna, la culpabilidad de haber perpetrado una de las más abyectas operaciones informativas que se recuerdan en la historia, afortunadamente muy larga, del Periodismo español. Ustedes, lectores de La Gaceta, oyentes y espectadores de la Radio y la Televisión de Intereconomía, han conocido esta semana la infame martingala urdida por los Servicios Informativos de la Televisión pública, hasta ahora y durante ocho años de pesadilla, televisión al servicio directo del Gobierno de Zapatero. Ese mismo día, jueves, Fran Llorente recogió en Barcelona el Premio Ondas (Prisa se lo otorga anualmente sólo a los suyos) y en una disertación hipócrita se atrevió, nada más y nada menos, que a pedir a los concurrentes que apostaran en adelante por una “televisión independiente, plural y rigurosa”. O sea, lo mismito que la suya.

Argucias, falacias e insidias
Y es que, recuerden, esa televisión dio el miércoles pasado como “cerrado”, como literalmente “desaparecido”, a nuestro periódico, y lo hacía con una desvergüenza total de la que probablemente tengamos que seguir hablando, incluyendo la portada de La Gaceta de ¡un día antes!; o sea, Fran Llorente, un oscuro periodista, aupado siempre a lomos del poder constituido (¿ no fue director de un telediario en la época de Aznar, época a la que de una forma miserable se ha dedicado a denostar?) inscribió esa portada de referencia para demostrar que nuestro diario había literalmente desaparecido. ¿Se puede ser más impúdico? Ante nuestra meditada y sobria reacción, TVE replicó al día siguiente con otra falacia más. Reconoció sin disculpa alguna su error, sugiriendo arteramente que no se refería a La Gaceta que se edita y vende en toda España, sino a la que aparece en las Islas Baleares, un ardid de trilero y falaz que no se sostiene en caso alguno. La Gaceta está en los kioscos de toda España y también en las islas en cuestión y, durante el tiempo que ha durado el tránsito del Gobierno tripartido de Antich, Ejecutivo singularmente incapaz del Partido Socialista, ha publicado unas páginas especiales, tan especiales como las que insertamos en Madrid o en Barcelona, para dar cuenta de los mil escándalos que los socios del Partido Socialista –Munar de Unión Mallorquina, la más destacada entre ellos– han desencadenado en este archipiélago. Tan cierto es esto como que en toda España La Gaceta de Baleares no ha tenido otro director que este que firma este trabajo semanal.

Primero silencio, luego ataque Argucia sobre argucia, falacia sobre falacia, insidia sobre insidia, la TVE socialista ha urdido durante todos estos años una doble operación: primero, silencio y luego, ataque a todo lo que no ha sido del agrado del nefasto Gobierno de Rodríguez Zapatero. La Gacetaha estado directamente prohibida por este sujeto borroso que atiende por Fran Llorente durante los ya 26 meses que llevamos en el mercado. En todo este tiempo, ha sido el único periódico de ámbito nacional que no ha tenido la menor acogida en los diferentes espacios informativos de la televisión antaño llamada pública. Hemos protestado por activa, pasiva y perifrástrica y hecho llegar a diferentes consejeros de la Corporación nuestro malestar y enojo por la marginación. De nada ha servido. En tiempos del neosocialista Oliart, otrora una buen ministro de UCD, las contestaciones que recibimos siempre fueron del mismo jaez: ninguna. ¿O sí?: en una ocasión nos transmitieron lo siguiente de parte del cuidadoso, hasta en las formas, Llorente: “Mientras yo esté aquí, a esos, ni agua”. ¿Para qué andarse con remilgos? Y ahora resulta curioso: tantos meses, años, sin querernos siquiera reconocer y de pronto, nos dan por clausurados.

Ochocientas personas agredidas
Y lo tengo que decir así: la indignación de nuestros lectores es, por supuesto, el gran apoyo que hemos tenido en estos momentos. Nos piden respuesta a la infamia. Y no los vamos a defraudar. El pasado jueves, en el programa El Gato al Agua, santo y seña de nuestro Grupo, intervenía como director de La Gacetapara hacerme eco de la protesta de nuestros fieles y para transmitir su escandalosa irritación. “¿Cómo –dije– se puede dar por clausurado un medio que, aparte de su presencia directa en los kioscos, es sostén económico de cientos de familias?

Un día después, el presidente y editor de esta Casa, Julio Ariza, denunciaba vigorosamente el atentado y pedía el apoyo perdurable de todos nuestros afectos. Ante el asalto, defensa; esa es nuestra única salida. De esa preocupación nos hicimos eco, como no podía ser de otra forma, en el citado programa de Antonio Jiménez porque, miren ustedes, lectores de La Gacet a, oyentes de nuestra Radio, espectadores de nuestra Televisión: aquí en su Casa trabajan no menos de 800 personas que se quedaron estrictamente petrificadas cuando un irresponsable mísero decidió clausurar nuestro periódico. El daño colateral que puede hacer una mentira de este inusitado calibre debe ser medido adecuadamente y en eso estamos, y eso sí, sin contar con nadie más: ¿o es que alguien ha encontrado el mínimo apoyo a nuestro favor de alguno de nuestros colegas? Están en otras cosas: en el sobeteo al poder que llega o en el hacerse perdonar por el poder que llega. En eso están.

Termina la pesadilla
Seguimos adelante. ¿Con qué pasos? Se los iremos narrando. No renunciamos a ninguno. Este episodio, del que ya saben casi todos los pormenores (otros, nos los guardamos para no perjudicar a quienes nos los han ofrecido), culmina una de las etapas más abyectas de la política española. Quedan apenas 15 días para que la mayor desgracia política que le haya ocurrido nunca a nuestra España democrática termine de una vez.

Del sectarismo que ha presidido la deplorable gobernación de Zapatero es una muestra elocuente, significativa, irrefutable, esta historia de una infamia de la que nuevamente hemos vuelto a ser víctimas y que, encima, se va a premiar una infamia. Abominable. El nuevo Gobierno de Mariano Rajoy tiene que tomarse muy en serio no ya la reforma de esta televisión oficial de la que hablamos, sino su absoluta y radical transformación, su cambio hacia un modelo o totalmente privatizado o, como mal menor, ajeno al maniobrerismo de sujetos como ese Fran Llorente que, después de habernos “clausurado” mendazmente, ha tenido la desvergüenza de trasladar a un desvalido redactor mal informado la responsabilidad del mal cometido. Nunca se había visto mayor abyección.

Hasta que Dios quiera
El mismo día en que el individuo en cuestión ordenaba manu militari nuestro cierre, como si fuera un juez de la peor dictadura, el Estudio General de Medios nos ofrecía, como contrapartida, un dato enormemente estimulante: nuestro crecimiento en más de un 17% desde el mismo mes del pasado año a esta fecha. O sea, la verdad, la certidumbre, contra la insidia y la falacia. Hace tiempo que lo venimos repitiendo: la libertad, la libertad de nuestros seguidores y la nuestra, tiene un precio; es el precio que estamos –no digo que gustosamente- pagando. Necesitamos como siempre su apoyo, ese gesto de que muy de mañana y a diario, se dirijan a sus kioscos de preferencia para pedir “La Gacetanuestra de cada día”. Hoy como ayer, como el día en que TVE, de la mano sucia de Fran Llorente, intentó su clausura. Nuestro trabajo se lo vamos a seguir ofreciendo. Con independencia, sin cesiones. Como siempre y si se me permite, sin ningún tipo de ambages, pero con mucha convicción, hasta que Dios quiera.

Actualidad
'El Mundo' se vuelca con la Asociación del 11-M para evitar su cierre
El director, Pedro J. Ramírez, y Federico Jiménez Losantos anuncian que donarán 1.000 euros cada uno a la organización
 www.lavozlibre.com 5 Diciembre 2011

Madrid.- El periódico 'El Mundo', con su director, Pedro J. Ramírez, al frente, se ha volcado con la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, que se encuentra al borde del cierre por falta de fondos. Ramírez, en su 'Carta al director' publicada este domingo anunciaba su intención de donar 1.000 euros a la asociación presidida por Ángeles Domínguez.

Según Ramírez, “el papel de la Asociación de Ayuda es en la práctica el mismo que desempeñaron aquellos románticos e indomables integrantes de la acción popular que al personarse en los sumarios impidieron que prescribieran los crímenes de los GAL”. Por eso, según afirma, resulta “especialmente obscena la discriminación a la que los organismos públicos vienen sometiendo a esta agrupación ejemplar que reúne a 700 víctimas o familiares de los atentados de Madrid”.

Asimismo, denuncia que “mientras la organización de Pilar Manjón, guardiana de la ortodoxia que le conviene preservar a Rubalcaba, y la intermitente AVT reciben pingües subvenciones de Interior y de la derrama del IRPF, la asociación presidida por Ángeles Domínguez ha tenido que apañárselas con 250.000 euros anuales que en el pasado recibió de la Comunidad de Madrid para prestar servicios médicos a sus miembros”.

Pedro J. Ramírez no ha sido, sin embargo, el único que ha defendido a esta asociaciópn a través de las páginas de 'El Mundo'. El periodista Federico Jiménez Losantos, colaborador habitual del medio, ha anunciado a través de su columna su intención de donar otros mil euros a la asociación. Losantos justifica su ayuda en “la sencilla razón de que Ángeles Domínguez y su grupo nos han ayudado a nosotros, los españoles con aspiración de ciudadanos, mucho más”.

Según Losantos, “el desbloqueo de la investigación del 11-M se debe a dos actuaciones judiciales: la querella, a la postre suicida, de Sánchez Manzano, contra Pedro J., Casimiro, Fernando Múgica y yo (…) y la querella que tras la presentación del libro ‘Tytadine’, que científicamente prueba el gigantesco embuste de la ‘goma 2ECO y vale ya’ como arma del crimen, presentó la Asociación de Ayuda a las víctimas del 11-M contra los elementos que destruyeron o inutilizaron judicialmente las pruebas de la masacre y que inventaron pruebas falsas, que son prácticamente todas las que sirvieron para crear la Versión Oficial sobre el 11-M, sin duda la mayor y más exitosa hazaña de desinformación en lo que llevamos de siglo XXI”. Losantos finaliza su columna pidiendo: “Ayudemos a los que ayudan”.

Asimismo, el diario pide a sus lectores que colaboren con la asociación “para que se sepa toda la verdad” en un anuncio en el que incluyen el número de cuenta al final de una información sobre el principal acusado del atentado del 11-M, Jamal Zougam, condenado a 40.000 años de cárcel, y de la que asegura que su condena “carece de sustento”. Asegura también que no existen vínculos entre la célula que cometió el atentado, y que no hay restos ni huellas suyas en el piso de Leganés o en la casa de Morata. Igualmente, publica una entrevista con uno de los testigos, en cuyo testimonio se basó la condena de Zougam, y que afirma que la Policía no le mostró fotografías de Zougam durante el interrogatorio.

Un milagro al alcance de nuestros bolsillos
EDITORIAL Libertad Digital 5 Diciembre 2011

La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, a la que pertenecen más de 650 personas directamente afectadas por aquella espantosa matanza terrorista, está viviendo momentos dramáticos. El motivo: la asfixiante falta de fondos, que amenaza de muerte a la entidad que preside Ángeles Domínguez.

"Desde el año 2009 se van recortando las ayudas", ha declarado Domínguez a Libertad Digital. "Hemos tenido que recortar en personal, las propias víctimas hemos participado con aportaciones [al sostenimiento de la asociación] e incluso los trabajadores han renunciado a recibir las indemnizaciones por despido".

Según fuentes de la propia asociación, en 2011 la AAV11M ha recibido 50.000 euros del Ministerio del Interior, 12.000 de la Fundación de Víctimas del Terrorismo... y 0 euros de la Comunidad de Madrid, que en 2010 le había concedido 70.000 euros y en 2009, otros 240.000, secuencia ésta que llama poderosamente la atención.

Convendría que el Ejecutivo autonómico madrileño explicara las razones que le han llevado a cerrar (¿definitivamente?) el grifo a una entidad que está realizando una labor importantísima, tanto en el ámbito asistencial como en el judicial, donde con sus magras fuerzas está librando la batalla por la Verdad, en la que tantos –porque tienen mucho miedo o muy poca vergüenza– ni están ni se les espera.

"Para seguir en esta lucha nos hace falta dinero. Casi más que dinero, nos hace falta un milagro", sostiene Domínguez. Se le entiende perfectamente, pero mejor haría en no recurrir a metáforas providencialistas. Para que nadie las esgrima como coartada. Y es que a la AAV11M no le hace falta un milagro, sino el apoyo de la ciudadanía, de la gente de bien que sabe perfectamente que el compromiso obliga y que la mejor solidaridad es la que acompaña los dichos con los hechos. En definitiva, y por no enmendar la plana a la corajuda Domínguez, se trata de dinero; de un milagro... al alcance de nuestros bolsillos. De predicar la primacía de la sociedad civil con el ejemplo.

Un número de teléfono: 91 311 84 32. Un número de cuenta: 2038 1766 55 6000436375. No olvidar lo inolvidable también es esto.

Los mayoría de los cargos son jefes de áreas financieras
El Gobierno saliente blinda a funcionarios afines al PSOE en puestos de responsabilidad
Enrique Morales y Javier Cordero. Madrid www.gaceta.es 5 Diciembre 2011

Designa nuevos cancilleres en Bolivia y Omán, que ocuparán el cargo los próximos cinco años. El Boletín Oficial del Estado del jueves recogía una treintena de nombramientos por libre designación.

El Gobierno en funciones sigue con su política de tierra quemada y no pierde el tiempo. Siguiendo las consignas de dejar todo atado, ha acelerado las designaciones a dedo de funcionarios afines en puestos de responsabilidad y blindando a otros en sus cargos, con el fin de que no puedan ser cambiados cuando tomen el poder los nuevos gestores del Partido Popular.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado miércoles recogía el nombramiento de una treintena de cargos, básicamente jefes de negociado con responsabilidades financieras y de personal, en la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (Aecid), la misma que ha comprometido más 250 millones de los presupuestos que gestionarán los populares durante los próximos tres años.

Los funcionarios ascendidos tomarán posesión de sus cargos la próxima semana, solamente unos días antes de que el líder popular, Mariano Rajoy, se haga cargo del Gobierno. La proximidad de estos funcionarios a los dirigentes socialistas queda patente con el impulso que alguno de ellos dio a la Plataforma Ciudadana de Apoyo a Rubalcaba. Igualmente fueron muy explícitos en las frases y comentarios que incluyeron en sus perfiles de Facebook, todos ellos mostraban su ánimo a las últimas medidas preconizadas por el Ejecutivo interino. Entre estas afirmaciones destacan algunas como “Franco fue un dictador derrocado por los valientes” o de apoyo a la “desacralización del Valle de los Caídos”.

El Gobierno socialista ha calificado los nuevos destinos como “voluntarios e irrenunciables” y ha blindado a estos funcionarios en sus nuevos puestos impidiendo que puedan optar a otros traslados en un plazo inferior a dos años, lo que implica que no puedan ser movidos durante ese plazo de tiempo, salvo que medien importantes indemnizaciones económicas.

También el Ministerio de Exteriores ha abierto un plazo de 15 días para que los funcionarios que están interesados puedan optar a ocupar, durante cinco años, las cancillerías de Omán y de Bolivia. Así mismo ofrecen destinos muy ansiados como los de jefe de negociado en China e India. La decisión de quién ocupará esos puestos queda en manos de los responsables del Ministerio de Trinidad Jiménez, puesto que el tiempo fijado para la elección de los mismos concluye antes de la entrada del nuevo Gobierno.

Pero no sólo el departamento de Exteriores se ha volcado en dejar controladas embajadas y consulados y áreas financieras y de recursos humanos. El Boletín Oficial del Estado recogía, solamente un día después, al menos una treintena de concursos para optar a puestos de libre designación. Los requisitos que se demandaban para ocuparlos eran muy escasos y quedaba abierta la posibilidad de que fueran designados para cubrirlos personas del entorno más próximo de quienes hoy ostentan el poder.

Por si fuera poco, el Ministerio de Justicia nombrará en unos días al nuevo secretario del Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y a un alto cargo, con importantes complementos, en la Secretaria del Gobierno del Tribunal Superior de Extremadura.
Elevados sueldos
También la Agencia Tributaria, organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, se ha apresurado a aplicar esta política de colocación de funcionarios partidarios en puestos en los que se garantice su permanencia temporal, al menos durante dos años. Recientemente ha nombrado nueve cargos, del Grupo A y con niveles iguales o superior al 28, todos con elevadas retribuciones. Entre los nombramientos de última hora está el coordinador del portal en Internet de la AEAT –nivel 30– y el jefe de dependencia de Aduanas en Navarra, con complemento especifico de 33.000 euros.

Además, en el Ministerio de Trabajo e Inmigración, en los próximos días se elegirá un jefe o jefa de Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social y Unidad Especializada Seguridad Social, que tendrá nivel 28 y cobrará un complemento específico de 13.500 euros.

Este tipo de actuaciones, que tienen como finalidad dificultar el objetivo de recortar gastos en la Administración Pública, está dejando claro que el Ejecutivo en funciones no tiene la menor intención de facilitar el traspaso de poderes ni dejar libre el camino a la mejora de la pésima situación económica que el Gobierno liderado por Mariano Rajoy heredará del que encabezó José Luis Rodríguez Zapatero.

Las noticias de las que viene haciéndose eco LA GACETA desde la victoria electoral del PP así lo certifican.

Con Fran Llorente se superan las cotas de sectarismo
“En TVE ya no hace falta dar órdenes, cada ‘comisario político’ sabe lo que hay que hacer”
Itxu Díaz. Madrid www.gaceta.es 5 Diciembre 2011

Una ex trabajadora de la cadena socialista denuncia los métodos de presión que utilizaron sus directivos en el año 2007 para lograr que se pronunciara políticamente.

Con la llegada del PSOE de Zapatero al Gobierno, Televisión Española se vistió de promesas de cambio y pluralidad hacia el exterior, al tiempo que rozaba sus mayores cotas de sectarismo en su interior. Lo detalla una ex trabajadora de TVE, que relata el ambiente que se vivía en 2007. “El método empleado en los últimos años no es tanto enviar órdenes desde la dirección, como situar a agentes en puestos claves, personas que ya saben lo que tienen que hacer”, explica. “Te obligaban a retratarte, por mucho que quisieras guardarte tus preferencias políticas”, desvela.

“En una ocasión”, recuerda, “reunida con una editora de La 2, me mencionó con desprecio una entrevista que José Antonio Pérez Piñar había realizado a Nati Mistral –‘esa fascista de mierda’, me dijo–, en un programa de la cadena, y me instó a que desaprobara delante de ella aquella entrevista. Me estaba poniendo a prueba para que me retratara. Es la forma que emplean para averiguar si pueden confiar en ti o no”.

En opinión de algunos de los afectados por el ERE de TVE, las prejubilaciones fueron una estrategia del Gobierno para realizar una “limpieza disimulada” en la televisión pública. “En la casa se sabía que muchos de los periodistas veteranos que celebraron la victoria de Felipe González en los ochenta, ahora estaban desengañados del socialismo”, afirman, “el ERE, tal y como se llevó a cabo, era la forma más eficaz de deshacerse de ellos”.

La actual situación de TVE, tomada por la izquierda política, es fruto de décadas de coacciones y limpiezas. La primera gran criba ideológica en RTVE se llevó a cabo en los ochenta, con la llegada de Felipe González al Gobierno. En los noventa, el sectarismo se acentuaría, con María Antonia Iglesias como responsable de los Servicios Informativos, y Ramón Colom como director general. “Querían que nada oliese a pasado”, afirma un periodista que trabajaba entonces en el área de Sociedad de los informativos de TVE. “Para llevar a cabo la limpieza se impusieron castigos ejemplares a algunos de los rostros más conocidos de la cadena”.

Uno de los afectados fue José Luis Barcelona, “un periodista estrella que fue castigado de forma ridícula”. Según el relato de este ex trabajador de TVE, Barcelona era uno de los dobladores de más prestigio cuando Iglesias llega al poder. “Contra todo pronóstico, TVE le informa de que sus doblajes no tienen nivel, y delega esta tarea a una empresa ajena al grupo”, recuerda, “la sorpresa es que la empresa en cuestión propone precisamente contratar a un tal José Luis Barcelona para realizar el trabajo, sin saber que había sido desechado por la dirección de TVE”. “Este es el nivel de competencia y profesionalidad que impusieron los socialistas a la tele pública”, concluye.

“Estoy harto”
En abril de 1994, tras numerosas presiones, Arturo Pérez-Reverte anuncia su despedida de TVE. “Estoy harto de tus jefes y de ti”, escribe Pérez-Reverte en una carta dirigida a Ramón Colom, “te comunico que no me apetece seguir bajo las órdenes de gente capaz de jugar tan sucio”. “Que os den morcilla, Ramón”, concluye Reverte, “a ti y a Jordi García Candau”.

Cuando el PP llega al poder en 1996, TVE ya es un grupo de comunicación diseñado a la medida de los socialistas. “El PP no hizo la limpieza que muchos esperaban”, confiesan fuentes del Ente público, “se limitó a realizar algunas modificaciones, pero la mayoría de los que ahora tienen puestos destacados, ya estaban bien posicionados dentro de la casa con el Partido Popular”.

Una anécdota ilustra el clima que se vivía en TVE durante los años de Gobierno de José María Aznar. Ana Palacio, entonces recién nombrada ministra de Asuntos Exteriores, fue invitada a Los desayunos de TVE. Instantes antes del programa, acudió a la sala de maquillaje, donde fue atendida por una de las maquilladoras más prestigiosas de la casa. Muy satisfecha con el resultado, felicitó a la trabajadora, y le ofreció ingresar en su equipo de asesores. “Lejos de tomarse la invitación como un elogio”, recuerda uno de los presentes, “la maquilladora despreció la propuesta”. Después relató por todo el edificio la oferta recibida, exclamando: “¡Esta imbécil se cree que me voy a ir con ella!”. “Es otra muestra del complejo de superioridad de la izquierda dentro del grupo”, valora el ex periodista.

Félix de Azúa, el último 'exiliado' de Cataluña: '¿Papá, nosotros que somos, catalanes o fachas?'
El intelectual catalán se marcha a vivir a Madrid porque no quiere que su hija sea educada en Cataluña, bajo "el totalitarismo del nacionalismo".
 www.lavozlibre.com 5 Diciembre 2011

Madrid.- Félix de Azúa es el último intelectual que ha decidido abandonar Cataluña para instalarse en Madrid por culpa del nacionalismo. Así lo anunciaba este domingo en una entrevista en el diario ‘El Mundo’. “No soy el único. Son muchos los catalanes que estarían deseando poder salir para escapar de ese monólogo del nacionalismo catalán”, afirma.

“Voy a ser padre en unos días y eso me llevó a pensar que el egoísmo está de más. No queremos que nuestra hija sea educada en Cataluña. No deseo que la eduquen unos ideólogos que la van a derivar hacia una situación indeseable con el resto de los españoles. No quiero que me suceda como a un amigo cuando su hijo de 8 años le preguntó: “Papá, ¿nosotros qué somos: catalanes o fachas?”.

Para Félix de Azúa, ésa es “la ideología imperante en los colegios y en las universidades a través de la vigilancia extrema de los comisarios políticos del nacionalismo”. El poeta, novelista, ensayista, bloguero o articulista se considera “un exiliado en Madrid”, y recalca que en Cataluña impera “un totalitarismo blando parecido al peronismo en Argentina”.

Hace unos meses, en una entrevista en LA VOZ LIBRE, el filósofo barcelonés ya explicaba cuál era la situación que se vivía en Cataluña en un aspecto tan propio del nacionalismo como es la imposición lingüística. “En Cataluña no sólo hay rechazo al castellano, sino también odio. Debe de ser el único lugar al norte de África donde se multa a la gente por escribir en la lengua oficial”, comentaba.

Félix de Azúa habla de su Autobiografía sin vida (2010) (1/2)
El filósofo catalán Félix de Azúa deja Cataluña por su hijo
"Papá, ¿nosotros qué somos: catalanes o fachas?"
El pensador, uno de los más prestigiosos de Europa, asegura que "en Cataluña se da un totalitarismo blando parecido al peronismo en Argentina"
Daniel Tercero. Periodista Digital 5 Diciembre 2011

Félix de Azúa: La vida política es un gigantesco fraude
¿Cuántos van? ¿Cuántos intelectuales y trabajadores de la cultura han dejado ya Cataluña? El último es Félix de Azúa, uno de los filósofos españoles más prestigiosos en toda Europa. Deja Cataluña por la presión nacionalista en la vida cotidiana de las personas.

En una entrevista publicada este domingo en El Mundo --"Soy un exiliado de Cataluña en Madrid"--, De Azúa explica así su cambio de residencia a Madrid:

"Voy a ser padre en unos días y eso me llevó a pensar que el egoísmo está de más. No queremos que nuestra hija sea educada en Cataluña. No deseo que la eduquen unos ideólogos que la van a derivar hacia una situación indeseable con el resto de los españoles. No quiero que me suceda como a un amigo cuando su hijo de 8 años le preguntó: "Papá, ¿nosotros qué somos: catalanes o fachas?". Ésa es la ideología imperante en los colegios y en las universidades a través de la vigilancia extrema de los comisarios políticos del nacionalismo".

UN EXILIO EN SU PROPIO PAÍS
El Doctor en Filosofía deja su patria chica. Antes lo hizo Albert Boadella --Boadella, harto del nacionalismo, no volverá a trabajar en Cataluña-- y antes aún Loquillo --Loquillo: "Si vives en Cataluña y no estás a favor del chanchullismo, eres un facha"--. Hace poco, también, Paco Mir --Paco Mir, de Tricicle, deja Cataluña "porque no me hacen caso"--.

Son solo cuatro ejemplos de catalanes que han decidido dejar el lugar que les vio nacer por culpa de los nacionalistas, por uno u otro motivo, en el poder autonómico desde 1980. La cultura --siempre que no sea nacionalista-- está reñida con la Cataluña actual.

¿Se trata de un exilio?, le preguntan a De Azúa. "Absolutamente", responde al filósofo. "En Cataluña se da un totalitarismo blando parecido al peronismo en Argentina. [...] No soy el único [que piensa así]. Son muchos los catalanes que estarían deseando poder salir para escapar de ese monólogo constante del nacionalismo catalán...".

Cataluña
Controlan el papel de váter en las escuelas, mientras dan barra libre al agua para los diputados autonómicos
La casualidad ha hecho que se crucen en el tiempo dos decisiones que afectan a los escolares, por un lado, y a los diputados autonómicos, por el otro. Aquellos tendrán tasado el uso del papel higiénico, estos podrán consumir cuantas botellas de agua consideren oportunas a cargo del Parlamento autonómico.
Redacción www.vozbcn.com 5 Diciembre 2011

Control del papel higiénico en los colegios públicos de Cataluña pero barra libre para el consumo de agua embotellada que beben los diputados autonómicos. Mientras el Consorcio de Educación de Barcelona (ente administrativo compuesto por la Generalidad de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona) enviaba una carta a los directores de los centros escolares marcándoles los ratios de gasto en papel higiénico, los diputados autonómicos descartaban tener que pagar -como ocurre en los hospitales para los pacientes- el agua que consumen en el Parlamento autonómico.

A finales de septiembre, los directores de los centros públicos que dependen del Consorcio barcelonés recibieron una carta con el asunto: ‘Establecimiento de ratios máximas de consumo de papel secamanos, higiénico y otros’. La misiva estaba firmada por el jefe del servicio de limpieza de la Dirección de Construcciones y Mantenimiento Escolar -actualmente, Dirección de Recursos y Organización- y aportaba un estudio realizado sobre el uso del papel en las escuelas.

Topes, según la media alta
Así, este lunes, según ha publicado El País y han confirmado fuentes del Consorcio a LA VOZ DE BARCELONA, los directores de los centros escolares recibieron una carta explicando que el Consorcio de Educación había detectado ‘la existencia de diferencias significativas entre centros’ en el uso del consumo del papel. Este motivo llevó al ente a establecer unas ‘normas igualitarias de consumo’ para todos los colegios.

Estos topes de consumo se han fijado en los 25 metros de papel higiénico doméstico, 22 de papel higiénico industrial, 11 bobinas secamanos y 15 toallitas zigzag (cinco más en las escuelas de educación especial) por cada alumno y mes. Según el Consorcio estas ratios se han fijado tomando en cuenta ‘la parte alta de la media aritmética’ del consumo escolar.

Según han asegurado fuentes del Consorcio a LA VOZ DE BARCELONA, esta decisión “no tiene nada que ver” con los recortes presupuestarios en el departamento de Enseñanza de la Generalidad, y se enmarcan en un programa para racionalizar el uso y consumo del papel en las escuelas. “Se hubiera enviado la carta y hecho el estudio aunque no se hubiera recortado en los presupuestos de las escuelas”, han advertido desde el Consorcio.

Barra libre gratis para el agua embotellada
La casualidad ha hecho que por las mismas fechas, la Comisión de Peticiones del Parlamento autonómico haya rechazado una propuesta para que los políticos se paguen el agua embotellada que consumen durante sus intervenciones parlamentarias. En la sesión del pasado 22 de noviembre, una petición ciudadana les recordaba a los diputados autonómicos que en los hospitales de Cataluña los pacientes se pagan el agua que consumen, y por tanto lo mismo deberían hacer los representantes públicos.

Sin embargo, los miembros de la Comisión de Peticiones desestimaron la propuesta archivando el escrito sin dar más explicación, y con cierta sorna -como se puede ver en el vídeo adjunto-, dedicándole apenas 1 minuto y 12 segundos al asunto.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Otra herencia envenenada
Editorial www.gaceta.es 5 Diciembre 2011

Las revelaciones que ahora están poniendo de manifiesto con toda clase de detalles, las persistentes y groseras mentiras con las que Zapatero y su Gobierno pretendieron ocultar a la opinión pública los detalles más vergonzosos de su negociación con los etarras, e incluso la mera existencia de cualquier clase de contactos, subrayan también el cinismo hipócrita con el que se atrevían a acusar al PP de no apoyar un proceso que no consistía en otra cosa que en una incomprensible, bochornosa e insostenible claudicación ante los terroristas.

La verdad se ha acabado sabiendo con todo lujo de detalles, tal vez porque se estima que ya no puede hacer más daño a los intereses electorales del PSOE; esta es, sin embargo, una pretensión con muy escaso fundamento, porque va a ser muy difícil que los españoles olviden hasta qué punto Zapatero y sus adláteres, desde Jesús Eguiguren hasta Alfredo Pérez Rubalcaba, han pretendido engañarnos a todos, tomándonos el pelo de manera miserable al representar una mala comedia de enredo haciendo ver sus supuestas discrepancias y distintas sensibilidades.

La única pretensión de ese burdo teatro era hacer más tolerable lo que nadie medianamente digno podría consentir, la supuesta conversión de criminales en ciudadanos falsamente pacíficos, la continuación del terror mediante otros procedimientos; en fin, nada que se parezca en absoluto a lo único que una democracia que se respete debiera perseguir, y había perseguido en efecto hasta que Zapatero traicionó el Pacto Antiterrorista al reunirse con los etarras al mismo tiempo que lo firmaba con Aznar: la derrota de los terroristas y el establecimiento de una auténtica libertad política en el País Vasco. Los resultados de esa traición a los principios de la democracia y a los intereses nacionales están bien a la vista, sin que el PSOE, por cierto, haya podido conseguir el menor rédito electoral de tan enorme error político, de algo que no se aparta mucho de lo que pueda considerarse una traición a los más altos intereses de la patria y del Estado.

También en esto el legado que el PSOE le entrega al Partido Popular constituye una herencia envenenada. Nunca es tarde, sin embargo, para volver a hacer las cosas bien, especialmente porque los españoles no dejan de expresar tanto en las encuestas como en su voto, y en toda suerte de manifestaciones, su rechazo mayoritario a las falsas soluciones del terrorismo, su desconfianza completa en los apaños con una ETA tan mentirosa como criminal, y su oposición a las medidas de gracia inmerecidas con terroristas que ni se arrepienten de sus fechorías, ni entregan las armas, ni están dispuestos a ninguna forma de democracia que pueda significar que no se haga exacta y minuciosamente cuanto ellos quieren.

La mentira obtiene siempre frutos amargos. Es bastante sarcástico que quienes llegaron al Gobierno acusando a sus rivales de mentirosos se despidan de su mandato en medio de una prueba tan resonante y espectacular de sus propias mentiras sistemáticas. La explicación es, por desgracia, bastante simple. Zapatero y los suyos han creído que podrían engañar a todos y siempre, que podrían salir indemnes de tanto embuste. No ha sido así. Los electores los han despedido en buena hora, pero ahora tendremos que administrar con pulso firme y claridad de ideas las nefastas consecuencias de una política no sólo mentirosa sino estúpida, supuestamente inspirada en esas pretenciosas buenas intenciones con las que están pavimentados todos los infiernos.

Negociete con el terror: Menos libritos y más Parlamento
Isabel Durán Periodista Digital 5 Diciembre 2011

Jesús Eguiguren y Luis R. Aizpiolea adelantan este domingo en el diario El Pais las negociaciones del Gobierno socialista con los criminales de ETA. Es un anticipo, una prepublicación -como se dice en el argot periodístico-- de un libro al que no pienso ni tan siquiera citar.

El tándem periodístico-negociador con los etarras hace públicas sin el menor pudor algunas de las actas secretas de la felonía. Las que más les convengan, es de suponer. Con esta obra el septenato socialista de Zapatero culmina la utilización partidaria del terror a espaldas de los españoles, es decir, del Parlamento, único lugar éste, la sede de la soberanía nacional, donde el Gobierno y el Partido Socialista están obligados a poner las cartas -y las actas- boca arriba.

Desconozco si los derechos de autor de este manual de la traición se lo repartirán entre el periodista y el político condenado en sentencia firme por maltratador o si lo destinarán a otros fines. Me revuelve el estómago tanta indignidad. Ahora quieren hacer un negociete a costa del terror. Que se dejen de libritos y expliquen, donde lo tienen que hacer, hasta el último detalle de sus pactos con quienes han aupado al poder sin que ETA ni tan siquiera se haya disuelto.

Eguiguren
Puzzle de mentiras
Cristina Losada Libertad Digital 5 Diciembre 2011

Hace ya más de cuatro años, en 2007, la vicepresidenta Fernández de la Vega se mostró muy indignada con la publicación, en varios periódicos, de las actas que los de ETA levantaron de la negociación con su Gobierno. Tras el debate causado por las filtraciones veía, naturalmente, "la mano de los líderes del PP", a los que acusó de haber propiciado "un fenómeno nuevo, una situación que nunca antes se había dado en la España democrática, como ha sido la de poner en duda la palabra del Gobierno y de su presidente mientras se daba publicidad, e incluso credibilidad, a la palabra de quienes no la tienen, la de los terroristas". Bien. Ahora es uno de los suyos, y no el último mono, sino el presidente del Partido Socialista de Euskadi, quien publica sus propias actas, cuestiona la intocable credibilidad del Gobierno y confirma que el único fenómeno novedoso que ha habido en la España democrática es el de un Ejecutivo dispuesto a hablar de política con un grupo de criminales.

Ante un puzzle de mentiras y medias verdades como el del proceso de paz, se pierde fácilmente la paciencia que requiere reconstruirlo. Pero los detalles, iluminadores como son la catadura de los terroristas con los que Zapatero decidió entenderse, resultan menos escandalosos que el gran engaño que se trasladó a la opinión pública a fin de que fuera aceptando las concesiones a la banda. El señuelo fue que ETA estaba por dejarlo sin exigir a cambio un precio político. Tal y como se infiere de unas y otras actas, el precio político no cesó de estar sobre la mesa desde el primer hasta el último minuto. El Gobierno lo sabía perfectamente y no sólo se sentó en Ginebra, en Oslo y donde fuera, sino que volvió a sentarse tras el "accidente". No hay manera de negar aquella falsedad primigenia, pero por intentarlo que no quede. Así, como para dorar la píldora, la versión de Txusito y Aizpeolea sostiene que el Gobierno hizo lo que hizo confiado en que se trataba de un intercambio de paz por presos, una renuncia a la justicia y a la ley que, al parecer, entienden más digerible que otras.

No debería haberle salido gratis al Gobierno la negociación política con ETA, pero nunca sabremos si le costó algo. Hay demasiada gente dispuesta a aceptar que el fin justifica los medios. El caso de Eguiguren va incluso más allá, por su mimetización con el entorno de ETA. Que él fuera uno de los pilares del proceso, es una más de las perplejidades que nos lega Zapatero.

Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.es.

Libro con las confesiones de Eguiguren
El relato de la negociación con ETA que vetó Rubalcaba
Cuando era ministro del Interior vetó la obra que ahora ve la luz, con los detalles de la negociación del Gobierno Zapatero con ETA
Historia de una claudicación
Mariano Alonso Libertad Digital 5 Diciembre 2011

El País publica este domingo el adelanto de una obra que estará en los próximos días en las librerías: ETA Las Claves de la Paz Confesiones del negociador . El negociador es el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, que firma la obra junto al periodista del diario de PRISA Luis R. Aizpeolea. Ambos desvelan asuntos claves de una negociación a dos bandas con ETA, mediante sendas mesas, la del Gobierno y los terroristas y la de los socialistas vascos, el PNV y la ilegal Batasuna.

Sin embargo, su relato se contradice en parte con lo publicado por Aizpeolea hace cuatro años, particularmente en lo que afecta a la participación en el proceso de José Luis Rodríguez Zapatero. Quizá el papel del secretario general del PSOE era una de las cuestiones que molestaban a Alfredo Pérez Rubalcaba, quien según el periodista de El Mundo Santiago González detuvo la publicación del libro, que ahora ve la luz de la mano de Aguilar, cuando era ministro del Interior.

Lo cierto es que hace cuatro años, en un amplio reportaje (quizá premio de consolación por no haber podido sacar el libro) titulado Así fue el diálogo con ETA Aizpeolea relataba cómo Eguiguren comenzó sus conversaciones con Arnaldo Otegi en 2001, al mismo tiempo que Zapatero firmaba en La Moncloa con José María Aznar el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo.

Unos contactos de los que, decía el periodista de El País, el presidente de los socialistas vascos informó a su secretario general, Patxi López, y ambos a Zapatero antes de las elecciones de 2004. Esta versión es la que cambia ahora en este libro, donde se dice que Eguiguren "ni conocía" a Zapatero y que le llamó repetidamente a La Moncloa tras su llegada al poder para informarle de sus gestiones sin obtener respuesta.

Fue durante un Congreso del PSE en Guipúzcoa cuando pudo informar personalmente al número dos del PSOE, José Blanco, "nos encerramos en un cuartucho y le conté, de arriba abajo, todo lo sucedido hasta entonces. Me dijo que hablaría con quienes tenía que hablar y que se comunicaría conmigo. A partir de ahí se estableció un cauce más o menos oficial a través de Alfredo Pérez Rubalcaba, que fue nombrado por Zapatero portavoz en el Congreso" y así describe Eguiguren sus primeros contactos con Rubalcaba "Lo que me dejó realmente sorprendido fue que con cuatro cosas que le dije, lo entendió todo al instante. Lo que teníamos entre manos y el riesgo que corríamos. Nunca he conocido a nadie tan rápido de reflejos".

Eguiguren, el negociador, reclama su protagonismo y califica de leyenda la versión (de la que se hizo eco su socio editorial Aizpeolea) de que fue ETA la que tomó la iniciativa enviándole una carta a Zapatero nada más llegar a La Moncloa para iniciar el diálogo. Dice sobre la misiva que "la envió ETA en el verano de 2004 porque nosotros ya habíamos establecido la manera de hacerlo. Me habían avisado, estando de vacaciones en Badajoz, de que el cartero llamaba. Recogí la carta y se la entregué a Rubalcaba en Santander, para que a su vez la entregara en La Moncloa".

Las advertencias de ETA antes de la T-4
De lo más novedoso que aporta el libro, a la espera de su publicación íntegra, son los contactos en los días previos al atentado de la T-4 que terminó con la vida de Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate. Acción de ETA que, como reconoce El País, no impidió que la negociación continuara "en secreto" durante 2007. Los contactos se produjeron entre Jesús Eguiguren y los otros emisarios del Gobierno (el jurista Gómez Benítez y el ex ministro Javier Moscoso) y el jefe etarra Thierry, que había tomado el relevo del prófugo Josu Ternera.

El 11 de diciembre de 2006 los representantes del Ejecutivo le garantizan al jefe de la banda terrorista que "no obstaculizarán" la legalización de Batasuna, posteriormente Thierry y Eguiguren almuerzan juntos y el etarra, después de decirle que pueden atentar "donde queramos y como queramos" le advierte: "Si se rompe el proceso, esto va a ser Vietnam". Advertencia que llegaría, por los cauces adecuados, al presidente del Gobierno y que no le impidieron comparecer triunfal ante los medios en La Moncloa el día 29, cuando pronunció su famosa frase: "respecto a ETA, estamos mejor que hace un año y el año que viene estaremos aún mejor". A esa misma hora los etarras colocaban el explosivo que al día siguiente haría trizas la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas y terminaría con la vida de Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate.

El encuentro de Patxi López con Otegi, pactado al milímetro
Antes del atentado de la T-4, Zapatero abrió formalmente el diálogo con ETA, que en realidad llevaba activo al menos un lustro. Fue en junio en los pasillos del Congreso, seis días después de la segunda reunión en Lausana (Suiza) entre Eguiguren y Josu Ternera. Una semana más tarde se reunían en un hotel de San Sebastián, con luz y taquígrafos, dos delegaciones del PSE encabezadas por Patxi López y Arnaldo Otegi, algo por lo que el hoy Lehendakari llegaría a sentarse en el banquillo junto a Juan José Ibarretxe, aunque ambos fueron absueltos por el Tribunal Superior vasco. Sobre ese encuentro dice Eguiguren: "Pensamos que aquella reunión facilitaría la consideración de la izquierda abertzale como interlocutora política. Incluso pactamos con Otegi las declaraciones previas al anuncio de aquella reunión."

Por lo demás, en ETA Las Claves de la Paz se establece el acuerdo básico entre ETA y el Gobierno Zapatero. La banda terrorista aseguraba que no habría "acciones contra personas" y el Ejecutivo a que no hubiera detenciones.

APOYO A LA IZQUIERDA ABERTZALE EN EL CONGRESO
Izquierda Unida se ofrece a Amaiur para "ayudarle" a formar grupo parlamentario en el Congreso
AGENCIAS | BILBAO El Correo 5 Diciembre 2011

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha asegurado que sería una "falta de generosidad política" y una acción "egoísta" no ayudar a formar grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados a una fuerza política como Amaiur ya que IU estuvo en la misma situación.

En una entrevista a RNE recogida, Lara ha recordado que su formación necesitó en su momento "el apoyo de otro grupo político para poder tener grupo parlamentario". "Entonces sería una falta de generosidad política por nuestra parte y ser muy egoístas pensar que otros grupos, que pueden estar en las mismas condiciones, no necesitan el apoyo por parte de algún otro grupo. Para poder configurar ese cinco por ciento necesario para tener grupo parlamentario", ha indicado.

El coordinador federal de IU ha reclamado que el resto de partidos políticos no deben tener "dos tablas de medir" con la fuerza abertzale. "La tabla tiene que ser la misma, y si para nosotros se aplicó en un momento determinado justamente creo que para los demás partidos políticos que están en esta situación se tienen que aplicar con la misma tabla de medir", ha avisado.

Al hilo de las declaraciones de Cayo Lara, el secretario general de EA, Pello Urizar, ha anunciado hoy que la coalición Amaiur recurrirá a la vía judicial si no le permiten formar grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados. "Parece que todo depende de la voluntad política de la Mesa del Congreso y da la impresión de que no tienen mucha, aunque resultará muy difícil explicar por qué no se puede formar grupo propio con siete diputados", ha precisado en una entrevista en Radio Euskadi.

Urizar también se ha referido a la decisión de Mariano Rajoy de no incluir a esta coalición en su ronda de contactos con los partidos políticos y ha dicho que antes de que ETA anunciara el cese de su actividad armada, la violencia era "la excusa" para no mantener relaciones normalizadas con el entorno abertzale. "Ahora, algunos se quitan las máscaras y la situación se aclara porque vemos que para algunos partidos políticos la violencia sólo era la excusa para mantener sus estrategias políticas", ha apuntado.

En relación al reconocimiento de las víctimas del terrorismo por parte de la izquierda abertzale, Urizar ha mantenido que se trata de un asunto "importante y delicado" y ha subrayado que no se atreve a poner fechas a dicho reconocimiento "por si no se pueden cumplir y se generan falsas expectativas". "Se darán pasos porque es necesario -ha dicho- y porque hay que avanzar; trataremos caso a caso porque cada víctima y su entorno son un mundo".

El dirigente de EA también se ha pronunciado sobre la relación entre Amaiur y el PNV, y tras afirmar que el partido liderado por Íñigo Urkullu percibe a la coalición como "una amenaza para su futuro político", ha resaltado que mantienen la "mano abierta" para hablar de "los grandes temas de este país".

Cataluña
El Gobierno subvenciona las políticas juveniles de Plataforma per la Llengua
El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha otorgado 6.600 euros a la entidad, conocida por sus boicots y chantajes contra las empresas que usan el español en Cataluña.
Redacción www.vozbcn.com 5 Diciembre 2011

El Instituto de la Juventud, dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, ha otorgado una subvención de 6.600 euros a Plataforma per la Llengua-Col.lectiu l’Esbarzer para la promoción de iniciativas juveniles en el marco del programa de la Comisión Europea ‘La juventud en acción’, según publicó el BOE el pasado 25 de noviembre.

Plataforma per la Llengua, entidad generosamente premiada y subvencionada por la Generalidad y por las administraciones locales -con más de dos millones y medio de euros en los últimos años-, es conocida por sus boicots y sus chantajes comerciales (contra medios de comunicación, aerolíneas, cines o pequeños negocios), así como por sus campañas para que los ciudadanos denuncien a los comercios que rotulan en castellano.

Promotora del desacato a las sentencias sobre bilingüismo escolar

El pasado 2 de septiembre, Plataforma per la Llengua, junto a otra treintena de entidades subvencionadas agrupadas bajo la denominación Som Escola, instó a la Generalidad y a las escuelas públicas y concertadas de Cataluña a desobedecer las múltiples sentencias de los tribunales que obligan a restablecer el bilingüismo escolar. De igual forma, en julio de 2010, hizo un llamamiento a las instituciones autonómicas para desacatar la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto, que declaró ilegal la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán.

Hace unas semanas, Plataforma per la Llengua lanzó un argumentario con once mandamientos para que las escuelas puedan rechazar las peticiones de los padres que pidan una educación bilingüe para sus hijos. El objetivo final confesado por la entidad era ‘sustituir el esquema de una sociedad bilingüe por una sociedad multilingüe que tenga el catalán como eje vertebrador de la diversidad, que tenga el catalán como lengua común’.



Recortes de Prensa   Página Inicial