AGLI

Recortes de Prensa   Miércoles 14 Diciembre 2011

 

Republicanismo
Bloqueos ideológicos
Agapito Maestre Libertad Digital  14 Diciembre 2011

La X legislatura fue abierta con un discurso enfervorizado a favor de la Corona a cargo del presidente de edad de la mesa del Congreso de los Diputados. ¿Tiene alguna correspondencia esa intervención con la opinión dominante de la calle? Parece que no hay mucha sintonía entre la cólera del español sentado y lo dicho por el señor Albendea. No pasa nada. Así es la vida institucional. Está bien. La política también es una tarea de apagar incendios. Pero, al margen de ese discurso de día de fiesta, o los políticos profesionales, los buenos políticos dirigidos por la vocación de servir a su pueblo, se abren a lo que les dicen sus votantes o el divorcio se produce más pronto que tarde.

De momento, todo trascurre para el PP por los caminos previstos: tranquilidad y a llevarse bien con todos, incluidos los nacionalistas, aunque eso pudiera suponer un cambio de última hora en la política de nombramientos de Rajoy. No seré yo quien critique esa política de gesto de cercanía y mano abierta a otros grupos políticos. Pero, por favor, nadie se engañe: el resultado de las elecciones del 20-N es inamovible: ha ganado el PP, que aparece como el único defensor plausible de la democracia española, frente al nacionalismo separatista, incluida ETA, y la izquierda que acompaña al nacionalismo. El PP, pues, tiene que romper todos los bloqueos ideológicos que le impidan defender la democracia española, incluido ese no querer saber nada con una tradición que es también la suya, la republicana.

El PP tiene que prestar oídos a la sociedad y, por supuesto, estar dispuesto a cambiar de discurso y acción política, si una institución de la democracia crea más problemas que resuelve. Eso es exactamente lo que mantuve aquí en mi última columna al referirme a la idea de republicanismo cívico, también podríamos hablar de humanismo cívico, que debería introducir el PP en su discurso para acabar de una vez por todas con el bloqueo ideológico que la izquierda ha sometido a la derecha, en los últimos años, al identificar todo discurso sobre el republicanismo cívico con la Segunda República española. Utilicé, en efecto, la noción de bloqueo ideológico para mantener que esa argucia impide pensar la república como forma de convivencia para una democracia desarrollada. Bloquear una idea es impedir que pueda ser considerada al margen de un determinado autor, partido político o, como es el caso, independientemente de una experiencia histórica.

La creencia de que la idea republicana resulta impensable al margen de la República de Platón es, por decirlo suavemente, tan descabellada como aferrarse a la cantinela de que no hay otra forma de república en España que la Segunda República. Desmontar esta patraña es fácil intelectualmente, bastaría recurrir al Kant de bolsillo que lleva cualquier españolito en su cartera y leer: la complejidad de la idea nunca puede sustituirse por la intuición de una experiencia concreta. El Republicanismo cívico, pues, no sólo no se agota en la experiencia de la Segunda República española, sino que puede llegar a significar absolutamente todo lo contrario de esa triste y fatídica etapa de la historia de España. Pero, en mi opinión, para desmontar políticamente esa ideología se requiere algo más que argumentación intelectual y discurso político, se requiere un programa de acción cultural, de política cultural, de un Gobierno nacional dispuesto a no dejarse arrebatar lo común, lo que a todos nos importa, la nación española.

El PP, en efecto, puede pensar la república y todo lo que quiera, sencillamente porque las ideas, como nuestra historia, no pertenecen a nadie, sino que son potencialmente de todos. La idea de República, de cosa pública, no pertenece a los nacionalistas, separatistas y socialistas, sino que es de todos.

"El socialismo fracasa cuando se les acaba el dinero... de los demás" (Margaret Thatcher)
Manuel Luaces Periodista Digital  14 Diciembre 2011

Carmen Calvo es la ministra de Cultura, socialista para más señas, que dijo de sí misma "yo he sido cocinera antes que fraila" (anécdota que hay que anotar en el Registro Flaubertiano de Estupideces -como la afirmación solemne de que el PIB es masculino o que si Lehman Brothers fuese Lehman Sisters la crisis se hubiera evitado-). Además, nuestra ministra es famosa por haber sintetizado, bien es verdad que de una manera algo frívola, la ideología socialista en doce palabras: "Estamos manejando dinero público, y el dinero público no es de nadie" (ABC, mayo de 2004). Después de todo, parece que la señora Calvo ratifica lo dicho por la señora Thatcher.

En España el dinero se ha terminado. En realidad, decirlo así es una imprecisión desafortunada. En España estamos endeudados. Debemos dinero, demasiado dinero. Dos ejemplos. Primero, se habla de una deuda sanitaria de más de 15.000 millones de euros. Segundo, ayer nos enteramos de que el sector público adeuda más de 15.000 millones de euros a los autónomos.

No sólo es importante la cantidad apabullante de dinero que debemos -y no tenemos-; a nuestra deuda hay que añadir los indeseados efectos adversos que produce: más paro y más empresas que echan el cierre. Los acreedores, sigo con los dos ejemplos antes citados, son empresas con empleados. Si no cobran comienzan por poner a su gente en el paro y terminan por cerrar. Los perjudicados, en todo caso, somos los ciudadanos, que vemos cómo nos empobrecemos (los últimos datos sitúan el PIB per cápita a niveles del año 2002).

A algunos eso parece no importarles. El socialismo ha durado lo que duró el dinero. Sin embargo, antes de abandonar el Gobierno está haciendo un último esfuerzo de generosidad. ¿Solidario? No, sobre todo impertinente, inoportuno, trágico.

Todos los miembros del Gobierno parecen ocupados únicamente en pasar sus últimos minutos, el tiempo basura, repartiendo dinero, subvenciones y privilegios. Lo de menos es comprometer al Gobierno que los releva. Salgado, Sinde, Garmendia, Sebastián, Jiménez, Blanco..., todos rascan el bolsillo público para dar lo que no hay. A la gente del cine, a las ONG, a la prensa afecta, a terceros países, a los coches eléctricos que nadie compra, a empresas espaciales, a fundaciones, a los de la memoria histórica... Y si surge algún viaje -el deseo de un viaje, no la necesidad porque apenas hay agenda- pues se reservan hoteles de lujo en las mejores plazas de las ciudades que se visita (Sinde en Moscú, frente al Kremlin).

El lema de nuestro Gobierno en funciones parece ser "mientras tengamos el BOE utilicémoslo, mientras haya un euro regalémoslo". A todas luces un lema inmoral y que en modo alguno apuesta por el futuro de una nación. Los platos que Zp ha roto, y no cesa de romper, los vamos a pagar entre todos. Cada nuevo BOE somos más pobres y aumentan nuestras deudas.

nota a pie de página: a los socialistas jamás les ha interesado la cultura -así para Lenin los intelectuales no eran más que la mierda de la nación y siempre tuvo claro que había que exterminarlos- pero hay que reconocer que padecen un extraño acto reflejo: cuando oyen la palabreja "cultura" llevan la mano al bolsillo público y sueltan dinero con alegría. Es su manera de mantener la conciencia descansada. Es cierto, hay que reconocer su perspicacia: saben comprar a la gente del mundo de la cultura y transformarla en "el club de los inocentes" (Willi Munzerberg), en los tontos útiles, en compañeros de viaje. Sí, en eso han sido unos maestros (Gramsci siempre lo tuvo claro -su concepto de hegemonía ha hecho un gran servicio a la izquierda-).

Cultura
Manipulación lingüística y nacionalismo: algo más que palabras
El Aula de Cultura de ABC recibe a Jesús Laínz que pone el dedo en las llaga de la supuesta «opresión lingüicida» española
manuel de la fuente ABC  14 Diciembre 2011

Es probable que haya palabras que matan, pero de lo que desde luego no queda alguna es de que muchas, por lo menos, malhieren. Palabras que el nacionalismo ha usado como mástil de la bandera de la exclusión y no de la integración como siempre debería ser usada una lengua. De ahí al «nazionalismo» solo hay un paso. Estas, y muchísimas más y de la misma enjundia, son las tesis de «Desde Santurce a Bizancio. El poder nacionalizador de las palabras» (Ed. Encuentro) del ensayista Jesús Laínz, un libro que sirve de hilo afilado del que tirar para la conferencia que Laínz ofrecerá este miércoles, bajo el título de «La manipulación lingüística del nacionalismo», en el Aula de Cultura de ABC, dentro del ciclo «España, una tradición y un proyecto», que organizan la propia Aula de Cultura ABC-Fundación Vocento y la Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad (Centro Cultural del Círculo de Lectores. O’Donnell, 10. A las 20 horas).

-Hagamos un poco de historia. ¿Ha existido algún país que haya destacado por este fenómeno de opresión lingüística? ¿Por ejemplo, la civilización romana no operaba con el latín en términos de manipulación?
-En el caso de Roma lo que sucedió fue la sustitución de las lenguas de los pueblos conquistados por una lengua de cultura muy desarrollada y extendida: el latín. Pero la opresión lingüística tal como la entendemos hoy comenzó con la Ilustración, paralelamente al desarrollo del nacionalismo y a los procesos de uniformización legal y administrativa. Aunque es cierto que se pueden encontrar casos bastante anteriores, sobre todo el inglés en Irlanda desde el siglo XIV. Pero el caso más sobresaliente quizá sea el francés: los revolucionarios proclamaron su intención de extirpar las lenguas regionales, a las que llamaban «jergas bárbaras». Y lo hicieron en nombre de la libertad y la igualdad. Con gran tenacidad e indudable éxito. Sin embargo, el país que ha cargado con la imagen de especialmente lingüicida ha sido España, lo cual es una injusticia histórica descomunal.

-¿Dónde está la frontera entre el poder civilizador de la lengua y la manipulación y la opresión a través de ella?
El respeto no puede penetrar en un cráneo nacionalista
-En primer lugar, en el respeto a las personas y a la realidad, algo imposible de hacer penetrar en un cráneo nacionalista. Por ejemplo, es evidente que la lengua que han usado los vascos para escribir en el último milenio ha sido el castellano, desde, por ejemplo, el medieval García de Salazar hasta, no lo olvidemos, el mismísimo Sabino Arana. Y otro tanto se puede decir, aunque no de modo tan universal, de gallegos y catalanes, de fray Benito Feijoo a Cela y de Boscán a cientos de escritores catalanes actuales en castellano. Evidentemente también se han escrito grandes obras en gallego y catalán, como las «Cantigas» o las grandes crónicas catalanas medievales hasta Rosalía de Castro y la Renaixença, pero lo que eso demuestra es que esas sociedades, para mayor riqueza de España, son bilingües desde hace muchos siglos, algo inaceptable para los nacionalistas, que no en vano proclaman en sus pancartas que «Bilinguismo es Fascismo». Y en segundo lugar, en la consideración de las lenguas como medios de «construcción nacional» y de incomunicación, notable aportación de los nacionalistas a la historia universal de la estupidez.

-¿La supuesta «opresión» de una lengua a menudo no es más que una excusa para alentar otros fines?
Arana es el Tolkien vasco. Se inventó una nación con su fantasía
-Sabino Arana, por ejemplo, no inventó una lengua. Sólo la adulteró. Pensemos tan solo en los neonombres, que tan disparatadamente han continuado desarrollando sus seguidores. Nunca nadie atacó, falseó, despreció y dañó tanto como él la aparentemente idolatrada identidad vasca. Arana es el Tolkien vasco puesto que la nación surgida de su fantasía tiene un nombre inventado, como muchas de sus localidades, y está simbolizada por una bandera absolutamente ajena a la historia. Una nación con un pasado inventado y con enemigos inventados. Con una guerra perpetua inventada, el famoso «conflicto» que nunca se les cae de la boca y que ningún político español, con sorprendente ceguera, se ha preocupado de desmentir y denunciar. Un mundo poblado por personas que se llaman con nombres inventados y que hablan una lengua escrita con una ortografía nueva, abarrotada de neologismos que la hacen incomprensible para un verdadero vascohablante. Y lo sorprendente es que Arana y sus seguidores han conseguido que una parte muy importante de los vascos hayan tomado toda este inmenso fraude por real.
Convicción decimonónica

-¿Por qué los nacionalismos convierten la lengua en algo excluyente y no integrador?
-Porque a nuestros románticos separatistas no hay quien les mueva de su decimonónica convicción de que la lengua es la prueba de que son una nación distinta. Por eso la agitan con fines exclusivamente políticos, ajenos a las necesidades de comunicación de la gente, que es para lo que sirven las lenguas. Ya Sabino escribió que si los maketos algún día aprendieran vascuence, los vascos tendrían que aprender ruso o noruego para hablar otra lengua y así evitar lo que el llamó «cruzamiento de razas». Y mosén Armengou, uno de los padrinos políticos de Jordi Pujol, explicó en 1958 que para ser catalán había que hablar siempre catalán, pues de lo contrario se sería un traidor. Textualmente escribió: «Los zorros y los sapos de nuestro país también han nacido en Cataluña y no decimos que sean catalanes. Pertenecen a la fauna mundial. Estos catalanes circunstanciales tampoco son catalanes. Pertenecen a la fauna española».

-En toda Europa hay dialectos, lenguas maternas, pero en general cualquier ciudadano europeo prefiere hablar y escribir en la lengua oficial que llega a más gente, y no le hace ascos a aprender inglés. ¿Por qué cree que aquí hay ese extraño «provincianismo»?
La hispanofobia es patente del progresismo español
-Porque entre la Leyenda Negra que los españoles se han tragado sin rechistar, la hispanofobia característica del pensamiento progresista español (pensemos en Azaña declarando que la historia de España es un error) y el contagio separatista tras la Guerra Civil, España es el mal y cualquier otra cosa es el bien. Por eso cualquier disparate aldeanista es progresista y por eso ha tenido que salir José Bono diciendo hace unos días que la izquierda española tiene que sacudirse el complejo antiespañol. El tiempo dirá, pero el conocimiento y el razonamiento poco pueden contra ello.

-Hace pocos días un ciudadano catalán denunciaba el acoso que sufría en un dominio «.cat» porque no lo usaba en catalán.
-Sí, y después se quejan del Franquismo. La hipocresía de los separatistas es infinita: primero, en la Transición, se pidió la igualdad de las lenguas y para ello se apeló al lógico derecho a educarse en lengua materna. Luego llegó la discriminación positiva con la excusa de contrarrestar el imparable empuje de la segunda lengua mundial. Pero el fin es la extirpación. ¿Se necesita una prueba? Francesc Ferrer i Gironés, senador socialista y posteriormente diputado de Esquerra Republicana confesó en 1985 que no es el bilingüismo lo que desean establecer en Cataluña, sino la extirpación del castellano, a la que consideraba «lengua de nuestros amos» y «señal de dominación y superioridad de la nación vecina».

Lengua y chollos
-Por otro lado, todo este apaño lingüístico viene acompañado de subvenciones, ayudas, componendas...
-Julio Camba ya se reía de todo esto cuando hace un siglo escribió que «ya saben lo que tienen que hacer los currinches que quieran tener éxito: escribir en gallego». Fijémonos en esta contradicción: el porcentaje de libros editados en castellano en España es del 79%, el 10 en catalán, valenciano y balear, el 2 en gallego, el 1 en vascuence y el resto en otras lenguas. Pero, como contraste, el castellano es la lengua de lectura para el 93% de las personas, el catalán para el 4, el vascuence para el 0,4 y el gallego para el 0,3. ¿Cómo se explica esto? Pues con la gente que, por deber «patriótico» o por moda, compra libros que luego no lee, y, sobre todo, con las administraciones autonómicas que derrochan riadas de dinero en subvenciones y en la compra de libros que pasan a pudrirse en almacenes

-Hay medios de comunicación nacionales que insisten en lo de Ourense, en lo de Girona, A Coruña, Lleida... ¿Los medios también tenemos responsabilidad en esta cuestión?
-Efectivamente. Se trata de otra faceta del fingimiento de que la lengua común no existe. España es el único país del mundo en el que se prohiben los exónimos, en concreto, y para colmo del absurdo, los exónimos en español. Es ridículo que en los medios de comunicación se usen sólo los topónimos en las lenguas regionales aunque el locutor esté hablando, evidentemente, en la lengua de Cervantes. Este asombroso comportamiento, paradójicamente, no se extiende a ninguna otra lengua del mundo. Nunca se perpetrará en televisión la cursilería de decir Deutschland, London, Den Haag o Köln, sino Alemania, Londres, La Haya y Colonia. Pero las únicas formas posibles de Gerona, Fuenterrabía y La Coruña han de ser, por miedo reverencial a los sacrosantos hechos diferenciales, Girona, Hondarribia y A Coruña. Y no sólo se han impuesto en la regiones respectivas, sino en todas las demás, en las que, evidentemente, no tienen competencia legislativa, lo que no tiene ninguna justificación. Pero los culpables de toda esta locura no han sido sólo los nacionalistas, sino que el PP y el PSOE comparten responsabilidad a partes iguales.

-Finalmente, ¿puede ofrecernos una pista sobre el camino a seguir?
-La receta es sencilla pero el camino es largo y tortuoso y, sobre todo, hace falta voluntad para recorrerlo: extirpar el totalitarismo lingüístico, educativo, político y mediático implantado en algunas regiones y dar la batalla ideológica a los nacionalismos, lo que no se ha hecho en cuatro décadas por complejos absurdos, debilidad, cobardía, ignorancia y falta de sentido de Estado.

"SANCIONAR CON CARÁCTER EJEMPLAR"
Las víctimas, llenas de "estupor" por los motivos de la medalla a Bermúdez
La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M han publicado un comunicado en el que se manifiestan sobre la medalla que Interior da a Bermúdez.
LIBERTAD DIGITAL   14 Diciembre 2011

En un comunicado, la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11M ha manifestado "su estupor y tristeza" ante las informaciones conocidas sobre los motivos que llevaron a Interior a condecorar con la Medalla al Mérito Policial con Distintivo Rojo, al juez Javier Gómez Bermúdez.

De este modo, la asociación de víctimas critica que se haya otorgado esta distinción "pensionada y vitalicia" por su "compromiso" con la versión oficial del 11-M y por "no permitir" que la vista "derivase en derroteros confusos". Por ello, la AAV11-M han realizado una serie de reivindicaciones.

Por ello, solicitan que "de manera urgente" a las autoridades competentes así como a todas las Asociaciones gremiales de Jueces y Magistrados existentes en España, "el compromiso para la elaboración y exigencia de cumplimiento, de un Código deontológico o de carácter ético para los Jueces y Magistrados en España, que imposibilite que actuaciones como la acontecida puedan repetirse, con la finalidad de reparar y asegurar la confianza de las víctimas del terrorismo y de todos los españoles en la Justicia española".

En este sentido, añaden también su exigencia que "se regule de manera taxativa la prohibición para todos los miembros de la Carrera Judicial de la realización de cualquier conducta, acción o expresión, o recepción de regalos, premios o prebendas que puedan afectar a la confianza de los españoles en su independencia e imparcialidad, así como que se vigile y sancione con carácter ejemplar el incumplimiento de esta regulación".

Finalmente, como víctimas del 11-M hacen un llamamiento para que "todos los españoles podamos recuperar la confianza en la competencia, independencia e imparcialidad de los Tribunales de Justicia Españoles y en todos y cada uno de los jueces y magistrados en los que depositamos la salvaguarda y protección de nuestros derechos y la búsqueda, en definitiva, de justicia".

Marejada en torno al 11-M (I)
Luis del Pino Libertad Digital  14 Diciembre 2011

El pasado sábado, esRadio emitía de madrugada el especial sobre el 11-M de Debates en Libertad, en el que Javier Somalo, Luis Fernando Quintero y yo analizábamos en profundidad el "caso Zougham", que, siendo tan solo una parte del caso, mucho más amplio, del 11-M, ha cobrado una especial importancia en las últimas fechas, gracias a las últimas revelaciones de Casimiro García Abadillo en El Mundo y la marejada que han ocasionado.

Recomiendo la audición de ese programa especial, dado que en él hemos intentado explicar de manera sencilla todos los aspectos del "caso Zougham", haciendo referencia no sólo a los posibles testigos falsos, sino también a otras maniobras de "culpabilización" de Zougham no menos escandalosas y de las que Libertad Digital y El Mundo han ido informando a lo largo de los años.

Especial Debates en Libertad: "¿Quién cometió el atentado de 11-M?"
http://fonoteca.esradio.fm/2011-12-11/quien-cometio-el-atentado-del-11-m-en-debate-en-libertad-37222.html

Al hablar de que las últimas revelaciones de El Mundo han ocasionado una auténtica marejada, no sólo me refiero a que, por primera vez, el líder de un partido político (Rosa Díez) haya pedido públicamente la reapertura del sumario. También lo ha hecho Aina Díaz, miembro del Consejo Político Federal de Izquierda Unida, quien además ha anunciado a través de Twitter su disposición a colaborar con los abogados de Zougham, dada su condición de jurista.

Y más llamativa aún ha sido la toma de postura del Sindicato Unificado de Policía, quien ha pedido, a través de una nota de prensa, volver a evaluar las pruebas y repetir el juicio, además de insinuar que podrían existir complicidades exteriores, por acción o por omisión, en el atentado del 11-M.
http://www.libertaddigital.com/nacional/2011-12-12/el-sup-pide-una-revision-de-las-pruebas-y-un-nuevo-juicio-a-jamal-zougam-1276444055/

Ayer, en el programa Es la noche de César, entrevistaba César Vidal al portavoz del SUP, José María Benito. Recomiendo escuchar completa esa entrevista, porque el portavoz de ese sindicato policial, además de pedir que se continúe investigando el 11-M "caiga quien caiga", hablaba sin tapujos de esa hipótesis sobre las posibles complicidades franco-marroquíes en la masacre de Madrid. Y realizaba, además, una acusación muy directa contra el inspector Carlos Germán, uno de los investigadores del caso Faisán, de quien insinuó que podría haber intentado manipular pruebas en el 11-M, intentando meter de matute un teléfono en la causa, con el fin de que las investigaciones pasaran a estar controladas por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de Garzón.

Entrevista de César Vidal a José María Benito, portavoz del SUP
http://www.esradio.fm/es-la-noche-de-cesar/2011-12-13/el-sup-pide-ahora-seguir-investigando-el-11-m-caiga-quien-caiga-1276444175/



******************* Sección "bilingüe" ***********************

Una paja para ocultar una viga

EDITORIAL Libertad Digital  14 Diciembre 2011

Dado que Amaiur ha obtenido un número de escaños "no inferior a cinco" en circunscripciones en las que ha obtenido "al menos el 15 por ciento de los votos", no faltan quienes advierten de que la coalición proetarra, a la vista del artículo 23 del Reglamento del Congreso de los Diputados, podría formar grupo parlamentario propio con los seis diputados obtenidos en Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, al que, posteriormente, podría adherirse el diputado elegido por Navarra, circunscripción en la que los batasunos sólo obtuvieron el 14,86 por ciento de los votos.

Desde el PP, sin embargo, se argumenta que, al no obtener Amaiur el 15% de los votos emitidos en la circunscripción de Navarra, se podría denegar de raíz la pretensión de los batasunos de obtener grupo parlamentario propio.

Tanto el principio de summum jus, summa injuria, como, sobre todo, los numerosos antecedentes de interpretación flexible de ese mismo reglamento, favorecen las pretensiones de Amaiur. Pero no es menos cierto, sin embargo, que estas siglas no son sino el rudimentario disfraz con la que ETA ha logrado colarse en las instituciones.

Por ello, y con total independencia de la decisión que finalmente se adopte a este respecto, lo que debería ser evidente para todos es que ningún reglamento, empezando por el que regula el funcionamiento del Congreso de los Diputados, va a subsanar el monumental fraude de Ley que nuestro politizado Tribunal Constitucional consintió al dejar en papel mojado tanto la Ley de Partidos como la sentencia del Tribunal Supremo que previamente había ilegalizado a Bildu por ser el brazo político de ETA.

Más que a retorcer el reglamento para estérilmente tratar de estrangular al brazo político de ETA, a lo que el PP tiene que dedicar sus energías es a restablecer la independencia de nuestro Tribunal Constitucional y a reactivar la neutralizada Ley de Partidos. Todo lo que no sea eso, no será más que disimular con recursos de leguleyos la indecente tregua en la que se encuentra nuestro Estado de Derecho. Tanto la eventual obtención por parte de Amaiur de grupo parlamentario propio, como la eventual recepción que el Rey pueda brindarles no son ni serán más que consecuencias de ese monumental fraude de ley, de esa silenciada concesión política a los terroristas por la que ETA ha celebrado, tan pública como justificadamente, haber ganado "la batalla de la ilegalización".

Legislatura para tiempos duros
Editorial La Razón  14 Diciembre 2011

El Rey se despidió oficialmente del Gobierno en funciones el mismo día en que se constituyeron unas Cortes Generales que le rindieron homenaje en el Congreso por su «papel moderador» y su gran contribución a la democracia. Don Juan Carlos aprovechó el brindis del almuerzo con el gabinete socialista para lanzar un mensaje dirigido a la clase política, pero no sólo a ella. Advirtió de que llegan «tiempos muy duros», pero animó a trabajar a todos para ganar la batalla al paro y consumar la «victoria definitiva» frente al «cobarde y estéril terrorismo». El Rey apeló a un esfuerzo colectivo para una misión nacional. Un mensaje conveniente para reforzar en los parlamentarios la convicción de que lo que aguarda al país es el mayor desafío desde la Transición y subrayar la necesidad de que estén a la altura. Don Juan Carlos ofreció un aliento de optimismo y confianza en nuestras posibilidades como nación ante retos de tal envergadura, incluido el terrorista. El espíritu de las palabras del Rey impregnó también la primera intervención del nuevo presidente del Congreso, Jesús Posada, consciente de «los graves problemas» del país. Su llamamiento al «esfuerzo generoso de todos», porque «la tarea no es de un solo grupo, por muy numeroso que sea, sino de todos», trazó los parámetros en los que la nueva mayoría pretende encuadrar la actividad parlamentaria en la nueva legislatura. Una intención que el futuro presidente del Gobierno había expresado en varias oportunidades y que se resume en que el objetivo frente a la crisis y el paro debe ser sumar fuerzas e intereses y no restar ni perderse en estériles discusiones. La suerte de los próximos cuatro años dependerá en buena medida de que ese propósito sea también la voluntad del primer grupo de la oposición, más allá de su legitimidad para plantear un ejercicio riguroso en la tarea de control al Gobierno.

Sin embargo, el primer día del Congreso ofreció detalles que demuestran que algunos, desde la izquierda, no tienen claro el nítido mandato de los españoles ni parecen dispuestos a arrimar el hombro. El «circo» creado por algunos diputados separatistas y comunistas con las fórmulas de acatamiento de la Constitución supuso un presagio poco alentador sobre la voluntad con la que afrontan su trabajo parlamentario en años tan exigentes y adversos. Del mismo modo, la presencia de ETA por medio de Amaiur en la Cámara culminó un retroceso en toda regla en la lucha de la democracia contra el terrorismo. Que además logre grupo parlamentario sin reunir estrictamente todos los requisitos exigidos por la Ley y sólo gracias a una triquiñuela reglamentaria resultaría lamentable. Cabe esperar que el Estado de Derecho se mantenga firme y que populares y socialistas entiendan que lo importante es sacar a España adelante.

X Legislatura
La ETA en el Congreso de los hipócritas
Pablo Molina Libertad Digital  14 Diciembre 2011

Pocos espectáculos tan patéticos nos ha brindado el parlamentarismo español en los últimos tiempos, y ha habido unos cuantos de gran calado, como los esfuerzos de la flamante mesa del Congreso de los Diputados para evitar que Amaiur tenga grupo parlamentario propio.

Por supuesto que los proetarras tienen derecho a formar un grupo, a poco que utilicen las clásicas añagazas parlamentarias para sortear las trabas del reglamento, como ha ocurrido tradicionalmente con formaciones políticas igual de minoritarias. Si se les permite presentarse a las elecciones generales sin ni siquiera examinar judicialmente el cumplimiento de la legalidad vigente en materia de terrorismo, ahora no cabe utilizar los vericuetos reglamentarios para evitar que consumen su objetivo de tener presencia parlamentaria en régimen de igualdad con el resto de partidos, por cierto, algunos de ellos tan escasamente constitucionales como Amaiur.

Los proetarras van a estar presentes en la sede de la soberanía nacional en igualdad de condiciones con el resto de los representantes populares, algo que hay que agradecerle al partido socialista, cuya capacidad para avergonzar a todos los españoles no parece tener límite. Todos los diputados del PSOE merecen sobradamente escuchar a los diputados de Amaiur en el hemiciclo relatar los compromisos a los que llegaron con su jefe y exigir el pago de las contrapartidas oportunas, la primera de las cuales es precisamente su presencia en las Cortes.

Si han decidido que la coartada legal de una banda terrorista, que ni se ha disuelto ni parece tener el menor deseo de hacerlo, se presente a las elecciones como un partido más, ahora que aguanten la afrenta diaria de escuchar a sus miembros desde la tribuna relatando el alocado memorial de agravios cuya urgente reparación Zapatero les prometió a través del gran Eguiguren. Sólo faltaba que después de abochornar a toda la España decente, los culpables de esa canallada eludieran la parte de la afrenta que por derecho les corresponde.

Mi deseo es que los proetarras vascos tengan grupo propio y que, además, participen en cuantas más comisiones mejor, para que el trinque presupuestario sea abundante. ¿No es lo que le ofrecieron a la ETA como timbre de paz? Pues ahora a disfrutar desde las primeras filas del hemiciclo con las diatribas diarias de estos pacifistas. Feliz legislatura, hipócritas.

Pablo Molina es miembro del Instituto Juan de Mariana.

La argucia
Iñaki Ezkerra La Razón  14 Diciembre 2011

El verdadero problema con Amaiur no lo tenemos en el Congreso (aunque se magnifique la gravedad de esa incordiante presencia en la Cámara Baja) sino en el País Vasco y en el órdago secesionista que se nos viene encima con las próximas autonómicas. El PSOE ve en la coalición de ETA la superación de la violencia como si la única violencia que existiera fuera la de las bombas y no hubiera ideas políticas intrínsecamente violentas como la partición del territorio nacional. Dicho esto, no es desdeñable el agravio que supone a las víctimas del terrorismo y a toda la ciudadanía democrática el esperpento de que ETA tenga su grupo parlamentario. El hecho de que, además, ese grupo se forme gracias a una treta que burla la normativa de la Cámara tiene también un coste político y moral pues una vez más el mundo democrático resulta humillado mientras la peña etarra y paraetarra queda de listilla, de «los que se las saben todas frente a los capullos españolistas». La indudable fuerza anímica que da al mundo totalitario esa imagen del pirata que logra siempre salirse con la suya es otro factor a tener en cuenta en una cuestión que es más de gestos que de contenidos. Si se puede impedir que la maniobra de Amaiur tenga eficacia debe impedirse. Y, si no se puede ante un reglamento tan laxo que permite si no el fraude de ley, sí «el fraude de norma», esa laxitud debe servir también para que tenga grupo UPyD, partido democrático que tiene más de tres veces los votos de los nazis.

TRAS EL GESTO CONCILIADOR DE POSADA EN EL CONGRESO
San Gil y el ala dura del PP se desmarcan de Génova en un duro manifiesto contra Amaiur
Daniel Forcada. El Confidencial  14 Diciembre 2011

El ala más dura del PP vasco, con María San Gil a la cabeza, vuelve a marcar discurso propio al margen de la línea oficial de Génova 13. La ex líder del PP vasco es una de firmantes más conocidas que ha prestado su apoyo a un manifiesto que, desde el pasado martes, circula por Internet y que carga contra la presencia de Amaiur en el Congreso y el Senado. Con el título “No es esto, no es esto”, el texto, impulsado por el ex parlamentario del PP vasco Santiago Abascal, presidente de la Fundación Denaes para la defensa de la Nación española, critica duramente a los nuevos diputados y senadores abertzales, a quienes señala como “los defensores de ETA”.

“La presencia de los defensores de la ETA en las Cortes Generales de la Nación española otorga una apariencia de legitimidad, -no sólo a su ideología totalitaria y secesionista-, sino también a los medios terroristas y criminales utilizados durante casi medio siglo por la banda asesina”, explica el manifiesto, que se empezó a difundir ayer martes, día de la constitución de las nuevas Cortes. “No puede haber un síntoma más claro de la degradación política y moral de nuestra democracia”.

El texto, que se leer íntegro en la propia web de Denaes, ha recibido también el apoyo de otros destacados miembros del Partido Popular, casi todos, apartados de la ortodoxia del partido y del nuevo discurso impuesto por Mariano Rajoy tras el Congreso de Valencia de 2008. Entre ellos, están el ex dirigente del PP catalán, Alejo Vidal-Quadras, y otros nombres ajenos al partido como el sociólogo Amando de Miguel o el filósofo Gustavo Bueno.

El nuevo portavoz del PP en el Congreso, el ex alcalde de Vitoria Alfonso Alonso, ha manifestado esta mañana que conocía desde hace varios días la presencia de dicha iniciativa, aunque no ha valorado su contenido ni que vaya firmada por su antigua compañera, María San Gil. Alonso ha reconocido que existe un debate abierto dentro del PP vasco sobre la posición a adoptar con los nuevos diputados de la izquierda abertzale, aunque ha señalado que, según su opinión, Amaiur no cumple los requisitos para formar un grupo parlamentario. “La prueba de que ellos mismos lo saben es que han dejado a uno de sus diputados sin tomar posesión de su acta de diputado”.

En todo caso, el PP se remite a la decisión que tenga que tomar en los próximos días la Mesa del Congreso de los Diputados y que tendrá respaldo en los informes jurídicos elaborados por los servicios de la Cámara.

El gesto de Posada
Sea como fuere, y prueba de que el debate en torno a Amaiur está más que vivo es las palabras que hoy mismo ha expresado el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, mano derecha de Antonio Basagoiti. En una entrevista en Onda Vasca, Oyarzábal, se ha mostrado “partidario” de “facilitar” la creación de grupos en el Congreso de los Diputados para evitar “que nadie pueda decir que se intenta minimizar la posición de las minorías”.

En una entrevista a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Oyarzábal ha afirmado que la constitución de grupo propio está marcada por el reglamento acordado por todas las fuerzas políticas, en su momento, “para organizar el funcionamiento parlamentario”.

Por otra parte, y respecto al saludo entre Amaiur y en nuevo presidente del Congreso, el popular Jesús Posada, el dirigente vasco ha afirmado que “el día a día” de la relación en la Cámara baja “normalizará, de alguna manera, las relaciones”. “Está claro que Jesús Posada y los responsables en el Congreso de los Diputados y en el Senado van a mantener la cortesía parlamentaria y la relación obligada que tienen con cualquier diputado”.

SOLICITÓ UN CRÉDITO SINDICADO PARA DEVOLVER 1.500 MILLONES EL DÍA 22
La Generalitat de Valencia se reúne con los grandes bancos para evitar la quiebra
Eduardo Segovia El Confidencial  14 Diciembre 2011

El conseller de Economía de la Comunidad Valenciana se reunió el viernes pasado con los principales bancos españoles para buscar una solución de emergencia ante el escaso éxito de la colocación de los 'bonos patrióticos' en marcha. Esta emisión pretende atender el vencimiento de una similar lanzada el año pasado por 1.500 millones; si no consigue recaudar ese dinero, Valencia incurrirá en default (impago).

La colocación actual comprende 1.800 millones, pero el viernes pasado la Generalitat reconoció que sólo se habían vendido 650, lo que prácticamente hace imposible alcanzar el objetivo. De ahí la convocatoria de esta reunión de emergencia.

En ella estuvieron presentes Santander y BBVA, según confirman fuentes del sector, a pesar de que no están entre los colocadores de los bonos. Éstos también asistieron: La Caixa, la recién adjudicada CAM, Bankia (que integra a Bancaja), CatalunyaCaixa, el intervenido Banco de Valencia, Sabadell, Ibercaja, Caja Rural del Mediterráneo, Caixa Ontinyent, Ahorro Corporación y Mediolanum.

Según las fuentes consultadas, el conseller de Economía, Enrique Verdeguer, planteó a las entidades la necesidad de buscar una solución para evitar el impago a toda costa. No ya por el derrumbe del crédito a Valencia, sino por la catastrófica imagen que se extendería a todas las comunidades autónomas, que verían cerrada su financiación durante mucho tiempo, lo que puede dar pie a una suspensión de pagos en cadena y al cierre de numerosos servicios públicos.

Las soluciones más factibles parecen dos. La primera es que los bancos compren los bonos necesarios para atender el vencimiento de los 1.500 millones y evitar el impago; esta opción no ha gustado mucho a las entidades, que sólo habían asegurado 800 millones. La segunda es la concesión de un crédito sindicado por el importe que no se coloque, operación en la que entrarían Santander y BBVA.

Las fuentes consultadas añaden que no sólo se está negociando cómo solucionar esta emergencia, sino una fórmula más global porque la Comunidad Valenciana necesita mucho más dinero para poder pagar a sus proveedores. Es decir, si finalmente se le concede el sindicado, será por un importe mucho mayor del estrictamente necesario para hacer frente al vencimiento.

Las negociaciones continúan esta mañana y la Generalitat confía en que se alcance un acuerdo para salvar la situación antes del día 22. De momento, ayer algunas entidades intensificaron la venta de los bonos en sus sucursales de la región para intentar colocar el máximo posible.

Bajo interés y colocadores parados
El 17 de diciembre de 2010 se lanzó la primera emisión de bonos patrióticos valencianos por los citados1.500 millone, con un tipo de interés del 4,75% a plazo de un año. El vencimiento tiene lugar el 22 de diciembre de este año y, para poder devolverlo, la Generalitat inició hace dos semanas una nueva emisión de bonos por un importe de 1.800 millones, ampliable a 2.600 (ampliación que está totalmente descartada dadas las circunstancias).

Las principales razones del escaso interés en esta emisión son dos. La primera es el bajo tipo de interés es, del 5% a un año y del 5,5% a dos años, inferior al ofrecido por Cataluña hace apenas un mes y muy cercano al de las letras del Tesoro por la crisis de la deuda periférica. El segundo es la situación en que se encuentran CAM y Banco de Valencia, que tiene prácticamente paralizadas sus redes comerciales por las incertidumbre sobre su futuro. Es decir, el peso de la colocación recae en La Caixa, que ha asegurado 250 millones, y en Bankia, que se ha comprometido a colocar 100.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial