AGLI

Recortes de Prensa   Sábado 24 Diciembre 2011

 

Rajoy y el PP apuestan por el cambio economico, pero renuncian a la regeneración
Francisco Rubiales Periodista Digital  24 Diciembre 2011

La composición del nuevo gobierno y las palabras pronunciadas por Rajoy en su discurso de investidura permiten afirmar que el Partido Popular va a revolucionar la economía y que realizará una fuerte apuesta por la áusteridad y el cambio económico, pero que abandona todo intento de regeneración democrática y ética. La España de Rajoy intntará ocupar un puesto en la Europa próspera, pero es más que probable que siga siendo una de las democracias más deficientes y miserables de Occidente, incapaz de castigar a los depredadores y corruptos que se han afincado en el poder, realizando desde lo público numerosas fechorías y desmanes.

El discurso de investidura de Rajoy, acertado en lo económico y solvente en el tono, ha causado, sin embargo, gran frustración a cientos de miles de demócratas españoles, que descubrieron, por las palabras del nuevo presidente del gobierno, que el PP no está dispuesto a regenerar la democracia ni a afrontar el imprescindible rearme ético de España, especialmente el de sus corruptas e indecentes administraciones públicas. Todo indica que la apuesta del nuevo gobierno será reforzar la actual partitocracia férrea y mantener a España lejos de la verdadera democracia.

Su posterior reconocimiento público a Zapatero, uno de los peores gobernantes de la Historia moderna de España, junto con Fernando VII y Largo Caballero, unido a la promesa de que no pedirá responsabilidades a los ineptos, ladrones, sinvergüenzas y corruptos que han arruinado a España, engañado a los españoles, mentido desde el poder y despilfarrado hasta la locura, han decepcionado profundamente a los que, convencidos de que España tiene ahora la mejor oportunidad de reformar su degradada democracia, esperaban que el nuevo gobierno asumiera ese desafío y devolviera independencia al poder judicial, reformara la injusta ley electoral, incrementara el control sobre los todopoderosos partidos políticos, eliminara la impunidad de la casta política y estableciera penas duras y ejemplares para los que abusen del poder y mentan sus manos en las arcas públicas.

La frase concreta que ha decepcionado a los demócratas es la siguiente: "No voy a pedir responsabilidades, pues ya han sido dirimidas en las urnas". El castigo de la derrota, siempre dulce en un país que financia también a la oposición generosamente, con cargos y dibnero público, no es suficiente porque las urnas no han proporcionado el castigo que merecen en democracia aquellos que son culpables de corrupción, enriquecimiento ilícito y abuso de poder, ni han logrado que el dinero sustrido sea devuelto a los ciudadanos, que son sus únicos dueños, ni han proporcionado la compensación que merecen las víctimas de la arbitrariedad y del abuso.

Nadie duda de la solidez y solvencia del nuevo gobierno, pero sí de sus intenciones. La apuesta de Rajoy parece centrada exclusivamente en la economía. Si logra reconducirla y devolver a España la prosperidad perdida durante el nefasto mandato de Zapatero, su éxito será reconocido, pero tal vez no sea suficiente por dos razones importantes: la primera es que la sociedad española tiene deseos de regenerarse y de castigar a los delincuentes que se han refugiado en el poder político, y la segunda es que el desprestigio actual de la clase política española, reflejado con creciente crudeza en las encuestas, no se debe al fracaso del gobierno en la gestión de la crisis, sino al espantoso crecimiento de una corrupción en la que el PP, actualmente en el gobierno, tiene una importante cuota de protagonismo, aunque notablemente inferior a la del socialismo derrotado.

Rajoy no debería perder de vista lo que le ocurrió a él mismo en las elecciones de 2004, que el pueblo le derrotó y prefirió al inepto Zapatero, precisamente cuando la economía, conducida por Aznar, estaba en su momento más brillante, creciendo más que toda Europa y generando empleo de manera casi imparable.

Delitos políticos no tipificados en España, pero delitos siempre en democracia, como la mentira reiterada al pueblo desde el poder, el uso del dinero público para comprar votos y voluntades, anteponer el interés del partido al bien común, el enriquercimiento injustificado de miles de políticos y cargos públicos, las apuestas por la desigualdad, la arbitrariedad en la concesión de subvenciones y ayudas, la utilización de la Justicia para castigar al adversario, la permisividad ante la corrupción masiva y otras muchas fechorías perpetradas desde lo público en los últimos años deben ser castigadas si el PP quiere ser reconocido como gobierno.

Casos como los de Urdangarín, yerno del rey, los EREs mafiosos de la Andalucía socialista y las múltiples sospechas de corrupción que pesan sobre miles de políticos, algunos de ellos encaramados en las altas instancias del Estado, como son los casos de Pepiño Blanco y José Bono, entre otros muchos, tienen que ser juzgados por una Justicia que sea independiente y que no esté manipulada y controlada, como lo está en la actualidad, por unos partidos políticos que no muestran interés alguno por la verdadera democracia y que se sienten a gusto en esta oligocracia o sucia dictadura camuflada de partidos que es España.

La composición del nuevo gobierno explica el duro enfrentamiento reciente de Rajoy con Rosa Díez, que reivindicó desde la tribuna del Congreso la urgencia de una mejora de la calidad de la democracia y el castigo de la corrupción y el abuso, y permite pensar que el nuevo gobierno renuncia a la escoba de barrer inmundicias y no desea más cambios que los que afectarán al ámbito económico.

Ahora que despierta esperanza, disfruta de la adhesión masiva de los españoles y cuando todavía está a tiempo, Rajoy debería asumir una verdad fácilmente constatable: que los españoles no sólo quieren salir de la pobreza que les amenaza, sino también de la podredumbre que les envuelve y degrada. La oportunidad presente es única y quizás irrepetible, pues los vientos soplan a favor y nadie, ni siquiera los incontrolados y arrogantes partidos políticos, podrían oponerse a una regeneración política y a un rearme moral de España, que sería apoyado, eufórica y masivamente, por la inmensa mayoría de la sociedad.

Voto en Blanco

PSOE
En efecto, todos estaban allí
Pablo Molina Libertad Digital 24 Diciembre 2011

El PSOE está dirimiendo sus diferencias personalistas a golpe de manifiesto, en una serie de escaramuzas que tiene por objeto situar a los candidatos futuribles en una posición que haga innecesaria la celebración de primarias, como es norma habitual en la casa. Porque esto de la democracia interna está muy bien para utilizarlo como elemento de propaganda, pero a la hora de la verdad los partidos no suelen permitirse excesos libertarios que pueden tener como resultado una alteración de los planes de sus dirigentes.

En este momento de la confrontación que vive el PSOE el parte de guerra no arroja todavía bajas que lamentar, pero los dos bandos que han iniciado las hostilidades ya han mostrado sus armas. Las escuadras de Rubalcaba se ufanan del magnífico legado de Zapatero y afirman, orgullosas, que ellas "estuvieron allí". Las falanges chaconistas, por su parte, no aclaran si estuvieron o no con Zapatero, pero en todo caso se atreven a mostrar serias dudas de que la gestión de los gobiernos de ZP haya sido tan brillante como afirma la propaganda oficialista. De hecho, Carmen Chacón y sus colaboradores aceptan, al menos como hipótesis, que ZP pudo cometer algún error en sus dos mandatos, pero eso sí, colocándose todos ellos en el papel de damnificados del zapaterismo como si no hubieran formado parte de su equipo, bien en el gobierno, bien en la ejecutiva del partido.

Y sin embargo lo cierto es que todos estuvieron allí. Todos. Con Zapatero. Apoyando todas sus desmesuras, aplaudiendo todos sus disparates, secundándolo en sus desbarros, celebrando sus imprudencias, exaltando sus desvaríos y festejando sus extravagancias con el resultado por todos conocido, una economía comatosa camino de los seis millones de parados y un estado general de postración nacional, con serios desperfectos en un armazón constitucional ya de por sí bastante desvencijado.

Tanto unos como otros son responsables directos de la tragedia actual de nuestro país, sólo que los rubalcábidos son algo más desvergonzados y fingen interpretar la ruina que nos han provocado como un albur ajeno a su voluntad que, en todo caso, no puede empañar la brillantísima gestión de Zapatero durante sus casi ocho años al frente de los destinos de España.

Este es el cuerpo central del debate "de ideas" del socialismo español, saber quién estuvo o no "allí" y quién apareció más o menos veces junto a ZP en sus años de mandato. Al final, se hará con el PSOE el candidato que cuente con un mejor especialista en Photoshop. Viva la democracia interna.

Pablo Molina es miembro del Instituto Juan de Mariana.

Sobra personal en la administración
Barea no ve otra salida que un recorte de los empleados públicos
El responsable de reducir el déficit del felipismo en 1996 ofrece las claves del recorte que tendría que aplicar el nuevo Ejecutivo.
Luis F. Quintero Libertad Digital 24 Diciembre 2011

Este jueves Cristóbal Montoro tomaba posesión como ministro de Hacienda y Administraciones Públicas. Esto significa que, en esencia, será el encargado de reducir el tamaño de la Administración y de aplicar los recortes que sean necesarios para adelgazar al máximo el déficit.

Pese a todo, en su discurso de toma de posesión el flamante nuevo ministro dijo que "estamos aquí para hacer reformas, no recortes".

En cualquier caso, si hay alguien en España que conoce bien y de primera mano la labor de "meter la tijera" al gasto público es el profesor José Barea, que fue el jefe de la Oficina Presupuestaria durante la primera legislatura de Aznar.

A sus 88 años, Barea ya pronosticó en agosto de 2007 que al Gobierno Zapatero –que por aquel entonces negaba la crisis- le quedaba "medio año para hacer aguas". No le faltó razón. Ya lo hizo una vez. El responsable de adelgazar el déficit público y acabar con el despilfarro de los Gobiernos de Felipe González ofrece en una entrevista en exclusiva con Libre Mercado las claves de la austeridad que tendrá que aplicar el nuevo Gobierno.

"Lo primero que hay que hacer es saber cuál es el déficit real" insiste una y otra vez. "Nadie sabe cuál es el déficit real que España tiene" y no sólo el del Estado, sino el de "los ayuntamientos, las comunidades autónomas y la Seguridad Social", insiste. "Hay que saberlo para poder ver qué medidas hay que tomar". En cualquier caso, en su opinión "para lograr reducir el déficit al 3% dentro de dos años" será necesario meter la tijera. "Hay que recortar año y medio cada año". Es decir, que es necesario ahorrar lo proyectado para tres años en dos. "Todos los gastos hay que revisarlos", sentencia.

Los recortes del profesor Barea
Para empezar, "lo primero que habría que hacer es examinar los gastos superfluos que en la administración son muchos".

Segundo, alcanzar la "tasa de reposición igual a cero". Este mismo viernes, Mariano Rajoy señalaba que "se llevará a cero la tasa de reposición de personal del sector público", exceptuando el ámbito de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los servicios públicos esenciales. Esto implica la amortización inmediata de los funcionarios públicos en el momento de la baja.

Es necesario revisar los gastos de personal ya que "en la administración ha crecido muchísimo y lo ha hecho de forma descompensada con lo que era necesario. Recordemos que antes había un millón de funcionarios y ahora tenemos tres". En este sentido, añade que también hay que estudiar todos los puestos que se han de eliminar entre "personal eventual y demás todo eso hay que eliminarlo".

En el capítulo de "transferencias corrientes" han aumentado también muchísimo los gastos "inútiles", dice Barea. Para ilustrarlo, recuerda todas las transferencias concedidas para la construcción de aeropuertos que tienen, como mucho un vuelo al día.

En cuanto a las subvenciones, únicamente habría que mantener "las que sostengan necesidades de servicios básicos o las que avalen proyectos que produzcan beneficios" pero "no todas las concesiones que se han concedido cumplen esos preceptos". Tal y como recuerda, hay "subvenciones a empresas públicas que son un desastre las pérdidas que tienen".

En resumen, "el ajuste tiene que ser muy grande y es una cosa fundamental y es algo por lo que nos está mirando con lupa la Comisión Europea". La clave de todo se encuentra, para empezar, en "que presentemos unas cuentas claras", concluye Barea. Después, reducir gastos de personal innecesario.

Periodista, autor del libro ‘El linchamiento’
Federico Jiménez Losantos: “Rajoy necesitará tedax para desactivar las bombas de ZP”
Alfonso Basallo.  www.gaceta.es 24 Diciembre 2011

Terra Lliure le disparó y después fue linchado profesionalmente. Es el despertador de media España, el liberal polémico, el ex marxista reconvertido tras viajar a China. Antiguo estudioso del psicoanálisis conoce como pocos los complejos de la política española.

-¿El 11-M es el JFK español o terminará aclarándose?
-Dallas no es Madrid.

-¿Coro Cillán puede ser el fiscal Garrison del 11-M?
-Faltan cillanes.

-¿El PSOE siempre llega al poder por atajos, salvo…?
-¿Salvo...?

- …Felipe González ’82
-El 82 del PSOE comienza el 23-F del 81.

-¿Superará la derecha española su complejo de Edipo?
-Sin acné, sigue tímida.

-¿Cuál es el precio de la independencia?
-Difícil de pagar.

-¿Qué es peor? ¿el tiro en la rodilla o el linchamiento?
-Un balazo se cura; la injusticia, no.

-¿Pero “no hay mal que por bien no venga”?
-EsRadio recién nacida: pequeñita, preciosa.

-¿Sus enemigos ven ultraderechismo en su liberalismo?
-La libertad, ni socialista ni popular.

-¿Qué desayuna? ¿La marmita de Obélix?
-Café.

-¿Café con leche o café con indignación?
-Café, agua, leche desnatada y miel cristalizada.

-¿Es usted el despertador de España o la voz que clama en la mediocridad?
-Ni “el” ni “la”.

-¿Cuándo despertará la sociedad civil de su letargo?
-Sestea y cree que el Estado vela.

-¿Y la nación cuando despertará?
-¿Del letargo?

-De los complejos en que la sumió el zapaterismo.
-La Nación debe asumir que es mortal.

-Necesitamos un cirujano de hierro no un Hamlet, ¿Rajoy es el cirujano de hierro?
-Con que sea cirujano, vale.

-El nacionalismo se cura ¿viajando o protestando?
-Es un cáncer incurable.

-¿Artur Mas o Pujol?
-Mas, aún, menos.

-Efectos de la fusión A3-Sexta ¿antenicidio por otros medios?
-Duopolio liberticida.

-¿Sigue considerando al PP “maricomplejines”?
-Servil en la oficina, maltratador en casa.

-¿Recuperará España la autoestima como nación?
-Autoestima, la justa.

-¿Si Aznar invocó a Azaña, Rajoy debe invocar a la Thatcher?
-Sobran invocaciones.

-Rajoy ¿necesita un Tedax?
-¿Un Tedax?

-Para desactivar las bombas de la crisis y Bildu que le deja ZP
-Tedax, sin sanchezmanzanos.

-El veto del PP a Amaiur ¿treta o justicia contra los proetarras?
-Hay que ilegalizar toda la ETA.

-¿Hay libertad digital o la Red es un guirigay sin retorno económico?
-La Red: guirigay poco rentable. O sea, libertad.

-Gabilondo en dos palabras.
-Periodista suicida.

-Gallardón.
-Oneroso déspota.

-Zapatero.
-Ruinosa traición.

-Obama.
-Zapatero mulato.

-Merkel.
-Rentista prusiana.

-Esperanza.
-Una liberal.

-Rubalcaba.
-Faisán gallináceo.

C. Valenciana
Hacienda lanzará «hispanobonos» para evitar el colapso autonómico
El Estado avalará la deuda de las regiones que cumplan sus objetivos de déficit
M. CONEJOS/A. CAPARRÓS / VALENCIA ABC 24 Diciembre 2011

El Gobierno ayudará a las comunidades autónomas a partir del próximo mes de marzo a emitir la deuda pública que los Ejecutivos regionales no pueden colocar ante el cierre de los mercados mayoristas de financiación y los problemas para captar inversores particulares.

El Tesoro español no ha tenido mayores dificultades para colocar letras a corto plazo en las últimas subastas del año a intereses razonables y en el entorno del 3%, sensiblemente por debajo del 5% que han ofertado las comunidades autónomas en sus emisiones de deuda más recientes.

Según pudo saber ABC de fuentes de toda solvencia, a partir del primer trimestre del próximo ejercicio el Ejecutivo centralizará las emisiones de deuda autonómica mediante la fórmula acuñada como «hispanobonos». El Estado avalará las emisiones de las autonomías en lo que supone implantar en España un instrumento financiero empleado con éxito en países del entorno europeo como Alemania y que permitiría evitar la competencia entre las regiones españolas por captar inversores minoristas.

De hecho, entre la última semana de noviembre y la segunda de diciembre, Cataluña, Murcia y la Comunidad Valenciana sacaron al mercado bonos por un importe superior a los 6.200 millones de euros y el Gobierno de Baleares también había anunciado una operación de características similares para comienzos del próximo ejercicio.
Mayor interés

La fórmula de los «hispanobonos», similar a los eurobonos que se plantean en la zona euro, podría elevar el tipo de interés que paga el Estado por la deuda ya que las agencias de riesgo internacionales han rebajado al máximo la calificación de los niveles de solvencia de las autonomías. Sin embargo, el Gobierno está dispuesto a asumir ese coste para evitar un colapso en las tesorerías de las regiones, que en casos como la Comunidad Valenciana afrontan el próximo año vencimientos de deuda por un total de 4.700 millones, cifra que en Cataluña se dispara a 6.000 millones.

La alternativa de centralizar las emisiones de deuda autonómica goza del beneplácito del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, quien en los últimos meses ha mantenido contactos al respecto con responsables de las finanzas autonómicas de comunidades gobernadas por el Partido Popular.
Necesidad de recortes

La condición para que el Estado salga al rescate de las regiones en los mercados de deuda pasaría por reclamar a cambio un compromiso inexcusable de cumplimento del déficit público. Una porcentaje que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha situado en el tope del 1,3% del PIB. El Gobierno exigirá a cambio de su aval para la emisión de deuda pública que las autonomías lleven a cabo los recortes de gasto necesarios para no desviarse del objetivo.

La medida de implantar los «hispanobonos» también había sido valorada durante los últimos meses por el ahora ministro de Economía, Luis de Guindos, como una salida razonable para que las regiones obtengan liquidez.

USA desautoriza la ocupación maroquí del Sahara Occidental
Carlos Ruiz Miguel Periodista Digital 24 Diciembre 2011

Segunda victoria en una semana para el Derecho y para la causa saharaui. Segunda derrota para el expansionismo marroquí. Si el 14 de diciembre el Parlamento Europeo rechazaba el acuerdo pesquero con Marruecos por incluir, ilegalmente, las aguas del Sahara Occidental, el día 21 de diciembre ha sido el Congreso norteamericano. El primer parlamento democrático del mundo, el Congreso de los Estados Unidos acaba de desautorizar el expansionismo marroquí sobre el Sahara Occidental. Segundo regalo para Rajoy y su nuevo ministro de Asuntos Exteriores García-Margallo.

I. EL PARLAMENTO EUROPEO DESAUTORIZA EL EXPANSIONISMO MARROQUÍ EN EL SAHARA OCCIDENTAL
Como puntualmente comenté aquí, el 14 de diciembre, fecha simbólica que conmemora la aprobación de la resolución 1514 de la Asamblea General de Naciones Unidas de declaración de la independencia a los pueblos coloniales, el Parlamento Europeo afirmó el derecho del pueblo saharaui a disfrutar de sus recursos naturales.

Los que desde el ámbito académico o político hemos combatido ese acuerdo hemos argumentado desde varias perspectivas:
- jurídica: el acuerdo viola el Derecho Internacional;
- económica: el acuerdo era deficitario para la Unión Europea y era una subvención encubierta a Marruecos, por lo que sería lógico que si hay que dar una subvención se dé a un país de la UE y no a Marruecos;
- ecológica: se está explotando irracionalmente el banco pesquero sahariano;
- securitaria: hay evidencia judicial de que el acuerdo pesquero ha sido utilizado por algún beneficiario del acuerdo para realizar actividades de narcotráfico sin que los controles del Ejército marroquí lo hayan evitado... lo cual debe conectarse con las sospechas de la inteligencia de USA acerca de la implicación oficial de Marruecos con actividades de narcotráfico, tal y como reveló Wikileaks.

Los que han defendido el acuerdo pesquero con Marruecos han ofrecido sus "argumentos", pero hay una cosa clara.
Salvo que yo me equivoque, y con gusto rectificaré si así es, ni un solo diputado partidario de Marruecos ha defendido expresamente que este acuerdo es conforme con el Derecho Internacional.

En consecuencia, el Parlamento Europeo ha determinado, claramente, que Marruecos no tiene DERECHO a explotar el Sahara Occidental. Y eso es así, sencillamente, porque el Sahara Occidental no es Marruecos. No forma parte de la "integridad territorial" de Marruecos. Así de sencillo.

II. EL CONGRESO NORTEAMERICANO DESAUTORIZA EL EXPANSIONISMO MARROQUÍ EN EL SAHARA OCCIDENTAL
USA ha firmado varios acuerdos internacionales con Marruecos. En su virtud de uno de esos acuerdos, de cooperación militar, USA se ha comprometido a otorgar ayuda financiera para que Marruecos, su "aliado" pueda comprar armas de fabricación norteamericana.
No es un secreto, a ello me he referido en este blog, que Marruecos tiene un lobby poderoso en su apoyo una de cuyas cabezas visibles es Hillary Rodham Clinton, sobre la cual he escrito varias veces aquí:
- ¿Prepara Clinton un golpe contra el pueblo saharaui? (30-VI-2011)
- Sahara: Clinton sigue saboteando a Obama (22-IV-2011)
- USA y el Sahara Occidental: Hillary Clinton, ¿cómplice o saboteadora de Obama? (5-XI-2009).

Sin embargo...
Sin embargo, el Congreso norteamericano, el parlamento democrático más importante y más antiguo del mundo, acaba de apropiar la ley que regula las asignaciones financieras y ha puesto un freno directo al expansionismo marroquí y a las pretensiones pro-marroquíes de Clinton.

Este es el texto original de la SECCIÓN 7042 (g) de la ley de asignaciones financieras USA (‘‘Consolidated Appropriations
Act, 2012’’):

(g) MOROCCO.—Prior to the obligation of funds appropriated by this Act under the heading ‘‘Foreign Military Financing Program’’ for assistance for Morocco, the Secretary of State shall submit a report to the Committees on Appropriations on steps being taken by the Government of Morocco to—
(1) respect the right of individuals to peacefully express their opinions regarding the status and future of the Western
Sahara and to document violations of human rights; and
(2) provide unimpeded access to human rights organizations, journalists, and representatives of foreign government to the Western Sahara.

Traduzco:

MARRUECOS.- Antes de consignar fondos asignados por esta ley bajo la rúbrica "Programa de financiación militar extranjera" para ayudar a Marruecos, la Secretaria de Estado, deberá presentar un informe a los Comités de Asignaciones financieras sobre los pasos dados por el Gobierno de Marruecos para-
(1) respetar el derecho de los individuos para expresar pacíficamene sus opiniones relativas al status y el futuro del Sahara Occidental y documentar las violaciones de derechos humanos; y
(2) facilitar acceso sin restricciones al Sahara Occidental a las organizaciones de derechos humanos, periodistas y representantes de gobiernos extranjeros.

III. CONSECUENCIAS DE LA DECLARACIÓN DEL CONGRESO USA
¿Cuales son las consecuencias de esta importantísima declaración del Congreso norteamericano?
1º. El Congreso USA no considera al Sahara Occidental como parte de "Marruecos" o de su "integridad territorial" y por eso considera que hay un derecho a expresar opiniones sobre el "status" y el "futuro" del Sahara Occidental. Precisamente porque ese "status" y ese "futuro" no están determinados, según el Congreso USA.
2º. El Congreso USA niega que Marruecos tenga "soberanía" sobre el Sahara Occidental y por eso exige que se permita el acceso "sin restricciones" al territorio a organizaciones de derechos humanos, periodistas y representantes de gobiernos extranjeros, algo que no se podría exigir si el territorio fuera de soberanía marroquí.
3º. El Congreso USA solicita un informe sobre los pasos dados por Marruecos para respetar los derechos políticos en el Sahara Occidental... precisamente porque no se están respetando.
4º. El Congreso USA solicita un informe sobre los pasos dados por Marruecos para permitir el libre acceso al Sahara Occidental de organizaciones de derechos humanos, periodistas y representantes de gobiernos extranjeros... precisamente porque no se están respetando.
5º. El Congreso USA exige que esos informes los presente... Hillary Rodham Clinton, que deberá tener cuidado para no mentir al Congreso en su informe.

IV. UN REGALO PARA LA POLÍTICA EXTERIOR DEL GOBIERNO RAJOY
La ley aprobada por el Congreso USA, sumada a la decisión del Parlamento Europeo, constituyen una providencial ayuda al gobierno Rajoy para diseñar su política respecto al Sahara Occidental.
Tanto el Congreso USA, como el Parlamento Europeo, han dejado claro, muy claro, que el DERECHO ampara las pretensiones saharauis y desautoriza las pretensiones del majzen.
A partir de ahí, el gobierno Rajoy deberá determinar, libremente, si articula una política exterior respetuosa con el Derecho Internacional o, siguiendo la siniestra estela de Rodríguez, Moratinos y Jiménez se dedica a burlarla.

Cataluña
“La educación no debería de ser una cuestión política. Cataluña debería permitir a la familia elegir entre el castellano y el catalán como lengua vehicular si lo que queremos priorizar es el dominio del lenguaje”
Redacción www.vozbcn.com 24 Diciembre 2011

Inger Enkvist, Catedrática de Lengua y Literatura españolas en la Universidad de Lund (Suecia) y asesora del Ministerio de Educación sueco, en una entrevista publicada este viernes en La Vanguardia:

¿Qué opina de la inmersión lingüística?
Que la educación no debería de ser una cuestión política. Cataluña debería permitir a la familia elegir entre el castellano y el catalán como lengua vehicular si lo que queremos priorizar es el dominio del lenguaje.

Cuénteme.
Lo más importante es que los niños tengan vocabulario y conocimientos, y para eso escuela y padres deben estar de acuerdo y fortalecer la lengua materna, así es más fácil aprender el otro idioma, pero como materia. En mi país se dan tres clases por semana en sueco y todo el mundo habla sueco. La lengua es un instrumento, no una meta.

Entiendo.

Entre mi universidad y la catalana había un acuerdo de intercambio de estudiantes, pero no quieren venir por la cuestión del idioma, ellos han estudiado español y quieren perfeccionarlo. Si una sociedad se cierra está quitándole oportunidades a sus jóvenes.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

El silencio y los silenciados
Cuando se haga el debido homenaje a las víctimas de ETA será preciso referirse también a quienes por enfrentarse al terrorismo cuando casi nadie lo hacía vieron sus vidas cotidianas, su trabajo y sus proyectos personales destrozados por el terror
FERNANDO SAVATER diariovasco.com 24 Diciembre 2011

Hace una década, a raíz del reconocimiento de Gunther Grass de que en su primera juventud había militado en las SS nazis, hubo cierta polémica en Alemania sobre las complicidades con el régimen hitleriano. Llegó a decirse que todo el mundo en la época había incurrido en ellas, fuese por ofuscamiento juvenil, por miedo o simplemente por desinterés de la cosa pública. El periodista e historiador Joachim Fest publicó entonces unas memorias tituladas sencillamente: 'Ich Nicht' (Yo no).
Lo recordé al terminar de leer el artículo de Pello Salaburu 'La vergüenza de nuestro silencio' (DV, 4-12-11). En él mi antiguo rector sostenía, con razón, que «los intelectuales -tampoco la Iglesia, no la olvidemos- han sido incapaces en su conjunto de alzar la voz contra ETA cuando había que haberlo hecho». Se refería a escritores, profesores e intelectuales vascos, desde luego, y señalaba que «ha habido excepciones, pero las excepciones no hacen sino acentuar el silencio de la mayoría». En efecto algunos, como el propio Salaburu, podrían decir «yo no» a la hora de rememorar esa época de oprobio, pero son lamentablemente pocos. Y ya no me refiero solamente a intelectuales sino a los ciudadanos en general, de todas las condiciones y oficios, sobre todo a los de mayor relieve social como cocineros, deportistas, actores, etc.

Lo que faltaba en el artículo de Salaburu era recordar lo que fue de esos que no guardaron silencio ni miraron para otro lado. Porque por lo general no lo pasaron demasiado bien. Y no me refiero ahora precisamente a quienes pagaron con sangre su atrevimiento honroso sino a los que padecieron exclusión, hostigamiento y en muchos casos exilio. Ahora que acaba de morir el noble Vaclav Havel, es oportuno recordar que durante su presidencia se alzó un monumento en un jardín de Praga dedicado a las víctimas de la dictadura comunista. La placa que lo acompaña dice que no sólo se rememora allí a quienes fueron asesinados por el régimen totalitario, sino también a todos aquellos que vieron sus vidas cotidianas, su trabajo y sus proyectos personales destrozados por el terror establecido.
Cuando se haga el debido homenaje a las víctimas de ETA, además de no mezclarlas con otras diferentes reales o supuestas, será preciso referirse también a quienes por enfrentarse al terrorismo cuando casi nadie lo hacía padecieron del modo señalado en el monumento checo. Y lo peor es que si hoy recuerdan en voz alta cuánto penaron son considerados por mucha 'buena gente' (lo que antes se llamaba 'gentuza') como aguafiestas de los felices tiempos nuevos en que vivimos. decretados por los que nos amargaron en el pasado.

Hubo quien tuvo que mudarse, para respirar mejor, desde localidades menores a alguna de las capitales vascas; y otros, dentro de la propia capital, tuvieron que cambiar de su barrio a otros menos invadidos por el matonismo de los intolerantes, como le pasó a la librería 'Lagun'. Muchos tuvieron pura y simplemente que exilarse, para tener la posibilidad de trabajar en paz o incluso de conservar su integridad física. ¿Quién podría reprochárselo? Es difícil seguir dando clase con calma en la universidad cuando a uno le ponen una bomba en el ascensor que utiliza para ir al aula, como le pasó a Edurne Uriarte. Algunos aficionados a las encuestas, no siempre desinteresados, señalan que respecto al cese de la violencia etarra, las conversaciones de Eguiguren con Otegi y compañía, etc. hay percepciones distintas en Euskadi y en el resto de España. Se les olvida mencionar que en ese 'resto de España' viven hoy miles de vascos que tuvieron que dejar su casa por mantener opiniones distintas a las que querían imponer algunos de los que se quedaron, avasallando a sus conciudadanos. Recuperar sus voces para equilibrar el panorama político y dar que pensar a quienes pretenden ahora hablar en nombre de 'la sociedad vasca' es una elemental exigencia democrática.

Porque aún hay quien quiere silenciar a los que no guardaron culpable silencio y eso no sólo pasa en el País Vasco. Por ejemplo Aurelio Arteta, uno de los que puede decir con pleno derecho «yo no», publicó hace meses un excelente estudio titulado 'El mal consentido' (ed. Alianza). Trata de los diversos subterfugios con los que disculpan su complicidad moral quienes asisten sin intervenir ni protestar a las fechorías que se cometen a su lado. La obra no se centra en modo alguno en lo ocurrido en el País Vasco, que menciona sólo ocasionalmente junto a otros ejemplos de esta dimisión ética tan lamentablemente frecuente. Pues bien, el libro quedó entre los finalistas para aspirar al Premio Nacional de Ensayo. En las deliberaciones -que son reservadas pero siempre llegan a conocerse- su candidatura fue postergada porque según algunos miembros del jurado la obra podía 'crispar' y no colaboraba con los vientos políticos que hoy soplan en Euskadi.
De modo que ya ven ustedes como están las cosas, en la política y en la moral. Sigue por lo visto el tiempo de silencio.

LA INACABADA 'CIDADE DA CULTURA' YA HA ABSORBIDO 400 MILLONES
La Xunta de Galicia no sabe qué hacer con el ‘mausoleo’ de Fraga
Ángel Martínez  El Confidencial 24 Diciembre 2011

Si comunidades como Valencia cierran el año poniendo fin a los grandes excesos de las épocas de bonanza, Galicia, con una deuda de 6.971 millones de euros (12,4% del PIB, la quinta más alta), está maniatada frente a su particular monstruo: el Monte Gaiás, A Cidade da Cultura, el imponente contenedor cultural diseñado por el arquitecto Peter Eisenman para Santiago de Compostela. Erigido sin una finalidad concreta por orden de Manuel Fraga, el inmenso proyecto todavía inacabado tras una década de obras lleva absorbidos alrededor de 400 millones de euros, cuatro veces más de lo presupuestado. Nunca ha habido transparencia en las cuentas del Gaiás: se desconoce cuánto cuesta mantenerlo abierto y su coste final, aunque según estimaciones del Bipartito, el anterior Ejecutivo autonómico, éste será de 435 millones.

La Xunta del popular Alberto Núñez Feijóo, que no ha detenido oficialmente las obras pero sí las ha demorado hasta 2014 porque “no sería razonable (dedicar fondos) que podrían ser reservados para sanidad o educación”, negocia actualmente con las constructoras el coste de la indemnización, que será mayor si la renuncia se convierte en definitiva. Feijóo, como sus predecesores en el Pazo de Raxoi, no ha tenido valor para enfrentarse a esta “ida de olla” de la España del despilfarro, según la definen en privado miembros de su administración. Tampoco el Bipartito (PSdeG y nacionalistas del BNG) se atrevió a detener su construcción, argumentando que Fraga, cuando ya estaba en funciones, adjudicó los últimos contratos. Solo creó la Fundación Cidade da Cultura para intentar rentabilizar el megacomplejo implicando a elementos significativos de la sociedad gallega (se tocó a Manuel Jove, al Pastor, a las cajas) en su gestión. El proyecto murió de inanición: todos salieron en la foto pero nadie puso un duro.

“Hasta ahora nadie se atrevió a pararlo porque nadie sabe qué hacer con él. Todo (su finalidad y presupuesto) se ha ido adaptando sobre la marcha desde hace muchos años. Si se para habrá que indemnizar a las constructoras y nadie se atreve. Nació como el mausoleo de Fraga (así se conoce popularmente en Galicia el proyecto), siempre se fue consciente de que el Gaiás no tenía contenido, solo tenía un contenedor precioso. Hubo una oposición muy fuerte (a la paralización de las obras) desde el Ayuntamiento de Santiago para que aquello no quedase en semiruina”, indican fuentes solventes con experiencia gestora en la Xunta.

¿De qué sirve el Monte Gaiás?
Hasta ahora fallaron todos los intentos de reconvertir el Monte Gaiás en algo útil para la sociedad gallega. Se intentó disfrazarlo de proyecto de Estado, de sede de alguna institución estadounidense como el Moma o de puente cultural con Latinoamérica. Actualmente funcionan el archivo y la inmensa biblioteca de A Cidade da Cultura ("Fíjate tú -comentan con sorna en Santiago-, ésta debe ser la ciudad con más bibliotecas del mundo") y algunas dependencias de la Xunta que se han trasladado al complejo. Este año debería abrirse también el Museo de Galicia. La construcción aún pendiente del centro de la música y artes escénicas no comenzará antes de tres años mientras que el sexto edificio, concebido en su origen como un museo de tecnología y posteriormente como un centro de arte, dependerá de la crisis, de la evolución de las cuentas de la comunidad. Para ser consciente de lo delirante del caso, solo hay que intentar llegar hasta la Cidade da Cultura. El acceso es casi imposible: por una corredoira que cruza el monte tras atravesar las vías del tren, las futuras vías del AVE, desde el casco viejo de Santiago.

Salpicado asimismo por las denuncias (sonado fue el caso del cuñado de Mariano Rajoy, Manuel Fernández Balboa, a quien la Xunta de Fraga contrató como director económico de la ciudad de la cultura antes incluso de que éste se interesase por el puesto y sin disponer de su currículum, según la oposición) y una investigación judicial por supuestas irregularidades en la gestión del proyecto, el megacomplejo que debió dejar pasmado al mundo solo deja pasmados a los gallegos. Ni siquiera la Xunta tiene una idea aproximada de para qué van a servir todos los edificios (queda mucho por construir), cuánto va a costar en total o cuándo se terminarán las obras.

“Cuando alguien decide producir un impacto tan importante sobre un paisaje secular que ha ido variando lentamente, casi de siglo a siglo, debe de tener motivos muy poderosos para hacerlo. He tratado de buscar una explicación a esta propuesta. Le he dado vueltas y vueltas a las razones que han podido llevar, no sólo a su concepción sino incluso a su construcción una vez aprobado el proyecto. Pero lo cierto es que no he sido capaz de encontrar algo razonablemente plausible. Aunque en el Plan Estratégico se hable de hacer la ciudad más visible internacionalmente, Santiago no necesita ninguna 'imagen de marca' nueva para competir en el mercado de ciudades. Probablemente sea uno de los lugares más conocidos del planeta”, según cuenta en su blog José Fariña Tojo, catedrático de Urbanismo y Ordenación del Territorio de la Universidad Politécnica de Madrid, un compostelano de pura cepa.

PRIMERA NAVIDAD SIN ETA
Tres miradas hacia la paz
Amaia, Iñaki y Josu hablan de la Euskadi por construir, sin odio pero sobre un relato veraz. Autocrítica, presos, reconocimiento a todas las víctimas, educación... «hay mucho por hacer»
AMAIA CHICO | SAN SEBASTIÁN. www.diariovasco.com 24 Diciembre 2011

Encuentro. Iñaki García Arrizabalaga, Amaia Guridi y Josu Elespe, tres víctimas de la violencia terrorista, aceptan la invitación de DV para hablar de cómo asentar la paz y cómo construir la convivencia en Euskadi tras el final de ETA. [Foto y vídeo: Lobo Altuna]

LAS FRASES
IÑAKI GARCÍA ARRIZABALAGA
«Las víctimas no pueden ser además los perdedores morales y sociales de esto»
AMAIA GURIDI
«Todas las víctimas tienen su reconocimiento, pero no se puede meter a todas en un saco común»
JOSU ELESPE
«A mí me preocupa lo que se cuente aquí de lo ocurrido, no lo que se diga en Barcelona o Madrid»

La vida no es igual para ellos desde que Juan Manuel, Froilán y Santi no están. Pero estas navidades tienen algo diferente. En realidad, radicalmente distinto. El «horizonte» sin violencia que comienza a abrirse. Un nuevo tiempo para Euskadi plagado de «incógnitas» que hay que ir despejando, de retos por superar y de revisiones críticas que no se pueden evitar. La construcción de una sociedad edificante, que no olvide lo ocurrido pero tampoco se enquiste en los odios arraigados, llevará tiempo y exigirá dedicación, reconocen. Y en esa tarea cada ciudadano tiene su cuota de responsabilidad.

Iñaki García Arrizabalaga, hijo del delegado de Telefónica en Gipuzkoa asesinado en 1980 Juan Manuel García Cordero; Amaia Guridi, viuda del director financiero de El Diario Vasco Santi Oleaga, asesinado en 2001; y Josu Elespe, hijo del concejal del PSE de Lasarte-Oria Froilán Elespe, abatido a tiros hace también una década, no solo son conscientes de esa laboriosa empresa que hay por delante sino que están dispuestos a implicarse de lleno en ella. De hecho ya lo están. Los tres en este caso forman parte del heterogéneo colectivo de víctimas del terrorismo de ETA (en el caso de García Cordero también de su escisión en los Comandos Autónomos Anticapitalistas). Pero cada uno marca prioridades y desvela temores en su nombre y desde una experiencia propia. Un recorrido personal que, en el caso de Iñaki y Josu, como se revela a lo largo de la conversación, les ha llevado a mantener un encuentro personal con sendos miembros de ETA encarcelados. Ninguno de ellos pretende erigirse en ejemplo. Pero sí creen conveniente explicar en todos los foros que sea preciso cuál es su realidad. «No podemos además ser los perdedores sociales y morales» de «esto», advierte García Arrizabalaga, profesor de Marketing en la Universidad de Deusto.

Es la primera preocupación que se pone sobre la mesa durante este diálogo, que busca mirar hacia adelante. «Que se cuente lo que ha pasado, que no se tergiverse, que sea un relato verídico», defiende Amaia después de que Josu expresara su temor por que sea «la izquierda abertzale la que tome las riendas» y la sociedad le «premie», como se ha evidenciado en las últimas citas electorales, por «traer la paz». «Me preocupa esa percepción y que nadie, ningún partido, sea capaz de contrarrestar ese discurso», añade el hijo del edil socialista.

Frenar la «impunidad»
Iñaki García habla del miedo a la «impunidad», del «borrón y cuenta nueva» que, en su opinión, la izquierda abertzale está intentando propagar con «soluciones globales» para los presos, sin una «autocrítica» real o con un reconocimiento del daño que se ha causado genérico, «no verdaderamente sincero». Y, junto a Josu, sitúa en toda la sociedad vasca, «la clave del futuro», la responsabilidad última de frenar esa «habilidad» que caracteriza a dicha corriente para llevarse la opinión mayoritaria a su terreno. «A mí no me preocupa lo que quede en Madrid o en Barcelona, a mí me preocupa lo que se cuente aquí», recalca el hijo de Elespe, quien confiesa sentirse «decepcionado» con la respuesta social al terrorismo durante muchos años.

Josu no duda de que la mayoría de los ciudadanos vascos ha rechazado la violencia durante la etapa negra que empieza a difuminarse, pero siente y expresa cierto reproche hacia «esa mayoría», que no «empatizaba» directamente con las víctimas ni estaba «envenenada» por las posturas más radicales que justificaban la lucha armada, por haber sucumbido al «miedo o al pudor» de dar un golpe en la mesa ante los atentados, agresiones o amenazas que se han producido.

El boleto perdedor que les tocó a ellos en la trágica lotería que se ha vivido en este país hizo que los tres reaccionaran, con más o menos esfuerzo, con más o menos energía, a los embates violentos. Iñaki, colaborador de Gesto por la Paz, recuerda hasta «el eco de las pisadas» en las solitarias concentraciones que empezaron a hacer en la Plaza de Gipuzkoa allá por los años 80. Pero también reconocen haberse mantenido ajenos en determinados momentos, cuando «esto les pasaba a otros», la engañosa coletilla que tantas veces han escuchado.

Víctimas, todas y sin mezclas
Pero «esto» no solo les ha pasado a ellos. Amaia, Josu e Iñaki saben y han conocido de hecho a víctimas que no son de ETA. Afectados por la violencia de los GAL, por torturas o por excesos policiales que acabaron con la muerte o heridas de un número por determinar de personas. En ello está el Parlamento Vasco. Y a los tres interlocutores que han querido participar en este reportaje les parece positivo y necesario que así sea. La charla deriva así, de forma natural, en otro punto sensible, como casi todos en este tema, de este nuevo escenario en paz desconocido para muchas generaciones de vascos.

«Todas las víctimas tendrán que tener su reconocimiento» y reparación, indica la viuda de Oleaga, «pero no se puede meter a todas en el mismo saco». «No se puede hacer un 'totum revolutum' con la viuda de un asesinado por ETA, Otegi o la madre de un preso que viaja mil kilómetros a visitarle», advierte.

«Estoy de acuerdo con Amaia en que cada caso tiene una naturaleza distinta», añade Iñaki, quien ve oportuno que las instituciones reparen a todas las víctimas de la violencia, y reconozcan «errores, algunos dramáticos», que se han cometido. No solo por ese 'debe' que existe hacia las denominadas víctimas de motivación política, sino porque además es la única forma, en su opinión, de «desarmar de victimismo» a quienes se aferran a esa situación para evitar dar pasos en otro sentido.
«No puede existir equiparación» entre unos sufrimientos y otros, apunta también Josu Elespe, quien reprueba, «no el error, sino el terrorismo puro de los GAL, o las torturas» contra detenidos, de las que el Estado se valió, según ha demostrado la Justicia, con el argumento de luchar contra ETA.

«La respuesta a ETA tenía que haber sido inmaculada», defiende el hijo del edil de Lasarte-Oria. «Pero eso ya no tiene solución».
Estas tres víctimas de ETA hablan en primera persona desde un prisma que -son conscientes- no comparten otros familiares que han vivido dramas más o menos similares al suyo. «Pero es que somos miles, hay un abanico tan amplio y plural» como el que exhibe la propia sociedad, recuerda Amaia Guridi. Por eso, consideran hasta contraproducente que a las víctimas del terrorismo se les otorgue más legitimidad que a cualquier otro ciudadano a la hora de que el Gobierno tiene que abordar leyes o políticas penitenciarias. Cada uno tiene su opinión, indica Iñaki. «Y a mí, me podrá gustar más o menos una decisión política, pero es mi opinión». El hijo del que fuera delegado de Telefónica en Gipuzkoa confiesa «tener miedo» a que determinadas actitudes públicas provoquen un «rechazo social» hacia el colectivo al que le ha tocado, por desgracia, pertenecer. Y advierte del riesgo de sumar a la pérdida irreparable de vidas, «ser los perdedores sociales o morales» después de la «actitud serena y sin venganzas particulares» que, según destaca, han conservado los afectados por el terrorismo durante décadas. «Que tengamos dudas de que las víctimas puedan perder también eso... ¡Manda huevos!», se queja Josu Elespe imaginando ese escenario.

Por eso, todos ellos respetan pero no se identifican con quienes expresan un «pensamiento político radicalizado o con más odio» hacia el entorno abertzale y rechazan, por ejemplo, la eliminación de las medidas excepcionales que se aplican a los presos de ETA, la primera medida política que se está planteando, por parte de la mayoría de partidos vascos, al nuevo Gobierno recién constituido del PP. «Ha habido un nivel de radicalización tal que se ha pasado de llamar terroristas a los miembros de ETA, a hacerlo con Batasuna, el PNV o Zapatero», recuerda Josu Elespe, quien espera con expectación saber cuál será el camino que emprenda Mariano Rajoy en este terreno.

En el ámbito de la política penitenciaria, para Josu, no ahora sino también antes, el tratamiento a los presos de ETA debería ser el común. «No soy como ellos, por tanto no defiendo una política excepcional contra ellos», dice. «El alejamiento, aunque bajo un principio utilitarista ha servido, éticamente ha estado mal», añade Iñaki quien se muestra de acuerdo con su interlocutor en que, al final, en Cádiz o en Martutene, «el preso continúa en prisión, tendrá unos regímenes de visita fijos, y quien sufre el desplazamiento es el familiar».

«Acercar presos no es ceder»
Para ambos, el Estado tiene ahora sobre su mesa la responsabilidad de asentar la paz. Y no ven improcedente que uno de los primeros pasos pueda ser poner fin a las medidas penitenciarias más punitivas que se aplican hasta ahora con los presos de ETA. «Eso no es ceder ni es una rendición», defiende Josu Elespe ante las voces críticas que se elevan ante esa posición. «Los etarras tienen que ser juzgados, condenados con la ley en la mano para que cumplan sus penas».

Esos pasos no obstaculizan, a su entender, la protección ni la defensa de la verdad que cuentan las víctimas ni suponen un nivel menor de exigencia a la hora de reclamar un reconocimiento del daño causado por parte de la izquierda aber-tzale y de ETA.

Una declaración, advierten, en la que «no valen las generalidades» -como a su juicio ocurrió hace unos días en el Palacio de Aiete con un reconocimiento «colectivo que resulta muy cómodo»-, ni tampoco las representaciones mediáticas si no van precedidas de una reflexión autocrítica personal y sincera, que «no se produce de la noche a la mañana».

«Yo no tengo prisa», dice Josu, «pero tendrá que llegar». Amaia Guridi, sin embargo, no necesita, personalmente, que le pidan perdón. «Anímicamente no lo necesito, no me reconforta, aunque está bien que lo hagan dirigiéndose a toda la sociedad», puntualiza. Iñaki se adhiere a la conversación para realizar un par de aclaraciones: una, que reconocer el daño causado «es un hecho objetivo». «No supone por tanto un avance significativo», asegura. Y, en segundo lugar, pone el acento sobre el mensaje que, en su opinión, se traslada a este respecto desde la izquierda abertzale y es que pedir perdón «es una humillación, cuando yo creo que es todo lo contrario, es un signo revolucionario».

«Testimonio personal»
Ése es el trabajo principal que las tres víctimas encomiendan a los presos y a quienes han avalado o justificado la violencia de ETA durante tantos años. Pero la construcción de una convivencia normalizada exigirá también, recuerdan, una reflexión personal de cada ciudadano, «sin querer hacer leña del árbol caído», y la clarificación de un relato de lo ocurrido a las nuevas generaciones que se están formando en las aulas.

En ellas, participan los tres. Iñaki se ha acercado ya a dos colegios, y Josu y Amaia -que han tenido que anular una cita por problemas de horarios- esperan ofrecer su testimonio a los escolares cuando se reanuden las clases después de Reyes.

«Tienen que ver que tenemos dos brazos y dos piernas», explica Iñaki. «Que sepan con los testimonios en primera persona lo que hemos vivido» y evitar que el «autismo social» o el «complejo de contaminación», como define él al 'no acercarse demasiado a las víctimas' que ha imperado, se propague en el futuro. Se trata de ejercer el «derecho a la verdad» y de «hacer públicas todas las pequeñas historias que han sucedido en este país, porque solo así, sabiendo lo que ha pasado no volveremos a cometer errores en el futuro», continúa García Arrizabalaga mirando a las heridas todavía abiertas del postfranquismo y la Guerra Civil.

En esa autocrítica personal, Amaia también reflexiona sobre qué hubiera pasado «si nos hubiéramos plantado antes, con los primeros asesinatos de aquellos negros años 80», pero lo importante ahora es mirar hacia adelante sin olvidar lo que queda atrás. Y en ese proceso que ahora comienza el profesor universitario ve un principio, «muy básico, prepolítico», que debería servir de común denominador para todos, y es que: «Fue un error matar a quien pensaba diferente por defender un proyecto político».

Galicia / TRAS LA PETICIÓN DE LA CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN
El libro en el que se excluía al castellano como lengua oficial ya está corregido
A. A. / SANTIAGO ABC Galicia 24 Diciembre 2011

El castellano vuelve a ser lengua oficial de la comunidad gallega. Y es que la editorial Vicens Vives, autora del libro de texto en el que excluía al castellano como lengua cooficial en la Comunidad gallega, ya ha subsanado el error. La noticia la dio a conocer ayer el conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, quien explicó un representante de la firma se había puesto en contacto con él telefónicamente para comunicarle que «ya tiene en prensa, a falta de su encuadernación», la versión corregida del libro de 5º de Primaria en su referencia a la oficialidad de los idiomas.

La polémica sobre el manual se suscitó hace a penas dos semanas cuando el Valedor do Pobo, Benigno López, presentó ante el departamento de Educación una recomendación a propósito del artículo. Así, desde la oficina del Valedor entendían que el libro debía ser retirado de las escuelas donde se utilizaba, dado que el contenido del punto quinto del Estatuto de Autonomía de Galicia. Ante la queja, la Consellería de Educación exigió a la editorial una rectificación a través de un escrito en el que les solicitaban que corrija «con carácter definitivo» las próximas ediciones de la obra.

Además, y como medida de urgencia, el departamento que Vázquez dirige pidió a los editores del libro que remitiesen a todos los centros escolares donde se trabaja con este manual «una addendaque complete el texto que fue publicado de manera parcial».

Aprovechando el error, el diputado del BNG, Bieito Lobeira, además de otras organizaciones nacionalistas, habían pedido la dimisión de Vázquez y de López argumentando que la actitud de la consellería era propia de «otros regímenes políticos». Una crítica a la que el titular del ramo respondió aclarando que solo ha hecho «valer el consenso lingüístico en Galicia». La editorial, por su parte, reconoció que «ya preveía corregir el error».

Cataluña
LOS ENTRESIJOS DEL ÚLTIMO SONDEO DE LA GENERALITAT
Los catalanes son cada vez menos nacionalistas
El Gobierno de CiU ha utilizado sus barómetros para crear un clima social proclive a esa «transición nacional» hacia un Estado propio
M. J. C. / BARCELONA ABC 24 Diciembre 2011

A fuerza de introducir preguntas sobre la independencia o el sentimiento de pertenencia a Cataluña, el Gobierno de CiU ha utilizado sus barómetros para crear un clima social proclive a esa «transición nacional» hacia un Estado propio que el presidente Artur Mas predica en sus discursos oficiales. Pero la crisis económica y los recortes aplicados por el Ejecutivo autonómico para recortar el enorme gasto público heredado del tripartito ha puesto de manifiesto las auténticas prioridades de la mayoría de los catalanes pues, si alguna vez abrazaron el nacionalismo, hoy lo hacen mucho menos.

Así lo indica la encuesta Percepción de las políticas públicas y valoración del Gobierno autonómico elaborada por el Centro de Estudios de Opinión (CEO), organismo dependiente de la Generalitat. Sobre una muestra de 1.800 personas encuestadas del 5 octubre al 9 de noviembre, el 12,1% declaran que se sienten solo catalanes, una cifra muy inferior al 20,5% registrado en un anterior barómetro efectuado también por el CEO del 29 de septiembre al 13 de octubre. El volumen de encuestados que dicen sentirse más catalanes que españoles también baja, pues pasa de un 29,5% a un 24,2%. Por contra, ser tan español como catalán pasa de un 29,3% a un 41,1%, mientras que aquellos que se sienten más españoles que catalanes suben del 3,3% a un 9%. Quienes se sienten solo españoles se quedan en un 5% en ambos casos.Todo ello se produce con una diferencia de apenas un mes.

El último sondeo revela, asimismo, que el 30,8% puntúa su sentimiento nacionalista en un 5,15 en una escala del 1 al 10, mientras que un 13,4% le da un 0 y un 10,7 %, un 10. Por otro lado, el sistema de financiación de Cataluña se sitúa, con un 2,2%, en el número once del ranking de preocupaciones de los ciudadanos, muy por detrás del paro (28%), el funcionamiento de la economía (20,5%), la sanidad (11,6%), la educación (4,9%) o la satisfacción con la política (4,2%). Es decir, que el pacto fiscal que defiende el presidente Mas no motiva excesivamente a los catalanes, quienes censuran los recortes aplicados en sanidad y educación.

Recortes de Prensa   Página Inicial