AGLI

Recortes de Prensa   Domingo 15  Enero 2012

 

Bajada de sueldos a Funcionarios – salarios –
Juan Vicente Santacreu Estrella Digital 15 Enero 2012

El otro día asistí a la inauguración de una obra de arte en Valencia. Más bien diría yo que era la inauguración de un esperpento, pues hoy en día a cualquier “mierda” se le llama obra de arte. Eso es como la inteligencia de Zapatero o el traje invisible del emperador; nadie se atreve a decir en voz alta lo que piensa, pero todos intuyen que es una mierda. Bueno, sobre esos bodrios artísticos que nos cuestan millonadas y a nadie le gustan hablaré otro día que de eso algo sé, ya que estudié Bellas Artes.

Al terminar la inauguración del espantajo, fuimos a tomar café –varios asistentes, la mayoría funcionarios- cerca de la Plaza de la Virgen. Algunos de ellos los conocía muy bien, son funcionarios del Ayuntamiento, profesores y alguno de la Generalidad. Aún no habían servido el café y ya estaba la tertulia disparada. ¿Adivina cuál fue el tema que surgió? Efectivamente, la bajada de sueldos de los funcionarios.

¡Mal rollito! Pues algunos sabían que soy el promotor de Masby y ahí estaba yo frente a una casta variopinta de funcionarios, la mayoría cojeando con la izquierda sin aprender en toda su puñetera vida que para comer bien, se come con la derecha. Unos acusaban de estas desdichas a Zapatero pero su nivel de imbecilidad es tan grande que afirmaban que con Rubalcaba esto no pasaría. Sinceramente, yo “flipaba” por un tubo.

Otros atacaban al PP, y creo que con razón, pues Rajoy a las pocas semanas de afirmar públicamente que no subiría los impuestos, los ha subido y además de bajarles los sueldos a los funcionarios, les ha quitado los sexenios, extras y demás prebendas.

Quizás el único independiente de la reunión era yo en medio de los defensores del PP y la mayoría del PSOE. Todos ellos con su córtex cerebral atrofiado siendo incapaces de darse cuenta que lo que hay que defender, son ideas y no partidos.

En mi planteamiento empecé a preguntar a los profesores, -a los que conozco muy bien- ¿No es cierto que en los colegios utilizáis cada vez más el valenciano para hablar con otros profesores y con los alumnos? Vosotros sois españolparlantes -y no castellanoparlantes como dicen los gilipollas- en cambio os dirigís a vuestros compañeros profesores españolparlantes en Valenciano dentro de los colegios. Sin embargo, cuando traspasáis el muro escolar, automáticamente habláis en español. Yo sé que subliminalmente os lo imponen cada día más, pero imaginar por un momento la estampa imbécil de dos españoles hablando en inglés en Inglaterra. Una verdadera gilipollez.

Al momento el espabilado de turno, un “zurdoso” recalcitrante, me interrumpió diciendo ¿qué tiene que ver todo esto con la bajada de sueldos?. Yo le maticé: quizás esto es muy complicado para ti, pero presta atención que seguro lo vas a pillar. Concluí mi tema de las lenguas diciendo: ¿os dais cuenta que aquí y ahora estamos hablando todos en español?... menos Jaume, por cierto, porque en todo grupo que se precie, tiene que disponer de su imbécil particular. Es ley natural.

Para concluir les pregunté: ¿Sabéis cuánto cuesta la Presidencia del Gobierno Alemán?. Paco, uno de ellos contestó inmediatamente, 20 millones de euros al año, afirmó. ¿Y cuánto cuesta la Presidencia de Francia? Como nadie lo sabía, les ayudé, cuesta 120 millones de euros al año. ¿Y la de España?, pregunté. Varios afirmaron que nos cuesta 8 millones la Casa Real. Pues no, les dije, 8 millones es la dotación que se entrega directamente al Rey, pero todos los gastos derivados de representación y demás folklore nacional, van a cargo de partidas ministeriales y otros departamentos. Pero admitamos 8 millones como gasto del Rey, a esto hay que sumar la Presidencia del Gobierno de España... y un pequeño detalle que a todos los periodistas se les pasa, hay que sumar las 17 presidencias de Gobierno tribal. Esto hace un total de 1.100 millones de euros al año. Señores, tenemos en España la presidencia más cara de todo el mundo.

Como percibía que nadie entendía por donde iban los tiros, concluí para no cansar al personal: Sé que esto no lo suele analizar la Casta de funcionarios, pero si sumamos a los 1.100 millones de la presidencia del Gobierno, los 6.000 millones de euros al año que cuestan mantener las lenguas autonómicas, los 3.000 millones de las televisiones autonómicas y sumamos los 24.000 millones de euros que cuestan mantener las autonomías.... Hace un total aproximado de casi 40.000 millones de euros. Dinero que España se ahorraría, todo seguiría igual, viviríamos mejor y no se tendrían que tocar los sueldos de los funcionarios. Hasta podríamos seguir hablando en valenciano por devoción sin que nos costara un euro su imposición.

¿De dónde pensáis que va a salir este dinero? Evidentemente, de vuestras nóminas. Así que cada vez que habléis en valenciano con un español en España, daros cuenta que sois los parias de la Administración, es decir, sois una perfecta Casta. Casta de imbéciles, por supuesto. Así que ahora a llorar en valenciano a vuestras queridas madres y contarles lo necios que llegáis a ser.

Sé que las verdades duelen y si esto te duele mucho, es porque eres funcionario y todo los que digo es verdad. Lo vuestro no es bajada de sueldo, es bajada de pantalones y para ser políticamente correcto con los dos sexos, debo añadir, bajada de bragas también... porque aquí, lo que hay que defender son ideas y no partidos.

Así lo pienso y así lo digo.

El despilfarro autonómico
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC  15 Enero 2012

SOMOS tan listos que nos inventamos un nuevo modelo de Estado, el autonómico, y un nuevo concepto de nación, la nacionalidad. Con ellos, dijimos, vamos a resolver definitivamente la estructura territorial de España. Pero resulta que las autonomías se están merendando el Estado, y las nacionalidades, la Nación. Pero de poco sirve llorar sobre la leche derramada, por lo que sólo cabe salvar la que queda. Y lo más urgente es cortar la sangría de recursos que esas nacioncitas con ínfulas de Estado venían produciendo a la nación en su conjunto. Pues ninguna de ellas quiere privarse, aparte de gobierno, cámaras, tribunal superior, defensor del pueblo, representaciones exteriores —hasta 200 tienen entre todas—, de festivales con barra libre, de museos de arquitectos famosos, de aeropuertos sin aviones, de trenes AVE sin pasajeros, de televisiones sin espectadores, de ciudades fantasmas de la cultura, de la ciencia, de las artes, de los deportes, muchas de ellas sin acabar al acabarse el dinero, montadas por la megalomanía de unos políticos tan sobrados de vanidad como faltos de inteligencia. Por ahí se ha ido un capital, por no hablar de la corrupción que las acompañaba, sin diferencias entre socialistas, populares o nacionalistas. Había que cortar para no irnos por la cañería, cosa que ha empezado a hacer el gobierno de Rajoy, interviniendo de hecho los presupuestos de las CCAA, al poner un techo a su nivel de endeudamiento, que estará marcado por su capacidad de generar ingresos. Y la que no lo cumpla, sanción al canto.

Parece de cajón —no gastar más de lo que tienes—, pero la lacra estaba ya tan arraigada que algunas han protestado por considerarlo una ingerencia en sus asuntos (Cataluña) y otras, por considerarlo discriminatorio (Andalucía). Pero con el palo que acaba de recibir nuestro crédito internacional, se trata de «sí o sí», o más bien de «no o no». Aparte de que las objeciones no se sostienen: ¿qué tipo de discriminación hay en una norma general para todas las Autonomías? Y si la Comunidad Europea tiene poderes para controlar la deuda de los Estados miembros de la Unión, con más derecho los tendrá cada Estado para controlar la de sus distintas comunidades.

A no ser que lo que realmente se busque es convertir esas comunidades en naciones o estados por sí mismas. Que era el rumbo que estaba tomando el Estado de las Autonomías, convertido en Estado de las Alegrías o Soberanías, como quieran llamarle. Con el resultado que estamos viendo. Lo primero que salta, e incluso hiere, a la vista es la paradoja de que, mientras Europa se ha venido uniendo a lo largo de las últimas décadas, España se ha ido desuniendo. Una vez más, vamos en sentido contrario al de la historia. Pero es éste un asunto de tal calibre que prefiero dedicarle la «postal» de mañana, al no poder despacharse en un par de líneas.

El entramado subterráneo del PSOE
Carlos Dávila www.gaceta.es 15 Enero 2012

El PSOE ha dejado una pléyade de enchufados y quintacolumnistas que o el Gobierno desaloja o le sucederá como al que fue abrasado por los mismos policías que no se había ocupado de destituir.

La primera semana del Gobierno de Mariano Rajoy fue de estupor. Más en su forma clínica que en su acepción puramente castiza. Según todas las opiniones, tras el latigazo fiscal del 30 de diciembre, algún ministro se preguntó: “Pero ¿cómo nos pasa a nosotros esto?”. Se habían quedado sin respuesta, como alelados, como esos pacientes que pierden capacidad de conciencia y que luego, cuando –merced a zurriagos enérgicos– despiertan, se preguntan del mismo modo: “¿Es posible que me haya pasado esto a mí?”. Posible de todo punto. Cuando los ministros empezaron a cambiar impresiones fuera de su círculo administrativo, se encontraron con contestaciones como esta: “Es que lo que habéis hecho os ha sorprendido a vosotros mismos”. Sublime réplica. La verdad.

Ahora se ha afirmando que Rajoy y todo su Gobierno –sobre todo el sector económico– sabían de antemano que la mentira de los socialistas (el 8% de déficit acumulado) era eso: una tremenda, miserable bola, pero lo cierto es que nunca en el tópico traspaso de poderes recibieron los populares un dato preciso. En cierto momento se interesaron por el informe de la Intervención General del Estado. Silencio en la sala; Jáuregui y los agónicos que participaban en el juego miraban para el techo a sabiendas de que ese informe, si se lo entregaban al Partido Popular, dejaba como atrozmente mentirosa a la todavía vicepresidenta del Gobierno en funciones.

¡Menudo marrón!
Y a la fase de estupor sucedió otra casi de construcción casera. “Bueno, ¿y cómo arreglamos esto?”. El Gobierno envió al Congreso a Cristóbal Montoro, probablemente el ministro que más se ha quemado en la defensa del tortazo fiscal, y al tiempo eligió una blanda comparecencia de Rajoy para explicar que, en el fondo, ellos habían sido víctimas de su buena fe, que, como el marido engañado, nunca se creyeron que Zapatero y su cuadrilla, tan elegantes ellos en las postrimerías de su mandato, les estuvieran poniendo los cuernos con la verdad. Por estúpido y angélico que parezca, el Gobierno de Rajoy fue víctima de su buen querer, no de su buen hacer.

La consigna que impartió el presidente en las primeras horas fue muy probablemente inadecuada según luego se ha podido comprobar. Esa relamida gentileza con sus antecesores, que reían por atrás hipócritamente pensando: “Menudo marrón les hemos endosado a estos idiotas”, ha estallado por los aires a medida que los nuevos responsables se han ido enterando de lo que les habían dejado los anteriores. Un auténtico desastre.

Pero esta fase también ha terminado, trufada, eso sí, de nombramientos polémicos y de otros que nos han congraciado con lo que debe ser la gobernación del PP, ajena radicalmente a todo lo que ha supuesto la época más negra de la reciente Historia de España. A este respecto, hay que reconocer el estupendo coraje del que ha hecho gala el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, destituyendo ipso facto a una camarilla de profesionales (es un decir) sectarios hasta el tuétano, entregados a la política de tierra quemada practicada por Rubalcaba contra todo el que se opusiera a su peculiar forma de vivir en democracia. Ese coraje, en todo caso, debe continuar.

Como publicábamos en LA GACETA ayer sábado, el ahora candidato a la Secretaría General del PSOE ha ido tejiendo un enjambre de enchufados destinados a su mayor honra y gloria, que forman la segunda línea de fuego de lo que ha sido la Policía socialista, aquella que, como también revelábamos este sábado en nuestro periódico, ya mostraron su afinidad y complicidad con Zapatero y Rubalcaba en los días tremendos de la hecatombe de Atocha. De poco le puede servir a Cosidó perpetrarse tras un equipo profesional formidable, si, por debajo, esa tela de araña sigue protegiendo al que ha sido su patrón durante todo este tiempo. No parece posible que el director Cosidó olvide ahora que él ha sido, junto con Ignacio Gil Lázaro, el azote que ha mantenido en pie el tremendo escándalo del Faisán, algunos de cuyos protagonistas ya han sido felizmente destituidos. Pero en las tinieblas, en las catacumbas del poder policial, queda mucha basura que limpiar.

Galería de enchufados
Hace sólo unos días, uno de los personajes recién designados me confesaba: “Mi primer contacto con la realidad ha sido estremecedor; nadie sabe, por ejemplo, la estrategia de intimidación que practicaba una antecesora; quien se desviaba un ápice del sometimiento al socialismo más partidista quedaba literalmente borrado del mapa. Con eso me he encontrado y aún ni siquiera he tenido tiempo de sentarme en el despacho”. Y es que casi ocho años de dominio absoluto de las instituciones han dado para el PSOE mucho de sí. Mariano Rajoy se está encontrando además con cargos que tienen, en principio, asegurado el puesto. Pascual Sala, presidente del Constitucional, y el más fiel seguidor primero del felipismo y luego del zapaterismo, no se jubila hasta dentro de un año. En este tiempo, y todavía con la descompuesta mesa de magistrados que moran en la institución, puede perpetrar decisiones que, como la hedionda que propició el separatista Estatuto catalán, pueden volver el Estado del revés.

Aún podemos hablar de, por lo menos, cinco altísimos cargos de la Administración General del Estado, a los que el PSOE ha colocado con vocación de permanencia y que tienen, en su mayoría, un currículum inequívoco de pertenencia al partido de la oposición. Carlos Ocaña, ahora presidente de la Fundación de las Cajas de Ahorros, naturalmente favorecido por Zapatero y Salgado, fue secretario de Estado de Hacienda y es, por tanto, uno de los responsables máximos del destrozo económico que ha dejado su Gobierno. Alberto Lafuente, presidente de la Comisión Nacional de la Energía, antes de Correos, goza de un puesto la mar de confortable porque todos los miembros de la Comisión lo son designados por el PSOE. Ángel Agudo, ex consejero de Economía del Gobierno bipartito de Cantabria (presidido por el inefable individuo que atiende por Revilla), ocupa ahora la Presidencia precisamente de Correos, y Bernardo Lorenzo es otro beneficiado por la lotería de cargos que repartió Zapatero en los meses postreros de su deplorable mandato. Lorenzo es presidente de la Comisión Nacional de las Telecomunicaciones, que, como se recordarán, fue trasladada a Barcelona por un caprichito del que fue ministro de Industria y luego presidente de la Generalitat, José Montilla.

La televisión socialistaPor fin, si ustedes se molestan en soportar estos días los programas de la televisión socialista, habrán asistido sin duda espantados a episodios como estos: ¿saben que el Canal 24 Horas ha retransmitido en directo e íntegramente las presentaciones como candidatos de Rubalcaba y Chacón? ¿Saben que el domingo pasado TVE dedicó nueve minutos en sus telediarios a los dos aspirantes y sólo uno a Javier Arenas? ¿Saben que cada vez que habla el Gobierno aparece a continuación Rubalcaba
replicándole y afirmando que miente? ¿Saben que el día en que el Tesoro colocó nada menos que 10.000 millones el mérito se lo atribuyeron al Banco Central Europeo? ¿Saben que a diario emiten piezas largas y enjundiosas de los juicios de Matas y Campas, y de los ERE de Andalucía sólo una en la que exculpan a la Junta de Andalucía? ¿Saben que del hijo de Chaves ni una palabra?

Y pregunta final para el Gobierno: ¿sabe que si sustituye al actual presidente de la SEPI, una de las piezas básicas del entramado actual de TVE, Gaiteiro puede cesar inmediatamente? Los actuales gobernantes se reafirman en que “ya aprendimos de lo que nos hicieron la otra vez”. Lo creemos, pero el PSOE, que no tiene poder directo alguno ahora mismo, ha construido toda una catacumba donde se alojan titiriteros y quintacolumnistas dispuestos a destruir cualquier iniciativa popular.

A lo mejor conviene tomar nota.

Rumbo a las elecciones andaluzas
Griñán, paradigma del despilfarro
S. Sanz. www.gaceta.es 15 Enero 2012

La concesión de subvenciones ideológicas y revanchistas con tintes electoralistas se ha sucedido a lo largo de su mandato. El Partido Socialista intenta poner ahora a esta región como ejemplo de austeridad.

Dicen que las comparaciones son odiosas y eso debió pensar más de un socialista cuando el pasado miércoles el portavoz parlamentario de su grupo, José Antonio Alonso, provocó la carcajada de la bancada popular. Con tal de atacar a la Comunidad Valenciana, no tuvo otra idea que enfrentarla a Andalucía y subrayar así que esta autonomía, en poder de los socialistas, “no ha despilfarrado”. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Aunque Alonso defendió que, según sus cuentas, el gasto no financiero se ha reducido en esta región un 7,5% entre 2008 y 2010, el amplio número de subvenciones ideológicas e innecesarias que ha otorgado la Junta de Andalucía en estos años habría supuesto una rebaja mayor. Los beneficiarios han sido variopintos; y a la vista de los últimos acontecimientos, con unas elecciones a la vuelta de la esquina, todo apunta a que el Gobierno de José Antonio Griñán piensa apurar al máximo su mandato (quizás también un hipotético traspaso de poderes) para contentar a sus afines a costa del erario público. Al margen de todo lo que ha desviado en el caso de los ERE irregulares, estos son sólo algunos de los derroches que desdibujan esa imagen de austeridad que algunos se empeñan en atribuir al Ejecutivo andaluz.

La vertiente sindical
Los agasajos a las delegaciones de CC OO y UGT han sido continuos. El Gobierno regional no ha logrado frenar la sangría del paro, pero sí que ha inyectado dinero público a los sindicatos amigos para fomentar la “orientación laboral”. El pasado octubre, a menos de 40 días para las generales del 20-N, el Ejecutivo de Griñán, a través de la Consejería de Empleo que encabeza Manuel Recio, aprobó otorgar 4,75 millones de euros para 31 unidades orientativas de UGT y otros 4,79 millones para 25 de CC OO. Por otro lado, la misma consejería regaló la friolera de 54 millones a las centrales el pasado miércoles, un día después del anuncio de la convocatoria de comicios autonómicos para el próximo 25 de marzo. Esta vez, las ayudas fueron dirigidas a costear “acciones de formación adecuadas a las necesidades del mercado de trabajo”.

Cooperación
Los sindicatos también se han visto agraciados a nivel autonómico en el campo de la cooperación internacional, una competencia más propia del Estado. De los Presupuestos de 2009, obtuvieron 2,1 millones. De todo este montante, UGT destinó 625.000 euros a unas jornadas en América Latina sobre “Cooperación sindical al desarrollo: sindicato, globalización y trabajo decente”, mientras que CC OO recibió 291.036 euros para el proyecto “Incorporación de colectivos excluidos en la agenda sindical de la CDT del Norte de Marruecos”.

‘Embajadas’
Siendo una de las comunidades autónomas con mayor número de embajadas (Cataluña está a la cabeza), Andalucía gastó en 2010 más de tres millones de euros en sostener toda su estructura en el exterior. Este organigrama cuenta con 21 oficinas de negocios presentes en 19 países diferentes y dos delegaciones principales, ubicadas en Madrid y Bruselas. Para 2012, el Gobierno andaluz apenas piensa recortar aquí y ya ha aprobado un gasto presupuestario de 2,5 millones. La partida para el funcionamiento de la oficina de la Junta andaluza en la capital de España se mantiene prácticamente igual que en el ejercicio anterior: 195.782 euros. El presidente de los populares andaluces, Javier Arenas, ha prometido que, en caso de llegar al Palacio de San Telmo tras la cita con las urnas, la primera delegación que suprimirá será la de Madrid.

Aborto
Los impuestos de los andaluces fueron a parar en 2010 y 2011, entre otros destinos, a financiar la compra de preservativos de sabores, lubricantes y otros objetos de carácter sexual que se repartieron entre asociaciones y centros que abordan esta materia. La Consejería de Salud derrochó, con la suma de los dos años, alrededor de 300.000 euros en la adquisición de estos elementos. Este departamento, cuya responsable es María Jesús Montero, también hizo uso de los recursos públicos al publicar dos guías para estudiantes de ESO y Bachillerato, con edades comprendidas entre los 12 y los 18 años, tituladas “Sexualidad y Anticonceptivos”. En estos libretos, que se distribuyeron en colegios e institutos andaluces, se hacía referencia a la píldora poscoital y se alababan todas sus supuestas ventajas, sin limitación alguna. Por otra parte, el Gobierno de Griñán desembolsó en 2011, con licitaciones en Huelva, Córdoba, Jaén y Campo de Gibraltar, más de 1,6 millones de euros en la “gestión del Servicio Público de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que no implique alto riesgo para la mujer embarazada y no supere las 14 semanas de gestación”.

El sesgo mediático
Para su influencia ideológica en las escuelas, el Ejecutivo autonómico también se ha servido de medios de comunicación. Los socialistas otorgaron el pasado octubre 330.000 euros a El País con la finalidad de difundir el periódico “en los Centros Públicos de Educación Secundaria y de Adultos de las ocho provincias andaluzas”. Esta adjudicación se hizo de forma “excepcional” por parte de la Consejería de Educación, es decir, sin que existieran ni publicidad ni concurrencia, por lo que no hubo opción para otras cabeceras nacionales o autonómicas de acceder a la obtención de dicha cuantía.

dos testigos contradicen a Manzano
"Los Tedax no nos enseñaron ningún cartucho de Goma 2-ECO"
Dos trabajadores de la empresa Maxam contradicen lo que dijo Manzano en el juicio del 11-M y dan nuevos datos que cuestionan las primeras pruebas.
ÁNGELA MARTIALAY/LUIS DEL PINO Libertad Digital  15 Enero 2012

La titular del Juzgado de Instrucción Número 43 de Plaza de Castilla (Madrid) Coro Cillán ha tomado declaración este viernes a dos empleados de la fábrica de explosivos Maxam que el 11 de marzo de 2004 se reunieron con el que era jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, en la Unidad Central de la Policía en Canillas.

En sus testimonios, a los que ha tenido acceso Libertad Digital, los trabajadores –cuyas iniciales se corresponden con D.F.G y A.A.V- han manifestado que su empresa les ordenó el día de la masacre que acudieran al complejo policial de Canillas. Permanecieron allí unos "veinte o veinticinco minutos", reuniéndose en una sala con "cuatro o cinco" miembros del Tedax. Estos les enseñaron unos detonadores "que decían que habían encontrado en una furgoneta en Alcalá de Henares". Tras observarlos y hablar con su empresa, concluyeron que estaban realizados con aluminio y cobre, y que los de cobre lo normal era que procedieran de alguna mina de carbón, puesto que se usan en ese tipo de aplicaciones.

Los dos empleados de Maxam relataron también ante la juez Cillán que era la primera vez que les hacían acudir a Canillas y que la orden de ir al complejo policial se la dio a ellos el entonces director general para Europa de la empresa. Dijeron, asimismo, que no recordaban si habían tenido que firmar en algún registro de entrada, ni que se levantara acta de la reunión.

La primera contradicción con lo declarado en el juicio del 11-M por el comisario Sánchez Manzano se produjo al ser preguntados sobre si, además de los detonadores, se les había enseñado algún cartucho de Goma2-ECO. La contestación fue rotunda: "No me enseñaron ningún cartucho de Goma2-ECO. Yo soy experto en detonadores, no en explosivos".

Eso contrasta con lo que Sánchez Manzano dijo ante el tribunal presidido por el juez Gómez Bermúdez. Durante la celebración del juicio del 11-M en la Casa de Campo, el exjefe Tedax aseguró que al hallar en una furgoneta Kangoo un "trozo de cartucho", llamaron a los trabajadores de Maxam para que identificaran si los explosivos habían sido producidos en su empresa, a lo que ellos señalaron que sí y "que era Goma2-ECO".

Pero la declaración de los expertos de Maxam deparó otra sorpresa, que viene a contradecir toda la secuencia horaria de la versión oficial. Uno de ellos afirmó que, aunque fueron a Canillas por la tarde, recibieron a las 10:30 de la mañana la orden de desplazarse al complejo policial, lo cual discrepa completamente de las horas a la que nos dicen que aparecieron las primeras pruebas sobre la autoría del 11-M.

En concreto, en la mañana del 11-M se encontró en Alcalá de Henares una furgoneta Kangoo, que fue inspeccionada por dos perros distintos sin que encontraran ningún rastro de que en esa furgoneta hubiera explosivos, ni de que los hubiera habido alguna vez.

No obstante, la furgoneta de Alcalá fue llevada al complejo policial de Canillas, donde hizo su entrada oficialmente a las 15:30. Y es allí, en el complejo policial, donde "aparecen" en la furgoneta 7 detonadores, un resto de cartucho Goma2-ECO y una cinta coránica.

¿Cómo es posible que a los empleados de Maxam les dijera su jefe por la mañana que fueran a Canillas a reconocer unos detonadores, si los detonadores no aparecieron hasta varias horas después?

¿Cómo pudo alguien solicitar por adelantado a Maxam su colaboración, para reconocer unos detonadores que aún no habían aparecido?

Como ya informó Libertad Digital en su día, la furgoneta Kangoo llegó al complejo policial de Canillas, según el testimonio del conductor de la grúa que la transportó, una hora antes de lo que los registros oficiales señalan. Es decir, que la furgoneta estuvo "perdida", a efectos oficiales, más de una hora, lo que apuntala las sospechas de que los efectos supuestamente encontrados en la furgoneta pudieron haber sido "colocados" en el propio complejo policial. No se puede explicar de otro modo que los perros no olieran por la mañana ese resto de cartucho de Goma2-ECO que aparecería después.

Ahora, la declaración de los empleados de Maxam viene a añadir más datos que apuntan a la procedencia espuria de aquellas primeras "pruebas" encontradas tras la masacre.

Cataluña
La Generalidad ordena al personal sanitario hablar ‘siempre’ en catalán
Un protocolo de doce páginas establece que el personal de la sanidad autonómica ‘siempre hablará en catalán, independientemente de la lengua que utilice su interlocutor’, incluso cuando constate que el paciente tiene ‘cierta dificultad’ de comprensión. Esta orden es aplicable a las comunicaciones internas y externas, tanto cuando hablen por teléfono, por megafonía, en actos públicos protocolarios y cuando los médicos hablen entre ellos, especialmente cuando haya delante ‘terceras personas’.
Redacción www.vozbcn.com 15 Enero 2012

Los servicios territoriales de la Consejería de Salud en Tarragona han distribuido entre los empleados de la sanidad pública un protocolo que les obliga a utilizar siempre el catalán durante su jornada laboral. El documento, de doce páginas, indica que todo trabajador del sistema sanitario autonómico ‘siempre hablará en catalán, independientemente de la lengua que utilice su interlocutor’.

Según ha publicado este domingo El País, los facultativos deberán utilizar el catalán en sus comunicaciones internas y con los pacientes, tanto cuando hablen por teléfono, por megafonía, en actos públicos protocolarios y cuando los médicos hablen entre ellos, especialmente cuando haya delante ‘terceras personas’.

Usar el catalán aunque el paciente tenga ‘cierta dificultad’ de comprensión
El protocolo, firmado en octubre pasado por el director de Salud en Tarragona, Josep Mercadé (CiU), y que es similar a otras instrucciones ordenadas en diciembre de 2010, explica que ‘toda organización tiene la necesidad de definir cómo debe gestionar su comunicación y establecer unas normas con las que regirse’, y recuerda que el personal sanitario no actúa a título personal, sino que representa a la Generalidad, por lo que son normas de obligado cumplimiento.

El Gobierno autonómico ordena que, si en una conversación con un paciente este se muestra extrañado, el personal deberá preguntarle si entiende el catalán, pero tiene que seguir usándolo aunque constate que el interlocutor tenga ‘cierta dificultad’ de comprensión. En ese caso, el facultativo habrá de ‘utilizar recursos no verbales y material gráfico de apoyo’. Únicamente cuando la comunicación en catalán sea totalmente imposible, el empleado podrá utilizar el español, pero ‘debe repetir palabras o frases en catalán para ir introduciendo la lengua en el universo del recién llegado’.

El español, como el inglés o el francés
Las instrucciones de la Generalidad también establecen cómo tratar las situaciones que se presentan ‘a causa de la inmigración’. Así, el uso de las lenguas no oficiales será ‘restrictivo’ y ‘excepcional’, es decir, como ocurre con el castellano. Y solo se permitirá en dos casos: cuando una persona extranjera se pone en contacto por primera vez con el sistema sanitario o si existe la posibilidad de que el paciente interprete mal un diagnóstico o el resultado de unas pruebas, porque podría poner en riesgo su salud.

Además, el protocolo indica que en la documentación por escrito las lenguas no oficiales a traducir ‘deben limitarse al máximo porque una mayoría muy amplía de inmigrantes conoce el inglés o el francés‘, aunque deben tenerse presente otros colectivos.

Polémica en la universidad
Los lingüistas, indignados por la guía no sexista de la UMU
El departamento de Lengua de la universidad envía un duro informe al rectorado para exigir la retirada de la guía por inducir a errores "de gran calado"
AMALIA LÓPEZ http://www.laopiniondemurcia.es 15 Enero 2012

El departamento de Lengua española y Lingüística general de la Universidad de Murcia se ha sublevado contra una guía que ha elaborado la Unidad para la Igualdad entre Mujeres y Hombres de la institución. En un duro informe enviado al rector, José Antonio Cobacho, los lingüistas muestran «su más firme rechazo» al documento y piden su «inmediata retirada» porque, aseguran, contiene recomendaciones de uso del lenguaje que inducen a errores «de gran calado». En el informe, que según el escrito enviado al rectorado fue aprobado por unanimidad por el Consejo de Departamento, acusan a los autores de la guía «de despreciar o desconocer» las normas de la Real Academia Española, y les reprochan no haber consultado con ellos antes de redactar las recomendaciones de uso.

Encarnación Serna, directora de la Unidad y responsable de la elaboración de la guía, aclaró que no se retirará y considera que lo que expresan los lingüistas en su informe «son opiniones que otros lingüistas no comparten, incluso algunos de su mismo departamento». De hecho, según ha podido confirmar LA OPINIÓN, con el rectorado y la Unidad se han puesto en contacto miembros del mismo departamento para matizar que no comparten la opinión de sus colegas. Además, Serna explicó que la Universidad lo único que ha hecho «es cumplir con una obligación legal» y que para redactar el documento «de recomendaciones» consultó «muchos manuales escritos y con expertos en la materia que no opinan como quienes han elaborado el informe». Tras analizar el escrito, la directora del servicio avanzó que está ultimando una respuesta al departamento que dirige Miguel Ángel Puche. Aunque Encarnación Serna dejó claro que no tiene intención de entrar en polémicas con otros miembros de la Universidad, sí que admite su malestar por el tono en el que está escrito el informe porque, asegura, «las opiniones se pueden expresar y se pueden debatir. Estamos dispuestos a admitir sugerencias que mejoren la guía, pero no se debe entrar en descalificaciones».

Frases como «parece que las prescripciones para el uso léxico se han olvidado de la semántica», «aconsejamos una relectura, en caso de que haya habido una lectura previa, de cualquier gramática de la lengua española...» o «resulta bochornoso, intolerable e indecente que una Universidad que exige a sus estudiantes el conocimiento y dominio de la lengua (...) haya publicado una guía en la que no se respetan reglas ortográficas...» no han debido sentar muy bien a los autores del texto. Esta última referencia a la ortografía se refiere a la falta de algunos acentos y otros errores que desde la Unidad califican de «erratas que ya se han subsanado».

Los profesores y catedráticos del departamento de Lengua argumentan sus protestas desde un punto de vista teórico y aseguran que las recomendaciones de la guía parten de un principio erróneo porque equiparan los conceptos de género y sexo cuando la RAE «es tajante al afimar que las palabras tienen género y los seres vivos, sexo». El informe pone como ejemplo de un buen trabajo «para los fines que se persiguen» la obra publicada de forma conjunta por el Instituto de la Mujer y el Instituto Cervantes, trabajo que, tras analizar la guía, los lingüistas están seguros de que no ha consultado la Unidad para la Igualdad de la UMU.

Punto por punto rebaten las recomendaciones de la guía. Entre otras cosas, explican que «el género no marcado en español es el masculino» por lo que no es necesario decir los niños y las niñas. En este sentido, apuntan que «las duplicaciones atentan contra el principio básico de la comunicación de la economía del leguaje». También critican que la guía recomiende usar el se impersonal o nombres colectivos (infancia en lugar de niños) «porque no siempre tienen cabida en el contexto».

La Unidad para Igualdad no retirará la guía y defiende su valía, a pesar de «la inutilidad y ociosidad» que le atribuyen los lingüistas, que creen que confunde más que ayuda.

pide disculpas
Carrefour elimina el catalán de sus instalaciones de la Comunidad Valenciana
 Minuto Digital 15 Enero 2012

Así es, Carrefour de la Comunitat valenciana ha pedido perdón a los clientes que se han sentido ofendidos por el uso del catalán en sus instalaciones. La firma ha procedido a borrar los términos catalanes escritos en cajeros y rótulos ante la oleda de quejas enviadas por los clientes. La indignación ha tenido resultados.

En un correo electrónico enviado a los clientes que manifestaron su ofensa, la firma francesa afirma que “lamenta las molestias que la presencia del catalán les ha provocado. Además, se ha eliminado la lengua catalana de las disponibles en las torres de pago de las tiendas de Valencia”.

La respuesta separatista no se ha hecho esperar y varias web de la izquierda radical, favorables a la inclusión de la Comunitat Valenciana en los Paisos Catalanes, ya estan impulsando una campaña para que el catalán regrese a la gran superficie.

El pueblo sigue esperando las promesas del nuevo Ejecutivo
"Los islamistas quieren recortar nuestros derechos pero no lo permitiremos"
Marta Riesgo. Túnez. www.gaceta.es 15 Enero 2012

Cientos de tunecinos salen a las calles en el primer aniversario de la derrota de Ben Ali. Protestan contra el nuevo Gobierno. "El país agoniza con una juventud desesperada".

“Somos más pobres y el nuevo Gobierno quiere imponer una sociedad islamizada; sin libertad”. Aunque ayer se cumplía un año de la caída del dictador Zine el Abidine Ben Ali, Hela Annabi, activista tunecina, tenía “más bien poco que celebrar”. “No tenemos trabajo y los políticos no hacen más que anunciar mejoras que no llegan”, aseguraba a LA GACETA esta joven arquitecta que, desde la avenida Burguiba, observaba nostálgica a las miles de personas que ayer se echaron a las calles para festejar el aniversario de su revolución.

Mientras la clase política trata de frenar una crisis que parece imparable –el pasado año 600.000 tunecinos estaban sin empleo; este año esa cifra ha subido hasta los 850.000 y el crecimiento del PIB se encuentra a cero–, la oposición comienza a buscar una alternativa al Gobierno de coalición de mayoría islamista. Varias fuerzas opositoras buscan formar una nueva coalición y, de hecho, esta misma semana fue anunciada la fusión de tres corrientes políticas, según informaron los líderes de centro-izquierda del Partido Democrático Progresista (PDP), Afak Túnez y el Partido Republicano.

“Los cafés se llenan de parados; el país está agonizando con una juventud desesperada”, explicaba desde su cafetería en la capital Mohamed Souei. “Yo sólo quiero que mis hijos puedan trabajar”, puntualizaba el joven estudiante de Derecho Ali Faleh.

El pasado lunes, la historia volvió a repetirse. Al igual que Mohamed Buazizi (el joven tunecino que se prendió fuego después de que la Policía del país le quitase su carrito de fruta a finales de 2010 y, ahora, considerado el héroe de la revolución), el joven Ammar Gharsalá se prendió fuego desesperado por la falta de trabajo y comida. Tenía 40 años y era padre de tres hijos, pero el hambre le llevó, en un acto de desesperación, a quemarse frente a la sede del Gobierno en Gafsa, el mismo día en que tres ministros del nuevo Ejecutivo visitaban la ciudad.

Y es que, a pesar de haber pasado más de un año desde que el descontento social hiciera saltar la chispa de las revueltas, las protestas y huelgas en las regiones mineras del centro del país, como Gafsa y Sidi Buzid, no han cesado.

Miedo
A los problemas económicos se une el miedo de la sociedad a no alcanzar la verdadera democracia tan demandada en las calles hace un año. Varios activistas consultados por LA GACETA mostraron su temor ante lo que consideran una progresiva imposición de un modelo de sociedad islamizada. “El Gobierno no para los pies a los radicales que buscan imponer el velo y recortar nuestros derechos”, explica la bloguera Amira Yahyaoui.

Por el momento, pocos son los gestos que apuntan a una mejoría en las libertades. Nada bien ha sentado en la sociedad los últimos anuncios del Ejecutivo de Hamadi Yabali, secretario general de Al Nahda (Renacimiento), especialmente la decisión de nombrar a los directores de los medios de información o la tardía condena de los excesos de varios grupos islámicos radicales.

“La nueva medida impedirá que realicemos nuestro trabajo; el Gobierno nos dirá lo que tenemos que decir. ¿Qué diferencia hay con una dictadura?”, se pregunta el periodista tunecino Amen Souia.
“Queremos democracia”, “fuera, fuera”, gritaba el tumulto de tunecinos que salieron a las calles para exigir “la democracia por la que hemos luchado”, señala Khanla Kammoon. “Mucha gente murió exigiendo la libertad para el pueblo tunecino y no podemos relajarnos, seguiremos luchando hasta conseguirlo”, explicaba emocionada mientras recordaba a “los compañeros que murieron en esta misma calle”.

Pero nada de esto impidió que ayer fuese un día de fiesta en un país, Túnez, que se siente adalid de la Primavera Árabe. El Gobierno islamista sacaba pecho, dando de lado las protestas en las calles, asegurando que el pueblo “festeja la democracia” que, dicen, ya está instalada en Túnez. Y, “en una muestra de democracia”, el Ministerio de Justicia tunecino anunciaba la conmutación de 122 sentencias a muerte por cadenas perpetuas, así como la liberación de 9.000 presos.

Los actos conmemorativos contaron con la presencia de varios líderes de la región, incluyendo al presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, el jefe del Consejo Nacional de Transición de Libia, Mustafa Abdel Jalil, y el emir de Qatar, el jeque Hamad bin Jalifa al Thani.

Un año después del fin del terror de Ben Ali, los tunecinos siguen esperando a que las promesas de empleo, crecimiento y libertad se cumplan en un país que, de momento, se siente orgulloso de ser el fundador de la Primavera Árabe que acabó con los amigos de Occidente. El pueblo ayer volvió a alzar la voz: “Somos fuertes, somos tunecinos, somos la revolución”.

Publicado el acta de Grossman y Ehrenburg sobre el terror nazi
En «El libro negro» recogieron miles de aterradores testimonios de los campos de exterminio alemanes
MANUEL DE LA FUENTE / MADRID ABC 15 Enero 2012

Cuando la venenosa sierpe nazi ideó la Solución Final y decidió ponerla en práctica no tuvo que ir demasiado lejos para aprender cómo borrar de la faz de la Tierra al pueblo judío. Al este, en la Unión Soviética, ya iban casi para dos décadas los devastadores aniquilamientos del Gulag, las hambrunas, la reeducación y los progromos contra los enemigos de Stalin. Ni la vieja guardia bolchevique se libró de aquella demencia asesina.

Los nazis tenían un devastador equipo de arquitectos del terror, Goebbels, Himmler y Heydrich, que habían aprendido de los mejores. Y los mejores estaban en la Lubianka, donde el NKVD (Comisariado del Pueblo) daba lecciones teóricas y prácticas de aniquilación todos los días.

El 22 de julio de 1942 comienza la Gran Operación de Realojamiento, cruel eufemismo para nombrar lo innombrable: el traslado de los judíos a los campos de exterminio. Pronto, media Europa apesta a carne quemada. Y las chimeneas de Auschwitz no descansan. Pero el ángel exterminador de la cruz gamada había empezado su trabajo antes, cuando el 22 de junio de 1941 Alemania invade la URSS. La carnicería comienza: asesinatos en masa, deportaciones, ejecuciones sumarias, toda clase de martirios, fusilamientos, violaciones, ahorcamientos, el manual al completo de la historia universal de la infamia es aplicado por los nibelungos hitlerianos. La principal víctima será la población judía, aunque los efectos más o menos colaterales también se ceben en quienes los defienden e intentan ampararlos y en quienes resisten. Ucrania, Bielorrusia, Lituania, Letonia, Estonia y por supuesto Rusia sufren en carne propia y achicharrada la ira de la maquinaria nazi.
Oídos (y narices) sordos

En 1943, el pestazo a Zyclon B inundaba las cancillerías aliadas, aunque muchos hicieron oídos (o narices) sordos. A pesar de testimonios como este de febrero de 1943, Treblinka: «Tras formar a los niños, el nazi se cogió el martillo que siempre llevaba sujeto al cinto y tras escupirle en la cabeza como habría hecho un carpintero que se dispusiera a golpear un clavo, procedió a asesinar a los niños pegándoles martillazos en el tabique nasal». Pero el científico Albert Einstein sí se conmovió y se dirigió al Comité Judío Antifascista para que estos hechos fueran conocidos. Sin embargo, el testigo de la idea lo recogieron dos prohombres comunistas, los escritores Vasili Grossman e Ilyá Ehrenburg. Grossman había sido corresponsal para el periódico «Estrella Roja» durante la Guerra Patriótica. Y había estado en la liberación de Treblinka, aunque acabaría alejándose del estalinismo y su gran obra, «Vida y destino», no podría verla publicada en vida. Ehrenburg era un bolchevique de primera hora, pero pasó varios años en París porque no le gustaba lo que veía. Sin embargo, sería uno de los hombres de la nefasta presencia del comunismo soviético en nuestra Guerra Civil como corresponsal del «Izvestia» De paso, escribó su homenaje a la República: «No pasarán». Acabaría como uno de los intelectuales más vinculados al régimen.

Vasili e Ilyá recogieron miles de estremecedores testimonios (leer el libro es una experiencia que va más allá de las lágrimas) que debían ser recopilados en el «Libro negro». Lo completaron y llegaron hasta las puertas de la imprenta. Pero allí estaba Stalin. Quien había ideado la primera solución final para los habitantes del archipiélago Gulag no podía permitir que se conocieran las semejanzas entre la escabechina stalinista y la de sus aventajadísimos alumnos nazis.

El libro no se publicó hasta que la hija de Ilyá lo encontró y lo remitió a Jerusalén, donde se editó en 1980. Ahora, toda esta desolación aparece en castellano en edición de Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores. Terror en estado puro, del que Grossman y Ehrenburg dan cuenta, con más toneladas de sangre que de tinta, como espeluznados taquígrafos.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Ante ETA, no bajar la guardia
Manuel Cerdán www.gaceta.es 15 Enero 2012

¿Aconseja esta situación bajar la guardia? Creo que no y que la cúpula de Interior comparte esa misma posición.

Escucho comentarios de compañeros de profesión en los que aconsejan al ministro del Interior que destine una parte de las fuerzas policiales antiterroristas a otros menesteres como la delincuencia ciudadana, la violencia doméstica, el narcotráfico, el crimen organizado o el orden público. Es cierto que la tipología del delito ha variado en los últimos años, pero también que ETA no ha desmontado su estructura ni ha depuesto las armas. La banda terrorista está diezmada no porque los terroristas hayan decidido reducir su plantilla con un ERE o programado su desmontaje siguiendo los consejos de los observadores internacionales, sino por la acción de las fuerzas policiales.

ETA no ha regalado nada a la democracia española ni al Estado de derecho. La ley de partidos, la ilegalización de Batasuna, el boicot europeo, el fin de la kale borroka, el desmantelamiento de sus aparatos (internacional, finanzas, armamento...), la desarticulación de sus comandos en España y, lo más importante, la pérdida del miedo de los ciudadanos, han colocado a los terroristas contra las cuerdas. Esa situación de agobio fue la que forzó a ETA a emprender con Zapatero el proceso de negociación que culminó con la mascarada del comunicado de octubre.

¿Aconseja esta situación bajar la guardia? Creo que no y que la cúpula de Interior comparte esa misma posición. Tanto el ministro Jorge Fernández Díaz como el director de la Policía, Ignacio Cosidó, tienen como prioridad perseguir a la banda, al margen de las coyunturas en el País Vasco.

Estamos ante un momento político diferente en el que ETA, afortunadamente, ya no mata, pero el peligro seguirá latente hasta que la Policía no recupere el zulo con las armas y el dinero y detenga a los generales etarras en la clandestinidad.

La situación tampoco aconseja relajarse ante la otra gran amenaza terrorista: el yihadismo islamista. En España cada vez son más los seguidores salafistas, representantes del ala más dura del islam. Aunque lo nieguen, las mezquitas siguen siendo púlpitos desde donde se predica el odio a Occidente. Las unidades especializadas en ese tipo de terrorismo deben ser potenciadas porque el peligro sigue ahí.

El comisario general de Información, Enrique Barón, un profesional con experiencia y demostrada valía en la lucha antiterrorista, se ha hecho con las riendas de un excelente equipo que conoce hasta los andares de los etarras. Con la ayuda del CNI y la Guardia Civil están llamados a asestar el golpe definitivo a ETA, al margen de los cantos de sirenas de los batasunos y compañeros de viajes de todo pelaje. Y en esa categoría incluyo a todas las franquicias seudopolíticas de la banda.

CiU tampoco quiere «AVE para todos»
Roberto L. Blanco Valdés La Voz 15 Enero 2012

Cuando comenzó a construirse el Estado autonómico, los nacionalistas catalanes acuñaron una fórmula despectiva («café para todos»), con la que resaltaron su convencimiento de que a Cataluña tenía que dársele lo que debía negarse a los demás, excepción hecha de los vascos. Esa expresión, y la idea señoritil que le servía de soporte, manifestaba una concepción según la cual los catalanes -no se sabe muy bien por qué motivo- tenían un derecho al autogobierno (es decir, al café) del que carecíamos gallegos, canarios o andaluces.

De aquella crítica al «café para todos» hemos pasado ahora a una no menos inadmisible al «AVE para todos», que lleva a CiU a sostener que lo que los catalanes (y otros muchos españoles) disfrutan desde hace años no debemos tenerlo los gallegos. La última muestra de ese cutre egoísmo regional puede verse en el blog del segundo portavoz de CiU en el Congreso, un tal Pere Macias, quien sostiene sin que se le caiga la cara de vergüenza, quizá porque carece de ella, que hacer el AVE a Galicia arriesga la credibilidad de España.

Al margen de lo llamativo que resulta ver a un diputado favorable a que su comunidad se separe del país tan preocupado por la credibilidad de una nación cuya existencia no reconoce su partido, la verdad es que hay que tener caradura para venir desde Cataluña -una de las comunidades más endeudadas de España, tras haber tirado con el dinero a manos llenas- a poner peros a las inversiones en Galicia.

No, señor Macias, lo que pone en entredicho la credibilidad de España no es que en Galicia se acabe un AVE que debería estar ya funcionando, sino que una de nuestras comunidades más ricas haya tenido que cerrar quirófanos o que plantearse cobrar por las recetas tras haberse gastado la pasta en encargar informes sobre asuntos que sonrojarían a un ladrón o en abrir embajadas extranjeras (sic) para aparentar lo que no son: un Estado nacional. La obsesión identitaria del nacionalismo y sus comparsas (los socialistas y los comunistas catalanes) ha llevado a las autoridades de la Generalitat no solo a violar de un modo flagrante derechos personales (esos comerciantes multados por no rotular en catalán), sino también a provocar un auténtico desastre económico, del que no ha sido capaz de escaparse Cataluña pese a haber logrado cambiar, con la anuencia de Zapatero, el sistema de financiación en su propio beneficio y en perjuicio de las comunidades menos desarrolladas del país.

No seré yo quien ponga en duda que la espantosa herencia económica que ha dejado Zapatero (en compañía, por cierto, de sus ministros Chacón y Rubalcaba) debe significar un replanteamiento realista de los plazos de finalización del AVE de Galicia a la Meseta, pero que vengan a afearnos la conducta unos nacionalistas que han hecho con el dinero mangas y capirotes y que están empeñados en que se les beneficie con un pacto fiscal que les eximiría de ser solidarios con todos los demás supera lo que cualquier persona razonable debería estar obligada a soportar. Y es que lo que lleva poniendo en entredicho la credibilidad de España desde hace muchos años es la existencia de partidos que quieren trocearla? y están empeñados, al mismo tiempo, y con todo descaro, en gobernarla.

La crisis pone en jaque el modelo económico de A Coruña
editorial La Opinión 15 Enero 2012

A Coruña evidencia en los primeros compases de este año 2012, que se augura muy duro social y económicamente, un agravamiento de los síntomas más indeseables de la crisis. Las alarmas se han encendido sobre todo al conocerse que fue en el pasado mes de diciembre la provincia en la que se destruyó más empleo en España y que ha superado por primera vez la barrera psicológica de las cien mil personas sin trabajo.

El dato encierra además otra revelación preocupante: uno de cada tres parados de la provincia coruñesa, 34.106 de 101.652, pertenecen a La Gran Coruña. Los nueve ayuntamientos que conforman el área metropolitana, Abegondo, Arteixo, Bergondo, Cambre, Carral, A Coruña, Culleredo, Oleiros y Sada, sufrieron el pasado mes el mayor aumento del desempleo en todo el país, pese a ser la locomotora económica de la comunidad que da trabajo al 30% de los gallegos. El que es el epicentro de la creación de riqueza en Galicia está empezando a pagar el mayor precio de la crisis en la comunidad, aunque en número absoluto de desempleados la provincia coruñesa se encuentre aún ligeramente por debajo de la pontevedresa, que registra un total de 102.960 parados.

El aumento del desempleo en A Coruña es el detonante además de otra serie de indicadores sociales que asoman también con crudeza. El número de familias que subsisten exclusivamente de un subsidio en la ciudad roza ya las 22.000 y la demanda de ayuda en Cáritas y la Cocina Económica se desborda. Los comedores sociales y otras organizaciones benéficas han registrado un importante aumento de pensionistas que acuden a estas instituciones porque destinan el importe de sus subsidios a sufragar las hipotecas y otras necesidades perentorias de los hijos que han perdido su trabajo. Los hogares coruñeses perdieron una media de ingresos de 1.200 euros durante el último año y el riesgo de pobreza se ha disparado al 11,51% a lo largo de 2011, según el Instituto Galego de Estatística.

Uno más de los datos inquietantes en este global empeoramiento coruñés es el desplome en 2011 del sector hotelero, que cerró el año con una caída de ocupación hasta el 35% tras perder el 8% de los clientes a pesar de rebajar los precios cerca de un 10%. El turismo, junto con el fenecido ladrillo y el pequeño comercio, fueron los pilares en los que se sustentó la economía coruñesa desde los años 90. La llamada Ciudad de Servicios erigida en tiempos de Francisco Vázquez para atraer a los consumidores de una economía en alza dejó entonces en segundo plano a los polígonos industriales. La crisis ha abierto sin embargo crecientes grietas en este modelo basado en un consumo ahora a la baja. Una consecuencia de la elección de esta estrategia económica queda reflejada en el Plan de Sectorial de Áreas Empresariais recién aprobado por la Xunta, en el que se constata que la comarca de A Coruña tendrá en la próxima década un déficit de 2,6 millones de metros cuadrados de suelo industrial.

El alcalde coruñés, Carlos Negreira, aludió en la campaña de las últimas elecciones municipales a la necesidad de repensar el modelo económico de la ciudad. Este debate está en estos momentos tomando cuerpo en el círculo de empresarios y economistas. Negreira puso en marcha en noviembre, para buscar soluciones a la creciente sangría de pasajeros en el aeropuerto de Alvedro, una interesante herramienta consultora en la que dio voz a empresarios, comerciantes, hosteleros y otras administraciones como la Autoridad Portuaria. Esta comisión, que tiene previsto reunirse cada mes, podría ser el germen de una más amplia célula pensante en la que se plantee ese oportuno debate sobre la necesidad o no de cambiar el modelo económico de la ciudad deA Coruña.

Las expectativas de 2012 prevén un empeoramiento de la situación, por la repercusión negativa que los recortes drásticos en el gasto público tendrán en la actividad económica en general y en la creación de empleo en particular. Y el desempleo es, precisamente, el drama que sacude ya a la décima parte de la población coruñesa. Quizás sea el momento de aprovechar la llamada de atención que arrojan las estadísticas de la crisis para coger el toro por los cuernos y pilotar un cambio de rumbo que encarrile el futuro de A Coruña.

Mundo chiringuito
Laureano López La Voz 15 Enero 2012

Y entonces, las Administraciones crearon los chiringuitos. Y la Xunta no se quedó atrás. Su nombre, chiringuito, los describe a casi todos: parecidos a la definición que de ellos hace la Real Academia, quioscos o puestos de bebidas al aire libre, pero estos con mobiliario en castaño claro, membretes oficiales y abundante caja para gastos de representación: un mundo paralelo en el que acomodar a quienes los partidos políticos han querido agradecer los servicios prestados, o recolocar a candidatos a los que las urnas han enviado para casa.

En los chiringuitos de la Xunta hay surtido de nóminas para pagar por actividades tan imprescindibles como promocionar, en pleno 2012, la Volta ao Mundo a Vela del año... 2005. Anacronismo y despilfarro en do mayor a cuenta del contribuyente. Sobreviven hoy decenas de fundaciones, institutos, consorcios, agencias y sociedades promotoras de no se sabe qué, al tiempo que nos llegan mensajes de que la cuesta de enero se perpetúa. En paralelo, los líderes políticos gallegos se han matriculado en una peculiar carrera de austeridad. Muchos, es evidente, saltándose el bachillerato del ahorro...

Ahora juegan a ver quién desclavaría, y en menos tiempo, más sombrillas de la arena, visto que ni hace sol, ni se le espera. Quieren hacernos creer que por fin han entrado en razón. ¿Lo han hecho?, ¿lo ha hecho la Xunta? Se podría pensar que va camino del sí, pero, si miran, por poner solo un ejemplo, hacia el monte Gaiás, el más fecundo de los chiringuitos sin oficialmente serlo, verán que, en realidad, no.

La Xunta desvía a los «chiringuitos» la gestión de 1.000 millones al año
El centenar de entes y sociedades públicas, sin contar el Sergas, emplean a 4.200 personas
Serafín Lorenzo santiago / la voz  15 Enero 2012

En julio del 2003, el Gobierno de Fraga puso en marcha la Axencia Humanitaria de Galicia. La fundación, a la que se encomendó el cometido de gestionar las ayudas de la Xunta para programas de cooperación, cuadruplicó su presupuesto entre el 2005 y el 2009. En ese período, administró 2,4 millones de euros, de los que solo destinó a ayudas 964.000. El balance del ente dejó ejercicios sonrojantes. En el 2006, los gastos de funcionamiento absorbieron el 92 % de su presupuesto y solo el 8 % fueron invertidos en cooperación. Esta fundación ya no existe. El Ejecutivo de Feijoo acordó su extinción dentro de la primera fase del plan de ajuste de chiringuitos. Clausuró 42, pero quedan más de 100 sociedades que, sin contar el Sergas, mueven más de 1.000 millones al año y tienen 4.200 trabajadores.

A través de este entramado de organismos y sociedades de naturaleza jurídica diversa, algunas sometidas a contabilidad privada, la Xunta canaliza la gestión en ámbitos dispares. Desde los recintos feriales, a las subvenciones para cambiar el frigorífico por otro de bajo consumo, los servicios consorciados contra incendios, el Gaiás, la cooperación con Iberoamérica, la seguridad laboral o la estación de esquí de Manzaneda, que atraviesa serias dificultades económicas que han llevado al Gobierno a acudir en su auxilio con recursos públicos. Algunos entes perviven bajo el paraguas de la Administración a pesar de que su razón de ser expiró hace tiempo. El caso del consorcio Galicia 2005 Volta ao Mundo a Vela es paradigmático.

Esta galaxia de la Administración paralela registró una expansión con el anterior Gobierno del PP. De los 157 organismos que figuraban en el último censo, 104 proceden de la etapa de Fraga y 21 fueron creados por el bipartito. El resto son anteriores a 1990. La Xunta actual encontró un filón para situarlos en la proa de su política de recortes. En una primera fase, cerró 42 de los 64 que analizó, aunque la criba se nutrió de la extinción de las 34 fundaciones comarcales que el bipartito había dejado encauzada. Además, reordenó dos organismos, refundió tres y separó otro. La operación, que ahorra 21 de los 144 millones que cuestan esos centros cada año, se saldó con la supresión de 489 empleos.

La segunda fase supondrá la revisión de 52 sociedades más, entre ellas ese consorcio de la Volta ao Mundo a Vela, los cuatro organismos provinciales de gestión del suelo (Xestur), todas las fundaciones feriales, la Fundación Cidade da Cultura, la empresa pública de la estación de Manzaneda, el Consello da Xuventude y la Fundación Centro Galego do Plástico. El futuro de alguno de esos entes ya se conoce. La Sociedade Anónima de Xestión do Plan Xacobeo se une con la Sociedade de Imaxe e Promoción Turística de Galicia, el Instituto de Estudos Turísticos de Galicia y la Secretaría Xeral para o Turismo.

Pero el plan no entrará en 41 sociedades en las que el Gobierno de Feijoo cree que no existe «marxe de mellora». Ahí están el Sergas, con más de 3.000 millones anuales de presupuesto y 33.000 trabajadores; el Consello Consultivo de Galicia, el Instituto Galego de Estatística, Sogama, el Instituto da Vivenda e Solo, el Instituto Enerxético de Galicia, la Real Academia Galega, la Real Filharmonía de Galicia y el Xurado de Expropiación forzosa, entre otros.

Algunos entes serán fusionados, como los tres organismos de gestión de la televisión y la radio públicas autonómicas; Augas de Galicia y la Empresa Pública de Obras e Servizos Hidráulicos, que dan lugar a una agencia nueva; y la Sociedade Pública de Investimentos y la gestora del vial Dozón-Ourense, cuya tutela asume la nueva Axencia de Infraestruturas.

Además, la Xunta implantará este año un sistema de contratos para tutelar la actuación de los chiringuitos. Los entes tendrán que cumplir unos objetivos para recibir financiación.

El sobredimensionamiento de estos entes está en el epicentro del debate político. El PSdeG anunció la semana pasada una iniciativa para instar a la Xunta a reducir las sociedades a 6 y rebajar 100 millones de euros. Feijoo aduce que ese ahorro en nóminas no es posible, porque los funcionarios y el personal laboral tienen sus derechos.

PRIMER GOLPE DEL GOBIERNO RAJOY
La detención de tres etarras armados pone en duda sus intenciones
El Semanal Digital  15 Enero 2012

Se les arrestó en una operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía francesa en una estación de tren. Uno de ellos es Etxeberria, uno de los más buscados, miembro del aparato logístico

"Mientras ETA exista seguirá siendo terrorista y la detención de sus militantes seguirá siendo objetivo de las fuerzas de seguridad", había afirmado el viernes el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, durante la toma de posesión de la nueva cúpula policial.

Sólo un día después se produjeron los primeros arrestos tras la llegada de Mariano Rajoy al Gobierno, en el marco de una operación conjunta entre la Guardia Civil y la Policía francesa. Así, las Fuerzas de Seguridad galas detuvieron a tres presuntos etarras en el centro del país. Uno de ellos es Jon Etxebarria Oiarbide, que estaba entre los terroristas más buscados.

Etxebarria es uno de los catorce jóvenes de Segi que huyeron tras una operación de la Policía Nacional que en noviembre del 2009 arrestó a 35 integrantes de esta organización juvenil. Los catorce fueron incluidos en la lista de los terroristas de ETA más buscados. Cuatro de estos catorce ya fueron arrestados en mayo del 2010.

Otro de los detenidos es sospechoso de la muerte de un policía francés en marzo de 2010: Jean Serge Nerin, la última víctima mortal de ETA.

La Guardia Civil y la Policía francesa siguieron a Etxeberria hasta una estación de tren en Joigny, al sur de París, donde se había reunido con otros dos miembros de la banda armada, según informó el Ministerio de Interior en un comunicado.

La operación es fruto del control de probables lugares de movimientos y encuentros de miembros de ETA en Francia, datos obtenidos de labores de análisis y basados en la experiencia en la lucha contra la banda terrorista.

En el comunicado, Interior explicó que este sábado por la mañana fue detectada la presencia de Etxeberria, una "persona muy característica por su complexión", en la estación parisina de Bercy. Posteriormente, fue sometido a seguimiento y, tras dirigirse a la estación de Joigny, se encontró con otros dos varones sin identificar por el momento, siendo detenidos los tres en las instalaciones ferroviarias.

Todos ellos iban armados, pese al "cese definitivo" de la "actividad armada" anunciado por ETA el pasado 20 de octubre, lo que pone en tela de juicio su vericidad. También se localizó un vehículo con placas falsas en el aparcamiento de la estación.

Cataluña
Rivera (C’s): la protesta de los Mossos “demuestra la imposición” del catalán
“Solo puede ser una protesta utilizar el castellano cuando tu jefe, en este caso Felip Puig, intenta impedírtelo”, recuerda el líder de Ciudadanos. UGT, CCOO y Plataforma per la Llengua, contra la policía autonómica.
Redacción www.vozbcn.com 15 Enero 2012

La decisión de los principales sindicatos de los Mossos d’Esquadra de utilizar preferentemente el español en sus comunicaciones internas y externas como medida de presión contra los recortes y la falta de diálogo por parte la Consejería de Interior de la Generalidad ha generado reacciones contrapuestas en Cataluña.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha considerado que esta medida “demuestra la imposición de una única lengua en la Cataluña oficial del Gobierno [autonómico] de Artur Mas”. Para Rivera, “que los Mossos protesten en la lengua mayoritaria de los catalanes demuestra la obsesión de los gobiernos nacionalistas para que se utilice sólo una lengua, el catalán, y demuestra que dan instrucciones para que no utilicen una de las lenguas oficiales como es el castellano”, ya que, “solo puede ser una protesta utilizar el castellano cuando tu jefe, en este caso Felip Puig, intenta impedírtelo”.

El líder de la formación liberal-progresista ha lamentado que, para CiU, “la construcción nacional esté por encima de la seguridad”, y ha criticado que, mientras la Generalidad recorta en sueldos de funcionarios, “mantiene partidas, por ejemplo, en política exterior, en política lingüística o en subvenciones a medios de comunicación para la construcción nacional”. “Puig ha incumplido su compromiso con los Mossos porque con palabras, titulares y palmaditas en la espalda no es suficiente y lo que hace falta es que dote al cuerpo de material, como los chalecos, para protegerlos y no recortar más en sueldos”, ha concluido.

UGT y CCOO, contra la protesta de sus propias secciones policiales
Por otra parte, durante una reunión mantenida este viernes entre el secretario general de la Consejería de Interior, Xavier Gibert, y delegados sindicales de la policía autonómica, el primero ha reclamado a los Mossos que sean “serios” y estén “a la altura del prestigio del cuerpo”, dirigiéndose a los ciudadanos “en su lengua propia”.

El secretario general de UGT de Cataluña, Josep Maria Àlvarez, se ha desmarcado de la postura de la sección policial de su propio sindicato, SAP-UGT, y ha asegurado que la protesta lingüística “ha sido una pataleta provocada por la tensión”, y ha subrayado que “nunca se debería haber producido”. “La lengua no es del gobierno, es de la gente. Ha costado mucho recuperarla y ahora es patrimonio de todos los ciudadanos. No se puede utilizar en ningún conflicto”, ha añadido.

De igual forma, Dolors Llobet, portavoz de CCOO, también ha rechazado la posición de SME-CCOO, y ha asegurado que el sindicato “no apoya ninguna medida que ponga en cuestión la lengua propia del país [por Cataluña]“. “CCOO tiene ahora la misma postura que siempre, un compromiso absoluto con el catalán. De hecho, en nuestros estatutos nos presentamos como un sindicato nacional de Cataluña, y siempre hemos apostado por la normalización lingüística”, ha declarado.

“En la época de la dictadura franquista la policía reprimía en castellano”
Desde Plataforma per la Llengua han calificado la protesta lingüística de los Mossos como ‘deplorable’, y han recordado que el catalán ‘es factor de cohesión social’, por lo que, ‘lo que hacen estos mossos d’esquadra con esta postura es deslegitimar al propio cuerpo y su vocación de servicio a los ciudadanos de Cataluña’. ‘Todavía está presente en la memoria colectiva que en la época de la dictadura franquista la policía reprimía en castellano y perseguía el catalán. La postura de los sindicatos implicados recuerda a los tiempos de la dictadura‘, han señalado en una nota de prensa.

El portavoz de la entidad, Martí Gasull, ha señalado que la decisión de los Mossos es ‘esperpéntica, obscena e, incluso, pornográfica’. ‘A partir de ahora ponemos en marcha la maquinaria y no descartamos ningún tipo de acción’, ha advertido.

El empresario y presentador de TV3 Toni Soler recogía un argumento similar: ‘Estos mossos, sean muchos o pocos, hacen el papel de brazo ejecutor de la caverna españolista. Como hacían los grises, ni más ni menos’.

TRAS EL ENCIERRO DEL VIERNES
Cientos de "mossos" usan el "Viva España" para reventar un acto de Mas
El Semanal Digital 15 Enero 2012

Recibieron al presidente catalán a su llegada a un acto en Lloret de Mar cantando algunas estrofas y haciendo ondear una bandera española. Protestaban contra los recortes en el Cuerpo.

Los Mossos d´Esquadra han llevado un peldaño más arriba su enfrentamiento con el Gobierno catalán por los recortes (entre ellos, la no convocatoria de nuevas promociones de acceso y la reduccuón de complementos).

Su primera medida fue utilizar sólo el castellano en señal de protesta -una medida que levantó ampollas entre los sectores nacionalistas- y este sábado, aprovechando que Artur Mas acudía a un acto en la Casa de Cultura de Lloret de Mar, decidieron darle su particular bienvenida.

Así, alrededor de 400 agentes fuera de servicio y convocados por los sindicatos recibieron al presidente de la Generalitat de Cataluña cantando algunas estrofas del "Viva España" y haciendo ondear una bandera española.

"A veces nos quejamos de muchas cosas pero no nos damos cuenta de hasta qué punto tenemos una sociedad preparada, y aunque hay muchas carencias, siempre habrá alguien que no se sentirá del todo satisfecho", señaló el líder de CiU.

Tras el acto, los sindicatos de Mossos d´Esquadra anunciaron que retiran la medida de usar sólo el castellano. "Hemos visto que la medida no se ha entendido bien. No hemos querido utilizar la lengua como elemento de disgregación en un momento que debemos estar unidos", justificó el portavoz de SAP-UGT, Valentín Anadón.

En paralelo, los mossos que se encerraron el viernes en la comisaría de la policía catalana de la Plaza de España de Barcelona abandonaron este sábado por la mañana el encierro tras dormir allí.
 



Recortes de Prensa   Página Inicial