AGLI

Recortes de Prensa   Domingo 22  Enero 2012

 

A vueltas con la justicia
Pedro Martínez. www.gaceta.es 22 Enero 2012

Los ciudadanos tienen derecho a saber cómo funcionan los órganos judiciales.

La Justicia en una sociedad democrática avanzada debe ser contemplada no sólo como poder judicial, sino también como servicio público. Sin embargo, desde que en España iniciamos el actual periodo democrático, ha primado la visión de la Justicia como poder. Es cierto que, durante el régimen franquista, la Justicia carecía de independencia, quedando en manos del Ejecutivo, lo que se oficializó en 1952, con la creación del Consejo Judicial, órgano gubernamental encargado de calificar a los jueces y magistrados para ascensos, nombramientos, etc. y de unidad jurisdiccional, existiendo junto a la jurisdicción ordinaria, la canónica, la militar, con una extensión desmesurada, y la de orden público creada a fines de 1963, con fundamento en la Ley de Orden Público de 1959. Esta situación fue motivo de preocupación preferente para el legislador constituyente, que quiso devolver a la Justicia la legitimidad democrática que la dictadura le había arrebatado al romper la separación de poderes; así pues, la Constitución de 1978 le dio legitimidad pero no eficacia, ya que la eficacia es atributo del servicio público pero no del poder, y esto no fue contemplado.

Pero ahora que nos encontramos en una fase de normalidad democrática, las encuestas y los medios de comunicación resaltan la falta de eficacia de la Justicia, su hermetismo, incluso “su lenguaje”, y sobre todo su incapacidad para justificar sus decisiones y comunicarse con la sociedad. Los ciudadanos la perciben como una burocracia pesada, lenta y opaca, obsesionada con el papel y la escritura, intransigente con las nuevas tecnologías de la comunicación. A la vez que resulta implacable para el ciudadano, lo primero que exige es el sacrificio del tiempo, los desplazamientos, las esperas, las suspensiones, la ausencia de explicaciones. En algunos casos, incluso, como es el de las víctimas y testigos protegidos, resulta hasta cruel, ya que les exige una colaboración extrema, en ocasiones heroica, sin preocuparse por su indemnidad, provocando una segunda victimización.

Por consiguiente, debemos reconocer que el actual sistema es injusto y resulta un anacronismo en la sociedad de la transparencia y la información.

La Justicia necesita un gestor externo que la racionalice, modernice y le dé eficiencia. Los de dentro, los jueces, fiscales, funcionarios, incluso abogados... no hacen más que justificar su papeleo, su lenguaje del XVIII, su falta de organización informatizada, sus larguísimas sentencias. Visite usted un juzgado y comprobará que parece una oficina de la época de la Ilustración y no un centro de trabajo de la era digital. Por más dinero y personal que se aporte, la Justicia seguirá igual de lenta y cargante para el ciudadano, porque los que estamos dentro de su viciado sistema carecemos de capacidad de reorganizarla en profundidad. No se trata, pues, de clonar juzgados, extendiendo un sistema de islotes de conocimiento que impide que la información se comparta y pueda ser reutilizada por el conjunto del sistema, reduciendo costes, duplicidades, tiempo y evitando que se produzca una cadena de errores judiciales como la que determinó el caso Mari Luz, perfectamente evitable con un sistema de información compartida.

El Ministerio de Justicia, en el formato constitucional que reintroduce la separación de poderes, debería haber sido ese “gestor externo”, pero ha estado más preocupado por el poder que por la gestión, por influenciar en los nombramientos judiciales que por los ciudadanos, por las estadísticas que por la calidad del servicio... Tampoco el legislador ha demostrado sensibilidad suficiente; así la Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos, al excluir a la Administración de Justicia de su ámbito de aplicación, ahonda en el retraso secular de la Justicia, que continúa obsesionada con el secretismo y el papel. Por el contrario, es preciso una Administración de Justicia digital, en la que la nueva oficina judicial deba relacionarse con los ciudadanos mediante los nuevos canales, de los que Internet es la estrella, acercando los servicios a los despachos de los profesionales y a los hogares de los ciudadanos. Eso supone que los trámites abandonen el formato del papel, y pasen a realizarse en un fichero electrónico.

Por otra parte, en una democracia avanzada la transparencia debe ser la regla y el secreto la excepción, porque el peligro de abuso del poder y de corrupción se incrementa cuando se actúa en secreto. Por eso la Justicia, en cuanto administración, debe estar regida por el principio de transparencia sin perjuicio de que en cada trámite se deba estar a lo establecido en las leyes procesales. Conviene recordar que ya los pensadores de la Ilustración introdujeron la publicidad como una garantía del proceso y proscribieron los juicios secretos; pues bien, en el s. XXI, en pleno desarrollo de la sociedad de la información, la publicidad del proceso no es suficiente garantía; es preciso la transparencia. Los ciudadanos tienen derecho a saber cómo funcionan los órganos judiciales, su nivel de eficacia, su tiempo de respuesta, incluso el coste de sus investigaciones…
En conclusión, la modernización y adaptación de la Justicia a la era digital no es sólo una cuestión de euros que multiplique lo ya existente, sino de una nueva configuración de la Administración de Justicia en la que prime el servicio público y retomar esa función de gestor externo.

*Pedro Martínez es fiscal de la Comunidad de Madrid.

España
Cada escaño autonómico cuesta 319.210 euros
Los parlamentos regionales, que suman 1.228 diputados, gastarán este 2012 casi 400 millones de euros
ROBERTO PÉREZ / ZARAGOZA ABC 22 Enero 2012

Los parlamentos autonómicos costarán este año a los españoles 392 millones de euros. Muchos de ellos ya tienen aprobadas sus cuentas para este año; otros están aún a la espera de que concluya la tramitación de los presupuestos de su respectiva comunidad autónoma, de los que sale el dinero con el que se financian. En muchos casos, las cantidades que reciben no solo se dedican a pagar los gastos derivados de la actividad parlamentaria, sino también los de otros organismos que están orgánicamente vinculados a los parlamentos regionales, como ocurre con las cámaras de cuentas autonómicas —que conviven a la par que el Tribunal de Cuentas del Estado— o con los defensores del pueblo regionales, que coexisten con el Defensor del Pueblo estatal.

A la extensa nómina de diputados regionales que hay en España se añaden las no menos extensas plantillas de funcionarios al servicio de estas cámaras legislativas y una nutrida lista de puestos de libre designación política de los partidos, apartado que incluye al personal de confianza, asesores y servicio de comunicación de los grupos parlamentarios.

El gasto de conjunto es abultado. De hecho, los parlamentos autonómicos cuestan, en total, el doble que el Congreso y Senado juntos. El presupuesto del Congreso es de 91,7 millones de euros; el del Senado, de 55,14 millones. Entre los dos, 197 millones de euros en números redondos. De hecho, el Parlamento de Cataluña cuesta prácticamente lo mismo que el Senado.

Coincidiendo con la crisis y el aumento de la sensibilidad ciudadana al respecto, la mayoría de los legislativos autonómicos han recortado sus gastos en los últimos años o han anunciado públicamente que van a hacerlo. Pero, aún así, gastarán este año unos 392 millones de euros, según los datos oficiales recopilados por ABC de los distintos presupuestos autonómicos.

En su conjunto suman 1.228 diputados regionales, de lo que resulta un coste medio de 319.200 euros por cada escaño autonómico. La cifra sale de sumarle al sueldo de cada parlamentario la parte proporcional del resto de gastos —muchos y muy variados— de su respectiva cámara autonómica: costes de mantenimiento de edificios, suministros, telefonía —cuya factura global entre todos los legislativos autonómicos se cuenta por millones de euros al año—, funcionarios de plantilla de cada una de estas cámaras, la nutrida nómina de asesores y personal de confianza de los grupos políticos a los que se paga con cargo al presupuesto de estos parlamentos, coches oficiales, actividades culturales y divulgativas, gastos de representación...
Los extremos

En cifras absolutas, el parlamento autonómico que sale más caro es el catalán, que este año se gastará 52,3 millones de euros. Y eso que la cifra se ha ido recortando en los últimos años, porque en 2008 el Parlamento catalán llegó a manejar 81,4 millones de euros, según los datos que reflejaba el presupuesto de la Comunidad autónoma para aquel año.

En el lado contrario, el más austero para este 2012 será el Parlamento cántabro, que tiene previsto gastar 8,1 millones de euros. Lógicamente, la dimensión de unos y otros varía de forma sustancias, y eso también influye en sus presupuestos. Cada uno tiene un determinado número de escaños según el número de habitantes de la región.

En cifras relativas —coste total dividido por el número de diputados— la diferencia es tremenda entre las distintas cámaras autonómicas. La lógica lleva a pensar que el coste por escaño es similar de unas regiones a otras, pero no es así.

La cifra varía desde los 165.152 euros por los que saldrá este año cada escaño del Parlamento de La Rioja —el más barato siguiendo este parámetro—, a los 429.167 euros que costará cada escaño del legislativo de Canarias, una cifra muy similar a la que se da en el Parlamento de Andalucía: por 427.982 euros saldrá este año cada uno de sus escaños.

Entre esos dos extremos, el resto arrojan cifras de lo más variado. La Asamblea de Madrid, con 37,7 millones de euros de presupuesto para el presente ejercicio y 129 diputados, sale a 292.171 euros por escaño; las Cortes de Aragón costarán este 2012 un total de 24,8 millones, a razón de 370.149 euros por cada uno de sus 67 escaños; en el Parlamento de Cataluña, 387.407 euros de coste por diputado; el de Asturias, 322.222 euros por diputado; el Parlamento Vasco, con un presupuesto de 29,6 millones de euros, sale a 394.667 euros por escaño... El coste por diputado no coincide en ninguno de ellos. En cada cámara regional, su escaño sale por un precio distinto.

La media que arroja el cómputo de los diecisiete parlamentos autonómicos es, para este año, de 319.210 euros por cada uno de los 1.228 escaños que suman en su conjunto.

Caros diputados
A los españoles les cuestan bastante más los diputados regionales que los escaños de las Cortes Generales. Frente a esa media de 319.200 euros de gasto público por cada escaño autonómico, en las Cortes Generales es de 238.376 euros.

En el Congreso de los Diputados, el coste unitario por escaño es de 262.000 euros, y de 207.293 euros en el caso del Senado. Lo dicho, mucho menos que en el cómputo global de los parlamentos autonómicos.

De hecho, teniendo en cuenta estos datos, el Senado, al margen de la polémica sobre su utilidad, se podría considerar incluso especialmente «barato», porque cada uno de sus escaños sale claramente por menos que los de las comunidades autónomas. Salvo los parlamentos de Castilla-La Mancha y de La Rioja, todos los demás cuestan proporcionalmente más que el Senado. Y, en varios casos, la comparación es contundente: el coste unitario por escaño de los parlamentos de Andalucía y de Canarias es más del doble que el del Senado. Y a parecida conclusión se llega si se comparan con el Congreso. De los diecisiete parlamentos autonómicos, en nueve de ellos cada escaño les sale a los ciudadanos por más de 300.000 euros al año.

Pese a los anuncios de austeridad que se han ido realizando a lo largo de estos meses, no todas las cámaras regionales han apretado el cinturón a sus cuentas en la misma medida durante estos últimos años en los que la crisis, sin embargo, ha mordido a la sociedad española. Alguna cámara autonómica mantiene prácticamente el mismo presupuesto que el año pasado, caso de Aragón. Otras han recortado sus cuentas de forma más visible.
Ahorro por supresión

Uno de los parlamentos autonómicos que se ha comprometido a ahorrar es el de Castilla-La Mancha, donde aún se tienen que aprobar los presupuestos de la Comunidad autónoma. En cualquier caso, la previsión apunta a que el coste de su parlamento regional se reducirá en torno a un 20 por ciento, según ha anunciado el presidente de la Cámara. Eso significa que pasará de los 12,14 millones de euros que gastó este parlamento regional en 2011, a alrededor de diez millones durante el presente año.

Eso sí, el recorte se logrará, fundamentalmente, por la desaparición de la figura del Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha, decisión que anunció María Dolores de Cospedal meses atrás, poco después de tomar posesión como presidenta de la Comunidad.

El año pasado, la oficina de este Defensor del Pueblo regional se llevó 2,16 millones de euros de los 12,14 que en conjunto manejó el Parlamento de Castilla-La Mancha. Así que su desaparición, de entrada, supondrá rebajar el presupuesto de este Legislativo a unos diez millones de euros. Eso permitiría por sí solo cumplir el recorte del 20 por ciento de los gastos que se ha anunciado, sin necesidad de meter la tijera en más partidas de este Parlamento autonómico.

"Nadie entiende el nombramiento de Vela, ni la propia interesada"
Alfonso Basallo www.gaceta.es 22 Enero 2012

Aleix Vidal-Quadras, vicepresidente del Parlamento Europeo, Catedrático de Física y político. Publica 'Ahora cambio de rumbo', agenda urgente para recomponer España.

-¿Hay química entre la Física y la política?
-Sería bueno: la Física es rigor.

-¿Le aterra estar rodeado de políticos mediocres?
-También valiosos. Procuro elegir bien mis compañías.

-‘Recomponer España’. ¿Va usted de Casandra?
-Casandra al final tuvo razón, pero no la escucharon.

-¿Por dónde se rompe España?
-Por el nacionalismo catalán reduccionista y excluyente. ZP ha atizado el fuego.

-¿Es exagerado compararlo con el 98?
-No, si hablamos de profundidad.

-El 98 acabó en guerra...
-Esta crisis puede acabar en el fin del actual sistema constitucional.

-¿Terapia?
-Reformas institucionales, partidos democratizados y una buena Ley Electoral.

-¿Tendremos una secretaria general Chacón?
-Lo sentiría por el PSOE.

-García-Page, ¿tapado de Bono?
-Lo sentiría por Page.

-¿El corrupto Griñán o el fracasado Arenas?
-El Arenas capaz de levantar Andalucía.

-ZP: ¿cruce de Derrida y Jerry Lewis?
-Con unas gotas de Nietzsche y Foucault.

-“Nacionalidades”, ¿bomba de relojería de la Constitución?
-La bomba ya nos ha estallado entre las manos.

-Autonomías, ¿germen de la deconstrucción?
-Políticamente inmanejable y financieramente insostenible.

-Ergo, ¿‘delenda est’...?
-Hay que reformar el sistema sin complejos.

-Aznar no fue un santo...
-Tuvo aciertos notables, omisiones palpables y algún fallo clamoroso.

-¿Y vendió al PP en Cataluña por un plato de ‘mongetes’?
-Cometió un error de juicio.

-¿Por qué De Guindos sostiene al que le insulta?
-Nadie ha entendido este nombramiento, ni la propia interesada.

-‘Impuestazo’, ¿traición al votante del PP?
-El déficit se puede reducir aumentando impuestos o reduciendo gastos.

-¿Y usted prefiere...?
-Lo segundo.

-¿Desconectaría el oxígeno a partidos, sindicatos y patronal?
-Han de vivir de sus propios recursos.

-¿Cree que se puede desenterrar a Montesquieu?
-Sigue vivo por fortuna.

-¿Lo permitirán el PSOE... y el PP?
-El PP debe hacerlo si es fiel a sus convicciones.

-¿Cuantos Telediarios le quedan al euro?
-Si se hace lo necesario, decenas de miles.

-¿‘Merkozy’ no es Monnet?
-Para nuestra desgracia, hay personajes irrepetibles.

-¿Cuál es su lema?
-Libertad.

-¿El colmo de la felicidad?
-Ganar elecciones defendiendo lo que se cree de verdad.

-¿Qué faltas políticas le inspiran más indulgencia?
-Mientras sean faltas y no delitos…

El coche número 011R
“El Gobierno socialista ha querido encubrir a los que prepararon el 11-M”
Javier Sedano. www.gaceta.es 22 Enero 2012

Duro alegato de Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT, contra el PSOE. Los afectados claman contra el encubrimiento del vagón de Téllez. “La ocultación del coche explica la dejadez de parte de la Justicia para llegar hasta el final”, dice Alcaraz.
La Comisaría de Canillas oculta quién entró y salió de allí ese día

La noticia que ayer adelantaba LA GACETA ha vuelto a remover los endebles cimientos sobre los que descansa el mayor atentado de la historia de España. El descubrimiento de uno de los vagones –ocultado durante ocho años por el Ministerio de Fomento– que fueron dañados por las explosiones que tuvieron lugar en la calle Téllez durante la mañana del 11-M revela el aluvión de negligencias que sucesivamente acontecieron durante aquellas jornadas de 2004, máxime cuando los peritos de Interior, las partes personadas y la Policía Científica –como quedó acreditado en el Sumario– aseguraron que no tenían dónde buscar más pruebas, que las evidencias eran escasas y que se carecía de blancos suficientes.

En una palabra, desaparecieron de un plumazo todos los vagones, los que estallaron y los que no, pese a las reiteradas peticiones. No había más pruebas. El coche 011R, descubierto en el Taller Central de Reparaciones de Villaverde (Madrid), constata que no se hizo –o no se quiso– hacer lo suficiente. Para Ángeles Pedraza, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, la ocultación del vagón de Téllez supone “una vergüenza más del Gobierno de Zapatero que exigiría una mínima explicación sobre por qué se ocultaron y se destruyeron los trenes”. La AVT exigió en su momento, como la mayor parte de las asociaciones personadas en el caso, una explicación acerca de por qué se desguazaron los vagones y, hasta ahora, nadie les ha dado una respuesta, es más, como asegura Antonio Alberca, el abogado que defendió a Rafa Zouhier en el juicio, el juez Bermúdez “nunca nos enseñó los trenes ni las piezas retiradas porque me dijo que no se sabía dónde estaban”. Uno era el ahora encontrado de Téllez. “Quiero que los socialistas me digan por qué han ocultado a los que han matado a los nuestros”, clama Pedraza, para quien la intención del Gobierno socialista no ha sido otra que “tapar y encubrir las pruebas y a los que prepararon el 11-M”. “¿Por qué no quieren que sepamos la verdad?”.
Para Francisco José Alcaraz, presidente de Voces contra el Terrorismo, el descubrimiento del 011R en los talleres de Renfe “deja en evidencia el auto y demuestra la insidia que han tenido los jueces para encontrar la verdad”.

Los vagones que estallaron esa mañana fueron desguazados y retirados con toda celeridad, desapareciendo para siempre pruebas que podrían haber sido concluyentes para determinar la incógnita con mayúsculas: ¿qué explosivo se utilizó? Pero el caso es que tampoco se iniciaron procedimientos para rescatar vestigios en los vagones que no fueron destruidos y que se trasladaron a los hangares, algunos fueron reparados y volvieron a operar, como el trasladado desde la estación de Santa Eugenia, otros desaparecieron para siempre, como este de la calle Téllez, ignorado por las autoridades judiciales encargadas de la investigación, a la cabeza de las cuales se encontraba la Audiencia Nacional.

“Cerrojazo” al caso
“Lo que aporta el vagón es la dejadez de parte de la Justicia para llegar hasta el final y deja en evidencia a ciertos jueces y fiscales, que al servicio del Gobierno socialista han querido dar cerrojazo al 11-M”, sentencia el presidente de Voces contra el Terrorismo, que, además, se nutre del recuerdo para sentenciar: “Se lo merecen las víctimas y todos lo españoles”.
En lo autos no aparece ninguna mención al respecto de quién dio la orden para llevar a cabo el despiece, la destrucción y la retirada de los trenes, algo que tampoco se aclaró el pasado viernes en el Juzgado de Instrucción nº 43 de Plaza de Castilla que dirige la juez Coro Cillán. Las declaraciones de directivos de Renfe Cercanías y responsables de las empresas que intervinieron en las operaciones no arrojaron luz sobre el último responsable, más allá de constatar la desidia de jueces y Policía que nunca se preocuparon por averiguar el destino de los vagones retirados. El Tribunal Supremo ya manifestó su sorpresa ante el hecho. “Eso queda en una neblina”, aseguraron funcionarios del Juzgado nº 6 de la Audiencia Nacional.

José Luis Abascal, abogado de Manos Limpias, asegura que es posible que en el vagón pudieran haberse encontrado pruebas ocultas –ahora ya muy contaminadas– y que lo que verdaderamente llama la atención es la intención de Fomento por ocultar una pieza que podría haber servido para recoger vestigios, determinantes para resolver el tipo de explosivo utilizado en los atentados.

El valor de la chatarra del 11-M
Luis del Pino Libertad Digital 22 Enero 2012

Todavía no se había terminado de identificar todos los cadáveres de las víctimas, y ya se estaba calculando cuánto se iba a cobrar por la chatarra de los trenes del 11-M. Así de crudo. Antes de que se hubiera podido enterrar a todos los muertos, los restos de los vagones explosionados ya estaban en la planta fragmentadora para su destrucción.

La orden de despejar las vías "con la máxima celeridad" se dio a las 11 de la mañana del propio 11-M, como declaró ayer el director de una de las filiales de Renfe, y a partir de ahí se puso en marcha un vertiginoso proceso que culminó, en cuestión de días, con el desguace de los vagones y su venta como chatarra. Nadie llegó a enseñarle nunca al director general de EMFESA, la filial de Renfe encargada de la venta del material ferroviario de desecho, la orden judicial que supuestamente autorizaba tal operación de desguace.

Por lo declarado ayer, y por la extensa colección de fotografías del proceso de desguace que en Libertad Digital hemos publicado, sabemos que el proceso de destrucción de los trenes tuvo lugar en tres fases:

1) Primero, fuerzas policiales limpiaron a conciencia los focos de explosión, retirando cualquier tipo de prueba o vestigio.

2) Con los focos limpios, entran en acción los encargados del predesguace y transporte de los vagones, que en el caso del tren de la C/ Téllez fue EMFESA y en el caso de Atocha y El Pozo fue el propio departamento encargado en Renfe del mantenimiento.

3) Finalmente, con los trenes ya en los talleres de Renfe, se extraen de los trenes los elementos aprovechables y el resto se envía a la planta fragmentadora.

Durante las fases 1 y 2, la presencia policial en el proceso de desguace fue constante, como demuestran la declaración del director general de EMFESA ayer y las múltiples evidencias gráficas de las que disponemos. Como constante fue, durante al menos dos días, la retirada de evidencias probatorias y vestigios, que nunca llegaron a ser reseñados en el sumario del 11-M y que tampoco fueron nunca aportados a la macropericia sobre explosivos que se llevó a cabo en el juicio de la Casa de Campo.

Nadie informó, ni nadie preguntó, qué se había hecho con esos trenes. Y parece, a la vista de los resultados, que tampoco nadie preguntó nunca qué fue de la mayor parte de las evidencias probatorias extraídas de los trenes de la muerte antes de que las cizallas entraran en acción en los vagones.

Decenas de toneladas de material acabaron en una planta fragmentadora. Muchas evidencias y vestigios fueron quemados en el vertedero de Valdemingómez. Otros restos de tipo electrónico acabaron en una trituradora industrial.

No todos los once vagones explosionados el 11-M fueron destruidos. Uno de los diez vagones atacados (el del tren de Santa Eugenia) se reparó y continúa circulando hoy en día. No sabemos por qué se hizo esa excepción.

En cuanto a los otros trece vagones de los trenes, los vagones donde NO estalló ninguna bomba, todos ellos, menos uno, fueron reparados, acondicionados y puestos de nuevo en circulación.

¿Y qué sucedió con el decimotercero de esos vagones en los que no explotó ninguna bomba el 11-M? Intereconomía y La Gaceta han publicado ayer y hoy las imágenes de ese decimotercer vagón, que se encuentra arrumbado en un estado lamentable en un hangar de Renfe.

Ese vagón no tiene, desgraciadamente, ningún valor probatorio. Primero, porque en él no estalló ninguna bomba. Y en segundo lugar porque, aunque alguna vez hubiera conservado algún vestigio de algo, ese vestigio habría podido ser manipulado cien veces en estos ocho años. Si los grafiteros y los buscadores de chatarra han saqueado ese vagón, está claro que cualquiera puede haber alterado cualquier prueba que ese vagón hubiera podido contener.

Sin embargo, la noticia publicada por Intereconomía sí que tiene importancia desde un punto de vista: como contraste escandaloso con lo sucedido con los vagones donde SÍ estalló una bomba.

Si Renfe ha sido capaz de conservar ocho años en un hangar uno de los vagones donde no estalló ninguna bomba, ¿por qué no pudo hacer lo mismo con esos otros vagones, los vagones explosionados, que tenían una importancia crucial para el esclarecimiento de la mayor masacre de nuestra Historia?

Convergencia federalista
No es un federalismo de convicción, sino imposición de la crisis y de los votos, para no quedar al margen, sobre todo en Europa
Lluís Bassets El País 22 Enero 2012

Hay un federalismo del corazón y otro de la razón, surgido el primero de las creencias y los sentimientos, y el segundo de las conveniencias y los intereses. El nacionalismo catalán conservador se ha declarado históricamente ajeno al federalismo español. En la actual democracia española le bastaba el autonomismo para avanzar sin necesidad de cerrar el modelo: ni por el lado de una estabilización a la baja, como piden regularmente las fuerzas más centralistas, ni por una federalización definitiva del Estado que termine con su dinámica bilateralista. Federalismo es unión, lo contrario de la separación. Lo saben los alemanes y los canadienses. Por eso los nacionalistas consecuentes, abiertos siempre al horizonte máximo que se puede plantear un nacionalista, no pueden contentarse con la federación.

La actual doctrina nacionalista establece que la sentencia del Constitucional sobre el Estatuto ha zanjado la ambigüedad en la que se había movido con enorme pericia e incluso comodidad desde 1979: la vía autonómica se declara agotada e impracticable, y la vía federal, sin interlocutores españoles para emprenderla. Así es como se encaran las elecciones de 2010 y el programa de gobierno para esta nueva etapa, con Artur Mas a la cabeza, con unos nuevos ímpetus: Ara és l’hora, catalans! Y con un análisis de la correlación de fuerzas que luego se revela radicalmente desacertado: se parte de un pronóstico moderado respecto a la envergadura de la mayoría parlamentaria que obtendría Mariano Rajoy en las elecciones generales del 20 de noviembre pasado y al inmenso poder autonómico y municipal del PP. El programa que se defiende es una astuta combinación de vectores estratégicos y de ofertas tácticas, organizadas bajo el solemne rótulo de “la transición catalana” y la oferta de “un pacto fiscal en la línea del concierto económico vasco”. Con la primera, Artur Más quiere ser el Josué que alcance la tierra prometida, a sabiendas de que Moisés, Pujol, no iba a conseguirla. Con la segunda, se ofrece una alternativa monetizable al ideal nacionalista: si no queréis que pidamos la independencia, dadnos al menos el equivalente al concierto vasco.

Esta construcción argumental funciona muy bien de puertas adentro, en Cataluña, y todavía mejor dentro de la esfera pública nacionalista, pero apenas produce ecos más allá del Ebro. Su defecto de cálculo electoral es como el que cometió Pasqual Maragall con su reforma del Estatuto, pensada para la confrontación con el PP: no contaba con que el PSOE ganaría las elecciones en 2004; pero en su caso con efectos inversos, pues Artur Mas no había tenido en cuenta que Rajoy podía obtener la mayoría intratable de 2011, que le impide negociar con ventaja una nueva financiación. También tiene otro defecto de análisis respecto a la profundidad de la crisis económica: cree que con los primeros y drásticos recortes quedará todo zanjado y se permite incluso el lujo de eliminar el impuesto de sucesiones. Esta máquina retórica es endiablada: una vez que está ya en marcha, va cargando de razón e indignación a quienes se enchufan, limitando seriamente el margen de acción a quienes tienen el encargo del día a día a medida que se alejan en el horizonte los objetivos propuestos.

El Gobierno catalán necesita al PP en todo. Para obtener mayorías parlamentarias en Cataluña y para no quedarse con las arcas vacías. Finge geometrías variables, pero sabe que está a un paso de gobernar en coalición con los populares: no en Madrid, donde no se les necesita, sino en Barcelona, en casa. A la vez, la máquina retórica, como el disco rayado en un gramófono, sigue repitiendo que el Estado de las autonomías está muerto, la Constitución enterrada y la vía federalista liquidada. Y sin embargo, la realidad es que ahora mismo no hay ningún partido más federalista en su práctica que Convergència Democràtica de Catalunya. Sin convicción alguna, por supuesto. Por estricta imposición de la crisis y de la correlación de fuerzas. Para no quedar al margen, no en España, sino en Europa. Para no convertirse en la Lega Nord o en Hungría. Es decir, para gobernar en Barcelona y pagar nóminas y proveedores. Llegarán tiempos mejores, es cierto. Pero veremos entonces en qué estado ha quedado la máquina retórica.

La ONU reclama a EE.UU. que respete la libertad de expresión
Reacciona tras el cierre de Megaupload y por la nueva ley antidescargas.
tatiana lópez La Voz 22 Enero 2012

Apenas 24 horas después de que el FBI crease un terremoto mediático tras cerrar en Nueva Zelanda la web Megaupload, la onda expansiva de esta decisión llegó a las Naciones Unidas, donde el relator especial para la libertad de expresión, Frank LaRue, instó a EE. UU. a «proteger enérgicamente la libertad de expresión en Internet», tras el cierre de la citada página. Son declaraciones que aluden también a la polémica suscitada en ese país por las leyes antipiratería conocidas como SOPA y PIPA, pendientes de aprobación y que recogen precisamente la posibilidad de cerrar webs que conculquen derechos de autor, como sucedió en el caso de Megaupload.

«Si bien estas normas tienen el objetivo legítimo de proteger la propiedad intelectual, existe honda preocupación por su impacto sobre el derecho a la libertad de expresión. Concretamente, algunas versiones de los proyectos de ley podrían silenciar expresiones que son absolutamente lícitas». Con estas palabras, LaRue reprendió al Gobierno estadounidense por sus dos leyes antipiratería, que en estos momentos agonizan en el Congreso después de que cinco millones de ciudadanos pidieran por escrito su retirada.

Controlar a los usuarios
Si fuesen aprobadas, se exigiría a los servidores revisar periódicamente si sus usuarios infringen la propiedad intelectual, algo que las grandes empresas de informática ya han calificado de «imposible». El sector se ve venir nuevos casos como el de Megaupload, solo que el FBI tendría en lo sucesivo un respaldo legal concreto.

Para las Naciones Unidas, el cierre de webs puede exceder los límites de la libertad de expresión y así lo hicieron constar ayer al asegurar que «las leyes que regulan Internet deben tener en cuenta sus características especiales como herramienta única de transformación, que permite a miles de millones de personas ejercer su derecho a la libertad de pensamiento y expresión». Sobre todo, «cuando se plantean acciones específicas para responder a contenidos ilícitos en la web».

Boicot al castellano en la gala de los premios Ciudad de Palma para reivindicar la imposición lingüística del catalán
Dos personas del público, uno de ellos becado en la última edición de los galardones, interrumpieron el discurso del alcalde Mateu Isern, del Partido Popular
 www.lavozlibre.com 22 Enero 2012

Madrid.- El Partido Popular lo llevaba en su programa electoral y el alcalde de Palma de Mallorca, Mateo Isern, de esta formación política, no ha dudado en llevar a cabo el compromiso. El fomento del bilingüismo en las Islas Baleares es lo que ha conseguido Isern al introducir en los Premios Ciudad de Palma galardones por obras escritas en castellano. La 'osadía' de Isern ha provocado el boicot y las críticas feroces de nacionalistas e independentistas, que intentaron, sin éxito, boicotear la gala de entrega de los mencionados premios que tuvo lugar en el Teatro Principal de Palma de Mallorca.

Pocos segundos depués de que el alcalde de Palma de Mallorca, Mateo Isern, subiese al escenario del Teatro Principal, dos jóvenes salieron corriendo por el pasillo central del patio de butacas para intentar desplegar una pancarta. Los boicoteadores fueron interceptados por la seguridad del alcalde y fueron retenidos hasta que prestaron declaración en una de las furgonetas de la Policía qie estaban aparcadas en la puerta del teatro. Curiosamente, uno de los retenidos era Amadeu Corber, que fue invitado a la gala de los Premios Ciudad de Palma ya que en la última edición le fue concedida una de las becas, concretamente la de Cultura Popular y Tradicional. La pancarta que portaba Corber, y que intentó desplegar sin éxito, contenía el lema "En catalá, es Palma" (En catalán, es Palma), en referencia al cambio de denominación de la ciudad balear.

Josep María Quintana, ganador del premio a mejor novela en catlán, condenó la actuación de los alborotadores, pero con matices: "Estoy preocupado por gestos como los que se han visto aquí, de los que me avergüenzo totalmente. Pero también por la idea de que se pierda el concepto de lengua propia", afirmó el escritor menorquín. Quintana se embolsará gracias al galardón conseguido, un total de 20.000 euros, dinero que destinará a varias asociaciones nacionalistas e independentistas que defienden la imposición del catalán en las Islas Baleares.

España
El Gobierno ahorrará siete millones de euros al anular la creación del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales
El CEMA tendría la misma función que el polémico Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) -cuyo presupuesto para 2012, según consta en el proyecto presentado por CiU, es de 6.287.464,05- y supervisaría los contenidos que emiten las televisiones y radios en toda España.
Redacción www.vozbcn.com  22 Enero 2012

El Gobierno ha anunciado que no se creará el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA) con el objetivo de ahorrar siete millones de euros al año. El CEMA está contemplado en la Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual, y el pasado mes de junio el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió a impulsar definitivamente el Consejo. Finalmente, no se creó; y ahora, el PP apuesta por olvidar el proyecto y ahorrar a la hacienda pública esa partida.

Así lo ha anunciado la portavoz y vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (PP), en rueda de prensa el pasado viernes tras el Consejo de Ministros. Para el actual Gobierno, la creación del CEMA es totalmente innecesaria y las tareas que tenía destinadas por ley se traspasarán a otros organismos, como podría ser la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT).

Cataluña, Navarra y Andalucía
“La última previsión del Gobierno anterior para los Presupuestos de 2012 cifraba la creación del CEMA en un coste de casi siete millones de euros. Si no lo creamos, ya estamos ahorrando directamente siete millones, y probablemente otro organismo regulador pueda llevar a cabo la misma actividad con la misma eficacia y sin un incremento de coste. A mí, desde luego, el dato me resultó interesante cuando lo pedí“, ha señalado Sáenz de Santamaría para explicar que el Gobierno modificará la ley para que no se cree el CEMA.

El CEMA tendría la misma función que el polémico Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) -cuyo presupuesto para 2012, según consta en el proyecto presentado por CiU, es de 6.287.464,05- y supervisaría los contenidos que emiten las televisiones y radios en toda España. Además, de en Cataluña, también en Andalucía y en Navarra hay consejos reguladores, que han sido acusados, en varias ocasiones, de actuar de forma partidista a favor de los respectivos gobiernos autonómicos o medios de comunicación afines a estos.

Simplificar el número de organismos reguladores
Por otra parte, el último Consejo de Ministros ha recibido un informe del departamento de Sáenz de Santamaría sobre la situación de los organismos reguladores y su posible reforma. Desde 2011 ha crecido notablemente el número de estos organismos. Hasta entonces eran cuatro (Comisión Nacional de la Energía, Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Comisión Nacional de la Competencia y Comisión Nacional del Sector Postal) y la Ley de Economía Sostenible preveía la creación de un quinto.

Más tarde, se crearon la Comisión Nacional del Juego y la Comisión de Regulación Económica Aeroportuaria, y a ellos hay que unir el CEMA. Ante esta situación, se constituirá un grupo de trabajo por los ministerios de Presidencia, de Economía y Competitividad, de Hacienda y Administraciones Públicas, de Fomento, de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y de Industria, Energía y Turismo para que presente al Consejo de Ministros una propuesta de reforma integral de estos organismos.

Los objetivos del Gobierno, según ha informado Saénz de Santamaría, son: clarificar competencias, reducir el número de organismos, simplificar su estructura y funcionamiento, y aumentar la profesionalidad, neutralidad e independencia de sus miembros.

Megaupload como pretexto para la coacción
EDITORIAL Libertad Digital 22 Enero 2012

El cierre del almacén virtual de descargas Megaupload, decretado por el departamento norteamericano de Justicia, suscita de nuevo la controversia entre la protección de los derechos de los usuarios de la red y los propietarios de los derechos de autor del material que se comparte a través de esa y otras páginas similares. Lamentablemente, la administración Obama ha optado por la contundencia cerrando las webs vinculadas a esa empresa, sin atender al legítimo derecho de los usuarios que han pagado por un servicio perfectamente legítimo que el gobierno norteamericano ha cancelado por la fuerza.

Nada hay que reprochar a las decisiones judiciales debidamente fundadas que persigan delitos tipificados en las leyes, pero esa potestad jurisdiccional no puede ser utilizada para dañar derechos fundamentales como la libertad de expresión y comunicación, la privacidad de los datos personales o la propiedad privada de los usuarios de internet, que siempre deberían prevalecer frente a otras exigencias de carácter mercantil.

La polémica decisión del departamento norteamericano de Justicia ha obviado esos derechos fundamentales de los ciudadanos que utilizan la red para guardar o compartir material de su propiedad y, al socaire de una investigación sobre los propietarios de Megaupload, de la que al parecer se podrían derivar graves delitos, ha decidido que la persecución de esas presuntas fechorías justifica una medida coactiva sin precedentes que daña directamente a los millones de clientes de esas webs aunque no hayan cometido ningún acto ilegal.

En estos momentos esos mismos clientes, muchísimos de ellos residentes fuera de los EEUU, han perdido toda capacidad de acceso a los ficheros de su propiedad cuyo depósito confiaron a Megaupload y, peor aún, la disposición judicial que ha decretado el cierre de esa web no establece un mecanismo claro para su pronta recuperación. Un Estado de Derecho no puede dejar en ese estado de indefensión a los clientes de una empresa, por más que sus dueños sean personas poco recomendables en función de su pasado o se cierna sobre ellos la sospecha de haberse enriquecido por métodos delictivos.

Que todo esto ocurra en los Estados Unidos de Norteamérica, la nación que legítimamente blasona de proteger desde su fundación la libertad y la propiedad privada de sus ciudadanos, resulta especialmente preocupante. Si el ejemplo se extiende, como por desgracia resulta habitual cuando se trata de aumentar el poder coactivo de los gobiernos, internet será un medio menos libre y los derechos individuales de los usuarios cada vez más una entelequia al abur del dictado de los políticos.

«¿Celebraste el asesinato de mi marido?»
PEDRO SIMÓN NANCLARES DE LA OCA (ÁLAVA) El Mundo  22 Enero 2012

Desde mayo hasta hoy, 10 víctimas de ETA han tenido un cara a cara en privado con otros tantos terroristas presos

San Sebastián, capital de la indignación. Cuando el terrorista entra en la sala para el encuentro, la víctima de ETA lo recibe de pie.

Uno y otro se sientan luego frente a frente, en ocasiones sin mesa separadora de por medio. Apenas hay un metro de distancia entre la mujer que no olvida y el asesino que le reventó la cabeza a su esposo.

Antes de empezar a hablar ya coinciden en una cosa: los dos tienen las manos sudadas. Se dan cuenta cuando se las estrechan.

En tres horas de cara a cara, hay lugar para confrontar fantasmas.
- Tú me robaste la adolescencia. ¿Quieres saber cómo me quedé yo cuando matásteis a mi padre?
- Sí.
(Silencio)
- Pues ahora te cuento yo... No sólo lo matásteis a él. Sino que me vaciasteis entero... Yo era alegre y ahora soy una persona triste. Yo era vital y ahora vivo sin fuerzas... Yo ya no soy yo. Soy otro. Y te digo una cosa...
- ¿Qué...?
- Que no me gusto.

En tres horas de conversación, hay espacio para ajustar cuentas.
- Prefiero ser hija de asesinado que madre de asesino.

En tres horas de respuestas, caben todas las preguntas.
- Respóndeme con sinceridad. No es por morbo. ¿Celebraste el asesinato de mi marido?
- Sí.
- ¿Y estás orgulloso?

EL MUNDO ha tenido la oportunidad de conversar con uno de los mediadores penales que estuvo en ocho de las 10 citas confidenciales habidas hasta la fecha entre terroristas y víctimas de ETA, bajo el denominado programa de encuentros restaurativos autorizado por el anterior Ministerio del Interior. La única condición es preservar el anonimato de los interlocutores de uno y otro lado y también el suyo propio. Ésta es la historia de una experiencia única por la que han pasado ya un secuestrado, dos viudas, cinco hijos de otros tantos asesinados, un herido y el hermano de un muerto.

«A unos y otros les preparamos durante meses y la cita es al final. Víctima y terrorista se dicen hola. Les presentamos. Se dan la mano. El recluso suele empezar con la mirada gacha. La primera que habla es la víctima, que es la que obviamente tiene la posición de dominio moral; empieza planteándole infinidad de cuestiones. Están reunidos hasta tres horas horas», señala. «Les preguntamos antes de la cita por el grado de nerviosismo. Tres presos nos comentaron curiosamente lo mismo: que estaban igual de nerviosos que el día de cometer un atentado».

El programa se fraguó después de que un grupo muy determinado de presos de Nanclares de la Oca (Álava) le hiciera saber al director de la cárcel su deseo de conocer a personas que hayan sufrido la barbarie de ETA. Interior dio el visto bueno y la Oficina de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco puso a trabajar a un equipo de mediadores penales que allanó el camino y facilitó los encuentros, la mayoría de ellos en la propia prisión. Los cuatro primeros fueron en mayo de 2011. Un quinto cara a cara tuvo lugar en julio. En noviembre hubo cuatro más. El décimo y último de los encuentros es del pasado 11 de enero.

«En la primera reunión previa les advertimos a los internos que participar en esto no supondría ningún tipo de beneficio penitenciario. Que el beneficio sólo sería personal. Eso lo tenían que tener claro y efectivamente lo tenían claro con anterioridad. Los resultados han sido sorprendentes».

Una sala de 16 metros cuadrados. Una ventana con rejas. Dos sillas duras de plástico. Y todos los imposibles del último medio siglo juntos: un secuestrado departió con su secuestrador; una herida en Hipercor se reunió con uno de los responsables de la matanza; una viuda compartió dudas y certezas con el hombre que le destrozó la vida...

«¿LO HUBIESES MATADO IGUAL?». Al marido se lo mataron al cuarto intento. Las otras tres veces anteriores paseaba con ella y no hubo manera, no. Todo eso lo supo después.

Así que la viuda anduvo siempre rumiando lo que hubiera pasado si hubiera estado presente. Si no habría sido ella su paraguas y se escudo, su blindaje y su amuleto. Ese día iba a salir de dudas.

- ¿A que si yo hubiese ido con él no lo hubiéseis matado?
- Sí lo habríamos hecho. Las tres veces anteriores no lo dejamos de matar porque estuvieras tú. Sino porque había vigilancia policial.

«La mujer sintió un alivio tremendo. Como quitarse un peso grande de encima», señala. «Cuando les cuentan la vivencia personal, el terrorista no puede sostener la mirada. Acaba cayendo en la cuenta del dolor generado».

«ME HAS JODIDO LA VIDA». La hija del guardia civil asesinado tomó aire y se atrevió.
- Ahora quiero que me contestes de verdad. ¿Has matado a civiles?

- Sí.
- ¿Y a guardias civiles?
- Sí.
- ¿Te duele lo mismo haber matado a unos que a otros?
- Ahora sí. Ahora veo que sólo maté a personas.

«La humanidad que muestran las víctimas los descoloca», cuenta a este periódico el testigo de estos encuentros. «No se esperan eso, muchos imaginan que les van a desear la muerte».

- Me has jodido la vida, me has destrozado la vida -le dijo al terrorista que tenía delante, que se iba haciendo pequeño a medida que escuchaba.
- Lo siento.
- ¿Con qué frecuencia te acuerdas de las víctimas?
- Me acuesto y me levanto con ellas. Ese dolor me lo voy a llevar a la tumba.
- Sí, pero ese dolor lo elegiste tú. El quedarme sin padre no lo elegí yo.

«ME VAS A MIRAR A LOS OJOS». Cuando fue herida en un atentado con bomba, iba con su hija de dos años de la mano, a la que sólo le estalló el bollycao en el pecho. A causa de la explosión, la madre quedó sorda. De tanta luz, le queda una imagen obsesiva y muda: la de una mujer ardiendo al lado, como una antorcha, a la que no pudo ayudar.

Ese día tenía delante al hombre que hizo volar todo por los aires.
- Me quitaste la vida.
- En el comando lo sentimos y...
- Me vas a mirar a los ojos y me vas a hablar de lo que hiciste tú. No me hables más del comando.

«¿QUÉ SIENTES AL MATAR?». Una constante entre las víctimas es saber lo que se le pasa por la cabeza al terrorista a la hora de amartillar una pistola y matar a alguien. El hijo de un asesinado lo describió como tener «un ataque de gula» y «querer comerse todas las preguntas» a la vez. «¿Qué edad tenías al entrar en ETA?». «¿Qué piensa uno cuando le ordenan la primera muerte?». «¿Qué se siente al matar?». «¿Qué siente uno al llegar al lugar del crimen?». «¿Cómo te vistes ese día?»...

«Todos contestan que la primera noche les cuesta dormir. Y que las siguientes ya no... Esta persona en concreto primero escuchó las respuestas. Luego se lanzó: 'Después de 15 años es el día en que puedo estar aquí sentado. Ahora te voy a decir cómo lo viví yo...'. Y dio señales de todo. De que iba en el coche, de cómo oyó la noticia, de la sangre en la zona, del entierro, de la vuelta al colegio... El terrorista quedó marcado por el relato del otro».

«NO TE VOY A DECIR SI TE PERDONO». «Las víctimas que han participado salen satisfechas con la sinceridad y el arrepentimiento. El perdón les sirve para cerrar el duelo. Les ayuda oír decir que ETA no ha servido para nada. Los dos ganan, pero emocionalmente la víctima sale mejor de la cita».

- Perdóname. He sido un monstruo aniquilador -le pidió muy al final el terrorista.
- No te voy decir si te perdono o no -le dijo la viuda-. Es algo muy privado... Pero una cosa sí te digo: te agradezco que me lo hayas dicho.
P. S. BILBAO
MARÍA DEL CARMEN HERNÁNDEZ

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Una experiencia que debería servir de lección a los etarras
Editorial El Mundo  22 Enero 2012

EL PERDÓN es un noble sentimiento humano, aunque muchas veces resulta muy difícil ser generoso con quien nos causa un profundo daño. Éste es el caso de los diez familiares de víctimas de ETA que han accedido a encontrarse con los asesinos de sus padres, maridos o hermanos. EL MUNDO narra hoy lo que sucedió en estos encuentros, celebrados en la mayoría de los casos en la prisión de Nanclares.

Hay que señalar que el primer requisito para esta reunión entre asesinos y víctimas era que lo pidiera de forma voluntaria el preso, asumiendo previamente que su gesto no le iba a reportar beneficio penitenciario alguno. Esto es lo que confiere credibilidad a esta experiencia, que las propias víctimas han calificado de positiva al poder sentarse cara a cara con los etarras, preguntarles por sus motivos, cómo se sentían tras matar a sus familiares y, finalmente, escucharles pedir perdón por el daño causado.

«¿Celebraste el asesinato de mi marido?», pregunta una viuda al hombre que disparó a bocajarro a su esposo. La lectura de los extractos de estas entrevistas es demoledora y revela el nivel de fanatismo con el que actuaba ETA. Pero también pone de manifiesto que es posible el arrepentimiento y el perdón. De ahí la importancia de este testimonio, que debería servir de lección a todos los presos de la banda.

Pero desgraciadamente este paso de pedir perdón a las víctimas cara a cara lo han dado diez personas de un colectivo de 500, lo que demuestra que todavía es una reducida minoría la que está dispuesta a asumir su culpa y tomar conciencia del daño que causaron sus crímenes. Hay otro sector en los presos que ha dejado de creer en la lucha armada y se ha distanciado de ETA, pero que no se ha arrepentido ni quiere pedir perdón. Y, por último, está la mayoría, que sigue militando en la banda y apoyando sus directrices.

La izquierda abertzale sigue íntimamente conectada a este sector de ETA, al que presenta como víctima de la violencia del Estado y para el que exige un trato igual al de quienes han visto asesinados a sus familiares. Ana Belén Egües, una de las portavoces del colectivo penitenciario de la banda, se niega a que los presos pidan perdón y exige su inmediata excarcelación.

EL MUNDO revela hoy también que los dirigentes de la izquierda abertzale, incluyendo a Arnaldo Otegi, creen que el Gobierno de Mariano Rajoy acabará cediendo a las presiones de Patxi López y del PSE y empezará a acercar y conceder beneficios penitenciarios a los presos. Ello sería un grave error mientras ETA no disuelva y no haya garantías absolutas de que el terrorismo es cosa del pasado. Pero además, como ya hemos dicho en numerosas ocasiones, los beneficios penitenciarios deben ser individualizados y previo arrepentimiento del interesado.

Lo que carece de sentido es que Rajoy se muestre generoso con los presos de ETA mientras la izquierda abertzale los presenta como héroes y glorifica sus crímenes. El Gobierno no tiene por qué mover ficha mientras una cosa no quede clara: que hay unas víctimas, que tienen derecho a una reparación, y unos verdugos, que son los que tienen que arrepentirse.
22/01/2012

¡Identifíquense!
Los necesarios conflictos de la política en democracia nunca son colisiones entre identidades (formas de ser) sino entre propuestas de organización de la convivencia (o sea, formas de estar juntos)
FERNANDO SAVATER www.diariovasco.com  22 Enero 2012

El otro día, en la tertulia matutina de la Ser, se comentaba elogiosamente la entrevista entre Antonio Basagoiti y Pello Urizar, celebrando lo mucho que había cambiado el PP «desde los tiempos de Mayor Oreja y María San Gil». Vamos, como si la situación política en el País Vasco fuese hoy igual que la de entonces y como si en su transformación no hubieran sido decisivas, entre otras cosas, la firmeza de personas como Mayor Oreja o María San Gil. Otro botón de muestra de la lectura sesgada, voluntarista y amnésica que suelen hacer de los 'nuevos tiempos' incluso los medios de comunicación más respetables.

Los resúmenes de prensa de la citada entrevista decían que Basagoiti había reconocido que, aunque ETA no tiene legitimación política alguna, existe en Euskadi «un conflicto político entre identidades». Como es natural, no sé hasta que punto esta información es exacta y en qué contexto debe ser entendida como expresión de las ideas del líder del PP vasco. Que entre nosotros hay conflictos políticos, no uno sino varios como en cualquier otra parte, es cosa que aceptan Basagoiti, Urízar, ustedes que me leen y yo que les escribo. Si no fuera así, aparte de que constituiríamos una rara excepción planetaria que nos asemejaría más a un panal de abejas que a una comunidad humana, vendrían ya sobrando todas las instituciones democráticas de nuestra sociedad, tanto generales como locales. Nos levantaríamos cada mañana pensando todos lo mismo y los medios de comunicación ya no sabrían a cuántos accidentes navales y crímenes pasionales recurrir para hacer entretenidos sus informativos.

Lo curioso es que el conflicto político que aquí se destaca por antonomasia sea 'entre identidades'. Porque precisamente reducir la necesaria dialéctica entre proyectos políticos en enfrentamiento entre identidades es lo que caracteriza al nacionalismo que hemos conocido. Como si la cuestión importante fuese lo que cada cual es en su esencia y no lo que proponen unos y otros para resolver los problemas y encauzar la vida en común. Todavía en su reciente discurso al asumir de nuevo el liderazgo del PNV, Iñigo Urkullu proponía desbancar de Ajuria Enea a sus actuales ocupantes a fin de alcanzar «un Gobierno vasco de verdad, un gobierno del PNV», lo que sonaba a reprochar a los socialistas falta de identidad 'vasca'. Después Urkullu aclaró que se refería a mejorar su gestión, aunque no pone en duda su condición de vascos, lo que a algunos nos ha parecido una excelente noticia. Pero no puede extrañarse el jetzale del equívoco: son cosas que oímos todos los días y que ya han arraigado incluso en la forma de expresarse de los no nacionalistas. Como cuando se habla de «parlamentarios vascos» o «senadores vascos» para señalar a los nacionalistas, como si no hubiera vascos tan dignos de ese gentilicio como ellos en otros grupos políticos.

Es cosa sabida que todos podemos considerarnos revestidos de múltiples identidades, unas duraderas y otras fugaces, unas que nos avergüenzan y otras que nos enorgullecen, unas relevantes y otras triviales, en su mayor parte convencionales y casi siempre superpuestas. Nuestras identidades expresan nuestras obligaciones, nuestras apetencias, nuestras relaciones y nuestras actividades, tanto ocasionales como permanentes. Ya en 1908 observaba G. K. Chesterton: «Casi cada uno de nosotros es a la vez un contribuyente, un alma inmortal, un inglés, un bautizado, un mamífero, un poeta menor, un juez, un hombre casado, un ciclista, un cristiano, un comprador de periódicos y un crítico de Mr. Alfred Austin. Deberíamos tener un uniforme para cada cosa». La idea del uniforme no está nada mal (a continuación Chesterton propone algunos muy divertidos y hasta el más austero de nosotros tiene varios en casa para distintas ocasiones ceremoniales, deportivas o simplemente climatológicas), pero lo malo es cuando alguien se empeña en uniformizarnos de un único modo, convirtiendo una de nuestras identidades posibles en obsesivamente obligatoria y predominante sobre todas las demás. Y sobre todo cuando se reserva el derecho de autorizarnos a usar ese uniforme o prohibírnoslo.

En los estados democráticos actuales (y en cada ciudadano) conviven diversidad de identidades, o sea formas de ser o de creer que somos. Sólo los racismos, los integrismos religiosos y los totalitarismos pretenden hacer depender la ciudadanía de una identidad única y excluyente, obligando a quienes no la comparten a vivir como extranjeros en su propio país o herejes aborrecidos. Los necesarios conflictos de la política en democracia nunca son colisiones entre identidades (formas de ser) sino entre propuestas de organización de la convivencia (o sea, formas de estar juntos). O incluso formas de separarse civilizadamente, porque el independentismo no es un rasgo identitario de los auténticos vascos sino un proyecto de los nacionalistas. Que por cierto en el caso de Escocia y Gran Bretaña el premier Cameron ha enfocado de un modo interesante, al proponer un referéndum vinculante inmediato e inequívoco, tras dejar claras las cuentas del coste económico de semejante aventura. Puede ser un camino entre otros para regresar de la inextricable cháchara identitaria a una cierta racionalidad política.


¿FIN DE ETA?
Un agente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: “Antes nos mataban y ahora no nos dejan vivir”
 Minuto Digital 22 Enero 2012

“No os queremos aquí”, es el grito que reciben prácticamente a diario los agentes que patrullan las calles en uniforme, que en esos casos se sienten indefensos porque no pueden actuar.

“Antes nos mataban y ahora no nos dejan vivir”. El comentario es de un veterano agente de los cuerpos de seguridad del Estado que ha dedicado su vida a luchar contra ETA en el País Vasco. Policías y guardias civiles vuelven a ser hostigados de manera alarmante por los abertzales. La situación en la calle es en ocasiones de una enorme tensión.

Desde que ETA decretara su alto el fuego “permanente”, en enero de 2011, la situación en las calles del País Vasco y de Navarra cambió de manera radical. Las agresiones, insultos, quema de contenedores y pancartas desaparecieron inmediatamente. El verano pasado fue, en este sentido, muy tranquilo en comparación con los habituales disturbios que se repetían en las fiestas patronales de los pueblos y ciudades. Y las jornadas fueron aún más tranquilas desde el alto del fuego “definitivo”.

Sin embargo, ahora esta paz callejera ha desaparecido, los abertzales radicales han vuelto a las acciones de hostigamiento contra la Guardia Civil, Policía, Ertzaintza y Policía Foral navarra.

Estos son los comentarios que realizan experimentados profesionales de los cuerpos de seguridad destinados en el norte:

“La izquierda abertzale ha vuelto a fomentar la calle”.
“Antes, el pulso estaba en los pueblos pequeños y típicamente abertzales. Ahora, empezamos a notar que el hostigamiento hacia nosotros también se da en Bilbao o San Sebastián”.
“En los municipios donde gobierna Bildu se nos hace casi imposible trabajar”.

“Todo esto forma parte de su estrategia de la fingida paz”.
“Lo que nosotros tenemos claro es que no han soltado las armas y que no han pedido perdón”.

Según, El Confidencial Digital, las pintadas y carteles en las calles han provocado la indignación en los agentes de la lucha antiterrorista. Los encuadran dentro de esta campaña de hostigamiento. Fueron colocados hace menos de una semana:

Las pintada que se han podido ver en varias calles del País Vasco son de un encapuchado, que lleva la misma indumentaria de un etarra, con su típica reclamación ‘Euskal presoak’.

El martes pasado, los abertzales rindieron un homenaje a Iñigo Sancho, el supuesto etarra detenido el fin de semana en Francia mientras iba armado. En su barrio, Recalde, se convocó un acto en su ‘honor’ a través de estos improvisados carteles. La jornada acabó con la quema de varios contenedores de basura.

LAS «EMBAJADAS GALLEGAS»
La Xunta gasta 6,4 millones de euros en sus oficinas en el exterior
No tiene previsto cerrarlas a pesar del criterio del Gobierno central.
carlos punzón La Voz  22 Enero 2012

La Xunta no cuenta con cerrar sus delegaciones u oficinas de representación en el exterior como por la crisis se han visto obligadas a hacer varias comunidades autónomas. Es más, la presencia oficial en el extranjero de Galicia aumentará en los próximos meses con el objetivo de incrementar la cuenta exportadora de la comunidad. Eso sí, el Gobierno gallego admite estar aguardando a que el Ejecutivo de Rajoy defina el ofrecimiento que el ministro de Exteriores hizo hace unos días a las autonomías para que utilicen la red consular del Estado y reduzcan gastos con el cierre de sus legaciones.

«No podemos anticipar escenarios y tendremos que esperar a que el Gobierno concrete su propuesta, pero nuestras delegaciones justifican su trabajo, que es muy importante, y no dejamos de aplicar en todas ellas políticas de reducción de gasto y eficacia por encima de todo», mantiene Jesús Gamallo, director xeral de Relacións Exteriores de la Xunta, que cifra como ejemplos el 60 % recortado en el gasto en la delegación de Argentina y el 12,4 en la de Bruselas.

Con dichas reducciones, la Administración gallega dedicará este año 700.000 euros al funcionamiento de su delegación ante la UE en la capital belga, la Fundación Galicia-Europa (otras entidades aportan 356.000 más); otros 700.000 a la Casa de Galicia en Madrid; 422.210, a la oficina de Buenos Aires, y 144.988, a la de Montevideo, según datos de la Xunta.

A los casi dos millones dedicados a las legaciones institucionales se suman los 4,5 anuales que durante cuatro ejercicios el Igape destinará a la promoción exterior de las empresas gallegas, plan al que se suma la Confederación de Empresarios pagando el sueldo de los tres contratados de media en cada oficina de una red con presencia en Argentina, Brasil, Colombia, México, Estados Unidos (2), Francia, Alemania, Rusia, Reino Unido, Turquía, Marruecos, la India y China.

¿Y qué se hace en la representación exterior? «Lo que tiene que quedar claro es que no son embajadas y no son tampoco oficinas de carácter identitario», recalca Gamallo, para quien en lugar de gasto debería hablarse de inversión al analizar el papel de la representación exterior. Las delegaciones sudamericanas tienen una vocación de servicio a los emigrantes y sus descendientes. La de Bruselas defiende ante la Unión Europea y su tarea reguladora las necesidades de Galicia; la Casa de Madrid promociona el turismo y la cultura gallegas y pretende ser un punto de encuentro de los gallegos radicados en la capital, y la red del Igape trata de generar acuerdos para la exportación.

POLÍTICA | Frente al nacionalismo vasco
Navarra propone suprimir la cláusula de la Constitución sobre la anexión a Euskadi

Servimedia | Madrid El Mundo   22 Enero 2012

La presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, ha propuesto hoy suprimir de la Constitución la disposición transitoria cuarta, que mantiene abierta la puerta a que esta comunidad pueda anexionarse al País Vasco.

En una entrevista, Barcina ha anunciado que su Gobierno autonómico y su partido Unión del Pueblo Navarro pedirá que "si se hace una reforma de la Constitución" a lo largo de esta legislatura, se elimine esta claúsula de la Carta Magna.

Barcina ha afirmado que la disposición transitoria cuarta "no tiene sentido en este momento", después de tres décadas de democracia en las que considera que la Comunidad Foral de Navarra ha quedado más que consolidada.

La presidenta se ha quejado de que, a estas alturas, "la única comunidad que está cuestionada, pese a ser una de las más históricas, sea Navarra". Por eso, ha insistido en pedir que la disposición transitoria cuarta "desaparezca ya".

"Es el momento de reconocer que Navarra es una de las comunidades claves de España y que no tiene que estar cuestionado su futuro con una posible integración a alquien con el que nunca estuvo unido a lo largo de la historia y nunca tuvo ningun instrumento político al respecto", ha añadido.

Barcina ha explicado que le "da igual" la fórmula que se elija para garantizar la autonomía foral de Navarra, por lo que no descarta la fórmula que planteó el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatetro para incluir expresamente los nombres de las 17 comunidades autónomas en la Constitución.

Ha reconocido que su partido, Unión del Pueblo Navarro, es "el más interesado" en este asunto porque no está de acuerdo con la posible anexión a Navarra y porque considera que no debe permanecer vigente "esa espada de Damocles" que supone la disposición transitoria cuarta.

En este sentido, confia en que el acuerdo de colaboración entre UPN y el Partido Popular permanezca vigente durante mucho tiempo para frenar al nacionalismo vasco que, a través de Nafarroa Bai y Bildu, han ganado peso político en los últimos años en Navarra.

Barcina ha señalado que la unión entre UPN y PP permite hacer frente a la posible alianza del nacionalismo vasco en su comunidad, del que comentó que "sería un peligro para Navarra y España" si algún día consiguieran alcanzar el poder.

Por eso, ha recalcado que su prioridad política en este momento es reforzar las "buenas relaciones" con el Gobierno de Mariano Rajoy, ya que sería "lo mejor que nos puede suceder".

Recortes de Prensa   Página Inicial