AGLI

Recortes de Prensa   Jueves 26  Enero 2012

 

La enseñanza otra vez
Francisco Rodríguez Adrados La Razón  26 Enero 2012

Se comprende muy bien que el Gobierno, los periódicos y los medios de comunicación en general insistan preferentemente en los temas económicos, que son, efectivamente, los más urgentes. Es claro que el Gobierno actual da impresión de seriedad y de competencia técnica en el tratamiento de este tema, y esperamos que acierte, será en beneficio de todos. Pero, aunque establecer un tiempo para cada tema es racional, ya casi da apuro escribir sobre otros asuntos. Pero no deberían olvidarse. En mi caso, pienso en el de la Enseñanza, que, con pequeñas excepciones, ha casi desaparecido de los ojos y oídos del público. Al mismo tiempo, la verdad es que nos desencanta un poco el que la Educación –muchos preferiríamos que se volviera a decir Enseñanza–, se haya encogido en el organigrama hasta ser sólo una Secretaría de Estado en vez de un Ministerio; ahora irá unida a temas sin gran relación con la Enseñanza. Y que no oigamos mucho sobre cómo y por quiénes va a tratarse en el detalle el tema. Con una excepción muy favorable, la de ofrecer tres años de Bachillerato. Desde siempre somos muchos los que hemos venido proponiéndolo.

Ya en noviembre pasado la Sociedad Española de Estudios Clásicos, que siempre ha intervenido en estos temas, envió al Gobierno y a los medios de comunicación una «Carta abierta de la Sociedad Española de Estudios Clásicos ante las próximas elecciones generales», título, en verdad, demasiado vago. Es de Enseñanza de lo que hablaba y la verdad es que no tuvo demasiado eco, sólo lo hubo, que yo sepa, en una nota de «El País». Se habla, en general, de poco más que del fracaso escolar, que es el fracaso de la nueva legislación que vino imponiéndose desde los años finales del franquismo. El rebajamiento de los niveles de la enseñanza, la fusión de todos los tipos de la misma (con perjuicio para todos), la imposición de la enseñanza obligatoria hasta una edad cada vez más avanzada, la demolición del sistema de pruebas y exámenes y de la autoridad del profesorado, la algarabía sobre la enseñanza lúdica y, en el fondo, contra el profesorado, el rebaje de las humanidades y el ocultamiento de la verdadera historia de España, han servido tan solo para forzar una innegable decadencia.

Y para hacer prácticamente único el sistema impuesto por el socialismo, como muy bien ha dicho Rajoy. Un sistema que, por otra parte, no es original de ellos, no lo seguían en los años treinta, fue más tarde cuando les llegaron ideas procedentes de los pedagogos que las cultivaban en la enseñanza infantil y que después infantilizaron, en la medida que pudieron, la Enseñanza Media. Y ahora se está rebajando, ya, la Universitaria.

Un cúmulo de errores
Lo triste es que nadie puede declararse inocente de este camino que la enseñanza ha recorrido. Comenzó ya con el tardo-franquismo, siguió con los socialistas de González (con los que todavía se podía dialogar y lograr concesiones), se agravó con los que ganaron en el 2004, absolutamente impermeables, no merecía la pena ni hablar con ellos.

Y el PP, es triste recordarlo, cuando tuvo la mayoría absoluto el año 2000 hizo poco por modificar las cosas: se dejó llevar a unas conversaciones engañosas con los sindicatos y cuando ya en el 2004 empezaron a sacar nuevas contrarreformas, nacían ya muertas, pronto anuladas. Han aprendido ya, sin duda. Y ahora muchos dicen que se ha dañado a la enseñanza pública, que el PP favorece a la privada. Yo diría, más bien, que las reformas han hecho, a veces, imposible la privada, el que tiene algo de dinero emigra a la pública. Yo desciendo de la pública, era lo mejor que había y sigue siéndolo en la medida en que puede.

Hay que hacer más
En fin, el nuevo Gobierno debería atacar en lo posible ese problema. Bien está lo de los tres años, pero habría que hacer más. Pocas asignaturas y serias, mínimo de opcionales y de escapatorias. Eso ya en la ESO, en lo que quede de ella. Reafirmación, aquí y en el Bachillerato, de las humanidades, con una troncalidad bien fundamentada, sin vías alternativas que todo lo confunden.

El escrito de nuestra sociedad pide que, dentro del Bachillerato de tres años, se aumente la oferta de Griego y Latín, como sucede en los bachilleratos alemán, suizo o italiano. Son la base de la que partieron nuestra cultura y nuestra Enseñanza.

E insiste en que las materias que se consideran de oferta obligada se incluyan ineludiblemente en todos los centros de enseñanza. Y en el tema del reclutamiento del profesorado, que se viene degradando: nada de cursillos, pruebas con ejercicios prácticos, exigencia del conocimiento de la materia, especialización, nada de profesores que sirven para todo, nada de enseñanzas «afines». Y habría que estudiar un tema delicado: en muchos institutos la presencia masiva de emigrantes que ni comprenden nuestro idioma hacen difícil la enseñanza, un triste espectáculo. Habría que imaginar alguna solución.

Es en la Universidad donde la degradación, en el tema del ingreso en el profesorado, ha llegado más lejos: se puede llegar a catedrático de Universidad presentando en una ventanilla unos papelitos que luego juzga un tribunal anónimo. Y Bolonia, rebajando los estudios, queriendo imponer una enseñanza casi de conversación en grupitos, odiando la lección magistral, está ayudando al declive. Esto no es todo, sólo un inicio.

La independencia de la Justicia
Mario Conde www.gaceta.es 26 Enero 2012

Es fundamental que los 12 miembros judiciales no sean nombrados por los políticos.

La Constitución Española de 1978 proclamó solemnemente que la Justicia emanaba del pueblo y se administraba por jueces y magistrados independientes, responsables y sometidos únicamente al imperio de la Ley. Fantástico. Pero, en este como en otros territorios en los que habitan los derechos y las libertades, entre la proclamación constitucional y la vida diaria se alza un abismo considerable debido a que el poder se ejerce dentro de un marco al que califico de sistema. Así escribí en 1994: “Si queremos comprender cómo funcionan las relaciones reales de poder en España, no basta con acudir a un texto constitucional, sino contrastar la definición teórica con el verdadero funcionamiento empírico”. (El sistema) Hoy, 2012, muchos años después, la generalidad de los españoles alberga un concepto muy negativo de la Justicia. Terrible noticia, porque desconfiar de quienes ejecutan las leyes es poner en cuarentena el Estado de Derecho, es decir, nuestros derechos, libertades, haciendas y dignidades. Y la razón para tal desconfianza parece radicar en que algunos sienten cumplida la aterradora admonición de Goethe: “Justo acaba siendo lo que conviene a quien dicta sentencia”.

El 1 de julio de 1985, el Gobierno de Felipe González aprobó la Ley Orgánica del Poder Judicial. Posiblemente tuvieran en mente que la clave consistía no tanto en las leyes como en los hombres que las ejecutan, dado que la experiencia prueba que la hermenéutica jurídica, cuando se pone al servicio de la política, admite unos grados de “flexibilidad” sorprendentes. Por ello, la persona-juez se convierte en objetivo fundamental. Y para controlarlo, el paso inicial lo constituía el Consejo General del Poder Judicial, el encargado teóricamente de nombramientos, ascensos, promociones, esto es, de la faceta humana del hombre de la Justicia. Controlando al Consejo se conseguiría manejar en gran medida o en medida suficiente la composición de los órganos judiciales. Para ello nada mejor que la lacónica frase del artículo 112, apartado 1 de esa ley del 85. “Los vocales del Consejo General del Poder Judicial serán propuestos por el Congreso de los Diputados y el Senado”. Agradezco lo de “propuesto”, pero en realidad son nombrados por los políticos. Y como el Consejo gobierna a los jueces, los políticos acaban de invadir sin tapujos la independencia judicial. Sepan, señores jueces, que sus carreras dependen de los políticos, y no lo olviden cuando administren “justicia” en casos que interesan al poder.

¿Es constitucional semejante destrozo? Pues sí, porque si bien es verdad que la Constitución señala que 12 de los 20 miembros del Consejo tienen que ser nombrados entre jueces y magistrados, añade la terrible frase: “En los términos que establezca la Ley Orgánica”. Amparados en esa cláusula tan genérica crearon una Ley que desnaturaliza por vía tan directa el principio de la separación de poderes. La Justicia no sólo tiene que ser independiente sino, además, parecerlo, y tal valor se depreda si depende de nombramientos políticos. Alguien dijo: “Montesquieu ha muerto”. En realidad fue un asesinato.

Acaba de anunciar la vicepresidenta del Gobierno una reforma retornando al modelo anterior. Distingamos. Es fundamental que los doce miembros judiciales no sean nombrados por los políticos. Ese parece ser el espíritu de la reforma. ¿Se puede ir mas allá? Difícil por el corsé constitucional. ¿Se debería? Para mí, sin duda. Sustraer de toda influencia política a la administración de Justicia es un valor primario de la convivencia. No lo digo sólo como abogado del Estado. Lo ratifico por experiencia sufrida.

Tendremos que esperar a ver el modo concreto de designación de esos 12 miembros. La izquierda –así llamada– se opondrá seguramente con el argumento de que si los nombran las asociaciones, como son mayoría de conservadores, la Justicia será conservadora. Parece que ignora que separar las convicciones ideológicas del respeto a la ley es decisivo. Difícil, pero básico, y quizás los casos de sectarismo en sus filas les alarmen. Hay que ir, incluso, a más, y conseguir que los cargos electos tales como presidentes de TSJ o de audiencias provinciales, en fin, cargos de designación libre, sean elegidos por los propios jueces y magistrados, estableciendo de manera clara las condiciones de antigüedad y méritos de los candidatos. ¿Es esta propuesta un corporativismo trasnochado? Para nada. Si el Poder Judicial tiene que ser independiente, creemos un cuerpo normativo que lo permita. ¿Con ello eliminaremos el riesgo de jueces capaces de dictar sentencias que priven de libertad a personas por designios del poder político? No, pero se lo pondremos mas difícil y eso ya es mucho. Quedan otros pasos: que el Consejo gestione el presupuesto de la Justicia, asunto para otro día. Y otro: crear delitos agravados especialmente para los jueces corruptos, por dinero o por ser jueces del poder político. Ganaremos todos.

El desguace intelectual de Europa

José M. de la Viña El Confidencial 26 Enero 2012

Todos somos responsables de la situación económica y social actual. Por acción pero sobre todo por dejación. Vivimos en democracias que pertenecen cada vez menos a los ciudadanos y más a los grupos de presión. Es la difusión del Estado de Derecho a manos de intereses varios y grupos de privilegiados denominados políticos, banqueros y comadrejas varias, convertidos en vulgares sanguijuelas que no saben lo que significa el servicio al ciudadano, ni siquiera el civismo. Tan solo saben cómo manipularlo y utilizarlo.

La educación o la falta de ella, la cultura en su versión banal actual, tienen mucha culpa al fabricar individuos incapaces de discernir ni de valorar lo que tienen. Y menos de identificar lo sublime. Ninguna democracia se mantiene sin esfuerzo. Se construye día a día mediante ciudadanos conscientes y educados, capaces de controlar su destino, en vez de ser controlados por los intereses pecuniarios o ideológicos de unos pocos. A los cuales les interesa poder succionar las pocas neuronas que habitan la mente de borregos ineducados, nada críticos, susceptibles de ser manipulados para poder hacer más caja y mejor.

Cómo la educación naufraga
Seguimos criando niños mimados, demasiados vagos (NiNi), ignorantes los más, no sea que se frustren si se esfuerzan, abarrotados de títulos y poco más. Miríadas de grados, masteres, cursos de posgrado rellenos de superficiales pinceladas de conocimientos deslavazados y mal estructurados que no enseñan nada docto.

Porque los hemos vaciado de coherencia y de base, del duro contenido que al menos tenían cuando fabricábamos diplomados, licenciados o ingenieros. Huecos de rigor y de exigencia, huérfanos de saber. En el fondo, mileuristas bien pagados.

Hemos utilizado Bolonia malévolamente para destruir un sistema que con todas sus carencias, que eran muchas, más o menos funcionaba. Ahora fabricamos titulados, no profesionales y menos todavía individuos ilustrados, conscientes y cívicos.

Seguimos mirándonos al ombligo ideológico de la supuesta igualdad. Olvidándonos que la igualdad debe ser de oportunidades, compartir la misma línea de salida; jamás de resultados, la meta no podrá ser igual para todos. Porque las capacidades no son las mismas. El esfuerzo depositado, tampoco. Y porque eso significa igualar siempre por abajo. En eso estamos empeñados.

Ninguna sociedad que se precie sobresaldrá a base de una generalidad de mediocres, y una mayoría de ignorantes, sin una élite intelectual amplia. Algo que escasea cada vez más en la una vez culta y refinada Europa y, sobre todo, en España.

Seguimos viviendo gracias a la inercia de dos siglos de fastuosos avances en todos los frentes. A base de deuda y glorias pasadas, si nos olvidamos de las tragedias que llevaron aparejadas.

Con lo que o nos armamos de humildad, rearmando la sociedad de esa cosa tan escasa, denominada talento, que no suele salir de la nada; fomentamos la creación, no solo de ciencia y aparatos sino sobre todo de ideas, de ideales y de conceptos; o convertiremos estos lares en eriales, humanos y no solo físicos, como los que estamos provocando.

En el que las joyas de la abuela acabarán siendo malvendidas y nuestra alma entregada al mortífero diablo consumo, monstruo de cuernos sucios y malolientes, armado de tridente climático fatal.

Primero habrá que recapacitar. Reconocer el estrepitoso fracaso de nuestro sistema educativo. Para luego poder sembrar. Rehacer sus cimientos, jubilando a los pedagogos malditos que han provocado tan lectiva catástrofe.

Restaurando los caducos valores tradicionales motor de cualquier sociedad que se precie: belleza, honradez, tenacidad, educación, honor, coherencia, orgullo, trabajo, superación, profundidad, esfuerzo, generosidad, cultura, respeto, ,…

La vuelta a las disciplinas básicas de siempre sin nombres camuflados: álgebra y cálculo, física y química, biología y geología, historia y geografía, filosofía y derecho, escritura y declamación, música y teatro, drama y comedia, lectura de los clásicos y buena literatura… La reinstauración del humor y, por qué no, de la chanza. La resurrección del arte, algo que una vez fue sublime y hoy vulgar espectáculo.

Evitando la sobreprotección, no sea que se traumaticen, aceptando que niños y jóvenes puedan cometer errores ellos mismos y no lo hagan padres y educadores por ellos. Educándoles de manera que sean capaces de soportar arrobas de frustración e innobles injusticias en el camino hacia el éxito.

Exito que no solo significará riqueza sino también dignidad, conocimiento, cultura, capacidad de superación y, sobre todo, de discernimiento y de elección. Como siempre ha sido. Como lo será en el futuro otra vez. El día que dejemos de vivir de glorias pasadas, de un dinero que no tenemos y de un planeta que pronto no dará más de sí. Cuando restauremos la decencia, la honradez y el buen hacer. Cuando implantemos de nuevo la sobriedad, es decir, la ciencia de la escasez.

Euromajadería
ignacio camacho ABC  26 Enero 2012

SI alguna vez han dado en preguntarse para qué sirve un eurodiputado, sepa que ayer dos de ellos denunciaron ante la Comisión Europea al futbolista Pepe, cuyo pisotón en la mano a Messi constituye el último agravio centralista contra la Cataluña libre. Pepe es portugués, pese a su castizo apodo, y Messi argentino pero ambos forman parte mercenaria de esos dos ejércitos simbólicos, Real Madrid y Barça, que últimamente se pasan todo el rato enredados en las trincheras como en un cansino Día de la Marmota futbolero. Lo suyo hubiera sido tal vez que Garzón se ocupara de la célebre agresión y empapelase al marrullero defensa por presunto genocidio, pero dado que el hiperactivo superjuez, que por cierto es culé, anda algo enredado con unos asuntillos en el Supremo han tenido que salir dos oportunas euroseñorías catalanas para internacionalizar el conflicto con una queja muy argumentada sobre la necesidad de sancionar a escala comunitaria la falta de ejemplaridad de los personajes deportivos. Como la protesta ha sido presentada perfectamente en serio, sin atisbo alguno de ironía, con esa ceñuda circunspección tan propia de los nacionalistas, queda pendiente la duda jurisdiccional sobre si el caso incumbe al Tribunal Penal Internacional o al de Derechos Humanos. La nacionalidad de la víctima y la gravedad del delito permiten columbrar que correspondería hacerse cargo a la Fiscalía del TPI, competente en crímenes de guerra. Si prosperase la denuncia, Pepe podría ir a parar a la celda donde estuvo Milósevic en La Haya.

Los dos históricos parlamentarios se llaman Ramón Tremosa (CiU) y Raúl Romeva (ICV), y han configurado para la ocasión una suerte de coalición circunstancial, una joint venture que les ha catapultado a la máxima popularidad —no exactamente admirativa— en las redes sociales. En estos tiempos de apreturas en que la gente mira con mucha aprensión el destino de los dineros públicos, la iniciativa de este par de minervas no ha cosechado el entusiasmo que tal vez calcularon al aventurarla (decir pensarla sería arriesgado). Más bien ha suscitado el antipático debate sobre la prescindibilidad de sus empleos y el grato salario que reciben por una dedicación tan productiva: alrededor de siete mil euros netos mensuales, dietas, viajes y gastos burocráticos aparte. Se trata, sin embargo, de una polémica desenfocada, aunque comprensible. Porque aunque la majadería resultase más barata no cambiaría su esencial condición majadera. No se trata de valorar el precio, sino la estulticia. Y la estulticia es solemne, reluciente, fantástica. Una de esas boberías colosales, esplendorosas, que resisten toda posibilidad de pasar inadvertidas.
España no se ha hundido aún porque los tontos descansan de noche y las horas de sueño merman su productividad. Pero de día hay algunos que hacen horas extraordinarias.

Musulmanes: ser miembro de una religión fundada por un pederasta
Yolanda Couceiro Morín.  Minuto Digital 26 Enero 2012

La mujer en el mundo islámico es insultada desde su más tierna infancia y obligada a casarse y mantener relaciones sexuales con 6 o 7 años. Este fin de semana hemos podido ver a miles de mujeres yemenitas protestando porque un proyecto de ley fija en 17 años la edad mínima del matrimonio en aquel país para las chicas. Les parece un atentado contra el Islam, ya que Mahoma se casó con Aisha cuando ella tenía sólo nueve años.

En el Islam, la mujer está totalmente sometida a los varones de su familia. En Arabia Saudita, por ejemplo, una mujer no puede tener pasaporte, no puede salir de su casa si no está acompañada por un familiar hombre, no puede vestir ropa de color, no puede mostrar ni su rostro ni su cabellera, no puede conducir un automóvil.

Prohiben que una mujer estudie y que sea examinada por un médico -masculino-. Pero al no poder estudiar, no hay mujeres que ejerzan la medicina, por lo que están abandonadas a su suerte: si contraen una enfermedad grave, lo más probable es que mueran.

Pero lo más alarmante es que esto no sucede ya solo en lejanos países. El 32 por ciento de los estudiantes musulmanes británicos considera que asesinar en nombre del Islam está justificado, y el 40 por ciento de los estudiantes musulmanes está de acuerdo con la introducción de la ley islámica (sharia) en Gran Bretaña. El 34 por ciento está a favor de un califato islámico mundial y un 54 por ciento apoya la idea de un partido político musulmán en el Parlamento británico -en España ya tenemos el PRUNE-.

Un 25 por ciento de los estudiantes musulmanes considera que el hombre y la mujer no son iguales ante los ojos de Alá, mientras que el 25 por ciento afirma que tiene poco o nada de respeto a los homosexuales.

Más cerca. En España, Al-Andalus para los invasores, ya se ha conocido la celebración de un juicio islamista en toda regla. Como los que celebran los talibanes en Afganistán o las milicias extremistas en Somalia. El proceso tuvo lugar en una masía aislada del Camp de Tarragona. Allí, nueve islamistas, todos ellos de origen magrebí, tenían retenida a una muchacha a la que habían secuestrado.

La mujer fue juzgada por sus captores, que habían decidido constituirse en un tribunal islámico y la acusaban de adulterio. Los musulmanes decidieron condenarla a muerte. Por suerte, en un descuido de los dos hombres que tenían encargado vigilarla, la víctima logró escapar de su cautiverio y alcanzar una comisaría de los Mossos d’Esquadra. ¿De cuántos otros juicios de este tipo no nos habremos enterado? ¿cuántas mujeres yacen enterradas después de haber sido asesinadas por ‘tribunales’ como éste?

LOS CASOS SE MULTIPLICAN
Las agresiones y violaciones por parte de musulmanes se multiplican por toda Eurabia. Según informaba hace unos meses el periódico La Dernière Heure, en una estación de ferrocarril de Bruselas, la capital de Europa, dos magrebíes violaron a una chica belga de 21 años por no llevar el velo islámico. Según el padre de la chica violada, su hija “volvía de Waterloo. Eran las 21 horas. A la salida de su tren se dirigió hacia el andén” y allí la violaron.

El atormentado padre lo dejaba claro: “No aguanto esta Bélgica donde todo está permitido. Que deja venir a la deriva jóvenes procedentes de zonas sin ley. Esos violadores sólo querían una sola cosa: abusar de mi hija, poseerla y denigrarla, porque ella no es como los musulmanes entienden que las chicas deben de ser. Esto es una vergüenza”.

Podríamos seguir, pero creo que no merece la pena extenderse. Estamos siendo acosados por la barbarie. Ya está entre nosotros, y muchas europeas ya han sido víctimas de abusos y violaciones protagonizadas por miembros de la religión que un día fundó un pederasta llamado Mahoma. Mientras tanto, la casta política mira a otro lado. ¿Cuándo vamos a comenzar la defensa de nuestro sistema democrático? ¿de nuestro sistema de libertades? ¿de Europa? A más Islam, menos democracia, menos libertad. ¿Alguien no entiende la ecuación?

Homeschooling en Galicia
alfonso de la vega ABC Galicia 26 Enero 2012

ENFRASCADOS en el espectáculo, generalmente lamentable, que ofrece nuestra casta político-sindical a veces se nos escapan o pasan desapercibidas importantes batallas pro derechos civiles, como es el caso del derecho a elegir la modalidad de educación a ofrecer a nuestros hijos. Asunto aún más importante en los lugares que como en nuestra región campa a sus anchas, o mejor decir, a sus estrechas miras, el despotismo nacionalista donde la educación de las criaturas se convierte en un pretexto para el adoctrinamiento sectario y la manipulación de las conciencias infantiles y juveniles. Pero hoy podemos celebrar una rara victoria del liberalismo en Galicia.

La Audiencia Provincial de Justicia de La Coruña acaba de dictar un auto firme en un caso del llamado «homeschooling» que por su interés en la protección de la Libertad y los derechos civiles merece ser glosado y alabado. Según expone la propia resolución del alto Tribunal: «Se trata de una contienda entre el derecho a elegir las diferentes alternativas pedagógicas y el derecho fundamental a la educación, que debe comprometer a los poderes públicos en la tarea de colaborar a su efectiva realización, pero en la que el derecho penal, en cuanto que no se han superado barreras que supongan un peligro para los menores, no debe tener intervención en el actual momento, sobre la base de una imputación por un delito de abandono de deberes familiares del artículo 226 del Código Penal».

En consecuencia, la Audiencia revoca el auto de procesamiento del juzgado de instrucción, por entender ajeno a una sanción penal el derecho de los padres a educar a sus hijos en su propio hogar con el auxilio de las nuevas tecnologías, en este caso matriculados en una escuela de California, West River Academy, recibiendo la docencia por Internet, sin perjuicio de la participación de los menores de 8 y 9 años en otras actividades sociales que permitan o mejoren su integración con otros niños de la ciudad de su residencia. El resultado de esta peripecia judicial debe congratularnos e indica que es muy positivo pelear por lo que se considera justo incluso casi contra toda esperanza porque, incluso, a veces las instituciones pueden darnos la razón.

Enhorabuena a los padres que han luchado por lo que creían justo por la consecución de sus deseos personales y por el logro general obtenido como brecha de interés para la sociedad a la que podrán acogerse otras familias en el futuro. También al letrado que ha defendido el asunto, Fernández Tarrío, una joven personalidad del liberalismo gallego. Será de interés comprobar la evolución educativa de estos niños bajo la tutela de sus padres, que probablemente no desmerecerá de la lograda por los sometidos a los cuidados no siempre mejores del Estado.

España
‘No iremos a “vuestro” país. Cataluña no es de quienes gobiernan la Generalidad. Cataluña es de todos los catalanes. Iremos a nuestro país, al país de todos’
Redacción www.vozbcn.com 26 Enero 2012

Melchor Miralles, periodista de Abc Punto Radio, en una carta abierta dirigida a Artur Mas (CiU), presidente autonómico, después de que su jefe de prensa, Joan Maria Piqué, rechazase la petición para entrevistar a Mas con la siguiente frase: “Siento decirte que el president Mas no podrá atender vuestra petición de entrevista. Quizá en otra ocasión. Mucha suerte y que disfrutéis de vuestra estancia en nuestro país. Cordialmente”:

‘”En nuestro país”. Utilizando el pronombre posesivo de primera persona se han retratado, querido presidente [autonómico]. Es lo que tiene el nacionalismo excluyente, que para defender lo vuestro negáis y ofendéis a buena parte de los catalanes. Provocáis deliberadamente distancia y malestar, erosionáis la convivencia, hacéis distinciones entre ciudadanos que son iguales y con vuestra bandera soberanista al aire cercenáis derechos esenciales. La construcción nacional que pretendéis os aleja de una realidad que existe aunque no queráis verla. No se me ha faltado el respeto a mí, sino a los miles de oyentes de Abc Punto Radio y los lectores de Abc en todos sus soportes.

No iremos a “vuestro” país. Cataluña no es vuestra, de quienes gobiernan la Generalidad. Cataluña es de todos los catalanes, también de quienes compatibilizan su sentimiento catalán con su sentimiento de pertenencia a España. Iremos a nuestro país, al país de todos, a la capital de una Comunidad Autónoma que forma parte del Estado español en la que conviven ciudadanos con diferentes ideologías.

Iremos a un “país” en el que algunos se levantan cada mañana, cobran del dinero de todos, y se dedican a defender solo su proyecto identitario, su primer objetivo, reafirmarse en que son catalanes, curiosa manera de querer ser lo que ya son. Y después diseñan políticas ruinosas destinadas a perfeccionar un régimen en el que solo caben quienes comparten su ideario, un “país” con ciudadanos de primera categoría, quienes solo se sienten catalanes, y otros de segunda que no tienen derecho a sentirse, además de catalanes, españoles. Mientras tanto, la mayoría de los ciudadanos sale cada mañana a la calle a ganarse la vida y a convivir pacíficamente con quienes comparten sus ideas y con quienes piensan de modo diferente, y padecen gobiernos que no tratan a todos igual y que sostienen una ideología que se reclama más deudora de cuestiones biológicas que de un pacto democrático y social para convivir en igualdad de condiciones. Ese es el país que pretendéis construir. Pero no, no es vuestro, aunque a veces lo parezca. Allí iremos, a Barcelona, a nuestro país, a ejercer nuestra libertad de expresión. Aunque no os guste. Cordialmente’.

Cataluña
Homs, incapaz de indicar una escuela pública que aplique el bilingüismo que la Generalidad asegura en los recursos
El Ejecutivo autonómico argumenta que los tribunales avalan que el catalán sea el “centro de gravedad” del sistema educativo público, pero olvida que también establecen que el castellano ha de ser lengua vehicular de forma ‘proporcional y equitativa’ al catalán.
Redacción www.vozbcn.com 26 Enero 2012

A pesar de que la Generalidad asegura en sus recursos frente al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que las normativas educativas y lingüísticas que se aplican en Cataluña ‘en ningún momento excluyen el castellano como lengua docente ni vehicular’, el portavoz del Gobierno autonómico, Francesc Homs (CiU), este martes ha sido incapaz de indicar un solo colegio público de Cataluña en el que el español sea la lengua vehicular de una asignatura no lingüística.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo autonómico, Homs ha sido interpelado por María Jesús Cañizares, periodista de Abc, sobre la flagrante contradicción existente entre la situación real de las escuelas públicas de Cataluña y el hecho de que el abogado de la Generalidad, en sus alegaciones frente a una demanda de la asociación Impulso Ciudadano, asegure que el castellano es lengua docente de forma efectiva.

Un “modelo de bilingüismo” donde el castellano “es una lengua vehicular”
El portavoz autonómico ha apelado a diversas sentencias del Tribunal Constitucional que avalan la legalidad de que, en aras de la normalización lingüística, el catalán sea el “centro de gravedad” del sistema educativo público de Cataluña; un sistema que ha calificado de “modelo de bilingüismo” donde el castellano “es una lengua vehicular”, tal y como exigen los tribunales. “Descubren la sopa de ajo”, ha ironizado Homs.

Ante la evidente incoherencia del planteamiento -un sistema teóricamente bilingüe donde el español ha de ser lengua vehicular, pero que, en realidad, no ofrece ni una hora lectiva en castellano, más allá de la asignatura de lengua española-, un periodista de LA VOZ DE BARCELONA ha requerido a Homs que citase un solo centro público en el que el castellano sea lengua vehicular, pero este ha declinado responder.

La Generalidad oculta los argumentos jurídicos contrarios a sus intereses
El Ejecutivo autonómico defiende el actual sistema de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán, principalmente, con cinco argumentos recogidos de diversas sentencias del Tribunal Constitucional: los padres no tienen derecho a elegir la lengua vehicular; los alumnos no pueden ser separados por razón de lengua; el catalán puede ser el centro de gravedad del modelo; la Generalidad establecerá la proporción de las horas lectivas en cada una de las dos lenguas oficiales; y el sistema debe garantizar el conocimiento del castellano.

Sin embargo, lo que habitualmente esconde el Ejecutivo autonómico es que los tribunales, también en múltiples sentencias, han modulado y matizado esos argumentos, estableciendo límites a los mismos. Estos límites se traducen en que ninguna de las dos lenguas oficiales puede ser de uso ‘preferente’ por parte de la administración y en su relación con los ciudadanos; que el español ha de ser lengua vehicular y docente de la enseñanza; y que, aunque la Generalidad es la que debe decidir cuántas horas lectivas se imparten en castellano y en catalán en las escuelas, esta distribución debe ser ‘proporcional y equitativa’ entre ambas lenguas.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Subvenciones a los partidos: inmorales y rechazadas por el pueblo
Francisco Rubiales Periodista Digital  26 Enero 2012

Hay en España por lo menos una docena de iniciativas populares de protesta y de recogida de firmas para acabar con las odiadas subvenciones a los partidos políticos, sindicatos y patronal. Esas iniciativas responden al intenso deseo de los ciudadanos de evitar que los partidos políticos tengan que ser mantenidos, de manera opulenta, por los impuestos, ya abusivos y desproporcionados, que pagan los españoles.

Pese a las protestas y campañas, la clase política española está atrincherada en sus privilegios y no quiere renunciar al dinero público abundante que recibe. Es una actitud inmoral, indecente y antidemocrática, reflejo claro que la baja calidad de la mal llamada "democracia" española.

En medio de una feroz crisis económica que está llenando España de desempleados, nuevos pobres, empresas cerradas, tristeza e impuestos injustos y abusivos, los partidos presentes en la Cámara Baja se acaban de repartir ayudas por 20,8 millones de euros. Amaiur, el partido de los etarras, ingresó casi 150.000 euros en subvenciones por los 19 días que estuvo en el Congreso, en el año 2011, en concepto de "gastos de funcionamiento ordinario" de las fuerzas políticas. Lo recibido es apenas un anticipo porque el coste final de los partidos y sindicatos a las arcas públicas supera con creces los mil millones de euros al año.

No existe en estos momentos en toda España un escándalo más inmoral y antidemocrático que las subvenciones públicas a los partidos políticos, sindicatos y patronal, cobradas en contra de la voluntad popular, lo que las convierte en ilegítimas. Mantenerlas en contra de la opinión pública y de la voluntad ciudadana le está costando al gobernante Partido Popular y al propio Mariano Rajoy un desgaste intenso, mucho más rápido que el que padeció Zapatero en el inicio de su gobierno.

En las democracias avanzadas, los partidos y los sindicatos no reciben subvenciones y sobreviven gracias a las cuotas de sus afiliados. En países como Estados Unidos, recibir dinero público es considerado como una mancha y las subvenciones están prohibidas para fundaciones e instituciones de interés general.

Pero España es el paraíso de la injusticia y del abuso de poder. En contra de la voluntad popular, que debería constituir un mandato en democracia, el actual gobierno de Rajoy se ha empeñado en que los ciudadanos, a los que ya se les cobran los impuestos más altos y desproporcionados de toda Europa, sigan manteniendo a los partidos políticos y sindicatos, instituciones odiadas por la ciudadanía, que figuran en las encuestas como el tercer gran problema de la nación.

El Instituto Juan de Mariana publica hoy un informe que demuestra que los españoles pagan más impuestos que los alemanes y los noruegos, siendo sus salarios notablemente inferiores. Los políticos están asfixiando a los ciudadanos, una injusticia lacerante e insoportable que debe cesar y que convierte a las subvenciones a los partidos políticos en un expolio cargado de injusticia e indecencia.

Mantener esas subvenciones en contra la voluntad popular puede considerarse, además, pura "opresión".

Voto en Blanco


Cataluña
El Govern no ve contradicción en admitir que el español es lengua vehicular y mantener la inmersión
maría jesús cañizares / barcelona ABC Cataluña 26 Enero 2012

El portavoz del gobierno catalán, Francesc Homs, asegura que no hay contradicción en reconocer que el castellano también es lengua vehicular en Cataluña y mantener la inmersión lingüística en los colegios. Homs se refiere a la información publicada hoy por ABC, según la cual un escrito judicial presentado por la Generalitat ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña admite que el español es lengua vehicular, pero niega que esa equiparación con el catalán tenga que trasladarse al sistema escolar. En esas alegaciones, el ejecutivo autonómico responde a un recurso presentado por Impulso Ciudadano contra el decreto de dirección de centros, donde se afirma que el catalán es la lengua de uso normal en las escuelas. "No hay contradicción, las sentencias judiciales avalan que el catalán sea el centro de gravedad en el sistema educativo y nuestro objetivo de normalización, que es expresión del pueblo catalán mediante el Parlamento y ha garantizado la convivencia", ha dicho Homs, quien afirma que la Generalitat cumple con los fallos de la Justicia.
Administración electrónica

Por otro lado, la vicepresidenta catalana, Joana Ortega, ha presentado el proyecto de administración electrónica que supondrá un ahorro de más de 1.000 millones de euros por legislatura y cuya finalidad es mejorar la accesibilidad de todos los ciudadanos, ahorro económico y de tiempo, aumento de la eficiencia y una simplificación administrativa. El proyecto supondrá una inversión de tres millones de euros. A lo largo de 2012 se desarrollará un canal empresa, alternativas a los certificados digitales, un protocolo de archivo electrónico, una sede y registro electrónicos y una valija electrónica. Entre otros servicios, se podrán realizar las preescripciones escolares, solicitar ayudas a la rehabilitación o un proceso de adopción.

La Generalitat ha acordado, asimismo, la elaboración del primer Plan de Márketing Turístico de Cataluña con el objetivo de establecer las líneas estratégicas para los próximos años y mejorar la competitividad global de la oferta.

Llaman a los padres vascos a elegir libremente el modelo de enseñanza para sus hijos y a denunciar amenazas, presiones o imposiciones contra el español
EIG. Redacción. Vitoria. http://www.paisvasco-informacion.com 26 Enero 2012

Unión Progreso y Democracia (UPyD) en el País Vasco ha hecho un llamamiento expreso a los padres y madres de Euskadi para que elijan libremente el modelo lingüístico donde matricular a sus hijos, ahora que el plazo para la prematrícula se inicia con iguales criterios que en 2011. “Pedimos también a los padres que, en caso de que se encuentren con amenazas, presiones o intentos de imposición, los denuncien y directamente informen a UPyD, para que tengamos datos precisos de cómo se encuentra la situación.”

La nueva prematrícula empieza el 30 de enero y finaliza el próximo día 10 de febrero, un período en el que los padres deben poder optar por el modelo que consideren, libremente y sin ningún tipo de presiones. UPyD recuerda a los padres y madres que tienen derecho a elegir libremente de entre los tres modelos actualmente vigentes y, por lo tanto, “animamos a los padres y madres a denunciar a los colegios que pongan reparos a pedir el modelo A, como históricamente ha ocurrido.”

Recortes de Prensa   Página Inicial