AGLI

Recortes de Prensa   Martes 31  Enero 2012

 

Reformas
Rajoy o la convicción difusa
Guillermo Dupuy Libertad Digital  31 Enero 2012

Rajoy parece más preocupado por la eventual celebración de una huelga general que por la necesidad de una urgente y profunda reforma laboral. No se entiende, si no, que en lugar de liberalizar un encorsetado mercado laboral que tanto disuade la contratación, haya preferido prorrogar estérilmente un diálogo social que lleva años mareando la perdiz.

Lo peor que podría ocurrir es que, por la paz, Rajoy tuviese al final guerra y deshonor; es decir que, por tratar de evitar una huelga general, el Gobierno del PP saque adelante una reforma laboral tan tardía como insuficiente que, para colmo, tampoco evite que los sindicatos dejen de celebrar su preceptiva protesta. Dado que los sindicatos ya celebraron una huelga general con ocasión del simulacro de reforma aprobado por Zapatero, Rajoy, más que temer que se la organicen a él, debería darlo por descontado. Y asumirlo. Al fin y al cabo, es Rajoy quien tiene la legitimidad para gobernar y la obligación de hacerlo.

Lo peor es que esa falta de convicción de Rajoy también se evidencia en otras áreas de su política autonómica. Así su otrora negativa a que los socialistas incluyeran la subida de impuestos como forma de atajar el déficit -cuando este era muy superior al que tenemos ahora- ha dado paso a un brutal y contraproducente aumento de la presión fiscal, justificado por la cínica constatación de que el ajuste llevado a cabo por los socialistas no ha sido lo suficientemente grande como para reducirlo al comprometido 6% del PIB. Es más; la propia valoración que Rajoy tiene del déficit se ha vuelto difusa. Sus proclamas, que sostenían que la primera obligación de un gobernante es ajustar sus gastos a sus ingresos, daban la impresión de que su convicción a favor del equilibrio presupuestario era aun más exigente que los imperativos europeos que aun son condescendientes con cierto nivel de exceso. Sin embargo, esa convicción, que antes parecia ser propia, ha pasado a ser presentada como exigencia de nuestros socios, ante la cual no sabemos si Rajoy quiere aceptarla o renegociarla. Las contradicciones protagonizadas por Montoro y De guindos no quitan la responsabilidad de Rajoy en este asunto.

En este sentido, Rajoy no sólo está dejando que cale en la opinión la falsa incompatibilidad entre ajuste de las cuentas públicas y crecimiento económico, sino que él mismo parece atrapado en ese falso dilema. Naturalmente si la reducción del déficit pasa necesariamente también por el aumento de impuestos, -tal como él pretende hacernos creer- este ajuste será contractivo y contraproducente para el crecimiento económico. No lo sería, sin embargo, si el ajuste, en lugar de hacerlo mediante subidas de impuestos, se hiciera única y exclusivamente por la reducción o supresión de la financiación pública de actividades improductivas que Rajoy ha dejado sin recortar, como es el caso, por cierto, de las cuantiosas subvenciones que Patronal, sindicatos y partidos políticos van a seguir percibiendo. Pero es que además, el déficit público, no estimula sanamente el crecimiento económico, tal y como evidenció el ruinoso dopaje que constituyó el plan E. Los que abogan por cierta flexibilidad en la lucha contra el déficit en pro del crecimiento económico, olvidan que este déficit absorbe el poco crédito disponible del que tan necesitadas están las empresas para el sostenimiento y la creación de puestos de trabajo.

La política de Rajoy ha cerrado el grifo para que las administraciones públicas puedan crear puestos de trabajo; pero no se lo ha cerrado lo suficiente ni ha llevado a cabo reforma liberalizadora alguna como para que sean los empresarios privados los que se ocupen de esos menesteres.

Así las cosas, más le valdría Rajoy llevar a cabo profundas reformas estructurales que contrarresten los nocivos efectos de su subida de impuestos. Más que temer las protestas que puedan protagonizar unos desacreditados sindicatos en protesta por una más que necesaria reforma laboral, lo que debe temer Rajoy es al aumento del paro al que, por ahora, nos está conduciendo.

Rajoy no debe temer una huelga general, sino asumirla. Es él el que tiene la legitimidad para gobernar

Son las balanzas, señor Rajoy, son las balanzas
J. Jacks El Confidencial 31 Enero 2012

La previsión del Banco de España de una caída del PIB del 1,5% ha provocado sorpresa. Desde luego que es para estar sorprendido. La sorpresa sería que el PIB cayera menos del 5%. Sería casi un milagro.

Según el gobierno alemán, el problema en España es el gasto público. No importa que desde el año 2000 el déficit público español haya sido menor al alemán porque lo que el gobierno alemán busca es transformar la UE. Una “errónea” UME fue el primer paso en el 2000. El segundo paso es terminar lo empezado hace una década.

Los problemas de España son el fruto de los “errores” de la UME del año 1999 junto a problemas internos. Permisividad al dejar entrar países que no debieron haber entrado, falta de compensación fiscal entre Estados, impedir sanciones, un BCE que ha dado la política monetaria las entidades, tolerancia con las mentiras de los gobiernos…

Estos problemas han ido creando desequilibrios en las Balanzas. El primero el de los bancos centrales (y entidades) en el Target. Las entidades españolas deben a las alemanas los euros que financiaron el “boom” inmobiliario. Superávits de unos, déficits de otros.

El segundo el de la Balanza por Cuenta Corriente. ¿Qué tienen en común los países quebrados? ¿Su déficit público (izquierda) o su déficit por cuenta corriente (derecha)?

El tercero el de las Balanzas de los 3 sectores de un país, el Privado (familias y empresas), Público (Estado) y Exterior (Cuenta Corriente).

El sector privado tiene superávit si ahorra más que consume (déficit si ahorra menos que consume). El sector público tiene superávit si recauda más que lo que gasta (déficit si ocurre lo contrario). El sector exterior tiene superávit si exporta más que importa (déficit si exporta menos que importa).

Si España tiene un déficit externo, o lo pagan ustedes o el Estado. Uno de los dos tiene que pagarlo. Es imposible que sector privado y público tengan superávit a la vez.

Es imposible que todos los países tengan superávit comercial. Al menos un país tiene que tener un déficit. En el caso del mundo, ese país es EEUU. En el caso de la UE, ha sido España y el resto de los Países del Sur.

¿Qué tienen que ver las Balanzas con la subida de impuestos? Si el gobierno alemán exige un 0,5% de déficit público y el gobierno no reduce el despilfarro de la casta política, o España tiene superávit externo o ustedes tienen que incurrir en déficit endeudándose, pidiendo más crédito.

Pero las entidades deben pagar sus deudas del sistema Target. Por eso la restricción del crédito. Y ustedes no se quieren endeudar. La deuda familiar está en el nivel más bajo desde 1997. Tampoco consumen y ahorran al máximo de las últimas tres décadas.

Esto significa que sólo hay una solución para reducir el déficit público y es que el gobierno les seguirá crujiendo a impuestos y penalizando el ahorro durante todo el 2012.

Pero nuevos recortes y más impuestos harán que ustedes consuman menos y que paguen sus deudas, llevando a una deflación por deudas. La demanda caerá, se reducirán los precios, producción e ingresos de las empresas, que tendrán que despedir aún más.

El déficit público aumentará y la espiral empezará de nuevo: caerá la demanda, precios, producción y beneficios, más despidos, deuda pública, impuestos, menos consumo, producción, más deuda pública, más ajuste…

Esta deflación se amortiguaría si la demanda aumentara al disminuir los precios. Si no, la situación se agravará. La restricción del crédito llevará a que el dinero en circulación desaparezca al no crearse nuevas deudas. La deuda se hará mayor en términos reales y los deudores deberán más cuanto más paguen.

Ni la reforma laboral, ni la financiera ni la del techo de gasto evitarán que el PIB caiga el 5% ni que se llegue a 6 millones de desempleados porque estas reformas no atacan la raíz del problema, los desequilibrios de las Balanzas y la “errónea” construcción de la UME.

Sobre la reforma laboral, dos apuntes: la base ideológica que dice que la desregulación del mercado de trabajo y el recorte de la protección de desempleo permite crecer se basa en el Job Study de la OCDE de 1994. Lo que oigan o lean sobre “necesidad de desregular el mercado laboral” o “flexibilidad de los contratos” se basa en ese documento de 1994.

Pues bien, en el 2004, la OCDE se desdijo de ese informe al probar que “la evidencia del papel jugado por los sistemas de desempleo en el aumento del desempleo es mixta”, y que decir que “altos salarios causan desempleo es frágil”.

Y en el 2006, estudió el mercado de trabajo de 20 países desde 1983 al 2003, para repetir que “no hay correlación entre desempleo y sistemas de protección”. Reducir el sistema de protección por desempleo o salarios ni evitará que se destruya empleo ni lo creará.

Esto es Teoría Económica. No es adivinación. Pasó antes en la Historia y pasa ahora en Portugal, en Grecia y en Irlanda. Es el resultado lógico de identificar equivocadamente la raíz de la crisis y de aplicar medidas erróneas.

Y las autoridades lo saben. Lo sabe el BCE cuando dice que “se ha encontrado que los ajustes fiscales tienen un efecto negativo en el crecimiento del PIB”.

Si Alemania, perdón, el gobierno español sigue viendo a la deuda pública como la causa de la crisis, los que se sientan sorprendidos con las decisiones del gobierno mejor que se relajen porque lo aprobado hasta ahora no es nada comparado con lo que viene.

Según el Sr. Rajoy, “se hará algo parecido a lo que ha hecho Portugal”. Pues ya saben ustedes lo que tienen que hacer con su fondo de pensiones.

Y todos estos ajustes, ¿para tener un 3% de déficit que no garantiza crecimiento, empleo ni mejores condiciones para ustedes y que la Comisión decía que era una regla “estúpida”? ¿Para que los poderes terminen de construir lo que no pudieron hacer en 1999?

¿Hasta cuándo permitirán que les tomen el pelo? Quousque tandem, Catilina, abutere patientia nostra?

Nota: el premio al comentario surrealista de la semana recae en un “experto” en una de las tertulias económicas de la radio, según el cual, “cuando el diferencial de los CDS de la deuda lleguen a 200, el crédito volverá a las familias”. ¿Qué entenderá este buen hombre que es un CDS? ¿Por qué tenemos estos “expertos”?

“La Reforma Laboral no va a crear un solo puesto de trabajo”
S. McCoy El Confidencial 31 Enero 2012

Tengo la ocasión de mantener un encuentro con uno de los mayores especialistas nacionales en materia laboral en general y en restructuraciones de compañías en particular. Una cita apasionante en el contexto actual, toda vez que está en la sala de partos esa Reforma del Mercado de Trabajo que, junto con la financiera y la presupuestaria, han sido consideradas por el gobierno popular como perentorias para comenzar a corregir el rumbo del país. Las tres son importantes pero el haber asociado los efectos de ésta a una huelga general aumenta las expectativas.

Servidor ha defendido su necesidad en múltiples ocasiones, siempre bajo la premisa de que no se debe confundir flexibilidad con facilidad de contratación y/o despido. Por el contrario, ha de entenderse como una mayor capacidad del sistema para mantener empleo en el tiempo. Limitar el análisis a modalidades contractuales con sus costes asociados sin abordar materias de jornada, salario, costes de Seguridad Social, movilidad geográfica, funcional, absentismo, productividad, judicialización y similares supondría, desde ese punto de vista, coger el nabo por las hojas.

Pues bien, el fruto de la conversación no ha podido ser más desesperanzador. Sin embargo, creo que de la misma se pueden extraer una serie de elementos para el debate que les invito a iniciar en el foro de este post. Voy con ellos.

Mi interlocutor parte de una reflexión preliminar: si uno compara las tasas de paro del País Vasco y, por ejemplo, Canarias –cuatro veces superiores, tanto en absoluto como en desempleo juvenil- se da rápida cuenta que la misma legislación produce efectos muy distintos en función de la región en la que se aplica. Hay un impacto fiscal indudable pero la divergencia norte-sur es, en cualquier caso, evidente. Por tanto, no se puede hacer de esta materia condición necesaria sino suficiente. No es prioritaria sino subsidiaria. Sorpresa.

Desde ese punto de vista, afirma que “la reforma laboral, tal y como está planteada, no creará ni un solo puesto de trabajo”. Permitirá en todo caso hacerlo cuando las circunstancias reviertan y hay que trabajar para que lo hagan cuanto antes. No es la piedra filosofal. Nadie va a contratar por el mero hecho de su implantación. Más cuando se trata de una negociación entre grandes compañías y sindicatos que representan a una parte limitada de los empleadores y empleados de España y son ajenos a la realidad de muchos negocios de menor tamaño. Despierten.

Por eso, el foco debería dirigirse hacia quien verdaderamente contrata personal en nuestro país: la pequeña y la mediana empresa. Considera imprescindible un abaratamiento de los costes laborales asociados –mayores bonificaciones por los nuevos contratos o rebaja de las cotizaciones sociales- que permita aflorar la enorme masa de empleo sumergido existente que, a su juicio, se debe en buena parte a la imposibilidad de estos agentes económicos para hacerles frente. Obviamente, salvaguardando los derechos fundamentales de los trabajadores.

Sería importante, del mismo modo, establecer un mecanismo de resolución de los conflictos que por esta materia se susciten fuera del ámbito judicial. Los costes asociados a tales procesos suponen, en muchos casos, mover el fiel de la balanza hacia el cierre y no permitir a la continuidad de la firma o el autónomo afectados.

La protección jurídica a la que tiene derecho cualquier profesional no es incompatible con alternativas como el arbitraje o cualquier otro tipo de mediación rápida.

No hay nada que no esté inventado. A lo largo de la historia en España se han adoptado medidas que podían replicarse en el momento actual, exenciones y primas.

Sin embargo, ahora es, más que nunca, momento de tomar decisiones atrevidas que permitan dar algo de esperanza a los jóvenes. “Antes, al menos, cabía el recurso al empleo público a través de las oposiciones. Pero hasta éstas se han congelado”. El capital humano es el principal activo de un país. Y todo lo que no se cuida, en términos de oportunidades, se pierde. Hay que arbitrar fórmulas muy enfocadas en este segmento poblacional.

Las dinámicas propias del mercado de trabajo, donde cualquier decisión que se adopta es prospectiva, tiene que sentar las bases para que, una mínima mejora en la condición económico financiera del país, vaya acompañada de la creación de empleo. Que la contratación sea un indicador adelantado de confianza. Pero que nadie espere milagros de carácter inmediato. En 2010 y 2011 ya hubo dos intentos fracasados. El grado de expectación que se ha ido alimentando en las últimas semanas deja poco hueco para la decepción. Es hora de sembrar. Pero no de forma timorata sino decisiva. A ver si es verdad.

La movilidad de los tres monitos
Nota del Editor 31 Enero 2012

A demasiados "expertos" se les llena la boca con su proposición de reforma laboral, y olvidan dos aspectos fundamentales, el primero respecto a la movilidad laboral,  creen que tratan con los tres monitos que no oyen, no ven y no hablan, como si la gente pudiera ir a cualquier parte de lo que queda de España utilizando la lengua española, y sin que al ir a cualquiera de las regiones donde la lengua española es impropia, los ciudadanos desciendan de categoría y pasen a la cuarta, y sin que a sus hijos se les obligue a estudiar la y en la lengua regional, para mejor progreso de los listillos locales.

El segundo aspecto es el del coste. Si hay coste, debe haber antes beneficio, y al empresario hay que permitirle dedicar una parte de los beneficios a un fondo para cubrir los costes futuros de sus colaboradores, como si los amortizara.

Spanair
Altos vuelos gallináceos

Cristina Losada Libertad Digital

Hay quien celebra el fracaso del nacionalismo catalán que supone el cierre de Spanair. Yo lamento que una empresa se hunda y deje en la estacada a empleados y usuarios. Aunque es verdad, y deplorable, que se mantenía únicamente con respiración asistida, que el oxígeno era dinero público y que los motivos para sostener esa vida artificial no eran filantrópicos. Si al menos se prestara un servicio para el que no había alternativas. Pero la razón del despropósito empresarial era, en esencia, política. La Generalidad del tripartito vio la oportunidad de disponer de una compañía de bandera como cualquier señora nación. Quería su línea aérea propia, aunque se llamara Spanair, y hacer de El Prat un aeropuerto superferolítico por el vicio de competir con Madrid. No podía ser. La obsesión por dotarse de los atributos de un estado hecho y derecho sale muy cara y aguanta mal una crisis.

El nacionalismo catalán, sin embargo, no ha sido el único implicado en aventuras de vuelo gallináceo. Con sus excepciones, los gobiernos regionales que no han dedicado sumas millonarias a montar aeropuertos fantasma, han regado con subvenciones a líneas aéreas de bajo coste. Algunos han hecho ambas cosas. El de Ciudad Real, donde ya no vuelan ni las moscas, fue un capricho de Bono y Barreda que involucró a la Caja tristemente célebre. El de Castellón costó tanto como la catalanización de Spanair, sin contar la escultura a mayor gloria de Carlos Fabra. De Cantabria a Alicante y de Aragón a Galicia, pasando por Castilla y León, el contribuyente apoquina para que su vecino pueda viajar, pongamos, por treinta euros a Londres. Y, que ya es escarnio, para que él mismo deba pagar más por su billete a Madrid en un vuelo no subvencionado.

Buena parte del poder autonómico se ha conducido igual que la Generalidad catalana, pero sin banderas. Autonomías, diputaciones y ayuntamientos de todo signo político llevan años inyectando recursos a empresas privadas a fin de vigorizar aeropuertos alicaídos y regalar vuelos baratos. Como el asunto es de ida y vuelta le llaman promocionar el turismo. En realidad, es electoralismo. Cuando se apague el foco que ilumina el desdichado caso de Spanair, convendrá no olvidar los efectos perniciosos de este intervencionismo y su acompañante distorsión de la competencia. Algún ministro ha hablado de poner coto. Bien está la intención, pero habrá que pasar a la acción. Ahora, que hay un clamor contra el despilfarro, es el momento.

La polémica asignatura será suprimida del currículum académico. Wert anuncia en el Congreso las nuevas reformas de la educación
Última clase de Educación para la Ciudadanía
La polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) tiene los días contados. El ministro de Educación, José Ignacio Wert, anunciará hoy en el Congreso, previsiblemente, la supresión de esta materia del currículum académico durante su primera comparecencia en la Cámara Baja en la que expondrá las reformas educativas que abordará en esta legislatura.
Rocío Ruiz La Razón 31 Enero 2012

Madrid- La asignatura de EpC, que se imparte en dos cursos de la ESO y en 1º de Bachillerato, ha causado estragos en el mundo académico: ha provocado más de 55.000 objeciones en toda España, 3.000 procedimientos judiciales, 400 demandas en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, ha obligado al Tribunal Supremo a manifestarse en contra de la objeción a esta asignatura y aún colean casos en el Tribunal Constitucional. Durante los dos últimos años, la materia ha sido denunciada en al menos diez foros europeos: el Consejo de Europa, el Parlamento Europeo, la OSCE, la Agencia Europea de Derechos Fundamentales ( FRP) y la ONU, entre otros.

Los que se oponen a que se imparta la asignatura critican que sea una materia que «impone una moral de Estado, una visión ideologizada de la ética».

La asignatura ha sido muy contestada. La última iniciativa ha sido la de Profesionales por la Ética, una de las plataformas más combativas, que ha promovido en la última semana una campaña de correos electrónicos. Ha remitido más de mil correos diarios al titular de Educación en los que le solicitan «el cierre de una etapa de adoctrinamiento ideológico en las escuelas españolas», es decir, la derogación «urgente» de la asignatura y la «normalización académica con carácter retroactivo de los miles de alumnos objetores injustamente suspendidos por la imposición de una asignatura polémica».

El ministro de Educación también abordará otras reformas clave en la educación:
- Bachillerato de tres años. La nueva fórmula de la Educación Secundaria en España será de 3+3 (años de ESO y Bachillerato) y no de 4+3, como ocurre ahora. A los 15 años los alumnos ya pasarán a primer curso de FP de Grado Medio o a primero de un Bachillerato de tres años. Los estudiantes tendrán que decantarse por una de estas dos opciones necesariamente, ya que la educación obligatoria en España se mantiene hasta los 16 años. La reforma del Bachillerato empezará a tramitarse «este mismo año» y puede que, en el mejor de los casos, en el próximo curso académico ya esté vigente.

- Revisión de la FP. El Gobierno del PP derogará los itinerarios de 4º de la ESO y hará una revisión profunda de la Formación Profesional, más vinculada al mundo de la empresa y tomando como referencia el modelo alemán. Se impulsarán las becas-salario.

- Selección del profesorado. El Gobierno pondrá en marcha un nuevo modelo de selección para el acceso a la profesión docente que atraiga a los mejores expedientes académicos y tenga como criterios de selección, el mérito y la capacidad. Los requisitos se recogerán en el Estatuto de la Función Pública Docente.

- Bilingüismo: Educación promoverá el bilingüismo español-inglés en todo el sistema educativo desde el segundo ciclo de Educación Infantil. Además se reforzará la enseñanza de un segundo idioma extranjero y se impulsará la opción de una educación trilingüe en las comunidades autónomas con lengua cooficial hasta el final del Bachillerato.

- Excelencia universitaria. El objetivo es potenciar la internacionalización de las universidades, de sus profesores y de los alumnos. También se impulsará un sistema de becas que potencia la excelencia de manera que las universidades españolas figuren, al menos, entre las 150 mejores. Además, se pretende establecer un marco general de financiación para las universidades que sea estable.

- Enseñanzas comunes. Se garantizará que los estudiantes puedan aprender los mismos contenidos independientemente de la comunidad autónoma en la que cursen sus estudios.

Un temario muy polémico
El claro objetivo aleccionador de la asignatura se ha traducido en numerosas polémicas durante los útlimos años.
- Un manual de Educación para la Ciudadanía de la editorial Akal hacía un ataque frontal a la Iglesia, con frases cono «La Iglesia ha tratado de ocupar el lugar de las leyes con sus dioses».
- La asignatura fue utilizada para dar charlas en grupo sobre sexo a niños de 12 años sin el consentimiento de sus padres.
- El Orgullo Gay, cartas contra George W. Bush o mitos sexuales, otros contenidos utilizados.

La inversión autonómica no ha ido acorde a los resultados académicos. El despilfarro en nuevas tecnologías y la diferencia en los contenidos, dos de los problemas a batir
17 sistemas y un solo fracaso
Las diferencias de resultados escolares entre las comunidades se han puesto de manifiesto en el informe PISA
J. V. Echagüe La Razón 31 Enero 2012

Madrid- Si una empresa hace un esfuerzo en la inversión, se espera que los resultados vayan en consonancia. Sin embargo, en nuestro sistema educativo no ocurre así. La inversión en los últimos años ha rondado el 5 por ciento, una cifra poco discutida. Y los resultados, revelados por el informe PISA, no han sido especialmente alentadores. Entonces, ¿es un problema de recursos o de cómo se gestionan dichos recursos? Un estudio elaborado por Profesionales por la Ética resultaba significativo. Dos ejemplos: la Comunidad de Madrid gasta tan sólo un 1,8 por ciento del PIB en Educación y, sin embargo, es la cuarta con menor tasa de abandono escolar (22,3 por ciento); Extremadura emplea un 5,8 por ciento del PIB y, sin embargo, su abandono alcanzó el 31,7 por ciento.

Como recuerda Juan Antonio Gómez Trinidad, ex consejero de Educación de La Rioja, las competencias están transferidas a las comunidades. Por ello, es necesario «lidiar» con 17 sistemas diferentes. «Se necesita coordinar mejor las políticas educativas y, respetando los criterios autonómicos, corregir los excesos», señala. Dichos «excesos» son económicos. «Los contenidos educativos están armonizados por los reales decretos. Pero luego cada autonomía puede optar por invertir más dinero en ordenadores que en profesorado», dice. Hay que recordar que, en mayo, el Consejo de Ministros aprobó una partida de 200 euros para los programas Escuela 2.0 –integración de las TIC en los centros– y Educa3 –formación de 0 a 3 años–.

Un caso significativo es el de Castilla-La Mancha. La comunidad que preside María Dolores de Cospedal y cuya cartera de Educación pertenece a Marcial Marín trata de poner fin al «despilfarro» educativo del anterior Gobierno socialista, que dotó de teléfonos móviles a los profesores que trabajaban en colegios donde en su día no había línea fija. Sin embargo, una vez instalada la línea, los móviles no fueron retirados. Así, el Ejecutivo investiga la situación, porque se podría estar pagando un buen número de líneas «incontroladas». Y hay más: el Gobierno anterior «regaló» a los profesores ordenadores portátiles. Sin embargo, no era tal regalo, sino un alquiler con fecha de caducidad. Y hoy, El Corte Inglés exige su devolución. Por eso, Castilla-La Mancha está negociando con los grandes almacenes la posibilidad de mantenerlos.

Además, «en algunas comunidades autónomas, como Cataluña, el tema lingüístico goza de una promoción especial y acapara un número de horas que no puedes otorgar a otras materias», señala Ramón Novella, psicopedagogo y presidente de Profesionales por la Ética en Cataluña. «Existe también un componente sociológico y una tradición: comunidades como Murcia, Andalucía y Baleares siempre han contado con mayor fracaso escolar que regiones del norte como País Vasco o Cantabria», señala Gómez Trinidad, que resume el paisaje: «Las diferencias en los resultados académicos entre las comunidades autónomas son mayores que entre los países de la OCDE. Y el esfuerzo de obtener el certificado de la ESO puede variar de una región a otra. Las diferencias entre un alumno medio de 15 años, dependiendo de la comunidad, pueden variar hasta 70 puntos».

¿Alguna solución? Antonio Cabrales, investigador de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) considera que las «comunidades autónomas que lo están haciendo bien deben ser bonificadas». Mientras, Gómez Trinidad, cree que urge «una serie de evaluaciones de carácter nacional, en las que cada comunidad autónoma rinda cuentas» sobre su eficiencia.

Imágenes y palabras
Redacción www.vozbcn.com  31 Enero 2012

Nicolás Redondo Terreros, ex secretario general del PSE-PSOE y presidente de la Fundación por la Libertad, en un artículo publicado en El Mundo, este lunes:

‘[...] No dudo del valor de los símbolos, ni de la capacidad de las imágenes para hacer comprensible una idea, un sentimiento, una situación concreta… Pero pongo mis reparos al refrán tantas veces invocado que da más valor a una imagen que a mil palabras. Paradójicamente, en este tiempo en el que la imagen domina impetuosamente la vida pública, las ideas, los discursos, las palabras adquieren mayor importancia para interpretar la realidad que vivimos.

No dudo de la voluntad, de la buena voluntad, de los dos contrincantes a la secretaría general del PSOE, pero adolecen los dos del discurso necesario para que los militantes, y los ciudadanos que son el objeto de deseo confesable de todos los partidos, puedan optar desde el análisis y la razón por uno de ellos. Sería conveniente que Carme Chacón nos dijera qué piensa sobre el futuro de la nación española. ¿Somos la suma de las Comunidades Autónomas o algo más y distinto? ¿España es una nación de naciones? Si es así como piensa, estaría obligada a decirnos cómo contempla el futuro de este equilibrio inestable. ¿Sigue estando abierta a la configuración de la España autonómica? Para un número sorprendentemente amplio de españoles este país sigue sin terminar de fraguar y, por lo tanto, es lícito y obligatorio proseguir con el manoseo de aspectos básicos para nuestra convivencia, y justamente esa realidad obliga a quien quiera representar al PSOE -primer partido de la oposición- a hablar muy claro sobre su idea de España.

Por otro lado, durante los últimos ocho años los socialistas catalanes optaron por una política de alianzas con los nacionalistas más extremos. Ciertamente, esa inclinación también la tuvo el PSOE sin que nadie, o muy pocos para nuestra desgracia, se opusiera dentro de la disciplina del partido. ¿No es radicalmente necesario reflexionar más seriamente sobre esta opción que inevitablemente impuso una pérdida de centralidad política? ¿Se puede substanciar el asunto diciendo sencillamente que fue un error? ¿Justo cuando la suma no da para gobernar?

En un ámbito de importancia distinta sería conveniente saber si considera que el PSC debe tener un mayor grado de autonomía en el Congreso de los Diputados y en el Senado. Y si así lo considerara, la pregunta a contestar sería: ¿Es posible extenderlo al resto de las federaciones del PSOE? Todo ello sin perjuicio del derecho indiscutible de Carme Chacón a optar por la secretaría general del PSOE y constatando que la indefinición anotada en este artículo no es, por desgracia, exclusivamente achacable a la candidata catalana’.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Un monstruo
José Antonio VERA La Razón 31 Enero 2012

Tienen razón los que dicen que con las autonomías hemos creado un monstruo. Si no teníamos bastante con el Estado, ahora nos encontramos ante diecisiete problemas añadidos, de manera que el déficit se dispara por culpa de las autonomías, la deuda se deparrama por igual motivo, la Sanidad ha entrado en una espiral de gasto sin solución y la Educación es algo descontrolado: igual te encuentras con que en las escuelas de Euskadi fomentan la independencia como que en Canarias los niños sólo estudian la geografía y la historia de las islas.

Sí, es verdad, hemos creado un monstruo. Las autonomías son un monstruo que nos está empezando a devorar y no sabemos cómo frenar. Prueba de ello es el caso de los ERE en Andalucía y la bancarrota valenciana, el agujero negro manchego y el despilfarro de la Generalitat de Cataluña. Y lo es también esta actitud pistolera de Álvarez Cascos, que convoca elecciones porque no ha podido sacar adelante los presupuestos. Como Cascos procede de la cultura del ordeno y mando, no soporta que alguien se pueda oponer a sus designios. Pactar es una palabra que no se acomoda bien en su cabeza. Antes de hacerlo prefiere montar el show de las elecciones anticipadas. Sabe que, en este momento, sale ganando. Con un PSOE herido por la herencia zapaterista y un PP agotado por los recortes, su opción populista tiene poco que perder.

El populismo siempre saca réditos de las situaciones difíciles. Las crisis profundas, cuando se prolongan en el tiempo, acaban encumbrando a personajes singulares como Cascos. El ex mandatario del PP lo sabe y por eso está dispuesto a este pulso. Su único objetivo es demostrar que en Asturias manda él y que no está dispuesto a pactar con nadie. Lo raro es que la legislación española lo permita.

NACIONALISMO IDENTITARIO
La cárcel milenaria
Eduardo Goligorsky Libertad Digital 31 Enero 2012

A Pilar Rahola no le gustaría ser escocesa ni inglesa, "porque nos proyectamos en el mundo desde la identidad milenaria que heredamos, y renunciar a ello es renunciar a uno mismo" (La Vanguardia, 13/l/2012).

Confieso que no entiendo cómo una mujer culta, inteligente, capaz de ejercitar sus neuronas para hilvanar ideas, aunque éstas sean en muchísimos casos diametralmente opuestas a las mías, puede abjurar del imperio de la racionalidad y los valores para encerrarse, por su propia voluntad, en la cárcel milenaria de la identidad heredada. Identidad contaminada, como mucho (no todo) de lo que procede de hace milenios, por una fuerte carga de ignorancia, superstición, pulsiones guerreras y esos instintos de territorialidad que los científicos sitúan en el paleoencéfalo, heredado, él sí, de nuestros antepasados reptiles. Alguna vez me apropié, en este contexto, de una frase de Arcadi Espada:

Siempre pienso de mis antepasados en unos términos poco amables: los imagino muy cercanos a la animalidad, muy rudimentarios.

Falsa historia
Rahola critica a menudo, con razón, el comportamiento de los inmigrantes que se aferran a costumbres y legislaciones bárbaras, como la sharia, con el argumento de que forman parte de la identidad milenaria que han heredado, y descalifica esas rémoras contrastándolas con los valores de nuestra civilización, que trascienden fronteras, lenguas, creencias y etnias. Pero el encierro en la cárcel milenaria cuando ésta se levanta en nuestro entorno no es menos regresivo. Ya he citado, en relación con este fenómeno, una impecable reflexión de Fernando García de Cortázar (Los mitos de la historia de España, Planeta, 2003):

Sigue resultando desolador pensar que cuando por primera vez en siglos nos ha sido posible disfrutar de un sistema de libertades basado en la igualdad jurídica y en la ciudadanía es cuando más nos hemos volcado en la vindicación de lo primitivo, en la exaltación de un estado de naturaleza en el que se es lo que se es de nacimiento y para siempre, por pertenencia étnica y lingüística, por una especie de pureza ancestral siempre agraviada y sin embargo intacta, originada en un tiempo anterior a la historia. Sigue resultando desolador pensar que lo que los regionalistas y los nacionalistas se disponen a recuperar, muchas veces con la colaboración de una izquierda cegada por la versión franquista del pasado, es una rancia particularidad que los ilustrados del siglo XVIII, los liberales progresistas del XIX, los socialistas de Pablo Iglesias y los republicanos de Azaña quisieron enterrar en el sepulcro del Cid: la pureza de sangre, raza, lengua y territorio, la posibilidad de trazar fronteras entre españoles, de diferenciarnos según procedencia regional, de obligarnos a lealtades místicas, de inaugurar un régimen de servilismo, esta vez a supuestas identidades telúricas, cuando se han acabado otras servidumbres parecidas.

Los muros de la cárcel identitaria donde se complacen en morar los secesionistas están apuntalados por una falsa historia más rica en mitos que en hechos reales, con el añadido de que algunos de estos hechos reales (pogromos medievales, mercenarios almogávares encabezados por Roger de Flor, masacres de mallorquines autóctonos por las huestes de Jaime I, guerras civiles entre usurpadores de coronas y entre austracistas y borbonistas, desinhibido tráfico de esclavos, terrorismo anarquista, checas estalinistas e integrismo del Tercio del Requeté Catalán de Nuestra Señora de Montserrat, etcétera), sería mejor archivarlos en el baúl de las vergüenzas. Rahola también refuerza dichos muros con lo que ella define como "un recorrido en excelencia sorprendente" (LV, 21/4/2011):

Tenemos arquitectos de renombre internacional, pintores de primera categoría, médicos que inventan vacunas o reconstruyen caras o son pioneros en la lucha contra el cáncer, genios de la cocina que escalan los podios del mundo, deportistas de élite y hasta un club de fútbol que culmina el techo de los sueños.

Descarto, en esta enumeración, rayana en la megalomanía racista, todo lo referido al deporte, actividad que no podría serme más ajena y en la que además sobresalen, si no me equivoco, personas de los más diversos orígenes, movidas por la competitividad o la sed de lucro; y a los cocineros, arquitectos y pintores, algunos de los cuales son maestros del camelo. En cuanto a los médicos, sí, los hay admirables, enrolados en un campo, el científico, que suma esfuerzos, sin ceñirse a cárceles milenarias, identitarias, hereditarias o lingüísticas. Son, en verdad, la encarnación del cosmopolitismo, esa cualidad tan odiada por todos los totalitarismos y nacionalismos que han devastado el mundo y que no hay que confundir con su hijo bastardo, el multiculturalismo, trufado de ingredientes retrógrados.

El alma de un pueblo
La cárcel milenaria está ceñida, realmente, por los límites geográficos, únicos que los secesionistas, obsesionados por la territorialidad, toman como punto de referencia. Pueden expandirlos cuando son, además, irredentistas, o dejarlos estáticos, cuando no les queda otra alternativa. Pero esas fronteras, y el espacio que abarcan, o sea la cárcel milenaria, son sagrados. En mi libro Por amor a Cataluña. Con el nacionalismo en la picota (Flor del Viento, 2002) cito extensamente a Josep-Lluís Marfany, quien en su desmitificador ensayo La cultura del catalanisme (Empúries, 1995) reproduce y analiza textos reveladores de comienzos del siglo XX. Marfany comenta uno de ellos, firmado por Bonaventura Riera:

La patria catalana es "este trozo de tierra que la Naturaleza ha colocado bajo un mismo cielo y a orillas de un mismo mar, que hace hablar a sus hijos una misma lengua, que los hace vivir con las mismas costumbres y los hace trabajar con el mismo afán". Hay catalanes, pues –acota Marfany–, porque hay una tierra catalana, no al revés. "Somos catalanes –afirma Riera–, queramos o no". Hasta el punto que "si hoy fuese posible exterminar a todos los catalanes y poblar nuestra tierra con gentes de otros países, en un lapso más o menos remoto volvería a existir el pueblo catalán". No un pueblo catalán –subraya Marfany–, sino el pueblo catalán.

Si los catalanes, entonces, son una nación –deduce Marfany–, es porque viven en una tierra determinada que los ha hecho como son y diferentes de todas las otras naciones. La cuestión de cómo se opera esta acción de la tierra se resuelve en términos vagos e irracionales. Lo más habitual consiste en postular, simplemente, la nación como una emanación directa o por intermedio de un espíritu o alma nacional que en realidad no se puede distinguir de la misma nación, como en la conocida fórmula maragalliana: "El alma de un pueblo es el alma universal que brota a través de un suelo".

Esoterismos telúricos
El culto a la tierra, y a las montañas y los bosques sagrados, está estrechamente asociado a la cárcel milenaria, plagada de ancestrales esoterismos telúricos. Nicholas Goodrick-Clarke describió en Les racines occultistes du nazisme (Pardès, 1989) cómo Guido von List, uno de los padres del racismo ario, celebraba en los años 1870 "el carácter indígena del paisaje. Veneraba los Alpes y el Danubio por su identidad nacional: los ríos, los campos y las colinas representaban para él las figuras de la mitología y el folklore germanos". El sociólogo argentino Juan José Sebreli exploró igualmente en El asedio a la modernidad (Ariel, 1992) el nostálgico retorno a la naturaleza de los precursores del nazismo:

En 1896 surgió el movimiento juvenil Wandervogel (Pájaros errantes), formado por jóvenes berlineses que se iban a los bosques para protestar contra la vida tediosa de la ciudad, de la familia y el colegio, con muchos rasgos similares a los hippies, y que constituyeron el semillero de donde saldrían las juventudes hitlerianas (...) En Ernst Jünger también la montaña juega un papel primordial: en sus cimas se mueven personajes que ejercen poder y hay monasterios donde moran sabios.

La montaña desempeña un papel primordial en el imaginario de la cárcel identitaria catalana, forjada hace mil años, a la que los secesionistas dicen no poder renunciar sin renunciar a sí mismos. Jordi Pujol, que se mueve por esa cárcel como pez en el agua, escaló a los 69 años el Aneto, que no está en Cataluña sino en el Pirineo aragonés, con un objetivo político muy claro. Lluís Foix, a quien nadie atribuiría proclividades lerrouxistas, lo contó así (LV, 24/8/1999):

Los entusiastas de Pujol estarán satisfechos. Se ha subido al pico más alto del Pirineo, se ha comunicado con el móvil con su viejo amigo Joan Raventós para comunicarle que con fecha del lunes había firmado la disolución del Parlament (...) La excursión, con la llamada a Raventós una vez superado el paso de Mahoma, [Xavier] Trías anunciando con gozo al mundo que el president había coronado la cima a las once de la mañana, tienen un cierto aire surrealista, cómico incluso, caricaturesco.

(...)
El objetivo no era subirse a la Pica d'Estats, a la que Mosén Cinto escaló con sotana y cartera de mano, el símbolo más emblemático de la Cataluña pirenaica, el más alto del país. Esta hazaña ya la ha perpetrado en agostos anteriores acampando en las estribaciones altas de Vall Farrera.

La bomba de relojería
De una de las muchas expediciones de Pujol a la Pica d'Estats, llena de contenido reverencial, se conserva una minuciosa crónica escrita por el médico y alpinista catalán Josep A. Pujante, que había escalado el Everest (LV, 11/8/94):

A las 10, tras cuatro horas de ascensión ininterrumpida, coronamos la cumbre, de 3.143 metros (...) Felices, nos reunimos todos en torno a la cruz nueva (la anterior había sido destrozada por unos desaprensivos hace unos meses) y mosén Zayas se dispuso a celebrar la misa (...) Antes de la ceremonia litúrgica, el presidente de la Generalitat improvisó un emotivo parlamento sobre el significado que tenía aquel encuentro en la cumbre tan esperada, resaltando los valores del espíritu excursionista, en Cataluña tan vinculado a la cultura, al sentimiento de amor al país y a la tradición cristiana.

Lo cual recuerda lo que dijo Joan Bardina en una conferencia que cita Marfany:
Explicó la influencia del relieve del terreno sobre la raza, observando que las planicies, con horizontes ilimitados y sin altos ni bajos, producen pueblos idealistas y soñadores, enemigos del detalle y débiles ante las dificultades. Las montañas concentran el espíritu, les hacen mirar la tierra para ver los obstáculos; fomentan la actividad, vigorizan el amor al terruño, producen cuerpos fuertes y sanguíneos y civilizaciones avanzadas.

Para mayor infortunio de quienes viven apegados a los muros que encierran sus identidades milenarias, las pulsiones telúricas no sólo son hereditarias, también contagiosas, y quienes las propalan corren el serio riesgo de que, dentro de su cárcel, afloren metástasis que reproduzcan el mismo fenómeno que desgarra dicha cárcel de su entorno, y que cada celda reivindique su propia identidad, su propia herencia milenaria, su propia pulsión telúrica, su propia mística. En síntesis, cada nacionalismo secesionista puede incubar sus propios nacionalismos interiores encaminados, con los mismos argumentos irracionales, a su propia secesión.

Leo (LV, 31/1/2010) que la antropóloga Montserrat Boquera ha publicado dos libros sobre la nueva identidad de las Tierras del Ebro, en los que expresa la certeza de que "la conciencia de ser zona marginada y deprimida es uno de los factores que ayudan a construir la identidad ebrenca: están lejos del poder, en este caso Barcelona, y no sólo se trata de una distancia física, sino también social y política". El factor clave de la identificación identitaria (sic) ha sido "la revalorización intensa, profunda y sentimental del río Ebro, donde se han mezclado argumentos racionales y científicos con valores absolutamente simbólicos y emocionales". ¡La identidad ebrenca!

Agreguemos a esto que el Coselh Generau (sic) d'Aran aprobó por unanimidad, en febrero del 2005, un documento que afirma: "El Arán es un país con unos derechos históricos similares o equiparables a los de los territorios forales y que hoy quiere seguir manteniendo el derecho a decidir sobre su destino". Ojo: el Valle de Arán tiene 6.000 habitantes.

La conclusión es obvia: el tic tac de la bomba de relojería secesionista amenaza fragmentar no sólo España sino las comarcas que una minoría fanática pretende amputar de España.

Doscientos años después de La Pepa

EDUARDO URIARTE El País  31 Enero 2012

Seguimos sin dedicar tiempo a reflexionar, agotados por el esfuerzo que realizó la anterior generación en la Transición, ensalzando la acción y vacíos de ideas, la misma actitud de las partidas guerrilleras, muchas de las cuales acabaron de asaltantes de diligencias para desgracia de los legisladores de Cádiz. Tomás y Valiente, que sí fue un hombre de profundo pensamiento, asesinado por ETA, llegó a atribuir a la Constitución de 1812 la triple dimensión de "origen, modelo, y mito". Es muy posible que tras el trato padecido por su descendiente, la de 1978, esos caracteres hayan desaparecido.

Aquella nación constituida en Cádiz, y reformulada en 1978, pasó a depreciarse al ser tratada como "un concepto discutido y discutible" a la par que el presidente Zapatero convocaba en el Senado a los de las autonomías rememorando demasiado "Los Estados Generales", pues era el poder el que convocaba a los notables. Mirabeau no hubiera podido argumentar que allí estada la nación, ni tan siquiera una confederación. Manera prodigiosa de avanzar hacia el pasado bajo la escusa del progreso, sin reflexionar que si la de Cádiz se erosionó en gran medida por la acción de las partidas que vivían sobre el terreno rapiñando lo que podían, se podía haber observado que los partidos en la actualidad estaban haciendo lo mismo, encastillándose en cada autonomía dotándolas de un discurso romántico que acaban llamando identidad. E iban más lejos que las partidas en 1812, pues los que no eran nacionalistas han terminado pensando como tales y los nacionalistas defendiendo la secesión.

En esta degenerada situación, que suma la crisis económica a la política, los medios de comunicación nos obligan a prestar atención de nuevo a Currin y a su comité que se acerca a promover la negociación con ETA, levemente quejosos porque sus miembros sigan llevando las pistolas, como si su delito fuera pisar las margaritas. A Gipuzkoa, parque temático de todas las experiencias desastrosas, Sudáfrica, Irlanda, Kosovo, ahora se acercan los sucesores de Rob Roy para publicitar su proyecto de secesión, recibiendo todos los problemas y ninguna solución. Seguimos sin reflexionar, apoyando el Gobierno vasco la espiral reivindicativa abertzale abierta por el prólogo del acercamiento de presos, siguiendo la agenda de sus promotores, posiblemente la agenda negociada en Loiola. Y luego el Gobierno se sorprende de que a Gipuzkoa no acuda el turismo.

Sería más enriquecedor, más ilustrado, poner en Euskadi una cierta atención a la conmemoración de la Constitución de Cádiz y de paso, si no es mucho pedir, un vistazo a la de 1978, la que nos sacó pacíficamente de una dictadura basada en una rebelión militar, y quizás aprendamos algo. Algo para oponer a la arbitrariedad liberticida que mediante la seducción del activismo provoque la falta reflexión, y por tanto de ideas, a los que nos gobiernan. Esperemos que un día podamos romper la frase maldita que Marx lanzara sobre la España de 1812: Cádiz, "ideas sin hechos", el resto, "hechos sin ideas".

"Para asegurar un futuro al euskera"
Navarra acusa a la Diputación de Guipúzcoa de injerencia lingüística

 www.gaceta.es 31 Enero 2012

La subvención de 24.000 euros a la escuela navarra 'Ibaialde' por parte de Bildu ha provocado las críticas de la presidente de Navara, Yolanda Barcina, que cuestiona que, en tiempo de crisis, Garitano no vea otras necesidades que destinar dinero a un centro educativo navarro.

Barcina, que ha protagonizado esta mañana el espacio radiofónico Foro Ser Navarra, ha subrayado que las decisiones en materia de Educación las adoptan en Navarra el Parlamento y el Gobierno autonómico.

Y esta subvención es "injerencia pura", ha dicho, y ha cuestionado además que en un tiempo de crisis Bildu no tenga otras necesidades desde sus responsabilidades en la Diputación de Guipúzcoa que destinar ese dinero a un centro educativo navarro.

Según dijeron ayer el diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, y el director foral de Euskera, Zigor Etxeburua, esta aportación es un "gesto de solidaridad, muestra de su firme compromiso con el objetivo de asegurar un futuro" al euskera, al tiempo que criticaron la actuación del Ejecutivo navarro, a cuya política lingüística atribuyeron "la grave situación" de Ibaialde.

La Fundación Leizaola promociona el idioma en youtube
El 'gancho' del sexo para fomentar el uso del euskera
MARTA FDEZ. VALLEJO | BILBAO. El Correo 31 Enero 2012

Ha elaborado unos vídeos, subvencionados por el Gobierno vasco y la Diputación de Bizkaia, para impulsar la lengua vasca en las nuevas tecnologías
La Fundación Leizaola promociona el idioma en youtube

«Se trata de romper formalismos, queremos que el euskera se deje de asociar con algo soso, aburrido»
La Fundación Leizaola ha elaborado una serie de vídeos para promocionar el uso de la lengua vasca en las tecnologías de la información y la comunicación -con las subvenciones del Gobierno vasco y la Diputación de Bizkaia-, que han causado una fuerte polémica en las redes sociales por sus connotaciones sexistas. Los responsables de la fundación argumentan que se trata de una campaña innovadora con la que pretende mostrar a los jóvenes que el euskera puede utilizarse «en ámbitos de ocio y tiempo libre», y no exclusivamente en entornos académicos.

Uno de los vídeos más controvertidos se titula 'euskaltegi bitxia'. Muestra a un joven que entra en un euskaltegi especial, donde le recibe una mujer exuberante -¿la andereño?-, que se lo lleva a la cama y lo desnuda. Cuando no contesta en euskera correctamente lo echa de la habitación. En el otro corto, una joven escucha una conversación a dos hombres, con tintes machistas. «Le eché un 'kiki' y la dejé tirada como un trapo viejo», dice uno; a lo que el otro le contesta: «Para eso sirven las mujeres». Una joven -la misma que la del 'euskaltegi bitxia'- escucha el diálogo y se decide a darles una lección. El castigo consiste en proponerles a los dos irse a la cama con ella y, en el último momento, dejarlos en el pasillo del hotel en calzoncillos.

En otra historia colgada en la web de la fundación -si pinchas en la imagen de un muñeco con un condón en la cabeza a modo de pasamontañas- un chaval, bebido, se pone a orinar en una papelera, con tan mala suerte que se le queda atascado el pene. Dos 'enfermeras' acuden a su llamada de socorro, sacan una sierra eléctrica y se lo cortan. La sangre salta.

«Son vídeos innovadores, dirigidos a un público juvenil. No se trata de enseñar el 'nor, nori, nork', sino de buscar otro tipo de enganche, romper formalismos con el euskera, que se deje de asociarse con algo aburrido, soso, queremos que salte la chispa», explica José Antonio Dorronsoro, responsable de la Fundación Leizaola. A su juicio no hay «nada sexista» en las imágenes, ya que en todas las historias «manda la mujer». «Se trata simplemente de que los chavales vean que el euskera no sólo sirve para aprobar exámenes, que se puede vivir en euskera en cualquier ámbito, en otros contextos relacionados con el ocio».
Sin embargo, los diálogos son muy simples y escasos. «Es normal, porque va dirigido a chavales que no tienen el euskera como lengua materna. Hay que trabajar a nivel muy básico», continúa el responsable de la Fundación Leizaola.

Rechazo del Gobierno
El Gobierno vasco convoca anualmente unas subvenciones para promocionar el uso del euskera en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, que este año ascienden a 1,4 millones. La Fundación Leizaola recibió 3.500 euros para la elaboración de estos vídeos -de muy escasa calidad técnica-, junto a otra partida económica de la Diputación de Bizkaia. «Las subvenciones son muy pequeñas», apunta Dorronsoro. Los autores de los vídeos son jóvenes, «porque saben cómo hacer llegar los mensajes a la gente de su edad», añade.

El Ejecutivo todavía no había visto el material, según reconoció ayer la viceconsejera de Política Lingüística, Lurdes Auzmendi. «No nos han llegado los vídeos, los íbamos a visionar estos días», comentó, aunque la fundación culpa al Gobierno autónomo de ese retraso en la revisión del programa. Después de contemplarlos ayer -con asombro-, Auzmendi expresó su «rechazo absoluto» al contenido de la campaña y anunció que su departamento examinará los trabajos.

La Fundación Leizaola tiene previsto, además de colgar los cortos en youtube y en su página web, difundirlos a través de las redes sociales, en ambientes juveniles, y hacerlos llegar también al entorno universitario.

Recortes de Prensa   Página Inicial