AGLI

Recortes de Prensa   Domingo 5 Febrero 2012

 

Diccionario secreto de políticos rebeldes… antecesores de Cascos
Pascual Tamburri Bariain www.elsemanaldigital.com  5 Febrero 2012

En un régimen representativo hay buenas (y malas) prácticas que siempre están ahí. Esta semana hemos tenido medio siglo XIX en los telediarios. ¿Cascos
contra Romero Robledo?

Que en una situación semejante del país un presidente regional díscolo juegue sus cartas y disuelva sus Cortes a su conveniencia parece a unos genial y a
otros horrendo; no por valoración, claro, sino por afinidad. Y lo que le pasa a Francisco Álvarez Cascos no sólo les pasa a todos los demás, sino que además
es una característica permanente del sistema. Por la misma razón, el PP asturiano hace su política de la mano del PSOE y contra su antes hermano Cascos; y a
la vez Griñán juega con Chacón y ni se saluda con su antes jefe y padrino Chaves, intentando ganarle a Arenas sus propias elecciones regionales a cuenta de
Rubalcaba. ¿Es vergonzoso? Si la política debe someterse a la moral, y si en política debiesen prevalecer los principios y valores sobre los intereses
contables y egoístas de cada político, e incluso sobre los intereses de poder del partido o facción, sí sería vergonzoso. Pero resulta que la política, tal y
como se escribe y hace aquí y ahora, no es así. Y eso convierte a Cascos, en vez de en un traidor, en un ejemplo de habilidad en su mester.

Esto, que digo y afirmo, lo escribió hace mucho y con mucha más gracia que yo nuestro político y periodista liberal don Juan Rico y Amat. "Siempre se asegura
que de las urnas va a salir la salvación de la Patria; pero lo que siempre sale son nuevas ambiciones, nuevo desconcierto y nuevas discordias políticas".
Parece pensado hoy mismo para Asturias, para Andalucía o para las dificultades que están tocando a Rajoy; pero es la conclusión, aún válida, de Rico y Amat
en su Diccionario de Políticos, escrito en la España de Isabel II. Será que no hemos cambiado tanto, y sin duda eso ha pensado Javier Paredes al editar el
libro para Homo Legens. Una reedición oportuna vista la situación política, y accesible a todos porque está hecha para todos los bolsillos y para todos los
lectores, ya que se ha modernizado la ortografía y se han añadido las amables y precisas notas explicativas de Javier Paredes sobre la política y los
políticos del XIX que el lector de hoy puede necesitar.

La verdad es que, más allá de lo circunstancial y anecdótico, y cambiando lógicamente los nombres y las fechas, son demasiadas las cosas de anteayer que
parecen seguir valiendo hoy. "Llamar a las cosas por sus verdaderos nombres: lo que no hacen los políticos en su lenguaje y hacemos nosotros en este
Diccionario… Si se llamara a las cosas por sus verdaderos nombres, al patriotismo se le llamaría ambición; a la oposición, egoísmo; a la soberanía nacional,
ilusión; a la responsabilidad ministerial, impunidad; a las elecciones, farsas; y a la política, enredo".

¿Qué político o aspirante a tal, en 2012, podrá leer sin sonrojarse la voz "Listas Electorales", de Rico y Amat? O, hablando de "Falsear", "los que cambian
de color con más frecuencia son los principios en que estriba la libertad electoral [aunque también se extiende sobre la de expresión, entonces de imprenta].
Estos se falsean muy a menudo, dando como resultado natural unos diputados muy falsos". Rico y Amat glosó con gran sentido del humor, y la justa combinación
de malicia y cultura, los males y miserias de la política de su tiempo. Pero, además de que a través de él podemos conocer toda la época parlamentaria,
conspiradora, periodística y cortesana desde Martínez de la Rosa a Martínez Campos, a los que lo leen hoy les parecen escandalosamente retratados nuestros
políticos de hoy, los de todas las banderías y regiones, en todas sus miserias, especialmente en las que más parecen sorprendernos. No es un profeta,
ciertamente, sino que el análisis no ha dejado de valer. Y para entender por qué habría que retomar ese Crepúsculo de las Ideologías, que don Manuel Fraga
leyó y releyó cuando tanto Cascos como Rajoy eran jovencitos. Será que los problemas, si no se solucionan, terminan por reaparecer. "Corrupción: Epidemia
contagiosa que hace estragos en el país de la empleomanía".

¿La España de 1852 o la de 2012?

El Sexo, mejor con lengua
Juan Vicente Santacreu Estrella Digital  5 Febrero 2012

Como los políticos nos han dado por todas partes convirtiendo a España en un burdel, hoy para variar voy hablar de sexo sin tapujos y del papel que juega la lengua en esta relación carnal. No creo que las putas de este prostíbulo –llamado España- ni sus hijos en el poder se molesten ni se escandalicen por clarificar en este artículo lo que otros ponen en televisión.

No es ningún descubrimiento que la lengua está íntimamente ligada al sexo en todas las etapas de la relación erótica, desde el pre-sexo, en el inter-sexo y por fin en el post-sexo.

En el pre-sexo hay que tener cuidado con lo que se dice con la lengua, sobre todo para no “joderla”. Si en este periodo dices algún inconveniente se puede cortar el “rollito”. En el inter-sexo hay que cuidar sobre todo dónde se pone la lengua y en el post-sexo, si eres hombre, solo te va a servir para decir dos cosas: Cariño, ¿he estado bien?. -Los hombres somos muy aplicados y nos encanta que nos pongan nota-. Y la segunda es para decir: “cariño, pásame el tabaco”.

En esta etapa del post-sexo, la lengua de la mujer es más limitada, todo se reduce a decir: “sal al balcón a fumar”. Y es que en España nos hemos vuelto idiotas hasta para ir por casa. Con lo bien que sienta –a los fumadores- un cigarrillo para saborear el relax. Ya se sabe, todo se contagia menos la hermosura y este país después de 8 años dirigidos por idiotas se ha quedado idiotizado.

Pero tranquilo, para que no te pegue el “subidón” del síndrome de abstinencia te diré que todos los idiotas no se han ido. Aún quedan algunos. La penúltima gilipollez nacional sopla con aires Vascuences. Ahí hay unos cuantos unicejos cavernarios, que han descubierto la importancia del sexo con lengua y han decido sacar rédito con un plan estratégico para adoctrinar a los jóvenes vascos y convertirlos en Vascoños con pedigrí.

Esta trupe de “autistas” autonomistas ya tienen controlados a los padres y si no, ¿dígame un solo vasco que diga en voz alta y sin complejos que el Vascuence o Vascoño no es un bien cultural?. Estoy esperando que algún padre afirme que el Vascuence es simplemente un pseudo-idioma que se han inventado para legitimar su autismo local.

A los niños también los tienen controlados, pues les meten con edulcorante todo tipo de dibujos animados traducidos al Vascoño para adoctrinarlos.

Los “unicejos autistas” se dieron cuenta que los jóvenes, una vez salían de los Koljoses –las Ikastolas de adoctrinamiento de borregos- se descontrolaban pasando olímpicamente de admitir que estos dialectos folklóricos son un bien cultural. Es más, a los jóvenes se la “trae floja” que sea un símbolo de identidad local. La juventud va a su rollo y los que han madurado intelectualmente, lo que quieren es vivir, que sus padres tengan trabajo, tener pasta, buen rollito y sobre todo libertad.

Justo para este sector desmadrado y aprovechando que están en la edad más calenturienta, los unicejos han producido unas series de televisión de corte erótico-sexual donde todos los diálogos son en Vascoño para adoctrinar al personal.

Los unicejos pensaron –cosa extraña- que el combinar sexo con lengua iba a enganchar, pero lo que no valoraron es que el Vascoño no es lengua ni es nada, solo produce desmadre mental y al combinar abruptos vocales con una relación sexual, solo produce vergüenza social... porque la lengua Vascoña, solo tienen de sexual que “da por culo” al personal.

Tanto se han despelotado los jóvenes y tanto se han partido el culo de risa con esta serie sexual, que lo han tenido que retirar. Y es que no saben los Autistas Autonomistas que todos los vascos nunca podrán ser Vascoños, pues para ello es condición imprescindible tener un bajo nivel intelectual, ser unicejo, llevar pendiente o algún piercing para bloquear algún pensamiento que pueda aflorar y por supuesto tener miedo a salir de la cueva y a tener libertad.

PD: No puedo evitar hacerte una reflexión: Si todo el esfuerzo que se emplea en este país en gilipolleces tribales se dedicara a inculcar el Inglés, no pertenecerías a un país que en educación va por detrás de Grecia y Portugal y en conocimiento de Inglés, va por detrás de Turquía.

A mí no me da vergüenza decir en voz alta lo que pienso, en cambio a ti, te debería dar vergüenza tu país.

Así lo pienso y así lo digo

Comunidades autodestructivas
Algún día dejaremos de preguntarnos quién es verdadero vasco para preguntarnos cómo podemos ser mejores demócratas. Ese día algo habremos avanzado
JOSEBA ARREGI www.diariovasco.com  5 Febrero 2012

Vivimos tiempos en los que a las fuerzas que impulsan uniones políticas cada vez mas amplias se les contraponen tendencias de separación y división. Por eso suele ser necesario recordar que el carácter principal de la política consiste en la unión. Si el ser humano es un animal político, lo es porque busca y necesita la unión con otros seres humanos. Si se pierde de vista esta característica de la política, esta termina no significando nada.

Quienes se alinean con las tendencias que buscan la separación y la división como los elementos políticos de mayor importancia consideran que ellos también buscan la unión, pero que se diferencian de otros en que definen de manera distinta los elementos sobre los que se pueden construir las uniones políticas. En su opinión, la unión politica necesita de algún elemento suficientemente natural como para garantizar esa unión.

Y ya que la raza hoy en dia esta descartada como la base natural de la unión política, son otros los elementos que tienen que servir para sustentar una verdadera unión política. Esos elementos son la lengua, la tradición cultural, la religión en algunos casos, siempre el sentimiento de pertenencia. Algo que pueda hacer que una sociedad se considere homogénea y a partir de esa homogeneidad pueda justificar la union política.

Es este razonamiento el que lleva a afirmar que Espana no es una nación -entendida como una unidad de homogeneidad- puesto que en su territorio habitan distintos sentimientos nacionales, distintas lenguas, distintas culturas y tradiciones. Al contrario de Espana, Cataluña y Euskadi serían unidades homogéneas, aunque la realidad empírica diga otra cosa.

Pero la pregunta a plantear es la siguiente: es cierto que una unión política necesita de una base natural, de una base de homogeneidad para garantizar el éxito de la unión política? Hay evidencias sociologicas que permiten ponerlo en duda. No pocos análisis del funcionamiento de comunidades sociales basadas en características naturales compartidas, como la lengua, y sobre todo el sentimiento de pertenencia al grupo en cuestión, ponen de manifiesto que, mas bien antes que mas tarde, en dichas comunidades aparece el germen de la división comunitaria. Pues cuando de sentimientos de pertenencia se trata, siempre aparece alguien que sabe definir mejor que otros como hay que pertenecer, quien esta en posesión del sentimiento adecuado, siempre aparecerá alguien que pretenderá que su sentimiento es mas correcto, mas acorde, mas grande, mas puro que el de otros.

La dinámica de la división esta sembrada por el modo mismo de constitución de la comunidad. El dinero se puede repartir, la tierra se puede repartir, una herencia cuantificable se puede repartir, el poder se puede repartir. Pero el sentimiento, la ortodoxia, la fe y la verdad no se pueden repartir, no se pueden negociar, no son susceptibles de compromiso. Por eso las comunidades construidas exclusivamente sobre el sentimiento de pertenencia compartido terminan subdividiendose en sectas, cuando son confesiones religiosas, o en nuevos partidos con pretensión de mayor pureza doctrinal cuando se trata de ideologías políticas, en una dinámica muy parecida al surgimiento y desarrollo de las sectas religiosas.

Algunos sociólogos hablan en estos casos de comunidades autodestructivas. La razón de la destructividad de este tipo de uniones no es la falta de liderazgo, no es la desidia, no es la corrupcion: es la misma razón que sirve para la unión la que explica la divisividad permanente, el hecho de estar fundadas en el sentimiento de pertenencia. Este fundamento plantea siempre la cuestión de la pureza, de la ortodoxia, de la fidelidad a las esencias, de la verdad.

La política democrática es el descubrimiento de que es posible la unión política sobre otros fundamentos cuyo eje es el de renunciar precisamente a basarse en ese tipo de fundamentos naturales. La politica democrática es la búsqueda de la unión sobre bases políticas, artificiales si se quiere, no naturales: la unión política democrática se basa en la construcción del individuo como sujeto de derechos, libertades y obligaciones, en la construccion del ciudadano por encima de, no contra o en negación de, sentimientos de pertenencia, de identidades linguisticas o culturales. La unión política democratica consiste en renunciar a buscar, y por supuesto a encontrar la verdad definitiva, la pureza definitiva, la ortodoxia definitiva. Democracia solo es posible en el espacio de las verdades penúltimas, en el compromiso imposible en la pureza y en la ortodoxia. Solo asi se garantiza unión en libertad.

En Euskadi algunos siguen empeñados en preguntar por la verdad de las cosas, de los gobiernos, de las políticas, de los sentimientos, por su pureza, por su ortodoxia, por las esencias. Y no se dan cuenta que esas mismas preguntas los incapacitan para gobernar, pues son preguntas que no dejan sitio a la democracia, a la unión política posible, porque están cargadas de metafísica, de religión, de confesionalidad, haciendo imposible la unión de los diferentes, la única garantía de la democracia.

Algún dia dejaremos de preguntarnos quién es verdadero vasco para preguntarnos cómo podemos ser mejores demócratas. Ese día algo habremos avanzado.

El vencedor más siniestro
Carlos Dávila La Razón  5 Febrero 2012

Este ha sido llamado fatuamente el Congreso del futuro socialista, un conciliábulo de deprimidos que se han estado mirando entre sí por ver si el que
estaba al lado le robaba el trozo de capa que aún le quedaba.

Gonzalo López Alba, antes cronista de ABC, ahora de Público (él sabrá cuál de los dos periódicos es el suyo) escribió un buen libro sobre la toma del poder
de Zapatero en el PSOE; le conocía bien: era uno de los periodistas que le acompañaban en sus andanzas de diputado vinatero por los alrededores de las
Cortes; otros, felizmente, ya no cobran del Presupuesto oficial, pero uno se ha pasado ocho años balanceando su tripa pacharana por La Moncloa. López Alba
escribió intimidades de aquel Congreso preparado para que José Bono se encaramara a la Secretaría General, pero no contó –quizá porque no las sabía– las
auténticas vicisitudes que llevaron al individuo más nefasto que haya visto nunca la política española primero hasta la dirección socialista y después, con
bombas y todo, al Gobierno. Quien supo, porque las protagonizó, aquellas vicisitudes es un hombre ya de esta Casa, José Luis Balbás, al que siempre, de forma
cómica, pero muy real, hemos hecho culpable de que Zapatero haya detentado (escribo detentado, que se me entienda) la máxima representación política del
país. Todo lo que llevó a Zapatero al poder fue simplemente un anticipo de lo que luego, con una miserable pertinacia, ha perpetrado desde la Presidencia:
mentira, sectarismo, radicalismo, persecución a los rivales... Un cúmulo de repugnantes atributos que le permitieron ganar, con el auxilio muy arrepentido de
Balbás, de Maragall y, a última hora, del socialismo andaluz del Guerra que odiaba y sigue odiando (él sí sabe por qué a José Bono) el Congreso de 2000.

Pues bien, 12 años después se puede afirmar lo siguiente: lo acaecido entonces es una chanza teresiana al lado de la guerrilla urbana, llena de obuses,
zancadillas traperas y felonías que han sido visibles durante la campaña, pregonada por Televisión Española hasta la arcada, que han venido realizando en los
días precongresuales Rubalcaba, el tipo del currículum, y Chacón, la señora del cambio. Dos productos políticos, eso sí, muy diferentes: el primero, tañido
durante años de participación en los más sucios episodios protagonizados por su partido; la segunda, una delicada pieza de marketing que su marido, experto
en operaciones varias, ha ido puliendo desde que, inopinadamente, se hizo cargo del entrenamiento de su señora, previo matrimonio, entonces muy imprevisto.
Muy mal, desde luego, tuvo que haber visto las cosas Rubalcaba para haber puesto a sus dóbermans más crueles, más fieros, más abyectos, a morder las canillas
de su opositora. Incluso para enfrentarse con toda dureza al aún presidente de Andalucía, José Antonio Griñán.

Las sorpresas inveteradasPor lo demás, no es que el periódico que siempre ha dominado el ex vicepresidente (entre otros cargos) del Gobierno se haya
caracterizado por su decencia verbal o por su continencia en el respeto al contrario, no; pero, salvo en el caso de Borrell, nunca se había visto que este
diario global (tan global que sus cuentas son un globo a punto siempre de explotar) acometiera con saña como Atila contra una supuesta compañera de partido
por cuenta de su patrocinador o patrocinado, que de todo hay, porque nunca se sabe si el PSOE es el partido de El País o El País es el periódico del PSOE.
Tras el furibundo ataque, Rubalcaba, en una de sus escasísimas confesiones sinceras, se vio obligado a confirmar en la televisión que todavía domina, que “él
no practica la guerra sucia en su partido”. Lapsus freudiano en toda regla que daría lugar a otro comentario en el que se recordaran sus particulares guerras
sucias contra todos los que o no son como él o no se acomodan a sus caprichos.

En los congresos socialistas a los que he podido asistir siempre cupo una sorpresa: la hubo, ¡y de qué modo!, cuando Felipe González dimitió, al menos en
pura literalidad, como secretario general para renunciar al marxismo. Otro episodio lo protagonizó también González cuando, derrotado por Aznar, huyó de la
dirección, y también existió la sorpresa cuando Zapatero, con los modos y estrategias ya descritos, se aupó a la Secretaría sin otro bagaje que sus insidias
sostenidas de León y otra preparación que sus sueños en el escaño del Congreso de los Diputados. Estas fueron sorpresas; en este Congreso que ha terminado,
para no perder la costumbre, asimismo ha existido. ¿Cuál? Esta: la vuelta atrás. La disputa entre un político de la peor especie socialista, manchado con
todas las lacras del pasado que pensarse puedan, y una starlette de la política cuyo gran mérito para mandar los Ejércitos de un país en el que nunca ha
creído fue el de estar embarazada, dato que su mecenas, el indigente intelectual señor Zapatero, creyó un auténtico puntazo, una revolución modernista sin
precedentes que cambiaba España de arriba abajo.

El Congreso del futuroLos propios delegados a este singular mitin desprovisto del menor interés han reconocido que lo que hoy se está eligiendo no es más que
interinato, un pasar para ver si en unos “años –como me decía un ex diputado– se nos ocurre algo después de lo que nos ha dejado este hombre”. Con este
ímpetu acudieron a la cita púberes que no se han atrevido a dar el paso; por ejemplo, el sosias de Bono, Emiliano García Page (que parece reservarse para
mayores empresas), ciertos acompañantes de Zapatero en la Tercera Vía que o han sido fulminados por este, caso del chapucero copista Caldera, o se han
quedado sin el negocio, y sobre todo la vieja guardia de la tortilla, un cúmulo de políticos profesionales que han sostenido el coche oficial a duras penas y
que ahora lo único que están intentando es prolongar su agonía presididos por uno de los suyos del que, sin embargo, no es que recelen, es que le temen como
a un diablo. Este ha sido llamado fatuamente el Congreso del futuro socialista, es decir, un conciliábulo de deprimidos que se han estado mirando entre sí
por ver si el que está al lado le intenta quitar el trozo de capa que aún le queda.

Y al PSOE, ¿qué le queda al PSOE? Estos días, en sus periódicos de referencia, esforzados militantes más o menos veteranos han intentado lo imposible:
ofrecer recetas para atravesar el calvario al que los ha llevado Zapatero. Algunas de estas recetas resultaban tan anticuadas, tan tópicas como exactamente
risibles. Una ex ministra se refugiaba en el feminismo feroz para aconsejar a sus congéneres que asuman esta vía y, naturalmente, la del ecologismo
trasnochado como bálsamo de fierabrás no ya para curarse heridas, sino para salir del patológico ensimismamiento en el que se hallan. Algún otro barón que
siempre amenaza con irse con viento fresco si no se le hace caso ha ofrecido regresar a los orígenes del socialismo del fundador.

¿Qué se puede esperar de ellos?
Eso es todo lo que se les viene ocurriendo, visto desde luego que en Europa la socialdemocracia no es que sea una corriente ideológica que sigan entusiasmadas las nuevas generaciones. En estas condiciones, la pregunta es doble: ¿qué hará ahora Rubalcaba vencedor, con todas las artimañas posibles de este enjuague? O ¿qué hubiera hecho Chacón, Carme o Carmen como tenga necesidad de llamarse ahora, a partir de su derrota? En los dos casos la respuesta es la misma: lo que han hecho siempre.

Ya sabemos todos de qué van ambos. ¿En qué consistía el cambio de Chacón?, ¿respecto a qué?, ¿a lo que ella ha representado como fiel escudera de Zapatero? Y de Rubalcaba, ¿se puede esperar algo nuevo? Miren por dónde, sí: que ya sin el poder gubernamental en la mano no se dedique a lo que ha sido desde hace
siglos (no exagero mucho, ¿verdad?) su principal dedicación: el hurgar en la vida de los demás, a acosar a rivales ciertos o supuestos, a proyectar maléficas
urdimbres para destrozar vidas y haciendas. Él ha dejado mucho infiltrado en la Administración. Es de esperar que estos restos sean enterrados a la mayor
brevedad posible. Ha ganado el vencedor más siniestro.

El peor felipismo
Editorial La Razón  5 Febrero 2012

El horizonte socialista es casi tan siniestro como la biografía política de su nuevo líder.

Sin que se sepa muy bien por qué, seguramente habrán sido muchos los que han respirado tras el final del riguroso suspense con el que se clausuró el cónclave
socialista, una reunión en la que lo único que ha habido, por más que se le llame Congreso, ha sido la elección entre dos formas agónicas y artificiosamente
enfrentadas del mismo zapaterismo, el continuismo matizado por las devociones hacia el pasado anterior a Zapatero, representado por Rubalcaba, y la ridícula
pretensión de renovar el zapaterismo que representaba Carmen Chacón. Lo único positivo de este espectáculo tan insustancial ha sido que las votaciones se
hayan hecho como debe ser, en secreto y no brazo en alto, norma elemental que debiera ser de obligado cumplimiento para los partidos pero que, una y otra
vez, se saltan las cúpulas directivas para mejor controlar a quienes supuestamente les controlan a ellos y que, sin duda, Rubalcaba volverá a saltarse de
nuevo en cuanto pueda. La división en el seno del millar de delegados era de tal porte que no ha habido otro remedio que tomarse en serio el derecho al
secreto del voto, aunque sea por una vez.

Vista la victoria de Rubalcaba por un margen tan estrecho e insignificante, no hay más remedio que decir que el PSOE no sólo está derrotado, sino
completamente dividido. Es verdad que los militantes suelen tener un alto sentido de la supervivencia, y acudirán raudos en auxilio del vencedor, pero el
partido, obligado a una dolorosa y muy larga travesía del desierto, se ve forzado a empezar la marcha en las peores condiciones posibles. No es fácil hacer
profecías ante andadura tan arriscada como la que les espera, pero no es difícil suponer que la unidad que tanto se proclama vaya a brillar por su ausencia,
y que las facturas que unos y otros se van a girar tras esta escaramuza tan reñida no van a cesar en el corto plazo, ni mucho menos. No se trata de integrar
a una minoría, sino de acomodar a una buena mitad de dirigentes convencidos de que este triunfo de la vieja guardia va a suponer un retroceso aún más grave
que el recientemente registrado en las urnas.

Aun sin mediar argumentos ni ideas, la lucha por el liderazgo ha sido un enfrentamiento radical de dos facciones que ahora mismo, y la situación se agravará
con toda probabilidad después del 25 de marzo, no tienen un poder que compartir y que, en consecuencia, van a seguir luchando cuerpo a cuerpo en las
innumerables escaramuzas que jalonan el desarrollo de la vida del partido, especialmente cuando la política se pretende hacer sin grandeza, sin ideas, sin
generosidad y sin otro fin que mantenerse en el poder.

La división socialista es consecuencia de la derrota, desde luego, pero los socialistas deberán, cuanto antes, empezar a preguntarse en serio por sus causas,
por las razones por las que más de un 40% de sus electores han preferido otra cosa. No lo harán, porque ello supone poner en serio riesgo toda la tramoya
ideológica en la que se ha venido fundando el opíparo negocio político del PSOE, abrirse a una renovación que supondría, para empezar, la jubilación de la
casi totalidad del personal político del PSOE, que en el caso de Griñán o de Rubalcaba apenas podría llamarse anticipada. El hecho de que ni siquiera se haya
dejado adivinar la posibilidad de una tercera vía, es realmente dramático, por cuanto significa que Zapatero ha triunfado aniquilando por completo a las
personas que hubieran podido encabezar una renovación. Es un sarcasmo que Chacón haya pretendido enarbolar esa bandera en un partido que se ha sometido con
impavidez y talante gallináceo a las ocurrencias del líder, contemplando cómo una política demente y absolutamente irresponsable iba arruinándonos a todos,
aumentando las cifras del paro y dejando a la sociedad española en la peor situación desde hace décadas, sin esperanza, sin horizontes.

Que la solución que los socialistas proponen a los españoles consista en dar un cheque en blanco a uno de los políticos más gastados y desprestigiados de la
democracia, indica la profundidad de la crisis socialista, su absoluta carencia de recambios, su incapacidad para la renovación, su ceguera a las realidades
políticas y a los deseos de los ciudadanos. Todo indica que este Congreso se ha decantado finalmente merced a las habilidades secretas de personajes como
Blanco o Zarrías, gentes sin ideas, sin un mínimo atractivo, pero que dominan eficazmente el arte de hacer propuestas que no se pueden rechazar a personas
que se lo deben todo.

Este Congreso ha sido decepcionante porque en él no se han escuchado ni las razones de los votantes socialistas para dejar de serlo, ni las disculpas de los
responsables de ese inmenso e inaudito abandono por parte de los votantes. Todo se ha resuelto entre bambalinas, en secreto, sin razones, casi sin eslóganes,
porque los dos candidatos han competido en decir idénticas vaguedades, en no dar ni una mínima muestra de razón política, en despreciar, en el fondo, aquello
que no pueden controlar, la inteligencia y la voluntad de los electores que no les deben nada. El horizonte socialista es casi tan siniestro como la
biografía política de su nuevo líder. El futuro nos dirá si ese partido convulso y deshecho es capaz de renovarse y rehacerse por el bien de la democracia y
de los españoles, pero, si no lo hacen, otros ocuparán el papel que ellos han desempeñado, y es muy posible que eso sea lo mejor para todos.

PSOE
El PP ya sólo depende del PP
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital  5 Febrero 2012

La elección de Rubalcaba frente a Chacón tiene un inconveniente: que la oposición democrática no existirá o no actuará de forma democrática, que viene a ser
lo mismo. También lo habría hecho de ganar Chacón, que insistió mucho más que Rubalcaba en la movilización de "la calle", es decir, de la violencia callejera
contra los elegidos en las urnas, pero con la lideresa nacionalista catalana, medio PSOE se habría opuesto sordamente a esa estrategia. Pero también tiene
una ventaja: el publicismo alucinatorio y el chisporroteo demagógico chaconista difícilmente podrán configurar una seria oposición interna a Rubalcaba, del
que no cabe esperar cosa buena pero tampoco nueva. Lo de Rubalcaba será lo de siempre: Rubalcaba. El PSOE seguirá siendo lo mismo: el PSOE.

Para España hubiera sido mejor que del Congreso del PSOE hubiera salido una oposición digna de este nombre, que se presentara como alternativa real al
Gobierno, pero que fuera leal a la nación y a la Constitución. Como eso equivale a decir que el PSOE debería haberse negado a sí mismo, nadie habrá quedado
sorprendido ni chasqueado. El PSOE es incapaz de ser una oposición leal de la misma forma que es incapaz de ser un Gobierno leal. Si no se cree en la Nación,
en la libertad y en la Ley, sólo pueden ser lo que son: oportunistas a la espera de una ocasión propicia para asaltar el Poder.

Para el PP la elección de Rubalcaba para seguir al frente del PSOE es una excelente noticia, si es que Rajoy está decidido realmente a gobernar. Sin un líder
enfrente que ilusione y aglutine a la izquierda, el PP no depende del fallo del contrario, que ya viene fallido de fábrica, sino de sí mismo. Si es capaz de
abordar en toda su amplitud y profundidad las reformas que España necesita, consolidará una clara mayoría electoral y dejará al PSOE donde está: compartiendo
impotencia con los comunistas, con la barahúnda de los nacionalismos y con la infame turba del perroflautismo de ocasión. Si se tiene clara una política de
orden público, ni siquiera la calle albergará esa oposición a todo que no es alternativa a nada. A nada serio, se entiende.

La incógnita es si este Gobierno se ha tomado en serio, pero de verdad, su tarea política; si no se arrellanará en la comodidad de una oposición roma; si no
vegetará en el fácil consenso de una Izquierda impotente a cambio de evitar la tarea que las circunstancias y su responsabilidad le obligan a abordar. Hace
falta, como mínimo, un año para que la crisis económica toque fondo y otro año para empezar a recuperarnos del inmenso destrozo socialista, pero el PSOE le
ha regalado ese tiempo. Rubalcaba sólo puede aspirar a administrar el desgaste del Gobierno del PP; no la oposición a las reformas del Gobierno, sino la
cobardía o la incapacidad de hacerlas. Si el PP toma la iniciativa –como ha hecho ya en ciertos sectores– al PSOE sólo le quedará una salida política: elegir
dentro de dos años un candidato a la Moncloa que no se parezca a Rubalcaba. Y, a ser posible, que no sea Rubalcaba. Sólo la gravedad de la crisis económica,
institucional y política supone una cierta incertidumbre en el futuro del Gobierno de Rajoy. Pero el PSOE se ha descartado como primera opción. El PP sólo
depende del PP.

El PSOE se ha equivocado
Francisco Rubiales Periodista Digital  5 Febrero 2012

Al elegir a Rubalcaba como secretario general y no optar por un dirigente nuevo que esté libre de zapaterismo y no tenga responsabilidades contraídas con la
corrupción y el mal gobierno, el PSOE ha cometido un gran error que deberá pagar caro. Rubalcaba, experto en manipulación y parte activa de todos los grandes
dramas del socialismo español, desde el terrorismo de Estado y la corrupción generalizada en tiempos de Felipe González hasta la mentira, el empobrecimiento
y el desprestigio, traídos de la mano de Zapatero, ha obtenido los votos de 487 de los 956 delegados, frente a los 465 conseguidos por su rival, la catalana
Carme Chacón.

Ninguno de los dos candidatos representaba una verdadera renovación, pero Carme Chacón por lo menos se atrevió a cuestionar la etapa de Zapatero y pidió
cambios profundos (Mucho PSOE por hacer), lo que la convertía en la menos continuista de los dos candidatos. Pero el congreso ha apostado por la continuidad,
y apostar por la continuidad cuando la sociedad española te ha rechazado es un signo claro de arrogancia. Rubalcaba no puede ser la solución porque fue y es
parte del problema.

El PSOE, que no ha hecho autocrítica y ha dejado de lado la renovación para elegir al cerebro gris, el conspirador, el Rasputin y el Maquiavelo, está
seriamente quebrado y dividido en dos bandos de difícil integración. El de los perdedores sigue teniendo a Zapatero como referencia, mientras que el de los
ganadores ha recuperado como referencia a Felipe González, un dinusaurio agonizante y caducado. El Congreso tardó casi dos horas en convencer a una Chacón
indignada porque le habían hecho juego sucio, amenazándole con sacar a la luz los negocios de su marido, para que compareciera como pacífica y sumisa
perdedora. El PSOE tardará mucho en limpiar la mucha sangre vertida por las navajas en Sevilla. Las heridas se curan con poder y reparto, pero el PSOE tiene
poco poder y casi nada que repartirse.

El PSOE es ya un partido en el que imposible que triunfe la frescura, la osadía y el riesgo. Se ha convertido en una gran empresa que da de comer a mucha
gente, en la que el cambio es contemplado como una temeridad y en la siempre ganan los profesionales de la supervivencia, del poder y del reparto de
privilegios.

Con Rubalcaba y sin un rostro nuevo y limpio de culpas y complicidades, el PSOE tardará mucho tiempo en hacer olvidar a los españoles la ruina que han
causado a España. Rubalcaba y los suyos ya saben lo que tienen que hacer para mitigar el desastre: convencer a los españoles, poco a poco, de que el culpable
del drama no ha sido el socialismo, sino un inepto que se les coló en la secretaría general, llamado José Luis Rodríguez Zapatero.

Sin embargo, el cadáver de Zapatero lejos de haber sido sepultado, está muy vivo y la inmensa egolatría mendaz de ese tipo le hará actuar como un molesto y
peligroso fantasma socialista derrotado y resentido, que seguirá influyendo en la vida de su partido durante muchos años.

Voto en blanco

El PSOE se radicaliza y vuelve al pasado
EDITORIAL Libertad Digital  5 Febrero 2012

Con la victoria de Alfredo Pérez Rubalcaba en las primarias a la Secretaría General del PSOE, los socialistas han demostrado voluntad de volver a su pasado más oscuro. La escasa diferencia de votos con la otra candidata, Carmen Chacón, confirma también que una parte importante del partido, prácticamente la mitad, no hubiera tenido el menor reparo en confiar el destino del socialismo español a una persona que defiende sin pudor los privilegios de la región en la que ha hecho su carrera política y para la que ha llegado a pedir, en público y por escrito, su constitución como un estado independiente en flagrante vulneración de los preceptos constitucionales.

Los discursos de ambos candidatos al inicio de este trigésimo octavo congreso del PSOE nos han permitido conocer también lo que los españoles pueden esperar del Partido Socialista Obrero Español en el futuro inmediato. Los ataques a la Iglesia por parte de Rubalcaba fueron contestados por una sollozante Chacón con afirmaciones delirantes sobre las causas de la crisis económica y un esbozo de programa económico que superó en radicalismo a cualquier formación antisistema, además de anunciar el apoyo del partido a cualquier movilización callejera contra el gobierno legítimamente surgido de las urnas tras la debacle socialista en la que tanto ella como su rival tuvieron un papel determinante. En ambos casos, las soflamas fueron acogidas con enfervorecidas salvas de aplausos de toda la concurrencia puesta en pie.

Así pues, el debate de ideas anunciado por los dos contendientes en caso de que se haya producido, circunstancia que hasta el momento se desconoce, ha dado como resultado una refutación en toda regla de los esquemas ideológicos homologables con las modernas socialdemocracias que operan en gran parte del continente.

Este es el PSOE que inicia una etapa con el personaje más nefasto del socialismo español, lo que ya es mucho, al frente de sus destinos. Un partido cuyas principales señas de identidad seguirán siendo el sentimentalismo adolescente, el apego a las frases huecas, el radicalismo en lo económico y una gran facilidad para la traición, todo ello adornado con las dosis habituales de sectarismo y falta de escrúpulos de la marca Rubalcaba.

Bajo el férreo dictado de Rubalcaba, todos aquellos que se han atrevido a cuestionar su liderazgo tienen ahora un motivo añadido para temer por su futuro político dentro de las estructuras del partido. Su nuevo Secretario General, que presume de saber todo de todos, tiene a su disposición ahora toda la maquinaria de Ferraz para ajustar las cuentas que considere oportunas como iremos viendo a partir del lunes. A pesar de su dolorosa derrota por la mínima, Carmen Chacón no va a ser la única víctima de este congreso socialista. Eso puede darlo por seguro.

El saldo de la lengua
Antonio Roig www.tolerancia.org  5 Febrero 2012

"Ninguno de los participantes en las recias campañas de defensa del castellano frente a las políticas lingüísticas periféricas ha dicho una sola palabra sobre la imposición escolar y universitaria del inglés
ANTONIO VALDECANTOS – EL PAÍS -
 4 Febrero 2012

Réplica de la AT

A la atención de D. Antonio Valdecantos

Apreciado Sr.:

Pertenezco a una modesta asociación empeñada, desde 1992, en la defensa del bilingüismo en Cataluña. Nuestra entidad presume de ser ajena a todos los partidos políticos. Le escribo en su nombre para defenderla de ciertos reproches que vierte Vd. en su apasionado artículo del sábado pasado en El País.

En primer lugar, considero que la lengua es un instrumento y, en cuanto tal, es susceptible de ser usada de modo noble o vil. Así como un bisturí puede emplearse para salvar una vida o para degollar a un enemigo, pueden atribuirse a la lengua los males que menciona, pero también apreciarla como vehículo del entendimiento, el pacto y la concordia, de la educación, de la seducción o del amor.

Muy lejos de cualquier consideración ciegamente optimista del progreso, celebro que la lucha a muerte en campo abierto haya sido sustituida por el debate parlamentario (con todas las reservas) y que en la representación patriótica pese más la bota claveteada del deportista que la pesada bota militar. Todo ello, a pesar de juzgar el orgullo patriótico como una manifestación risible (y peligrosa) del tribalismo primitivo.

En cuanto al futuro de las lenguas, debería ser obligatorio reeditar el memento mori de la antigua Roma o el morire habemus de ciertas órdenes religiosas: visto el destino de las pasadas, no cabe duda de que las actuales están destinadas a la evolución o la extinción, a más corto o más largo plazo. Todas, sin excepción. Ello debería conducir a los avisados a la humildad y la modestia.

Por todo ello, los argumentos que desarrolla en la primera parte de su artículo me parecen adecuados para desactivar la retórica huera de la ‘defensa de la lengua'. Las lenguas ‘en sí' no son nada (salvo en el Mundo3 popperiano, dondequiera que esté). Se defienden a sí mismas (discúlpese el lenguaje metafórico) por medio del uso que quieran hacer de ellas sus hablantes. Los esfuerzos lingüístico-chovinistas de la vecina Francia, por ejemplo, no pueden apenas nada frente a la competencia abrumadora de los nuevos ejércitos televisivos, cinematográficos y cibernéticos.

Pero, el objeto de estas líneas es mostrarle que el reproche a asociaciones como la nuestra se apoya sobre un equívoco que ha difundido el nacionalismo identitario, ya sea de forma interesada o por incapacidad para comprender la realidad desde parámetros distintos a los suyos. Nuestro objetivo no es la ‘defensa de la lengua'. Ese es, sin duda, el de estos nuevos fundamentalistas que la consideran tan firmemente atada a la identidad, integrada incluso en el ADN, que ello les ‘obliga' a trazar en su nombre ‘líneas rojas' que nadie debe cruzar. Lo que nosotros (y otras asociaciones afines como Galicia Bilingüe) tratamos de defender son derechos: el derecho de los hispanohablantes a expresarse en su lengua en una comunidad legal y materialmente bilingüe, el derecho de las familias a educar a sus hijos en su lengua materna (tan apasionadamente reivindicado, por cierto, por los catalanistas cuando eran ellos las ‘víctimas') y el derecho, en fin, a no ser arrollados en nombre de sagrados principios invocados –precisamente– en nombre de la supervivencia de las lenguas.

Por último ( last, but not least –¡ay, el puñetero ingles!), defendemos el bilingüismo ‘central-periférico', como Vd. le llama, como vehículo para la convivencia pacífica, enfrentado a ese empecinamiento suicida en reerigir fronteras donde hace mucho que fueron suprimidas (si es que alguna vez las hubo).

Nada de ello es obstáculo, de todas maneras, para estar de acuerdo con el que entiendo como el objeto de su artículo. Es indudable que formar a las futuras generaciones en algo parecido al bilingüismo español-inglés requiere un esfuerzo titánico y un profesorado dotado de una formación y unas herramientas de las que mayoritariamente carece (la aventura de la Eduqueison for the sitisenchip en la Comunidad Valenciana no puede ser más ridículamente premonitoria). Y, por supuesto, estoy completamente de acuerdo en que es más importante producir algo interesante o valioso que ofrecer a los demás, que la lengua en que vayamos a hacerlo.

Sepa por tanto que, en lo relativo a nuestra asociación y otras del mismo género empeñadas en el bilingüismo ‘central-periférico', su reproche no está justificado. No defendemos la lengua española de los ‘ataques' de las otras lenguas del país ni tampoco (coherentemente) de la agresión del ‘imperialismo anglosajón'. Y también a nosotros nos gustaría reprochar la ausencia de más plumas brillantes como la suya en la defensa de los derechos de las personas frente a la metafísica de las lenguas. Si no estuviéramos tan arrinconados en la periferia, los interesados en la recreación de los reinos de Taifas estarían menos crecidos.

La Asociación a la que pertenezco y yo mismo quedamos a su entera disposición. Atentamente,
Asociación por la Tolerancia

Rubalcaba, partícipe de la destrucción de cinco millones de empleos: 'El PSOE trabaja al servicio de los españoles'
El nuevo secretario general basó su discurso en la crítica sin fundamento hacia el PP, acusando al presidente del Gobierno de plegarse al dirigente andaluz
Javier Arenas
 www.lavozlibre.com  5 Febrero 2012

Sevilla.- Los delegados asistentes al XXXVIII Congreso Federal del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) han respaldado con un ochenta por ciento de voto la nueva ejecutiva propuesta por Alfredo Pérez Rubalcaba, treinta puntos por encima de los cosechados por el ya secretario general para obtener tal
condición."Son 30 puntos más de unidad", afirmó un sonriente Alfredo Pérez Rubalcaba que ha sido el encargado de clausurar el cónclave sevillano.

Alfredo Pérez Rubalcaba basó su intervención en criticar las medidas anunciadas por el Gobierno de Mariano Rajoy. Rubalcaba se quedó durante su alocución en
la anécdota, en concreto en lo comentado por el líder del Partido Popular a sus homólogos europeos durante la última cumbre celebrada en Bruselas, a los que
comunicó que con la reforma laboral que se aprobará en unos días la convocatoria de una huelga general será algo irremediable.

El nuevo secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha proclamado este domingo que el PSOE se marcará como grandes objetivos los tres grandes
retos de la sociedad española, retos a los que se ha referido como "las tres E": empleo, Europa y equidad". Rubalcaba ha finalizado su primer discurso como
líder ante los delegados del 38 Congreso Federal proclamando que "el PSOE es un partido fuerte" y que, como "gran partido", actuará "con grandeza y altura de
miras, con responsabilidad y sentido de país".

El PSOE, ha dicho, es mucho más que el "cauce de representación natural del conjunto de los españoles", porque está "al servicio de los intereses de España".
"Os pido que sigamos siendo fuertes, que sigamos siendo audaces, un partido con grandeza que actúa con grandeza pensando fundamentalmente en los intereses de España", ha manifestado.

El nuevo líder socialista ha dedicado a los delegados un discurso de apenas 20 minutos, bromeando con que sería sensible a los síntomas de "hipoglucemia"
tras una noche que ha sido larga por las negociaciones con los secretarios regionales para conformar la Ejecutiva Federal. A su juicio, hoy mismos se ha
empezado a escenificar el "cambio y la unidad" que dijo que marcarían su gestión, "una unidad que ha permitido tener una Ejecutiva en la que se ha integrado
el 80 por ciento de los delegados del Congreso".

Junto a la unidad, ha defendido que en este Congreso también ha habido cambio: "Hoy podemos constatar con satisfacción que seguimos cambiando", ha señalado, añadiendo que el PSOE cada vez que hace un Congreso "cambia para adecuarse" a las necesidades de la sociedad pero sin cambiar sus valores y principios.

'CAMBIO DE ÓPTICA'
También ha pedido a los suyos un "cambio de óptica" a partir de mañana mismo. "Dejemos de pensar en por qué nos nos han votado y vamos a ponernos a pensar en qué vamos a hacer para que nos vuelvan a votar", ha emplazado a todo el parido, que ahora empieiza a preparar sus congresos regionales.

Para eso ha marcado al partido tres grandes objetivos, empezando por el empleo, que ha considerado un "problema estructural" y una "causa nacional". El
segundo es Europa, que ya no es "un objetivo sino una necesidad" y que tiene que "correr" para que la crisis mundial no termine siendo sólo europea.

En tercer lugar, ha llamado a defender la equidad, traducida en reformas del Estado del bienestar para que "siga siendo viable" y en hacer compatible
cohesión y competitividad, con la educación como punto de encuentro. Y también en "reflexionar" sobre las políticas de distribución de gasto, dado que la
armonización fiscal en el ámbito europeo va a limitar los ingresos, "para ser más justos y para ser más socialistas".

El PSOE, ha resumido, ha aprobado cambios en su modelo organizativo para ser más participativo y ha aprobado cambios también en sus proyectos, en políticas
que "van a marcar una división entre izquierda y derecha". Así, ha subrayado que el PSOE debe apostar por defender el medio ambiente, la sostenibilidad
energética y la integración de "sociedades mestizas" y tener en sus prioridades los cambios tecnológicos y demográficos.

A su juicio, los socialistas salen del Congreso "más fuertes" y eso les permitirá hacer una oposición "más útil", de consensuar, discrepar y confrontar según
los casos. En su primer discurso como líder oficial de la oposición, Rubalcaba ha reprochado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que haga más caso al
presidente del PP andaluz, Javier Arenas, que al de la Comisión Europea, y no adelante la presentación de los Presupuestos de 2012 como le ha pedido
Bruselas.

Según Rubalcaba, Arenas le dijo a Rajoy que si adelanta las cuentas públicas perderá las elecciones andaluzas, de manera que el Ejecutivo presentará unos
presupuestos "nacidos para morir", porque se presentarán en marzo, no se aprobarán hasta junio y en septiembre tendrá que conocerse el proyecto para 2013.

PIDE A RAJOY QUE CONCIERTE LA REFORMA LABORAL
Comparando el "interés electoral" de Rajoy, Rubalcaba ha vuelto a agradecer a Zapatero que hiciese lo contrario, anteponer el interés general. Y además, ha
aprovechado para pedirle al presidente que, en lugar de "lucirse" ante sus colegas europeos augurando huelgas por su futura reforma laboral, se siente con
patronal y sindicatos para concertarla. "Si Rajoy sabe que le va a costar una huelga, me pregunto cuánto les va a costar a los trabajadores en recorte de
derechos laborales y desde hace cuanto lo tendrá en la cabeza", ha añadido.

En el plenario estaban presentes los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, y Rubalcaba les ha
agradecido el acuerdo de moderación salarial tanto a ellos como a la CEOE, cuyo vicepresidente, y presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero,
estaba en el auditorio.

Eso sí, en el capítulo de los agradecimientos el nuevo líder socialista se ha excusado por no saber el nombre del representante de la CEOE. Rubalcaba ha
dedicado palabras de gratitud especial a los socialistas andaluces, anfitriones del Congreso, al personal del hotel y a los medios de comunicación y a
Zapatero y su anterior Ejecutiva y especialmente a dos personas que han salido de ella, el exvicesecretario general José Blanco y el expresidente Manuel
Chaves.

LA REGIÓN SE ENRIQUECIÓ GRACIAS AL PLAN DEL CARBÓN APROBADO EN LA ERA AZNAR
Crónicas del despilfarro: Asturias, millones de euros enterrados en las minas
Ana I. Gracia El Confidencial  5 Febrero 2012

Incapaz de llegar a acuerdos con el PP, Francisco Álvarez Cascos ha convocado elecciones anticipadas para el 25 de marzo e intentar hacerse con el control
absoluto de la Cámara regional. En los ocho meses que ha estado al frente del Principado de Asturias, Cascos echa en cara a Vicente Álvarez Areces, su
antecesor socialista, que haya desperdiciado gran parte de los cientos de millones de euros que el primer gobierno del PP de José María Aznar donó a siete
comunidades autónomas que vivían del carbón y donde Asturias salió la más beneficiada. Aquella lluvia de millones se ha traducido en varias autovías, muchos
museos y pocas empresas nuevas. Los prejubilados del sector hace tiempo que huyeron hacia climas más cálidos.

Oviedo iba a ser la única ciudad del mundo con dos edificios del arquitecto Santiago Calatrava, pero tras el fracaso de las ‘trillizas’, la capital
asturiana se quedó solo con el Palacio de Congresos de Buenavista, el edificio más caro de todo el Principado (350 millones), el que más problemas ha sufrido
durante su construcción por su difícil encaje arquitectónico dentro de la ciudad y, sobre todo, por su imposible rentabilidad, convirtiéndolo en uno de los
mejores ejemplos de despilfarro de los últimos años.

“No se pueden impulsar proyectos y actuaciones si las arcas autonómicas están vacías”. Bajo esta premisa, Cascos cogió esta primavera la batuta de Asturias y
anunció cómo iba a acabar con el despilfarro: reduciría los puestos eventuales de la Administración, los cargos de confianza, los vehículos oficiales, los
teléfonos móviles… y la subvención a la Radio Televisión Pública Asturiana. En ocho meses, ha denunciado 211 millones de facturas olvidadas en un cajón y el
falseamiento de las cuentas públicas en cientos de millones a través de sociedades instrumentales, como la Junta de Saneamiento.

El puerto de El Musel, soñado por el socialista Areces, lo inauguró el ex ministro de Fomento José Blanco. Los trabajos estuvieron rodeados de una gran
polémica, primero por el presunto sobrecoste en el que se incurrió al realizarlos, y segundo sobre la gestión de las obras que provocó paralizaciones de las
empresas reclamando por el incumplimiento de las condiciones pactadas. La ampliación del súperpuerto fue en 2005 la obra pública con mayor presupuesto
adjudicada de una sola vez en el Principado, y tras incrementar sucesivamente su cuantía, antes de las elecciones municipales, ni el gobierno central ni el
autonómico quisieron dar una cifra exacta de lo que costó.

Quince millones para siete proyectos en las Cuencas
El desembolso nada tiene que envidiar el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), a cuyo levantamiento se destinaron 296 millones de euros. Otros
44 millones fueron enviados al Centro Cultural Oscar Niemeyer. Puestos a construir, Asturias levantó museos de la minería de montaña, del urogallo, de la
trucha, del queso, de la vía Carisa y hasta del movimiento obrero, con cargo a las partidas de reactivación de las comarcas carboneras. Siete grandes
proyectos de las Cuencas mineras, en conjunto, “enterraron” 15 millones de euros.

La residencia de estudiantes del campus universitario de Barredo, en Mieres, costó 4,1 millones de euros y se cerró un año después de su inauguración;
720.000 euros que el ayuntamiento de Aller recibió de los fondos mineros se destinaron a un centro educativo cerrado al público y que solo utilizan los
alumnos del colegio público.

En Sobrescobio se levantó un centro de recuperación de la fauna del parque natural de Redes, al que se destinó 4,5 millones. De los fondos mineros salieron
también los dos millones de euros que costó el Museo de la Lechería y de los euesos de Morcín, y casi un millón para el centro de interpretación lavianés de
Coto Musel.

ETA | 20 aniversario del atentado del Bruc
'Han pasado 20 años y aún prefiero no pasar por allí'
Militares del cuartel recuerdan a sus dos compañeros que fueron asesinados
Virgilio Mas y Juan Antonio Querol fueron acribillados por 34 disparos
Dos miembros del 'comando Barcelona' fueron condenados a 137 años
Xiana Siccardi | Barcelona El País   5 Febrero 2012

Han pasado 20 años desde que ETA matase a dos militares músicos a pocos metros del cuartel del Bruc. El comienzo del año 1992 fue negro. España vendía su mejor escaparate porque iba a acoger las Olimpiadas y la Exposición Universal de Sevilla. Mientras, ETA hacía una exhibición para sembrar el pánico y mostrar que el país tenía problemas internos.

El 16 de enero de aquel 1992, sobre la una del mediodía, el brigada del Ejército de Tierra Virgilio Mas Navarro y el sargento primero Juan Antonio Querol Queralt, de 31 y 37 años respectivamente, valencianos, casados y con hijos, salían del cuartel del Bruc vestidos de paisano en un Seat Ibiza blanco Eran músicos militares, tocaban en la banda del Gobierno Militar en Barcelona. Eran días tristes, porque sólo una semana antes habían interpretado varias piezas musicales en el funeral del comandante del Ejército del Aire Arturo Anguera, también asesinado por ETA en Barcelona el 8 de enero.

Charlaban dentro del coche -Virgilio llevaba a Juan Antonio a la estación de tren porque se marchaba a Valencia a pasar unos días- cuando, a sólo unos 200 metros del cuartel, aparecieron de la nada dos terroristas que les acribillaron con un total de 34 disparos, según consta en la sentencia.

"Ensayábamos juntos y jugábamos al parchís. A Virgilio le hacíamos alguna trampa y reíamos, y Juan Antonio era más reservado"

Los dos militares murieron en el acto y los terroristas huyeron. Los autores fueron el histórico miembro de ETA José Luis Urrusolo Sistiaga, y su compañero de comando Fernando Díez Torres. Aquel fue un doble crimen que se sumaba a la lista negra del recién estrenado año. El 14 de enero, ETA asesinaba en Bilbao al policía José Anseán Castro. Al día siguiente también mataba a Manuel Broseta en Valencia. Sólo 24 horas después, volvía a Barcelona.

"Han pasado 20 años pero todavía hoy intento no pasar por allí". Lo dice el subteniente músico Francisco Benito Chapí, explicando sus recuerdos sobre aquel día en el bar del edificio de Capitanía, en el paseo de Colón de Barcelona. Benito Chapí, valenciano y cuyos instrumentos son el oboé y el tible, era compañero de Virgilio y Juan Antonio, que tocaban el clarinete y el bombadino con él en la banda militar, entonces compuesta por unas cuarenta personas. "Ensayábamos juntos y jugábamos al parchís. A Virgilio le hacíamos alguna trampa y reíamos, y Juan Antonio era más reservado", recuerda.
Virgilio Mas.

Virgilio Mas.
Virgilio Mas tenía 31 años. Era de Buñol (Valencia), estaba casado y tenía tres hijos de 1, 4 y 8 años. Ascendió a título póstumo al empleo honorífico de subteniente y en su localidad se le dedicó una calle. Juan Antonio Querol, por su parte, murió a los 37 años. Era de San Rafael del Río (Castellón), casado y con un hijo de dos años. Tras morir también ascendió a brigada y en su ciudad se creó un certamen musical con su nombre. Ambos recibieron la Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco.

Benito recuerda, poco a poco y con los ojos cada vez más vidriosos, todo lo que sucedió mientras remueve un café con la cucharilla, aunque sin llegar a probarlo. Mirándole, aquel atentado parece para él un recuerdo lejano, quizá porque la mente consigue borrar muchos detalles dolorosos. Aquel día, Benito también salió en coche del cuartel del Bruc justo detrás del de los dos fallecidos, a medio minuto. "Me podía haber tocado a mí", reflexiona. "Vi el coche de ellos parado delante y cruzado en la calle -recuerda- y lo primero que pensé es que había sido un accidente. Me acerqué y vi a Virgilio dar unas últimas bocanadas de aire y fui corriendo a avisar a nuestro médico militar. La imagen del atentado no se me borrará nunca".
Juan Querol.

Juan Querol.
Los funerales se celebraron en la capilla castrense del parque de la Ciutadella. "Aquello nos marcó mucho a todos -continúa Benito-, la atención a nuestra seguridad era constante, saltábamos a la mínima". La Audiencia Nacional condenó a Urrusolo Sistiaga a 58 años de cárcel y a Fernando Díez Torres a otros 69 años por el doble crimen.

La semana pasada, el palacio de Capitanía acogió un recital de pasodobles en recuerdo de Virgilio y Juan Antonio. Asistieron las viudas, hijos y algunos compañeros. Una de las piezas interpretadas fue 'Vuelo a la gloria', compuesta en homenaje a Juan Antonio Querol por otro compañero de la banda de música, el comandante Juan Bautista Messeguer Llopis, quien también compuso, en su memoria, un 'Homenaje a Virgilio Mas'. Un recuerdo de música para dos músicos. "Como mínimo, es un homenaje que creemos bonito a dos compañeros, tocarles algo", dice Benito, ya levantándose, dejando el café tal y como se lo trajeron.

España
UPN pide que puedan votar en Navarra y el País Vasco los que se fueron por ETA
Registra una proposición no de ley en el Congreso
efe / madrid ABC  5 Febrero 2012

El diputado de UPN, Carlos Salvador, ha registrado una proposición no de ley en el Congreso en la que solicita una reforma de la regulación electoral para
que aquellas personas que han tenido que marcharse del País Vasco y Navarra, por presiones terroristas, puedan votar en dichas comunidades.

En el texto se pide al Gobierno que impulse con «el mayor consenso posible de las fuerzas políticas» este cambio legislativo y se garantice así este «derecho
fundamental».

Según explica UPN en la exposición de motivos de esta iniciativa parlamentaria, pueden cifrarse en miles los ciudadanos vascos y navarros que han tenido que
«reiniciar sus vidas fuera de estas tierras» por el «radicalismo».

Con esta marcha, estos ciudadanos han intentado «ocultar sus vidas y patrimonios de las garras de la extorsión a costa de su libertad» y «romper sus lazos
con su comunidad, sus gentes, sus raíces y su cultura», sostiene UPN.

Además, considera Salvador que no hay que olvidar que esto ha ocurrido «bajo la atenta mirada de quienes habiendo provocado su marcha se han visto
automáticamente beneficiados» y han ocupado «el hueco social, político y económico que aquellos han dejado».

«Reparación y justicia»
UPN entiende que es un «deber del Estado garantizar el derecho a participar en la vida pública de todos los ciudadanos y, en concreto, el derecho de voto de
todas aquellas personas que tuvieron que dejar su tierra por la presión, chantaje y amenazas de ETA y su entorno».

Por ello, la restauración de este derecho constituye un «acto de reparación y justicia con quienes siguen estando privados del derecho básico a poder votar
en su tierra, además de requisito indispensable para poder hablar de una democracia real», según esta fuerza política.

El diputado lamenta que la actividad «intimidatoria» de la banda terrorista se basara en la frase: «quien no quisiera participar de la construcción de la
nación vasca, sobraba».

Esta situación, según la proposición, continúa al no haber entregado las armas ni haberse disuelto ETA, que mantiene su «capacidad operativa y de
intimidación, más allá de su estrategia política».

Salvador recuerda en el texto que ya presentó en la pasada legislatura iniciativas similares, que fueron rechazadas por la Cámara.

«La historia, desgraciadamente, ofrece miles de testimonios del programado y selectivo proceso de intimidación y exclusión al que los no nacionalistas han
sido sometidos, en lo que algunos sociólogos han calificado como el último éxodo político en Europa», señala la iniciativa.

Los papeles secretos de la División Azul (II)
Carrillo: “¡Nuestros cartuchos deben herir, no a nuestros hermanos soviéticos, sino al régimen franquista!”
Carlos Plaza La Razón  5 Febrero 2012

La revista ‘Nuestra bandera’ dirigida por el PCE, publicaba los panfletos de Carrillo contra la División Azul. “Ni un solo español debe ir a combatir a
nuestros hermanos soviéticos”.

La revista Nuestra bandera, bajo el control del Comité Central del Partido Comunista de España, servía de altavoz en 1941 a un Carrillo que no dudaba en
ensalzar al régimen soviético y atacar a España. En el artículo de título “Contra la División Azul”, el responsable de las matanzas de Paracuellos arremetía
ferozmente contra quienes habían acudido a Rusia a luchar contra el comunismo en la Segunda Guerra Mundial.

No dudaba Carrillo en arremeter contra los divisionarios, de quienes decía que eran “sólo algunos centenares de golfos, aventureros y señoritos falangistas”,
y que muchos de ellos se habían alistado “por compromiso”. Además, y obviando los hechos históricos, Carrillo denunciaba el “fracaso del voluntariado para la
División Azul”, olvidando que los divisionarios, todos voluntarios, sumaron alrededor de 47.000 –una cifra nada desdeñable– y que entre ellos los había de
distintas tendencias políticas.

Por el contrario, el comunista español se refería al dictador soviético, Stalin, el ejecutor de la Gran Purga, que en 1937 acabó con la vida de 700.000
rusos, con expresiones laudatorias como “glorioso timonel” y añadía que el pueblo español tenía con el causante del Holodomodor –que llevó a la tumba a cinco
millones de ucranianos– unos “lazos de amistad fraternal y sentimiento de gratitud”.

Esos lazos de “eterna gratitud” se deben, explica Carrillo, a “todo cuanto la Unión Soviética ha hecho por ayudar a la causa de nuestra libertad y nuestra
independencia”. Durante la Guerra Civil, sin embargo, el apoyo tanto en materiales bélicos como en hombres que la URSS prestó a la República no fue en
absoluto gratuito.

Y es que, a cambio del auxilio ruso, el Gobierno socialista de Juan Negrín envió todas las reservas de oro del Banco de España –las quintas más grandes a
nivel mundial– a Moscú, a cambio de un armamento cuyo coste en el mercado era muy inferior.

A lo largo de todo el artículo, Carrillo insiste en que los voluntarios alistados son minoría y que los mandos militares seleccionaron al azar a soldados que
mandaron a Rusia a la fuerza. Sin embargo, y a pesar de ser pródigo en narrar situaciones en las que cuarteles enteros de soldados se niegan a marchar a
Rusia, no menciona un solo nombre –ni siquiera el de las ciudades en las que esto acontece– que permitiera identificar a tales “patriotas”.

Y es que Carrillo tiene en cuenta, y exige tener en cuenta, lo que él llama “sensibilidad política”, que implica, tal y como apunta en el panfleto, “saber
aprovechar cada momento en lanzar la consigna justa que cada situación exija, en cambiar las consignas ya sobrepasadas por los acontecimientos”.

Así, en 1941 aprovecha el dirigente comunista español las dificultades de los divisionarios en el frente de Leningrado para cargar las tintas contra ellos e,
incluso, se felicita por las bajas causadas por el Ejército Rojo entre los españoles. Tal y como se desprende del artículo, para él un divisionario muerto es
motivo de alegría, pues apunta que “esa división [la primera enviada al frente ruso] ha sido aniquilada por los heroicos combatientes rojos (…) bajo la
dirección del gran amigo del pueblo español, camarada Stalin”.

Deber de comunista
La razón por la que se congratula cada vez que un español cae en Rusia es que “se trata de defender la Unión Soviética, la patria de todos los trabajadores”,
lo que él considera como “nuestro primer deber de comunistas”, una opinión muy en sintonía con sus acciones, y las del Gobierno republicano al que servía, al
ponerse a la orden de Stalin durante la Guerra Civil española. Para Carrillo, la decisión de los divisionarios de marchar a combatir el comunismo debe ser
socavada a toda costa por la labor de propaganda del Partido Comunista Español, al que atañe un “deber de proletarios, de la práctica de la solidaridad
proletaria internacional para con el primer Estado de los obreros y los campesinos, vanguardia liberadora”.

En el libelo de la revista Nuestra bandera, Carrillo informa desde su cómodo exilio en París de que los divisionarios se enrolaron voluntarios por “todas las
promesas, los premios, los racionamientos extraordinarios que se ofrecieron, especulando con el hambre y la miseria”. La División Azul logró frenar la
arrolladora embestida soviética en Leningrado a costa de unas ingentes pérdidas, hombres que estaban dispuestos a “resistir hasta la muerte” y cuya actitud
no era la propia, ni de lejos, de unos simples mercenarios.

Voluntarios
Carrillo pretende dar la imagen de unos divisionarios sin virtudes morales, sin compromiso por la lucha anticomunista, que han partido al frente ruso
forzados por sus superiores o por las carestías sufridas en España.

Vergüenza El comunista español, hermanado con los soviéticos y con su líder Stalin, solicitaba que ningún divisionario más fuera a Rusia a combatir a la
patria de los proletarios, so pena de sufrir la vergüenza internacional.

EL SISTEMA EDUCATIVO, A EXAMEN
De aquella LOGSE, estos informes PISA en Debates en Libertad
Debates en Libertad sometió a examen el sistema educativo español y las reformas que anunció el ministro Wert.
 Libertad Digital
  5 Febrero 2012

En un intenso Debate, el vicepresidente de la comisión de Educación en el Congreso y ex secretario de Estado de Educación, Eugieno Nasarre, el presidente del Consejo Escolar del Estado, Francisco López Rupérez, y el profesor José Sánchez Tortosa discutieron sobre el sistema educativo español y las reformas que sobre él pretende iniciar el ministro del ramo José Ignacio Wert. 

Durante el programa también intervino el catedrático de filosofía y colaborador de esRadio y Libertad Digital Gabriel Albiac, así como la ex ministra de Educación Pilar del Castillo.

En el debate se desgranaron los verdaderos problemas que sufre nuestro sistema educativo y se puso en paralelo con otros de nuestro entorno. Así, se recordó que, por ejemplo, el llamado "cheque escolar" está en marcha en países con grandes resultados educativos como Dinamarca, Suecia, Italia o Inglaterra. También se analizó la falta de autonomía de centros y profesores de cara a poder competir con otros centros por tener más alumnos.

Los invitados al programa concluyeron que fue la LOGSE –implantada en 1990 por un Ministerio de Educación al mando de Javier Solana y Alfredo Pérez Rubalcaba- fue la enfermedad de la que ahora se duele nuestro sistema educativo. Por eso, los malos resultados de los estudiantes españoles en los informes internacionales, como el informe PISA.

Documentos


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Divorcios
JON JUARISTI ABC  5 Febrero 2012

ESCRIBO esta columna antes de la votación general del 38 Congreso del PSOE. Cuando se publique, sabremos ya quién ocupará durante los próximos años la secretaría general del principal partido de la oposición en el caso de que éste sobreviva a la presente crisis interna, que no es sólo de liderazgo. Por mi parte, creo que sería trágico para la democracia española que el PSOE desapareciera, y le deseo sinceramente suerte y acierto en la elección. Ninguno de los dos candidatos goza de las ventajas de la virginidad gubernamental que favoreció en su día a Rodríguez Zapatero. Desde fuera de la izquierda, sería absurdo, hoy por hoy, alimentar la esperanza de que puedan impulsar un cambio hacia la sensatez. Incluso socialistas añejos como Joaquín Leguina y José Antonio Maturana se muestran, en este asunto, más escépticos que la propia derecha. Y es que quizás el mejor candidato para los tiempos presentes habría sido quien, por motivos evidentes, era también el único imposible por imposibilidad histórica, lógica y hasta metafísica: José Luis Rodríguez Zapatero, que ha adquirido, gracias al batacazo y a la musa del arrepentimiento, una prudencia crepuscular digna de Confucio. No estaría mal que la nueva dirección salida del Congreso lo fichara como consejero áulico, pero me temo que no lo harán ni hartos de grifa. La etnografía política española, tanto en la izquierda como en la derecha, cada día se asemeja más a la mexicana.

Un síntoma alentador de la actual situación del socialismo español es, sin duda, su divorcio de los nacionalismos. Que Eguiguren haya perdido su encanto y resulte hoy una figura patética para los socialistas en general y para el aparato del partido en particular no tiene misterio alguno. Su propuesta de abrir un proceso constituyente vasco, más que una ocurrencia demencial, como piensan muchos, supone una tentativa desesperada de sobrevivir a la inminente liquidación electoral del Partido Socialista de Euskadi buscando hueco en la que previsiblemente será una nueva mayoría nacionalista en el parlamento de Vitoria. No me refiero a una salida personal. Eguiguren cree —y sospecho que lo ha venido creyendo desde hace bastantes años— que, a corto o medio plazo, no hay más izquierda posible en el País Vasco que la izquierda abertzale y se esfuerza en ahorrar sufrimientos a su partido empujándolo hacia ese campo. Lo imperdonable es que se le haya concedido durante tantos años el papel de oráculo. Las consecuencias de ese err

Pero, en fin, el hecho es que el PSOE y los partidos nacionalistas parecen hoy más distanciados que nunca. No es un mal punto de partida para la regeneración. La duda está en si sabrán aprovecharlo. El viernes, en el informe de su gestión al 38 Congreso, Rodríguez Zapatero afirmó que el objetivo del socialismo español no debe ser derrotar al PP, sino derrotar a la crisis. Los aplausos se hicieron esperar. No pocos delegados debían de soñar todavía en pactos del Tinell y cordones sanitarios. Si así fuera, les convendría —y nos convendría a todos— que se dieran prisa en despertar.


TAMBIÉN QUIERE CERRAR EMISORAS PARA RACIONALIZAR EL GASTO
El PP mete mano en los medios públicos de Cataluña: obliga a CiU a retirarles la publicidad
Antonio Fernández El Confidencial  5 Febrero 2012

La mano del Partido Popular (PP) se dejará notar en los medios de comunicación públicos de Cataluña. Todas las enmiendas de esta formación (excepto una,
tachada de redundante) fueron aprobadas en la ponencia que estudia la Ley ómnibus de reforma del sector audiovisual, que será llevada al Parlamento
autonómico a mediados de este mes de febrero. Y esta reforma prevé, como medida estrella, la desaparición progresiva de la publicidad en Catalunya Ràdio, la
emisora pública catalana. En concreto, una de las enmiendas dice que “en el caso de la participación en el mercado publicitario de las emisoras de radio,
ésta se irá reduciendo progresivamente hasta su desaparición”. Y eso es sólo el principio. “Luego le tocará el turno a TV3”, advierten a El Confidencial
fuentes de la cúpula del PP.

Lo que pretenden CiU y PP, que son los que pactaron la norma, es imitar lo que se hizo antes con los medios de comunicación públicos estatales. “Ya pasó en
RNE y en TVE. Lo que se pretende es racionalizar los medios públicos, porque lo que no puede ser es que el 55% del presupuesto de Catalunya Ràdio se dedique a personal. Es una barbaridad. Esto es Hollywood. Es preciso cambiar el modelo, porque el actual es antiguo, deficiente y desfasado. Estaba copiado de RTVE y por eso está contaminado y tiene todos los vicios de aquél, por lo que hay que revisarlo”, aseguran las fuentes consultadas. Además, el PP aboga por
“racionalizar el gasto y suprimir canales si hace falta”. En este sentido, recuerdan que en el ámbito de la radio funcionan cuatro emisoras (Catalunya Ràdio,
Catalunya Informació, Catalunya Música e Icat FM), lo que aumenta los costes y repercute en las arcas públicas.

Aunque no hay una fecha para suprimir totalmente la publicidad, la reducción comenzará a aplicarse “cuando se supere la actual crisis, ya que con una
coyuntura como la actual es complicado llevarlo a cabo”. En este sentido se manifestó también el portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs: “Mientras
tengamos la situación económica que tenemos no podemos quitar la publicidad. Es impensable en estos momentos”. Pero reconoce que la intención es tender hacia
un nuevo modelo en el que los medios públicos no compitan con ventaja frente a los privados.

Enric Marín, presidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), organismo del que dependen tanto Catalunya Ràdio como TV3, matizó ayer que “una cosa es que se marque una tendencia a la disminución de la publicidad y otra cosa es que se vaya a aplicar este año”. Y, en la misma línea que lo
apuntado por Homs, apeló a la coyuntura actual, puesto que “ni lo permite la situación económica ni lo aconseja el mercado publicitario”. Marín es partidario
de regular el mercado publicitario público a través del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC): “Los medios públicos no podemos ahogar a los privados ni
llevar a cabo una política agresiva en el campo de la publicidad”.

Desde la oposición, sin embargo, se desconfía de las intenciones. “Con el pacto entre CiU y PP se evidencian dos cosas: primero satisfacer el deseo de los
medios privados para repartirse el pastel de la publicidad. Y segundo, satisfacer el deseo político de controlar los medios, porque el tema se les ha ido de
las manos”, dice a El Confidencial el diputado socialista Joan Ferran. Porque la reforma de la ley va mucho más allá: hasta ahora, por ejemplo, para elegir a
los órganos de dirección de la CCMA se requería una mayoría parlamentaria de tres grupos o los dos tercios del Parlamento. A partir de ahora, bastará con el
apoyo de dos grupos y de la mayoría simple en segunda votación. “La ley está pensada para favorecer un pacto entre dos”, advierte Ferran.

“Luego viene el ERE”
El dirigente del PSC rechaza las justificaciones del portavoz del Gobierno. “Quieren simplificar la estructura y luego hacer un expediente de regulación de
empleo y poner al frente a un ejecutivo de confianza, porque la actual directora de TV3, Mònica Terribas, molesta a CiU, ya que se convirtió en la abanderada
de los empleados. Es verdad que los medios cuestan casi 400 millones al año y son una sangría, pero lo que intentan es poner a alguien al frente para
controlar este universo simbólico. En resumen, su intención es recuperar la capacidad de decisión política nombrando a su gente”.

El portavoz del PSC, Jaume Collboni, mostró también la disposición de su partido para suavizar la reforma y la voluntad de llegar a acuerdos con CiU “para
evitar que CiU y PP tengan tentaciones de desmantelar un sistema de medios públicos que funciona bien”. No hay que olvidar que los socialistas habían firmado
un pacto con CiU -tras el que permitieron la investidura de Artur Mas como presidente- según el cual cualquier reforma del sector audiovisual debería
pactarse, como mínimo, por las dos formaciones. Además, en el borrador del proyecto de ley, se ha accedido a reducir los miembros de la CCMA y del CAC de 12 a 6 y de 10 a 5 respectivamente, aunque la reducción era más acusada. Pero ello permitirá a CiU, PP y PSC tener representación en esos órganos. Esta
reducción contaría, en principio, con el apoyo de los socialistas, pero si todo sigue como está y no se modifican otros puntos del pacto CiU-PP, el PSC
votará en contra de la Ley Ómnibus, según ha podido conocer El Confidencial.

El rechazo, sin embargo, es total desde Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Su representante, Camel Mòdol, abandonó ayer la mesa de negociación porque “se estaban introduciendo cambios que no responden a ninguna enmienda, únicamente diseñados para contentar al PP y que desmontan el argumento de la
austeridad y la reducción administrativa”. Mòdol considera que lo que ha habido es “una rendición vergonzosa de CiU al PP” y se mostró contrario a suprimir
la publicidad, puesto que “en un momento en el que el Gobierno rebaja su aportación a TV3 y a Catalunya Ràdio, lo lógico sería que se les permitiese acceder
al mercado privado para conseguir otras vías de financiación”. Desde ICV, se rechazan las intenciones de convergentes y populares. El presidente
ecosocialista, Joan Herrera, calificó ayer de “involución” la reforma y advirtió sobre el desmantelamiento de los medios públicos.

Los trabajadores de los medios públicos no se quedan atrás en las críticas. Los comités de la televisión y la radio pública emitieron ayer un comunicado en
el que advierten que la eventual supresión de la publicidad pone en peligro el modelo y el futuro de las emisoras y recuerdan que los ingresos por publicidad
cayeron a la mitad en los últimos cinco años. Además, subrayan que las condiciones para acceder al pastel publicitario son mucho más restrictivas que las de
los medios privados.

Por su parte, Comisiones Obreras denuncia que la prohibición de emitir publicidad “combinada con la reducción en la subvención a Catalunya Ràdio dejará a la
empresa en una precaria situación de futuro”. Además, el sindicato señala que “la sumisión del Gobierno catalán al PP tanto en los aspectos legislativos como
en los presupuestarios tienen la clara intención de favorecer a los grupos privados de comunicación como el Grupo Godó y allanan también el camino a la
expansión de las cadenas privadas españolas, Telecinco y Antena 3, y tendrá como consecuencia la reducción del espacio cultural y lingüístico catalán en los
medios de comunicación en Cataluña”


Recortes de Prensa   Página Inicial