AGLI

Recortes de Prensa   Jueves 16  Febrero 2012

 

La 'macdonalización' de la política
Irene Lozano. El Confidencial 16 Febrero 2012

Hace algunos años el sociólogo americano George Ritzer acuñó la expresión “macdonalización de la universidad” para referirse a una concepción de la enseñanza superior que contempla a los estudiantes como clientes a los que prestar un servicio y no como seres pensantes que deben participar activamente en sus estudios.

La democracia española padece una macdonalización similar. Los partidos hacen ver claramente que la política es su negociado. Han cercado el corral y lo administran desde unas cúpulas endogámicas y alejadas de la realidad, que tienden a la autoperpetuación, como ha puesto de manifiesto el último congreso del PSOE, dirigido por los mismos desde Suresnes, año de 1974. Se han autoerigido en vicarios de las emociones políticas de los ciudadanos, que han de experimentar la participación a través de ellos y de una sola forma: la emisión del voto cada cuatro años.

No es el whopper, es el MacDonald’s. No es éste u otro partido, no es tal o cual medida, es la relación que el duopolio ha establecido con los ciudadanos la que necesita ser cambiada de arriba abajo

Esto representa una paradoja irresoluble, pues participar es, por definición, una experiencia activa y en primera persona. La etimología lo señala: participar viene de “parte”. Y significa “tomar parte en algo”. La macdonalización de la política ha convertido a los ciudadanos en partes excluidas, órganos ajenos al cuerpo de la política. Porque no son vistos como parte de los procesos políticos, sino como clientes a los que dar su Whopper con queso. Esa concepción clientelar de la política explica por qué las leyes españolas están repletas de excepciones y guiños a determinados colectivos, así como la pérdida absoluta de preocupación por el interés general y la búsqueda continua de las satisfacciones a los problemas particulares.

El momento actual es crítico para la legitimidad porque resulta que el cliente no está satisfecho, como reflejan las encuestas del CIS, según las cuales los políticos se han convertido en el tercer problema del país. Así lo vive casi una cuarta parte de la población, curiosamente la más politizada, la más interesada por el devenir político de España.

Ante la deslegitimación rampante, los grandes partidos han desarrollado dos estrategias defensivas. Una pasa por intentar cocinar un nuevo Whopper, al gusto de ese paladar ciudadano insatisfecho. Otra consiste en no ver las señales evidentes de que la gente rechaza el Whopper: ayer Rajoy volvió a negar que exista desafección ciudadana, no obstante lo cual volvió a prometer reformas por la transparencia y el buen gobierno. Significativamente, como primera medida para mejorar la calidad democrática, citó la austeridad en dos ocasiones. Si fuera músico, el presidente tocaría una sola partitura, que por cierto sería de un compositor alemán y grabada por Deutsche Gramophon.

Sospecho que no lo han comprendido. No es el whopper, es el MacDonald’s. No es éste u otro partido, no es tal o cual medida, es la relación que el duopolio ha establecido con los ciudadanos la que necesita ser cambiada de arriba abajo. Se trata de que los políticos dejen de ver a los ciudadanos como clientes y comiencen a verlos como parte activa del proceso democrático. Y, en sentido inverso, que los ciudadanos dejen de verse a sí mismos como receptores de un servicio y pasen a considerarse sujetos que desempeñan un papel en el juego democrático. La participación no consiste en que los políticos se comprometan con los ciudadanos, ni que dialoguen con ellos. Se trata de que los ciudadanos se comprometan con los ciudadanos y dialoguen entre sí. Necesitamos un palabro: desmacdonalizar. Y eso nos obliga a inventar una cultura política nueva por completo, para lograr que el político nunca deje de verse como ciudadano y el ciudadano nunca deje de verse como político.

Razones para considerar abusiva e inmoral la política fiscal de Rajoy
Francisco Rubiales Periodista Digital 16 Febrero 2012

Algunos lectores y comentaristas de Voto en Blanco me han pedido que explique por qué vertimos críticas contra Rajoy sin esperar siquiera a que se cumplan los 100 días de su gobierno. En este artículo se reconocen los aciertos del nuevo gobierno y se explican suficientemente las razones que nos llevan a criticar con dureza su injusta política fiscal.

Tras reconocer que el nuevo gobierno está adoptando las medidas correctas en política económica y afirmar que el camino emprendido está devolviendo a muchos españoles la confianza en el futuro y la esperanza en una próxima reactivación económica, tenemos que condenar con todas nuestras fuerzas la política fiscal del nuevo gobierno, por ser injusta, inmoral, contraproducente e innecesaria.

Nos causa mucho dolor considerar abusiva e inmoral la política fiscal de Mariano Rajoy y condenarla públicamente porque durante años, con tesón e ilusión, hemos estado apostando, día tras día, por el fin del reinado sucio de Zapatero. Pero ahora, cuando el triunfo de Rajoy parecía que iba a proporcionarnos algo de esperanza, descubrimos que algunas de sus medidas son injustas, antidemocráticas y rechazables por cualquier ciudadano decente.

La condena a Rajoy se basa en un razonamiento tan simple como contundente: ellos, los políticos, han construido un Estado español hipertrofiado e insostenible y ahora nos piden más impuestos para financiar ese Estado enfermo de obesidad mórbida. Lo justo hubiera sido adelgazarlo antes, suprimir sus muchos lujos y rasgos superfluos, todos ellos contarios al bien común. Pero Rajoy ha preferido hacer lo contrario: ha metido la mano en la cartera del ciudadano, a pesar de que había prometido no hacerlo, manteniendo abusos e injusticias tan flagrantes como las subvenciones a los partidos políticos, sindicatos y patronal.

Si hubiera hecho las cosas bien, tendría nuestro apoyo y tendría sentido la esperanza, pero ha abusado del poder y ha relegado el bien común a un segundo plano, apostando por la injusticia y el abuso de poder, toda una decepción para sus votantes y para los muchos demócratas que habíamos depositado cierta esperanza en su victoria.

Tiene que corregir ese error rápidamente, si no quiere que las mismas fuerzas que terminaron obligando a Zapatero a salir del poder, se alcen contra él. Las sociedades modernas exigen justicia y decencia a sus gobernantes y no están dispuestas a tolerar el abuso y la arbitrariedad. Egipto, Túnez, Libia, Siria, Yemen y la propia caída de Zapatero son claros ejemplos de rebelión ciudadana contra la indecencia del poder.

Rajoy debería haber sometido primero al Estado a un plan riguroso de adelgazamiento, eliminando los cargos públicos y puestos superfluos de cientos de miles de enchufados que viven del Estado sin aportarle nada; suprimido administraciones, instituciones y empresas que no tienen función alguna justificada porque los trabajos que desempeñan están duplicados o triplicados; realizando una profunda limpieza ética que elimine del servicio público a los miles de corruptos que se han incrustado en el Estado y enriquecido sin poder justificarlo

Pero, sobre todo, debe eliminar la injusticia que representa que los ciudadanos, con nuestros impuestos, seamos obligados, contra nuestra voluntad política, a financiar a los partidos políticos, sindicatos y patronales, organizaciones que, en democracia, deberían financiarse de manera autónoma, con las cuotas de sus miembros, como ocurre en muchas democracias avanzadas.

Antes de haberle metido con impudicia la mano en la cartera al ciudadano, sorprendiendo su buena fe y empobreciéndole para financiar un Estado injusto y desequilibrado, debería haber privatizado o suprimido muchas instituciones y empresas creadas por los gobernantes para satisfacer sus propios intereses, nunca el bien común ni el interés general. Entre esas entidades destacan las costosas televisiones públicas locales y autonómicas, puros juguetes que sólo son útiles para la vanidad de los políticos y para fortalecer los ya opresivos aparatos de propaganda y manipulación de los partidos políticos. Exprimir con impuestos al ciudadano antes de liquidar esos entes monstruosos e inútiles es una auténtica canallada.

Sr. Rajoy: podría usted haber abierto una hermosa etapa de esperanza para España, pero, sin otro motivo aparente que asaltar al débil que no puede defenderse, ha enturbiado su gobierno con una medida abusiva y sin justificación, que recuerda el peor estilo del PSOE. Sea usted consecuente con sus ideas y promesas y dé marcha atrás en los abusivos impuestos instaurados por su gobierno, que convierten a la sociedad española en la que más impuestos paga, proporcionalmente, en toda Europa y casi en todo el mundo desarrollado, todo un abuso inesperado e inexplicable, que si no es remediado costará muy caro al gobierno popular que usted preside.

Voto en Blanco

La sátira
Los siete pecados capitales del sistema educativo
Fray Josepho Libertad Digital 16 Febrero 2012

La enseñanza pública española —y buena parte de la privada— está... como está: en una situación de deterioro que arranca, en parte, de la Ley General de Educación de 1971, pero sobre todo de la LOGSE socialista, del año 90, y de la reciente LOE, que no es más que una nueva versión de la LOGSE.

¿Pero cuáles son, en concreto, los males de la enseñanza? Recientemente, Enrique Fernández, presidente de PIENSA, una asociación de profesores de Secundaria, escribía un revelador artículo que me ha servido de inspiración: Siete pecados capitales del actual sistema educativo. Algunos de estos pecados también han sido diagnosticados por el ministro Wert, aunque su voluntad de remediarlos no parece demasiado fiable, porque ha descartado introducir cambios en la ley y, además, no ha dicho de nada de que vaya a recuperar para el Estado las competencias educativas. De modo que, por el momento, los sátrapas autonómicos podrán seguir haciendo lo que le venga en gana.

En fin, el caso es que he decidido dar un repaso a dichos siete pecados, pero ilustrando cada uno de ellos con una cuaderna vía satírica, de aire medieval.

1º.- La comprensividad
Ya saben: ese viejo y desacreditado invento, nacido del prejuicio ideológico, de que los alumnos se agrupen en las clases no por capacidad ni interés en el estudio, sino simplemente por edad.

Si todo por ventura queredes que fracase,
xuntad los aplicados con mançebos sin base,
faziendo que el alumno más listo se retrase
e acabe egual que el último mastuerzo de la clase.

2º.- El paternalismo
La permisividad y la falta de rigor provocan que la cacareada “enseñanza al alcance de todos” se quede en mero aparcamiento de niños y adolescentes, que acaban la ESO con unos títulos perfectamente inútiles que no responden a una formación y a unos conocimientos reales.

Un moço al que aprobaron en Quarto de la ESO
fuesse a coger el título, que staba bien impreso,
e luego, tras tomallo, usábalo al regreso
pora envolver con él un bocata de queso.

3º.- La impunidad
La indisciplina, sin la que resulta imposible enseñar, es un cáncer en muchos centros educativos. Amparados en el sacrosanto “derecho a la educación”, muchos adolescentes martirizan a sus compañeros y a sus profesores, pues saben que la máxima sanción que se les puede imponer, en el peor de los casos, es cambiarlos de instituto, lo cual no les preocupa lo más mínimo.

Si encuentra el profesor en clase grand pendençia
e manda que se callen sin aver obediençia
e non puede impartir con calma la doçençia,
ha de acopiar, por uebos, mansedumbre e paçiençia.

4º.- El pedagogismo
Las paparruchas de una pedagogía infausta sostienen el entramado de la legislación educativa socialista. Los pedabobos, una casta inepta y alejadísima de la realidad docente, son los que parten el bacalao en la enseñanza española desde la implantación de la LOGSE.

Funesto personage que agora catalogo,
que nunqua gasta tiza, pues es mui demagogo;
de lo que ignora fabla con grande desahogo:
guardat vos, profesores, del psicopedagogo.

5º.- El esnobismo tecnológico
Eso que llaman TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) es el nuevo becerro de oro de la enseñanza. Algunas comunidades regalan —con nuestro dinero— carísimos ordenadores portátiles e instalan a troche y moche modernísimas pizarras digitales y redes wifi, como si la tecnología pudiera remediar unos males que están en otro lado.

Antaño s’aprendía con libreta e con Bic;
agora les regalan un portátil muy chic;
non hay tontos de faba, sino tontos de TIC:
sin ratón que les faga en sus cerebros clic.

6º.- El provincianismo
En España para acometer cualquier reforma profunda se hace indispensable que el Estado recupere las competencias educativas. Pero no es solo una cuestión legal, sino de contenidos y de enfoque de la enseñanza: el aldeanismo autonómico —cuando no municipal— achata, parcela y jibariza los conocimientos.

Otrora los saberes eran universales;
agora del terruño que habitas non te sales,
ca imperan dieçisiete sistemas regionales
que solo en la burriçie consienten ser eguales.

7º.- La burocracia
El papeleo inútil es el último de los siete pecados. Memorias, informes, programaciones, partes, circulares, planes de centro, expedientes, boletines, estadillos, actas... ahogan a los profesores y los apartan de la letra impresa que verdaderamente debería guiarlos, que es la de los libros.

En la enseñanza hodierna descuella otra desgraçia,
baldía e fatigosa, llamada burocraçia:
una infernal criatura que come e non se saçia,
que abate al profesor e crea ineficaçia.

Nota a Le Monde, a propósito de las declaraciones de Artur Mas del día 16/02/2012
http://www.tolerancia.org 16 Febrero 2012

Le Monde
courrier-des-lecteurs@lemonde.fr

Pour l'éditeur:

L'Association pour la Tolérance (AT) –une association catalane créée en 1992, quand beaucoup de citoyens ont vu leurs droits linguistiques menacés par l'ambition mono-lingüistique du catalanisme politique– souhaite, avec tout notre respect, proposer des objections au manque de rigueur historique dans les déclarations d’Artur Mas, président nationaliste de la région espagnole de la Catalogne, que votre journal a publié jeudi dernier. Mr. Mas vient de répéter les mêmes erreurs dans des différents médias en Europe (Financial Times, Frankfurter Allgeimeine Zeitung) dans le but, sans doute, de projeter vers l’intérieur de la région une image lavée à l'extérieur, capable de faire oublier ses alliances avec le Parti Populaire, jusqu'à hier pour eux «l'ennemi numéro un de la Catalogne»,.

Artur Mas, comme tous les nationalistes, est malade d’un victimisme pathologique, que présente la Catalogne comme une «nation» opprimée –il est évident pour tout observateur qu'il s'agit d'une des régions autonomes les plus riches de l'Espagne–. Le gouvernement autonome s’est fait transféré la plupart des compétences du gouvernement central, mais maintient la stratégie de blâmer le gouvernement central de l'échec de leurs propres politiques. Le président Mas ne veut que plus d'argent pour avoir plus de pouvoir politique et, en fait, pour éviter les coupures dans les protestations sociales générées par la crise économique et les abus que le nationalisme a fait de notre budget. Il cache que l'on pourrait avoir de meilleurs services sociaux et d'infrastructure si l’on n'investissait pas des sommes aussi importantes dans la création de la «nation»: des subventions aux associations qui réclament le catalan comme seule langue (malgré le fait que la plupart des citoyens de la Catalogne ont l'espagnol comme langue maternelle), de la publicité institutionnelle, la télévision et des radio autonomiques, des inspecteurs de la langue afin d'assurer que l'espagnol n'est pas utilisé dans les écoles et autres lieux publics, une sorte d'« ambassades » catalanes à l'étranger, etc.

Lorsque l’on réclame un traitement économique spéciale pour la Catalogne, on réclame des privilèges soi disants justifiés par l'histoire, incompatibles avec le principe d'égalité qu’une véritable démocratie vient défendre et avec notre Constitution. Il n’est pas vrai que la Catalogne « transfère de l'argent aux régions les plus pauvres »; les citoyens de la Catalogne payent des impôts en fonction du revenu, comme tout autre citoyen dans toute autre région d'Espagne. Évidemment, les zones les plus riches ne reçoivent –o ne devraient pas recevoir– autant que les plus défavorisées. L'argument utilisé pour considérer que «la Catalogne» est la victime d'une drainage fiscale enversl'Espagne, serait valable pour considérer que "Barcelone" est fiscalement drainée par la Catalogne, parce que d'autres "provinces catalanes" bénéficient des taxes perçues à Barcelone. Pour la même raison, les quartiers des classes supérieures s'opposeraient à que la grande quantité d'impôts qu'ils doivent payer soient investis dans les zones les plus pauvres de la ville. Mais c'est le principe de base de la justice fiscale.

Catalogne n'a était pas «soumise» au début du XVIIIe siècle (cela n’a pas de sens si, comme notre président dit, nous faisons partie de l'Espagne depuis le XVe siècle). Peut-être qu'il voulait dire que la Catalogne, comme le reste de l'Espagne, a été impliquée dans une guerre dynastique civile. La bourgeoisie catalane (auto identifié avec la Catalogne) a approuvé le candidat Carlos (dynastie des Habsbourg) contre le candidat Felipe (de Bourbon) et le premier a été vaincu. Telle est la réalité, le reste sont des interprétations biaisées.

Peut-être nos observations ont réveillé votre curiosité à propos de nous. Nous serions certainement heureux d'avoir l'occasion d'élargir vos informations sur notre association et sur les opinions des citoyens qui ne sont pas d'accord avec le nationalisme catalan.

Cordialement,
Antonio Roig Ribé, Asociación por la Tolerancia

Nota a Le Monde, a propósito de las declaraciones de Artur Mas del día 16/02/2012 (traducción al español)
http://www.tolerancia.org 16 Febrero 2012

Al Director:

La Asociación por la Tolerancia (AT) - asociación catalana fundada en 1992, cuando muchos ciudadanos vieron sus derechos lingüísticos amenazados por la ambición mono-lingüística del catalanismo político–, con todo respeto, desea proponer objeciones a la falta de precisión histórica en las declaraciones de Artur Mas, presidente nacionalista de la región española de Cataluña, que su periódico publicó el jueves pasado. El señor Mas viene repitiendo los mismos errores en distintos medios de comunicación en Europa (Financial Times, Frankfurter Allgeimeine Zeitung) para, presumiblemente, proyectar hacia el interior de la región una imagen lavada, capaz de hacer olvidar sus alianzas con el Partido Popular, para los nacionalistas "el enemigo número uno de Cataluña", hasta el día de ayer

Artur Mas, al igual que todos los nacionalistas, padece un victimismo patológico, que presenta Cataluña como "nación" oprimida –es obvio para cualquier observador que se trata de una de las regiones autónomas más ricas de España–. El gobierno autónomo se ha transferido la mayoría de los poderes del gobierno central, pero mantiene la estrategia de culpar al gobierno central por el fracaso de sus políticas. El presidente Mas no quiere sino más dinero para obtener más poder político y, de hecho, para evitar las protestas sociales generadas por la crisis económica y el abuso que el nacionalismo hace de nuestro presupuesto. Se oculta que podríamos tener mejores servicios sociales e infraestructuras, si no invirtiéramos sumas tan grandes de dinero en la creación de la "nación": fondos para las organizaciones que exigen el catalán como lengua única (a pesar del hecho de que la mayoría de los ciudadanos de Cataluña tienen el español como lengua materna), publicidad institucional, televisión y radio autonómicas, inspectores de la lengua para asegurar que el español no se utiliza en escuelas y otros lugares públicos, una especie de "embajadas" catalanas en el extranjero, etc.

Cuando se reclama un tratamiento económico especial para Cataluña, lo que se reclama son privilegios supuestamente justificados por la historia, que son incompatibles con el principio de igualdad que debe defender una verdadera democracia y con nuestra Constitución. No es cierto que Cataluña "transfiera dinero a las regiones más pobres". Son los ciudadanos de Cataluña quienes pagan sus impuestos, al igual que cualquier otro en cualquier otra región de España. Obviamente, las zonas más ricas no reciben –o no debieran recibir– tanto como las más pobres. El argumento utilizado para considerar que "Cataluña" es la víctima de un déficit fiscal con el resto de España, sería válido para juzgar que "Barcelona" es fiscalmente drenada por Cataluña, puesto que otras "provincias catalanas" se benefician de los impuestos recaudados en Barcelona. Por la misma razón, los barrios de clase alta se opondrían a que la gran cantidad de impuestos que pagan se invirtieran en las zonas más pobres de la ciudad. Pero ese es el principio básico de la justicia fiscal.

Cataluña no fue "sometida" a principios del siglo XVIII (esto no tendría sentido si, como dijo nuestro presidente, somos parte de España desde el siglo XV). Tal vez quiso decir que Cataluña, al igual que el resto de España, estuvo involucrado en una guerra civil dinástica. La burguesía catalana (identificada con Cataluña) se alineó junto al candidato Carlos (dinastía de los Habsburgo) contra el candidato Felipe (de Borbón) y el primero fue derrotado. Esta es la realidad, el resto son interpretaciones sesgadas.

Tal vez nuestras observaciones hayan despertado su curiosidad acerca de nosotros. Sin duda, nos sentiríamos contentos de tener la oportunidad de ampliar su información sobre nuestra asociación y las opiniones de los ciudadanos que no están de acuerdo con el nacionalismo catalán.

Atentamente,
Antonio Roig Ribé, Asociación por la Tolerancia
http://www.tolerancia.org

Desafío iraní
Apocalipsis now
GEES Libertad Digital 16 Febrero 2012

El mundo avanza inexorablemente hacia un Irán nuclear o un Irán bombardeado.

¿Qué haría usted si un enemigo confeso que ni siquiera pronuncia su nombre cuando amenaza matarle –entidad sionista por Israel–, en lugar de retornar a las negociaciones oficiales por la presión internacional se mostrara cada vez más desafiante? Israel se ha cansado de reiterar que prefiere ser condenado por el mundo que consolado. Lógico.

Desde noviembre de 2011, cuando la AIEA confirmó que Irán estaba desarrollando actividades destinadas a fabricar un arma nuclear, no cesan las advertencias, ni cede el advertido. A las cuatro rondas de sanciones de la ONU, sustancialmente ineficaces, los Estados Unidos y la UE han añadido, o se encuentran a punto de hacerlo, castigos reales en transacciones financieras y tráfico de materias primas que lastiman económicamente a Irán. No se sabe si son la última oportunidad para desanimar a Irán diplomáticamente o el tributo que rinde el vicio a la virtud para demostrar fehacientemente la impotencia occidental para su desarme pacífico y la justificación de otros recursos.

Irán tiene un programa nuclear desde los noventa, que contó en origen con ayuda rusa en la construcción de la planta de Bushehr. Avanzó enormemente en los 2000 con la participación de A. Q. Qhan y el desarrollo de las plantas de Natanz o, últimamente, Fordo. Se intentó impedir su continuación estos años del modo más extraordinario: a través del virus Stuxnet o los asesinatos de científicos relevantes, pero Irán ha insistido. Abrió nuevos centros, incorporó más centrifugadoras, multiplicó declaraciones incendiarias, amenazó con cerrar el estrecho de Ormuz y desplegó apoyos como los recibidos en la ONU por Rusia y China, o el que es dudoso calificar como moral de Ortega, Castro o Chávez. Añádanse estos días los atentados contra intereses diplomáticos israelíes en Asia, vinculados por estos a Hezbolá, la intención de dejar de exportar petróleo o la propaganda de su progreso nuclear.

La provocación iraní es un misterio, porque el tiempo apremia. Necesita nueve meses para fabricar la bomba y seis para montarla en un misil. El hecho de que su programa esté parcialmente enterrado en Fordo pero que pronto pueda estarlo totalmente, es decir, protegido de las bombas perforadoras, tampoco explica la elevación de las tensiones.

Lo relevante es que el régimen patrocinador de la mayor parte del terrorismo mundial mediante la Guardia Revolucionaria, Hezbolá y decenas de células durmientes por el mundo; enfrentado a sus vecinos suníes menos a su aliada Hamas en Gaza; hostil a la primavera árabe y la persa; que considera a sus enemigos pequeños o grandes satanes, pero siempre criaturas infernales; para quien el consuelo disuasorio de la destrucción mutua asegurada - aval de la Guerra Fría - no funciona, está decidido a tener la bomba. Si esta evolución no es detenida a tiempo, el probable aumento del precio del petróleo parecerá la menor de las preocupaciones. Y si lo es, también.

Rajoy acepta la dimensión política de lo de ETA.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 16 Febrero 2012

Cuando los asesinos de ETA anunciaron el paripé de la paz con truco, saltaron a la palestra a comulgar con esa rueda de molino y entre innúmeras alharacas todos nuestros políticos y personajes significados del Rey para abajo incluido Rajoy. Hasta los críos de teta saben que ETA ha dejado de matar temporalmente para ordeñar al Estado y ver si le saca sus ancestrales exigencias de independencia, anexión de Navarra y presos a la calle y si no lo consigue volverá a asesinar.

Pero eso que saben los críos de teta no lo saben nuestros políticos, Rajoy el mosqueante sigue mosqueando porque continua empeñado en dar a entender que está de hoz y coz metido en el pampaneo político con ETA. Ayer su ministro del Interior Fernández lo dijo bien clarito en el Congreso en una respuesta a Rosa Diez.

Aquí está la trascripción del video de la intervención de Fernández:

“ETA hoy en día no es especialmente un problema policial, sigue siendo un problema policial porque sigue existiendo, pero no es fundamentalmente un problema policial, hoy tiene una dimensión política que no podemos obviar, y por eso hemos de saber gestionar esta situación no como corresponde a una ETA cuando estaba en plenitud de capacidad operativa asesinando, aterrorizando y extorsionando, que hoy que está diezmada, que la ha derrotado el estado de derecho y que ha hecho esa declaración.”

Fernández habló de prudencia, Rosa Diez de cobardía, yo tengo claro que Rajoy está en el ajo del pampaneo con ETA desde el principio. Ayer fue Rubalcaba a verle y se publicó que ambos coinciden en la política antiterrorista. Esto nos aporta otra confirmación, ya que sabiendo como sabemos cuál es la política con ETA que ha practicado el PSOE de ZP y Rubalcaba debemos seguir muy mucho más que mosqueados. Para Rajoy la ETA es un problema político, malo porque hará concesiones políticas.

Rajoy quiere devolver el voto a los 'exiliados' vascos y navarros por el acoso de ETA
El presidente del Gobierno habría encargado un dictamen jurídico para aprobar la medida antes de los comicios vascos de 2013
 www.lavozlibre.com 16 Febrero 2012

Madrid.- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha designado a un grupo de colaboradores para que elaboren un informe jurídico sobre las posibilidades de devolver el derecho a voto a los ciudadanos que tuvieron que abandonar el País Vasco y Navarra por presiones directas o indirectas de ETAy a izquierda abertzale. Esta posibilidad llevaría aparejada la reforma de Ley Electoral, algo que ya fue abordado el pasado martes en la reunión que Rajoy mantuvo con Antonio Basagoiti, líder de los ‘populares’ vascos.

Según ‘ABC’, el Gobierno ha otorgado carácter de “prioridad” política a esta modificación de la Ley. El presidente del Gobierno habría encargado un dictamen jurídico, sobre el que ya trabajaría la Abogacía del Estado, que permita avanzar en este sentido. El objetivo es que la reforma esté aprobada para los próximos comicios autonómicos vascos, que se celebrarán en 2013.

Unas 200.000 personas se beneficiarían de esta reforma en el caso de que salga adelante. De momento, la propuesta de devolver el voto a estos ciudadanos ya se ha incluido en el documento guía del partido de cara al Congreso del PP en Sevilla. En concreto, se sitúa dentro del artículo 140, dentro de lo que el partido llama ‘El final necesario de ETA’, donde se hace mención de “restituir los derechos políticos a los que se han visto obligados a dejar la tierra en la que nacieron o en la que vivieron”. El párrafo fue enmendado por el diputado del PP por Navarra, Jaime Ignacio del Burgo, para que también incluya a los “exiliados” navarros. El artículo subraya que sólo habrá “paz y libertad” en País Vasco y Navarra cuando “puedan decidir su presente todos aquellos que se han visto obligados a dejar la tierra en que la nacieron o en la que vivieron”.

En base a ese planteamiento el equipo de Rajoy trabajará en dos ámbitos jurídicos distintos. Por un lado, se analizará cómo salvar obstáculos legales derivados de la reforma de la Ley Electoral, así como preservar los derechos de aquellas personas que quieran votar en País Vasco y Navarra pero que quieran seguir viviendo en su lugar de residencia actual. Asimismo, es necesario ver cómo se va a “objetivizar” el colectivo que se podrá acoger a la reforma.

Según Leopoldo Barreda, diputado del PP del País Vasco, “la clave está en los aspectos técnicos”. “Habrá que acotar primero qué entendemos por el colectivo de amenazados y ver cómo constatar que el desplazado lo fue por causa de la violencia directa de ETA o por el ambiente difícil que se respiraba en su pueblo de origen”, asegura Barreda.

Una vez solventados esos aspectos, la iniciativa será llevada al Congreso de los Diputados, donde Unión del Pueblo Navarro ya ha registrado una proposición no de ley en este sentido. Sin embargo, desde el PP auguran una acogida tibia a la medida. “Tendrá un impacto limitado. No habrá terremoto electoral”, afirma Barreda. “A las dificultades que conlleva acreditar quién se marcho por la violencia y no por otras causas, hay que añadir que el interesado deberá reclamar ese derecho a votar. Y muchos prefieren no remover las razones que les llevaron a salir de aquí”, asevera. Barreda matiza que no habrá “voto doble” ni se aplicará a las elecciones municipales, pero sí a las autonómicas, generales y europeas.

Un 70% menos de horas sindicales
Madrid ahorra 72 millones eliminando liberados sindicales
Agencia www.gaceta.es 16 Febrero 2012

Los empleados públicos que se dedican sólo a temas sindicales bajan de 3.464 a 712.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha manifestado este jueves que el Gobierno regional ha conseguido ahorrar 72 millones de euros por la reducción del 70 por ciento de horas sindicales.

Tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno, el 'número 2' de Aguirre ha señalado que un informe de la Consejería de Presidencia demuestra que el número de trabajadores con algún tipo de dispensa por representación laboral entre la Administración regional se ha reducido casi a la mitad al pasar de los 3.464 anteriores al día 1 de septiembre de 2011, de los que todos eran liberados a tiempo completo, a los 1.846 actuales, de los que sólo 712 están liberados a jornada completa. En número de horas sindicales supone, según González, una reducción del 70 por ciento.

El Gobierno regional ha destacado "el cambio que supone el incremento de dispensas parciales que superan por primera vez a las dispensas totales". "Esto implica que los representantes sindicales dedican parte de su jornada a ejercer el propio trabajo de su plaza de funcionario y otra, a defender a los derechos de los trabajadores, conociendo precisamente la realidad y el día a día del trabajo en la Administración".

Por áreas, Sanidad y Educación siguen siendo las consejerías con mayor número de liberados sindicales, con 745 y 380 respectivamente. Le siguen Asuntos Sociales, Presidencia y Justicia, y Medio Ambiente. Con menor número de empleados con dispensas se encuentran Economía y Hacienda, y Transportes e Infraestructuras.

Preguntado por el "enfado" que medidas como la reducción de liberados pueden provocar en los sindicatos, González ha dicho que "si por enfado se entienden las manifestaciones que hacen habitualmente, es el estado natural" en que se encuentran "en los últimos años" estas organizaciones.

"Hace tiempo que han perdido la orientación y se han alejado mucho de su función principal, convirtiéndose en correas de transmisión de determinadas opciones políticas. Hemos asistido a un drama de destrucción de empleo y han asumido los 5 millones de parados. Ahora, cuando se anuncian medidas para mantener el empleo, anuncian una huelga general. Es la propia confirmación de que los sindicatos hace tiempo que no están a lo que tienen que estar", ha concluido.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Gara está de enhorabuena
Luis del Pino Libertad Digital 16 Febrero 2012

El diario proetarra Gara se felicita hoy de que el ministro de Interior del PP haya, por fin, reconocido la "dimensión política" de lo que ellos denominan "conflicto" vasco.

Ese piropo que a don Jorge Fernández Díaz le lanza el órgano de expresión de ese segmento social que a lo largo de los años ha disculpado, explicado, celebrado y jaleado los sangrientos crímenes de ETA, se debe al rifirrafe dialéctico que ayer mantuvieron Rosa Díez y el ministro, cuando éste escurrió al bulto al ser instado por la líder de UPyD a tomar medidas para la ilegalización de Bildu y Amaiur.

"Si el amigo te critica, malo", dice el refrán. En ese sentido, tres víctimas de ETA (Teresa Jiménez Becerril, Francisco José Alcaraz y Daniel Portero) expresaban hace unos días en Libertad Digital su preocupación por los gestos que vienen repitiéndose en nuestra clase política - gobierno incluido - relativos a un acuerdo de final negociado con ETA.

Pero el refrán continúa: "Si el enemigo te alaba, peor". Pocos detalles más elocuentes que ese elogio de Gara para dejar patente algo que está claro desde hace mucho tiempo, para aquel que quiera verlo: que la negociación con ETA no era ninguna "ocurrencia" de un Zapatero enloquecido y empeñado en conseguir un Premio Nobel de la Paz; ni tampoco era ningún proyecto sectario de un Partido Socialista supuestamente decidido a suicidarse políticamente. La hoja de ruta de negociación con ETA estaba avalada, tras las elecciones de 2008, por los dos grandes partidos nacionales, como la presencia de "mediadores" internacionales demuestra.

Y, en realidad, a estas alturas también debería estar ya claro, para todo aquel que no quiera engañarse a sí mismo, que esa "hoja de ruta" no describe los pasos de ninguna negociación, por la sencilla razón de que los pasos a dar están decididos desde hace mucho tiempo.

Lo que esa "hoja de ruta" describe son los pasos a dar para que la sociedad española termine aceptando lo que su clase política ha decidido, sin pedir a la ciudadanía opinión. Y, desde ese punto de vista, el principal obstáculo es cómo puede el gobierno del PP conseguir que su base social y las organizaciones de víctimas acepten esas decisiones que ya están tomadas y que implican que los centenares de asesinatos de ETA no solo les han salido gratis a los terroristas, sino que les van a salir extraordinariamente rentables: la presencia de los proetarras en las instituciones la pagamos a precio de oro con nuestros impuestos.

Pero esas resistencias son un problema resoluble: de cara a desactivar la oposición de una parte de su electorado, el gobierno del PP no necesita otra cosa que tiempo. Tiempo para que su base social se acostumbre a los pequeños gestos que vayan "normalizando" la presencia de los proetarras en las instituciones, Congreso de los Diputados incluido. Tiempo para ir acercando los presos hacia el País Vasco. Y tiempo, sobre todo, para permitir que el próximo Parlamento vasco disponga de una mayoría nacionalista suficiente como para poder presentar a la sociedad española un escenario de hechos consumados.

Arrecia lo de 'Espanya ens roba'
Jesús Royo Arpón  www.lavozlibre.com 16 Febrero 2012

Durante muchos años, el gobierno se resistió a la pretensión de publicar las llamadas balanzas fiscales. Decían que había muchas maneras de medirlas, que solo servirían para sembrar la discordia entre las comunidades, que si nabos que si coles. Ese oscurantismo alimentó teorías de todos los colores y todos los gustos. Al final, Zapatero las publicó, supongo que en un ejercicio de buena fe o en pago a algún servicio de los nacionalistas. Y se armó el belén. Desde entonces en Cataluña no han parado de dar la vara sobre el “expolio fiscal”, han salido especialistas en demostrar cuánto perdemos estando en España, y lo felices que seremos si vamos a nuestro aire, que ataremos los perros con longanizas y a lo mejor incluso ligamos más. Vean, por ejemplo, http://www.zeniting.com/player.php?id=228 o vayan directamente a Google, y busquen “espoli fiscal català” o “espanya ens roba”, y se lo pasarán bomba, o les entrará una urticaria insoportable, depende.

El discurso -iba a poner peñazo, pero pongamos discurso, contengámonos- sobre el expolio fiscal se ha extendido por las capas populares de toda Cataluña como un reguero de pólvora, por usar el tópico abusando del lector. Ahora ese discurso pertenece a las nociones elementales, las verdades evidentes y la realidad palpable de todos los opinadores. De manera que el crecimiento del independentismo hay que atribuirlo sobre todo a esta cuestión. Muchos castellanohablantes, muchos obreros del cinturón rojo se han vuelto indepes porque les dicen que sus ahorros, su piso, su coche y su parcela, lo que han conseguido matándose a trabajar durante toda la vida, ahora va a venir Madrid y se lo va a llevar allá, a sus fincas de señoritos, para sus paseos a caballo, sus tientas y sus cacerías. Yo pensaba que ese discurso tramposo, demagógico y desleal iba a desprestigiarse pronto, que al final iba a ser contraproducente, pero no, no para, al contrario, sigue y va en aumento, y ya hasta las instancias académicas, los diarios serios y las gentes de la izquierda más acrisolada lo dan por bueno. Ha habido, por parte del pensamiento político no nacionalista, una dejación, una abstención pudorosa, un acojono, por decirlo mal y pronto, para contrarrestarlo con contundencia. ¿Cómo es posible que si digo “los catalanes pagamos la renta igual que el resto de los españoles” nadie se lo crea? ¿O si apunto “a los catalanes nos dan lo que nos corresponde por una ley aceptada y pactada por todos los españoles”, se lleven el dedo a la sien como diciendo “tú estás tonto, o qué”?

Pues esa labor es urgente. Hay que contrarrestar el discurso del expolio fiscal, desprestigiarlo y ridiculizarlo por simplón y reaccionario. Tan reaccionario como decir que los parados son unos vagos, o que los inmigrantes son delincuentes. O que los impuestos son un robo. Es cuestión de cultura y de moral social, cosas ambas de las que en España no andamos muy fuertes. Aquí está bien visto escaquearse de Hacienda, colarse en el metro, saltarse una cola, copiar en los exámenes y llegar tarde. Pues en ese género de cosas abyectas hay que colocar la insolidaridad fiscal. Yo la llamo “la queja lombarda”, por ponerle nombre de chiste y de cantinela sin sustancia.

Pero además hay que prestigiar y dar valor al Estado de derecho como ámbito de solidaridad, de libertad y de igualdad. Hablemos alto y claro. 1: en España todos pagamos la renta por igual (con la excepción escandalosa e insolidaria de los conciertos vasconavarros). 2: el reparto se hace con criterios de igualdad, modificada por la gravedad de las necesidades, y siempre mediante pactos. 3: quejarse de que “yo pago más” o “yo recibo menos” no tiene sentido más que como presión -inaceptable- para forzar un privilegio. 4: el déficit o el superávit fiscal es consustancial a la esencia del Estado, y es una consecuencia del criterio de igualdad. Igual que los sanos tienen déficit fiscal frente a los enfermos, o los empleados frente a los parados. Ahora Cataluña es más rica y por tanto los catalanes debemos pagar más, pero no siempre fue así, ni siempre lo será. Igual que el empleado subvenciona al parado porque él mismo podría un día perder su empleo, una región rica puede empobrecerse y necesitar de la solidaridad de las demás: recuerden Asturias, recuerden Valonia. Ante el déficit fiscal, la respuesta cívica es felicitarse. La respuesta egoísta, insolidaria y cutre es lamentarse, pedir trato preferente, reclamar prioridades. Alerta PSC.

Cataluña
El PP permite a CiU hacerse con el control de los medios de la Generalidad
Nacionalistas y ‘populares’ pactan la reforma de las leyes autonómicas del sector audiovisual, que establecen que el nombramiento de los directivos de la CCMA y del CAC se apruebe por mayoría absoluta del Parlamento autonómico, en vez de la mayoría cualificada exigida hasta ahora.
Redacción www.vozbcn.com  16 Febrero 2012

CiU controlará con absoluta comodidad los medios de comunicación de la Generalidad, y Catalunya Ràdio -para alegría de su principal competidora, RAC1, la emisora estrella del grupo Godó- deberá renunciar a los ingresos por publicidad, pasando a depender totalmente de los fondos del Gobierno autonómico.

Estas son las principales consecuencias de la reforma de las tres leyes autonómicas del ámbito audiovisual que se han aprobado este miércoles en el Parlamento autonómico de Cataluña gracias a un acuerdo entre CiU y PP. La federación nacionalista, en cambio, ha justificado los cambios asegurando que buscan “simplificar” la estrcutura de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) para que sea “más eficiente” y “más austera”.

La dirección se elegirá por mayoría absoluta, en vez de cualificada
La primera de las leyes modificadas por el pacto CiU-PP es la Ley 11/2007, de 11 de octubre, de la CCMA. Los cambios introducidos implican una reducción de su Consejo de Gobierno de doce miembros a seis; la eliminación del puesto de director general (actualmente ocupado por Mònica Terribas); la asunción de este cargo por parte del presdiente del Consejo de Gobierno; y la creación de un vicepresidente.

Sin embargo, la principal novedad es que, hasta ahora, los miembros del Consejo de Gobierno y su presidente debían ser elegidos por mayoría de dos tercios del Parlamento autonómico de Cataluña, tras ser propuestos por el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC). A partir de ahora, si no se obtiene esa mayoría en una primera votación, bastará una mayoría absoluta en una segunda votación, tanto para elgir a los consejeros como al presidente. De esta forma, CiU solo necesitaría del apoyo de uno de los grupos de la oposición para controlar la CCMA.

‘Reducción’ de la publicidad en Catalunya Ràdio hasta su ‘desaparición’
De igual forma, con esta reforma, el Consejo Asesor de Contenidos y de Programación de la CCMA pasa de 21 a 16 miembros y, mientras que hasta ahora estos se elegían por una mayoría de dos tercios del Parlamento autonómico, a partir de ahora bastará con una mayoría absoluta en una segunda votación. Además, estos cargos ya no exigirán dedicación exclusiva.

Populares y nacionalistas también han introducido una enmienda en la disposición adicional segunda de la ley, que hace cinco años fue aprobada por el tripartito -con el voto en contra de CiU- y que instaba a reducir ‘paulatinamente’ la publicidad en los medios públicos ‘con la voluntad de favorecer la libre competencia dentro del mercado audiovisual catalán’. Ahora se ha añadido una frase: ‘En el caso de las emisioras de radio, la reducción progresiva de la publicidad ha de tender hacia la desaparición’.

Por otra parte, la Ley 2/2000, de 4 de mayo, del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), ha tenido una modificiación similar. El organismo regulador pasa a estar formado por seis miembros en vez de diez, que, incluido el presidente, han de ser propuestos por dos grupos parlamentarios (en vez de los tres actuales). En ambos casos (consejeros y presidente), también bastará con una mayoría absoluta de la Cámara autonómica en una segunda ronda, y no los dos tercios actualmente preceptivos.

Se mantiene la mastodóntica estructura de TV3 y Catalunya Ràdio
Sin embargo, todos estos cambios no modifican la estructura de la CCMA, a pesar de la sangría de fondos públicos que supone. En concreto, la Generalidad aportó a la Corporación para su supervivencia 239,73 millones de euros en el año 2007; 271,01 millones, en 2008; y 320,70 millones en 2009. En el año 2010, la contribución prevista era de 350 millones, en el año 2011, las previsiones ascendían a 321 millones, mientras que el presupuesto para 2012 es de 260 millones de euros -sin contar los ingresos por publicidad-. A todo esto hay que sumar una deuda acumulada de 1.046,72 millones de euros que también asumió la Administración autonómica entre 2007 y 2008.

La CCMA cuenta con cerca de 2.700 empleados -más del doble que Telecinco-, que suponen más de un tercio del presupuesto total del ente, y que, a pesar de que en los últimos tiempos ha visto reducido su salario por los ajustes aplicados en el ámbito público, tienen unas condiciones laborales inmejorables.

El PSC asegura que CiU ha malvendido “la joya de la corona”
Las críticas vertidas por la oposición a CiU y al PP durante le debate parlamentario han sido muy duras. Joan Ferran (PSC) ha cargado contra CiU por pactar “con el único gran grupo de la Cámara [autonómica] negacionista del rol cultural y lingüístico de la CCMA; el único gran grupo que defiende la privatización descarada de las televisiones autonómicas; el grupo que aplaude el cierre de canales en Cataluña y que veta TV3 en Valencia; el grupo que ha puesto más zancadillas a la política lingüística y a la lengua“. “Era una especie de joya de la corona que les dejó el viejo patriarca, el señor Jordi Pujol, con todos los respetos, y la acaban de malvender en aras de un pacto con unos señores que lo que hacen es mantenerles en la silla. Se han vendido”, ha añadido.

Dolors Camats (ICV-EUiA) ha calificado la modificación de “contrarreforma” que “deja tocado de muerte” el modelo de medios públicos de Cataluña, porque no podrán ejercer su labor de “servicio público” ni podrán garantizar la presencia y uso de la lengua catalana “en todos los formatos, en todos los públicos y en todas las edades”. “En definitiva, los deja tocados de muerte como medios nacionales“, ha concluido. Carmel Mòdol (ERC) ha advertido que cuando su partido -junto a otras formaciones- vuelva a tener mayoría suficiente en la Cámara autonómica eliminará las modificaciones aprobadas este miércoles.

Albert Rivera (Ciudadanos) ha criticado al PP por haber apoyado unos presupuestos que, entre sus objetivos, destaca el de mantener TV3 porque es ‘uno de los símbolos de nuestro autogobierno y del proceso de construcción nacional de Cataluña‘. Rivera ha lamentado que, en vez de convertir los medios de comunicación de la Generalidad en un espacio “de pluralidad y de calidad”, los cambios normativos solo son una nueva forma de reparto de poder. “Esta ley no cambia nada, porque seguiremos teniendo un instrumento de construcción nacional, para unos, y de colocación, para otros”, ha concluido.

polémica lingüística
Las clases de euskera de Patxi López cuestan 48.231 euros
El Ejecutivo de Vitoria publica hoy el gasto que supone que el lehendakari aprenda el idioma vasco con un profesor particular que se acomoda a su agenda
EFE | VITORIA El Correo 16 Febrero 2012

Las clases de euskera del lehendakari, Patxi López, costarán este año al Gobierno vasco 48.231 euros, 8.000 euros más que el año pasado. El Boletín Oficial del País Vasco publica hoy el anuncio de adjudicación a la academia Ulibarri Euskaltegia del expediente relativo a la formación en euskera del lehendakari.

La academia tiene su sede en Bilbao y es un centro de referencia en la enseñanza de euskera a nivel profesional. Fuentes de la Lehendakaritza han explicado que Patxi López dispone de un profesor que se desplaza a Vitoria para enseñarle euskera y que se acomoda a su agenda, lo que exige mucha flexibilidad por parte del docente.

Este sería el motivo por el cual el coste de sus clases es muy superior al que paga cualquier otro alumno que acude al centro y recibe la formación dentro de un grupo. Los precios de la academia para este año están colgados en su página web y van desde los 710 euros para un curso completo de dos horas o dos y media diarias, a los 450 euros de los cursos de cuatro horas dos días a la semana.

López compagina su agenda como lehendakari con el aprendizaje de euskera, igual que hizo su antecesor en el cargo, Juan José Ibarretxe, quien abandonó la Lehendakaritza convertido en un presidente autonómico bilingüe. En 2010, el Gobierno vasco destinó 36.600 euros a sufragar la enseñanza de la lengua vasca del lehendakari y en 2011, gastó 40.235 euros en el mismo fin.

MODIFICACIÓN LEGISLATIVA
La AVT pide que los etarras cumplan penas de 40 años
El Correo 16 Febrero 2012

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) pedirá la modificación de la legislación penitenciaria para evitar que los beneficios a presos etarras queden en manos de decisiones políticas e impedir que ningún recluso por terrorismo pueda abandonar la prisión antes de cumplir cuarenta años de condena. Su presidenta, Ángeles Pedraza, trasladó ayer ese mensaje al presidente del Senado, Pío García-Escudero, en un encuentro que mantuvieron en la Cámara alta. A juicio del colectivo de víctimas, la actual ley es «ambigua» y permite «que cada uno la aplique como le viene bien», facilitando medidas como la adoptada la pasada semana para conceder el tercer grado penitenciario al preso de ETA José Manuel Fernández Pérez de Nanclares, encarcelado desde 1992.

La Diputación foral de Guipúzcoa, en manos de Bildu, derrocha 138.134 euros pagando a empresas de comunicación privadas por difundir sus contenidos “exclusivamente en lengua vasca”
El gran negocio del euskera
EIG. Redacción. San Sebastián. http://www.paisvasco-informacion.com  16 Febrero 2012

La Diputación Foral de Gipuzkoa, en manos de Bildu, se ha propuesto potenciar la utilización del euskera en Internet y a través de las nuevas tecnologías de la comunicación, y, para ello, no ha dudado, aún en tiempos de drásticas reducciones presupuestarias, en regalar 138.134 euros a un pequeño grupo de empresas que se dedican a difundir sus contenidos online “exclusivamente en lengua vasca”. Estas sociedades, 22 en total, están integradas en su mayor parte por grupos de prensa, firmas de comunicación y compañías ligadas al desarrollo de software lexicográfico en euskera. Y, como no podía ser de otro modo, algunas de ellas, como Hamaika TV, Berria, Argia o Xoraturikan se encuadran habitualmente en la órbita de la autodenominada “izquierda abertzale”.
Análisis: 10 millones anuales para rellenar miles de páginas en euskera

“Gara” y el “Grupo Noticias”, los periódicos más próximos al independentismo y al nacionalismo radical vasco, lo saben bien desde hace muchos años: los ciudadanos de Euskadi no prestan ninguna atención a los medios de comunicación que transmiten sus mensajes en euskera y, por ello, estos diarios, a pesar de sus permanentes reivindicaciones identitarias basadas en una manipulación grosera de la realidad lingüística de nuestra comunidad, se editan en español.

Pero hay casi un centenar de medios de comunicación privados en euskera que quieren vivir a costa de los presupuestos oficiales, es decir, del dinero de todos los vascos, y, por ello, una delegación conjunta de estas empresas mantuvo hace varios meses contactos con el Gobierno vasco, el Gobierno de Navarra y las tres Diputaciones forales para solicitar a estas instituciones, nada más y nada menos, que el 25% de la publicidad institucional se les dirigiera directamente a ellas.

Por si todo esto fuera poco, los representantes de estos medios de comunicación, a los que ningún vasco presta ninguna atención y que, por lo tanto, pretenden seguir viviendo del cuento público, también demandaron en aquel encuentro un aumento del 25% en las sustanciosas y vergonzosas subvenciones que habitualmente se les destina, y que superan los 10 millones de euros anuales. Este incremento en las ayudas supondría un total de 2 millones de euros. ¿Por qué deben las instituciones públicas sufragar negocios periodísticos ruinosos, se preguntarán los lectores? Porque, al parecer, si no cuentan con estas ayudas, estas empresas “corren el riesgo de desaparecer”. Aunque a muy pocos vascos les importe gran cosa que esto pueda suceder.

 



Recortes de Prensa   Página Inicial