AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 24  Febrero 2012

 

 


 

Sistema autonómico (zapato opresor sobre ciudadanos)... Sed Tolerantes y recordad que no es opresión, le llaman riqueza lingüística.
Sólo los imbéciles en el umbral de la pobreza justifican el gasto de 6.000 millones que cuesta mantener las lenguas imbéciles
Españoles acomplejados
Juan Vicente Santacreu Estrella Digital 24 Febrero 2012

Continuamente llegan a Masby voces de protesta sobre la imposición irracional de las lenguas tribales que coartan la libertad para poder estudiar en español en España, e incluso y no menos importante, el poder trabajar de funcionario en cualquier comunidad autónoma si no dominas el dialecto local.

Cuando esas protestas llegan de ciudadanos o grupos pequeños, vienen cargadas de sinceridad acompañada de indefensión por tener que luchar contra la maquinaria del “Sistema” que se niega a ceder ni un ápice todo lo arrebatado a España en las últimas décadas. Claro, aflojar la imposición lingüística sería ceder las cómodas poltronas autonomistas y renunciar a suculentos sueldos de los payasos, que lo único que hacen es dirigir el floklore regional.

El problema es cuando esas protestas llegan de grupos, más o menos organizados, que intentan reivindicar los derechos de los ciudadanos para poder estudiar, hablar y pensar en español. Lamentablemente todos estos grupos, -quizás se salve alguno- protestan con las reglas de juego del enemigo. Esto lo puedes comprobar en cualquier correo reivindicativo de los que envían, que aparte del mensaje en español, te lo traducen al Galufo, Vascoño o Catalufo por eso de la tolerancia y para no molestar a los intolerantes. Es más, incluso las demandas en sus propias web's están escritas en español y sus respectivos dialectos tribales.

Permíteme que no ponga nombres propios pues no trato de atacar a nadie, sino de denunciar los complejos de cualquier grupo que emerge en España por defender los pilares de la nación. El idioma es el sostén principal en cualquier país y absolutamente nadie en todo el mundo sentiría vergüenza o complejos por defender el idioma de su nación.

La vergüenza, con buena dosis de indignación, invadió mi cuerpo cuando entré en una de estas web reivindicativas del español al observar que se podía acceder al contenido seleccionando varias de las lenguas artificiales de este país. Pero lo más aberrante es que, aparte del gallego y del vasco, disponían de traducción al Valenciano, Balear y Catalán por separado. A eso le llamo yo “rizar el rizo de la imbecilidad”. Y pregunto yo, ¿por qué no han traducido la web a las tres variantes de gallego?... ¿o a las 113 variantes del Vascoño?, por ejemplo. Puestos a ser imbéciles, hagámoslo bien. El problema de la imbecilidad es que se sabe donde empieza pero no donde termina.

La sabiduría popular dice que en el momento que te sientas a negociar un problema con tu adversario político, ya has cedido parte de tus demandas. Por eso defiendo que en España no hay que negociar, hay que poner punto final a la imbecilidad. Tolerancia cero con la imposición lingüística. Por supuesto, el que quiera estudiar en uno de esos dialectos flokloricos que lo haga, pero el que quiera estudiar en español que pueda hacerlo en cualquier rincón mientras este país se siga llamando España.

Por si acaso este artículo cae en manos de algún imbécil que se escandaliza por llamar lenguas muertas a todos los dialectos de España, diré una vez más que una lengua viva es aquella que el pueblo la enriquece generando nuevas palabras y al cabo de unos años, la Real Academia de la lengua las incorpora al idioma. De todas las lenguas tribales que hay en España, ni siquiera el Catalán, es capaz de generar nuevas palabras teniendo que ser sus academias folkloricas las que las inventen para poder seguir utilizando, perdón, imponiendo esas seudo-lenguas.

Si estos grupos que defienden el español ponen traductores en su web, ¿como pueden legitimar sus quejas al pedir que se eliminen los traductores en el Senado? ¿Es que nos hemos vuelto gilipollas?

Como he dicho muchas veces, el problema de España no son los políticos, son los propios ciudadanos. Os llamaría idiotas pero dudo que sepáis lo que significa.

Hablar o estudiar español no es ningún privilegio, es simplemente un derecho. Ser imbécil es una opción.

Así lo pienso y así lo digo.

¡Cuidado con el PSOE! Es una peligrosa fiera herida
Francisco Rubiales Periodista Digital 24 Febrero 2012

El PSOE no solo está derrotado sino que también está desconcertado, postrado y en declive, sin nuevas figuras, sin propuestas atractivas y en vísperas de perder Andalucía, su gran feudo histórico. Ni siquiera las inesperadas torpezas y errores de Rajoy y su gobierno pueden devolverle el brio perdido. Parece incapaz de superar la derrota y el humillante rechazo de los ciudadanos. Tiene un encefalograma casi plano y, desorientado y con angustia, ha elegido la peor de las opciones, la de radicalizarse, apoyando la protesta callejera y la revuelta. Con esa política, el PSOE migra hacia la extrema izquierda, se debilita y corre el riesgo de convertirse en un partido penoso y testimonial.

Pero el PSOE, tras su derrota, también está angustiado, resentido y acorralado como una fiera herida. Eso lo hace imprevisible y peligroso.

¿Logrará el PSOE reconducir su actual declive y afrontar su única salida: la regeneración y la creación, sobre sus cenizas, de un partido nuevo, verdaderamente socialista, limpio y democrático? Lo tiene muy dificil, casi imposible.

El PSOE, acostumbrado a gobernar, con cientos de miles de cuadros y militantes a los que necesita mantener, rechazado por los ciudadanos, sin haber asumido error alguno en su gobierno, en peligro de perder su feudo andaluz, desprestigiado y rechazado masivamente por los ciudadanos, sin atisbo alguno de renovación y optando por la peor de las salidas, que es el enfrentamiento y la trifulca callejera en estos tiempos difíciles para España, se ha convertido en una peligrosa fiera herida.

Una muestra de su instinto agresivo es la decisión de propiciar y estimular protestas en las calles y hasta una huelga general que son, probablemente, los comportamientos que más daño pueden hacer a la economía española y a la paz social en estos momentos.

Muchos expertos y analistas habían vaticinado que la derrota del socialismo español, degradado por el "zapaterismo" hasta extremos increíbles, vendría acompañada de grandes calamidades y traumas, como consecuencia de la protesta y el enfrentamiento social y político en las calles, un juego ue se está confirmando, extremadamente peligroso en tiempos de sufrimiento y privaciones que, curiosamente, han sido provocadas por los mismos socialistas con sus errores y mal gobierno.

Muchos ciudadanos se preguntaban por qué razón el gobierno de Zapatero siguía alimentando generosamente las arcas de los sindicatos, a pesar de que éstos le habín hecho una huelga general y de que la crisis obligaba a todos a una austeridad extrema. La respuesta está ya a la vista: el PSOE necesita la alianza de los dindicalistas para crear conflictos y dramas en las calles y plazas de España, para desgastar y hacer la vida imposible al PP y a Rajoy, sobre todo después de haber comprobado que tienen el apoyo de la mayoría de los ciudadanos de España.

Por desgracia, hay muchos analistas que, basados en la experiencia histórica, advierten que el felino puede morir luchando con una rabia desmesurada y que el PSOE ya ganó unas elecciones contra pronóstico, gracia a los atentados del 11 M de 2004, que fueron los más sangrientos de la historia del terrorismo en España y que sembraron las urnas de miedo y confusión. Mucho antes, en las luchas previas al estallido de la Guerra Civil, algunos de sus grandes líderes históricos defendieron la terrible y antidemocrática tesis de que las leyes serían respetadas únicamente si servían para realizar los cambios revolucionarios que ellos consideraban necesarios.

También recuerdan que al PSOE no le tiembla el pulso a la hora de enfrentarse abiertamente al Estado de Derecho y a la legalidad vigente, como hizo en tiempos de los GAL y más recientemente en Cataluña, donde apoyó la insumisión frente a las sentencias de los tribunales Constitucional y Supremo, abanderada por CIU y por el nuevo presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Los análisis pesimistas parten del principio de que el socialismo español, creador de un "régimen" y escasamente fiel a las reglas de la democracia, necesita gobernar y controlar el dinero público para mantener unida y fiel a su inmensa legión de militantes y adictos, mantenidos y enchufados, y, que, según la historia, tal vez se atreva a cruzar algunas líneas rojas para controlar el poder.

De cualquier manera, aunque las estrategias más extremas no lleguen a desatarse por miedo a la reacción adversa de un país que ahora desea el cambio y dejar al PP el margen suficiente para que reconduzca la triste deriva de la nación, los socialistas siempre desplegarán versiones de bajo perfil, basadas en utilizar al máximo el aparato de propaganda y agitación, repitiendo mentiras y falsos análisis para hacer olvidar a los españoles los estragos que han causado desde el gobierno: desempleo masivo, despilfarro público, poder desmedido de los partidos políticos, prostitución de la democracia, endeudamiento atroz, avance estremecedor de la pobreza, hundimiento de los valores, pérdida de la confianza y de la esperanza, desprestigio de los políticos, descrédito de la democracia, baja calidad de la enseñanza, casi medio millón de desahucios, decenas de miles de sin techo durmiendo en las calles y comiendo de la caridad y un largo etcétera de traumas y lacras, como la corrupción pública, los privilegios inmerecidos de la "casta" política, la marginación de los ciudadanos y otras muchas.

Esa es la tarea principal del socialismo que comanda Rubalcaba, más importante, incluso, que tomar las calles y capitanear la trifulca. Necesitan vitalmente que los españoles olviden pronto que fueron los socialistas los que les arrebataron la prosperidad, los que llenaron las calles y plazas de desempleados y nuevos pobres, los que fracasaron en el gobierno y condujeron a España hasta el borde del precipicio.

Voto en Blanco

Ley y orden
Alfonso Merlos

La Policía española no está para encajar botellazos, adoquinazos, mordiscos, patadas o puñetazos; ni para soportar que impunemente se tache de «perros fascistas» a sus agentes. Tampoco las sedes de los partidos políticos están para ser asediadas o atacadas con bolas de acero, ni sus cristales reventados. Esto no lo deben comprender los estudiantes porque, como bien ha señalado Ignacio Cosidó, no hay ningún problema con los alumnos. El trastorno lo genera la violencia antisistema de quienes interpretan en su sectarismo y su totalitarismo que no hay una sola opción política liberal-conservadora que esté legitimada para gobernar España.
Es la pura infamia, la burda mentira o simplemente la prueba más palmaria de ignorancia asegurar, como se está haciendo desde las huestes socialistas, que el director general de la Policía está justificando a los que usan la fuerza con supuesta brutalidad. Eso supone desconocer o despreciar que es obligación de las autoridades, en cualquier Estado democrático, garantizar no sólo los derechos de quienes se manifiestan legal, pacífica y cívicamente sino proteger a quienes pueden son víctimas de la barbarie, en este caso, de la extrema izquierda.
El afán de provocación y destrucción no surge ex novo. Hay un guión largamente planificado, escrito y que se pretende llevar a la escena durante los próximos meses. Sin pausa y, por lo visto y sufrido, con prisa. Rubalcaba y su PSOE verán lo que hacen, pero si se desborda el clima de convivencia entre españoles, sus correligionarios serán responsables de las consecuencias por estar caldeando el ambiente cuando deberían, responsablemente, enfriar los ánimos de los cabreados. Quienes creemos en la salvaguarda del sistema de libertades sólo esperamos de Fernández Díaz ley y orden. Nada más. Pero nada menos.

La izquierda totalitaria
Agustín de Grado La Razón 24 Febrero 2012

Una parte de la izquierda española aún porta el gen totalitario de sus orígenes revolucionarios, aquel pasado donde todo estaba justificado en la conquista del poder («La transformación total del país –decía Pablo Iglesias– no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas... estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país nuestra democracia»). La II República dejó varias experiencias traumáticas de la dificultad de la izquierda para aceptar su derrota. Y no parece que algunos se hayan recuperado de esta intolerancia. Cuarenta años de franquismo contribuyeron a que la izquierda se apropiara de la identificación del gobierno del pueblo con sus ideas. Que la gestión del PP sería acompañada por la agitación callejera estaba cantado. Ni siquiera sorprende que todo se haya organizado tan rápido. La izquierda marxista y antisistema aguardaba con excitación la oportunidad de escenificar su patochada de primavera revolucionaria. Sí llama la atención que los socialistas no hayan tenido paciencia para al menos intentar camuflar ante una opinión pública esquiva la desfachatez de volver a la pancarta apenas dos meses después de haber sido condenados al peor resultado desde la II República. Indicativo del desconcierto que atrapa al PSOE: sabe que ha perdido el centro y la moderación, pero cede a la tentación del populismo izquierdista, donde intuye un atajo en su travesía de oposición. Recomponer un discurso creíble y formular un catálogo de propuestas realistas exige análisis desideologizado de la realidad, tiempo y sentido de la responsabilidad. Mucha tarea para un PSOE todavía hechizado por la fórmula bolchevique que Rubalcaba demostró exitosa aquellos tres días de marzo de 2004.

Ser o no ser
José María Marco La Razón 24 Febrero 2012

La movilización callejera contra el gobierno del Partido Popular, y contra el PP, se ha tomado dos meses para empezar, pero lo ha hecho a lo grande. Sus consecuencias serán variadas. Una de las primeras será el colapso de la enseñanza pública. Después de las movilizaciones puramente políticas del primer trimestre, es probable que la Enseñanza pública vaya a verse saboteada con paros, asambleas y manifestaciones. Los padres con hijos en la Enseñanza pública ya saben lo que les espera a éstos: en el mejor de los casos, servirán de rehenes para las movilizaciones contra «la derecha». También se deteriorará la imagen de España, equiparada a los países árabes o Grecia, con los que no tenemos nada que ver. Se intentará otra vez difundir la idea de que el Partido Popular y sus votantes no son más que un grupo de derechistas retrógrados que encarnan una España oscurantista e inquisitorial, el «franquismo» en una palabra. La estupidez es tan monumental que, fundada en fantasías todavía vigentes en muchas cabezas –por así llamarlas–, encontrará gente dispuesta a admitirla.

Las imágenes de violencia harán caer el crédito de nuestro país y esto afectará a todo: a la influencia de España y a la capacidad del Gobierno para defender nuestros intereses, a las inversiones extranjeras y, muy en particular, al turismo: no todo el mundo querrá visitar un país que está ensayando otra vez la revolución. Los franceses y los italianos andarán frotándose las manos. Bien es verdad que siempre podemos especializarnos en el turismo alternativo, como en los tiempos de las Brigadas Internacionales… En cuanto a la política, el principal efecto de los desórdenes será reforzar el Partido Popular y arrinconar a quienes promueven y amparan los desórdenes. Así ha ocurrido en las dos últimas elecciones gracias al 15-M.

¿Quién gana con todo esto? Nadie, como no sean unos cuantos marginales o alborotadores profesionales. Ahora bien, eso es lo de menos. Lo que cuenta, en cambio, es poner a salvo una vez más, como en el año 2000, el relato mítico de la izquierda española. Según éste, la derecha en España no tiene derecho a existir porque es de por sí, sin redención posible, un elemento retrógrado: de ahí la teoría y la práctica del «cordón sanitario», y de ahí los ataques de estos días. Esto es propio de la izquierda de nuestro país: en Alemania no hay pogromos de los socialdemócratas contra la CDU, ni en Francia de los socialistas contra el partido de Sarkozy, ni en el Reino Unido de los laboristas contra los conservadores. Ataques como los de estos días sólo se producen aquí porque son necesarios para que la izquierda apuntale una identidad que de otro modo está en peligro. Así que perdemos todos, pero la izquierda española, en particular el socialismo, logra salvar sus señas de identidad. Es lo único que cuenta.

Periodismo y Agiprop
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 24 Febrero 2012

No era la masacre de los inocentes, ni la policía las SS pero que los medios de comunicación han seguido como pardillos, en unos casos, y en otros con entusiasmo fervoroso, los postulados del agiprop leninista es la evidencia mayor de los sucesos de Valencia.

La primera reflexión es la alucinante magnificación de lo sucedido. Se ha convertido una tangana entre estudiantes y policías saldada con algunos contusionados, todos leves, tan solo hospitalizada- y por un botellazo-una señora que pasaba por allí, en el acontecimiento nacional y mundialmente exportable. Los términos brutal, masacre, agresión, estado policial, fascismo han determinando una primera y contundente demostración: La exageración hasta el paroxismo de lo sucedido. La desmesura, que tan contraria es a la verdad y tan inmediatamente la trasforma en mentira, ha sido antes que a muchos imputable a los medios informativos. Unos por interés partidista y los otros por intoxicación y seguidismo, han dado el mas preclaro ejemplo de la ruptura de cualquier deontología profesional, de absoluta falta de rigor, de carencia absoluta de cualquier contraste y de negación , en suma, de los mínimos principios de la información. El periodismo ha obviado cualquier intento de objetividad para pasar a ser aquello con que soñaba el líder soviético: agitación, prensa y propaganda. El AGIPROP. No es nuevo, llevamos años entrenando, no es patrimonio de un sector, se practica desde los dos extremos con pasión e irá a más y a mayor.

Un twiter, aunque se repita cien veces, no es la biblia de la información, ni su exclusiva fuente. La mínima profesionalidad exige, al menos, intentar contrastar lo que dice y lo que una parte proclama., exige situar en bajo el mismo rasero a ese jefe policial con su despropósito de utilizar argot cuartelero , “el enemigo” con el del ya talludito lidercito juvenil con su “a sangre y fuego” a “quemar las calles”, exige dimensionar lo sucedido, exige, ante todo, intentar conocer la verdad, su origen, los acontecimientos previos, las acciones anteriores a la acción policial. En suma, y como poco, las dos versiones.

No ha sido el caso. Al contrario. Los periodistas han sido los aliados esenciales y los propagandistas enfebrecidos que repartían la consigna y el panfleto. Con la nueva herramienta de internet y sobre todo de los portales digitales convertidos en el contralibro de estilo del periodismo donde nada se contrasta, todo se avala e inmediatamente se convierte en causa y desmesura, el agiprop ha ocupado red, papel, radios y pantallas. Una monumental mixtificación, cuyo objetivo era llevar la agitación a las calles, la convocatoria a la revuelta masiva, partiendo de un incidente menor y consiguiendo con su amplificación hasta el paroxismo hacer de ello causa mayor. Que así ha sido y el objetivo con creces logrado.

Pasados los días, con la tempestad, aunque fuera de vaso de agua, más calmada, aparecen todo tipo de elementos y detalles que cambian y mucho la percepción. A veces asuntos cruciales, hasta el propio detonante de la famosa calefacción, o de la invasión continua y provocativa de las calles o el insulto reiterado y la provocación hasta acabar en violencia a las Fuerzas de Seguridad, los perfiles de los detenidos, el objetivo de las sedes PP y un largo ecetera sobre los que parecía haber la clara voluntad de ocultar y no informar. Emergen desde el fondo los hechos y algunas intenciones. Y quedan a la intemperie las vergüenzas de nuestra profesión donde los unos empujados por la pasión partidista y los otros por amarillismos y complejos hemos dado un penoso espectáculo y hecho de todo menos lo que debíamos: intentar informar con veracidad.

PD. La radiotelevisión publica (RNE y todos los canales de TVE) que hasta las elecciones mantuvieron un cierto barniz de equilibrio, han derivado en un sectarismo y en una radicalidad y tendenciosidad asombrosas. Los encumbrados por el anterior gobierno de Zapatero se han encastillado en sus puestos y aprovechando los resquicios legales pretenden aguantar todo el tiempo posible dirigiendo ideológicamente su predio.Han convertido esos medios, en estos últimos meses, en el máximo altavoz antigubernamental-he odio jalear y convocar las manifestaciones sindicales en ¡Tablero Deportivo!- negándose a aceptar que existen nuevas mayorías, sociales y políticas expresadas en las democráticas urnas.

Golpistas
juan carlos girauta ABC Cataluña 24 Febrero 2012

En vez de estar conmemorando el aniversario del vuelo del Plus Ultra y la gesta de su compañero Ramón Franco y Bahamonde, diputado que fue de ERC, las juventudes del viejo partido han preferido dedicar tan históricas fechas a hostigar la sede del PP, cuya representación en el Parlament les supera en un 80 por ciento. ¿Para qué? Para acusar a quien gobierna España de golpe de estado. Con un par. Vaya por delante que ERC es una autoridad en materia de golpes de Estado. Tras esta mirada entrañable a octubre del 34, veamos a dónde lleva el dedo acusador de los especialistas. Lleva al factoide valenciano así resumido por Arcadi Espada: se provoca una reacción de la policía, se graba con los móviles y se difunde.

Once agentes, más una ciudadana que pasaba por allí, deben ser atendidos, frente a cinco manifestantes contusionados. Pudieron comunicar su concentración pero no lo hicieron. Pudieron dejar de cortar las calles cuando se les instó pacientemente a ello, pero no lo hicieron. Ya tienen su falsa noticia, forjada con vídeos destinados a oscurecer la historia completa, es decir, la verdad. Se acusa de brutalidad a la policía y el PSOE se suma a la fiesta, en el Congreso y en la calle, con entusiasmo digno de mejor causa. Como era de prever, la campaña de agitación y propaganda pronto pasa por acorralar sedes del PP. Exorcizan su derrota política en la calle; todo apunta a que allí seguirán. Llevábamos exactamente sesenta días de gobierno popular. Si Rajoy cree contar con todos los resortes del poder, se equivoca. La televisión pública sigue en las mismas manos y organiza una apoteosis de demagogia en los informativos.

El miércoles por la noche, TVE reúne, en «debate», a un coro antigubernamental que, por desconocer, desconoce hasta la falsedad del detonante: en el instituto público no se había cortado la calefacción. Pero eso qué más da. Lo que importa es la conclusión que, más toreros que nadie, proclaman los jóvenes de Esquerra: el PP es golpista. Ergo su gobierno no es legítimo. Ergo todo vale. Acabáramos.

Cataluña
El pacto fiscal del nacionalismo
Mikel Buesa Libertad Digital 24 Febrero 2012

El mantra del "pacto fiscal" se ha convertido en el tópico recurrente con el que los nacionalistas catalanes reafirman su esencia identitaria cada vez que ésta puede verse en entredicho en virtud del pragmatismo que impera en su política práctica. El último ejemplo nos lo ha dado Artur Mas, hace poco más de una semana, cuando, para compensar el apoyo parlamentario de CiU a los planes reformistas del Gobierno, se ha despachado declarando a Le Monde que, si ese pacto fuera rechazado, "Cataluña podría perfectamente ser un Estado independiente dentro de la Unión Europea".

Son interesantes estas declaraciones porque, en ellas, se desgranan todos los tópicos que forman parte del cansino discurso nacionalista: por una parte, la apelación al agravio de los catalanes revestido de déficit fiscal, de manera que se alega que éste supone entre el 8 y el 9 por cien del PIB regional y, de paso, se sugiere que las dificultades financieras de la Generalidad viene de lo mucho de Cataluña paga a España, pues "si fuéramos independientes, tendríamos entre 10.000 y 15.000 millones de euros más"; por otra, la inevitable comparación con Alemania, en cuyo Estado Federal, se dice, "el déficit de los länder está limitado al 4 por ciento", para a continuación afirmar que eso mismo «es lo que nosotros queremos»; y, finalmente, la idea de que la sublimación del autogobierno constituye una condición necesaria para la continuidad del desarrollo económico, singularmente en estos tiempos de crisis, y por ello resulta ineludible declarar que "Cataluña es una nación y debe tener derecho a decidir su futuro".

Conviene someter estos tópicos al análisis y al contraste empírico. El del tamaño del déficit fiscal no resiste el primer embate, pues de acuerdo con las estimaciones que publicó en 2008 el Instituto de Estudios Fiscales, su cuantía es del orden del 6,5 por ciento del PIB si, como recomienda la sensatez metodológica, se calcula bajo el prisma de la "carga-beneficio"; o sea, si se tienen en cuenta por una parte los impuestos que soportan realmente los residentes en un territorio y, por otra, los beneficios que esas mismas personas obtienen del gasto público.

Pero más allá de la cifra concreta a la que se llegue, lo verdaderamente relevante es el hecho de que cualquier déficit fiscal se ve compensado siempre por un superávit comercial. Y así, según nos informa el Instituto de Estadística de Cataluña en sus últimos cálculos de la Contabilidad Regional, en 2010 el saldo comercial de la región con el resto de España sumó 12.162 millones de euros; o sea, una cantidad equivalente al 5,8 por ciento del PIB catalán.

El lector no debe sorprenderse de que esto sea así, pues ello no es sino el resultado de una identidad contable, de manera que los países o las regiones que disponen de una sólida posición exterior —y por ello exportan más bienes y servicios de los que importan— siempre presentan un flujo financiero negativo, del mismo modo que las economías menos competitivas —que saldan su comercio con más compras que ventas— siempre registran un saldo financiero positivo por la sencilla razón de que alguien de fuera tiene que poner los dineros que se necesitan para pagar ese exceso. Y como Cataluña es una de las regiones más industriosas de España, nadie debiera asombrarse porque venda más que compre y tenga un saldo fiscal negativo.

¿Nadie? Bueno, es claro que a Artur Mas lo que acabo de señalar sí le asombra. Este político catalán, como tantos otros de su cuerda nacionalista, responde al prototipo que, hace ya muchos años, en las páginas finales de su Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero, describió John M. Keynes como el de "los hombre prácticos que se creen exentos de cualquier influencia intelectual, … (que) oyen voces en el aire, destilan su frenesí inspirados en algún mal escritor académico de algunos años atrás … (y) son generalmente esclavos de algún economista difunto". No hay que ser un lince para comprender que, en este caso, el economista difunto, el mal escritor académico, no es otro que el que fuera catedrático de economía política en la Universidad de Barcelona, don Ramón Trias Fargas, pues no en vano da su nombre a una de las fundaciones vinculadas con Convergencia Democrática de Cataluña.

En efecto, fue Trias Fargas el que, en su Introducción a la economía de Cataluña, publicada en 1972, después de recordar a sus lectores que «por definición … a un superávit en la balanza comercial ha de corresponder u déficit en alguna de las otras cuentas», hizo una pirueta intelectual para afirmar que, en el caso de Cataluña, «parece que el superávit de mercancías —que, por cierto, él estimó en el 3,6% del PIB para 1967— es más que compensado por el déficit de las otras cuentas, y queda, al final, un déficit general, más o menos grande, en nuestra balanza con el resto de España». Naturalmente, después de esta cabriola no podía esperarse otra cosa que la instauración de los dos fundamentos doctrinales de carácter económico que el nacionalismo catalán ha venido repitiendo desde entonces: el primero señala que ese desequilibrio metodológicamente imposible pero cuantificable según la particular invención estadística de su autor, "priva a Cataluña de fondos para autofinanciarse"; y el segundo afirma que "Cataluña podría subsistir sola".

Pero dejemos el incorrupto legado intelectual de don Ramón Trias Fargas —tan venerado, sin saberlo, por sus epígonos, los actuales dirigentes del que fuera su partido— para adentrarnos en la cuestión de si, además del agravio español, existe otro cuando se compara a Cataluña con las regiones alemanas. Convivencia Cívica Catalana, la meritoria asociación ciudadana que opone in situ las virtudes democráticas a los excesos totalitarios del nacionalismo, acaba de publicar un informe que viene muy bien para elucidar este asunto. Se titula Mitos sobre el déficit fiscal catalán: comparación de Cataluña con los länder alemanes; y en él se muestra que, en Alemania, «los mecanismos de nivelación interregionales no incorporan en absoluto ninguna limitación en las balanzas fiscales de los länder del 4%». Además, esa restricción del 4% del PIB, tan cacareada por los nacionalistas catalanes, no se menciona «en ninguna sentencia judicial del Tribunal Constitucional ni en artículo alguno de la Constitución alemana». Y, para corroborarlo empíricamente, el informe recoge, a partir de los datos del Statistiches Bundesamt Deutschland y de la Generaldirektion für Wirtschaft und Finanzen, las estimaciones para 2005 del déficit fiscal de Hessen (10,1 por ciento del PIB), Baden-Württemberg (9 por ciento), Hamburgo (7,4 por ciento), Baviera (6,7 por ciento), Nordrhein-Westfalen (2,4 por ciento), Schleswig-Holstein (1,6 por ciento) y Rheinland-Pfalz (0,9 por ciento). Unos déficit fiscales que, lógicamente, financian los superávits que contabilizan Bremen, Sarre, Baja Sajonia, Berlín, Mecklenburg-Vorpommern, Turingia, Brandenburgo, Sajonia-Anhalt y Sajonia.

Las conclusiones de Convivencia Cívica Catalana, no por demoledoras, son menos ciertas. Y con ellas me quedo: «es falso que el déficit fiscal de los länder alemanes esté limitado al 4 por ciento de su PIB como afirman destacados dirigentes de CiU; … también es falso que Cataluña tenga más déficit fiscal que los länder alemanes». Por ello, recuerdan los autores del documento, es exigible «a los políticos que nos representan honestidad intelectual» para que «no falseen la realidad en beneficio de sus intereses partidistas y electorales».

Llego al final, pues en el extremo de todo esto no está sino la idea de que, para que el progreso de la sociedad y de la economía hermosee los hogares y haga más apacible la vida de los catalanes, es necesario profundizar en el autogobierno como si existiera un «dividendo económico de la descentralización». Andrés Rodríguez-Pose, catedrático en la London School of Economics, ha dedicado un extenso programa de investigación a este asunto, con análisis empíricos de países como Alemania, Italia, Estados Unidos, Brasil, China, India, México y, naturalmente, España. Es posible que, algún día, con más espacio disponible, dedique un artículo a explicar a mis lectores los pormenores de estos interesantísimos trabajos. Pero, por ahora, baste con señalar que las ventajas económicas de la descentralización no aparecen por ninguna parte y que el desarrollo económico de las regiones, aunque no se ve impedido por la progresión en la autonomía de sus gobiernos locales, tampoco se ve impulsado por ella. El autogobierno no es, por ello, la panacea del bienestar.

El Sr. Buesa Blanco es catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid.

Cataluña
El mantra del déficit fiscal
Antonio Robles Libertad Digital 24 Febrero 2012

El supuesto "maltrato fiscal" que sufre Cataluña a favor de comunidades que "se pasan la vida en el bar amarradas a un cerveza", ha pasado de ser un mantra del independentismo más friki, a máximo argumento del Gobierno de la Generalidad. Artur Mas lo acaba de internacionalizar desde el rotativo francés, Le Monde: "en Alemania el déficit de los landers está limitado al 4 por ciento. Es lo que nosotros pedimos".

Deposita el mantra, le da un toque de seriedad económica al implicar a Alemania, hace proselitismo internacional como si Cataluña fuera una colonia maltratada por España y le vuelve a soltar a Omnium Cultural 1,4 millones de euros para construcción nacional. Es el guión tópico y típico: Se inventan un cuento (en este caso el límite del 4 por ciento de solidaridad interterritorial en Alemania) y lo repiten hasta convertirlo en una verdad incuestionable. Jordi Pujol, en los medios y Duran i Lleida hasta en el Congreso de los Diputados.

Afortunadamente, esta vez, Convivencia Cívica de Cataluña ha respondido al cuento con argumentos y números: ni Alemania pone límites a la solidaridad interterritorial, ni Cataluña arrastra un déficit fiscal mayor que los landers alemanes con mayor déficit, ni Cataluña es la comunidad que mayor aporta. Madrid y Baleares aportan más. Merece la pena leer con detenimiento el Informe de CCC.

Si jerarquizamos lo que aportan los landers alemanes con mayor déficit fiscal y los jerarquizamos con las comunidades españolas con igual criterio nos darían estos resultados por orden de mayor aportación fiscal: Hessen (-10,1 por ciento), Comunidad de Madrid (-9,0%), Baden- Wurttenberg (-9,0 por ciento), Baleares (8,0 por ciento), Hamburgo (7,4 por ciento), Baviera (6,7 por ciento), Cataluña (6,5 por ciento), Comunidad Valenciana (3,4 por ciento).

A la luz de los datos, ni Alemania pone el límite del 4 por ciento como mayor déficit fiscal, ni Cataluña tiene un saldo negativo respecto al resto de España, ni es Cataluña quién más aporta. En realidad ocupa el tercer lugar después de Madrid y Baleares. Mientras tanto, el periodismo en Cataluña ni investiga, ni cuestiona ni contrarresta la propaganda. Ha tenido que ser una asociación no subvencionada quien denuncie este "populismo de bolsillo".

El nacionalismo ha pasado de excitar los sentimientos más manipulables de la naturaleza humana a través de la lengua, al descaro del concierto económico y la insolidaridad interterritorial. Ya no se lo callan, lo exigen públicamente. Hoy el negocio nacional necesita dividendos, hay demasiada gente viviendo de él y la crisis pone en riesgo su sotenibilidad. Lo que sea para no perder privilegios.

Sería bueno, que se publicaran balanzas fiscales desde distintos organismos públicos y privados, se contrastaran números y, al final, se recordara desde el Estado que en España lo aportado por los españoles se reparte según necesidades. Pretender sacar provecho mayor por tener mayor déficit fiscal, es olvidar que déficit fiscal significa superávit fiscal. Por si todavía queda algún incauto.

Grecia no tiene salvación... ¿Y nosotros?
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 24 Febrero 2012

¿Para qué echar miles de millones en Grecia? Para que cobren los bancos franceses y alemanes.

Lo que está ocurriendo en Grecia lleva a pensar que el proyecto europeo puede encallar de manera definitiva. Los graaaaaaandes líderes y los saaaaaabios funcionarios de la Unión Europea no ha sabido lidiar con los problemas de un país que representa el 2% del PIB de la Zona Euro.

Os dejo unas frases sacadas de recientes artículos para comprender mejor el caso griego. Ah, en el nuevo rescate (mejor llamarlo regalo) España aportará 15.600 millones de euros.

El colapso griego y la burbuja de bonos
Francia y Alemania, que atesoran con cariño €57.000 y €34.000 millones respectivamente de deuda griega, sean los que se empeñen en mantener al enfermo terminal griego dentro del euro a toda costa, aunque el PIB del país se desplome a razón del 4-6% anual, y la deuda sobre PIB se dispare a 130%.

Rescatar a Grecia no funciona, ya lo hemos visto muchas veces. Pero, ¿de verdad sería una debacle dejar a Grecia reestructurar y salirse del euro?. Yo siempre digo que si Grecia quiebra formalmente y se aclara y limita el riesgo, se puede acotar el problema portugués, español e italiano, y el mercado lo valoraría muy positivamente.
No hay otra opción que dejar a Grecia quebrar, porque Europa no se puede permitir un rescate equivalente al 10% del PIB de España cada cinco meses para llegar a nada.

Grecia, cordero vociferante camino del matadero:
La cuadratura del círculo es imposible: austeridad salvaje y crecimiento sostenido no pueden formar parte de la misma ecuación. Más cuando, de los 130.000 millones de ayuda adicional comprometidos, ni un solo euro irá a parar a la actividad productiva helena sino que se destinará a salvar sus bancos y refinanciar la deuda.

Ya que se ha hecho de un problema menor, que apenas supone el 2% del PIB de la Eurozona, una cuestión de estado, enterrando 240.000 millones, el 100% de su PIB que se dice pronto, que al menos se hubiera hecho atacando el problema en su raíz: la falta de competitividad de su economía a resultas de una paridad cambiaria absurda y una estructura productiva en las antípodas de la alemana. Intentar igualar por arriba es un imposible.

La Grecia de 2012, después de cuatro siglos de opresión turca, no tiene nada que ver con la de Aristóteles, Pericles o Leónidas. ¿Estamos realmente con Grecia?

Peluqueros, locutores de radio, camareros, músicos... (hasta 600 profesiones) se catalogaban como profesiones de riesgo y tenían derecho a jubilarse a los 55 años (si se es hombre) o a los 50 (si se es mujer).

La Administración griega contaba con cientos de comités -que empleaban a un total de 10.000 personas- para gestionar todo tipo de asuntos. Entre ellos, el lago Kopais, que lleva más de ochenta años sin agua. Total: 220 millones de euros.

Y mientras tanto en España la chusma se droga con Gran Hermano y los ilustrados lloran por los porrazos que se repartieron en Valencia.

LOS MANIFESTANTES DE VALENCIA SIGUIERON UN MANUAL DE GUERRILLA URBANA
«Hay que provocar a la Policía y parecer ciudadanos corrientes»
- Difundieron a través de internet unas pautas para enfrentarse a los agentes, quedar como víctimas y «despertar la simpatía de la opinión pública». - El PSOE arenga las protestas: ovaciona al cabecilla del Sindicato de Estudiantes en las Cortes valencianas y dice que manifestarse no es incompatible con la oposición útil
Alberto Ordóñez, portavoz de la Federación Valenciana de Estudiantes y uno de los detenidos en las movilizaciones, fue invitado ayer por el PSOE a la sesión de Control de las Cortes Valencianas.
F. Cancio La Razón 24 Febrero 2012

MADRID- Iban preparados para provocar y actuar. Sabían lo que hacían y cómo moverse ante la presencia policial. No dejaban nada a la improvisación, ni lo más básico. Los radicales que el pasado lunes provocaron una batalla campal en pleno centro de Valencia (que se saldó con más de una veintena de policías heridos) siguieron muchas de las instrucciones incluidas en el documento «¿Cómo actuar ante las cargas policiales?: Manual de los disturbios», difundido a través de las redes sociales. Fue el mismo lunes día 20 cuando un usuario de Twitter, Carlos González (@cdgcalaza), difundió este texto en el que se incita a la violencia contra los agentes con todo tipo de elementos, como piedras, adoquines, botellas o, incluso, cócteles molotov. Y con un mensaje, tratar de quedar como víctimas y despertar la simpatía de la opinión pública con una serie de «jugadas». El documento no tiene desperdicio y desde los primeros párrafos queda claro lo bien organizados que están estos grupos dedicados a reventar manifestaciones.

«La capucha es nuestra amiga» es el primer epígrafe, en el que se recomienda taparse el rostro para evitar ser identificados por la Policía. Eso sí, aconsejan «no llevar demasiadas “pintas”» y pasar por «ciudadanos corrientes». Acto seguido se habla del aspecto legal, donde recomiendan «apuntarse en el brazo» el teléfono de los abogados con los que cuentan los organizadores por si hay detenciones. En el caso de que los convocantes no cuenten con una «comisión legal», animan a los manifestantes a «estar en activo en alguna organización política que tenga contacto con abogados».

Justo después, comienzan los consejos para preparar la acción. Explican cómo actúan los antidisturbios, quienes «en la mayoría de los casos lo que buscan es la dispersión», y llaman a «mantener la calma». Como ejemplo de sus intenciones, explican que «los antidisturbios son más lentos que nosotros por vestuario y equipamiento». Al mismo tiempo, animan a no retroceder bajo ningún concepto: «Cuanto más tiempo aguantemos sin ceder terreno a la Policía, más cuotas de libertad estaremos expropiando al Estado».

Para ello, enumeran diferentes métodos para mantenerse firmes «una vez iniciados los enfrentamientos». Así, consideran útil el «lanzamiento de objetos, piedras, adoquines o escombros» o «volcar los contenedores de botellas», pues «uno de ellos proporciona munición a decenas de manifestantes durante aproximadamente un cuarto de hora». Pero van más allá y no dudan en explicar a sus seguidores cómo fabricar un cóctel molotov.

Otra de las técnicas que plantean es bloquear las calles para «obstaculizar el avance de los furgones policiales» usando desde «cubos de basura o vallas de obra» hasta coches cruzados (se explica cómo y entre cuántas personas hacerlo), pues «un furgón policial puede abrirse paso ante una barricada compuesta por materiales livianos».

Todo, para que los manifestantes ganen tiempo «para pensar y reorganizarse». Aunque no se detienen sólo en mover coches y «en casos de extremo peligro», recomiendan la «quema de vehículos».

«Atacar estructuras capitalistas»
Una vez se han cortado las calles, el manual considera útil «descentralizar la acción» creando diferentes «focos autónomos de resistencia» que desborden el esquema de los antidisturbios. Si nada de todo esto es suficiente y la «represión policial es especialmente dura», ofrecen un segundo plan: «En vez de atacar a las unidades policiales, atacamos las estructuras capitalistas más destacadas, como sucursales bancarias o comercios pertenecientes a grandes empresas (Telefónica, McDonalds...)». Es aquí donde incluyen su plan para «despertar simpatía» entre la población: reclaman «cuidar mucho el no atacar al pequeño comercio». De esta forma, lo que buscan es «afectar todo lo posible la actividad económica como protesta por la represión».

Todo un manual de guerrilla urbana para las protestas violentas del siglo XXI.

El PSOE invita a las Cortes al cabecilla
Alberto Ordóñez, portavoz de la Federación Valenciana de Estudiantes y uno de los detenidos en las movilizaciones, fue invitado ayer por el PSOE a la sesión de Control de las Cortes Valencianas. La secretaria general de los socialistas valencianos, Carmen Martínez, fue quien cursó la invitación y el líder de los socialistas de la comunidad, Jorge Alarte, hizo de anfitrión

LA LUPA
29 F
Protestas en toda España
Los estudiantes valencianos y sus simpatizantes continúan calentando motores para la gran manifestación que se celebrará el próximo miércoles 29 de febrero. Un día en el que coincidirán en las calles miembros de centros educativos de toda España que saldrán para protestar por la represión policial y los asistentes a la huelga general de estudiantes de la Comunidad Valenciana que denunciarán su situación por los ajustes económicos.

Cataluña
Valora más en las subvenciones que el proyecto sea en catalán que la propuesta cultural
Mascarell insiste en dar 'preferencia' al catalán
El uso del catalán en los proyectos culturales sigue garantizando las subvenciones de la Generalidad
A pesar de que el Tribunal Constitucional dictaminó que el catalán no podía ser ‘preferente’ por parte de la Generalidad, la Consejería de Cultura cuantifica su uso en un tercio de la valoración total de los criterios para el reparto de las ayudas.
Redacción www.vozbcn.combcn.com  24 Febrero 2012

‘Desde el punto de vista competencial, y de acuerdo con el artículo 3.1 de la Constitución, el castellano es la lengua oficial del Estado y todos los españoles tienen el deber de conocerla así como el derecho a usarla. En cuanto a las demás lenguas españolas, su apartado 2 señala que serán también oficiales en sus respectivas Comunidades Autónomas. [...] Asimismo, la jurisprudencia del Tribunal Constitucional ya ha declarado inconstitucional ese carácter preferente de la utilización de la lengua cooficial‘.

Este es el argumento que esgrimió el Gobierno en julio pasado -con José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) al frente del mismo- para justificar su recurso de inconstitucionalidad contra la autonómica Ley del Aranés, aprobada por el Parlamento autonómico de Cataluña en septiembre de 2010 con el apoyo del PSC, ERC, ICV-EUiA y CiU, y con la oposición del PP y Ciudadanos.

Tres millones más en subvenciones culturales
Este jueves, el Instituto Catalán de las Empresas Culturales (ICEC) -antes denominado Instituto Catalán de las Industrias Culturales (ICIC)-, dependiente de la Consejería de Cultura, ha presentado las bases de las subvenciones para ‘proyectos y planes editoriales’ dirigidos a ‘la producción tradicional o digital de productos editoriales para su comercialización’, así como para ‘proyectos de distribución y explotación de espectáculos por toda Cataluña de los ámbitos del teatro, la danza, el circo y la música en directo’.

En el primer caso, estas ayudas a fondo perdido ascienden a 1,8 millones de euros. En el segundo, la Generalidad tiene previsto repartir 1,2 millones de euros en subvenciones. En ambos casos, los subsidios pueden alcanzar hasta el 40% del presupuesto aceptado.

El catalán supone hasta un tercio de los criterios de valoración
Pero lo más sorprendente es que, a pesar de las sentencias de los tribunales, la Generalidad insiste en dar preferencia al catalán sobre el castellano. De tal forma que, en los ‘criterios de valoración para determinar la cuantía’ de las subvenciones a los proyectos editoriales, el hecho de que estos utilicen el catalán supone, de entrada, un 35% del total de los puntos de valoración posibles. Situación que contrasta con el 10% de los puntos con que, por ejemplo, se valora ‘el interés cultural del proyecto o plan editorial respecto de la oferta editorial disponible’.

Mientras que en el caso de los espectáculos de teatro, danza, circo y música en directo, la utilización del catalán es valorado con el 25% de la puntuación máxima para determinar la cantidad a subvencionar. Un porcentaje que, por ejemplo, es mucho mayor que ‘el interés cultural del proyecto y la trayectoria del equipo técnico y artístico incluido en la propuesta’, valorado, en este caso, con un 15% de los puntos totales.

Es decir -y al margen de la preferencia lingüística-, la Generalidad a través de la Consejería de Cultura, a la hora de otorgar subvenciones culturales, valora más que el proyecto sea en catalán que la propuesta cultural en sí, ya sea editorial o artística.

La Generalidad mantiene el desacato a las sentencias del Constitucional
El Gobierno de Zapatero, en septiembre de 2010, no hizo más que recoger lo indicado por el Tribunal Constitucional en su fundamento jurídico 14 de la sentencia sobre el Estatuto de junio de 2010, que estableció que la Generalidad debe mantener un ‘equilibrio inexcusable’ entre el castellano y el catalán, y que ‘en ningún caso’ puede dar ‘un trato privilegiado’ a ninguna de ellas, subrayando que el catalán no puede tener ‘uso preferente’ por parte de la Administración autonómica, como pretendía el Estatuto.

Sin embargo, desde entonces, la Generalidad ha hecho caso omiso a la sentencia. Dejando aparte el caso de la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán, también declarada ilegal por el Tribunal Constitucional, raro es el día en que el Gobierno autonómico no emite una orden, una resolución o un decreto en el que insiste en dar ‘preferencia’ al catalán por encima del castellano.

Cataluña
TV3 destinará 32 millones de euros a doblar películas de cine solo al catalán
Los 32 millones de euros (a los que falta sumar el IVA) se distribuirán durante los próximos cuatro años y a razón de ‘un máximo de 2.000 horas anuales de doblaje en catalán’.
Redacción www.vozbcn.com 24 Febrero 2012

Detalle de la adjudicación de las empresas que se repartirán los 32 millones de euros en función de su baremo (fuente: CCMA).

La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) gastará 32 millones de euros para la traducción de películas al catalán. Así consta en la adjudicación hecha pública por la corporación de la Generalidad de Cataluña que ha otorgado a ocho empresas el doblaje de películas que emitirá TV3. Eso sí, los doblajes serán únicamente en catalán.

Los 32 millones de euros (a los que falta sumar el IVA) se distribuirán durante los próximos cuatro años y a razón de ‘un máximo de 2.000 horas anuales de doblaje en catalán’. Los contratos con las empresas se realizará de un año de duración y hasta un máximo de tres renovaciones.

Doblar hasta las películas en español

Según la valoración realizada en el concurso de la CCMA, las empresas que recibirán los encargos de doblaje al catalán son Sonorización y doblajes, S.L. (que realizará el 18% de los doblajes), International Sound Studios, S.A. (18%), Sonygraf, S.A. (14%) Todd-Ao Estudios, S.L. (14%), Sonoblok Audiovisual, S.L. (10%), Dubbing Films, S.L. (10%), Sonilab Studios, S.L. (8%) y Seimar RLM, S.L. (8%).

En la adjudicación firmada el pasado 27 de enero no se especifica los idiomas originales del doblaje. La CCMA no colabora con los entes de Islas Baleares y la Comunidad Valenciana para doblar películas conjuntos en catalán. Una decisión que ahorraría dinero al ciudadano. Además, TV3 emite doblado al catalán todas las películas que están grabadas originariamente en español lo cual supone tratar el español con el mismo rango que las lenguas extranjeras.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Jaime Mayor y las cosas que helarán la sangre
EDITORIAL Libertad Digital 24 Febrero 2012

La entrevista concedida por Jaime Mayor Oreja este jueves al noticiario de mediodía de esRadio ayuda a entender eso que los dos grandes partidos llaman "la gestión del final de ETA" y no es otra cosa que el cumplimiento de lo que quiera que el presidente Zapatero y los terroristas pactaron de espaldas a los ciudadanos. No le gusta al ex ministro el papel de Casandra, pero nadie ha anticipado como él el fatal cumplimiento de la negociación con ETA y nadie más en el PP se atreve a decir, a propósito de la actitud apaciguadora de los demócratas, que "el rey está desnudo".

Es un hecho que ETA no ha sido derrotada y hoy gobierna en ayuntamientos y diputaciones, además de sentarse en el Congreso de los Diputados. Es un hecho que la banda no se ha disuelto, ni ha entregado las armas, ni sus pistoleros se han puesto a disposición de la Justicia para aclarar los asesinatos que siguen impunes. Es un hecho que ETA no ha pedido perdón ni su brazo político ha condenado los asesinatos, torturas y secuestros de la banda terrorista.

Con estas y otras evidencias delante, es natural que las palabras del ministro del Interior, Jorge Fernández, reconociendo una "dimensión política" a ETA hayan causado perplejidad e irritación en esa parte de los espanoles, nosotros entre ellos, que se niega a mirar para otro lado mientras se intenta llegar a una paz sin justicia para las víctimas y sin conocimiento del pueblo español soberano de lo que se está acordando bajo la mesa sobre el destino del País Vasco, de Navarra y de España.

El siguiente eslabón en el proyecto de ETA es colocar a uno de los suyos como lehendakari en las elecciones autonómicas del próximo año y emprender, desde ahí, la irreversible ruptura de la nación, en un proceso de autodeterminación a la escocesa. Está por ver si el candidato será el señor Otegui. Lo dirá el Tribunal Supremo más pronto que tarde. Lo que no está tan claro es qué quiere hacer el Gobierno del PP para acabar con ETA. Y eso sí que es una descorazonadora novedad en nuestra democracia. Por primera vez, los españoles no saben a qué atenerse con un Gobierno popular en materia de lucha antiterrorista.

Qué hacer con ETA y con su brazo político es ya la encrucijada más importante de la política nacional del presidente Rajoy. Tanto absorbe la crisis económica la atención de la opinión pública y las energías del Gobierno, que el final de la banda terrorista y el precio a pagar se están dilucidando en un fondo en penumbra del escenario. Para el sentido de España y su continuidad como nación, sin embargo, la solución que se dé al terrorismo etarra es más decisiva que la política fiscal o la reforma laboral.

El acuerdo de los dos grandes partidos presenta demasiados puntos oscuros como para estar tranquilos. Hay demasiada ambigüedad en lo pactado esta semana en el Congreso y resultan inquietantes algunas expresiones como la de "promover la convivencia social" en el País Vasco, incluidas en el texto del acuerdo, que los medios proclives a la negociación con ETA se han apresurado a interpretar como equivalentes de una reinserción de los terroristas presos.

La decepción de las víctimas por la renuncia del PP a iniciar el procedimiento de ilegalización de Amaiur tasado por la Ley de Partidos es compartida por muchos ciudadanos que votaron al señor Rajoy no solo para enmendar el desastre económico y social causado por su antecesor, sino para que expulse a ETA de las instituciones y persiga a los terroristas con los instrumentos que el Estado de Derecho proporciona a un gobierno democrático.

La invocación retórica a las víctimas como una guía moral ya no convence a las propias víctimas de la claridad de los propósitos de la política antiterrorista. Hay demasiados signos, cada vez más claros, de que el nuevo Gobierno da por bueno lo pactado por el señor Rodríguez Zapatero con la banda. Aunque solo fuera por este escepticismo que ha brotado en las víctimas y entre ciudadanos, debería reflexionar el presidente Rajoy, en cuyas manos está la decisión del sentido definitivo que tomará la lucha contra ETA. Si las víctimas deploran y los terroristas aplauden, entonces, es que algo no va bien. Cuando la madre del policía local Joseba Pagazartundúa, asesinado por ETA, le dijo al señor Patxi López: "Haréis cosas que nos helarán la sangre", nunca imaginamos que quien pudiera acabar haciéndolas fuese un Gobierno del PP.

ETA
El precio
Emilio Campmany Libertad Digital 24 Febrero 2012

Dice Eguiguren en su libro ETA. Las claves de la Paz: "La conferencia [de Ayete] tuvo una reacción virulenta desde la derecha mediática y el sector más radical del PP, que hacía recordar los tiempos del Proceso de Paz de 2006. No querían entender que el precio a pagar por el cese definitivo de ETA era mínimo". O sea, que hay un precio que pagar, aunque prefiere no detallar cuál es. Lo que sí dice es que hay un precio. Sabemos que, por lo menos, consiste en dejar que ETA esté en las instituciones, lo que incluye, a partir de marzo de 2013, el Parlamento Vasco y quién sabe si Ajuria Enea. También supone el acercamiento de algunos presos y la liberación de otros. Y, si atendemos a lo que preguntó Ekarrondo el miércoles pasado al Gobierno, cabe deducir que también hay que darles el reconocimiento de Euskadi como nación, cosa que indirectamente Eguiguren ya ha hecho al apuntar la posibilidad de una constitución vasca, y el derecho a decidir del "pueblo vasco", concepto que probablemente incluya al navarro.

Esto, como muy bien ha explicado Jaime Mayor Oreja a Dieter Brandau en esRadio, no es un proceso de paz (con minúsculas, que hasta ahí podíamos llegar), es un desafío. Un desafío que consiste en que hay que darles lo que Zapatero les prometió y que no puede ser otra cosa que lo que Eguiguren llama precio mínimo. La cuestión es si Rajoy se ha obligado o no a pagar ese precio cuyos primeros plazos ya satisfizo el tontiloco de su antecesor. Para vergüenza de todos los que le votamos, la cosa no está nada clara.

Y la cuestión es que, hayan prometido más o menos, lo que no pueden dar es lo que no tienen. Y lo que no tienen es la posibilidad de convertir al pueblo vasco, incluidos los navarros o no, en pueblo soberano porque no lo es. En España sólo hay un soberano, que es el pueblo español. Por tanto, sólo el pueblo español puede consentir que una parte de él se haga igualmente soberano. Ni Zapatero ni Rajoy, por mucho que sean, que tampoco son tanto, son el pueblo español y no pueden disponer de su soberanía. Ya es tremendo tener que aclararlo.

Desde el PSE, el PNV e incluso Amaiur, se han hartado de decir que ETA no volverá a matar. ¿Y por qué sigue ahí vigilando que se cumpla lo prometido? Pues para hacer valer la amenaza de que, si no se paga el precio estipulado, volverán a lo único para lo que sirve una organización terrorista, cometer atentados. Por eso no se disuelven. Y por eso parece que se empeña el PP en pedir que lo hagan. Sin darse cuenta que da lo mismo. Allá ellos si quieren o no disolverse. Lo que hay que hacer de momento, mientras ETA siga existiendo, es meter en la cárcel a sus miembros por pertenencia a organización terrorista. Ya está bien de pamplinas y monsergas.

Nacionalismo banal
miquel porta perales ABC Cataluña 24 Febrero 2012

De acuerdo. Artur Mas va de farol en las declaraciones a Le Monde de la semana pasada. Ya saben: que si Cataluña pertenece por la fuerza al Estado español desde hace trescientos años, que si podría ser un Estado de la Unión Europea, que si habrá que convocar un referéndum de autodeterminación en caso de que el Estado no acepte un pacto fiscal con Cataluña. De acuerdo también cuando se interpreta el farol de Artur Mas como un intento de neutralizar las críticas recibidas después de pactar los presupuestos de la Generalitat con el PP. Si me apuran, también hay acuerdo con quien piense que Artur Mas está presionando al Gobierno para que le escuche y le tenga en cuenta. En definitiva, CiU está obligada a marcar perfil. Y de ahí esa «jugada o envite falso hecho para deslumbrar o desorientar» que constituye el farol. Pero, en todo ello, hay algo más.

Con las declaraciones a Le Monde, Artur Mas quiere consolidar ese «nacionalismo banal» (Michael Billig) que transmite una idea normal —natural, que se ajusta a criterios fijados de antemano— de la nación catalana. En principio, el nacionalismo banal se limita a la cuestión del ser y se expresa aquí y allá —con naturalidad, como si se tratara de una cosa común y corriente— a través de los símbolos, la estructura administrativa, la escuela, la lengua, el deporte, la información meteorológica y no meteorológica, los mapas o la rotulación callejera. Artur Mas pasa del nacionalismo banal del ser al del estar. Ya no se trata de que Cataluña sea únicamente una nación dotada de un determinado ser, sino que tiene derecho a reclamar una determinada manera de estar. Es decir, de existir —alojarse— donde crea conveniente y con quien crea conveniente. De ahí, la referencia a un estar independiente anterior a 1714 –la cosa no es exactamente como dice Artur Mas- que ahora se reivindica en forma de farol —o no—para el siglo XXI.

Rosa, ¿qué les das?
http://santiagonzalez.wordpress.com 24 Febrero 2012

Llama la atención la capacidad que ha revelado UPyD para agitar, más, si cabe, las aguas de esta torrentera. Parecía que el penoso episodio parlamentario del martes era el último episodio y yo pensaba darlo por cerrado con el comentario de ayer. Pero ayer, el presidente de los populares guipuzcoanos, a quien yo tenía por persona muy razonable, colgó este piopío en twitter. No me habría ocupado de ello, es una tontería más de las que se escriben cuando se piensa más en los 140 que en los caracteres. Bildu, como sabe todo el mundo, no existía el 1 de marzo de 2009, en que se celebraron las elecciones autonómicas que dieron lugar a esta legislatura. Bildu no tiene, por tanto, representación en el Gobierno vasco. Sí la tiene EA, pero el problema de Bildu y Amaiur no es EA, ni Alternatiba ¿cuántos sabrían decir qué es eso? sino ‘los independientes’. Un independiente, Martín Garitano, es el Diputado General de Guipúzcoa; otro Juan Karlos Izagirre, alcalde de San Sebastián. Tampoco es rigurosamente cierto que el diputado solitario de UPyD, Gorka Maneiro, haya firmado con EA, si con ello se sugiere que han negociado y acordado la propuesta. EA apoyó la propuesta de UPyD, eso fue todo.

Lo que sí se produjo fue una coincidencia táctica entre el PNV y el PP. Y aquí volvemos a la manipulación que relatábamos ayer al imputar a UPyD y Amaiur la coincidencia contra el aval al camino de la paz, como señalaba ayer la portada de El Correo. No había habido tal. La única coincidencia que se produjo en la única votación que tuvo lugar en el Congreso, fue la de todos contra la moción de UPyD. En realidad votaron contra su propia enmienda de sustitución, que RD había transformado en enmienda de adición para recogerla íntegra en una transaccional Era normal que Amaiur votara en contra de quien pide su ilegalización. Lo que no era tan normal es que votara en contra el partido que más había insistido en ilegalizar a la izquierda abertzale en su programa electoral y en decenas de declaraciones de sus líderes.

Esa es la cuestión y no otra. No es relevante, por ejemplo, la ‘verdadera’ intención de RD al presentarla. ¿Que lo hace para quitar votos a sus adversarios? Yo lo daría por supuesto. El asunto es que UPyD goza ahora de la ventaja ética y estética que tenía el PP frente al PSOE durante el ‘proceso de paz’ y cuando pasa eso, suele unirse lo útil con lo agradable. Un suponer, para los más acérrimos partidarios del PP o los más furibundos detractores de Rosa Díez, que también los hay: El Gobierno va a presentar los presupuestos el 3o de marzo, cinco días después de las elecciones andaluzas. ¿Es absolutamente imposible que los presenten el día 23, por ejemplo? Ciertamente, no, pero tendrían que ser gilipollas para hacerlo. Una semana o dos no van a ser el problema para Bruselas o los mercados y en el retraso de los presupuestos, la responsabilidad fundamental incumbe al presidente que alargó la convocatoria hasta el 20-N. Tiene razón Rajoy al decir que tres meses es un plazo razonable para elaborar unos presupuestos.

Luego está el gran argumento que se usa a mi modo de ver de manera irreflexiva, como un lugar común. Instar la ilegalización de Bildu y Amaiur y fracasar es darles alas. ¿Por qué toman esa afirmación como si fuera una ley física? El Tribunal Supremo denegó la legalización a Bildu. El TC revocó la sentencia y legalizó. ¿Ha supuesto eso el hundimiento del crédito apara el Supremo?¿Se ha hundido algún Gobierno cuando el Constitucional le ha tumbado alguna ley desde la LOAPA? No. No es un misterio gozoso del rosario y más vale no gastar pólvora en salvas.Pero en sentido contrario cabe destacar la pedagogía que se ejerce cuando se plantea una iniciativa que va a ser derrotada por un juez. Contaré otra vez algo de lo que fui testigo hace años. José Ramón Recalde, ex consejero de Educación y de Justicia del Gobierno vasco y víctima superviviente de ETA, se negó a insertar publicidad del Departamento de Educación en el diario Egin. La empresa editora, Orain, se querelló contra el Gobierno vasco y un juez le dio la razón. Cuando le preguntaron a Recalde qué pensaba hacer, respondió que, naturalmente, acatar la sentencia, insertar el anuncio y pagar. Pero en la próxima campaña volveré a negar publicidad y dinero público al diario Egin. Para que haga esto tendrá que obligarme otra sentencia judicial. A mí me pareció una hermosa lección democrática.

Pero volvamos al tema. Semper colocó un tweet escasamente afortunado. Esto no tendría mayor importancia, si no fuera porque luego lo borró y después negó que lo había borrado. No sabía el hombre, que cualquier bloguero, antes que nada, como este Naroh que lo ha convertido en una estrella de Twitter, hace una captura de pantalla. ¿Qué tiene UPyD que suscita tanta pasión contraria?¿Por qué un hombre tranquilo, de maneras parlamentarias sobrias y alejadas de la estridencia, sólo ha perdido la mesura, parlamentariamente hablando en sus respuestas Rosa Díez. ¿Por qué Oyarzábal le reprocha lo mismo que Errekondo (el GAL, la presencia ante la cárcel de Guadalajara, -donde no estuvo-, ¡caramba, qué coinsidensia!) cuando no se lo reprochan al partido responsable de los hechos (o al que pertenecían los responsables de los hechos) y que ella abandonó?¿Por qué lo de Leopoldo Barreda?¿Por qué alguien que parecía un buen tipo, como Semper, se ciega hasta mentir en el espacio público y cubrirse de ridículo? Ni siquiera desde el partidismo más miope se justifica. UPyD le ‘ha quitado’ más votos al PSOE que al PP, eso está comprobado, pero el PSOE tiene más gramática parda.

Actualidad
Los radicales de Valencia difundieron un manual para atacar a la Policía
El documento da instrucciones para enfrentarse a los agentes y ofrece instrucciones de cómo preparar cócteles molotov o montar barricadas en la calles
 www.lavozlibre.com 24 Febrero 2012

Madrid.- Los radicales que el pasado lunes provocaron una batalla campal en medio de Valencia en protesta por los recortes en Educación puestos en práctica por la Generalitat siguieron las directrices del documento ‘¿Cómo actuar ante las cargas policiales? Manual de los disturbios’, difundido por las redes sociales, según publica ‘La Razón’.

Dicho manual fue difundido en Twitter por el usuario Carlos González (@cdgcalaza). Se trata de un texto que incita a la violencia contra los agentes con todo tipo de elementos, tales como piedras, adoquines, botellas o, incluso, cócteles molotov. Incluía además un mensaje para tratar de quedar como víctimas y despertar la simpatía de la opinión pública con una serie de “jugadas”.

El primer epígrafe se titular ‘La capucha es nuestra amiga’ y recomienda taparse el rostro para no ser identificado por la Policía. Recomienda “no llevar demasiadas ‘pintas’” y pasar por “ciudadanos corrientes”. En el apartado legal, recomiendan “apuntarse en el brazo” el teléfono de los abogados de los organizadores de la manifestación por si hay detenciones. Si estos no cuentan con una “comisión legal”, se anima a los manifestantes a “estar en activo en alguna organización política que tenga contacto con abogados”.

En el epígrafe ‘La estrategia policial’ se explican cómo actúan los antidisturbios, quienes en “la mayoría de los casos lo que buscan es la dispersión” y llaman a “mantener la calma”. Apunta, asimismo, que “los antidisturbios son más lentos que nosotros por vestuario y equipamiento”. Insiste también en no retroceder nunca: “Cuanto más tiempo aguantemos sin ceder terreno a la Policía, más cuotas de libertad estamos expropiando al Estado”. Entre los diversos métodos para lograr es objetivo se incluye el “lanzamiento de objetos, piedras, adoquines o escombros” o “volcar los contenedores de botellas”, ya que “uno de ellos proporciona munición a decenas de manifestantes durante aproximadamente un cuarto de hora”.

También ofrece las instrucciones para crear un cóctel molotov y plantea técnicas como el bloque de calles “para obstaculizar el avance de los furgones policiales”. Según el manual, “lo más efectivo para este caso es cruzar coches”. En casos de “extremo peligro para los activistas” se recomienda la “quema de vehículos”.

Una vez se han cortado las calles se considera útil “descentralizar la acción” a través de “focos autónomos de resistencia” que desborden a los antidisturbios. Pero si esto no funciona y “la represión policial es especialmente dura, ofrecen un plan alternativo: “En vez de atacar a las unidades policiales, atacamos las estructuras capitalistas más destacadas, como sucursales bancarias o comercios pertenecientes a grandes empresas (Telefónica, McDonalds…)”.

Y es entonces cuando desgranan su estrategia para “despertar simpatías” en la opinión pública. Entre ellas recomienda “cuidar mucho el no atacar al pequeño comercio”. Así, lo que buscan es “afectar todo lo posible la actividad económica como protesta por la represión”. Un texto que sin duda constituye un completo manual para la lucha urbana.

lucha antiterrorista
Encarcelados los dos últimos detenidos por contribuir a la extorsión etarra
Otaño e Igerategi han sido acusados de integración en banda armada al desarrollar su actividad durante años y no sólo para 'Thierry'
AGENCIAS | MADRID. El Correo 24 Febrero 2012

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ordenó ayer el ingreso en prisión de los presuntos miembros de ETA Iñaki Igerategi y Juan Ignacio Otaño, detenidos el martes y acusados de recabar para la banda nombres de personas a las que se exigía el llamado 'impuesto revolucionario'. El magistrado les imputa un delito de integración en organización terrorista al considerar acreditado que entregaron revistas y boletines oficiales de la provincia de Gipuzkoa con identidades de potenciales víctimas de la extorsión al ex 'número uno' de ETA Francisco Javier López Peña, 'Thierry'.

Posteriormente el entonces jefe de la organización armada seleccionaba los objetivos y encomendaba a Igerategi, de 42 años, y a Otaño, de 51, la misión de enviarles las cartas que les instaban al pago de distintas cantidades en nombre de la banda.

Fuentes judiciales señalaron que Velasco ha optado por acusarles del delito de integración y no del de colaboración porque los detenidos desarrollaron esta actividad durante varios años y no sólo para 'Thierry', sino también para otros integrantes de la cúpula etarra en un período posterior, con los que se entrevistaban en territorio francés gracias a citas preestablecidas.

Otaño, detenido en Andoain, se negó a declarar ante el magistrado tras permanecer dos días en régimen de incomunicación en la sede de la Guardia Civil en Madrid. Mientras, Igerategi, arrestado en Tolosa, ratificó en un primer momento la declaración prestada en las dependencias policiales para luego optar por mantener silencio y no responder a las preguntas planteadas por Velasco.

Según informó tras su detención el Ministerio de Interior, los dos 'legales' integraban en 2008 una «célula de apoyo» a las estructuras directivas de la organización bajo la dirección de López Peña y Ainhoa Ozaeta Mendicute, ambos detenidos en 2008 en Burdeos.

Igerategi, perteneciente al cuerpo de bomberos de la Diputación de Guipúzcoa, es primo de José María Igerategi Gilisagasti, alias 'Ijitu', miembro de la banda fallecido en 1994 en Vitoria al explotarle la bomba que transportaba.

Sus detenciones se produjeron tras el análisis de la documentación intervenida a ETA en la operación que concluyó con las detenciones de 'Thierry' y Ozaeta, remitida recientemente por las autoridades judiciales francesas a las fuerzas de seguridad españolas. De momento, no consta que participaran de forma directa en ningún atentado terrorista.

Traslados desde Francia
Mientras tanto, agentes de la Policía Nacional trasladaron ayer desde Francia a Ernesto Prat Urzainki, Asier Aginako Etxenagusia y Javier Abaunza Martínez, detenidos en el país vecino en 2012, 2004 y 2002, respectivamente. Los tres han sido reclamados por la Audiencia Nacional; los dos primeros son entregados de forma definitiva, pero Abaunza deberá volver a una prisión gala transcurridos tres meses.

El pamplonés Prat Urzainki, de 34 años, fue arrestado el pasado 25 de enero en la localidad francesa de Urrugne al pesar contra él una orden europea emitida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska por su pertenencia a Ekin, organización del entorno político de la banda. Abaunza, natural de Gernika y de 47 años, fue arrestado el 2 de mayo de 2002 en Niort junto a cuatro presuntos miembros de ETA al ser reclamado por pertenencia a banda armada, igual delito que se le imputa al durangarra Aginako, de 36 años, cuyo arresto se produjo el 17 de junio de 2004 en una vivienda de Coulaines en posesión de diferente armamento.

Obligar a los niños a examinarse en euskera, cuando ésta no es su lengua materna, rebaja en veinte puntos sus resultados en matemáticas y empeora su aprendizaje del inglés
EIG. Redacción. Vitoria http://www.paisvasco-informacion.com  24 Febrero 2012

El Instituto Vasco de Investigación Educativa (ISEI-IVEI) ha hecho públicos los resultados de la "Evaluación Diagnóstica" correspondiente a los alumnos de cuarto de Primaria del País Vasco.

El trabajo, que analiza en profundidad las competencias de los alumnos en este nivel de estudios (9-10 años), demuestra lo que instituciones internacionales como la Unesco y destacados expertos internacionales vienen señalando desde hace décadas: que los niños deben tener garantizado el derecho a estudiar en su lengua materna (algo que no ocurre en el País Vasco) y que la obligación de que los estudiantes lleven a cabo sus procesos educativos en una lengua que no es la suya (como ocurre en Euskadi, donde el 73% de los alumnos que tiene como lengua materna el castellano es obligado a estudiar en euskera), solamente lleva al fracaso escolar.

En este sentido, los resultados de la Evolución Diagnóstica relativa a 4º de Educación Primaria llevada a cabo por el ISEI-IVEI ponen de manifiesto que, concretamente, y en lo que hace referencia al estudio de las matemáticas, la lengua en la que el alumnado responde a las pruebas tiene una clara influencia en los resultados de éstas. "Cuando la lengua de la aplicación no coincide con la lengua familiar, los resultados son significativamente más bajos", afirman los autores.
Además, y con respecto al nivel medio global, "sólo el alumnado que ha realizado la prueba en su lengua familiar se sitúa por encima de la puntuación media del País Vasco". Esto lleva a afirmar a los responsables del estudio de referencia que "el alumnado cuya lengua familiar no coincide con la lengua de aplicación de la prueba obtiene, en la competencia matemática, resultados significativamente más bajos que quienes realizan la prueba en su lengua familiar.".

En otro orden de cosas, el informe también revela el estrepitoso fracaso de la teoría "trilingüística" impulsada por el Gobierno de Patxi López. Hay que recodar que el Departamento de Educación del Ejecutivo socialista está convencido de que todos los estudiantes vascos tienen la necesidad de formarse en el conocimiento del español y del inglés, las dos lenguas más habladas en el mundo. Pero como se muestra absolutamente incapaz de permitir que las familias vascas elijan, entre el castellano y el euskera, el idioma vehicular en el que formar a sus hijos, ha optado por trasladar a los niños y niñas de Euskadi las consecuencias de su incapacidad para la acción. Tanto es así que la consejera Isabel Celaá pretende que el sistema de enseñanza trilingüe (en euskera, castellano e inglés) se generalice en todos los colegios vascos durante el curso 2013-14, lo que supondrá la desaparición de los actuales tres modelos lingüísticos (el D en euskera, el B bilingüe y el A en castellano), y su sustitución por este único marco. Pues bien, lo que viene a decir ahora la más reciente "Evaluación Diagnóstica" del ISEI-IVEI es que, en relación con el estudio de una tercera lengua, y analizando los resultados medios obtenidos en cada uno de los modelos lingüísticos que conforman el sistema educativo vasco, el modelo D (íntegramente en euskera e impuesto en la mayoría de los municipios vascos) "obtiene una puntuación significativamente más baja que los modelos A y B en la competencia comunicativa lingüística en inglés."

Yolanda Morín: “Junta Islámica y otras organizaciones musulmanas son a la yihad lo mismo que el partido Sortu a ETA”

 Minuto Digital   24 Febrero 2012

Una entrevista de Juanjo Armas
España y Libertad inicia otra campaña nacional contra la expansión islámica. Se van a repartir de forma gratuita miles de adhesivos de la campaña. Yolanda Couceiro Morín, su presidenta, es de la pocas personas en España que habla sin temor sobre el Islam y su crecimiento en Europa. Acostumbrada a la presión del entorno etarra, no duda en hablar con absoluta libertad sobre el tema en éste, su periódico.

¿Tan importante es el problema del Islam como para que ustedes realicen una campaña sobre este tema?
Sí, es un problema de primera magnitud. Europa, y España, está sufriendo una invasión musulmana en toda regla que cuenta con la complicidad de la clase política. Tenemos más de 50 millones de musulmanes en Europa si contamos los inmigrantes ilegales. Son 50 millones de personas que importan una ideología peligrosa y violenta. Ocupan ya nuestras calles, y nuestros políticos les otorgan más derechos que a nosotros. Sí, es un problema importante porque supone un asalto a Occidente, a nuestra cultura y costumbres. Y es un asalto patrocinado por dictaduras, como la saudí, que promulgan el asesinato y la tortura de todas aquellas personas que no pensamos como ellos.

¿No es usted un poco radical?
Si mi opinión le parece radical le invito a realizar estas pregunta a todas las mujeres que son violadas por grupos de musulmanes en Europa. A las que son desfiguradas con ácido. O a Asia Bibi, o a los homosexuales que son asesinados en nombre de la ‘religión de paz’…

Pero el Islam es una confesión religiosa…
No, es una ideología política totalitaria, antidemocrática y violenta. Es incompatible con la democracia.

Pero en España tenemos musulmanes que no son violentos…
Si se refiere usted a organizaciones como Junta Islámica y otras, le diré que son a la yihad lo mismo que el partido Sortu a ETA.

¿Niega usted la existencia de un islam moderado?
Yo no, ellos mismos. ¿Dónde están? ¿se han manifestado? Si existe un islam moderado, cosa que dudo, es cobarde y colaboracionista con los violentos. Más de lo mismo.

¿Debería prohibirse el Islam entonces?
Debería ilegalizarse como se ilegalizan partidos políticos que están a favor de la violencia. El Islam es una ideología violenta que atenta contra los derechos humanos.

En su web he visto enlaces a organizaciones como la EDL, que algunos acusan de ‘prosionista’
Nosotros defendemos el derecho a la legítima defensa de Israel frente al terrorismo islámico de Hamas. También su derecho a existir. Si a usted esto le parece ‘prosionista’… Yo creo que este es un mensaje agotado, protagonizado por ‘los de la ceja’, la izquierda, y un sector de la llamada extrema derecha que prefiere dedicarse a estas cosas en vez de hacer frente al debate sobre sus problemas de unidad, atomización y desensamblaje ideológico.

La EDL es una organización que lucha contra la invasión islámica. Son tantos, que en sus manifestaciones se ven banderas de Israel de vez en cuando. ¡Ojala sucediera en España lo mismo! Pero es muy difícil. Los judíos en España están obnubilados por la izquierda. Para ellos, la separatista Pilar Rahola es una heroína, y Esteban Ibarra, detenido hace años por su relación con el FRAP, mantiene vínculos muy importantes con la comunidad judía. Son sólo dos ejemplos, pero hay muchos más. Así que puede suponer cual es nuestro vínculo con la élie judía en España: ninguno. Pero bueno, cada cual escoge sus amigos y es libre de equivocarse. Alguien desde Israel debería pedir explicaciones a los judíos españoles por todo esto, y más de uno debería meditar sobre las razones de tanto a apoyo de los líderes judíos españoles a la izquierda de ZP.

¿Complejos por ser apoyados por organizaciones de derecha como la suya?
No sé si son complejos, pero a los judíos en España les va muy mal en relación a la opinión pública. Deben creer que por tratar con guante de seda a la izquierda les va a ir mejor. Luego se quejan cuando esa misma izquierda impulsa boicots a los productos de Israel o quema sus banderas en las calles. Y que conste que hablo de los líderes de esta comunidad, no de los ciudadanos de a pie, entre los que tengo muchos amigos, algunos de ellos militantes de España y Libertad.

Otro tema: la inmigración
¿Otro tema? Más bien otro problema
¿Por qué es un problema la inmigración?

Mire usted. En España, pese a lo que nos digan, tenemos más de 10 millones de inmigrantes. De ellos sólo cotizan a la Seguridad Social 1.700.000. ¿Que hace el resto? ¿Dónde están? ¿A qué se dedican? ¿De qué viven? ¿Qué tipo de ingresos tienen?

Eso puede sonar a xenofobia o racismo
La casta política pretende hacernos comulgar con ruedas de molino. Tenemos millones de personas ‘no españolas’ o naturalizadas que disfrutan y agotan nuestro sistema de salud mientras se hacen con nuestras ayudas. Mientras tanto, un millón y medio de hogares españoles no recibe ningún ingreso económico. ¿Denunciar eso xenofobia? Si usted cree que defender nuestra identidad y a nuestros compatriotas es xenófobo, apúnteme en esa lista. Un puesto de trabajo no puede ser adjudicado a un extranjero mientras exista un español en el paro. Así de simple. Desde luego, pese a quien pese, los españoles primero.

Ya, ¿y si el español no quiere trabajar?
Mire, de esos hay pocos. La milonga de que los inmigrantes vienen a por los trabajos que los españoles no quieren o que vienen a pagarnos las pensiones, no cuela a estas alturas de la obra de teatro montada por la casta parasitaria. Lo que los españoles no queremos es que algunos empresarios-delincuentes abusen de nosotros pasando por encima de nuestros derechos y de los logros que los trabajadores han conseguidos tras muchos años de lucha y esfuerzo. La llegada masiva de inmigrantes ha conseguido que el mercado laboral se nutra en muchos casos de personas que cobran 400, 500 o 600 euros al mes. La culpa de esto la tiene una parte del empresariado, que utiliza a los inmigrantes, y la clase política, que se ha pasado la vida haciendo de ‘hermanita de la caridad’ para luego mirar a otro lado y dejarnos a los españoles vendidos ante la crisis. , El español hace bien en plantarse frente a estos abusos. El español quiere trabajar, pero con una retribución justa.

Si además hay españoles que no quieren trabajar porque prefieren dedicarse a vivir del PER o las ayudas sociales, entonces habría que plantearse la retirada de ayudas a esas personas y ‘ponerles las pilas’ legalmente.

¿Cree que hay relación entre la inmigración y la delincuencia?
Bueno, resulta evidente que todos los inmigrantes que llegan a España no son delincuentes, pero deberá reconocer que la gran mayoría de delincuentes que se detienen en España son inmigrantes. Desde el 1 de enero de 2000 hasta hoy, los internos españoles sólo han crecido en 10.700 personas (un 29%), mientras que los extranjeros lo han hecho en 18.100 (un 228%). Es decir, que en estos diez años, de cada diez personas que han ingresado en la cárcel, seis eran inmigrantes, un 60%. Además, los presos extranjeros representan ahora mismo el 40% de presos en España. Con estos datos en la mano le digo claramente que sí existe una clara relación entre la inmigración y la delincuencia.

Para pedir material de la campaña NO PASARÁN, CLICK AQUÍ http://www.e-libertad.es/libertad/contacto-con-espana-y-libertad/
Recortes de Prensa   Página Inicial