AGLI

Recortes de Prensa   Miércoles 29  Febrero 2012

 

El insostenible Estado de las Autonomías
Pinocchio Estrella Digital 29 Febrero 2012

Me cuentan que, cuando el Gobierno español llega a Bruselas y dice que el problema de la ruina española está en las autonomías, los funcionarios de la UE se quedan perplejos. No entienden nada. "¿Qué es eso de las autonomías?", preguntan. "Pues, -responde el Gobierno español-, una cosa muy española parecida a un Estado Federal pero que no lo es". El funcionario, que puede ser noruego o austriaco, vaya usted a saber, vuelve a mirar confuso al del Gobierno español y a decirle que no entiende nada. Entonces, el español se defiende argumentando que España es seria pero que las CCAA no lo son. "¿Pero quién manda en esas Comunidades Autónomas?", termina preguntando el funcionario cabreado. A lo que el español, sin saber qué responder, se encoge de hombros y termina poniéndole un ejemplo. Y contándole que España es como una familia con 17 hijos en la que cada uno de ellos va a su bola. Y que, entre los 17, algunos son rebeldes, otros desobedientes, otros contestones, maleducados, gastosos, poco estudiosos, nada serios… En fin unas joyitas incontrolables…

Lógicamente, el tipo de la UE, que sigue sin entender nada, le dice que ese es un problema nuestro. Que primero arreglemos las cosas de nuestra familia y que luego el padre vaya a hablar a Bruselas en nombre de todos. España es un caos. Por activa y por pasiva. La hemos convertido en un caos. España sólo es un Estado residual y 17 nano-estaditos en manos de pequeños napoleoncitos, que se creen los reyes del mambo, y que han montado 17 chiringuitos para su mayor gloria, con 17 sistemas educativos, 17 sistemas sanitarios, 17 maneras de hacer justicias, 17… 17… Todo en España está multiplicado por 17. El 17 es nuestro número de la ruina. Es más, si seguimos así, habrá diecisiete fronteras dentro de nada. De hecho, comercialmente, ya existen.

El Estado de las Autonomías, le pese a quien le pese, es insostenible. Económica y políticamente. Porque una cosa fue lo que se escribió como concepto y otra cosa es lo que ha resultado ser. Y lo que ha resultado ser es inasumible y hay que corregirlo. No hay dinero para mantener a tanto político mediocre y tanta estupidez pueblerina y cateta. Hay que reorganizar esta ruinosa estructura. Y urgentemente.

Y aunque lo ideal sería que el Estado recuperase competencias, algo que parece que no está contemplado legalmente, bastaría, para empezar, con que el Gobierno central aplicase la ley, que existen leyes correctoras del dispendio de las Autonomías, y controlase tanto despilfarro. Leyes, por cierto, que nunca se han llegado a aplicar.

De lo contrario, no habrá manera de salir de esta ruina, insisto, económica y política y que es el hazmerreir del mundo.

Nota: No deja de ser sorprendente que la denostada Comunidad de Madrid haya sido la única de las 17 autonomías que ha cumplido con el déficit…

El déficit español se dispara y los políticos despilfarradores nos hunden
Francisco Rubiales Periodista Digital 29 Febrero 2012

Los españoles tenemos derecho a sentir indignación y rabia y a escupir contra los políticos, los principales causantes de nuestras desgracias, al conocer que España cerró 2011 con un desequilibrio en las cuentas públicas del conjunto de las administraciones de un 8,51% del PIB, equivalente a 91.344 millones de euros, lo que supone una desviación de un 41% respecto al objetivo comprometido en Bruselas. Casi 26.500 millones de euros. Nuestros indignos políticos nos la han jugado una vez más.

Cuando uno descubre que Zapatero ha mentido como un griego corrupto y nos ha dejado en la estacada, incumpliendo su deber de vigilar y controlar en gasto en el gobierno central y las autonomías, menos se comprende que Rajoy le haya condecorado y perdonado sus desmanes y abusos. Muchos pensamos que más que una condecoración merecía treinta años de encierro.

Si cabía alguna duda sobre la mentira, el despilfarro y el carácter delictivo de buena parte de nuestra clase política, el enorme agujero descubierto lo confirma y demuestra. Estamos en manos de gente que no merece gobernar y de locos y ególatras peligrosos, unos más que otros, pero cabe generalizar y afirmar que la peor pesadilla de España es su clase política, un conjunto de tipejos que, después de gastar como descontrolados, de inundarnos de corrupción y abuso de poder y de engañar a las instituciones europeas y a los mismos ciudadanos españoles, caminan, inexplicablemente, libres y sin castigo alguno por las calles y plazas de España, algunos de ellos sospechosamente enriquecidos.

El gasto alocado, que nos obligará a vivir un año 2012 de privaciones y sacrificios inéditos e inmerecidos por culpa de unos desalmados con poder, ha afectado a todos, a los del PSOE, PP y nacionalistas, a todo bicho gobernante, con la excepción de la comunidad de Madrid, única que cumplió. El record fue para el socialista castellano manchego Barreda, un pájaro derrochador que debería estar enjaulado por sus innumerables excesos, lujos y arbitrariedades.

Para colmo de males, el ministro Montoro no estuvo nada acertado al anunciar el drama. Al decir que los culpables de que el déficit español sea del 8.51 en lugar del 6 por ciento, "somo todos" y que "el culpable es España", el ministro Montoro parecía referirse a todos los españoles, cuando en realidad se refería a todos los políticos y a todos los partidos, incluido el suyo, que ha despilfarrado como un descosido en Murcia, Valencia y otras comunidades gobernadas por una derecha que en algunas regiones compite con el socialismo en despilfarro, arbitrariedad y corrupción. Si Montoro se refería, como parecía, a todos los ciudadanos, su vileza no tendría perdón, pues los ciudadanos, en España, sólo somos víctimas de una clase política que merecería la expulsión del poder y, en muchos casos, la cárcel.

Pero donde la baja calaña del poder político español se demuestra con mayor obscenidad no es en su increíble capacidad de mentir y despilfarrar, sino en su injusticia visceral, en su incapacidad para asumir sacrificios y su injusta y antidemocrática tendencia a hacer pagar el drama a los ciudadanos, sin que ellos renuncien a sus privilegios, lujos y abusos. Mantener, por ejemplo, las subvención es a los partidos políticos y a los sindicatos en las presentes circunstancias es de una bajeza suprema intolerable. Si a nosotros nos van a subir el IVA y todos los impuestos, reducir los salarios y embadurnarnos de austeridad y tristeza, ¿por qué tendríamos que seguir pagando con el dinero de nuestros impuestos a unos partidos políticos y sindicatos que son, precisamente, los principales culpables de la ruina y las desgracias de la nación?

Financiar a los partidos políticos,patronales y sindicatos españoles con el dinero de los impuestos, en estos tiempos de dolor y privación, es, simplemente, una vileza del poder que los ciudadanos nunca deberíamos tolerar. El poder político, por muy indecente que sea, está obligado a recortar drásticamente sus gastos y privilegios.

Ojo al dato: en las encuestas andaluzas aparece ya la clase política como segundo gran problema de la nación, por encima de la crisis económica, un indicio escalofriante que demuestra no sólo el escandaloso y antidemocrático divorcio existente entre los ciudadanos y sus teóricos representantes políticos, sino el rechazo y hasta el odio que crece cada día más en la ciudadanía hacia la infecta e inepta clase política española.

Voto en Blanco

Se pueden perdonar muchos fallos en la Política, pero nunca el de la traición. La traición a los valores y a los principios
El desconsuelo
Alfonso Ussía La Razón 29 Febrero 2012

Me lo confesaba un tanto atribulado, una buena persona y padre de familia numerosa. No entendía su caso. Su situación patrimonial y económica era envidiable, y nada les faltaba a los muchos hijos, todos ellos con carreras universitarias cumplidas o en proceso de licenciatura. En la casa se vivía muy bien, y nada faltaba. Echaba de menos a su mujer, fallecida en plena juventud, pero no quiso casarse de nuevo para no alterar el equilibrio anímico de sus hijos. Renunció a mucho por ellos. Y ellos, a las primeras de cambio, abandonaban la casa familiar y se instalaban por su cuenta. «Algo he tenido que hacer mal para que me suceda esto». Había que ser piadoso con su desolación, su desconsuelo. «Pues sí, algo has hecho mal con toda seguridad. Pero sin voluntad de hacerlo». Y se consolaba un poco, pero con un límite de consuelo muy inmediato.

Al leer que Toñi Santiago, la madre de la niña asesinada por la ETA en Santa Pola, la madre coraje que fulminó con su mirada y sus palabras a los terroristas que mataron a su hija, ha devuelto el carné del Partido Popular, he recordado al padre atribulado que «algo tuvo que hacer mal» para que todos sus hijos salieran en estampida de su casa. Se marchó descorazonada María San Gil, la mujer que reunió en su valentía todas las admiraciones, afectos y gratitudes habidos y por haber. Descolocaron a Jaime Mayor, y en su partido, con voz de susurro, fue duramente criticado por acertar sus vaticinios. Dejaron en la más absoluta soledad a personas admirables que se habían jugado su pellejo por la convivencia y la libertad en el País Vasco. Las víctimas del terrorismo, cuya dignidad se recuperó gracias a Aznar, a Mayor, a Acebes y a Rajoy –no lo olvidemos–, se han manifestado irritadas con los pasos titubeantes del PP en un Gobierno con mayoría absoluta. El ministro del Interior se equivocó de plano y en pleno cuando introdujo en sus declaraciones la trampa de la «solución política». Y ahora, Toñi Santiago, devuelve el carné del PP y señala como responsable de su cambio de actitud a Iñaki Oyarzábal, todopoderoso segundón «popular» en el País vasco, y al que muchos le dicen el «Eguiguren del Partido Popular». Que la madre de una niña asesinada por la ETA, que la mujer que ha sufrido lo indecible, que la militante en el partido político que acogió su tragedia y sus reivindicaciones, devuelva el carné, supera la anécdota para convertirse en un asunto profundamente grave.

Alguien, en las alturas de decisión del PP se tendrá que pensar si está siendo honesto y leal con sus firmes convicciones y antiguas y reiteradas promesas. Se pueden perdonar muchos fallos en la Política, pero nunca el de la traición. La traición a los valores y a los principios, la traición a los que han sufrido, la traición a los que han muerto o viven mutilados de cuerpo o alma, la traición a los que han creído en ellos, la traición a las familias rotas y desconsoladas. Eso no se puede perdonar. Y si hay alguien en el Partido Popular dispuesto a llevar a cabo ese rosario de traiciones asumiendo la cómoda mentira instalada en aquellas tierras,se tiene que marchar y dejar paso a los que siguen creyendo que la honestidad política, la paz y la libertad en el País Vasco sólo serán posibles si se levantan sobre el recuerdo de los que dieron su vida por el triunfo del Estado de Derecho. Y los terroristas, sus corifeos, sus muñecos de guiñol y sus cómplices aceptando la derrota como una realidad incuestionable.

Es cuestión de honor. De decencia. De obligación moral. Que una mujer como Toñi Santiago devuelva el carné del PP se me antoja de una gravedad demoledora.

Atrapados en la ruina y en la irresponsabilidad
Isabel Durán Periodista Digital 29 Febrero 2012

Los ciudadanos españoles asistimos atónitos a la evasión de responsabilidades en el descomunal descontrol de las cuentas públicas. Unos y otros se echan las culpas hasta el extremo de que en un mismo partido , el socialista, se ofrecen versiones contradictorias dependiendo de si proceden del aparato de Ferraz (Alfredo Pérez Rubalcaba o Soraya Rodríguez) o de la administración atuonómica andaluza (José Antonio Griñán) para quitarse el ruinoso muerto de encima.

La guinda la ha puesto el secretario general de los socialistas cuando sagazmente le preguntaba Carlos Herrera si se siente corresponsable del 8,51% del déficit anunciado ayer por el Ejecutivo. Su respuesta ha sido demoledora para la memoria no precisamente histórica: "Yo salí del Gobierno en julio, dos meses antes de que estallara el origen de todo esto que es la crisis de deuda que tuvimos en agosto".

Olvida Rubalcaba que hace solo cinco años España tenía superávit y que él era miembro del Gabinete que tiró la casa por la ventana negando la crisis para después erigirse en el todopoderoso número dos alcanzando la vicepresidencia desde el 21 de octubre de 2010 y la portavocía en ese mismo Gobierno que no presentó los Presupuestos Generales del Estado que con tanto apremio reclama ahora.

Resulta que de los 91.344 millones de euros que constituyen el desorbitado déficit del Estado --una desviación del 41% respecto de lo comprometido con Bruselas-- aquí nadie ha roto un plato y nadie es culpable de nada. Mariano Rajoy metió la tijera en apenas cuatro semanas en 15.000 millones de euros. Pero los 2,5 puntos de desviación de déficit suponen que va a tener que recortar otros 30.000 si quiere cumplir con la UE y esta no rebaja sus exigencias para 2012. Algo senciallamente inviable.

El desmadre de las cuentas públicas nos ha sumido en la ruina más absoluta. Atrapados en una maraña de recortes y de los sacrificios que aún están por llegar por imperativo de Bruselas tras la orgía de gasto público a todos los niveles, todavía hay quien quiere calentar la calle. ¿Cabe mayor irresponsabilidad?

El momento de la verdad.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 29 Febrero 2012

Los discursos siempre se llenan de pomposas promesas y buenas intenciones que posteriormente la realidad se encarga de contradecir. Rajoy no podía escaparse a esta máxima, aunque ha dejado que sean sus colaboradores los que hagan el trabajo sucio de explicar el por qué se toman las medidas y sobre todo, quien es el responsable de que hayan de tomarse. Lejos quedan esas palabras en que se decía que los "españoles no nos van permitir que sigamos excusándonos en la herencia recibida, sino que nos van a exigir soluciones".

Es verdad que la cifra del déficit heredado, el 8,51%, queda muy por encima del admitido por la Sra. Salgado del 6%. Es verdad que el objetivo del 4,4% resulta imposible sin tomar medidas drásticas de recaudación con un aumento masivo de impuestos, posiblemente incluido el IVA. Es verdad que el agujero de la deuda es tan grande que solo en este ejercicio es el equivalente a 1.000 Euros por habitante. Es verdad que el PP no va a tener la fuerza de voluntad suficiente para imponer el techo de gasto, véase déficit cero, a las Autonomías, recuperando competencias.

Porque tras las declaraciones de destacados políticos del PSOE como Soraya Rodríguez excusando al Gobierno de Zapatero y culpando a las Autonomías de ser las responsables del déficit, no deja de ser cínico y de una alta hipocresía. Porque ¿Quién sino Zapatero y su Gobierno con Salgado, Chaves y Rubalcaba, fueron los que permitieron que las CCAA superasen el techo del gasto y dejaron de ejercer el mínimo control presupuestario como era su deber? Hace falta desfachatez en acusar a otros de lo que uno mismo ha hecho y querer hacer creer que ninguno de ese Gobierno fue responsable de la situación a la que ha llegado España. Las declaraciones de Rubalcaba a este respecto son especialmente vergonzosas.

Pero el caso es que lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible. Por mucho que Rajoy y su equipo siguiendo las instrucciones de Bruselas elaboren unos Presupuestos con el 4,4% de déficit, es un engaño consciente de que no se podrá alcanzar ese objetivo, porque es imposible salvo que España sufra una transformación rotunda de la actual estructura del Estado y una recesión profunda muy superior a la que han estimado los Organismos internacionales del 1,5%.

Este es un año de transición y posiblemente ni siquiera en el 2013 surjan los famosos "brotes verdes" con un mínimo crecimiento, por supuesto incapaz de crear empleo de forma estable y continuada. Es verdad que España logrará salir del agujero, pero a estas alturas y con los actuales condicionantes, incluida la desleal oposición del PSOE y toda la izquierda, esa salida se va a hacer muy difícil y tardará más de lo que sería deseable. Tampoco sería de extrañar que los nacionalistas aprovechen esta debilidad manifiesta del Gobierno para forzar sus reivindicaciones secesionistas, abriendo frentes políticos de calado superpuestos a los graves problemas sociales preexistentes con la crisis y el paro.

Creo que el PP debe dedicarse a gobernar, como ya dije hace días. Es lo que los españoles que le hemos votado esperamos que haga y que gobierne con transparencia y sin excusas. Hay que tomar las medidas correctoras por muy duras e impopulares que sean y hay que explicarlas con total sinceridad y sin escudarse ni excusarse en el pasado, sino con la mirada puesta en el futuro, por muy negro que sea el presente. El PP debe tener la fortaleza de no adoptar actitudes defensivas yendo a buscar el cobijo de las tablas como los toros mansos, sino que debe tomar el centro del ruedo y permanecer allí desafiante ante los ataques de sus enemigos, que son muchos. Este es el momento de la verdad y cuando hay que demostrar la bravura y la casta.

Protestas 2012-02-29
La calle de la Izquierda está cortada
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 29 Febrero 2012

El vandalismo en Barcelona, con la excusa de la Educación, ha superado al de Valencia, con la educación como excusa. Por supuesto, en ambos casos la educación, con minúscula y con mayúscula, ha brillado por su ausencia. En Madrid se ha vivido otro día de calentamiento vandálico. Y el día 11, en burla evidente de una fecha sagrada para millones de españoles, la Izquierda quiere hacer el Ensayo General de la Huelga General. De la primera de ellas, porque habrá más.

Que se burlen del 11M y de sus víctimas es normal en quienes, ayunos de escrúpulos, convirtieron la masacre de 2004 en una excusa para la violencia contra el Gobierno del PP. Ya lo intentaron Zapatero y Rubalcaba poniendo las elecciones generales el 20N, confiando sin duda en un efecto de radicalización y agrupamiento del voto de izquierdas que, al final, no se produjo. Ahora el éxito es más fácil porque no se cuentan votos y porque una violencia mayor con un número menor de vándalos abre exactamente igual los telediarios, escaparate de la superficialidad.

No se dirá que la Izquierda, con el PSOE a la cabeza, no ha dicho que iba a hacer lo que está haciendo. El otro día, el diputado del PP Alfonso Alonso invitaba al PSOE a "dejar la calle y volver al Parlamento". Le parecería muy ingenioso a ese destacado miembro del sector blandito del PP vasco, pero si el PP se cree que, por consunción interna, va a producirse un desgaste de los partidos de Izquierda que promuevan la violencia y la inestabilidad está muy, pero que muy confundido. El desgaste lo sufrirá el Gobierno si no es capaz de usar toda la contundencia que permite la ley para garantizar el orden público frente a los matones de la silicona, los amigos de Fidel Castro y los sindicalistas subvencionados.

Esto no ha hecho más que empezar y no se extinguirá por sí sólo. La extrema izquierda tiene sus propias vías, siempre violentas, de expresión política, pero de momento –y por varios años- esa izquierda del molotov tiene acceso a la gasolina de la izquierda millonaria de PRISA y del PSOE, valga la redundancia. El precedente de Valencia es nefasto: nos mostró a un ministro del Interior sin criterio, que dio marcha atrás y desautorizó a su policía a las primeras de cambio. Estamos en las segundas y llegaremos a las enésimas. O el Gobierno se entera de que la calle de la Izquierda está cortada y despeja el tráfico, o acabarán cortando también la de la Derecha.

¿La prueba de un delito de ocultación de pruebas?
EDITORIAL Libertad Digital 29 Febrero 2012

Tanto la Ley de Enjuiciamiento Criminal, como el propio reglamento de los Tedax, exigen que todas las muestras recogidas en el escenario de un atentado se conserven. Se trata, por lo demás, de un requerimiento del más elemental sentido común, pues el lugar donde se comete un atentado constituye el principal continente de pruebas destinadas a esclarecerlo y enjuiciarlo. La conservación de esos vestigios es esencial para que las distintas partes puedan solicitar que se realicen nuevas pruebas y salvaguardar, así, derechos fundamentales, tanto de las víctimas como de los acusados.

Pues bien. Una de las cosas más escandalosas en relación con el 11-M, fue la rapidez con la que los vagones atacados fueron destruidos nada más producirse los atentados. De esta forma, los restos recogidos en los trenes desaparecieron a toneladas, hasta verse reducidos a 23 míseros fragmentos en pésimo estado de conservación, que fue todo lo que llegó a la pericial de explosivos del juicio.

Por estos hechos, la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M presentó en 2009 una querella contra el ex jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, por un posible delito de destrucción de pruebas; procedimiento que, sin embargo, la Audiencia de Madrid ha archivado recientemente con la peregrina excusa de que esa actuación policial ya fue objeto de una denuncia previa instada por el partido político Alternativa Española, a su vez archivada por otro juzgado de la Plaza de Castilla, por lo que entiende que debe aplicarse el principio de cosa juzgada.

Al margen de que esta resolución de la Audiencia de Madrid, contraria al criterio del Ministerio Fiscal, es recurrible en casación ante el Tribunal Supremo, y al margen también de que la denuncia planteada por Alternativa Española no se basaba exactamente en los mismos hechos que en los que se basaba la querella de la Asociación de Ayudas a las Víctimas, el espectacular hallazgo de los restos correspondientes al foco de explosión del tren de Santa Eugenia, llevado a cabo por nuestros compañeros Luis del Pino y Carlos Sánchez de Roda, deberían bastar por sí solos para impedir que se dé carpetazo judicial a todo lo relacionado con el 11M.

A este respecto, no hay que confundir el valor probatorio de este hallazgo en relación con los delitos perpetrados el 11M (el propio atentado) con su enorme valor probatorio en relación con los posibles delitos perpetrados con posterioridad a esa fecha y encaminados a destruir u ocultar pruebas durante la investigación de la masacre: Por mucho que, dado el tiempo transcurrido y la ausencia de una cadena de custodia, el valor probatorio de estos restos de cara a saber qué estalló en los trenes fuera ya a estas alturas tan nulo como el de los restos destruidos, seguiríamos teniendo la prueba fotográfica de una ocultación tan indebida como lo fue la propia destrucción de las muestras recogidas en el escenario de los atentados. ¿Cómo es posible que no se incorporara al sumario ningún informe sobre la existencia de esos restos ni que se informara de ellos al tribunal del 11M? ¿Cómo es posible que no se recurriera a estos restos para llevar a cabo las investigaciones en lugar de basarlas en los míseros 23 fragmentos en los que se basó la pericial de explosivos? ¿Cómo es posible que tampoco esto quieran saberlo ni que lo sepamos nuestras élites mediáticas, políticas y judiciales?

Arde la calle al sol de Levante...
Pepe Álvarez de las Asturias www.elsemanaldigital.com 29 Febrero 2012

Desde los años 80 con el cojo Manteca hasta hoy, las manifestaciones estudiantiles no han evolucionado mucho, que digamos. En cambio, las fuerzas antidisturbios sí.

Vaya, vaya, vaya. Pues resulta que las agoreras premoniciones se están cumpliendo con soberana precisión. Ya presentíamos algunos –otros lo sabían a ciencia cierta- que en cuanto gobernara la derechona fascistoide la masa en pleno iba a saltar a la calle con incendiarias intenciones. Faltaba ver la excusa. Estaba claro que no iban a ser los ERES de Andalucía, ni los millonarios despilfarros de Castilla La Mancha, ni los escandalosos recortes de Cataluña, ni las vergonzosas subvenciones a los mantenidos sindicatos, ni la ruina de los cinco millones y medio de parados, que eso ya no prende siquiera un mísero callejón. La excusa, en este caso, es la educación, o la mala educación, o los recortes en educación o en calefacción que uno ya no sabe si viene a ser lo mismo. Esa es la excusa hoy, digo; porque mañana puede ser cualquier otra, qué sé yo: que Esperanza Aguirre ha ido a la peluquería o que a Rajoy le han pillado comiendo un sandwich de Rodilla en lugar de irse de mariscada con cuarenta colegas del partido.

No pretendo ni mucho menos banalizar los recortes en los colegios públicos. Es muy grave que los alumnos no tengan calefacción en sus aulas o que ésta no funcione todas las horas que debiera –no sé exactamente la proporción del desastre-, en una región que arrastra una de las mayores deudas de España, que ya es decir (Yes, we Camps!). Pero no me negarán que es curioso que tal rebelión en las aulas sólo prenda la mecha en Valencia; cuando, por ejemplo, en el paraíso socialista de Parla (el del Invictus Gómez) los colegios públicos llevan varios inviernos con calefacción un día sí y otro no (por cierto, uno de ellos se llama Luis Vives). Pero es que Valencia es PP, lo mismo que Madrid, donde hace unos meses la excusa eran un par de horas lectivas; y antes la Puerta del Sol tomada por los indignados; y hace unos años en las sedes del PP de toda España. ¿Les suena? Hubo pedradas y todo. Y cristales rotos. Y agresiones. Y alaridos amenazantes de todo pelaje. Es lo que tiene la turba cuando se turba.

Pero, puestos a remontarnos, vayámonos al invierno de 1987. 23 de enero para ser más precisos. Por aquellas fechas, los estudiantes andaban de rebelión en rebelión y hoy toca manifestación incendiando las calles del socialista Madrid de Tierno "a colocarse y al loro" Galván, en la España socialista de los corruptos 100 años de honradez y mister X. Había de todo entre la turba, incluso estudiantes; y, como hoy, destrozaban cabinas y quemaban contenedores (por el frío, supongo). Pero ese día 23, en la confluencia de Gran Vía con Alcalá, destacó por encima de los demás vándalos un personaje singular, cojo él, y sin embargo ágil cuan gacela Thompson para correr delante de los antidisturbios; y asombrosamente hábil con la muleta para destruir todo cuanto se ponía a su paso (letreros del metro, relojes-termómetro, civilización…). Ese día la violencia estudiantil superó las más altas cotas de salvajismo. Y la respuesta policial fue proporcional. Se llegaron a realizar disparos, no precisamente de pelotas de goma, que incluso hirieron de bala a una estudiante de 15 años. ¿Se imaginan, por un instante, que algo así hubiera sucedido estos días en Valencia? Mañana guerra civil, todos a las barricadas y el líder de la derecha fascistoide fusilado por… por… ¡por fascistoide!

El cojo Manteca tuvo sus 15 minutos de gloria, pero murió al poco de SIDA y de desidia. No tenía futuro, aunque le entrevistara Jesús Quintero (los frikis de entonces eran más fugaces que los de hoy), aunque incendiara la calle por la Educación y la Democracia, así, con mayúsculas. Por cierto que el Secretario de Estado de Universidades era, durante aquellos dramáticos sucesos, un tal Alfredo Pérez Rubalcaba; más orondo, más barbudo y menos calvo, eso sí.

El caso es que ahora se repite la historia en Valencia, sin disparos de bala, claro; sin cojo Manteca, sí, pero con tan pocos estudiantes como entonces; con infiltrados borrokas por doquier, con calentamientos artificiosos del asfalto levantino, encendidos desde las televisiones, los twitters, los blogs, los móviles, los parlamentarios y la propia fuerza centrífuga de la cosa; con el agit prop como motor bien engrasado y la farsa más falaz como argumento principal de la comedia, o tragedia, según. Por ejemplo: fotos falsas divulgadas por las redes sociales que pertenecen a otros sucesos, tipo deshaucio en 2010; o la imagen de un presunto ciego agredido por la policía que no era ciego y cuyo bastón de ciego no era sino una porra robada a un policía para agrdir a la policía; o los libros de atrezzo que se vendían a un euro en las cercanías, para aparentar una inocente rebelión pacífico-estudiantil; o que la mayoría de los manifestantes no eran estudiantes de instituto (o eran muy multirrepetidores), incluido su portavoz, que tiene 23 primaveras y estudia FP; o que el instituto Lluis Vives, cerilla de este incendio callejero, nunca ha padecido cortes de luz ni de calefacción, como han reconocido los propios trabajadores del centro; y en cuanto a los recortes en educación, no sólo no se han producido sino que la Generalidad valenciana ha aumentado su presupuesto para 2012.

Pero, claro, no dejes que la verdad te arruine una buena algarada. Es lo que se lleva ahora. Después de ocho años sin lucha, joder, ya tocaba. Todos contra el PP. ¡Planazo, oye! Ya se ha extendido la llamarada por las sedes del partido fascista, que han sido acosadas y maltratadas en Madrid, Almería, Sevilla, Oviedo… y lo que queda. Las oficinas de Esperanza Aguirre fueron ayer "acariciadas" por bolas de acero, en plan democrático que te pasas. "Arde la calle al sol de poniente / hay tribus ocultas cerca del río / esperando que caiga la noche…" cantaban premonitoriamente Radio Futura allá por el 84, antes del cojo Manteca y mucho antes del Lluis Vives. Aunque aquí las tribus no esperan a que caiga la noche, sólo esperan que caiga el partido de la derecha que ha ganado las elecciones limpiamente. Ganar en la calle lo que no se ganó en las urnas. Y si para eso hay que incendiar esa calle, pues toma zippo y gasolina (¿les suena, allá por febrero del 36?). ¿Y el presidente, qué dice de todo esto? Pues que los batallantes han de actuar con "mesura y sentido común". Pues que se acuerde de Calvo Sotelo.

Lo más indignante de todo, sin embargo, es que a la cosa callejera la han llamado "Primavera valenciana" (por cierto, nombre registrado unos días antes del estallido por Compromís). A mí, qué quieren que les diga, la simple idea de comparar mínimamente un supuesto corte de presupuesto, o de calefacción en este invierno primaveral, con los manifestantes que se juegan la vida (y muchos la pierden) por defender la Democracia enfrentándose a tiranías ancestrales y a ejércitos armados con armas de verdad, que no se cortan en usar mortalmente, me parece simplemente repugnante.

Y ahora aprendices de brujo
Editorial www.gaceta.es 29 Febrero 2012

Sindicatos y PSOE se indignan hipócritamente.
Primero se cargaron la estabilidad económica, y ahora quieren cargarse la estabilidad social. El manual de técnicas de agitación maoísta no podía haberlo diseñado mejor. Los mismos que, desde el Gobierno, condujeron a España a la ruina son ahora la mano que mece la cuna de la agitación callejera. Los mismos que guardaron silencio cómplice mientras Zapatero se dedicaba a despilfarrar dinero público o a destruir millones de puestos de trabajo, salen ahora a la calle para protestar por la cirugía a la que se ve abocado el Gobierno de Rajoy a fin de enderezar el entuerto de su antecesor. La manifestación del pasado domingo 19 es un aperitivo de las 50 convocadas en toda España para hoy por UGT y CC OO, en la Jornada de Movilización por el Empleo y del rosario de actuaciones previsto para los próximos meses.

Lo primero que hay que decir es que ni los sindicatos ni mucho menos el PSOE, que mueve sus hilos, están legitimados para clamar contra la reforma laboral. Este último porque destruyó casi tres millones de puestos de trabajo, dejando a más de millón y medio de familias con todos sus miembros en paro y condenaron a la mitad de la juventud al desempleo. También fue el PSOE el que, por su irresponsabilidad de manirroto, elevó el déficit público hasta el 8,5%. Y UGT y CC OO, ya que si ahora pretenden teñir de rojo las ciudades no es porque les preocupe la suerte de los trabajadores, sino debido a que la reforma laboral les hace perder amplias cotas de poder e influencia, al primar los convenios de empresas sobre los sectoriales. Su indignación resulta farisaica.

La segunda consideración es el cariz inquietantemente antidemocrático que tienen las movilizaciones, bajo su capa de defensa de los desfavorecidos. Lo que buscan tanto los sindicatos como el PSOE o sus circunstanciales aliados radicales –Compromís en Valencia o la borroka ultra en Cataluña– es usar la calle como arma de confrontación, convirtiendo al ciudadano en rehén de su acoso al PP. Y lo malo no sólo es que la marea cubra el espacio público, sino que se salte las más elementales normas democráticas, al coaccionar a los representantes públicos o al llevar el acoso al Congreso y a los ayuntamientos.

El PSOE fue desalojado con toda justicia del poder, por su ruinosa y engañosa actuación –negó la crisis–, y ahora trata de torpedear deslealmente a sus sucesores, demostrando así el aprecio que siente por la voluntad de una amplísima mayoría de españoles. En esto, Rubalcaba es un clásico. Ahí queda para la enciclopedia de la agitación la maniobra para dar un vuelco a las urnas, entre los días 11 y 13 de marzo de 2004. Los socialistas dan pábulo a nuevos cojos manteca, como Albert Ordóñez, que llama a la lucha a “sangre y fuego”; y el propio líder del PSOE ceba de munición a la calle con la campaña “¡Atención! Reforma peligrosa” o ficha al responsable de informativos de la SER durante el 11-M.

Si los socialistas y sus apéndices sindicales fueron unos perfectos irresponsables cuando arruinaron a España –negándose, por ejemplo, a hacer reformas estructurales tan perentorias como la laboral–, ahora se comportan como unos demagógicos agitadores, que juegan a aprendices de brujo, prendiendo la mecha del descontento social. No saben dónde se meten.

Más que coincidencias
José Antonio VERA La Razón 29 Febrero 2012

Puede que todo sea pura casualidad, pero más bien parece que las «espontáneas» movilizaciones, manifestaciones, cortes de tráfico, asambleas universitarias y demás actos callejeros convocados en toda España a partir de hoy forman parte de una estrategia bien urdida con la idea de acorralar al Gobierno antes de que sus reformas puedan tener un efecto positivo en la economía. Hay quien cree que la izquierda va a intentar cuanto antes darle la vuelta en la calle al resultado de las urnas. Quiero entender que no es así, aunque da para pensar esta coincidencia de actos múltiples y coordinados por toda la geografía nacional.

El resultado inmediato de cara a los ciudadanos no puede ser más negativo. A nadie le va a resultar atractivo invertir en un país inseguro, con manifestaciones diarias, algaradas, barricadas y estética borroka en cada esquina. Cabe imaginar que ni los sindicatos ni el principal partido de la oposición quieren un escenario de ese tipo, pues en el fondo es perjudicial para el país. Pero determinados hechos muestran que hay interés por parte de algunos en encender la calle. Solo así se comprende que diputados regionales socialistas hicieran un homenaje público a un personaje de pañuelo palestino y biografía plagada de «condecoraciones» en la lucha antisistema. Protestar por la ausencia de calefacción en las aulas es comprensible, aunque llama la atención el hecho de que se haga sólo en Valencia, y no en Almería, Huelva o Sevilla, donde parece que han tenido hasta ayer problemas parecidos.

Por supuesto que las movilizaciones son democráticas y constitucionales si se realizan sin violencia. Los partidarios del PP se manifestaron estos años cuanto quisieron, si bien mucho se cuidaron de que tales actos no concluyeran con incidentes. Igual puede hacerlo cualquier otro colectivo que considere pisoteados sus derechos. Lo que da mucho que pensar es esta acción concertada de sindicatos, estudiantes, profesores, colectivos sanitarios, partidos de izquierdas e incluso del PSOE hasta ayer en el Gobierno. Tiene razón Rubalcaba: cada uno es libre de adherirse a las concentraciones a las que crea que deba asistir. El problema es cuando con acciones de ese tipo se acaba en realidad echándole leña al fuego.

Garzón 2012-02-29
La parodia antifranquista, al desnudo
Cristina Losada Libertad Digital  29 Febrero 2012

No rige ya, por fortuna, la antigua costumbre de dar muerte al mensajero que portaba malas nuevas. Lo que tenemos ahora, como civilizado sustituto, son especialistas en cambiar el mensaje. Una noticia que perjudica se trasforma en una noticia que beneficia. Y, ¡zas!, la oscuridad resplandece al mediodía. En esa línea de dar gato por liebre, el partido socialista ha recibido con gran satisfacción la última sentencia del Supremo sobre las actuaciones de cierto juez cuyo nombre omito por hartazgo. ¿Y qué les resulta tan gratificante? Responde la número dos, Elena Valenciano: "Nos satisface porque siempre creímos que la Justicia debía investigar los crímenes del franquismo". Desde luego que no lo han creído siempre, ni por pienso. Pero el detalle temporal es accesorio al lado del gran escamoteo. El dictamen del Supremo, como es público y notorio, afirma justo lo contrario, esto es, que la Justicia no puede investigarlos.

Tan lejos de lo cierto está esa funcionaria del Ministerio de la Verdad, que la sentencia propina un rapapolvo al Gobierno socialista que montó, con evidentes intenciones, la pantomima de la Memoria Histórica. Si quieren incoar un proceso penal por los crímenes del franquismo, vienen a decir los magistrados, no vayan al juez de instrucción a menos que antes deroguen la Ley de Amnistía, encuentren posibles culpables con vida, y se carguen varios principios legales de nuestro ordenamiento. Si desean buscar la “verdad histórica”, es muy legítimo, pero tampoco vayan a los juzgados, que eso corresponde al Estado a través de otros organismos. Y si se trata de exhumar fosas, en fin, se suponía que de tal tarea se había encargado la Administración. En suma, la Justicia no puede actuar al margen de la ley y la ley depende del legislador.

Las atrocidades de la guerra civil y las subsiguientes no son asunto de los jueces porque los socialistas no han querido, que mayorías han tenido y de sobra. Absolutas con González, pero era cuando no creían, y suficientes con Zapatero, que era cuando hacían creer. No diré que con recochineo, pero el Supremo recuerda que en julio de 2011 el Congreso rechazó modificar la Ley de Amnistía, y con el concurso de los socialistas, of course. Así que menos lobos, que la sentencia no sólo descaperuza al acusado, sino también a vuesas mercedes, y deja in puribos los dos simulacros; el de la instrucción y el político. Bien se comprende que aplaudieran la parodia del juez: ¡tapaba la suya! Y es que, mucho me temo, siempre han creído en la estupidez del público.

Nacionalismo léxico
Amando de Miguel Libertad Digital  29 Febrero 2012

Esto de las palabras y el habla apasiona tanto porque algunas veces se relaciona con el sentimiento nacional. Por ejemplo, Miguel Ángel me pide la opinión sobre la cruzada que ha emprendió Pío Moa contra el bilingüismo de las escuelas cuando significa la enseñanza del inglés. Recuerdo que las Cruzadas originarias fueron un fracaso. Es decir, no se reconquistó Jerusalén. En cambio, los españoles sí acabaron por expulsar a los musulmanes de la Península. Por cierto, la Reconquista supuso igualmente que la lengua castellana se abrió a la arábiga y de ese modo se enriqueció y pasó a ser la lingua franca en la España medieval. El inglés es hoy la lingua franca del mundo. Por tanto, mi opinión es que harán bien las escuelas en hacer que los niños españoles aprendan a moverse tanto en español como en inglés. Tampoco debe olvidarse que el español es la lengua común de los españoles. Se sabe que el aprendizaje temprano de dos o más lenguas al mismo tiempo (con tal de que vayan a ser utilizadas) no supone ningún obstáculo para el desarrollo de la inteligencia; todo lo contrario.

Juan Pablo Forcén me envía un documentado alegato a favor de la "marca España". La verdad es que nunca he sabido qué sea eso de la "marca España". Espero que alguien me lo explique. El argumento de mi corresponsal es que toca a su fin lo que podríamos llamar la civilización industrial y que ahora entramos en la "comercialización del talento". En su virtud, la productividad ya no va a regirse por la aplicación al trabajo, por la disciplina, sino por el talento, la creatividad, la originalidad. La tesis de don Juan Pablo es que precisamente los pueblos latinos se han distinguido siempre por esas cualidades de originalidad y creatividad. En cambio, los pueblos anglosajones y centroeuropeos descuellan más por la disciplina, la rigidez horaria. Por eso triunfaron en los primeros estadios de la revolución industrial. Me pide don Juan Pablo que le proporcione alguna bibliografía para documentar su tesis. Le puedo remitir a los trabajos de Ramón Menéndez Pidal, Julio Caro Baroja, Fernando Díaz Plaja o Ramiro de Maeztu.

Yo mismo he escrito libros enteros sobre los rasgos de la sociedad española contemporánea. Ahora bien, no creo que sean unos rasgos permanentes, dados en la Historia de una vez para siempre. Es decir, no hay un verdadero "carácter nacional" que distinga a unos pueblos de otros de modo definitivo. Hay constancias, tendencias, pero siempre se dibujan de modo empírico y para una época determinada. Tengo para mí que la verdadera distinción temporal no es entre la civilización industrial y la del talento o como se llame. A lo que vamos es hacia una sociedad que yo llamo "estacionaria", en la que dejaremos de hablar de desarrollo económico y términos parecidos. Es decir, volvemos a una especie de Edad Media en donde el cambio económico y social va a ser muy tenue. Comprendo que una tesis así provoque reacciones contrarias, pero es así como entiendo las cosas. Necesitaría un libro entero para explicarme. Estoy trabajando en ello. No sé si me dará tiempo para componer ese libro, más que nada porque tengo otros en la lista de espera. A mí los libros me esperan que los escriba, aunque pueda parecer presuntuoso (y lo soy). En definitiva, no me parece que los rasgos característicos de la mentalidad de los españoles actuales sean los más adecuados para una “sociedad estacionaria”, que es ya la que empezamos a tener. Por ejemplo, en esa sociedad de "juego de suma cero" (= unos ganan porque otros pierden) la envidia puede ser mortal. Aquí habría que volver a Unamuno. Antes de eso habrá que ver cómo nos acostumbramos a que no vaya a crecer el producto económico, la población, el empleo, las ciudades, etcétera. Adiós al desarrollo y no digamos al desarrollismo.

Contacte con Amando de Miguel fontenebro@msn.com

Sant Pol como síntoma
José Domingo (Impulso Ciudadano) http://opinion.e-noticies.e  29 Febrero 2012

El nacionalismo transversal catalán tiene una tendencia innata a pegar puñetazos en el tablero para sacar las piezas de su sitio cuando la marcha de la partida no lleva el rumbo que le conviene. Si el jugador contrario reclama la aplicación del reglamento y el árbitro sanciona al infractor, el catalanismo pone el grito en el cielo y se hace la víctima. Es lo que ha pasado en Sant Pol de Mar: el consistorio vota incumplir las leyes de banderas, cuando el Juzgado, a instancias de un concejal, ordena colocar la bandera de España, la alcaldesa apela a la soberanía del municipio y reclama su derecho a hacer lo que le plazca, llama a rebato y algunos se sienten legitimados, literalmente, para incendiar los símbolos españoles. Lo sorprendente es que el ciudadano ejemplar que ha logrado que el imperio de la ley triunfe, es acusado por los nacionalistas de romper la convivencia y tiene muchos números para ser declarado persona non grata en el municipio.

El mundo al revés. Que se sepa, a día de hoy, el Gobierno de Cataluña no ha recordado a los ayuntamientos que en un Estado democrático de Derecho es oportuno cumplir las normas. CiU tampoco ha dado instrucciones a sus concejales o alcaldes para que dejen las banderas en paz y respeten las leyes. Si en el Pleno del Parlamento de Cataluña y en la Delegación del Gobierno de la Nación en la Comunidad Autónoma se exhiben, con normalidad, las banderas de España y de Cataluña ¿qué inconveniente hay para que algunos alcaldes, concejales o funcionarios no lo hagan en las dependencias municipales? ¿Es que se pretende practicar el golpismo en determinados municipios? A la vista de las declaraciones de los impulsores de algunas asociaciones de municipios independentistas y de las resoluciones adoptadas por ciertos ayuntamientos, destinadas a romper los anclajes institucionales, es evidente que sí. EL PSC, como siempre, de perfil, se abstiene.

La estrategia soberanista de CiU, con la complicidad útil de los socialistas, pasa por deslegitimar la España autonómica. Cada mes asistimos a la escenificación de un nuevo agravio que justifica la separación de Cataluña del resto de España, que si las balanzas fiscales, que si el traspaso de cercanías, que si los papeles de Salamanca, que si las corridas de toros, que si la ley del aranés, que sí las sentencias del Tribunal Constitucional o del Tribunal Supremo, que si el corredor mediterráneo, que si la gestión del aeropuerto o la reforma de la ley de puertos, o el impago del fondo de competitividad, o el expolio, o las últimas declaraciones de Mourinho… Es más, si Chacón hubiera ganado, el PSC habría sido asimilado por el PSOE y cuando es Rubalcaba, finalmente, el vencedor, queda demostrado que España no está preparada para que una catalana pueda ser secretaria general de un Partido español. Si la Academia del Cine Español propone para los Oscars a Pa negre, se hace para atacar a la Acadèmia del cinema català de Joel Joan que, supuestamente, se fundó porque España nunca presentaría a aquel certamen una película rodada en catalán. Sea cual sea la razón, siempre hay motivos para un agravio más. Sea la circunstancia una o su inversa, siempre sopla el viento a favor de su victimismo interesado.

Sin embargo, lo cierto es que en muchos ayuntamientos catalanes la bandera que no ondea es la española, que los comercios que son multados son los que no tienen la rotulación en catalán, que los niños que no pueden educarse en su lengua son los castellanohablantes y que quien sufre amenazas en su municipio, del que pretenden expulsar, es quien pide que se cumpla la Ley.

En estos tiempos de crisis económicas, en que las sensibilidades están a flor de piel, sería conveniente que todos aprendiésemos a racionalizar nuestras pasiones y no forzásemos innecesariamente las situaciones.El catalanismo tiene que empezar a comprender que el problema a resolver no es el del encaje de Cataluña en el resto de España (algunos madrileños empiezan a ver rentable la separación), sino el de la tensión unidireccional que proyectan sobre la sociedad catalana que comienza a poner en peligro su cohesión. Desde la transición, la comunidad de catalanes castellanohablantes o de aquellos que se sienten identificados con la España plural viene aguantado estoicamente afrentas y discriminaciones, pero no siempre tiene porque ser así, más cuando con agresividad, el catalanismo se está situando al margen de la ley y trata de echar con malos modos del escenario al distinto, al divergente, al otro inasimilable.

Actualidad
El presidente de Cantabria apuesta por 'repensar' el modelo autonómico
Ignacio Diego aseguró que "en Cantabria, ni tenemos liquidez, ni tendremos liquidez a corto plazo porque no tenemos ni un euro"
Ep www.lavozlibre.com  29 Febrero 2012

Madrid.- El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, no está conforme con los derroteros a los que ha llegado el denominado 'Estado Autonómico'. En una entrevista concedida a ABC Punto Radio, el presidente cántabro de Partido Popular ha abogado por "repensar" el actual modelo autonómico: "Se han dado muchas transferencias a las comunidades, que actualmente no son sostenibles". Sin embargo, Diego se ha mostrado partidario de un modelo territorial que "ha dado calidad de vida a los ciudadanos".

Tras poner como ejemplo las transferencias realizadas a Cantabria en materias como la Sanidad, en la que ahora hay que reconocer ante el Parlamento 260 millones de euros de deuda farmacéutica porque el anterior Gobierno regional (PRC-PSOE) "no pudo pagar" las facturas o "no quiso hacer el esfuerzo"; o la Justicia, a su juicio "mal negociada", Ignacio Diego ha afirmado que algunas se han convertido en un "problema añadido" porque "no son sostenibles" en las condiciones en que se hicieron.

El presidente de Cantabria también ha analizado la situación de la economía cántabra en esRadio, y ha mostrado su preocupación por la herencia recibida de manos del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y del PSOE, que gobernaron en coalición las últimas dos legislaturas con Miguel Ángel Revilla al frente del ejecutivo. "Ni tenemos liquidez ni tendremos liquidez a corto plazo porque no tenemos ni un euro", aseveró Ignacio Diego. El dirigente del Partido Popular culpó al PSOE de la crisis económica que padece España: "Los responsables de la situación, que tienen nombres y apellidos, que aquí han sido Revilla y los socialistas; en España se llaman Barreda en Castilla-La Mancha, Vara en Extremadura; y en España se llama Zapatero".

Cataluña
La Generalidad reconoce una deuda de 6.541 millones a proveedores
El texto definitivo de los presupuestos autonómicos recoge esta cifra. Se trata de una previsión de las necesidades ‘para financiar pagos a proveedores que no hayan podido ser atendidos’ durante este año. El consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, había evitado hasta ahora proporcionar este dato.
Redacción www.vozbcn.com 29 Febrero 2012

La Generalidad de Cataluña tiene una deuda con sus proveedores de 6.541 millones de euros. Así lo reconoce en el texto definitivo de los presupuestos autonómicos publicado este lunes en el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña, un dato que, sin embargo, no aparecía en el proyecto inicial y que el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell (CiU), había evitado valorar en sus comparecencias públicas.

En concreto, en el apartado dedicado a las ‘operaciones financieras y líneas de actuación del crédito público’, los presupuestos recogen una aproximación de las necesidades de financiación de este año para atender los ‘pagos a proveedores que no hayan podido ser atendidos’:

‘Los límites establecidos por el presente artículo quedan revisados y aumentados por los importes que se deriven de los programas vigentes o que se aprueben en aplicación de la normativa de estabilidad presupuestaria, así como por los importes que puedan concertarse con el Instituto del Crédito Oficial (ICO) para financiar pagos a proveedores que no hayan podido ser atendidos, en virtud de los acuerdos tomados por el Consejo de Política Fiscal y Financiera, por un importe provisional de 6.541.000.000 de euros. Este importe debe ser fijado en función del cierre oficial de la contabilidad a 31 de diciembre de 2011′.

Un dato que se había ocultado hasta ahora
Fuentes de la Consejería de Economía y Conocimiento han señalado al diario Ara que esta previsión es una “cifra de máximos” y que pretenden utilizarla de cara a solicitar al Gobierno las líneas de crédito ICO puestas a disposición de las CCAA para hacer frente a los pagos a proveedores. De hecho, en los últimos meses la Generalidad viene retrasando estos pagos debido a las importantes tensiones de tesorería que tiene.

Según el Ejecutivo autonómico, este dato no aparecía inicialmente en las cuentas autonómicas porque entonces no se conocía que habría esta línea de crédito. Aunque han subrayado que se trata de un dato provisional, han reconocido que este podría acercarse mucho a la cantidad definitiva que la Generalidad necesitará para hacer frente a las deudas vencidas con los proveedores.

La Generalidad pide un préstamo de 903 millones al Gobierno
En este sentido, este mismo martes la Generalidad ha presentado una solicitud para acceder a la línea de financiación directo ICO-CCAA 2012 por un importe inicial de 903 millones de euros. Según un comunicado de la Consejería de Economía y Conocimiento, 600 millones se destinarán al pago a proveedores, mientras que los 303 millones restantes servirán para financiar operaciones de endeudamiento.

El Ejecutivo autonómico ha subrayado que esta solicitud es solo ‘un anticipo de la cantidad definitiva’ que pedirán, y se ha mostrado confiado en que el ICO ‘actuará con la máxima celeridad a la hora de hacer efectiva la línea’. De hecho, los 600 millones no cubrirían ni siquiera una décima parte de los 6.541 millones a los que prevén que tendrán que hacer frente para pagar a los proveedores este 2012.

Esta fórmula de financiación autonómica fue acordada el pasado 17 de enero en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, y el 3 de febrero fue aprobada por el Gobierno. La dotación total a nivel nacional es de 10.000 millones de euros, aunque podría ser ampliada hasta 15.000 millones, y su objetivo es el de prestar apoyo financiero a las CCAA a un tipo de interés de mercado siempre que estas cumplan los objetivos de disciplina fiscal establecidos.

Sobre la entrevista de Mas en ‘Le Monde’
Jesús Laínz www.vozbcn.com  29 Febrero 2012

Este texto fue remitido al diario francés Le Monde por su autor, Jesús Laínz, para ‘explicar someramente a los lectores franceses la farsa nacionalista sobre la que tan poco saben’, tras la entrevista que publicaron a Artur Mas, presidente de la Generalidad de Cataluña. Dos semanas después el diario francés no ha publicado el texto. LA VOZ DE BARCELONA ofrece a los lectores el contenido del texto enviado, en su traducción al español.

Estimados señores,
Habiendo leído la entrevista al presidente del Gobierno regional catalán, Don Artur Mas, aparecida en su periódico el 17 de febrero, me atrevo a suponer que estarán ustedes interesados en informar a sus lectores de que lo declarado por el señor Mas es simplemente un enorme conjunto de tergiversaciones y mentiras.

Contra el embustero y desleal comportamiento de un alto representante del Estado debería haber reaccionado el Gobierno español, pero ante este como ante tantos otros graves asuntos que ponen en peligro la propia existencia de la nación, el Gobierno del señor Rajoy guarda estruendoso silencio.

Volviendo al señor Mas, afirma que Cataluña es una nación. Y su argumento esencial es la existencia de la lengua catalana. Es decir, los nacionalistas catalanes siguen anclados en el falso dogma decimonónico de que una lengua es igual a una nación. ¿Serían ustedes capaces de explicar a los ciudadanos franceses que sus compatriotas de Alsacia no forman parte de la nación francesa porque, con 800.000 hablantes de alsaciano, son el segundo grupo lingüístico del país?

También saca el señor Mas la conclusión de que dicha nación tiene “el derecho de decidir su futuro”. ¿Y los demás españoles no tienen nada que decir sobre la destrucción de su nación? ¿Serían ustedes capaces de explicar a los ciudadanos franceses desde las páginas de Le Monde que un departamento cualquiera de Francia tiene “el derecho de decidir” unilateralmente sobre su secesión de Francia sin que los demás franceses puedan abrir la boca?

Finalmente, el señor Mas tuvo el valor de afirmar que “nosotros pertenecemos al Estado español desde hace trescientos años por la fuerza, tras haber perdido batallas y guerras”. Es curioso que no recordase el señor Mas que lo que los nacionalistas llaman la Cataluña Norte dejó de pertenecer al principado de Cataluña porque Luis XIV lo ganó por la fuerza de las armas. ¿Será casualidad que se olvidara de eso el señor Mas al realizar declaraciones a un periódico francés?

Pero, volviendo a esa fantasmagórica conquista española de Cataluña en 1714, les informo de que el principal mito histórico nacionalista consiste en la alucinante conversión de la Guerra de Sucesión –librada entre españoles de todas las regiones partidarios de uno de los candidatos al trono, Felipe de Anjou, y españoles de todas las regiones partidarios del otro candidato, el archiduque Carlos de Habsburgo– en una guerra entre catalanes y castellanos. Efectivamente, la última resistencia de los partidarios de Carlos fue la ciudad de Barcelona, lugar donde se concentraban los enemigos del nieto de Luis XIV precisamente por la intensa francofobia de los catalanes, otro detalle que se le olvidó mencionar al señor Mas.

Afirmar que lo que sucedió en 1714 fue la invasión española de Cataluña es equivalente a proclamar que el descubridor de América fue Ludwig van Beethoven. Y por si creen ustedes que esto no es más que una opinión y que los acontecimientos históricos son siempre interpretables y cuestionables, les acompaño a continuación un fragmento de la proclama que el 11 de septiembre de 1714 hizo distribuir por Barcelona Rafael Casanova, el regidor barcelonés al que rinden homenaje los nacionalistas catalanes cada 11 de septiembre como si fuera un héroe de la independencia catalana cuando en realidad fue un patriota español que luchó por el candidato al trono que consideraba legítimo. Por cierto, esta proclama nunca ha sido leída en esos homenajes destinados a lavar el cerebro y envenenar el corazón de los catalanes. Sería interesante conocer, de labios del señor Mas y de los demás dirigentes nacionalistas, el motivo de tan orwelliano ocultamiento:

“Se hace también saber que siendo la esclavitud cierta y forzosa, en obligación de sus empleos explican, declaran y protestan a los presentes, y dan testimonio a los venideros, de que han ejecutado las últimas exhortaciones y esfuerzos, protestando de los males, ruinas y desolaciones que sobrevengan a nuestra común y afligida patria, y del exterminio de todos los honores y privilegios, quedando esclavos con los demás españoles engañados, y todos en esclavitud del dominio francés; pero se confía, con todo, que como verdaderos hijos de la patria y amantes de la libertad acudirán todos a los lugares señalados a fin de derramar gloriosamente su sangre y vida por su rey, por su honor, por la patria y por la libertad de toda España“.

Como ven, toda una declaración de independencia de Cataluña. Finalmente, un consejo para todos los franceses. No se dejen engañar por los cantos de sirena de los nacionalistas catalanes creyendo que se trata de un problema que afecta solamente a España y que la ambición secesionista se detendrá en los Pirineos. Pues tras el principado de Cataluña, no les quepa duda de que irán a por el Rosellón, el Vallespir, el Conflent y la Cerdaña. Por no hablar de los Pirineos Atlánticos, pero eso es otra historia.

Esperando haber sido de su utilidad, aprovecho para enviarles un atento saludo.
Jesús Laínz es escritor

Cataluña
Mas pide 143 millones y que el catalán sea ‘prioritario’ en las comunicaciones como fórmula para mejorar Cercanías
La Generalidad también exige que el Congreso cambie la actual ley ferroviaria para poder sustituir a Renfe como operadora en Cataluña.
Redacción www.vozbcn.com  29 Febrero 2012

El Gobierno autonómico ha aprobado este martes una propuesta de contrato para la gestión ferroviaria de Cercanías y Regionales durante el período 2011-2015, propuesta que ahora será trasladada al Gobierno y que supondría un cambio en la relación contractual actual entre la Generalidad y Renfe, empresa que presta el servicio

En 2009, Gobierno y Generalidad acordaron el traspaso del servicio de Cercanías, que se hizo efectivo a principios de 2010, mientras que la gestión de Regionales está en manos del Ejecutivo autonómico desde enero de 2011. Sin embargo, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder (CiU), ha asegurado no compartir los términos del traspaso -que ha calificado de “pseudotraspaso”- porque “no da instrumentos suficientes” a la Generalidad “para poder mejorar de forma sustancial el servicio”.

La Generalidad no aceptará ningún acuerdo que no recoja estas propuestas
Las pretensiones del Ejecutivo autonómico pasan porque el Gobierno aumente su aportación para los servicios de Cercanías y Regionales en Cataluña -y que han estimado en 143 millones para este año, con un incremento progresivo hasta los 164 millones en 2015-; que el Congreso modifique la ley nacional del sector ferroviario para que la Generalidad pueda sustituir Renfe por otra operadora -y sancionarla si lo estima oportuno-; que el Gobierno cumpla los compromisos de inversión previstos en el Plan de Cercanías de Barcelona 2008-2015; que la Generalidad tenga potestad en la negociación de los convenios para la gestión de las estaciones; y la implantación progresiva de servicios de cercanías en Gerona, Lérida y Tarragona.

Recoder ha insistido en que estas condiciones son irrenunciables por parte de la Generalidad, por lo que, no firmarán ningún acuerdo que no incluya estas pretensiones. Sin embargo, ha destacado “la buena voluntad” exhibida por la ministra de Fomento, Ana Pastor (PP), en sus últimas declaraciones.

Priorizar las comunicaciones en catalán, primera medida para mejorar Cercanías
El Gobierno autonómico ha concretado las medidas que exigirá a la operadora que asuma el servicio para ‘garantizar la calidad’ de Cercanías y Regionales. Sorprendentemente, la primera de ellas es la de ‘garantizar el uso prioritario del catalán en la relación con los viajeros’. Un requisito que, además de tener poco que ver con los retrasos de los trenes, choca frontalmente con lo dictado por el Tribunal Constitucional en su sentencia sobre el Estatuto, donde estableció que ninguna de las dos lenguas oficiales puede ser ‘preferente’ por parte de las Administraciones Públicas.

A continuación, exigirá la incorporación de ‘obligaciones de información sobre el servicio y sus incidencias a través de teléfono, SMS, web y redes sociales’. También reclamará una ‘mejora en la respuesta en caso de avería, obligando a tener un servicio sustitutorio por carretera cuando la previsión de resolución de la avería supere los 90 minutos’. Por último, establecerá la devolución del precio del billete en caso de retrasos de más de 15 minutos.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Corrupción y partitocracia
albert rivera ABC Cataluña  29 Febrero 2012

EL caso Urdangarín, sin duda, ha acaparado la atención informativa española en las últimas semanas. En buena medida es lógico que interese a la sociedad conocer la información filtrada del sumario y los posibles delitos que haya cometido el Duque de Palma.

Pero, llama la atención que la indignación se ha canalizado en exclusiva hacia el marido de la Infanta y, en cambio, buena parte de la opinión pública asume con preocupante normalidad, pasividad o resignación, que los gobernantes escogidos en las urnas para velar por el interés general y gestionar el dinero público entregan millones de euros de subvenciones, sin control alguno sobre la inversión realizada o el servicio prestado a cualquier personaje por su apellido, su status o su ideología.

Los partidos políticos nacidos o refundados en la transición han confeccionado y blindado el sistema, y han conseguido dos objetivos : primero, que la ciudadanía en general asuma con resignación que la corrupción es inseparable de la vida pública, algo así como un mal irremediable que hay que asumir, sin diferenciar entre partidos ni entre políticos.

Que buena parte de la sociedad no se pregunte en primera instancia que gobierno o cargo público le ha dado millones de euros a Urdangarín o a Millet y no se pidan responsabilidades políticas es una muestra de su éxito. Y segundo, han logrado mantener durante más de 30 años una democracia de baja intensidad con un sistema electoral de listas cerradas y bloqueadas, una ley de financiación de partidos impermeable, una ley de partidos que no obliga a éstos a practicar la democracia interna y, todo ello, acompañado de un sistema público de concesión de autorizaciones, licencias, obras públicas y subvenciones que les permite pisar y traspasar en muchos casos la legalidad y sin demasiadas consecuencias.

El problema de la corrupción en España no son solo algunos políticos corruptos sino principalmente el propio sistema de partidos que ampara, facilita y oculta la corrupción institucionalizada para servir, financiar y nutrir la partitocracia.

Solo dejaremos de ver casos como Campeón, Pretoria, Palau, Gürtel o Urdangarín el día que algunas minorías políticas y sociales de hoy, que apostamos por una reforma profunda del sistema y la expulsión de la lacra de la corrupción de nuestra vida pública, consigamos sumar y hacer cambiar las leyes y los gobiernos.

Los padres de esta partitocracia untada de corrupción nunca acabarán con ella para tener una democracia fuerte y sana, salvo que los ciudadanos que así la queremos les demos donde más les duele, en las urnas.

Albert Rivera es presidente de Ciutadans.

¿Qué le falta a ETA por conseguir?
Inma Castilla de Cortázar Larrea El Mundo 29 Febrero 2012

Presidenta del Foro Ermua

La negociación con ETA de los gobiernos de Zapatero, negada con reiteración pero ejecutada implacablemente, sumergió a nuestra democracia en un descomunal sumidero aparentemente irreversible. El gobierno socialista presionó en todas las direcciones (Tribunal Constitucional, Audiencia, Parlamento Europeo, opinión pública,…) y logró una tolerante posición del principal partido de la oposición, ahora en el Gobierno, pero –por el momento- comprometido a “gestionar el fin de ETA”, que en modo alguno es su derrota, sino la legitimación de sus objetivos políticos y “el borrón y cuenta nueva”, es decir, la impunidad, que Amaiur denomina los “problemas técnicos”.

Hoy, podríamos tener motivos de esperanza porque han concluido las dos legislaturas “terríbilis” del presidente Zapatero, despegadas con el atronador y turbio contexto de los atentados del 11-M, sin embargo, nos sobran motivos de preocupación. Después de las dos pasadas legislaturas, ETA ha recuperado legitimidad, acceso a las instituciones, financiación millonaria, y mucho poder: solo en los ayuntamientos que controla gobierna a 703.000 ciudadanos (1/3 aproximadamente del censo vasco) y se ha convertido en la primera fuerza en el País Vasco con Amaiur. Y el nuevo Gobierno, con una aplastante mayoría, se preocupa de la crisis económica -cosa que en absoluto le afeamos-, pero en esta capital prioridad de nuestra democracia se limita a decir que "ni ha pactado, ni pactará con ETA" y que su "única hoja de ruta es el cumplimiento de la Ley".

Lo malo es que el Gobierno socialista introdujo modificaciones en el Reglamento de Prisiones, en concreto el 100.2, que satisfacen extraordinariamente a los presos de ETA, que aglutinados en Nanclares de Oca, esperan confiados su turno. Tanto es así, que a los diputados de Amaiur les parece que para el “problema de los presos” basta con la “aplicación de la actual legislación penitenciaria”. Ya están previstos los cauces traposos para las excarcelaciones y acercamientos. Por otra parte, en breve estará dictada la Resolución del Tribunal Constitucional sobre el Recurso de Amparo de Parot. Si el TC falla favoreciendo a los presos etarras –que visto lo visto, no nos extrañaría- el Gobierno de Rajoy ya tendría la ley en la mano para ir reinsertándoles uno a uno.

¿Qué le falta a ETA por conseguir?: que no se haga nada, y lograr la impunidad uno a uno… Así, tendremos a Arnaldo Otegui de Lehendakari dentro de un año (marzo de 2013). Y como nos anunció Jesús Eguiguren (en 2010), en su apología sobre la necesidad de que ETA-Batasuna volviera a las instituciones: “allí en las instituciones vascas, entre vascos, con los partidos vascos… llegar a un acuerdo que España no toleraría”.

Este pretendido “fin de ETA” es un espejismo, que procura que los terroristas y su entorno se incorporen a la “normalidad democrática”, sin solución de continuidad y con ventajas penitenciales y políticas. La realidad es que esto es una anormalidad, una patología de la democracia, que nos ofrece una paz que prostituye la libertad. ETA no pretende su rendición sino el poder.

¿Qué conclusión sacamos los vascos que llevamos tantos años peleando por la libertad?: que el partido socialista de Zapatero y Rubalcaba ha vendido el País Vasco a ETA, al empeñarse en contentarla… haciendo lo que siempre hizo el PNV: ceder para “rentabilizar” colocándose en la posición de “moderados”, y, en el caso del PSOE, en la posición de que sólo ellos pueden gobernar una España resquebrajada.

Acerca de la Reconciliación… y de la impunidad
ETA no está en su rendición, sino en el asalto al poder
Inma Castilla de Cortázar Larrea, El Correo  29 Febrero 2012

Presidenta del Foro Ermua (1)

“ETA ha dejado las cosas claras. A lo largo de su historia solamente ha engañado a quienes han querido ser engañados”. J L López de Lacalle en 1999, miembro fundador del Foro Ermua asesinado por ETA en Andoain en 2000.

A lo largo de las dos legislaturas del presidente Rodríguez Zapatero, los ciudadanos hemos asistido, unos con estupor y otros con confusión, a una estrategia -acordada con ETA- en la que tras el señuelo de la paz y de la reconciliación, el poder se separó del derecho. Los gobiernos socialistas se empeñaron, obstinadamente y contra toda evidencia, en hacer creer que el final de ETA -su derrota- consistía en legitimar sus fines y dejarles acceder al poder, aunque eso supusiera burlar la ley de partidos, abortar operaciones policiales en colaboración Francia (léase, caso Faisán), presionar, con el consiguiente desprestigio, al Tribunal Constitucional, a la Audiencia Nacional, o… al aparato mediático, en una sucesión de arbitrariedades en detrimento del imperio de la ley, es decir, en detrimento de la democracia.

Sin embargo, la paz es un bien tan deseado, tan embaucador, que con este breve término son posibles eslóganes de una fuerza de penetración casi irresistible. Esto lo sabe ETA, y el nacionalismo vasco en su conjunto, que desde hace años han pretendido presentar como los verdaderos enemigos de la paz a los vascos constitucionalistas - o para mayor desvergüenza - a las propias víctimas de ETA, por negarse una “solución dialogada” del supuesto conflicto vasco. A pesar de estar alertados Zapatero utilizó el señuelo de la paz, de la paz de ETA, pretendiendo acallar el clamor de una mayoría de ciudadanos (casi 7 de cada 10) que rechazamos que el Gobierno negocie cuestiones políticas o privilegios penitenciarios con ETA. Como no consiguió acallarlo, negó la negociación pero siguió adelante hasta hacerla casi irreversible.

Mientras, ETA consciente de que tenía una ocasión de oro para conseguir sus fines de siempre “por la vía de la legalidad”, se aplicó –sin necesidad de camuflarse- a confeccionar sus brazos políticos (Bildu y Amaiur), convirtiéndose en la primera fuerza política en el País Vasco, y encara con entusiasmo y chulería las elecciones de marzo de 2013 que –si nadie lo evita- propiciaran un Lehendakari de ETA: ¿y quién mejor que Arnaldo Otegi? Es decir, ETA no está en su rendición, sino en el asalto al poder.

En este contexto, una permanente llamada a la reconciliación lo embadurna todo, cuando - en realidad- está encubriendo una exigencia de impunidad, … uno a uno, pero impunidad. Unos y otros contribuyen al espejismo de un fin de ETA, que en modo alguno es su derrota, sin reparar en que la impunidad es perniciosa, al menos, por dos motivos:

En primer lugar, es perniciosa porque impide la reinserción real del terrorista. Reconociéndole un papel político se le transmite que sus asesinatos han sido rentables, han sido eficaces para la consecución de sus fines políticos. En el barrizal de la impunidad y del privilegio el arrepentimiento no es posible: el terrorista se siente reforzado porque se le da la razón, por lo que se le impide transitar por el duelo de su error hasta la rectificación. Por eso, la negociación y la impunidad abortan toda posible reinserción. ¿Se puede auspiciar que los terroristas que ganan en su pulso al Estado de Derecho, estarán más dispuestos a acatar la ley? … en modo alguno. El Estado débil, proclive a la cesión y al chantaje, renuncia a la misión civilizadora de la democracia, renuncia al papel educativo de la ley y al poder educativo del cumplimiento íntegro de las condenas.

En segundo lugar, la impunidad es perniciosa porque propicia un “estado de injusticia”, con todas sus penosas consecuencias, que dificulta extraordinariamente ese gran acto de magnanimidad, que tanto dignifica, que es el perdón, y que nadie puede imponer, ni exigir a nadie. ¿Acaso un gobierno podría exigir el perdón a quienes no han recurrido a la venganza y han delegado ejemplarmente en el Estado de Derecho la aplicación de la ley? El perdón no se le puede imponer porque es algo personal, profundamente íntimo y en cierto modo sobrehumano. Además, ni siquiera Dios -según tengo entendido- perdona si el interesado no se arrepiente. Quien no se arrepiente se incapacita para ser perdonado: se hace inaccesible al perdón. Y el que se arrepiente debe reparar por su delito: ¿acaso a alguno de Uds le han quitado una multa por arrepentirse?

Por eso, con ETA la única solución pasa por la aplicación implacable de la ley y generarle otras expectativas sólo retrasa su derrota. La justicia de Dios, afortunadamente, es misericordia, pero la justicia humana (para la convivencia en concordia) nunca puede ser impunidad.

(1) Es Catedrática de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad CEU-San Pablo de Madrid

Límites del Kursaal
A ETA le podría resultar más fácil abandonar las armas que hacer autocrítica
Florencio Domínguez La Vanguardia  29 Febrero 2012

Puede parecer una paradoja, pero es probable que a ETA le resulte más fácil abandonar las armas que hacer una autocrítica por el empleo del terrorismo durante casi medio siglo. El documento presentado por la izquierda abertzale el domingo pasado en el Kursaal es un ejemplo. La antigua Batasuna se niega a reconocer ninguna responsabilidad política propia en la violencia que ha asolado el País Vasco. Como si ellos nunca hubieran estado allí jaleando y ayudando a ETA.

Las armas lo han sido todo para ETA y su entorno, y su identidad política se ha forjado en torno al empleo de la violencia. No han sido sus objetivos independentistas, ni su pretendida orientación de izquierda lo que los ha definido, sino las armas, la violencia. Los atentados eran lo que le daba fuerza y moral, de manera individual y como colectivo, y los fracasos a la hora de atacar, junto con los golpes policiales, los desmoralizaban.

"Estoy contento, ya que hoy me he enterado de las dos acciones que habéis realizado en Lakuntza y Vitoria, y eso me levanta la moral", escribía un etarra desde la cárcel. En la actualidad, la gran mayoría de los reclusos rechaza abiertamente la posibilidad de que se les reclame solicitar perdón por los crímenes cometidos o reconocer las víctimas causadas. Algunos, todo lo más, aceptan que eso se haga, con matices, de forma colectiva, pero en general la disposición es de rechazo contundente.

Creen que tener que hacer autocrítica por su acciones dentro de ETA les haría perder su identidad y echaría por tierra el sentido de su militancia en el seno de la organización terrorista.

La propia banda, en una circular enviada a los reclusos a finales del pasado año, les prohibía pedir perdón, así como "el arrepentimiento político", porque se creaban "grietas" en el colectivo.

La declaración de la antigua Batasuna, además de no reconocer la parte de responsabilidad que ha tenido en la persistencia del terrorismo, omite pedirle a ETA cualquier pronunciamiento en ese sentido. Están dispuestos a reconocer que los tiros hacían daño y provocaban víctimas, pero no admiten la ilegitimidad de esas acciones. Es más, la declaración del Kursaal incluye una justificación explícita de la violencia pasada al presentarla como respuesta a las injusticias provocadas por Francia y España. Dicen que el perdón es un concepto cristiano, pero se equivocan. Es un concepto legal (artículo 90 del Código Penal) que se exige para que los terroristas presos puedan acceder a la libertad condicional anticipada.

La representación ofrecida por la izquierda abertzale refleja el límite de hasta donde están dispuestos a llegar. No hay autocrítica por el pasado y para impulsar nuevos movimientos hay que negociar, con ETA, por un lado, y con la propia izquierda abertzale, por otro. Se han enrocado y creen que pueden forzar a moverse a los estados por la mera persistencia de la banda terrorista, que por sí misma constituye un factor de amenaza potencial, y la presión de los diferentes grupos internacionales que han puesto en marcha.

Jordi Pujol 2012-02-29
Escucha y compórtate... 'mademoiselle'
Eva Miquel Subías Libertad Digital  29 Febrero 2012

El más célebre y glorioso ex President de la Generalitat de Catalunya nos sigue deleitando con manuales de memorias. Es lo que tiene haber permanecido en el mismo cargo más de una veintena de años y haber acumulado antes, durante y después de su mandato un excelente repertorio de anécdotas, vivencias y capítulos tan diversos como apasionantes.

Pocos días atrás y en el mismo escenario donde tuvo lugar el conocido Pacto del Majestic, el Molt Honorable presentaba su nuevo ejemplar y como ocurre con toda promoción, concedió la pertinente entrevista a TV3.

Como seguro ustedes sabrán, el Partido Popular de Catalunya ha solicitado al Govern que interrumpa la subvención de 1,4 millones de euros a la entidad Òmnium Cultural a favor de medidas de corte social que están viéndose afectadas por los recortes o reajustes –como ellos prefieren denominarlos- al hilo de la grave crisis económica.
Y Jordi Pujol, al ser preguntado por este asunto, no hace otra cosa que arremeter contra la Presidenta del PPC de una manera un tanto llamativa, en pleno fragor de la dialéctica política: “Debería tener un punto de contención… escucha chica, compórtate, compórtate”, para añadir, contundente, que “la diferencia que va de (Alejo) Vidal-Quadras a Alicia Sánchez-Camacho es la que va del orgullo a la vanidad”. “Él es orgulloso y ella vanidosa”, añade, por si no nos había quedado suficientemente claro.

Dejando de lado la delgada línea roja que separa el orgullo de la vanidad, sus palabras denotan cierto tufillo machista. Y en defensa de ella ha asomado la Secretaria General de los populares. De Cospedal le ha recordado al octogenario President que la líder del Partit Popular de Catalunya se merece un respeto, no sólo como mujer, sino por encontrarse ésta perfectamente legitimada en las urnas y en las instituciones. Algo obvio que nuestro invitado parece haber olvidado.

Justo en el preciso momento en que el concepto “mademoiselle” desaparece de todos los impresos oficiales franceses, por ser éste considerado machista, se nos arranca el Sr. Pujol con un baile de improperios hacia la mujer que lidera actualmente la tercera fuerza política de Cataluña. ¿Compórtese? ¿Escucha chica? ¿Pero qué expresiones son éstas en pleno siglo XXI?

Créanme si les digo que ese tonillo despectivo no habría sido empleado con el antecesor al que tan sutilmente califica de orgulloso. En este caso, sus acciones fueron mucho más demoledoras que las palabras.

Pero una cosa me gustaría decirle a mi querido ex President. Seguro que es sabedor de que su –nuestro- paisano Jaume Balmes, desgrana, a través de sus muchos tratados filosóficos, los matices que diferencian el orgullo de la vanidad. Y si bien ambos apelan al culto de sí mismo y a la exageración del amor propio, el orgullo quiere la gloria pero con cierta dignidad y la vanidad así también la desea, pero con lánguida pasión.

Aunque en definitiva, lo que se deduce al final de sus precisas explicaciones y descripciones es que tanto el orgullo como la vanidad son dos claras expresiones de la soberbia, pedazo de pecado capital donde los haya. Y ahí es donde Jordi Pujol navega a gusto y a sus anchas.

Porque una servidora está convencida que más allá del machismo, más allá de la incuestionable altivez, más allá de un cierto resentimiento y creencia durante tanto tiempo en que verdad sólo había una, la suya; Tanto tiempo creyendo en un único modelo de país, una única manera de amar a tu tierra, un único modo de actuar, conduce a lo que conduce.

Y como una servidora es educada, jamás le perdería el respeto a una persona mayor y de notable recorrido. Pero una pequeña licencia sí me voy a permitir. Y es, simplemente, recordarle aquello de que contra la soberbia, humildad. Y cierta modestia, president. Que ja n´hi ha prou (ya está bien).

Conflicto
No Hablamos Catalán insta al Gobierno de Aragón a denunciar a la Chunta Aragonesista
Por imponer el catalán en el Aragón oriental pese a ser rechazado por la mayoría de la población
 www.lavozlibre.com 29 Febrero 2012

Madrid.- La Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán ha manifestado hoy que el Gobierno de Aragón debería denunciar a Chunta Aragonesista (CHA) en Europa por tratar de imponer la lengua catalana en el Aragón oriental a pesar de que va en contra del 91 por ciento de los habitantes de esa zona que, según los estudios sociolingüísticos realizados en la misma, lo rechazan. Además, la CHA se salta un precepto de la UNESCO en el que se dice que ningún gobierno ni institución académica podrá imponer una lengua a sus supuestos hablantes sin el consentimiento de estos.

Según un Estudio Sociolingüístico de la Franja Oriental de Aragón elaborado en 1995 por la Universidad de Zaragoza y encargado por el Gobierno de Aragón, por entonces del PSOE, puso de manifiesto que el 91 por ciento de los encuestados de la zona oriental de Aragón afirmaban no hablar catalán sino modalidades propias aragonesas en perfecta armonía con el castellano. A pesar de este dato demoledor y de las 57 entidades que forman la Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán, y que luchan por modalidades aragonesas y han manifestado su rechazo a la imposición del catalán en numerosas comarcas, Chunta Aragonesista sigue insistiendo en imponer el catalán. CHA, que solo tiene 4 diputados, pretende denunciar en Europa a la Diputación General de Aragón (37 diputados). "¿Pero quiénes se creen que son los representantes de CHA? Solo se representan a sí mismos y a los intereses de sus socios europeos de Esquerra Republicana de Catalunya", se preguntan desde No Hablamos Catalán.

Tras el anuncio de CHA de que denunciará al Gobierno aragonés en Estrasburgo, desde la Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán animan a la DGA a que se adelante a CHA y denuncie en Europa a esta minúscula formación política que a pesar de haber obtenido tan solo 4 diputados en las Cortes de Aragón pretende imponer una lengua ajena a Aragón, el catalán, en un territorio donde sus habitantes ya han mostrado su frontal rechazo. Además, es bueno recordar que en 2009 se recogieron más de 70.000 firmas en contra de incluir el catalán en la Ley de Lenguas. La PANHC reitera que en la Ley de Lenguas solo pueden figurar dos lenguas, la aragonesa con sus modalidades y la española, lengua común con el resto de España. "El catalán es una lengua muy respetable que se estudia voluntariamente en los colegios aragoneses pero que es ajena a nuestra comunidad y a los aragoneses", aseguran.

Proposición de ley ‘Defendamos la escuela en catalán’
Catalanistas intimidan al TSJ para que prevalezca la inmersión lingüística
M. Maristany www.gaceta.es 29 Febrero 2012

Escola en Català organiza un envío masivo de cartas al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para que no obligue al bilingüismo.

El próximo 7 de marzo, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) deliberará, votará y fallará respecto a la ejecución de las sentencias del Tribunal Supremo (TS) que exigen a la Generalitat que el castellano sea también, junto al catalán, lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña; favoreciendo así el bilingüismo real exigido por muchas familias catalanas. ç

Tras la masiva protesta ante el TSJC el pasado 12 de febrero en señal de protesta por la sentencia del TS, la plataforma Escola en Català considera que ha llegado la hora de desplegar una campaña de presión e intimidación que evite el bilingüismo: los 23 magistrados del TSJC recibirán un ‘bombardeo’ de cartas donde se les pedirá que no ejecuten las sentencias del TS, “que pondrían fin al modelo de escuela en catalán”. Además de la influencia que esperan ejercer sobre los jueces, la plataforma quiere demostrar así la “importancia y el apoyo” que tiene el modelo de inmersión lingüística para “la cohesión de nuestro país”.

Escola en Català hizo ayer un llamamiento a la sociedad civil catalana para que nadie olvide enviar su carta a los jueces. Para ello, han dispuesto un enlace en su página web. “Sólo si los 23 jueces del TSJC captan el respaldo social que tiene la inmersión lingüística en catalán, en nuestro país podremos evitar una más que posible sentencia adversa”. Y es que esta plataforma conoce bien que el actual modelo educativo, gestado en la época de Jordi Pujol, es contrario a la Constitución Española. Sin embargo, hasta que Convivencia Cívica Catalana no alzó la voz, el modelo había campado a sus anchas durante 30 años.

Por otro lado, la plataforma educativa continúa recogiendo firmas para pedir al Parlamento de Cataluña que se apruebe en pleno la proposición de ley ‘Defendamos la escuela en catalán’, que pretende “blindar e catalán como única lengua vehicular de la enseñanza”. En esta línea, ayer también instaron a presentar mociones en los ayuntamientos para que el castellano desaparezca de las escuelas fuera de la asignatura de lengua española.

Cataluña
Solidaritat lanza una campaña de presión a los jueces del TSJC para que desacaten al Supremo
La Comissió Promotora Defensem l’Escola en Català coordina el envío masivo de e-mails a los magistrados del tribunal para que desoigan las sentencias y no permitan que el español sea lengua vehicular escolar junto al catalán.
Redacción www.vozbcn.com   29 Febrero 2012

La Comissió Promotora Defensem l’Escola en Català insta a los magistrados del TSJC a desobedecer las sentencias del Tribunal Supremo sobre bilingüismo escolar.

‘Esperando que tengan en consideración este escrito y resuelvan favorablemente el recurso del Gobierno [autonómico] de Cataluña, a fin de que la única lengua vehicular de la enseñanza en nuestras escuelas continúe siendo la lengua catalana, sin reintroducir una lengua española que como vehicular fue impuesta por la dictadura, reciban un cordial saludo’.

Así finaliza la carta con la que la Comissió Promotora Defensem l’Escola en Català, entidad controlada por Solidaritat Catalana per la Independència, pretende presionar a los magistrados de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

El TSJC resolverá el recurso de la Generalidad el próximo 7 de marzo
Los jueces tienen previsto reunirse el próximo 7 de marzo para resolver el recurso de la Consejería de Enseñanza de la Generalidad -presentado en septiembre pasado- contra el auto de ejecución de diversas sentencias firmes del Tribunal Supremo que ordenan ‘adaptar el sistema de enseñanza a la nueva situación creada por la declaración de la Sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional que considera también al castellano como lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña junto con el catalán’.

La plataforma argumenta su reclamación para que el TSJC desacate las sentencias del Supremo en el hecho de que ‘el catalán es una lengua milenaria’ que ‘durante siglos ha sido un elemento vertebrador y de cohesión de la sociedad catalana’, que ‘durante diversas etapas esta lengua ha sido menospreciada, prohibida y perseguida‘, y que el modelo de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán ha sido un elemento ‘nuclear’ en el ‘lento proceso de recuperación’ de dicha lengua.

El bilingüismo escolar ‘fractura’ a la sociedad catalana
‘La inmersión lingüística es la garantía para paliar el grave desequilibrio que vive el catalán y darle prestigio social, e imposibilita la fractura de la sociedad catalana en función del origen de las personas’, añaden, y aseguran que este modelo de prohibición del español como lengua vehicular tiene ‘un amplísimo consenso de la sociedad catalana en todos los niveles: en el ámbito de la sociedad civil, entre las fuerzas políticas y muy especialmente entre la comunidad educativa’.

Según esta entidad, más de 25.000 personas han completado el formulario disponible en su página web para coaccionar a los magistrados por e-mail. Sin embargo, fuentes del TSJC han asegurado a LA VOZ DE BARCELONA desconocer esa información.

La portavoz de la plataforma, Mercè Escarrà -pareja de Rubèn Novoa, el ex candidato de Solidaritat en las pasadas autonómicas y actual jefe de prensa de la formación que en septiembre de 2010 pidió ‘un tiro en la nuca’ para el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera- ha señalado que “ha llegado el momento” de destacar la importancia y el apoyo que tiene el modelo de inmersión para la cohesión de Cataluña. El pasado 12 de febrero, la entidad reunió a un millar de personas ante la sede del TSJC en Barcelona para exigir el incumplimiento de las sentencias sobre bilingüismo escolar.

Cataluña
El Parlamento catalán rechaza publicar la versión constitucional del Estatuto
El PPC pide la adaptación del texto a la sentencia del TC
MARÍA JESÚS CAÑIZARES / BARCELONA ABC Cataluña 29 Febrero 2012

El PP catalán se ha quedado solo en su propuesta de publicar el texto constitucional del Estatuto de Autonomía de Cataluña. Los populares han presentado esta mañana una propuesta de resolución en la que se instaba al gobierno autonómico a ofrecer el "texto legal y vigente" del Estatuto, adaptado a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC).

La propuesta, debatida en la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlamento catalán, fue rechazada con los votos en contra de PSC, CiU, ERC, ICV y Solidaritat.

El PP encuentra incomprensible mantener vivo un texto sin validez jurídica La diputada del PPC, Maria José García Cuevas, ha manifiestado que “resulta incomprensible que las instituciones de Cataluña tengan interés en mantener vivo un texto sin validez jurídica, a no ser que se busque tergiversar la realidad y confundir a la ciudadanía”.

García considera "inexplicable que la propia Generalitat mantenga en sus publicaciones y en su página web el texto inconstitucional del Estatut, ya que ése no es legal” y denuncia que "el manual de trabajo que se nos da a los diputados incluye la versión inconstitucional del Estatut, comportamiento impropio de una institución como el Parlamento de Cataluña”. Advierte de que esta actitud "perjudica gravemente el prestigio de las instituciones catalanas".

España / condena de la audiencia nacional
23 años a los dos etarras que atentaron contra el periodista Gorka Landaburu
Los miembros del comando «Buruntza» tendrán que indemnizar 600.000 euros a la víctima, que perdió cuatro dedos cuando le explotó un paquete-bomba
ep madrid ABC  29 Febrero 2012

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a 23 años de prisión a los miembros de ETAPatxi Xabier Makazaga Azurmendi, "Ander", y Oskarbi Jauregui Amundarain, por atentar contra el periodista Gorka Landaburu, que perdió cuatro dedos de una mano tras abrir un paquete bomba remitido a su despacho.

Los magistrados Ángel Hurtado, José Ricardo de Prada y Enrique López consideran que ambos cometieron un delito de asesinato terrorista en grado de tentativa así como otro de tenencia y transporte de aparatos explosivos y les imponen, además, el pago de una indemnización al periodista de 600.000 euros.

Aseguran que como miembros del comando "Buruntza" de ETA remitieron a Landaburu, el 15 de mayo de 2001, un paquete que simulaba ser la revista de la asociación Elkarri que recibía todos los meses en su domicilio. El paquete contenía en su interior contenía entre 50 y 100 gramos de dinamita "Titadyn" que al explotar causaron al periodista heridas en una mano, la cara y el abdomen. Tras 319 días de ciudados médicos y hasta cinco operaciones de cirugía, Landaburu recibió el dictamen de incapacidad temporal permanente.

Los magistrados han valorado a la hora de condenar a los dos acusados el hallazgo de una carta manuscrita incautada en el domicilio de los jefes militares de ETA, Juan Antonio Olarra Guridi y Ainhoa Múgica Goñi, detenidos en noviembre de 2002, en la que Jauregui Amundarain daba cuenta de la acción terrorista. La misiva describe la preparación del atentado con todo detalle e incluso explica cómo obtuvo el comando el logotipo de Elkarri para preparar la carta-bomba.
«Suficiente para matarlo»

"Lo sacamos de una propaganda", explica en ella la etarra. La carta reconoce la autoría del atentado y especifica que la revista-bomba fue preparada por Jauregui Amundarain y el ya fallecido Hodei Galarraga en la Casa de la Cultura de Zaldibia. Makazaga colocó el explosivo necesario para llevar a cabo el atentado, que fue ordenado por la jefa del comando, Ainhoa García Montero, "Laia". Además, la resolución pone de manifiesto que en el piso de Zizurkil (Guipúzcoa) en el que el comando fue detenido en agosto de 2001 se encontró una nota mecanografiada donde constaba el nombre, la dirección y la descripción física de Gorka Landaburu y en la que se encontraron huellas de Makazaga y "Laia".

Los magistrados destacan, además, la declaración de dos peritos policiales que aseguraron en su informe que la carga del artefacto era "suficiente para producir la muerte" y concretaban que si el periodista "hubiera estado más sentado que de pie, le hubiera llegado a la cabeza y le hubiera matado".


Recortes de Prensa   Página Inicial