AGLI

Recortes de Prensa   Sábado 24  Marzo 2012

 

Transparencia y buen gobierno
El Editorial La Razón  24 Marzo 2012

El Gobierno de Rajoy ha puesto en marcha una ambiciosa reforma legal con el doble propósito de garantizar la transparencia de las administraciones y de castigar la gestión negligente más allá de lo previsto en el Código Penal.

Lo primero que sorprende de esta iniciativa es que no se hubiera tomado hace años, lo que revela un pasmoso déficit ético en la gestión pública y un grave atraso de la Administración española con respecto a Europa en materia de buen gobierno. Así se explica la mala imagen que arrastra la clase polítíca, convertida desde hace tiempo en la tercera preocupación de los ciudadanos. Acierta plenamente Rajoy al no demorar esta reforma, que formaba parte del programa electoral, como hizo el anterior Gobierno socialista.

La recuperación de la confianza en los administradores pasa necesariamente por tener un techo de cristal y una potente luz iluminando la gestión del dinero público y los intereses generales. Aunque el proyecto estudiado ayer por el Consejo de Ministros está aún en mantillas, pues se ha tenido el buen criterio de abrirlo a los ciudadanos para que aporten sus sugerencias durante los próximos 15 días, las líneas generales avanzadas van en la buena dirección. Destacan las penas administrativas, de hasta 10 años de inhabilitación y multa, para aquellos gobernantes que autoricen gastos sin fondos, incumplan los compromisos de deuda, falseen u oculten datos contables y rehúsen adoptar planes de ajuste fiscal.

Ni qué decir tiene que si este sucinto código se aplicara con efectos retroactivos a los últimos seis años, se podrían contar con los dedos de una mano los presidentes autonómicos que se salvarían de la inhabilitación. Y no digamos los poquísimos alcaldes que aprobarían el examen. En este punto, también conviene subrayar que la nueva ley obligará a fijar las retribuciones de los cargos municipales en los Presupuestos Generales del Estado, con lo cual se evitarán no sólo agravios comparativos sino el bochornoso espectáculo de que sean los propios alcaldes los que decidan su sueldo. Por lo demás, es de cajón que las subvenciones, adjudicaciones, ayudas, contratos, procedimientos, convenios y, por supuesto, las retribuciones de los cargos públicos deberán hacerse públicos y estar permanentemente a disposición del ciudadano.

En suma, se trata de un proyecto imprescindible, cuyas líneas básicas son firmes, pero que aún debe resolver algunas incógnitas, entre ellas cómo se reforma el Código Penal para castigar una gestión irresponsable, término penalmente muy escurridizo. Por lo demás, sería de ingenuos creer que con esta ley se acabarán las corruptelas y las negligencias. Baste recordar, por ejemplo, que la Junta de Andalucía adoptó hace años un código de buenas prácticas cuya eficacia ha quedado retratada en el escándalo de los ERE.

A PARTIR DEL LUNES, EN INTERNET
El Gobierno somete al brainstorming ciudadano su Ley de Transparencia
Servimedia   www.elsemanaldigital.com 24 Marzo 2012

Será de obligado cumplimiento para todas las administraciones, pero la Casa Real se libra. Los cargos que la incumplan se enfrentan a destituciones e inhabilitaciones de hasta diez años.

Los gestores públicos que se salten la Ley de Estabilidad Presupuestaria, incumplan los planes para reducir la deuda de las administraciones o no respeten los principios de la Ley General Presupuestaria podrán ser destituidos de sus cargos e incluso inhabilitados hasta diez años.

Así lo anunció la vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro, que este viernes realizó una primera lectura del anteproyecto de Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno.

Sáenz de Santamaría explicó que este borrador de la Ley de Transparencia y Buen Gobierno estará disponible a partir del lunes en la web de La Moncloa para iniciar por primera vez en la democracia un "trámite de audiencia pública". Durante 15 días naturales, los ciudadanos podrán leer el texto elaborado por el Gobierno y aportar sus ideas para mejorarlo.

La vicepresidenta explicó que la Ley "impone férreas obligaciones de buen gobierno" a las administraciones públicas, a la vez que introduce "principios éticos de actuación" y duras sanciones para "los malos gestores" o aquellos que "incumplan las obligaciones previstas en la ley".

Serán castigados los responsables políticos que gasten sin crédito suficiente, que infrinjan la Ley General Presupuestaria, que incumplan los Presupuestos, que no justifiquen la inversión de fondos de subvenciones, que incumplan de manera deliberada el nivel de deuda pública establecido en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, y que incumpla las medidas de corrección previstas para la reducción del déficit.

Sáenz de Santamaría detalló que estas infracciones conllevarán de sanciones como la destitución del cargo público, la no percepción de pensiones indemnizatorias, la obligación de restituir las cantidades indebidamente percibidas o la obligación de indemnizar a la Hacienda Pública estatal en los términos previstos en la Ley General Presupuestaria.

En el caso de las infracciones graves y muy graves, los responsables políticos serán inhabilitados para determinados cargos públicos durante un periodo de entre cinco y diez años. También habrá multas económicas para los políticos que gestionen mal los recursos públicos, aunque la número dos del Gobierno recordó que si no se abona el importe de esas sanciones cabe la posibilidad de que se sustituyan por penas de prisión.

Además, indicó que la responsabilidad recaerá directamente sobre el cargo público que tenga asumida la competencia que se haya incumplido, aunque en el caso de decisiones colegiadas adoptadas en un Consejo de Gobierno o un Consejo de Ministros recaería sobre todos los integrantes de ese órgano.

Sáenz de Santamaría detalló que cualquier ciudadanos podrá denunciar una mala gestión pública para que sea convenientemente analizado e investigado. La responsabilidad de las actuaciones y sanciones recaerá sobre una "instancia independiente" como la Agencia de Calidad de los Servicios y de las Políticas Públicas, que pasará a llamarse "Agencia de Transparencia".

Al frente de esta Agencia de Transparencia habrá una persona nombrada directamente por el Gobierno de Mariano Rajoy pero que podrá ser vetada "por mayoría absoluta" de las Cortes Generales durante el trámite parlamentario.

Transparencia
Asimismo, la Ley incluye la puesta en marcha de un Portal de Transparencia en Internet donde los ciudadanos podrán consultar toda la información sobre las administraciones públicas, incluidas las retribuciones de altos cargos, las subvenciones concedidas, los contratos adjudicados y los convenios suscritos. Los ciudadanos podrán utilizar ese Portal de Transparencia para requerir información a la administración pública, que dispondrá de un mes de plazo para responder a cada una de las peticiones.

Este aspecto de la Ley de Transparencia obliga especialmente a la Administración General del Estado, las comunidades autónomas, entidades locales, empresas públicas, fundaciones del sector público, Congreso de los Diputados, Senado, Tribunal Constitucional, Consejo General del Poder Judicial, Consejo de Estado, Defensor del Pueblo, Tribunal de Cuentas, Consejo Económico y Social, así como a las instituciones autonómicas análogas.

El Gobierno pretende incorporar con la Ley de Transparencia una serie de principios éticos como "eficacia y satisfacción del interés general, buena fe y dedicación al servicio público, imparcialidad e independencia, equidad y no discriminación, diligencia y fomento de la calidad, conducta digna y corrección en el trato y responsabilidad".

La Ley vigilará de manera especial la plena dedicación de los cargos públicos a sus tareas en la administración y la no incursión en incompatibilidades. De hecho, el Portal de Transparencia ofrecerá información puntual sobre las peticiones de compatibilidad que demanden los responsables políticos.

Finalmente, el Gobierno pretende obligar a través de la Ley a que el Presupuesto General del Estado establezca anualmente un baremo que limite los sueldos de los miembros de los órganos de gobierno de las entidades locales para evitar retribuciones desproporcionadas al tamaño, población y presupuesto de cada municipio.

Transparencias
Marcello http://www.republica.com  24 Marzo 2012

Acaba de aprobar el Gobierno la ley para la transparencia política y el control del gasto público frente a los derroches, nepotismos y abusos del poder y nos parece muy bien pero insuficiente. Porque las ciencias ocultas que se practican en la vida pública española y que dañan la vida democrática y las relaciones sociales no solo tienen su origen en la vida pública y en el uso y disfrute del poder institucional, sino que el ocultismo se practica también con gran habilidad en otros sectores e instituciones públicas y privadas de gran trascendencia nacional. Por ejemplo, en la Justicia, o en los bancos y las grandes empresas, o en los grupos de comunicación, y a ver quién es el guapo que les coloca un cascabel a esos gatos.

No nos vamos a cansar de decirlo. En España no hay separación de los poderes del Estado, ni de estos poderes con los fácticos y es en ese “totum revolutum” donde se cuece el gran festín del poder. Y está muy bien que los gobiernos nacionales, autonómicos y municipales estén controlados y expuestos en el escaparate de la nueva ley. Pero todos sabemos que hay instancias superiores y no contraladas, opacas y ajenas a todo control democrático en las que en España –contra lo que ocurre en las democracias consolidadas- existe un “quinto poder” que habita en una procaz cama redonda, donde unas falsas razones de Estado se mezclan con toda clase de negocios, favores e intrigas de poderosos y gobernantes. ¿Alguien nos podría explicar, en caso contrario, cuál fue la transparencia de los recientes y notorios indultos a poderosos de los gobiernos del PSOE y del PP?

Otro si, ¿qué transparencia está prevista en visitas opacas a altos centros del poder de poderosos de todo orden como el palacio de La Moncloa o la Jefatura del Estado? ¿Se informará de las visitas que se reciben cada día en ambos palacios como ocurre en paísesde nuestro entorno?

Y ahí tenemos el ejemplo y el escándalo de la Banca y las Cajas de Ahorros, supuestamente controladas por el Banco de España en el nombre del Estado, que han resultado estar en quiebra y que ahora reciben inmensas cantidades de dinero público –aunque sea como préstamos-, mientras el crédito no llega a los ciudadanos. ¿Dónde está la transparencia en este sector crucial del Estado? O en los precios de los carburantes, las eléctricas, el agua y en toda clase de servicios?

Y ¿qué ocurre con la transparencia en los partidos políticos, en su financiación y los escándalos de corrupción, oen los sindicatos e incluso en las distintas instituciones religiosas y culturales?

Está bien que se ponga en marcha la transparencia en la acción de los gobiernos en todos los niveles del Estado, pero todavía queda mucha opacidad por eliminar. De manera que más transparencias serían bienvenidas, aunque por algo hay que comenzar.

Bolsillos de cristal
EDITORIAL www.gaceta.es  24 Marzo 2012

Transparencia, una ley contra la corrupción.

Decía Enrique Fuentes Quintana que las herramientas para atajar la corrupción en la vida política eran la Ley de Financiación de los Partidos y la transparencia de los cargos públicos. En un país como España, donde conductas venales y toda suerte de corruptelas han proliferado al amparo de la opacidad, era perentoria una Ley de Transparencia como la que llevaba el Partido Popular en su programa electoral y que ayer aprobó el Consejo de Ministros.

La idea que preside el proyecto es que no queden zonas de sombra en las cuentas, presupuestos, contratos y movimientos económicos de la Administración y que los bolsillos de los responsables políticos sean realmente de cristal, como pedía Tierno Galván. Algo que sus conmilitones de partido jamás se plantearon, y que el Gobierno de Rajoy aprueba ahora en su panoplia de reformas para hacer frente a la crisis económica e institucional.

La ley obliga a hacer pública la información institucional y a las Administraciones, a dar a conocer contratos, convenios y subvenciones, así como retribuciones de altos cargos. Sobre estos últimos la ley introduce por primera vez criterios de racionalidad en la surrealista e incoherente escala, en la que hay alcaldes que ganan más que el presidente del Gobierno. Un baremo público fijará los sueldos de los ediles teniendo en cuenta la población, el tamaño del municipio o la capitalidad.

Pero lo más novedoso es que serán consideradas conductas muy graves la autorización de compromiso de gastos sin fondos, el incumplimiento deliberado de reducir la deuda pública o no formular los planes de ajuste requeridos en cada momento, y cualquiera de ellas serán motivo para destitución de los cargos públicos y la imposibilidad de poder volver a ser nombrados durante un periodo entre cinco y diez años. La ley penalizará con diez años de inhabilitación y multa a los gestores públicos que falseen y oculten datos contables; y si no se satisface la multa, puede ser sustituida por la pena de prisión, según explicó Soraya Sáenz de Santamaría. Es decir, que a diferencia de lo que ha ocurrido hasta la fecha, los políticos no podrán irse de rositas sin asumir sus responsabilidades por mala gestión, despilfarro o falta de transparencia en las cuentas públicas. Personajes como José Antonio Griñán no hubieran pasado la criba que establece el texto del PP, al margen de las responsabilidades que pueda terminar sustanciando la investigación judicial que dirige Mercedes Alaya en el EREgate.

En suma, la Ley de Transparencia viene a subrayar una obviedad en democracia: que los gobernantes no son sino administradores del dinero público y deben rendir cuentas de su uso y no sólo en el Parlamento, con luz y taquígrafos, sino también el ágora digital, con publicidad. De esta forma podría lucharse contra las corruptelas que han señoreado la vida pública nacional y autonómica y ganarán credibilidad las instituciones. Sólo falta que una ley como la aprobada ayer se cumpla efectivamente y no quede en un decálogo más, tan bien intencionado como escasamente eficaz, al estilo de tantos códigos de buenas prácticas.

La Ley de Ciudadanía
Luis del Pino Libertad Digital  24 Marzo 2012

Editorial del programa Sin Complejos del sábado 24/3/2012

Pericles es una figura controvertida dentro de la Historia griega. Mientras que algunos lo ven como un reformador que llevó a Atenas a la cumbre del poderío militar y de la gloria artística, otros lo consideran un demagogo, que arruinó las instituciones y la democracia atenienses al aplicar copiosas raciones del más descarado populismo y del más inmoderado oportunismo.

Algunos de los comportamientos de Pericles parecen confirmar que, lejos de ser un ardoroso defensor de los principios democráticos, el estadista griego no era sino alguien dispuesto a utilizar la Ley y las instituciones según su conveniencia personal le dictara.

Quizá el caso más claro sea la Ley de Ciudadanía promulgada por Pericles en el año 451 a.C. Dicha ley establecía que sólo tendrían la consideración de ciudadanos atenienses aquellos cuyos dos progenitores fueran también ciudadanos.

No existe consenso entre los historiadores en cuanto a las razones que llevaron a Pericles a dictar esa ley. Algunos ven en ello un comportamiento reaccionario, destinado a quitar a los hijos de padre o madre extranjeros el derecho de intervenir en la política ateniense, o destinado a proteger a la elite gobernante frente al creciente número de metecos, es decir, de habitantes de Atenas de origen extranjero.

Otros historiadores ven en dicha ley, por el contrario, un ambicioso y progresista proyecto de reforma, por cuanto era la primera vez que a las mujeres atenienses se les otorgaba la consideración de ciudadanas, aunque esa consideración no llevara aparejado derecho alguno, puesto que las mujeres siguieron teniendo vedada la intervención en la política.

Finalmente, otro grupo de historiadores ve en aquella ley una medida dictada por el interés partidista, por el deseo de Pericles de limitar aún más el poder de sus rivales del partido aristocrático. Según esos analistas, al impedir los matrimonios con personas no atenienses, Pericles evitaba la posibilidad de que los aristócratas de Atenas establecieran alianzas matrimoniales con familias poderosas de otras ciudades griegas.

Pero no quiero entrar en el debate sobre si se trataba de una ley reaccionaria o progresista, ni sobre cuáles podían ser las intenciones reales de Pericles, sino fijarme en cuál fue el destino final de esa ley y lo que ello nos dice acerca del auténtico carácter del estadista griego.

Pocos años después de promulgada la Ley de Ciudadanía, Pericles se divorció de su mujer y se fue a vivir con Aspasia de Mileto, una mujer de dudosa reputación. Algunos dirían que se trataba de una cortesana de lujo. Los historiadores describen a Aspasia de Mileto como la mujer más atractiva e inteligente de su época, con una educación exquisita y unas maneras enormemente liberales en una Atenas que trataba a las mujeres poco más que como floreros. Aquella relación entre Percicles y Aspasia escandalizó profundamente a la buena sociedad ateniense, pero el gobernante griego hizo caso omiso de las críticas y llegó a tener con Aspasia un hijo, Pericles el Joven.

Y hete aquí que en el año 430 se desata la peste en Atenas, provocando la muerte de decenas de miles de personas, entre ellas los dos hijos que Pericles había tenido con su legítima esposa. El propio estadista quedó muy maltrecho a causa de la enfermedad, muriendo al año siguiente. Aunque antes de morir tuvo tiempo para conseguir que se cambiara la Ley de Ciudadanía que él mismo había promulgado, con el fin de que se reconociera la condición de ciudadano ateniense al hijo que había tenido con Aspasia, su amante, que como originaria de Mileto no era ciudadana.

Quien así actúa, quien es capaz de saltarse sus propias leyes para beneficiar a su hijo, no es un reformador, ni un campeón de la democracia. Me inclino, por ello, a pensar que la idealizada figura de Pericles que existe en muchos libros de Historia tiene poco que ver con la realidad.

Viene esto a cuento de que el Gobierno acaba de aprobar ayer una cacareada Ley de Transparencia, en la que se amenaza a los gestores públicos que falseen las cuentas o que oculten información con la terrible pena... de una multa y diez años de inhabilitación.

Me parece una tomadura de pelo que el Gobierno anuncie que se va simplemente a inhabilitar al gestor que falsee las cuentas. Sobre todo, porque la maraña de intereses que la clase política ha ido tejiendo en estos años hace que la inhabilitación para cargo público sea cualquier cosa menos un castigo. No hay nada que impida que a los corruptos inhabilitados se los aparque, como recompensa por los servicios prestados, en patronatos de fundaciones o en consejos de administración de empresas privadas que contratan con organismos dependientes del Estado.

Pero lo que me parece más escandaloso es que el anuncio de esa Ley de Transparencia se produce exactamente quince días después de que el mismo gobierno del PP indulte a dos personas vinculadas a Convergencia y Unión que habían sido condenadas por malversación, indulto otorgado en contra del criterio de la sala y de la fiscalía.

¿Y nos dicen que van a tratar de acabar con las corruptelas aprobando una nueva ley?
Antes de que el PP llegara al gobierno ya había leyes para castigar ciertos delitos y esos dos malversadores de CiU fueron condenados de acuerdo con esas leyes. Y el gobierno del PP, a pesar de lo que determinan esas leyes ya existentes, los ha indultado.

¿Me quieren ustedes decir de qué sirve que aprueben nuevas leyes, si desprecian las que ya hay?
¿De qué sirve introducir teóricos castigos para los corruptos, si luego los políticos se indultan unos a otros?
¿De qué sirve promulgar nuevas leyes, cuando lo que no existe es respeto por la Ley, con mayúsculas?

Permítame que se lo diga, doña Soraya: su Ley de Transparencia, como la Ley de Ciudadanía de Pericles, no me parece otra cosa que pura demagogia. Puro humo destinado a conseguir unos fines inmediatos, que probablemente no sean otros, en este caso, que tratar de aplacar a una ciudadanía ya muy soliviantada, aparentando que se hace algo contra la corrupción.

Pero sus hechos, que cuentan más que las palabras grandilocuentes, apuntan a que ustedes harán con esa ley lo mismo que vienen haciendo con las otras leyes ya existentes: retorcerla en cada momento del modo que más les convenga.

Ley de Transparencia. Qué bonito, si fuera cierto
Pablo Molina Libertad Digital  24 Marzo 2012

Gracias al principio de irretroactividad de las normas, pilar básico de todo Estado de Derecho, la nueva Ley de Transparencia que está elaborando el gobierno no tendrá como consecuencia la desaparición de prácticamente toda la clase política actual, comenzando por el anterior ejecutivo en pleno.
La ocultación de datos contables ha sido la norma habitual observada por la gran mayoría de gestores políticos desde que arreció la crisis económica. Incapaces de ajustar las cuentas públicas a la realidad, al desplome de los ingresos fiscales no han respondido con un ajuste proporcional de las partidas de gasto, sino con el impago de facturas a proveedores para seguir financiando las actividades más diversas como si aquí no hubiera ocurrido nada y la economía siguiera creciendo a niveles de los tiempos de Aznar.

Ahora, el gobierno se ha propuesto sancionar a los políticos que incurran en falsedades sobre la gestión del dinero público, sin necesidad de instrucción judicial, lo que supone una auténtica revolución en el paradigma ético con el que se han tratado estos asuntos en el pasado. Hasta el momento, incluso cuando un político ha sido pillado malversando directamente fondos públicos su partido ha salido a defenderlo bajo la premisa de la presunción de inocencia, y tan sólo cuando el escándalo mediático amenazaba con perjudicar la imagen de la organización en las cercanías de unas elecciones, sus dirigentes han transigido ante el clamor público con la terrible condena de una suspensión temporal de militancia.

El mismo gobierno que hace dos semanas indultó a dos políticos, ladrones contumaces, asegura que a partir de ahora sancionará a los que distraigan algunas facturas en cajones recónditos o no cumplan con las exigencias del déficit, pero eso sí, sólo con unos añitos de inhabilitación para ejercer cargos públicos, siempre que el asunto no prescriba, un tribunal no atienda sus demandas para reparar honores mancillados o su nombre no tenga la fortuna de aparecer en el decreto mensual de indultos del Boletín Oficial del Estado.

Y por ese levísimo tirón de orejas a los falsificadores de cuentas públicas previsto en la futura ley de “transparencia” se supone que todos debemos felicitarnos. Pruebe usted a falsificar un documento privado y ya verá lo que le pasa.

Ley de transparencia: material ininteligible, ley inservible
Nota del Editor  24 Marzo 2012

Si el gobierno no decide de una vez por todas derogar todas las leyes de lenguas regionales, la ley de transparencia no tiene sentido. Antes de la transparencia está la inteligibilidad, y eso requiere el uso sistemático del idioma español en todas las administraciones.

Para que la ciudadanía pueda controlar el tinglado político-administrativo que nos oprime, la primera condición es que sea inteligible y por ello, todos los procedimientos administrativos de todas las administraciones deberían estar en español.

De paso, esta medida, con coste cero, es la primera que el gobierno debería tomar para que España tenga credibilidad y no arrastre tambien a la Unión Europea al desastre.

 (Enviado a http://www.leydetransparencia.gob.es/consulta/index.htm, Proyecto de Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y buen Gobierno)4033fe37-a8e8-44c4-8a1d-c075b5d5927e, 26Marzo2012)

¿ Como voy yo a meterme en la fauna de la Chusma de Galicia si todos sus procedimientos están en la neolengua resultado de mezclar los gallegos de varias  zonas y añadir las nuevas palabras que menos se parecen al español ?

¿ Cómo voy a controlar las sentencias de los TSJ de las regiones si mezclan el español y la lengua regional y admiten escritos de los abogados de las autonosuyas en lengua regional ?

¿ Cómo voy yo a controlar los concursos de los ayuntamientos y autonosuyas si no utilizan el español ?

¿ Cómo voy yo a controlar los libros de texto de los centros de enseñanza sujetos a las autonomías y por tanto escritos en lengua regional ?

Vidal-Quadras afirma que la crisis va más allá de lo económico
H. A. www.gaceta.es  24 Marzo 2012

Lamentó que la clase política se esté limitando a trasladar a la ciudadanía un enfoque de la crisis únicamente económico.

El vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras, afirma que enfocar la actual crisis sólo desde el punto de vista económico “es explicar sólo parte de la realidad, por lo que a veces esta se falsea”.

Vidal-Quadras hizo esta declaración en la conferencia inaugural del ciclo “Personaje del Mes”, que la Universidad Tomás Moro, adscrita a la Fundación Intereconomía, ofrecerá con la participación de destacadas figuras del ámbito político y cultural de España.

Durante su intervención, el vicepresidente del Parlamento Europeo lamentó que la clase política se esté limitando a trasladar a la ciudadanía un enfoque de la crisis únicamente económico, incluso comparándola con la de 1996 cuando, en su opinión, “esa analogía es falsa”.

“Estado residual”“Ese año aún no había euro, ETA no soñaba con gobernar en la diputación de Guipúzcoa, no estaba avalada por el Tribunal Constitucional –explicó– y el Estado aún tenía recursos para hacer políticas. Hoy, el Estado español es residual”.

Vidal-Quadras mantiene que la situación actual “es mucho más grave” y que, además de medidas de ajuste económico, “lo que hace falta es una regeneración profunda que incluya un cambio de mentalidad colectiva”.

La situación actual, con el PP gobernando con mayoría absoluta y con un gran control de ayuntamientos y comunidades, es “una gran oportunidad para volver a valores fuertes, de patriotismo, altruismo, de valorar la cultura del esfuerzo y el reconocimiento del mérito”. La vida humana (“que es sagrada”), y la familia (“una institución que hay que cuidar”) ocuparían un lugar destacado.

El vicepresidente del Parlamento Europeo emplazó a la sociedad a movilizarse para lograr esta regeneración, “aunque sea muy complicado”, y lamentó que el Estado “haya sido vaciado por arriba, por la UE, y por abajo, por las autonomías”, por lo que ahora “no sea tan potente para tomar las medidas urgentes”.

La huelga
Francisco Rodríguez Adrados La Razón  24 Marzo 2012

De manera que han hundido el país y, en vista de ello y de que la huelga es su única y verdadera especialidad –lo que saben hacer todos desde Felipe González para acá, lo saben–, declaran la huelga. No faltaba más. Se les da muy bien lo de la silicona, los piquetes y demás. Y procuran a los suyos una modesta diversión, sin trabajo y con viajes gratis, bocadillo, etc., y sobre todo con el placer de ver rabiar no ya a sus rivales, sino al pueblo español entero, y de acabar de hundir la economía.

No sé qué clase de democracia es ésta: se puede perder las elecciones, dejar en cese al Gobierno, que al menos se sometía a elecciones, no dejar trabajar al que quiere trabajar y echar a la calle, a divertirse, a quienes tampoco habían sido convocados. A divertirse un rato, si es eso diversión, que luego será todavía peor.

En fin, no sé si mis lectores saben de etimologías, pero «huelga» es la variante castellana de lo que en andaluz es «juerga». Viene de «holgar». ¿No recuerdan el romance del rey Rodrigo, de Fray Luis?:

«Folgaba el rey Rodrigo
Con la hermosa Caba en la ribera»

En la ribera del río Tajo. Pero el río, «sacando el pecho fuera», le amenazó con la tropa mora que venía, el dolor que traía, «la bárbara pujanza»...

No se puede holgar perpetuamente, unir puentes a puentes, formar acueductos y encima, por la decisión de dos señores que los medios nos traen a casa un día sí y otro también, declarar una huelga general, política, ilegal. Venganza por una derrota merecida. No se comprende qué democracia es ésa. Las huelgas se inventaron en la democracia inglesa, tal o cual sindicato se consideraba agraviado y presionaba con la huelga. Se acabó aceptándolo. Pero cuando los sindicatos ingleses se pasaron de rosca, paralizaban el país sólo para demostrar su poder, se encontraron con la Thatcher. Ésta obligó a que los sindicatos pusieran la huelga a votación entre sus miembros. Y se acabaron las huelgas: quiero decir, las huelgas políticas como ésta. Yo creo que llegará un momento en que algún Gobierno se atreverá...

Las cuerdas, si se tira mucho, acaban por romperse. Simplemente, cortará las subvenciones que los gobiernos entregan a los sindicatos sólo para ver si se callan, se contentan con unos cuantos actos de arrogancia y luego todo sigue igual. «¡Ah, pero no crea», dirán. «De cuando en cuando conviene que se conozca nuestro poder». Claro que lo conocemos, también sus límites. Y que cualquier poder, cuando se propasa, puede encontrar a alguien que lo pare. Antes o después. Eso es todo. Lean las tragedias griegas.

Me jacto de no haber seguido en toda mi vida una sola de esas huelgas políticas. Por lo demás son humillantes, lo son para el Gobierno, las Cortes españolas, los ciudadanos todos. ¿Es tolerable eso? Que un grupo autonombrado pueda paralizar a un país, humillarnos a todos, a los que hacen la huelga y a quienes la padecen –las padecemos todos–. Antes o después tiene que acabarse con esto.

Tras tantas humillaciones: la corrupción, tanto desmadre de tantos contra los que somos la mayoría, tanto obedecer a nuestros pedagogos europeos, a los que encima tenemos que dar las gracias, vienen todavía esos señores a humillarnos desde dentro, a desprestigiarnos. No, señores de Europa (y de nosotros), esto no es España, ni es siquiera una corriente legítima de opinión. Ya ven quiénes son. Los de siempre.

Facturas en los cajones y alcaldes en los sillones
Elisa de la Nuez*. El Confidencial  24 Marzo 2012

A raíz del reciente Real Decreto-ley 7/2012 por el que se crea el fondo para pagos a proveedores del pasado viernes 9 de marzo por un importe de 35.000 millones de euros, ha salido a la luz -o quizá todavía no del todo según algunos medios- lo que era un secreto a voces: las millonarias facturas que han guardado Ayuntamientos y Comunidades Autónomas en sus cajones cuyo impago ha llevado a la muerte a un buen número de pymes españolas, dado que las grandes empresas tienen, como ya se sabe, más “músculo financiero” e incluso más músculo del otro, y por tanto más posibilidades de cobrar por una vía u otra, en otras adjudicaciones, en recalificaciones, en regulación, en especie o en lo que se les ocurra a los agobiados deudores públicos.

Lo más gracioso es que ahora todo el mundo parece sorprenderse no solo del importe sino de la cuantía y hasta de la fecha (las hay pero que muy antiguas) de las facturas. El “ranking de los cajones” es bastante impresionante, aunque no todo el mundo sale igual en la foto. Aquí tienen uno de los “rankings” que han salido en prensa

Como saben, la solución ideada por el Gobierno ha consistido en crear un Fondo que puede concertar operaciones de crédito con las CCAA y Entidades Locales que se acojan a este mecanismo extraordinario de financiación para poder pagar a sus proveedores (art.7 del Real Decreto-ley 4/2012) que se ocupa del pago directo a los proveedores de estas Administraciones y que se subroga en los derechos que al proveedor le correspondan frente a las mismas, todo ello de conformidad con el Real Decreto-ley 4/2012, de 24 de febrero, por el que se determinan obligaciones de información y procedimientos necesarios para establecer un mecanismo de financiación para el pago a los proveedores de las entidades locales.

Las facturas, o para ser más correctos técnicamente, las obligaciones pendientes de pago de los proveedores que son susceptibles de ser pagadas por este mecanismo deben reunirlas siguientes condiciones según el art. 2:

1. Ser vencidas, líquidas y exigibles.

2. Que la recepción, en el registro administrativo de la entidad local, de la correspondiente factura, factura rectificativa en su caso, o solicitud de pago equivalente haya tenido lugar antes del 1 de enero de 2012.

3. Que se trate de contratos de obras, servicios o suministros incluidos en el ámbito de aplicación del texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público aprobado por el Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre.

Además, el artículo 3 impone a las Entidades la obligación de remitir al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas la relación certificada de todas las obligaciones pendientes de pago antes del 15 de marzo pasado (suponemos que lo habrán hecho) y el art.4 permite a los contratistas solicitar información sobre su inclusión en dichas relaciones así como solicitar certificaciones individuales de las obligaciones pendientes si no estuvieran ya incluidas en la relación que deben de hacer las Administraciones. Esta inclusión o certificación es muy relevante, porque es la que determina la contabilización de estas deudas como pendientes de pago, en caso de no estar ya contabilizadas, según el art.5.

Como siempre, se prevén una serie de sanciones por incumplimiento de estas obligaciones, lo que no es mucho decir, porque, ¡oh sorpresa!, resulta que esto de guardar facturas en los cajones y no pagar a los proveedores tampoco se podía hacer antes de la aprobación del Real Decreto-Ley. Y también el incumplimiento de las normas que lo prohibían llevaba aparejado sanciones, esas cosas.

En concreto, para las Entidades Locales la normativa, larga, prolija y rigurosa está contenida en el título VI (Presupuesto y Gasto Público) del Real Decreto Legislativo 2/2004 de 5 de marzo que aprobó el Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales.

Lo que ha pasado con las facturas de los cajones no ha sido precisamente por falta de regulación o de previsión normativa

Por poner un ejemplo, el art. 165 dice que “El presupuesto general atenderá al cumplimiento del principio de estabilidad en los términos previstos en la Ley 18/2001, General de Estabilidad Presupuestaria, (sí, antes de la modificación de la Constitución y de la próxima aparición de la nueva Ley Orgánica ya había una que se llamaba así) y contendrá para cada uno de los presupuestos que en él se integren:

1. Los estados de gastos, en los que se incluirán, con la debida especificación, los créditos necesarios para atender al cumplimiento de las obligaciones.

2. Los estados de ingresos, en los que figurarán las estimaciones de los distintos recursos económicos a liquidar durante el ejercicio.

Claro que también dice cosas como que “Los recursos de la entidad local y de cada uno de sus organismos autónomos y sociedades mercantiles se destinarán a satisfacer el conjunto de sus respectivas obligaciones, salvo en el caso de ingresos específicos afectados a fines determinados”. Y teóricamente tampoco según dicha normativa está permitido el endeudamiento encadenado y para cualquier cosa, porque resulta que el art. 172 dice que “los créditos para gastos se destinarán exclusivamente a la finalidad específica para la cual hayan sido autorizados en el presupuesto general de la entidad local o por sus modificaciones debidamente aprobadas.” Y además los créditos autorizados tienen carácter limitativo y vinculante, siendo los niveles de vinculación los que vengan establecidos en cada momento por la legislación presupuestaria del Estado.

Y luego está esta norma, que recuerdo del temario de mis oposiciones como una de esas normas claves del ordenamiento jurídico administrativo (junto con otras que se refieren a la solvencia de las Administraciones Públicas, por aquello de que siempre podían pagar y no podían quebrar, los más viejos del lugar todavía las recordarán): “No podrán adquirirse compromisos de gastos por cuantía superior al importe de los créditos autorizados en los estados de gastos, siendo nulos de pleno derecho los acuerdos, resoluciones y actos administrativos que infrinjan la expresada norma, sin perjuicio de las responsabilidades a que haya lugar.”

Total, que nuestros alcaldes han debido dictar actos nulos de esos a porrillo, si juzgamos por el estado de sus cajones. Pero es que no solo los acuerdos son nulos, sino que la norma prevé “responsabilidades” (administrativas), concepto éste que ha sido desterrado de nuestra práctica administrativa y que va siendo sustituida por la única responsabilidad que al parecer tiene sentido para los gestores públicos, la penal, aproximándonos así de forma inexorable a los regímenes de repúblicas bananeras.

Bueno ¿y quiénes son los responsables? Pues, como suele suceder en Derecho administrativo, los órganos “competentes” que según el artículo 185 son siempre dentro del importe de los créditos autorizados en los presupuestos el Presidente o el Pleno de la entidad, a los que corresponderá la autorización y disposición de los gastos de acuerdo con la atribución de competencias que establezca la normativa vigente. En particular, corresponde al presidente de la corporación el reconocimiento y liquidación de las obligaciones derivadas de compromisos de gastos legalmente adquiridos (aunque estas competencias pueden delegarse o desconcentrarse).

Y para terminar. ¿Y quién ordena los pagos? Pues según el art.186 lo hace el presidente de la entidad local, si bien el Pleno de la entidad local, a propuesta del presidente, podrá crear una unidad de ordenación de pagos que, bajo la superior autoridad de éste, ejerza las funciones administrativas de la ordenación de pagos. Y “a más a más” también está regulado el Plan de disposición de fondos.. asícomo la expedición de las órdenes de pago, que habrá de acomodarse al plan de disposición de fondos de la tesorería que se establezca por el presidente que, en todo caso, deberá recoger la prioridad de los gastos de personal y de las obligaciones contraídas en ejercicios anteriores.

Pero volviendo a lo que decíamos antes resulta que SÍ hay responsabilidad jurídica administrativa por incumplir todas estas normas Y no en abstracto, no, de “la Corporación” o del “Ayuntamiento” la responsabilidad es personal. La recoge el artículo 188 que dice que “Los ordenadores de gastos y de pagos, en todo caso, y los interventores de las entidades locales, cuando no adviertan por escrito su improcedencia, serán personalmente responsables de todo gasto que autoricen y de toda obligación que reconozcan, liquiden o paguen sin crédito suficiente.”

Y lo dejo aquí para no hacer este post demasiado extenso. Pero bueno, ya ven que lo que ha pasado con las facturas de los cajones no ha sido precisamente por falta de regulación o de previsión normativa. Por eso, lo más interesante, y a lo que alude la segunda parte del título del post, es que aquí, después de esta debacle sigue sin pasar absolutamente nada. Es más, he leído en algún periódico nacional que jurídicamente es que “no se puede hacer nada” con estos alcaldes manirrotos, vaya por Dios, porque como no está penado, y parece que no ponemos el Código Penal por delante, en España las leyes ya no son obligatorias, por lo menos par los que mandan. De hecho, los alcaldes que se las han saltado con tanta alegría, o han sido reelegidos, o han sido estratégicamente recolocados en otros sillones incluso mas confortables después de sus fabulosas gestiones(lo mismo que muchos Presidentes y Consejeros Autonómicos) y pelillos a la mar. Los técnicos que tan brillantemente cumplieron con sus obligaciones de control pues me imagino que siguen sentados en sus sillas.

Y lo más gracioso, es que también había de los otros, aunque parece que menos; alcaldes y técnicos que cumplieron con sus obligaciones presupuestarias, pero eso también parece que da bastante igual. ¿Mi predicción? Que mientras que a los alcaldes no les cuesten los sillones, las facturas se seguirán amontonando en los cajones. Al tiempo.

*Elisa de la Nuez, directora gerente de Iclaves. Del blog “¿Hay Derecho?

Elecciones andaluzas
La felicidad corre peligro si gana el PP
Pedro de Tena Libertad Digital 24 Marzo 2012

"Parirás a tus hijos con dolor y con sangre si gana el PP". Dios. Me despierto de la pesadilla y era Elena Valenciano diciendo que si gana el PP las mujeres van a sufrir en España y en Andalucía. Mejor aún, corre peligro su felicidad. Claro, es que las más de 600.000 paradas andaluzas no sufren con el gobierno del PSOE. Ni el millón largo de asalariadas que cobran menos del salario mínimo, ni las madres de niños que no tienen guarderías -que son más de la mitad, o sea millones-, etc. Eso. Miedo sobre miedo. Incluso Chaves dice que la democracia perderá calidad si gana el PP. Habráse visto. O sea, que la democracia española es mala si gana el PP y sublime si gana el PSOE. Compadezco a sus futuros alumnos de Derecho en Córdoba. Rehagamos la versión famosa de los gaditanos: "Con el miedo que siembran los fanfarrones, se hacen los andaluces tirabuzones", ya que estamos en la conmemoración de 1812. Pero, en serio, ¿háse visto una gente que considera propiedad privada a todo un pueblo y que cuando ese pueblo vota en su contra, como ocurrirá el próximo día 25, desnoblece a ese mismo pueblo y le resta calidad democrática? Estos no son demócratas, no creen en la libertad ni creen el el voto secreto ante las urnas. Creen en otras cosas. Suave ha quedado Arenas llamando al padre de Iván y Paula "mercader del miedo", el mismo día que se descubre que una "superioridad" abortó la investigación sobre su hijo y sobre el caso Bahía Competitiva de Cádiz, que cuenta con tres familiares de su lugarteniente, Luis Pizarro, número 1 del PSOE por Cádiz, entre los implicados.

Y desde luego, Canal Sur y sus esbirros están quedando como la chata de Cái, demostrando que en su seno hay una oligarquía pro-socialista que ha hecho de lo público un botín para el PSOE. Ahora es el PA el que se queja, pero lo del PP, con cuatro planos miserables relacionándolo con casos escandalosos e inmorales, traspasa todos los límites. Griñán no habla de esos vídeos sino del de la reforma laboral retirado ya a causa de la Junta Electoral, y que se volverá a poner el lunes. Pero la Chacón no se entera y dice que los españoles envidian a los andaluces. Envidian sus cifras de empleo, su PIB, su sanidad, su educación, su Universidad...Todo. Ah, ella se refiere al voto, porque pueden parar con él al PP. Pero lo cierto es que pararon con ese voto al PSOE hace unos meses, tambièn en Andalucía. ¿O no se acuerda? Pues más le vale que se ponga como su amigo Pepe Griñán a fijar condiciones a una presunta coalición con IU, que es lo único a lo que aspiran ya a estas alturas. A eso y a las pseudoinauguraciones, falta por la que ha sido condenado el consejero de Educación de la Junta a pagar 601 euros. La cosa es que dijo que inauguraba una cosa que estaba ya inaugurada. Pero pa chungo, el enfrentamiento de un empresario con Griñán en plena plaza de Cabra(Córdoba). Le acusó de haber tenido que hacer 60 despidos y le llamó sinvergüenza. Sus pretorianos se llevaron al todavía presidente y al cosa no pasó a mayores.

En ese proceso imparable de deterioro mental que produce el miedo, ahora el PSOE andaluz inventa "cómic-amente" a una Andalucía afrancesada en la que se resiste a la dominación, ¿romana, tipo Ásterix?. No, resiste a la victoria democrática del PP, que es como un invasor. Ya se sabe que pueblo, pueblo, no es el PP. El pueblo sólo es PSOE y, si se quiere, algo de IU. Dice Upyd que los viejos partidos fomentan la corrupción. Pero no explica por que se han ido de su partido gentes como Hernández Les o Mikel Buesa. Por cierto, que el primero vive en Andalucía. Y tenemos un personaje en alza, el interventor general de la Junta, luego director general nombrado por la Junta, que denunció las irregularidades cometidas por la Junta y que ahora se mofa -dice La Razón -, de Arenas por lo que critica a la Junta. Este Interventor, ahora salido de no se sabe qué destino extraño, ¿por qué no decidió en su día investigar o denunciar en sede judicial la irregularidad del fondo de reptiles o es que sólo estaba advirtiendo del entuerto en el que podían meterse los que son, al parecer, sus amigos políticos? Vaya personaje este de Manuel Gómez Martínez, que, en plena campaña, va y se retrata. Y dice que Arenas tiene la ceja altiva. ¿Pues qué era entonces de la Zapatero, que, además, tenía dos? Pues en el PSOE tienen la sensación de que quién enmerdó todo el asunto de los ERE fue él y sus, no una ni dos, sino unas pocas denuncias. Y hasta Griñán reconoce ya que hubo cosas anormales.

Entramos ya en el último día de campaña si es que deja libre el sábado, que no siempre ha ocurrido. Tengan memoria. Lo de Andalucía se ha puesto feo para el PSOE y se escuchaba de labios de Susana Moneo en la COPE que las encuestas diarias que hace Ferraz pronosticaban un hundimiento del voto socialista, aún más acusado de lo que, oficialmente, esperan. A mi la verdad no me extraña nada, porque con una campaña como la de Griñán y secuaces, es imposible ganar. Ni una idea positiva, ni un proyecto. Y es natural. Es que han tenido 30 años para ensayar ideas y sus resultados son lamentables. O sea, no hay remedio. Es que es de nota que Griñán diga que el PP está machacando a las clases medias trabajadoras con un 32 por ciento de paro y los demás datos que ya saben. Y luego está el matonismo de Escuredo, el de Chaves, el de la oligarquía que contempla con pánico que los recortes van a afectar, muy especialmente, al PSOE, a sus correas de transmisión y a la monstruosa y deformada Junta de Andalucía. Esto es, se acabó el caramelo y se terminó el rollo. ¿Y quién va a pagar la luz de Ferraz como se pierda Andalucía?, se preguntan en el PSOE. Pepa Pacheco, presidenta de la Asociación de la Prensa de Jerez, 1.000 millones de deuda y 3.000 empleados públicos, vaya roncha imposible, Pepa, contertuliana en Onda Cádiz, decía hoy que a esta campaña le ha faltado ilusión por el futuro. Es verdad. Le ha sobrado desilusión por el pasado. Pero es que lo de los ERE ha sido, es y será tan .. ?

Sindicatos
Ley de huelga, ya
Emilio J. González Libertad Digital 24 Marzo 2012

Este país está pidiendo a gritos una ley de huelga, porque la situación ya es insostenible. Resulta que unos sindicatos que se negaron a negociar una reforma laboral con el Gobierno del PP, solo porque era del PP y no de izquierdas, y que quieren seguir llenándose los bolsillos a manos llenas a costa del presupuesto público en unos tiempos en los que hay que recortar el gasto público como sea para poder salir de la crisis y crear puestos de trabajo, quieren ir a una huelga cuya finalidad es únicamente política.

Pues bien, este es el primer motivo por el que se precisa dicha ley. Les guste o no a los sindicatos, el Gobierno del PP ha sido elegido democráticamente en las urnas, lo cual legitima su acción de gobierno siempre que se ajuste a los principios de la Constitución y del Derecho.

La reforma laboral encaja perfectamente en estas consideraciones. Entonces, ¿quiénes son ellos para tratar de paralizar un país en contra de lo que deciden las instituciones elegidas democráticamente? No son nadie. Por ello, lo primero que debería hacer esa ley de huelga es prohibir las huelgas políticas.

Los sindicatos dicen que por encima del derecho al trabajo está el derecho a la huelga. Eso será en una concepción revolucionaria y antidemocrática de dichos derechos porque en una democracia ambos se sitúan al mismo nivel. Lo que debería hacer una ley de huelga, por tanto, es proteger ambos por igual, una vez prohibidas las huelgas políticas. Y, para ello, debería regular también los servicios mínimos del transporte público con el fin de que todo aquel que quiera ejercer su derecho al trabajo pueda hacerlo libremente. Claro que esa es una cuestión de la que los sindicatos no quieren oír ni hablar porque como no representan a nadie necesitan paralizar el transporte público para impedir que la gente pueda acudir a su puesto de trabajo, y después decir que la huelga ha sido un éxito. Esto se acabaría, como digo, regulando los servicios mínimos del transporte público por ley y estableciendo penas de cárcel para quienes los incumplan o promuevan su incumplimiento.

Por último está la cuestión de los piquetes. Una verdadera ley de huelga debería prohibirlos porque constituyen una estructura gansteril cuyo único fin es amedrentar a quien quiera ejercer el derecho al trabajo e, incluso, impedírselo. Por supuesto, los sindicatos no opinan lo mismo porque en su concepción revolucionaria y antidemocrática del derecho de huelga, los piquetes, esto es, la amenaza, la intimidación y, por que no, la violencia, constituyen armas necesarias para que triunfe el paro. Pero, precisamente porque los piquetes tienen estas características –todo el mundo sabe cuándo hay una huelga general y por qué se convoca-, deben prohibirse y establecerse penas de cárcel para quienes los promuevan o participen en ellos. Y lo mismo cabría aplicar a quienes inciten o ejecuten de una u otra forma actos violentos ya sea contra quien pretende ejercer libremente su derecho al trabajo, ya sea contra el destrozo de bienes públicos o privados, ya se mediante la búsqueda deliberada del enfrentamiento con las fuerzas de seguridad del Estado. Solo así todo el mundo será libre de ejercer el derecho que quiera, el de huelga o el del trabajo.

La gran polémica: castellano o español
Amando de Miguel Libertad Digital 24 Marzo 2012

Mi amigo Antonio Lamela me envía un largo memorándum para reivindicar el nombre de “español” que debemos dar a nuestra lengua común, mal llamada “castellano”, según él. El ilustre arquitecto y humanista sostiene que el castellano no se habla desde el siglo XVI. La preferencia actual por la voz “castellano” no es más que “una perversa trampa impuesta por grupitos de políticos periféricos para beneficio propio, causando gravísimos daños a sus respectivas regiones y a la nación”. Don Antonio defiende que realmente “el castellano es una lengua muerta al haber nacido el español como idioma nacional. En España nadie habla castellano sino español”.

Comprendo el argumento patriótico de don Antonio, realmente admirable. Pero me temo que las cosas son algo más complicadas. Cierto es que los nacionalistas utilizan “castellano” para no tener que decir “español”, palabra vitanda para ellos. Pero estamos ante dos palabras que pueden ser intercambiables. Fuera de España no cabe duda: solo cabe hablar de “español”, como lo hacen los hispanohablantes de todo el mundo. Ahora bien, dentro de España, para comparar el español con el catalán y sus variantes, el vascuence y el gallego, es lícito referirse al castellano. Según la Constitución esa es la lengua española oficial del Estado. Yo habría preferido que no hubiera lengua oficial en España, como no la hubo hasta 1931 y nunca la hubo en la época virreinal. Hemos de reconocer que el castellano es la única lengua que hablan normalmente los españoles, la que sirve para entenderse entre ellos. Así pues, más que oficial del Estado, es la natural de la nación española.

Como es sabido, el español fue el primer idioma moderno que logró estampar una gramática. Fue en el año 1492. El autor: Antonio de Lebrija (o Nebrija). El título: “Gramática que nuevamente hizo el maestro Antonio de Lebrija sobre la lengua castellana”. Como era costumbre de los humanistas de la época, se cambio su nombre de pila por el de Elio Antonio. Fue catedrático en Salamanca y en Alcalá de Henares.

En 1611 Sebastián de Covarrubias publica su célebre “Tesoro de la lengua castellana o española”. En el prólogo se refiere a la “lengua castellana”. Ese libro ha sido la base de todos los diccionarios y etimologías del español que se han publicado después. Por lo menos queda claro que el castellano no era una lengua muerta al tiempo que se escribiera el Quijote. Tampoco lo es ahora, pues, bajo la forma de español, es el idioma natural de 400 millones de habitantes. Más, después del inglés, es el idioma que más se aprende en el mundo.

En 1726 se publica el primer diccionario de la Real Academia Española. Es conocido como Diccionario de Autoridades. Su título es: “Diccionario de la lengua castellana”. Los últimos diccionarios de la Real Academia Española adoptan ya el título de “lengua española”.

Resumo mi posición. La dicotomía castellano-español no es tal o por lo menos no debe tomarse como un enfrentamiento. Una palabra no excluye la otra. Los que no tenemos empacho en pronunciar las voces España o español recurrimos cuando conviene a decir “lengua castellana” cuando la comparamos con las otras habladas por algunos españoles de forma natural. Aun así, repudio el uso de “castellano” para no tener que decir “español”. Entiendo que ni el castellano ni el español son lenguas “propias” de un territorio. Las lenguas propias o naturales lo son de sus hablantes. Por ejemplo, en Cataluña el castellano es la lengua natural de la mitad (más o menos) de la población de esa región, así como el catalán lo es de la otra mitad. En los países hispanoamericanos se hablan muchas lenguas, pero el español es la única que se puede decir natural o común de los hablantes de todos esos países. Por lo mismo, el español es la lengua natural de unos 40 millones de habitantes de los Estados Unidos de América.

Yihadismo
Lo peor de todo
GEES Libertad Digital 24 Marzo 2012

El papel lo aguanta todo, y las complejas reflexiones sociológicas sobre el islam y el islamismo encajan bien sobre él. Que el Islam no se identifica con el islamismo, y que no todos los musulmanes se encuadran en el radicalismo o el yihadismo son evidencias teóricas que en tiempos de desasosiego serepiten una y otra vez en boca de políticos, periodistas e intelectuales. Como también lo es que asistimos a un conflicto ideológico-político entre musulmanes; o que son éstos, en términos cuantitativos, las primeras víctimas del yihadismo.

Pero no se trata de eso. Tan pronto como el voluntarismo europeo ha salido a la luz pidiendo un posicionamiento islámico contra la barbarie, se ha mostrado la peor cara del asunto: en el mundo islámico, quienes persiguen, combaten, denuncian o deslegitiman el yihadismo son una minoría, las más de las veces mal vista por sus correligionarios. Las pocas veces que en el mundo islámico alguien ha alzado su voz contra la barbarie terrorista, ha sido marginado, perseguido o directamente eliminado ante la indiferencia mayoritaria.

De hecho, lo característico en las mezquitas y madrasas, tanto en suelo occidental como oriental, es que la hostilidad se dirige más hacia los musulmanes que denuncian al terrorista que hacia el terrorista. Y este es el verdadero problema, porque de hecho, si los líderes religiosos islámicos condenasen el yihadismo en vez de a sus víctimas, infieles, apóstatas o judíos; si los líderes políticos musulmanes lo deslegitimasen en vez de disculparlo y "contextualizarlo"; y si los regímenes de la gran mayoría de países árabes lo persiguiesen, deteniendo y encarcelando a los miembros de las redes criminales que operan en sus territorios, el terrorismo islámico no existiría o habría dejado de hacerlo hace ya tiempo.

Mientras esto no ocurra, la banalidad de que no todos los musulmanes son radicales ni apoyan el terrorismo servirá de poco, como no sea para calmar nuestra propia ansiedad. El hecho estratégico e ideológico fundamental es que no hay nadie que esté dispuesto en el mundo islámico a combatir la barbarie yihadista y acabar con ella. Y esta realidad, más allá de las teóricas reflexiones sociológicas o antropológicas sobre la relación entre religión y violencia, es lo peor de todo.

El Instituto Cervantes pone de moda el español en Brasil
Juan Valencia (Brasil). El Confidencial  24 Marzo 2012

El Gobierno lo tiene claro: quiere que el Instituto Cervantes sea la punta de lanza de la cultura y la acción exterior de España. Se trataría, en definitiva, de reforzar la marca España, tan abandonada en los últimos tiempos por nuestros dirigentes. Y, por lo que parece, uno de los objetivos es fortalecer la presencia en Brasil y en Estados Unidos. El gigante sudamericano es el país con mayor número de centros (8) de todo el planeta. Hay matriculados 17.000 alumnos, muy por encima de los 5.000 que estudian en el país de la bandera de las barras y estrellas. El futuro de nuestro idioma es inmenso. Por ejemplo, en el vestibular (el examen de selectividad) los potenciales universitarios brasileños tienen que elegir entre inglés o español, y muchos optan por nuestro idioma.

El edificio que ocupa el Instituto Cervantes en Salvador, la tercera ciudad brasileña, es espectacular. Propiedad del Gobierno de España, tiene tres alturas, una zona de parking y está completamente acristalado. Se encuentra en una de las áreas más nobles y cosmopolitas de la ciudad, a escasos metros del Corredor da Vitória, un barrio rodeado de centros culturales, embajadas, galerías de arte y lujosos edificios con vistas a la espectacular bahía.

En uno de sus despachos trabaja desde finales de 2009 el pacense Anastasio Sánchez, director del Instituto en la urbe. Lo suyo fue un shock. Dejó la fría Irlanda, donde era jefe de estudios del Cervantes de Dublín, para enfrentarse al sofocante calor del nordeste brasileño: un clima tropical todo el año con ausencia de estaciones definidas. Estos días anda un poco preocupado. Espera ansioso para conocer el presupuesto que el Gobierno destinará al Instituto Cervantes en 2012 y cómo afectará a los centros. En 2011 fue de 103 millones de euros.

El Cervantes de Salvador fue una apuesta personal del ex presidente brasileño Luis Inácio Lula Da Silva. Tras la apertura de Sao Paulo y Río de Janeiro, se decidió apostar por el desfavorecido nordeste de Brasil y, desde ese momento, ya ha pasado casi un lustro. El primer director fue Luis Moratinos, hermano del ex ministro de Asuntos Exteriores. Después llegó Sánchez: “Estamos contentos con los resultados en los últimos dos años; hemos crecido un 60%, ahora tenemos entre 1.200 y 1.300 alumnos. Además, el resultado comercial se ha triplicado”.

Todos los centros son obligados a tener un porcentaje de autofinanciación. Dependiendo de los centros y de las ciudades el índice sube o baja. “En Salvador el objetivo de autofinanciación es el 30% y lo estamos cumpliendo. Si conseguimos más financiación podremos hacer, por ejemplo, más actividades culturales. El principal problema que tenemos es que las grandes empresas están radicadas en el sur de Brasil, por las que muchas ya han firmado acuerdos con los centros de Río, Sao Paulo o Brasilia”, explica Sánchez.

“En Brasil nadie te regala nada”
“Intentamos no sólo conseguir el patrocinio. Buscamos también que las empresas se involucren en la marca España, en formar a sus empleados buscando ese signo de calidad, ese plus que es lo que nos diferencia de los demás. Acabamos de firmar acuerdos con tres importantes colegios de Salvador. En Brasil nadie te regala nada”, añade.

Al encontrarse fuera de España, la tarea del Cervantes es, a veces, poco reconocida. El director recuerda que hay centros como el de Sao Paulo que cuentan con 6.000 alumnos. “Los centros con mayor potencial son los de Pekín, Moscú, Varsovia, Manila, Sao Paulo y Casablanca. Cada uno de ellos tiene entre 5.000 y 6.000 alumnos. En Brasil, por ejemplo, Río de Janeiro tiene 3.000. En el año 2009, la aportación del Cervantes de Brasil a la red era del 8%; en 2011 fue ya del 15%, lo que supone un incremento cuantitativo y cualitativo”.

El perfil de los alumnos del centro de Salvador está bien definido: “Clase alta, la mayoría jóvenes profesionales que necesitan el idioma por su trabajo ya que sus empresas tienen relaciones comerciales con países latinoamericanos, principalmente con Chile o Argentina. Luego hay otro grupo que estudia el español por cuestiones turísticas, porque tienen familia en España o porque quieren viajar a países del entorno, donde necesitan el español para comunicarse”.

A los brasileños les gusta el Instituto Cervantes. Lo que más valoran son los profesores nativos, las maravillosas instalaciones y, por último, la atención que reciben por parte de la plantilla. “Hay familias que tienen a sus hijos estudiando en EEUU y lo que agradecen es la posibilidad de beneficiarse de la red de centros. Tienen un hijo en el Cervantes de Nueva York y otro en el de Salvador, con la posibilidad de cambiar de centro en cualquier momento siguiendo el mismo programa con la misma calidad”, apunta Sánchez, que empezó a trabajar en el Cervantes hace dos décadas.

El fracaso de la “Ley del español”
Pero las cosas en Brasil y principalmente en Salvador van muy despacio. La conocida como “Ley del español” en la que el idioma se tenía que ofertar de forma igualitaria al inglés en las escuelas de Brasil no ha entrado en funcionamiento en su totalidad. Tenía que ser una realidad en 2010, pero se retrasó. “En Salvador su implantación no llega al 30%. La ley se encuentra con varios problemas, no hay un profesorado capacitado para la enseñanza del español, las universidades que son las que capacitan a los profesores para ejercer como maestros no tienen capacidad de formación. En Salvador faltarían 2.000 profesores. Aquí las cosas van muy lentas, pero yo detecto que las cosas se están empezando a mover”.

Nadie tiene dudas y menos el director de Cervantes en Salvador. El español es el segundo idioma en Brasil. “El francés y el alemán han caído mucho”, asegura. Prueba de ello es el interés que los cursos de español despiertan en los niños. “Es verdad que el español se empieza a estudiar en los últimos años de colegio o en la universidad, después de dominar el inglés”.

La crisis que padece España no pasa desapercibida al otro lado del Atlántico aunque sea a 8.000 kilómetros de distancia. Sánchez reconoce que se puede ser más austero en la gestión, por ejemplo en la “renovación de materiales. Desde el 30 de diciembre no podemos contratar a nadie Si tengo una baja es prácticamente imposible cubrirla, lo que se pretende es que se trabaje más. Entendemos la situación y todos somos conscientes de lo que está ocurriendo”.

El nuevo director del Instituto Cervantes, Victor García de la Concha, lo tiene claro. “Hay que ser austeros, vamos a dejarnos de lujos”. Hacer más por menos para convertir al Cervantes, como dice García de la Concha, “en el lugar de encuentro de América y de España para difundir no sólo la lengua española sino la cultura en lengua española”.

Conciencia española: boicot a la inmersión lingüística obligatoria en catalán
http://www.vozbcn.com  24 Marzo 2012

“Nuestra lengua es el reflejo de nosotros mismos” (Gandhi, el 6 de febrero de 1916, en un discurso ante Colegio Central de Benarés, Universidad Hindú).

Algunos pretenden a los ciudadanos de Cataluña castellanoparlantes (o mejor, hispanoparlantes), desde hace tiempo, hacerles comulgar con ruedas de molino: la inmersión lingüística en catalán es un “modelo de éxito” en la enseñanza pública, dicen. No tienen en cuenta, entre otras cosas, que ya hace más de treinta años que se aplica, y no dudan en acudir a la manipulación informativa, si lo consideran preciso, con la finalidad de conseguir sus objetivos.

Pero os digo la verdad: se trata de un instrumento de opresión. Escriben la historia, controlan los medios de comunicación, las instituciones, la dirección de las grandes empresas radicadas en esta comunidad, imponen sus fiestas, sus costumbres… logrando que durante años muchos piensen como ellos o invitando a marcharse a quien no acepte su pensamiento uniformador y alienante.

Se trata de “una lengua de cohesión” social, dicen vistiéndose de un falso progresismo para esconder su realidad autoritaria. No tienen en cuenta ni respeto por aquella otra lengua oficial que es la materna de la mayoría de catalanes; también la de la mayoría de los inmigrantes a esta Comunidad.

Pero os digo la verdad, en realidad, se trata de un instrumento de opresión. No es la primera vez que esto sucede en la historia: en la Inglaterra colonial se imponía el inglés a los hindúes, en la Sudáfrica del apartheid el afrikáans a los sudafricanos (como refleja muy bien la protesta de la película del vídeo adjunto, basada en hechos reales), etc. Ahora, en Cataluña, una Comunidad Autónoma de una nación democrática que se llama España, se pretende por los nacionalistas imponer el catalán a los ciudadanos catalanes hispanoparlantes, con la intención de excluir progresivamente al castellano de la vida pública. Eso es, sencillamente, opresión y los que lo hacen son unos opresores.

Los ciudadanos no debemos asumir la fatalidad, sino, enfrentarla para tener esperanza. Contra la imposición, se ha demostrado, no valen razones; ni tan siquiera jurídicas. El desacato a la doctrina sentada por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto y el reciente auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña eludiendo su obligación jurisdiccional de ejecutar una sentencia del Tribunal Supremo hace que se mantenga en el tiempo la opresión.

Ha llegado el momento de decir basta y concienciarse de que nadie vendrá en nuestra ayuda si no nos implicamos todos los afectados que vivimos y trabajamos en Cataluña. Ha llegado el momento de la desobediencia civil que implica acciones públicas contra lo que el poder autonómico insiste en calificar como legal contra viento y marea. En Sudáfrica los negros lo llamaron “conciencia negra”; aquí me atrevo a llamarla “conciencia española”, la que une a los ciudadanos catalanes en un ámbito de ciudadanía con el resto de españoles.

No es hora ya de esperar, por más tiempo, sin dar una respuesta proporcional y adecuada: ha llegado el momento de no aceptar más imposiciones y boicotear el inicio del curso escolar 2012-2013 mientras se mantenga un sistema lingüístico contrario a la Constitución y al derecho si antes no se ha hecho justicia (es decir, si antes no se ha pronunciado el Tribunal Supremo en relación a la ejecución que de su sentencia ha hecho el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y la Generalidad no ha reintroducido el castellano como lengua vehicular en la enseñanza).

Hago un llamamiento, humilde pero contundente, a todas las asociaciones y partidos políticos afines, para que se reúnan y lideren unidos acciones que vayan en la línea de apoyo a los alumnos y padres de los mismos que se nieguen a iniciar el próximo curso bajo el yugo opresor del nacionalismo excluyente. Propongo como acto inicial, una gran manifestación contra la imposición de la inmersión lingüística en la enseñanza pública catalana y por la reintroducción del castellano como lengua vehicular a celebrar, por ejemplo, el 21 de abril de 2012 en Barcelona. Queremos una Cataluña para personas iguales, tanto catalanoparlantes como hispanoparlantes, con la mano abierta al otro.

Para terminar, otra frase de Gandhi: “Primero te ignoran, después se ríen de ti, luego te atacan, entonces ganas”.
——–
PD. Me llega la noticia de que Convivencia Cívica Catalana tiene previsto realizar diferentes actos por toda la geografía de Cataluña para asesorar a los padres que deseen solicitar la educación bilingüe para sus hijos. Me parece una iniciativa que va en el buen camino y que es digna de apoyo. Mañana, sábado, día 24 de marzo, Convivencia realizará un acto en Badalona abierto a todos aquellos padres y ciudadanos en general que deseen asistir. En el acto intervendrán como ponentes: Francisco Caja, presidente de Convivencia Cívica Catalana; Ángel Escolano, letrado de la asociación y que ha llevado los últimos casos ante el TSJC y el Tribunal Supremo; y Enrique López, uno de los padres que ha llevado sus demandas de educación bilingüe ante los tribunales y se le han concedido. El acto tendrá lugar a las 19:00 horas en la calle San Anastasio, 42, de Badalona (Barcelona), en el conocido local Micacos, cerca de la parada de metro de Pompeu Fabra de la Línea 2 del metro.

"no hay dinero para tanta tontería"
Álvaro de Marichalar acusa al nacionalismo catalán de "arruinar" a España
El hermano del ex de la infanta Elena tuvo un rifirrafe con un consejero catalán en una feria de turismo.
libertad digital  24 Marzo 2012

El hermano de Jaime de Marichalar mantiene una polémica con el nacionalismo catalán. Tras reprochar ayer al Gobierno catalán que tenga un stand en la feria de Moscú diferenciado del de España, este viernes ha enviado un comunicado a la radio catalana RAC 1 que ha encendido las iras de los nacionalistas, informa e-noticies.

El también empresario Álvaro de Marichalar dice que "Cataluña ha de promocionarse con fuerza y con España en todo el mundo. Los turistas que visitan Cataluña se enamoran. Aquí, en Moscú, adoran Barcelona, y cuando me preguntan por Madrid o Barcelona, respondo que Madrid me encanta, pero que prefiero Barcelona, sin duda alguna".

"Pero el dinero de los contribuyentes catalanes y del resto de españoles hay que gastarlo bien. En la Feria de Turismo de Moscú, se gasta mal. Se gasta en 'identidad'. Justo lo que está arruinando España, con Cataluña al frente", añade.

"Por culpa de los inventos de esos de la 'casta', los del 'sillón y el sueldo', que están destrozando nuestra realidad nacional. No hay dinero para tanta tontería. Cataluña es tan España como España es Cataluña, porque Cataluña construye España y España edifica Cataluña desde siglos. Igual que pasa con Canarias, Melilla, Vascongadas, Galicia, Castilla o Aragón", concluye.

español
Una web sobre Filadelfia en español
http://www.easyviajar.com  24 Marzo 2012

La ciudad de Filadelfia acaba de estrenar web en español. Entre lugares y eventos imprescindibles de la ciudad, ofertas y chollos, direcciones y paquetes vacacionales, todo se encuentra en Taxfreephilly, nuevo portal en español y en varios idiomas y enfocado a 7 países además de España: Inglaterra, Francia, Portugal, Alemania, Italia, Holanda, Irlanda. Allí se contestará a todas las preguntas que tengas sobre las compras, los restaurantes, los eventos culturales y cualquier actividad simpática que puedes hacer durante tu visita a la Ciudad del Amor Fraterno.

Este portal agrupa todas las informaciones necesarias para organizar tu estancia en Filadelfia: las mejores direcciones, los negocios nuevos, restaurantes, hoteles, museos?

También recoge un amplio abanico de información sobre el centro histórico de esta ciudad americana edificada en rejilla con sus 2 millones de árboles y recientemente plebiscitada por National Geographic.
La que fue la primera capital de los Estados Unidos de América tiene una intensa vida cultural gracias a la fundación Barnes, el museo de arte de Filadelfia, el museo Rodin, y sus imponentes frescos murales.



******************* Sección "bilingüe" ***********************

Terrorismo
Que no nos hagan perder la libertad
Antonio José Chinchetru Libertad Digital 24 Marzo 2012

En una Francia naturalmente horrorizada ante los asesinatos cometidos por el yihadista Mohamed Merah, Sarkozy ha anunciado una nueva serie de medidas para combatir el terrorismo. Una de ellas es convertir en delito visitar con frecuencia sitios de internet en los que se defienda el terrorismo. Quien acceda de forma reiterada podrá ser condenado a penas de prisión. Se trata de un grave error. Además de ser una medida inútil para combatir el yihadismo, atenta contra los más elementales derechos de los ciudadanos.

En su excelente prólogo de Rebelión en la Granja, George Orwell alertaba sobre los riesgos de combatir a los enemigos de la libertad y la democracia utilizando sus mismas técnicas. En esta introducción, titulada La libertad de prensa, el autor británico alertaba hace ya siete décadas de que "una creencia muy extendida actualmente argumenta diciendo que la única manera de defender la libertad es por medio de métodos totalitarios. Si uno ama la democracia, prosigue esta argumentación, hay que aplastar a los enemigos sin que importen los medios utilizados". Se refería a la censura y a la persecución de quienes difundían ideas de corte fascista o filo-nazi. Unas líneas después advertía:

Todos los que sostienen esta postura no se dan cuenta de que, al apoyar los métodos totalitarios, llegará un momento en que estos métodos serán usados «contra» ellos y no «por» ellos. Haced una costumbre del encarcelamiento de fascistas sin juicio previo y tal vez este proceso no se limite sólo a los fascistas.

La medida anunciada por Sarkozy va incluso un paso más allá. No sólo pretende condenar a quien difunda una ideología evidentemente perversa. Quiere convertir en delito el mero hecho de consumir los textos, vídeos e imágenes usados en internet para su propagación. Y para hacerlo, al menos en principio, no hace falta tan siquiera que el supuesto propagador del terrorismo replique esos contenidos en otros sitios web o de otras manera. Lo delictivo debería ser actuar siguiendo las consignas que se difundan en esas páginas de internet, y por lo tanto convertirse en un terrorista, no tan sólo leerlas o escucharlas.

Al margen de que el tener un pensamiento totalitario no ha de ser delito mientras no se actúe de forma consecuente al mismo, puede convertir además en delincuente a muchos que no la comparten. Quien esto escribe, por ejemplo, ha visitado con asiduidad sitios proetarras, así como de defensores del uso de la violencia como técnica de propagación del comunismo o el nazismo. Sin embargo, no comparte en absoluto ninguna de esas ideologías. Ha entrado en esas páginas por el mero afán de conocerlas más en profundidad, así como a quienes las defienden.

Resulta comprensible que, bajo el impacto del horror, haya quien proponga tomar medidas que sobrepasan los límites democráticos para tratar de evitar hechos tan tremendos como los asesinatos en la escuela judía (además de los de soldados). Pero quien no debe caer en ello son los gobernantes de los países democráticos. Y si lo hacen, los ciudadanos deben oponerse. El peor modo de combatir a los enemigos de la libertad es destruyéndola nosotros mismos. Tal vez los Mohamed Merah que quedan en el mundo fracasarían, puesto que no lograrían imponernos su modelo totalitario concreto. Pero también fracasaríamos nosotros, al renunciar a lo más valioso que tenemos, que es precisamente la libertad.

El Sr. Chinchetru es periodista y escritor, autor de Bajo el signo de Fidel (Episteme, 2011). Miembro fundador de Libertad Digital. Sígalo en Twitter: @chinchetru

La profesora de inglés
Rafael García Rico Estrella Digital  24 Marzo 2012

Leo en la prensa que una profesora de inglés en un liceo de Rouen ha pedido a sus alumnos que guardaran un minuto de silencio por Mohamed Merah tras cuestionar las explicaciones policiales sobre la conducta criminal del asesino de siete personas. Lo leo perplejo pero acostumbrado por una cuestión geográfica y de nacionalidad a convivir con el comportamiento mezquino de los que se abstraen del significado real de una matanza y que tratan de teorizar la cuestión social, psicológica, política o ambiental que la rodea. En España hemos asistido a muchas muestras de dicha indecencia. Cuando mataron a Enrique Casas en San Sebastián, en febrero de 1984, fuimos muy pocos a su entierro, la mayoría procedentes de fuera del País Vasco. Entonces aún estaba de moda en determinados círculos decir “algo habrá hecho”. Cuando asesinaron a Iñaki Uría Mendizábal, muchos años después, en diciembre de 2008, la sombra de la miseria humana se manifestó abiertamente en sus compañeros de partida, que siguieron jugando a las cartas reemplazando al asesinado y mientras una manguera limpiaba la sangre en el lugar del crimen.

Así que estamos acostumbrados a ese comportamiento sin moral que mira hacia otro lado cuando lo que hay sobre el tablero no es otra cosa que un ser humano – muchos- muertos por voluntad de un sujeto o de su banda. La profesora de inglés es una mujer enferma, sin más. No hay ideología que permita interpretar la muerte a bocajarro de unos niños con los fundamentos de una sociedad injusta o la desestructuración familiar del criminal. Es una mujer enferma, como enferma ha estado nuestra sociedad hasta que en su día se puso en pie para enfrentarse al terrorismo etarra, más allá de la equidistancia táctica de los nacionalistas “moderados” (como si el crimen fuera un asunto de moderación o radicalidad y no un acto de barbarie). La profesora de inglés es el producto de un mundo en el que nuestra especie ha perdido referencias morales suficientes para afrontar los desatinos de los salvajes y que cree que ante cada acto humano hay que buscar la explicación racional que ha conducido a la fatalidad de los hechos, pensando, sobre todo, que hay una razón “social” que ampara siempre cualquiera de esos crímenes.

Y esto proyectándose en una dimensión mayor sucede de igual modo con el problema afgano. Muchos que se oponen a lo que allí sucede con argumentos de impecable factura social se olvidan de que en Afganistán había un estado que perseguía y sometía a las mujeres, odiaba la cultura, reprimía al pueblo y fabricaba redes de toda índole para distribuir opio por el mundo. Eso ya no cuenta, porque parece, tomando los elementos de uno en uno, que la ocupación en Afganistán es un acto imperialista, una arbitrariedad de EEUU, que nada tiene que ver con la realidad trágica de un gobierno de sujetos envanecidos por un fanatismo criminal de barbas largas como el de Hitler lo era de brazos en alto.

Con esa misma lógica, Merah era una víctima de la pobreza suburbial, un producto de la exclusión social y un yihadista con una visión diferente del mundo de la oficialmente establecida por las sociedades dominadas por el catolicismo y el judaísmo.

Cuidado con la profesora de inglés, encierra en su interior el veneno que dice que todo es susceptible de ser opinable más allá de unas bases éticas y morales que coloquen en planos distintos la falta de empleo, por ejemplo, y el asesinato a sangre fría de un niño pequeño que solamente está arropado por su cartera, sus cuadernos escolares y un balón para jugar al fútbol en el patio de recreo. La profesora de inglés es a Francia lo que el nacionalismo moderado ha sido a nuestro país los últimos cuarenta años. Es lo que pienso. Si no lo creen, pregúntenle al obispo Setién, que es por su conducta ante el terrorismo etarra y por su
condición de pastor de la Iglesia lo que la profesora de inglés, por su condición de educadora, es al terrorismo de Merah. Almas gemelas.

Correlingua y pilla pilla
Visiones maniqueas y panfletarias se siguen inoculando hoy a nuestra juventud con los impuestos de todos
alfonso de la vega ABC Galicia  24 Marzo 2012

«COBRA la subvención e insulta» podría ser el lema del «Correlingua» de este año. La Mesa para la llamada normalización lingüística, que da por hecho —eso sí, de modo muy lucrativo para ella— que la mayoría somos anormales, ha solicitado subvenciones a los principales ayuntamientos gallegos para montar sus festejos excluyentes. Galicia Bilingüe, la asociación pro derechos civiles que preside Gloria Lago, se opone a que se emplee dinero público contra los administrados y de momento ha tenido éxito en La Coruña, Santiago y Orense. Falta por ver qué pasa en Vigo, Pontevedra y Lugo.

Pero, al cabo, esto de las correlinguas no constituye modernidad completa. El profeta del nacionalismo gallego, Don Alfonso Rodríguez, más conocido como Daniel Castelao, ya lo explicaba a su modo: «Un pueblo sometido a la lucha de dos idiomas termina por no saber expresar lo que siente. Cuando a un pueblo que canta y habla en una lengua creada por su propio genio se le impone la obligación de adoptar un idioma extraño a su personalidad afectiva, se produce un derrumbamiento del lenguaje, que comienza por la inhibición y termina por la impotencia. Estos trastornos que causa el bilingüismo comenzaron a ser estudiados científicamente y ya son objeto de Conferencias y Congresos internacionales…

Conviene decir que el verdadero pueblo de Galicia, el que vivía trabajando apegado a la tierra, no sufrió los trastornos bilingües, porque no dejó de hablar su lengua y con ella siguió expresando las tristezas y alegrías de su mundo espiritual. Las víctimas del bilingüismo, los que callaron y enmudecieron para el arte, han sido las capas altas de la sociedad porque no estimaban las palabras vivas de su hablar y admiraban las palabras muertas de su escribir… Cuando la lengua impuesta mata la lengua sometida, es decir, cuando la violencia llega hasta el asesinato, puede un pueblo recobrar sus facultades de expresión artística».

Hoy no sabemos quién mata a quién, pero es una pena que su discípulo Callón no nos lo explique, ni tampoco quién es el verdadero pueblo de Galicia, ¿la gente común o los señoritos normalizadores y normativizadores?

En otra ocasión, el profeta de la buena nueva nacionalista explicaba que «el gallego —solamente rechazado por los señoritos o por los trabajadores que quieren ser señoritos— es hoy el idioma que prefieren nuestros intelectuales como vehículo de nuestra cultura, pero aunque careciera de tantos méritos contraídos, le bastaría con ser el habla del pueblo trabajador para estar dignificado de por sí, pues el gallego es una ejecutoria viva de trabajo y una célula honrosa de ciudadanía y democracia. No olvidemos que si somos gallegos es por obra y gracia del idioma». Tales visiones maniqueas y panfletarias se siguen inoculando a nuestra juventud hoy con los impuestos de todos mientras paradójicamente se ningunea el gallego popular, el del pueblo al que aludía el rianxeiro metido a psiquiatra de lenguas.

En sus escritos contra la política caciquil, Joaquín Costa explicaba que había que cerrar con siete llaves el sepulcro del Cid y arrojarlas al mar. ¿Acaso no estaría de más hacer lo mismo en Bonaval?

Doce mil quinientos
xavier pericay ABC Cataluña  24 Marzo 2012

Les supongo al corriente de la última inmoralidad del nacionalismo catalán. No, no me refiero a ese Tribunal de Casación de los tiempos republicanos que presidiera entre 1934 y 1936 el abuelo paterno de Román Gubern y que ahora la Generalitat pretende resucitar para arrebatar competencias al Tribunal Supremo y romper de este modo el principio de unidad jurisdiccional proclamado por el artículo 117 de la Constitución.

Me refiero a esa ocurrencia de Antoni Castellà, secretario de Universidades del Gobierno autonómico, consistente en querer cobrarle al Estado la parte alícuota de la matrícula de los 12.500 universitarios procedentes de otras comunidades que cursan sus estudios superiores en Cataluña, esto es, un 85% del coste anual de su educación, lo que vendría a representar unos 100 millones de ahorro anual para las arcas públicas catalanas. «Será el mismo modelo que en el ámbito sanitario, donde hay un fondo para afrontar los gastos que se generan», ha argüido Castellà en defensa de su propuesta.

De lo que se deduce, claro, que para él y su gobierno es exactamente igual el caso de un ciudadano que es atendido de modo ocasional por el servicio catalán de salud —se supone que por la imposibilidad de recibir una atención parecida en otras comunidades autónomas— que el de otro ciudadano en edad formativa que, en uso del derecho que le asiste como español —y, por qué no, como europeo—, decide pasar cuatro años de su vida en una localidad catalana, por la simple razón de que ha alcanzado una media académica que le permite matricularse donde lo ha hecho.

Lo que estos 12.500 jóvenes aportan en el orden cultural y social, lo que contribuyen con su mera presencia en Cataluña a la tan maltrecha cohesión territorial española, no entraña para la Generalitat ningún valor; sólo un coste. Por no decir un lastre —y, encima, castellanohablante en su gran mayoría—. A este paso, hasta el sustento de las aves migratorias deberá asumirlo el Estado.

Correlingua y pilla pilla
alfonso de la vega ABC Galicia   24 Marzo 2012

«COBRA la subvención e insulta» podría ser el lema del «Correlingua» de este año. La Mesa para la llamada normalización lingüística, que da por hecho —eso sí, de modo muy lucrativo para ella— que la mayoría somos anormales, ha solicitado subvenciones a los principales ayuntamientos gallegos para montar sus festejos excluyentes. Galicia Bilingüe, la asociación pro derechos civiles que preside Gloria Lago, se opone a que se emplee dinero público contra los administrados y de momento ha tenido éxito en La Coruña, Santiago y Orense. Falta por ver qué pasa en Vigo, Pontevedra y Lugo.

Pero, al cabo, esto de las correlinguas no constituye modernidad completa. El profeta del nacionalismo gallego, Don Alfonso Rodríguez, más conocido como Daniel Castelao, ya lo explicaba a su modo: «Un pueblo sometido a la lucha de dos idiomas termina por no saber expresar lo que siente. Cuando a un pueblo que canta y habla en una lengua creada por su propio genio se le impone la obligación de adoptar un idioma extraño a su personalidad afectiva, se produce un derrumbamiento del lenguaje, que comienza por la inhibición y termina por la impotencia. Estos trastornos que causa el bilingüismo comenzaron a ser estudiados científicamente y ya son objeto de Conferencias y Congresos internacionales…

Conviene decir que el verdadero pueblo de Galicia, el que vivía trabajando apegado a la tierra, no sufrió los trastornos bilingües, porque no dejó de hablar su lengua y con ella siguió expresando las tristezas y alegrías de su mundo espiritual. Las víctimas del bilingüismo, los que callaron y enmudecieron para el arte, han sido las capas altas de la sociedad porque no estimaban las palabras vivas de su hablar y admiraban las palabras muertas de su escribir… Cuando la lengua impuesta mata la lengua sometida, es decir, cuando la violencia llega hasta el asesinato, puede un pueblo recobrar sus facultades de expresión artística».

Hoy no sabemos quién mata a quién, pero es una pena que su discípulo Callón no nos lo explique, ni tampoco quién es el verdadero pueblo de Galicia, ¿la gente común o los señoritos normalizadores y normativizadores?

En otra ocasión, el profeta de la buena nueva nacionalista explicaba que «el gallego —solamente rechazado por los señoritos o por los trabajadores que quieren ser señoritos— es hoy el idioma que prefieren nuestros intelectuales como vehículo de nuestra cultura, pero aunque careciera de tantos méritos contraídos, le bastaría con ser el habla del pueblo trabajador para estar dignificado de por sí, pues el gallego es una ejecutoria viva de trabajo y una célula honrosa de ciudadanía y democracia. No olvidemos que si somos gallegos es por obra y gracia del idioma». Tales visiones maniqueas y panfletarias se siguen inoculando a nuestra juventud hoy con los impuestos de todos mientras paradójicamente se ningunea el gallego popular, el del pueblo al que aludía el rianxeiro metido a psiquiatra de lenguas.

En sus escritos contra la política caciquil, Joaquín Costa explicaba que había que cerrar con siete llaves el sepulcro del Cid y arrojarlas al mar. ¿Acaso no estaría de más hacer lo mismo en Bonaval?

Un edil de Bildu amenaza a sus vecinos por ir contra el proceso
El alcalde de Sopuerta les critica por negarse a apoyar a los presos de ETA
C.S.Macías La Razón  24 Marzo 2012

Madrid- La rebelión que escenificaron algunos vecinos de Sopuerta (Vizcaya) contra el alcalde de su municipio, gobernado en mayoría por Bildu, ha tenido ya respuesta. Como adelantó LA RAZÓN, los vecinos manifestaron en una carta al edil de Bildu, Joseba Andoni Llaguno, su oposición a que en nombre del consistorio se remitieran cartas llamando a concentrarse todos los últimos viernes de cada mes para reclamar a los estados español y francés «la desactivación de todas las medidas de excepción» que existen para los presos de ETA además de la vuelta a casa de los «fugados y los presos políticos». Además, exigían «todos los derechos humanos, civiles y políticos» para «poder participar junto al resto de agentes y sin ningún impedimento en el proceso político abierto en Euskal Herria».

El alcalde de Sopuerta ha respondido al portavoz de los vecinos con una carta fechada el 14 de marzo donde le advierte, mediante una amenaza velada y desde la «humildad» que «cambie de actitud» ya que, según Andoni Llaguno «la que ha demostrado» en sus actuaciones y en el escrito que le envió es «más reflejo de situaciones pasadas que de las actuales». Además, acusa directamente al portavoz de los vecinos de Sopuerta de actuar de «mala fe». Es decir; ¿los vecinos deben cambiar la «actitud» de no querer apoyar a los presos de ETA frente a los que quieren respaldarlo?, se preguntan. En la carta, el edil de Bildu, en seis puntos explica que el ayuntamiento de Sopuerta no ha buzoneado ninguna convocatoria. Mientras, en el segundo punto destaca que «la convocatoria no insulta ni desprestigia a nadie» ya que, según destaca «quien intenta desprestigiar e insultar eres tú», le contesta al vecino. Además, señala que «Bildu no engaña a nadie, nuestro ideario es el que todo el mundo sabe» e insiste en que los convocantes de dichas concentraciones son los firmantes del acuerdo de Guernica, o sea, EA, Aralar, la izquierda abertzale, asociaciones de Batasuna… entre otros, pero omite que en el buzoneo también rubricaba el Ayuntamiento de Sopuerta.

Los vecinos no se han quedado de brazos cruzados y han remitido un escrito al Defensor del Pueblo al que solicitan amparo. En ella exponen que ven «coaccionada su libertad» y se sienten «amenazados» por el alcalde de Bildu cuando les aconseja que «cambien su actitud». Además, destaca que el edil falta a la verdad en su escrito ya que las misivas con las que se buzoneó el municipio figura como firmante «Sopuertako Udala» (Ayuntamiento de Sopuerta); una misiva donde denuncia que se llama «torturadores a las fuerzas y cuerpos de seguridad» y consideran que esto es una conducta «inapropiada de una institución pública». Por ello, exigen que sea el alcalde de Bildu quien cambie su actitud. En el escrito, adjunta las misivas con las que se buzoneó, la carta de los vecinos, la que le dirige el alcalde así como el auto de Grande-Marlaska que prohibe el uso del termino «preso político» para denominar a los presos de la organización terrorista ETA.

Extractos de la denuncia y las cartas
«He recibido una carta del ayuntamiento en la que me señala directamente como responsable de dicho escrito e incluso se me llega a “dar un consejo” invitándome a cambiar de actitud»

«Debemos de denunciar que la situación de los presos políticos vascos se mantiene en las mismas, ya que la política penitenciaria no ha cambiado ni un ápice desde hace meses».

«Ante esta situación los firmantes del acuerdo del Gernika convocamos a los vecinos de Sopuerta a concentrarse el último viernes de cada mes»
«Debo manifestar la mayor de mis indignaciones al ver como mi Ayuntamiento apoya a miserables asesinos encarcelados que tanto dolor y sufrimiento han causado».

Encapuchados queman los cajeros de dos sucursales bancarias en Bilbao
EL CORREO | BILBAO.  24 Marzo 2012

Un grupo de siete encapuchados atacaron ayer dos cajeros bancarios, uno de BBK y otro del BBVA, a los que rociaron con líquido inflamable y quemaron tras romper sus critales, en una acción de violencia callejera llevada a cabo en el Casco Viejo de Bilbao, según informaron fuentes del Departamento vasco de Interior y del Ayuntamiento de la capital vizcaína.

El ataque, que la Ertzaintza ha atribuido a una acción de kale borroka «por su forma de actuar», se produjo minutos después de las nueve de la noche en la plaza de los Santos Juanes y en la calle Ribera. Los encapuchados salieron de la calle Ronda y, armados con un martillo, rompieron los cristales de entrada de las dos sucursales bancarias, las rociaron con líquido inflamable y las prendieron fuego, que tuvo que ser extinguido por los Bomberos de Bilbao, sin que se produjeran heridos.

Los encapuchados también volcaron varios contenedores de basura en las vías del tranvía que discurre por la Ribera. Tras los ataques, el grupo se disolvió sin que se produjesen detenciones.

El de Bilbao no fue el único acto de violencia callejera que se produjo ayer. Durante la madrugada, varios desconocidos lanzaron globos y botellas con pintura roja contra la antigua sede del Banco de España en Vitoria.

Estos episodios de kale borroka se suman a los que se han producido en los últimos días contra diversas instituciones en Euskadi, que el Gobierno vasco ha atribuido a «nostálgicos de la violencia callejera» y ante los que el consejero de Interior, Rodolfo Ares, no dudó el pasado lunes en mostrar su «preocupación». No obstante, Ares aseguró que la violencia radical «planificada para sustituir en muchos casos la ausencia de actividad de ETA» ha «desaparecido».

Dos contenedores en Bilbao
Esta madrugada, dos contenedores también han sido incenciados en Bilbao y el fuego ha afectado a dos vehículos y a la fachada de un edificio, según ha informado la Ertzaintza.

Los hechos han sucedido a las 2.35 de esta mañana en la calle Zabalbide, cuando desconocidos prendieron fuego a dos contenedores. Las llamas que provocaron se extendieron a dos vehículos que estaban estacionados en el lugar, que resultaron dañados. También afectó a la fachada del edificio colindante. El incendio fue apagado por efectivos del Cuerpo de Bomberos.


Recortes de Prensa   Página Inicial