AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 28  Marzo 2012

La cosa se complica: Holanda no es España
S. McCoy El Confidencial 28 Marzo 2012

El 25 de marzo se cumplió el 55º aniversario del Tratado de Roma, primer intento serio de unificación de Europa. Con motivo de sus bodas de oro en 2007, Pierre Pescatore, uno de los abogados que participaron en su elaboración, aireó uno de los secretos mejor guardados del día de la firma: los representantes de Alemania Occidental, Italia, Francia, Holanda, Bélgica y Luxemburgo dejaron su rúbrica en un documento en blanco. Solo el título inicial y el protocolo final tenían texto escrito. “El resto era un montón de papeles sin una sola línea”.

La anécdota, contada por Grant Williams en su último Things that make you go ummmm..., al que llego a través del Outside the Box deJohn Mauldin, no tendría mayor relevancia si no fuera por su carácter premonitorio de cómo habría de ser, al menos a nivel fiscal, el proceso deconstrucción de la Unión en las cinco décadas siguientes: mucha burocracia y una pléyade de buenas intenciones plasmadas en tratados de más o menos alcance que, a la hora de la verdad, quedan vacíos de contenido por el incumplimiento sistemático de los aparentemente obligados, ya sea por miedo (entonces se justificó por el temor a una vuelta de De Gaulle al poder que invalidara lo firmado) o por puro interés político.

Con el paso del tiempo la esperanza ha ido sucumbiendo bajo el peso de la experiencia. Y ésta ha probado cómo los dos pilares a los que se quería anclar presupuestariamente laEurozona, deuda y déficit, han sido sistemáticamente minados tanto por los ‘padres fundadores’ como por los socios que se incorporaron con posterioridad. Eso no ha impedido que, en los últimos años, la ortodoxia del norte se sintiera legitimada, por mor de su aportación pretérita de fondos y de la defensa de una suerte de indisciplina disciplinada, no todos somos iguales, a hacer causa contra los díscolos vecinos del sur a los que había que meter en vereda. Hasta el punto, como nos recuerda Williams, de exigir públicamente la expulsión de los incumplidores: “un acuerdo es unacuerdo”. (FT, Expulsion From The Eurozone Has To Be The Final Penalty, Mark Rutte & Jan Kees de Jager, Primer Ministro y Ministro de Finanzas de Holanda, 07-09-2011)

Cuál no ha sido la sorpresa cuando, seis meses más tarde, la Holanda de los arriba firmantes ha sido puesta en el punto de mira, precisamente, por aquello que consideraban tan censurable en las economías de Grecia, Portugal, Italia o España: un desequilibrio fiscalinaceptable. El primero en hacer saltar las alertas fue The Economist en su edición del pasado 8 de marzo a través de un artículo titulado: A very un-Dutch deficit. En él, el semanario advertía de la dificultad, en la situación holandesa de recesión, de ajustar un 1,5% su PIB, cerca de 10.000 millones de euros, para cumplir con el 3% estipulado para el conjunto de la región a cierre de 2013. ¿El problema, de acuerdo con el autor? Agravaría sudifícil coyuntura. Oh, vaya, bienvenido al club. Merece la pena leer el corto post para ver cómo en todas partes cuecen las habas de las mismas soluciones potenciales al problema.

El problema no se queda ahí. En Holanda hay un factor que mitiga, superávit exterior, y otro que distorsiona, y de qué manera: la dependencia de la extrema derecha para la formación dedeterminadas coaliciones de gobierno lo que, sin duda, añade al componente financiero otro de posible inestabilidad política. Su líder, Geert Wilders, cuestiona abiertamente las bondades del euroy ha solicitado en repetidas ocasiones la celebración de un referéndum sobre la continuidad de su país en la moneda única. No solo eso, ha encargado a Lombardun estudio sobre el impacto que tendría para el estado y el sector privado holandés su abandono (The Economist, A Dutch Exit, 05-03-2012). ¿Sus argumentos principales? El crecimiento por debajode potencial de la economía local en la última década (1,25% anual frente al 3% delos 20 años inmediatamente anteriores) y el continuo traspaso de fondos de Holanda a los estados más necesitados. Estas noticias contribuyen de un modo innegable al abrazo popular de sus tesis. Cautela.

Irlanda no es Grecia,Portugal no es Irlanda, Italia no es Portugal, España no es Italia y, porsupuesto, Holanda no es España. Eso por no hablar de Bélgica, que pa qué. En materia presupuestaria estaban escritas la primera y la última página del proyecto europeo, la de las ilusiones y la de las concreciones. Faltaba el cuerpo del tratado, la que hace referencia a las consecuencias y las sanciones. Ahora que se pretende escribirlas precipitadamente, muchos empiezan a darse cuenta que son algo más que un brindis al Sol y que no hay libres de pecado que puedan tirar la primera piedra. Tendría su aquel que quien amenazaba con las penas del infierno a los incumplidores tuviera que tomar una dosis de su propia medicina, no como formade evitar el contagio sino como afectado por el mal. Cosas veredes amigo Sancho.

Huelga general
Diez razones para secundar la huelga general
Juan Ramón Rallo Libertad Digital 28 Marzo 2012

La reforma laboral del Gobierno, sin ser en todos sus aspectos la que necesitaba el país, supone una mejora muy sustancial con respecto a la legislación precedente; sin ser la reforma laboral que uno hubiese rubricado, es una reforma laboral aceptable. Sindicatos y partidos de izquierdas, empero, han optado por abrazar el populismo más primario para forzar, huelga general mediante, la retirada de estos tímidos pero decididos avances en la dirección adecuada.

Este jueves 29 de marzo los trabajadores españoles, aquellos que todavía no hayan perdido su empleo como consecuencia de la espantosa política económica socialista promovida hasta hace tres cuartos de hora por los convocantes y simpatizantes de la huelga, han sido llamados a no acudir a sus puestos de trabajo para protestar contra la los principales progresos de esta reforma.

Personalmente, el ‘derecho’ de huelga me parece un privilegio estatista que viola de manera flagrante los auténticos derechos nacidos de los contratos voluntarios, pero dejando de lado este importante debate, lo cierto es que quienes secunden este 29 de marzo la huelga general estarán a su vez secundando un programa político, ideológico y (anti)económico muy concreto: el de la extrema izquierda. Quienes muestren su apoyo al paro sindical deberían, por consiguiente, ser muy conscientes de aquello que promueven y de aquello a lo que se oponen.

En particular, dado que el propósito de la huelga es enmendar la totalidad de la reforma laboral del Gobierno, sólo deberían adherirse a la misma aquellas personas que muestren su devota aceptación de la legislación laboral anterior y de sus consecuencias económicas y sociales. Dicho de otro modo, sólo deberían secundar la huelga aquellas personas que vean con buenos ojos las siguientes disfuncionalidades de nuestro mercado de trabajo (a las que, mejor o peor, pretende poner fin la reforma del Gobierno):

Que la situación laboral de una parte de nuestros trabajadores esté ultraprecarizada (trabajadores temporales) porque la de otra parte está ultraprotegida (trabajadores indefinidos).
Que los aumentos del paro se ceben siempre de manera extraordinaria en los jóvenes y en los trabajadores temporales: Desde el primer trimestre de 2007 al último de 2011, el número de ocupados de entre 16 a 25 años se redujo un 52%, mientras que el de personas mayores se 25 apenas cayó un 7%; asimismo, el número de ocupados con contrato temporal disminuyó un 30%, mientras que el de ocupados con contrato indefinido apenas lo hizo un 1%.

Que un trabajador con contrato indefinido y que lleve muchos años dentro de la empresa pueda cobrar un salario muy superior a un recién llegado aun cuando sea mucho menos productivo.
Que la reorganización funcional o geográfica de los trabajadores con el propósito de que una empresa capee el temporal o gane competitividad se vuelva prohibitivamente cara y, en numerosos casos, del todo inmanejable.

Que, en consecuencia, el despido sea el remedio más rápido y flexible al que puede recurrir una empresa ante una caída severa de sus ingresos.
Que si una empresa en graves dificultades intenta acogerse al despido por causas económicas, los juzgados de lo social puedan encarecer astronómicamente, vía salarios de tramitación, el coste final del despido únicamente retrasando su (en muchas ocasiones arbitraria) resolución sobre la procedencia o no del despido.

Que todas las empresas sitas en un mismo territorio y dentro de un mismo sector estén sometidas a una misma normativa laboral en materias tan diversas como los salarios, bases de contratación, jornada laboral, horas extras, pensiones o incentivos a la productividad: es decir, un restaurante ubicado en la zona residencial rica de una ciudad o provincia soportará el mismo convenio colectivo que un restaurante situado en la zona residencial pobre de esa misma ciudad o provincia.

Que los sindicatos puedan recurrir caprichosamente a la ultraactividad de los convenios para prorrogar de manera indefinida las condiciones laborales negociadas en un convenio colectivo aun cuando el contexto económico de esa negociación haya cambiado radicalmente (pasando, por ejemplo, de expansión artificial a profunda crisis).
Que, por tanto, los salarios de la mayoría de trabajadores sigan aumentando automáticamente aun cuando los ingresos de la empresa se desmoronen, abocando a muchos más trabajadores de lo necesario al desempleo.

Que los representantes de los trabajadores de una empresa no tengan permitido en muchas ocasiones alterar las condiciones laborales impuestas a esa empresa por un convenio de ámbito superior, aun cuando lo consideren imprescindible para la supervivencia de esa compañía.

Si usted otorga su bendición a la totalidad o a la mayoría de los puntos anteriores y si, además, usted aspira a que España se vaya helenizando poco a poco, entonces sí: debe secundar la huelga general. En caso contrario, piénseselo mejor. No vaya a ser que esté siendo utilizado como ariete político por la extrema izquierda contra la, de momento, única reforma sensata de este Gobierno.

El Sr. Rallo es profesor de Economía de la Universidad Rey Juan Carlos I. Su último libro publicado es Los errores de la vieja economía (Unión Editorial, 2012). Editor de Economía del programa Es la Noche de César, de esRadio. Miembro del Panel de Opinión de Libertad Digital. Sígalo en Twitter: @juanrallo

Derecho a trabajar y Ley de huelga
EDITORIAL Libertad Digital 28 Marzo 2012

Libertad Digital brinda su espacio a todos aquellos ciudadanos que sufran la coacción de los piquetes sindicales a partir de las 00.00 horas de este jueves, para que nos envíen las pruebas gráficas, ya sea fotos o vídeos, que recojan la violencia que habitualmente, huelga tras huelga, emplean para impedir el ejercicio de la libertad de trabajar o no. Considerar ‘informativos’ a estos grupos de matones es un sarcasmo que carece de la más mínima justificación en plena era de la información. Aquellos que decidan acudir a su empleo o abrir su negocio no lo harán por desconocer los motivos por los que se convoca la huelga general, sino, en la mayoría de los casos, por todo lo contrario. Es un hecho que cuanto más informados están los ciudadanos, más desprecian el sectario papel de unos anacrónicos sindicatos, cuya representatividad en la sociedad española (apenas el 5% de afiliación entre los trabajadores) es sencillamente ridícula.

Ahora bien, no se trata de dejar únicamente en manos de los ciudadanos, que ya bastante carga tienen encima y no están para heroicidades, la defensa de su derecho a trabajar. Es obligación del Estado garantizar las libertades de todos, también en los días en los que se convoque una huelga. En este sentido, resulta intolerable el vacío legal que desde hace más de treinta años y seis huelgas generales, permite campar a sus anchas a vándalos y energúmenos, dejando desamparados a los ciudadanos que quieren trabajar. La fijación de los servicios mínimos en los servicios básicos mediante una negociación entre las autoridades y los sindicatos es otra burla inaceptable. Primero, porque de mínimos no tienen nada ya que, al margen de que no se respetan, en realidad funcionan como un tope máximo por la presión sindical. Es decir, aunque los trabajadores dispuestos a desempeñar su labor sea superior al límite fijado, no se les permitirá hacerlo. Y segundo porque, en consecuencia, suponen una reducción por ley muy superior al 50% en la prestación del transporte público, la enseñanza o la sanidad, lo que convierte en misión imposible para muchos el acudir a su puesto de trabajo.

El Gobierno no puede ceder a la pretensión de torcer la voluntad mayoritaria, representada en el Congreso de los Diputados, en la calle. Recibió un mandato muy claro de las urnas con un programa en el que se incluía la reforma del mercado laboral. Ésta es, además de imperiosamente necesaria para acabar con la sangría del paro, perfectamente legítima. Desde luego, mucho más que cualquier acuerdo de los mal llamados agentes sociales, que no representan a nadie más que a sí mismos. La única medida que debe tomar el ejecutivo de Mariano Rajoy es la redacción inmediata de una Ley de huelga, que impida las coacciones y acabe con la tomadura de pelo de los servicios mínimos.

Crisis, corrupción y canonjías
Roberto L. Blanco Valdés La Voz 28 Marzo 2012

La crisis que arrasa el país como un tornado gigantesco ha producido sobre el bienestar de millones de familias dos tipos de destrozos: el paro y la caída en picado de sus rentas disponibles.

Los peor tratados por la crisis son, sin duda, quienes se han quedado sin empleo o no logran entrar en el mercado laboral. Pero incluso los que han conseguido sortear el desempleo han visto disminuida su anterior prosperidad por reducciones de prestaciones y salarios.

Ya nadie duda, desde luego, que los españoles llevábamos mucho tiempo gastando por encima de nuestras posibilidades y que había que reajustar, en consecuencia, tan falso tren de vida a la riqueza del país. Pero, siendo eso cierto, no lo es menos que tal reajuste afecta de forma muy distinta a los diferentes grupos de nuestra sociedad: lo extraño no es, por tanto, que haya descontento y crezca la abstención electoral, según acaba de verse en Andalucía y en Asturias, sino que uno y otra no se disparen sin control.

Porque, en medio de la desgracia que se ha ensañado con millones de personas, seguimos asistiendo a un espectáculo asombroso: el de la corrupción, que se extiende imparable, y el de las insufribles canonjías de ya demasiados cargos públicos.

Sobre la corrupción, no hay más que leer a diario los periódicos para comprobar que esta ha vuelto a dispararse: de este modo, si anteayer era el caso Gürtel (que no impidió al PP ganar en la Comunidad Valenciana ) y ayer el escándalo de los ERE fraudulentos (que no le costará al PSOE la Junta de Andalucía), hoy son los nuevos implicados en las tupidas redes del caso Campeón: el último, el número dos de la Diputación de Barcelona.

Las canonjías son, claro, cosa diferente a la pura corrupción, aunque algunas están en el límite de lo que debería ser penalmente perseguible. Pero que una población que ve cómo se recortan derechos y prestaciones -en muchos casos porque, efectivamente, no queda otro remedio- haya de soportar que cantidad de cargos públicos (los consejeros del Poder Judicial, sin ir más lejos) sigan viajando en clase preferente, realizando con cargo a nuestros impuestos turnés que tienen mucho más de turístico que de laboral y cobrando dietas sustanciosas por hacer lo que se parece definitivamente a divertirse, constituye un insulto que no debería tolerar un país que padece lo que hoy el nuestro está sufriendo.

De hecho, tengo el firme convencimiento de que ese país no se pone en pie de guerra porque de las canonjías, la corrupción y sus amplios terrenos intermedios no sabe de la misa la mitad. Y es en esa ignorancia, ¡y en el sectarismo de partido!, en lo que se amparan sus beneficiarios para seguir viviendo como reyes mientras millones de españoles se ven asediados por una crisis que ha convertido su vida en un infierno.

Izquierda, derecha y Arenas
Ricardo Chamorro www.elsemanaldigital.com 28 Marzo 2012

La desmovilización del electorado de centro derecha da la victoria a la izquierda

La derecha española lleva décadas martirizándose con la sola idea de que sean vistos como un partido antipático por un pueblo español que consideran de Izquierdas, por eso desde los albores de la transición siempre han renegado de la palabra derecha como algo negativo en sí mismo, además de unirse, en relación a ese rechazo, ciertas reminiscencias ideológicas falangistoides (ni izquierdas, ni derechas).

La derecha española siempre ha preferido la palabra centrismo para definir su posición ideológica, unos considerando ese término como la colocación de una idea plural en el centro de la sociedad española dotándo al partido de un carácter claramente reformista al margen de teorías revolucionarias de izquierdas y otros llamándole centrismo a la nada ideológica, sometiéndose a la izquierda, compartiendo sus parámetros sociales, culturales e históricos, exceptuando en parte la economía y centrando la diferencia en la gestión.

Lo ocurrido en Andalucía evidencia el fracaso de la estrategia del segundo de los centrismos, es decir aquel en el que aceptas la superioridad moral del contrincante político centrando tu campaña en un supuesto "dialogo" y una supuesta "humildad" hacia una idea de izquierdas que ha hundido y arruinado a toda una sociedad, en vez de ofrecer compromiso, trabajo, convicción y firmeza frente a lo de siempre, el diálogo y la humildad es mejor esgrimirlo cuando ganas las elecciones. Es increíble que Andalucía no solo no haya rechazado votar a la izquierda sino que ha incidido en un giro hacia más de lo mismo multiplicado en bloque. Escuchar al líder de Izquierda Unida hablar del triunfo del pueblo y de que van "a trabajar para que las políticas de izquierda se abran paso" es esperpéntico teniendo en cuenta sus políticas sectarias y corruptas en el Ayuntamiento de Sevilla gobernando en coalición con el PSOE los últimos años, esa es la política de izquierdas que le espera a toda Andalucía.

Ante estos hechos el PP debe reflexionar ante ese convencimiento acomplejado de que los indecisos no le votarán si se muestran como un partido de derechas ya que los datos muestran que ha existido una pérdida de votos por esa desmovilización del centro derecha en relación a las generales del 20N de 400.000 votos, un 21,5% de los andaluces que votaron al PP el 20-N no lo hicieron el 25-M, lo cual son muchos votos. La nula disposición a debatir en "Canal Sur" argumentando la falta de ecuanimidad se une a la falta de interés del candidato del centro derecha andaluz en acudir a programas tan significativos para su electorado como "El Gato al Agua" por miedo a identificarse ideológicamente, de igual manera no ha sido capaz de justificar y explicar contundentemente las medidas así como el proyecto reformista de su partido para España llegando a contradecirse por miedo escénico ante la izquierda, simplemente Arenas no ha dado suficientemente la batalla de las ideas en estas elecciones. El debate político y la agitación la ha liderado en todo momento la izquierda PSOE-IU y así se ha mostrado en el resultado electoral.

Por otro lado asumir por cierta derecha que Andalucía siempre será de izquierdas por clientelismo es un derrotismo propio de gentes que no creen en la democracia, lo cierto es que ha habido un nivel de abstención en toda la región cercano al cuarenta por ciento y que el centro derecha ha ganado las elecciones pero no ha logrado, a diferencia de la vecina Castilla-La Mancha, ilusionar suficientemente a los andaluces a través de su campaña de baja tensión.

Atendiendo a las diferencias sociológicas en voto en elecciones regionales o generales el PP, por ejemplo, en Castilla-La Mancha subió en las elecciones generales, con respecto a las Autonómicas, un 14 % mientras el PSOE se desplomaba en las generales con un 31% de perdida en voto, en cambio en Andalucía la diferencia entre autonómicas y generales del PP ha sido una pérdida de un 21,5 % de votos y el PSOE ha perdido en estas autonómicas un escaso 4,20 % de votos. Lo que es más que significativo es que en las autonómicas de 2008 el PP saco 1.730.154 votos y en estas elecciones 1.567.207 votos, es decir una pérdida de 162.947 votos, aunque sube en escaños, cuando este 2012 el PP acapara el mayor poder político de la historia de España.

El PP ha perdido por no ilusionar a su electorado tradicional y a todos los andaluces, no comunicando un proyecto nítido de ideas, no volvamos a sacar las tonterías permanentes del "miedo a la derecha" que ya aburren.

Cuando me dicen que una región es de izquierdas por narices me acuerdo del Madrid de Tierno Galván y Leguina que parecía que siempre iba a ser de izquierdas en los ochenta y hoy parece que siempre ha sido del PP.

Las justificaciones entiendo que sean esgrimidas por los políticos en público pero la realidad es que lo que le ha ocurrido en Asturias y Andalucía al centro derecha exige una profunda reflexión pues no olvidemos que en 2013 habrá elecciones en el País Vasco y las expectativas electorales podrían ser dramáticas si no se consigue ilusionar al electorado frente a un nacionalismo absolutamente radicalizado y un PSOE deseando romper definitivamente amarras con el PP y recoger los frutos de la negociación.

Por cierto y hablando de todo un poco ¿Alguien sabe donde ha escondido la izquierda a ZP?
www.twitter.com/rchamode

Huelga general
Si el Gobierno cede
José García Domínguez Libertad Digital 28 Marzo 2012

Viene en la historia. Hace siglo y pico, cuando el otro desastre, el del noventa y ocho, el honrado pueblo se fue a los toros a celebrar el hundimiento de la flota y el fin del imperio. Y en el de ahora, a las falanges sindicales les ha dado por plantarse en las ferreterías y agotar los stocks de silicona, su particular sucedáneo del confeti y el matasuegras. Embutir cerraduras y bloquear candados. Según parece, no se les ha ocurrido manera mejor de festejar que España acaba de entrar no solo en recesión sino en la antesala misma del abismo. A esos efectos, la aritmética del Apocalipsis es simple; desoladoramente simple.

Un diferencial de un punto con el bono alemán a diez años significa el primer aviso. Un diferencial de tres, la luz roja en todas las alarmas. Cinco, el fin de la soberanía nacional. A día de hoy, ya cortejamos el cuatro. Apenas un empujoncito más, solo uno, y la Nación sufrirá la mayor humillación colectiva desde la invasión napoleónica. Responsabilidad ante los anales que los señores Toxo y Méndez están dispuestos a saldar con unos tubitos de pegamento industrial. Un proceder, el de los jerifaltes del tercio sindical, que no desentona en exceso con el del resto de las fuerzas vivas de la plaza. Así, igual que tras el noventa y ocho, todo el mundo aquí pugna por desertar de su cuota alícuota de responsabilidad.

Los primeros, ellos, los gremialistas, siempre prestos al motín excepto para auxiliar a la masa de los contratados temporales, verdadero ejército de reserva y carne de cañón de esta crisis. Después, su genuino alter ego, una elite empresarial refractaria hasta el llanto al más mínimo sacrificio tributario. "Ni un duro", lucen por glorioso lema. A su vera, los micronacionalistas pedáneos, con los catalanistas al frente, pugnando por desgarrar en mil jirones el erario común. Todo, lo que sea con tal de ingresar y no pagar. De guinda, en fin, unos intelectuales orgánicos empeñados en desempolvar los tópicos más manidos del regeneracionismo decimonónico. Otra vez, tan estéril, aquel viejo fatalismo nihilista y su corolario de lugares comunes sobre la pretendida anomalía hispana. Otra vez la impotencia revestida de auto-odio… Si el Gobierno cede, estamos perdidos.

El Sr. García Domínguez es economista, comentarista político de esRadio y ABC. Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital. Sígalo en Twitter: @jg_dominguez

El gasto crece un 13% desde 2007
¿Austeridad? El sector público sigue gastando un 24% más de lo que ingresa
Las administraciones públicas tan sólo redujeron un 7% el déficit en 2011. Gastan un 13% más que en 2007, pese a ingresar un 13% menos.
M. Llamas Libertad Digital 28 Marzo 2012

La austeridad pública en España es un mito. Las reiteradas declaraciones de los políticos respecto al supuesto esfuerzo de contención del gasto que están llevando a cabo las distintas administraciones no se corresponden en absoluto con la realidad de las finanzas públicas, tal y como muestran los datos oficiales.

El sector público español -Estado, CCAA y ayuntamientos- cerró el pasado año con un déficit público del 8,51% del PIB, 91.344 millones de euros, muy por encima del objetivo del 6% que estipulaba Bruselas. Esto apenas supone una reducción del 7% interanual respecto al agujero registrado en 2010 (98.166 millones, el 9,3% del PIB), tan sólo 6.822 millones de euros menos.

De hecho, el conjunto de las administraciones públicas siguió gastando un 24% más de lo que ingresó por vía fiscal en 2011, un nivel muy similar al de 2010, cuando el gasto superó en un 25,7% el volumen de ingresos, y no muy inferior al de 2009.

La brecha fiscal alcanzó su máximo nivel en 2009, cuando el déficit se disparó hasta el 11,2% del PIB (117.143 millones de euros). Entonces, el sector público gastó un 32% más de lo que ingresó mediante la recaudación de impuestos. Desde entonces, tal descuadre apenas se ha corregido, ya que los políticos siguen gastando un 24% más de lo que ingresan pese a la dura crisis económica y de deuda. Y es que, desde 2009, mientras los ingresos públicos han crecido un 2,5% -tras varias y sustanciales subidas de impuestos-, el conjunto de las administraciones apenas gastan un 3,3% menos. Ése es, ni más ni menos, el gran ejercicio de austeridad hecho hasta el momento.

Desde 2009, momento en el que se puede ubicar el estallido de la crisis de deuda en la zona euro y, concretamente, el inicio de la crisis fiscal en España, el sector público tan sólo ha logrado reducir el déficit en 25.800 millones de euros, apenas un 22%. Es decir, el déficit ha bajado del 11,2% en 2009 al 8,5% en 2011, apenas 1,3 puntos porcentuales por ejercicio.

¿Problema? De continuar esta senda, España tardaría otros cuatro años en situar el déficit en el 3% del PIB, el límite máximo que exige el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE. Dicho de otro modo, al actual ritmo, el déficit del 3% se alcanzaría en 2015 y no en 2013, tal y como se ha comprometido el Gobierno con Bruselas.

Además, la mayor parte de la limitada reducción del déficit se concentró en 2010, siendo el ajuste muy inferior el pasado año. En concreto, el sector público logró reducir el déficit en unos 19.000 millones de euros en 2010, un 16% menos respecto a 2009, tras situarlo en el 9,3% del PIB; por el contrario, la brecha fiscal apenas cayó un 7% interanual el pasado ejercicio (6.822 menos de déficit), hasta situarlo en el 8,5%. Y ello, pese a que la economía nacional creció de forma moderada el pasado año.

Pero aún más relevante resulta comparar la evolución de las cuentas públicas desde 2007, justo antes del estallido de la crisis económica, en el momento álgido de la burbuja inmobiliaria. Y ello, para comprobar si, efectivamente, ha existido o no la tan manida austeridad pública. Fue entonces cuando las arcas de las distintas administraciones se llenaban por arte de magia, sin necesidad de subir impuestos, gracias a un crecimiento que, tal y como han demostrado estos años de crisis, era en gran medida artificial. El sector público registró durante dicho ejercicio un superávit del 1,9% del PIB (20.255 millones de euros).

¿Y qué ha pasado desde entonces? Los ingresos fiscales han caído un 13% (56.124 millones menos) mientras que el gasto público, lejos de disminuir, ha aumentado un 13,4%. Es decir, los políticos gastan ahora casi 55.500 millones de euros más que durante el momento máximo de la burbuja inmobiliaria, pese a la caída de la recaudación fiscal. La brecha (diferencia) entre el superávit de 2007 y el déficit de 2011 asciende a casi 112.000 millones de euros, o sea, el deterioro de las cuentas públicas se ha disparado un 550% en apenas cuatro ejercicios presupuestarios, algo inédito.

Aún más preocupante resulta observar el deterioro de las cuentas públicas en lo que va de año. Así, hasta el pasado febrero, el déficit del Estado (Gobierno central) sube hasta rozar el 2% del PIB, casi la mitad del agujero que prevé registrar el Ejecutivo en todo el ejercicio. El déficit estatal acumulado hasta febrero aumenta casi un 50% respecto al mismo período de 2011. En los dos primeros meses del año, el Estado ha gastado un 226% más de lo que ha ingresado mediante impuestos.

La apuesta andaluza por IU
Francisco Muro de Iscar Estrella Digital 28 Marzo 2012

Los ciudadanos votan saben lo que hacen y porqué lo hacen. Otra cosa es que digan lo que van a hacer. El "voto oculto", que los sociólogos Toharia y Arriola, señalan que ha sido clave en las elecciones andaluzas es, incluso, el voto vergonzante de quien no se atrevía confesar que iba a votar al PSOE a pesar de todos los episodios de corrupción que ha generado la última administración socialista. Tampoco en Valencia o Baleares muchos ciudadanos modificaron su voto a pesar de la corrupción.

El problema es otro. El problema es el de los ciudadanos que han dejado de votar al PSOE, desencantados o como castigo, se han ido a Izquierda Unida y ahora ven que su voto posibilitará que sigan gobernando los mismos. Es decir que un voto de castigo al PSOE, que durante treinta años ha sido incapaz de sacar a Andalucía de ruina -la renta per cápita de los andaluces es del 79,1 por ciento de la media europea y quince puntos más baja que la de Grecia, el paro supera el 31 por ciento y el desempleo juvenil ni se sabe- va a servir para mantener en el poder al PSOE que, si queremos ser políticamente correctos, ha permitido la corrupción a gran escala o no se ha enterado de que existía. ¿Se van a dar la mano sin más? ¿Se la van a dar también en Asturias Cascos y el PP? ¿Son todos iguales?

El PSOE andaluz no sólo tendrá que repartir consejerías y empresas públicas, televisiones y otros garitos con IU, sino que tendrá que asumir parte del programa de Izquierda Unida porque no van a recibir un cheque en blanco. ¿Qué parte del programa asumirán? ¿La de crear un "banco público de tierras", la del camino hacia "la III República Española en la que Andalucía tendría la consideración de Federación", la "democratización y planificación de la economía andaluz hasta la gestión de cada empresa concreta", "la derogación de la actual Ley Antibotellón" o la incautación de las viviendas vacías"? Si IU tuviera la ocasión de gobernar en España y aplicar su programa electoral -o si los sindicatos tuvieran la posibilidad de dirigir la economía española- ya no tendría sentido debatir cómo salimos de la crisis. Eso sólo sería una utopía.

El PSOE e IU acabarán pactando y no parece posible augurar que Andalucía, que ha sido el furgón de cola de la economía española durante estos treinta años, vaya a convertirse en la locomotora. Si, además, el PSOE consigue el dos por uno, que Extremadura entre en el paquete, habrá convertido su derrota en la mayor victoria. Pero ni eso hará que Griñán sea un hombre de Rubalcaba, ni un pacto en Asturias hará que Cascos sea nunca un amigo del PP. Estarán juntos hasta que se divorcien o hasta que no quede tarta. En Asturias se conocen bien unos y otros y en Andalucía los pactos fallidos han sido muchos más que los estables.

Navarro, patético, exégesis y parábola
Olegario Ortega www.vozbcn.com 28 Marzo 2012

Se queja Pere Navarro (PSC) de que CiU esconde papeles y eso les desorienta y les induce a posiciones que les dejan colgados de una manipulación de los datos de las balanzas fiscales. Muestra y expone la desnudez de su propia elaboración, ya que aunque cuenta con Castells, Navarro construye su análisis y posicionamiento sobre los datos de CiU.

Exhibe que carecen de medios propios para elaborar sus posturas políticas. Asume que son como monaguillos quejosos respecto del prior, ya que, al argüir mal éste en la demostración de la existencia del inefable, los deja desnudos a la hora de hacer catequesis, con esas enseñanzas tan poco fiables.

Pero además, muestra que su lógica asume la misma razón existencial del llamado déficit. Al igual que monaguillos y neófitos, ni se le ocurre que también se puede razonar para argumentar razones contrarias a la teología; no ya en pro del agnosticismo, sino de la laicidad o del ateísmo. Es por ello que coincide acríticamente con el dogma en cuestión:

“Nosotros queremos que Cataluña tenga una mejor financiación”, es decir, nosotros a lo nuestro, y más que ellos, “pero queremos que Cataluña y el Gobierno [autonómico] de Cataluña no hagan el ridículo”, léase: queremos teólogos más rigurosos que nos ayuden a disimular nuestra ignorancia. ”El Gobierno [autonómico] de Cataluña”, léase el papado, “ha de ser solvente, y ha de explicar las cosas como son, y después defender firmemente los intereses”, léase la buena nueva, “de Cataluña”, tan diferente del de las de Españas. “Aquí nos tendrá a su lado, pero no estaremos al lado de un Gobierno [autonómico] que dice”, predica, “medias verdades”, evangelios espúrios.

También insiste Pere Navarro en mantener la distancia con el PSOE y en que “votarán diferente del PSOE en el Congreso cuando no haya acuerdo”, para que “se visualice más la actividad del PSC”, y especialmente en lo que se refiere al “encaje entre Cataluña y España”. Es decir, quieren ponerse de puntillas para sobresalir y engolar la voz para que se les perciba, al menos como diáconos autonomistas, y para repetir la parábola del encaje, que sus mentores purpurados tan bien saben predicar.

No repara el dilecto discípulo en que lo que deben pedir al PSOE es una lupa de aumento creciente que disimule se mengua imparable, y al inefable, grandes dosis de fe para que sigan confiando en ellos, que tan bien defienden los intereses socialistas en esta Canaán por encajar.

Mientras tanto, que pidan a sus mentores permiso y asesoramiento para mantener su existencia como monaguillos (escolanets), y para seguir con sus prédicas al rebaño remiso a adorar el belén del fun fun; así podrán seguir disfrutando de las canonjías, capellanías y diezmos con que los entretiene la clerecía nacional de este pueblo elegido.

Son aspiraciones razonables de esta orden mendicante, que tantas bulas de inmersión ha repartido entre los rebaños que ocupan su pastoreo, a los que se empeñará en apacentar y en mantener en el redil hasta que sea imposible, incluso para el Todopoderoso diferenciar entre churras y merinas.

Claro que tan loable pastoreo puede verse interrumpido por la fuga de reses menos dóciles a tan dulces flautas, tendentes a abandonar los pastos de la uniformidad, en busca de cabriolas saltarinas, e incluso probando si los pastores peperos, upeyderos o ciudadaneros huelen a azufre y tienen cola y cuernos luciferinos, como les vienen exhortando. Quizá entonces sea la hora del llanto y del crujir de dientes para Navarro y su cofradía, la hora en que les pidan cuentas de porqué se han quedado sin cabaña.

Olegario Ortega es vicepresidente de Ágora Socialista y militante de UPyD

conocido como el 'bibliotecario'
Detenido en Valencia uno de los mayores propagandistas de Al-Qaida
El saudí arrestado administraba una activa web yihadista y la Policía cree que captaba 'muyahidines' para ser entrenados en Asia
MELCHOR SÁIZ-PARDO | MADRID. El Correo 28 Marzo 2012

La Comunidad Valenciana, epicentro del islamismo radical en la península en los últimos meses, fue ayer escenario del primer golpe policial de 2012 al yihadismo en España. Agentes antiterroristas de la Guardia Civil detuvieron en la capital del Turia a M. H. A., uno de los principales propagandistas de Al-Qaida en Internet, según el Ministerio del Interior, y presunta pieza 'clave' en la estructura de captación y adoctrinamiento de dos de las principales franquicias de la red que creara Bin Laden, Al-Qaida en la Península Arábiga y Al-Qaida en el Magreb Islámico (AQMI).

La detención de este ciudadano nacido en Amán (Jordania), pero de pasaporte saudí, tuvo lugar a las 8.15 horas en su domicilio de la avenida Juan XXIII de Valencia. De acuerdo con los servicios de información, la vivienda, situada en la sexta planta del número 14, era desde hace años el cuartel general de 'El Bibliotecario', como se conocía al detenido en las webs yihadistas.

Según el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, M.H.A. trabajaba entre 8 y 16 horas diarias para administrar su foro de Internet, donde exaltaba la guerra santa y hacía campañas muy precisas para el reclutamiento de 'muyahidines' que luego eran entrenados en Asia, particularmente en Afganistán. El ministro recordó que la formación terrorista del asesino de Toulouse, Mohamed Merah, se realizó en foros yihadistas como el que administraba el detenido en Valencia, aunque matizó que el arresto nada tiene que ver con las matanzas de la ciudad francesa.

De hecho, la investigación comenzó en febrero de 2011, bajo la coordinación del titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, cuando la Guardia Civil descubrió que uno de los foros más activos ligados a Al-Qaida se administraba desde España. Eso sí, protegido por varias 'pantallas' para ocultar su localización. Desde entonces, cerca de un centenar de funcionarios han trabajado en este operativo.

Según el Ministerio del Interior, las actividades en Internet del ahora detenido permitieron «constatar, además de su pertenencia a la organización terrorista, la difusión de productos audiovisuales para inducir, provocar y alentar la realización de actos terroristas».

«Lobo solitario»
Mandos de la lucha antiterrorista describen a M. H. A. como un «lobo solitario», que eludía cualquier contacto directo con otros yihadistas para evitar detenciones en cascada o que su base en la avenida Juan XXIII fuera descubierta. El supuesto terrorista intentaba pasar lo más desapercibido posible y casi nunca recibía visitas. Ni él ni su familia -está casado con una ciudadana española y tiene una hija adolescente- vestían de la forma tradicional musulmana; habían adoptado costumbres occidentales y estaban totalmente integrados.

Tras la captura del supuesto cabecilla yihadista, los efectivos del instituto armado registraron durante casi ocho horas la vivienda, donde se incautaron de numerosa documentación. Los funcionarios se llevaron una decena de cajas con material informático. Los expertos esperan encontrar en estos soportes buena parte de los vídeos y textos que supuestamente fueron difundidos por el detenido en la red.

Alcaraz denuncia presiones al Tribunal Supremo para absolver a Otegui
 www.gaceta.es  28 Marzo 2012

"Quienes hoy preferirían que Otegui estuviese en libertad están humillando la memoria de las víctimas del terrorismo que han fallecido asesinados por esta banda terrorista", ha dicho Alcaraz.

? La Fiscalía mantendrá ante el Supremo que Otegui siga en la cárcel

El presidente de Voces contra el Terrorismo (VcT), Francisco José Alcaraz, ha asegurado hoy que el Tribunal Supremo "sufrirá las presiones" del Parlamento y del Gobierno vasco para dictar la absolución del exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegui y del resto de los condenados en el "caso Bateragune".

Así se ha manifestado Alcaraz en declaraciones a los periodistas al término de la vista en la que el Supremo ha examinado los recursos contra la sentencia que condenó a Otegi a diez años de prisión por intentar reconstruir Batasuna, que VcT ha pedido que se confirme.

"Quienes hoy preferirían que Otegui estuviese en libertad están humillando la memoria de las víctimas del terrorismo que han fallecido asesinados por esta banda terrorista", ha dicho Alcaraz.

El presidente de Voces contra el Terrorismo ha añadido que, "viendo los momentos políticos en los que hay quienes abogan por seguir con el proceso de negociación con ETA, creo que el tribunal sufrirá presiones como las está sufriendo desde el propio parlamento y el gobierno vasco" para dictar un fallo absolutorio.

'Las aguas podridas no están en España, están más cerca'
Rifirrafe entre Albert Rivera y Artur Mas por 'las aguas podridas'
GACETA.ES  28 Marzo 2012

El presidente de Ciudadanos ha indicado, que con los niveles de paro que registra Cataluña, que el Gobierno de Mas no pasa la "ITV", además de los casos recientes casos de corrupción en Convergencia, donde Oriol Pujol se ha visto 'salpicado'.

El presidente de C's, Albert Rivera, ha considerado este miércoles en la sesión de control al presidente de la Generalidad, Artur Mas, que el Gobierno de CiU no pasa la ITV, por "la elevada tasa de paro, el aumento de impuestos y el 42% de las listas de espera", y por los casos de corrupción, en el que se han visto involucrados altos cargos del Ejecutivo y de CDC, salpicando a Oriol Pujol.

Al respecto de la deriva independentista adoptada el pasado domingo por Convergencia, donde en el cónclave Oriol Pujol, presidente de CDC, se refirió a España como "el agua podrida que nos ahoga", Albert Rivera ha afirmado que "el agua podrida se encuentra más cerca" de lo que asegura la Generalidad, en referencia al estallido del caso 'Campeón' en Cataluña, una operación en el que han sido detenidas cinco personas, entre las que se encuentran el número dos de la Diputación de Barcelona y el subdirector de Seguridad Industrial de la Generalidad, Josep Tous y Isidre Masalles, respectivamente.

Además, el líder de Ciudadanos ha preguntado a Artur Mas si ha consultado a los "remeros" -ciudadanía catalana- sobre el viaje a Ítaca del que habla Convergencia. En este sentido, ha criticado la situación de Cataluña, que se encuentra con un 20% de paro y sin dinero en las arcas, y ha concluido asegurando que "el destino no será Ítaca sino las ruinas de Atenas".

Artur Mas le ha respondido llamándole "provocador". El presidente ha continuado su menosprecio hacia los votantes de Albert Rivera tachándoles de minoría "muy pequeña pero que hace mucho ruido estridente". Y ha asegurado que la "hoja de ruta será la transición nacional, con el derecho a decidir sin límites".

Cataluña
La Generalidad insiste en defender la denegación de subvenciones a las empresas que no usen el catalán
El Tribunal Constitucional estableció que ‘el derecho a ser atendido’ en cualquiera de las dos lenguas oficiales ‘sólo puede ser exigible en las relaciones entre los poderes públicos y los ciudadanos’, pero no a las empresas privadas.
Redacción www.vozbcn.com 28 Marzo 2012

“Tenemos el convencimiento de que lo que hacemos está dentro del marco de la ley y de la interpretación de lo que dice la propia sentencia del Tribunal Constitucional”, ha asegurado este martes el portavoz de la Generalidad, Francesc Homs (CiU), preguntado por LA VOZ DE BARCELONA sobre la exigencia del uso del catalán a las empresas que quieren optar a las subvenciones que convoca el Gobierno autonómico.

La Generalidad insiste, de esta forma, en su estrategia de la Generalidad de incumplir permanente y sistemáticamente las sentencias del Alto Tribunal, a pesar de que, públicamente, defienden lo contrario. Se trata de una situación similar a la que se produce con la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán, cuando en sus recursos ante los tribunales el Gobierno autonómico reconoce que no es legal, pero luego sigue aplicándola.

Las sentencias del Tribunal Constitucional son contundentes
El Tribunal Constitucional, en su sentencia de junio de 2010 sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña estableció que no se puede obligar a las empresas privadas a atender a en un determinado idioma, de entre los dos oficiales en Cataluña, tal y como recoge el fundamento jurídico número 22:

‘El deber de disponibilidad lingüística de las entidades privadas, empresas o establecimientos abiertos al público no puede significar la imposición a éstas, a su titular o a su personal de obligaciones individuales de uso de cualquiera de las dos lenguas oficiales de modo general, inmediato y directo en las relaciones privadas, toda vez que el derecho a ser atendido en cualquiera de dichas lenguas sólo puede ser exigible en las relaciones entre los poderes públicos y los ciudadanos‘.

Mientras que el fundamento jurídico número 14 decretó la ilegalidad de la preferencia del catalán sobre el español por parte de la Generalidad:

‘La definición del catalán como lengua propia de Cataluña no puede justificar la imposición estatutaria del uso preferente de aquella lengua, en detrimento del castellano, también lengua oficial en la Comunidad Autónoma, por las Administraciones Públicas y los medios de comunicación públicos de Cataluña’.

Sin embargo, la Generalidad continúa apelando a la autonómica Ley de Política Lingüística -también afectada por esta doctrina del Tribunal Constitucional- cada vez que realiza una convocatoria de subvenciones, ya sea para el fomento de la integración laboral de los discapacitados, para la lucha contra la pobreza, o para la promoción de la cultura.

Cataluña
La Generalidad pierde ocho millones de euros con la venta de la sede de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad
El edificio fue adquirido en el año 2009 por 60 millones de euros, mientras que esta semana se ha aprobado su venta por 52 millones. Esta es la primera de una serie de operaciones con las que el Ejecutivo autonómico pretende ayudar a equilibrar sus delicadas cuentas.
Redacción www.vozbcn.com 28 Marzo 2012

La Generalidad ha aprobado este martes la venta de la sede central de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad por 52 millones de euros a la empresa Bancale Servicios Integrales. La operación incluye seguir utilizando el inmueble durante los próximos 20 años pagando un alquiler -cuyo importe no ha trascendido- al nuevo propietario. El edificio fue adquirido en 2009 a la inmobiliaria Colonial por 60 millones de euros.

Esta venta es la primera de las múltiples operaciones de enajenación de inmuebles que el Ejecutivo autonómico presidido por Artur Mas (CiU) tiene previsto realizar para equilibrar sus delicadas cuentas, tal y como anunció en enero de 2011 el propio presidente autonómico.

La sede de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad está situada en la avenida de Josep Tarradellas de Barcelona, y su titular era la sociedad pública Edificios y Equipamientos de Cataluña (la antigua ICF Equipamientos). El inmueble fue construido en el año 1969 y tiene una superficie de 16.853 metros cuadrados distribuidos en doce plantas. El comprador, Bancale, es un family office -un gestor de patrimonio personal- vinculado al empresario zaragozano Juan Fabre, uno de los más importantes comercializadores de Apple en España.

Un edificio de 65 millones de euros vacío desde hace seis años
A pesar del ruinoso negocio llevado a cabo con esta venta, fuentes del la Generalidad han considerado la operación un éxito ante la falta de liquidez que padece el sector inmobiliario en la actualidad. En enero pasado, un concurso para vender dos lotes de 26 inmuebles públicos valorados en 450 millones de euros quedó desierto. Mientras que está en marcha otro proceso para subastar otros 19 edificios de oficinas por un valor de 360 millones de euros. En julio pasado, las previsiones del Ejecutivo autonómico apuntaban a recaudar 550 millones con operaciones de este tipo.

La estrategia de ahorro por parte de la Generalidad también pasa por abandonar edificios en los que actualmente está pagando alquiler y resituar el personal en otros de propiedad en los que haya espacio disponible. En este sentido, el consejero de Bienestar Social y Familia, Josep Lluís Cleries (CiU), anunció hace dos meses el traslado de la sede central de la Consejería (cuyo alquiler asciende a 430.000 euros mensuales) a un edificio perteneciente a la Generalidad que, sorprendentemente, está desocupado desde el año 2006, cuando fue adquirido por 65 millones de euros.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Sucesos y proprios
Para un estudiante, el aprendizaje del neogallego recuerda al suplicio de Tántalo
ANDRÉS FREIRE ABC Galicia 28 Marzo 2012

El concurso juvenil de relatos tenía dos versiones, una en castellano y otra en gallego, y me correspondía la difícil labor de seleccionar a los alumnos, más bien alumnas, participantes. Les pregunté en qué lengua querían participar; todos preferían el castellano. Para hacer más fácil la selección, intenté convencer a algunas de que lo hicieran en gallego. “Ahí tenéis ventaja, participa menos gente y vosotras sois gallego hablantes”, les insistía. Se resistieron: “Es que en gallego nunca sé qué palabra vale y cuál no”.

La respuesta de las alumnas era demasiado sensata para que yo pudiera rebatirla. El gallego normativo no tiene simpatía alguna por el gallego popular y, en cuanto puede, se escapa de lo que hablan las gentes para imponer formas lingüísticas inusitadas en Galicia. Todos decimos asesino, pero el alumnado descubre asombrado que el neogallego prefiere asasino. Acaso sea así más fiel a su curioso origen (del árabe bebedor de hachís). Pero a Galicia la palabra llegó, como buena parte del vocabulario, a través del castellano, y rechazarla implica renegar de lo que han hablado siempre los gallegos.

Mientras pensaba esto, cayó en mis manos un texto de García Negro, profesora de filología gallega y antigua responsable de las cosas de cultura del Bloque. Imposible evitar el estupor. Su artículo estaba plagado de palabras que nadie puede considerar gallegas: indubitalmente, proprio, estabelecido, epocais, paralisan, suceso con el significado de éxito… El resultado era una lengua artificiosa y de difícil uso, pues ¿quién entre nosotros se atrevería a decir en voz alta palabras como indubitabel o proprio, sin causar asombro o risa? De ahí la reiterada paradoja: tantos años exaltando la lengua de Galicia, cayendo en una mística soporífera sobre ancestros y esencias, para acabar renegando de las palabras de esa lengua -¡castellanismos, castellanismos por doquier¡- y abrazar las de los portugueses.

Lo peor de todo es que estas formas no entraban en la norma hasta hace poco. Para un estudiante, el aprendizaje del neogallego recuerda al suplicio de Tántalo: éste fue castigado por los dioses a sufrir hambre y sed, de modo que las frutas y el agua que tenía delante se apartaban en cuanto se acercaba. Los estudiantes gallegos parecen condenados al mismo castigo: tras largos esfuerzos por dominar el gallego normativo, cuando éste parece ya dominado, asisten impotentes a un cambio de norma y vocabulario.

Alguien puede aducir que vacilaciones y dudas son constantes en cualquier lengua que inicia su proyecto de normativización. En España, el castellano no sólo hubo de derrocar el dominio del latín en los registros cultos; también hubo de vencer a aquellos que preferían una norma basada en el andaluz. Es cierto, pero eso hace que sea todavía más raro, más extravagante, más anonadante que esa lengua vacilante y en proceso de construcción sea impuesta con todo el poder de ley y tesoro en la administración y en la enseñanza.

Recortes de Prensa   Página Inicial