AGLI Recortes de Prensa   Sábado 31  Marzo 2012

¿Cómo reformar el modelo?
Francisco Cabrillo: "El sistema autonómico está mal diseñado"
El presidente de Libertad Digital afirma que la "centralización administrativa no es necesariamente la mejor solución" para España.
Libre Mercado Libertad Digital  31 Marzo 2012

En los últimos meses ha resurgido con fuerza un intenso debate político y económico en torno al modelo territorial español. El gasto desmedido de las comunidades autónomas y la fragmentación del mercado único ha reabierto la necesidad de repensar el Estado de las autonomías. El presidente de Libertad Digital, Francisco Cabrillo, analizó el actual sistema en una conferencia celebrada el jueves por la Cátedra "la Caixa" Economía y Sociedad en Madrid. Bajo el título Descentralización política y regulación económica, Cabrillo, Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad Complutense, enumeró las principales deficiencias del modelo autonómico español, aportando las posibles soluciones.

"El sistema autonómico español está mal diseñado". La clave del problema radica en que "unos gastan [comunidades autónomas] y otros recaudan [gobierno central]", lo cual genera importantes "efectos indeseados". Efectivamente, en un momento en el que la atención se centra en el abultado déficit que presentan las autonomías, cabe preguntarse cuál es el mejor medio para limitar el gasto público en un modelo descentralizado como el español. En este sentido, Cabrillo señaló que la "centralización administrativa no es, necesariamente, la mejor solución", al tiempo que la descentralización española es "manifiestamente mejorable".

"En economías con un alto grado de descentralización, la distribución de competencias tiene una gran relevancia", añadió. Y en el caso de España, "el problema de fondo es, sin duda, la defectuosa distribución de competencias en lo que se refiere a los gastos y a los ingresos públicos" entre las distintas administraciones. "La teoría económica demuestra que si los ingresos son compartidos", como sucede en España, "el volumen de gasto público tiende a aumentar", mientras que si la recaudación está descentralizada, "el incentivo a limitar el gasto es mayor", enfatizó Cabrillo.

España se engloba en el primer caso, ya que las CCAA participan de los ingresos estatales, lo cual genera perversos incentivos. Y es que, "si el gobernante autonómico obtiene la rentabilidad política que supone el gasto y traspasa al Gobierno central el coste político que necesariamente implica el pago de impuestos llevará, con alta probabilidad, el nivel de gasto público más allá de lo posible".

Además, en el caso español se produce la paradoja de la tentación del oligopolio: "A los gobiernos no les gusta competir, prefieren llegar a un acuerdo". Para ello, suele existir una autoridad superior -gobierno central en España o Comisión Europea en la UE-, que es la encargada de frenar la competencia regulatoria y fiscal entre las distintas administraciones. Esto, precisamente, hace que "ningún contribuyente tenga incentivos para cambiar su residencia por razones fiscales". Aunque en ciertos momentos alguno de los entes subcentrales decide romper ese oligopolio, como es el caso de la Comunidad de Madrid en España o Irlanda a nivel europeo -con un Impuesto de Sociedades muy inferior a la media comunitaria-.

Cabrillo destacó el caso de la Comunidad de Madrid que, tras eliminar el Impuesto de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, obligó a otras autonomías y al propio Gobierno central a seguir el ejemplo. En el sistema federal de EEUU la competencia fiscal está mucho más desarrollada. Así, por ejemplo, los estados del sur, los más pobres del país, cuentan con una presión fiscal menor que los del norte, así como una regulación más favorable a las empresas para atraer inversiones. Y los datos demuestran que la distancia en cuanto a riqueza entre los estados del sur y del norte se ha reducido de forma sustancial en los últimos años. Curiosamente, "mientras que en los estados del sur de EEUU se pagan muchos menos impuestos que en los del norte, en España sucede justo al revés: en Andalucía se pagan más impuestos que en Madrid", ya que las regiones pobres no tienen ningún incentivo para competir fiscalmente con las autonomías ricas al participar de los impuestos del Estado.

Por ello, según Cabrillo, "la competencia administrativa [al igual que la empresarial] favorece al ciudadano". Así, por ejemplo, "en un sistema con impuestos descentralizados, el gasto de los entes subcentrales será menor, ya que el político regional tendrá que pagar el coste político de cada euro que gaste". La competencia fiscal permite el voto con los pies: los contribuyentes (personas y empresas) residirán en uno u otro lugar en función del nivel de servicios públicos y presión fiscal que más les convenga.

Pero la competencia no sólo es buena en materia tributaria sino también regulatoria. "La competencia regulatoria y fiscal favorece a los ciudadanos, ya que permite que las diversas administraciones ofrezcan modelos de regulación diferenciados y niveles diversos de gastos e ingresos públicos", de forma que las personas y empresas pueden elegir "en cuál de ellos prefieren residir o invertir".

Además, "programas diferenciados de política fiscal -u otra regulación- no tienen por qué constituir un freno al desarrollo del mercado único. Al contrario, la competencia puede ser una defensa frente a estrategias por parte de los gobiernos para mantener una presión fiscal o un nivel de regulación elevada frente a lo que la mayoría de sus ciudadanos quieren", indicó.

La solución, pues, según Cabrillo, es la "competencia regulatoria", incluso "en el mercado de trabajo", como sucede en EEUU, en donde existen diferentes legislaciones y modelos laborales. En este sentido, centralización e intervencionismo "suelen ser dos caras de una misma moneda". Así, si bien en España el Gobierno central ha transferido a las CCAA servicios públicos importantes como sanidad y educación, "conserva competencias regulatorias muy relevantes".

Es decir, aunque quisieran, hoy por hoy, las autonomías "no podrían reducir determinadas partidas presupuestarias, simplemente porque la norma estatal se lo impide". Por ello, el Gobierno debería flexibilizar estas regulaciones, facilitando a las autonomías poder elegir con una mayor libertad a qué servicios quieren dar mayor prioridad y en cuáles quieren gastar menos.

Cabrillo concluyó su intervención con la siguiente advertencia: "La centralización no es necesariamente la solución" a los problemas institucionales de España; sin embargo, "el modelo de descentralización español es manifiestamente mejorable".

Un recorte insuficiente, una subida innecesaria
EDITORIAL Libertad Digital  31 Marzo 2012

En mayo de 2010, Zapatero decidió rebajar el sueldo a funcionarios y congelar las pensiones para ahorrar 5.000 millones de euros. No le quedaba otro remedio, nos aseguró. Este viernes, el Gobierno de Mariano Rajoy ha recortado los gastos de la Administración Central en 18.000 millones, más del triple que Zapatero, sin rebajar ninguna de esas partidas. Sí, se puede argumentar que el socialista se vio obligado a tomar esa medida de un día para otro, y en esas circunstancias es difícil elaborar algo mejor. Pero una vez superado el momento de mayor urgencia tampoco hizo absolutamente nada para recortar los gastos del Estado de una forma más racional y que afectara menos a los españoles.

Si en diciembre el nuevo Gobierno decidió asumir la mitad del ajuste, cargando la otra mitad sobre los exhaustos hombros de los españoles, en estos Presupuestos Generales del Estado ha decidido aumentar a dos tercios el recorte, reduciendo a uno la subida impositiva. Algo hemos mejorado. Pero si ya entonces era criticable, existiendo tanto margen para recortar, que no se optara por reducir el a todas luces excesivo tamaño del Estado, no hay razones para cambiar de opinión, habiendo tenido mucho más tiempo para decidir cómo.

Es cierto que algunos de los cambios más necesarios requieren de mucho más tiempo que los escasos tres meses que lleva Rajoy en La Moncloa. No puede ser que nuestras autonomías sólo gasten, recibiendo los beneficios políticos del derroche, pero no se preocupen de recaudar, lo que impondría un límite a sus desmanes. No podemos aguantar semejante exuberancia de administraciones, hasta cuatro por ciudadano, con ayuntamientos para cada núcleo de población sea del tamaño que sea. Pero el problema es que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, lo primero que ha hecho al presentar los presupuestos es lamentar no haber podido anunciar un incremento del gasto. Si el Gobierno no se cree que el Estado debe reducirse, su labor se limitará a medidas meramente contables.

El Gobierno no debió subir impuestos en diciembre, ni debía subirlos ahora. No obstante, una vez tomada la decisión de subir el impuesto de sociedades, al menos se ha optado por la mejor vía de las posibles para llevarlo a cabo: la eliminación de deducciones. La amnistía fiscal es una medida difícil de defender desde el punto de vista ético; perdonar a los infractores siempre es castigar a quienes no lo son. Pero en una situación de emergencia como la que estamos podría ser defendible. No obstante, habrá que ver si en estos momentos de tanta incertidumbre sobre el futuro del euro se repatrían tantos capitales como espera el Gobierno, nada menos que 25.000 millones de euros.

En definitiva, no cabe duda que en materia económica el cambio de Gobierno ha sido a mejor, a mucho mejor. Las medidas que se toman son racionales y van encaminadas a cumplir con objetivos que también lo son. Pero precisamente porque el PP es ya el único que nos puede sacar del camino griego, es necesario que acometa esa tarea con todas sus consecuencias. Es el momento de reformar el Estado.

Presupuestos
La austeridad, para el sector privado
Juan Ramón Rallo Libertad Digital  31 Marzo 2012

Tres meses después de aquel aciago Consejo de Ministros del 30 de diciembre en el que se aprobó una de las mayores subidas de impuestos de nuestra historia y un exiguo recorte del gasto de 8.900 millones de euros, la presentación del presupuesto más austero y audaz de nuestra historia apenas ha supuesto una mera apostilla de lo aprobado en aquel entonces. Al cabo, el recorte efectivo del gasto sólo ha crecido en la nimiedad de 4.000 millones de euros hasta los 12.900 (un 9,5% del gasto total que maneja la administración central); para este dominguero viaje desde luego no hacía falta acumular tantas alforjas durante el trimestre anterior a las elecciones andaluzas. El resto del ajuste, hasta alcanzar los 27.000 millones anunciados, proviene en realidad de una doble vuelta de tuerca: una, a las empresas y ciudadanos; otra, a las autonomías.

En cuanto a la primera, visto lo visto, la subida del Impuesto de Sociedades podrá ser cualquier cosa menos una sorpresa. Desde el momento en el que el Partido Popular de Rajoy dejó de ser para siempre el partido defensor de la fiscalidad moderada, lo único que cabía esperar de su Gobierno es que se siguiera exprimiendo a los ciudadanos honrados generadores de riqueza. En diciembre fue a las personas físicas y autónomos, ahora toca a las grandes y pequeñas empresas (sí, también a las pequeñas, pues la subida les afectará a menos que aumenten su plantilla, cosa que no harán demasiadas). Así, confía el Gobierno en arrebatarles a particulares y empresas cerca de 9.500 millones de euros (luego se les llenará la boca diciendo que trabajan para que las pymes no se vean ahogadas por la falta de liquidez), a lo que habría que añadir los 2.500 millones obtenidos merced a la repatriación de capitales derivada de la amnistía fiscal. En total, unos 12.300 millones de euros que tras la merma recaudatoria propia de la recesión esperan que se queden en 10.000.

En cuanto a la segunda vuelta de tuerca, todo apunta a que el Gobierno reducirá las transferencias a las autonomías en cerca de 5.000 millones de euros, lo que elevará el ajuste a acometer por estas administraciones hasta los 20.000 millones. Nada imposible de lograr, ciertamente, en tanto en cuanto manejan un presupuesto de 170.000 millones, pero que en todo caso sí requerirá de una intensa reforma de la legislación básica estatal en materia de cartera de servicios públicos: si esto no se hace, el recorte autonómico quedará en agua de borrajas. Eso sí, dado que es dudoso que la mayoría de virreyes autonómicos quieran acometer el 100% del ajuste por el lado del gasto, esperen en esta sede un nuevo aumento de tributos que muy previsiblemente pasará por copagos de todo tipo.

En total, pues, el Gobierno del PP pronostica un ajuste cifrado en algo más de 45.000 millones de euros; presuntamente suficiente para pasar de un déficit del 8,5% (91.000 millones) a uno del 5,3% (56.000 millones). Ahora bien, una cosa es la fría contabilidad pública y otra muy distinta la cruenta realidad económica. A poco que fallen las estimaciones, y fallarán, no alcanzaremos el ajuste esperado ni, claro está, el objetivo de déficit. Si la recesión hunde la recaudación tributaria más de lo esperado –algo nada descartable en virtud del efecto depresivo propio de las subidas de impuestos– y si las autonomías no cumplen escrupulosamente sus compromisos –algo que jamás han hecho– nos quedaremos a una distancia considerable del 5,3% (olvidémonos ya del 4,4% al que nos habíamos comprometido en un primer momento). Habría sido necesario un ajuste mucho más enérgico y decidido de los gastos públicos por parte del Ejecutivo central: aquí pueden encontrar algunas ideas para recortar no ya 13.000 millones sino casi 33.000. Por ejemplo, sigo sin entender cómo es posible que las políticas activas de empleo, monumento a la inutilidad donde los haya, sólo sufran un recorte de 1.500 millones de euros sobre 7.500 millones: esa diferencia de 6.000 millones nos habría permitido ahorrarnos la subida sobre la Renta o sobre Sociedades. Pero ya se sabe, el PP abrazó hace tres meses el modelo de Estado mastodóntico sufragado por una sociedad civil raquítica.

Y al final, ése es justamente el problema: desde el momento en el que el Partido Popular decidió no reformar en lo sustancial el modelo de Estado que padecemos –transformación del Estado de Bienestar en una sociedad del bienestar sin Estado, con la correspondiente reducción del personal y de las subvenciones públicas–, la minoración de nuestro colosal déficit estructural ha pasado a depender de que la recaudación tributaria –hundida con el pinchazo de la burbuja– vuelva a remontar con fuerza, ya sea gracias a una recuperación económica que no se avista o, como ha optado el PP hasta la fecha, a través de un mayor estrangulamiento de las clases productivas de la sociedad. Pero ni siquiera así podemos estar seguros de que el déficit terminará reduciéndose de verdad: querer mantener un modelo de Estado hipertrofiado a través de meterles la mano en la cartera a los pocos ciudadanos y empresas que siguen generando riqueza suele ser una estrategia condenada al fracaso.

¿Hubo huelga
Alfonso Ussía La Razón  31 Marzo 2012

Manifestaciones, sí. Son muy sencillas de organizar. Reunir a unas decenas de miles de empleados para manifestarse no es difícil. Pero una huelga general es asunto que requiere, como poco, el apoyo de la ciudadanía, y no me topé con huelga general alguna ni en Madrid ni en Santander. Salí de Madrid cuando abrían los comercios.

Ninguno cerrado. Algún piquete que era tratado con cortés contundencia. Es curioso. Si los piquetes «informativos» los conforman pocos «informadores», no aguantan ni una palabra subida de tono. Donde desayunaba, apareció un piquete mixto. Dos de UGT y dos de CCOO. «Informaron» al camarero que era jornada de lucha y de huelga general. El camarero no estaba para bromas. «De acuerdo. Os invito a café y os vais a hacer el golfo a otra parte». Como no estaba entre ellos Guillermo Toledo, aceptaron el café, no rompieron nada, no amenazaron a los clientes y se fueron arrastrando el rabo acera arriba, en busca de mejor fortuna.

En poco más de cuatrocientos kilómetros, ni una gasolinera cerrada, ni un establecimiento de carretera clausurado. Está en obras la carretera de Burgos, desde Lerma a la capital gótica. Todas las máquinas en funcionamiento, y los trabajadores afanados en sus tareas. ¿Dónde está la huelga general?, me pregunté. Y me respondieron los blancos y feos molinos de la energía limpia. El 29, en los altos páramos de la Vieja Castilla no soplaba ni un eructillo de viento. Huelga de aspas inmóviles. Huelga general de aspas. Un bosque de molinos paralizados resulta, a primera vista, estremecedor. Y en Santander, donde también hubo manifestación, la ciudadanía se manifestó en muy superior número por el Paseo de Pereda y de Reina Victoria, en una tarde cálida, casi veraniega, con una mar leve y tranquila, azul cobalto, cegadora.

Otra cosa fueron las fábricas, con piquetes forajidos y de más de un centenar de «informadores». Sin ellos, la presumible huelga general que se llevó a cabo en España el pasado jueves, sería hoy centro fundamental de chacotas, chismes y cachondeos. He leído columnas en los periódicos muy divertidas al respecto, firmadas por ilustres periodistas que aún se dejan emocionar por los sindicatos. ¿Tanto les cuesta reconocer un fracaso? En mi caso, no tendría inconveniente en afirmar que viví un día de huelga general secundada por una mayoría abrumadora de trabajadores. Pero sólo vi trabajar en un trecho de cuatrocientos kilómetros y en dos ciudades como Madrid y Santander. Que me expliquen Méndez, Toxo –el romántico troskista–, el sindibanquero y el subalterno encendido de Toxo dónde encuentran los datos para celebrar su éxito.

Y que me lo expliquen los responsables del PSOE, que han sido los que han alentado la celebración de la huelguita cobrando a los sindicatos las riquezas y favores de siete años de gorroneo. Porque la Reforma Laboral que hoy quieren reformar a su gusto y capricho no hubiera tenido sentido con un Gobierno socialista austero, cumplidor y competente y con unos sindicatos menos obedientes ante el poder Ejecutivo. Esa Reforma Laboral es consecuencia de lo que tanto les molesta oír. De su silencio ante 5.000.000 de parados. De su plena disposición para recibir millones y millones de euros regalados por un Gobierno atroz a cambio de la complicidad. Jamás había sentido tan alejada a la calle de los sindicatos, que en algunos puntos de España sólo han podido hacerse oír con la colaboración de los perroflautas y los marginales violentos. Lo del 29 de marzo ha supuesto un rotundo fracaso, porque lo injustificable jamás puede triunfar. Aunque adornen el batacazo las ilustres plumas que aún se emocionan con estos chulos del sistema.

Y lo de Toledo, sin importancia. Nadie lo contrata y hay que hacerse notar.

Mi Gran Conspiración Judeo-Masónica
Carlos Esteban www.gaceta.es  31 Marzo 2012

Quién les ha visto y quién les ve. Hoy es la derecha la que jalea a Israel haga lo que haga, y la izquierda la que ha empezado a sospechar que sí, que hay una conjura judía, pero no en Moscú sino en Wall Street.

¡Qué poco dura la alegría en la casa del pobre! No había acabado de llegar a las redacciones el rumor de la horrible matanza de Toulouse cuando la izquierda ya salivaba hablando del 'resurgir del fascismo', algo que vienen anunciando con monótona regularidad desde la desaparición efectiva de los fascismos con una derrota que no dejó lugar a reediciones posibles. El crimen fue especialmente atroz, con un asesino que quería asegurarse de que sus infantiles víctimas morían, aun al precio de perder un precioso tiempo cambiando de arma.

Las cuatro víctimas eran judías. Holocausto 'reloaded'. ¿Qué más prueba necesitábamos de que estamos ante un émulo de Eichmann y que quedan horas para que se reedite el Putsch de la cerveza?

Todo cuadra, ¿verdad? Si no fuera por unas diminutas, insignificantes menudencias, a saber: que el fascismo no existe -a todos los efectos de peso demográfico, influencia política, económica, social o cultural- ni tiene visos de resucitar, que desde la creación del Estado de Israel, por lo menos, los únicos que animan abierta y constantemente a la caza del judío son los islamistas y que el antisemitismo, antaño predio de la reacción, es ahora de izquierdas e incluso 'chic' en determinados ambientes.
Ah, bueno, sí: y que el asesino se llama Mohamed.

El antisemitismo tiene una larguísima y complicada historia. Ha sido universal, afectando a cristianos, musulmanes, mazdeístas, paganos, ateos e incluso a más de un judío (lo que en América llaman 'self-hating jew'). Cuando la Revolución Francesa inauguró la era de las ideologías, podía decirse que la derecha era antisemita y la izquierda prosemita.

Desaparecido, en buena medida, el móvil religioso, la reacción creo, sobre todo en Francia y Rusia, la manida teoría de la Conspiración Judeo-Masónica según la cual los hebreos de la diáspora controlan ocultamente los hilos de toda la economía y la política mundiales. Es la época de ese famoso fraude, Los Protocolos de los Sabios de Sión, obra de la Ojrana zarista pero que el propio diario The Times dio por bueno durante un tiempo, y también de La France Juive, el libro en que Edouard Drumont 'desenmascaraba' el secreto poder judío sobre Francia.

Esa división se agravó con la Revolución de Octubre en Rusia, un número desproporcionado de cuyos protagonistas eran de origen judío, desde el terrible Yagoda al influyente Trotsky. Para el antisemita europeo, era evidente que los judíos desarraigados se habían propuesto subvertir el orden occidental cristiano. Para el izquierdista, el judío era el revolucionario perfecto que, desposeído de patria, veía en la Humanidad la única patria posible y en el proletariado un nuevo Mesías.

Quién les ha visto y quién les ve. Hoy es la derecha la que jalea a Israel haga lo que haga, y la izquierda la que ha empezado a sospechar que sí, que hay una conjura judía, pero no en Moscú sino en Wall Street.

¿Qué ha sucedido? En primer lugar, el antisemitismo genético ha muerto la peor muerte, la del horror, al menos fuera de algunas irrelevantes páginas web de fondo negro, que de todo hay en la viña del Señor. En segundo lugar, Israel es el principal aliado de Washington, siendo el país que más ayudas recibe con diferencia de Estados Unidos pese a ser relativamente próspero.

La derecha real, la que tiene partidos con representación parlamentaria, pensadores y comentaristas, es hoy el mejor aliado del todavía joven Estado judío. Los conservadores nacionalistas admiran y envidian un país donde se honra al ejército, se defienden los intereses nacionales sin complejos y se vive un patriotismo desinhibid, mientras que los liberales aplauden la única democracia de Oriente Medio, con prensa libre y un sistema de libre mercado basado en la innovación y el esfuerzo.

La izquierda, por su parte, odia todo esto y odia especialmente que los judíos hayan dejado de ser ese grupo oprimido que podían tutelar. Cuando el proletariado se negó a seguir el guión marcado por el rojerío y empezó a integrar la clase media en Occidente, la izquierda se lanzó en busca de otras 'clases oprimidas' que pastorear y las encontró en las mujeres, los homosexuales y las razas y culturas 'excluidas'. El tercermundismo fue el izquierdismo de finales de siglo, y la creación del Estado de Israel, reconocido en primer lugar por la Unión Soviética, pasó a ser un ejemplo de neocolonialismo, de un 'injerto' de la odiada cultura occidental -ahora rebautizada como 'judeo-cristiana'- en el corazón del mundo árabe.

Buscar neonazis tras la masacre de Toulouse nunca tuvo demasiado sentido. En otro, en cambio, sí lo tiene, a saber: en el sentido de que el nazismo ha vuelto al lugar de donde surgió: la izquierda.

La Gaceta se infiltró en un 'comando informativo' durante la huelga
Los piquetes amenazaron con 'entrar a robar' en los comercios si no cerraban
ANTONIO J. LIÑÁN. www.gaceta.es  31 Marzo 2012

Los radicales hostigaron a los dueños de los establecimientos del centro de Madrid durante toda la jornada. Recurrieron al insulto y al lanzamiento de objetos.

“O cerráis o entramos a robar”. Esta fue una de las amenazas que espetaron los jóvenes componentes de uno de los piquetes activos en Madrid el día de la huelga general. Las acciones de sabotaje en mercados y cocheras, así como las pintadas que tuvieron lugar de madrugada sirvieron para caldear el ambiente en la capital española, menos violento que en otros puntos geográficos como Barcelona. Ya sin el amparo de la noche, los grupos de jóvenes continuaban con su presión en las calles.

LA GACETA se introdujo en uno de los “comandos informativos” durante la jornada de huelga. Perfectamente organizados, entre 200 y 300 adolescentes (en su gran mayoría alumnos de ESO y bachillerato) avanzaron por las céntricas calles de Fuencarral, Montera y perpendiculares hasta llegar a Sol, deteniéndose frente a todo comercio que tenía sus puertas abiertas y que ellos seleccionaban. Curiosamente establecimientos como sex shops y tatuadores quedaron impunes mientras que peluquerías, tiendas de ropa y bares soportaron insultos, amenazas, con lo que casi a la fuerza tenían que cerrar. Los pocos que resistían estoicamente eran apuntados en una libreta y retados para un siguiente asalto por la tarde. Al paso de los jóvenes, los escaparates y cajeros se llenaron de pegatinas llamando a la huelga.

Tras encontrarse en Gran Vía con un piquete de sindicatos que los recibió con abrazos y vítores, los jóvenes siguieron por su camino mientras los mayores los animaban. Tanto la primera línea como la última, avanzaban cogidos de los brazos a modo de cordón que barría las calles, siempre cantando al unísono lemas como: “A, anti, anticapitalistas” o “Somos juventudes comunistas”. Una de las muestras de la perfecta organización de dicho grupo.

Capitaneando la compañía, una chica y un chico algo más mayores, probablemente universitarios, que decían pertenecer a Juventudes Comunistas iniciaban los cánticos, decidían los altos en el camino y mantenían informada a la masa. Por ejemplo, de los puntos donde podían comer gratis gracias a la ayuda de asociaciones. También se identificaban con el movimiento “Toma la Universidad”. Mientras tanto, un muchacho en bicicleta actuaba de avanzadilla y relataba los movimientos de la Policía, que no dejó en todo momento de escoltar al piquete y actuaba como barrera.

No sólo los grandes comercios sufrieron las iras de los piquetes. La dueña de una zapatería cercana a Sol que se resistía a cerrar su tienda fue gravemente insultada. “Eres tú la que le vendes las botas a la Policía”, “Vamos a entrar a por zapatos”, “Cierra ya, hija de p..., insolidaria”, gritó el piquete. Más adelante, una tienda de abanicos corrió la misma suerte.

En esta ocasión lanzaron varios huevos al escaparate y a los empleados que estaban en la puerta. La Policía tuvo que equiparse con los cascos para amedrentar a los jóvenes. Sorprendentemente, una señora forrada con pegatinas de CC OO, y que pretendía que los jóvenes dejaran tranquilos los pequeños negocios, también fue increpada. “¡Vieja, fúmese un porro y márchese de una p... vez!”, le llegaron a decir.

Otro de los objetivos del piquete fue la Policía. Continuamente insultados –“nos veremos las caras en las calles”–, impedían que los jóvenes cumplieran sus pretensiones de entrar en los locales. Al percatarse de que uno de los furgones portaba una bandera de España en su interior, gritaron: “Esa bandera la vamos a quemar”.

Jerez despide a 390 empleados por la deuda
La Razón  31 Marzo 2012

MADRID- El Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) llevará a cabo un Expediente de Regulación de Empleo que afectará a 300 trabajadores laborales de la plantilla municipal y a otros 90 empleados de las empresas municipales, informa Efe.

La alcaldesa de Jerez de la Frontera, María José García-Pelayo (Partido Popular), explicó ayer esta medida a los representantes de los trabajadores, previamente a someterla al pleno del ayuntamiento gaditano, en el que se aprobará el plan de ajuste del consistorio. Hay que destacar que este consistorio es uno de los más endeudados de España, y el primero andaluz en cuanto al número de facturas pendientes con sus proveedores. La intención de la alcaldesa es ahorrar tres millones de euros en 2012, 94 en 2013 y, a partir de 2014 y hasta 2022, unos cien millones de euros anuales.

Un plan con el que Jerez pretende garantizar al Ministerio de Hacienda el pago de los 328 millones de euros prestados con los fondos ICO para afrontar la deuda municipal a proveedores.

Gabriel Cordones, presidente de la Junta de Personal del Ayuntamiento de Jerez, explicó a Efe que para los trabajadores es una medida «dolorosa» y que les ha sorprendido porque hasta ahora nadie les había informado de ella.

Por su parte, la alcaldesa de Jerez de la Frontera, María José García-Pelayo (PP), explicó que esta medida, que ha sorprendido esta mañana a los trabajadores municipales y a la oposición -que se han ausentado del pleno como protesta- es «dura» pero necesaria porque «la dramática» situación.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Terrorismo sindical
Pepe Álvarez de las Asturias El Semanal Digital  31 Marzo 2012

La huelga general del 29 es otro pasito más hacia la dictadura del sindicariado, ese grupete de vagos subvencionados que ni trabajan ni dejan trabajar.

¿Pero de verdad vamos a dejar que este par de estadistas de la kale borroka dirijan los destinos de España? ¿Hasta cuándo les vamos a seguir subvencionando?

Terry Malloy, su guapa novia Edie, el Padre Barrie y los estibadores del muelle de New York tenían al implacable Johnny Friendly para dirigir sus vidas, decidir quién y cuándo se trabajaba y cargarse fríamente al esquirol o al chivato que desoyera sus recomendaciones-órdenes; la valiente declaración del "esquirol" Malloy, testigo de uno de sus crímenes, logró finalmente hacer justicia. Jimmy Hoffa hizo mucho por el gremio de camioneros del Medio Oeste después de la Depresión; hasta que el poder lo corrompió y comenzó a utilizar a la Mafia para intimidar a los pequeños empresarios, a cambio de blanquear el dinero sucio a los mafiosos; fue condenado a 7 años por sobornar a un jurado, amnistiado por Nixon y presuntamente asesinado por la propia Mafia en el aparcamiento de un bar perdido en una carretera de Detroit, su cuna.

La obra maestra de Elia Kazan y la pseudobiografía de Hoffa nos dan la imagen de unos sindicatos corrompidos, todopoderosos, enquistados y bastante por encima del bien y del mal. Auténticos Sindicatos del Crimen. Aquí no tenemos Friendly y Hoffa, sino Méndez y Toxo, Toxo y Méndez, tanto monta. Al contrario que en las pelis imperialistas, CCOO y UGT no son organizaciones corrompidas, ni todopoderosas, ni enquistadas, ni están por encima del bien y del mal. ¡No, señor! CCOO y UGT son más honradas que Jefferson Smith, el de Caballero sin Espada. ¿Todopoderosas? ¡quiá! Estos no tienen (ni quieren) poder ni influencia más allá de sus afiliados: ni sobre el 84% restante de trabajadores españoles, ni sobre los demás sindicatos, ni sobre las academias de formación de parados que regentan, ni sobre las empresas de las que son consejeros delegados (Renfe, Adif, Acerlor, Caja Madrid, Bankia) cobrando pellizcos millonarios en sus proletarias cuentas corrientes.

Tampoco están enquistados en la sociedad como vulgares chupópteros, puesto que han sido elegidos libremente por todos los trabajadores (y trabajadoras) españoles (y españolas), que los votan por millones cada cuatro años; y además, viven de las cuotas de sus afiliados, libres y felices como un liberado, porque el Estado no les subvenciona con millones de euros al año.

Ni, por supuesto, están por encima de la ley, ni se saltan a la torera la legalidad vigente y constitucional pasándose por el forro los derechos de los que sí quieren trabajar; ni sus piquetes utilizan métodos informativos tan poco amables como bates, pedradas, barras de hierro, barricadas ardientes, puños reivindicativos o amenazas de muerte al esquirol.

No, Méndez y Toxo no son Friendly y Hoffa. Son peores. Porque tratar de paralizar todo un país los que apenas representan al 16% de los trabajadores; ofrecer una imagen de España al borde del cataclismo griego en el momento más inoportuno; cuestionar el principio básico de la democracia (la soberanía popular) a 100 días de un nuevo gobierno legítimamente elegido; promover la turba violenta al más puro estilo borroka sindikal, con el tonto Willy Toledo a la cabeza; impedir que millones de parados levanten cabeza por mantener su poltrona; desangrar a los contribuyentes con millones de euros en subvenciones, en plan impuesto revolucionario; mantener a miles de vergonzantes liberados que cobran sin trabajar en un país de 5.300.000 trabajadores sin trabajo ni paga; arengar a la masa obrera contra el patrón cuando son las empresas (en su mayoría pymes y autónomos) los únicos generadores de empleo; cometer, en fin, todo tipo de opacas ilegalidades en forma de EREs, centros de formación, áticos dúplex, cruceritos de lujo o mariscadas mileuristas… todo ello se revela mucho peor que las actividades de Friendly y Hoffa porque las de Toxo y Méndez perjudican más gravemente a mucha más gente: cuarenta y pico millones o así. Básicamente a todos menos a ellos mismos. Y todo en nombre de no se sabe qué trabajadores. Y trabajadoras.

Lo han avisado por pasiva y, sobre todo, por activa: tiene que caer el gobierno del PP. No soportan que haya ganado la derecha. Es absolutamente inconcebible, inadmisible, inasumible. Y si no es por las buenas, será por las malas. Quemando la calle. La excusa para salir con el mechero (trabajadores, estudiantes, artistas, abortistas, laicistas y demás -istas) es lo de menos. Ya lo decía el camarada Stalin: «La violencia es el único medio de lucha, y la sangre el carburante de la historia...» Lo que se dice un demócrata. Como Méndez y Toxo, vamos. Mismos puños en alto, idéntico sentido de la historia. Y el depósito lleno con el mismo carburante.

Lo adelantó el genial Mingote en una viñeta visionaria, hace un par de años: «La clase trabajadora está harta. Y cuando haya un gobierno de derechas nos van a oír». Y uno se pregunta, ¿hasta cuándo vamos a aguantar a estos matones a sueldo millonario?

Se quedan cortos
Joseba Arregi, EL CORREO  31 Marzo 2012

Necesitaríamos a una Batasuna mucho más valiente que esta apocada que se detiene en 1512, para reclamar toda la península ibérica, todo el Norte de África y buena parte de Europa

Leo con atención las noticias de la batalla mediática y lingüística que ha preparado Batasuna con motivo de la relación del año 2012 con el año 1512: demostrar que Castilla-españa impidieron que el sueño de la Euskal Herria políticamente independiente pudiera tener futuro. Los conocedores de la historia ya van dando sus respuestas adecuadas, sobre todo indicando que en aquellos tiempos no se trataba de soberanías ni de independencias, sino de intereses y peleas dinásticos. Y Fernando de Aragón tenía títulos suficientes para entrometerse en esas peleas. Además del apoyo de una fracción de los nobles navarros.

Pero quizá la verdadera respuesta a estos manipuladores de la historia, para quienes todo es proyectable hacia el pasado y hacia el futuro sin contar para nada con la realidad humana de la historia real, pasando por encima de ella como los dioses omnipotentes que se sienten, es recordarles que se quedan cortos en esa manipulación. Al fin y al cabo, ¿por qué limitarse a la fecha de 1512? Podrían retrotraerse bastante más e intentar abarcar toda la historia de la humanidad.

Supongamos que algún día se establece que los vascos son el resto que, ante el avance de oleadas de migraciones foráneas, fue retrayéndose hacia los Pirineos atlánticos donde se refugiaron los antiguos pobladores de Iberia. Supongamos que la lengua vasca, de tener algún parentesco, lo tuviera con las lenguas bereberes del Norte de África. Supongamos, pues no hay que poner fronteras a la imaginación, que los vascos somos el residuo que queda de los hombres de cromagnon que habitaron Europa hace miles de años.

Necesitaríamos a una Batasuna mucho más valiente que esta apocada que se detiene en 1512 para reclamar toda la península ibérica, todo el Norte de África y buena parte de Europa. Entonces sí que realmente empezaríamos a cumplir nuestro sueño, pues en ese momento habríamos adquirido nuestra verdadera identidad, esa identidad milenaria que justifica que ahora podamos reclamar cualquier cosa, puesto que la historia no ha sido más que un ejercicio de traición contra los vascos obligados a replegarse continuamente: el conde de Lerín no sería más que la encarnación momentánea de una historia negadora de la vocación universal de los vascos desde la prehistoria.

Batasuna se queda corta cuando se pone a manipular la historia –que significa manipular a las personas concretas que en ella han vivido–. Debieran, ahora que predican el advenimiento de nuevos tiempos ilusionantes y gloriosos para Euskal Herria, apostar a lo grande, no sólo por la Navarra atlántica, sino por la Navarra mediterránea, por la Navarra paneuropea, por la Navarra africana, y así abrir las puertas del futuro de par en par para esa gran Euskal Herria que pudiera dejar pequeña a la España una, grande y libre.

Quizá resulta que los de Batasuna, a pesar de su prédica anunciando tiempos nuevos e ilusionantes, no sean más que producto de una historia que, contra todas las apariencias, no significa más que un deterioro permanente del buen salvaje, como enseñó Rousseau, y se encuentren flacos de fuerzas, máxime cuando la fuente de su fuerza hasta ahora, el terror de ETA, ha dejado de funcionar.

Y debido a esa debilidad no sean capaces más que de un salto mortal, uno de los muchos que su nacionalismo radical, al igual que el conjunto del nacionalismo, ha producido: pasar de la reclamación de Nafarroa Euskadi da/navarra es Euskadi, a la proclamación de que Euskal Herri osoa Nafarroa da/euskal Herria entera es Navarra. Así se cerraría el círculo como si nada hubiera pasado, igual que el nacionalismo tradicional cerró el círculo que va de afirmar que la violencia de ETA se debía a su marxismo a afirmar que era fruto del conflicto. Nadie en Euskadi exige argumentar estos saltos mortales, porque el nacionalismo, al parecer, tiene bula para pensar en cada momento lo que mejor le parece sin tener que dar explicación alguna a nadie.

Pero igual resulta que en el camino los de Batasuna descubren que la historia está llena de hoyos trampa en los que uno puede caer sin darse cuenta. Igual descubren que si Pamplona es ‘caput Vasconiae’, como escribía el clásico, que los vascones quedaban limitados a parte de Navarra y poco en Gipuzkoa. Y entonces tendrían que renunciar a los Várdulos, a los Caristios y a los Autrigones, es decir, en especial a Bizkaia.

Con lo cual llegaríamos a la verdadera historia vasca, la historia de una división incesante, porque para el nacionalismo tradicional el punto de partida es el ‘Bizkaya por su independencia’: quizá radica ahí la profunda herida que atraviesa al nacionalismo vasco, una herida que probablemente no es más que la prolongación de una división sempiterna que atraviesa toda la historia vasca, con los guipuzcoanos que luchan contra Navarra, se separan de ella para unirse a Castilla, al igual que lo hacen los alaveses, con las guerras de banderizos, las luchas de los parientes mayores, el fracaso de los ilustrados enfrentados a los caciques de su tiempo, las guerras entre carlistas y liberales, la guerra civil española que también lo fue civil y entre hermanos en Euskadi, y toda la división que ha venido después.

En verdad que es traicionera la historia. En cada recoveco esconde una sorpresa. Y la mayoría de ellas son desagradables. Sería mejor que los de Batasuna, sin ir tan lejos, hicieran suya la advertencia que dejó escrita alguien: quienes no quieren recordar la historia están condenados a repetirla. La historia reciente del terror de ETA y de sus legitimadores.


LA LOCURA AUTONÓMICA 11
Cataluña: 33 millones al año para sus propias 'embajadas' por el mundo
La Generalitat, con impulso de Carod Rovira, instaló sus propios puntos de representación exterior en Londres, París, Berlón o Nueva York entre otras
 www.lavozlibre.com  31 Marzo 2012

Madrid.- Bajo el impulso de Carod Rovira, la Generalitat de Cataluña presupuestó casi 33 millones de euros al año para abrir y mantener sus propias 'embajadas' por el mundo. Londres, Berlín, París o Nueva York, sin escatimar en gastos a la hora de encontrar el lugar idóneo en el que emplazarlas, acogieron la apertura de estas delegaciones que, a pesar de la crisis, siguen abiertas.

A pesar de que España ya cuenta con una gran red mundial de embajadas y consulados en casi todos los países del mundo, Cataluña quiso tener también sus propias delegaciones donde el derroche económico que ha hecho la Generalitat queda patente. El Gobierno catalán no duda en gastar casi 33 millones de euros al año para poder tener abiertas sus instalaciones en las calles más exclusivas de Londres, Nueva York, París o Berlín. A pesar de la crisis, de hecho, tan solo la 'embajadap de Buenos Aires decidió cerrar sus puertas.

Con embajadores, entre los que se encuentra el hermano de Carod Rovira, que cobran al año 80.000 euros más dietas, las 'embajadas' catalanas por el mundo suponen un alto coste para la Generalitat que, no obstante, a primeros de año, y en boca de Artur Mas, reiteró sus intenciones de mantenerlas abiertas.

Creadas por el tripartito, la locura por que Cataluña tuviera su propia red diplomática al margen de España en el mundo alcanzó su punto álgido durante ese mandato a tres bandas, llegando, en 2010, a presupuestar 56 millones de euros para estos fines en los que no solo se incluían las embajadas, que en la actualidad tienen un coste de casi 3 millones de euros, si no también los numerosos proyectos culturales, institutos, casas y demás organismos que pretenden llevar la cultura catalana a todos los puntos del mundo.

Aunque Cataluña no es la única Comunidad Autónoma que tiene presencia en el extranjero, sí es cierto que es la que más gasta en este sentido. Y es que tan solo en alquileres, la Generalitat debe hacer un esfuerzo económico. Llama la atención la de Nueva York, emplazada en el mítico edificio Rockefeller Center, que acarrea gastos de alquiler de 473.000 euros al año. París, donde se pagan hasta 416.000 euros y Berlín, donde cuesta 60.000 euros, son otras de las que más gastos suponen.

Cataluña
1,4 millones a las casas regionales en el extranjero para difundir el catalán
La última pedrea de ayudas de la Generalidad también alcanza a algunas de las entidades más beligerantes contra los derechos lingüísticos de los castellanohablantes en Cataluña (como el Pen Català o el centro Unescocat), así como a algunas federaciones deportivas que se han ‘independizado’ de España.
Redacción www.vozbcn.com   31 Marzo 2012

El departamento de la Presidencia de la Generalidad, durante el año 2011, destinó 1,4 millones de euros a subvencionar ‘actividades de promoción y difusión de la cultura y la lengua catalanas’ en las ‘comunidades catalanas del exterior’, una suerte de casas regionales, casales, o, simplemente, grupos de ciudadanos que viven fuera de Cataluña y que la Gobierno autonómico reconoce como tales.

Según ha publicado este viernes el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (resolución PRE/539/2012), las subvenciones abarcan lugares repartidos por todo el globo terráqueo, desde Luxemburgo (40.000 euros) hasta Japón (22.060 euros), pasando por Nueva York (6.712 euros), Quebec (9.900 euros), Toronto (10.900 euros), Pekín (11.640) o Australia (7.380 euros).

Si bien la mayoría de las casas regionales subsidiadas están en Latinoamérica, en lugares como Caracas (128.820 euros), Buenos Aires (67.175 euros), La Habana (115.900 euros), México DF (64.450 euros), Santiago de Chile (26.970 euros), Asunción (27.300 euros), Paraná (30.770 euros), Yucatán (28.595 euros), Quito (29.250 euros), Rosario (39.932 euros), Guayaquil (22.693 euros), La Plata (35.075 euros) o Guayana (11.680 euros), y así hasta medio centenar de casas regionales.

Sin embargo, el derroche de recursos que el Ejecutivo autonómico, en manos de CiU, destina a política identitaria no está previsto que se frene, puesto que las subvenciones para promover el catalán en el extranjero a través de las ‘comunidades catalanas en el exterior’ previstas para este año ascienden a 1,12 millones de euros, una cantidad similar a la consignada en 2011 y que normalmente acaba ampliándose a medida que avanza el ejercicio.

Subvenciones para la promoción del nacionalismo
En el mismo epígrafe del DOGC, se recogen las ayudas otorgadas por el departamento autonómico de la Presidencia en 2011 ‘para la promoción y proyección internacional de las organizaciones catalanas’. En este caso, sobresalen los 16.969 euros otorgados al PEN Català, la organización de escritores (dirigida por Carme Arenas Noguera y con Patrícia Gabancho entre sus vocales, y Josep Maria Terricabras entre sus promotores) que recientemente ha anunciado su intención de denunciar ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU el supuesto “genocidio cultural” que, desde su punto de vista, está sufriendo la lengua catalana por parte del Gobierno nacional y de los gobiernos autonómicos controlados por el PP.

Entre los agraciados por esta pedrea de subvenciones, una más entre las incontables que convoca la Generalidad, también se encuentran algunas fundaciones vinculadas a partidos políticos, como la Fundació Rafael Campalans, del PSC (5.716 euros), y la Josep Irla, de ERC (3.000 euros), así como la asociación Unescocat-Centre Unesco de Catalunya (5.938 euros), una de las entidades más beligerantes contra el bilingüismo escolar en la Comunidad.

Pero lo más sobresaliente son las ayudas concedidas a la Federación Catalana de Fútbol Sala (12.536 euros), la Federación Catalana de Baile Deportivo (5.209 euros), Federación Catalana de Bolos (25.380 euros) y la Federación Catalana de Pitch & Putt (6.603 euros). Casualmente, todas ellas se encuentran entre la veintena de federaciones que han conseguido independizarse de España a nivel deportivo.

La crisis reduce la subvención de Plataforma per la Llengua un 3,3%
Por otra parte, este mismo viernes el DOGC publica la modificación de algunas subvenciones directas por parte del departamento autonómico de Presidencia correspondientes a ‘convenios de gasto plurianual’ que, en este caso, sí se han ajustado a la baja (PRE/538/2012). Destaca el recorte del acuerdo trienal (2011-2013) con la Associació Catalana de la Premsa Gratuïta para la ‘financiación de actividades de impulso y consolidación del espacio catalán de comunicación, que verá reducida su aportación de 342.000 a 256.500 euros. Mientras que la Associació de Publicacions Periòdiques en Català (APPEC) pasará de recibir 1.440.000 euros a 1.320.000.

Más suave, en cambio, es el ajuste que sufrirá Plataforma per la Llengua-Col.lecitu l’Esbarzer, una de las entidades más radicales contra los derechos lingüísticos de los castellanohablantes en Cataluña. En este caso, su plan de subvenciones trienal solo se verá reducido de 390.000 a 377.000 euros.

Los alumnos catalanes de 4º de ESO comprenden peor los textos en castellano
Uno de cada cuatro no tiene competencias en matemáticas
e. armora / barcelona ABC  31 Marzo 2012

Los alumnos catalanes acaban la enseñanza obligatoria con más dificultades para comprender los textos escritos en castellano que en catalán. Así lo revelan los resultados de la última prueba de competencias básicas de cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) realizada el pasado mes de febrero por la Generalitat y en la que participaron 59.423 alumnos.

Los resultados del examen apuntan, sin embargo, que las competencias generales en las dos lenguas oficiales de la Comunidad son similares. Según la evaluación, el 15,9% de los alumnos tiene un nivel bajo de conocimientos en la lengua autonómica, mientras que en lengua castellana el porcentaje es del 14,1%.
  31 Marzo 2012
Otra conclusión preocupante del informe es que uno de cada cuatro alumnos que acaba los estudios secundarios obligatorios (ESO) no supera las competencias básicas en matemáticas e inglés. «Que 13.199 alumnos tengan un nivel bajo en matemáticas y 12.899 en inglés plantea la homogeneidad actual para ver la posibilidad de plantear itinerarios», valoró ayer la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, durante la presentación de los resultados, informa Ep.

Los exámenes, que comprueban el nivel mínimo en lenguas y matemáticas, fueron realizados el pasado 15 de febrero en todos los centros de secundaria. De momento, el Ejecutivo catalán ya ha decidido incrementar una hora más a la semana la asignatura de matemáticas en el segundo curso de Secundaria y reforzar aquellas materias en las que flaqueen los alumnos a través de optativas. Los resultados se han trasladado a las familias y a los centros para «orientarles» en la mejora de sus programas.

Diecinueve terroristas que están a punto de salir de prisión, pendientes de la aplicación de la «doctrina Parot»
La lista de espera etarra del TC
El preso de ETA José María Pérez Díaz, excarcelado ayer en Burgos por orden de la Audiencia Nacional después de que el Tribunal Constitucional haya estimado su recurso contra la aplicación de la doctrina Parot, salió por la tarde de prisión gritando ante
J. M. Zuloaga La Razón  31 Marzo 2012

Madrid- De los etarras que fueron detenidos o entregados en extradición por Francia entre 1991 y 1992, 37 permanecen en prisión. A 17 se les ha aplicado ya la llamada «doctrina Parot» y uno dispone de un permiso que le permite salir de la cárcel, a la que sólo vuelve para dormir.

Según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas, los otros 19, al haber sido juzgados con el Código Penal de 1973, que preveía beneficios penitenciarios automáticos, podrían salir en libertad en los próximos meses: este año podrían hacerlo ocho y, el resto, probablemente, el que viene, cuando se extinga su condena, salvo que se les aplique dicha doctrina.

Atentado de Vic
Entre los que podrían abandonar la cárcel este año, están, tal y como adelantó este periódico el pasado 12 de febrero, Juan José Zubieta Zubeldia, del «comando Barcelona», condenado a 1.311 años de cárcel (de los que sólo ha cumplido 20) por el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil de Vic, el 29 de mayo de 1991, en el que fueron asesinadas nueve personas, entre ellas cinco niños; y Juan Ignacio Delgado Goñi, condenado por enviar al entonces teniente coronel de la Benemérita, Enrique Rodríguez Galindo, jefe del acuartelamiento de Inchaurrondo, un potente paquete bomba con el que pretendía acabar con su vida.

El nombre de los otros seis no ha sido de momento revelado, pero en la lista hay nombres tristemente «famosos».
Uno de ellos, extraditado por Francia en 1992, es Juan Lorenzo Lasa Michelena, «Txikierdi», que fue jefe militar de ETA y del que dependieron, entre otros comandos, el «Argala», del que formaba parte Henri Parot, que da nombre a la «Doctrina».

Entre los atentados que cometió esta célula bajo el mando de «Txikierdi», del que el pistolero francés alababa su «responsabilidad» para la actividad clandestina, están el perpetrado contra el jefe del Cuarto Militar de la Casa de Su Majestad el Rey, general Valenzuela, que resultó herido y asesinados sus tres acompañantes, todos ellos militares; el que costó la vida al jefe de la División Acorazada Brunete, general Víctor Lago Román; el perpetrado contra un autobús militar en Barcelona; el asesinato en Madrid del general Quintana Lacaci y el perpetrado contra el también general, Luis Rosón. «Txikierdi» pasa por ser uno de los mejores (peores para sus víctimas) cabecillas «militares» que ha tenido ETA y, de su importancia dentro de la banda, da idea el hecho de que, hasta hace pocos meses, era uno de los portavoces de los reclusos que están en cárceles españolas.

«Ipar Haizea»
Asimismo, en la lista figuran algunos de los miembros del «comando Ipar Haizea», («Viento del Norte), autores de numerosos atentados, en los que fueron asesinados miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado; o del «Vizcaya», que, entre otras fechorías, colocaron un coche bomba en Santander, que provocó la muerte de tres personas que paseaban por la calle, ajenas a la Policía, contra la que iba dirigida la acción criminal.

Los 17 a los que ya se ha aplicado la «doctrina Parot», por lo que han visto prolongadas sus condenas, son Óscar Abad Palacios; Íñigo Acaiturri Irazábal; Antonio Cabello Pérez; Fernando Díez Torre; José Ignacio Echeverría Pascual; Isidro Garalde Bedialauneta; Javier Goldáraz Aldaya; Raúl Ibáñez Díez; Iciar Martínez Sustacha; Jesús María Mendinueta Flores; Inmaculada Pacho Martín; Ignacio Pujana Alberdi; Miren Sagastume Arrieta; Pedro Solana Arrondo; José Ignacio Urdiain Cirizar; y Mª Josefa Uzkudun Echenagusia.

Otro preso al que también afectaba la mencionada «doctrina», José María Fernández Pérez de Nanclares, ha obtenido recientemente el tercer grado penitenciario al haberse acogido a la llamada «vía Nanclares», que contempla el abandono de ETA y pedir perdón a las víctimas.

El interno que sólo va a dormir a la cárcel es Ignacio Recarte Ibarra, que participó en el citado atentado de Santander. La decisión, adoptada el jueves, por el Tribunal Constitucional, de avalar la «doctrina Parot», salvo en los casos en que ya tuvieran fijada la fecha de puesta en libertad (que no parece afectar a los 19 a los que se refiere esta noticia y cuyos nombres e historiales aparecen en estas mismas páginas), abre la puerta a que se les aplique antes de llegue la fecha en la que, en caso contrario, obtendrían la libertad. Depende de lo que, en su momento decida la Justicia. El aval del TC a la «doctrina Parot» ha sido acogido con satisfacción por las víctimas del terrorismo, que siguen el asunto de cerca para que sus verdugos cumplan las condenas en su totalidad.

VIOLENCIA CALLEJERA
Continúa el rebrote de kale borroka en Bizkaia y Vitoria
Arden varias contenedores esta mañana en Sestao después de que ayer encapuchados incendiaran un cajero en Bilbao y prendieran fuego a ocho contenedores en Vitoria
DAVID S. OLABARRI dolabarri@elcorreo.com | BILBAO. El Correo  31 Marzo 2012


El rebrote de kale borroka detectado por las fuerzas de seguridad desde hace un par de semanas, y que se manifestó con especial virulencia durante la jornada de huelga, continuó durante la madrugada de ayer y también las primeras horas de hoy con diversos altercados en Bizkaia y Álava.

Esta mañana han ardido varios contenedores en Sestao, incidentes que se suman a los registrados en la madrugada del viernes en Bilbao, Vitoria y en la localidad alavesa de Iruraiz-Gauna. Grupos de encapuchados emplearon tres métodos distintos de sabotaje para atacar «objetivos clásicos» de la violencia callejera vinculada a la izquierda abertzale radical.

En Bilbao también se prendió fuego a un cajero mientras que en Vitoria se incendiaron ocho contenedores y en Iruraiz-Gauna se inutilizó temporalmente un apeadero de Renfe.

Sin llegar a los extremos de lo ocurrido el pasado jueves -dos ertzainas recibieron una «brutal paliza» a manos de un grupo de encapuchados en los juzgados de Bilbao-, los incidentes de kale borroka tuvieron continuidad desde bien entrada la noche. Los sabotajes comenzaron al filo de las 23 horas en Vitoria, donde incendiaron ocho contenedores en otros tantos puntos de la ciudad. Al parecer, un grupo de encapuchados fue desde el Casco Viejo hasta el barrio de Santa Lucía incendiando los depósitos de residuos que se iban encontrando por el camino. En la calle Médico Fornay, las llamas también afectaron a un vehículo.

Poco después de la medianoche, en Bilbao, desconocidos prendieron fuego a un cajero de Caja Laboral situado en la Avenida Madariaga de Deusto. El aparato quedó completamente inutilizado por las llamas, que fueron sofocadas por una dotación de bomberos.

Sobre las 2:30 de la madrugada, otro grupo de personas realizó un sabotaje en el apeadero de Renfe en la localidad alavesa de Iruraiz-Gauna. Al parecer, forzaron las contrapesas con el objetivo paralizar el tránsito de los trenes. Metros más adelante arrojaron un cable sobre las vías. En definitiva, los radicales utilizaron «métodos» clásicos para sabotear «objetivos» también habituales de la kale borroka, según explicaron fuentes de la Ertzaintza.

Después de la creciente espiral de incidentes de las últimas semanas, fuentes de la lucha antiterrorista no descartan nuevos sabotajes este fin de semana como respuesta a la decisión del Tribunal Constitucional de avalar la 'doctrina Parot', que ha servido para alargar las condenas a 63 miembros de ETA con delitos de sangre. El alto tribunal solo ha dado amparo a tres de los 28 etarras que pretendían adelantar su salida de la cárcel.

CONTINÚA LA POLÉMICA
Educación revisará las motivaciones del cambio de nombre de colegios en Basauri
Celaá quiere saber si en los consejos escolares han influido criterios educativos u otros de índole «identitaria»
LEIRE PÉREZ | BASAURI. El Correo  31 Marzo 2012

LAS REACCIONES
ISABEL CELAÁ CONSEJERA DE EDUCACIÓN
«Ejerceremos nuestra responsabilidad sin ningún tipo de acobardamiento»
GORKA MANEIRO PORTAVOZ DE UPYD
«Desgraciadamente, la cultura siempre es el objetivo preferido de los intolerantes»

La polémica que envuelve la petición de dos colegios de Basauri de cambiar sus nombres -Lope de Vega y Velázque, dos ilustres del Siglo de Oro español- por los topónimos de Bizkotxalde y Soloarte, respectivamente, ha obligado a Isabel Celaá a tratar este asunto en la sesión de control al Ejecutivo autonómico que se celebró ayer en el Parlamento vasco. Una comparecencia requerida por UPyD para conocer el estado de ambos expedientes. Según indicó la consejera de Educación del Gabinete socialista, estudiará «en profundidad» las justificaciones que presenten los dos centros para conocer si los cambios en la nomenclatura corresponden a un «criterio educativo» o a cualquier «otra motivación identitaria o de otro origen que nada tiene que ver con la eficiencia y el valor de la educación».

Bajo esta premisa, Celaá aseguró que ejercerá su responsabilidad «sin ningún tipo de acobardamiento» y analizará con respeto y rigor las propuestas y sus justificaciones, pero «cuando nos lleguen». Porque, según informó a los parlamentarios, su departamento todavía no ha recibido formalmente ni la petición del colegio Lope de Vega ni la del Velázquez. «Únicamente tenemos noticias a través de los medios de comunicación», sentenció. Una vez estudiados los distintos argumentos, Educación decidirá si, desde «criterios educativos», les da «el visto bueno o no». De ser positivo el dictamen, sólo quedaría elevarlo al Ministerio para que anote los nuevos nombres en el registro general de centros.

Celaá, que expresó su respeto a los dos centros y a su labor en Basauri, explicó que los casos son distintos. Destacó que en el Velázquez se da fusión a cuatro designaciones distintas -Bidebieta, Cervantes, Velázquez y San Fausto-, por lo que, al crearse un nuevo complejo, aunque mantenga la misma sede, «obviamente, merecerá un nuevo nombre». Sobre el Lope de Vega no hizo ninguna valoración.

En cuanto a la adopción de topónimos en los centros vascos desde hace años, dijo que no es «infrecuente» y que no siempre se han adoptado «por razones identitarias». En su discursó, argumentó que Soloarte es un parque apreciado en Basauri con esculturas de Ibarrola y conocido por la ciudadanía. Y sobre Bizkotxalde añadió que es un lugar regenerado y recuperado para el bienestar del pueblo.
Celaá facilitó estas explicaciones en respuesta a una pregunta del parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, que recriminó a la consejera no haberse querido pronunciar antes sobre un tema que ha generado una amplia controversia en los últimos meses y que el pasado miércoles recibió el visto bueno municipal con el apoyo de PNV y Bildu -PSE y PP votaron en contra-.

«Limpieza histórica»
Tras calificar la iniciativa de «disparate», el portavoz de UPyD en la Cámara vasca pidió a la consejera que alce la voz para evitar que prospere, porque «nos empobrece a todos como sociedad». En su opinión, no se trata de un «hecho fortuito ni casual», sino que busca una «limpieza histórica y cultural típica de ignorantes y aldeanos con el objetivo de borrar toda huella de pensamiento ilustrado simplemente por el hecho de ser español». Maneiro recordó que en los últimos años han cambiado de nombre 25 colegios vizcaínos «para eliminar personalidades de la cultura española». Proceso que, en su opinión, se da cuando los «ignorantes se troncan en censores, porque, desgraciadamente, la cultura siempre es el objetivo preferido de los intolerantes».

Recortes de Prensa   Página Inicial