AGLI Recortes de Prensa   Lunes 2 Abril 2012

Los primeros cien días de Rajoy
@Roberto Centeno El Confidencial 2 Abril 2012

El viernes pasado se cumplieron los primeros cien días de gobierno de Mariano Rajoy. A finales del pasado año, en un libro titulado El Disparate Nacional (1), detallé los hechos y las personas que han llevado a España a la ruina, desde el fraude de la Transición al desastre ZP. Pues bien, lo ocurrido en estos primeros cien días ha sido una continuidad de la irresponsabilidad y los desatinos que nos han colocado al borde del abismo. Con la nación de nuevo en recesión, Rajoy no ha dudado en perder tres meses preciosos para acometer el control de las cuentas públicas, ni en mantener un discurso populista de gasto y subvenciones en Andalucía para ganar unas elecciones que al final ha perdido, convirtiendo a España en el primer problema de Europa. Todo el cortoplacismo, toda la falta de sentido del Estado, todo el nepotismo que han marcado 35 años de Monarquía oligárquica, pueden encontrarse en mayor o menor escala en estos primeros cien días.

El viernes conocimos los PGE 2012, en los que Rajoy, con una insensatez absoluta, apuesta por mantener un modelo de Estado hipertrofiado y corrupto, a costa de la economía productiva con mas impuestos y menos inversión y del desmantelamiento de la nación española, y solo consiguen menos de la mitad de la reducción de déficit necesaria, 27.300 millones frente a 56.000. Se castiga la inversión, el ahorro y el crecimiento de las empresas, y se realizan recortes brutales del gasto de ministerios e instituciones (que han sufrido recortes del 25% desde 2010) que hacen ya imposible financiar el correcto funcionamiento de España. Mientras, mantienen íntegras las duplicidades, el clientelismo y el despilfarro de unas Administraciones Territoriales (AATT) incompetentes y corruptas.

Teniendo a su cargo 460.000 millones de gasto, Rajoy no ha encontrado ni un solo sitio, ni uno solo, en el país de las subvenciones, del despilfarro y de la corrupción, del que recortar 6.000 millones

Ni la Justicia, ni la Policía, ni las Fuerzas Armadas, ni las infraestructuras, ni la investigación disponen ya de medios para realizar sus funciones (poco más de 60.000 millones de euros) mientras las AATT disponen de 302.000 -180.000 para CCAA, 60.000 para ayuntamientos, 22.000 para diputaciones y 40.000 para empresas públicas- y su supuesto control se aplaza hasta mayo, aunque CiU ya ha anunciado que no piensa recortar nada. Todo ello sin tener en cuenta que 15.000 millones son los de diciembre, que la recesión y el paro han reducido casi un tercio los supuestos ingresos, que a la vez del recorte/subida de impuestos se incrementaron gasto y deducciones fiscales por 14.000. Y ya, el colmo, sin un mísero cuadro macroeconómico que los sustente. En resumen, una chapuza en toda regla.

Cortoplacismo y abdicación de España
Y no es solo eso. La falta de sentido de Estado de Suárez, acomplejado por su pasado franquista, cuando claudicó ante el ultimátum de Clavero Arévalo (“O das a Andalucía la misma autonomía que a Cataluña y al País Vasco o me voy de UCD”, el origen del “café para todos”) está a punto de destruir la nación española. La rendición posterior ante Marcelino Oreja y Rodríguez Sahagún al restaurar los fueros medievales de Guipúzcoa y Vizcaya -“porque de no hacerlo UCD perderá las elecciones”-, un robo de 9.000 millones anuales a los españoles, tienen la misma motivación cortoplacista e irresponsable que la actuación de Rajoy al aplazar la adopción de medidas inaplazables, infligiendo un daño enorme a la economía y a la credibilidad de España. Cuando, finalmente, las toma, prioriza a las AATT frente al Estado y el despilfarro frente a la economía productiva, y no aborda las reformas estructurales del Estado.

Por otra parte, ignora el desafío independentista de CiU mientras entrega con una irresponsabilidad absoluta pedazos esenciales de poder financiero, energético y de telecomunicaciones a empresas catalanas controladas por los independentistas. Como me dijo una conocida y brillante política: “Ni tienen patriotismo ni ambición de país, esta derechano tiene media bofetada… y con lo que se nos viene encima en el País Vasco y Cataluña”. Por si fuera poco, Rajoy, como dijo Monti, “ha perdido el control de las cuentas públicas”. En los dos primeros meses, el déficit del Estado se ha incrementado un 64,8 % y las CCAA están en práctica insumisión fiscal. Y vayan preparándose: a mediados de año habrá más recortes/subidas de impuestos, ya que el hundimiento de la economía, que estas medidas acentúan, hará imposible las recaudaciones y el ahorro que con tanto optimismo prevén.

Sin principios y sin coraje
Rajoy me recuerda a Groucho Marx en aquella mítica escena: “Estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros”. Ha demostrado que no tiene principio alguno, excepto el poder. Durante su largo mandato al frente del PP, fue incapaz de poner orden en su casa, en el despilfarro y la corrupción en sus propias CCAA y Ayuntamientos. En el caso de Asturias, después de prometer a Cascos que sería cabeza de lista del PP, llega Cospedal y le dice que de eso nada, porque no estaba dispuesta a correr el riesgo que Cascos pudiera, a través de Caja Astur, que había comprado CCM, tener acceso a los documentos de las tropelías allí cometidas y que tanto el PP como el PSOE han pactado ocultar. Y Rajoy, olvidando su palabra, se plegó a sus deseos. Ni siquiera tuvo el valor de dar la cara: se limitó a no recibir a Cascos. Eso le ha costado una autonomía, porque el interés personal de Cospedal es mucho más importante.

Y, después, está Andalucía. Todo el mundo sabía que Arenas no era un candidato capaz de ganar. Casi 500.000 andaluces que votaron al PP en las generales no han querido votar a Arenas, porque era más de lo mismo, nada de ajustes, subvenciones a todo trapo, PER y nepotismo… cualquier otro candidato que hubiera vendido cambio y no continuidad habría conseguido la mayoría. Sin embargo, Rajoy creía que el triunfo estaba hecho y se plegó por entero a su propuesta de relajación general; no tuvo coraje para cambiarle, no tuvo coraje para mantener los recortes y está por ver si tiene el coraje de mandarle a casa. Ante una derrota relativa, -porque tienen a la Junta de Andalucía cogida por las narices controlando el Estado y los municipios y los pueden estrangular sin más que cumplir con la necesaria austeridad- parecen desfondados y aterrados.

El miércoles, a 24 horas de la huelga general, la ministra Ana Mato entregó a CCOO y a UGT 1,3 millones de euros con cargo al dinero del IRPF para los temas más absurdos que cabe imaginar, pero lo inaudito es que Mato, en lugar de cortar ese despilfarro, les ha entregado más dinero que Leire Pajín por las mismas partidas. Después, aceptó unos servicios mínimos que eran casi la mitad que los de la huelga anterior. Y lo, que es peor, el jueves el Secretario de Acción Sindical de USO acusaría públicamente al Gobierno de estar manteniendo reuniones secretas con UGT y CCOO para mantener todos sus privilegios a cambio de la paz social. Lo dicho, ni tienen principios ni tienen coraje, reparten el dinero de los españoles como si fuera escombro y se arrugan a la mínima.

“Me comprometo a decir la verdad, sin adornos y sin excusas”
Preciosa declaración de principios, que sería incumplida desde el primer día. Rajoy inició su andadura mintiendo sin recato. Después de haber explicado mil veces que subir impuestos era un disparate que solo empeoraba las crisis, después de afirmar el 20 de diciembre que bajaría el IRPF y el IVA, diez días después subió los impuestos sobre la renta y el ahorro al nivel más alto de Europa. “No he tenido más remedio”, afirmó con absoluta desvergüenza. Es decir, teniendo a su cargo 460.000 millones de gasto, Don Mariano no había encontrado ni un solo sitio, ni uno solo, en el país de las subvenciones, del despilfarro y de la corrupción, del que recortar 6.000 millones. Luego, la sorpresa: “Resulta que el déficit del 6% del PIB era mentira”. Al igual que su amigo Zapatero, Rajoy nos toma por imbéciles. Lo sabían desde julio; en septiembre Montoro me dijo personalmente que el déficit superaría el 8 %... ¿a qué viene entonces semejante mentira?

El discurso de investidura fue una compendio de generalidades y buenos propósitos. Disciplina presupuestaria, reforma financiera y reforma laboral fueron los tres ámbitos de actuación anunciados. En el debate tendría palabras amables para todos, excepto para Rosa Díez, quien le planteó los problemas cruciales de España y le exigió acabar con “la corrupción política que es la mayor lacra de nuestra democracia”, “reformar una Ley Electoral que consagra la desigualdad entre los españoles”, “eliminar las duplicidades y despilfarro de las AAPP, antes de subir ningún impuesto ni recortar ninguna prestación” y “controlar no solo la cantidad sino el destino del gasto autonómico”. Rajoy, que se mostró visiblemente contrariado durante la intervención, estalló como una pantera en la réplica, negó la existencia de corrupción política, la necesidad de reforma la Ley Electoral y de todas sus propuestas con tan malas formas que al final Díez tuvo que decirle aquello de “todavía no es Presidente y ya está cabreado”.

En los días y semanas siguientes, y como explicaré la semana que viene, hizo todo lo contrario a lo prometido. Y lo peor de todo, aprovechando la barra libre del BCE, endeudó a España de forma disparatada, casi 60.000 millones de euros en el primer trimestre, entregó ríos de dinero a CCAA y bancos insalvables y perdió, de hecho, el control de las cuentas públicas. Rajoy no solo no ha inculcado austeridad a las regiones, como dicen en Bruselas, es que no ha hecho absolutamente nada para ello. Mientras, el ajuste del sistema financiero “esta todavía a mitad de camino” y se indigna con Almunia porque dice lo mismo que los mercados: que las provisiones previstas por el Gobierno son claramente insuficientes.
(1) El disparate nacional, Planeta 2011.

El Estado visible
Aleix Vidal-Quadras  Minuto Digital  2 Abril 2012

La eliminación de la idea de España de las mentes de los ciudadanos de Cataluña se consigue trabajando en distintas direcciones.

La educativa, por supuesto, expulsando la lengua común de las aulas, la competencial, arramblando cada vez con más facultades y funciones gracias a ese coladero que es el artículo 150.2 de la Constitución o mediante reformas estatutarias que revientan sus costuras, la cultural, subvencionando generosamente cualquier actividad etiquetada con la senyera y marginando todo producto literario, artístico o científico que recuerde que Cataluña es parte indispensable de la Nación con mayúscula, y así sucesivamente sin perdonar ocasión ni descuidar oportunidad de negar lo que la Historia, la Sociología y la Ley prueban de manera demoledora: que los catalanes son españoles precisamente porque son catalanes, tan sencillo de entender como imposible de asumir por los nacionalistas.

Cuando Pujol consiguió de un Aznar dependiente de sus votos en el Congreso la transferencia del tráfico en las carreteras dio un motivo para justificar una operación tan absurda en términos de eficiencia como disparatada en cuanto al coste. Dijo que al entrar en Cataluña en automóvil procedente de otras partes de la península y ver el uniforme verde de la Guardia Civil al borde de la autopista, “no se sentía en casa”. En otras palabras, exigió, y por desgracia consiguió, que el Estado empezase a desaparecer del paisaje del Principado.

En esta tónica de no despertar las iras de los autoproclamados dueños del territorio nororiental, los restos de la Administración central que han ido quedando en Cataluña han sido obligados a volverse transparentes a la mirada de la gente. Pero, de pronto, tras una larga lista de Delegados del Gobierno de dulce y sumisa mansedumbre ante la Generalidad, aparece una mujer valiente y con las ideas claras, María de los Llanos de Luna, que ni corta ni perezosa empieza a denunciar a los Ayuntamientos que no exhiben en su fachada la bandera constitucional y cursa instrucciones a los miembros de la Policía Nacional y de la Benemérita destacados en su demarcación de lucir sus uniformes cuando se encuentren de servicio, acabando con la humillante costumbre de ir de paisano o cubiertos con un chaleco amarillo de quita y pon. Su actitud, además de ajustarse a la legalidad y de demostrar dignidad y determinación, es la que procede en la representante del Gobierno, una de cuyas obligaciones es procurar que el Estado no sólo sea respetado en todas partes, sino también visible. A una Delegada de este fuste le recomiendo firmeza, le expreso mi admiración y le deseo suerte.

La gente empieza a estar harta de todos: PP, PSOE, UGT, CiU...
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 2 Abril 2012

De los acontecimientos políticos de la semana pasada (elecciones en Asturias y Andalucía y la huelga general) creo que el punto común entre ellos es que permiten medir el hartazgo de los españoles con todos los pilares que sostienen el régimen político.

Hace una semana, el PP no obtuvo la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz porque perdió 400.000 votantes que le habían votado el 20-N. En Asturias, el PP perdió la mitad de los electores que había tenido en noviembre y quedó por detrás del FAC de Álvarez Cascos y del PSOE, que fue el primero.

En ambas regiones, la abstención ha sido muy alta, casi del 45% en Asturias y del 38% en Andalucía. (Esto demuestra que la abstención no es necesariamente de progresistas, izquierdas o comunistas.)

Tanto el PSOE e Izquierda Unida como los sindicatos UGT y CCOO pasaron unos días en las nubes. Alfredo Pérez Rubalcaba llegó a decir que "un cambio de ciclo político se había agotado". Vino el día de la huelga... y las fuerzas de progreso se llevaron un chasco descomunal.

Los votantes del PP que le dieron la mayoría absoluta se separan del partido y los trabajadores no acuden a una huelga convocada por los sindicatos del régimen.

Para mí, que la gente está harta de todos.

Incluso de CiU, que acaba de celebrar su último congreso partidista levantando la bandera de la independencia. ¿Ya no recuerdan los Pujol y los Mas que ni la mitad de los catalanes votó el estatuto? ¿Y que la familia de Artur Mas está entre esos evasores a Suiza?

El nuevo Gobierno sigue subiendo los impuestos, dando dinero a los bancos y las cajas, y dejando que los banqueros paseen impunes por sus mansiones.

CODA: Acabo de leer una columna de Francesc-Marc Álvaro que coincide conmigo:

Nos han subido el IRPF mientras los listillos de turno tienen todas las facilidades para convertir en blanca la más negra panoja. La desmoralización social y el descrédito de los políticos que provoca esta amnistía fiscal tendrán más alcance de lo que hoy nos parece, porque hace que el delincuente de cuello blanco consiga un privilegio sensacional que justifica completamente su crimen. Los demás, cornudos y apaleados.

¡Zapatero debe ser castigado!
Francisco Rubiales Periodista Digital 2 Abril 2012

Dice la tradición que Catón el Viejo terminaba todos sus discursos en el Senado Romano con la frase "Carthago delenda est" (Cartago debe ser destruida) o tal vez dicha así: "Ceterum censeo Carthaginem esse delendam" (Además opino que Carthago debe ser destruida). La frase, repetida una y otra vez, consiguió su objetivo y convirtió la destrucción de Cartago en un objetivo prioritario y vital para los romanos.

Del mismo modo, ahora, cuando los brutales recortes aprobados ayer por el gobierno (27.500 millones de euros), acompañados de nuevas subidas de impuestos y tasas, van a poner de rodillas a la sociedad española, atribulada por privaciones y sufrimientos inéditos y muy dolorosos, los españoles necesitan que se les recuerde permanentemente, en todos los discursos y actos públicos, que "Zapatero debe ser castigado", hasta que esa frase haga mella y el castigo se convierta en objetivo prioritario de España y de los españoles, pues si aquel que es el culpable principal de nuestros males presentes, por haber sido un pésimo gobernante, no haber sabido gestionar la crisis, habernos endeudado hasta la locura y haber gastado, tan sólo el pasado año, 90.000 millones de euros más de los que ingresó el Estado, quedara sin el castigo que merece, España nunca podrá considerarse una patria digna, justa y decente.

Aquellos que tienen todo el poder deben tener, también, toda la responsabilidad. Cuando se equivocan, incumplen sus obligaciones y causan daños terribles a sus conciudadanos y a la nación, como ha hecho Zapatero, deben pagarlo. Si no lo hacen, el país que ha sufrido su mal gobierno queda manchado y marcado por el desconcierto, la indignación y la peor injusticia, lanzando a la posteridad el mensaje de que cualquier inepto o canalla tiene cabida en el Estado.

Pero Zapatero, en lugar de ser castigado, ha sido condecorado por Rajoy y disfruta hoy de dos sueldos de lujo, ocupa un sillón como consejero del Estado y ha recibido como premio, hasta su muerte, una oficina con secretaria, funcionarios y escoltas a su servicio, enteramente pagada con los impuestos de los españoles, que somos sus víctimas.

¡Zapatero debe ser castigado!
Voto en Blanco

Pie en pared
http://www.joaquinleguina.es  2 Abril 2012

A propósito de los pujos separatistas de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) defendidos y aprobados en su congreso de Reus (conviene recordar que fue lugar de nacimiento de un connotado y brillante liberal español, el general Prim), leo en un editorial de El País (27-III-2012) que “Todo esto no se corresponde con la fuerza burguesa y previsible, tranquila y responsable que CDC ha sido hasta ahora”.

“¿Previsible, tranquila y responsable?” ¿Quién ha inventado esta fábula? Ese “tranquilo” y “responsable” tan solo es uno de los muchos disfraces de los nacionalistas catalanes. Concretamente aquel que se suelen poner cuando se suben al puente aéreo para volar hacia Madrid, pero si alguien se tomara la molestia de analizar las ideas primigenias, sus derivas y disparates y su historia, apenas encontraría nada nuevo en estas declaraciones de los líderes de CDC. Ahí están el mismo victimismo de siempre y la caricatura de una España –la de “las aguas sucias que nos invaden”, en palabras de Oriol Pujol- culpable de todos los males que sufre Cataluña. Vamos, que “somos los más listos, los más altos, los más guapos, los más trabajadores y no volamos como las águilas porque nos lo impide Madrid”.

Tampoco es nuevo el silencio elocuente y culpable de los dos grandes partidos y también del Gobierno ante los despropósitos –todos ellos anticonstitucionales- de los dirigentes del CDC, comenzando por el –por ahora- más joven de la saga Pujol (¿pretenderán estos Pujol emular a los Kim de Corea del Norte?).

De “delirantes” ha calificado estas propuestas nacionalistas la señora Sánchez Camacho, pero su partido, el PP, sigue apoyando a CDC en Barcelona y busca el apoyo de CDC en Madrid. Y ahí está una de las claves de tanto disparate: el papel de charnela política que juegan en Las Cortes los nacionalismos periféricos. Por no hablar del desaguisado zapateril impulsando el nuevo Estatuto, que sólo ha servido para exacerbar las querencias independentistas de estos pavos.

Hace ya mucho tiempo que sonó la hora de poner pie en pared y de recordarle al nacionalismo que la Constitución está ahí para cumplirla y que nunca la podrán echar abajo ellos solitos sin que se monte la gorda en aplicación del artículo 2 de la misma.

¿Cuándo querrá la UE terminar con esta plaga del nacionalismo, cuya última masacre se llamó Yugoslavia? Bastaría para ello con un simple acuerdo como éste: “Aquel que fuerce la ruptura de las fronteras actuales quedará fuera de la Unión”.

Mientras Brasil restringe la entrada al turismo español, Cataluña premia a Lula
EP www.gaceta.es 2 Abril 2012

La Generalidad ha decidido distinguir al expresidente brasileño Luis Inácio Lula da Silva con la XXIV edición del Premio Internacional Cataluña.

● Brasil restringe la entrada a los turistas españoles

La Generalidad ha decidido distinguir al expresidente brasileño Luis Inácio Lula da Silva con la XXIV edición del Premio Internacional Cataluña, que reconoce la trayectoria de personas destacadas.

Según ha anunciado el presidente de la Generalidad, Artur Mas, en rueda de prensa el ex presidente está dispuesto a viajar a Cataluña en junio si su salud se lo permite, ya que ha estado sometido a un tratamiento contra el cáncer.

El galardón esta dotado con 80.000 euros y con la escultura y la llave del escultor fallecido Antoni Tàpies, según ha explicado el filósofo Xavier Rubert de Ventós.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Memoria, dignidad y doctrina Parot
EDITORIAL Libertad Digital 2 Abril 2012

El pasado jueves el Tribunal Constitucional se pronunció al fin sobre los recursos de amparo de 29 etarras a los que se les había aplicado la llamada doctrina Parot para evitar que saliesen de prisión cuando habían cumplido tan solo una parte ínfima de su condena real por múltiples crímenes y asesinatos. De los 29, solo se atendió la petición de 3 terroristas presos, en lo que se ha interpretado como un aval del Constitucional a la jurisprudencia del Supremo. La noticia, a pesar de su enorme relevancia, quedó sepultada informativamente por la huelga general y la aprobación el viernes de los Presupuestos Generales del Estado.

Aunque, de momento, sólo conocemos el fallo y habrá que esperar a la sentencia, conviene hacer algunas consideraciones. En primer lugar, cabe cuestionar, una vez más, la idoneidad del Tribunal Constitucional para intervenir en asuntos de tanto calado. Nadie duda de su legitimidad de origen pero, del mismo modo, es indiscutible que en el ejercicio de sus funciones ha ido perdiendo una parte muy importante de esa legitimidad que le otorga la Carta Magna. La situación de interinidad de muchos magistrados y el cambalache entre los partidos políticos para decidir los nombramientos, han resultado en un órgano de marcado carácter político, sin la menor independencia, que tiene la facultad de enmendar la plana a los tribunales de Justicia para agradar al Gobierno de turno. Algo inimaginable en cualquier Estado de Derecho.

En cuanto a la decisión tomada, hay que reconocer cierto alivio ante el temor fundado de que en aras del tan cacareado ‘final de ETA’ se hubiese tirado por tierra la encomiable resolución del Tribunal Supremo de 2006, por la cual se dictaminaba que las redenciones por beneficios penitenciarios que se aplican a un penado se debía realizar sobre el total de las condenas y no sobre el límite máximo de cumplimiento de 30 años. Sin embargo, a falta de conocer los detalles de la resolución, sorprenden las tres excepciones, ya que lo que hace la doctrina Parot es aclarar cómo debe interpretarse la ley a la hora de aplicar los beneficios penitenciarios sobre las penas impuestas, por lo que no tendría sentido apelar al "principio de no retroactividad".

En las víctimas del terrorismo existe una creciente inquietud, más que justificada. A pesar de que la trayectoria del PP y la mayoría de sus dirigentes en relación con la lucha antiterrorista no ofrece motivos para dudar de ellos, en los últimos tiempos se vienen produciendo manifestaciones y movimientos desconcertantes, cuando no inquietantes. Especialmente en el País Vasco. El lamentable papel de Iñaki Oyarzabal, insultando a las víctimas del terrorismo, o el apoyo del PP a la creación de una ‘ponencia para la paz’ en el País Vasco son los últimos ejemplos.

Está en manos del Gobierno desterrar la sensación de que en cualquier momento se puede torcer la legalidad para ‘no entorpecer el final de ETA’. La reforma del Tribunal Constitucional es, también en este ámbito, urgente. La memoria, dignidad y justicia no es un capricho de las víctimas. Es una exigencia moral de toda la Nación, que no puede estar al albur de los vaivenes políticos de un tribunal.

ETA
Impacientarse no es perder las esperanzas
Guillermo Dupuy Libertad Digital 2 Abril 2012

Frente a las voces que piden a la Justicia su "colaboración" para facilitar el final definitivo de ETA, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha señalado en ABC que la "fiscalía no puede participar en el fin de ETA", que su "papel como fiscal general del Estado y el de los fiscales que lleven procesos de terrorismo es cumplir estrictamente con la legalidad" lo que significa que "aplicaremos las normas penales y en ejecución de sentencia las normas penitenciarias que fija la ley sin ningún tipo de beneficio, pero tampoco con ningún tipo de perjuicio".

La verdad es que las declaraciones de Torres-Dulce ofrecen un encomiable contraste con las de su antecesor en el cargo, Candido Conde-Pumpido, quien no dudó en determinados momentos en calificar de "Guantánamo electoral" a la Ley de Partidos; o en hacer llamamientos a jueces y fiscales para que no fueran "obstáculo" para el mal llamado proceso de paz o para que sus "togas no eludieran el polvo del camino".

Con todo, las declaraciones de Torres-Dulce podrían dar a algunos la impresión equivocada de que el fin de ETA queda al margen o es cosa distinta del Sistema de Administración de Justicia, incluido la Fiscalía, cuando lo cierto es que no hay un fin de ETA digno de ese nombre que no consista, precisamente, en el cumplimiento estricto de la Ley.

Cosa distinta es que, tal y como han hecho en un momento dado todos los partidos políticos, se llame "fin de ETA" a lo que el Pacto de Ajuria Enea llamaba "fin dialogado de la violencia", a procesos mediante los cuales las autoridades públicas se sienten temporalmente liberadas del permanente deber legal de detener a terroristas prófugos de la Justicia para, en su lugar, "dialogar", "verificar voluntades de paz", o llevar a cabo "tomas de temperaturas" con los criminales. Esta envilecida forma de entender el "fin de ETA", que ha llevado a gobernantes con capacidad de conceder indultos a ofrecer "generosidad" a los terroristas a cambio de ese supuesto "fin definitivo de la violencia", nada tiene que ver, ciertamente, con una Fiscalía y con una Justicia dignos de ese nombre, sino que son procesos que transcurren al margen y en oposición a un auténtico Estado de Derecho. Esta forma envilecida de entender el fin de ETA es lo que ha llevado a los etarras a no perder las esperanzas de conseguir, no sólo beneficios penitenciarios, sino también muchos otros beneficios políticos.

Tanto las cartas que los proetarras han hecho llegar estos días a dirigentes del PP del País Vasco, en las que les piden reuniones secretas, como la llamada "nueva ofensiva integral" anunciada por Batasuna contra el Estado, son muestras de que la mal llamada "izquierda abertzale" se impacienta, pero también de que no ha perdido la esperanza de conseguir aquellos objetivos políticos a los que su brazo armado ha vinculado su supuesto "cese definitivo".

Naturalmente, una de las cosas que más ha contribuido a que ETA y sus voceros no hayan perdido las esperanzas es el hecho de que, a pesar de la Ley de Partidos, Bildu y Amaiur estén en las instituciones. Mi duda es si el actual fiscal general del Estado ve en este hecho un "cumplimiento estricto de la ley" o ve en él algún tipo de "beneficio o perjuicio" de los que nos hablaba.

Habrá que esperar, sin duda, a que se remodele el Tribunal Constitucional; pero, llegado ese momento, la Fiscalía General del Estado deberá verse concernida a la hora de participar en cómo se quiere poner fin a ETA.

El precio de ser terrorista
Editorial ABC  2 Abril 2012

LA decisión del Tribunal Constitucional de avalar, por unanimidad, la llamada «doctrina Parot», sin perjuicio de haber concedido el amparo a tres de los 31 primeros etarras a los que se les han resuelto sus demandas contra su permanencia en prisión, es un hito en la consolidación de la legislación antiterrorista. ETA no ha desaparecido, no se ha disuelto y no se ha desarmado. Si hay algo que cambiar en la legislación penal o penitenciaria, será pensando en que ETA puede volver a atentar, no en que ETA ya no existe. Con la decisión del TC, se trunca una parte del voluntarismo que el llamado «cese definitivo» de la violencia ha provocado en un sector de la clase política y de la opinión pública. Y, sobre todo, se priva a ETA y a la izquierda abertzale de una mercancía para su negociación sobre el precio que quieren cobrarse por hacernos el favor de no volver a matar. El único precio que hay que cobrar es el que ETA debe aún por su historia terrorista.

El TC concedió el amparo constitucional a tres etarras a los que se les prolongó la estancia en prisión, después de haber fijado en firme una fecha de excarcelación. En estos casos, la estimación de los recursos de amparo era previsible. Además, con esta valoración diferenciada, el TC protege su decisión frente a probables demandas ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La unanimidad de los magistrados del TC, por otro lado, refuerza la posición institucional del Estado español ante esa corte europea. Desde el punto de vista de las garantías procesales y penales, la «doctrina Parot» es impecable, porque respeta el tiempo máximo de permanencia en prisión, impide que el sistema penal pierda autoridad y capacidad disuasoria y administra en su justa medida los beneficios penitenciarios del asesino o violador múltiple. Hasta que el Tribunal Supremo, en 2006, aprobara esta doctrina, las consecuencias reales por matar a una persona o por matar a cinco eran similares.

Esta decisión del TC hace oportuna una retrospectiva para defender los avances que han permitido al Estado de Derecho doblegar a ETA y para recordar quiénes objetaban sistemáticamente iniciativas como la Ley de Partidos, el cumplimiento efectivo de las condenas o la propia «doctrina Parot». Y quiénes, como profetas del caos, auguraban un reforzamiento del terrorismo si esas medidas se aplicaban. Ahí están los resultados que los desmienten. La firmeza, y no la negociación, es el lenguaje que entiende ETA.

Actualidad
La Generalitat de Cataluña falsea las cuentas para abonar su teoría de 'España nos roba'
Un detallado informe de Convivencia Cívica Catalana destapa las trampas del gobierno catalán con la balanza fiscal
 www.lavozlibre.com 2 Abril 2012

Madrid.- Un exhaustivo informe de Convivencia Cívica Catalana al que ha tenido acceso LA VOZ LIBRE demuestra las trampas de la Generalitat de Cataluña en su metodología de cálculo de la balanza fiscal catalana, es decir, de la diferencia entre lo que recibe y lo que aporta a la Administración central. Precisamente, estos resultados son continuamente utilizados por el gobierno que preside el nacionalista Artur Mas para justificar su objetivo de lograr la independencia fiscal.

“La Generalitat infla el saldo fiscal negativo de Cataluña en base a criterios poco objetivos y oculta determinados datos que son contrarios a sus intereses políticos”. Esta es la principal conclusión que se desprende de un estudio en el que se pone de relieve que “Cataluña no tuvo en realidad déficit fiscal en el año 2009, sino que hubo un superávit de 4.015 millones de euros, el 2,1% del PIB”. Esto quiere decir que, en ese año, los catalanes recibieron de la Administración central más de lo que pagaron en impuestos.

Según Convivencia Cívica Catalana, el método empleado por el gobierno catalán utiliza “criterios muy generosos en los ingresos que Cataluña aporta al Estado y, por el contrario, muy restrictivos en los gastos del Estado en Cataluña”. El objetivo es claro: “obtener una brecha entre ingresos y gastos, es decir, un déficit fiscal exageradamente alto”. Pero las artimañas de la Generalitat van más allá e “incluye dentro del cálculo de las balanzas fiscales con el resto de España los flujos fiscales con Europa, lo cual incrementa de manera sustancial y artificiosa el déficit fiscal de Cataluña”.

ARTIFICIO CONTABLE
El citado informe, realizado en base a los saldos fiscales presentados el pasado 12 de marzo en rueda de prensa por el consejero catalán de Economía, Andreu Mas-Colell, detalla como “el gobierno catalán incluyó un impuesto ficticio, no pagado en ningún caso por los ciudadanos catalanes, de más de 15.000 millones de euros, para inflar el saldo fiscal negativo catalán”.

Así, el saldo fiscal presentado por Mas-Colell sobre aquel año era de -16.409 millones de euros ("flujo monetario") o bien -11.261 millones de euros ("carga-beneficio"). Es decir, que la impresión que se transmitió a la opinión pública es que los catalanes pagaron 16.409 millones o bien 11.261 millones más de lo que recibieron del Estado, pero la realidad es bien diferente y tan sólo pagaron 792 millones de euros más de lo que recibieron (“según flujo monetario”) o incluso percibieron 4.015 millones de euros del Estado más de lo que pagaron (“según carga-beneficio, el método más común”).

En definitiva, tal y como denuncia esta asociación, cuando el gobierno de Artur Mas asegura que Cataluña sería más rica en caso de separarse del resto de España, “lo hace apoyándose en datos ficticios, producto simplemente de un artificio contable”. Además, cuando los saldos fiscales son positivos, simplemente los oculta.

Eso es lo que hizo el consejero de Economía con la sub-balanza fiscal de la Seguridad Social, de la que no dio resultados pese a haber estado siempre presente en sus informes. Convivencia Cívica Catalana entiende que el motivo de no presentar todos estos saldos fiscales “es político”, ya que “los saldos fiscales ocultados eran positivos para Cataluña y, por tanto, contrarios al discurso victimista del gobierno catalán”.

LAS TRAMPAS DE LA GENERALITAT, PASO A PASO
A continuación, el análisis que ha realizado Convivencia Cívica Catalana sobre la metodología empleada por el gobierno catalán para el cálculo de los saldos fiscales de Cataluña con el resto de España:

- Técnica 1. Se utiliza una metodología inadecuada de cálculo como es el “flujo monetario”
El saldo fiscal de una región es la diferencia entre la contribución principalmente vía impuestos pagados por sus ciudadanos destinados al sostenimiento de la administración central y los beneficios obtenidos de esta. El cálculo de este saldo fiscal depende en gran medida, como es obvio, de los criterios de imputación, tanto de ingresos como de gastos.

El método normalmente aceptado y más utilizado con diferencia en la literatura internacional es el denominado de “carga-beneficio” o de “flujo beneficio”, que también es el más lógico puesto que refleja lo que comúnmente se entiende por balanza fiscal. Es decir, la diferencia entre las cargas soportadas por los residentes en un territorio y los beneficios obtenidos.

El denominado método de “flujo monetario” utilizado por el gobierno catalán ni siquiera es considerado por muchos expertos un método de cálculo de balanzas fiscales. Consiste, de manera gráfica, en el seguimiento del recorrido físico que sigue el dinero. Por poner un ejemplo, dado que las sedes de muchos organismos del Estado están situadas físicamente en Madrid, el gobierno catalán considera que su gasto no beneficia a Cataluña y no imputa sus gastos a Cataluña. Sin embargo, esta manera de actuar carece de lógica dado que los recursos son gestionados desde Madrid pero sus beneficios llegan a todos los ciudadanos españoles, incluidos los catalanes.

Así, desde esta perspectiva el gobierno catalán atribuye únicamente a la Comunidad de Madrid casi todo el gasto destinado a financiar los servicios centrales de la administración central española cuando resulta evidente que, por ejemplo, el Ministerio de Defensa o Asuntos Exteriores dan servicio a todos los españoles y no sólo a los madrileños.

Si se utilizara el mismo criterio, dado que la Consejería de Economía de Cataluña está situada en Barcelona, se entendería que sólo beneficia a los barceloneses cuando es obvio que su gestión aplica a todos los catalanes, residan en la provincia que residan.

Este método de seguir el “camino físico del dinero” o “flujo monetario” puede tener algún interés académico o de tesorería, pero en ningún caso a nivel de lo que nos ocupa, que debe ser un cálculo objetivo de la redistribución territorial de ingresos y gastos. Parece obvio que este método de “flujo monetario” persigue “inflar” el déficit fiscal de Cataluña y diminuir el déficit fiscal de Madrid de manera artificiosa.

- Técnica 2. Se maximizan los impuestos pagados en Cataluña al Estado
El déficit fiscal de un territorio es la diferencia entre los ingresos aportados y los gastos recibidos. Y, por tanto, si se quiere maximizar el déficit fiscal, se intentará maximizar los ingresos que contabilicen como aportados por el territorio. Y ello es lo que hace el gobierno catalán, que aplica un criterio muy generoso para el cálculo de “los impuestos pagados por los catalanes”.

En el documento que la Consejería catalana de Economía ha publicado sobre el cálculo de las balanzas fiscales se puede leer, por ejemplo: “El IVA pagado por un ciudadano de Oviedo a un comercio de Mataró se imputa a Cataluña ya que es donde se localiza el objeto de imposición”

Es decir, el gobierno catalán suma a los impuestos pagados por los catalanes impuestos no pagados en realidad por catalanes, sino por otros españoles. En concreto, el gobierno catalán aplica un criterio muy generoso de lo que incluye como “impuestos pagados por los catalanes al Estado” de tal manera que incrementa los impuestos atribuidos a Cataluña contabilizando junto con los impuestos reales pagados por ciudadanos catalanes otros que no son tales como:

- Los impuestos sobre la renta generada en Cataluña por ciudadanos no catalanes.

- IVA pagado en Cataluña por no residentes en Cataluña.

- Impuestos sobre el alcohol y bebidas pagados en Cataluña por no residentes en Cataluña.

- Impuestos sobre el tabaco pagados en Cataluña por no residentes en Cataluña.

- Cotizaciones sociales a la Seguridad Social de empleados, residentes en Cataluña o no, cuyo centro de cotización está en Cataluña.

Es decir, el gobierno catalán suma a los impuestos pagados por los catalanes impuestos no pagados por catalanes. Además, mención aparte merece la imputación del Impuesto de Sociedades realizada por el gobierno catalán. La administración catalana considera que el Impuesto de Sociedades recae sólo sobre los accionistas y no se traslada a los consumidores, según su método de "flujo monetario".

En concreto reparte el Impuesto de Sociedades recaudado por el Estado entre las comunidades autónomas en función de un indicador como es el EBE (Excedente Bruto de Explotación) en vez de utilizar un indicador de consumo, como utilizan numerosos estudios. Este criterio elegido por el gobierno catalán maximiza el Impuesto de Sociedades asignado a Cataluña, ya que el ratio de EBE de Cataluña es superior al ratio de consumo de Cataluña, que presenta un nivel más similar entre las diferentes comunidades autónomas. Con esta forma de imputación el gobierno maximiza los impuestos contabilizados como pagados en Cataluña y en consecuencia incrementa el déficit fiscal de Cataluña.

- Técnica 3. Se minimizan los gastos del Estado en Cataluña
Es evidente que cuanto menos gasto del Estado en Cataluña se contabilice mayor será el déficit fiscal “sufrido por Cataluña”. Con este objetivo, el gobierno catalán reduce el gasto del Estado contabilizado en Cataluña hasta límites que parecen poco razonables. La aplicación del “flujo monetario” conlleva numerosas interpretaciones poco lógicas sobre la imputación de los gastos del Estado en Cataluña, que el gobierno catalán limita con criterios muy restrictivos.

- Técnica 4. Se incluye el déficit fiscal con Europa en el del Estado
La Unión Europea se financia por medio de los recursos aportados por los diferentes estados que la componen, incluida evidentemente España. Y como es obvio, una parte de esos recursos aportados por el Estado proviene de Cataluña y al mismo tiempo la Administración Central recibe unas transferencias de la Unión Europea, una parte de las cuales también va hacia Cataluña.

Teniendo en cuenta que Cataluña recibe muy pocos fondos de Europa, resulta obvio que el signo fiscal de los flujos fiscales de Cataluña con la Unión Europea es negativo. Sin embargo, en los resultados aportados por el gobierno catalán no se contabilizan por separado el saldo fiscal con el resto de España y el saldo fiscal con Europa. De esta manera, el saldo fiscal (claramente negativo) de Cataluña con Europa va incorporado en el saldo fiscal con el resto de España.

En base a diferentes trabajos publicados8 en que se calcula el déficit fiscal de las diferentes comunidades autónomas con Europa se puede estimar que el gobierno catalán está añadiendo a la balanza fiscal con el resto de España unos 2.700 millones de euros de déficit fiscal que corresponden en realidad a flujos fiscales con Bruselas y no con Madrid.

- Técnica 5. Se maquillan los datos obtenidos mediante la denominada “neutralización”
Los resultados obtenidos directamente a partir de los ingresos y los gastos imputables proporcionan los verdaderos saldos fiscales. Es decir: Saldo fiscal de Cataluña =
Gastos del Estado en Cataluña - Ingresos imputables a Cataluña.
Sin embargo, el gobierno catalán no presenta en realidad el resultado de esta fórmula, que es el verdadero saldo fiscal de Cataluña.

Por el contrario, como ha hecho en esta ocasión el consejero Mas-Colell oculta este saldo fiscal real y presenta un saldo fiscal que denomina “neutralizado”. El saldo fiscal “neutralizado” en los años de déficit del Estado (como 2008 y 2009) resulta de sumar a los impuestos e ingresos pagados por los catalanes un impuesto ficticio, es decir, no pagado por los catalanes, con el argumento de que las balanzas fiscales deben ser un juego de suma cero y el déficit del Estado debe equilibrarse.

Por ejemplo, en el caso del año 2009, el gobierno catalán agregó un impuesto ficticio de 15.617 millones de euros al saldo fiscal real de “flujo monetario” y de 15.276 millones de euros al saldo fiscal real de “carga-beneficio”, lo que infló de manera muy relevante el saldo fiscal negativo de Cataluña. Insistimos, en base a un impuesto ficticio del que los catalanes realmente no pagaron ni un solo euro.

Técnica 6. Se emplean otras técnicas discutibles
Partidas contabilizadas discutibles: Del año 2001 al 2002 el gobierno catalán introdujo un cambio de metodología, consistente en la contabilización de nuevas partidas y el cambio en otras, que en algunos puntos son muy discutibles. El cambio resulta cuando menos sorprendente ya que en tan solo en un año, de 2001 a 2002, el déficit fiscal catalán pasó del 6.7% al 10% según los cálculos del propio gobierno catalán por su método de “flujo monetario”.

Parece evidente que el cambio tenía la finalidad de incrementar el déficit fiscal de Cataluña de forma un tanto artificial. Convivencia Cívica Catalana considera que este cambio aporta de forma artificiosa entre 1.000 y 2.000 millones de euros de saldo fiscal negativo a Cataluña en cada ejercicio.

Marco no adecuado: El cálculo de la balanza fiscal realizado por el gobierno catalán no define el ámbito institucional según la contabilidad nacional como es norma en la mayoría de estudios realizados sino que parte de la contabilidad presupuestaria. De esta manera los ingresos y los gastos que imputa provienen de la liquidación del presupuesto. Todo ello genera una problemática e imprecisa delimitación del ámbito institucional de los cálculos de saldos fiscales efectuados que juzgamos como no adecuada.

Actualidad
ETA se erige en referente moral: 'Pondremos al Estado frente a sus miserias'
Batasuna recuperará la asamblea de electos de Udalbiltza, creará un 'Foro de Ciudadanos en Favor de la Resolución' y explicará sus propuestas independentistas por Cataluña y Galicia
 www.lavozlibre.com  2 Abril 2012

Madrid.- ETA ha comenzado un nuevo ataque a las instituciones del Estado. Su objetivo, debilitar al Gobierno en todas las instituciones y forzarle a comenzar una negociación que no puedo cerrar con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Los dirigentes abertzales han plasmado todos los pasos que seguirán en un documento denominado 'Línea Política del año 2012'. En el mismo, piden "el fin de la actividad armada de ETA, el diálogo entre el Gobierno y ETA, la necesidad de diálogo entre partidos para llegar a cuerdos y el reconocimiento y reparación de todas las víctimas".

En el documento elaborado por ETA-Batasuna, los abertzales se atreven a eregirse en referente moral, asegurando que pondrán al Estado frente al espejo de sus miserias". Los batasunos se lamentan de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy no mire por "sus víctimas": "Parece ser que el ámbito del dolor a consecuencia del conflicto tiene como dueño al Estado, y que todo el sufrimiento soportado por nuestra parte continúa siendo invisible", aseguran los pro-etarras, que también lanzan un mensaje 'conciliador': "No tenemos ningún problema en reconocer lo que hemos hecho dentro de un duro conflicto".

La izquierda abertzale se ha puesto como meta presionar al Ejecutivo 'popular' en todos los ámbitos, incluso traspasando las fronteras del País Vasco y aumentar su mensaje en las comunidades autónomas de Cataluña y Galicia. ETA-Batasuna presionará en el Congreso de los Diputados a través de Amair, en los ayuntamientos y diputaciones vascas a través de Bildu, recuperarán la asamblea de electos de Udalbiltza, crearán el 'Foro de Ciudadanos en Favor de la Resolución', y organizarán eventos en los actos de celebración del 5º centenario de la Consquista de Navarra y el 75º del bombardeo de Guernica. Sin esperar a la resolución del Tribunal Constitucional sobre la ilegación de Sortu, ETA-Batasuna, en previsión de un adelanto de las autonómicas vascas, abordarán el programa electoral para estos comicios una vez termine la Semana Santa.

LA RAZÓN ACCEDE A LAS CARTAS DE LA «EXTORSIÓN» DE RUFI
Batasuna presiona al PP para una negociación «secreta»
La izquierda abertzale buzonea misivas entre los dirigentes populares en el País Vasco para que apoyen el «proceso» de fin de ETA. Una de ellas va firmada por Rufino Etxeberría.
Una de las cartas que recibió un dirigente de primera línea del PP Vasco. En la foto, el líder batasuno
J. M. Zuloaga La Razón 2 Abril 2012

MADRID- Dirigentes del Partido Popular del País Vasco han recibido, en los casilleros de sus domicilios, cartas de la llamada «izquierda abertzale» (Batasuna), en las que se les propone la apertura de negociaciones secretas para alcanzar un «escenario definitivo de paz y soluciones democráticas». Las misivas no tienen ningún membrete, están escritas a máquina y, al menos una de ellas, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, va supuestamente firmada por el dirigente «batasuno» Rufino Etxeberría.

Aunque el tono parece amistoso, casi seráfico, expertos antiterroristas llaman la atención sobre el hecho de que las cartas hayan sido remitidas a los domicilios, y no a la sede oficial, como parecería lógico.

«Insoportable»
Su llegada ha coincidido, además, con una serie de declaraciones y artículos de cabecillas de la «izquierda abertzale», en las que animaba a hacer «insoportable» la vida al Partido Popular del País Vasco. Al menos hasta que acepte seguir con el «proceso» que, durante la anterior legislatura, pactaron socialistas y nacionalistas con ETA y su entramado.

Asimismo, coincidieron en el tiempo con la visita que empresarios, y otras personas que pretendían hacer de «intermediarios», realizaron a los citados dirigentes populares, para pedirles, precisamente, lo que decían las cartas, a las que, por lo tanto, al margen de rúbricas y membretes, se les da la máxima fiabilidad

Fuentes populares, consultadas por este periódico, han subrayado su negativa rotunda a entablar cualquier tipo de contacto con la «izquierda abertzale». Reiteraron que ninguna reunión es posible hasta que condenen a ETA, renuncien al terrorismo, asuman su culpa, y respeten la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

En la una de las cartas, la que, supuestamente, está firmada por Rufino Etxeberría, se dice que «la evolución de la situación política en Euskal Herria necesita de espacios progresivos de diálogo entre las distintas fuerzas políticas».

Relaciones bilaterales
«La Izquierda Abertzale,–agregaba– en sintonía a sus compromisos por un escenario definitivo de paz y soluciones democráticas, entiende imprescindible abordar un espacio de relaciones bilaterales con el Partido Popular Vasco en aras a avanzar en ese objetivo. Un ámbito de relaciones totalmente discreto y, por tanto, al margen de cualquier interés o utilización que coarte la confianza entre ambas partes. En espera de una disposición positiva a esta reflexión y planteamiento, atentamente».

La «izquierda abertzale» (Batasuna), brazo político de ETA, actúa, como ha hecho siempre a lo largo de su siniestra historia, con una «lógica» aplastante. Los cabecillas han interiorizado, por utilizar un verbo que tanto gusta a la banda, que el Partido Popular no va a seguir el «proceso» que, a través de intermediarios, pactaron con nacionalistas y socialistas en la pasada legislatura.

Un PP sin mayoría
El objetivo era evitar la victoria del Partido Popular en las elecciones y, si lo conseguía, que no fuera por mayoría absoluta. Al no haber alcanzado esta meta, han tenido que cambiar de estrategia y, de momento, se han planteado la presión sobre los populares para que el «proceso» avance en el sentido que ellos quieren. Las misivas forman parte de esa presión, pero hay más.

En unas declaraciones realizadas a «Gara» el pasado día 4, el cabecilla «batasuno» Pernando Barrena lo explicaba con toda claridad: «lo que ahora parece inamovible, se moverá. Lograremos mover ese elefante (al Gobierno del PP). Nuestro reto es que las posiciones inmovilistas sean política y socialmente insoportables. Y creo que el PP ya empieza a acusar recibo de esa insoportabilidad, al menos en Euskal Herria». Barrena admitía que en el mundo de ETA existe una «lógica ansiedad que nos produce querer dar solución a situaciones humanas tan precarias como la del Colectivo de Presos».

Al no haberse producido los pasos pactados en su día con nacionalistas y socialistas, los reclusos se han convertido en un problema. Se les habían creado una serie de expectativas, que incluían, no solo su traslado a cárceles del País Vasco y Navarra, sino su puesta en libertad.

Provocar
Dos días después de la citada entrevista, Mikel Echeverría, que firmaba como militante de la «Izquierda Abertzale», publicaba un artículo de opinión en el mismo diario. Explicaba que «el primer objetivo en cualquier confrontación, sea del orden que sea, es siempre provocar incomodidad al adversario y colocarlo en situación de desventaja. Esto es precisamente lo que ha conseguido la izquierda abertzale con su cambio estratégico, de tal manera que ahora es el Estado el que no se encuentra cómodo al haber perdido su posición de ventaja política».

«Meollo político»
«El PP es perfectamente consciente de que tras esa fase que veníamos en llamar de “normalización democrática y paz” vendrá el meollo político de la cuestión; esto es, el derecho a decidir y la unidad territorial (anexión de Navarra). Estamos en un proceso de resolución integral; ellos lo saben y para nada lo olvidan. No lo olvidemos nosotros». El autor del artículo negaba que el PP retrasara la toma de decisiones (las que les favorecen) con el fin de «coger aire» y «luego colaborar»: «esto es tan iluso como pensar que también van a solucionar el paro. Pero, ¿podemos esperar del PP un salto involutivo? Podría ser, aunque es de suponer que serán conscientes de que sería como sentar en el garrote vil a su partido en Euskal Herria, una inmolación con banda y música de Madrid».

«Por tanto, –aconsejaba– debemos ser particularmente astutos para no ir a las arenas movedizas a las que quieren dirigirnos para sacar ventaja y frustrar el proceso hundiéndolo en la nada. Eso se consigue sosteniendo la iniciativa política y nutriendo sin descanso el proceso, (...) y provocándole al PP un escenario suficientemente incómodo como para que no les quede más remedio que subirse al tren o quedarse tirado en el andén de la historia».

¿Semana de pasión o de gloria para Arnaldo Otegi?
El ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, afronta una semana que puede ser decisiva para su futuro más inmediato, tanto personal como político. De hecho, el diario «Gara» ya le proclamó candidato a lendakari el mismo día que el Tribunal Supremo veía el recurso contra su condena a diez años de cárcel que le impuso la Audiencia Nacional por intentar reflotar Batasuna siguiendo las instrucciones de ETA, a través del proceso conocido como «Bateragune». Otegi, en prisión por esta causa, desde octubre de 2009, puede conocer esta misma semana la resolución del Supremo, quien comenzó a deliberar el pasado miércoles, al finalizar la vista contra la mencionada condena. SI se estima el recurso, bien totalmente o que suponga una rebaja sustancial de la pena, saldrá de prisión, ya que por la otra causa que tiene pendiente se encuentra en libertad bajo fianza, informa F. V.

para La vicepresidenta de la Generalitat de Cataluña
¿Poner la enseña nacional en ayuntamientos catalanes? ¡Una provocación!
 Minuto Digital 2 Abril 2012

La vicepresidenta de la Generalitat de Cataluña, Joana Ortega, ha criticado que en la actual situación económica, el Ejecutivo de Mariano Rajoy vaya mirando en qué municipio ondea la bandera de España en la fachada del Ayuntamiento.

Joana Ortega se refiere al hecho de que la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, se haya propuesto cumplir la Ley de Banderas -que obliga a todos los municipios españoles a colocar la enseña nacional- después de los incidentes que ha habido en Ayuntamientos como los de San Pol de Mar o Begues.

“Aunque las leyes hay que cumplirlas, hay temas más importantes. Yo no he visto que en los pueblos haya debate sobre la bandera española”, señala la vicepresidenta del gobierno catalán en una entrevista en ‘El Mundo’. Pero Ortega va más allá y califica de “provocación” que el Gobierno central “ponga el acento” en este asunto.

Recortes de Prensa   Página Inicial