AGLI Recortes de Prensa   Domingo 8 Abril 2012

Cosas que no se entienden
Mario Conde www.gaceta.es  8 Abril 2012

No se creen los mercados que vayamos a ser capaces de alcanzar el déficit.

La UE aprueba que España tenga un déficit en 2012 del 5,4%. Se presentan los Presupuestos con el mayor recorte de la democracia: 27.000 millones de euros. Y, como se decía sotto voce por círculos bien informados, en esta Semana Santa se recrudecen las presiones sobre la prima de riesgo española, que ya ha alcanzado el crucial umbral de 410 puntos, que se supone es la entrada en riesgo de intervención, palabra que emplean, sin excesivos miramientos, ciertos analistas. La Bolsa de Madrid cae en flecha. Y la tendencia negativa de todas estas variables no parece ser un producto de coyuntura. Muchos se preguntan qué está sucediendo con España después de 100 días del nuevo Gobierno. ¿Acaso existe alguna conspiración contra nuestro país? ¿Tal vez ciertas fuerzas ocultas empecinadas en destruirnos? Pues sinceramente no lo creo. Que existen conspiraciones en la Historia es evidente de toda evidencia, pero lo que nos sucede tiene una explicación más concreta.

Por un lado, no se creen los mercados que vayamos a ser capaces de alcanzar la cifra de déficit comprometida. Algunos de los recortes son muy difíciles de mantener. Pero es que, además, los ingresos tributarios caen cuando se vive en situación recesiva. Y esto es lo que nos va a pasar durante todo 2012. Unos hablan de caer un -1.5%. Algún agorero se atreve a dar una cifra imposible: -4%. Pero en todo caso lo cierto es que no crecemos. Y para pagar deudas no sólo hay que recortar gastos. Es necesario crecer. Y por eso comienzan las desconfianzas hacia nosotros: por falta de crecimiento. Y, además, los mercados ven que no se ataca el problema de las CC AA. Algunas, incluso, rebeldes. No modificar el modelo de Estado es algo que los mercados no entienden. Menos aún endeudarse más para mantenerlo. No hay conspiración. Hay cosas que no se acaban de comprender.

La cobarde debilidad de Rajoy se está convirtiendo en su tumba política
Francisco Rubiales Periodista Digital  8 Abril 2012

El mayor problema de la España actual es que Rajoy y su gobierno parecen haber olvidado que fueron elegidos para cambiar drásticamente el país. El cambio que España necesita es económico, pero también ético. El problema es que Rajoy no lo asume y únicamente actúa en la economía, permitiendo que los chorizos, los canallas y los parásitos sigan arrasando nuestro país. La imagen que proyecta hacia el mundo una España que, a pesar de estar postrada y necesitar un gran esfuerzo colectivo para salir de la crisis, permite que los socialistas que gobiernan Andalucía, los mismos que han protagonizado el drama de los EREs mafiosos y que han esquilmado la sociedad, se nieguen ahora a cumplir los planes de control del déficit público, es desoladora e intolerable.

El desgaste de Rajoy está siendo brutal, inédito en la España moderna. Nadie ha perdido tanto apoyo ciudadano y prestigio político en menos tiempo. El inepto y lamentable Zapatero, una de las peores plagas de la Historia moderna de España, tardó años en desgastarse, pero Rajoy se está abrasando en semanas. La clave del hundimiento del presidente no es su dura política de ajustes, ni su reforma laboral, ni siquiera su traicionera subida de impuestos, contraria a lo que prometió, sino su patética debilidad, la imagen de cobarde que arrastra, incapaz de hacer uso de la mayoría absoluta que los españoles le han otorgado para embridar a las comunidades autónomás rebeldes, para luchar contra la corrupción y abrir las cárceles para que las llenen los muchos delincuentes afincados en el Estado.

La primeras medidas que debe adoptar Rajoy es tomar una sobredosis de testosterona política, hasta que sienta como le pesan sus genitales, dejar de escuchar al corifeo de gallinas que le rodea, esos que le aconsejan un "perfil plano" y mesura infinita, y optar de una vez por cumplir el mandato que le han encomendado sus electores: cambiar la España podrida del presente y limpiarla de chorizos, canallas y parásitos.

Salvador Sostres afirma que "Lo peor de Rajoy es la mala conciencia de ser de derechas, la actitud vergonzante con que acomete sus reformas, tan necesarias como insuficientes, precisamente por culpa de esta mala conciencia. Si tan incómodo se siente Rajoy con su política y con sus políticas, que se presente a las elecciones bajo las siglas del PSOE y a ver qué pasa."

Otro catalán, Juan Carlos Girauta, partiendo del comportamiento del Gobierno, refuta la idea de que existe un pensamiento único en economía de carácter liberal, al menos en España: "Argüir que el PP es en realidad liberal, que cree en los impuestos bajos y el Estado pequeño, pero que al llegar al poder se encontró con una situación más grave de lo que se imaginaba, constituye un insulto a la inteligencia y al ideario liberal; equivale a presentar las políticas socialdemócratas como la fórmula que verdaderamente funciona cuando las cosas se ponen muy feas."

Las críticas, durísimas, reflejan el pensamiento de cientos de miles de votantes del PP que hoy se sienten desconcertados ante los complejos y debilidades de un gobierno que contaba con un apoyo inmenso para cambiar España, pero que, asustado, no se atreve a meter la escoba en los sucios rincones del poder, ni a levantar unas alfombras bajo las cuales hay nidos de gusanos y carroña política fermentada. Millones de españoles quieren que Rajoy por lo menos intente cambiar el país y acabar con la dinámica de destrucción y podredumbre impuesta por los políticos, especialmente por Zapatero. Aunque ya sea casi imposible curar la putrefacta España, queremos por lo menos intentarlo.

La gente descubre con sorpresa que el gobierno del PP miente como Zapatero cuando afirma que no le queda más remedio que aprobar el injusto indulto fiscal a los chorizos, sin haber suprimido antes lo que buena parte de España reclama: las subvenciones a los sindicatos, patronales y partidos políticos, clave y punto de partida para que el país pueda regenerarse. Ni siquiera ha suprimido las costosas e inútiles televisiones públicas y ha preferido esquilmar a los ciudadanos con impuestos claramente abusivos e injustos.

Tiene razón Sostres cuando pide a Rajoy que se presente la próxima vez bajo las siglas del PSOE. Así engañará a menos gente cuando gobierne.

Rajoy debe meditar y rectificar si no quiere descubrir pronto, por el horizonte, cómo se acerca a España, tras su fracaso, un gobierno de técnicos despolitizados, semejante al que encabeza en Italia Monti. Para muchos españoles demócratas y decentes, un gobierno de ese tipo no sería un retroceso en democracia, como dicen los partidos políticos, sino un respiro, dado que nuestros gobiernos democráticos han domostrado estar plagados de cobardía, tolerancia hacia la corrupción, arbitrariedad, despotismo y una insoportable tendencia a mantener los privilegios inmerecidos de la casta y de esquilmar a los ciudadanos. ¡Que hagan un referendum y pregunten a los ciudadanos si prefieren un gobierno de técnicos, impuesto desde Europa, o un gobierno de cobardes e ineptos, elegido por esos partidos políticos españoles fracasados que son los que elaboran las listas electorales?.

¿Acaso cree Rajoy que España va a salir de la crisis sólo ahorrando y practicando recortes y subidas de impuestos? Para salir de la crisis se requiere un esfuerzo casi sobrehumano que la sociedad actual no está dispuesta a realizar mientras esté liderada por impresentables y mientras lo injusto y lo sucio sigan presidiendo la vida cotidiana de España. Hasta que los delincuentes no estén tras las rejas, hasta que ser político en España no incluya asumir riesgos y el deber de servir a los ciudadanos, hasta que las comunidades autónomas y sus sátrapas no sean domesticados y sometidos al interés general, hasta que el Estado no recupere, por lo menos en parte, las decenas de miles de millones de euros robados por los políticos, hasta que los ciudadanos no sientan que están gobernados por líderes democráticos y decentes, este país no dejará de ser un cadáver y no resucitará.

¡Zapatero debe ser castigado!

Voto en Blanco

España, todo lo que nos une. Juntos somos más y mejores que separados
ABC plantea este domingo a sus lectores el apasionante reto de reflexionar acerca de esta gran aventura que es España
bieito rubido ABC  8 Abril 2012

España vive un momento de extraordinaria dificultad. Parece que el conjunto de los ciudadanos no se percata de las verdaderas dimensiones de la crisis o que sencillamente se evita abrir los ojos: comprobar a nuestro alrededor que la realidad supera en mucho a la simulación que los propios medios de comunicación reflejamos. O no sabemos contar bien la situación, o incluso haya a quien no le compense hacerlo. De todo habrá. Pero es hora de hablar claro. La situación económica de nuestro país, indiscutible herencia de los últimos años, alcanza el nivel de extrema gravedad. Se une a esto el desquiciado desafío de los nacionalismos periféricos de Cataluña y el País Vasco. Y, entre todos, se dibuja un cuadro que nos devuelve a otro 98, a aquella gran depresión colectiva en la que se sumió España a finales del XIX.

Es tarea imprescindible contribuir a subrayar y alimentar cuanto nos acerca y nos hace semejantes. Y pongámoslo en valor sin complejos. Sin temor al sectarismo. Sin achatarnos frente a quienes desde la minoría se hacen grandes con nuestro silencio. Porque pocas ideas mas progresistas hay hoy en día en España. Se trata de un acto de compromiso por una regeneración profunda de la sociedad española, sin la cual nos asomaremos al abismo al que aboca en esta hora frágil la cobardía de no reconocer que nuestra Patria está amenazada. Otra vez. En España, la Historia se repite. Quizá porque no se aprende. Son muchos los que la ignoran, incluso desde sus puestos de máxima responsabilidad. También los hay que la falsifican.

Para no caer, con variantes, en los errores de la Historia nuestra, convengamos en la necesidad de alimentar esa mayoría de razones que nos unen. Lo que podría ser un consejo se convierte en necesidad en el contexto crítico que vivimos. Por eso, sorprende la frivolidad que una parte de la derecha sociológica está exhibiendo para descalificar la profunda tarea reformista que Mariano Rajoy ha puesto en marcha en tiempo récord desde que gobierna. Como no deja de ser bochornoso el desparpajo impúdico con que la izquierda rechaza las medidas orientadas a restañar todas las heridas que ha dejado su tiempo al frente del país. Unos y otros deberían saber que la alternativa a todo esto puede llamarse intervención económica. Y suena ciertamente mal: supondría empobrecer de por vida a una o dos generaciones de españoles. O bien abandonar el euro, que se traduciría en regresar al siglo XIX. A esto conduce la insensatez y el optimismo suicida. Tal vez se le deba exigir al actual Gobierno de España que acelere los cambios y ponga más empeño en su necesaria actividad reformadora, al mismo tiempo que debe proyectar esa imagen de país solvente a aquellos foros internacionales donde se cuestiona nuestra posición y seriedad.

La musa del escarmiento
De tiempo atrás, formamos los españoles una sociedad poco comprometida. Débil. Al primer contratiempo o catarro, nos lanzamos a protestar en lugar de articular soluciones. A pedir auxilio al todopoderoso Estado en vez de aprovechar las oportunidades que conlleva toda adversidad. En ese ambiente, prolifera la demagogia como hongos en otoño. Un lenguaje que domina con soltura una izquierda irresponsable incluso con su propio ideario histórico, dedicada más a la proclama que a la acción a favor del bien común. Somos una ciudadanía endeble. La bonanza ficticia de los últimos años nos ha debilitado y hoy no estamos educados para convertir las dificultades en retos y en superación personal y colectiva.

En una intervención en Barcelona, en julio de 1938, Azaña pedía «sacar la lección de la adversidad, y de la musa del escarmiento, el mayor bien posible». Hagamos nuestra aquella arenga y miremos hacia todo aquello que nos ayuda a ser un país de ciudadanos libres, todos iguales ante la ley, al margen de extracciones sociales u orígenes territoriales. Es lamentable, decepcionante, que la izquierda española haya renunciado a ello y se haya convertido en la mayor cómplice de quienes amenazan la cohesión de este país. Como resulta desazonador que la derecha crea que todo se puede resolver sin sacrificios ni esfuerzos. A la realidad no se la engaña.

Frente a los desafíos secesionistas, señalemos el común denominador, la unidad que perfectamente puede convivir con el rico mestizaje del discurrir de lo siglos. Contribuyamos a reforzar los datos y los hechos que nos asemejan a todos. Por sentido de la doble pertenencia y por sentido común, por la libertad, por el futuro, por consejo del más elemental pragmatismo. No volvamos a caer en la desgracia e incompetencia de negar a España la condición de enorme país que le corresponde, incluso cuando se siente más amenazada por las circunstancias y más vulnerable a los espasmos de los mercados. España conforma un continente en pequeño. Encierra un universo diminuto dotado de todo aquello que caracteriza al Universo: la unidad en la diversidad. Lo Uno en lo vario. Tanto en la cultura como en la naturaleza, la diversidad es factor de riqueza, estabilidad y equilibrio. Una diversidad no destructiva ni exclusiva. Enumerar aquí las potencialidades de una España moderna excedería los límites de estas páginas

De nuevo, ABC plantea a sus lectores el apasionante reto de reflexionar acerca de esta gran aventura que es España, cuya biografía nace en Altamira, hace tantos miles de años, y se acerca a un nuevo tiempo instalada en la perplejidad de la velocidad de los cambios y las mutaciones de la sociedad moderna. Queremos y nos honra que ABC siga siendo el refugio de la reflexión, del pensamiento, de la sensatez y la mesura, de la ciencia y la cultura, de la reafirmación de los valores consustanciales a la dignidad del hombre, de la defensa de lo que es y significa España, y de la consolidación y puesta en valor de lo que nos une. Que es muchísimo más que lo que nos separa. Y la única fuerza capaz de superar a la mayor adversidad. Lo demuestra la Historia.

El tesoro común del español
Nos une un español rico en diversidades, en usos peculiares y lleno de matices evocadores
josé manuel blecua ABC  8 Abril 2012

Aprendemos en edad escolar que la lengua es vehículo de comunicación y también vínculo de unión entre los miembros de una comunidad. En el caso de nuestra lengua razones diacrónicas hacen que términos históricos como nación española correspondan a un amplio dominio en su territorio y en sus características lingüísticas. Hasta los movimientos independentistas americanos de inicios del siglo XIX, el concepto nación española corresponde a territorios europeos, americanos y filipinos unidos por la lengua. Anuncia la Constitución de 1812 : «La nación española es la reunión de los españoles de ambos hemisferios». Como es natural, un fondo común sistemático continúa siendo el fuerte vínculo entre todos los hispanohablantes, independientemente de que unos, los más, seseen, y otros, los menos, pronunciemos la zeta. En los últimos años se ha extendido el concepto, general a todas las lenguas, de que no existen variedades del español que sean mejores que otras, sino que un cuidadoso uso de la lengua, digno de ser imitado, puede hallarse en un hablante de un estado mexicano, en un costeño colombiano o de una muchacha vecina de Lima. La Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) sigue estos principios a la hora de establecer los criterios que rigen la elaboración de sus trabajos gramaticales o lexicográficos.

Hace casi veinte años en un coloquio en Buenos Aires, la profesora argentina Ana María Barrenechea me reprochaba: «Eso que dices aquí del voseo, no te atreves a decirlo en Madrid». Como homenaje a tan sabia maestra no sólo me atrevo a decirlo, sino que también me atrevo a escribirlo: el uso del vos en el español de Buenos Aires es una característica del español que nos une, aunque no sea un uso habitual en el español de Zaragoza. Nos une un español rico en diversidades, en usos peculiares y lleno de matices evocadores.

Esta lengua que nos une vive en contacto con otras lenguas en América y en España; ese contacto ha producido todo tipo fenómenos lingüísticos que se producen en estas relaciones. Vivir en el estado de Oaxaca o en la ciudad de La Antigua supone estar rodeado de una realidad plurilingüe hermosa, aunque existan problemas de normalización y de enseñanza. Afortunadamente en España ya no existen problemas de normalización, aunque tengamos todos que acostumbrarnos a considerar que las lenguas unen a los hablantes de una comunidad y que el respeto y la consideración a todos es el único camino para lograr una convivencia armónica.

JOSÉ MANUEL BLECUA ES DIRECTOR DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA

Sin unidad, no hay prosperidad
«Cualquier escisión de una sola autonomía sería un daño definitivo para ella y para todas las demás»
juan velarde fuertes ABC 8 Abril 2012

En la Constitución de Cádiz también acertaron cuando decidieron suprimir las aduanas interiores. Aquellos economistas que las asesoraban, como Álvaro Flórez Estrada y Canga Argüelles, decidieron que uno de sus artículos debería plantear la unidad económica interior de España. Las aduanas deberían quedar relegadas a los puertos y a las fronteras. Era natural. Un mercado necesita ser grande para ser eficaz en lo económico. Su ruptura supone siempre la decadencia.

Cada vez que estallaba una gran unidad económica, por ejemplo la del imperio austrohúngaro, como señala Hetz, todas y cada una de sus partes retrocedieron económicamente. ¿Y cuál fue la base, en cambio, de la opulencia alemana? La puesta en marcha de la Zollverein, la unión aduanera que anticipa, con su opulencia evidente, a la unión alemana que hoy existe, y que ha superado desde entonces situaciones dramáticas como dos colosales derrotas y, cuya culminación presente ha sido la entrada de los Länder de la llamada República Democrática Alemana, la oriental, en el conjunto germano tras la caída del muro de Berlín.

La base de tal opulencia ahora en los Estados Unidos radicó, cabalmente, en que Lincoln se negaba al separatismo económico de los Estados del sur. Es de recordar que Samuelson, al contemplar cómo se disponía, empobrecida a enfrentarse Europa, en 1947, a la Guerra Fría, declaró: «¡Naturalmente! ustedes, por el pequeño tamaño de sus mercados, tienen continuamente presente el dilema de ¡cañones o mantequilla!, mientras que nosotros, en los Estados Unidos, al tener un mercado grande podemos decir ¡cañones y la vaca entera!». Precisamente eso es lo que en el interior de cada una de las naciones se plantea.
Ampliación de mercados

Fue Allyn Young quien, al contemplar definitivamente una realidad iniciada intelectualmente por Pigou en 1912 en su «Wealth and Welfare», en 1928 publicó un célebre artículo en «The Economic Journal» donde, al estudiar los rendimientos crecientes y el progreso económico, consagró para siempre las ventajas que se derivan de una ampliación de los mercados, estos que son dañados cada vez que surgen aduanas interiores.

Por eso, al contemplar la realidad de España, en enero de 1935, en un famoso artículo aparecido en la revista alemana «Weltwirischaftliches Archiv», cómo señaló que, si el mercado es pequeño, «los costes industriales son altos; porque es pequeño, no queda maquinismo ni racionalización; porque es pequeño, las industrias han de nacer con protección y desarrollarse aumentando esa protección; porque es pequeño, la industria perfeccionada no puede tener arraigo, porque es pequeño, la industria trabaja en condiciones de crédito malas».

Fortaleza económica
«Un mercado necesita ser grande para ser eficaz. Su ruptura supone siempre la decadencia»
Así es como se puede originar, con toda amplitud, un mercado cada vez más ramplón, ese que tiene límites escasos. En «The Negro Problem» lo explicó muy bien el premio Nobel de Economía Myrdal, cuando planteó la posible generación de lo que llamaba «causación acumulativa negativa» esto es, una mala situación económica que alarmaba por sí misma, por empeorar continuamente y, empeoraba, lo hacía hasta convertirse en más deprimida aún, y así, sucesivamente. Esto es lo que asimismo se llama, sin índole de todo su entorno teológico, el «efecto Mateo», porque en este evangelio se lee: «Al que tuviere, le será dado, pero al que no tuviere, aún ese poco que tiene le resultará quitado».
Los viajantes

Dentro de España, y basándose en la no existencia de barreras arancelarias, florecieron instituciones muy popularmente conocidas, como la de los viajantes, y su complemento: una red bancaria que permitía, sin dudas de ningún tipo, descontar una letra de cambio en una tienda de Extremadura o de Asturias en favor de un industrial catalán.

Exactamente cuando se perdió, en 1898, buena parte del mercado de Cuba y Puerto Rico fue la opinión pública catalana la que clamó por una garantía de que tenía que ser suyo, sin traba alguna, el mercado peninsular. Santiago Rusiñol, en «L'auca del senyor Esteve», acertó como nadie a exponer ese deseo catalán.

Lo que se dice para Cataluña, ansiosa por mantener la seguridad del mercado español sin trabas de ningún tipo, puede decirse de todas y cada una de las regiones nacionales, ahora políticamente convertidas en autonomías. Cualquier escisión de una sola sería un daño definitivo económico para ella y, por supuesto, para todas las demás. No compensaría, ni de lejos, cualquier intento neoforalista, que como nos ha mostrado Cánovas del Castillo, fue un intento para liquidar definitivamente la III Guerra Carlista. Es hora, para España, y desde luego en lo económico, de que demos paso a aquellos párrafos de Valle-Inclán en «Tirano Banderas»: «Liguémonos a un fin único de fraternidad, limpias las almas del egoísmo que engendra el tuyo y el mío».

JUAN VELARDE FUERTES. PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS DE ECONOMÍA

España, realidad indiscutible
Editorial ABC 8 Abril 2012

DESDE el punto de vista histórico, político, social y cultural, España es una realidad indiscutible, por mucho que los nacionalistas periféricos pretendan negar la evidencia. La Nación española es una de las más antiguas de Europa. En efecto, a partir del origen en Altamira, tanto la Hispania romana y el Reino visigodo como el largo proceso medieval de la Reconquista reflejan una voluntad unitaria que alcanza su plenitud al llegar la Edad Moderna. Los españoles en conjunto somos protagonistas de una historia común, a la altura de cualquier otro país, sin perjuicio —como todos los demás— de sus defectos y servidumbres. Por eso mismo, la falsa idea de España como fracaso no se tiene en pie, más allá del dogmatismo, la ignorancia y los intereses particularistas. Muy al contrario, podemos sentirnos muy orgullosos y así lo reflejan las opiniones que hoy recoge ABC. Plenamente integrada en Europa y en el mundo, España es una gran potencia cultural y deportiva. A pesar de la crisis, hay empresas punteras de ámbito multinacional y una muy notable calidad de vida. Dadas las circunstancias, los egoísmos localistas y las políticas identitarias no pueden prevalecer sobre el interés general.

Por si hacen falta más pruebas, el español es una lengua de dimensión universal y constituye un auténtico tesoro sociocultural. Los hábitos y costumbres son muy semejantes en todas las regiones, al margen de tópicos a veces imaginarios. La fe y las tradiciones religiosas recorren toda la geografía española, con lógicos matices entre unos y otros lugares. Aunque algunos hacen lo posible por poner trabas, la unidad de mercado refuerza la economía en su conjunto y es notorio que ninguna comunidad autónoma podría mantenerse por sí misma en los niveles actuales. Los medios de comunicación de ámbito nacional configuran una opinión pública que se preocupa de los mismos temas y habla de los mismos personajes. Por supuesto, la Liga de fútbol y los éxitos de nuestros grandes campeones son seguidos con la misma atención en todas partes. En fin, España es una realidad viva y palpitante que tiene en la Corona el símbolo de su unidad, porque Don Juan Carlos ha sabido ser el Rey de todos los españoles.

Vivimos un momento de grave crisis económica, pero también moral, agravada por el desafío explícito a la unidad de España. La situación es comparable al 98, y exige que los mejores hagan oír su voz de forma expresa. Por eso ABC se ofrece como lugar para la reflexión y la sensatez frente a tanta frivolidad y tanta malevolencia. Aunque reconoce un generoso ámbito de autonomía para las nacionalidades y regiones, la Constitución de 1978 es obra de la Nación española en uso de su soberanía. De ella emanan todos los poderes del Estado, incluidos —por supuesto— aquellos que ostentan los que niegan la existencia de la nación. En efecto, España no es solo un Estado, ni un producto artificial derivado de la yuxtaposición de otros poderes originarios: es una gran nación que ha recorrido un largo trecho histórico y tiene muchos siglos por delante, porque refleja un proyecto sugestivo de vida en común, según la célebre expresión orteguiana. La democracia se traduce en unas Cámaras que representan bien al pueblo español en su conjunto (Congreso de los Diputados) y a las entidades territoriales (Senado). Pero, más allá de las formas jurídicas y políticas, España es una feliz realidad porque vive con toda naturalidad en el corazón de muchos millones de personas. Así, la inmensa mayoría social está orgullosa de nuestros soldados, que demuestran en las misiones exteriores una capacidad equiparable a los principales ejércitos del mundo. Lo mismo ocurre con nuestros profesionales de múltiples disciplinas, sean científicas o humanísticas. Es lamentable que los españoles tengamos que perder tanto tiempo en discutir sobre lo evidente. Pero, por mucho que moleste a unos pocos, la realidad de España —enriquecida, sin duda, por la pluralidad— se impone sobre un localismo trasnochado.

¿Por qué no aprecia la gente a los políticos?
Roberto L. Blanco Valdés La Voz  8 Abril 2012

Los barómetros del CIS muestran sin desmayo lo que sabe todo el mundo: que los políticos gozan en España de escaso aprecio popular. En el último, realizado el mes pasado, un 18 % de los entrevistados señalan a la clase política y los partidos como uno de los tres principales problemas nacionales, solo superado por el paro (84 %) y la economía (49 %) y a notable distancia de la corrupción (12 %), la educación (10 %) y la sanidad (9 %). Ese 18 % adquiere, sin embargo, su auténtico valor al ver que únicamente el 2 % incluyen entre nuestros tres principales problemas a la justicia o las pensiones; y al constatar que los políticos son para el 6 % de los españoles el primer problema del país, tras los que consideran que lo es el paro (65 %) y la economía (16 %).

Admitido que la desconfianza en los políticos no es una peculiaridad de España, pues la cosa corre en Europa por caminos similares, tampoco nos deben doler prendas en reconocer que a los políticos les toca una tarea poco grata: administrar el conflicto político y social, lo que no ayuda desde luego a que mejore su imagen a los ojos de los destinatarios de su acción.

Pero, ni la realidad del mal de muchos ni la disculpa de la naturaleza de una actividad endemoniada pueden servir de excusa para no poner de relieve que hay dos factores que, entre otros, contribuyen al creciente desapego social hacia una profesión cuyo prestigio es manifiestamente mejorable.

El primer factor es objetivo: la globalización de la economía ha dado lugar a una uniformidad de la política que ha reducido de forma sustancial el margen de maniobra de los partidos de gobierno. De este modo, el PSOE y el PP, forzados por la UE a la aplicación de programas económicos decididos fuera de España en gran medida, acentúan sus diferencias en temas que provocan gran conflicto social (el aborto o la ley de la memoria), ante la imposibilidad de distinguirse de verdad en su gestión de la economía. Solo cuando uno ve lo que proponen los partidos antisistema (por ejemplo IU para apoyar al PSOE en Andalucía) queda claro hasta qué punto los dos grandes partidos no pueden salirse del camino marcado por la UE.

El segundo factor, ahora de naturaleza subjetiva, tiene que ver con los múltiples juegos de ventaja que practican unos políticos que, aislados en su mundo, llegan a creer que los demás no los perciben: el juego de decir o hacer cuando están en el Gobierno lo contrario de lo que hacían o decían cuando estaban en la oposición; el juego de no reconocer jamás al adversario un solo acierto; el juego (en materia de corrupción, por ejemplo) de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio: o, en fin, el juego de afirmar constantemente que solo persiguen los intereses generales y demostrar con constancia similar que están sobre todo a sus intereses de partido.

El PP no hizo nada para ayudar Zapatero a sacar a España de la crisis, esperando que esta le diera la victoria electoral. Los socialistas denunciaron esa forma de actuar pero practican ahora una calcada, confiando en que la crisis dure cuatro años más y los devuelva al Gobierno en el que han estado 23 de los 33 de nuestra moderna democracia. ¿Quién, viendo tales comportamientos, va a apreciar a los políticos?

Los primeros cien días del Gobierno y de la oposición
JOSÉ ANTONIO PORTERO MOLINA La Opinión  8 Abril 2012

JOSÉ ANTONIO PORTERO MOLINA ES CATEDRÁTICO DE DERECHO CONSTITUCIONAL DE LA UNIVERSIDAD DE A CORUÑA . n sus primeros cien días el Gobierno del PP suma dos fracasos electorales, una huelga general y manifestaciones importantes; sus severos presupuestos reciben críticas generalizadas, soporta humillantes visitas de inspectores de la UE y, en fin, suben el paro y la prima de riesgo. Convergencia exacerba el discurso nacionalista y su apoyo al PP pende de un hilo. El PNV sigue poco fiable y reservón e IU, remedando a Churchill, afirma que nunca tantos en tan poco tiempo hicieron tanto daño. UPyD contra tirios y troyanos no sabe cómo gestionar su responsabilidad en Asturias, demostrando así lo superfluo de su presencia. Hay más, pero con lo dicho queda claro que Rajoy, tras sus primeros cien días y pese a su mayoría absoluta, sus once gobiernos autonómicos y miles de ayuntamientos, tiene un panorama complicado, lo cual no es bueno para nadie.

Pese a fracasos electorales, huelgas, presiones y críticas, en la UE mantiene o gana crédito y aquí lo tenemos, guste o no, firme y serio, empezando a gobernar. La dureza de los presupuestos no sorprende y responde, ¿habrá que recordarlo cada día? a una situación económica muy crítica, a la alegría de antes y a muchos deberes sin hacer. Por ejemplo, leo que en Burgos el fraude fiscal quintuplica la inversión estatal. Son los presupuestos de quien ganó las elecciones. La amnistía fiscal es una mancha, claro, y nadie en sus cabales la aprobaría en el orden de la teoría y los principios, pero la realidad es sucia. La Agencia Tributaria no puede con todos los delincuentes y a veces hay que taparse las narices. Su fracaso o su éxito dependerá de los resultados porque, dígase lo que se diga, en política algunos fines justifican algunos medios ¿O no? En resumen, tras los primeros cien días de los casi mil quinientos que dura la legislatura parece exagerado que la oposición le niegue el pan y la sal al Gobierno. La sociedad es más paciente y entiende mejor las cosas. Mejor así que empezar a pedradas.

¿ Y el PSOE ? Aun perdiendo, gobernará Andalucía con seiscientos cincuenta mil votos menos, asociada su imagen a la corrupción y con IU de socio radical. Contra Moncloa y la UE, el PSOE poco puede ofrecer a los andaluces. Animó la huelga y las manifestaciones, pide la devolución de los presupuestos por hacer algo y acusa a Rajoy de plegarse ante Merkel. Cree que todo vale para que CiU deje al PP en la estacada. Denuncia la catástrofe exigiendo soluciones imposibles y alienta la indignación social para desgastar a Rajoy, pero sólo con eso no desaparecerán sus divisiones internas ni progresará su imprescindible renovación de ideas, comportamientos y dirigentes. Los votantes que le abandonaron el 20 N siguen esperando, porque no basta con las descalificaciones globales que prodiga Rubalcaba ni con las frases pretendidamente agudas de Soraya Rodríguez o Elena Valenciano ni, por supuesto, con fiarlo todo a que Hollande gane en Francia. Esos votantes esperan del PSOE una oposición leal y constructiva al Gobierno del Estado, sencillamente porque lo necesitamos para no hundirnos. Los cien días del PP han sido duros y polémicos, los del PSOE, de pena.

S.O.S del PSOE
Antonio Martin Beaumont www.elsemanaldigital.com   8 Abril 2012

El PSOE atraviesa un momento muy difícil, también desde el punto de vista económico. No sólo por contabilizar una deuda cercana a los 23 millones de euros, resultado de las derrotas electorales, sino por tener que asumir el recorte en sus subvenciones del Estado. La rebaja en la financiación decretada por el Gobierno de Mariano Rajoy coloca en una situación todavía más compleja a los socialistas, que corren el riesgo de quedar ahogados financieramente. Así lo reconocen en la sede de Ferraz.

Marcelino Iglesias, amenaza con afectar a la plantilla, además de a las actividades de sus dirigentes, que empiezan a verse obligados a hacer política en condiciones de dificultad. ¿A todos? No. Le caen chuzos de punta a Jesús Caldera y a su derroche al frente de la Fundación IDEAS. La filtración de los problemas de la "factoría de pensamiento" para asumir incluso las nominas resultó ser un toque de atención al ex ministro. El dardo llevaba una dirección tan obvia, que los despachos socialistas se poblaron de bromas intencionadas.

La actual vicesecretaria general, Elena Valenciano, está recortando al máximo todos los gastos. El problema es que el esfuerzo de contención no soluciona el laberinto presupuestario. El PSOE vive al día. Cada final de mes, día de pago, supone un martirio. Es evidente que las penurias financieras son un serio hándicap para Ferraz. Pero, además, lo que arrastra al equipo de Alfredo Pérez Rubalcaba a un callejón sin salida es probablemente la ausencia de una Oposición equilibrada y coherente. En un momento en el que el debate nacional está centrado en cómo sacar a España de la crisis, el camino socialista de descalificación constante hace que todavía destaquen más su responsabilidades estos años pasados en el Gobierno.

Artículo publicado en el periódico LA GACETA, 6 de abril de 2012.
Sígame en Twitter: @Amartinbeaumont

Se reconoce por primera vez
Un político iraní admite que Irán podría fabricar armas nucleares
Agencias www.gaceta.es  8 Abril 2012

Asegura que las autoridades iraníes tienen los conocimientos y las infraestructuras necesarias para producir una bomba atómica.

Un prominente político iraní ha reconocido por primera ocasión que Teherán tiene la capacidad suficiente como para producir armas nucleares, aunque nunca llegará hasta tal límite.

En un comunicado publicado en la web de noticias del Parlamento iraní, Gholamreza Mesbahi Moghadam ha admitido públicamente que las autoridades iraníes tienen los conocimientos y las infraestructuras necesarias para producir una bomba atómica.

Moghadam, que se ha erigido como uno de los más destacados opositores del Gobierno de Mahmud Ahmadineyad, ha revelado que Irán podría conseguir fácilmente uranio altamente enriquecido, "al 90%", clave para la fabricación de una bomba nuclear. Sin embargo, matiza que el Gobierno iraní ha rechazado seguir adelante.

"Irán tiene la capacidad científica y tecnológica para producir un arma nuclear, pero nunca elegirá dicho camino", remarca Moghadam. Asimismo, ha desmentido que Teherán trate de encubrir tal propósito a través de un programa nuclear con fines civiles, según ha recogido el diario británico 'The Guardian'.

En esta misma línea se ha pronunciado el líder supremo del régimen iraní, el ayatolá Alí Jamenei, así como otros altos mandatarios del Gobierno, quienes han señalado que el programa tiene fines "civiles" y "sanitarios". En concreto, el líder espiritual ha reiterado que las armas nucleares son "inútiles, dañinas y peligrosas".

En cambio, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha adoptado una postura más ambigua.

Si bien, en ocasiones, ha amenazado con atacar con todos los medios posibles a aquellas potencias que pretendan interferir en sus políticas energéticas, Ahmadineyad también ha insistido en que, si Teherán abogara por fabricar armas nucleares, lo haría de forma abierta y sin temor alguno.

Cataluña
“La independencia sería nefasta para Cataluña porque pasaría de ser de las regiones más ricas de España a ser uno de los países más pobres de Europa”
Redacción www.vozbcn.com  8 Abril 2012

María de los Llanos de Luna, delegada del Gobierno en Cataluña, este sábado, en una entrevista en la Cadena Cope:

“[...] Uno de los objetivos que me he propuesto como delegada del Gobierno es dar a conocer a los catalanes que la Delegación del Gobierno trabaja por y para ellos y que es una administración tan catalana como puede ser la autonómica y la local. [...] Tenemos el objetivo de dar la visibilidad a las competencias que tiene el Gobierno de España en Cataluña, que son muchas e importantes para el día a día de los catalanes; contar a los catalanes qué hacemos desde la Delegación por y para ellos.

[...] El Gobierno de España tiene un especial interés por Cataluña porque Cataluña siempre ha sido el motor económico de España y se ha caracterizado por su espíritu emprendedor, y ahora lo que hace falta precisamente son emprendedores e inversiones para que se reactive la economía. Y queremos que Cataluña vuelva a ser un motor económico, porque lo que beneficia a Cataluña, beneficia al resto de España.

[El independentismo] nos preocupa a mí, al PP, y a todo el que tenga un poco de cariño por Cataluña. Parece como si hubiera una moda creciente o se oye más a esta gente, aunque luego la realidad en Cataluña no es así. La preocupación de la mayoría de la gente es encontrar trabajo, sacar adelante a su familia, poder pagar su piso, etc. Esto son cortinas de humo para tener entretenida a la gente.

[...] Convergència se ha quitado la careta y son claramente independentistas, lo que es muy irresponsable y me parece muy grave. Además, esta independencia sería nefasta para Cataluña. Cataluña pasaría de ser de las regiones más ricas de España a ser uno de los países más pobres de Europa. Si hablan con cualquier experto en Derecho Comunitario les dirá que los tratados de la Unión no prevén que una parte de un estado que se secesione siguiera formando parte de la Unión Europea. Es decir, en el hipotético supuesto de que Cataluña se convirtiera en un país independiente de España -y se tendría que preguntar a todo el pueblo español porque la soberanía reside en todo el pueblo español-, Cataluña quedaría automáticamente fuera de la Unión Europea, porque de la Unión Europea forman parte los estados miembros y no las partes que se secesionen. Esta hipotética Cataluña independiente debería solicitar el ingreso en la Unión Europea, y en el mejor de los casos, y que nadie la vetara, está estimado por los expertos en unos cinco años para poder formar parte de la Unión Europea. Esto significaría que cualquier producto catalán tendría aranceles que, según los expertos, supondría un incremento del 40% del precio. Por tanto, hablar de tanta independencia sin explicar claramente el empobrecimiento tan tremendo que supondría para Cataluña, me parece que hace un flaco favor y es defendido por personas que no quieren a Cataluña.

[...] Me llama muchísimo la atención que cumplir la Ley [de Banderas] sea objeto de noticia y que desde determinados poderes públicos se pueda entender que se incumpla la ley. [...] Tal y como dijo la vicepresidenta de la Generalidad, la señora Joana Ortega, las leyes están para cumplirlas. Si no les gusta, hagan las propuestas que crean oportunas en el Congreso para modificar la ley. Pero mientras estén vigentes, las leyes se han de cumplir.

[...] No hay banderas ilegales, hay banderas oficiales y no oficiales. Lo que produce la ilegalidad es la suplantación de una bandera oficial por otra que no lo es. Por ejemplo, el día que en San Pol aquella asociación puso una bandera española, la quitó, y en el mástil de la bandera española puso una estelada. Esa estelada es una bandera no oficial que se convierte en ilegal en el momento que suplanta a la bandera española. Pero ir por la calle con una bandera no oficial… es como si quieren llevar la de la banda de música de su pueblo.

[Las mociones de insumisión fiscal de algunos ayuntamientos] son una declaración de intenciones que no se pueden impugnar porque no hay una materialización. De momento, parece que el contenido es instar a la Generalidad a que establezca un protocolo para hacerse insumiso. [...] Además, en Cataluña hay ventanilla única en cuestiones fiscales, por lo que, quien vaya a la sede de la agencia catalana a presentar sus impuestos, lo hará en una ventanilla única, pero la parte que corresponda al Estado, irá directamente a la agencia estatal. Y los ayuntamientos que materializasen dicho acto, la agencia tributaria seguiría su procedimiento recaudador por la vía ejecutiva. A mí no me consta que ni un solo ayuntamiento haya dejado de ingresar ningún impuesto.

[...] Las cantidades que dice la Generalidad que se le adeuda [desde el Gobierno] son deudas desde el año 2008 y 2009, no es un incumplimiento del Gobierno de Rajoy. Estamos en una situación excepcional en la que todas las admininistraciones nos tenemos que apretar el cinturón, y en el momento en que haya una recuperación económica se saldarán todas aquellas deudas que legalmente correspondan, pero ahora se han hecho unos presupuestos excepcionales para la situación excepcional en la que estamos.

Esa declaración [de Artur Mas sobre una supuesta hacienda propia para Cataluña] me parece irresponsable y poco solidaria. Y tal y como está la situación económica, para poder decir que quieres una caja, esa caja tiene que tener algo. Primero hay que llenar esa caja, y después se verá, porque todos los catalanes queremos la mejor financiación para Cataluña, pero también tenemos que ser solidarios con el resto de España, como es Cataluña solidaria entre las distintas provincias y Barcelona entre los distintos barrios. [...] Primero habría que ver qué se pretende [con la propuesta de pacto fiscal de CiU] y si encaja con el modelo legal. [...] No es una cuestión prioritaria aunque sea la musiquilla constante de ahora”.

Cataluña
Sánchez-Camacho asume el discurso nacionalista y también reclama un pacto fiscal para la Generalidad
El PP de Cataluña presionará al Gobierno para conseguir un nuevo modelo de financiación autonómica “más equilibrado, justo y solidario”.
Redacción www.vozbcn.com 8 Abril 2012

El PP de Cataluña negocia con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, su propia propuesta de pacto fiscal para la Generalidad con el objetivo de conseguir un sistema de financiación “más equilibrado, justo y solidario”, aunque lo condiciona a la recuperación económica.

Así lo ha asegurado la presidenta del partido, Alicia Sánchez-Camacho, en una entrevista publicada este domingo por Europa Press, en la que ha asegurado que ya se ha puesto en contacto con el Ministerio y que pasada la Semana Santa empezará a trabajar en ello.

“Estableceremos unas relaciones de colaboración, de diálogo y negociación para tratar un modelo de financiación y un modelo fiscal justo y equilibrado para Cataluña entre lo que paga y lo que recibe, pero también que garantice la sostenibilidad financiera y la cohesión”, ha señalado.

El PP de Cataluña asume la estrategia de CiU
La dirigente popular -máxima resposable del comité electoral nacional del partido- asume de esta forma la estrategia iniciada por CiU y seguida por el PSC para desprestigiar el actual modelo de financiación autonómica, cuya revisión está prevista para 2013, aunque no es la primera vez que lo hace.

Hace dos semanas, durante un debate televisivo, Sánchez-Camacho abogó por un modelo de Estado autonómico asimétrico y por limitar la solidaridad interterritorial, abriendo la posibilidad a que la Generalidad saliese de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA), lo que, en la práctica, supondría un sistema similar al del País Vasco y Navarra.

Un mes antes, la líder del PP de Cataluña, adoptando el lenguaje de los partidos nacionalistas, señaló que Cataluña tiene “un déficit fiscal muy elevado”, pese a que los datos de los países de nuestro entorno dicen lo contrario. Y en septiembre pasado, Sánchez-Camacho reclamó una “compensación del déficit fiscal” de Cataluña.

“Se ha de estudiar si la solidaridad interterritorial va más allá de lo justo”

El propio ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, durante la campaña para las elecciones generales en las que fue candidato del PP por Barcelona, se mostró favorable a limitar la solidaridad interterritorial y a buscar una “solución técnica” para mejorar el modelo de financiación de la Generalidad en la línea de lo exigido por CiU. Entonces señaló:

“No puede ser que si Cataluña es muy solidaria, baje en el ránking de renta per cápita. Va contra el interés general. Si Cataluña ha de ser gran motor de crecimiento, a España le conviene que esté bien financiada. Se puede estudiar y se ha de estudiar si la solidaridad interterritorial va más allá de lo justo, sabiendo que lo justo es un concepto jurídico indeterminado, pero que, en definitiva, no puede ser ilimitada en el tiempo y ha de tener unos requisitos en lo que se refiere a su cuantía y a sus mecanismos de distribución“.

Los populares también se han posicionado a favor de aumentar el porcentaje de impuestos gestionados directamente por la Generalidad (que ahora se sitúa en el 50% del IVA y del IRPF y en el 58% de los impuestos especiales), aunque son reacios a que la administración autonómica tenga la llave de la caja para recaudar y gestionar todos los impuestos, frente a la postura del PSC, que aboga por compartirla.

El PP de nuestros problemas
Nota del Editor  8 Abril 2012

El ministro del interior, dice que en Cataluña no hay conflicto lingüístico, y que la aparición de uno del los trenes que explotaron en el 11M no tiene importancia.
La delegada del gobierno no dice nada del conflicto lingüístico, según el ministro no existe, y las sentencias judiciales no se cumplen porque la generallidad está por encima de
las leyes, según determina su órgano consultivo.

En fín, puede haber más disparates, y van saliendo poco a poco.

Es español el que no puede ser otra cosa (si quieren que deje de ser español, primero que me devuelvan la pasta).

****************** Sección "bilingüe" ***********************

El guirigay autonómico
Editorial www.gaceta.es  8 Abril 2012

El Gobierno no deberá vacilar ni un segundo en poner a esta clase de irresponsables en su sitio, para no arriesgar seriamente el porvenir de todos.

Era relativamente previsible que, tras la mayoría absoluta del PP, la izquierda se sintiese llamada a utilizar la calle en contra de la legitimidad democrática. El problema radica en que, dadas las condiciones desastrosas de nuestra economía, amargo fruto de la insensata gestión socialista, el margen de maniobra para financiar la deuda en los mercados internacionales se estrecha, y, con ello, se hace cada vez más difícil renovar el crédito y la confianza hacia España, y se incrementa la amenaza de una intervención para evitar la quiebra.

Cualquier español sensato debería comprender que las medidas que ha debido promover el Gobierno son tan amargas como inexcusables y que, con toda probabilidad, deberán ser seguidas, además, por decisiones no menos dolorosas si no se consigue alcanzar pronto una aceptación de los denostados mercados. Salvo que se prefiera la catástrofe al remedio, todos deberíamos apretar los dientes y aguantar los duros ajustes que precisa la situación, pero la irresponsabilidad histórica de la oposición está propiciando que florezcan los síntomas de contestación hacia un Gobierno legitimado tanto por el apoyo político de la mayoría de los españoles como por la implacable lógica que nos impone la obligación ineludible de hacer frente a las deudas contraídas y la imperiosa necesidad de continuar contando con una financiación exterior que nuestra economía es incapaz de evitar.

Que un Consejo Asesor de la Generalitat de Cataluña, uno de esos órganos que habría que suprimir por puro sentido común, se atreva a asegurar la inconstitucionalidad de la reforma laboral; que el órgano de gobierno del PNV se dedique a pronosticar y promover la plena soberanía del País Vasco en un par de años, y que quien es oficialmente el número dos del PSOE se dedique a marcarle las líneas rojas a este Gobierno son tres ejemplos palmarios de irresponsabilidad y falta absoluta de ética política, y muestra mucho mejor que mil análisis las razones por las que los mercados no se sienten inclinados a creer en las posibilidades de este país de salir adelante en las dramáticas circunstancias actuales.

El fantasma de una España ingobernable, de una segunda Grecia mucho más peligrosa para el conjunto de la zona euro por su tamaño, se pasea por bancos y cancillerías de medio mundo mientras unos mequetrefes políticos sin el menor sentido de la responsabilidad ni de la Historia se dedican a poner palos en las ruedas del Gobierno sin darse cuenta de que su fracaso sería el fracaso de todos, un retroceso político y económico sin precedentes en la exitosa carrera histórica que ha supuesto para España la llegada de la democracia. Seguramente se dedican a decir tales bobadas confiando en que, pese a todo, podamos salir de esta situación tan comprometida, porque, desde luego, es posible hacerlo, pero no será precisamente merced a su apoyo.

El Gobierno no deberá vacilar ni un segundo en poner a esta clase de irresponsables en su sitio, para no arriesgar seriamente el porvenir de todos. Estamos seguros de que así será, pero no estaría de más que los ciudadanos de a pie comenzasen a hacer sentir su enfado no contra quien intenta remediar los desastres que otros causaron, sino contra los cínicos y los cobardes que ponen el grito en el cielo porque otros, con algún sentido del deber y la responsabilidad, se aprestan a sofocar el incendio que ellos provocaron.

ETA, sin hoja de ruta
MANUEL CERDÁN www.gaceta.es  8 Abril 2012

Zapatero había llegado a un acuerdo secreto con ETA a espaldas de los partidos y de la sociedad.

No sólo bastaba con las actas levantadas por ETA sobre sus encuentros en Ginebra y Oslo con los emisarios de Zapatero durante 2006 y 2007, las investigaciones periodísticas y el libro ETA: las claves de la paz del secretario de los socialistas vascos Jesús Eguiguren sobre esas negociaciones, sino que ahora la banda terrorista además, nos regala un documento definitivo en el que, por si a alguien le quedaba alguna duda, asesta la puntilla al Gobierno de ZP desvelando los compromisos de La Moncloa. Eso sí, la dirección de ETA se queja de los incumplimientos de Zapatero y Rubalcaba. Y si habla de incumplimientos, es porque previamente habían trazado una hoja de ruta. Lo que algunos denunciábamos: ZP había llegado a un acuerdo secreto con ETA a espaldas del resto de las fuerzas democráticas, el Parlamento y la opinión pública.

Acabamos de conocer el contenido de una misiva que en febrero la cúpula etarra remitió a sus presos para desvelarles el plan que había suscrito con ZP, que incluía beneficios penitenciarios y la legalización de la izquierda abertzale. Según ETA, la organización armada anunció el supuesto abandono de las armas en octubre pasado después de que Zapatero asumiera una serie de medidas que luego incumplió. La carta de ETA deja en claro que Zapatero –actual miembro del Consejo de Estado– y Rubalcaba no dudaron en cruzar la línea roja de la legalidad con el fin de que la banda emitiera su comunicado antes de las elecciones del 20-N y así obtener réditos electoralistas.

ETA se queja de esos incumplimientos pero, al mismo tiempo, reconoce algo que muchos llevamos denunciando desde hace meses: los intereses partidistas de Zapatero no sólo fortalecieron la “posición política” de la banda, sino que además catapultó sus tesis soberanistas: “El independentismo cada vez está más fuerte a modo de opción política y se refleja en las dos últimas elecciones”, se jacta la dirección de la organización terrorista.

Pero eso no es todo, las trapisondas de Zapatero y Rubalcaba con ETA desde mucho antes de que llegaran a La Moncloa, el caso Faisán y el chivatazo, la salida de prisión de Díaz Usabiaga, las fugas de De Juana y Troitiño, la legalización de Bildu y Amaiur, las presiones para que Otegui abandone la cárcel y Sortu sea legalizada por el Tribunal Constitucional y el limbo judicial en el que se halla Josu Ternera, llevan a la cúpula de la banda a decirles a sus presos que “la credibilidad de ETA y de la izquierda abertzale ha aumentado” mientras la del Estado “ha disminuido”. ETA delira cuando afirma que ha crecido su credibilidad –¿acaso puede crecer la verosimilitud de una banda de asesinos que durante 50 años ha utilizado el tiro en la nuca y el coche bomba como única arma de diálogo y entendimiento?–, pero no se equivoca cuando reconoce que durante todo el proceso de encuentros secretos con los emisarios de Zapatero disminuyó la dignidad y fiabilidad del Estado de Derecho. Las concesiones de Zapatero sirvieron, finalmente, para potenciar a una ETA que se hallaba bajo mínimos, acosada por las fuerzas de seguridad. De esa situación de desguace se pasó a una ETA más unida y fortalecida. Basta leer la carta para detectar que la banda ha recuperado el nivel de insolencia de sus mejores momentos.

Al menos, en la misiva se trasluce una visión más realista de su situación actual, alejada de los triunfalismos de los años del zapaterismo. La banda reconoce y asume que el Gobierno del PP va a exigir su desarme y disolución para “no dar pasos”. Esa es la única hoja de ruta que ante sí tienen los terroristas. Habrá que esperar a su estrategia de cara a las próximas elecciones en el País Vasco. Esta vez sin secretismos ni oscurantismos.

La «vía Basauri»
Daniel Portero La Razón  8 Abril 2012

El 29 de marzo se produjeron dos hechos muy significativos. Uno es público y notorio ya que el Tribunal Constitucional confirmó la «doctrina Parot». El otro es muy diferente y parece una compensación.

Ese mismo día se acercó desde la cárcel de Sevilla II hasta la de Basauri (Vizcaya) al etarra Gogorza Otaegi, quien forma parte del núcleo duro de los presos de ETA pero, también, del grupo de los 15 supuestos enfermos que la asociación abertzale Jaiki Hadi reclama sean excarcelados. Algo parecido ocurrió el pasado noviembre con el miembro de ETA Txus Martín quien, además de ser considerado un enfermo psicológico del grupo de los 15, fue también trasladado a la cárcel de Basauri y, en plenas fiestas navideñas, enviado a la cárcel de lujo de Zaballa (Álava). ETA sabe que este Gobierno no quiere negociar, pero confía en pequeños gestos a favor de sus presos. En su ultimo comunicado, la banda abrió por primera vez la puerta a que sus reclusos justificaran, en situaciones de «enfermedad», su traslado al País Vasco, rompiendo así la disciplina de cohesión. Ésta es la estrategia que se inició con el Gobierno de Zapatero y de la que parece que el nuevo Gobierno aún no se ha enterado o no quiere enterarse. Dado que los presos de la cárcel de Nanclares de Oca (Álava) han sido expulsados y repudiados por el Colectivo de Presos de ETA –y sus familias están siendo menospreciadas por el resto de miembros de otras familias de presos etarras–, la estrategia consiste ahora en aplicar la denominada «vía Basauri»: acercar al preso antes a la cárcel de Basauri, alegando algún tipo de enfermedad habitualmente mental, para que posteriormente, pasado poco tiempo, sea trasladado, sin casi publicidad, a la nueva prisión de Vitoria (Zaballa), también estigmatizada por ETA. Lo increíble es que la enfermedad que alega el tal Gogorza Otaegi es trastorno obsesivo compulsivo que, parece ser, le ha creado una fecundación in vitro de su novia en otra cárcel francesa. Me pregunto si su obsesión proviene de conocer si la fecundación lo acredita o no como padre de la futura criatura.

Lo increíble es que el mismo día 30 de marzo un alto responsable de Instituciones Penitenciarias llamara personalmente a la cárcel de Basauri para saber cómo había llegado el terrorista a su nuevo destino. Mucho me temo que Gogorza –que no ha condenado los atentados de ETA ni ha pedido perdón a las víctimas– acabe también (al igual que Txus Martin) en la cárcel de súper lujo de Zaballa que, en su momento, Zapatero había previsto para acercar a los presos de ETA y así poder cumplir con su parte en la negociación. El Gobierno tiene la oportunidad de cortar este acercamiento encubierto que no cumple con la Ley ni con el Estado de Derecho.

La banda terrorista busca fortalecer su entramado para actuar si el «proceso» no avanza. Entre febrero y marzo ha robado y abandonado dos coches en el sur de Francia

NO HA ABIERTO LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN
Jorge Fernández Díaz: "El 11-M es un tema juzgado y sentenciado"
El ministro de Interior da por "juzgado y sentenciado" el 11-M, aunque si aparecen "nuevas pruebas se actuaría en consecuencia y se reabriría"
LIBERTAD DIGITAL   8 Abril 2012

Jorge Fernández Díaz concede una larga entrevista este domingo a El Mundo en la que afirma que el "el 11-M es un tema juzgado y sentenciado", aunque reconoce que "si aparecieran nuevas pruebas se actuaría en consecuencia y se reabriría".

No obstante, de forma sorprendente el ministro de Interior reconoce, a pregunta muy directa de la periodista Esther Esteban, que la aparición de restos de uno de los focos de explosión no ha supuesto la apertura de ninguna investigación en su departamento, es decir, que no lo considera una prueba.

En este sentido, sí que admite que "si aparecen nuevas pruebas habría que reabrir nuevas vías de investigación, de actuación policial o judicial, pero mientras esas pruebas nuevas no existan el proceso está judicialmente cerrado".

Si ETA no se disuelve por las buenas...
El ministro de Interior habla también de ETA en la entrevista, rechazando la ofensiva política que está planteando Batasuna y afirma que el trabajo de su ministerio es "que ETA se disuelva por las buenas o por las malas y que asuman que han sido derrotados".

Cree Fernández Díaz que "en el final de ETA tiene que haber vencedores y vencidos. Los vencedores somos los demócratas y los vencidos, los terroristas". Además, afirma que "sólo cuando ETA deje de existir la dispersión podrá replantearse" y asegura que "sólo se ha acercado a un preso" y porque "su situación clínica lo hacía muy aconsejable".

Por último, el ministro asegura que no sabe nada del paradero de De Juana Chaos o de Josu Ternera: "Cometeríamos un delito si estuviéramos en condiciones de detener a una persona fugada, no la detuviéramos y la pusiéramos en manos de la Justicia".

La divida tortilla del Estado autonómico español.
Europa no cree que Rajoy consiga someter a las autonomías
Así, España es ingobernable
Los pulsos desde Cataluña y Andalucía y la negativa foral a la amnistía fiscal reflejan en el exterior las carencias del modelo autonómico.
Miguel Gil / La Gaceta, Periodista Digital  8 Abril 2012

España y las comunidades autónomas.
La presentación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) "más austeros de la democracia" tampoco ha mitigado las dudas sobre España.

Al contrario, la sobreactuación inmediatamente posterior de algunas comunidades autónomas en forma de pulsos y órdagos al Gobierno y al Estado han vuelto a disparar las alarmas sobre nuestro país, que cierra su particular Semana Santa con la prima de riesgo en cotas de rescate (402 puntos, como en noviembre de 2011).

Así, tras declaraciones más o menos retadoras desde el País Vasco y Navarra sobre la pretendida amnistía fiscal, la gobernabilidad andaluza o hipotéticos conflictos institucionales en Cataluña a cuenta de la reforma laboral, los inversores suman ahora a la aterradora hipoteca de José Luis Rodríguez Zapatero "la desconcertante estructura de la Administración Pública española", tal y como definió este jueves el Financial Times a nuestro modelo autonómico.

Todo, camino de los seis millones de parados y tres días antes del Aberri Eguna que se celebra hoy, durante el que, un año más, el PNV reivindicará "la soberanía plena de la nación vasca", como ya ha adelantado su presidente en Vizcaya, Andoni Ortúzar (además, con el País Vasco en clima preelectoral y la coalición en la que se incardinan los herederos de Batasuna/ETA con posibilidades ciertas de acomodarse en Ajuria Enea).

Por su parte la oposición del PSOE, lejos de alentar unos pactos de Estado propios del milmillonario desfase que legaron, ataca las reformas para paliarlo.

1. Desconfianza autonómica
"El plan presupuestario no refleja la realidad. Montoro aún tiene que poner freno a las 17 comunidades autónomas, que son las responsables del déficit presupuestario del año pasado", proseguía el rotativo británico.

Los analistas dudan de que el ingente calendario reformista de Rajoy -durante sus primeros 100 días de Gobierno reforma financiera, Ley de Estabilidad, Laboral, ajustes, PGE...- sea suficiente para cumplir con el déficit del 5,3% previsto para este año.

Y no por él y su Gabinete, sino por un sistema autonómico hoy imposible para actuar con la rapidez y determinación que se le demanda a España, más allá del gasto que supone por sus duplicidades.

Mucho más cuando las dos principales partidas de gasto (Sanidad y Educación) se encuentran transferidas. Así, las dudas se ciernen sobre la posibilidad de que las comunidades, anegadas por una maraña burocrática en clave de ampliación de competencias en lugar de gestión, pasen del 2,9% de media de déficit al 1,5% que se les exige, vaticinando un 5,7% para España en lugar del 1,3%.

Asimismo, las duplicidades (televisiones públicas, que adeudaban 1.466 millones de euros en 2010, consejos consultivos, defensores del Pueblo, agencias de protección de datos, emulaciones del Consejo General del Poder Judicial en Justicia en ocasiones hasta con sus propios sistemas informáticos, embajadas, universidades y observatorios y entes varios, entre otros, a los que habría que sumar aún más cargos nacidos al calor de las diputaciones) han dejado de ser algo menor o anecdótico para convertirse en otra clave del endeudamiento masivo que Rajoy ya ha anunciado que se propone atajar de inmediato.

2. Pulsos desde Cataluña
Tanto la Generalitat gobernada por CiU como el resto de fuerzas nacionalistas (incluido el principal partido de la oposición, el PSOE en Cataluña, el PSC) han puesto el grito en el cielo ante unos PGE que no incluyen el 18% de inversión en infraestructuras para Cataluña que fija su Estatuto en su disposición adicional tercera ni el pago de los 978 millones de euros de las liquidaciones de 2008 y 2009.

Ahora bien, el Tribunal Constitucional ya sentenció en su día que esta disposición "no vincula al Estado". Con todo, PSC y ERC reclaman directamente que la Generalitat lleve los PGE ante los tribunales y CiU se encomienda al trámite parlamentario -también pendiente de unos populares en Cataluña de los que se valieron para aprobar sus presupuestos-, aunque no lo descarta.

Por si fuera poco, además de reclamar sí o también un Pacto Fiscal que les equipare de hecho a las haciendas forales vascas y navarra, uno de los hijos del Estatuto, el Consejo de Garantías Estatutarias, ha tildado de inconstitucional la reforma laboral (por sus artículos 12 y 14).

3. Sorpresa en Andalucía
Las cotas históricas de poder autonómico y municipal de los populares suplirían buena parte de las carencias de la hipertrofia autonómica, según los analistas, que daban por sentado un mensaje y acción únicos salvo en Canarias, País Vasco y, con matices, en Cataluña y Navarra.

Sin embargo, con las elecciones andaluzas llegó la más amarga de las victorias del PP y la sorpresa, con un PSOE rehén de un pacto a la izquierda con IU.

Además de oponerse a la reducción del déficit, también atacan unos PGE que incumplirían las inversiones en función de la población previstas en su Estatuto (17,6%, cuando se ha previsto un 14,6%).

La Junta en funciones ya amaga con acudir a los tribunales. Desde IU llaman ya a la "rebeldía" contra los PGE dando por sentada su premisa de que lo del déficit no va con ellos.

4. Fueros y amnistía fiscal
A la Comunidad Foral de Navarra y al País Vasco (compuesto por tres diputaciones forales) les ha faltado tiempo para exhibir su rechazo a una de las medidas estrella incluida en los PGE, también de las más controvertidas, como es la denominada amnistía fiscal, sujeta a una tasa del 10% (rechazo también expresado por la Diputación de Álava, en manos del PP).

Así, se ponía de manifiesto de nuevo la más que frágil unidad de mercado que, en el caso vasco, contempla la amenaza de un soberanismo al alza en clima preelectoral.

5. Mecanismos de control
Mariano Rajoy se propone un aggiornamento del modelo autonómico sin explicitarlo, jugando la baza de un mapa de España de color azul (no estaba prevista la amarga victoria andaluza).

Así, la Ley de Estabilidad se antoja clave incluso con la oposición del PSOE (que, pese al pacto que la impulsó, en su trámite parlamentario se descuelga a la contra). Las comunidades que incumplan se enfrentarán a intervención y sanciones, tal y como viene recordando el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro: no valen ni "excusas ni pretextos".

Junto a esta, la propia Constitución y su artículo 155, ya que ni por asomo se antoja hoy viable con la actual deriva del PSOE un gran pacto de Estado -el que cada vez más voces piden- que culmine en una reforma constitucional que delimite claramente las competencias de cada cual.

Lo ha reiterado Rajoy en sede parlamentaria: "No soy ni la opinión pública ni la publicada. Soy sólo el presidente del Gobierno y no tengo intención de hacer tabla rasa del régimen autonómico", respondía al diputado del PNV Josu Erkoreka.

Ahora bien, eso no excluye su "mejora", para la que se prevén tanto una inmediata Ley de Unidad de Mercado, la presentación de un plan de eliminación de duplicidades o el debate de las fusiones municipales.

Basagoiti: Eguiguren 'es una máquina de hacer batasunos'
Agencias www.gaceta.es  8 Abril 2012

Califica de 'aberración' que Eguiguren proponga un Gobierno de concentración integrado por PNV, PSE, PP y Batasuna.

● Eguiguren apuesta por un futuro Gobierno de concentración en el que esté Batasuna

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha considerado "una aberración" que el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, proponga un futuro Gobierno de concentración que esté integrado por PNV, PSE, PP y Batasuna, y ha considerado que "es una máquina de hacer batasunos" con sus planteamientos de ruptura del pacto entre populares y socialistas o la creación de "un consejo político" en el que esté presente la izquierda abertzale, en lugar de la ponencia parlamentaria.

Basagoiti ha manifestado que "los argumentos y reflexiones" de Eguiguren "acaban dando la razón a las posiciones de Otegi y de la llamada izquierda abertzale, y lo hace tanto a la hora de querer convocar unas elecciones anticipadas para la vuelta de Batasuna, si perdiese la mayoría el Ejecutivo de López".

"Se equivoca profundamente en su diagnóstico. La pérdida de votos del Partido Socialista tiene que ver con la posición de algunos dirigentes suyos, como él, displicente absolutamente hacia el ámbito de Batasuna", ha apuntado.

En este sentido, ha señalado que a los socialistas "les iba bien la cosa cuando Batasuna estaba ilegalizada, pero, ahora que no lo está, tiene votantes que directamente votan al original y no a la copia, que es lo que defiende Eguiguren".

"Tiene un análisis equivocado. Parte siempre de la posición de que la izquierda abertzale tiene la razón, es una máquina de hacer batasunos y todos sus planteamientos van hacia la radicalización de la postura del PSE-EE y al acercamiento y dar la razón de aquellos que creen que la solución al país es Bildu o Amaiur", ha indicado.

'Una aberración'
Antonio Basagoiti ha considerado 'una aberración' que el presidente del PSE-EE proponga un futuro Gobierno de concentración entre PNV, PP, PSE-EE y Batasuna. "Eso es imposible porque el Partido Popular defiende un proyecto que es opuesto al que defiende Batasuna", ha destacado.

De esta forma, Jesús Eguiguren "da razones a cierto tipo del electorado para que vote a Batasuna, para legitimarla y para prestigiarla".

"Yo creo que viene a demostrar que hay dirigentes del PSE-EE que no tienen alternativa al proyecto de soberanía, al proyecto de ruptura que representa el mundo de Batasuna, a la que quiere colar en todas las partes, en todas las mesas y en todos los gobiernos", ha destacado.

De esta forma, ha considerado que "la gente les acaba votando". "Se explica que Bildu gobierne en Guipúzcoa y que esté Garitano de diputado general o Izagirre de alcalde gracias a reflexiones como las de Eguiguren", ha concluido.

ETA une sus aparatos «militar» y «logístico» para ganar operatividad
J. M. Zuloaga La Razón  8 Abril 2012

MADRID-El «aparato logístico-militar» de ETA registra un aumento de actividad si se tiene en cuenta el poco tiempo que mantiene en su poder los coches robados, a diferencia de lo que ocurría hace algunos meses, en especial cuando el «proceso» (durante la anterior legislatura), estaba en pleno apogeo.

En la tercera semana de marzo, han aparecido quemados y abandonados dos coches que habían sido robados en febrero de este año, por lo que sólo han estado en poder de la banda un mes. En Rigny sur Arroux, en la Borgoña, fue encontrado el pasado día 21 de marzo, completamente quemado, un Peugeot 308 que había sido sustraído en febrero. Dos días antes, en Chappeuil, en la Dordoña, fue hallado un Citroën C-5 negro que había sido robado el 20 de febrero. En este caso, a los terroristas no les había dado tiempo a destruirlo. Como es habitual, la banda no se deshace de un automóvil si no ha robado otro antes.

Malestar
Expertos antiterroristas que siguen de cerca la actividad de ETA en Francia llaman la atención sobre estos hechos, que coinciden con un creciente malestar en los sectores más radicales y su entramado, por lo que consideran nulo avance del «proceso».

En los últimos tiempos, dada la situación de alto el fuego y supuesto cese armado (que se ha sustituido por el terrorismo callejero de la «kale borroka»), ETA ha reducido sus «aparatos» a dos: el «político» y el «logístico-militar», según las citadas fuentes.

La escasa actividad que la banda desarrolla en estos momentos requiere un organigrama mínimo que le permita, por un lado, la dirección del «proceso» y de lo que ocurre en las cárceles, la emisión de comunicados y entrevistas, y el mantenimiento de las infraestructuras, materiales y humanas, ante la eventualidad de una vuelta a los atentados.

Desde que la banda decidió detener las acciones criminales, en marzo de 2010, procuró que sus movimientos se redujeran al mínimo, con el fin de que el «proceso» que había puesto en marcha a través de mediadores con nacionalistas y socialistas no sufriera contratiempos como consecuencia de «accidentes».

Ese año y el siguiente fueron pródigos en contactos secretos e intercambio de informaciones que, a la postre, culminaron con la legalización de Bildu para que pudiera presentarse a las elecciones municipales; y se iniciara un plan que debía llevar, como primer paso, a los presos a cárceles del País Vasco y Navarra de cara a su liberación en una amnistía progresiva y encubierta.

Un organigrama demasiado amplio, con la consiguiente infraestructura (que hay que mantener mediante alquileres de viviendas), desplazamientos, etcétera, suponía un riesgo (y un gasto) absolutamente innecesarios, según la conclusión a que llegó la «dirección» de la banda.

De esta manera, se decidió mantener el «aparato político» en su totalidad, con Irache Sorzábal y David Pla a la cabeza; unificar los de «logística» y «militar», al frente de los que se encuentra Izaskun Lesaca, que se ocupa de los demás asuntos: robo de coches; mantenimiento de los zulos en los que se esconden armas, explosivos y dinero; labores de aprovisionamiento de materiales; falsificaciones y cursillos de formación de nuevos pistoleros. La detención de tres etarras el pasado mes de enero permitió confirmar que la banda terrorista seguía con su labor de adiestramiento de nuevos miembros, pese a que ya había anunciado el alto el fuego y sus supuestas intenciones de abandonar las actividades armadas.

La «dirección» etarra está formada por entre cinco y siete miembros, aunque, por medidas de seguridad y clandestinidad, funciona un «triunvirato», que se ocupa de la adopción de las decisiones de las que, a través de «enlaces», son informados los otros integrantes.

Las fuentes consultadas subrayan que la reducción del organigrama no se puede interpretar como una muestra de buena voluntad de ETA. Se trata de una decisión táctica, motivada por razones de seguridad y, precisamente, para poder mantener operativo el entramado suficiente que le permita plantear situaciones de amenaza si el «proceso» no avanza.

En cualquier caso, fueron los propios «verificadores» de la «Comisión Internacional», que visitaron recientemente el País Vasco, los que admitieron que ETA sigue activa; sus miembros van armados y trasladan los materiales a lugares seguros (se entiende que para evitar su incautación por las Fuerzas de Seguridad).

LA LUPA
Batasuna reclama su legalización en su «Aberri Eguna»
Aralar y Batasuna, entre otras formaciones, aseguraron ayer durante el día de la Nación Vasca celebrada en la localidad vasco-francesa de Donazaharre «estar preparados para hacer el camino hacia la independencia». Además, pidieron tanto a Madrid como a París «que se muevan», reclamando «una paz verdadera sin vencedores ni vencidos», así como la legalización de partidos y la creación de una mesa de diálogo sin exclusiones. El objetivo para la izquierda abertzale es «ser una nación en Europa».

LAS MILLONARIAS SUBVENCIONES ‘IDEOLÓGICAS’ DE LA GENERALITAT (III)
El chollo de hablar catalán en Valencia: Eliseu Climent recibió casi 12 millones en sólo 5 años
A. Fernández (Barcelona) El Confidencial  8 Abril 2012

Quien tiene un amigo tiene un tesoro. Y el editor valenciano Eliseu Climent debe de tener muchos tesoros, a tenor de los amigos de que disfruta en las instancias del poder. Esos amigos le han servido para embolsarse una lluvia de millones de euros para promocionar el catalán más allá de las estrictas fronteras de Cataluña. Desde el año 2006 a finales del 2009 recibió casi 9 millones de euros de las arcas públicas de la Generalitat catalana, pero eso sólo a través de una de las entidades que controla: la Associació Cultural del País Valencià (ACPV). Porque si se tienen en cuenta otras asociaciones en las que participa y que maneja a su antojo, la cifra se dispara hasta más de 11 millones en sólo un lustro.

El Gobierno catalán ha sido tradicionalmente generoso con este editor. Para empezar, incluso le pagó el emblemático edificio El Siglo, en la capital del Turia, para que lo hiciese sede de su conglomerado de organizaciones dedicadas a promocionar todo lo catalán. El expresidente Pasqual Maragall fue quien empezó a concederle ayudas para comprar: poco antes de dejar su cargo, a finales del 2006, le entregó una primera partida de 535.319 euros a través de ACPV y de la Institució Cívica i del Pensament Joan Fuster. Poco después, el Gobierno volvió a hacerle un donativo de 1.278.310 euros. Y, finalmente, en el segundo trimestre del 2008, recibió otros 3.220.732 euros. En total, pues, más de 5 millones de euros para la compra del edificio.

Un buen pellizco, sin duda, aunque las ayudas públicas recibidas son mucho más cuantiosas: su nombre apareció en los docuemntos intervenidos en el Ayuntamiento de Santa Coloma con motivo de la Operación Pretoria y el juez Baltasar Garzón ordenó entonces un informe sobre las ayudas recibidas por Climent. A raíz de esta orden, la Guardia Civil se puso manos a la obra y acabó descubriendo que Climent y su esposa, Rosa Raga, están vinculados a 17 organizaciones que han recibido más de 15 millones de euros de las arcas públicas catalanas entre el 2002 y el 2009.

Una intrincada red de organizaciones
La mayoría de estas organizaciones son fundaciones y asociaciones en teoría sin ánimo de lucro. Sin embargo, se investiga el segundo escalón de esta intrincada red: la facturación a esas fundaciones por parte de empresas mercantiles participadas y controladas por el matrimonio.

ACPV, evidentemente, se lleva la parte del león. Periódicamente, recibe cientos de miles de euros como subvención de la Generalitat catalana para “promover la lengua y la cultura catalanas” en Valencia. Cada partida destinada a los gastos de funcionamiento de ACPV se sitúa alrededor de 500.000 euros.

Climent también controla el semanario El Temps, cuya editora, Edicions del País Valencià, ha sido mimada por la Generalitat catalana, que niega ayudas a prensa local en catalán crítica pero que abre el grifo cuando se trata de premiar al editor valenciano: desde el 2006 al 2010, el semanario recibió más de 2,2 millones de euros en ayudas públicas, que si se suman a los de ACPV, sobrepasan los 11 millones de euros en tan sólo un lustro.

El Temps, sin embargo, no sólo ha recibido fondos públicos a través de su editora, ya que el Ejecutivo catalán ha llegado a insuflarle 150.000 euros para “su funcionamiento, sus coleccionables y sus suplementos” a través de la Xarxa d’Entitats Cíviques i Culturals dels Països Catalans al mismo tiempo que le daba 430.000 euros para el fomento de la lengua y la cultura catalanas a través de la editora. Incluso la consejería de Interior llegó a concederle a ACPV 100.000 euros para la ”edición de los fascículos Guerra, Franquismo y Transición”.

El mantenimiento de El Temps le ha resultado extremadamente fácil a Climent. Primero, porque desde varias consejerías se le extendieron contratos para la suscripción de ejemplares: la de Educación recibía anualmente 610 revistas por las que pagaba más de 76.000 euros. Y Gobernación cotizaba más de 143.000 euros por 987 suscripciones. Además, la consejería de Universidades le dio 90.000 euros en el año 2006 para crear uana sección de Ciencia y Tecnlogía. En el 2008, el departamento de Innovación, Universidades y Empresa le dio otros 65.000 euros para financiar esta sección, mientras que Educación aportó 75.000 euros para los "gastos de producción del suplemento Tiempo de Historia" y casi 26.000 euros por el "aumento de gastos de la sección de Historia y Sociedad". El semanario también ha venido recibiendo periódicas subvenciones (que sobrepasan los 200.000 euros) para la digitalización de su fondo editorial y gráfico y para la realización de suplementos especiales, como una “edición de fascículos para dar a conocer los lugares históricos de Cataluña relacionados con Jaume I”, por los que recibió 40.000 euros.

Eliseu Climent también controla otras organizaciones, como la Fundación àusias March o el Instituto Internacional de Estudios Borgianos. Y, a través de la ACPV, gestiona los casales Jaume I, que se encuentran diseminados tanto en la Franja que separa Cataluña de Aragón como en el sur de Francia. La principal misión de estos casales es difundir la historia, la cultura y la lengua catalana, que se han convertido, de este modo, en un rico filón del que sólo unos cuantos avispados sacan provecho.



Recortes de Prensa   Página Inicial