AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 25 Abril 2012

Contra la insumisión, intervención.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 25 Abril 2012

Aquí cada reino de taifas o autonomías se cree en derecho de actuar de modo unilateral e insumiso respecto a la legislación que emana del Gobierno de España. Los dirigentes de esas Autonomías olvidan un concepto esencial, el que esas autonomías son una delegación de la soberanía del pueblo español representado en el Congreso de los Diputados y en el Senado. Esa delegación, de acuerdo con la Constitución, está supeditada a su anulación o intervención en caso de que no se respete la jerarquía legislativa, cuando la autonómica entre en conflicto con la que se promulga desde el Congreso.

Las competencias autonómicas pueden ser suspendidas o eliminadas y retomadas por el Estado. Y eso es lo que va a suceder si a algún Parlamento Autonómico se le ocurre la idea de ir contra los intereses generales de España al no aplicar las medidas anti crisis que el Gobierno ha propuesto y que el Congreso ha aprobado. Por un lado, Andalucía, Cataluña y ahora Galicia manifiestan que no van a cumplir total o parcialmente con las nuevas restricciones sobre Educación y Sanidad, según ellos porque es una injerencia en sus competencias legislativas. Un error conceptual evidente y que tendrá consecuencias políticas y económicas sobre ellas.

Las leyes están para cumplirlas y el Gobierno de España tiene el deber de hacer que se cumplan. Ello incluye el que no existan islas de insumisión en ningún territorio de España y en sancionar, como previene la Constitución, a aquellos que desafíen al Estado de Derecho y pongan en peligro el proceso de cumplimiento de España con el déficit pactado con la UE. La insumisión no solo tiene un carácter político sino en este caso penal, al negarse de modo consciente a cumplir la Ley. Es por tanto lícito que en ese caso el Gobierno proceda a suspender las competencias transferidas en los aspectos en los que no se quiera aplicar.

Hemos sido testigos de que el Ministro de Hacienda, Sr. Montoro, ha devuelto los Presupuestos de las CCAA en un 90% por no ajustarse al requisito del déficit exigido. Y aquí cabe solo una interpretación. Cada grupo dirigente autonómico está lanzando un órdago al Gobierno del PP, con independencia de que sea o no del PP, PSOE o nacionalista como CiU. Un pulso que solo puede traer más desconfianza a los mercados sobre la firmeza del Gobierno a la hora de imponer sus medidas anti crisis. Esta es una situación intolerable y que debe ser cortada de raíz.

El Gobierno tiene ante sí una difícil papeleta pero no le debe temblar la mano en hacerse respetar, porque su legitimidad está en la mayoría absoluta que el pasado 20N le dieron los españoles para que aplicase las políticas necesarias para sacar a España del pozo al que le llevó el anterior Gobierno del PSOE de Zapatero, Salgado, Rubalcaba y demás corresponsables de las mentiras mantenidas hasta el traspaso del poder sobre la situación real de la economía de España. Hay un plazo límite para que las CCAA presenten unos presupuestos que cumplan y que serán verificados y controlados periódicamente por el Estado. Si persisten en mantener su desafío, la amenaza de intervención será una dura realidad, no deseada pero inevitable.

Es la hora de hacer ver a esta casta política apegada a sus egoístas y populistas directrices que el Gobierno de España es el que tiene el apoyo de los ciudadanos y que está dispuesto a que nadie ponga palos en las ruedas, ni ponga en peligro por razones partidistas o intereses regionales el futuro de España. No lo debemos consentir.

La duda está en las autonomías
El Editorial La Razón 25 Abril 2012

Si de algo no cabe dudar es de la voluntad del presidente Rajoy de cumplir el objetivo de déficit acordado en Bruselas: el 5,3% para este año y el 3% en 2013. Ayer lo reiteró por enésima vez Montoro, al informar de que se había cumplido en el primer trimestre. Pero lograr esta meta, sobre la que están fijos los ojos de los mercados y de las instituciones europeas, no es responsabilidad exclusiva del Gobierno de la nación. También, y mucho, depende de las comunidades autónomas. Exactamente, las autonomías tienen de límite el 1,5% del déficit total, lo que quiere decir que sus cuentas han de ajustarse al milímetro y no cometer el mismo error que en 2011.

En este asunto, Montoro y otros dirigentes populares han avisado de que no se tolerará ninguna relajación ni excepción. Más aún, aquella comunidad cuyas cuentas no cuadren será intervenida. Incluida Cataluña, cuyos gobernantes nacionalistas parecen remisos a aceptar las reglas comunes. Las primeras noticias que llegan no parecen muy alentadoras. Según publicamos hoy, el 90% de las cuentas autonómicas recibidas no cumplen con el déficit, así que el ministro de Hacienda las echará abajo en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se celebrará antes del 15 de mayo. De no corregirse, las incumplidoras tienen dos opciones: ajustarlas por sí mismas o dejar las riendas en manos del Gobierno central. La intervención forzada no sería inmediata, sino a través de varios pasos graduales, que culminarían en un plazo máximo de seis meses.

Bruselas confía en que Rajoy cumpla, pero no tanto en las autonomías. Y urge despejar a toda costa esas dudas. Por lo demás, los ciudadanos tienen derecho a que el debate parlamentario más importante del año, el de los Presupuestos, no sea un pedestre rifirrafe político más, sino una discusión seria y exhaustiva sobre el uso y destino de sus impuestos. Si, además, lo que está en juego es un mayor esfuerzo fiscal y un recorte en las prestaciones sociales, los partidos políticos están doblemente obligados a no frivolizar ni a especular a ras de suelo, sino a elevar el punto de mira y anteponer el interés de todos al interés de parte.

Por desgracia, el arranque del debate ha confirmado los peores presagios y frente a las cuentas presentadas por Montoro han asomado el navajeo partidista, la demagogia populista y la mezquindad autonomista. En vez de argumentos fundados, descalificación de trazo grueso; en vez de contrapropuestas, catarata de adjetivos a cada cual más disparatado. Nadie diría que España se enfrenta al momento económico más crítico de los últimos 30 años; nadie podría adivinar, por el tono de los discursos, que nuestra economía está rozando la quiebra. La intervención de Rubalcaba, tan agresiva como estéril, ha sido el consumado ejercicio de cinismo de quien tras haber causado el incendio ataca a los bomberos por el consumo de agua.

Juicio a la herencia ZP
Javier López www.elsemanaldigital.com  25 Abril 2012

Comprendo que a muchos ciudadanos les pueda causar cansancio el término "herencia recibida". El español, tan agobiado como se encuentra hoy, con angustias vitales insoslayables, con el bolsillo bien apretado, necesita soluciones pronto.

Ahora bien, la losa dejada por el último gobierno socialista es tan pesada que es complicado sustraerse al juicio de la herencia recibida. Herencia con falsedades últimas que agravaron la situación. Así lo demuestra la confirmación de la cifra final de déficit dejada por el Gobierno de Zapatero. La herencia es tremenda, y todavía no ha respondido nadie por ella.

En Islandia un tribunal especial ha juzgado al exprimer ministro Geir H. Haarder por su supuesta actuación negligente en la quiebra bancaria de 2008. 2008: Este es el año clave y embrionario para entender todo lo que nos está pasando. Es el año en el que Rodriguez Zapatero negaba la crisis y hablaba de una "leve desaceleración" que no pondría en cuestión en ningún momento nuestro salto a la Champions League de la economía mundial. Poco antes se atrevió a manifestar que adelantaríamos a Francia en renta per cápita.

Eran los prolegómenos de una segunda legislatura y había que mentir como bellacos para conseguir volver a ganar las elecciones. Una mayoría de los españoles fue muy crédula. La crisis, que ya existía, fue reconocida oficialmente tras el cierre del as urnas. Se nos mintió. ¿No merece un juicio la inmoral dilapidación de dinero público realizada por el gobierno ZP antes de tener que aplicar el famosos tijeretazo de mayo de 2010?. Si hoy estamos en el trance en el que nos encontramos, si estamos a merced de lo que dicten los mercados, es porque nuestra quiebra nos hace extremadamente vulnerables.

Nuestra soberanía nacional está en juego por la irresponsabilidad de los gobiernos del "cheque bebé" y el Plan E. Es Islandia lo tienen muy claro: juicio al expresidente por negligencia, es decir, por: abandono, dejadez, descuido, informalidad. En Islandia recibieron una herencia envenenada y ha sido la propia ciudadanía la que ha pedido cuentas, comenzando por los que más están sufriendo la crisis, los sectores menos pudientes.

Aquí no, aquí los sindicatos mayoritarios hacen una huelga general al gobierno que gestiona la ruina, y los que la causaron se ponen al frente de la pancarta confiando en que los españoles volverán pronto sus ojos a ellos. Miren si no lo que ha ocurrido en Andalucía. Sí, comprendo el cansancio que puede producir el término "herencia recibida, pero seguro que es mucho más importante para nuestras supervivencia como nación resolver y dilucidar que se hizo mal, lo que se dilapidó con irresponsabilidad, lo que se dejo de hacer por obcecación…que estar revisando, por ejemplo, las memorias históricas con las que Rodriguez Zapatero entretenía al personal mientras España iba al precipicio.

En la Universidad Tomás Moro
Mario Conde: 'No se puede salir de esta crisis sin un proyecto claro de nación'
P. L. C. www.gaceta.es 25 Abril 2012

Hizo esta declaración en una conferencia del ciclo “Personaje del Mes”.

"Para levantar un país, hace falta un proyecto de nación clara, un horizonte definido y una dirección firme". Con estas palabras respondía ayer el ex financiero y abogado gallego Mario Conde al ser preguntado acerca de si consideraba suficientes las medidas que estaba tomando el ejecutivo de Rajoy para salir de la situación financiera en la que se encuentra España.

Mario Conde hizo esta declaración en una conferencia del ciclo “Personaje del Mes”, que la Universidad Tomás Moro, adscrita a la Fundación Intereconomía, ofrece con la participación de destacadas figuras del ámbito político y cultural de España.

En lo referente a las raíces del problema económico español, Mario Conde hizo alusión al "fracaso del modo financiero de entender la economía de mercado, ya que los bancos han abandonado la misión para la que fueron creados". Enumeró también otro de los agravantes de esta crisis que, a su juicio, fue la "pérdida de soberanía monetaria" que vino asociada a la entrada del euro.

Para el abogado, existen dos cuestiones fundamentales a tener en cuenta para que España se recupere: "No se puede crear un proyecto de nación cuando algunas partes de España se cuestionan si pertenecen a este estado". En este sentido Conde recordó que "el haber cedido algo tan importante como las competencias en educación es parte importante para entender lo que nos está pasando". El gallego reconoció sentir una "terrible envidia" de países como Alemania en los que existen ya tres centros de pensamiento que trabajan sobre cuál es el modelo educativo en el que deben formar a los jóvenes de ahora.

Conde finalizó su intervención recordando que parte de las raices de la crisis hay que buscarlas en la arquitectura moral de muchos individuos -en alusión a la fiebre especulativa- y que, "sino recuperamos el sentido de humanidad con las raíces cristianas, no conseguiremos nada".

En manos del enemigo
Félix de Azúa (via www.vozbcn.com) www.jotdown.es  25 Abril 2012

Con frecuencia oigo decir que es inmoral condenar a todos los políticos por el mal comportamiento de unos pocos. Aunque quienes lo dicen suelen ser políticos, podríamos aceptarlo, pero sería más convincente si los políticos que aún no se han corrompido denunciaran a sus colegas corruptos. No suele suceder, o al menos yo no conozco un solo caso.

En Andalucía un tipo ha estado gastando el dinero del contribuyente en dosis de cocaína capaces de matar un hipopótamo, pero ninguno de sus colegas se había percatado. Iba repartiendo dinero a puñados entre los amigos del partido, pero ningún socialista andaluz lo había advertido. Los subsidios de desempleo iban a parar a sus colegas y ningún responsable lo había señalado. Sin embargo el delincuente, un alto cargo de la Junta, dice que todo el mundo lo sabía.

En Valencia una trama corrupta llega por fin hasta los juzgados, pero sin consecuencias entre los políticos profesionales del partido incriminado. Ni uno solo ha pedido excusas o ha censurado a sus compañeros rufianes. En Las Baleares hay un partido, el de una mujer llamada Munar, que se inscribió en el registro con el propósito explícito de delinquir y en efecto se convirtió en el partido del latrocinio abierto y conocido por toda la sociedad política balear. Ni un solo político dijo nada. Tampoco los de la oposición.

En fin, la impresión es que la totalidad de la sociedad política está corrompida, sea de facto o por su silencio, a la manera de los nacionalistas vascos, cómplices de los crímenes de ETA por su colaboración pasiva.

Una sociedad totalmente corrupta es muy difícil de combatir. No hace muchas semanas escribí que las tramas de corrupción actuales son tan opacas y técnicas que sólo un novelista puede dar cuenta de ellas. Así sucede en Cataluña, donde una corrupción general está perfectamente controlada por las cien familias. ¿Podría con ellas un novelista?

Confieso que me equivocaba porque ha sido un periodista el que ha escrito un reportaje demoledor sobre las tramas de corrupción catalanas, las cuales incluyen a nacionalistas, socialistas, separatistas e incluso al PP. Sólo se salvan los de Ciutadans. El periodista es Manuel Trallero y el libro se titula Música celestial (Debate). La trama delictiva viene descrita a partir del llamado “caso Palau”, es decir, el latrocinio a que se dedicaban Félix Millet y sus secuaces desde la sede del Palau de la Música Catalana. Nadie conoce a ciencia cierta las cifras finales, pero parece que ya vamos por los trescientos millones de euros.

Lo asombroso es que en la minuciosa descripción del sistema y de las corrupciones concretas, expuesto por Trallero con gran detalle, aparecen todos los nombres de la sociedad barcelonesa acomodada, los ricos, los poderosos, sus abogados, sus banqueros, no falta ni uno. La colaboración de políticos, empresarios, leguleyos, inspectores de hacienda, medios de comunicación, jueces, en fin, de la elite catalana, para desvalijar a los contribuyentes es apabullante.

No es un libro para leer por diversión, es un tremendo volumen de quinientas páginas en donde se detalla cada operación, quién cobró y cuánto, cómo se escondía, quién urdía la mentira, cómo se disimulaba, cómo aparecía en los diarios “serios” y en las televisiones nacionalistas. Los lectores barceloneses conocerán a cada uno de los personajes implicados, los cuales van desde columnistas de diario hasta banqueros del catalanismo y grandes familias soberanistas, pero los lectores forasteros apenas si les sonarán un par de personajes. No importa. Lo relevante del libro es que expone con precisión la complicidad de toda la sociedad acomodada y la necesidad de que los partidos políticos garanticen la impunidad de estos truhanes. Parece que no tengan mejor función. Es, en verdad, terrorífico.

Ahora bien, no vaya a creerse que es un trabajo para descubrir tan sólo la ciénaga que oculta el llamado “oasis catalán” y la inmensa corrupción que se envuelve en la bandera catalana (eso todos lo sabíamos), es más bien un trabajo para entender cómo funciona la corrupción generalizada en Cataluña, en Valencia, en Andalucía, en Baleares, en España entera, porque los métodos son los mismos, se imitan los unos a los otros y sólo cambian los nombres.

Así que, en efecto, seguramente hay políticos honrados, pero tampoco me fío de ellos si no se deciden a defender la democracia. Porque lo abyecto de la corrupción es que destruye cualquier intento de hacernos creer que vivimos en un país democrático. La partitocracia no es democracia, como bien lo han sufrido los italianos hasta que ha llegado un tecnócrata europeo para sustituir a los delincuentes. ¿Cuándo nos enviarán uno a nosotros?

Observatorio de la Nación. 26 de abril de 2012
Fundación Denaes  25 Abril 2012

Estimados amigos:
La actual crisis económica que arrastra España, ha llevado al Gobierno del Partido Popular a emprender una serie de profundas reformas en la Administración del Estado.

Son medidas encaminadas, por una parte, a la reducción del gasto público para lograr alcanzar el criterio de déficit pactado con la Unión Europea y, por otra parte, a tratar de simplificar un Estado laberíntico en el que las Administraciones se solapan en la prestación de los servicios, muchas veces en competición por acaparar mayores competencias. Esto último parece haber convertido a España en un cadáver del que se disputan sus trozos los depredadores sin empacho alguno.

En plena cascada de reformas, y cuando muchos han llegado a comprender la devastadora situación de nuestro país, se ha abierto más aún en la sociedad el debate sobre la viabilidad del actual Estado de las Autonomías. Un debate en el que nosotros, la Fundación DENAES, hemos hecho especial hincapié desde nuestra constitución, advirtiendo de los peligros que podría acarrear el alocado camino de las reformas estatutarias y la descomposición de la Nación española en diecisiete mini-estados, que a su vez se subdividen en otras tantas Administraciones imposibles de mantener. Sin embargo, la clase política pocas veces había manifestado -a excepción de en pequeños debates o tertulias a puerta cerrada, o en confesiones resignadas- su preocupación por la situación que atravesaba la Nación española en relación a esto. Hasta ahora. Recientemente, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha apostado por devolver al Estado las competencias en materia de Educación, Sanidad y Justicia, y a los Ayuntamientos las de Transportes y Servicios Sociales, lo que conllevaría vaciar casi de competencias a las Autonomías y, por consiguiente, un ahorro cercano a los 48.000 millones de euros para éstas.

Asimismo, Esperanza Aguirre ha pedido también que se “haga una revisión en profundidad del Estado de las Autonomías porque probablemente no ha servido para lo que se creó: integrar a los partidos políticos nacionalistas catalanes y del País Vasco”. Quienes han mantenido un discurso en esta línea en los últimos años, y que ahora han potenciado debido al debate social y a la crisis económica, ha sido UPyD, que apuestan por "la reformulación del Estado de las autonomías como una condición ineludible para lograr la modernización del país y la salida de la crisis, porque España está en grave riesgo". Así, han mantenido que es necesaria una “refundación del Estado autonómico porque España es inviable tal como el Estado Autonómico ha evolucionado".

 Además, han apostado por "revisar la distribución de competencias, ya que Educación y Sanidad deberían ser competencias del Estado para garantizar más igualdad ciudadana". En este sentido, y firmes en nuestras reivindicaciones desde la creación de la Fundación DENAES, nos felicitamos porque cada día sean más los que se percatan de la importancia que tiene un debate como el que hoy analizamos y cuyo rumor ya es perfectamente perceptible en la sociedad, y ahora también en determinados políticos comprometidos con la unidad y el futuro de la Nación española. Ahora, como siempre pero quizás más que nunca, se hacen necesarias las siguientes preguntas para el debate: ¿Cuál puede ser el camino a tomar de cara a la profunda reformulación del Estado de las Autonomías? ¿Es el momento, en plena crisis económica, de dar el primer paso hacia una reforma de la Constitución en este sentido? ¿Estaría dispuesta una inmensa mayoría de la sociedad a cambiar el actual modelo territorial? ¿Sería posible un pacto PP-PSOE en esta materia?

Más información en observatorio@denaes.es

Rosa Díez: 'El Gobierno está dispuesto a hacer cualquier cosa por no tocar a las CCAA'
La portavoz de UPyD dice que la defensa de Montoro es "aún peor" que sus Presupuestos
Europa Press www.lavozlibre.com 25 Abril 2012

Madrid.- La portavoz parlamentaria de UPyD, Rosa Díez, ha criticado este martes el proyecto de presupuestos generales del Estado (PGE) para 2012 afirmando que, tras oír su defensa por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Pleno del Congreso, le queda "claro que el Gobierno está dispuesto a hacer cualquier cosa para no tocar a las comunidades autónomas" a pesar de reconocer que la culpa la tiene ese nivel de la administración.

"El mismo ministro ha señalado el grueso del ajuste (de déficit público) no depende de estos presupuestos, sino de las comunidades autónomas, con lo cual son absolutamente inútiles para cumplir el objetivo que, a criterio del Gobierno, hay que cumplir", ha dicho la diputada, tachando de "sorprendente y lamentable" que "el Gobierno está dispuesto a hacer cualquier cosa para no tocar a las comunidades autónomas, incluso a tocar a las familias y a las empresas".

Además, se ha preguntado "qué haría la UE si un estado miembro hiciera, en términos de incumplimientos y de endeudamiento, algunas cosas que hacen algunas comunidades autónomas y algún ayuntamiento". "¿Darles más dinero? No; justo lo contrario de lo que hace el Gobierno de España: tocar lo que haga falta, reducir y restringir lo que haga falta", ha asegurado.

PRESUPUESTOS INÚTILES
Así, para la formación magenta los presupuestos son "restrictivos, que es cosa bien distinta de austeros; y desequilibrados e injustos, además de inútiles para resolver el principal problema que, según el Gobierno, está en el cumplimiento del déficit".

"Son unos presupuestos malos para España, pero su defensa es aún peor que los propios presupuestos. La forma en la que el ministro los ha defendido acredita en sí misma la enmienda a la totalidad (presentada por UPyD) porque cuando uno tiene una idea clara y un proyecto de país y lo manifiesta con unos presupuestos, tiene que tomarse siquiera el trabajo de defenderlos", ha criticado Díez.

Y es que, a su juicio, Montoro se ha limitado a "hablar mal de quien le precedió, a decir lo mal que están las cosas, lo gravísima que es la situación" y, sin embargo, "no ha dedicado ni apenas diez minutos a explicar en qué están basadas (las cuentas), cuál es el horizonte, el rumbo o el diagnóstico del país más allá de los adjetivos sobre las dificultades, y por qué se pide a los ciudadanos que sigan esta senda".

España
ETA mantiene «una estructura larvada en la clandestinidad», según Interior
«Sabemos que tienen armas cortas y material para explosivos; si no se disuelven, es por algo», afirma Fernández Díaz
CRUZ MORCILLO / MADRID ABC 25 Abril 2012

«Sabemos que ETA mantiene una estructura larvada en la clandestinidad. Han dicho que dejan de actuar, pero lo normal es que dejen de existir y se disuelvan. Si no se disuelven es por algo y para algo». Son palabras del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz en los pasillos del Congreso donde se le ha preguntado por el informe sobre la banda terrorista elaborado por Europol.

El ministro ha asegurado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad saben cuántos son y cómo están y ha aseverado que la banda aunque no puede actuar como organización terrorista en estos momentos, porque no tiene capacidad para ello, sí cuenta con armas, armas cortas fundamentalmente -«sabemos las que tienen»-, así como material para construir explosivos. «En 2009 y 2010 fueron haciendo acopio de recursos materiales y dinero en previsión de lo que iba a venir», ha aseverado el máximo responsable de Interior.

El ministro ha criticado que la «izquierda abertzale» no exija a ETA su disolución porque tiene capacidad para hacerlo, según ha expresado, y se presente ahora como la abanderada de la paz cuando ni siquiera ha condenado la actuación de la banda ni le ha pedido que se disuelva. En el debate ha introducido a los presos de ETA, que a su juicio tienen como principal enemigo a la propia banda terrorista.

Fernández Díaz ha revelado un dato desconocido: el mismo día en media Policía francesa se movilizó para capturar al terrorista islamista Merab, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad españoles iban a llevar a cabo una operación contra ETA en suelo francés. El operativo se abortó, según ha explicado. El ministro no ha aportado más datos sobre quiénes eran los objetivos de la operación.

Cataluña
“La situación en Cataluña es mucho más dramática que en el País Vasco”
El historiador García de Cortázar advierte de la presión nacionalista en los ámbitos políticos y culturales en Cataluña. “El aire de Madrid hace más libre que el aire de San Sebastián, Bilbao o Barcelona”.
Redacción www.vozbcn.com  25 Abril 2012

“La situación en Cataluña es mucho más dramática que en el País Vasco”. Son palabras del historiador Fernando García de Cortázar, analizando la situación política actual y la de los nacionalismos en España. El catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto las ha pronunciado, este martes, en el acto de conmemoración del bicentenario de la Constitución de Cádiz de 1812 organizado por Impulso Ciudadano.

El exitoso García de Cortázar -sus libros de divulgación de la historia son siempre de los más vendidos- ha recordado que en el País Vasco, los que no son nacionalistas, nunca han estado desamparados del Gobierno, los medios de comunicación y los centros de cultura, a diferencia de Cataluña: “En el País Vasco son los nacionalistas los que están en la clandestinidad en la universidad, por ejemplo”. Eso sí, ha defendido que “el aire de Madrid hace más libre que el aire de San Sebastián, Bilbao o Barcelona”.

Como muestra un botón. “Me sorprende que Salvador Giner esté en lo de la independencia de Cataluña, cuando he visto su españolidad en las embajadas de España“, ha señalado el académico correspondiente de la Real Academia de la Historia García de Cortázar, que ha coincidido en muchos actos institucionales con el presidente del Instituto de Estudios Catalanes. Giner forma parte de parte del circuito acomodado formando parte de comisiones para fomentar el nacionalismo.

“Amor a la nación de ciudadanos”
El director de la Fundación Dos de Mayo Nación y Libertad ha defendido que los historiadores se mojen “con el presente” porque, ha considerado, se manipula la historia desde la política. Uno de los ejemplos que ha detallado es el de la Constitución de 1812. Un acontecimiento que, ha recordado, estuvo liderado también por importantes catalanes.

En este sentido, García de Cortázar ha animado a que se celebre la que fue la primera constitución de España, una de las más avanzadas de la época: “Hay que celebrarla… por muchas dificultades que hubo, por muy utópica que fue“. Finalmente, el historiador ha explicado que “en la época de 1812 se pedía que se amara a España, y ahora hay que reivindicar el amor a la nación de ciudadanos”.

El acto ha estado presentado por el presidente de Impulso Ciudadano y ex diputado autonómico, José Domingo, y ha contado con la participación del también académico correspondiente de la Real Academia de la Historia y catedrático de Historia Moderna en la Universidad Autónoma de Barcelona, Ricardo García Cárcel.

“Cualquier académico [de la RAE] que venga de un territorio bilingüe aporta otra lengua y, por lo tanto, aporta riqueza”
Redacción www.vozbcn.com 25 Abril 2012

Carme Riera, novelista, catedrática de Literatura Española de la Universidad Autónoma de Barcelona y académica de la Real Academia Española, en una entrevista para TV3, este miércoles:

“Estoy muy contenta [de haber sido elegida miembro de la RAE]. Pienso que es un puente magnífico entre dos lenguas, dos culturas, y esto siempre me hace ilusión porque creo que los puentes se han de poner, se han de cruzar y no dinamitar y dejar ir. [...] Cualquier académico o académica que venga de un territorio bilingüe aporta otra lengua y, por lo tanto, aporta riqueza. En este sentido, piensa que ahora es un momento en el que los académicos están abiertos a las mujeres y a las riquezas. [...] Cada vez hablamos peor, también en castellano. Es muy curioso… si usted oye a hablar a una persona que viene de Colombia… chapó. Menudo castellano más bueno que hablan, con precisión sin faltas sintácticas. A mí me encanta. [...] La gente del Estado español no habla bien el castellano. Nos hemos acostumbrado a hablar mal, [...] por las prisas y por las nuevas tecnologías. [...] Creo que el catalán está mal. Tenemos los días contados. Tenemos una presión tal por los grandes idiomas, los idiomas mayoritarios, no solo por el castellano, sino por el inglés, que, realmente, las lenguas pequeñas necesitarían mucho más cuidado, mucha más posibilidad… no digo que las lenguas pequeñas tengan que estar subvencionadas, esto sería una animalada, pero sí el interés por enseñar desde el inicio literatura. [...] Una de las maneras de que las lenguas no se pierdan es cuando tienen detrás un grueso de cultura importante. [...] Clases de literatura, no tanto de lengua, clases de literatura pueden ser muy interesantes para desvelar el interés y hacerte leer. [...] Soy muy buena lectora porque en mi casa me prohibieron leer, porque me encantaba tanto que estaba todo el tiempo leyendo”.

Cataluña
La Generalidad deja fuera de un plan millonario para incentivar el comercio a empresas que no rotulen en catalán
El Ejecutivo autonómico aprueba repartir doce millones de euros entre empresas de los sectores del comercio, los servicios, la artesanía y la moda, pero veta a las que solo utilicen el español en sus comunicaciones. El Tribunal Constitucional dictaminó que este tipo de discriminaciones es ilegal.
Alejandro Tercero www.vozbcn.com 25 Abril 2012

La Generalidad continúa discriminando de forma sistemática e impune a los ciudadanos y empresas que optan por utilizar el castellano en Cataluña, contraviniendo de esta forma lo establecido por los tribunales.

Como ya es costumbre, el Gobierno autonómico mantiene el veto a las empresas y entidades que quieran optar a recibir subvenciones si no utilizan, al menos, el catalán en todas sus comunicaciones internas y externas. En los últimos meses, esta marginación ha alcanzado todos los ámbitos imaginables, desde las consultorías para empresas culturales, a la gestión ambiental, pasando por los proyectos de cooperación al desarrollo, los festivales musicales, los profesionales del mundo creativo y artístico, la integración laboral de personas con discapacidad, e, incluso, la lucha contra la pobreza, entre otros.

Doce millones para incentivar el comercio, los servicios, la artesanía y la moda
Este martes, el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC) ha publicado ‘las bases que deben regir la concesión de incentivos en el ámbito del comercio, de los servicios, la artesanía y la moda del Consorcio de Comercio, Artesanía y Moda de Cataluña para el año 2012′.

El Ejecutivo autonómico, a través de la Consejería de Empresa y Ocupación, repartirá un total de doce millones de euros, que pueden ser ampliados en el caso de recibir transferencias para este programa por parte del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en base a un convenio firmado.

Todos los rótulos y documentos de ofertas, al menos, en catalán
Entre las condiciones exigidas a los que quieran optar a las subvenciones, se les obliga a ‘cumplir los requisitos establecidos en los artículos 32.1, 32.3 y 36.4 de la Ley de Política Lingüística’. Estos artículos obligan a las empresas a que ‘la señalización y los carteles de información general de carácter fijo y los documentos de oferta de servicios para las personas usuarias y consumidoras de los establecimientos abiertos al público deben estar redactados, al menos, en catalán’.

La normativa citada también establece que ‘los rótulos e informaciones de carácter fijo y que contengan texto que han de constar en el interior de los centros laborales dirigidos a las personas que trabajen en los mismos deben figurar, al menos, en catalán’.

El TC dictaminó que es ilegal obligar a las empresas a usar una lengua
Sin embargo, esta normativa que la Generalidad impone para poder acceder a las ayudas quedó derogada por la sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional, sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña, que en su fundamento jurídico 22 dictaminó lo siguiente:

‘El deber de disponibilidad lingüística de las entidades privadas, empresas o establecimientos abiertos al público no puede significar la imposición a éstas, a su titular o a su personal de obligaciones individuales de uso de cualquiera de las dos lenguas oficiales de modo general, inmediato y directo en las relaciones privadas, toda vez que el derecho a ser atendido en cualquiera de dichas lenguas sólo puede ser exigible en las relaciones entre los poderes públicos y los ciudadanos’.

De igual forma, la sentencia determinó que es ilegal dar un trato preferente al catalán sobre el español, tal y como ocurre a la hora de conceder estas subvenciones. En concreto, el fundamento jurídico 14 decretó lo siguente:

‘La definición del catalán como lengua propia de Cataluña no puede justificar la imposición estatutaria del uso preferente de aquella lengua, en detrimento del castellano, también lengua oficial en la Comunidad Autónoma, por las Administraciones Públicas y los medios de comunicación públicos de Cataluña’.

A pesar de la claridad de la doctrina del Alto Tribunal, el Ejecutivo autonómico sigue defendiendo que este tipo de discriminación es legal. “Tenemos el convencimiento de que lo que hacemos está dentro del marco de la ley y de la interpretación de lo que dice la propia sentencia del Tribunal Constitucional”, señaló el portavoz de la Generalidad, Francesc Homs (CiU), el pasado 27 de marzo preguntado al respecto por LA VOZ DE BARCELONA. Nadie ha impugnado ante los tribunales, todavía, estas órdenes autonómicas.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Una Cataluña sin Constitución
Francisco Caja www.vozbcn.com 25 Abril 2012

Nos dicen, para justificar que nos priven desde la infancia de nuestra libertad lingüística: “Per un país de tots, una escola en català“. Entiéndase bien, exclusivamente en catalán. O sea, que para que el país sea de todos hay que excluir de la escuela, proscribirla, la lengua propia de más de la mitad de los ciudadanos catalanes y la lengua común de todos ellos y del resto de españoles.

El modelo lingüístico escolar que ha derivado el nacionalismo de ese trágala político de la escuela para todos a partir de la exclusión de la lengua propia de la mayoría de ciudadanos de Cataluña, la inmersión lingüística, es a todas luces incompatible con la democracia. Y es fácil, muy fácil, comprender por qué, nosotros, los demócratas que nos sentimos ciudadanos, que somos ciudadanos y que queremos seguir siéndolo, luchemos contra ese trágala de la inmersión lingüística y a favor de una escuela bilingüe.

Le llaman sistema de inmersión lingüística, pero basta detenerse un momento para advertir el carácter fraudulento hasta en el nombre. Si el sistema de inmersión es un sistema para aprender una segunda lengua, en el sistema de inmersión lingüística que ellos han impuesto en las escuelas de Cataluña no todos los niños son inmersionados. Sólo lo son los que no tiene como lengua el catalán. Los niños catalanohablantes no son inmersionados, reciben la enseñanza en su lengua materna.

¿No éramos todos iguales? ¿Qué se ha hecho del principio de igualdad? ¿Por qué sólo los catalanohablantes tienen derecho a la enseñanza en lengua materna? ¿Por qué sólo los niños castellanohablantes para recibir la enseñanza a la que tiene derecho tienen que cambiar de lengua?

Esta es la primera lección (política) que reciben los escolares en Cataluña. Que unos tienen derechos, los otros no… por razón de lengua y de origen. Toda una lección de igualdad política. Nadie puede ser discriminado por razón de lengua dice, expresamente, el artículo 14 de nuestra Constitución, la Constitución de todos. Para los nacionalistas, muy democráticamente eso sí, dicen que la Constitución no va con ellos, porque es la Constitución española, y nos imponen la escuela de la desigualdad, una escuela inconstitucional para que los niños aprendan a ser “catalanes de verdad”.

Las escuelas catalanas no son escuelas, son correccionales lingüísticos. Las han convertido en correccionales lingüísticos para extirpar, mediante un rito de iniciación (el bautismo por inmersión) en los escolares un mal nefando: el hablar la lengua común de todos los españoles, porque la primera obligación para ser catalanes de verdad es dejar de ser español. Todo por la expulsión del castellano como lengua vehicular en las escuelas de Cataluña. Porque, para ellos, la expulsión del castellano en las escuelas es una cuestión de vida o muerte, como la expulsión del demonio del espíritu de los posesos.

El modelo lingüístico que ha impuesto el nacionalismo en las escuelas de Cataluña, por tanto, no es de inmersión, es de exclusión: el centro del modelo es la exclusión del castellano. El nacionalismo catalán ha inventado un modelo exclusivo, único en el mundo, el de exclusión lingüística. Un modelo que se basa en la exclusión de la lengua materna mayoritaria de los escolares que, además, es la lengua común de todos los españoles, por razones exclusivamente políticas. Para grabar en la conciencia de sus súbditos desde la Educación Infantil esta lección: que para ser verdaderos catalanes hay que dejar de hablar la lengua común de todos los españoles.

Todo lo demás es mentira. Nos dicen: “¿El castellano? Ya lo aprenden en la calle”. ¡Que ya somos adultos! ¡Que nos digan qué calle es esa que mandaremos a nuestros hijos a esa calle en vez de la escuela! Si los niños catalanes aprenden el castellano en la calle, por esa misma razón, a los niños en Andalucía, en Extremadura o en Madrid se les debería enseñar en inglés o… en catalán.

Y nos dicen para justificar lo injustificable, para vulnerar la Constitución: “la lengua catalana, el catalán, es la lengua propia de Cataluña”. El catalán no es la lengua propia de Cataluña. La han convertido en una lengua expropiada al pueblo de Cataluña por una banda de políticos indeseables que la utilizan como ariete político para dividir y enfrentar a los ciudadanos de Cataluña imponiéndola como obligatoria y como condición para ser reconocido políticamente como verdadero catalán.

Y nos dicen: “Una única lengua (el catalán) garantiza la cohesión social”. Con fundamento podemos decir que inmersión es discriminación. Argumentar que la cohesión social depende de la exclusión como lengua docente de una de las lenguas que hablamos los catalanes es decir lo mismo que decían los responsables de la educación en el régimen franquista para excluir el catalán de la docencia: que la unidad de España dependía de eso.

Sólo alguien que profesa una ideología antidemocrática puede decir que la construcción o la salud de la nación exige el sacrificio de los derechos y libertades fundamentales (de la libertad de la lengua). Nosotros no queremos una nación semejante. Nosotros ya pertenecemos a una nación que reconoce como principios supremos que aseguran la paz y la convivencia social la libertad y la igualdad. Y no estamos dispuestos a regresar a la caverna política en la que el poder político se ejerce en nombre de una tierra o una lengua que tiene derechos e impone deberes sobre los ciudadanos.

El sistema lingüístico que rige hoy en las escuelas es la mejor garantía para la desigualdad y la exclusión social en Cataluña. Es obvio, a la luz de datos verificables, que el sistema de inmersión lingüística produce una innegable fractura en el nivel educativo y social entre castellanohablantes y catalanohablantes, aumentando las desigualdades y dificultando la igualdad de oportunidades entre todos los ciudadanos.

Pero ellos erre que erre. El presidente autonómico, Artur Mas, asegura: “Los escolares en Cataluña terminan con el mismo nivel de castellano que de catalán, y no sólo eso: alcanzan el mismo nivel o superior de castellano que los escolares en Salamanca o Valladolid”. Y nos lo tenemos que creer. Les confieso que no creo en los milagros. Sobre todo si los autores del milagro son el señor Mas o la señora Rigau. Porque se trata de un milagro. Si los niños catalanes acabaran con el mismo nivel de castellano que los del resto de España sería un milagro. Veamos: si el resto de los escolares en España tiene 25 horas de enseñanza en castellano y los niños catalanes 2 ó 3 horas y, a pesar de ello, acaban la enseñanza con el mismo nivel de castellano, entonces una de dos: o los niños catalanes son unos superdotados o los del resto de España unos débiles mentales.

La verdad es otra: muchos niños catalanes o no saben hablar y escribir el castellano (especialmente los que viven en zonas de Cataluña interior) o no lo dominan situándose, a causa del sistema de inmersión lingüística, al final de la enseñanza obligatoria en una posición de clara desventaja competitiva frente a los niños del resto de España.

Pero ellos nos siguen diciendo: si así no fuera, “si abandonásemos la inmersión lingüística en las escuelas” se amenazaría “la convivencia y la cohesión” del país, Cataluña. O sea, que la convivencia y la cohesión social de Cataluña se logra gracias a esa forma de exorcismo general que es la llamada inmersión lingüística y que consiste en la expulsión de demonio-castellano de las escuelas.

En una sociedad democrática el Estado no puede ser confesional. La confesionalidad lingüística es tan inaceptable como la religiosa. Si la confesionalidad religiosa es lo contrario de la libertad religiosa, la confesionalidad lingüística es contraria a la libertad lingüística. La oficialidad no es una forma de confesionalidad, es una garantía de la libertad lingüística: el Estado reconoce como propia aquellas lenguas que hablan mayoritariamente los ciudadanos, porque de otra forma no sería un Estado democrático y representativo. Una lengua es oficial, esto es de uso normal por los poderes políticos en y entre ellos y en sus relaciones con los ciudadanos no porque sea la lengua de los poderes públicos; una lengua es oficial porque los poderes públicos están obligados a reconocerla porque es la lengua de los ciudadanos.

¿Vamos a tolerar que nos sigan robando nuestra libertad, nuestra condición de ciudadanos? Por eso me permito exhortaros hoy para que hagáis un esfuerzo más, para que os comprometáis activamente en la recuperación de la libertad lingüística, para que luchéis contra el modelo de exclusión lingüística, la llamada inmersión, selectiva, forzosa; contra un modelo escolar que es en realidad un correccional lingüístico y la piedra angular del sistema de adoctrinamiento político.

Lo sé, los he experimentado antes en mis propias carnes. Lo sé. Esta es la situación: los que exigimos del poder político que cumplan y hagan cumplir la Constitución, el respeto a los derechos y libertades fundamentales, nos han convertido en disidentes. En esto ha convertido Cataluña los nacionalistas: un lugar de España en el que el espacio de lo político no está definido por la Constitución sino que está constituido por unas supuestas líneas rojas inviolables, que nadie puede traspasar so pena de quedar excluido políticamente.

Pero el nacionalismo es un gigante con los pies de barro. Nos dicen que son solo tres familias las que han acudido a los tribunales. Pues esas tres familias los han puesto contra las cuerdas. Porque no están solas: porque tras ellas está la Constitución, no solo la voluntad mayoritaria sino el poder constituyente. Y los ciudadanos que sentimos la pasión de la libertad, de la igualdad y de la justica, los demócratas, no queremos una Cataluña sin Constitución; queremos que Cataluña, como el resto de nuestra nación, España, continúe siendo una democracia constitucional.

Pero para eso, para derribar ese gigante con pies de barro, una cosa es imprescindible, existe una condición necesaria y suficiente: que declaremos en público lo que pensamos en privado. Por eso, si somos ciudadanos, como reconoce nuestra Constitución, si no queremos dejar de serlo, estamos obligados a luchar contra la falta de libertad lingüística, contra la inmersión, por una escuela bilingüe.

No queremos estar gobernados por las líneas rojas, queremos estar gobernados por la Constitución. Por esa razón decimos: ‘Por una Cataluña de todos, una escuela bilingüe’. Porque si Cataluña es bilingüe, la escuela (para ser democrática, esto es para no excluir a nadie) deber ser bilingüe.

Francisco Caja es presidente de Convivencia Cívica Catalana

[Texto leído en el acto del sábado 21 de abril en defensa del bilingüismo y para exigir el cumplimiento de las sentencias judiciales que obligan a la Generalidad de Cataluña a reintroducir el español en las escuelas como lengua vehicular, junto al catalán, celebrado en el Teatro Goya de Barcelona]

CON LA “SOLEDAD DE LA MAYORÍA ABSOLUTA”
El Gobierno anuncia ahora la reforma de la administración para ahorrar más
El Gobierno anuncia ahora la reforma de la administración para ahorrar más
Ángel Collado El Confidencial 25 Abril 2012

El Gobierno tiene prisa una vez superado el primer trámite parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado y, en la carrera por convencer a los mercados y a la UE, avisa de nuevas reformas. La primera anunciada por el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, es la de la Administración para acabar con las duplicidades en competencias "y seguir ahorrando". Con las nuevas cuentas encarriladas en el Congreso y la ley de estabilidad presupuestaria aprobada en el Senado, el Ejecutivo asegura que ganará la batalla de la austeridad y acabará con el déficit público y el despilfarro autonómico.

"Gastar más, de ninguna manera; en todo caso estamos abiertos a propuestas de más ahorro. De estos presupuestos no saldrá ni un euro más". Ese ha sido el mensaje de Montoro ante el trámite de enmiendas parciales que se abre en la Cámara Baja para la Cuentas del Estado. Descartó cesiones a CiU a cambio de sus votos frente a las enmiendas a la totalidad y rechaza abrir margen alguno a partir de ahora. No hay fondos para casi nada y menos para cultivar dudas sobre el control del déficit en las administraciones regionales y locales.

El Ejecutivo, por boca de Rajoy y de Montoro, recalca que está en una soledad tan relativa como supone contar con la mayoría absoluta que la sociedad española le dio en las urnas. "El mayor apoyo parlamentario con que cuenta gobierno alguno en la UE que nos da una estabilidad política imprescindible para conseguir la estabilidad política", según insiste el ministro de Hacienda.

Con esas premisas, el trámite de enmiendas parciales a los Presupuestos será el contrario al de las últimas décadas. En vez de mercadeo de competencias añadidas para los gobiernos autonómicos o partidas de inversiones en las regiones con partido local de turno que puede apuntalar al Ejecutivo central, más ajuste de déficit, menos burocracia y clarificación de funciones y gasto.

"El Gobierno hará cumplir el objetivo de déficit. Nos estamos jugando España entera, la estabilidad de Europa y el euro", clamó Montoro por enésima vez en el debate. "Y si hay que intervenir, se hará", remachó. Sobre el choque con CiU comentó que el Ejecutivo está muy interesado en que Cataluña "tire" del resto de toda España para salir de la recesión. Y ante el victimismo nacionalista agregó: "La Generalitat ya está apoyada financieramente". Se refería a la dependencia que tiene el gabinete de Mas de los avales de la Administración Central para hacer frente a sus compromisos de pago más urgentes.

El Ejecutivo de Rajoy, en paralelo a la vigilancia estrecha de las cuentas de todas las Autonomías, acometerá por ley una reforma general de todas las administraciones que aclare cuáles son las competencias de cada de una y las vías de financiación de los servicios que prestan. Es un proyecto que el Gobierno quiere tener listo antes del verano, que servirá para obtener ahorros adicionales y, de cara al exterior, para remachar el mensaje de que España está decidida a poner coto al despilfarro autonómico.

Derechos sindicales
andrés freire ABC Galicia 25 Abril 2012

LOS periódicos nos han hablado estos días del juicio contra varios sindicalistas de la CIG por lo que llaman «incidentes» durante la huelga del sector naval de hace un par de años. En su apoyo, ha habido una concentración en los juzgados de Vigo, protestando contra el juicio, un ataque —según explican— a sus derechos sindicales.

¿Y cuáles son estos derechos? Si hacemos caso a lo que solicitan, es decir, el sobreseimiento del caso, podemos concluir que para la CIG los derechos sindicales no consisten en el de la libre asociación, en el de la huelga, o el respeto a los convenios, sino que incluyen poder hacer, en sus protestas, lo que les dé la gana, cuando les dé la gana, sin que ciudadanía, policía y jueces tengan derecho a responder.

Recordemos sus actuaciones en ese tenebroso mes en que, misteriosamente, la CIG decidió una huelga para conseguir un ¡6%! de aumento salarial, mientras corría el rumor de que lo que en verdad les molestaba era la contratación de extranjeros. En ese mes, paralizaron la ciudad de Vigo, obligaron al cierre de comercios y empresas, tomaron las calles y amedrentaron a los turistas que bajaban de los cruceros.

La huelga fracasó en sus objetivos y los astilleros perdieron en ella algunos contratos y su reputación. La mayoría están hoy cerrados y en proceso de liquidación. La Galicia oficial ha encontrado una excusa en el tax-lease que bloquea la Comisión en Bruselas, pero tomo el mundo señala —en petit comité— a aquella huelga como factor importante en la destrucción del sector naval en la comarca viguesa. «A CIG matou o naval» afirman algunos carteles anónimos. Por fortuna, siempre nos queda Bruselas para culparla de todo…

Y ahora el sindicato nacionalista protesta que alguien intente juzgar sus acciones de aquellos días. Protesta que se juzgue a personas que atacaron establecimientos, policías y empresas. De hecho, los periódicos informaban que a la concentración también acudieron sindicalistas pendientes de juicio por el increíble y estupefaciente asalto de la CIG al edificio de la Xunta en Vigo, que acabó en el destrozo de esta sede y la quema y saco de papeles que allí había.

La conclusión parece obvia: para la CIG los únicos ciudadanos de pleno derecho son ellos. Y cuando ellos ejercen sus derechos, los demás dejan de estar vigentes; les es lícito, pues, destrozar cristaleras, cerrar empresas, apedrear policías, amedrentar a jueces, bloquear las calles, ambulancias incluidas, asustar a turistas y viandantes. En cambio, carecen de derechos los contribuyentes que pagan sus destrozos, los empresarios, los funcionarios amenazados, los securatas agredidos, o los ciudadanos que sufrieron la kafkiana pérdida de sus papeles.

Hay que ser solidarios, nos dicen los sindicatos. Pero esta solidaridad parece siempre de un solo sentido. Solidarízate conmigo o te destrozo. Y rodeando los juzgados de Vigo, la CIG lucha por establecer este nuevo derecho sindical.

Aboga por limitar la solidaridad
El PP gira hacia el nacionalismo fiscal
El PP reclama limitar la solidaridad y que se reconozca “la singularidad” de Cataluña en el sistema de financiación
La ponencia política que se debatirá en el próximo congreso del partido defiende “un autonomismo diferencial” para Cataluña, y reclama que ‘la suma del esfuerzo fiscal de todos los catalanes sea más adecuado al gasto invertido por parte de del Estado en Cataluña’.
Redacción www.vozbcn.com 25 Abril 2012

Millo, con el texto de la ponencia política en la mano, durante su presentación ante los medios (foto: PPC).

El portavoz del PP en el Parlamento autonómico de Cataluña, Enric Millo, ha explicado este martes las líneas generales de la ponencia política que, como responsable de la misma, presentará en el congreso del partido previsto para los próximos 5 y 6 de mayo.

En una rueda de prensa, Millo ha señalado que el PP de Cataluña “apuesta por un autonomismo diferencial y por el reconocimiento de la singularidad de Cataluña dentro de España, porque defendemos permanecer unidos para prosperar con más fortaleza y capacidad de éxito”. Y, para justificar este planteamiento, ha apelado al “hecho diferencial catalán”.

Un discurso propio de los nacionalistas
El dirigente popular ha subrayado que el modelo de financiación propuesto para la Generalidad debe ser “equilibrado, justo, solidario y sostenible y que se define en base a esta singularidad para Cataluña dentro de la LOFCA”. Esto se traduciría en un modelo basado en la ‘suficiencia financiera’ para ‘atender las competencias’ recogidas en el Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Este sistema, según los populares, debería tener “fórmulas dinámicas que permitan la actualización anual” de la participación de la Generalidad en los impuestos gestionados por la Administración General del Estado.

El PP ha desarrollado la ponencia en unos términos muy similares a los de las formaciones nacionalistas en cuestiones económicas, llegando a reclamar ‘un principio de ordinalidad más coherente’ que suponga que ‘la suma del esfuerzo fiscal de todos los catalanes sea más adecuado al gasto invertido por parte de del Estado en Cataluña’. Este aspecto ha sido defendido por Millo con un discurso más propio de su época como dirigente de Unió Democràtica de Catalunya y portavoz adjunto de CiU en la Cámara autonómica.

Limitar la redistribución fiscal interterritorial
Sin embargo, la parte más polémica del documento -supervisado por la presidenta el PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho- es la que señala que debe mantenerse ‘el principio de la solidaridad con aquellos territorios que tienen más dificultades para desarrollarse, pero que sea una solidaridad no ilimitada y finalista‘.

Los populares han considerado que, “con este planteamiento, el PPC puede conectar con la Cataluña real“, aspirando a “ser partido de gobierno también a la Generalidad de Cataluña, en un plazo de tiempo no muy lejano”.

“Tenemos voluntad de liderar el Gobierno [autonómico] catalán en un futuro no muy lejano, porque somos el único partido que representa los valores de un centro derecha moderno en el que confían la mayoría de ciudadanos de la Unión Europea”, ha indicado Millo.

“Refundación de un partido de gobierno”
Para compensar estas propuestas programáticas, que han calificado como punto de partida para “la refundación de un partido de gobierno”, el PP también se reivindicará como la formación “de aquellos catalanes que se sienten tan catalanes como españoles”. “Somos el único partido que puede ser alterativa a una nacionalismo que ha ido derivando hacia un soberanismo independentista que no responde de ninguna manera a las necesidades actuales de los catalanes, sino que nos empobrece y empequeñece”, ha apuntado Millo.

El dirigente popular ha avanzado que la ponencia también profundizará en la defensa de “los principios del humanismo cristiano”; “una sociedad civil rica, independiente y plural, no subvencionada y no adoctrinada por el nacionalismo oficial”; y “un bilingüismo integrador”, sobre cuya aplicación concreta no ha dado más pistas.

En los últimos meses los principales pesos pesados del partido, en sus intervenciones públicas, han venido anunciando el giro catalanista del PP. El propio Millo aseguró hace unas semanas que el actual modelo de financiación autonómica “perjudica” a Cataluña e instó a limitar la solidaridad entre las diferentes CCAA. Mientras que Sánchez-Camacho abogó recientemente por un modelo autonómico asimétrico.

Críticas por parte del resto de formaciones
El resto de formaciones con representación en el Parlamento autonómico, en cambio, se han mostrado escépticos con estas propuestas del PP. El portavoz de CiU en la Cámara autonómica, Jordi Turull, ha advertido que “de lo singular se pasa muy rápidamente a lo folclórico”, y ha reclamado al PP de Cataluña que actúe como los populares vascos y navarros, y defienda un modelo similar al concierto económico en el que la Generalidad tenga “la llave de la caja”.

Laia Bonet (PSC) ha señalado que “no le parecen demasiado creíbles” estos planteamientos del PP y les ha exigido acciones en esa línea. Mientras que Anna Simó (ERC) ha rechazado cualquier propuesta que no pase por no salir de la LOFCA. Solo Ciudadanos ha criticado la propuesta de un trato “diferencial” para la Generalidad, aunque el líder de la formación, Albert Rivera, sí se ha mostrado partidario de mejorar la LOFCA. Por último, Alfons López Tena (Solidaritat) ha acusado a los populares de “actuar siempre a favor de España” y “en contra de Cataluña".


Recortes de Prensa   Página Inicial