AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 9  Mayo 2012

La Europa todavía posible
Félix de la Fuente www.vozbcn.com  9 Mayo 2012

Hoy, día 9 de mayo, celebramos en todos los países de la Unión Europea el Día de Europa en recuerdo a Robert Schuman, este luxemburgués que pasó a ser alemán y terminó siendo ministro de Asuntos Exteriores francés –es decir un auténtico europeo- y que el 9 de mayo de 1950 pronunció en París aquella famosa declaración que constituiría el inicio de la unificación europea.

En España serán muchos los que ni siquiera llegarán a enterarse de la fiesta del día de hoy. La verdad es que actualmente no hay mucho que celebrar, pues aunque, últimamente, se hable casi todos los días del Banco Central Europeo o de la Comisión Europea, sin embargo la idea de Europa está, por desgracia, muy en baja.

No es mi intención referirme en este momento a las elecciones de Francia o de Grecia, pues no creo que estos hechos vayan a influir positiva o negativamente ni en la marcha de la integración europea, ni en la idea que tengamos de Europa. Las causas de la situación en que se encuentra hoy Europa son mucho más profundas y vienen de mucho más lejos. Tampoco voy a hablar de la corrupción en las instituciones europeas, aunque por lo que personalmente he vivido y sufrido podría llenar muchos volúmenes. Ni voy a detenerme tampoco en exponer los enormes logros, tanto económicos como políticos, que ha supuesto para todos los países europeos, y especialmente para España, la pertenencia a la Unión Europea, pues son evidentes.

Quiero, más bien, lanzar un mensaje de optimismo, un mensaje que en este caso es también de realismo. La Unión Europea no sólo es posible, sino que es absolutamente imprescindible. Ningún Estado europeo por sí solo, ni siquiera Alemania, puede enfrentarse con ciertas garantías de éxito frente a los retos que presentan China y los demás países emergentes. Queramos o no, no nos queda otro camino. Si Europa quiere sobrevivir, no nos queda otra alternativa. Ir contra la marcha de la historia suele resultar bastante caro.

Hace ya doce años se lanzaba a bombo y platillo un ambicioso plan europeo que debería colocar a Europa en la vanguardia de la investigación y del desarrollo, el plan llamado Estrategia de Lisboa. Este plan aspiraba a convertir a la Unión Europea antes del año 2010 en la economía más dinámica y más competitiva del mundo, una meta ideal que no se parece en nada a la realidad actual. Los fondos, tanto estatales como particulares, que se deberían haber dedicado a la investigación y a la formación se enterraron en ese muro de hormigón y ladrillo que rodea nuestras costas y ciudades, y que en gran parte permanece vacío once meses al año. En lugar del pleno empleo tenemos en la Unión Europea 25 millones de parados, cinco de ellos en España, y nuestros universitarios e investigadores tienen que coger las alforjas y tomar nuevamente el camino de la emigración, sin que nadie asuma la más mínima responsabilidad, ni los políticos nacionales, ni los políticos europeos.

Es lógico que los ciudadanos no sientan ninguna simpatía por la idea de la Unión Europea. Pero ¿quién es la Unión Europea? ¿Quién dirige la Unión Europea? ¿No son acaso los propios gobernantes de los países miembros? ¿No son los mismos grandes partidos nacionales, que no son capaces de ponerse de acuerdo para salvar a sus propios países, los que están gobernando Europa a través del Consejo, de la Comisión y del Parlamento Europeo? No, los enemigos no están muy lejos, los culpables los tenemos en casa. Eslóganes como ‘la Europa de los ciudadanos’ son eso, puros eslóganes. El ciudadano no pinta nada en la Unión Europea, ni directa ni indirectamente. Directamente, pues los candidatos los imponen los partidos, sin posibilidad de que haya listas abiertas; e indirectamente, pues los europarlamentarios están muchas veces más preocupados de defender los intereses de su propio partido, es decir de aplastar al adversario más que de defender los intereses del ciudadano. Tenemos ejemplos palpables de esto. Políticos españoles que son llamados al orden por políticos extranjeros, porque están haciendo declaraciones que perjudicaban a los españoles. Europarlamentarios españoles que votan en contra de que los niños españoles puedan ser educados en su idioma materno. Creo que los españoles estamos contaminando Europa, no sólo con nuestro paro, sino también nuestra política. Y luego queremos que el ciudadano sienta interés por Europa.

¿A qué se debe esta deriva de la Unión Europea? Aunque son muchas las causas, hoy, Día de Europa, quisiera limitarme a exponer en dos rasgos únicamente, íntimamente relacionadas: el concepto que muchos de los políticos europeos tienen de Europa, por un lado, y la irresponsabilidad de las instituciones europeas en el cumplimiento de su misión, por otro.

En cuanto a la idea de Europa, la mayoría de los políticos, que, no lo olvidemos, son políticos nacionales al mismo tiempo que políticos europeos, se han negado a seguir avanzando en la construcción europea, porque esto les significaba pérdida de poder a nivel nacional. En lugar de avanzar hacia una Europa federal, hacia una auténtica Unión Europea, han decidido quedarse a mitad del camino: crear un gran mercado, que favorecería, sobre todo, a los grandes países industrializados. La idea imperialista de una Unión Europea con quinientos millones de personas, es decir la idea de un mercado de enormes magnitudes, ha prevalecido por encima de la idea de una auténtica comunidad de ciudadanos.

Tenemos una Europa de mínimos. El voto a la unanimidad, que hasta hace poco ha prevalecido en muchos temas y que después del Tratado de Lisboa sigue aún vigente en algunos, nos lleva a una Europa de mínimos. Si todos o casi todos los países tienen que ponerse de acuerdo en sus decisiones, la marcha será siempre con el freno puesto. La decisión dependerá siempre del país menos pro europeo. Es como si tuviéramos un coche con un motor de dos marchas solamente, que serían la primera y la marcha atrás. El motor de la Unión Europea siempre que ha avanzado, lo ha tenido que hacer en primera, parando, naturalmente, de vez en cuando, porque el motor se calentaba.

No, no se ha avanzado más hacia la Unión Europea por la miopía de nuestros políticos, que, además, tienen la osadía de echar normalmente la culpa a las instituciones europeas de todos sus fracasos. Lo que ocurre en España a nivel nacional, es decir unas autonomías que echan la culpa al Estado de la nación de todos sus errores, sucede también a nivel europeo.

En este miedo a perder parte de su poder los políticos nacionales han fomentado muchas veces entre los ciudadanos los más bajos sentimientos nacionalistas. ¿Cómo vamos a entregar a Bruselas la soberanía nacional? Se olvidan de que el soberano es el pueblo, como dice la Constitución española, y que al ciudadano lo que le interesa es que le gobiernen bien, no si el que le gobierna es de Madrid, de Sevilla o de París. Política y económicamente estamos intervenidos desde hace tiempo. La soberanía de los pequeños países es muy limitada.

Una Europa que se ha quedado a medio camino no ha podido enfrentarse a lo retos de la globalización. Hemos creado un gran mercado, en el que lo que ha primado ha sido la libre circulación de mercancías y la libre competencia. Y aquí empieza la responsabilidad de las instituciones europeas y de nuestros gobernantes por no haberse percatado de que en un mercado global totalmente desregularizado la Unión Europea no podía competir, y ha sido víctima, tanto de la globalización como de la banca y de las grandes empresas de la Unión Europea, que han trasladado su producción a otros países mucho más relajados en cuanto a legislación laboral y medioambiental.

Se suponía que Europa, si no podía competir en precios con estos países emergentes, al menos debería de poder competir en calidad, pero actualmente en muchos casos ni siquiera en calidad puede competir, porque se ha descuidado la investigación, no se ha invertido en nuevas tecnologías, no se ha avanzado en productividad, sobre todo en España, y los fondos destinados a la inversión se han gastado en actividades inútiles y en autopropaganda de los partidos en el poder, y aquí estamos llorando el tren que se fue.

Es posible que estemos tentados a echar la culpa de nuestra situación económica actual a los países emergentes. No, China no el chivo expiatorio de los males que aquejan a nuestra economía. No se trata sólo de la negligencia de nuestros gobernantes, tanto nacionales como europeos. Son en gran parte los recursos europeos, los que, invertidos en China y en otros países emergentes, están haciendo la competencia a las pequeñas empresas de Europa. Estos recursos son colocados en fondos de inversión de países con bajos niveles salariales, poniendo en peligro el puesto de trabajo del pequeño ahorrador europeo. Pensando en su futuro y en ampliar su pensión, el europeo coloca sus ahorros en unos fondos de inversión que están contribuyendo a destruir su presente.

En aras del dios del libre mercado se ha tolerado una falta de reglamentación absoluta que únicamente ha favorecido a la especulación, a la banca y a las grandes empresas multinacionales. Lo que no hemos hecho por convicción, quizás lo tengamos que hacer por necesidad. Cuando el agua nos llega al cuello, no nos queda otra opción que pedir auxilio. Ahora se empiezan a oír voces en este sentido, pidiendo auxilio. Hemos tenido que llegar hasta aquí para que nos convenciéramos de que no hay otro camino que una Unión Europea plena. Pero más vale tarde que nunca. El estado social europeo se nos está desmoronando. La competencia desleal ante un dumping social y ecológico está minando la producción europea que nos va a impedir poder devolver nuestras deudas.

Uno de los errores más graves que cometerían nuestros gobernantes europeos es querer parar la marcha de la historia, es querer poner barreras al viento, es traicionar el espíritu de los tratados de la Unión Europea, es decir basta al proceso de unificación de Europa, es decir hasta aquí hemos llegado y de aquí no pasamos, cuando el preámbulo del Tratado de la Unión Europea dice literalmente así: ‘Resueltos a continuar el proceso de creación de una Unión cada vez más estrecha entre los pueblos de Europa’.

‘Una unión cada vez más estrecha’ significa que no podemos pararnos a mitad del camino, sino que se debe aspirar a la unión total, a la unión política de todos los Estados miembros de la Unión. Esta actitud de nuestros gobernantes tiene un calificativo bien definido, esta actitud se llama anticonstitucional, pues están traicionando el espíritu de los tratados de la Unión Europea, que son su constitución. Lo que en su día podría parecer una utopía de los que pusieron la primera piedra de la Unión Europea, ahora se nos presenta como una imperiosa necesidad. Se trata de algo más que de una frase preciosista y bien sonante, se trata de una cuestión de vida o muerte para Europa.

La Unión Europea, que fue la pionera en el proceso globalizador y que podría haber conducido la globalización de una forma más social y menos traumática, está en peligro de perder su modelo social, por haberse estancado en su proceso unificador. ¿Será la Unión Europea capaz de enfrentarse con unas mínimas garantías de éxito a los retos que presentan los países emergentes? ¿Está la Unión Europea en condición de competir con China, un mercado de 1.400 millones de habitantes que, además de tener unos precios más reducidos, cuenta con un único idioma comercial, una única legislación y un único sentimiento de pueblo?

La Unión Europea tiene que dar un salto cualitativo pasando de ser una simple sociedad con matices de comunidad, en lenguaje de Ferdinand Tönnies, a una auténtica unión, con una única política comercial común y una única política económica y fiscal, con un único idioma comercial común y una mayor solidaridad entre sus Estados miembros.

Estamos ante una economía que marcha guiada por un capitalismo especulativo y sin control, por el llamado turbocapitalismo, que se mueve a unas velocidades supersónicas por unas vías políticas que están todavía sin asfaltar. Mientras la economía está globalizada, la política tiene unas características y unas pautas tribales. Es competencia de las instituciones luchar contra este caos legislativo global contra la especulación. De la introducción de la tasa Tobin se viene hablando desde hace más de 15 años en la Unión Europea, sin que se haya tomada ninguna medida.

Frente a una globalización descontrolada es necesario, además de una regulación global de las relaciones económicas y financieras, que la Unión Europea se arme con una mejor formación de sus ciudadanos, una mayor investigación y unos controles más eficaces. La economía del conocimiento no debe quedar en una aspiración inalcanzable. Esta es la Europa que muchos ciudadanos europeos queremos, es decir otra Europa.

Félix de la Fuente es autor del libro Glosario jurídico-político de la Unión Europea

 

Crisis europea, elecciones francesas y la tentación del autoengaño
Carlos Ruiz Miguel Periodista Digital  9 Mayo 2012

La derrota de Sarkozy en las elecciones francesas ha provocado una reacción desesperada de los entusiastas de la política que nos ha llevado a la ruina. Han interpretado, erróneamente a mi juicio, que las elecciones las ha "ganado" Hollande en lugar de considerar que las ha "perdido" Sarkozy. Por lo mismo, quieren ver en la victoria de Hollande una "alternativa" econónica a la sabia política económica de Alemania que, no por casualidad, lleva a este país, en la senda del crecimiento.

I. EL AUTOENGAÑO DE LA IZQUIERDA QUE NOS LLEVÓ A LA RUINA
Para analizar nuestra crisis constituye una referencia ineludible el debate electoral entre Pizarro y Solbes en las elecciones de 2008. Ahí están las hemerotecas y archivos. Muchos, movidos por una aversión enfermiza hacia la política del PP en los años 2004-2008, quisieron creer y hacer creer que el debate fue "ganado" por Solbes. Ese mismo ministro del PSOE al que se referían siempre como el faro brillante que "salvaba" los gobiernos de Rodríguez.

El tiempo ha puesto las cosas en su sitio y ese debate, insisto, es una referencia ineludible para DEMOSTRAR que la brutal crisis que sufrimos SI ERA EVITABLE SI SE HUBIESE SEGUIDO LA POLÍTICA QUE PRECONIZÓ PIZARRO EN LUGAR DE LA RUINOSA POLÍTICA DE SOLBES.

II. LA DERROTA DE SARKOZY MANIPULADA EN UNA SUPUESTA DERROTA DE MERKEL Y DEL "NEOLIBERALISMO"
La mayoría de los que dieron por "ganador" del debate a Solbes y, luego, durante muchos años, no criticaran la política económica que tan "brillantemente" desarrolló ese ministro en el sendo del no menos "brillante" presidente Rodríguez vuelven a la carga tras la derrota de Sarkozy en las elecciones francesas. Quieren ver en la derrota de Sarkozy la derrota de las políticas de austeridad de Merkel.
Quienes piensan así ignoran, o fingen ignorar, que a "sarko" no le han echado por su política de "austeridad" sino, precisamente, porque aunque hablaba mucho de austeridad NO HIZO NADA. La derrota de Sarkozy no se debe al debate sobre la austeridad. Se debe a que, igual que Rodríguez, no ha hecho más que mentir.

No contentos con haber "derrotado" a "Merkel", interpretan que la derrota de Sarkozy ha sido una derrota del "neoliberalismo", ignorando, o fingiendo ignorar, que Sarkozy no hizo una política "neoliberal" sino que básicamente, contra lo que prometió, dio una continuidad a las políticas estatistas francesas.

III. ERRORES DE ANÁLISIS...
Los que apoyaron la política de Rodríguez que nos ha llevado a la ruina se han apuntado, difunden gravísimos errores de análisis y consignas que sólo hacen que ocultar las verdaderas causas de la crisis. Y sin una adecuado conocimiento de estas no se puede dar solución al problema.

El error evidente de estos enfoques es confundir dos crisis totalmente distintas. Mientras que es obvio que la crisis de 1929 fue provocada por los agentes privados... es evidente que la crisis EUROPEA de 2011 está provocada por los Estados.

Es cierto que tanto los agentes privados como los Estados se han endeudado... pero conviene recordar algunos datos importantesa:
- la deuda privada se debe sobre todo a dos CAUSAS: a) a que el Estado bien omitió sus obligaciones de vigilancia sobre las entidades financieras cuando estas daban créditos temerarios; y b) a que el Estado permitió (avaló o fomentó) la deslocalización industrial hacia países que practican una competencia desleal;
- tras la crisis, los agentes privados han corregido su endeudamiento precisamente a base de austeridad.

Hay que dejarlo claro. La crisis actual tiene como primer y máximo responsable AL ESTADO. Sí, el Estado. Por dos vías.
Primero, asumiendo gastos que estaban por encima de sus posibilidades (aeropuertos, universidades por doquier, edificios faraónicos "culturales"... que han provocado un DÉFICIT que se ha pagado con DEUDA de forma que el dinero del crédito se lo ha quedado el Estado y no los particulares.

Segundo, financiando a entidades financieras QUEBRADAS que, si se hubiera aplicado la ley del mercado habrían desaparecido. Los socialistas del Estado se han dedicado a "rescatar" esas entidades.
Por tanto NO ES EL MERCADO QUIEN HA PROVOCADO LA CRISIS, SINO EL ESTADO QUE HA ACTUADO FUERA DE SUS LÍMITES RAZONALES.

IV. ... Y CONSIGNAS PARA OCULTAR LA REALIDAD
los responsables de esta crisis y sus secuaces repiten, cual autómatas, la consigna: "con austeridad no salimos de esta". A veces lo adornan con algo de imaginación con frases como "hacen falta políticas públicas sostenibles que nos acerquen a la economía del conocimiento, políticas de I+D+i", para salir del ladrillo en el caso español. Y, en pleno entusiasmo, recurren al tópico de la crisis del 29 y de la salida keynesiana de la misma.

Con mucha condescendencia llegan a admitir que "nadie dice que controlar el déficit no sea importante", pero, entonces se apuntan a otra de las consignas: no se puede reducir el déficit de modo "tan drástico".

El "problema" de estas consignas es que chocan con la realidad:
- los países económicamente pujantes en Europa SON "AUSTEROS": Alemania, Finlandia, Suecia....
- los países económicamente en crisis NO son "austeros".
Qué decir del carácter "drástico" de las medidas para salir de la crisis... Es como si a un paciente con un infarto agudo se le dice que tiene que dejar de fumar "poco a poco" y no inmediatamente, que eso puede ser muy "drástico".

V. EL VERDADERO DEBATE: ¿DÓNDE HAN ESTADO LOS EXCESOS?
Los errores de análisis y las consignas ocultan el verdadero debate: ¿cuáles han sido los excesos en el gasto público que han provocado el déficit para cubrir el cual ha habido que recurrir a un endeudamiento que ha sido letal?

La pregunta es esencial y, precisamente por eso, los partidarios y, sobre todo, los beneficiarios, del actual sistema político-económico la evitan.
Y, sin embargo, sin responder adecuadamente a esa pregunta no habrá salida.

NOTA:
Recomiendo vivamente a este respecto la lectura de sendos artículos del profesor Santiago Niño Becerra (que tiene el mérito de haber advertido con antelación sobre la crisis que muchos se empeñaban en negar o minimizar) replicando las tesis de Paul Krugman:
- No es un suicidio, sino la muerte de un modelo - I
- No es un suicidio, sino la muerte de un modelo – y II

Crisis
Europa la cocinamos todos
Pablo Zalba Bidegain Libertad Digital 9 Mayo 2012

La crisis en la que nos encontramos no se ha producido por culpa de Europa. Es más, ha puesto en evidencia que ha llegado el momento de hacer "más Europa", o lo que es lo mismo, de que los países europeos avancen hacia una integración económica y política mucho más estrecha.

"Más Europa" no es sólo un eslogan, es una receta con unos ingredientes que ya están en la despensa, a disposición de los gobiernos, pero que no se aprovechan para cocinar. Si los gobiernos deciden ponerse el delantal, encender el fogón y utilizarlos juntos para elaborar un menú es posible conseguir sacar a Europa de la crisis.

El primero de esos ingredientes es el mercado único. Es un arma de gran potencia de fuego a la que apenas sacamos partido. Con un potencial de 500 millones de consumidores hay sectores, como el digital o el energético, en los que el mercado único prácticamente no existe y en los que su aplicación permitiría a las empresas europeas ganar el tamaño y la competitividad que no tienen haciendo frente a 27 mercados nacionales.

El segundo ingrediente es la política de consolidación fiscal. Mal que pese a algunas fuerzas políticas y medios de comunicación, la austeridad y la aplicación del Pacto de Estabilidad o del nuevo Pacto Fiscal del euro, es una condición sine qua non para recuperar la confianza de los mercados financieros internacionales, en los que la UE tiene que buscar la financiación necesaria si quiere mantener los aspectos básicos de su Estado del bienestar. Cierto es que en esa tarea, una mayor implicación del Banco Central Europeo (BCE), prolongando su intervención en los mercados secundarios de deuda pública para evitar un descontrol de las primas de riesgo, sería una de las vías que podría facilitar la digestión de la austeridad y, de paso, convertirse en prueba de que hay una voluntad expresa de avanzar hacia una verdadera unión política.

El tercer ingrediente de la receta son las medidas para ayudar a que la economía europea vuelva a situarse en la senda del crecimiento. Podemos ampliar la capacidad financiera del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para financiar los grandes proyectos de infraestructuras de transportes y de innovación, que generarían empleo a corto plazo y una mejora de la competitividad de las empresas a medio y largo plazo. Algunos bautizan esta posibilidad como "nuevo Plan Marshall", porque la existencia de redes transeuropeas servirá para cohesionar más a los europeos. Junto a este plan está el que ya se denomina "Pacto para el Crecimiento", que los líderes de la UE discutirán en pocos días. Queda por saber si tras la etiqueta habrá financiación y de qué fuentes procede. Un impuesto sobre las transacciones financieras, los anhelados "eurobonos", bonos de deuda para financiar proyectos concretos, una reforma para el uso más eficiente de los existentes fondos estructurales o medidas contra la evasión y el fraude fiscales, podrían ser algunas de las fuentes que aportaran la financiación requerida.

El cuarto ingrediente son las reformas estructurales para que las empresas recuperen competitividad y los mercados laborales tengan la agilidad y la flexibilidad suficiente que requiere la globalización de la economía.

Con los cuatro ingredientes citados hay más que de sobra para hacer un menú que vuelva a poner en marcha la economía europea. Sin embargo, el éxito del mismo dependerá mucho de la pericia de los cocineros para utilizar la materia prima. Para un buen cocido no basta con tener unos buenos garbanzos.

Algunos de los cocineros, como el francés François Hollande, son nuevos. Parecen traer ideas originales que beneficiarían al conjunto, pero habrá que ver si sus fórmulas cuajan con las formas de cocinar de los demás o son viejas recetas de la abuela que dejaron de guisarse porque no corresponden a los gustos de hoy.

Más preocupante parece que algún país, como es el caso de Grecia, no pueda aportar ningún cocinero hábil y con ganas de participar en la elaboración de un menú europeo para salir de la crisis. La inestabilidad en Grecia puede hacer que todas las recetas fracasen, porque Europa la cocinamos todos.

Pablo Zalba Bidegain es vicepresidente de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo (Partido Popular)

El P(edo) P(opular)
Nota del Editor 9 Mayo 2012

! Pero seamos serios ¡ ¿Cómo se atreve el P(edo) Popular a hablar de mercado único, si no ha dictado la medida más elemental y barata en España para conseguirlo ?

¿ Cuando va a derogar todas las leyes de lenguas regionales ?

Estos del PP, además de ser profesionales de política, son inútiles.

El informe Nomura y la burbuja inmobiliaria española
Vicente Torres Periodista Digital 9 Mayo 2012

Sugiere el informe Nomura que si el BCE no hubiera mantenido los tipos de interés tan bajos, las burbujas inmobiliarias de España y de otros países europeos no se hubieran producido. Cosa que puede darse por verdadera sin demasiado esfuerzo.

Pero esa no es toda la verdad. Olvida el banco de inversión japonés Nomura, que en España hay más políticos por cada cien habitantes que en cualquier otro país del mundo. Y se supone que esos políticos tienen la obligación de prever los peligros que acechan y tratar de desactivarlos. Pues eso no ocurrió en España. El gobierno de Zapatero, cuando los constructores de toda la vida (cuestión distinta es la de los numerosos advenedizos) ya se identificaban con el protagonista de El grito, de Munch, seguía incentivando la construcción y recomendando construir más y comprar.

Pero no sólo fue Zapatero el irresponsable. En las Comunidades Autónomas ocurría tres cuartos de lo mismo. Es evidente que a todos interesaba el negocio de la construcción y se negaban a ver los negros nubarrones que se iban aproximando.

A los políticos españoles no les caen encima los chuzos de punta, de modo que lo suyo es apurar hasta la última gota. Zaplana está en Teléfonica, y desde que eso ocurre Teléfonica gana menos. No sé si tendrá que ver una cosa con la otra. González, Aznar y Salgado, también han encontrado acomodo en otras grandes empresas. Ahora hay unos cuantos, con sueldos escandalosos, colocados en Bankia, que ven sus cargos en peligro, aunque quizá confían en que pronto les encuentren otra canonjía.

En líneas generales, puede decirse que todos los políticos españoles suelen colocarse bien, de modo que no les preocupa su porvenir. Si estuviera ligado al de los españoles sería otra la situación. De modo que si el BCE no hubiera puesto los tipos de interés tan bajos, la burbuja inmobiliaria española no se hubiera producido, pero la burbuja política española hubiera seguido creciendo. También hubiera explotado un día u otro.

El despilfarro de Barreda, que se haga justicia pública.
Pedro de Hoyos Periodista Digital 9 Mayo 2012

He tomado prestado el título del artículo de un diario digital para encabezar este artículo. Que el anterior gobierno de Castilla La Mancha (permítanme acercar el ascua a mi sardina y preguntar cuándo va a existir una Castilla-La Tierra de Campos o una Castilla-La Alcarria) tuviera una nave guardando regalos por valor de más de tres millones y medio de euros es un ejemplo penoso, sólo uno más, de la manta de incapaces que hemos tenido dirigiéndonos. La culpa es nuestra por escogerlos y no controlarlos.

Éste es el momento en que el señor Barreda y sus ministrillos autonómicos deberían salir a dar cumplidísimas explicaciones a todos los contribuyentes, pidieran perdón, se cubrieran las respectivas cabezas de ceniza y entraran voluntariamente en prisión hasta que se aclarase todo el asunto. Que se inviertan millones de euros de los costosísimos impuestos de todos los ciudadanos en televisiones, libros, sillones y otros productos tecnológicos en regalos es muestra de la poca consideración que nos tenían quienes eran nuestros empleados más escogidos.

Este ramillete de sinvergüenzas que holgaban a costa de nuestros esfuerzos ni siquiera compraban con vista. No hablo ya del “tanto tengo, tanto puedo gastarme”, sino de “tantos regalos quiero dar, tantos debo comprar”, de modo y manera que cientos de ellos quedan almacenados sin utilildad, perdiéndose de esta absurda manera tres millones seiscientos mil euros sacados de nuestros bolsillo para… para absolutamente nada. Bueno, para tirarlos en una nave abandonada.

Es hora de que la Justicia entre a degüello en temas de derroche y mala gestión de los bienes públicos, castigando ejemplarmente a pérfidos personajes como éstos. Ah, por si alguno de los lectores se frota las manos, piénsese que junto a los de un partido habría que poner a los de otros, como por ejemplo los que han construido faraónicos aeropuertos que no tienen clientes ni aviones (sí, también en Castilla La Mancha aunque teóricamente sea privado, pero también en Castellón) y que suponen una ofensa a toda persona con mente clara, buen juicio y el pensamiento puesto en el bienestar de los administrados.

Dejar pasar ocasiones como éstas sin que la Justicia indague en las responsabilidades de estos irresponsables es ofender a la democracia, a España y a los que pagamos impuestos y nos levantamos todos los días dispuestos a trabajar para mejorar nosotros y hacer que mejoren los nuestros. Es decir, España.

Casos como el del concejal canario que además de abandonar su puesto largos meses (¿a qué esperaba su partido para denunciarlo?) cargan a las arcas públicas con sus cuentas no deben quedar sólo en los titulares de la prensa, sino que deben servir de escarmiento a posibles imitadores. Ah, no, no me he olvidado del consejero que pasaba consulta en Portugal, no me he olvidado, pero no quiero ser demasiado reiterativo. ¡Justicia, coño!

Autonomías
La mayoría de la sociedad apuesta por una cierta «recentralización» de competencias
Una mayoría de la sociedad apuesta por una cierta "recentralización" de las competencias a favor del Gobierno central y está a favor de las medidas de control del gasto y del equilibrio presupuestario, según se desprende de una encuesta y de un estudio patrocinados por la Fundación de Cajas de Ahorro.
Madrid - Efe La Razón 9 Mayo 2012

FUNCAS acaba de publicar el estudio "La crisis y las autonomías", de los profesores e investigadores Víctor Pérez-Díaz, Josu Mezo y Juan Carlos Rodríguez, basado en una encuesta a 1.429 personas realizada durante el pasado otoño.

En rueda de prensa, el catedrático Víctor Pérez-Díaz ha destacado que el 60 por ciento está de acuerdo con la reforma constitucional que impone el equilibrio presupuestario, más del 62 a favor de que se fusionen los municipios y un 60,5 por ciento de que se supriman las Diputaciones Provinciales.

Para casi 9 de cada 10 personas el sistema de financiación de las autonomías es poco o nada transparente, y para casi 8 de cada 10 el nivel de endeudamiento de su comunidad es muy o bastante preocupante.

El estudio señala que a las comunidades se les otorga el mismo nivel de responsabilidad en el déficit público que al Gobierno central, y que la gran mayoría de los ciudadanos está a favor de que la normativa que regula la actividad empresarial sea la misma en todo el territorio,

En materia de autonomías y nacionalismo, casi el 72 por ciento cree que la mayoría de la gente tiende a llegar a acuerdos, mientras que los políticos promueven los conflictos.

A petición del PP
CiU permite plantear el bilingüismo en las escuelas
GACETA.ES  9 Mayo 2012

Los nacionalistas catalanes, favorables siempre a la inmersión lingüística, dan su brazo a torcer aunque conocen que no tiene visos de prosperar.

La Mesa del Parlamento de Cataluña, con la mayoría de CiU, ha admitido a trámite una proposición de ley del PPC, en la que se plantea modificar la Ley de Educación de Cataluña, LEC, para implantar el bilingüismo en las escuelas. Hasta ahora, sólo se puede aprender en español desde los tres hasta los seis años. A partir de esta edad, solo la asignatura de Lengua Española se transmité en español.

No obstante, los nacionalistas catalanes, favorables siempre a la inmersión lingüística, tumbada en cinco ocasiones por el Tribunal Supremo y una por el Constitucional, consideran que la proposición no tiene futuro ya que todos los grupos, a excepción de los 'populares' y Ciudadanos, están a favor de denostar el español en los centros educativos. En este sentido, la mayoría catalanista cuenta con 114 diputados frente a los 21 que cuentan los dos partidos que piden las dos lenguas vehiculares en Cataluña y sus colegios.

En los próximos días, la proposición de ley del PP se publicará en el Boletín Oficial del Parlamento catalán y entonces los grupos podrán presentar enmiendas. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, muestra su decisión para que el español siga excluido de la lengua docente.

La propuesta del PP insta a a la Generalidad a respetar las tres instancia judiciales –del Tribunal Constitucional, el Tribunal Superior y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña– que proponen adecuar el modelo educativo al bilingüismo integral. Sin embargo, las sentencias dan pie a la doble lectura. En este sentido, el Supremo insta a la Generalidad a imponer el uso del español cuando haya normalización lingüística. Así, los nacionalistas catalanes afirman que el catalán no se usa y que debe tener prioridad por estar en peligro. No obstante, el Constitucional es más claro, tanto el español como el catalán deben ser lenguas vehiculares y no debe priorizar una sobre otra.

Madrid gasta 20 millones de euros en publicidad para Metro y el CYII
En un momento en el que la subida de las tarifas de metro asfixia a los madrileños y Rajoy reduce la partida publicitaria del Estado, el Gobierno de Aguirre derrocha en autopromoción
Eva Díaz, Madrid. Estrella Digital 9 Mayo 2012

Veinte millones de euros al año para publicitar lo que carece de competencia. A eso dedica el dinero público la Comunidad madrileña. Hablamos de Metro de Madrid y del Canal de Isabel II. Quizá los ciudadanos madrileños puedan escoger cada mañana entre desplazarse a su lugar de trabajo en metro, autobús, cercanías o transporte privado. Pero si eligen el metro sólo pueden elegir uno: Metro de Madrid. Del mismo modo, quizá cada mañana quieran escoger si beber agua o no, pero si deciden abrir el grifo, sólo puede beber una: la del Canal de Isabel II. Y no hay más opción.

Competencia; la mínima porque no existe. Sin embargo, la Comunidad de Madrid, tal y como publica el BOE, gasta 1,2 millones de euros al año para la producción de campañas publicitarias de Metro de Madrid, 13,3 millones de euros para su difusión y 4,5 millones de euros para la gestión y comunicación de las campañas del Canal de Isabel II.

En total, casi 20 millones de euros en publicidad que contrasta con la decisión del Gobierno central de reducir un 56% el presupuesto destinado a la comunicación institucional y el 38% a la publicidad comercial. Mientras el Estado ahorra, Madrid gasta. Un aforismo que no cae bien entre los madrileños que están viviendo la mayor subida de las tarifas de Metro en diez años: un 11% y sobre los que ahora ronronea pagar un peaje por utilizar las carreteras.

Mantener la red de transporte madrileña cuesta 2.500 millones al año y la Comunidad pretende que los ciudadanos asuman el 50% a través de esa subida de precios. El otro 50% lo asumirá la propia administración regional.

Mientras que Madrid pide este esfuerzo extra a los viajeros y el Ejecutivo de Rajoy destina mensualmente 12 millones de euros a la Red de Metro, la Comunidad utiliza 15 millones para gastárselos en publicidad. Pero en el otro extremo y, obligados por la desgastada situación económica, está el Transporte Metropolitano de Barcelona: "Prácticamente no hay partidas destinadas a campañas publicitarias por la menor disponibilidad de recursos de la compañía", asegura un portavoz a ESTRELLA DIGITAL.

Metro de Madrid gasta en publicidad lo mismo que Renfe
Acentúa más este derroche madrileño que el Ministerio de Fomento destine también otros 15 millones de euros a publicitar Renfe. La misma partida económica, pero para un servicio que recorre todo el país y suma 14.000 kilómetros de vía, frente a los 324 kilómetros de vía de Metro de Madrid. Un servicio estatal que se enfrenta al ‘Low Cost’ de las compañías aéreas.

Tras esta cuantía se presupone que pronto se podrán ver los anuncios de Metro de Madrid en la prensa elegida por la Comunidad de Aguirre y en Telemadrid. Un ente que factura la publicidad a través de Multipark Madrid. Esta empresa pública presidida por el actual presidente de la cadena autonómica madrileña, está formada por Caja Madrid con un 30%, Boomerang TV con otro 35% y Telemadrid con un 35%. Lo que puede significar que parte de los beneficios publicitarios de Metro de Madrid y del Canal de Isabel II también se los podría llevar el propio ente público.

CYII, el agua de todos que pronto será de algunos
Cuando el Canal de Isabel II está en la recta final de su privatización, la empresa pública destina 4,5 millones de euros en la gestión y contratación de las campañas de comunicación. Casi 1,5 millones más de euros de lo que invirtió en 2010 para la creatividad de las campañas de comunicación del Canal.

Ignacio González ya lo dijo el pasado mes de febrero en el diario ABC: "Es muy probable que la privatización se ponga en marcha antes del verano". Y esas fechas están aquí. La administración duplica la partida publicitaria, quizá como una llamada a los nuevos inversores que vendrán a hacerse con el 49% de la empresa pública del agua. Una empresa que tiene previsto dos posibles embalses más a la espera de que el Ejecutivo central revise la política hidrográfica.

En el momento en que parte del Canal pase a manos privadas, habrá qué mirar qué parte del dinero público patrocinará el agua que pertenecía a los madrileños.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Política de reinserción
Los presos de ETA y el 'juego del gallina' (3): ¿Qué hacer?
Mikel Buesa Libertad Digital 9 Mayo 2012

¿Cómo conjurar el maleficio del juego del gallina? ¿Es posible imaginar un procedimiento que abra la posibilidad de lograr un cierto éxito mediante una política activa de reinserción de los terroristas? Lo que me propongo en esta última entrega de mi artículo es establecer los fundamentos de un diseño para esa política que modifica las condiciones de dicho juego y que se inspira en la experiencia italiana de la disociación.

Quizás convenga empezar por esta última. En 1987, ocho años después de que, por primera vez, se regulara en Italia la figura del arrepentimiento específicamente referida a los terroristas, se completó la correspondiente legislación con el reconocimiento de la disociación. Lo que había ocurrido entretanto es que los éxitos policiales en la lucha contra las Brigadas Rojas y otras organizaciones armadas habían colocado dentro de las cárceles a casi todos sus militantes activos. Los arrepentidos, los pentiti, entre quienes se contaban los principales dirigentes de las Brigadas Rojas, habían actuado como delatores –tal como exigía la ley– a fin de obtener beneficios penitenciarios, coadyuvando así a la represión del terrorismo. Pero una buena parte de los activistas detenidos tenían poco que contar porque su trabajo en la base de las actividades terroristas no les había permitido obtener demasiada información acerca de la organización. No podían ser arrepentidos, pues el arrepentimiento iba vinculado a la delación. Las autoridades italianas legislaron para amparar este tipo de casos, creando la figura de la disociación, de manera que los convictos que, además de admitir su actividad delictiva y repudiar la violencia política, se desvincularan definitivamente de las organizaciones terroristas y lo acreditaran con su comportamiento, podían ser premiados con un tratamiento penitenciario favorable. Los resultados obtenidos permitieron abrir una brecha significativa en la población carcelaria, separando a los disociados del núcleo irreductible de las organizaciones armadas. Éstas fueron derrotadas gracias a la acción policial y judicial, pero su dilución definitiva estuvo favorecida por la legislación que se acaba de mencionar.

En España, como mencioné en una entrega anterior, el arrepentimiento fue adoptado por la ley penal en 1988 como elemento necesario para que los terroristas pudieran acceder a la libertad condicional, pero los legisladores de entonces –y los que posteriormente modificaron el Código Penal– no consideraron conveniente albergar en la ley española la figura de la disociación, más allá de considerarla una circunstancia atenuante del delito, en tanto que fuente de beneficios penitenciarios. Y, sin embargo, tanto en la vía Nanclares como ahora, de una manera más explícita, en el programa abierto por Fernández Díaz, la disociación –y no el arrepentimiento– han sido las fuentes principales del otorgamiento de un tratamiento favorable a los reclusos de ETA que se han avenido a entrar en ellos. Tal cosa ha sido posible gracias a la aplicación extemporánea del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario; una norma pensada para otros casos a la que se han agarrado las autoridades del Ministerio del Interior, con la aquiescencia del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, como único procedimiento disponible para aplicar su política. Se ha desvirtuado así la norma y el Estado de Derecho se ha resentido. Resuena, por ello, la advertencia que, en su discurso de despedida como director de la Fiscalía de la Corona británica, pronunció, en octubre de 2008, lord Ken Macdonald: "El mejor modo de desinflar las amenazas (terroristas) consiste en fortalecer nuestras instituciones en lugar de degradarlas".

La vía para modificar la estructura del juego del gallina pasa, precisamente, por el fortalecimiento de las instituciones frente al terrorismo. Desde mi punto de vista, serían tres los pasos a dar por parte del Gobierno. El primero consiste en desactivar la utilización del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario con respecto a la política de reinserción de terroristas, de manera que se evite el exceso de discrecionalidad que se ha venido dando en los casos tratados durante la vigencia de la vía Nanclares. Los presos de ETA –y también la sociedad en general– deberían tener claras las reglas a las que puede sujetarse su reinserción y, sobre todo, deberían saber que ésta no va a estar supeditada a los avatares de la política.

Un cambio así tendría que estar acompañado, en segundo lugar, por la promulgación de una ley sobre la disociación en la que se establecieran con claridad los beneficios penitenciarios a los que pueden aspirar los terroristas que renuncien voluntariamente a su vinculación con la organización a la que pertenecen. De la misma manera, la referida ley debería tasar los comportamientos que se esperan en el recluso disociado y los procedimientos de verificación de su separación con respecto a ETA o cualquier otra banda terrorista. Además, para deshacer el maleficio del gallina, sería necesario que, al menos en una primera fase, la posibilidad de que cualquier preso pudiera manifestar su deseo de desvinculación tendría que limitarse temporalmente a un plazo razonable no superior a los seis meses. Ello permitiría dejar claro a los etarras o a los miembros de otros grupos terroristas que están en prisión, que el tren de la disociación sólo pasa una vez hasta tanto las organizaciones en las que se integran no se disuelvan.

Sin embargo, una vez que se haya comprobado por los servicios del Estado el definitivo final de las referidas organizaciones o que se constate que todos sus miembros se encuentran encarcelados, la aplicación de la ley de disociación podría flexibilizarse, de manera que cada dos o tres años se pudiera abrir un plazo para la admisión de nuevas demandas de reinserción. Todo ello, sin perjuicio de la aplicación ordinaria del Reglamento Penitenciario, de manera que los presos terroristas que por su comportamiento lo merezcan, pudieran progresar de grado, llegando incluso hasta la libertad condicional. No se trata, por tanto, de sustituir los procedimientos establecidos actualmente en la legislación penal y penitenciaria, sino de complementarlos con la finalidad explícita de propiciar la disolución de las organizaciones armadas.

Finalmente, el tercer paso de este replanteamiento de la política de reinserción debería ser la legitimación de las víctimas para ser parte interesada en los procedimientos administrativos y penales relacionados con los terroristas que causaron su infortunio. Ello supone dar un paso más allá de lo establecido en la vigente Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo, en la que ya se establece el derecho de éstas a tener información de "todo lo relacionado con la ejecución penitenciaria (de las sentencias judiciales) hasta el momento del cumplimiento íntegro de las penas, particularmente en los supuestos que supongan concesión de beneficios o excarcelación de los penados". Se trata, por tanto, de trascender lo que en la citada Ley no es más que un procedimiento de comunicación –que, por cierto, todavía no se ha desarrollado, con lo que las víctimas ignoran actualmente lo que ocurre con sus victimarios cuando están encarcelados–, para ampliar el derecho de las víctimas a ser oídas en los casos de reinserción. Con ello no pretendo que las víctimas puedan condicionar o subordinar a sus intereses las decisiones de la política penitenciaria –pues entiendo que, en una sociedad democrática, a quien corresponde la legitimidad para desarrollarla es al Gobierno salido de las urnas–, sino más bien que esos intereses, expresados en cada caso concreto y no a través de sinuosos medios de representación, sean tomados en consideración por quienes ejercen la responsabilidad de tomarlas.

Concluyo. Los intentos de emplear la política penitenciaria para abrir una brecha en ETA y favorecer así su debilitamiento y su final, se han saldado hasta ahora con un rotundo fracaso. Por ello, ha llegado el momento de corregir radicalmente esa política, de abrir en ella la posibilidad del éxito y de conjurar el maleficio del juego del gallina que corresponde a su diseño. Los elementos analíticos que se requieren para esa tarea están ya planteados. Ahora corresponde al Gobierno hacer que no se cumpla, una vez más, lo que observó François Bizot al reflexionar acerca de su experiencia como prisionero de los jemeres rojos: "Nuestro drama en la tierra es que la vida, sometida a la atracción del cielo, nos impide corregir los errores de la víspera, como la marea en la arena lo borra todo en su retorno".

¿A quién beneficia la “Vía Nanclares 2”?
Fernando Vaquero Oroquieta. Pamplona. http://cronicasnavarras.blogia.com 9 Mayo 2012

Quid prodest.

Es necesario hacerse esa pregunta, dada la maraña informativa, los ánimos desatados y las explicaciones pueriles, que abruman a cualquier ciudadano interesado en el futuro de este desmoralizado país, desde que saltara la cuestión a los medios de comunicación.

La que se viene denominando “Vía Nanclares 2”, o Plan Integral de Reinserción de presos terroristas asumido por el Gobierno del Partido Popular, empezó mal. Primero se difundió por medio de una filtración periodística procedente de “medios penitenciarios”. El titular de Interior, ante tan “inocente” iniciativa, no tuvo más remedio que tratar de explicarla en una rueda de prensa, lo que hizo de manera un tanto caótica e improvisada, generando no poca confusión en general… y mucha indignación especialmente entre las asociaciones más combativas de víctimas del terrorismo.

Con todo, el Gobierno ha insistido en que este rimbombante plan no implica nada nuevo respecto a la “Vía Nanclares” desarrollada por los socialistas, su “madre” antecedente. Entonces, ¿por qué un nuevo plan?

Pero si analizamos la cuestión detenidamente, deducimos que sí hay novedades. La principal: que los posibles interesados -cuyo ámbito de aplicación se amplía, además de a los procedentes de ETA, al GRAPO y a los presos islamistas- podrán acogerse inicialmente a la misma sin pedir perdón. En segundo lugar, se visibilizan –normalizándose en el sentido administrativo del término- unas actuaciones que ya se venían produciendo, si bien con un resultado muy escaso y en retroceso. Entonces, ¿para qué impulsar una vía aparentemente muerta?

Para tratar de entenderlo, pongamos nuestra atención en una “casualidad”: el equipo autor del plan sería el mismo que venía desarrollando la “Vía Nanclares 1” bajo directrices socialistas. ¿Casualidad o causalidad? Por ello tememos que, tal vez, la “filtración” inicial no haya sido tan casual en tiempo y manera: de nuevo, un campo de minas sembrado en una administración socialista “convenientemente” accionado. Casualidades de la vida, faltaría más. Y no sería la primera vez en que un “quiste” socialista genera no pocos dolores de cabeza a los siempre timoratos y un poquito ingenuos políticos populares. Y en ese mismo Ministerio...

Lo que es incuestionable es que si alguien ha salido beneficiado con la polémica es el PSOE y, en particular, el lehendakari Patxi López, muy mal situado en las quinielas que se vienen manejando cara a las próximas elecciones autonómicas vascas. Recordemos que, suceda lo que suceda, se adelanten o no, se producirán resultados” históricos”; esos que tanto teme Jaime Mayor Oreja y que viene exponiendo en sus prédicas en el desierto en el que se encuentra. El primero y seguro: un éxito sin paliativos de la izquierda abertzale y sus coaligados, convenientemente fagocitados y controlados. Acaso, otro dos: el sorpasso de esa izquierda abertzale sobre el anquilosado y envejecido PNV y, el que puede ser más dramático y trascendental, el lehendakari abertzale que nos viene anticipando, junto otras pocas voces, Rosa Díez.

Con este “nuevo” plan, y como muñidor en la sombra, el lehendakari Patxi López podrá sumarse algún mérito más en tan difícil carrera, presentando su papel como impulsor del “proceso de paz” que en su día inició el PSOE con ETA y del que el diario El País (generalmente, auténtico Boletín Oficial del Estado) nos viene informando a la opinión pública con oportunas y muy calculadas dosis.

En cualquier caso, si alguien no se beneficia con este plan es el Partido Popular. A nivel vasco, pierde credibilidad y combatividad; ninguneado y desconcertado. A nivel nacional, se extiende la impresión de que está “traicionando” a las víctimas del terrorismo y a sus electores más motivados al respecto. Fatalmente así, se consolida poco a poco ese rumor, esa sospecha de que el “proceso de paz” perfilado por la anterior administración socialista fue asumido, aunque ahora ejecutado con poco entusiasmo, por Mariano Rajoy y su Partido Popular, pues se trataría de una “política de Estado”.

El análisis de la izquierda abertzale
Mientras que en los párrafos anteriores nos movíamos, en parte, en el terreno de las hipótesis, procede una afirmación objetiva, basada en hechos constatables y públicos: la más beneficiada es, ¡la propia ETA! Y no es algo gratuito, pues, con todo, es ETA y sus organizaciones satélites las que se han manifestado, a pesar de sus matices y remilgos, con el análisis más matizado y expectante. Veámoslo.

El autodenominado Colectivo de Presas y Presos políticos Vascos (en euskera Euskal Preso Politikoen Kolektiboa, EPPK) por medio de un comunicado publicado en el diario extremista Gara, ha analizado el plan concluyendo que, desde su perspectiva, le supone un avance. Así, EPPK destaca como significativos esos avances, que a continuación concretamos, considerando que responden «a la demanda de movimientos trasladada a La Moncloa desde Euskal Herria, el ámbito internacional e incluso España». ¿Qué avances?, ¿qué reconocimientos? EPPK considera que el plan «nos reconoce como objetivo del sistema penitenciario y como sujeto de derechos globales». EPPK entiende que supone una admisión implícita de su esencia política, pues «Acepta que se nos impone un tratamiento diferenciado (y colectivo), tanto al imponer condiciones y niveles de exigencia más altos para recibir derechos y beneficios penitenciarios como a través de la discrecionalidad de la clasificación penitenciaria y de la propia dispersión». Por último, a su juicio, el Gobierno aceptaría «el fracaso político de la llamada `vía Langraiz' de arrepentimiento-delación. Y es algo significativo en sí mismo, ya que hasta ahora esto había sido negado de modo irresponsable». En definitiva, todo un triunfo en el terreno del lenguaje: se trataría, pues, de un conflicto estrictamente político; una reivindicación histórica del MLNV. Y concluye afirmando que el EPPK estaría dispuesto a dar pasos si se abandonan «todas las presiones y chantajes». Buenos chicos, en el fondo.

De esta manera, dado que la polémica se suma a la desatada por los manejos de la autodenominada Comisión Verificadora Internacional (¿no se les puede, llanamente, expulsar de España y punto?, ¿o es que no hay interés en ello?), la consecuencia de todo ello es que mientras que el Gobierno popular ha dado nuevas muestras de torpeza, o mala intención, al despreciar olímpicamente a sus electores y a demás ciudadanos al tratarlos como menores de edad políticamente hablando, ETA es la gran ganadora. Así, ha alcanzado un tratamiento de “sujeto político”, en las personas de sus presos, acorralando de paso, dialéctica y mediáticamente al Gobierno español, desvelando sus contradicciones con este nuevo triunfo en materia de lenguaje y propaganda. Y con “tutela” internacional, nada menos.

Y siempre, en la estela del proceso de paz norirlandés.

¿Puede tener éxito la “Vía Nanclares 2”?
Por otra parte, este plan ha sido recibido con mucho escepticismo por lo que respecta a sus posibles resultados prácticos. Si en su día con la “Vía Nanclares” se intentó romper la organización y disciplina internas de ETA, fracasando, con este programa –en buena medida, más de lo mismo- difícilmente se conseguirá.

El áspero, pero tremendamente veraz y objetivo, Florencio Domínguez, aseguraba en La Vanguardia, el pasado 2 de mayo que «Cada elogio a Otegi en un titular era un paso atrás de los etarras presos que estaban en el camino del desmarque de ETA. El principal obstáculo para una reinserción es el miedo a tener que romper con ETA y recorrer el camino en solitario, significándose ante sus ex compañeros y entorno social. Al crear expectativas de éxito para la izquierda abertzale aumentaron las esperanzas de los presos de salir en grupo y sin hacer renuncias. Así matamos entre todos la vía Nanclares». En definitiva, « Al crear expectativas de éxito político de la izquierda abertzale se mató la vía de la reinserción». Y, ya hemos visto, esa expresión política de ETA tiene muchas, muchísimas expectativas políticas.

Y no es el único que así opina. Nos remitimos a las interesantes reflexiones al respecto realizadas por Mikel Buesa en sus artículos Los presos de ETA y el “juego del gallina”, publicados en Libertad Digital.

De esta manera, una nueva versión de la “Vía Nanclares”, aunque maquillada y visibilizada, no rompe unas expectativas que exigen respuestas globales; por lo que está garantizado su fracaso.

Conclusiones: una “mina” mediática accionada por interesados en el avance del “proceso de paz” ha pillado al Gobierno a contrapelo. Los “presos” no se mueven. El PSE-PSOE y ETA, en sus respectivos ámbitos, se benefician con la noticia. Una indignante Comisión Verificadora Internacional continúa con sus manejos y andanzas. Y la opinión pública no entiende casi nada; salvo que los etarras YA serían “presos políticos” y que existe un “proceso de paz”. Rectificamos: percibe la problemática desde otros parámetros dialécticos. Están ganando.

En este contexto, mejor haría el Gobierno del Partido Popular en escuchar las voces que, como las anteriores, vienen denunciando la perversidad del proceso de referencia (el norirlandés), caso de Rogelio Alonso en el ámbito universitario, o de políticos expertos sobre el terreno, como Jaime Mayor Oreja. De no rectificar tan torpes pasos -lo que únicamente puede hacerse manteniendo contra viento y marea una nítida posición de inteligencia y firmeza- confirmará estos desaguisados como males menores de un proceso perverso y oculto al que se habrían entregado.

Fernando José Vaquero Oroquieta
http://diarioliberal.com/DL_vaquero.htm


¿Qué "verificación" necesita la ETA? ¿Cómo se verifica una rendición?
Pascual Tamburri www.elsemanaldigital.com  9 Mayo 2012

Y ahora ETA necesita "verificadores internacionales". O sea, ¿amiguitos suyos que vengan a enseñarle a España cómo actuar? ¿De igual a igual, de banda criminal a Estado soberano?

La verdad, no, no creo que la noticia de la semana sea la victoria de François Hollande en lo político, ni la retirada de Rodrigo Rato en lo económico, y ni siquiera la pelea entre Patxi López y Antonio Basagoiti en lo autonómico. Todo ello tendrá, por supuesto, sus consecuencias en nuestros próximos meses y años, pero lo que de verdad vamos a pagar, lo que de verdad puede costarnos, es el empeño de ETA y su coro de plañideras en ser tratados como si fueran lo que no son. O sea, gente respetable.

Uno de los lugares comunes más manidos y con menos contenido es ese de que "todas las ideas son igualmente respetables". Naturalmente que no es así, desde el momento en que existen verdades y mentiras, bondades y maldades; y si para los cristianos todas las personas, como hijos de Dios, tienen una dignidad innata pese a sus errores, ni siquiera para ellos todos los humanos, juzgados por sus obras, merecen igual respeto. Pues así con los asesinos de por aquí, sus cómplices y sus amiguetes.

La ETA y su cuadrilla han montado ahora algo a lo que llaman "Comisión Internacional de Verificación", que consiste en un grupo de personajes afines a la banda que se arrogan el cometido de certificar que los terroristas cumplen sus propias promesas de desarme. Nadie con autoridad para ello les ha dicho que vengan. Nadie con esa potestad soberana ha delegado en unos extranjeros la capacidad que tiene el Estado para el control de las armas y el cumplimiento de las leyes. Pueden llamarse a sí mismos como quieran, pero no han recibido ningún mandato de nadie, puesto que España, nación soberana, no puede –ni sus gobernantes, sean quienes sean, podrán nunca- ponerse al mismo nivel que una banda de delincuentes y sus sostenes políticos.

ETA y sus amigos tienen la cara dura, sin haber cumplido ni con mucho todas las penas que les corresponden, de autocertificar el cumplimiento de una tregua que nadie pidió ni pactó. España no es ni Somalia, ni Bosnia, ni desde luego Irlanda. No hay posible participación internacional en lo que no deja de ser una cuestión legal bastante sencilla. O ETA gana, y por tanto sus objetivos políticos se alcanzan, con o sin más crímenes, o ETA pierde, y por tanto ETA y todos sus colaboradores pasan por los Tribunales y cumplen las penas. Si ETA gana, España pierde y se anula la soberanía de la nación. Como ninguno de nuestros líderes políticos puede negociar eso, la única solución es que ETA pierda. Y entonces lo único que habrá que certificar es que los asesinos, y sus cómplices políticos, cumplan íntegramente sus penas.

¿Cómo se certifica una rendición? Ya que el Estado sólo puede negociar el día y la hora de la disolución y el desarme, es verdad que le sobran medios para certificar él solo esos extremos. No hace falta para eso ni Administración autonómica, ni grandes gastos, ni por supuesto ninguna intervención exterior. Bastan, como siempre habrían bastado si se les hubiese dejado, las Fuerzas de Seguridad del Estado. El ministro del Interior puede caer mejor o peor, pero decir esto es una de las grandes verdades de las últimas semanas políticas. Una verdad que, además, permanecerá gobierne quien gobierne. ETA ha sufrido grandes derrotas, debidamente presionada terminará de hundirse, y ni es momento de ninguna concesión política ni puede ser momento de que España sea puesta al nivel de una banda de asesinos marxistas por un grupo de ajenos a los que nadie llamó y nada legitima.

Los etarras buscan otro canal de legitimidad en la crisis económica que vive España, y el otro día chillaban a favor de "romper, cuanto antes, amarras con ese barco a la deriva que se llama España". Los dioses sabrán qué situación económica viviría una Euskalerria independiente y socialista en sus manos. Menos mal que no vamos a tener el placer de disfrutar esa sovietización.

Ahmadineyad quiere a la izquierda abertzale
Raúl González Zorrilla Periodista Digital 9 Mayo 2012

HispanTV, la televisión en castellano del presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, emite un canto épico a mayor gloria de la “izquierda abertzale”
EIG. Redacción. San Sebastián.

Quid pro quo. O, lo que es lo mismo, hoy por ti y mañana por mí. Durante los últimos meses, desde Euskadi Información Global hemos venido informando sobre la cada vez más alarmante ayuda y colaboración que la autodeterminada izquierda abertzale presta a los grupos islamistas asentados en Euskadi o que se encuentran de paso por esta comunidad haciendo proselitismo de la "causa palestina".

Pues bien, ahora parece que ha llegado la hora de la devolución de favores e HispanTV, la televisión iraní que hace apenas unas semanas comenzó a emitir en castellano para España, Estados Unidos y América Latina, ha difundido recientemente un largo reportaje, que bajo el título de “La nueva izquierda abertzale”, es un aberrante paseo por el pensamiento más extremista, totalitario e irracional del mundo proetarra.

El documental de HispanTV, que en todo momento habla de los siete territorios de “Euskal Herria” y presenta un País Vasco indecentemente monolítico donde la única realidad existente es la dibujada por los corifeos de ETA, es una caricatura repugnante de la sociedad vasca, pero es también, y quizás sobre todo, una canto épico a la “lucha política” impulsada durante medio siglo por la banda terrorista y sus secuaces.

HispanTV, que es uno de los proyectos comunicativos más queridos y mimados por el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, incluye en su reportaje sobre la "izquierda abertzale" testimonios de diferentes “personalidades” del País Vasco, todas ellas ligados a la antigua Batasuna o a las actuales Bildu o Amaiur. Entre éstas, algunas tan inconfundibles, y tan inevitables, como el diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano; José Mari Esparza, director de la editorial Txalaparta; Rafael Larreina, diputado de Amaiur; Mariví Ugarteburu, portavoz de la IA o Endika Guarrotxena, ex miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna.

Losantos, a catalanes y vascos: 'El resto de España no ve la hora de perderos de vista'
El periodista critica que Cataluña pida cuentas a la España a la que 'detesta, desprecian y roba'
 www.lavozlibre.com 9 Mayo 2012

Madrid.- “El resto de España está hasta las narices de catalanes y vascos y no ve la hora de perderles de vista”. Así de contundente se ha mostrado Federico Jiménez Losantos este jueves en su programa de ‘Es Radio’, al valorar los planes de la Generalitat de Cataluña de fiscalizar las inversiones del resto de España. “Muchos catalanes se sentirán contentos el día de la independencia, pero al lado de lo contentos, tranquilos y descansados que vamos a estar el resto de España, no va a ser nada. En estos momentos, la región que más votaría a favor de la secesión de Cataluña sería Extremadura, después Madrid, Valencia y Andalucía. Y en Cataluña, estarían, como siempre, mitad y mitad”, dijo.

“Es decir, los catalanes no se consideran españoles, pero sí capacitados y legitimados para mandar en España. ¿Por qué se celebran elecciones generales si al final manda el que gana en Cataluña? Podríamos ahorrarnos ese trámite”, señaló. Y es que para el director de ‘Es la mañana de Federico’, los catalanes ven a los españoles “como sus vasallos” y se dedican a “pedir cuentas a una España a la que detestan, desprecian, roban y mendigan”. “O sea que ellos no van a recortar nada en lo que es el lavado de cerebro nacionalista pero quieren mandar, controlar y fiscalizar todo lo que se gaste en el resto de España. Ni que lo pusieran ellos. Pero si aquí la que pone el dinero de verdad es la Comunidad de Madrid, los madrileños. Cada madrileño pone casi el doble que un ciudadano de Cataluña”, indicó.

“Acaban de pedirnos 900 millones de euros porque su deuda está a un escalón del ‘bono basura’, no vale nada. Y nosotros se lo damos, porque tenemos dos obligaciones: que no se cumpla la ley en Cataluña y que ellos tengan derecho a intervenir en todo, gracias a la cobardía de UCD, PSOE y PP a lo largo de toda la democracia”, apuntó, para añadir: “El resto de España está hasta las narices de los separatistas vascos y catalanes y no ve la hora de perderles de vista”.

“Su eslogan favorito en los mítines es ‘Espanya ens roba’. Pues no os dejéis robar más queridos. Referéndum y a la calle. Claro que el referéndum tiene que ser en toda España, pero no os preocupéis que habrá una mayoría de españoles deseándolo. Si dejamos que estos mangutas que hablan mal catalán y no saben hablar español, manden en Cataluña de manera despótica y en España de forma omnímoda, pues ya me contarán”, comentó.

Pero el nacionalismo catalán no fue el único blanco de las críticas del director de ‘Es la mañana de Federico’, sino también el vasco. “Y en el País Vasco, pues el otro frente, igualmente separatista, con una banda de pistoleros legalizada por el mismo que trajo el estatuto separatista de Cataluña, incompatible con la Constitución, pero no con ese Tribunal Constitucional que sus enemigos llaman “prostitucional” y que efectivamente dio por bueno lo que no puede serlo. ¿Cómo puede ser un Constitucional favorable a que se vulnere la Constitución? Pues por que lo ponen el PSOE y los nacionalistas. Tan sencillo como eso”, explicó.

Unos 50.000 alumnos de Baleares podrán escoger la primera lengua de enseñanza
G. S. N. www.gaceta.es 9 Mayo 2012

Alrededor de 50.000 alumnos del segundo ciclo de infantil " 3, 4 y 5 años" y primer ciclo de primaria "6 y 7 años" tendrán la posibilidad de escoger la primera lengua de su enseñanza durante el próximo curso escolar 2012-2013, tal y como ha indicado el conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch.

El conseller ha explicado que algunos de los sistemas para aplicar la libre elección de lengua pueden ser mediante "desdoblamientos flexibles" o con "diferentes grupos de iniciación a la lecto-escritura", todo ello con el objetivo de que en el segundo ciclo de educación primaria los alumnos empiecen a manejar las dos lenguas e "interaccionar" en ambas.

Bosch ha dado estos detalles en la rueda de prensa que ha ofrecido para explicar el proceso de adscripción para el próximo curso lectivo, que se abrió el pasado 7 de mayo, y en el que ha dicho que se prevé una "estabilización de la población escolar".

Cataluña
Ferran Mascarell reparte otros dos millones para promocionar el catalán
El constante goteo de subvenciones por motivos identitarios ha convertido al nacionalismo en un modo de vida en Cataluña.
Alejandro Tercero www.vozbcn.com  9 Mayo 2012

No son pocas las voces que aseguran que el nacionalismo catalán, además de una ideología política trasnochada y contraria a los derechos individuales de los disidentes, se ha convertido en un negocio para muchos en Cataluña. El goteo de subvenciones que de forma continua otorgan las instituciones catalanas hace pensar que no les falta razón.

Es imposible saber a ciencia cierta cuántas personas viven de ello, pero las incontables convocatorias de subsidios por motivos identitarios que LA VOZ DE BARCELONA recoge de forma habitual confirman que el nacionalismo puede perfectamente considerarse como un sector económico más en Cataluña.

Desde los sindicatos hasta la Iglesia católica
El Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC) ha publicado, este martes, las subvenciones de importe igual o superior a 3.000 euros concedidas durante el año 2011 por la Consejería de Cultura, dirigida por el ex socialista Ferran Mascarell (resolución CLT/807/2012). Unas subvenciones que desde la Consejería no se sigue el rastro, es decir, la Generalidad no puede confirmar que el dinero teóricamente destinado a estos fines se utiliza para lo que se ha solicitado.

Como es habitual, las más numerosas son las destinadas a la ‘promoción del uso del catalán en Cataluña’, que superan los dos millones de euros. En concreto, la Unión de Federaciones Deportivas de Cataluña ha recibido 5.000 euros para el programa ‘Voluntariado por la Lengua en el ámbito deportivo’; Cáritas Diocesana de Barcelona, 3.000 euros para ‘servicios de conocimiento del entorno y aprendizaje de la lengua catalana’; la Associació de Juristes en Defensa de la Llengua Pròpia, 3.000 euros para la campaña ‘No cambiemos de lengua’; la Associació en Defensa de l’Etiquetatge en Català (ADEC), 25.000 euros para la ‘normalización del etiquetado a través del código de consumo’ y 8.000 euros, para la exposición ‘Vive 24 horas en catalán’; el Casal dels Infants del Raval, 10.000 euros para el proyecto Aula de Lenguas; la Associació Independent de Joves Empresaris de Catalunya, 6.500 euros para el proyecto ‘Los jóvenes empresarios encomiendan el catalán 2011'; la Unió Sindical Obrera de Catalunya (USOC), 4.000 euros para promoción del uso de la lengua catalana; el Centro de Cultura de Formación y Ocupación Profesional de Sant Martí, 3.000 euros para el proyecto ‘El catalán en las empresas latinas de Barcelona’; la Fundació Catalana de l’Esplai, 4.800 euros para el proyecto ‘Exprésate en catalán’; la Coordinadora d’Associacions per la Llengua Catalana (CAL), 13.000 euros para el Correllengua 2011; la Associació Cultural Casa Orlandai, 5.000 euros para el ‘fomento del uso de la lengua catalana en Sarrià’; la Associació d’Editors en Llengua Catalana, 5.000 euros para la 29ª Semana del libro en catalán; la Associació Parlacatala.org, 5.900 euros para las ‘parejas lingüísticas virtuales’; la Associació Wafae, 3.000 euros para ‘la promoción del uso interpersonal de la lengua catalana entre la comunidad autóctona y la comunidad de personas inmigradas’; CCOO de Cataluña, 76.000 euros para ‘actuaciones’ de su servicio lingüístico; la Confederació de Comerç de Catalunya, 76.000 euros para el proyecto ‘Abiertos al catalán 2011'; UGT de Cataluña, 65.000 euros para su ‘proyecto de política lingüística’; la Unió Sindical Obrera de Catalunya (USOC), 4.500 euros para ‘promoción del uso de la lengua catalana’; la Fundació Privada Pimec, 7.000 euros para el proyecto ‘El catalán, factor de responsabilidad social empresarial’; PIMEC-SEFES, Petita i Mitjana Empresa de Catalunya, 17.500 euros para el proyecto ‘Fomento de la lengua catalana entre el tejido empresarial de pymes y autónomos 2011'; el Gremio de Restauración de Barcelona, 5.000 euros para la ‘campaña de información sobre el catalán en la restauración’; la Fundació Privada Vincle, 20.000 euros para el proyecto ‘El catalán suma’; la Associació Tallers per a la Llengua, 6.000 euros para ‘la promoción del uso de la lengua catalana en Cataluña’; Consell de Col·legis d’Advocats de Catalunya, 32.000 euros para el ‘impulso de la lengua catalana en el ámbito de la abogacía para el año 2011'; y Òmnium Cultural, 19.500 euros para el proyecto ‘Voluntariado por la lengua’.

A esto hay que sumar 1.578.802 euros que la Consejería entregó para ‘promover iniciativas destinadas a aumentar los estrenos de largometrajes doblados o subtitulados en lengua catalana‘. Y los 45.000 euros recibidos por Ubi Studios para la ‘localización al catalán del videojuego de las aventuras de Tintín y el juego para la videoconsola Nintendo 3DS’.

Sardanas, castellers y trabucaires
El DOGC también recoge otro tipo de subvenciones de diversa índole. Por ejemplo, la Universidad Catalana de Verano, que en los últimos tiempos se ha caracterizado por su radicalismo -celebrando actos en favor de ETA y homenajes a personajes acusados de terroristas-, ha sido agraciada con 30.000 euros. Y Publicacions de l’Abadia de Montserrat, dirigida por el conocido monje independentista Josep Massot Muntaner, ha recibido 12.000 euros para la ‘edición del volumen 21 de la Obra del Cancionero Popular de Cataluña’.

La sardana y los castellers han sido dos de los proyectos estrella del consejero Ferran Mascarell en 2011. Los diferentes grupos sardanistas se han repartido 338.000 euros para la celebración de actos, campeonatos e incluso un encuentro internacional en Grenoble. Los castellers, por su parte, han recibido 328.500 euros para sus actividades, incluida su participación en un foro universal de cultura en Valparaíso (Chile).

Pero también ha habido pedrea para la Coordinadora de Ball de Bastons de Catalunya (12.000 euros), la Federació Catalana de Pessebristes (20.000 euros), la Associació Coordinadora de Trabucaires de Catalunya (10.000 euros, para un encuentro nacional de trabucaires), la Associació per a la Difusió del Folklore (40.000 euros, para unas jornadas internacionales), la Fundació Privada la Roda d’Accions Culturals i del Lleure (95.000 euros, para la Tamborinada 2011), la Fundación FECAC (39.470 euros, para los gastos de la programación artística de la Feria de Abril de Cataluña 2011), y la Agrupació Esbarts Dansaires de les Comarques Gironines (6.000 euros).

Nueve millones de euros en subvenciones ‘culturales’
Más sorprendentes, si cabe, son los 334.000 euros recibidos por la Associació d’Amics de l’Òpera de Sabadell para promocionar la ópera en Cataluña; los 45.080 euros otorgados al Ens de Comunicació Asociativa para la ‘creación del banco de contenidos del asociacionismo cultural y de la cultura popular y tradicional catalana’; los 21.300 euros entregados al Cercle d’Agermanament Occitano-Català para ‘actividades de fomento de la lengua occitana en Cataluña‘; los 75.000 euros que ha recibido la Associació Pilarín Bayés 2012 para la ‘celebración del Año Pilarín Bayés’; los 20.000 euros para la Fundació Privada Lluís Carulla, del grupo fundador del ultrasubvencionado diario Ara, para ‘el establecimiento de una red de museos para la difusión del patrimonio etnológico en Cataluña’; los 20.350 euros entregados a la Federació Catalana de Cineclubs para el ‘establecimiento de la red cineclubista en todas las comarcas catalanas’; o los 20.000 euros para el ‘proyecto de gestión documental del Centro de documentación de la UGT de Cataluña’.

El listado completo de esta ronda de ayudas ocupa 27 páginas del DOGC, lo que supone alrededor de medio millar de subvenciones que ascienden a cerca de nueve millones de euros. Ante esta realidad, no parece desatinado concluir que (ya que los agraciados practican de una manera u otra el nacionalismo) el negocio del nacionalismo no conoce la crisis.


Recortes de Prensa   Página Inicial