AGLI Recortes de Prensa   Viernes 18  Mayo 2012

Necesario, pero insuficiente
EDITORIAL Libertad Digital 18 Mayo 2012

La reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrada ayer ha servido para demostrar que el gobierno comienza a tomarse en serio el control de las cuentas públicas autonómicas.

Con varias autonomías en el punto de mira del Ministerio de Hacienda por sus incumplimientos reiterados y la pésima evolución de su calidad crediticia, la sesión se saldó con un requerimiento formal al nuevo ejecutivo autonómico asturiano, que habrá de recortar sensiblemente sus presupuestos y presentar un nuevo plan dentro de quince días, y también al gobierno andaluz, de cuyo cumplimiento del objetivo de déficit cabe albergar también serias dudas a pesar de los primeros recortes de gasto introducidos por la coalición de izquierdas actualmente en el poder.

Ahora bien, no podemos perder de vista que se trata simplemente de los documentos elaborados por las propias autonomías en torno a la previsión de gastos e ingresos para este año y que ambas partidas pueden variar sensiblemente en los más de seis meses que quedan hasta el cierre del ejercicio. Este factor de provisionalidad en las cuentas de las autonomías, de cara al cumplimiento del objetivo de déficit situado en el 1,5% del PIB, ha sido tenido muy en cuenta por el ministro Montoro, que ya ha avisado de la intención de su departamento de vigilar estrechamente el desarrollo de estos planes de reestructuración financiera presentados por los responsables económicos de los distintos gobiernos regionales.

Actuar de otra manera sería una irresponsabilidad por parte del gobierno, ahora que toda la atención de inversores e instituciones internacionales está centrada en su capacidad de control sobre diecisiete ejecutivos indisciplinados, cuya disparatada política de gasto a lo largo de todos estos años ha sido la principal culpable del drama que vive el país. Por eso el gobierno de Mariano Rajoy no puede salvar el expediente simplemente aprobando planes financieros cuya ejecución depende precisamente de los políticos que más se han caracterizado por incumplir compromisos anteriores. Es necesario que se ponga en marcha esa política de fiscalización continua de las cuentas autonómicas anunciada por Montoro y que, además, se actúe con contundencia, interviniendo directamente a las comunidades irresponsables en caso de que se produzcan las consabidas desviaciones tan comunes en la etapa de Zapatero, comenzando por las de su propio gobierno, como quedó de manifiesto a finales del año pasado.

La reducción de los presupuestos autonómicos en 18.000 millones, de los que 13.000 corresponden a disminuciones de partidas de gasto y 5.000 a un aumento de los ingresos fiscales previstos, es, qué duda cabe, una buena noticia para nuestra maltrecha economía. Es también lo menos que cabía esperar de un ejecutivo que se ha confesado incapaz de poner solución al despropósito autonómico centralizando las competencias troncales de la administración pública, lo que habría hecho innecesario el castigo fiscal impuesto a los contribuyentes para cumplir con lo exigido por las autoridades europeas. Ahora tiene la obligación de que las comunidades ejecuten a rajatabla las medidas proyectadas en los planes que ayer fueron validados en el Ministerio de Hacienda. España se juega demasiado y ya no puede permitir ni un minuto más las tradicionales imprudencias de nuestra negligente casta autonómica.

Demacrado Rajoy..... y Rosa Diez que pierde por segunda vez su "virginidad" política
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 18 Mayo 2012

Hasta a Mariano Rajoy se le nota la presión. Demacrado y, en su tranquilidad, tenso. La que soporta España es terrible y ayer lo fue más que nunca. Hacer los deberes, ser austero y demostrar y estar dispuesto a demostrar a quien sea transparencia y fiabilidad no basta. A primera hora la prima de riesgo española, acompañada de Italia , Polonia y muchas más se disparaba. La bolsa caía en picado. Grecia, un país y unos gobernantes desquiciados y fuera de la realidad por igual cavaban en el abismo. Alemania persiste en su dogal de hierro. Europa empieza a estar harta de Merkel.

Porque el merkelismo ha sido positivo. Eso es indudable. Su postura de acabar con los despilfarros y controlar el gasto ha sido trascendental. Pero amen de austeridad es necesario poner en marcha crecimientos. No es incompatible sino al contrario, lo primero es prioritario y condición indispensable para lo segundo. Pero dicho lo cual a Alemania no le puede salir financiarse gratis y otros países tener que pagar el 6% de interés. Eso solo le interesa a Alemania y hay que decírselo y alto a doña Angela. Rajoy en escaño y en pasillos lo comenzaba a apuntar. Rubalcaba no hacía sangre más allá de lo que exige el guión. Y uno se sosiega un algo esperanzandose de que los “nuestros” no llegarían al nivel de insensatez griega y que in extremis y ante la sima no se empujarían el uno al otro o el otro al uno para acabar cayendo los dos juntos.

Infartada siguió la mañana, la famosa prima se enfrió y descendió un poquito y hasta la bolsa repuntaba, pero fue un espejismo. Mañana seguiremos entre síncopes. Se echa de menos que el gobierno y el presidente, amen de las malas nuevas conocidas ,asumidas y cotidianas, no dieran un algo de aliento. Lo que se llama una arenga. Que esta la tropa hecha trizas, hombre.

A todo esto Rosa Diez perdió por segunda vez su virginidad política. Porque parecía como que ella no hubiera sido antes dirigente socialista, ni consejera de un gobierno nacionalista con el PNV, ni candidata a dirigir el PSE y el propio PSOE. Rajoy, que irónico es terrible, le espeto. “Ya sabemos que todos somos muy malos, pero menos mal que la tenemos a usted, que es la única estupenda”. Diez minutos después se sabía que la señora estupenda había pactado con el PSOE e IU en Asturias y sus apoyos mediáticos, de la derecha más radical y feroz enemiga aunque ahora emboscada, del presidente popular, se rasgaban las vestiduras. Por ella y por su otro protegido, Cascos. Y a uno que le parece que está bien que gobierne la lista más votada también detectaba que en el PP había cierto suspiro de alivio. Cascos y Diez se neutralizan en un mismo tiro que se han pegado ellos mismos.

Pacto fiscal
Crisis a la francesa
Emilio J. González Libertad Digital 18 Mayo 2012

La crisis del euro es la historia de nunca acabar. No hemos terminado de superar las consecuencias de una posible salida de Grecia de la Unión Monetaria Europea y ya estamos metiéndonos en un nuevo charco, esta vez de la mano de Francia. El nuevo presidente galo, el socialista François Hollande, dice que su país no va a ratificar el Pacto Fiscal europeo si no se renegocia para que incluya medidas en favor del crecimiento económico. Básicamente, lo que quiere Hollande es tener las manos libres para aplicar políticas keynesianas de estímulo de la demanda, eso sí, pagadas en gran medida por la Unión Europea y, a ser posible, sin soportar las consecuencias financieras de sus decisiones. Pero lo único que consigue con ello es introducir nuevas incertidumbres sobre el futuro de la moneda única que, esta vez sí, pueden pasarle factura a su país.

Hollande quiere renegociar el Pacto Fiscal, pero resulta que Alemania no quiere. Y, en este caso, no solo es cosa de Merkel, que sigue rechazando de plano los eurobonos porque éstos supondrían que su país tendría que financiarse con tipos de interés más elevados y que los contribuyentes alemanes tendrían que ser solidarios con aquellos países poco ortodoxos en caso de impago, sino también de los socialdemócratas que, al presentar su programa electoral esta semana, han dicho a Francia que elija entre financiación europea para sus planes de inversión o financiación europea para su agricultura. En consecuencia, las dos principales fuerzas políticas alemanas no quieren saber nada de las propuestas del nuevo primer ministro galo. Y si Alemania no quiere renegociar el Pacto Fiscal, cosa que ya le habían advertido a Hollande durante la campaña electoral, a Francia solo le quedan dos opciones: dejar las cosas como están, que sería lo mejor para ellos, o no ratificar el Pacto y atenerse a las consecuencias.

Las cosas en Francia, desde luego, no están como para que Hollande se ande con bromas. Su déficit presupuestario en 2011 fue del 5,2% del PIB y su deuda del 85,8%, muy por encima de los niveles de la española. Con estas cifras, cualquier día las agencias de rating, que ya tienen en el punto de mira a los bonos galos, revisan a la baja su calificación crediticia, algo que Sarkozy trató de evitar a toda costa porque supondría encarecer la financiación del Estado y las empresas francesas. En este contexto, si Hollande insiste en su órdago lo único que puede acabar por conseguir es que los mercados, que ya empiezan a desconfiar de él, se asusten y disparen la prima de riesgo francesa, provocando, por contagio a otros países, una nueva escalada de la crisis del euro, de la que el primer país perjudicado será Francia.

Le guste o no a Hollande, para salir de la crisis hay que realizar sacrificios y poner las cuentas públicas en orden. Lo que él pretende, sin embargo, es poder hacer tortillas sin romper huevos, y eso, por su propia naturaleza, es imposible. Los socialistas franceses deberían tenerlo en cuenta; los socialistas españoles, que quieren lo mismo para nuestro país, también.

CÓMO ESTÁ EL PATIO
Diecisiete negritos
Pablo Molina Libertad Digital  18 Mayo 2012

El Estado Autonómico, principal lastre de nuestra economía, ha tenido esta semana la primera prueba importante de cara a su supervivencia con el examen de las cuentas regionales por parte de los responsables del Gobierno de Rajoy. Como en la novela de Agatha Christie, todos los presentes son culpables del crimen. Ahora sólo falta saber en qué orden van a ir desapareciendo de la escena.

También como en la novela de la autora británica, los protagonistas sospechan unos de otros, hacen cábalas sobre cuál va a ser el siguiente en caer y temen engustiados ser ellos. Hay candidatos muy serios a ser el primer negrito de este desastre financiero, un auténtico crimen contra los ciudadanos españoles, que llevamos treinta años sosteniendo con nuestro dinero un invento que jamás debió ver la luz.

La ventaja que tienen los responsables autonómicos es que el elevado número de Gobiernos periféricos y su distinto peso en la economía nacional permitirá a Rajoy blasonar ante las autoridades europeas de su rigor con las autonomías sin suspender a las diecisiete, que en pura lógica es lo que debería haberse hecho ya hace algunos años.

De lo que se trata no es de resolver un problema acuciante que agrava nuestros aprietos económicos generales impidiendo una salida ágil de la recesión, sino de ganar tiempo ante los mercados financieros y las instituciones europeas, de convencerlos de que sigan prestándonos el dinero que necesitamos para no suspender pagos como nación. Así pues, la cuestión reside no en la intervención de las autonomías más tóxicas, sino en repartir estrictamente las collejas imprescindibles para seguir manteniendo el Estado Autonómico como hasta ahora y continuar trincando préstamos del BCE para financiar los diecisiete chiringuitos.

La reunión del Comité de Política Fiscal y Financiera finalizó con una reprensión al Principado de Asturias, el eslabón más débil de la cadena autonómica, que como lleva varios meses sin Gobierno tiene diluida la responsabilidad de su desastre entre el PSOE, que gobernó hasta 2011, el partido de Álvarez Cascos, que ha estado gestionando la cosa de forma provisional siete meses y el renovado Ejecutivo socialista y comunista, con el aditamento de UPyD, que es el que finalmente va a tener que ejecutar los recortes indicados amablemente por Montoro en la reunión del jueves.

También hubo algunas palabras recias entre el ministro de Hacienda y la consejera andaluza del ramo a cuenta de la fiabilidad de unas transferencias de fondos europeos de cuya llegada cabe dudar seriamente, pero parece que Patrimonio Nacional no se verá obligado a reponer parte del mobiliario y los objetos decorativos del salón de juntas donde se llevó a cabo el contubernio. Las demás comunidades se llevaron un sobresaliente. No cum laude, porque la cosa no está para pasarse, pero sí una nota bien alta que reconoce los esfuerzos llevados a cabo por la casta autonómica para no ahondar en la ruina ya existente. Esfuerzos sobre el papel, claro, porque no debemos olvidar que lo que ha hecho el Ministerio con las autonomías ha sido revisar hojas de Excel con previsiones de gastos e ingresos, y la informática últimamente es que lo aguanta todo.

Ahora está por ver si esas previsiones se cumplen, especialmente las referidas a los ingresos que las autonomías pretenden recaudar a través de las subidas de impuestos que hayan decretado. Porque todo el entramado de la reforma financiera en las autonomías gira en torno a dos polos. Uno es el del gasto, que depende únicamente de la voluntad de los dirigentes. El otro, ay, es el de los ingresos fiscales, sobre cuya concreción los Ejecutivos autonómicos no tienen posibilidad de influir dado que dependen de las actividades productivas sobre las que se aplican. Con una economía desplomándose a ritmo acelerado, cualquier previsión de aumento de ingresos del fisco es una quimera, por más modestia que se aplique en los cálculos.

Por todo ello, Montoro ha decidido que vigilará muy de cerca el cumplimiento de esos planes financieros, que ayer asperjó con el hisopo de las grandes ocasiones en el Te Deum celebrado con los oficiantes autonómicos, a ver si la prima de riesgo, esa heresiarca, se da por aludida.

El riesgo de que las autonomías vayan cayendo poco a poco como en Diez negritos sigue vigente. Ninguna, salvo Madrid, va a cumplir el objetivo de déficit, pero la pregunta es: ¿quién será la primera en caer? Con seguridad, una del PP, para evitar sospechas de partidismo en asunto tan principal. En la zona de Levante, los políticos populares ya se dan de bofetadas para pedirse un puesto decente en las próximas elecciones al Parlamento Europeo. Con pistas como esa, no hace falta ser Hércules Poirot, vamos.

twitter.com/PabloMolinaLD

¿Para qué quieren Griñán y Valderas un banco público en Andalucía? ¿Para arruinarlo, como han hecho con las cajas?
Francisco Rubiales Periodista Digital 18 Mayo 2012

Justo cuando la nacionalización de Bankia demuestra la pésima gestión de los políticos en las cajas de ahorro y cuando la sociedad española reclama que los políticos y sindicalistas abandonen los consejos de administración de las entidades bancarias españolas, al flamante y trasnochado gobierno socialcomunista andaluz que preside Griñán se le ocurre crear un banco público andaluz. Muchos ciudadanos se preguntan si quieren crearlo para saquearlo.

Una de las propuestas estelares del nuevo gobierno socialcomunista andaluz es la creación de un "banco público" que supla en Andalucía las carencias de la banca comercial privada, estigmatizada por la "progresía" como culpable de muchos de los males y ruinas que asolan a la soceidad española. Los incautos andaluces creen que es una buena propuesta porque no la analizan en profundidad. Si lo hicieran, descubrirían que los auténticos culpables del drama financiero son los políticos, que no han controlado a los bancos, como era su deber, y que los mismos que ahora piden un banco público ya tuvieron a su disposición todo un próspero y eficaz sistema bancario, el de las cajas de ahorro andaluzas, que saquearon sin piedad hasta llevarlas a la ruina y la desaparición.

Muchos andaluces, ante la propuesta de una banca pública en Andalucía se preguntan hoy si los políticos la quieren para hacer lo mismo que hicieron con las cajas de ahorro andaluzas, unas instituciones que saquearon y condujeron a la ruina desde que coparon los puestos en sus consejos de administración, junto a sus "colegas" sindicalistas.

El sistema andaluz de cajas de ahorro era pujante y boyante hace apenas dos décadas, pero hoy es una ruina cargada de dramas, deudas y problemas. Las cajas andaluzas, destrozadas por los políticos y sindicalistas, tuvieron que ser intervenidas o abducidas por otras cajas mayores, hasta el punto de que el sistema se esfumó, con miles de millones de euros desaparecidos, y ya sólo queda una, Unicaja, con cierta impronta andaluza, tras el asesinato de joyas como El Monte, Caja San Fernando, Caja Sur, Caja Granada y algunas otras de menor tamaño.

La responsabilidad de políticos y sindicalistas en la ruina del sistema de cajas andaluzas no es una opinión sino un hecho constatado. Los políticos y representantes sindicales, desde sus sillones en los consejos y desde su dominio sobre las obras sociales, han influido sobre los técnicos que dirigían las cajas y los han suplantado para imponer prestamos que no se devolvían a partidos políticos, ayuntamientos y amigos del poder, ayudas irracionales a gente insolvente y créditos que se perdonaban por "influencia" del poder, todo un saqueo organizado por el que, vergonzosamente, nadie ha pagado, a pesar de que lo ocurrido es un delito de expolio y corrupción de extrema gravedad.

Con esos precedentes, sorprende ahora que el nuevo gobierno socialcomunista pida un nuevo banco público, una iniciativa que muchos andaluces, con malicia, interpretan como la creación de otro fondo de dinero para que los políticos puedan también esquilmarlo.

Voto en Blanco

Gasto autonómico
Ahorrar, ¿para qué?
Cristina Losada Libertad Digital 18 Mayo 2012

Comprobar si los planes de ajuste de las autonomías tienen visos de credibilidad, sólo eso, que es bien poco, ya es mucho dada la situación de partida. Fieles a sus rutinas, las que están en manos de la oposición y del nacionalismo, han rodeado sus recortes de gran aparato sentimental, ora desafiante, ora lacrimógeno. Cuanto más hayan de reducir el gasto, más encendido y lloroso será el verbo. Ay, qué mala es Madrit; ay, si nos pagara lo que nos debe; ay, qué reaccionaria es la derecha; ay, la obsesión de la austeridad; ay, si tuviéramos un pacto fiscal; y así sucesivamente, que hay quejas y maldiciones para todos los gustos. Sin olvidar, claro, la exhibición de "modelo alternativo" en esta feria de las vanidades. La Junta de Andalucía, último bastión socialista, pues no llega a tal categoría la comunidad que de momento preside López, ha de demostrar que es posible alcanzar el objetivo de déficit sin "recortes" en sanidad y educación, y ante todo sin privatizaciones; sin privatizar más, que ya ha "privatizado" los ERE.

El Gobierno, sin embargo, no piensa examinar ni de lejos las causas de que el gasto autonómico presente una tendencia al exceso. Algunas son, por así decir, subjetivas: los usos y costumbres de los partidos políticos; la no penalización de la prodigalidad por el votante. Pero otras causas son objetivas y se encuentran agazapadas en la espesura del sistema de financiación autonómico. Éste es tan intrincado y opaco que parece elaborado por el procedimiento que se atribuye al ensayista Eugenio D’Ors: se dice que le daba a leer sus textos a la sirvienta, y si ella los entendía, decidía oscurecerlos. A esa condición abstrusa, nuestro modelo de finanzas autonómicas esconde otro monstruito: los incentivos perversos. Las comunidades pueden dejar el grifo del gasto abierto cuando el agua escasea, como cualquier usuario irresponsable.

Lo sustancial de sus ingresos no depende, en lo inmediato, de las cantidades que realmente se recaudan, sino de las presupuestadas. Así, cuando llega la época de vacas flacas, aún disfrutan de un período de gracia antes de verse obligadas a reducir su gasto. Esa happy hour suele prolongarse dos años. Agréguese a esa incitación a la alegría, la dosis de deslealtad institucional característica y tenemos un problema de difícil solución. Porque la opción de la corresponsabilidad fiscal, a fin de que las autonomías aparezcan como recaudadoras y no sólo como distribuidoras del maná, requiere depositar en ellas una confianza que el Gobierno central no se puede permitir. Un Land alemán, un cantón suizo o un Bundesland austríaco no ambicionan la secesión, pero nuestros nacionalistas, sí.

Crecimientoy libertad
José María Marco La Razón 18 Mayo 2012

La visita de Hollande a Berlín ha permitido visualizar el actual debate entre austeridad y crecimiento como mejor medio para salir de la crisis. Frente a los recortes y los sacrificios de los alemanes, está la voluntad francesa de no resignarse y apostar por las inyecciones de dinero público. A eso se añade una clasificación política en la que los partidos de centro derecha europeo se están dejando encerrar: estos parecen apostar por la austeridad; la izquierda, en cambio, por el crecimiento. Los resultados de las elecciones en Francia, Gran Bretaña y Alemania no dejan lugar a muchas dudas de cuál es el resultado de esta estrategia.

En realidad, el debate tiene algo de artificial. Oponer crecimiento a austeridad es simplificar las cosas: no habrá crecimiento sin una política de austeridad que libere fondos y energías hacia la creación de riqueza. Desde este punto de vista, los llamamientos a la puesta en marcha de nuevos instrumentos de deuda recuerdan a las imaginativas formas de empaquetar, disimular y volver a vender las incobrables deudas hipotecarias de antes de la crisis. Tal vez asomemos un poco la cabeza… para vernos otra vez, y más pronto que tarde, en el fondo de un pozo aún más hondo.

Tampoco es de recibo afirmar la equivalencia entre crecimiento y alegrías presupuestarias. Hay otra forma de concebir las políticas de crecimiento. Antes de acudir al reparto de fondos públicos, sería interesante explorar todo aquello que supone una mayor libertad para la sociedad, las empresas y las personas a la hora de tomar sus propias decisiones: reducir la legislación y las regulaciones, privatizar la gestión y los servicios no esenciales, levantar rigideces y burocracias. Permitir que seamos más libres, en pocas palabras, y, claro está, no seguir subiendo los impuestos o al menos plantear un horizonte verosímil para bajarlos. Políticas como estas, algunas de ellas factibles de inmediato y otras realizables en el medio plazo, permitirán a la gente y a las empresas tomar aire y empezar a moverse, arriesgar e invertir, que es lo que nos hace falta.

La reforma del mercado de trabajo llevada a cabo en nuestro país es un excelente ejemplo de estas medidas encaminadas al crecimiento y no al ajuste. Otro es el pago de los ayuntamientos a sus proveedores. Hay un campo infinitamente mayor. Los estados europeos se han convertido en gigantescas máquinas de gastar. Han convertido a sus países en estructuras rígidas, anquilosadas y las han acabado paralizando en una maraña ingestionable de normas de obligado cumplimiento. Inyectar más dinero en estos monstruos fósiles no los resucitará. Empezarán a moverse otra vez cuando recuperen algún margen de libertad. No debería ser tan difícil entenderlo.

Usted nunca tiene la culpa
El Trasgo www.gaceta.es 18 Mayo 2012

La izquierda es como las segundas nupcias para Johnson: el triunfo de la esperanza sobre la experiencia.

Carlos Esteban

La izquierda es como las segundas nupcias para Samuel Johnson: el triunfo de la esperanza sobre la experiencia. La experiencia la conocemos todos, y es invariablemente desoladora, tan previsible en su fracaso como un modelo físico que prescindiera de la Ley de la Gravedad.

¿De dónde, entonces, viene el atractivo de una ideología que siempre empobrece y resta libertad? Una de las razones es que la izquierda dice a la gente lo que más les gusta oír: que la culpa nunca es suya. Son los mercados, Merkozy, el capitalismo, el Patriarcado, el paradigma heterosexista, el colonialismo... No importa de quién, pero nunca tuya, querido lector.

Todo el mundo sabe que la responsabilidad es intolerablemente fascista y que un jovenzano que ha vivido gastos pagados toda la vida sin contribuir un tanto así a la riqueza común puede pasearse muy indignado gritando que los bancos ‘le roban’, aunque no diga qué.

De ahí que, por un momento, leyera con incredulidad la columna de Elvira Lindo en ‘El País’, “El castigo”. Por un momento sólo, naturalmente, este: “Puede, puede que nos mereciéramos una reprimenda, puede que no hubiéramos sabido transmitir a nuestros hijos que la generación de nuestros padres fue la del hambre, puede que con tanto empeño en la recuperación de la Memoria Histórica se nos hubiera olvidado lo esencial, que España era, en esencia, un país humilde en el que la gente no gastaba más allá de lo que tenía”.

Pero doña Elvira es demasiado exquisita para dar tamaño paso en falso, no: “España se va manteniendo gracias a la unión de muchos esfuerzos anónimos e individuales. Eso es lo que de momento contiene el cabreo que produce el ver que los responsables de esta pesadilla nunca serán castigados”.

Los culpable de todo lo que nos pasa, como el infierno pata Sartre, son siempre los otros. Qué suerte, quememos otro contenedor.

“Francia se niega a firmar el Pacto Fiscal si no se introducen serios cambios”, exulta el ‘Diario Progresista’, aclarando: “El fanatismo con el recorte del déficit a cualquier costa, que caracterizó el directorio franco-alemán dirigido por Merkozy está pasando rápidamente a la historia. Nuevos vientos refrescan las ideas del Palacio del Elíseo y, por ende, de toda Europa”. Ya ven: nada por aquí, nada por allá, y ya hemos salvado el Estado del Bienestar con sólo que ese funcionario de la política, François Hollande, se plante ante Merkel. ¿Alguien de la Prensa roja me aceptaría una apuesta? La izquierda está profundamente incómoda fuera del poder, algo no encaja si está la derecha en La Moncloa, eso usurpación, y debe durar lo menos posible. ‘El País’ necesita colocar a su chico, y la crisis la pintan calva, de ahí su editorial “La hora del acuerdo”. “En esta situación, lo conveniente para el país hubiera sido que Rajoy acogiese con interés, incluso con entusiasmo, la oferta del primer partido de la oposición. Así, el Gobierno habría capitalizado el apoyo del PSOE como un logro político propio y presentaría ante los inversores un frente político unido, que es de lo que se trata, contra la desconfianza de Europa y los inversores sobre la solvencia de la Banca española”. ¿Alguien imaginaría durante un segundo una oferta similar de compartir el poder con el PP planteada a un PSOE con mayoría absoluta a menos de medio año de la victoria? “En una posición tan delicada, ningunear la oferta de diálogo con la oposición sería un grave error político; es una de las escasas decisiones que podrían restaurar el ánimo ciudadano”. Oh, vale.

¿Se acuerdan de lo del vaso medio lleno o medio vacío, según? Pues parece que también pasa con la izquierda y la derecha, y mientras este su diario abría ayer con que “Rajoy y Montoro se hartan de las presiones externas sobre España”, para ‘El Periódico’ “España se resigna a la tutela europea”. A ver, en un sentido hartarse es lo contrario de resignarse, pero en otro uno puede conformarse a la fuerza con algo que le tiene más que harto, y ese podría ser el caso. Claro que también podemos mandar el vaso a tomar viento y titular como hace el ‘Diario Progresista’: “Un Rajoy superado por los acontecimientos, pide ayuda a Europa para defender la sostenibilidad de la deuda pública ‘de todos”.

Antonio Miguel Carmona hace un delicioso despliegue de esa superioridad moral que justifica la tortura intelectual de ser de izquierdas en “Cincuenta mil dípticos”, en ‘Diario Progresista’. Desprecia Carmona –“critica” sería un verbo suave e inexacto– que Basagoiti quiera que se aprovechen de no sé qué prestaciones sociales primeramente los de allí: “El individualismo pedestre de la derecha española no es más que la defensa de unos privilegios que se manifiestan en la defensa de la tierra como posesión, el capital como propiedad y lo propio como mito”. Sugiero a Carmona que apoye una campaña electoral sobre la base de que cualquier ciudadano del mundo, de Antofagasta a Bombay, tiene tanto derecho a su dinero, contribuyente, como usted mismo. Eso sería ser perfectamente coherente,

Gibraltar y la ETA / Tenaza contra España
Pío Moa www.gaceta.es 18 Mayo 2012

La ETA y Gibraltar, tumores en el cuerpo de España. La izquierda y el separaratismo van juntos, desgarrando a la nación; la derecha busca la disolución del país.

****Los versos de Fray Josepho, siempre ingeniosos y bien medidos, deberían tener mucha más difusión de la que tienen. Cada lector puede difundirlos por su cuenta, merece mucho la pena.

El caso de Gibraltar tiene bastantes analogías con el de la ETA. En ambos se trata del enquistamiento de un tumor antiespañol protegido especialmente por la izquierda y con intervención extranjera. La ETA, con toda probabilidad, habría desaparecido ya en el franquismo si no hubiera dispuesto del “santuario” francés y de la colaboración de los antifranquistas. Después, una vez aclarado en la transición que la ETA no iba a dejar sus hábitos, en lugar de tratarla como la organización de asesinos profesionales que en el fondo es, lo fue como un grupo político al que debía buscarse una salida acorde. Aunque esta deriva nefasta fue comenzada con Suárez, la incrementó al máximo el PSOE con Felipe González, si bien en un momento determinado creó el GAL sin dejar la salida política, ambos contrarios al estado de derecho. La ETA siempre siguió siendo un grupo socialista, antifranquista y antiespañol (no es que el PSOE sea esto último abiertamente, pero tampoco le importa mucho el asunto), de grandes afinidades con aquel gobierno. Y con Zapatero, la colaboración con los asesinos alcanzó su máximo (el PSOE tiene su propio historial terrorista, no debe olvidarse).

Algo semejante ocurrió con Gibraltar: en tiempos de Franco, la colonia se veía acosada por el cierre de la verja y convertida en una carga cada vez más pesada para una Inglaterra en decadencia. Suárez, en esto, mantuvo la situación, aunque otro anglómano lamentable, Leopoldo Calvo Sotelo, quiso meternos en la OTAN por las buenas, sin advertir que ello podría ser una buena oportunidad para presionar a Usa y a Inglaterra sobre el fin de la colonia. Tuvo que llegar Felipe González para abrir la verja y entrar en la OTAN sin contraprestación alguna, convirtiendo la colonia en un espléndido negocio para Londres y para los llanitos. En ese negocio entran todo tipo de tráficos ilícitos y perjudiciales para España, algo así como cuando los británicos convirtieron Hong Kong en la sede de los negocios del opio contra China. Aznar, convertido a la anglomanía, tampoco hizo nada al respecto, aunque las vulneraciones e insolencias de la colonia sobrepasaban al problema de Perejil. Posteriormente, Zapatero, con el Moratinos y la Trini, y como en relación con la ETA, llevó la sumisión a la colonia a límites de auténtica traición.

Ahora parece que el gobierno está tomando algunas medidas. Creo que entre ellas debería haber una advertencia clara del cierre de la verja, a fin de que los cientos de españoles que trabajan para los llanitos tengan tiempo para ir buscando otros trabajos si fuera preciso. En todo caso, por lamentable que resulte, el posible desempleo de unos cientos de personas no pesa demasiado cuando el país soporta casi seis millones de parados. Aunque, por supuesto, para los anglómanos serán mucho más importantes esos cientos que los cerca de seis millones restantes. En realidad, no les importan unos u otros, solo lamentan el posible perjuicio para Inglaterra, a la que adoran lacayunamente.
----------------------------------------
Tenaza contra España.

Desde hace bastantes años, España y su democracia –alcanzada por evolución interna y no por intervención useña como en casi todo el resto de Europa— se ven acosadas por la alianza izquierdista-separatista, cuyos puntos de contacto ideológico he explicado reiteradamente. Uno podría creer que al menos el PP defiende España y su cultura, pero no es así. Por una parte, el PP sigue apoyando y subvencionando la cultureta titiritera, uno de cuyos rasgos definitorios es, precisamente, la corrosión constante de todo lo que España signifique o haya significado en la historia. Pero mucho más grave todavía resulta su anglomanía, que podría resumirse en lo siguiente: “defendemos a España siempre que se anglosajonice”. Y colaboran al proceso con entusiasmo digno de mejor causa. El caso de Hope Aguirry es solo el más claro, pero de ningún modo el único.

Así, entre la izquierda y la derecha forman una tenaza con un objetivo común, manifiesto o implícito: el desgarramiento de España unos y la disolución de la nación en “Europa” los otros. Que el país lo haya soportado durante tantos años indica que la sustancia nacional y cultural de España es realmente sólida, pero si no hay una reacción viva y clara en contra, las cosas irán a mucho peor, inevitablemente. Romper esa tenaza requiere un nuevo partido.

La ILO (Inmersión Lingüística Obligatoria) tiene los días contados
Jesús Royo Arpón  www.lavozlibre.com 18 Mayo 2012

Profesor de Lengua en Barcelona.

Después de leer Sumar y no Restar, de Mercè Vilarrubias (Montesinos, 2012) uno se queda con esa impresión: la inmersión lingüística obligatoria en catalán tiene los días contados. Quizá el próximo curso será el último con la ILO en su formato actual. Vamos a ver una reformulación de la enseñanza de las lenguas en la escuela catalana: es inevitable, está cantado. La ILO no es sostenible. No es sostenible, y tampoco se sostiene: ni pedagógicamente, ni socialmente, ni políticamente. Ni siquiera como defensa de la lengua catalana: a las lenguas les sienta mejor la libertad que la imposición. Olviden lo de la línea roja, olviden lo de “ni un paso atrás” y el “no serem moguts”. De repente la ILO se ha quedado sin razones, sin justificación ninguna. Y empieza a ser vista más como una rémora que como una ventaja: una cosa sucia de la que avergonzarse, un descrédito de Cataluña y de la propia lengua catalana.

El libro que comento y que se presentará oficialmente el 12 de junio (el 19 de junio en Ágora Socialista) es de una contundencia absoluta. Pero no contundencia por la cantidad de calificativos (o mejor, descalificativos), improperios y epítetos que los contrarios a la inmersión solemos dedicarle, no. Es un libro pausado y ecuánime, como suele ser la prosa británica, o más concretamente la prosa académica británica. Lo cual no impide que en ocasiones aflore una ironía mucho más eficaz que todos los vituperios. Valga un ejemplo: cuando la Defensora del Pueblo fue calificada de “falangista” por Josep Huguet (ERC), porque proponía la libre elección de lengua en la escuela, la autora comenta: “no soy historiadora, pero sé que la Falange y todas las formas de fascismo están muy lejos de creer que los ciudadanos deben ser libres para escoger”. Eso en tenis se llama una dejada en la red.

No es un libro militante. Mercè Vilarrubias, catedrática de ingés en la Escuela Oficial de Idiomas, adopta el punto de vista escéptico y aséptico del científico. Chequea la ILO sin pasión, profesionalmente, como el ingeniero que realiza un control de calidad, como el médico que pasa un escáner. Todos los profesores hemos tenido en algún momento la sensación de que la inmersión no nos cuadraba, de que fallaba por algún lado. Vilarrubias sigue el hilo de esa perplejidad, y concluye que la inmersión no cuadra por ningún lado. En los seis capítulos de libro intenta poner negro sobre blanco las bases de la ILO, esas bases que siempre se nos venden como indudables, absolutas y clamorosamente aceptadas por todos. Lo hace en forma de preguntas, pedagógicamente: 1.- ¿Existe un amplísimo consenso acerca del sistema de inmersión? 2.- ¿Los alumnos logran una competencia alta en ambas lenguas oficiales? 3.- ¿Estudiar en lengua materna no es importante ni necesario? 4.- ¿Tener una doble red de escuelas supondría segregar a los alumnos? 5.- ¿La ILO garantiza la cohesión social en Cataluña? y 6.- ¿Presentar alternativas al modelo de ILO implica, necesariamente, ser facha y anticatalán?

Y el escáner resulta devastador. El sistema de inmersión es claramente insuficiente, no resiste un análisis mínimamente serio, está lleno de agujeros por todas partes. La única bondad que tiene es que la sociedad catalana cree que es bueno: o sea, pura tautología, mitos nacionales injustificados, mantras repetitivos a porrillo. Para empezar, el consenso amplísimo sobre la inmersión solo lo es entre los políticos -los adictos al mantra-, porque las encuestas parecen decir que una parte significativa de población preferiría poder escoger la lengua escolar, y que ambas lenguas fueran vehiculares. La competencia alta en las dos lenguas oficiales no está garantizada, ni mucho menos, para el castellano: como demostración, la reciente prueba de final de primaria, sonrojante. La Unesco sigue diciendo que la lengua materna siempre debe ser la opción primera: la inmersión en otra lengua solo puede ser una opción voluntaria. ¿Segregar por lengua? “Segregar” solo tiene sentido si es algo obligatorio, contra la voluntad de la gente. Si existen opciones diversas, no hay segregación, sino elección. Y finalmente, que la ILO garantice la cohesión social es otro mito: lo que sí es factor de cohesión es la calidad y la equidad de la enseñanza. Muchos recordamos, y al hacerlo nos sube un sabor agrio a la boca, que los teóricos de la ILO siempre prefirieron la catalanidad a la calidad. Y así nos ha ido.

Lean el libro, y subráyenlo a placer. Sientan el subidón del pensamiento libre. Sientan el gustazo de desmontar los mitos nacionales, los idola tribus. Y prepárense a una escuela catalana realmente normal, sin ILO. Se adivina, está al caer. Quizás a la vuelta de la crisis.

El Estado de las autonomías lleva a España al borde de la bancarrota
Las regiones deben un total de 140.083 millones de euros
 www.lavozlibre.com 18 Mayo 2012

Madrid.- El actual Estado autonómico es insostenible. Los derroches del pasado y también del presente de las comunidades autónomas han terminado por acercar a España del abismo. Y es que la deuda pública de las autonomías creció durante 2011 un 17,3 %, hasta alcanzar los 140.083 millones de euros, lo que equivale al 13,1% del PIB, nivel máximo de la historia.

Los datos muestran que desde el año 1995, el endeudamiento de las regiones no ha parado de crecer, batiendo en cada ejercicio récords históricos, a pesar del compromiso de estabilidad presupuestaria adquirido en los últimos años. Además, todas las autonomías sin excepción han visto crecer su deuda, lo que evidencia que los ajustes no funcionan y que el modelo es inviable.

La comunidad autónoma con mayor volumen de deuda fue nuevamente Cataluña, con 41.778 millones de euros, cantidad que representa el 29,8% del total de la deuda acumulada en el conjunto de las comunidades. Después de Cataluña, se situó la Comunidad Valenciana (20.762 millones de euros), que vuelve a ocupar el segundo lugar por delante de Madrid, cuya deuda ascendió a 15.447 millones de euros. Entre las tres, acumulan el 55,6% del total del endeudamiento regional.

Este el ranking completo de la deuda total de cada comunidad en 2011.

Comunidad Autónoma / Deuda / Habitantes / Deuda por habitante (Datos en millones de euros)

Cataluña 41.778 / 7.512.381 / 5.561
Comunidad Valenciana 20.762 / 5.111.706 / 4.062
Islas Baleares 4.432 / 1.106.049 / 4.007

Navarra 2.446 / 636.924 / 3.840
Castilla-La Mancha 6.587 / 2.098.373 / 3.139
La Rioja 900 / 322.415 / 2.791

País Vasco 5.536 / 2.178.339 / 2.541
Aragón 3.403 / 1.347.095 / 2.526
Galicia 7.009 / 2.797.653 / 2.505

Madrid 15.447 / 6.458.684 / 2.392
Cantabria 1.293 / 592.250 / 2.183
Castilla y León 5.476 / 2.559.515 / 2.139

Asturias 2.155 / 1.084.341 / 1.987
Murcia 2.806 / 1.461.979 / 1.919
Extremadura 2.021 / 1.107.220 / 1.825

Canarias 3.718 / 2.118.519 / 1.755
Andalucía 14.314 / 8.370.975 / 1.710

TOTALES/MEDIA 140.083 / 46.864.418 / 2.989

Cataluña
La deuda de la Generalidad de Cataluña ya es ‘bono basura’
Junto a la Región de Murcia, Cataluña se suma a Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana en la pésima calificación de la agencia. La perspectiva es, además, ‘negativa’.
Redacción www.vozbcn.com  18 Mayo 2012

Solo trece días después de que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s (S&P) dejase el rating de la deuda de la Generalidad de Cataluña a un paso del bono basura, otra agencia, Moody’s, sí ha dado ese paso y ha dejado la calificación de Cataluña en bono basura por su ‘pobre comportamiento fiscal’ en 2011 y por la ‘baja probabilidad’ de que cumpla con los objetivos fiscales marcados por el Gobierno para 2012.

Además de Cataluña, también la Región de Murcia ha recibido la calificación de bono basura. A Murcia le ha bajado dos escalones, desde Baa2 a Ba1, y a Cataluña, desde Baa3 a Ba1. Y, entre las Comunidades Autonómicas, ha rebajado a otras dos su rating, Extremadura y Andalucía. Moody’s ha revisado en un escalón la calificación de la Junta de Extremadura, desde A3 a Baa1, y en dos escalones el de la Junta de Andalucía, desde A3 a Baa2.

Perspectiva ‘negativa’
La agencia de calificación ha mantenido en Ba2 a Castilla-La Mancha y en Ba3 a la Comunidad Valenciana, ambas en bono basura, a partir de Ba1. Las seis CCAA citadas están, además, en perspectiva ‘negativa’, lo que indica que no se aprecia un futuro inmediato esperanzador para la deuda autonómica y las cuentas de estas CCAA.

La última vez que Moody’s recortó la calificación de la deuda nacional fue el pasado 13 de febrero, cuando la situó en A3 con perspectiva ‘negativa’, dos escalones por debajo del rating A1 que la agencia otorgaba hasta esa fecha a España.

EL DÍA ANTES DEL ‘RECORTAZO’
Griñán dio a UGT, CCOO y CEA 47 millones de euros
Mientras, el nuevo gobierno de coalición ha anunciado recortes por 2.500 millones de euros y una subida de impuestos.
Pedro de Tena Libertad Digital  18 Mayo 2012

Cuatro días antes de las elecciones andaluzas de 25 de marzo pasado, la Junta aprobó y firmó unas subvenciones para UGT, CCOO y la Confederación de Empresarios de Andalucía por importe de casi 47 millones de euros.

Pero su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), y por tanto, su efectividad, se ha hecho el día 14 de mayo, sólo un día antes de que el presidente Griñán anunciara el plan de recortes -Plan Económico Financiero de Reequilibrio-, que afecta a todos los andaluces, especialmente a las rentas medias y a los empleados públicos.

LD ha examinado el BOJA desde el pasado 1 de enero, y sin contar las fundaciones y otras asociaciones vinculadas a UGT y CC.OO, ambas organizaciones han recibido en este período de tiempo 26,9 millones de euros cada una, alrededor de 5.000 millones de las antiguas pesetas, a las que había que añadir otra subvención de 90.000 euros para un "estudio guía de responsabilidad" de la Bahía de Cádiz.

ABC hace este jueves un examen de algunas subvenciones entregadas por la Junta pocos días antes del 25 de marzo, a pesar de que las encuestas, incluso el propio PSOE pensaba en su derrota electoral, como así fue. Nada menos que 223 millones de euros -casi 40.000 millones de pesetas- fueron comprometidos por un gobierno que se pensaba perdedor para convertirlos en obligaciones del partido que se suponía ganador.

El nuevo gobierno de coalición ha anunciado ya recortes por 2.500 millones de euros y una subida de impuestos.

Para hacernos una idea de su importancia, los 223 millones de euros comprometidos antes de los recortes supera la partida inicialmente reservada a inversiones en sanidad para este año (217,6 millones) y equivale al 70% (315,4 millones) de lo que la Administración andaluza espera ahorrarse suprimiendo pluses de productividad y complementos de las pagas extra de junio y diciembre a sus 261.399 empleados públicos.

El pasado 21 de marzo se adoptaron diez resoluciones por importe de 176 millones de euros en subvenciones. Cerca de 61 millones de euros, pendientes de los dos últimos trimestres de 2011, correspondieron a la Agencia para la Cooperación Exterior y el Desarrollo, adscrita a la Consejería de Presidencia. Entre sus beneficiarios figuran sobre todo organizaciones sin ánimo de lucro especializadas en solidaridad. Tampoco faltan los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, como ya hemos dicho al principio.

Las reacciones sindicales: hostilidad general y guante de seda de UGT
Naturalmente, las reacciones más hostiles han sido las correspondientes al ámbito de la administración pública. Además de las graves diferencias existentes con el PSOE e IU respecto al modelo de administración pública -la coalición quiere una administración ideológica y políticamente penetrada y la mayoría de los empleados públicos quiere una administración profesional y políticamente neutral-, se añade el hecho de que, según CSIF, el tajo a los sueldos de los funcionarios de la Junta de Andalucía, la supresión de complementos y retribuciones y el tijeretazo a los incentivos vinculados a la productividad y las ayudas sociales, ha significado una reducción del 21 por ciento de media para cada uno.

Mientras, en ese mismo periodo el personal interino y contratado de la Administración andaluza, los más gravemente afectados, ha reducido sus sueldos en un 40 por ciento.

El Sindicato Andaluz de Funcionarios (Safja) iniciará acciones legales y diversas movilizaciones y manifestaciones si las nuevas medidas aprobadas por la Junta en su plan de ajuste supone "incumplir la legalidad vigente y pisotea los derechos de los funcionarios".

Fuentes de Safja han lamentado la "total falta de información" sobre las medidas aprobadas este martes en Consejo de Gobierno, ya que "los funcionarios nos estamos enterando de estas medidas igual que el resto de andaluces, por la prensa, pues no ha existido ningún tipo de información ni oficial ni extraoficial desde la Administración".

UGT, por su parte, ha dejado claro su "sintonía" con el gobierno Griñán de dos modos. Una, su página web donde no ha aparecido en portada el recortazo de la Junta de Andalucía. La segunda, vía Federación de Servicios Públicos, es culpar al gobierno Rajoy de los recortes.

escatiman en gastos
El catalán y aranés en las ondas recibe 500.000 euros en subvenciones
ÁLVARO J. MEDINA. BARCELONA www.gaceta.es

El Grupo Godó, con RAC 105, vuelve a ser agraciado con un generoso importe: 309.000 euros. Las televisiones privadas se llevaron 650.000 euros.

La Generalidad de Cataluña continúa su "construcción nacional" con el dinero de todos. Tras las televisiones privadas, a las que se les dio más de 650.000 euros, ahora el turno es a las radios privadas. El Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña publica que este dinero correspondiente a 2011 ha sido dado por el Departamento de Presidencia, que depende de Artur Mas.

Como no el Grupo Godó vuelve a ser el más subvencionado al llevarse el 60% de todas las subvenciones con RAC 105, el importe ha sido de 309.315 euros, para la misma finalidad que Radio Olot, que sólo se ha quedado con el 10% que se ha llevado la radio de música. Por su parte, la también musical FlaixBac se lleva 150.000 euros.

Radio Olot recibió para una alianza entre empresas del sector de la cultura y los medios de comunicación 3.100 euros

Así, en 2011 y para radios que transmitan en aranés y catalán, el Gobierno de Artur Mas concedió a Próxima FM la nada desdeñable cifra de 22.785 euros, para la mejora sustancial en la digitalización, adaptación de infraestructuras a la tecnología digital y multimedia.

GUM FM recube para una alianza entre empresas del sector de la cultura y de los medios de comunicación 4.000 euros.

El 9 FM, para mejora sustancial en la digitalización, adaptación de infraestructuras a la tecnología digital y multimedia, se lleva 4.500 euros.

lenguas autonómicas
Los traductores y pinganillos del Senado siguen generando críticas
 www.gaceta.es 18 Mayo 2012

La Asociación Nacional por la Libertad Lingüística pide al PP que impulse una reforma del reglamento del Senado para acabar con su uso.

La Asociación Nacional por la Libertad Lingüística (ANLL) ha pedido al PP que impulse una reforma del reglamento del Senado para acabar con el uso de las lenguas autonómicas en la Cámara Alta y eliminar así el sistema de "pinganillos" empleado para las traducciones.

El presidente de la ANLL, Pablo Yáñez, ha remitido una carta en este sentido al portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, en la que critica el "gasto innecesario" que supone financiar un sistema de traducción cuando todos los parlamentarios dominan el castellano.

Yáñez le pide en concreto que impulse, desde la formación que dirige en el Senado, una reforma del reglamento que devuelva el "sentido común" al trabajo de los representantes y servidores públicos que comparten una lengua común, la lengua oficial del Estado.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Diálogo directo con ETA y subvenciones a la propaganda abertzale
Pascual Tamburri El Semanal Digital  18 Mayo 2012

Los terroristas no tienen complejos, han nombrado sus representantes para un "diálogo directo" con España y Francia. Mientras tanto, sus propagandistas gozan del dinero público español para difundir su programa. Habrá que cambiar algo.

Una de las mejores cosas que tienen los abertzales en general y la ETA en particular es que nunca han cambiado de objetivos. Pueden cambiar de formas, de medios, de aspecto, pero al final siempre quieren llegar al mismo sitio. Son predecibles. Siempre que uno no lo olvide –no piensen que se han convertido de repente todos en hermanitas de la Caridad-, no es difícil tratar con ellos.

Lo que no suele faltarles es una excelente idea de sí mismos, de su posición en el mundo, de sus razones y de sus bondades. Con toda la cara posible, la banda de delincuentes acaba de nombrar "una delegación para entablar un diálogo directo con los gobiernos español y francés". Así, directamente a France Presse, con todas las letras y sin sonrojarse. ¿Se imaginan ustedes a Al Capone nombrando una delegación para negociar con los Estados Unidos? Aún se estarían haciendo películas de humor sobre la ocurrencia. Con una diferencia, claro: que la mafia de Chicago mató a mucha menos gente y cometió muchos menos delitos, y no se consideraba en posición de "negociar" la liberación de sus criminales ni la creación y delimitación de un Estado independiente.

Algunas respuestas ha habido, en general santamente indignadas por la desfachatez y por la amenaza a la nación y al Estado advirtiendo de que podrían crearse "situaciones de bloqueo perjudiciales". En fin, bravatas de unos tipos que han conseguido ya demasiado (porque por definición, nada de lo que pedían desde su creación debía haberse concedido, nada en absoluto ya que su naturaleza terrorista deslegitima todo de raíz). Pero lo curioso, los singular, lo verdaderamente peligroso es que esos mismos chantajistas y sus voceros políticos, sociales, culturales y económicos se apoyan en los medios públicos españoles, que se les siguen facilitando en múltiples formas. Y a veces los mismos que levantan la voz para protestar por un lado son los que más fácil se lo ponen por el otro. ¿Así que si vienen con zalamerías y sonrisas son menos mentirosos, menos asesinos y su proyecto es menos rechazable?

La cosa es que ellos se consideran con derecho divino a todo, y algunos de sus supuestos adversarios no les niegan la mayor. Hablando de la extensión del vascuence en Navarra, un asunto para ellos fundamental, se quejan escandalizados de que "tenemos que denunciar claramente la política del Gobierno: en la década 2000-2010 redujeron las subvenciones a la mitad, y en el último año hemos recibido un recorte del 40%". ¡Es que aún les dan subvenciones públicas! AEK, que recibe gran parte de esas subvenciones en Navarra y reconoce tener sólo 1300 alumnos, es sólo un ejemplo de las exigencias de unos que se nutren de los complejos de otros. Dicen que "en la normalización del euskara otra de las claves es la euskaldunización de adultos. Desde el Gobierno no hay ninguna planificación para dar a los euskaltegis dicho eje estratégico". ¿Y por qué había de haberla? ¿Es que el cada vez más escaso dinero público de Navarra está para satisfacer el expansionismo cultural y político del nacionalismo vasco? No debería.

Claro que tantas cosas se hacen y no deberían… Navarra está ahora mismo inundada de propaganda contando la vulgata abertzale de la historia de Navarra y de España. Lo de menos es que cientos de miles de folletos se estén repartiendo; lo peor es que demasiado a menudo elementos esenciales de esa propaganda se aceptan en la versión oficial y desde luego en la oficiosa-navarrista, y en ocasiones se hace contando, también en eso, con los medios públicos.

El día 16 de junio los abertzales de todas partes planean reunirse en Pamplona para contarse unos a otros sus historietas. Son libres de hacerlo, pero dudo más que la Plaza de Toros –y me da igual si esto se debe al Ayuntamiento de Pamplona o a su Casa de Misericordia- pueda o deba utilizarse en provecho de una facción. Describen su "marcha sobre Pamplona" como una "nueva Gamazada". Aparte de que no creo que los concejales al uso disfruten mucho escuchando a Barricada, ¿por qué se dan tales facilidades a una minoría agresiva?

Agresiva y no muy bien informada, he de decir, como se ve en la pintoresca idea de imponer las ideas separatistas en los Ayuntamientos, poniendo de luto la bandera de Navarra el 25 de julio, ¡una bandera que obviamente ni existía en 1512! Cierto es que la ignorancia histórica (y la heráldica, a cuenta de águilas y cadenas) parece crecer en vez de retroceder, en todos los campos políticos por igual o casi, pero promover en y desde las instituciones una versión que además de falsa y falaz es hostil para con la identidad foral y española de Navarra es quizá demasiada concesión.

Aparte de las subvenciones directas e indirectas a los propagandistas sabiniano-marxistas y de su uso y abuso de lo público, quizá lo más pintoresco sea su éxito al hacer llegar a todas partes su singular empanadilla histórico-folklórica, que algunos montaraces aún creen inocente. No hace falta haber leído la documentación ni las obras más clásicas, ni por supuesto las nuevas aportaciones (de las cuales la mejor es sin duda la de la profesora Isabel Ostolaza y Juan Ignacio Panizo), para entender que la inexistente "brutalidad de la conquista", revolver en la misma ensalada expulsión de musulmanes, banderías nobiliarias, miseria del reino, brujas de Zugarramurdi, retroceso de los dialectos vascos y destrucción de las castillos privados por el Estado moderno, como si no sucediese una pequeña guerra civil en un reino diminuto en medio de una gran guerra europea que es en la que, obviamente, todo se decide. Demasiado a menudo, por desconocimiento o cobardía, los políticos mejor intencionados dan por buenas las simplezas que esta gente utiliza para contar a los navarros que no son españoles. Quizá uno de los pocos que en público no ha transigido sea José Ignacio Palacios, en su intervención sobre esto en el Senado.

Mal está que crean y repitan auténticas incoherencias, pero si son felices así y creen que hacen un bien a sus hijos, que aprovechen las ventajas de la democracia. Mucho peor es que, para hacerlo, cuenten con los recursos de todos, sobre todo en una Comunidad y unos Ayuntamientos donde no gobiernan y por tanto en los cuales no se debería transigir con nada de todo esto. Y desde luego el colmo de lo inaceptable es que impongan a los demás, como si supiesen de estas cosas más ellos, su "verdad oficial". Pamplona será el 16 de junio mucho menos favorable a su entrada de lo que lo fue en julio de 1512 a la del duque de Alba, y les duele tanto reconocerlo como saber que hay más jóvenes deseando aprender chino mandarín que queriendo pagarse un euskaltegi. ¿Y entonces por qué se lo tenemos que pagar los demás? Por la misma razón que la ETA se cree con derecho a "negociar": porque se consideran mejores y están acostumbrados a tratar con acomplejados que se preocupan más del huevo que del fuero. Y por eso deben cambiar las cosas, porque la única palabra indispensable para tratar con esa gente, ETA incluida, es muy sencilla: NO.

La comedia bufa de la diplomacia catalufa

Gabriela Bustelo www.gaceta.es 18 Mayo 2012

Nada tan ridículo como la red de ‘embajadas’ nacionalistas.

El bosque se consideraba un lugar siniestro y peligroso, por lo que pocos se atrevían a entrar en él. Caperucita Roja, en cambio, confiaba tanto en su incipiente sexualidad como para no dejarse intimidar por una noción tan obviamente freudiana”. Así empieza la desternillante versión del cuento más famoso de la historia, que nos aporta James Finn Garner en Cuentos infantiles políticamente correctos. Su Caperucita, que es animalista y feminista, regaña al leñador por intentar matar al lobo para defenderla. Las mujeres y los lobos, le explica, pueden solucionar sus problemas sin la molesta interferencia de un hombre. El cuento termina con Caperucita, la abuela y el lobo viviendo juntos en una entrañable “familia alternativa”. A Bibiana Aído, sin duda, le habría encantado esta Caperucita solidaria, tan atenta a los problemas de las minorías.

Podríamos decir que la corrección política, estudiada hoy en las academias de protocolo, es la diplomacia global. Todos, antes de abrir la boca, nos damos un baño de autocensura para no ofender a las personas que nos rodean. Pero mientras la epidemia de hipocresía solidaria se extiende como un reguero de pólvora, la diplomacia está en sus horas más bajas. Los tiempos del enviado que llegaba a palacio con un mensaje atado con una cinta roja (y que a menudo pagaba con su vida el contenido de la misiva) quedan ya para los lectores de Dumas y Pérez-Reverte. La red tecnológica que conecta el mundo actual es tan amplia y tan veloz que cabe plantearse qué hacen a diario los mil empleados del cuerpo diplomático español, uno de los más numerosos de Europa, con 130 embajadas distribuidas por el mundo. La misma duda se aplica a los 35.000 eurofuncionarios de la Comunidad Europea o a la nutrida delegación internacional cuya próxima creación ha anunciado Catherine Ashton, la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores.

Pero nada tan ridículo como la red española de embajadas nacionalistas, cuyo presupuesto anual es de 150 millones de euros. Cataluña es la autonomía con más embajadas en el extranjero, con un total de 50, incluidas las de promoción turística y cultural. La Comunidad Valenciana y Andalucía tienen una veintena de oficinas cada una. El País Vasco cuenta con 15 y los Gobiernos de Madrid, Asturias y Galicia disponen de una decena de delegaciones cada uno. Pero la autonomía que cuenta con un mayor despliegue diplomático es, sin duda, Cataluña, con seis embajadas en los barrios más lujosos de Nueva York, París, Londres, Berlín, Bruselas y Buenos Aires.

Paralelamente a estas carísimas sedes de dudosa utilidad, la Generalitat mantiene una treintena de oficinas comerciales creadas para atraer la inversión extranjera a Cataluña. Dado que Artur Mas mantiene que es necesario informar al mundo sobre el devenir catalán, propongo hacer una investigación en cada una de las ciudades con embajada. A ver cuántos extranjeros tienen claro qué demonios es y dónde está Catalonia.

ETA
Víctimas. Siguen teniendo la razón
GEES Libertad Digital 18 Mayo 2012

"Las víctimas siempre tienen la razón" afirmaba hace algunos años Jaime Mayor Oreja, la mayor bestia negra que ha tenido la organización terrorista ETA en toda su historia.

Eso no significa, evidentemente, que las víctimas sean más inteligentes o que hagan unos análisis sobre terrorismo mejores que los de los demás. El significado de esas palabras era y es, ante todo, cívico: las víctimas han muerto por su condición de españoles; y en un acto de enorme generosidad y de sentido del deber, han renunciado durante décadas a hacer por sí mismas una justicia a la que tenían tanto derecho al menos como cuando sus verdugos los asesinaban en nombre de la raza vasca. No ha sido así y durante décadas la actitud de las víctimas ante los salvajes ataques que sufrieron fue la clave para que la convivencia y el Estado de Derecho prevalecieran.

Sólo la confianza de las víctimas en que el Estado de Derecho atrapara, juzgara y encarcelara para siempre a los asesinos ha hecho que éste haya sobrevivido sin saltar por los aires. Actitud que nadie en el resto de la sociedad puede compartir con ellas, y actitud que merece de los demás un reconocimiento, una consideración y un agradecimiento basados en la propia raíz de la convivencia en democracia. Ningún político, bajo ninguna circunstancia, tiene derecho alguno a afear el comportamiento a las víctimas, ni a exigir más de lo que ya han hecho por la convivencia en España. Que es más de lo que cualquier partido político ha hecho en nuestro país.

Conviene no olvidarlo cuando la política antiterrorista está tentada de reposar sobre la petición de perdón de los presos etarras. Pese a lo que venimos oyendo, el perdón no se pide: se otorga. No depende de la voluntad de los asesinos, sino de la de sus víctimas; y elegirlo no da derecho de quien lo solicita, sino de quien lo concede.

Y aquí está el problema, porque ligar el fin de ETA a la reinserción de presos, y ésta al perdón de las víctimas, hace recaer sobre ellas una carga que no sólo no merecen, sino que ningún gobierno tiene derecho a exigir que éstas lleven. Introducir en la política antiterrorista la variable del "perdón a las víctimas" es ejercer sobre ellas una presión intolerable, que ni deben ni tienen que soportar.

Por eso hoy, como antes, las víctimas siguen teniendo la razón

La TV valenciana abre la puerta al castellano
www.enoticies.es  18 Mayo 2012

Radiotelevisió Valenciana utilitzará "preferentemente el valenciano" pero no excluye el castellano

La Generalitat Valenciana espera aprobar a finales de julio la nueva ley de la Radiotelevisión Valenciana que abre la puerta al castellano. El vicepresidente del Ejecutivo, José Císcar, ha señalado que RTVV "utilizará preferentemente el valenciano", pero en la normativa no se han establecido porcentajes de emisión.

La ley que se aprobará en Les Corts -el PP tiene mayoría absoluta- sólo se especifica que se deberá reservar como mínimo un 20% del tiempo de emisión anual a la difusión de obras valencianas. "Lo ideal es que se dé el caso de producción valenciana en valenciano", ha indicado Císcar, pero sin que lo especifique la norma. También se abre la puerta a una programación infantil plurilingüe.

A partir de la aprobación de la ley, RTVV dispondrá de un modelo de financiación mixto (público y privado) que permitirá que haya determinadas franjas de programación realizadas por la iniciativa privada.

El objetivo del Consell valenciano es financiar con dinero público programas de "servicio público" que serían básicamente los informativos y los programas relacionados con la defensa y promoción de las señas de identidad valencianas. Para el emprendimiento privado se reservaría el resto de programación, que quedaría definida en el contrato-programa a suscribir entre el Consejo y la misma RTVV.


Recortes de Prensa   Página Inicial