AGLI Recortes de Prensa   Jueves 24 Mayo 2012

Lo que los políticos han hecho con nuestra España
Francisco Rubiales Periodista Digital 24 Mayo 2012

España es un país arrasado por sus políticos, en el que sólo funciona lo que los políticos no controlan: el clima, el paisaje, el viento... Todo lo demás, incluso la esperanza, lo ha destruido una clase política que, para colmo de descaro y de oprobio, está atiborrada de privilegios que no merece, que cobra sueldos desmesurados y pensiones vitalicias de sueño. Los ciudadanos empobrecidos, sus víctimas, siguen aclamándoles y votándoles como estúpidos esclavos. ¡Pobre país!

España asistirá dentro de pocas horas, con la habitual pasividad, a un nuevo espectáculo bochornoso de autodestrucción y desvergüenza, cuando miles de nacionalistas vascos y catalanes, desplazados a Madrid con motivo de la final de la Copa del Rey de fútbol, contaminen el estadio del Manzanares y hieran al resto de los españoles con pitadas, pancartas de desprecio y otras hostilidades exhibidas contra el himno común, la bandera de todos, los representantes de un Estado español al que han aprendido a odiar y a vejar y los espectadores del resto de la nación, que tendrán que soportar impotentas cómo el nacionalismo excluyente, insolidario, disgregador e independentista disfruta con su morboso y obsceno show.

Las huestes nacionalistas presentes en el estadio de fútbol realizarán su hiriente espectáculo espoleados por políticos nacionalistas manipuladores y sembradores de odio, que, gracias a la Ley Electoral española, una de las más injustas y desequilibradas del mundo, disfrutan de un poder desproporcionado que les permite practicar la insolidaridad, el chantaje y la amenaza al resto de los españoles, contando apenas con un puñado insignificante de votos.

Esa espectáculo, que no puede darse en otro país del mundo y que sólo es posible en esta España arrasada y dividida, es una obra más de la clase política española, una de las más ineptas, corruptas y perniciosas del planeta, experta en autodotarse de sueldos, pensiones y todo tipo de privilegios, mientras ha saqueado el sistema financiero español y ha conducido a los ciudadanos hasta la ruina, el desempleo masivo, la pobreza, la desesperación, la división y el odio entre las regiones y pueblos que conforman España..

Cuando los españoles contemplen el espectáculo de la final de la Copa, a pesar de que la televisión procurará ocultar la dimensión de la provocación con imágenes escogidas y con una megafonía a toda pastilla, comprenderán que el Real Madrid hizo bien al negarse a prestar su estadio para tamaña profanación.

En España ya sólo funciona lo que los políticos no controlan: el clima, la gastronomía, el paísaje, las mareas, el viento... Todo lo demás lo han roto. Hasta han tergiversado el pasado, envilecido el presente y convertido el futuro en una amenaza de terror. Casi nada escapa a los estragos de una de las peores clases políticas del mundo ¿Cómo escapar de esa pesadilla? Es casi imposible porque ellos se han blindado en el poder y permanecen allí aunque no se les quiera, ayudados, eso sí, por una masa abducida de millones de españoles imbéciles que cada cuatro años siguen votando a sus verdugos, a pesar de que saben que nos conducen hacia el matadero.

El mayor problema de España es su clase política, culpable de haber forjado desde el poder un país acosado por problemas y dramas. Esa clase política a la que votamos cada cuatro años y le entregamos el poder es la que ha creado un Estado insolidario, dividido en 17 reinos de taifas cada día más enfrentados entre si, la que ha acabado con la prosperidad y abierto las puertas a la pobreza y al sufrimiento, la que ha saqueado las cajas de ahorro y las finanzas públicas, la que nos ha endeudado hasta la locura, convirtiendo a cada español en un moroso despreciado por el mundo, la que ha despilfarrado hasta niveles de delito, construyendo aeropuertos sin aviones, trenes sin viajeros y carreteras que no llevan a ninguna parte, la que se ha atiborrado de privilegios, sin merecerlos, la que ha sembrado el odio y la división entre los ciudadanos y la que ha perpetrado mil fechorías sin otro objetivo que incrementar su poder.

Nuestros políticos son los culpables principales de que España sea hoy el pordiosero de Europa, de que hayamos perdido el viejo prestigio y la admiración internacional y de que los índices de suicidio y de demencia se hayan disparado. Bajo esta clase política despreciable España ha ganado fama internacional como país corrupto, como paraíso de las mafias, como espacio casi libre para el tráfico y consumo de drogas, lugar donde más de la mitad de los jóvenes carecen de trabajo y donde cada día miles de personas se incorporan a la pobreza.

Voto en Blanco

Al final, dinero público para los bancos
Primo González www.republica.com  24 Mayo 2012

En la terapia para resolver el problema bancario, las ideas están cambiando con rapidez. Tanto que el titular de Economía, Luis de Guindos, se ha pasado semanas y semanas asegurando que no habría ni un euro de dinero público para los bancos. De ahí a lo que ha dicho este miércoles al explicar la crisis de Bankia, cuando asegura que la entidad saldrá a flote y que para ello recibirá el dinero público que sea preciso, ha habido un tránsito bastante rápido, aunque para el titular de Economía haya sido algo difícil entenderlo a la primera. Es una pena por el tiempo que se ha perdido al no reconocer las cosas desde un principio y porque esta tardanza ha demorado en exceso la solución del problema y a la postre es motivo principal por el que se ha generalizado la desconfianza en el sector financiero español. La tardanza, a la postre, significa más dinero, más costes.

La rectificación está pues servida. No había otra salida, ya que Bankia es un grupo de carácter “sistémico”, es decir, con capacidad para influir en el conjunto del sector y de la economía española. Cuando una entidad es “demasiado grande para quebrar”, está claro que el Estado y el Gobierno no pueden cruzarse de brazos. De Bankia se sabía que era un banco con balance gangrenado y con unas estructuras cargadas de directivos que estaban en la entidad más para ver qué podían conseguir para las instituciones a las que debían obediencia o incluso para su propia área de interés personal. No estaban, como ha quedado patente, para ayudar a la entidad en la búsqueda de la excelencia empresarial.

Parece que la gestión de la entidad va a ser sometida a un severo análisis, quizás con los tribunales de por medio, en los próximos meses, aunque a decir verdad las anomalías de algunos gestores de cajas se van a centrar en otras entidades en las que se han cometido auténticas tropelías y abusos de poder. Por fortuna, ese no era exactamente el caso de Caja Madrid, aunque sí lo ha sido el exceso de politización en su gestión y la baja cualificación de algunos de sus administradores para afrontar las exigencias del cargo.

Con el reconocimiento del papel del Estado en la solución financiera de Bankia hemos entrado en una nueva fase en la que a las cosas se las empieza a llamar por su nombre y, además, parece que hay intentos serios y creíbles de cuantificar las necesidades de dinero. La aparición en escena del Estado, con sus órganos pertinentes (el Frob y el Banco de España) tendrá que traducirse antes de nada en una profesionalización radical de las cúpulas directivas. El Estado no puede mantener ese costosísimo sistema de Consejos de Administración plagados de representantes de las comunidades autónomas y de los partidos políticos que sustentan a los gobiernos locales. Esas formas de acceso a los puestos de responsabilidad en estas entidades financieras explican los graves errores de gestión cometidos en los últimos años, las políticas dirigistas desarrolladas para financiar algunos proyectos empresariales disparatados, hoy en quiebra, y en suma la amalgama de intereses personales a los que servían las cajas utilizando el dinero de su amplia clientela.

Ya ha dicho el FMI en su informe sobre España hace unas pocas semanas que la solución a los problemas bancarios de la mayoría de las cajas pasa por una mejora radical del gobierno corporativo, una filosofía que las cajas habían dejado de lado en los últimos años, a medida que las Autonomías legislaban a placer para asegurarse el control de los órganos de gobierno de las cajas de su región, secuestrando con ello la gestión del crédito y de las empresas en las que las cajas participaban. Todo ese sistema y esas componendas han de pasar a mejor vida y Bankia es un botón de muestra que debería servir de ejemplo para el resto de las entidades.

La segunda cuestión que se tendrá que plantear el Gobierno es la de ver cómo se recorre el camino de vuelta, que tiene dos exigencias: recuperar el dinero utilizado y devolver las entidades en crisis al mercado, como se hizo en la crisis bancaria de finales de los años 70 en nuestro país. No sólo hay que sanearlas con importantes cifras de dinero público sino que es preciso asegurarse de que quedan en buenas manos para que los percances – muchos de ellos ocasionados por un miope intervencionismo político de las tribus locales – no vuelvan a repetirse. Es decir, para que el sector sea decididamente un conglomerado de entidades profesionalizadas.

Que se vayan ya
Carlos Dávila www.gaceta.es 24 Mayo 2012

Los magistrados del Constitucional son un escándalo impresentable.

No sé cuántos años después, pero va para varios, que este Tribunal Constitucional, que ahora se desparrama con un panfleto, tenía que estar en la calle; en sus despachos, en sus cátedras o incluso, alguno, en sus tribunales. Durante este tiempo que llevan de prórroga han perpetrado desvaríos clamorosos, entre los cuales no es el menor el del Estatuto de Cataluña. Ahora amenazan con dimitir o paralizar la institución y eso ya es una broma y un bochorno. Broma, porque no van a hacerlo; si quisieran, de verdad, ya se habían ido entre la ovación general. Bochorno porque una entidad o cosa así que lleva lustros con casos sin resolver y con asuntos polémicos, por ejemplo, el aborto, sin alumbrar solución alguna, no goza del menor crédito amagando con que no quieren trabajar. Pues bien: aceptamos el reto de que, de una vez por todas, recojan sus cosas y de que abandonen Domenico Scarlatti. Son un escándalo impresentable.

Nacionalismo interruptus
José Luis Alvite La Razón 24 Mayo 2012

Con independencia de que, según algunos, el nacionalismo pueda ser incluso una enfermedad mental, suele ocurrir que ciertos personajes públicos lo pregonan como un objetivo por el que luchan con un entusiasmo un punto por debajo del paroxismo, con un fervor precavido, como si en realidad temiesen conseguir aquello a lo que aspiran. Muy hábil para administrar sus expectativas, el ser humano se procura a veces objetivos que en el fondo no desea alcanzar, no porque sea idiota, sino porque, como sucede en el atletismo, el final de la carrera extingue el entusiasmo que se puso en ella.

El nacionalismo no es una ideología, sino la tentación que algunos hombres sienten para exhibirlo como una lucha redentora detrás de la que se esconde con frecuencia ese puntito de vanidad que sienten algunos individuos al imaginarse consagrados en su tierra como figuras de culto histórico, con su efigie acuñada en las monedas y el perfil consagrado en las emisiones filatélicas.

Temen que se haga realidad su aspiración nacionalista porque su gancho popular no radica en firmar el final de la guerra, sino en ser protagonistas de una batalla que confían en que no sea nunca la última. Algo parecido ocurrió con la represión ideológica y cultural durante el franquismo, cuando suponíamos que con el advenimiento de la democracia incluso los perros tendrían brillantes cosas que decir.
Entonces sobrevino la libertad, y con ella, un tiempo mediocre en el que naufragaron quienes proclamaban la luminosidad prohibida de su inteligencia, sin duda temerosos de que la libertad que decían desear, dejase al descubierto lo inteligentes que parecían cuando tenían la inmensa suerte de no poder demostrarlo.

Las naciones sentimentales
Arcadi Espada, EL MUNDO  24 Mayo 2012

Es UN CLARO síntoma de salud y juventud que aún me sobresalte la cara dura del nacionalismo, y la de sus compañeros de viaje socialdemócratas. Llevan 112 años haciendo política del fútbol, distribuyendo la plusvalía fundacional de la nación catalana («més que un club») e incurriendo incluso en descripciones de alto fuego semiótico como las del acharnegao Montalbán cuando dijo que el Barça era el ejército armado de Cataluña. Y ahora le reprochan a la presidenta Aguirre que mezcle la política con el fútbol, porque ésta ha declarado que el Estado debe actuar ante la injuria al himno de España que preparan los nacionalistas vascos y catalanes en un partido que hay el viernes. Pero si se soslaya el espectáculo de la cara dura hay algo de gran interés en este asunto.

Cuando en 1989 el Tribunal Supremo norteamericano dictaminó por cinco votos a cuatro que quemar la bandera de EEUU no era ilegal, el juez William J. Brenan escribió en su explicación de voto, según la transcripción que hizo entonces el periodista Carlos Mendo: «Es irónico y a la vez fundamental que la bandera deba también proteger a aquellos que no la acatan.» Irónico, fundamental, maravilloso y conmovedor. Lo que la bandera de los EEUU está diciéndole a los cafres es que la libertad es ignífuga. Y aún más, mucho más: que el poder, el poder de la libertad, está por encima del textil y de los sentimientos. Esta apreciación tiene un valor grandioso; y señala un grado evolutivo en la historia de las naciones que han pasado de ser pozos de sentimentalidad a ámbitos de la ley.

La vida simbólica presenta en España muchas y desagradables asimetrías. Destaca que la bandera, el himno del Estado y la iconografía institucional estén sujetas al desprecio constante, y, muchas veces, a la nítida agresión de los nacionalistas. Por el contrario, y como todo el mundo sabe, los símbolos de los nacionalistas son intocables. La hipótesis de una pitada a Els Segadors o la quema de la ikurriña son hechos puramente inconcebibles. La razón es algo más sofisticada de lo que parece: ni ese himno ni esa bandera amparan nada más que sentimientos, convencionalmente textiles. La edad madura en que esos símbolos alcancen la posibilidad de amparar también la libertad y la disidencia está todavía lejana. De ahí que los insultos que hoy dirigen los nacionalistas a los símbolos del Estado español no sean más que expresión de su propio naturaleza faltona. De lo que les falta.

POLÍTICA
Covite se adhiere a la manifestación contra el plan de reinserción de los presos de ETA
EL CORREO | BILBAO. 24 Mayo 2012

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) acudirá el próximo 9 de junio a la manifestación convocada por la plataforma 'Mujeres por la Justicia' que se celebrará en Madrid contra el «plan integral de reinserción de presos terroristas» promovido por el Ministerio de Interior, según anunció ayer a través de un comunicado de prensa.

Covite señaló que hace unos meses solicitaron a Interior que los tres requisitos exigidos a los presos de ETA para acceder a la denominada 'vía Nanclares' se completaran con la exigencia de que colaboraran con las autoridades para el fin del terrorismo.

El colectivo denunció que el ministerio no sólo hizo oídos sordos a su petición, sino que ha flexibilizado las exigencias a los reclusos de la organización reduciendo las condiciones requeridas a una. «La mera declaración solemne de separarse de la banda servirá para que los terroristas cumplan sus condenas en prisiones vascas», señala.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Pitada en el Estadio y traducción en el Senado
EDITORIAL Libertad Digital 24 Mayo 2012

El nivel de disparate y degradación institucional que padecemos en España por culpa de los separatistas y, sobre todo, por culpa de la condescendencia de los dos grandes partidos nacionales, parece no tener límite. Si el lunes, y gracias a la invitación de los proetarras de Amaiur, la Sala Clara Campoamor del Congreso de los Diputados era el escenario utilizado para dar eco a unas plataformas pro selecciones deportivas nacionales de Cataluña, Galicia y País Vasco, que pretenden que se silbe al himno español y al príncipe de Asturias durante la celebración de la final del Campeonato de España de fútbol, este miércoles hemos presenciado en el Congreso cómo todos los partidos han votado en contra de la enmienda de UPyD, partidaria de suprimir las partidas destinadas a los traductores cuya única misión es la de posibilitar que los senadores españoles puedan entenderse entre sí sin necesidad de utilizar el español, única lengua común de todos ellos y única oficial del Estado.

Respecto a lo primero, ignoramos si los llamamientos de las citadas plataformas deportivas pudieran ser constitutivos del ambiguo y poco definido delito de ultrajes a España. En cualquier caso, constituye una vergüenza que haya formaciones políticas como ERC, CiU y PNV que las hayan respaldado y, más aun, que no hayan sido por ello objeto de la menor crítica por parte del resto de representantes políticos. De hecho, el único representante político que ha sido criticado –cuando no insultado– ha sido Esperanza Aguirre, y eso por el mero hecho de mostrarse partidaria de que el partido de fútbol se suspendiera en el caso de que semejante y anunciado ultraje a los símbolos nacionales de España llegara a realizarse al inicio del encuentro.

No menos bochornosa es la oposición de nuestras élites políticas a poner fin a ese esperpéntico, despilfarrador y ultrajante dispendio que constituye la existencia de traductores en el Senado. La condescendencia del PSOE a esos delirios identitarios de los nacionalistas ya la conocíamos, pues fue el gobierno de Zapatero el que lo aprobó. Pero ¿qué decir del PP, contrario ahora a acabar de una vez con lo que Rajoy consideró en su día que "no pasa en un país normal"?

Aún peor que la negativa del PP a secundar la iniciativa de UPyD, ha sido la patética escusa del popular Juan Manuel Albendea para no hacerlo. Y es que, según Albendea, aunque el Grupo Popular "pudiera estar de acuerdo" con el objetivo de la enmienda, entiende que antes que suprimir el presupuesto habría que modificar el Reglamento de la Cámara Alta para revocar el uso de lenguas regionales al que se opuso el PP la pasada legislatura. "Comprendo que, como UPyD no tiene senadores, no lo puede plantear en el Senado, pero eso no es culpa nuestra", ha zanjado. La cuestión, sin embargo, es por qué el PP, que sí que tiene senadores y mayoría absoluta en el Senado, todavía no ha planteado allí la supresión de ese ultrajante dispendio.

Claro que la razón por la que el PP ahora sí está dispuesto a seguir despilfarrando 350.000 euros anuales para traductores de lenguas regionales bien puede ser la misma que recientemente Rajoy ha dado para justificar su incumplimiento de no subir los impuestos: "Haré cualquier cosa, aunque no me guste y aunque haya dicho que no lo vaya a hacer".


'El Periódico', 'El Punt Avui' y 'E-notícies', los más agraciados
Mas sigue regando de subvenciones a los diarios digitales catalanes
El DOGC revela más ayudas entregadas en 2011 por el departamento que controla directamente Artur Mas, más de 624.900 euros
Daniel Tercero. Periodista Digital 24 Mayo 2012

El departamento autonómico de la Presidencia de la Generalidad entregó más de 624.900 euros a distintos diarios digitales en 2011. No hay semana que no se hagan públicos datos de las subvenciones que la Administración autonómica entrega a los distintos medios de comunicación.

Así, según figura en el número 6.134 del Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña [RESOLUCIÓN PRE/950/2012, de 9 de mayo], publicado este miércoles --23 de mayo de 2012--, el departamento autonómico de la Presidencia, controlado directamente por Artur Mas (CiU), presidente de la Generalidad, se han dado a conocer las ayudas superiores a 3.000 euros que se han entregado "a proyectos que fomenten y consoliden el espacio catalán de comunicación".

EL PERIÓDICO, EL PUNT AVUI Y E-NOTÍCIES
El año pasado, Ediciones Primera Plana, SA. --editora de El Periódico-- fue la que se llevó más dinero en una subvención destinada a implemetar el e-periodico, "el primer diario de la generación digital". Nada más y nada menos que 180.000 euros (30 millones de pesetas).

Tampoco estuvo mal la ayuda de 100.000 euros que recibió Corporació Catalana de Comunicació SL., editora de Avui, para "la creación de Elpuntavui.cat. Web unificada de los diarios Avui y El Punt".

E-notícies, a través de su empresa editora, Edició Disseny i Realització Interactiva, SL., también se llevó un buen pellizco de las ayudas de la Generalidad. La finalidad de los 82.400 euros que recibió fue para "la innovación y adaptación tecnológica del diario a nuevos formatos digitales en internet y dispositivos móviles".

Otro de los diarios digitales que también recibió ayuda económica de la Administración pública, en concreto del departamento que gestiona el portavoz autonómico, Francesc Homs (CiU), fue Nació Digital --Serveis de Comunicació Global Aquitania, SL.--, que se embolsó 68.150 euros para "el refuerzo empresarial del Grup Nació Digital con la implantación de diversas actuaciones".

Otras cuatro webs se llevaron algo menos. Fue el caso de Europa Press, para "la potenciación estructural del portal de noticias europapress.cat", con 58.150 euros; Actividades Digital Media, SL., para la creación de Ebooks, librería digital de La Vanguardia, con 55.000 euros; Partal, Maresma i Associats S.L., para "realizar el proyecto comunidad + Vilaweb", con 53.050; y Editora Singular Digital 2GR, SL., para "la creación y desarrollo de la sección El Singular Digital Econòmic i Empresarial", con 28.150 euros.

SUMA Y SIGUE
Estas subvenciones hay que sumarlas a las que se conocieron a finales de abril, tal y como Periodista Digital informó a sus lectores --Mas regaló 2,1 millones en 2011 a medios de comunicación en catalán--, y que también se repartieron entre los medios digitales por parte de la Presidencia autonómica, solo en 2011. Unas cantidades que hay que sumar a las que entrega cada año la Consejería de Cultura.

Así, en menos de un mes se ha sabido que la Generalidad ha repartido --además de las ayudas arriba citadas-- otros 38.648,67 euros para la edición digital de El Periodico; 32.021,36 euros para la del Avui y otros 19.443,80 euros para la de El Punt; 30.643,33 euros para Vilaweb; 9.641,04 euros para Nació Digital; 7.271,77 euros para Europa Press; 6.741,41 euros para El Singular Digital; y 14.943,48 euros para E-notícies.com.

Además, otras ayudas se fueron, entre otros, a Ara, 18.624,35 euros; Diari de Girona, 13.615,39 euros; Racó Català, 12.311,00 euros; Segre, 3.838,37 euros; Regió 7, 7.345,72 euros; Anoia diari, 4.953,58 euros; El Debat, 6.885,50 euros; Crònica, 4.814,62 euros; y Directe.cat, 7.259,52 euros.

Cataluña
Artur Mas reparte 624.900 euros en subvenciones a ocho diarios digitales
La crisis no es motivo suficiente para frenar el incesante goteo de subsidios que la Generalidad entrega a los medios de comunicación privados en Cataluña.
Alejandro Tercero www.vozbcn.com 24 Mayo 2012

'El Periódico', 'El Punt Avui', 'E-notícies', 'Nació Digital', 'Europa Press Catalunya', 'La Vanguardia', 'Vilaweb' y 'El Singular Digital' se han repartido otros 624.900 euros en subvenciones procedentes del departamento de Presidencia de la Generalidad.

El proyecto nacionalista que las principales formaciones políticas de Cataluña han venido desarrollando a lo largo de las últimas tres décadas siempre ha sido consciente de la necesidad de tener a su disposición una potente red medios de comunicación que sirvan de correa de transmisión de sus propósitos, moldeando a su gusto a la opinión pública.

El derroche de recursos públicos que durante este tiempo la Generalidad ha destinado a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (con TV3 a la cabeza) no tiene precedentes. Un dispendio que ni siquiera la profunda crisis económica en la que estamos inmersos ha logrado frenar.

¿Medios independientes?
Tal y como recoge habitualmente LA VOZ DE BARCELONA, esta estrategia también se ha aplicado en el ámbito de los medios de comunicación privados, mediante la entrega de un sinfín de subsidios públicos que ha creado una sólida red clientelar, hasta el punto de que la mayoría de estos medios difícilmente podrían sobrevivir sin estas ayudas.

El incesante goteo de subvenciones millonarias a la prensa privada (o, más bien, concertada) en Cataluña es inabarcable. Consejerías del Gobierno autonómico, diputaciones provinciales, ayuntamientos y entidades públicas de todo tipo contribuyen a mantener domesticados a los medios.

624.900 euros para ‘fomentar y consolidar el espacio catalán de comunicación’
Rara es la semana en que el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC) no recoge una nueva ronda de subsidios. Así, si hace escasamente un mes conocíamos los 2,1 millones de euros destinados por el departamento de Presidencia de la Generalidad a ‘subvenciones estructurales’ a los medios de comunicación durante 2011, este miércoles se ha hecho público las subvenciones otorgadas por el mismo departamento (resolución PRE/950/2012) ‘a proyectos que fomenten y consoliden el espacio catalán de comunicación para empresas periodísticas privadas editoras de prensa digital correspondiente al año 2011'. En total, ocho diarios digitales se han repartido 624.900 euros.

El primer premio ha recaído en esta ocasión en Ediciones Primera Plana, con 180.000 euros para la edición de e-periodico, la nueva versión digital de El Periódico, para ‘el primer diario de la generación digital’. La Corporació Catalana de Comunicació ha recibido 100.000 euros para ‘la creación de elpuntavui.cat, web unificada de los diarios Avui y El Punt‘. E-notícies se ha llevado 82.400 euros, a través de su editora, Edició Disseny i Realització Interactiva, para ‘la innovación y adaptación tecnológica del diario a nuevos formatos digitales en internet y dispositivos móviles’. Y Serveis de Comunicació Global Aquitania, editora de Nació Digital, ha sido agraciada con 68.150 euros para ‘el refuerzo empresarial del Grup Nació Digital con la implantación de diversas actuaciones’.

Además, Europa Press de Catalunya ha recibido 58.150 euros para ‘la potenciación estructural del portal de noticias europapress.cat‘. Actividades Digital Media ha sido premiada con 55.000 euros para ‘la creación de Ebooks’ para la ‘librería digital de La Vanguardia‘. A Partal, Maresma i Associats le han correspondido 53.050 euros para ‘realizar el proyecto comunidad + Vilaweb‘. Y la Editora Singular Digital 2GR, que publica El Singular Digital, ha recibido 28.150 euros para ‘la creación y desarrollo de la sección El Singular Digital Econòmic i Empresarial’.

Nuevo despilfarro catalanista
GACETA.ES  24 Mayo 2012

La Generalidad ha vuelto a destinar cuantiosas subvenciones a fomentar el uso de la lengua catalana en detrimento del castellano.

Continúa el despilfarro en Cataluña. Y de nuevo, para fomentar el uso de la lengua catalana. Según informa El Telediario de Intereconomía la Generalidad concede 625.000 euros a empresas periodísticas que editan prensa digital en catalán.

Esta es la enésima discriminación a la lengua española por parte del Gobierno de Artur Mas, que en apenas una semana ha destinado más de un millón y medio de euros a medios de comunicación que producen en catalán.

En el desglose, según el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña, Edició Disseny i Realització Interactiva, SL. se lleva 82.400 euros para "la innovación y adaptación tecnológica del diario a nuevos formatos digitales en internet y dispositivos móviles".

Para la creación de Ebooks, librería digital de La Vanguardia -Grupo Godó-, 55.000 euros.

Para la creación de Elpuntavui en su versión digital se han dado 100.000 euros mientras que a e-periodico, por el concepto de "el primer diario de la generación digital", 180.000 euros.

El proyecto comunidad + Vilaweb le han sido otorgados 53.050 euros, a través de Partal, Maresma i Associats S.L.

Europa Press de Catalunya, SA. recibe la friolera de 58.150 euros por la potenciación estructural del portal de noticias en catalán.

El Singular Digital Econòmic i Empresarial le dan 28.150 euros.

El Grup Nació Digital por "la implantación de diversas actuaciones", en las que no se detalla nada mas, le han concedido 68.150 euros.

Negociando la Memoria
EIG. Redacción. Vitoria. Raúl González Zorrilla Periodista Digital 24 Mayo 2012

El PP también apoyará el Instituto de la Memoria, el artefacto ideológico pergeñado por los socialistas y los nacionalistas vascos para recordar a las víctimas “de todas las injusticias que ha sufrido Euskadi en el último siglo".

El PP también apoyará el Instituto de la Memoria, la creación de los socialistas y los nacionalistas vascos para recordar a las víctimas “de todas las injusticias que ha sufrido Euskadi en el último siglo"
Presentación Instituto de la Memoria

Según ha podido saber Euskadi Información Global de fuentes próximas a los populares vascos, la formación que lidera Antonio Basagoiti ha transmitido ya a los socialistas y a los nacionalistas vascos que apoyará próximamente el Instituto de la Memoria pergeñado por éstos para recordar a las víctimas “de todas las injusticias que ha sufrido Euskadi en el último siglo”.

Con esta decisión, que hará pública en el momento que considere electoralmente más oportuno, los populares vascos cerrarían el giro ideológico emprendido después de que ETA renunciara a su actividad terrorista y que ha culminado en las últimas semanas con el anuncio realizado por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, de poner en marcha una nueva política penitenciara para los presos de la organización criminal.

El Instituto de la Memoria diseñado por los nacionalistas y los socialistas vascos es, esencialmente, un artefacto ideológico éticamente indecente que tiene un único fin: ofrecer una lectura tergiversada de la historia que difumine el papel totalitario y criminal que ETA ha desempeñado durante los últimos cincuenta años, que soslaye las muchas complicidades éticas, políticas y sociales que la banda terrorista ha sumado a lo largo de este tiempo y, sobre todo, que ofrezca un recordatorio del pasado en el que “no haya vencedores y vencidos” y en el que se homenajeé a las víctimas de “todas las violencias”.



Recortes de Prensa   Página Inicial