AGLI Recortes de Prensa   Martes 29 Mayo 2012

Descentralización ruinosa
José Javaloyes www.republica.com  29 Mayo 2012

El hecho de que la prima de riesgo española cerrara por primera vez por encima de los 500 puntos, en un contexto de demandas para que el Banco Central Europeo interviniera como otras veces comprando deuda española, un día después de que José Manuel Gonzalez-Páramo, miembro saliente del Comité Ejecutivo de esta entidad (dejará su puesto este jueves) y eventual candidato al gobierno del Banco de España, hiciera unas declaraciones a Efe diciendo que a nuestra deuda nacional a diez años no le corresponde un interés del 6 por ciento, y que la cuestión no se reduce al ataque de los especuladores sino que, a su parecer, “es asunto de mayor calado”…

El conjunto de reflexiones que añade después, especialmente luego de decir que todavía se puede recortar en el sector público, donde existe, dice, “mucho despilfarro y mucho solapamiento” supone en cierto modo la reapertura de un análisis que está llamado a provocar nuevamente la bronca nacional sobre la viabilidad del modelo de descentralización política llevada a cabo hasta ahora, partiendo de la propia concepción del modelo autonómico para la arquitectura del Estado. Especialmente cuando Gonzalez-Páramo ha afirmado que todavía se puede recortar en el sector público, donde “existe mucho despilfarro y mucho solapamiento, muchos niveles de Gobierno que hacen lo mismo en la provincia, comunidad autónoma y en el Estado central…”

El asunto de mayor calado, vista la deriva en que se ha instalado el interés de la deuda española, es que los mercados no hacen otra cosa que considerar mucho más los riesgos sistémicos que los factores económicos propios del potencial efectivo de la economía española. Y tales riesgos sistémicos corresponden en su totalidad a las resultantes económicas del modelo de descentralización política, algo que se mide no sólo en términos de coste económico sino también en disfunciones operativas y en lesiones sin fin para el límite crítico de la unidad nacional de mercado.

El problema de cómo se le da salida a situación así, aunque de planteamiento económico, urgido por la presión internacional sobre el interés de la deuda española, postula desenlaces políticos de la mayor envergadura concebible, ya que afectan a la arquitectura constitucional de 1978 en lo que concierne a la distribución territorial del poder del Estado. Una distribución que se habrá de plantear y refundir en los propios términos en que se funde una campana rota para hacerla de nuevo y restablecer su utilidad.

El asunto, hay que insistir, es de mayor calado que el de la imprecisión o desajustes en que los mercados incurren sobre el plano de los datos económicos españoles. El problema es de calado constitucional y requiere el urgente consenso de los dos grandes partidos españoles.

El balance
Entre mentiras y grandes mentiras
Manuel Llamas Libertad Digital 29 Mayo 2012

Algo fuera de lo común ha acontecido este lunes. Mariano Rajoy, que no es muy dado a las comparecencias públicas, y aún menos a las preguntas de los periodistas, trató de lanzar a los inversores un nuevo mensaje de credibilidad y confianza sobre la solvencia del estado y las finanzas españolas. Como ya es habitual en él, el presidente del Gobierno se afanó en resaltar los fuertes cimientos de la economía española y los denodados esfuerzos de su Ejecutivo por encauzar la difícil situación que atraviesa el país. Sus principales mensajes fueron los siguientes: austeridad para cumplir con el objetivo de déficit del 5,3% del PIB en 2012 y del 3% en 2013; continuar con la política de reformas para potenciar el crecimiento; incidir en la fortaleza de la banca española; y, por todo ello, negar que España precise de rescate internacional alguno.

¿Resultado de sus palabras? Prima de riesgo en máximos históricos desde la entrada en el euro; récord de la rentabilidad de la deuda española a 10 años, que ya cotiza en niveles próximos al 6,5%; seguros de impago (CDS) sobre la de deuda soberana en nuevos máximos, otorgando a España una probabilidad de quiebra cercana al 40%; y el Ibex cayendo más de un 2%, por encima del resto de plazas europeas. En resumen, ignorancia supina de los inversores hacia las palabras de calma difundidas por Rajoy o, lo que es aún peor, credibilidad nula por parte del mercado.

No es de extrañar. Y es que Rajoy se ha debatido este lunes entre contar mentiras y grandes mentiras. Así, por ejemplo, han resultado del todo absurdas sus afirmaciones acerca de que la subida de la prima de riesgo nada tenga que ver con el rescate público de Bankia; que en España no hay ni habrá ninguna institución quebrada, en referencia a las CCAA y, en especial, a Cataluña; que el Estado recuperará hasta el último euro inyectado a las cajas y que, además, no tendrá impacto alguno en el déficit; o el hecho de que ni el Estado ni la banca española precisen ayuda internacional.

En resumen, todo un festival de engaños, recubierto de buenas intenciones y un optimismo que ni siquiera el propio Rajoy se cree de puertas para adentro. El Gobierno tiene miedo y, de hecho, se ha rendido, ésa es la cruda realidad. El PP insiste en que ha hecho todo lo que estaba en su mano y, por tanto, ahora es el turno de que Bruselas, y más concretamente el BCE, mueva ficha a favor de España y en apoyo de Rajoy. El presidente intenta camuflar la gravedad de la situación tratando de insuflar un optimismo que recuerda, y mucho, al buenismo aplicado por Zapatero desde el estallido de la crisis. Y mientras se sucede este bochornoso espectáculo, en el que Rajoy incluso se ha atrevido a afirmar que lo entregado a Bankia "son préstamos a un interés muy caro", los inversores huyen, dándole la espalda a su gestión.

¿Quién lleva la razón en esta particular disputa? ¿El bueno de Rajoy o el malvado mercado? En realidad, lo que refleja la prima de riesgo no es otra cosa que un suspenso a las reformas aplicadas hasta ahora. El Gobierno ha hecho reformas y ajustes, sin duda, pero el problema es que son insuficientes. La austeridad sigue brillando por su ausencia, pues Hacienda trata de reducir el déficit subiendo en masa unos impuestos que lastrarán aún más la recuperación; Economía acaba de aprobar el mayor rescate financiero de la historia del país, en un momento en el que las cuentas públicas hacen aguas; y si bien algunas de las reformas estructurales están bien encaminadas –como la laboral– se quedan a medio camino para poder liberalizar de forma sustancial una economía anquilosada por el sector público.

Lo trágico es que Rajoy parece ahora depositar todas sus esperanzas en que el BCE abra nuevamente sus compuertas a la compra de más deuda pública española, ya que eso significa la adopción de un discurso puramente derrotista. Por supuesto que España puede salir de ésta, incluso sin ayuda del exterior, pero para eso de nada sirven los mensajes de tranquilidad y esperanza que transmite el Gobierno. Lo que se necesita son decisiones, acciones drásticas, valientes y firmes, tales como reducir el déficit exclusivamente por el lado del gasto; reformar de arriba abajo el Estado del Bienestar –vía copago sanitario, cheque escolar o capitalización de pensiones–; recapitalizar la banca forzando la conversión de su deuda privada en acciones; aplicar reformas para situar a España en el top ten de los países con mayor libertad económica del planeta; o meter mano a un sistema autonómico insostenible, modificando por completo su nefasta financiación. Ni uno solo de estos puntos ha sido tocado este lunes por Rajoy y, como resultado, la desconfianza de los que prestan el dinero sigue intacta.

Preguntas sobre el terror
Carlos Dávila  www.gaceta.es 29 Mayo 2012

¿Por qué las víctimas se sienten dolidas?

Si, como repite y repite el Gobierno, ni hay negociación alguna con ETA ni hay cambio alguno que pueda representar beneficios para los presos terroristas, ¿por qué las víctimas se sienten dolidas? ¿Por qué alguna ha dicho, probablemente de forma exagerada, que el Gobierno las ha traicionado? Los mentís de Rajoy y de su ministro del Interior son rotundos, pero las víctimas creen que el llamado ‘modelo Nanclares’ contradice las afirmaciones. Lo que se sabe es que la banda ni ha dejado de armarse, ni ha dejado de entrenarse para matar, ni ha eliminado su estructura de atentados, ni ha dejado de nombrar gerentes del terror; ¿o qué otra cosa es ese repugnante faccioso que atiende por Oroitz detenido el domingo en Francia? ¿Cómo no vamos a estar todos ‘mosqueados’ ante las sucesivas y repugnantes declaraciones que hace al efecto el nacionalsocialista López pidiendo entendimiento con los asesinos?

Prima de riesgo
Sacar toda la verdad a la luz
Emilio J. González Libertad Digital 29 Mayo 2012

¿Cómo se puede explicar que si el Gobierno está empezando a hacer los deberes, tanto en materia fiscal como en el terreno de las reformas estructurales, la prima de riesgo siga batiendo récords históricos desde que el euro entró en vigor? Muy sencillo, porque los mercados continúan instalados en la desconfianza en relación con la economía española. Las dudas no se refieren tanto a la política económica que está desplegando el Gobierno como al verdadero estado de la economía española, en especial, de las cuentas públicas y del sistema financiero. Y, en cierto modo, los mercados tienen razón.

Nada más tomar el poder, al Gobierno de Rajoy le falto tiempo para anunciar que el déficit público de 2011 estaba lejos de los objetivos comprometidos con la Unión Europea y que se había situado en el 8,5%. Ahora resulta que la cifra es mayor, del 8,9%, porque las autonomías habían calculado los datos correspondientes al cuarto trimestre del pasado ejercicio sobre la previsión de ingresos, y no sobre la recaudación efectiva, que fue menor como consecuencia de que España entró nuevamente en recesión. El problema, además, es que las autonomías empezaron a revelar ese desfase en mayo, no en enero o febrero, como hubiera sido lo lógico. Por ello, los mercados sospechan que la situación de los presupuestos regionales puede ser aún peor de lo dicho y que haya comunidades que aún no hayan destapado su verdadera situación al completo. Lo mismo ocurre con la situación de insolvencia de Cataluña, que se acaba de conocer. Parece como si las malas noticias en materia presupuestaria se fueran dando con cuentagotas, para no alarmar a nadie soltando de golpe las verdaderas cifras, y eso es lo que temen los mercados. Porque si las autonomías han tenido un déficit superior al previsto, como consecuencia de la caída en la recaudación en el cuarto trimestre, es lógico pensar que con los ayuntamientos puede suceder lo mismo. De hecho, y teniendo en cuenta todo esto, hay quien estima que el déficit público del año pasado fue igual o superior al 9,5% del PIB.

Por si no bastara con ello para generar dudas en los mercados, ahora ha saltado de repente el problema de Bankia, con un agujero muy superior al que se había dicho en un principio. Y, claro, los mercados piensan que si las cosas están así con Bankia, también pueden estarlo con otras muchas cajas de ahorros españolas. Todo ello alimenta tanto sus dudas como la prima de riesgo.

¿Qué es lo que debe hacer el Gobierno? Pues muy sencillo. No se trata de política económica, porque los pasos que están dando son, en general, correctos. Se trata, más bien, de que desvele, de una vez por todas, el verdadero estado tanto de las finanzas públicas en todos los niveles de la Administración como del sistema financiero español. Si las sorpresas se terminan y los mercados así lo perciben, la prima de riesgo tendrá que empezar a bajar. Mientras tanto, lo que reflejan son las dudas acerca de que haya aflorado toda la verdad sobre la economía española. Por ello, el Gobierno debe despejarlas cuanto antes sacando a la luz todo cuanto aún esté pendiente de salir.

Credibilidad
Joseba Arregi, EL CORREO.  29 Mayo 2012

En este contexto de falta radical de confianza, la política se convierte, con necesidad sistémica, en simple juego de poder. Conquistarlo o mantenerlo, no hay otra alternativa, aunque el para qué haya desaparecido del horizonte

No hace tanto tiempo que en algunas revistas internacionales se hablaba del índice R, un índice que se refería a la frecuencia de aparición de la palabra Recesión: a partir de cierta frecuencia, la recesión era un hecho y no un pronóstico. Algo parecido se puede decir de la actualidad: posee un índice propio, el índice C. Este índice se refiere a la Credibilidad e indica que su falta es el gran mal de nuestros días.

Los políticos no son creíbles. Las instituciones ha perdido credibilidad. Los mercados no creen a los gobiernos. Los ciudadanos no creen en la política. Nada ni nadie es ya fiable. Sin austeridad no hay salida de la crisis. Con austeridad no hay salida de la crisis. Sin crecimiento no hay salida de la crisis, pero no hay dinero para pagar el crecimiento, si no es dándole a la máquina de hacer billetes –la receta de EE UU–, pero eso no significa más que pasar la factura a las generaciones venideras que no cuentan con ningún representante en el juego de poder de la actualidad.

No son los indignados los que caracterizan lo que está sucediendo en la actualidad. Es la falta de credibilidad, la falta de confianza en algo, en alguien, aunque sea en uno mismo. Pero quizá la mayor falta de confianza radique en uno mismo, en la distancia que existe entre la afirmación de que la juventud actual es la mejor preparada de la historia y la realidad del mercado de trabajo. Tampoco los indignados son creíbles: no se ha visto manifestación ni protesta alguna por el descenso de la calidad de las universidades, no se ha visto manifestación ni protesta alguna por la aplicación del proceso de Bolonia que se está llevando a cabo en la universidad española, y que la está condenando a la falta de calidad para toda una generación –las protestas que hubo en su día eran contra lo único válido de la reforma que no se ha aplicado–.

En este contexto de falta radical de confianza, de falta de credibilidad, la política se convierte, con necesidad sistémica, en simple juego de poder. Conquistarlo o mantenerlo, no hay otra alternativa, aunque el para qué haya desaparecido del horizonte. Nadie tiene una propuesta para lo que debiera ser una Europa unida pero no uniformizada. Nadie tiene una receta para volver a articular una propuesta de izquierdas –de una propuesta conservadora parece que no puede esperarse nunca un proyecto de futuro, grave error–, los nacionalismos cabalgan a sus anchas –los sentimientos no necesitan articulación racional alguna, por eso son siempre mucho más problema que solución–, el populismo se viste de apelaciones a la ciudadanía, aunque los ciudadanos concretos estén totalmente ausentes de dichas apelaciones.

Dice el refrán que a perro flaco todo son pulgas. Nos ha tocado vivir la época de las vacas flacas a las que se refería el sueño del faraón interpretado por José. Si todo son pulgas, el trabajo consiste en saber descifrar cuáles son estrictamente pulgas que hay que saber aguantar, y cuáles son enfermedades mayores que es preciso diagnosticar para superarlas. El problema es que ni siquiera parecemos capaces de un diagnóstico acertado.

Somos más pobres de lo que creíamos. Hemos vivido de unos ingresos que no se podían mantener, porque la fuente era el ladrillo. Una producción de ingresos insostenible en el tiempo que ha traído el empobrecimiento correspondiente. Pero sobre esos ingresos, faltos de credibilidad a toda luz, hemos construido nuestro particular Estado de bienestar. Y ahora no podemos pagarlo. Pero tampoco podemos desmontarlo sin hacer daño a personas concretas.

Pero hay algo peor: por contar con una fuente de ingresos insostenible en el tiempo, no hemos hecho los esfuerzos suficientes para sentar las bases de otras fuentes de ingresos más sostenibles, fuentes que pasan por la productividad y la competitividad, y ambas pasan por el sistema escolar y la universidad.

Y lo que importa en el sistema escolar y en la universidad es la calidad, y no la cantidad. Hemos destrozado sistemáticamente las enseñanzas medias. No hemos mejorado la base de la enseñanza básica, la adquisición de los lenguajes básicos. En su lugar hemos inflado el currículum con materias novedosas, muy modernas, muy bien sonantes, pero quitando tiempo y esfuerzo al aprendizaje de los lenguajes básicos. Hemos multiplicado las universidades, las carreras, los títulos propios, los profesores, los licenciados, sin referencia alguna al entorno social, económico, productivo, cultural.

Tenemos más kilómetros de tren de alta velocidad que Alemania, más estudiantes universitarios que Alemania, tenemos más aeropuertos que nadie, más museos, centros de cultura moderna, más orquestas que nadie, probablemente más directores de cine que nadie, más número de largometrajes producidos al año que nadie.

Es cierto que a la hora de aplicar medidas de austeridad alguien debiera pensar en lo que nos va a ser necesario para un futuro más sostenible, más productivo y más competitivo. Pero sería bueno que nadie se creyera con derecho a impartir docencia ex cathedra sin atender a la productividad real de su propio sistema. Al fin y al cabo algo es bastante cierto: que aunque la tendencia nacionalista y populista sea la del sálvese quien pueda, nadie se va a salvar en soledad. Hay momentos en la historia en los que la solidaridad antes que virtud es necesidad imperiosa.

Cataluña
El Supremo ya tiene el recurso contra el TSJC, que se negó a ejecutar las sentencias sobre bilingüismo escolar
Convivencia Cívica Catalana presenta recurso de casación contra la interlocutoria del TSJC, que avaló el derecho de los demandantes a recibir la educación bilingüe, pero evitó hacerlo extensivo a todo el sistema educativo catalán, a pesar de que así lo ordena el Tribunal Supremo.
Redacción www.vozbcn.com 29 Mayo 2012

El presidente de Convivencia Cívica Catalana, Francisco Caja, y el abogado de la entidad, Ángel Escolano, atienden a los medios ante la sede de la sala Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en septiembre pasado (foto: LVdB).

Tal y como había anunciado, Convivencia Cívica Catalana (CCC) ha presentado ante el Tribunal Supremo recurso de casación contra el auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) del pasado 8 de marzo que, aunque reconoció el derecho de los demandantes a que sus hijos reciban la enseñanza en las dos lenguas oficiales de Cataluña, rechazó hacer extensivo dicho modelo a todo el sistema educativo público de Cataluña, a pesar de que así lo ha ordenado el Supremo en cinco sentencias.

El recurso fue registrado el pasado 22 de mayo, e insta a anular el auto del TSJC por considerar que reforma, modifica y contradice ‘ilícitamente’ las cinco sentencias del Supremo emitidas entre diciembre de 2010 y mayo de 2011 que ordenan a la Generalidad a:

‘Adoptar cuantas medidas sean precisas para adaptar su sistema de enseñanza a la nueva situación creada por la declaración de la Sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional que considera también al castellano como lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña junto con el catalán’.

Y especifican que el castellano debe ser:
‘Reintroducido como lengua vehicular de forma proporcional y equitativa en relación al catalán en todos los cursos del ciclo de enseñanza obligatoria’.

El TSJC ‘le hace decir’ al Supremo ‘lo que no dice’
El recurso de CCC, que completa el trámite iniciado el pasado 20 de marzo, considera que el auto del TSJC ‘contradice frontalmente el fallo de la Sentencia del Tribunal Supremo, por cuanto le hace decir lo que no dice’, y recuerda que, tal como dice la ley, el TSJC debía haberse limitado a ordenar ‘la total ejecución de la sentencia [...] sin contrariar el sentido del fallo’.

En cuanto a la forma, CCC apela a diversos artículos de la Ley Orgánica del Poder Judicial y a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, que establecen que ‘los tribunales no podrán variar las resoluciones que pronuncien después de firmadas’.

En cuanto al fondo del asunto, el recurso reitera los argumentos recogidos por el propio Tribunal Supremo en sus sentencias, que estimó contrario a ley el sistema de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán que aplica la Generalidad.

La Generalidad reconoció que quería modificar el fallo del Supremo
CCC también recuerda que, en una primera instancia, en un auto emitido el 28 de julio de 2011, el TSJC se limitó a ‘transcribir literalmente’ el fallo del Supremo, obligando a la Generalidad a su cumplimiento -tal y como establece el procedimiento judicial-, mientras que, en un auto posterior, decidió reformarlos. Ante ello, se pregunta:

‘¿Por qué razón el Tribunal Ejecutor [TSJC] admite el recurso cuando la Administración recurrente [la Generalidad] en reposición reconoce expresamente que la auténtica finalidad de su recurso es modificar el fallo del Tribunal Supremo, cuando dice, literalmente, que “lo que esta representación [Generalidad] pone en cuestión es la interpretación que el Tribunal Supremo efectúa en la fundamentación jurídica de la sentencia de 16.12.10” y cuando afirma que “el Tribunal Supremo está efectuando una interpretación de la doctrina constitucional que va más allá de lo que el mismo Tribunal Constitucional ha dicho en sus Sentencias”?’

No hay nada que aclarar
El TSJC, en su auto del 8 de marzo, señaló que ‘pretender extraer, desde una lectura descontextualizada y literal de una frase del fallo del Alto Tribunal [Tribunal Supremo], un pronunciamiento general sobre el uso del castellano como lengua vehicular en el sistema educativo de toda Cataluña, que podría ir más allá de lo que, en respeto al principio de congruencia, podía haber llegado a decidir la Sala Tercera del Tribunal Supremo, es algo que excede en mucho de lo que es la función propia de este órgano jurisdiccional [TSJC], actuando como mero ejecutor del fallo dictado por otro, y superior, Tribunal’.

Y añadió que ‘tan sólo el propio Tribunal Supremo, hubiera podido en su momento, vía aclaración de sentencia, haber precisado el contenido de aquella frase; y aún podrá hacerlo al conocer, en su caso, de los pronunciamientos que en esta pieza de ejecución se formulen. Nunca podría, sin embargo, hacerlo esta Sala del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña’.

CCC, en cambio, concluye en su recurso: ‘¿Por qué el Tribunal Supremo habría de aclarar su sentencia cuando dicha Sentencia está para las partes absolutamente clara?’. Y recuerda lo que dice textualmente el fallo del Supremo, que obliga a la Generalidad a ‘adoptar cuantas medidas sean precisas para adaptar su sistema de enseñanza a la nueva situación creada por la declaración de la Sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional que considera también al castellano como lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña junto con el catalán’.

Campaña independentista contra Bauzá
Cuatro detenidos en una concentración por el catalán en Baleares
GACETA.ES  29 Mayo 2012

Desde que el presidente de la CCAA, José Ramón Bauzá, eliminó el catalán como requisito en las sociedad pública, los ataques de quienes quieren imponerlo se suceden.

Por eliminar el catalán como requisito para las oposiciones o en los colegios públicos, el presidente del Gobierno balear, José Ramón Bauzá, se ha encontrado con la oposición de quienes quieren imponer esta lengua en el territorio.

Pasadas ya las reclamaciones de varios institutos públicos, el turno es ahora de colectivos independentistas que quieren imponer el catalán en las islas. Un hecho por el que se le está boicoteando cualquier acto público, el último de ellos en Bunyola. El diputado de ERC Joan Tardà tiene previsto formular mañana una pregunta en el Congreso sobre estos incidentes.

Asimismo, la Guardia Civil, siempre según el diario balear, ha negado a una madre ver a su hijo detenido, que está acusado ??de atentado a la autoridad.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
ETA
Detenciones y beneficios penitenciarios
Guillermo Dupuy Libertad Digital 29 Mayo 2012

El hecho de que los dos etarras detenidos este domingo en Francia fuesen armados y estuviesen llevando a cabo labores de captación de nuevos miembros para la banda, es perfectamente comprensible para todos aquellos que tenemos presente que ETA es una organización terrorista que no se ha disuelto, que siempre se ha enorgullecido de su historial criminal y que no menos claramente ha condicionado el "cese definitivo" de la violencia a la consecución de aquellos objetivos políticos por los que ha venido practicando la "lucha armada".

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha visto, sin embargo, en la necesidad de subrayar el hecho de que los etarras viajaran en un coche robado, con las matrículas dobladas y armados con una pistola y un revolver, apostillando que "eso no lo hace gente normal". Claro que no; como que los etarras no son "gente normal", sino terroristas.

Como doy por descontado que, con estas declaraciones, Fernández Díaz no está excusando o justificando que la Policía española haya colaborado con la francesa en la detención de estos etarras –eso sería más propio de algún "ejemplar" antecesor–, lo único que puedo hacer –además de felicitarle por estas detenciones– es decir que el ministro no tendría necesidad de subrayar lo obvio si buena parte de la clase política de este país no hubiera maquillado previamente los chantajistas comunicados de la ETA hasta el extremo de calificarlos de "buena noticia", tal y como el propio ministro del Interior y el actual presidente del Gobierno hicieron en su día.

También me permito advertir al señor ministro que, por encomiable y plausibles que sean estas detenciones, su poder disuasorio, respecto a los etarras que aun quedan por detener o respecto de quienes estén pesando ingresar en la banda, queda, desgraciadamente, enormemente reducido, si los apresamientos no van acompañados de un cumplimiento cierto y efectivo de la pena.

No es la primera vez que se descabeza el aparato militar de ETA ni será la última. Y no será tampoco la primera vez que los gobernantes destejen lo que la Policia teje con sus detenciones. Y es que, mientras los terroristas o candidatos a serlo conserven la esperanza de tener de alguna forma en su mano la llave de su excarcelación y de que lograrán, más tarde o temprano, no sólo beneficios penitenciarios, sino también políticos, no faltarán quien les sustituya, tal y como reiteradamente ha pasado en el pasado. La vía Nanclares y, en general, la apuesta del Gobierno por la reinserción y los beneficios penitenciarios, en detrimiento del olvidado compromiso por el cumplimiento íntegro de la pena, está debilitando ese poder disuasorio de las detenciones. Es más: los terroristas –con más razón que sin ella– pueden interpretar esa nueva política del PP, por muy individualizada que se quiera, como una forma de atender de manera disimulada sus reclamaciones de una "solución escalonada para los presos", opción a la que ETA, a través de Batasuna, ya ha dado su público visto bueno.

A eso le debemos sumar el hecho de que, para acabar con la cantera de ETA, es esencial no sólo las detenciones de miembros de su "aparato militar", sino también proscribir esas subvencionadas terminales políticas que le sirven de altavoz y propaganda, además de su deslegitimación en todos los ámbitos. Son precisamente estas terminales políticas, además de los propios pistoleros, los que no se cansan de repetirnos que no les basta con los beneficios penitenciarios ni con la derogación de facto de la ley de partidos. Y es ese renovado clima de esperanza de impunidad y de victoria política que está viviendo la mal llamada "izquierda abertzale" el que nos debe llevar a pensar que la violencia puede volver a estallar si no consiguen todo lo que nos han exigido con comunicados de paz y a punta de pistola.

ETA a la "conquista" del Congreso, armada de mentiras y de complejos
Pascual Tamburri www.elsemanaldigital.com 29 Mayo 2012

ETA no puede usar las Cortes para manipular la historia. En la que olvidan lo que quieren, desde que Fernando el Católico, señor de Vizcaya, fue jurado bajo el árbol de Guernica en 1476.

Gran parte de la prensa nacional y toda la de Navarra ha recogido el descaro con el que Amaiur ha pretendido utilizar el Congreso de los Diputados para difundir su propaganda sobre la guerra de Navarra de 1512. No se trata sólo de que una pareja de etarras fuese invitada a defender con la palabra la misma independencia por la que han asesinado; no se trata sólo de que querían hacerlo, como extensión de la campaña de Nafarroa Bizirik, en la sede de la soberanía nacional española; es que además, y antes que nada, lo que han dicho en otros momentos, parece que van a seguir diciendo y querían decir allí sobre el quinto centenario de la entrada del duque de Alba en Pamplona es, en una sola palabra, mentira.

Por supuesto que los etarras y batasunos, una vez cumplidas sus penas, tienen toda la libertad de expresión y de conciencia que les corresponde como ciudadanos españoles, dentro de las leyes. Que quieran llamar "conquista", en el sentido que ellos le dan, a los hechos de 1512, es tan libre como si quieren creer en el Ratoncito Pérez. Y si su deseo es difundir su interpretación de lo que sucedió, especialmente en este país sin una regulación profesional estricta del oficio de historiador, son muy libres. Como lo serán otros de apoyarles, y hasta de creerles. Como si quieren esperar a que los recién detenidos pistoleros Javier Aramburu Sagarminaga y Oroitz Gurruchaga Gogorza cumplan sus penas en Francia y en España, espero que allá hacia 2055, y les organizan entonces una charla para que nos expliquen cómo el eusquera nació en la Atlántida o en Marte. Hombre, mejor si no los llaman historiadores. Ahora bien, lo que es un problema mayor es que se usen medios públicos y semipúblicos, y se confunda con ambigüedades a la población, renunciando a defender la verdad y a menudo haciendo concesiones, y más que concesiones, a la mentira.

La mesa del Congreso cree que Nafarroa Bizirik y sus portavoces, criminales condenados y ahora sostenidos por Amaiur, Bildu, Aralar, EA, PNV, Geroa Bai, qué más da, no deben estar allí. Yolanda Barcina, la presidenta del Gobierno de Navarra, se lamentó de que los abertzales "lleven al Congreso a personas que han estado tan vinculadas con el mundo etarra como que han tenido condenas para hablar de la historia de Navarra". Muy bien, muy oportuno. Y Alfonso Alonso, desde el PP, ha dicho que "entre ellos se cuentan personas como Ángel María Rekalde Goikoetxea, miembro histórico de ETA, condenado a 287 años de prisión por un total de 16 asesinatos, o Javier Morrás Zazpe, detenido en su día por ocultar a otros terroristas y formar parte del comando Zumalacárregui". Cierto, certísimo. Y sin embargo...

El grupo abertzale dice que "2012 es el 500 aniversario del inicio de la conquista de la actual Navarra por España y una fecha clave en la destrucción, por la fuerza, de nuestra estatalidad". Y al menos tan preocupante como quién lo dice y dónde es qué se dice, y hasta qué punto se deja circular semejante patraña, y se permite que empape la opinión pública, y se fomenta que lo haga, y se convierta para una gran parte de la población, incluyendo personas públicas teóricamente ajenas a esto, la mentira en verdad y la verdad en mentira. No tiene sentido debatir esto, salvo si acaso en un foro científico y entre científicos, no ciertamente así. Porque con gente que cree que en 1512 había un Estado navarro, o que Navarra era una nación cuando la nación moderna no existía, o que había una soberanía popular vasca nada menos, o que Navarra era una tierra unida, en paz, próspera y vascoparlante hasta que llegaron las huestes castellanas y aragonesas a terminar con aquel idilio… no hay mucho que debatir, hasta que dejen de creer en sus ídolos.

Aplaudo desde luego a Diario de Navarra por la contundencia (y eficacia) que ha demostrado en este caso, en la defensa de la verdad y de los intereses de Navarra. A él y a todos los medios e instituciones hay que pedir coherencia. No podemos indignarnos si las falsificaciones nacionalistas se difunden, cuando lo hacen en libros subvencionados por el Gobierno. Puestos a señalar con el dedo a Bizirik, cosa que me parece muy bien, el Diario podría mencionar la participación, en el congreso que la misma bizirik hace en Pamplona, de su dibujante César Oroz, o la exposición de éste y el uso al menos imprudente del imaginario nacionalista y de su vocabulario. Porque las palabras no son inocentes, y como muy bien explica Jesús M. Ruiz Vidondo (que sí es historiador) y recoge el mismo Diario del 24 de mayo, estamos hablando de una anexión y no de lo que por nacionalismo se tiende a llamar "conquista".

Sí, ya lo se. A estas alturas de 2012 aún una inmensa mayoría de navarros, después de décadas de enseñanza oficial de la historia provincial, creen el cuentecillo de las Navas y las cadenas del escudo. ¿Cómo sorprendernos si triunfa fácilmente un remix abertzale-navarrista-navarrero-buenista sobre 1512? Estamos hablando de una Navarra en la que más gente considera experto en esto a Patxi Abasolo que a Isabel Ostolaza… y naturalmente comerciantes calculadores y políticos acomplejados tienden a plegarse ante lo inmediato aunque sea cediendo en lo esencial. Pero luego, damas y caballeros, no quiero oír ni leer a ninguno de ustedes lamentarse de lo que pase el 16 de junio, ni con lo que ahora están ustedes dejando que se siembre.

La decepción, el abandono, sentirse traicionado también por quienes supuestamente están del lado de uno, son sensaciones aún más peligrosas que una simple batalla luchada y perdida. De una derrota surge una reacción, de una traición –tanto más si es por ignorancia de unos, cobardía de otros e intereses de muchos- sólo nace la división. Todos los que hemos leído a Jean Larteguy en sus libros dedicados "a la memoria de todos los centuriones que mueren para que Roma sobreviva" no podemos evitar un gran desagrado cuando vemos que la propaganda batasuna sólo es combatida a veces, según si conviene o no a determinados cálculos. La propaganda de los mismos que se han manchado las manos de la sangre derramada, no ciertamente por esos intereses o esos miedos, sino por Navarra, por España y por la defensa de esa misma verdad sobre el ayer y el hoy, que no puede depender de una amistad ni de una cuenta de resultados.

La manipulación de Bildu-como-se-llame no es aceptable. Ciertamente por el descaro de usar unos asesinos como portavoces y las Cortes de escenario, pero también porque lo que dicen sobre Navarra es mentira, y lo sería también aunque lo hubiese dicho la Madre Teresa de Calcuta. Lo es, desde luego, cuando se incluye en actos oficiales u oficiosos, en publicaciones oficiales, oficiosas o subvencionadas, o en medios de comunicación que, como determinados políticos poltroneros y timoratos, prefieren dar una de cal y otra de arena. Porque naturalmente hay quien prefiere quedar bien y parecer políticamente correcto que defender los principios por los que, entre otras cosas, se supone que cobran o se lucran.

Hemos podido comprobar que todo era verdad, y porque lo era no vacilamos en derramar el tributo de nuestra sangre, en sacrificar nuestra juventud y nuestras esperanzas. No nos quejamos, pero, mientras aquí estamos animados por este estado de espíritu, me dicen que en Roma se suceden conjuras y maquinaciones, que florece la traición y que muchos, cansados y conturbados, prestan complacientes oídos a las más bajas tentaciones de abandono, vilipendiando así nuestra acción. Quieran los dioses de Roma evitar que una burguesía aterrada por la crisis quiera anunciar así su disposición al abandono.

Defendiendo sus derechos
andrés freire ABC Galicia 29 Mayo 2012

Alegra observar a los representantes del profesorado gallego manifestándose en defensa de la educación pública. Hasta ahora, la variada fauna de la pedagogía galaica ha insistido en considerar la formación del espíritu nacional como su más alto objetivo. Y han defendido sin desmayo que toda educación se realizara en gallego normativo, lengua aún indecisa y cambiante. Que ello lastrara el rendimiento académico de todos los alumnos, especialmente los gallego-hablantes incapaces de saber cuándo están usando el gallego correcto, nunca les ha preocupado demasiado.

Pero llega la crisis, y ésta amenaza algo más importante que la patria; el sueldo. Al momento han llegado las movilizaciones «en defensa de la enseñanza pública». Dos son sus disputas: los interinos en paro y la masificación de las aulas. Ambas cuestiones merecen análisis. Sobre los interinos, no quiero ni puedo alegrarme del paro de nadie. Pero la suerte que corren es la misma que la de otros muchos. A diferencia de estos, nuestros interinos han tenido múltiples oportunidades para remediarla. De hecho, en los últimos años, Galicia ha diseñado varias oposiciones sin más objetivo que el de aprobarlos. Muchos no lo han conseguido a pesar de las facilidades. Por ello, más injusto parece lo ocurrido con los jóvenes que han participado en esas pruebas sin apenas posibilidad de pasarlas, y que luego ha sido postergados en las listas en favor de los veteranos. Nadie protesta la injusticia contra estos jóvenes licenciados, abandonados malamente por sindicatos y consellería.

La masificación es sin duda un problema. El número de alumnos en las aulas ha aumentado. Sigue siendo muy inferior al de las generaciones anteriores, pero su manejo es más difícil. Algunas razones son culturales (los chavales de hoy, educados por teles y videojuegos, son más inquietos e indisciplinados); otras son organizativas. La palabra «disciplina» ha desaparecido del lenguaje educativo, que prefiere hablar de «convivencia». Los sindicatos han sido abanderados de esta idea; la palabra disciplina les suena a franquista.

A pesar de esto, no quiero reforzar el catastrofismo tan extendido en la opinión pública. La educación española no es ni de lejos el desastre que algunos afirman; los profesores son (somos) mucho mejores profesionales de lo que la fama pregona. Sin embargo, los sindicatos son un elemento reaccionario contra cualquier proceso de mejora: su igualitarismo ideológico rebaja el listón de todos al nivel de los alumnos torpes; la meritocracia entre profesores no existe, y la calidad de su trabajo no tiene valor profesional alguno; la reforma de asignaturas y programas es casi imposible porque obligaría a estudiar y reciclarse; los equipos directivos apenas tienen poder sobre el profesorado. Cualquier defensa honesta de la educación pública actuaría sobre estos problemas estructurales. En conclusión, es lícito que los sindicatos defiendan los derechos adquiridos de maestros y profesores. No lo es tanto que digan que, al hacerlo, están defendiendo la enseñanza pública.

Carles Puyol: "Me dio pena verte tan metido en el redil nacionalista"
Javier López www.elsemanaldigital.com 29 Mayo 2012

La letania nacionalista es aún más monótona que el balar de un rebaño de ovejas
Ver a Carles Puyol ondeando la ikurriña en un campo de futbol nos da la medida de las generaciones que tendrán que asumir las riendas del país. ¡Qué terrible desazón!

Carles: El pasado sábado, al concluir la final de la Copa del Rey de España, y ganarla tu equipo por tres a cero, decidiste que lo tuyo era la reivindicación de "la libertad de los pueblos oprimidos del Estado español", o algo así se debió pasar por tu todavía joven mente, aunque seguramente ya demasiado embotada por los pastos que se dan en redil nacionalista y de los que pareces alimentarte con tanto esmero como te cuidas tu emblemática melena que tantas glorias deportivas nos ha dado a todos los españoles.

Me dio cierta pena verte paseando alborozado por el césped del Vicente Calderón con dos banderas: la de Cataluña, de cuya nobleza nadie duda y que, no sé si lo sabrás, es la más antigua de España y sus colores dieron origen a la bandera nacional de todos, y también (y aquí estriba la novedad) decidiste hacerte con una ikurriña y convertirte así, ya digo, en el guerreo futbolístico de los pueblos oprimidos. No sabes el sopor que me causó mirarte así. ¡Un auténtico tostón!

¿Y tú que historia tienes en la cabeza estimado Carles? Puede que tu familia sea nacionalista de las de toda la vida, con el apellido que llevas no te voy a negar ni un ápice de catalanidad, y puede también que seas una víctima más de un ambiente político envenado en el que los jóvenes como tú (en torno a los 30) habéis llegado a vuestra edad adulta con una pequeña empanada mental coronada por una gran barretina. No pretendo darte una lección de historia en esta pequeña misiva, pero sí me gustaría mostrarte mi disgusto. No sabes lo bien que uno se puede llegar a sentir teniendo una visión integradora de la vida, y a la vez sentirse catalán, español, europeo. ¿No es ese el orden lógico de las cosas?. ¿No es ese el proceso que ha marcado la historia? . ¡Cuánta desazón me provoca la macabra letanía nacionalista!.

Estimado Puyol: ¿No sabes acaso que despreciando los colores nacionales a los cuales debes buena parte de tus éxitos deportivos y el jugar también en la mejor liga del mundo estás incurriendo en un cierto ultraje, no tanto a la bandera, (diría yo), pero sí a parte de los que estamos representados en esa bandera y que además de aplaudirte hemos pagado una parte de tus emolumentos?

Sí, me causó pena verte así paseando por el Vicente Calderón, y pensé en la grandeza de España cuya impronta en el mundo es inexplicable sin la obra de grandes vascos y grandes catalanes. También es incomprensible la reciente gloria deportiva de nuestra selección nacional de futbol sin catalanes como tú y otro ramillete de jugadores inolvidables. Pero la gloria fue posible porque ibais embarcados en el barco que a todos nos acoge, de lo contrario no lo hubiera sido. El independentismo es una gran aberración además de una gran tontería. Lo sabemos los que amamos a tierras como la vasca y la catalana comprendiendo que sin ellas España no es posible, pero sin España vosotros tampoco sois posibles.

Así de claro, estimado Carles Puyol. Lástima que este año no te podamos ver en la Eurocopa, y eso que ya te habías apuntado a participar en los anuncios promocionales de la selección. Cordialmente.

detenciones en francia
Gurruchaga Gogorza: otro ‘kale-borroka’ que llega alto en ETA
 Minuto Digital 29 Mayo 2012

Uno de los etarras detenidos este domingo en Francia, Oroitz Gurruchaga Gogorza, responsable del aparato militar de ETA según los datos del Ministerio del Interior, es un ‘veterano’ de la ‘kale borroka’ que protagonizó el ingreso en ETA más mediático al convocar el 21 de diciembre de 2008 al diario abertzale ‘Gara’ junto a otros compañeros de la cantera terrorista para anunciar públicamente que se veía “obligado” a integrarse en la banda como respuesta a la presión ejercida por las Fuerzas de Seguridad.

El Ministerio del Interior difundió su foto como uno de los terroristas más buscados tras el atentado contra la casa cuartel de Burgos y el asesinato de dos guardias civiles en Calvià (Mallorca). Se trata de último atentado mortal de ETA en España.

Gurruchaga se encontraba huido desde una operación desarrollada en Guipúzcoa en abril de 2008 por orden del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska en la que se detuvo a un total de 12 personas.

Este grupo de presuntos terroristas callejeros -entre los que Gurruchaga desempeñaba un papel destacado- tenía en su poder las direcciones de varios concejales y militantes del PSE en Rentería. Pesaba sobre él una orden de busca y captura por parte de la Audiencia Nacional.

La dilatada carrera de este terrorista en el mundo de la ‘kale borroka’ queda acreditada en el hecho de que ya fue detenido en el año 2000 por este tipo de actividades. Las pesquisas policiales le situaban en 2008 como uno de los principales organizadores del terrorismo callejero. De hecho, según algunas fuentes, Gurruchaga ejercía como uno de los máximos responsables de Segi -la cantera de ETA- en 2008.

Entre los seis miembros más buscados
El 31 de julio de 2009, el Ministerio del Interior difundió la fotografía de seis presuntos miembros de ETA entre los que se encontraba Gurruchaga, que podían haber entrado en España para cometer atentados. El día anterior, una bomba-lapa acababa con la vida de dos guardias civiles en Calvià (Mallorca) en el segundo atentado de la banda en una semana. El 29 de julio había estallado una furgoneta-bomba contra el cuartel de la Guardia Civil en Burgos.

Además, este etarra cuenta con antecedentes familiares en la banda terrorista. Su hermano Egoitz también en las filas de ETA, se encontraba huido desde el año 2000 hasta que falleció en septiembre de 2002. Su muerte se produjo en el barrio bilbaíno de Bolueta al estallar la bomba que portaba y que planeaba colocar para perpetrar un atentado.

Bildu oculta al Gobierno las actas de lo acordado en sus ayuntamientos
El Ejecutivo demanda a 155 pueblos vascos por no remitir la documentación
 www.lavozlibre.com 29 Mayo 2012


Madrid.- El Gobierno central, a través de su Delegación en el País Vasco, ha detectado que la gran mayoría del centenar de municipios gobernados por Bildu -salvo San Sebastián, sometido a un mayor control público- no envía la documentación sobre los acuerdos adoptados en los plenos, como exige el articulo 56 de la Ley de Bases del Régimen Local y el artículo 196 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales.

En concreto, según los datos que maneja el Ejecutivo, 155 del total de 251 municipios vascos no remite la documentación reclamada, lo que supone que el Estado debe actuar a ciegas en caso de que se produzcan irregularidades, tal y como publica este martes el diario ‘ABC’.


Recortes de Prensa   Página Inicial