AGLI Recortes de Prensa   Jueves 31 Mayo 2012

La lentitud de las reformas y el insuficiente recorte del gasto
EDITORIAL Libertad Digital 31 Mayo 2012

Alemania rechaza que el Fondo de Rescate salve a la banca española. La Comisión Europea emite un dictamen crítico con la lentitud y escasa intensidad de las reformas llevadas a cabo por el gobierno español. La prima de riesgo de la deuda española cierra en máximos históricos. El Ibex sigue en caída libre. Estas son algunas de las graves noticias que se han producido este miércoles y que han llevado al Gobierno a asumir la necesidad de más reformas y cuanto antes.

No han faltado voces en Libertad Digital que advirtieran, desde el primer momento, de que otro ajuste, distinto al planteado por el gobierno y basado exclusivamente en la reducción del gasto, era posible, así como las que alertaran de la arriesgada y cara lentitud del Ejecutivo a la hora de recorrer su supuesta "senda reformista". Incluso desde el propio Partido Popular, tampoco han faltado quienes, como Esperanza Aguirre, reclamaran mayor celeridad en las reformas o advirtieran, como Vidal-Quadras, contra los riesgos del "reformismo pausado".

El gobierno de Rajoy, sin embargo, no sólo se ha mostrado satisfecho con su plan de ajuste –una combinación de insuficiente reducción del gasto público y de contraproducente subida de impuestos-, sino que también le ha parecido aceptable la forma y el ritmo con los que las autonomías están llevando a cabo sus deberes en lo que a la reducción del déficit se refiere. La conformidad del Gobierno no se ha visto alterada ni siquiera cuando se ha descubierto que el déficit en 2011 no fue del 8,5 sino del 8,9 por ciento; anuncio que no ha sido acompañado de ningún ajuste adicional. Hasta tal punto parecería que el Gobierno llevaba al día sus deberes que hasta Rajoy se permitía hace unos días reclamar la intervención del BCE para evitar los efectos de una prima de riesgo que parecía insensible a los "esfuerzos" de nuestro Gobierno.

Parece, sin embargo, evidente que el BCE –gracias fundamentalmente a las presiones de Alemania– no está por la labor de descuidar su función de preservar la estabilidad del euro en beneficio de gobiernos manirrotos o de gobiernos que loan pero no practican la austeridad. Tampoco parece dispuesto a inyectar más dinero a unas entidades financieras que han sido desbaratadas por los tejemanejes de los políticos y que fundamentalmente se han dedicado a comprar deuda española. De hecho, esta negativa no debe hacernos olvidar que el BCE ya ha inyectado recientemente a la banca española más de un cuarto de millón de millones de euros.

Pero quizá más llamativa que la abierta desconfianza de los inversores sea la que refleja un organismo, normalmente tan diplomático y proclive a las medias tintas, como es la Comisión Europea. En su dictamen, Bruselas pide al gobierno español una mayor velocidad en las reformas liberalizadoras, un mayor control de las cuentas de todas las administraciones y considera preferible incrementar la tributación indirecta antes que haber aumentado los "dañinos impuestos que gravan las rentas del trabajo y del capital". Además de pedir también mayor celeridad en la puesta en marcha de la reforma de las pensiones, la Comisión llega incluso a considerar tímida la reforma laboral llevada a cabo por el gobierno.

Aunque el Gobierno parece haber tomado buena nota de estas recomendaciones, está por ver cuál de ellas lleva a cabo y en qué plazo. El secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, ha planteado la subida del IVA, medida que será compensada –eso dice– por una reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Aunque estemos de acuerdo con la Comisión en casi todo, conviene señalar que una cosa es considerar que una nueva subida del IVA hubiera sido menos dañina que un aumento de la presión fiscal sobre las rentas del capital y del trabajo, y otra cosa, muy distinta, considerar que ahora también se deba subir el IVA. Esta equivocada "solución" induce a pensar que el problema está en cómo puede el Estado recaudar más, cuando la clave está en cómo el Estado debe gastar menos. El hecho cierto de que el incremento del IVA hubiese sido preferible al aumento del IRPF, o que el IVA trate de gravar el consumo, no significa que no tengan también indirectamente otros efectos más nocivos. Pero es que, además, este nuevo giro de tuerca de la presión fiscal, con la que algunos tratan de no tener que recortar tanto el gasto público, bien puede tener efectos contraproducentes hasta en términos recaudatorios. De hecho la subida del IVA aprobada en 2010 por Zapatero –y a la que el PP acertadamente se opuso– no ha evitado que la recaudación por este impuesto se haya desplomado en dos años un 21%.

La cuestión, en definitiva, está en que el Gobierno lleve a cabo sin más tardar lo que Rajoy calificó en su día como la "primera obligación de un gobernante", ajustar sus gastos a sus ingresos, y en que no demore a lo largo de la legislatura unas reformas que no soportan la espera.

Con o sin vaselina
César VIDAL La Razón 31 Mayo 2012

Me consta que hay gente empeñada en defender que la economía española es sólida como el granito y que todo lo que nos está sucediendo es, sencillamente, fruto de una conjura internacional. Sin duda, es una opinión respetable. También he tenido ocasión de ver a más de una señora afirmando que los extraterrestres la inseminaron tras subirla a una nave intergaláctica y que su hijo tiene genes de lejanos planetas y no se me ocurriría poner en duda su fe. Pero una cosa es lo que alguien decide creer y predicar y otra, bien diferente, es la realidad de los hechos testarudos que decía Lenin.

España se encuentra en una situación económicamente dramática a causa de eso que los expertos internacionales comenzaron a denominar hace meses «institutional inadequacy», es decir, la inadecuación de nuestro sistema político o, si ustedes lo prefieren, el actual Estado de las Autonomías. A ese estado le debemos un déficit público absolutamente insoportable e incluso la crisis de un sistema bancario por la sencilla razón de que las cajas se convirtieron en las huchas donde colocaban sus ahorros los impositores para que los políticos se dedicaran a gastarlos en costosas mamarrachadas.

Como a estas alturas, de los mercados a Bruselas, todo el mundo está al cabo de la calle de cuál es la causa de nuestros males, la única salida que tiene Rajoy es la de intervenir a las autonomías más arruinadas, con Cataluña, Valencia y Andalucía a la cabeza y convencer a las instancias pertinentes de su rigor y seriedad. De esa manera, el reajuste sería, sin duda, muy duro, pero con vaselina y conservando la idea de que los españoles no son todos como ZP y, por lo tanto, se puede confiar en ellos. Sin embargo, Rajoy se ha empecinado en no tomar el único camino posible y en confiar en que, al final, el Banco Central Europeo nos va a rescatar como si fuera el Séptimo de caballería. No dudo de que se lo crea, pero, de esa manera, está abriendo la puerta a una intervención que va a ser sin vaselina.

De entrada, no menos de un millón de funcionarios tendrán que ir a la calle porque nunca fueron necesarios; el metro y el autobús dejarán de recibir subvenciones y costarán su precio real; se acabarán no sólo el turismo sanitario, sino también las cantidades ridículas con las que millones de españoles se piensan que abonan el coste íntegro de la Sanidad y de la Educación y no andaremos del todo mal si no terminamos sufriendo un «corralito». Todo ello además puede suceder antes de las vacaciones de verano. Y ahora que Rajoy –y los españoles– reflexionen si deseamos los reajustes con o sin vaselina.

Crisis
MAFO
José García Domínguez Libertad Digital 31 Mayo 2012

El gobernador de un banco central de la zona euro, que no de una república centroafricana, huyendo por la puerta de servicio antes de que acabe su mandato. Y amenazando con tirar de la manta como un Javier de la Rosa cualquiera. Mientras tanto, los contables de dos despachos particulares revisando, una a una, las cuentas bendecidas por el que fuese más prestigioso cuerpo de funcionarios de la Administración toda, el de inspectores del Banco de España. Quizá quepa forma distinta de hacer mayor daño a la imagen institucional del país en una encrucijada histórica, pero, la verdad, cuesta trabajo imaginarlo. Al respecto, solía decir el difunto Francisco Fernández Ordóñez que España es un lugar en el que siempre hay que andar luchando por lo obvio. Y obvio empieza a revelarse que durante el sexenio último la suprema institución financiera de la nación ha recaído en manos de un frívolo.

Un gobernador que nunca encontró tiempo para dedicarse a la muy tediosa labor de auditar balances, ocupado como estaba en impartir magisterio al Ejecutivo sobre lo humano y lo divino. Arbitrismo, el del fugado, que ha acabado pasando una factura de decenas de miles de millones de euros a los contribuyentes. El precio de la alegre socialización de los fiascos privados auspiciada por la oportuna dispersión del gobernador. ¿Por qué no dejar caer a los zombis sin quebranto para el Estado?, se preguntan algunos ingenuos estos días. Pues por la sencilla razón de que las pérdidas ya le habían sido endosadas mucho antes al erario, tal como ha escrutado Luis Garicano.

De ahí que, si ahora se nacionalizaba, el Estado perdía; y si no se nacionalizaba, perdía igual. Un ejemplo, la CAM, espectro que hasta el botones sabía quebrado allá por 2010, emitió entonces 5.811.000.000 euros en deuda avalada por el Banco de España. El gobernador, faltaría más, pudo imponerle los requisitos de solvencia que considerase oportunos. En el asunto que nos ocupa, huelga decir que ninguno. Así, ante la prodigalidad del Midas Mafo, de nada serviría aquella cláusula del Real Decreto que permitía la exclusión de entidades de esa lluvia de maná si el regulador lo estimara conveniente. En fin, idéntica historia, aunque por un monto de 31.406.000.000 euros, se repetiría en el caso de Bankia. Calderilla, debe de pensar Mafo. La intervención está servida.

La obediencia debida
José Luis González Quirós*. El Confidencial 31 Mayo 2012

Hace unos día se celebró un homenaje al Teniente General don Manuel Gutiérrez Mellado con motivo del centenario de su nacimiento. El acto, equilibrado, emotivo y solemne, nos trajo a la memoria la vida y el empeño de un militar dedicado a conseguir que la democracia triunfase, a que no fuese posible nunca más la guerra fratricida, y a que la libertad política dejase de ser algo delictivo. Décadas después, hemos de reconocer que se han conseguido esos objetivos, pero que hemos ido a caer en errores muy graves. El peor de ellos tiene que ver, en cierto modo por contraste, con el éxito de Gutiérrez Mellado al conseguir que los militares aprendiesen a respetar la democracia y cayesen en la cuenta de que la obediencia debida no podía servir para amparar cualquier disparate, puesto que por encima de la lealtad a sus mandos habrían de estar siempre los principios morales, la Constitución, la ley y, también, en último término, la conciencia y el honor de cada cual.

Pues bien, esta lección admirablemente aprendida por los militares está siendo sistemáticamente pisoteada por casi todos los demás, por los partidos políticos, por los diputados, por los miembros del Consejo General del Poder Judicial, por los funcionarios… por todos los que convierten en norma de conducta suprema hacer y decir aquello que desean sus jefes. Parece como si la democracia no hubiese sido capaz de superar la cultura política del franquismo, consagrando aquello de que no meterse en política es el camino seguro para triunfar. Se actúa como si la democracia significara sólo un procedimiento de legitimación del poder que, por lo demás, se pudiera ejercer engañando, sin respetar ni la voluntad popular, ni la ley, ni los principios éticos, con solo obedecer al de arriba para ir ascendiendo por la cucaña mientras se acumulan prebendas, posiciones y honores. Este cinismo se nos da muy bien, está en la tradición picaresca, barroca y arribista que hemos cultivado y se disfraza muy fácilmente con toda clase de pretextos, en lugar de defender los intereses colectivos, de cumplir la ley no solo en sus apariencias sino en su intención y objetivos.

Parece como si la democracia no hubiese sido capaz de superar la cultura política del franquismo, consagrando aquello de que no meterse en política es el camino seguro para triunfar

Un espíritu de mansedumbre se adueña de todo. Muchos de los vocales del Consejo General del Poder Judicial que votaron en contra de que se investigasen y justificasen los peculiares gastos de su Presidente, estarán en su fuero interno persuadidos de que obraron mal, pero su pericia jurídica se empleará para justificar lo que hicieron con una solidaridad más propia de malhechores que de jueces.

Se habla mucho estos días de unos informes altamente alarmantes que los inspectores del Banco de España hicieron llegar al Gobernador de la institución y al ministro de Economía, que decidieron hacer caso omiso, pero entre esos meritísimos inspectores no cupo, al parecer, ni por un momento, la idea de que, si la situación era tan grave y peligrosa como ellos suponían, y en efecto lo ha sido, no podía bastar con que se limitasen a cumplir con el reglamento, que ellos, además de servir al Gobernador, han de servir a la ley, a España y a los intereses de la sociedad española y que debieran haber empleado su información para impedir lo que nos está pasando. Su obediencia debida ha servido para cercenar las posibilidades de la libertad y de la democracia. En su disculpa caben muchas consideraciones, entre otras que es posible que no hubiesen podido dar a conocer lo que querrían se supiese, dado el férreo conglomerado de intereses comunes entre gran parte de la prensa y los poderes políticos, pero es evidente que hubiera sido preferible que faltasen a unos cuantos reglamentos que privar a la mayoría de los españoles del conocimiento de lo que unos cuantos estaban haciendo en la oscuridad de sus covachuelas financieras, al amparo de su vigilancia.

En estos momentos en que existe la percepción exterior de que somos un país mentiroso y escasamente fiable se necesita especialmente que cada cual asuma su responsabilidad y deje de mirar a su jefe de filas para averiguar lo que ha de hacer. Y hay que hacerlo sin ceder a la lamentable excusa de suponer que los políticos sean de otra pasta, peores que todos nosotros, y sin recurrir a la simpleza de que todo se arreglará acabando con el Estado de las Autonomías, al que hay que someter en todo caso a un severísimo rasurado. Basta con pensar en los abusos presupuestarios y tropelías de un órgano típicamente estatal, como el mencionado Consejo, con un presupuesto que da para cobijar a cientos de asesores, para darse cuenta de que el verdadero mal que nos aflige es de naturaleza tanto política como moral, y que se nutre del silencio de los corderos, de la sumisa disciplina de la obediencia debida, algo que no figura en ninguno de los tratados sobre la democracia porque es una herencia genuina del franquismo y de la cultura anti-liberal que nos ha sido tan característica, y así nos va.

LA DEMOCRACIA, EN JUEGO
El descrédito institucional lastra a España: la coloca en fase crítica
El Semanal Digital 31 Mayo 2012

La imagen del gobernador del Banco de España en el Senado quejándose amargamente de no poder dar su versión sobre el caso Bankia en sede parlamentaria porque el Gobierno no quiere que lo haga ha sido el último botón de muestra de otra crisis, no sólo económica, por la que atraviesa España: la institucional.

El desprestigio del poder ejecutivo, legislativo y judicial ha alcanzado tal nivel que muchos cimientos de la democracia española retumban. La pérdida de credibilidad del establishment se ha extendido por todos sus órganos hasta alcanzar una fase muy preocupante. El enfermo no quiso someterse al tratamiento cuando se le detectaron los primeros síntomas y ahora da tumbos sin que la opinión pública se apiade de él.

Síntomas que empezaron por los partidos políticos y los sindicatos. Unos por hacer oídos sordos a la calle y ser incapaces de llegar a pactos de Estado para sacar a España de la crisis, porque hablan el idioma electoral. Otros por estar más preocupados por poner la mano y trincar subvenciones que por defender los cada vez más agobiados trabajadores.

El poder judicial tampoco está libre de pecado. El Consejo General del Poder Judicial libra una guerra intestina aireada en los medios con su presidente, Carlos Dívar, atrincherado en su sillón y bien bronceado después de tantos viajes acompañado a Puerto Banús. El Tribunal Constitucional, harto de la situación de parálisis a la que le han condenado la falta de entendimiento de los grandes partidos emitió la semana pasada un comunicado ultimátum rogando a PP y PSOE que lleguen a un acuerdo.

Ni la Corona, que siempre se mantuvo a resguardo en época de tormenta, se ha librado esta vez. Los tejemanejes del yernísimo, unidos al viaje de placer del Rey a Botsuana para cazar elefantes junto a compañías que han llenado todas las portadas, han herido, veremos hasta dónde, la Jefatura del Estado. Por mucho que el Príncipe se esfuerce estos meses por hacer propósito de enmienda.

Suma y sigue. Un Gobierno saliente que mintió y dejó bajo la inmensa alfombra de La Moncloa 2,5 puntos más de déficit sobre lo anunciado tras años de descontrol y políticas fundamentalistas que han colocado el país patas arriba. Y uno entrante que nada más llegar hizo trizas todo lo que vino prometiendo en la oposición, siempre escudándose en la ruinosa herencia dejada por José Luis Rodríguez Zapatero.

Por no hablar de las comunidades autónomas y ayuntamientos, que aprovecharon el libre albedrío del anterior Ejecutivo para gastar sin preocuparse de las facturas, llevando con su morosidad a pymes y familias a la bancarrota, hasta que Cristóbal Montoro apagó la luz y les dijo a los presidentes regionales y alcaldes que la fiesta había acabado. O del Senado, que acaba de retomar esa interminable reforma que se parece al cuento de Pedro y el lobo. Van ya tantos intentos que nadie se lo termina de creer, aunque supuestamente esta vez es la definitiva: los grupos se han marcado como fecha tope junio de 2013.

Y cómo pasar por alto las cajas de ahorro, oscuro objeto de deseo de políticos y sindicalistas durante años, manantial de suculentos sueldos e indemnizaciones y pensiones "escandalosas" -en palabras del propio Luis de Guindos- como la del director financiero de Bancaja, Aurelio Izquierdo. Que este miércoles, en un alarde de generosidad, aceptó renegociar los casi 14 millones de euros de su jubilación tras haber pasado por tres entidades financieras nacionalizadas tras haberse demostrado una gestión despilfarradora que todavía debe ser aclarada. Todo mientras el Banco de España miraba para otro lado.

Arriba y abajo
Vicente A. C. M. Periodista Digital 31 Mayo 2012

Nos encontramos en plena cresta de la crisis y España está inmersa en una auténtica Babel donde es imposible entenderse. No es que esto sea algo nuevo, porque lleva siglos así, lo que pasa es que se acentúa en épocas de crisis económica de las que por desgracia hemos pasado muchas a lo largo de esos siglos. La única diferencia es que en cada una de las ocasiones anteriores siempre ha surgido un elemento de cohesión, casi siempre por la fuerza, que ha logrado la deseada unidad y que se reme en la dirección adecuada, a ritmo y con fuerzas equilibradas. Desde luego que ese proceder es todo menos democrático, pero ha conseguido poner orden donde antes solo había caos. No creo que haya que llegar a ese extremo,aunque sería deseable que los partidos políticos alcanzasen un acuerdo de mínimos para cooperar en salir con un objetivo común.

Creo que el defecto principal de España es el que ya he denunciado varias veces aquí, nos falta un proyecto común de nación. Y eso es porque desde la transición y con una Constitución demasiado ambigua y con concesiones a los separatismos nacionalistas, solo ha agravado lo que entonces solo era un embrión, que se ha convertido, con el paso de los años y del fanatismo anti español, en un engendro. Un monstruo que además de coaccionar a sus progenitores y arruinarles, quiere lograr independizarse echándoles de su propia casa. Y eso solo puede tener una solución, actuar con firmeza y poner en suspenso toda autonomía que incumpla las directrices del Gobierno de España.

No es de extrañar que en Bruselas, esos burócratas empeñados en mantener sus privilegios ybeneficios a costa de los países más pobres y periféricos, quieran que sigamos sus recomendaciones de austeridad, cuando ellos no han tenido ningún reparo en apoyarse en su posición de prepotencia desde el inicio de la UE y someter a las débiles economías de los países PIGGS, como denominaban despectivamente a los que accedimos en mala hora a ese club de elitistas y colonizadores.Solo aquella entrada en la Unión Monetaria del Euro tan solo hace once años en la que se adoptó la moneda única, nos puso en el verdadero nivel de renta. Fue como si en una carrera de fórmula I partiéramos de las posiciones últimas de la parrilla y con un coche fuera de punto. Siempre se pone el ejemplo de que un café que costaba 100 Pta, de repente pasó a costar 1,00 euro. Un simple cambio de posición de la coma, al estilo de las declaraciones de renta y patrimoniales del de la abejita. Y así con todo.

Pasamos de un Banco de España independiente y con margen de maniobra para actuar sobre la moneda, a un corsé donde el valor del euro nos sancionaba en lo poco que podíamos exportar y nos encarecía la mano de obra y abarataba las importaciones, a mayor gloria de los países colonizadores como Francia, Alemania, Inglaterra,países nórdicos y los propiso USA con un dolar devaluado.

Pero nuestro espíritu de nuevos ricos nos hizo creer erróneamente que por pertenecer a un club, eso nos equiparaba a quienes en realidad siempre han dominado las finanzas. Basta decir que esa ilusión nos llevó a acceder a unos préstamos a bajo interés y a unas políticas de despilfarro en infraestructuras innecesarias y desproporcionadas con nuestra situación real de producción como país. Errores de bulto en la burbuja inmobiliaria, en la eliminación del techo del gasto autonómico, en la hiper inflación de las Administraciones públicas, etc, hasta que explosionó como una pompa de jabón multicolor dejando solo un suelo manchado.

Se nos dijo que "se había acabado la fiesta" y en esa resaca, nos estamos dando cuenta de que los invitados han dejado la casa hecha unos zorros, las bodegas vacías y la suciedad que lo llena todo. Por si fuera poco, la caja fuerte ha sido desvencijada y nuestros ahorros se han esfumado. Y ahora, esos mismos que asistieron impasibles a la fiesta y nos prestaron incluso dinero cuando jugábamos la partida de poquer, nos reclaman que se lo devolvamos a toda prisa y nos imponen las condiciones.

Puede que sea demasiado tarde para arrepentirse y que no tengamos otra salida que seguir en este maldito club del euro. Sin embargo, como dije ayer, creo que podemos aprovechar nuestra posición de aparente desventaja para imponer nuestras propias condiciones a los usureros. Por una razón evidente, si nos hundimos nosotros, es muy probable que arrastremos a alguno más en nuestro hundimiento. No se trata de amenazar, sino de no aceptar condiciones que aumenten las enormes diferencias entre los supuestos "socios" y que no pasemos de socios a siervos.

Causa general
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 31 Mayo 2012

No sé si habrá comisión de investigación en el Congreso sobre el asunto Bankia y de las cajas quebradas. El PP no la quiere y el PSOE no la pide. Los dos tienen sus razones. Porque los dos han de responder en ella, porque son “los suyos” los que están y hasta el cuello metidos, porque dependiendo la comunidad o la provincia en cada cual mandaron unos y repartieron con los rivales el pastel de las consejerías, sin olvidarse de los sindicatos claro. Eso ha sido así durante años, durante decenios y todos han mangoneado, dado de mamar y mamado.

No sé, pues, si veremos esas comparecencias. Debiera haberlas, desde luego. Pero tampoco importa mucho. Amen de para broncas partidarias, ninguna ha servido jamás para nada. Pero los políticos han de saber, el Gobierno y la oposición, que esto no puede quedar así. Que las gentes no se lo van a permitir, que esto no. Que por aquí no pasamos. Que después de hacernos lo que han hecho y de meternos en el peor y más resbaladizo pozo de la negra, ellos no pueden irse de rositas y encima forrados. Que algunos han hecho o pretenden hacer con cantidades procaces y como “pago” a arruinarlas y arruinarnos. Y es la justicia la que ha de actuar sin demora y debe de hacerlo de inmediato la fiscalía.

Los españoles necesitamos saber la verdad, conocer que pasó, quienes fueron los responsables y a donde llega la responsabilidad de los gestores. Exigimos saber que han hecho, que nos han hecho a todos. Quienes fueron los beneficiarios de esos créditos inmensos y quienes son los que ni lo pagaron ni van a pagarlos. Quienes lo ordenaron y quien los consintieron. Y que hizo ese Gobernador del Banco de España cuando todo aquello se iba descubriendo y aflorando la podredumbre y permaneció impertérrito o, aún peor, procuró juntar manzanas podridas con agusanadas por ver si nacía de la fusión una sana.
No se si se sentaran todos ellos a dar explicaciones en sede parlamentaria ante los diputados. En realidad donde quizás fuera más importante y trascendental verlos sería ante el juez y en un banquillo.

El Fiscal General no puede ni debe permanecer pasivo no ya ante el clamor social sino ante la evidencia y la necesidad de una mínima justicia. Debe abrir esa causa sin demora. Que empieza por Bankia, por sus presidentes, Blesa y Rato, por sus consejeros, 12 del PP, 4 del PSOE, 3 de CC.OO, 1 de UGT y 1 de IU , que siga por Valencia y por Olivas y los suyos, que no se pare en Serra ni en Cataluña Caixa, que continue por Galicia , que no se detenga en Caja Sur y el cura Castillejo y que remate en Caja Castilla La Mancha y Hernandez Molto y los suyos. E insisto, los beneficiarios de aquellos créditos que hoy son “tóxicos”. Que ellos también han de responder y también deberán hacerlo su aparentemente intocables valedores. Y una sugerencia, a quienes se pretenden llevarse esas millonadas en pensiones y pagos, pedirles un año más de prisión por cada millón extraído. Amen de devolverlo, si lo han cobrado, claro.

Cataluña
El TSJC avala la doctrina del Supremo y da la razón a cuatro padres que reclamaron bilingüismo escolar
El tribunal obliga la Generalidad a ‘adoptar cuantas medidas sean precisas para adaptar el sistema de enseñanza que afecta al niño [cuatro alumnos de tres colegios públicos y uno concertado] a la nueva situación creada por la declaración del Tribunal Constitucional, que considera también al castellano como lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña junto con el catalán’.
Alejandro Tercero www.vozbcn.com  31 Mayo 2012

La sección quinta de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dado la razón a cuatro padres que pidieron la educación bilingüe para su hijos.

Los alumnos (tres niñas y un niño) cursaban diferentes niveles de educación infantil y primaria entre 2008 y 2009 (cuando sus padres iniciaron el proceso judicial) en tres colegios públicos y uno concertado. En concreto, el CEIP Els Porxos y el Sagrado Corazón (ambos en Barcelona), el CEIP Cèsar August (en Tarragona) y el CEIP Joaquim Abril (en San Fausto de Campcentellas, Barcelona).

Los fallos del TSJC, que se han conocido este jueves, reproducen textualmente el de las cinco sentencias del Tribunal Supremo (emitidas entre diciembre de 2010 y mayo de 2011) que obligan a la Generalidad a reintroducir el castellano como lengua vehicular de las escuelas de Cataluña, junto al catalán, y a remitir todas las comunicaciones en las dos lenguas oficiales de Cataluña. Los fallos concluyen lo siguiente:

‘Declarar el derecho de los recurrentes a que, en relación a su hija escolar menor de edad, el castellano se utilice también como lengua vehicular, debiendo la Administración demandada adoptar cuantas medidas sean precisas para adaptar el sistema de enseñanza que afecta a la niña a la nueva situación creada por la declaración del Tribunal Constitucional, que considera también al castellano como lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña junto con el catalán, y declarar de igual modo el derecho de los recurrentes a que todas las comunicaciones, circulares y cualquier otra documentación, tanto oral como escrita, que les sean dirigidas por el centro escolar lo sean también en castellano’.

‘Centro de gravedad’ no significa que el catalán ‘ocupe casi todo el espacio’
En sus fundamentos jurídicos el TSJC reconoce que ‘es constitucionalmente legítimo que el catalán, en atención al objetivo de la normalización lingüística en Cataluña, sea el centro de gravedad de este modelo de bilingüismo’ o de ‘conjunción lingüística’ que debe regir en las escuelas, pero advierte de que ‘otra cosa es que ocupe casi todo el espacio’.

El tribunal también señala que ‘compete al Gobierno [autonómico] de la Generalidad determinar la proporción en la que han de ser empleadas ambas lenguas oficiales en relación con las áreas de conocimiento en los diferentes niveles educativos’, pero matiza que los niños deben ‘recibir, juntamente con sus compañeros, una enseñanza conjunta en las dos lenguas oficiales, de forma proporcionada y sin desequilibrio entre ellas’.

Las sentencias solo afectan a los colegios de los demandantes
El tribunal subraya que estos autos únicamente se refieren al ‘ámbito personal y al concreto centro docente’ en que los niños están matriculados. Sin embargo, destaca que, según la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto, no se puede privar al castellano de ‘la condición de lengua vehicular y de aprendizaje en la enseñanza’, tal y como ocurre actualmente con la aplicación de un modelo de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán.

A la espera de que el Tribunal Supremo resuelva el recurso contra el auto de ejecución del propio TSJC, que se negó a ordenar la aplicación del bilingüismo en todo el sistema escolar catalán a pesar de que así lo indicó el Supremo, estas sentencias abren la puerta a que otros padres exijan judicialmente la aplicación del bilingüismo en los colegios en los que estén matriculados sus hijos. De hecho, más de medio millar de padres así lo solicitaron en junio de 2011 a la Consejería de Enseñanza, sin que esta atendiera sus demandas.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Mediante una campaña de vídeos
Covite recuerda al Gobierno los 326 asesinatos de ETA que siguen sin resolver
Covite ha puesto en marcha una iniciativa con vídeos para pedir el esclarecimiento de 326 asesinatos de ETA que aún quedan sin resolver.
libertad digital 31 Mayo 2012

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, tal y como expone El Correo, trata de denunciar en esos vídeos la imposición del relato de la banda terrorista por encima del discurso de las víctimas. Un falseamiento que, según Consuelo Ordóñez, hermana del asesinado Gregorio Ordóñez, "se está cometiendo desde lo institucional y lo no institucional".

Según Ordóñez, la serie de dos vídeos se llama "relatos por completar" y recoge reflexiones del filósofo Fernando Savater junto a declaraciones de una víctima del terrorismo.

El objetivo es "llamar la atención" sobre esos casos y en especial de la autoridad, a la que nunca se le ha "oído hablar" de informes como el del Observatorio contra la Impunidad, que recoge estos crímenes no esclarecidos. "Nadie dice lo que va a hacer para paliar ese desaguisado. No le he oído ni al ministro de Justicia ni al de Interior qué medidas van a tomar", ha dicho Ordóñez.

Las víctimas y familiares de estos atentados "nunca han tenido derecho a un juicio, nunca se les ha informado de quién asesinó a sus familiares, que pueden estar perfectamente en la calle". Se les ha privado, en definitiva, "del derecho básico y fundamental de tener justicia".

Por ello, según publica El Correo, las fuerzas de seguridad deberían "empezar a desempolvar todos esos expedientes que se archivaron con solo dos meses de investigación y nunca más se han vuelto a tocar".

"Se está cumpliendo la obsesión de ETA y la izquierda abertzale. Institucionalmente se está trabajando en esa línea", ha dicho Ordóñez al diario. "Están ganando la batalla porque tienen el apoyo político de las instituciones".

Su crítica institucional se materializa con ejemplos concretos. La Dirección de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco ha trabajado "Por y para los victimarios", y en la misma dirección están los decretos del Gobierno vasco sobre víctimas policiales, que son "las víctimas que ETA quiere que se le reconozcan para falsear la historia de terror y consolidar la tesis del conflicto".

Javier Montilla y 'La causa de la libertad': un alegato para sobrevivir a los nacionalismos y otras amenazas
"Es imposible que un nacionalista no sea excluyente"
 www.lavozlibre.com 31 Mayo 2012

Madrid.- “Los ciudadanos españoles no son conscientes de que sus libertades están amenazas”. Es la conclusión argumentada a la que ha llegado Javier Montilla, natural de Barcelona, periodista, escritor y, sobre todo, liberal, en su último libro, ‘La causa de la libertad’, de la editorial Teleo; que presentará en Barcelona (El Corte Inglés Portal de l'Àngel Àmbit Cultural 6ª Planta) el próximo 6 de junio, y en Madrid (Centro Cultural de los Ejércitos ‘Casino Militar’) el día 18 del mismo mes.

En ‘La causa de la libertad’, Javier Montilla, premio Fedan de Periodismo en el año 2011, con un lenguaje políticamente incorrecto y sin complejos, desmenuza, entre otros temas, el fundamentalismo islamista, el buenismo congénito de la casta política, las dictaduras de cualquier signo que oprimen a los pueblos, el antisemitismo por sistema de la izquierda en general y cierto sector de la derecha en particular y la manipulación per se del conflicto de Oriente Medio.

Javier Montilla analiza en una entrevista para LA VOZ LIBRE los peligros que deben combatir los ciudadanos para ganar cotas de libertad. Montilla señala al fundamentalismo islámico como el peor peligro para la libertad, alerta de la actividad plena que sigue teniendo ETA y critica la actitud tibia de los gobiernos del PSOE y del Partido Popular para con las ofensas de los nacionalistas, especialmente en Cataluña, donde, según el autor, “se están vulnerando los derechos individuales de los ciudadanos de Cataluña y parece que no pasa nada”.

.- ¿Cuál es el mayor de los peligros que acechan la libertad en España?
.- No hay uno solo. Quizás el más silencioso, pero que resulta letal para nuestras libertades, es el fundamentalismo islámico. Soy de la opinión que Al Qaeda simplemente es la punta del iceberg de un asunto muy complejo y del que no somos conscientes. En nuestras sociedades se está implantando una ola de Islam radical que, gracias al buenismo congénito de nuestra clase política, no quiere ver cómo se están vulnerando nuestras libertades. Ahí está el famoso asunto del burka, una cárcel textil para muchas mujeres en sus países de origen y que es impropio en una sociedad como la nuestra. Pero también tenemos otros asuntos como es el caso del terrorismo. ETA no está derrotada como nos quieren vender. ETA está más viva que nunca y, ojalá me equivoque, va a llegar al poder en la comunidad autónoma vasca en las próximas elecciones. Y eso sería una derrota sin paliativos para nuestras libertades.

.- ¿Cómo desempeñó el PSOE, y en concreto José Luis Rodríguez Zapatero, sus papeles de garantes de la libertad desde el Gobierno de la Nación?
.- Nunca un gobierno se había puesto de rodillas ante una organización terrorista como el gobierno que presidió José Luis Rodríguez Zapatero. Y eso no lo podemos olvidar porque tenemos el riesgo de que la gente olvide. Y ya sabe usted que la memoria es muy frágil. El ex presidente dijo en una entrevista en un medio muy afín al PSOE, que una de las cosas por las que se sentía más satisfecho era por el proceso de negociación con la ETA. Zapatero mintió cuando dijo que tras el atentado de la T4 de Madrid no se estaba negociando. Pero no podemos olvidar que fue el mismo que llamó hombre de paz a un terrorista como Otegi, del que muchos sectores de la progresía andan pidiendo la excarcelación. Zapatero era el presidente del gobierno del chivatazo del bar Faisán, cuyo máximo exponente era Alfredo Pérez Rubalcaba. Y por supuesto era un chivatazo con una clara determinación política. De hecho, en las actas incautadas al terrorista Thierry se demuestra que había una hoja de ruta marcada y se está cumpliendo con todas las de la ley.

Pero, además, no podemos olvidar el gran disparate de Zapatero: la alianza de civilizaciones. Un proyecto que prácticamente nadie apoyó y que, por suerte, ya está bastante descompuesto. Porque en todo caso la alianza debería ser entre personas civilizadas. Porque la civilización es aquello que ampara en derecho a una persona a ser libre. ¿Es civilizado asesinar a una persona en Irán por el mero hecho de ser homosexual? ¿Es civilizado esclavizar a las mujeres? ¿Es civilizado perseguir a los cristianos en los países árabes? ¿Es civilizado convertir a los niños en guerreros de Alá, inculcándoles el odio a los judíos y a cualquier tipo de heterodoxia que no entre en sus cánones?

.- ¿Cree que los ciudadanos españoles son conscientes de las amenazas a sus libertades?
.- Mucho me temo que no. Sólo hay que ver cómo la gente se ha callado, ha bajado la cabeza y ha asentido con la versión oficial de una de las mayores manipulaciones que ha sufrido la historia de España. Me refiero al atentado del 11-M. Pero a cada paso que se ha dado, y aquí hay que agradecer el excelente trabajo que ha realizado Luis del Pino, la versión oficial no se sostiene por ningún lado. Y aquí ni el gobierno anterior, ni el actual, ni el Congreso de los Diputados, ni mucho menos la justicia han estado a la altura de sus responsabilidades para que se haga justicia a las víctimas. Al contrario, se ha intentado anestesiar a los ciudadanos para que nadie se pregunte qué pasó realmente. Y para olvidar, ya está la telebasura.

.- ¿Ve signos de esperanza en el gobierno de Mariano Rajoy?
.- En absoluto, Rajoy ya ha dicho que va a proseguir con la alianza de civilizaciones de Zapatero, quiere pasar página del 11-M y continúa con la hoja de ruta entre ETA y el anterior gobierno. No negocia, es cierto. Pero no le hace falta. Ya está todo negociado. Sólo hace falta ver cuando se pone la rúbrica. Y como ejemplo ahí tenemos la famosa vía Nanclares de reinserción de etarras. Toda una ofensa hacia las víctimas.

.- ¿Cuál ha sido la estrategia de los nacionalistas -vascos, catalanes y gallegos- para tener al Estado siempre en jaque?
.- El victimismo es el leitmotiv por excelencia. Pero también la repetición del mantra de que España es un ente opresor. O como en Cataluña. Que “España nos roba”. Y al final uno tiene la sensación de que se trata de un diálogo de sordos, porque es imposible que un nacionalista no sea excluyente. El nacionalismo de por sí ya es excluyente. Siempre están en la ruptura continúa y se niegan a creer en un proyecto compartido, en la convivencia y en la pluralidad.

.- ¿Es optimista y cree que esta situación puede reconducirse?
.- En absoluto. Durante la transición se creó el estado de las autonomías para integrar a los nacionalistas. ¿Y qué ha pasado? Ha sido un absoluto fracaso. Pero nadie se va a atrever a cuestionar el modelo de estado tal y como está confeccionado. Los partidos nacionalistas son un 8% de la representación del Congreso de los Diputados. Y poco importa que tengan o no los dos partidos mayoritarios mayoría absoluta. Al final, siempre pactan a costa del dinero del contribuyente, con los nacionalistas.

.- Dígame algunas medidas prácticas para frenar el avance nacionalista y su envalentonamiento.
.- Por ejemplo, con algo tan sencillo como hacer cumplir las leyes. Desde Cataluña, se está alentando a no cumplir las leyes en materia lingüística y no pasa nada. Se están vulnerando los derechos individuales de los ciudadanos de Cataluña y parece que aquí no pasa nada. Tenemos en Cataluña un gobierno insumiso, que continuamente traspasa las líneas rojas, a las que tanto le gusta referirse Artur Mas, y no pasa nada. Se necesitan partidos políticos sin complejos. Y no podemos confiar en la partitocracia que PP y PSOE tienen como un binomio de pacto de sangre. Al final la casta política siempre con sus intereses particulares y no con los intereses generales.

.- Expréseme sus sentimientos personales y, si es posible, su trayectoria individual, como víctima de sistema de asimilación nacionalista en Cataluña.
.- En Cataluña o comulgas con el nacionalismo o las puertas se te cierran en muchos aspectos. La libertad de prensa es una utopía en Cataluña. Porque la Generalitat subvenciona con grandiosos millones de euros a nuestros medios para que ponga en la picota a todo aquel que sea molesto para la oligarquía nacionalista. Es el silencio infecto de esos medios de editoriales conjuntos. Son esos medios que respaldan a una casta política que compra el silencio de los medios mediante la subvención. Sin embargo, he de decir que la culpa de lo que ocurre no sólo es del nacionalismo. La culpa también la tiene una parte no pequeña de la sociedad catalana que calla y que no se rebela, excepto un pequeño partido (Ciutadans) contra la prioridad del nacionalismo: la construcción nacional de Cataluña. Aunque para ello tenga que cerrar camas de hospitales y recortes en servicios públicos. Esa sociedad es igual de culpable que su casta política.


Recortes de Prensa   Página Inicial