AGLI Recortes de Prensa   Jueves 7 Junio 2012

El problema y la solución
Aleix Vidal-Quadras www.gaceta.es 7 Junio 2012

O se mantienen los empleos, pero peor pagados, o se envía al paro a unos cuantos miles de servidores públicos.

Esperanza Aguirre, siempre tan intrépida y partidaria de coger los toros por los cuernos, se dispone a otro recorte de los sueldos de los cargos políticos y de los funcionarios de la Comunidad de Madrid como parte de su programa de cumplimiento de los objetivos del déficit para este ejercicio.

Se baraja una reducción del 10% para los políticos y de un 3% para los funcionarios, que se añadirían a los recortes salariales ya introducidos en años anteriores. Para hacernos una idea del compromiso de la Presidenta con la austeridad, desde el inicio de la crisis su propio sueldo, con este nuevo tijeretazo, habrá bajado un 27%, y ya era bastante modesto antes de la debacle.

La alternativa a esta medida sería la rescisión de contratos a personal laboral y la supresión de puestos de confianza, es decir, o se mantienen los empleos, pero peor pagados, o se envía al paro a unos cuantos miles de servidores públicos. En contraste con este esfuerzo de contención presupuestaria, se ha publicado que el Defensor del Pueblo de Cataluña ha realizado durante los últimos dos años cincuenta viajes oficiales a destinos tan interesantes como Bermudas, Livingston, Taiwan, Aguascalientes, Cartagena de Indias, Estambul, Venecia, y así sucesivamente.

Como es natural, estos desplazamientos del protector de los derechos del ciudadano catalán se han hecho con el indispensable séquito. Hay que señalar que el coste total de la Oficina del Defensor es de siete millones al año.

La conclusión es que el Estado de las Autonomías es un ogro que, por mucho que lo pongamos a dieta, como meritoriamente lleva a cabo Esperanza Aguirre, ha adquirido un tamaño y una complejidad que no nos podemos permitir. Se requiere un cambio estructural y un replanteamiento completo de su diseño y de su funcionamiento. Si al final la implacable troika (BCE, FMI, Comisión) aterriza en estos lares tras una operación de salvamento de nuestro agobiado sector financiero y procede a poner orden en las cuentas del Reino, no cabe duda de que se van a acabar los periplos de Rafael Ribó, las pseudoembajadas autonómicas, los miles de entes variopintos refugio de paniaguados, las ruinosas televisiones aldeanas y demás dispendios inútiles. Como dijo el célebre filósofo, si las Autonomías son el problema, Europa es la solución.

Galgos o podencos, o el arte de desviar la atención
José Luis González Quirós. El Confidencial 7 Junio 2012

Cualquier observador de lo que nos pasa podría deducir que asistimos a un más que notable desconcierto, sin provecho claro para nadie. El Gobierno, que ha dicho saber dónde se metía, no ha dado nunca sensación de equipo bien entrenado, de saber lo caras que podían salirle caras las vacilaciones, los cambios de criterio, las improvisaciones y los digo-diegos. Si se interpretasen algunas de sus afirmaciones en tono de comedia podrían haber hecho carrera, pero no es el caso. Los comentaristas más piadosos hace ya tiempo que han dejado de hablar de fallos de comunicación, que es disculpa tan vieja como inane.

Fruto de este desconcierto, los españoles nos preguntamos de nuevo con gran intensidad qué va a pasar, convencidos de que nos puede ocurrir cualquier cosa, salvo quizá que vuelva Zapatero. La escena es, por tanto, disparatadamente quijotesca; cada quien ve gigantes o molinos según le pille el ánimo, porque aquí se suman miles de millones con la misma galanura con la que el Gran Capitán dio cuenta de su campaña italiana: “Picos, palas y azadones, dos millones”.

Para enjuiciar el caso, habría que recordar, en primer lugar, que estas cosas que nos pasan no ocurren ni por asomo en Dinamarca, en Finlandia, en Inglaterra o en Holanda, en cualquier otro lugar de la vieja Europa en el que impere una ética pública mínimamente exigente, y donde las cuentas se rindan con un mínimo de garantías, es decir, todo lo que aquí se han encargado de derribar, sin apenas disimulo, las grandes fuerzas políticas para su mayor solaz y provecho. Hace falta ser un auténtico cínico para no sentir honda vergüenza por el espectáculo del órgano de gobierno de los jueces tapando las torpezas de su jefe, y por un ministro del ramo dedicado a alabar nuestra peculiar división de poderes con ocasión tan desafortunada. Hasta que el señor Dívar no abandone el estrado, nadie podrá creer que algunas reformas, cuyo logro es esencial, puedan ser viables.

Al poner el ojo en los supuestos defectos del sistema europeo, en la actitud del BCE, en los fallos del euro, estamos perdiendo la oportunidad de ser honestamente críticos con lo que nos ocurre, y no damos sensación de que nuestros males puedan encontrar remedio sin intervención del gendarme

Al poner el ojo en los supuestos defectos del sistema europeo, en la actitud del Banco Central, en la burocracia comunitaria, en los fallos del euro, estamos perdiendo la oportunidad de ser honestamente críticos con lo que nos ocurre, y no estamos dando ninguna sensación de que nuestros males puedan encontrar remedio sin intervención del gendarme, de los hombres de negro como los ha llamado el dicharachero Ministro de Hacienda.

El Gobierno pretende tratar nuestros males como si padeciésemos una enfermedad ocasional, cuando se encuentra ante un trastorno mucho más grave, frente a un mal del que él mismo es víctima. Habría que decirles, una y otra vez, lo contrario del famoso cartel que se fabricó Clinton para no perderse en la campaña: “Es la política, no la economía, estúpidos”. Lo que ocurre es que en el Gobierno abundan los que creen que la política es una cosa nefanda, nada que no puedan arreglar unos cuantos abogados del estado con ambición, con relaciones y hasta con idiomas.

Mientras no se aborde el problema principal, será como escribir en el agua. Y ¿en qué consiste? Tan sencillo como lo siguiente: el sistema político de 1979 está a punto de saltar por los aires ante el estupor de quienes deberían saber gobernarlo, y ya no pueden. Como en 1977, estamos ante una situación sin aparente salida, y lo sensato será apostar, de nuevo, por la reforma, pero no por hacer unos cuantos decretos más, de poco o mucho, que ya se ve lo que duran, sino por volver al pacto constitucional, a reconocer que se necesitan cambios profundos porque lo que ha fallado no son, únicamente, defectos o abusos de detalle sino algo esencial a la arquitectura misma de cualquier democracia.

No hay ni rastro de poliarquía; la Justicia no funciona ni es independiente; los partidos, incapaces de gestionar el dinamismo social, no son democráticos, contra lo que establece específicamente la Constitución, que, en este punto, deberá ser desarrollada y perfilada; la selección de las élites parece diseñada, además de para proteger a sus familiares, para recompensar a los más torpes; la corrupción política alcanza niveles que sonrojarían a un bucanero; la mentira se estima como habilidad; el descontrol y el despilfarro de los fondos públicos es pasmoso, etc. etc.

El Gobierno parece sentir cierto asombro de que las cosas no se calmen y parezcan ir a peor, pese a sus intentos de arreglar la fontanería, pero el mal es mucho más de fondo y el presidente del Gobierno, que por algo ha obtenido una mayoría absoluta, tendrá que empezar a pensar que su misión no puede reducirse a tratar de agotar una legislatura ordinaria, porque nada de lo que sucede es normal, sino extraordinariamente grave, y no se pueden tratar las dolencias de fondo, que pudieran ser terminales, limitándose al manual de primeros auxilios.

La solución no puede venir de fuera, si no queremos ser una colonia. Ahora bien, será enteramente imposible si cada cual no sabe cumplir con su deber.
*José Luis González Quirós es analista político

La Cataluña del nacionalismo
César Vidal La Razón  7 Junio 2012

Hace unos días, Artur Mas reconocía que Cataluña se encuentra en quiebra. Aunque el oscense Duran no tardó en desmentirle subrayando que no era para tanto, en realidad, es para más. Cataluña ha acumulado ya una deuda próxima a los 42.000 millones de euros cuyos vencimientos en este año se acercan a los 13.500 millones. Esa deuda espectacular no puede ser compensada con unos ingresos de 17.900 millones y unas transferencias de 5.200. Frente a esa quiebra real, Cataluña deberá realizar nuevas emisiones de deuda próximas a 5.000 millones, que tendrían que ser respaldadas por el conjunto de España agravando nuestra situación económica.

Para ocultar esa terrible realidad, Mas ha apelado al tópico propagandístico del déficit fiscal, que, supuestamente, sería de 16.000 millones de euros y que bastaría para acabar con la deuda catalana. Ha sido mérito del profesor Buesa el señalar que, para defender esa afirmación, el Gobierno catalán ha estimado la balanza fiscal de Cataluña valiéndose de cinco gravísimas trampas económicas. La primera trampa económica es que utiliza la técnica del flujo monetario que imputa ingresos y gastos en función del territorio sin tener en cuenta si residen o no en él; la segunda es que sobrevalora los impuestos pagados en Cataluña al Estado al incluir los pagos de ciudadanos que no son residentes; la tercera es que minimiza los gastos del Estado en Cataluña excluyendo partidas tan importantes como Asuntos Exteriores, Justicia, Defensa, Servicios Sociales, Gestión de la Administración Central, Deuda Pública y un numerosísimo grupo de organismos que pagamos todos los españoles para beneficio de Cataluña; la cuarta es que suma el déficit fiscal de Cataluña con la Unión Europea y la quinta es que resta el déficit del Estado, lo que supone incurrir en una doble contabilización. Cuando, en vez de recurrir a estas trampas vergonzosas, se emplea una metodología científica, el resultado es que Cataluña recibe 4.015 millones de euros de más. A decir verdad, desde 2009, Cataluña está recibiendo –especialmente de Madrid– mucho más de lo que aporta.

Con una Seguridad Social deficitaria desde 2010, bajo el nacionalismo, Cataluña no ha dejado de perder puestos en el listado de las regiones españolas. Hace tres décadas podía aspirar a ser la primera, en estos momentos no es ni la quinta. Por añadidura, constituye una pesada carga para muchos españoles que ven, por ejemplo, cómo la mitad de los ayuntamientos catalanes ha votado favorablemente mociones independentistas. Por primera vez, el nacionalismo catalán está jugando con fuego –algo que han advertido Duran y sus compañeros de Unión– y corre un grave riesgo, el de que el resto de España decida expulsar de su seno a una Cataluña que no es la que siempre ha amado entrañablemente sino la que ha construido, con odio y rapacidad, el nacionalismo.

El sábado a las seis
Román Cendoya www.gaceta.es 7 Junio 2012

Las víctimas están muy por encima de las manipulaciones políticas.

Lamentablemente, las víctimas del terrorismo no tienen otro remedio que salir a la calle el próximo sábado para protestar por las políticas con los terroristas de otro Gobierno de España. A las víctimas les ha movido siempre lo mismo: memoria, dignidad y justicia. Tres valores al margen de los partidos. Principios íntegros que evitan la manipulación histórica, reclaman el reconocimiento de sus derechos como ciudadanos y demuestran su actitud encomiable de confiar en la Justicia y no en la venganza. Las víctimas están muy por encima de los gobernantes y sus manipulaciones políticas. A las víctimas no les importa quién gobierna, sino cómo gobierna respecto al terrorismo. Por eso salen.

El sábado quedarán en la peor de las evidencias todos aquellos que repudiaron a las víctimas, por las dádivas de Zapatero, y rompieron con ellas porque su apoyo tenía la solidez del sobre-cogedor. Aquellos que acusaron a las víctimas de “no querer que un presidente socialista terminara con ETA” y de ser “guerracivilistas” por ejercer el democrático derecho de manifestación recibirán otra bofetada en su mercenaria dignidad.

Las víctimas salen a la calle porque no comparten que Rajoy siga sin utilizar, como Zapatero, el verbo “derrotar” para definir la política contra ETA. No entienden por qué el gobierno espera la disolución de ETA en vez de anunciar su aniquilamiento, ni por qué hay que mantener y oficializar la vía Nanclares, que es una cesión a los terroristas. Las víctimas no entienden por qué continúa la mentira oficial de que ETA ha sido derrotada mientras se producen discursos como los de los portavoces de los presos o sus cómplices siguen legalizados en las instituciones. Todos los que estén con las víctimas y tampoco entiendan los porqués de la política de este Gobierno tienen un sitio el 9 del 6 a las seis en la plaza de Colón.

11-M: ¿demasiado grave para ser conocido?
EDITORIAL Libertad Digital 7 Junio 2012

Los anglosajones han popularizado, en el terreno económico, una expresión, too big to fail –en castellano, "demasiado grande para caer"–, que describe la situación de un banco o de cualquier otra institución financiera cuya quiebra tendría consecuencias sistémicas desastrosas sobre la economía, y que por consecuencia es necesario rescatar por los poderes públicos para evitar ese desastre.

A la vista de la pasividad –cuando no renuencia– de los más altas instancias del Estado y del sistema de administración de justicia por esclarecer todo lo que falta por conocer de la masacre del 11-M, daría la impresión de que nuestros poderes públicos consideran preferible cerrar un asunto tan grave con la desacreditada versión oficial antes que llegar al fondo de una verdad que pudiera tener consecuencias en nuestro devenir democrático aun más graves que las que ya tuvo la propia matanza.

Aunque la instrucción de la causa del 11-M fue bochornosa por muchísimas razones, lo fue fundamentalmente por un hecho tan esencial como el de que la pericial de explosivos sólo pudo llevarse a cabo con 23 míseros fragmentos, previamente lavados, además, con acetona. La razón de ello es que, por mucho que los peritos pidieran expresamente más muestras para analizar, la respuesta fue siempre que todos los vagones afectados habían sido fundidos; algo que, ya de por sí, venía contravenir la Ley de Enjuiciamiento Criminal, así como el propio reglamento de los Tedax.

Sin embargo, el descubrimiento por parte de Libertad Digital, a finales de febrero de este año, de los restos de uno de los focos de explosión, que había permanecido oculto durante ocho años, reanimó las esperanzas de muchos por llegar a esclarecer ese decisivo cabo suelto. De hecho, el fiscal general del Estado ordenó la apertura de diligencias por si la ocultación pudiera ser constitutiva de algún tipo de delito de obstrucción a la Justicia.

Increíblemente, sin embargo, el fiscal de Madrid encargado de esas diligencias –un hombre de la confianza del anterior fiscal general del Estado, Candido Conde Pumpido– acaba de decidir archivarlas al considerar que "la cadena de custodia está perfectamente detallada y que por tanto no ha habido ninguna ocultación de ese posible material probatorio" a las autoridades. Vamos que, por no querer entrar a desenmarañar el ovillo, la Fiscalía ha decidido, simplemente, cortar el hilo.

Si nuestro sistema de administración de Justicia tenía conocimiento de esos restos, ¿cómo es posible que la Fiscalía abriese diligencias a raíz de un descubrimiento que, en realidad, no sería tal? Es más: si la conservación de esos restos "se llevó a cabo con pleno conocimiento de los órganos judiciales de la instrucción de la causa y del enjuiciamiento, que fueron informados en su momento", tal y como ahora dice la Fiscalía, ¿por qué el fiscal general del Estado ha considerado necesario informar a la Audiencia Nacional de la localización de esos restos "para que tenga noticia el juez de su existencia"? Finalmente, si los órganos judiciales que instruyeron y enjuiciaron la causa tuvieron siempre conocimiento de la existencia de estos restos, ¿cómo es posible que no haya constancia de ellos en el sumario o en el juicio, ni se informara de su existencia a los abogados de acusaciones y defensas? ¿Cómo es posible que, ante las quejas de los peritos por la escasez de pruebas y sus peticiones de ver los restos de las explosiones, se le contestara que todos los restos habían sido desguazados? ¿Cómo es posible que los órganos judiciales, teniendo conocimiento de los restos descubiertos por Libertad digital, permitieran en su día que la principal muestra para saber qué tipo de explosivo estalló en los trenes fueran unas inservibles decenas de fragmentos previamente lavados con acetona y una mochila que ni estalló ni fue encontrada en los trenes, sino que apareció misteriosamente en una comisaría 18 horas después del atentado?

No vamos a negar la extrema decepción que nos ha producido la actuación de la Fiscalía y el insulto a la inteligencia que constituyen las razones con las que ha tratado de justificarla. Pero esa decepción no va sino a reforzar, más si cabe, nuestra determinación por llegar hasta el fondo del 11-M. Por grave que sea lo que nos vayamos encontrando en esa irrenunciable tarea, nada será peor para la libertad, la justicia y la democracia de nuestro país que la ocultación de esa verdad, por terrible que sea.

análisis
Cerrar el 11-M como sea
El fiscal de Madrid, Eduardo Esteban, ha decidido dar carpetazo a la investigación del foco del 11-M hallado por LD.
LUIS DEL PINO. Libertad Digital 7 Junio 2012

El 23 de julio de 2010, Lucía Figar (por entonces portavoz del Partido Popular de Madrid) afirmaba que su partido iba a presentar una queja contra el Fiscal Jefe de Madrid, Eduardo Esteban, portavoz de la minoritaria Unión Progresista de Fiscales y al que Cándido Conde Pumpido había aupado a la jefatura de la Fiscalía de Madrid en 2008.

"La actitud de Eduardo Esteban es partidista, discriminatoria y sectaria. Y supone un auténtico acoso al PP", afirmaba Lucía Figar, refiriéndose a diversos casos judiciales en los que ese fiscal había manifestado una especial beligerancia contra el partido de Mariano Rajoy.

Un año y medio después, el 28 de febrero de 2012, Libertad Digital informaba del hallazgo de los restos de uno de los focos de explosión del 11-M, que habían permanecido ocultos durante ocho años. Ni en el sumario ni en el juicio del 11-M se había dejado la más mínima constancia de la existencia de esos restos. Tampoco se había informado de su existencia a los abogados de acusaciones y defensas.

Y no solo eso: cuando el juez Gómez Bermúdez encargó a una serie de peritos averiguar qué explosivo se utilizó el 11-M, éstos se quejaron de la escasez de muestras y pidieron ver los restos de las explosiones. La contestación del director de la pericia no pudo ser más tajante: no es posible, porque todos los restos han sido desguazados. Pero era mentira: en un cobertizo de una empresa proveedora de Renfe se conservaban esos restos de un foco de explosión que luego serían encontrados por Libertad Digital.

Tras la publicación del hallazgo de los restos de ese foco de explosión, el Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ordenó abrir una investigación para determinar si podía haberse cometido un delito de ocultación de pruebas. Y encargó de esa investigación... a Eduardo Esteban, Fiscal Jefe de Madrid.

Es decir, el Fiscal General del Estado nombrado por el PP encargaba de investigar la posible manipulación de pruebas en el 11-M a un hombre de Cándido Conde Pumpido a quien el PP había calificado de "partidista, discriminatorio y sectario" pocos meses atrás.

Hoy, el Fiscal Jefe de Madrid, con la anuencia del Fiscal General del Estado, ha decidido archivar las investigaciones sobre los restos de ese foco de explosión del 11-M. La conservación de esos restos "se llevó a cabo con pleno conocimiento de los órganos judiciales de la instrucción de la causa y del enjuiciamiento, que fueron informados en su momento", dice la nota de la Fiscalía, por lo que no habría delito alguno de ocultación de pruebas.

El propio Fiscal General del Estado manifestaba hoy mismo, en una entrevista con la agencia EFE, que "está perfectamente detallada la cadena de custodia" de esos restos y que se ha procedido a comunicar la localización de esos restos al Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, "simplemente para que tenga noticia el juez de su existencia y de que están debidamente custodiados".

Lo cual plantea una interesante paradoja: si "los órganos judiciales de la instrucción de la causa y del enjuiciamiento fueron informados en su momento" de la existencia de esos restos (como afirma la Fiscalía de Madrid), ¿por qué el Fiscal General del Estado ha considerado ahora necesario informar a la Audiencia Nacional de la localización de esos restos, "para que tenga noticia el juez de su existencia"?

O la Audiencia Nacional conocía la existencia de esos restos (en cuyo caso informarla ahora de su existencia es absurdo) o no conocía su existencia, en cuyo caso no es verdad lo que dice la Fiscalía de Madrid.

Pero las manifestaciones del Fiscal General del Estado y del Fiscal Jefe de Madrid presentan otras contradicciones curiosas:

Si es verdad, como afirma Eduardo Torres-Dulce, que "está perfectamente detallada la cadena de custodia" de esos restos, ¿por qué la información correspondiente no figura en el sumario ni en el rollo de sala del 11-M? ¿Por qué el Fiscal General del Estado no hace públicos los documentos acreditativos de esa cadena de custodia, para que la opinión pública los conozca?

Si es verdad, como afirma la Fiscalía de Madrid, que el juez Del Olmo y el juez Gómez Bermúdez estaban informados de la existencia de esos restos, ¿por qué no dejaron constancia esos jueces del hecho, ni durante la instrucción de la causa, ni durante el juicio? ¿Por qué se ocultaron esos restos a los peritos encargados de determinar qué estalló el 11-M? ¿Por qué se ocultaron también esos restos a los abogados de acusaciones y defensas?

Si algo deja claro este episodio es que las esperanzas que las víctimas pudieran tener de que el PP clarificara los atentados del 11-M al llegar al poder eran vanas. Ni el Partido Popular ni el Partido Socialista están dispuestos a que se investigue ninguna de las evidentes manipulaciones de pruebas y falsos testimonios con los que se echó las culpas del atentado al terrorismo islamista. Y unos y otros están dispuestos a ir de la mano a la hora de cegar cualquier vía judicial de investigación de aquella masacre.

11-M
¿Hubo custodia? Aun peor
Javier Somalo Libertad Digital 7 Junio 2012

Visto lo visto, ocho años después del 11-M sólo cabe ponerse en la peor de las sospechas: no nos conviene saber la verdad. La inmensa mayoría de los políticos alardea de saber lo que interesa a los ciudadanos y esta vez no podía ser de otra manera con la terrible inconveniencia de que ahora están todos de acuerdo.

Las siempre pertinentes y agudas preguntas retóricas de Luis del Pino me han sugerido una más que voy a tratar de argumentar.

Tras archivar las diligencias que se abrieron sobre los restos de un vagón que halló este periódico –foco de una de las explosiones donde murieron personas–, la Fiscalía explica en una escueta nota de prensa que:

No se ha apreciado ninguna actuación de ocultación o manipulación de los referidos restos que pudiera hacer pensar en una desaparición de objetos de pruebas, al contrario se han constatado la adopción de medidas para la conservación de dichos restos, ante la eventualidad de posibles análisis posteriores. Todo ello se llevó a cabo con pleno conocimiento de los órganos judiciales de la instrucción de la causa que fueron informados en su momento.

O sea, que se puso todo el empeño posible en que un vagón entero preñado de pruebas, prueba en sí mismo, se conservara por si había que hacer análisis posteriores y se informó de ello tanto a Del Olmo como a Bermúdez… ¿y ninguno de los dos pidió hacer tales análisis?

Quiero recordar que la sentencia de Bermúdez confiesa no haber podido averiguar cuál fue el arma homicida del 11-M. Lo vistió bien el juez al decir que no se conocía con exactitud todo lo que estalló. También –aunque Luis del Pino lo hace mucho mejor– quiero recordar que de noventa toneladas de trenes llegaron a la pericial gramos de pruebas y encima lavadas. Ante tan evidente ausencia de material probatorio, ahora sabemos que ni Del Olmo ni Bermúdez reclamaron estudiar un vagón completo del que conocían su existencia, según dice el Fiscal. ¿No se presentó la “eventualidad de posibles análisis posteriores” cuando se discutía sobre el polvo rosa de extintor, el clavo oxidado o el trocito de plástico?

Además, una prueba nunca es una eventualidad. O es prueba o no lo es. Es como si en un asesinato encontramos una pistola cerca de la escena del crimen y la guardamos –con cadena de custodia incluida– “ante la eventualidad” de que sea útil para la investigación.

Lo dicho, el Poder ha consensuado que a los ciudadanos no nos conviene saber la verdad. No mires, niño, que te puedes traumatizar. Pero el niño, al final, siempre lo ve. Y lo cuenta.

Buscando dignidad y grandeza en la España del pasado
Francisco Rubiales Periodista Digital 7 Junio 2012

Indignado ante el presente agónico de España, nación plagada de ineptos, saqueadores y estafadores atrincherados en el poder, y aterrorizado ante el amenazante y tenebroso futuro que nos espera, he decidido, para elevar mi maltrecha moral, refugiarme en el pasado glorioso y digno de España, cuando este país realizaba gestas y proezas legendarias y producía hombres y mujeres de gran dignidad, solvencia moral y grandeza.

Para realizar con garantía esa inmersión en el pasado más noble de este país, hoy mal gobernado y humillado ante los ojos del mundo, he leído el libro "PIsando Fuerte", de Fernando Martínez Laínez, (EDAF, 2012), que revela secretos sobre los Tercios de Flandes y sobre aquella España donde los gobernantes, sobrados de grandeza, respondían de sus actos ante el rey y el pueblo, sin que, por fortuna, existiera sitio en las alturas para delincuentes, canallas y saqueadores.

El libro narra batallas donde los famosos Tercios españoles alcanzaron la gloria, se hace eco de las costumbres y lealtades de aquellos soldados invencibles, describe momentos poco conocidos de nuestra historia, como la invasión que nuestros tercios realizaron en las Islas Británicas, donde estuvieron a punto de alcanzar una gran victoria, habla del "Camino Español" que atravesaba la Europa de la época, una de las una de las hazañas logísticas mayores de la Edad Moderna, de las costumbres y métodos que hacían grandes a los militares y gobernantes de aquel tiempo y de un mundo donde los mediocres y los canallas no tenían sitio ni rutas para alcanzar la cima.diametralmente distinto al sucio caldo que domina el poder en la España actual.

Cuando se lee "Pisando Fuerte" uno se traslada a otra realidad y siente envidia de aquellos personajes que, sin ser perfectos, si tenían mucho de lo que huy falta en España: amor por la patria, respeto a los símbolos, afán de grandeza, generosidad de héroes y un elevado sentido de la honradez, el deber, el honor y del orgullo de ser español. Basta un dato para apreciar la distancia abismal que separa a un grande de entonces con un político mediocre del presente: para aquel, perder la reputación era una tragadia insoportable, mientras que la mayoría de nuestros políticos ni tienen reputación ni nunca llegaron a tenerla, ni esa carencia les afecta lo mas mínimo. Prefieren mil veces ser amigos del líder, que es lo que da poder y dinero.

Debo advertir, sin embargo, a los que pretendan realizar la misma inmersión que yo ha hecho en la grandeza de nuestro pasado que ese camino es un arma de doble filo y que al final puede volverse contra nosotros, generando envidia y una profunda tristeza ante la comparación de esta España degenerada por sus políticos con aquella otra elevada hasta la cumbre por sus mejores hombres.Cuando uno compara aquella España con la actual, donde los enemigos de la patria actúan como minadores, desde dentro, donde los peores adversarios de la nación son favorecidos por una ley electoral que premia al nacionalismo más radical y excluyente, donde el Estado está infectado de corruptos, donde el servicio ha sido suplantado por el privilegio y donde los héroes se han vuelto saqueadores, uno siente la mayor y más invencible de las tristezas y piensa en los hijos y en los nietos, en lo que les espera a las futuras generaciones de españoles por culpa de la inmensa banda de desalmados que han gobernado este país en las últimas tres décadas, engañando, mintiendo, dilapidando, esquilmando y anteponiendo siempre la vileza a la grandeza, los intereses propios al bien común y la mezquindad de los partidos políticos a la inmensidad del concepto de patria común y hogar colectivo de un pueblo.

Fernando Martínez Laínez, el autor de "Pisando Fuerte" es un buen periodista, pero también es un investigador, doctor en Ciencias de la Información; es meticuloso como un grafista y constante como un indiano. Sus libros siempre tienden a resaltar la grandeza y la gloria, sin prestar demasiada atención a la miseria, que abunda en nuestro entorno. Por eso, Martínez Laínez es un buen antídoto contra esta España miserable que nos ha construido nuestra casta política, una de las naciones más mediocres, ineptas, mentirosas, indignas e inmorales del planeta.

Voto en Blanco

Luchará "hasta que caiga exhausto"
Gabriel Moris: "Seguiré clamando justicia por mucho que la justicia se me niegue"
Tras conocer la decisión de la Fiscalía de archivar el hallazgo del foco, Gabriel Moris afirma que seguirá buscando la verdad aunque se le niegue.
LIBERTAD DIGITAL 7 Junio 2012

Gabriel Moris, padre de una de las 200 víctimas del 11-M y uno de los peritos independientes que trataron de identificar el explosivo durante el juicio, ha hablado con LD de la decisión de la Fiscalía de archivar los restos del foco de explosión localizado en Villaverde.

"En este caso, además de perito, soy padre de una víctima, e igual que la madre de Sandra Palo, que clama verdad y justicia por su hija, yo seguiré clamando verdad y justicia hasta que caiga exhausto por mucho que la Justicia se me niegue y la verdad se me oculte", ha afirmado Moris en declaraciones a este diario.

Sobre las afirmaciones de la Fiscalía, que sostiene que no hubo ocultación, Moris ha recordado que durante la pericial, la Policía científica "nos dijo concretamente que los trenes habían sido fundidos" cuando reclamaron tomar muestras directamente de los focos.

También ha recordado cómo durante las investigaciones de la juez Coro Cillán "se puso de manifiesto que los Tedax de Madrid habían cogido una cantidad muy importante de muestras debidamente referenciadas" y "curiosamente estas muestras se perdieron" en el traslado a la unidad central de Tedax.

"En el 11-M todo fueron casualidades. Curiosamente esas investigaciones han sido archivadas por la Audiencia Provincial de Madrid y creo que por el fiscal Eduardo Esteban, el mismo que dice que el foco estaba perfectamente identificado y que no hay responsabilidades de nadie", ha señalado antes de añadir: "Sigo pensando que los 200 muertos y los 2000 heridos ocurrieron por una casualidad más. Fue la primera casualidad del 11-M".

ÁNGELES DOMÍNGUEZ, A LD
"Estamos solos, se nos siguen cerrando puertas y las esperanzas te las machacan"
La presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez, ha lamentado la decisión de la Fiscalía de Madrid.
Libertad Digital 7 Junio 2012

"Desgraciadamente no nos ha sorprendido, ya no nos sorprende nada. Nos hemos sentido tan solos en esta lucha..." De esta manera se expresaba Ángeles Domínguez – en declaraciones a Libertad Digital – tras conocer la decisión de la Fiscalía de Madrid de archivar la investigación sobre los restos de los focos del 11-M hallados por este periódico.

Para la presidenta de una de las asociaciones de víctimas del mayor atentado de la historia de España y Europa, la conclusión del fiscal jefe de Madrid "es una vergüenza" porque "eso estaba oculto" claramente. A las víctimas no se les informó ni tuvieron conocimiento en ningún momento de la existencia de esos restos, encontrados casi ocho años después de la masacre. "Si se sabía, ¿por qué no se informó? Han estado jugando con nosotras, con nuestros sentimientos. Si lo sabía, ¿por qué lo ocultaron a las víctimas en este caso?", se pregunta Domínguez.

"Se nos están dando tantísimos palos... Somos un David contra un Goliat que cada vez es más fuerte" y del que "no sabemos la identidad", señala Ángeles Domínguez. "Nos sentimos fatal" y "cada vez las esperanzas están más mermadas", manifiesta la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M.

Y es que, tal y como recuerda Domínguez, "estamos peleando prácticamente solas. Tenemos muy poco respaldo". La presidenta de la asociación ha manifestado que creían que con el "cambio de Gobierno" este trato se modificaría. "Teníamos esperanzas con el cambio de Gobierno", reitera Ángeles Domínguez. Pero "nos sentimos igual: seguimos estando solos, se nos sigue cerrando puertas y las pocas esperanzas te las van machacando".

"El sentimiento –resume Domínguez– es de impotencia. Nos sentimos muy pequeñitos".

Ortega Lara y Mayor Oreja se reencontrarán en los 'Premios Círculo Balear 2012'
El portavoz del Partido Popular en el Parlamento Europeo será uno de los premiados
 www.lavozlibre.com 7 Junio 2012

Baleares.- José Antonio Ortega Lara, ex funcionario de prisiones y víctima del terrorismo de ETA tras su largo secuestro, asistirá a la Gala de la Fundación Círculo Balear 2012 en la que se premiará a Jaime Mayor Oreja.

El presidente de la Fundación Círculo Balear (FNCB), Jorge Campos, ha afirmado que: "Este reencuentro que se va a producir el próximo viernes 15 de junio en la entrega de premios de la FNCB será muy emotivo y especial, puesto que van a coincidir dos grandes amigos a pesar de las duras circunstancias que tuvieron que sufrir durante el año y medio que duró el secuestro de José Antonio Ortega Lara a manos de la banda terrorista ETA. En aquellos años, 1996 y 1997, el Ministro del Interior era Jaime Mayor Oreja."

La Fundación Círculo Balear (FNCB) ha destacado que va a ser la primera vez que en una entrega de premios coinciden Ortega Lara y Mayor Oreja. Este hecho convierte el evento en una oportunidad única para que los ciudadanos de Baleares puedan participar en el sentido homenaje a las víctimas del terrorismo que se llevará a cabo en el transcurso de la Gala.

La FNCB concederá los premios a las personas y entidades que han contribuido con su labor en la defensa y promoción de los principios y valores compartidos con la entidad constitucionalista. Además de la presencia de importantes personalidades del mundo de la empresa, la cultura y la sociedad civil, en la Gala estarán presentes todos los premiados. Además de portavoz del PP en el Parlamento Europeo, también recibirán su premio: Bartolomé Severa, presidente AFEDECO Baleares; Esteban Urreiztieta, autor del libro 'Mallorca es nostra'; Gabriel Torrens, subdirector COPE Mallorca; la familia Ferragut; propietaria Auditorium de Palma; y el grupo musical 'The Meeting Point'.

La cena y entrega de premios tendrá lugar en la sala Pacha Mallorca (en Palmanova, Calviá, junto al antiguo Club de Hielo) el próximo viernes 15 de junio a partir de las 20:30 horas. Las personas que quieran asistir a la Gala pueden obtener más información en la web www.circulobalear.com.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Yo también soy una víctima del terrorismo
Juan Vte. Santacreu – Coordinador Masby  www.masby.net   7 Junio 2012

En recuerdo de Miguel Ángel Blanco, Gregorio Ordóñez y...

Pocos llegan a ser conscientes que en el embrión del terrorismo están las diferenciaciones que tienen un conjunto de ciudadanos respecto a otro grupo. Las diferencias más comunes que provocan estos enfrentamientos son la lengua y la religión. Estas diferencias pueden se naturales o creadas artificialmente como es el caso de España.

Por ello, no hay que ser muy inteligente para no darse cuenta que después de 30 años de adoctrinar a los jóvenes en las “Granjas Escuelas” –Ikastolas-, estos se integran en la sociedad con un rechazo total a España y al Español. Los han estado adiestrando durante toda su juventud con una lengua y una bandera distinta.

Pero no te preocupes, ahora cundirá la alarma social y los políticos se pondrán a cacarear como pollos castrados. Después de 30 años de adoctrinamiento, los políticos se escandalizarán -y también muchos lacayos periodistas- al comprobar que los separatistas van a ser mayoría y dominarán las elecciones.

¡¡Y pensar que todo empezó por una puta lengua!!. Una lengua que se impuso por la fuerza de los separatistas, de los etarras, proetarras y de los sumisos españoles políticamente correctos. Y también porque muchos lacayos periodistas callaron. El PP es el principal responsable de este grupo de sumisos, y no es solo porque ha consentido el adoctrinamiento de los jóvenes, es que lo ha impuesto y lo sigue imponiendo en las Comunidades donde gobierna: Galicia, Valencia y Baleares. Y también participa con su apoyo donde no gobierna como en Cataluña y Vascongadas.

En todo este proceso de destrucción de la unidad de España han sido asesinados unas 1.000 personas a manos de unos pistoleros. Unos delincuentes asesinos que hoy están en la administración y cobrando sueldos que se pagan con tus impuestos. La Casta Política te ha convertido potencialmente en un colaborador de banda armada.

¿De qué ha servido el sacrificio de ciudadanos españoles asesinados: padres, madres, niños, bebés...? Ha servido para que el PP traicione a esos muertos, a sus familias y a todos los españoles. Rajoy, eres un traidor.

Yo también soy victima del terrorismo administrativo, político y social de España. Yo no puedo, como español, ir a trabajar o estudiar a Cataluña, Galicia, Vascongadas, Baleares y Valencia a pesar de los 1.000 ciudadanos que han dado su vida por mi libertad. Claro, y sería un malnacido si no recordara cada día a los que dieron, contra su voluntad, su vida por ti y por mi.

En Masby no somos súbditos, somos ciudadanos y por ello nos mantenemos al margen de intereses partidistas. Por tanto lamentamos que la AVT y ciertos grupos de súbditos no apoyen esta manifestación ciudadana. Lo lamentamos pero no somos tontos, los comprendemos, porque hasta las putas tienen un precio.

Por todo ello y porque “casi” todos somos víctimas del terrorismo, el sábado 9 de Junio a las 18.00 horas en la plaza Colón estaremos los miembros de Masby para recuperar la memoria histórica de lo que fuimos, los que somos y lo que llegaremos a ser.

A diferencia de los animales, los ciudadanos podemos perder todo, la salud, el dinero, la libertad,.. pero nunca debemos perder la dignidad. Eso es lo único que nos diferencia.

Rajoy eres un traidor de los españoles; de los muertos y de los vivos.

Movimiento Masby
También lo hemos publicado en esta web temática sobre el terrorismo http://bit.ly/LjEcdd

La bandera del pollo
Serafín Fanjul Libertad Digital 7 Junio 2012

No todos los taxistas son iguales, ni los fontaneros, ni los profesores... Y añadamos cuantas profesiones queramos a este principio tan obvio, incluidos los políticos. Pero ése no es el problema principal, sino los denodados esfuerzos que muchísimos profesionales de la política realizan, a través de sus palabras y sus conductas, para que pensemos lo contrario. Inconsistencia, frivolidad, servilismo, indocumentación, partidismo interesado y ciego de vendedor de infalibles crecepelos... Pero el de mi marca, sin salvación en la rival, aunque a la hora de defender las mamandurrias colectivas cierren filas y caigan todos en tromba, todos: las autonomías no se tocan, el senado tampoco, los miles de ayuntamientos menos, de las diputaciones ni hablar, ni de los cabildos, ni las veguerías. Y así. Pero también está prohibido abordar asuntos que cuestan poco dinero o nada: el agravamiento de penas para asesinos y violadores, el endurecimiento de las medidas contra la ETA (un tal Basagoiti anunció, campanudo, que la legalización de Bildu sería la raya roja que no consentiría franquear y ahí tenemos a la ETA con Guipúzcoa en sus manos y tan ricamente), la higienización de RTVE (tras seis meses de temblores, la montaña parió un ratón), el orden público a merced de cualquier gamberro, o el simple respeto que nos debemos a nosotros mismos como comunidad organizada. El gobierno al que votamos hace seis meses sigue escurriendo el bulto, traicionando a sus votantes y esforzándose con tesón por que concluyamos que sí, que son todos iguales. Sin remisión: estamos en el Infierno de Dante.

El bochornoso espectáculo que la casta política dio en el episodio de la anunciadísima pitada a los símbolos nacionales, tiene ribetes de auténtico ludibrio y no sólo de parte de la izquierda o los separatistas –de quienes ya sabemos qué se puede esperar– sino del partido que asegura, bien que en voz cada vez más bajita, defender la unidad nacional. Con la heroica excepción de Esperanza Aguirre (en nuestro país afirmar lo evidente es heroísmo), todos los demás se escondieron (incluido el gobierno que, al parecer, no se siente concernido por los insultos a la Nación), o rieron la gracia a la chusma vociferante, antes y después del partido. Pero entre todos, uno se llevó el premio a la abyección y cobardía: el ya mentado Basagoiti, que para atacar a la Sra. Aguirre y dar coba a los aficionados del Bilbao y separatistas en general, en su derecho a ultrajar, no tuvo mejor idea que recordar cómo en Bucarest los aficionados (algunos) del Atlético de Madrid habían exhibido "la bandera del pollo". A bote pronto se me ocurre un caudal de calificativos que el tipo merece y que no enumeraré aquí: me conformo con denunciarlo y pongan los lectores los adjetivos, si quieren.

No perderé el tiempo explicando por extenso que el águila de San Juan, procedente de las armas de los Reyes Católicos, formó parte del escudo y bandera de España desde 1938 hasta los primeros tiempos de la actual Constitución, porque es de sobra sabido. Sí destacaré dos aspectos: ese águila se hallaba en la bandera que yo juré (lo que hice de muy buen grado, independientemente de mis opiniones políticas), como muchos millones de españoles todavía vivos. Por añadidura, pregunto: ¿cuántos españoles votantes del PP, incluso vascos, hacen suya la enseña que inventó el orate Arana, plagiándola de la Union Jack, como bandera del PNV (por cierto, también es la de la ETA)? ¿Y cuántos votantes del PP, incluso vascos, respetan –al menos– la bandera con el águila de San Juan como escudo que fue de nuestro país? Se retrata bien quien se rebaja hasta donde sea –"lo que sea", lema de otro prócer – para hacer la pelotilla a quien jamás le votará. Por el buen rollito vale todo.

Y por desgracia no es el desliz aislado de un necio: "Arriba España", se despidió irónicamente de María San Gil uno de sus defenestradores, premiado con un ministerio; "la puta Mili", decía otro fulano (¡a la sazón ministro de Defensa!) para aludir al Servicio Militar; "ultraderechistas", llamó el ojito derecho del Basagoiti a las víctimas del terrorismo, renuentes a aceptar que se margine hasta el recuerdo de sus muertos, esos cuya sangre Rajoy echaba sobre la cabeza de Rodríguez; mientras el actual presidente del gobierno opina que los desfiles militares son un "coñazo"... ¿Para qué seguir? Toda una profunda línea de pensamiento nunca desautorizada por la actual dirigencia del partido.

El descrédito se lo ganan ellos solos, con sus acciones y omisiones, con sus silencios clamorosos (modelo Rajoy), o sus patochadas cobistas (modelo Basagoiti). Desprecian tanto a sus votantes que se regodean esgrimiendo gestos "progresistas", valiéndose del chantaje de la falta de alternativas ("O nosotros, o el PSOE"). Nos hundiremos todos.

De momento, nos vemos el sábado día 9 en Colón, a las 18:00 horas. Y que Dios se ocupe de España, ya que los españoles somos incapaces de hacerlo.

La tontería de la solidaridad

Jesús Royo Arpón ( Lingüista) www.lavozlibre.com  7 Junio 2012

Mi propósito, lo único que me guía en la aparición semanal de estos artículos, es desmontar los tópicos, las mentiras establecidas, los argumentos falsos que encandilan a la gente poco avisada. El nacionalismo suele ser una fuente inagotable de sofismas, consignas y juicios que llevan el signo indeleble de la triquiñuela y la trampa mental. Por eso -no tiene gran mérito, lo reconozco- me apasiona descubrir esos dobles fondos, los entresijos que pueblan el discurso nacionalista.

Pues bien, uno de esos platos podridos, aunque impecablemente presentados, es el discurso de la solidaridad entre comunidades autónomas. En el proyecto de pacto fiscal, apadrinado por el president Mas, la solidaridad con las autonomías pobres cumple el papel del gusano que recubre el cruel anzuelo. La soberanía fiscal no comporta, dicen, romper la necesaria y justa solidaridad con los territorios más desfavorecidos. Solidaridad, sí, dicen, ¡pero no expolio! O sea, con la propuesta de pacto fiscal pagaremos menos, que de eso se trata, y encima nos pondremos la medalla del mérito solidario. No haremos como los insolidarios vasconavarros (hay que entender: al menos de momento), que se limitan a pagar los servicios que reciben del Estado, no. Nosotros queremos contribuir a mitigar el atraso y las penurias de la España profunda. Con tal de que lo utilicen bien, ¿eh?, que no se entreguen al refocile, al cachondeo y a la fiesta permanente, tracatrá y venga finito por las bodegas. Y sobre todo, que no nos adelanten por la derecha, que no se pongan a nuestro nivel en bienestar y categoría social: hay que mantener el principio de ordinalidad.

Ese discurso, amplificado y repetido por los innúmeros e incansables terminales mediáticos del nacionalismo, ha penetrado ya en la sociedad. Y ha llegado a ser absorbido, incorporado y aceptado por las -digamos- izquierdas: el PSC, Iniciativa, UGT y CCOO. Y lo más suave que cabe decir es que se trata de una estafa. Otra más. Y que no lo llamen solidaridad, que suena bonito y dulce. Que lo llamen por su nombre: privilegio, desigualdad, robo impune a todos los ciudadanos. Y encima burla y escarnio.

Todo empieza en la consideración de la comunidad autónoma como sujeto fiscal. No lo es, ni lo puede ser, ni lo será mientras tengamos esta Constitución. Todos los españoles pagamos igual, de acuerdo a nuestra renta. Incluso los vasconavarros, pero esa es otra. Está claro que los ricos pagan más, pero no por solidaridad, sino porque la misma fórmula rige para todos, ricos y pobres. Toda la polémica sobre las balanzas fiscales fue y es pura intoxicación, que nosotros, las izquierdas del tiempo de Maragall-Zapatero, ingenuamente avalábamos porque “¿a quién puede ofender conocer los datos?”.

La intención oculta de la polémica era colarnos de matute su ideario, y en parte lo han logrado: que pensemos en términos de sujeto autonómico-regional: “nuestros impuestos”, “nuestra riqueza”, “os damos parte de lo nuestro”, “Cataluña paga más”, etcétera. ¿Qué es eso de que Cataluña paga más? Cataluña no paga nada, no es sujeto fiscal. Quienes pagamos somos los catalanes, y lo hacemos igual que el resto de españoles, y como españoles que somos. Cataluña es una manera de hablar, una entidad derivada, un concepto. Cataluña no es nadie. Pero el lenguaje tiene trampas: Cataluña parece ser patrimonio natural y soberano de la Generalitat. Por lo que, al decir “los impuestos de Cataluña” o “el déficit fiscal de Cataluña”, se da a entender que esos impuestos “pertenecen” a la Generalitat, aunque de momento los retiene la Hacienda del Estado. Cuando se cree la Agencia Tributaria Catalana, parecerá como una restitución, la devolución largamente soñada de algo justo, necesario y natural. ¡Ay, las trampas del lenguaje!

De Tibet a Euskal Herria
Antonio Elorza, EL CORREO.  7 Junio 2012

No estamos ante el derecho a la supervivencia de una nación sometida a una opresión destructora, sino ante una concepción mítica de la nación, inseparable de un pasado de violencia

Dos noticias prácticamente coincidentes en el tiempo. Al aproximarse el vigésimo aniversario de la matanza de Tian An Men, la policía china detiene a cientos de tibetanos para prevenir un movimiento de protesta después de la inmolación de un monje en protesta por la ocupación del país. Es una más en la cadena de inmolaciones de religiosos que se suceden en Tibet como instrumento extremo de resistencia nacional. Entre tanto, aquí en Euskadi, el presidente de los socialistas vascos salta una vez más a las primeras páginas de los periódicos con su profesión de fe nacionalista. Sorpresa a decir verdad relativa, pero que encierra alguna revelación adicional: dice que su nacionalismo no es sabiniano, lo cual no le impide optar por la adscripción a Euskal Herria, de la cual Navarra es al parecer ‘el centro’.

La nación es la protagonista de ambos episodios, si bien con una diferencia de contenido tal que nos permite apreciar que bajo el concepto de ‘nacionalismo’ pueden designarse realidades opuestas. Desde una concepción cargada de esencialismo, como la exhibida por Eguiguren, la nación, por supuesto su nación, no la de los otros, aun cuando compartan el mismo territorio, es algo situado por encima del tiempo y de la historia, indiscutible, y la adscripción a ella, la consideración de sí mismo como nacionalista, lleva a ver en su existencia un postulado del cual se deriva un haz de verdades, igualmente indiscutibles y asumidas sin reservas por el sujeto. No importa que la realidad ponga en tela de juicio tanto los contenidos de la declaración como la envoltura de buenas intenciones y sentimientos sinceros que suelen acompañarla. Asumir los mitos proporciona además sensación de felicidad, de orgullo, e incluso puede ser rentable si, como sucede en el caso vasco, al expresar esa opción pasas a formar parte de una mayoría hasta ahora en construcción, que ya puede pensar satisfecha, como el joven que comienza entonando el canto a la naturaleza en ‘Cabaret’ de Bob Fosse, que «el futuro nos pertenece».

Claro que hay formas reales de nación, con frecuencia mucho más incómodas. No es que la visión tradicional de Tibet como paraíso budista respondiera tampoco a la realidad, y para comprobarlo basta con leer la autobiografía del Dalai Lama. En la primera mitad del siglo XX las condiciones de vida y el atraso cultural de la población tibetana eran terribles. El dominio de la hierocracia lamaísta sobre el pueblo no se limitaba al control espiritual y a la detracción de unos recursos, sino que consistía en una auténtica depredación, para el ejercicio de la cual los monasterios contaban con los monjes luchadores, que tanto actuaban al modo del cobrador del frac como para dirimir contiendas entre unos y otros centros monásticos. La última guerra de monasterios en Lhasa tuvo lugar en vísperas de la invasión china. Es conocido el episodio del tibetano que fue enviado a Londres antes de 1939 para anotar reformas. Regresó antes de tiempo, ya que su mujer había quedado embarazada y él pensaba que de nacer en Inglaterra sería físicamente inglés, pero lo peor fue cuando expuso sus propuestas: fue cegado y pasó el resto de su vida en reclusión repitiendo el mantra «om mani padme um». Tal vez por eso un joven inteligente, como era el actual Dalai Lama, Tenzin Gyatso, aceptó en un primer momento la tutela china ofrecida por Mao. Solo cuando vio que estaba ante una dominación aplastante, optó por la resistencia. La insurrección tibetana de 1959 fracasó y el Dalai Lama huyó a la India.

Fue entonces, frente al invasor, como tantas otras veces, cuando cobró forma una conciencia nacional y la orden monástica asumió el papel de una elite que guía y mantiene la resistencia, a la sombra de la figura del XIV Dalai Lama. El dominio chino se apoya con éxito en una represión implacable, visible hasta en el interior del templo lamaísta de Pekin, y en una modernización acompañada del vuelco demográfico provocado por la inmigración china. Las protestas tibetanas en 1988 y 2008 fueron sofocadas, iniciándose hace dos años la práctica de las inmolaciones de monjes, último recurso para expresar la desesperación de un pueblo. Las últimas, el 27 y el 30 de mayo. De nada sirve que el Dalai Lama reivindique, no la independencia, sino la autonomía de su país. China cuenta con la avanzada edad del líder tibetano: como sucediera con el ‘número dos’ de la jerarquía, el Panchen Lama, el proceso de elección del niño-sucesor pone en sus manos la posibilidad de descabezar el movimiento.

Más allá de la distancia entre ambos casos, la profesión de fe de Eguiguren nos lleva a otro terreno. No estamos ante el derecho a la supervivencia de una nación sometida a una opresión destructora, sino ante una concepción mítica de la nación, inseparable de un pasado de violencia. Aunque proclame que su nacionalismo no es sabiniano, al no precisar la diferencia y asumir a continuación los elementos centrales del mitema –Euskal Herria como sujeto, Navarra como su núcleo–, suscribe lo fundamental del nacionalismo sabiniano (excepto al actualizar el nombre). Desde un enfoque democrático, ¿cómo puede afirmarse que existe una Euskal Herria, eso es, una nación a ambos lados de la actual frontera, que para un político como es él constituye el punto de referencia fundamental? Será por el euskera, pero la lengua realmente hablada allí por la mayoría de los vascos no es el euskera. Habrá, pues, que imponer esa homogeneidad, tanto en Hegoalde como en Iparralde, y la receta es bien conocida, y de democrática en medios y fines políticos tiene poco. Y nada que ver con un pensamiento socialista. De ahí que el rudimentario y eficaz esquema se cierre con la exaltación de Navarra, ‘centro’ de Euskal Herria, toma de posición solo concebible desde el más puro sentimiento abertzale. ¿Piensa así el PSE o se deja arrastrar, tal vez para capear mejor el temporal?

JUAN DE DIOS DÁVILA, EN ‘ES LA NOCHE’
"Se está perdiendo la memoria del tipo de asesinatos cometidos por ETA"
El presidente de la Fundación Unidad + Diversidad anima en esRadio a acudir a la concentración de víctimas del próximo sábad
libertad digital 7 Junio 2012

Juan de Dios Dávila ha pasado por los micrófonos de ‘Es la Noche de César’ de esRadio donde ha explicado los motivos para asistir a la concentración de víctimas del próximo sábado así como la política antiterrorista que está llevando a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy.

En este sentido, ha asegurado que "hay que estar con todas las víctimas en Colón". En su opinión, "se está perdiendo la memoria del tipo de asesinatos que ETA ha cometido. Nos estamos olvidando de su crueldad". Ahora mismo, esta misma gente es la que, en su opinión, gobierna la Diputación Foral de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastián, por ejemplo.

De este modo, el que fuera concejal del Partido Popular en Hernani considera que hay que ir a esta concentración porque "estamos en una ceremonia del engaño". Se vende que ETA está derrotada aunque en realidad, dijo, "nunca ha tenido más poder que ahora".

"Estamos ante una engaño tremendo, ETA está cambiando de estrategia", afirmaba Dávila, que añadía que la banda terrorista "se ve en el poder político, de ahí el cambio de estrategia". Sin embargo, el miedo deberá seguir siendo utilizado porque si no es así "no se mantendrá en el poder".

Por ello, el presidente de la Fundación Unidad + Diversidad critica cuando se dice que ETA está acabada. Por su experiencia política en Hernani afirmaba en esRadio que "los de EH eran los mismos que el PCTV, y éstos eran después los interventores de ANV y posteriormente de Bildu y Amaiur". "Hay una continuidad de medios materiales, de votantes y fines de lo que era Batasuna y ahora es Bildu".

Además, añadía que "los hechos demuestran que ETA sigue captando terroristas y que siguen recopilando información para realizar atentados".

Juan de Dios también tuvo palabras duras contra el Gobierno y contra el Partido Popular. A su juicio, los populares han dado un giro a su tradicional política antiterrorista. La consecuencia de esto sería que "muchos votantes no se ven reflejados en ese voto y esto es algo muy peligroso para el PP".

"¿Por qué tenemos que acercar a los terroristas al cuartel general de ETA?", se pregunta el ex edil. Igualmente, criticó que el pedir perdón ayude al terrorista. "Esto es cosa del terrorista, con la víctima y de Dios", dijo de manera contundente.


PLAN DE REINSERCIÓN PARA LOS ETARRAS
La AVT tilda de 'vergonzoso' que el PP autorice los encuentros entre presos de ETA y víctimas
Ángeles Pedraza, presidenta de la asociación, critica que el ministro de Interior se comprometió a informar a las víctimas de todas las decisiones que adopte sobre política antiterrorista y "no está sucediendo"
 MADRID. EL CORREO|  7 Junio 2012

La decisión del Ministerio del Interior de autorizar los que serán los dos primeros encuentros entre presos disidentes de ETA y víctimas de la banda desde la llegada del PP al Gobierno central no tardó en suscitar una cascada de críticas entre los colectivos de víctimas más conservadores, que no comulgan con esta iniciativa.

La AVT, asociación mayoritaria de damnificados a nivel nacional, consideró ayer «una locura» que el Ejecutivo central permita este tipo de reuniones. Es más, su presidenta, Ángeles Pedraza, llegó a tildar este gesto de «vergonzoso» y preguntó si los dos encuentros anunciados por Interior son «heredados» del anterior Gobierno o «nuevos».

La presidenta de la AVT, recientemente reelegida en el cargo tras una polémica pugna interna, recordó que Fernández Díaz se ha comprometido a informar a las víctimas de todas las decisiones que adopte desde su departamento en política antiterrorista y, especialmente, en las cuestiones que les afecten a los damnificados de forma directa, algo que, según señaló, «no está sucediendo». «Se nos dijo que se nos informaría de todo y en ningún momento ha sido así. Queda claro que nos tenemos que enterar por los medios de comunicación», censuró.

En la misma línea se pronunció el presidente de Voces contra el Terrorismo. Francisco José Alcaraz acusó al Ejecutivo central de contribuir al «lavado de cara» de los terroristas al permitir los encuentros. «El PP está siguiendo con lo pactado por el PSOE y ETA», expresó. Voces contra el Terrorismo es el colectivo que ha convocado la manifestación convocada para este sábado en Madrid en contra del plan de reinserción presentado por el Ministerio del Interior.
Recortes de Prensa   Página Inicial