AGLI Recortes de Prensa   Domingo 24 Junio 2012

España virtual
Busco a Neo
Emilio Campmany Libertad Digital 24 Junio 2012

La actitud del PP hacia ETA sigue siendo tan firme como siempre. España, con el Gobierno del PP, ha realizado las reformas necesarias. Si España no sale del hoyo de la crisis es porque Alemania y el el Banco Central Europeo no respaldan la deuda española. El Gobierno es soberano y actúa con independencia de presiones externas. España vuelve a contar en Europa y en el mundo. La familia real recupera el prestigio momentáneamente perdido. El Banco de España es al fin independiente. La Justicia también. Los españoles vamos a demostrar al mundo de lo que somos capaces. Y, por añadirle una nota de color a esta España virtual, la selección española juega primorosamente al fútbol. Es todo mentira.

El PP ha renunciado a derrotar a ETA y continúa la política de diálogo y de pacto inaugurada por Zapatero. A día de hoy, el Gobierno sigue disponiendo de la autorización que el Congreso de los Diputados le dio para negociar con la banda. Podían haberla revocado, pero no lo han hecho. Las únicas reformas que se han llevado a cabo han sido la de subir los impuestos y la laboral, hecha de rímel y colorete. La prueba es que los sindicatos la tienen casi olvidada y apenas protestan por ella. Todas las televisiones públicas siguen despilfarrando nuestro dinero, o mejor, el de los insensatos inversores que compraron nuestra deuda. Cada vez que el Gobierno dice que no hará algo, va luego y lo hace porque se lo ordenan Berlín o Bruselas. La última es la petición del rescate a la banca, que de Guindos dijo que no lo haría hasta bien entrado julio y ahora, obediente, dice que lo hará este lunes. El prestigio de la familia real sigue hundido a pesar de los esfuerzos del monarca porque sigue sin resolverse el caso Urdangarin.

El Banco de España no recupera su prestigio ya que el que las auditorías externas a los bancos españoles se hayan basado en datos suministrados por él las pone automáticamente en entredicho. La Justicia está más politizada que nunca, en especial el Tribunal Constitucional, pero no sólo. Se siguen repartiendo subvenciones, como los 1.800 millones que el Gobierno va a desparramar en el sector turístico. Y, si no se conservan las de la minería, es para que los mineros, con su brutal violencia, transmitan al mundo la imagen de un país en el que los subvencionados se rebelan por perder las subvenciones cuando en realidad ellos son sólo la excepción. Y la selección española de fútbol no pasa de ser el peor de los Barcelonas posibles.

No sé cuánto tiempo podremos aguantar así, echando la culpa de nuestros males a los demás, que alguna tienen, pero es muy poca, y soñando con la grandeza de una nación que está a punto de desmigajarse y que lo hará si los nacionalistas vascos y catalanes juegan bien sus cartas. Bienvenidos a Matrix. Necesitamos a un Neo.

Ultimátum
Rajoy necesita un profesor Barea
Si Rajoy necesita una figura independiente y de prestigio que asuma la impopularidad de un recorte masivo del gasto público, que la busque… ¡ya!
Alfonso Merlos www.elsemanaldigital.com 24 Junio 2012

Ya sabemos que España no es Uganda. Tampoco España es Tailandia, ni Kazajistán, ni Barbados, ni Namibia, ni Túnez, ni Namibia. Sin embargo, según el ranking de Moody´s nuestro país tiene el mismo riesgo de impago que estas potencias negras o árabes o asiáticas. La pregunta no es qué hemos hecho sino qué no estamos haciendo.

La respuesta es clara. Lo que no estamos haciendo es adelgazar implacablemente una estructura política y administrativa que nos asfixia y que tiene como consecuencia una España insostenible. Terminemos de una vez con el mantra de "hay que meter la tijera". Metámosla. ¡Pero ya! Sin más dilaciones, sin más debates, sin más discusiones bizantinas, sin más complejos. ¿De verdad queremos seguir este camino de inoperancia? ¿De verdad queremos el suicidio o el desguace como nación?

España se salvó de la quema, del ridículo y del atraso cuando Aznar tuvo la genial idea de encomendar al sabio profesor José Barea, hoy cerca de los noventa años, el diseño de un plan integral y nacional del recorte de gastos innecesarios. El milagro Rato no se entiende sin el patriota Barea, sin el responsable Barea, que siempre veía margen suficiente para seguir reduciendo partidas, sobre todo en materia burocrática. ¡Y así nos fue! ¡De cine! ¡De película! ¡Como nunca!

Hoy aquel trabajo abnegado, selectivo, metódico, eficacísimo y de pura redención de España debe ser copiado. Sin contemplaciones. Si Rajoy personalmente necesita un escudo, si lo necesitan De Guindos o Montoro han de buscarlo porque tendrán facilísimo encontrarlo.

Este país tiene una elite preparadísima que, desde la ciencia económica, pueden aportar los métodos, las reglas y los planes que necesita España para reducir con la cabeza más entes públicos, más ayudas y subvenciones, más indemnizaciones por no se sabe qué razón, más compras inútiles… para aplicar el raquitismo a más y más capítulos de gasto que hoy son una losa pero más pronto que tarde pueden ser la verdadera lápida para este país.

España tiene a un buen puñado de economistas en los tacos. Pero debe ser el gobierno del Partido Popular el que tenga valentía y audacia, el que tenga sentido de urgencia y agallas para darle a alguno de ellos las cuentas del Reino de España y un buen rotulador rojo. Para tachar sin reservas y casi sin medida. O esto o la ruina.

www.twitter.com/alfonsomerlos

Sociedad civil y poder político
Mario Conde www.gaceta.es 24 Junio 2012

Cualquier proyecto político, para convertirse en proyecto colectivo, requiere la participación de la sociedad civil.

“Sociedad civil y poder político” fue el título del discurso que el 9 de junio de 1993 pronuncié en el 500 aniversario de la Universidad Complutense con presencia de S. M. el Rey, quien, como es protocolario, con anterioridad conoció y permitió su dictado. Allí sostuve, y cito literalmente, que “el desarrollo de la sociedad civil requiere que cualquier proyecto político, para convertirse en proyecto colectivo, requiera la participación de la sociedad civil”. Para ello –añadía– “es necesario buscar fórmulas imaginativas para conseguir la presencia de la sociedad civil en algunas instancias del Estado”. Y esta reclamación la formulaba debido a tres constataciones básicas: la primera, “se advierte entre los ciudadanos un descenso generalizado de valoración de la clase política. Podría decirse que existe una desconfianza entre el ciudadano y la clase política”. La segunda, que esta situación afecta “a los partidos políticos como cauce exclusivo para la generación de la clase gobernante”. La tercera, que todo ello conducía a una “cierta invasión del Poder Ejecutivo sobre el Legislativo y el Judicial, con una tendencia muy problemática de confusión entre Gobierno y Estado”.

En el recinto se encontraban todas las personas capaces de implantar en nuestro país un modelo de sociedad civil como el que supuestamente aceptaban con su aplauso al concluir la lectura. La realidad, sin embargo, evidencia que la conducta seguida fue bien distinta. En primer término, implantaron la idea de que mi pretensión era política, entendiendo por tal electoral, sin querer valorar que acababa de firmar un contrato con el –entonces– primer banco del mundo, JP Morgan, que me ligaba a Banesto por más de cinco años. Pero el temor al cambio real en el Sistema los llevó a convertirse en propagandistas de una falsa idea, que acabó cimentando la decisión de los dos líderes políticos del PP y PSOE de intervenir Banesto como medio de fagocitar espuriamente una imaginaria carrera política que sólo existió en sus mentes temerosas de perder un marco de poder tejido con una red de intereses mutuos.
Han transcurrido casi 20 años.

La sociedad civil española al día de hoy se encuentra más desarbolada, indefensa, desorientada y frustrada que cuando pronuncié esas palabras. A las evidencias me remito. El control que hoy los medios técnicos permiten al poder sobre las personas, los grupos y las organizaciones sociales carece de precedentes. Es cierto que algunos utilizan estas dos palabras –sociedad civil– en discursos, premios y festejos de variado tipo, pero no debemos engañarnos: generalmente forman parte del entramado de poder que se empeñó en cortocircuitar cualquier movimiento de independencia creativa de esa sociedad civil a la que hoy dicen defender. Mientras tanto, la clase política se armó de privilegios, los partidos se reafirmaron como cauce exclusivo de participación y la división de poderes alcanzó el limbo de los sueños ni siquiera soñados. Y por todo ello la clase política, los partidos políticos y hasta el sistema de representación parlamentaria se incluyen un día sí y otro aún más, entre los principales problemas de los españoles.

El Sistema no va a propiciar el cambio. Después de 20 años y de varias mayorías absolutas alternativas entre los dos partidos dominantes ni un ápice se ha movido en la dirección reclamada. Al contrario. No traslado ejemplos, pero dispongo de un almacén repleto a disposición de quien los reclame. No entienden o no quieren entender. El sistema de poder se ha reforzado con la sumisión de medios de comunicación social provocada por la concentración de poder financiero y publicitario, que dificulta en extremo la práctica de una real independencia.

Creamos asociaciones, fundaciones, movimientos, publicamos artículos, dictamos conferencias, percibimos la realidad en la que viven empresarios, médicos, profesionales, catedráticos, profesores universitarios... No sirve de casi nada, al menos no en lo que se refiere a conseguir un cambio real de actitudes de quienes conforman y viven de y por el Sistema. Una sensación de esterilidad de tales comportamientos invade a la sociedad. No controlamos nuestro destino, ignoramos por qué ocurre lo que sucede, sabemos que sus decisiones afectan a nuestras vidas pero carecemos de instrumentos capaces de convertir las protestas en propuestas serias e inteligentes capaces de traducirse en cambios reales que modifiquen nuestro modelo de convivencia. Y la mayoría somos gente sensata, prudente, sin violencias, que nos ganamos la vida con nuestro trabajo, pero no por ello dejamos de decir: queremos administrar lo nuestro, ser cuando menos algo dueños de nuestro destino.

Necesitamos conseguir que los partidos no sean el cauce exclusivo de participación de la sociedad civil en la res publica, en lo que es de todos, y que la clase política se renueve dejando de ser un colectivo endogámico alejado de los ciudadanos que son los verdaderos dueños de esa empresa llamada España. Para ello se necesitan leyes que deroguen privilegios y que instauren verdaderas libertades. Leyes con las que organizar la convivencia de un proyecto de Nación. Pero no sólo normas jurídicas: necesitamos cambio de personas. No conseguiremos independencia del Poder Judicial si a pesar de los cambios normativos continúan en sus puestos de mando quienes han contribuido a deteriorar la sagrada independencia de la Justicia. ¿Como diseñar un modelo empresarial de España exclusivamente por quienes jamás han sabido lo que es una nómina, los que nunca han creado riqueza, los que han dedicado su vida a escalar puestos en la organización de un partido convertido en una especie de segunda Administración Pública financiada con cargo a los presupuestos del Estado? Hemos ofrecido nuestra colaboración como sociedad civil. Verbalmente y por escrito. La respuesta ha sido el silencio o la indiferencia. Seguiremos insistiendo en colaborar porque nos importa España.

Pero es la hora de pasar del discurso a la realidad. Algunos dirán que nuestra sociedad no está preparada, que es silente, que protesta pero no actúa, que se calla, que soporta lo que le echen, que se acoge al mal menor. Pues es posible, pero no es seguro. La única manera de comprobarlo es preguntarle si quiere de verdad que esto cambie. Si reclama un conjunto de leyes que le devuelva sus derechos, su protagonismo, que instale libertades reales y no formales, que abran la vida política a ciudadanos que puedan estar en el Parlamento y seguir viviendo en la vida privada, cada uno en sus profesiones, sin que la política sea un medio de vida exclusivo financiado con cargo a la riqueza creada por otros. No sé si querrá pero hay que verlo. Y tengamos clara una cosa: para conseguir cambios de leyes hay que estar en el Parlamento. Y eso tiene nombre en nuestro modelo. Así que ese es el reto: pasar de la palabra a la acción por el único camino que permite el Sistema actual. Respetamos el modelo, pero deseamos mejorarlo en profundidad, sabiendo que los cambios de un sistema de poder sólo pueden hacerse desde dentro. Es la sociedad civil la que tiene ahora que decidir si quiere o no ser dueña de su destino.

Tontería económica
Griegos y habas
Carlos Rodríguez Braun Libertad Digital 24 Junio 2012

Estamos tan abrumados por la política que pensamos que no hay realidad más allá de sus tóxicos bordes. Por ejemplo, el supuesto derrotado en las últimas elecciones griegas, Alexis Tsipras, habló en El Mundo de la necesidad de "acabar con la política de austeridad... derribar este mundo salvaje y neoliberal que nos aterroriza".

Dirá usted: este insensato es un radical extranjero. Pues no sé yo. Ni es más insensato que nuestros políticos, ni más radical. Vamos, que tampoco es extranjero: podría ser más español que cualquiera de nuestros políticos. A derechas e izquierdas se nos asegura que los Estados, los que han provocado, propiciado y prolongado la crisis, deben dejar de "obsesionarse" con la austeridad (¡nunca lo han hecho!) y deben en cambio acometer "políticas de crecimiento". Lo dicen todos ¿no?

Dirá usted: pero la nueva izquierda griega recomienda subir los impuestos. Pero esto es lo que recomienda y practica Rajoy. ¿Qué pasa? ¿Es que Barbie se ha vuelto un radical de izquierdas?

Si le preguntamos a cualquier político del PP qué opinaría de reducir el tamaño de los Estados a la mitad, protestaría alegando que no estamos en el liberal siglo XIX. Bueno, pues esa misma demonización del tremendo siglo XIX es la que brota de los labios del señor Tsipras. Y lo mismo que el radical heleno, los conservadores europeos apoyan el hostigamiento fiscal a los banqueros –es decir, a los ciudadanos usuarios de sus servicios–.

Dirá usted, inasequible al desaliento en su propósito de negar que en todas partes cuecen habas, que la izquierda radical griega quería liquidar el euro y recuperar el dracma. Pues esto es lo que dijo Alexis Tsipras: "volver al dracma no es una opción".

Escribía ayer...
Alfonso Ussía La Razón 24 Junio 2012

Don Santiago Ramón y Cajal, gloria de la ciencia española y Premio Nobel de Medicina en 1906: «Deprime y entristece el ánimo, el considerar la ingratitud de los vascos, cuya gran mayoría desea separarse de la Patria común. Hasta en la noble Navarra existe un partido separatista o nacionalista, robusto y bien organizado, junto con el Tradicionalista que enarbola todavía la vieja bandera de Dios, Patria y Rey».

 «En la Facultad de Medicina de Barcelona, todos los profesores, menos dos, son catalanes nacionalistas; por donde se explica la emigración de catedráticos y de estudiantes, que no llega hoy, según mis informes, al tercio de los matriculados en años anteriores. Casi todos los maestros dan la enseñanza en catalán con acuerdo y consejo tácitos del consabido Patronato, empeñado en catalanizar a todo trance una institución costeada por el Estado».

«A guisa de explicaciones del desvío actual de las regiones periféricas, se han imaginado varias hipótesis, algunas con ínfulas filosóficas. No nos hagamos ilusiones. La causa real carece de idealidad y es puramente económica. El movimiento desintegrador surgió en 1900, y tuvo por causa principal, aunque no exclusiva, con relación a Cataluña, la pérdida irreparable del espléndido mercado colonial. En cuanto a los vascos, proceden por imitación gregaria. Resignémonos los idealistas impenitentes a soslayar raíces raciales o incompatibilidades ideológicas profundas, para contraernos a motivos prosaicos y circunstanciales». «¡Pobre Madrid, la supuesta aborrecida sede del imperialismo castellano! ¡Y pobre Castilla, la eterna abandonada por reyes y gobiernos! Ella, despojada primeramente de sus libertades, bajo el odioso despotismo de Carlos V, ayudado por los vascos, sufre ahora la amargura de ver cómo las provincias más vivas, mimadas y privilegiadas por el Estado, le echan en cara su centralismo avasallador».

«No me explico este desafecto a España de Cataluña y Vasconia. Si recordaran la Historia y juzgaran imparcialmente a los castellanos, caerían en la cuenta de que su despego carece de fundamento moral, ni cabe explicarlo por móviles utilitarios. A este respecto, la amnesia de los vizcaitarras es algo incomprensible. Los cacareados Fueros, cuyo fundamento histórico es harto problemático, fueron ratificados por Carlos V en pago de la ayuda que le habían prestado los vizcaínos en Villalar, ¡estrangulando las libertades castellanas! ¡Cuánta ingratitud tendenciosa alberga el alma primitiva y sugestionable de los secuaces del vacuo y jactancioso Sabino Arana y del descomedido hermano que lo representa!».

«La lista interminable de subvenciones generosamente otorgadas a las provincias vascas constituye algo indignante. Las cifras globales son aterradoras. Y todo para congraciarse con una raza(sic) que corresponde a la magnanimidad castellana (los despreciables «maketos») con la más negra ingratitud». «A pesar de todo lo dicho, esperamos que en las regiones favorecidas por los Estatutos, prevalezca el buen sentido, sin llegar a situaciones de violencia y desmembraciones fatales para todos. Estamos convencidos de la sensatez catalana, aunque no se nos oculte que en los pueblos envenenados sistemáticamente durante más de tres decenios por la pasión o prejuicios seculares, son difíciles las actitudes ecuánimes y serenas».

«No soy adversario, en principio, de la concesión de privilegios regionales, pero a condición de que no rocen en lo más mínimo el sagrado principio de la unidad nacional. Sean autónomas las regiones, mas sin comprometer la Hacienda del Estado. Sufráguese el costo de los servicios cedidos, sin menoscabo de un excedente razonable para los inexcusables gastos de soberanía». «La sinceridad me obliga a confesar que este movimiento centrífugo es peligroso, más que en sí mismo, en relación con la especial psicología de los pueblos hispanos. Preciso es recordar –así lo proclama toda nuestra Historia– que somos incoherentes, indisciplinados, apasionadamente localistas, amén de tornadizos e imprevisores. El todo o nada es nuestra divisa. Nos falta el culto de la Patria Grande. Si España estuviera poblada de franceses e italianos, alemanes o británicos, mis alarmas por el futuro de España se disiparían. Porque estos pueblos sensatos saben sacrificar sus pequeñas querellas de campanario en aras de la concordia y del provecho común». Santiago Ramón y Cajal. «El Mundo a los Ochenta Años. Parte II». Madrid 1934).

Me resisto al comentario. Casi todo está escrito por uno de los españoles más grandes de los siglos XIX y XX. Ramón y Cajal estaba considerado ideológicamente como un «liberal peligroso».

Se pierden 100 millones de horas de trabajo
Los liberados sindicales cuestan a sus empresas 1.815 millones de euros al año
JUAN E. PFLÜGER www.gaceta.es  24 Junio 2012

Las horas detraídas de sus jornadas laborales equivalen a casi 60.000 puestos de trabajo. UGT y CC OO no han hecho nunca públicas las horas de reducción de jornada.

El número de liberados sindicales y el coste que tienen para las empresas públicas y privadas es uno de los secretos mejor guardados por las principales centrales sindicales, UGT y CC OO.

No existen datos oficiales ni referencias al respecto en sus páginas web ni en sus publicaciones en papel. No son empleados de los sindicatos aunque trabajen para ellos. Son empleados de las empresas y perciben su sueldo de ellas, si bien realizan un determinado número de horas para labores sindicales detraídas de las dedicadas a la empresa.

El error de la CEOE
La única estimación realizada hasta la fecha es la que hizo la CEOE hace dos años. Entonces valoró que había poco más de 4.100 liberados en la empresa privada, lo que suponía un coste salarial aproximado de 250 millones.

Un cálculo muy optimista, pues no se acerca en nada a la realidad: 1.815,4 millones de euros es el coste real de mantener un sistema de representación de los trabajadores basado en liberados sindicales.

Según los datos a los que ha tenido acceso LA GACETA, el número medio de delegados sindicales elegidos de entre las dos principales centrales, en los últimos años, es de algo más de 250.000. De ellos, 123.000 corresponden al sindicato presidido por Cándido Méndez y 127.000, al dirigido por Ignacio Fernández Toxo.

De entre estos, la mayoría tiene horas liberadas de trabajo pagadas por sus empresas. Los periodos de liberación van desde las 15 horas por mes de los delegados de empresas con menos de 100 trabajadores, hasta las 40 horas por mes en las empresas de más de 750 empleados.

Analizando el tamaño medio de las empresas españolas, y el número de delegados sindicales que les corresponde, la media por sindicalista en España es de 30 horas al mes de trabajo para la central, aumentando la carga salarial de la empresa.

Para saber cuánto cuesta esta actividad sindicalista a las empresas públicas y privadas, es suficiente con una multiplicación: 250.000 delegados que trabajan durante 30 horas al mes para el sindicato durante 12 meses da el resultado de 90 millones de horas de trabajo.

Para que nos hagamos una idea, cada español trabaja al año 1.600 horas, es decir, los 90 millones de horas corresponden a 56.250 puestos de trabajo. Si el gasto medio de una empresa por trabajador en España se sitúa en 30.180 euros anuales, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística correspondientes al primer trimestre de 2012, el total del coste salarial de los liberados de UGT y CC OO es de 1.700 millones de euros anuales.

A esta cantidad hay que añadir los delegados con horas a disposición de sus sindicatos que pertenecen a otras organizaciones de las 25 que han renovado representación en sus respectivos procesos. De esta manera, un total de 17.000 liberados más completarían los costes de UGT y CC OO o lo que es lo mismo, habría que sumar otros 115,4 millones de euros al coste de los trabajadores de los sindicatos al que tienen que hacer frente las empresas públicas y privadas de España.

Pagar dos veces
El Sindicato Andaluz de los Trabajadores (SAT)propuso una nueva modalidad de sindicalista liberado. En la Universidad de Granada (UGR) juntaban sus horas mensuales y se concentraban en un solo mes. Lo justificaban señalando que de esa manera la UGR podía contratar interinos y no se sobrecargaría la jornada de los empleados. En marzo de 2011 la UGR denunció ese sistema al considerar que se paga dos veces por el mismo trabajo, el sueldo del sustituto y el del liberado que no realiza su trabajo.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Memoria, relato… y juicios de valor
Aurelio Arteta, EL CORREO,  24 Junio 2012

El recuerdo de una tragedia no es forzosamente trágico, pero tampoco es neutro. Por su naturaleza selectiva, la memoria opta por una posición determinada, y juzga. (Elie Wiesel)

La ‘memoria’ y el ‘relato’ justo de lo sucedido entre nosotros son condiciones necesarias para reconocer la amarga verdad. Eso sí, con tal de introducir los criterios políticos y morales más apropiados a fin de juzgar lo que sucedió. Lo decisivo no es tanto determinar qué es lo que pasó, sino por qué ha pasado todo eso. Sólo desde ese punto de partida se hará justicia al ayer y llegará un día, todavía muy lejano, en que los conciudadanos podamos mirarnos a la cara.

Bienvenidos sean los contactos entre ciertos presos etarras y sus víctimas, si ayudan a confesar la culpa de aquéllos y a aliviar la pesadumbre de éstas. Pero sería erróneo además de deshonesto reducir el problema a sus dimensiones privadas. Así que insistiré en una idea básica para comprender lo que está en juego y reaccionar como es debido. Los de ETA no son criminales ordinarios, sino políticos, porque sus crímenes no fueron comunes, sino crímenes políticos. Y esa diferencia, lejos de atenuar su culpa penal y moral, la agrava por agregarle todavía una culpa política. Al cometerse desde una ideología política, en nombre del ‘pueblo’ y con vistas a establecer un régimen soberano, esos crímenes nos manchan a todos. A unos más y a otros menos. Pero ni unos ni otros –quienes lo justificaron, lo combatimos o lo consintieron– podemos ahora desentendernos de él y sus malignos efectos. Nada de eso tiene lugar en el crimen común.

No vale, pues, separar la fechoría de su entraña o inspiración política: sus protagonistas fueron actores públicos por ser asesinos y fueron asesinos impulsados por creencias y fines políticos. Como no se subraye ese carácter político de estos crímenes, apenas se entenderá nada del momento presente. ¿Por qué es tan difícil que esta especie de criminales soliciten perdón y, sin embargo, más fácil que muchos en esta sociedad se muestren inclinados a concederlo? Precisamente porque eso que aumenta la gravedad de sus atentados es lo mismo que a sus ojos la explica y excusa. Según los terroristas y sus más próximos, fueron acciones necesarias para obtener sus indiscutidos derechos. Contra la violencia estatal sólo cabía la violencia defensiva nacional. A juicio del resto de nacionalistas, si bien en grados diversos, sus perpetradores estaban movidos por el altruismo, o sólo eran alocados ‘chicos de la gasolina’ y en todo caso contribuyeron a hacer caer los frutos que ellos luego recogían. Los medrosos espectadores ni entran ni salen en este debate, no les vayan a señalar.

Como se desdeñe valorar ese carácter político de los presos de ETA, tampoco nos aguardará un porvenir esperanzador. En su condición de tales, las víctimas se vuelven hacia el pasado: buscan con todo derecho que se repare el daño cruel que se hizo a muchos. Pero lo que importa más todavía es prevenir otro género de daño que se nos hará, y con seguridad a casi todos, si no afrontamos la perversión que anida en las convicciones de los asesinos y sus protectores. A lo largo del calvario sufrido por esta sociedad nos hemos acostumbrado a condenar tan sólo los medios violentos, pero sin detenernos a juzgar los presupuestos últimos que los nutrían. Son premisas etnicistas, es decir, antidemocráticas que siempre contaminan los medios (aunque no se recurra a la fuerza física) y los fines (por más que sean suscritos por la mayoría). Estos principios últimos de acción, compartidos en buena medida por la entera familia nacionalista, son la raíz del problema.

Por eso no basta con acudir a los instrumentos legales. Los tribunales castigan los delitos en que abocaron las ideas de estos delincuentes, pero es la ciudadanía la que debe atreverse a rebatir esas ideas. Muchos de esos criminales están en la cárcel, pero en la calle convivimos con bastantes ciudadanos que comulgan con sus dogmas y cuando menos disculpan sus conductas. Los que dispararon a la nuca o colocaron la bomba-lapa no se arrepentirán fácilmente mientras no dejen de profesar la fe que les indujo a infligir tanto dolor. Y los que renuevan su apoyo electoral a esos programas políticos, por su parte, seguirán refrendándolos hasta que algún amigo o vecino les replique con razones que quizá les avergüencen…

La tarea reservada a nuestra sociedad durante este período libre de tiros no es de menor calado que la emprendida por su Gobierno durante las décadas de terror. ¿O acaso el desarme militar de unos no debería acompañarse del rearme intelectual y moral de todos? Habrá que desterrar falsas historias, así como ancestrales prejuicios sobre nuestra diferencia (¿o superioridad?), y renunciar a no menos infundadas creencias en una identidad nacional, en derechos colectivos, en deberes de recuperar una lengua perdida o arrebatada. Habrá que aceptar nuestra igualdad como ciudadanos sin más distinción y la prevalencia de las libertades individuales; habrá que entender que la tradición no siempre es un valor, que el pluralismo y la tolerancia tienen sus límites democráticos… Esta batalla será larga, pero si no la iniciamos la enfermedad etnicista seguirá su curso.

Quiero decir que el final de ETA tendría que ser la ocasión del cuestionamiento del nacionalismo vasco, no de nuestra acomodación a él. El ejercicio de la legitimidad racional, que es la propia del demócrata, no puede eludir encarar la irracional legitimidad que guía al nacionalista. La sociedad vasca debería convertirse en un foro permanente para la deliberación colectiva acerca de todo esto. ¿Que caigo en la ingenuidad de querer convencer a quien no quiere ser convencido? Pues entonces toca 0recordar aquello de Camus, para el que «un hombre a quien no se puede persuadir es un hombre que da miedo (…). Vivimos en el terror porque ya no es posible la persuasión».

Aislados «gracias» a Bildu
La coalición se opone en sus municipios a, entre otras medidas, instalar «wifi» o incineradoras. Algunas personas deben rechazar un trabajo para no ser «traidoras»
C. S. Macías La Razón 24 Junio 2012

Madrid- Desde que la coalición abertzale Bildu irrumpió en las instituciones, los pueblos en los que gobierna caminan hacia el aislamiento. Su manera de gobernar se asemeja a la de los gobiernos totalitarios. Se basan en los postulados más radicales de Sabino Arana y boicotean todo lo que signifique progreso y comunicación. Desde las instituciones han hecho bandera de su lucha por lograr la amnistía de los que llaman «presos políticos» (los presos de ETA), el ecologismo, la independencia, el feminismo...

Alsasua, Legutiano, San Sebastián, Azpeitia, Mondragón, Hernani… da igual el pueblo, siempre que gobierna de forma directa o indirecta, su alcalde reserva una partida de los presupuestos para los presos de ETA vecinos del pueblo. Bien para pagar el viaje a los familiares, bien para que los etarras se lo gasten en comprar ropa, móviles u otros enseres del economato de la prisión. En algunos pueblos su política de juventud se dirige a ceder locales municipales para los jóvenes de la Gazte Asamblea (organización local de Jarrai), donde los jóvenes que simpatizan con la izquierda abertzale se reúnen. Algunos ediles del PP y del PSE han pedido en vano que se cierren, ya que se convierte en caldo de cultivo de la izquierda más radical.

En cada fiesta municipal, el consistorio es el encargado de dar los permisos para la instalación de las casetas. Mientras que unos tienen que pagar las tasas, a los afines a Bildu les sale gratis, además de utilizarlo para reivindicar a sus presos o recabar fondos. Entre sus prioridades también está el euskera y discriminan a los que no lo hablan. Subvencionan a los que se examinen del carné en esta lengua y recortan partidas en asuntos sociales para financiar una película sobre presos. En algunos municipios se han opuesto a instalar «wifi» porque «daña el medio ambiente», y también rechazan las incineradoras. No hay municipio gobernado por Bildu que no rechace la construcción del Tren de Alta Velocidad. Han llegado incluso a boicotear el proyecto con las pérdidas que supone en puestos de trabajo. Algunos llegan a rechazar un trabajo para no ser tachados de «traidores» y las empresas tienen que contratar a portugueses. También tienen una cruzada contra las autovías y en algunos pueblos los ediles de Bildu se han negado a firmar las expropiaciones de los terrenos para retrasar las obras. Es significativo el incremento de la inseguridad en los bastiones abertzales. La Policía va sin armas, no hay coordinación con la Ertzaintza y aumentan los robos en viviendas, vehículos y polígonos industriales. Si es la Guardia Civil la que está en el pueblo hacen campaña para que se vayan llegando incluso a quemar el bar de la mujer de algún agente, como ocurrió en Alsasua.

En la diputación de Guipúzcoa gestionan los datos fiscales de empresas y ciudadanos. Hay empresarios «completamente inseguros» sabiendo que los simpatizantes de ETA tienen sus datos. Esto frena las inversiones debido a la inseguridad jurídica que genera en las instituciones. Las banderas de España no ondean en los ayuntamientos y el delegado del Gobierno del País Vasco lo exige. La legalización de Sortu les hace «estar crecidos» porque vuelve la Batasuna dura sin maquillaje, según cuentan varios ediles. Ya han organizado concentraciones para sacar fotos de presos y reclamar su vuelta al pueblo. Esperan un paso más.

Izquierda
Alcalde de IU en una reunión abertzale en Tolosa: “estámos en las instituciones para destruirlas”
www.vozbcn.com  24 Junio 2012

El PP de Villaverde del Río ha exigido al alcalde del municipio, Santiago Jiménez (IU), que ofrezca explicaciones “de forma urgente” porque, según ha señalado, ha afirmado en la localidad guipuzcoana de Tolosa, en un encuentro “promovido por una organización abertzale” en la que ha participado recientemente, que IU “está en las instituciones no para afianzarlas, sino para desenmascararlas y destruirlas”.

Según ha explicado en un comunicado la portavoz del PP en Villaverde, Magdalena Martín, esas declaraciones, que tacha de “escandalosas”, pueden escucharse en un vídeo colgado en la red social YouTube, y además se han difundido a través de algunos medios de comunicación.

Ante el “atentado contra el Estado de Derecho y la Constitución” que, a juicio de los populares, protagoniza el alcalde con estas declaraciones, el PP ha anunciado que presentará una moción en el próximo Pleno para rechazar estas palabras, con las que, además, entienden que el regidor incurre en una “contradicción”, porque “él y sus concejales viven de la administración pública que dice querer cargarse”, a la vez que “tiene liberados a todos los ediles de IU a costa del dinero público mientras obliga a los vecinos a apretarse el cinturón subiendo los impuestos”.

Asimismo, la moción que tiene previsto presentar el PP también pedirá explicaciones para saber si el viaje a Tolosa “lo ha hecho el alcalde en calidad de su cargo como representante del municipio” para saber, si es así, “cuál es el gasto que ha supuesto para las arcas municipales”, ya que “nadie en el pueblo tenía conocimiento” de este desplazamiento.

En opinión de Martín, “si el alcalde no está de acuerdo con el sistema democrático, lo mejor que puede hacer es irse y dejar trabajar a quienes sí creemos en las administraciones y los valores democráticos para mejorar nuestra sociedad y el día a día de nuestros vecinos”. En esta línea, la portavoz del PP en Villaverde ha señalado que esta acción pone de manifiesto “lo poco de fiar” que es el alcalde, ya que “si fuera coherente, no seguiría al frente de una institución pública en la que no sólo no cree, sino que dice querer destruir”.

Mapi de las Heras, viuda de Fernando Múgica
'Con Sortu legal ha sido rentable matar a gente como mi marido'
ALFONSO BASALLO www.gaceta.es 24 Junio 2012

La viuda del político socialista Fernando Múgica, recientemente afiliada al PP, analiza la legalización de Sortu a la que considera un caballo de Troya de ETA en las instituciones.

-¿Qué diría Fernando?-Que es una injusticia.
-Porque Sortu es…-Caballo de Troya de los violentos.

-¿Y qué le diría a Patxi López?
-Que es un mediocre.
-¿Y también un traidor?
-Por lo menos un irresponsable.
-¿Usted también suprimiría el TC?
-Suscribo la petición de Aguirre.

-¿El TC es un tribunal político?
-Está cumpliendo la hoja de ruta de ETA.
-Sortu no es ETA.
-Pero piensa como los asesinos.
-Pero en democracia…
-¿Usted se fiaría de cómplices de asesinos?
-El escaño les moderará…
-…les abrirá el grifo económico.

-¿Han cambiado armas por dinero?
-Lo terrible es que no han dejado las armas.
-¿Con Sortu les salió rentable matar a gente como su marido?
-Parece que sí.
-Rubalcaba: “El fallo del TC implica el fin de ETA”
-¿Rubalcaba? No me haga hablar…
-Lo dice por el Faisán…
-Y por las lupas.
-¿Qué lupas?
-Las que usó para comprobar el desarme de ETA.

-¿En la tregua de 2006?
-Que se rompió en la T-4.
-¿Qué le diría usted a Txapote?
-No tengo nada que decirle.
-¿Por qué?
-Porque es un trozo de carne con ojos.
-¿Y a Lasarte o Kantauri?
-Nada. No están arrepentidos.
-Otegui, ¿lehendakari en 2013?
-Todo es posible… en casa de locos.

-¿Por qué se afilió al PP?
-Porque valoro a Esperanza Aguirre.
-¿El mejor ministro de Interior?
-Mayor Oreja.
-¿Por implacable?
-Por que conoce ETA y el País Vasco.
-Zapatero, ¿hombre de paz?
-ZP, hombre de división.

-¿En qué cree Mapi de las Heras?
-En Dios, la familia, la lealtad...
-Además de Aguirre, ¿en quién confía?
-En Torres Dulce y en monseñor Munilla.
-Una foto fija de Fernando Múgica.
-Le estoy viendo entrar: vitalista, trabajador.
-Pero vivió bajo la amenaza.
-Algo peor: bajo el desencanto.
-¿Qué legado les deja a sus nietos?
-Que fue amigo de sus amigos.

Antes del recorte del 20%
Amaiur recibe 13.757 euros del Estado para gastos de seguridad frente a ETA
EP www.gaceta.es 24 Junio 2012

Los partidos obtuvieron más de 17 millones hasta marzo, la mitad el PP, y Amaiur logró 281.691,6 euros. El partido de Artur Mas obtiene casi 600.000 euros, el PSOE, 5,5 millones y el PP recibe 7,9 millones.

Los partidos políticos recibieron el primer trimestre del año un total de 17,12 millones de euros como subvención para su funcionamiento ordinario y para cubrir gastos de seguridad frente al terrorismo. La mitad de esa cuantía, que se distribuye en función de los resultados electorales, fue a parar al PP. Amaiur obtuvo 281.691,6 euros, de los cuales, 13.757 lo fueron de la subvención para gastos de seguridad frente a ETA.

Estas subvenciones se abonaron los tres primeros meses del año, sin que aún se aplicara el recorte del 20% establecido en los Presupuestos Generales y en la reforma de la Ley de Financiación de los Partidos Políticos, textos ambos que el Congreso aprobará esta semana.

En concreto, y según los datos del Ministerio de la Presidencia recogidos por Europa Press, el Estado abonó 16,28 millones de euros en concepto de subvenciones para el funcionamiento de los partidos políticos, más otros 845.681 euros para cubrir gastos de seguridad frente al terrorismo.

Casi la mitad de esos más de 17 millones ha ido a parar el PP, que recibió 7,9 millones en subvenciones para su funcionamiento ordinario y otros 205.000 euros para sufragar gastos de seguridad. El PSOE, incluyendo los socialistas catalanes del PSC, se ha quedado con 5,58 millones.

Detrás figuran Izquierda Unida (IU), con algo menos de 800.000 euros, sin contar lo que recibe ICV (188.000 euros, aproximadamente) y la CHA , y Unión, Progreso y Democracia (UPyD), cond unos 650.000 euros.

Por su parte, los nacionalistas catalanes de CiU, tercera fuerza parlamentaria en número de escaños pero quinta en número de votos, detrás de IU y UPyD, ha obtenido entre enero y marzo alrededor de 585.000 euros, de los que buena parte fueron a parar a las arcas de Convergencia Democrática (CDC) para su funcionamiento ordinario.

En el caso de Amaiur, la coalición que une a Eusko Alkartasuna (EA) y Aralar con la izquierda abertzale heredera de Batasuna, el importe recibido del Estado en el primer trimestre asciende a 281.691,6 euros, de los que 13.757,61 euros servirán para cubrir gastos de seguridad derivados precisamente del compromiso de la Administración de ayudar a las formaciones políticas a protegerse de ETA.

Cataluña
Mas entrega en 2011 otros 5,5 millones de euros a Godó para ‘La Vanguardia’
Las subvenciones que entrega la Presidencia autonómica en 2011 solo tienen un punto en común: la afinidad ideológica a CiU. Mas las entrega ‘fuera de concurrencia pública’ y premia al grupo Godó, Òmnium Cultural, Acció Cultural del País Valencià o, entre otros, la fundación de Jordi Pujol.
Andreu Caballero www.vozbcn.com  24 Junio 2012

Es habitual que se critique desde los partidos nacionalistas catalanes las subvenciones y subsidios que los gobiernos autonómicos de Andalucía o Extremadura, por ejemplo, otorgan al sector del campo o la agricultura. Nada se dice, más bien al contrario, del chorreo económico permanente que la Generalidad entrega a entidades para la promoción del catalán, dentro y fuera de Cataluña, y a asociaciones pancatalanistas. Una subvenciones que se convierten, paradójiamente, en el mantenimiento de lo que algunos medios de comunicación denominan sociedad civil.

El holding mejor tratado por las ayudas públicas en Cataluña es el grupo Godó. Este viernes, el departamento autonómico de Presidencia ha dado a conocer las subvenciones (superiores a los 3.000 euros) entregadas ‘fuera de concurrencia pública’ en 2011. El premio gordo, una vez más, se lo ha llevado La Vanguardia, con 5,5 millones de euros.

Así consta en la resolución PRE/1215/2012. La Generalidad entregó 5,5 millones de euros a la empresa Cre-a Impresiones de Catalunya, SL. para ampliar su planta de impresión ‘para la edición de La Vanguardia en lengua catalana’. La cantidad se ha entregado en 2011 y se desglosa en tres anualidades: 2,3 millones de euros, el primer año; 2,3 millones, el segundo; y 900.000 euros, en 2013.

Los medios del grupo Godó, en especial su buque insignia, han recibido subvenciones públicas de la Administración autonómica por una retahíla de motivos, bien variados. Así, por motivos periodísticos empresariales, en concepto de subvención estructural, para promocionar el catalán, por un proyecto concreto e incluso a dedo, sin motivo ni justificación mayor que la de existir.

Decenas de ejemplares de 'La Vanguardia' en catalán ofrecidos gratuitamente en la línea Tarrasa-Barcelona de Cercanías de Renfe (fotos: LVdB).

A esto hay que sumar las suscripciones que las diferentes consejerías autonómicas, entes de la Generalidad y organismos de la Comunidad firman cada año con La Vanguardia; y las que se firman entre el grupo Godó un sinfín de municipios. Esto también es una forma de subvencionar a un medio de comunicación.

Òmnium, a 220 millones de pesetas por subvención
Las subvenciones conocidas esta semana han salpicado además a otros grupos de comunicación. Por ejemplo, Osona Comarca de Mitjans de Comunicació, para la ‘adecuación y digitalización del centro emisor de Ràdio Vic a Tavèrnoles’, ha ingresado 60.000 euros. Y la Associació de Publicacions Periòdiques en Català, para las ‘tareas de difusión de revistas culturales en lengua catalana durante el ejercicio 2011, de acuerdo con el plan de actividades y presupuesto presentados’, 70.000 euros.

Entidades que no son medios de comunicación pero publican revistas, como la Asociación Catalana de Municipios, que el año pasado ha recibido 295.000 euros para un ‘plan piloto de promoción de los medios de comunicación de proximidad’. O el Ayuntamiento de Barcelona, que ingresó 280.000 euros de la Generalidad para ‘actividades de promoción de las publicaciones periódicas en lengua catalana’, también han sido agraciadas con un subsidio público.

Pero si hay una entidad en Cataluña que sobresale por encima del resto en el tema de las subvenciones esta es Òmnium Cultural. Presidencia autonómica, que depende directamente de Francesc Homs (CiU), portavoz autonómico, bajo el control de Artur Mas (CiU), presidente autonómico, ha entregado 1.434.763 euros para ‘actividades y proyectos’ a celebrar entre 2011 y 2013. Esta subvención, ahora confirmada oficialmente, fue anunciada en febrero de este año por el propio Homs.

Otro colectivo habitual en las rondas de subvenciones públicas es Plataforma per la Llengua y el Col·lectiu l’Esbarzer. Esta entidad ha recibido 419.000 euros en 2011 para el proyecto ‘El català suma: El català als mitjans de comunicació’.

Fundaciones afines ideológicamente
El Gobierno autonómico, en manos de CiU, también paga favores a través de la subvención pública a entidades que ni están domiciliadas en Cataluña ni promueven la cultura catalana. Pero sí participan del ideario nacionalista catalán. Este es el caso de la Fundación Cultura de Paz.

Esta fundación la preside Federico Mayor Zaragoza y en 2011 ha recibido 32.500 euros de la Generalidad. La excusa: ‘Actividades derivadas de las actuaciones de la oficina de Barcelona previstas en el programa A de la Fundación’. Lo curioso es que la sede de la fundación está en un edificio de la Universidad Politécnica de Cataluña destinado a empresas tecnológicas que pertenece al Consorcio de la Zona Franca y no es hasta diciembre de 2011 que se firma el acuerdo entre la fundación y el Consorcio.

Por su parte, la Fundació Privada Centre d’Estudis Jordi Pujol se ha llevado 50.000 euros para realizar ’tres proyectos de actividades de promoción de los valores democráticos, la ética y la justicia social’. Y la Fundació Paco Candel, otros 30.000 euros, para ‘actividades de la fundación y la divulgación de la obra de Paco Candel’. Como vocales del patronato de esta última fundación figuran, entre otros: Salvador Cardús, Immaculada Moraleda (PSC), Jordi Pujol, Isabel-Clara Simó, Ferran Soriano y Mònica Terribas.

Pancatalanismo subvencionado
Otro de los motivos de las subvenciones de la Generalidad es la de promover el pancatalanismo, bien ya sea cultural o político, en la Comunidad Valenciana, las Islas Baleares o Francia. Por ejemplo, con el pago del importe de premios. Así, la valenciana Fundació Sambori ha recibido 15.000 euros para un premio que ha otorgado en 2011. La entidad ACV Tirant Lo Blanc ha recibido también 15.000 euros para un ‘plan de actuación 2011 relativo a la realización de cursos de valenciano para padres y madres’… en Valencia.

Si hablamos de la Comunidad Valenciana no puede faltar Acció Cultural del País Valencià (ACPV) y todos su brazos culturales. La Fundació Josep Renau, de ACPV, ha recibido 33.000 euros para ‘actividades y gastos de mantenimiento de la fundación relacionadas con las actividades, entre los meses de enero a agosto del año 2011'.

Directamente a la ACPV, cuyo valedor es Eliseu Climent, amigo íntimo de Jordi Pujol, la Generalidad ha entregado 552.100 euros para pagar las ‘actividades y gastos de mantenimiento de la entidad relacionados con las actividades, entre los meses de enero y septiembre del año 2011'. Y otros 65.000 euros a la Institució Cívica i de Pensament Joan Fuster, también controlada por la ACPV, para las ‘actividades y gastos de mantenimiento de la institución relacionadas con las actividades, entre los meses de enero y agosto del año 2011'. Cabe recordar que este tipo de subvenciones no tienen ningún tipo de control por parte de la Administración autonómica que las entrega con el único comprobante de una memoria de actividades.

La Fundació Escola Valenciana, para la ‘promoción del valenciano en la enseñanza y el uso social, durante el año 2011', ha recibido 193.050 euros. Y 25.000 euros se han ido a las Islas Baleares, para la entidad pancatalanista Obra Cultural Balear. El motivo: la campaña ‘Xarxa per la llengua, la cultura i el país’.

Más allá de los Países Catalanes
La Generalidad también sufraga los gastos en Francia y Sudamérica a entidades culturales. En esta ronda de subvenciones, Amics de l’Escola Comte Guifré, para ‘gastos del personal docente de la escola Comte Guifré’, se ha llevado 45.000 euros. Y otros 40.000 euros, a través de la Associació per a l’Ensenyament del Català (APLEC), cuya finalidad es enseñar la lengua catalana ‘en las escuelas maternales y primarias de la Cataluña del Norte y la publicación de la revista mensual Mil Dimonis’.

La Associació d’Amics de la Bressola ha recibido (en dos subvenciones) 475.608 euros para pagar al personal docente de ‘las escuelas La Bressola, en la Cataluña del Norte’. Estas escuelas francesas son, en teoría, privadas, pero no deja de ser curioso que los sueldos de los profesores los sufrague la Generalidad de Cataluña. Òmnium Cultural también pilla en este tipo de ayudas pues cuenta con una entidad en Francia. Òmnium Catalunya Nord ha recibido 27.000 euros para enseñar catalán y ‘la promoción literaria en la Cataluña del Norte’.

El pancatalanismo llega hasta Sudamérica. Así, el Casal dels Països Catalans de La Plata (Argentina) se ha llevado en 2011 12.000 euros para la celebración de un encuetro cultural de ‘Casals Catalans del Con Sud d’Amèrica’. Y la Administración autonómica mantiene con una subvención de 17.525,50 euros el casal de Costa Rica, la Associació Casal Català de Costa Rica.

Recortes de Prensa   Página Inicial