AGLI Recortes de Prensa   Lunes 30 Julio 2012

El fracaso de los partidos políticos: PP y PSOE ofrecen un balance dramático, plagado de injusticias, deslealtades y daños a España
Francisco Rubiales Periodista Digital 30 Julio 2012

El último sondeo que publica "El País" el 29 de julio es devastador para Rajoy y para Rubalcaba. Revela que el PP se hunde, pero el PSOE, a pesar del desastre de sus adversario, no avanza. El dato refleja que los españoles no olvidan los abusos, agravios y errores de sus políticos y que sigue el camino de Grecia, un país cuyo electorado ha castigado en las urnas a los grandes partidos culpables del desastre de la economía y del empobrecimiento, otorgando una oportunidad a partidos que no han tenido participación en el drama. Si nada cambia sustancialmente, las próximas elecciones en España las va a ganar la protesta (voto en blanco y abstención) por mayoría abrumadora, y serán el escenario del hundimiento de los actuales grandes partidos mafiosos españoles.

El descrédito y hundimiento del PP y del PSOE es lógico y justo. El panorama que pinta el sondeo de Metroscopia que este 29 de julio de 2012 publica 'El País', es devastador para Mariano Rajoy. Solo la mitad de los que respaldaron al PP en noviembre de 2011 están dispuestos a repetir su voto. Esos resultados son la consecuencia lógica y justa de los abusos, fracasos, arbitrariedades, corrupciones y desmanes de los dos mayores partidos españoles, culpables directos de las actuales desgracias de España.

Si se analiza con serena imparcialidad el balance que pueden ofrecer los dos principales partidos políticos españoles, tanto el PP como el PSOE arrojan resultados dramáticos, todo unsuspenso mayúsculo como consecuencia de una cosecha casi interminable de daños a España, traiciones a sus ciudadanos y fracasos como gobernantes.

Si España es hoy el pordiosero de Europa que ha necesitado un rescate disimulado pero real y masivo por parte de sus socios, es porque la izquerda y la derecha española han gobernado de manera pésima. Recibieron del franquismo un país entusiasta, cargado de energías y con una ingenua y poderosa fe en la democracia y el futuro, pero hoy, casi cuatro décadas después, España es una piltrafa política con un sistema que, aunque se autoproclama "democracia" es sólo una vulgar dictadura de partidos políticos, donde los políticos profesionales, divorciados de su pueblo, se han atrincherado, rechazados por una parte importante del pueblo y sin legitimidad democrática, en unas instituciones del Estado que carecen de aprecio y de prestigio.

El nacionalismo, que en 1978 era apenas un embrión animado por cuatro exaltados y algunos políticos ambiciosos, es hoy mayoría en el País Vasco y Cataluña, donde ha germinado el independentismo, después de detestables y sucios episodios de compadreo, compra de votos, capitulaciones, corupciones y pactos inconfesables entre políticos nacionalistas y los dos grandes partidos españoles.

Pero el balance se hace sobrecogedor cuando se analizan las estadisticas y los datos frios que emanan de las encuestas. España es el país que más rechaza y hasta odia a sus políticos en toda Europa. En ningún otro país europeo los políticos son considerados por el pueblo como el tercer problema más grave de la nación, sólo superado por el desempleo masivo, otra obra de los políticos, y por la crisis económica. Pero España no sólo es el país más políticamente frustrado de Europa, sino que ocupa lugares de cabeza en los rankings mundiales de trata de blancas, tráfico y consumo de drogas, baja calidad de la enseñanza, desempleo masivo, avance de la pobreza, blanqueo de dinero, tolerancia con las mafias, alcoholismo y un sinnúmero de lacras que convierten a la España que han forjado el PP y el PSOE, tras sucesivos gobiernos y alternancias en el poder, en una auténtica cloaca.

Ningún otro país de Europa ha elevado la mentira, como España, hasta el rango de política de gobierno. Ningún otro país de Europa ha gestionado peor su riqueza, ni ha despilfarrado tanto, ni ha apartado tanto a sus ciudadanos de los centros de decisión, nise ha burlado tan intensamente de la voluntad popular, ni ha violado con tanta intensidad todas y cada una de las reglas básicas de la democracia, desde la inexistencia de una ley igual para todos a la absuluta escasez de independencia y separación en los poderes básicos del Estado, sin olvidar la ocupación y estrangulamiento der la sociedad civil por parte de los partidos políticos y la inexistencia de los controles, cautelas y contrapesos que la democracia necesita para controlar el poder de los partidos y de los gobiernos.

Ningún otro país europeo es tan opaco como España ni ha culminado de manera tan alevosa y vil el asesinato de su democracia y sustitución por una sucia oligocracia de partidos, donde los políticos, sin controles y cargados de arrogancia, han construido un Estado monstruoso que no puede ser costeado por el erario público, con más politicos, familiares y amigos del poder colocados que Alemania, Francia y Gran Bretaña juntos.

Hay más de mil casos abiertos de corrupción contra los principales partidos políticos españoles, lo que significa que deben existir más de 20.000, ya que los expertos calculan que apenas llegan a investigarse el 5 por ciento de los casos reales. Hay miles de políticos españoles incapaces de explicar razonablemente sus cuantiosos patrimonios y es raro el empresario español que no ha sido "visitado" o "tocado" por comisionistas o recaudadores de los partidos políticos. Si se aplicara con rigor una autentica justicia democrática, los principales partidos políticos españoles tendrían que ser ilegalizados por haber acumulado casos y pruebas suficientes para ser tratados como asociaciones de malhechores.

España ha soportado en el poder, durante décadas, no sólo a la mas corrupta y desleal clase política del continente europeo, sino también a la más inepta y fracasada. Esa clase política, cargada de oprobio y despreciada por un número cada día mayor de ciudadanos, es la que ha saqueado las cajas de ahorro y buena parte del erario público, sin que todavía haya pedido perdón por sus fechorias ni haya devuelto el botín. Esa clase política es la que haconstruido trenes de alta velocidad sin pasajeros, aeropuertos sin aviones y carreteras por donde circulan apenas media docena de coches al dia, todo eso con dinero que han pedido prestado masivamente a unos mercados que ahora ya se niegan a entregar más dinero a una clase política española que sera estudiada y analizada en el futuro, en las escuelas de negocios y facultades de economía y ciencias políticas, como uno de los peores casos de degradación y fracaso político en lso tiempos actuales.

Los políticos, juntos con sus dos estamentos cómplices, los periodistas que les prenstan altavoces sumisos y sin capacidad crítica, y los juces, que no les aplican la ley y lesencarcelan, como debieran, son hoy las tres profesiones más desprestigiadas del país, cuando apenas hace tres décadas, en los comienzos de la mal llamada "democracia", eran las más respetadas y queridas por los ciudadanos.

Entre 1978 y 2012, España, de la mano de una de las peores clases políticas del mundo, ha recorrido un calvario plagado de corrupción, fracaso, abuso, ineptitud y arbitrariedad, que ha conducido a la naciónhasta el vertedero que hoy es, desprovista de valores, con la confianza en el futuro y en el poder públicos perdida y avanzando con paso firme hacia el desastre.

Voto en Blanco

España ya no está para experimentos autonómicos
EDITORIAL Libertad Digital 30 Julio 2012

Rara vez se encuentra tal unanimidad en asuntos políticos, y menos en una encuesta encargada por un medio tan contrario a la opinión mostrada de forma tan mayoritaria por los españoles. Pero a nadie debería sorprender. Aunque muchas veces silenciado por la casta tanto política como mediática, el hartazgo ante los abusos y el despilfarro de las autonomías ya existía antes de la crisis; resulta natural que haya aumentado al no ver los españoles que nuestras taifas se estén ajustando el cinturón como han hecho ellos.

Ciudadanos y empresas hicieron su ajuste muy pronto, al comienzo de la crisis. El Estado no lo ha hecho, y en conjunto las administraciones gastan alrededor de un 25% más de lo que ingresan desde 2008. Un abrumador 81% de los españoles cree que, al menos en parte, esta situación se debe al extraordinario desarrollo de los diecisiete miniestados; tan sólo un 13% cree que la problemática situación financiera es un problema pasajero y que todo deba seguir igual.

Al contrario de lo que argumentan socialistas y keynesianos varios, el Estado no crea riqueza; su papel consiste en proporcionar reglas justas y estables que permitan al sector privado hacerlo. Se vio con claridad con aquel absurdo y contraproducente Plan E de Zapatero, cuyo único logro fue aumentar el gasto del Estado para obras en su mayor parte inútiles, aportando un crecimiento económico efímero que desapareció en cuanto se acabó. El desproporcionado tamaño del Estado español no ayuda, sino que entorpece enormemente a nuestra economía y dificulta la recuperación.

Si cada vez resulta más evidente la necesidad de reducir el tamaño del Estado, y si durante los últimos años se ha producido una descentralización acelerada de la administración central a las autonomías, parece evidente que la parte mollar del ajuste deban hacerla las regiones. Si a esto se suma la profunda deslealtad de muchos de sus dirigentes para nuestro proyecto común, ejemplificada una vez más esta semana por los nacionalistas catalanes, lo extraño resultaría que los españoles no estuviéramos por, como poco, reducir los excesos de este experimento fallido.

Los bipartitos CiU- PPC y PSE - PPV. Me lo expliquen.
Vicente A. C. M. Vicente A. C. M. Periodista Digital 30 Julio 2012

CiU está desmadrada. Su estrategia de enfrentamiento con el Gobierno de España es lo más miserable que se puede hacer en un momento de crisis. Sin embargo, puede que sirva para que el Gobierno de Rajoy despierte de su letargo y se dedique a aplicar la Ley, en concreto como dije anteayer, el artículo 155 de la Constitución. Porque además de la insumisión fiscal que fue aprobada por el Parlamento de la C.A. de Cataluña, su otro desafío es el de cometer otra ilegalidad mediante el refrendo de su política con una "consulta popular", que solo se diferencia del referéndum en cuestión semántica.

Y no es que el problema sea el que la C.A. de Cataluña quiera tener algo igual al Concierto Vasco, es que después vendrán todas las demás CCAA reclamando tal derecho acudiendo a la llamada cláusula Camps. Por eso, lo que es una injusticia y aberración fiscal es el tratamiento de privilegio del que gozan tanto la Comunidad de El País Vasco como la Foral de Navarra. Una excepción anacrónica recogida en la Constitución y que ha llevado a una desigualdad territorial más acusada y a una asunción de excesivas y repetidas competencias por el resto de las CCAA.

La estrategia de CiU es más que evidente y se describe muy claramente en el excelente artículo de los periodistas Marcos Lamelas y Antonio Fernández de El Confidencial. Por eso les recomiendo su lectura y que saquen sus propias conclusiones.
http://www.elconfidencial.com/espana/2012/07/29/la-agenda-oculta-de-artur-mas-planea-hacer-un-referendum-en-otono-sobre-el-pacto-fiscal-102810/

Lo que no sé aún es por qué continúa el PPC apoyando al Gobierno de CiU, cuando recíprocamente ya no se produce lo mismo en el Congreso de los Diputados. Es algo tan inexplicable como el apoyo del PPV al Gobierno del PSE de Patxi López, cuya continuidad solo puede perjudicar las expectativas de voto de los populares en El País Vasco. En política no vale todo y se debe mantener una coherencia en la defensa de los mismos valores con independencia del territorio donde se produzcan los discursos.

Espero que el Tribunal Constitucional sea lo suficientemente diligente como para frenar en seco este tipo de "consultas" y de paso anular aquellos acuerdos claramente inconstitucionales que provengan de cualquier Parlamento autonómico como medio de presión ante el Gobierno de España. Es la hora de aplicar el artículo 155 y gobernar sin interferencias partidistas y de corte secesionista. Un Gobierno que merezca tal nombre no puede admitir los constantes desafíos hacia su autoridad ni hacia la legitimidad de su gestión

Las autonomías hacen su parte
El Editorial La Razón 30 Julio 2012

Los datos analizados por el Ministerio de Hacienda confirman el hecho de que las comunidades autónomas están recortando sus gastos, algo que no ocurría desde que se estableció el sistema autonómico en nuestro país. El ajuste, con Cataluña, Valencia y Andalucía a la cabeza, está suponiendo un enorme esfuerzo para los distintos gobiernos regionales, que el martes deben pasar un nuevo examen en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Es probable que el Gobierno exija más medidas de corrección a algunas de las autonomías, cuyos ingresos han caído muy por debajo de las previsiones, pero lo importante es que en todas, en mayor o menor grado, se ha instalado el convencimiento de que es imprescindible contener una deriva presupuestaria que no ha hecho más que aumentar en los últimos treinta años, y todas se han puesto manos a la obra. Ése es, sin duda, el camino a seguir, y más cuando parece crecer en la opinión pública española la idea de que la causa de todos nuestros males reside en la organización del Estado autonómico que consagra la Constitución y no en la desmesura del gasto. Incluso con todas las disfunciones que se quieran poner sobre la mesa, la España de las autonomías ha demostrado su viabilidad y ha contribuido a asentar el sistema democrático. De la misma manera que no se puso en duda la bondad de la estructura federal del Estado alemán, cuando ese país atravesó una dura crisis económica hace una década, parece absurdo replantearse la estructura del Estado español ante una situación que, por muy grave que sea y por más que se prolongue en el tiempo, no deja de ser coyuntural. El problema no es el modelo autonómico, sino la deficiente gestión presupuestaria que, a caballo del «boom» inmobiliario, impulsó unas políticas insensatas que han llevado a la sobredimensión administrativa de las comunidades autónomas y al disparate de que cada una de ellas replicara milimétricamente la organización del Estado central.

No hay, pues, razones válidas para desenfocar el problema. Lo que está en juego es la vuelta al equilibrio de las cuentas autonómicas, con la racionalidad en el uso de los impuestos que se debe exigir a cualquier responsable político. Y en ese campo, el Gobierno debe mostrarse inflexible, lo que no significa que no esté obligado a facilitar los medios de crédito de que dispone. Hoy, Mariano Rajoy se reúne con sus barones autonómicos, pero también con el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán. A todos debe trasmitirles la importancia de que se produzca una respuesta unitaria ante los inevitables ajustes. España está colocada bajo la atenta mirada de Bruselas y de los organismos internacionales, de quienes depende el urgente apoyo financiero que necesita nuestro país.

El harakiri de las autonomías
Nota del Editor 30 Julio 2012

Si las autonomías pudieran ser eficientes, con más razón deberían ser eficientes los ayuntamientos y consiguientemente los barrios, las familias y los individuos.
Lo que no es el caso, salvo en el control de la riqueza propia de los individuos.

No hay función autonómica decente que pueda ser más eficaz que a un nivel superior; para hacer disparates, a mayor nivel mayor disparate.

Así que está claro que hay que derogar todas las leyes autonómicas y terminar con este disparate de taifas y babel. Y de paso la cantera de profesionales de la política en el paro no remunerado aumentará estupendamente. Un harakiri sin katami, únicamente un decreto: se derogan todas las leyes autonómicas. Y claro esto incluye todas las leyes sobre lenguas regionales y el despido de todos los profesionales de la política.

Bobos
Cristina López Schlichting La Razón 30 Julio 2012

Diecisiete cartillas sanitarias para diecisiete autonomías. Muy práctico. Hace mucho que estar enfermo en España supone dolores añadidos. Por ejemplo: que un discapacitado no tenga las mismas prestaciones en una u otra parte del territorio; que la Seguridad Social no te cubra las mismas operaciones en todas partes; que en algunos sitios te den más ayuda (o menos, o nada) para un respirador, una silla de ruedas o asistencia a domicilio. Las diferencias son insultantes, porque ponen de relieve que ser español es poco menos que nada, que lo que cuenta es ser catalán, andaluz o madrileño. Pero en verano son, además, molestas. Que un hijo precise una escayola o una intervención fuera de tu autonomía exige papeleos y, en ocasiones, riesgo añadido. ¿Se acuerdan de la persona que necesitó una operación y a la que se le denegó en Sevilla y que perdió horas preciosas hasta ser acogida en un quirófano de Madrid al que llegó en helicóptero desde Extre-madura? No hay derecho.

La crisis va revelando alguna de sus ventajas: ya no podemos permitirnos tanta tontería. Es hora de establecer cuánto nos cuesta esta multiplicación de administraciones, este papeleo de ida y vuelta, éste «págame los enfermos del veraneo». ¿Cuántas horas de trabajo son precisas para determinar el desplazamiento de los pacientes, tasar las intervenciones médicas a los desplazados y compensar los gastos? ¿Cuántas oficinas son necesarias para ese servicio? ¿Cuánto material de oficina? Un territorio sanitario único no sólo significa ahorro: significa igualdad.

Autonomías y Constitución
José Luis Meilán Gil La Voz 30 Julio 2012

No corren buenos tiempos para las autonomías. Están en el punto de mira de Bruselas y los mercados. La situación financiera de las comunidades autónomas revela que no han actuado conforme a la buena administración que reconoce la Carta europea de derechos fundamentales. Podrían contarse una larga retahíla de despropósitos, despilfarros y megalomanías contra los que se alzan voces, a las que me uno. Partidos de diferente signo, estatales, nacionalistas y autonómicos han contribuido a esa deriva, ahora generalmente criticada, que debe corregirse con decisión. La cuestión de fondo es que esos comportamientos, en casos paradójicamente, han proporcionado argumentos para el descrédito del propio sistema autonómico.

Empiezan a ser frecuentes las manifestaciones en los medios de comunicación sobre la necesidad, incluso la urgencia, de reformar la Constitución. El descrédito -se llega a hablar de la quiebra del Estado de las autonomías- ha venido no de lo que dice la Constitución, sino de cómo los partidos políticos la han interpretado, llegando a vulnerarla. La actual generalización de las autonomías se impuso por razones electorales y clientelares, aparte de intentar difuminar los enarbolados hechos diferenciales. Una Asamblea Legislativa, un Consejo de Gobierno y un Tribunal Superior de Justicia se prevén solo en el artículo 152 de la Constitución para los territorios a que se refiere la disposición transitoria segunda que tuve el honor de defender en el Congreso de los Diputados, es decir, Cataluña, País Vasco y Galicia, así como los que siguieran un complicado procedimiento, referendo incluido, caso de Andalucía, que por cierto no cumplió todos los requisitos exigidos en la ley correspondiente.

Ilustres profesores que propiciaron esa generalización pretendidamente igualitaria no parece que se atrevan a llevarla al final de proponer la supresión de los conciertos económicos del País Vasco y Navarra, impensables en el Estado federal que defienden. Nos advierten sobre la necesidad de cambiar la regulación constitucional de las competencias, que ha convertido «al Estado-aparato en un cascarón vacío», sin denunciar que ese aludido «vaciamiento» se ha llevado a cabo por razones partidarias en contra del artículo 150,2 de la Constitución, que habla de transferencia solo de facultades como quedó claro en el debate constituyente.

Para cambiar el actual sistema los bien pensantes doctrinarios podrían proponer la resurrección parcial del preautonómico «café para todos», sin reformar la Constitución. Bastaría que una ley orgánica anulase los Estatutos no aprobados por referendo. En esas comunidades autónomas no habría asambleas legislativas, ni tribunales superiores de justicia; el Gobierno autonómico tendría carácter administrativo y dejarían de tener razón defensores del pueblo, tribunales de cuentas y otros órganos cuya supresión se postula.

La especulación doctrinal tiene evidentes limitaciones. El mal no reside en la Constitución.

Bla Bla pro autonómico
Nota del Editor 30 Julio 2012

No morderás la mano que te dá de comer. Eso parece que ocurre por el noroeste, donde los tentáculos de la Junta (Chusma mejor) engrasan las prensas y buscan apoyos para perpetuarse en una situación insostenible. Harakiri de las autonomías ya. Un simple decretoanulando todas las leyes autonómicas y de facto haciéndolas desaparecer.

Hechos y criterios para procesar a 'Mafo'
@Roberto Centeno. El Confidencial  30 Julio 2012

Hipocresía inaudita, cinismo y desprecio hacia los españoles, a quienes han contribuido a llevar a la mayor depresión económica y social producida jamás en tiempos de paz, en la farsa de comparecencias montadas por PP, PSOE y nacionalistas. Un formato estalinista para permitir que los suyos se autoexculparan de sus tropelías sin posibilidad de ser interrogados. Todo estaba pactado ¿Y para pagar las prebendas de estos trileros nos suben impuestos hasta asfixiarnos, bajan sueldos, van a bajar pensiones, recortan sanidad, educación y todo lo que se tercie? Se está generando tal indignación y odio hacia los políticos que la gente les increpa e insulta en cuanto les ve, algo está cambiando.

El Gobernador del Banco de España, el regulador del sistema bancario, cuya principal responsabilidad, al haber perdido las competencias de política monetaria, es precisamente el control y la vigilancia del sistema financiero, fracasó en su cometido. A pesar de que permitió cometer todo tipo de disparates y tropelías, además de colaborar activamente para ocultar el resultado de sus desmanes y engañar así a los mercados, a las instituciones europeas y, lo que es infinitamente más grave, a decenas de millones de pequeños ahorradores, muchos de los cuales van a perder los ahorros de toda la vida, afirmaría con una desfachatezy un cinismo absoluto no ser responsable de nada. Hasta consumarse uno de los mayores desastre financieros de Occidente, la destrucción del tejido empresarial por la falta de crédito o por las condiciones abusivas, y el hundimiento económico de toda una nación

Por si fuera poco, fruto de su sectarismo ciego, Miguel Ángel Fernández Ordóñez se negó una y otra vez a tomar las medidas que la Inspección y el sentido común exigían, lo que ha destruido el gigantesco edificio de la Cajas de Ahorro, el referente de ahorro para las capas menos favorecidas de la población durante 160 años ¿Cómo ha sido posible aniquilar en solo seis años este magnífico sistema centenario que en 2004 concentraba el 54 % de ahorro de la nación, literalmente saqueadas por la casta política con la colaboración necesaria del Gobernador, donde se han amasado fortunas inimaginables y nadie ha respondido de nada?.

A la luz de los hechos, Mafo incurrió en grave incumplimiento de sus obligaciones, tanto por acción como por omisión, y se prestó a mentiras y manipulaciones para ayudar al gobierno Zapatero. Así hasta consumarse uno de los mayores desastre financieros de Occidente, la destrucción del tejido empresarial por la falta de crédito o por las condiciones abusivas, y el hundimiento económico de toda una nación.

Si el apadrinado por Pedro Solbes hubiera sido llamado por el Senado de EEUU habría salido esposado. En España, sin embargo, compareció ante una comisión parlamentaria, en realidad antiparlamentaria, ya que en el Estado de Partidos que los españoles padecemos los diputados no representan ni a los votantes ni a los ciudadanos, sino al Partido que los pone en la lista, y ante un conjunto de aplaudidores que no puede calificarse de Parlamento, menos aún si se puede mentir y cometer perjurio con total y absoluta impunidad, donde se permitió despreciar a estos personajillos y culpar a Rajoy y a De Guindos de todo.

Y los ha ninguneado, porque era plenamente consciente de que aparte de unos indocumentados sin ética pública alguna, no representan a nadie excepto a sus jefes, a quienes tiene cogidos por la nariz, porque posee pruebas y actas sobre quién ha hecho qué y quién se lo ha llevado crudo, y como aviso a navegantes, con un cinismo absoluto, dijo que mejor todos amigos y cuidadín con buscar culpables, “eso obstruye el diálogo y la cooperación”, aquí nadie es responsable de nada. La casta política parasitaria es una mafia regida por la ley del silencio y sus comisiones sólo pretenden engañar a la gente y defender a los suyos.

Argumentos para procesar a Mafo
A pesar de todo, existen hechos más que suficientes para pedir el procesamiento de Mafo. Por mucho menos, su homólogo de Islandia, Oddsson, está en la cárcel.

PRIMERO.- En 2006, los inspectores del BdE conjuntamente, le enviaron una carta en la que advertían de que iba a producirse una enorme crisis por la ceguera y falta de voluntad del Gobierno para reconducir la situación, y por la irresponsabilidad con que bancos y cajas estaban concediendo créditos masivamente al sector inmobiliario y a las familias. Y no con dinero propio, sino ajeno. ¡En solo cuatro años estos insensatos pidieron prestados al exterior 800.000 millones de euros, que ni han devuelto ni pueden devolver! Esto entraba de lleno en las responsabilidades del regulador, que disponía de mecanismos de sobra para cortar estas prácticas. Por mucho menos que eso se expropió a RUMASA unos años antes. Pero ni Mafo ni Solbes hicieron caso a los Inspectores. Esto entra de lleno en un terreno procesable por “incumplimiento grave de sus obligaciones”. En esa época echaría al Jefe de la Inspección, por crear las famosas “reservas genéricas”.

SEGUNDO.- En abril 2007 se produciría el desplome de Astroc. Financial Times dijo entonces que “el problema acabará afectando a todo el sector inmobiliario y a la solvencia de la Banca”. En lugar de tomar medidas, Solbes y Mafo optaron por mentir masivamente animando a los españoles a endeudarse, como antes hizo Francisco álvarez Cascos al recordar que los pisos solo pueden subir de precio, cuanto más se endeuden las familias para la compra de pisos mas ricos serán. Por manifestaciones similares, en EEUU meterían a la gente en la cárcel. En esa época de mandato socialista, sin embargo, el Gobierno vendió la mitad de las reservas de oro del Banco de España a Rusia a 600$ la onza porque “el oro ya no es una inversión rentable”. Hoy está a 1.600$.

TERCERO.- En agosto 2007 estalló la crisis financiera internacional, el BCE convocó una reunión de urgencia de los gobernadores de los bancos centrales de la eurozona, asisten todos menos Mafo, que estaba de vacaciones. El 12 de agosto, de la mano de Solbes, afirmó que la crisis no tendría efecto alguno sobre nuestro país. Es decir, que a España, el país más endeudado del planeta, una crisis financiera internacional no le afectaba en absoluto. ¡De locos! En los meses siguientes, ambos mantuvieron esta increíble tesis y empezaron el falseamiento sistemático de los balances. Este hecho, junto con lo sucedido con el aviso de los Inspectores, es el gran pilar sobre lo que labraría la ruina de España.

CUARTO.- En febrero 2008, Mafo falsea las cifras de crecimiento de PIB del cuatro trimestre de 2007 y miente masivamente para ayudar a Zapatero a ganar las elecciones.

QUINTO.- A partir de esa fecha, el falseamiento de los balances se convierte en práctica habitual. Cuando los auditores (colaboradores necesarios en esta trama) iban al BdE a pedir aclaraciones sobre determinadas partidas, la respuesta era siempre: eso es así y punto, nosotros lo “garantizamos”. El BdE mentiría en todo para engañar a los ciudadanos, a los mercados y a las instituciones europeas.

SEXTO.- Aunque la Inspección le había pedido por tres veces la intervención de CCM, el gobernador la permitió falsear sus resultados de 2008 y dar un beneficio de 30 millones, cuando la realidad era una pérdida de 740 millones, un hecho inequívocamente procesable. Y cuando la intervención fue inevitable, todo se haría de la forma más opaca y chapucera posible. Nos costaría mas de 9.000 millones y Mafo se negaría de acuerdo con el PSOE y el PP a pedir responsabilidad alguna.

SÉPTIMO.- Mas recientemente, Mafo consiente que se coloquen entre pequeños ahorradores españoles miles y miles de millones de activos tóxicos a precio de bonos triple A, en forma de “participaciones preferentes” de bancos que sabían estaban quebrados y no podrían pagar, en lo que representa el mayor estafa a los menos favorecidas de la Historia de España. Una trama delictiva de la casta política para ocultar a los ciudadanos y a su costa los desmanes cometidos en las cajas. Una vileza que supera todo lo imaginable.

OCTAVO.- Esta espiral de engaño al pequeño ahorrador español, culminaría con otro expolio de dimensiones épicas ideado e impulsado por Rato, que se moría de ganas de ser bankero y ponerse un sueldo de 6 millones, con el apoyo de MAFO, Zapatero, Esperanza Aguirre y Paco Camps, que consigue colocar un “banco malo” que valía cero a los ahorradores a través de una publicidad engañosa y extorsiones casi mafiosas a sus clientes. Una estafa “record” de 3.000 millones. Y a esto añadan el robo de 23.000 millones a los contribuyentes para salvar lo que debería haber sido cerrado, toda la subida del IVA para tapar el agujero de Bankia.

NOVENO.- Resulta inaudito que 'Mafo' tenga las desvergüenza y la miseria moral de afirmar que “ esa pretensión ilusoria -el buscar culpables- mina todavía mas la confianza en las instituciones”, cuando el personalmente ha destruido literalmente el prestigio de la institución que presidía, infligido con ello un daño irreparable a la credibilidad del sistema financiero. “No soportaremos la desastrosa gestión de España” diría Merkel, pero los medios afines, o Intereconomía -participada por políticos que la utilizan para su interés (Rato tiene un 4,5 %) y donde pretenden que los oyentes más ingenuos les financien- la ignorarían mientras magnifican lo “bien que Rato se había defendido”.

Rosa Díez fue la única que no se prestaría a esta pantomima, porque sabe perfectamente que es solo en los tribunales donde los hechos y los criterios fundados pueden llevar a que se haga justicia. A Mafo y a Rodrigo Rato no les va a resultar tan sencillo irse de rositas ante un juez, porque las pruebas conocidas y las que no tendrán más remedio que aportar en sede judicial auditores, inspectores del BdE, directivos de cajas, presidentes de CCAA y chantajeados y estafados, son abrumadoras. Mafo, Rato y todos los demás responsables deberían ser procesado y condenados, y sin duda lo serían si en España existiera democracia, libertad política y libertad de los jueces ante los gobiernos.

Señor Rajoy, basta ya de farsas y mentiras. Baje los impuestos confiscatorios a familias y empresas, recorte por la mitad autonomías y ayuntamientos, y verá cómo el sector privado se regenera y crea empleo, 2,8 por cada puesto público eliminado. Ramón Tamames y yo se lo explicamos al ministro Cristóbal Montoro en la Facultad, pero parece que ese día se quedó en el bar.

El sistema
El PPSOE se hunde
Emilio Campmany Libertad Digital 30 Julio 2012

Uno de los datos relevantes que arroja la encuesta de Metroscopia publicada en El País de este domingo es que PP y PSOE, lo que el acervo popular llama PPSOE, apenas sumarían hoy el 54% de los votos si hubiera elecciones. Nunca han sacado tan poco. Entre 1977 y 1989, el gran partido de la derecha, fuera el que fuera, sumó con el PSOE siempre más del 63%. A partir de 1993, la suma no hizo otra cosa que aumentar, pasando del 73% de ese año hasta casi el 84% de 2008. Es cierto que en estas elecciones la mayor parte del electorado de extrema izquierda acudió a socorrer a un Zapatero que, de otra manera, hubiera perdido. En todo caso, en 2011, a pesar de la irrupción de UPyD con cerca del 5%, el PPSOE logró los mismos resultados que en 1993, un 73%.

Debido a los buenos resultados que siempre han logrado los dos grandes partidos mayoritarios, siempre se ha pensado que cualquier reforma que acordaran, por profunda que fuera, tenía legitimidad suficiente para ser impuesta. Esa legitimidad está a punto de desaparecer. Antes creíamos que PP y PSOE jamás se pondrían de acuerdo en liquidar o siquiera embridar el Estado de las autonomías porque lo necesitaban para alimentar sus aparatos de poder, cada vez más necesitados de cargos, carguitos, puestos y puestazos. Ahora, sencillamente ocurre que ya no depende de su voluntad porque han perdido la legitimidad para ello.

Si es verdad, como dice la encuesta, que el 81% de los españoles cree que "las comunidades han ido demasiado lejos y es preciso reorganizar su funcionamiento y competencias", lo que tendría que hacer el PP es redactar algo parecido a aquella Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico (LOAPA), que fue aprobada en julio de 1982, con Calvo-Sotelo en el Gobierno, y tumbada por el Tribunal Constitucional en agosto de 1983, con Felipe González en La Moncloa. Podrían aprobarla con su mayoría absoluta y, si el PSOE quiere unirse, bienvenido sea. Luego, habría que darle otro nombre y asegurarse de que el alto tribunal no la va a declarar inconstitucional. Pero, sobre todo, lo que tendrían que hacer es someterla a referéndum para darle la legitimidad que ni PP ni PSOE, ni siquiera yendo de la mano, pueden hoy darle. Lo que no estoy seguro es de que fuera a votar a favor de ella ese 81% de españoles que dicen estar hartos del derroche autonómico, pero con que fuera un 60% bastaría.

De cualquier forma, los socialistas empiezan a notar el aliento de IU y UPyD en el cogote, pues suman los dos en la encuesta casi tantos votantes como el PSOE, un 22% frente a un 24%. A poco que alguien acierte a congregar los votos de los muchos electores descontentos del PP, se acabó PPSOE. Total que, o reforman el Estado y se reforman ellos mismos, o desaparecen. Ellos verán lo que prefieren.

Los españoles, atrapados
Pablo Sebastián www.republica.com 30 Julio 2012

Las encuestas sobre la situación política española (la última del diario El País, así lo prueba) son demoledoras y coinciden con lo que se aprecia y se ve en las calles de España. El presidente Rajoy y su Gobierno están abrasados en solo siete meses por los errores cometidos frente a la crisis y no hay un solo ministro que se salve, ni confianza en que sean capaces de sacar el país de tan dramática situación. Y lo mismo ocurre con el primero de los partidos de la oposición, el PSOE, y su líder Rubalcaba. Los ciudadanos están indignados con la clase política (y financiera) en general y solo IU y UPyD reciben parte del apoyo del descontento, en el que se incluye la petición de una reforma del modelo autonómico y una frontal oposición a los disparates varios del ministro Gallardón en su pretendida, cruel y absurda, reforma de la ley del aborto.

Lo peor de la situación no es que Rajoy y su Gobierno hayan fracasado y no funcionan. Lo peor es que, a corto plazo, nadie los puede cesar o sustituir, aunque sí podría (y debería) haber crisis de Gobierno antes de finales de agosto. Estamos bloqueados una vez que no hay elecciones a la vista, ni coincidencias suficientes para una “gran coalición” que el PP no quiere desde su mayoría absoluta la que, por otra parte, impide una moción de censura.

Y porque dentro de este partido no se vislumbra movimiento alguno contra Rajoy -los barones más críticos, como Aguirre, también están abrasados por sus errores en la crisis- aunque en ciertos círculos próximos a la cúpula “popular” ya empieza a sonar con insistencia el nombre de José María Aznar.

De manera que, mientras todo va a peor, Rajoy busca el calor de los suyos a la espera de lo que le venga de Europa (del BCE, UE y Berlín), donde España ha perdido la iniciativa. Y en la espera también del resultado de los viajes del presidente italiano Mario Monti que despliega una intensa agenda diplomática y trabaja para su país (y para España) haciendo uso y alarde de sus buenas relaciones con Merkel, Hollande, Draghi y Barroso.

Mientras tanto, Rajoy se ha reunido con los barones de su partido para escenificar el apoyo que recibe de la cúpula del PP, y poner algo de orden ante las discrepancias surgidas entre sus dirigentes regionales y el ministro Montoro por los ajustes que el titular de Hacienda desea imponer en la Comunidades Autónomas.

E imaginamos que Rajoy también habrá aprovechado la ocasión para informar a sus colegas del PP de la grave crisis española, ese cuento de terror que acaba de relatar a los sindicatos y que repite a Rubalcaba cada dos por tres. Y algo les habrá dicho Rajoy a sus barones de lo que se nos viene encima: segundo rescate de España a manos de los fondos europeos, a favor de la deuda soberana del Estado y la escasa liquidez del Tesoro público.

Los españoles estamos, pues, atrapados por unos gobernantes que no aciertan, una oposición inútil y la crisis económica y social que va de mal en peor hacia el imparable segundo rescate, o hacia una situación todavía mas grave que no queremos imaginar, pero que tampoco convendría descartar.

Se puede salir de esta
La sonrisa de la avispa Estrella Digital 30 Julio 2012

Cada día que pasa entiendo menos a este país. O, mejor, cada día que pasa entiendo menos a los españoles. Parece como si a la mayoría les gustase regodearse en el drama.

Desde hace cuatro o cinco semanas de lo único que se habla en España es de cataclismos. De desastres. De ruinas. De desdichas. Todo son malas noticias. Si baja la bolsa y sube la prima de riesgo, malo. No somos nadie. Si sube la bolsa y baja la prima de riesgo, peor. ¿A cambio de qué se produce? ¿Qué hemos cedido? Masoquismo puro.

En España ya no hay respiro para nadie en medio de rumores y contra-rumores. Ni siquiera los españoles creen en ella. Son españoles a su pesar, que decía Cernuda. Todo son quejas. Todo son lamentos. España, o al menos más de media España, se ha convertido en un inmenso teatro en el que muchos ejercen la vieja profesión de plañideras. Dramaturgos histriónicos. De profesión, quejarse.

Y, mientras unos se quejan, otros tienen la necesidad de hacerse notar. Traspasar la tragedia a la calle. Cortándolas a capricho. Para provocar caos imaginados. Protestando porque se les ha obligado a hacer un sacrificio menor. Insolidariamente. Hasta los taxistas pierden la compostura y se vuelven violentos cuando su problema lo podrían resolver ellos mismos. Y, además, de una manera ciertamente fácil.

Las autonomías desobedecen. Los catalanes, por su parte, amenazan con separarse en un intento de meter más presión ¿Y a dónde van a ir los catalanes si ‘deben’ hasta callarse? Nadie se para a pensar que el Estado de las Autonomías agoniza. Mejor, ha muerto ya. Posiblemente, uno de los grandes problemas que tenemos es que somos incapaces de enterrarlo.

Y luego, están los cuchicheos de cambio. Y se habla de ministros quemados y que van a ser sustituidos de inmediato porque alguien ha visto comer a Aznar con no sé quién.

Incluso, el sindicato unificado, domado por Ángela Merkel, pide un referéndum no se sabe para qué porque no saben hacer otra cosa.

Y un poco más allá unos evidentes vídeos del PSOE que cuentan lo que el Gobierno reconoce pero que, a falta de grandeza, regodean en la miseria.

Nadie hace nada. Y a nadie-nadie se le ocurre pensar y decir que saldremos de esta. Bueno, a unos pocos. Sólo unos pocos creen (creemos) que España es una gran nación que, coyunturalmente, está atravesando un mal momento pero que tiene un gran potencial económico y que se recuperará. Es más, pienso que hoy va a empezar esa recuperación.

Porque, hoy, Rajoy se reúne con los barones del PP, con los presidentes de las CCAA en las que Gobierna el Partido Popular, para ponerles las pilas. Y para decirles que ya vale de llorar. Que se puede salir de esta.

Sánchez Manzano, ¿el capo de la banda?
Javier Montilla www.lavozlibre.com 30 Julio 2012

Periodista y escritor

Querido Juan Jesús Sánchez Manzano,

Por un momento dudaba si escribirte esta carta. Pero ahora que ha pasado el tiempo y parece que la sociedad española anda preocupada en otras tesituras, como la crisis económica, y ha olvidado la masacre del 11-M, es un buen momento de darte las gracias por tu contribución a esa admirable labor de intoxicación y mentiras para que no se sepa realmente qué pasó exactamente ese día. No quiero pecar de optimista, ya sabes de mi extraña obsesión en intentar poseer el máximo de almas posible, pero me gustaría felicitarte por salir muy bien parado en el juicio, imputado por supuesta ocultación, manipulación de los explosivos, encubrimiento y omisión de perseguir el delito. Te han subestimado y eso, querido Juan Jesús, ha sido un error de nuestro enemigo. A decir verdad, no podía tener a mi servicio a nadie mejor que tú cómo máximo responsable de los agentes encargados de la desactivación de las bombas de los atentados de Madrid y que se hiciese cargo de las muestras de los explosivos.

Como bien sabes, no podemos revelar qué pasó realmente aquel día. Máxime, porque supongo que eres consciente de que, en caso de conocerse, se removerían los cimientos de la calidad democrática de tu país y eso ahora mismo no nos conviene, vaya a ser que al final el plan de ruta marcado se nos venga abajo. Por lo tanto, no podemos consentir que los españoles sepan qué fue lo que ocurrió el 11-M. Y para eso, querido Juan Jesús, es necesario seguir contando con el fiel compromiso de cierta prensa que se dice de derechas y de la progresía patria, que en este asunto nunca los extremos estuvieron más de acuerdo. Hemos llegado muy lejos con esta historia y vamos a defender la gran mentira hasta el final.

Me dolió mucho que el sumario del 11-M pusiese de manifiesto que, con objeto de ocultar algo que era obvio, que el explosivo hallado en la furgoneta de Alcalá y el encontrado en la mochila de Vallecas no coincidían, me hicieras caso con las instrucciones de manipular los análisis que la Policía Científica realizó a los explosivos inmediatamente después de los atentados. Semejante acto de heroicidad se merecía un premio y por suerte, mi siervo Pérez Rubalcaba, oyendo sabiamente mis consejos, te ascendió a comisario principal. Ese era mi premio y no me fallaste: reputación y prestigio a cambio de tu alma. ¡Qué grande eres! ¡Y qué grande es Alfredo!

El tiempo corre de nuestro lado. Por suerte para nuestros intereses, una mayoría de la muchedumbre ovina trata de olvidar lo ocurrido, envueltos en una amnesia que es una santa bendición gracias al buen trabajo envuelto en la demagogia y la propaganda que Producciones 'PRISOE S.A.' llevó a cabo hasta el día de las elecciones ¡No sabía yo que tenía tantos sicarios a mi servicio! No lo olvides. Era imprescindible para que nuestro plan tuviera un buen fin que la gente se tragara eso de que el atentado fue perpetrado por una célula de islamistas radicales que atentaron con explosivo Goma 2 ECO robado en mina conchita y tenerla entretenida para evadirse de la realidad y anestesiarla con mentiras. Para eso está la telebasura.

Pero ten cuidado con nuestros enemigos. Cada error nos puede costar muy caro. Hay que callar, por ende, a muchas voces incómodas que intenten investigar lo qué pasó realmente ese día. La estrategia es muy clara. Basta con amenazarles de que, si hablan, tendrán una parva de enemigos dispuestos a zaherirles, descalificarles y amenazarles para conseguir su silencio. Esto ha sido suficiente en algún caso, es cierto. Pero hay algunos como un tal Luis del Pino que no le importa que le salten a la yugular, vilipendiándole por activa, por pasiva y por perifrástica. ¿No tuvo bastante con que tú le pusieras una demanda? Está visto que no. Ya ves, hay gente que prefiere que se le declare la muerte civil con tal de que se haga justicia a la memoria de los muertos. Son especímenes raros en el bando del enemigo. Pero no le demos más vueltas. Sé que en el empeño de que no se sepa qué ocurrió aquel jueves de marzo de 2004 cuento con buenos aliados, como tú. No desfallezcas.

Belcebú.

PD entrevista al autor de 'Sangre y pertenencia. Viajes al nuevo nacionalismo'
Michael Ignatieff: "La educación monolingüe viola los derechos de las minorías y encierra a las mayorías en su propio lenguaje "
"El nacionalismo étnico es regresivo, la exigencia de un estado propio lleva a guerras y limpiezas étnicas"
Antonio José Chinchetru. Periodista Digital 30 Julio 2012

Cualquier sociedad que tiene un museo dedicado a sus momentos históricos más difíciles y dolorosos es una sociedad capaz de curarse

Michael Ignatieff es profesor de Derechos Humanos y Relaciones Internacionales en la Universidad de Toronto, y uno de los grandes expertos en nacionalismo a nivel mundial. Entre 2008 y 2011 fue el líder parlamentario del Partido Liberal de Canadá. Antes había sido profesor de Derechos Humanos en la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard, y en las universidades de Cambridge y Oxford. Se acaba de publicar en España su obra Sangre y pertencia. Viajes al nuevo nacionalismo (El hombre del tres), traducida al español por primera vez en 2012, si bien el original fue publicado en 1993. Dos décadas después, sigue manteniendo su vigencia.

Ignatieff ha respondido por correo electrónico a las preguntas que le ha planteado Periodista Digital en torno a Sangre y pertenencia y al nacionalismo en general.

Periodista Digital: ¿Por qué tiene tanto poder de atracción el nacionalismo frente a otras formas de identidad colectiva alternativas?
Michael Ignatieff: Nationalism appeals because it promises people mastery in their own house. For people who've had to share a house with someone else, for people who've been forced to live in other people's houses, for people who've had their house taken away from them, this is powerfully appealing. Finally, you get to be boss.
(El nacionalismo genera atracción porque promete a los ciudadanos el control y el poder en su propio hogar. Para gente que ha compartido su hogar con alguien más, para personas que han sido obligadas a vivir en el hogar de otros, para aquellos a los que le han quitado su hogar, esta fuerza es particularmente intensa. Por fin eres el jefe y logras el control).

PD: ¿Es el nacionalismo compatible con los ideales liberales y una visión cosmopolita del mundo?
Michael Ignatieff: Provided the constitution and politics of national states and national movements protect minorities and afford them a voice in the nation, provided nationalism respects the identities and sovereignties of others, there is no reason why nationalism --pride in national identity, stout defense of national sovereignty-- can't be compatible with liberal and cosmopolitan values.
(Asumiendo que la constitución y la política de los estados nación protegen a las minorías y les otorgan una voz dentro de la nación, asumiendo que el nacionalismo respeta las identidades y soberanía de otros, no hay razón para pensar que el nacionalismo --orgullo de una identidad nacional, defensa de la soberanía nacional-- no pueda ser compatible con los valores liberales y cosmopolitas).

PD: El nacionalismo de tipo étnico es un fenómeno del S. XIX que renace con fuerza a finales del S.XX y principios del S. XX, ¿por qué esta aparente regresión en un mundo cada vez más globalizado?
Michael Ignatieff: Globalization frightens people. They feel they no longer have control of their own house. Their chances of a job and a stable future for themselves and their children seem to depend on forces outside the nation, in the globalized markets for capital and labour that seem to dominate the world order. Nationalism is a reaction to globalization, an insistence that market forces and globalizing trends obey the laws of a nation state and respond to popular sovereignty.
(La globalización asusta a la gente. Muchos sienten que dejan de tener el control sobre su casa. Las oportunidades de encontrar un trabajo y tener un futuro estable para ellos y sus hijos parece empezar a depender de fuerzas ajenas a la nación y dependen de mercados globalizados de capital y trabajo, fuerzas dominadoras del orden mundial. El nacionalismo es una reacción a la globalización, una manera de intentar reafirmar que las fuerzas del mercado y la globalización obedecen a las leyes del estado-nación y responden a la soberanía popular).

PD: Asegura usted que el único antídoto contra el nacionalismo étnico es el nacionalismo cívico, pero de los casos que usted estudia se desprende que casi siempre termina triunfando el primero sobre el segundo. ¿Cómo se rompe esa tendencia?
Michael Ignatieff: Ethnic nationalism --the idea that every ethnic group is entitled to a state of its own-- is regressive simply because existing states harbour many ethnicities living side by side, and the demand that each have a state would break apart the state order and lead, as it did in the Balkans, to ethnic war and ethnic cleansing.

Civic nationalism --the idea that what unites citizens is common attachment to a constitutional order of freedom, not a common ethnicity-- has been enduringly attractive. Look at the United States, Britain, Canada, and hopefully Spain, societies that have managed ethnic diversity by guaranteeing to every citizen, in theory but sometimes also in practice, equality before the law and equal opportunity in the market. All of these 'civic' societies have been very successful. What has proven extremely difficult is to create a civic constitutional order, with democracy, rule of law and minority rights, in societies exiting from Communism, dictatorship or colonialism.

Most of these societies, whether they be ex-African colonies, ex-Soviet states, haven't had any experience with a civic order. Their political culture may be tribal or ethnic and when they get freedom from colonial or imperial masters they form political systems the only way they know: by creating ethnic majority rule, which often degenerates into tyranny and ethnic cleansing. But history never stops and societies learn from their mistakes. Civic constitutionalism remains possible for every society.

(El nacionalismo étnico, la idea de que un grupo étnico tiene derecho a su propio estado, es regresiva simplemente porque los estados existentes en la actualidad acogen a diferentes etnias que conviven normalmente, y la exigencia de un estado propio rompería el orden de estados actual llevando, como en el caso de los Balcanes, a guerras y limpiezas étnicas.

El nacionalismo cívico, la idea de que lo que une a los ciudadanos es un vínculo con el sistema constitucional de libertad, se ha mantenido atractivo. Solo hay que mirar a los Estados Unidos, Gran Bretaña, Canada y esperemos que España; sociedades que han manejado su diversidad étnica garantizando que cada uno de sus ciudadanos, en teoría pero también frecuentemente en la práctica, son iguales ante la ley y tienen las mismas oportunidades. Estas sociedades cívicas han sido muy exitosas. Lo que se ha comprobado que es muy complicado es la creación de un orden cívico constitucional, con una democracia y ley fuerte que vela por los derechos de las minorías, en sociedades con un pasado comunista, dictatorial o colonial.

La mayoría de estas sociedades, ya sean antiguas colonias africanas o antiguos estados soviéticos, no han tenido ninguna experiencia con el orden cívico. Su cultura política puede ser tribal o étnica y cuando obtienen la libertad de su imperio crean sistemas políticos de la única manera que conocen: un sistema en el que domina la mayoría étnica, que frecuentemente degenera en la tiranía y la limpieza étnica. Pero la historia nunca impide que las sociedades aprendan de sus errores. El constitucionalismo cívico sigue siendo posible para toda sociedad).

PD: En el capítulo sobre Alemania, al hablar sobre la RDA, dice que debería haber museos del error, sobre todo si el error costó vidas humanas. Ahora existen muchos, como el Museo de la Stasi o el denominado Topografía del Terror en Berlín, la Casa del Terror en Budapest, El Museo del Totalitarismo en Riga, museos del Holocausto en Washington, Jerusalén, Berlín... ¿Cumplen la función que usted considera que deben tener?
Michael Ignatieff: Any society that has a museum devoted to its most difficult and painful moments is a society on the mend, a society capable of healing and repair. The societies that worry me are those, like Russia, where there seem few museums or memorials to Stalinist crimes, and societies like China which have no museums to the Cultural Revolution, the Great Leap Forward and other catastrophes of Mao's rule. These societies will have trouble creating a pluralist and democratic future because they haven't been honest about their past.

(Cualquier sociedad que tiene un museo dedicado a sus momentos históricos más difíciles y dolorosos es una sociedad capaz de curarse, una sociedad con capacidad de reparación. Las sociedades que me preocupan son aquellas que, como la rusa, donde escasean los museos dedicados a los crímenes de la época de Stalin, o la china, donde no hay ningún museo dedicado a la Revolución Cultural, el Gran Salto Adelante y otras catástrofes de la época de Mao. Estas sociedades tendrán problemas creando un futuro plural y democrático porque no han sido honestas con su pasado.

PD: En el capítulo de Irlanda del Norte usted profundiza en el análisis de los unionistas, sin apenas tocar de pasada a los republicanos. Los legalistas son menos británicos y más irlandeses de lo que quisieran y de lo que reconocen, ¿no cree usted que sus enemigos son menos irlandeses y más británicos de lo que quieren reconocer?
Michael Ignatieff: When an Irish republican like Martin McGuinness, once an IRA commando and now a politician, is willing to shake the Queen's hand, as he did on the Queen's recent visit, and she is willing to shake his, you know that these old divides are being left behind.

(Cuando un republicano irlandés como Martin McGuinness, un político que fue miembro de los comandos del IRA, está dispuesto a dar la mano a la Reina de Inglaterra y la Reina está dispuesta a darle la mano a él, tal y como hicieron durante la reciente visita de la reina a Irlanda del Norte, uno sabe que las antiguas diferencias están quedando atrás).

PD: Al analizar el nacionalismo de Quebec, destaca usted que le cuesta reconocer las reclamaciones de los pueblos indígenas que viven en su territorio. ¿Por qué le cuesta tanto entender que tenga sus propias aspiraciones nacionalistas?
Michael Ignatieff: Whenever one people, in this case the Quebecois, seek self-determination, minorities who live beside them, aboriginals, English Canadians and others, have to figure out where they would fit were Quebec to achieve independence. Most aboriginal Canadians in northern Quebec are reluctant to support Quebec independence, fearing they will lose their special relationship to the Crown, meaning the federal government of Canada.

(Cada vez que un pueblo, en este caso el quebequés, busca la autodeterminación, las minorías que conviven con ellos, aborígenes, canadienses de origen inglés y otros en este caso, tienen que determinar dónde y cómo encajarán si Quebec obtuviera la independencia. La mayoría de los aborígenes canadienses en en el norte de Quebec no apoyan la independencia de Quebec, preocupados por la posible pérdida de su relación especial con la Corona, es decir, el gobierno federal de Canadá).

PD: En Quebec, sus interlocutores defenderían la prohibición de un sistema educativo público en inglés diciendo que ningún Estado permite una educación en una lengua diferente de la suya. Algo parecido se dice, por ejemplo, en Cataluña para impedir la educación en español. Sin embargo, vemos que en países de Europa central existen colegios públicos con la enseñanza en idiomas de las minorías existentes en ellos (por ejemplo, en húngaro en Eslovaquia). ¿Por qué esa ceguera ante la realidad para defender un supuesto derecho colectivo frente a un derecho individual?
Michael Ignatieff: In Quebec there are still some nationalists who want a unilingual francophone Quebec, just as there must be some Catalan and Basque nationalists who want their own languages to have a monopoly in their territory.

Linguistic minorities have rights too, and these need protection. Imposing unilingual education is a mistake: it violates minority rights and it locks up majorities in their own language when they actually need to learn other languages too.

(En Quebec, todavía hay nacionalistas que quieren un Quebec francófono y nomolingüístico, igual que deben existir algunos catalanes y vascos que quieren que sus lenguas tengan el monopolio en su territorio.

Las minorías lingüísticas tienen derechos también, y estas necesitan protección. La imposición de la educación monolingüe es un error: viola los derechos de las minorías y encierra a las mayorías en su propio lenguaje cuando lo que realmente necesitan es aprender el resto de lenguas).

PD: Si el nacionalismo es un invento eminentemente occidental, ¿por qué resulta tan atractivo a pueblos como el kurdo y otros de raices culturales diferentes a la europea?
Michael Ignatieff: Nationalism may have begun in Europe as an idea, but it now has global reach. Chinese nationalism will be a force to reckon with in the 21st century, as will Indian and other Asian nationalisms. The story is not over yet!

(El nacionalismo puede haber empezado como idea en Europa, pero tiene ahora un alcance global. El nacionalismo chino será una fuerza a considerar en el siglo XXI, al igual que el nacionalismo indio y el de otros pueblos de Asia. ¡La historia no ha terminado todavía!).

¿ Qué es una minoría ?
Nota del Editor 30 Julio 2012

Michael Ignatieff: " Linguistic minorities have rights too, and these need protection. Imposing unilingual education is a mistake: it violates minority rights and it locks up majorities in their own language when they actually need to learn other languages too."

Y  salta la pregunta: ¿ Qué es una minoría ? y el consiguiente lío: uno, diez, cien, mil, un viejo que vivía antes por allí. Y salta el de los cuartos:  ¿ Quén paga la fiesta ? la minoría, la mayoría, la media.

Está claro que todo está oscuro cuando no se tienen la ideas claras: no a la imposición, educación en lenguas regionales unicamente en la etapa infantil y previa firma por los padres de un documento diciendo que en pleno dominio de su identidad étnica quieren que su hijo estudie en su lengua regional, firmado ante notario. Y por deber constitucional aprendizaje del español y estudios siguientes ofrecidos exclusivamente en este idioma.

El 'keynesianismo cañí' de Zapatero, el confuso predicador Krugman y el tonto útil de Alfredo
Cuando Merkel se cansó del chiquilicuatre del talante prefabricado
Merkel le dio un ultimátum a ZP en 2011: "O pide usted el Rescate o convoca elecciones anticipadas"
Javier González Méndez. Periodista Digital 30 Julio 2012

De las 17 ocasiones en las que Ángela Merkel le pidió a Zapatero que solicitara el rescate, como reconoce el ex presidente en privado, hubo una, supuestamente la decimoséptima, en la que la dama de hierro teutónica le dio un ultimátum a ZP:

¡O pide usted el rescate o convoca elecciones!
La paciencia de la Canciller alemana se había agotado. El chiquilicuatre del talante prefabricado y el talento absolutamente descartado, no podía seguir riéndose de Europa y acudiendo a Bruselas a contar flagrantes mentiras intercaladas entre sibilinas verdades a medias. En las cumbres, en las reuniones del Ecofin, el 'trilero' de La Moncloa y su aventajada alumna, Elena Salgado, practicaban una y otra vez el timo de la estampita, emulaban las chapuzas de Tony Leblanc y Concha Velasco en 'Los que tocan el piano' y resucitaban ante el continente la célebre picaresca nacional que convirtió todo un siglo de hambre, de penurias, de dramas humanos de puertas de casa para adentro, en el Siglo de Oro de nuestra literatura.

LA FUNESTA PICARESCA GENUINAMENTE ESPAÑOLA
Que en España pueda hacer gracia un presidente mentiroso, haciendo durante siete años de pícaro Lazarillo del Tormes para un pueblo de 47 millones de ciegos, puede formar parte de la idiosincrasia de este Estado al suroeste de Europa. Pero en Berlín resulta sacrílego. En los países nórdicos es inaudito. Y en la cultura calvinista, en general, que es la placenta en la que se mueven los dichosos mercados, hace saltar todas las alarmas.

A España le había costado siglos de guerras carlistas, de centenares de intentos de golpes de Estado, caballos de Pavía, movidas cantonales, semanas trágicas, revueltas mineras, repúblicas, guerras fratricidas, dictaduras, transiciones, pactos de La Moncloa, llegar a hacerse un hueco en una Europa que nos daba por un caso perdido. Éramos un pedazo del tercer mundo, que se había colado accidentalmente en la geografía del Viejo Continente, y hasta que nos invitaron a entrar en la OTAN, en la CEE y en el selecto club privado del euro, al norte de los Pirineos sólo interesaba nuestro paradisiaco paisaje, nuestro sol, nuestras playas y los precios irrisorios de nuestra telaraña turística.

Siete años de ZP nos han dejado en el punto de partida. Es la gran aportación del chico de la ceja a la historia de España. De nuevo somos un país de camareros, de cocineros, de chiringuitos, de cambia-sábanas de hotel, de barmans, de botones, de agentes de viajes, de guías, rezándole al sol y conjurando a la lluvia para alcanzar el 70 o el 80% de ocupación. Nuestros jóvenes cerebros más preparados se largan con sus neuronas a otra parte; los cerebros en proceso de formación tienen ya las maletas hechas antes de recibir el título; la banca no inyecta euros en la sociedad, sólo se los pide a Europa, avalada por un Gobierno que ordeña implacablemente a su pueblo; las paradigmáticas empresas del IBEX 35 son decadentes gigantes con pies de barro; las multinacionales instaladas en nuestro territorio deshojan todas las mañanas la margarita de la deslocalización y España, en su conjunto, con sus casi seis millones de parados, su deuda, su déficit y esa ecuación dramática de16 millones de empleados por 16 millones de población pasiva, es un Estado miembro de cartón piedra.

EL KEYNESIANISMO CAÑÍ DE ZPE COSTÓ MEDIO MILLÓN DE EUROS
A primeros de junio de 2012, ZP le confesaba a la cadena Al Jazeera que "Si hubiésemos ahorrado más y tomado prestado menos del exterior, habríamos sufrido menos". El 'Ex' hacía examen de conciencia y se lamentaba de que hubiéramos gastado más de lo que ganábamos. Pero ¿saben ustedes cuánto más?

En 2007 Zapatero dilapidó 20 mil millones de superávit.
En 2008 se marcó 45 mil millones de déficit.
En 2009 logró su record personal con 117 mil millones de desajuste.
En 2010 tuvo algo más de recato y rebajó su fiebre deficitaria hasta sólo 98 mil millones de euros.
En 2011, con España en caída libre aún tuvo los santos huevos de gastarse 60 mil millones más de lo que iba a ingresar.

Los expertos calculan que las alegrías electoralistas del ex presidente le costaron a España medio billón de euros, que han dejado hipotecadas a cuatro generaciones de españoles. El 'presi guay' de las ayudas a la compra de automóviles, a la adquisición de vivienda, al alquiler de los jóvenes, el cheque-bebé, los estímulos a la contratación de las Pymes, la grandilocuente Ley de Dependencia hueca, el Estado de Bienestar con respiración asistida, el maná con cargo al debe nacional, las ayudas al cine y la cultura, que hacían las delicias de Almodóvar, comediantes de teatro y cantamañanas, y un Plan E de carriles-bici, piscinas, auditorios, maquillajes de calles, gilipolleces electoreras que crearon empleo precario y foráneo y dejaron las cuentas del Estado temblando con otro agujero de 50 mil millones de euros, le había dado la puntilla a España. La había condenado a un poco de pan para hoy y hambre para varias décadas.

Es cuando Ángela Merkel le da el jaque mate:
O pide usted el rescate o convoca elecciones.

ZP: EL RESCATE A RAJOY Y UN PSOE TOCANDO FONDO A RUBALCABA
Es cuando, en un último acto de servicio a su ego, que vendió como acto de servicio a su partido, prefiere dejarle el marrón del rescate a Mariano Rajoy, su sucesor in péctore, como sentenciaban todas las encuestas. Cuando comete la cobardía, el acto antipatriótico de ocultarle las verdaderas cuentas a Europa, a los españoles, y salir huyendo por la puerta de atrás de una derrota electoral anunciada, que ni siquiera figurará en su biografía, sino en la biografía del tonto útil que tenía más a mano: ese eterno segundón y acomplejado Alfredo Pérez Rubalcaba, que aceptó el testigo del PSOE en un último intento de elevar su autoestima.

Zapatero había inventado la modalidad cañí del keynesianismo. La inyección masiva de dinero público prestado a la sociedad española, con una singular característica: que en vez de estimular el crecimiento ha promocionado ERE masivos, un índice de paro tercermundista, un viaje colectivo, en algunos casos sin retorno, a la pobreza, y una Sanidad, una Educación, unos servicios sociales, un Estado de Bienestar, que intenta mantener el Gobierno Rajoy con vida, en la Unidad de Cuidados Intensivos y con Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida agudo, detectado con excesivo retraso.

KRUGMAN: UN NOBEL ASESOR DE ZAPATERO, CON EL CULO AL AIRE
Alguien debería explicarle a Paul Krugman, a su EL País de papel periódico, a su ferviente admirador Pérez Rubalcaba, que aquí ya se ha aplicado el Keynesianismo a la española, con los funestos resultados por todos conocidos. Que Spain is diferent, su socialismo, su centro-derecha, su sindicalismo, su patronal y su pueblo is diferent, y que si los discípulos de Keynes hubiesen aplicado exclusivamente aquí las teorías de su maestro, ni Samuelson, ni el propio Krugman habrían ganado el premio Nobel.

Aquí, Mister Krugman, se topa uno con un Zapatero y te hace un pan con unas hostias. Te destroza cualquier teoría económica del crecimiento o de la austeridad. Mucho electoralismo disfrazado de Keynesianismo, y han dejado España convertida en Liliput, en un país con 47 millones de pigmeos, que ya no se sabe si están esperando a los "hombres de negro" que exorciza todas las mañanas Montoro, o al inescrutable Godot de Samuel Beckett al que se encomiendan todas las noches.

Pérez-Reverte: "Anasagasti lleva dos semanas expidiendo certificados de fascismo y antifascismo en Twitter"

El escritor y el senador del PNV se enzarzan en la red después de su bronca de las últimas semanas
BILBAO El  Correo 30 Julio 2012

Arturo Pérez-Reverte vuelve a lanzar dardos desde su cuenta de Twitter. Otra vez, con la clase política en el punto de mira y especialmente, Iñaki Anasagasti, a quien hace dos semanas utilizaba como ejemplo para hablar de la ineficacia de nuestros representantes. El senador del PNV le respondía ayer, refiriéndose a él como "fascista" y un "trepa" que "no llega ni a nivel de enemigo. Que siga a 45km. de la línea de fuego con su casco de juguete". Esta tarde, el escritor ha iniciado su habitual charla con sus seguidores adjuntándole a Anasagasti uno de los vídeos que realizó como corresponsal en la guerra de los Balcanes para TVE.

Este desencuentro le ha servido a Pérez-Reverte para criticar a los políticos españoles, en esta ocasión, a cuenta de sus viajes de trabajo. "Repaso a diarios. Entrevista con J. Posada, presidente Congreso y militante Partido Popular. Lo veo muy sensato. Ejemplarmente austero, rediós. Me pregunto si esa sensata austeridad incluirá los viajes que diputados y senadores llevan años haciendo por la cara. Incluido él".

Y ha continuado señalando los privilegios con los que cuentan en sus desplazamientos. "Viajes con todo pagado, decía. Y con dietas. (...) A la hora de viajar y asignarse dietas, no hay ideologías que valgan. Colegas totales. Ahí todos los partidos se llevan de puta madre. El senador Anasagasti, por ejemplo. Que lleva dos semanas expidiendo certificados de fascismo y antifascismo en Twitter. Con su prosa brillante, su vivo intelecto y su salero cañí. Con esa gracia natural que tiene. Anasagasti es de los que no se cortan con Iberia. Pese a que no le gusta la bandera que llevan los aviones. Viaja en ellos, por la patilla, más que el baúl de Lola Flores. Viajes imprescindibles para esta España que tanto lo irrita, de la que quiere irse. Y vaya si se va. A cada momento. Y en primera clase".

"Me cae simpático y le llevo la cuenta: un par de viajes a China, toda Europa, Japón, Hispanoamérica. México...", prosigue. "Anasagasti es la prueba de que ser diputado o senador es agotador. No para uno de sacrificarse por la patria propia. O por la ajena. Le calculo hasta ahora al señor Anasagasti, entre diputado y senador, unos 50 viajes turísticos. Por lo menos. Él llevará mejor las cuentas. No sólo él. (...)".

"Seis o diez diputados viajando a Estambul o Nairobi, vitales para España. Tan vitales como el viaje que se prepara en otoño del presidente del Congreso, don Jesús Posada, del Pepé, a China. Acompañado por parlamentarios. Varios. No creerán que se iban a perder una ocasión como ésa. Viaje todavía no hecho público, por cierto. Ninguno se hace demasiado público. Quedan en casa. Para qué contar esas cosas. Tan rutinarias. Comprendo que no interese airear esas minucias".

"Calculen: de media docena a docena de parlamentarios/senadores por viaje. Una semana de media. Hoteles, unos 200 € de media por noche. Cada billete a América o Asia, unos 5.000 por cabeza, en primera clase. Multipliquen ustedes por doce diputados y por siete días. Más o menos. Yo soy de letras. Añádanles dietas para cada diputado o senador de 150 € diarios. Esa cifra sí me la sé. Es chachi fetén. La he comprobado. Dietas íntegras por las que no pagan IRPF, a diferencia de los funcionarios del Parlamento o el Senado que los acompañan. Que esos sí pagan. Porque ésa es otra viajan con asistentes que sacan la tarjeta de embarque y hacen los trámites de hotel, gestionan transporte local y demás".

"Asistentes (funcionarios sin paga de Navidad este año) que, naturalmente, hablan los idiomas que sus señorías no hablan. O poco. Resumiendo: 150 euros de dietas diarias limpias, por la cara, pese al hotel pagado. Lo que dure el viaje. O sea: si son 7 días de viaje con avión, hotel y restaurante a menudo pagado, además 1.050 € para vicios y asuntillos propios. Gasto menudo. Otro día, con calma, podríamos hablar también de los parlamentarios españoles en Bruselas,dietas,viajes y gastos. Que hoy no me cabe".

Tarjetas sanitarias que complican las vacaciones
La incompatibilidad de los sistemas informáticos de las autonomías dificulta la atención médica en el lugar de descanso
EL DATO 12 sistemas informáticos incompatibles entre sí están funcionando
David Ruipérez La Razón 30 Julio 2012

Madrid- Un verano más, los españoles que requieran atención médica durante sus vacaciones estivales se enfrentan al entramado burocrático-regional que marca el devenir de este país. Aunque es un problema al que el Ministerio de Sanidad puede poner solución en un futuro cercano –a eso se ha comprometido con las comunidades autónomas– este verano una simple otitis le puede suponer esperas o peregrinajes entre centros de salud. En el reino de taifas en que se convirtió España tras las transferencias sanitarias del Estado hacia las autonomías, éstas apostaron por sistemas informáticos e identificadores de pacientes propios. Pero, ¿qué pasa cuando uno debe ser atendido en otra región mientras pasa sus vacaciones? La situación es dispar, puede que le atiendan con su tarjeta habitual, puede que le hagan algún documento temporal –tarjeta de desplazado–, que deba acudir a un Servicio de Urgencias aunque su problema no requiera atención urgente o que no encuentre ningún obstáculo en el camino. Pero lo que es seguro es que el médico o enfermera no podrá acceder al historial médico del enfermo. Sabrá, por ejemplo, si éste es alérgico a la penicilina sólo si el paciente así lo manifiesta.

«La tarjeta sanitaria no guarda información en su interior, es sólo un justificante y este mismo año ya se han dado conflictos de regiones que no querían atender a los habitantes de zonas limítrofes como La Rioja y País Vasco. A veces, cuando te desplazas a otra comunidad y tienes un problema médico te dan de alta, pero incluso esa tarjeta de desplazado en algunas regiones también es precisa si pasas de un área sanitaria a otra», explica Salvador Tranche, secretario de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc).

En zonas que acogen un gran volumen de turistas, por ejemplo la Comunidad Valenciana, su población de más de cinco millones de habitantes aumenta un 4,2 en verano, aunque no está cuantificado a cuántas personas atienden de otras regiones.

En algunas zonas de gran afluencia de visitantes existe un documento que sirve de tarjeta temporal si el paciente va a pasar algunas semanas en la comunidad o visitar al médico o enfermera en más de una ocasión.

En Andalucía o Cataluña, por citar otros destinos estivales, puede acudir a cualquier centro de salud, según aseguran la consejerías de Sanidad correspondientes, pero al profesional sanitario tampoco le consta –más allá de la palabra del afectado– qué tratamientos toma, a qué pruebas diagnósticas se ha sometido en el pasado u otros datos de interés a la hora de tomar cualquier decisión clínica.

«No tiene sentido que todavía no exista una tarjeta única e informatizada. Cualquiera puede ir a un hospital, someterse a una prueba, y si no le gusta el diagnóstico ir a otro centro a consultar de nuevo. Lo ideal sería contar con una tarjeta provista de un chip, que dé acceso o contenga toda la información del paciente independientemente de su región de origen o en la que se encuentre actualmente. El sistema actual favorece también las bolsas de ineficiencia en la Sanidad española», afirma Carlos Amaya, vicepresidente de la Federación Europea de Médicos Asalariados.

Tranche recalca el matiz «caricaturesco» que tiene el hecho de diseñar 11 o 12 sistemas informáticos incompatibles entre sí. Ni siquiera hay que pensar en las vacaciones, imaginemos a un estudiante que se instala en una ciudad y solicita la tarjeta de desplazado para que le atiendan, pero vuelve los fines de semana o por temporadas a su lugar de residencia. Este chico o chica tiene, por así decirlo, una doble asistencia sanitaria y puede ir indistintamente a su médico de origen o al de la ciudad de residencia temporal sin que nadie se dé cuenta. O hacer lo mismo con más médicos de otras regiones».

Por fortuna, gracias a la conjunción de la crisis, la uniformidad política en casi todo el Estado y el propio sentido común, es posible que la tarjeta única deje de ser una utopía. Ya hay acuerdo para unificar tarjetas e historiales médicos por el bien del paciente.

Según confirman fuentes del Ministerio de Sanidad, la fórmula elegida no es tan avanzada como el mencionado chip, sino que en cada tarjeta figurará un código alfanumérico que identificará al paciente en todo el territorio nacional. Las nuevas tarjetas que se entregan al caducar la actual, ya deben contar con esta nomenclatura y, según el Ministerio, será a finales de este año cuando se empiecen a hacer patentes los beneficios de un sistema más coordinado. El usuario poco notará desde el punto de vista estético que su tarjeta es parte de una red nacional, pues el real decreto que regula este proceso estipula que cada comunidad podrá mantener «la identidad institucional de la Administración que emite la tarjeta».

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Euskadi nos roba
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com 30 Julio 2012

Lingüista

No debiera haber puesto este título. Sé que no se debe jugar con las metonimias, especialmente las que afectan a los terruños, que una cosa es el país y otra muy diferente sus políticos. Sé que queda feo. Pero que sepan los de 'Espanya ens roba' o los padanos de 'Roma ladrona' que lo suyo también está feo. Eso, aparte de que hablar de impuestos como 'robo' es impresentable, es no entender ni papa de lo que es el Estado, ni de la virtud cívica elemental que es tributar para el bien común. Corrijo, pues, el título: este artículo debería llamarse 'La insultante desigualdad de los conciertos económicos de Navarra y el País Vasco'.

Los Fueros no casan con el Estado moderno. Es una herencia del Antiguo Régimen, de antes de la Revolución francesa, en que la contribución era diferente para cada estamento, cada territorio y cada actividad. El rey había concedido a los vascongados el privilegio de hidalguía para todos ellos, lo que comportaba exención de impuestos, excepto los que voluntariamente quisiesen ofrecer a Su Majestad, en señal de (lógica) gratitud. (Hay quien dice que de ahí viene el prurito de la 'pureza de sangre' en el Siglo de Oro español. Y la misma bárbara -y cutre- obsesión por los siete apellidos vascos). Ese privilegio, entre otras cosas, originó las guerras carlistas, al final de las cuales -1876- se pactó el Concierto, que ha sobrevivido desde entonces. Pero no deja de ser una antigualla, una afrenta a la democracia y un oprobio a la ciudadanía. Está en la Constitución (adicional 1), pero como una excepción: es un baldón vergonzoso que un día habrá que retirar. Para mí, y para otros muchos, fue una transacción con el nacionalismo vasco enrocado en votar no a la Constitución, contando con el oscuro apoyo de ETA. Apoyo silencioso y atronador a la vez.

O sea que no se puede impugnar el Concierto porque está en la Constitución. Pero el Concierto es la excepción, en disposición adicional. No puede contradecir el cuerpo de la Constitución, que es taxativo y explícito prohibiendo que haya privilegio alguno entre españoles: lo dice genéricamente (el valor superior de la igualdad, artículo 1.1, la igualdad ante la ley, art.14, iguales derechos y obligaciones de todos los españoles, art.139.1) y específicamente respecto a los impuestos (sistema tributario inspirado en la igualdad y la progresividad, art.31.1) y a los territorios (los Estatutos no podrán implicar privilegios económicos o sociales, art. 138.2). Sin embargo, contra lo dispuesto en la Constitución, el cálculo del Cupo siempre ha significado una rebaja y una ventaja: según Ángel de la Fuente, un total de 4.500 millones de euros el año 2007, solo para el País Vasco (intervención ante el Parlamento de Cataluña, 7.10.2011). Los vascos hoy disfrutan de una financiación un 60% superior al del resto de españoles, y pagada por los españoles, claro. Y los navarros, lo mismo.

Es claramente inconstitucional, y sin embargo la primera vez que lo leí así, 'inconstitucional', fue hace un mes, a Francesc de Carreras, catedrático de Constitucional en Barcelona. No son inconstitucionales los conciertos, pero sí sus consecuencias, los Cupos tal como se han ido calculando: siempre a la baja. Como si se hubieran hecho bajo amenaza, la amenaza sorda y pringosa de ETA, y la cicatera de los votos necesarios para sacar un presupuesto en el Congreso. Eso es cargarse la convivencia, reírse de la democracia y mandar al carajo la Constitución. Se merecería una bronca generalizada, una pitada abrumadora. ¿Y nadie lo ha denunciado, nadie ha recurrido los Cupos al Constitucional? ¿Y qué es eso de que los vascos y navarros no contribuyan al Fondo de Compensación Interterritorial? ¿Es que los vascos están fuera del 'principio de solidaridad' del art. 158.2? Doctor de Carreras, ¿esto tiene alguna explicación?

ETA se ha acabado, aleluya. Pues que se acabe también el sarcasmo y la vergüenza de la desigualdad entre españoles. Los conciertos, vale, como un sistema formal de recuento: como si los quieren cobrar en vales de Eroski. Pero sin contenido: a la hora de pagar, todos por igual, y a la de recibir, lo mismo. Si los conciertos no significaran ninguna ventaja, hasta podrían tenerlos otras Comunidades, como Cataluña. Pero entonces dirían que para qué. Claro: para qué.

El Supremo equipara el catalán y el valenciano
Es la sentencia número 45 que reconoce la unidad de la lengua y la equivalencia de la doble denominación
europa press / valencia ABC 30 Julio 2012

El catalán y el valenciano son lo mismo. O, al menos, lo son para el Tribunal Supremo (TS), quién ha reconocido la unidad de la lengua y la equivalencia entre las denominaciones de catalán y valenciano.

El Alto Tribunal se ha pronunciado en una sentencia referente al litigio de un vecino de Cocentaina (Alicante) que fue excluido por parte de la Generalitat de un proceso de selección por usar la denominación de catalán, informa Acció Cultural del País Valencià (ACPV) en un comunicado. Ante este nuevo pronunciamiento del alto tribunal, ACPV recuerda «que son ya 45 sentencias en total las que reconocen la unidad de la lengua y la equivalencia de la doble denominación, 44 de ellas a raíz de procesos y recursos abiertos a instancias del Gobierno del PP».
«Ridículo»

«Se trata, por lo tanto, de una más que notable base jurídica, sin que se haya producido ni un solo pronunciamiento de ningún tribunal en sentido contrario», subrayan desde la organización, que reclama al Consell que «deje de hacer el ridículo» acudiendo a los tribunales por esta cuestión. La entidad recalca el hecho de que esta nueva sentencia recoge los fundamentos de las resoluciones anteriores y reproduce gran parte del contenido. Pero, además añade dos textos nuevos que son «significativos». El primero de ellos, según señala ACPV, es el fundamento jurídico primero cuando dice que «(...) la jurisprudencia de esta Sala y del Tribunal Supremo sobre el carácter de lengua común que, tanto en el ámbito científico y académico como en la legislación estatal de educación, se atribuye al idioma conocido con las denominaciones de 'catalán' y 'valenciano». «Es decir -apunta la entidad cultura- que «el Tribunal Supremo habla de lengua común, tanto si recibe el nombre de 'catalán' como de 'valenciano». También llama la atención sobre el fundamento jurídico cuarto, que apunta que "(...) aunque la Administración recurrente no lo comparta, sí que le da respuesta con esta concreta solución: que la equivalencia valenciano/catalán reconocida en los ámbitos académico y científico", según la jurisprudencia. Esto es, que el Tribunal Supremo «reitera que valenciano y catalán son la misma cosa porque así se reconoce académicamente y científicamente y, con estas sentencias también, jurisprudencialmente».

Además de la cantidad de sentencias, ACPV valora también «la calidad», ya que «todas las instancias judiciales posibles» -Tribunal Supremo, Tribunal Constitucional y Tribunal Superior de Justicia Valenciano- se han pronunciado en reiteradas ocasiones sobre este tema y han avalado tanto la unidad de la lengua como la validez del nombre de catalán para denominar a la lengua de la Comunitat Valenciana Por esta razón, Acció Cultural pide «una vez más al Gobierno valenciano que acepte la realidad que señala la filología y reconocen los tribunales, y acabe con la politización de la lengua y el falso conflicto en torno al nombre, para permitir trabajar a favor de su promoción social». "La politización partidista de la lengua de los valencianos no es sino otra manera de dificultar y marginar su uso", asevera. Finalmente, califica de "lamentable que el coste económico de esta posición irresponsable deba recaer en los presupuestos públicos, puesto que cada sentencia en su contra implica una condena a costes a la Generalitat valenciana (y en los últimos tres años los costes por estas sentencias son de 31.500 euros, esto es, el equivalente al sueldo de un profesor, pagados por todos los valencianos).

Juristo-lingüistas
Nota del Editor  30 Julio 2012

Estas cosas de las lenguas, tienen tantos sitios desde donde mirarlas que ni los lingüístas son capaces de encontrar un punto común, sobre todo cuando se trata de sistemas dinámicos, que evolucionan en cada instante y lugar. Por eso, que los juristas se metan en este tinglado, no deja de formar parte de la paradoja española: ya no caben más ridiculeces en esta parte de lo que antes era España.



Recortes de Prensa   Página Inicial