AGLI Recortes de Prensa   Lunes 13 Agosto 2012

Doble aniversario
Juan Manuel López-Zafra. El Confidencial 13 Agosto 2012

El próximo miércoles 15 se cumplen 41 años de la suspensión de la convertibilidad del dólar en oro por parte de Richard Nixon y de que se diese al traste con los acuerdos de Bretton Woods. Ese hecho, junto con la creciente capacidad de los bancos para fraccionar sus reservas y la omnipresencia de los bancos centrales fijando arbitrariamente el precio del dinero (como si un precio se pudiese fijar), está en la base reciente de todas las burbujas que desde entonces han sido, y que si no le ponemos remedio seguirán siendo.

Viene a cuento este primer aniversario por la crítica constante que desde una buena parte del pensamiento económico y desde una mayoría de la sociedad reciben las propuestas que algunos economistas efectuamos en pro de la austeridad. Entiéndase en ese sentido austeridad en el que lo entiende la doctrina económica tradicional, esto es, en forma no ya de contención del gasto público sino de efectiva reducción del mismo mediante la eliminación de todo tipo de subsidios, subvenciones e intervenciones en la actividad económica de un país, que no hacen sino distorsionar la realidad y cubrirla con un manto de ilusión que se retira, en algún momento como el actual, con toda su crudeza. Nada que ver con austeridad es lo que suponen las subidas reiteradas de todo tipo de impuestos como las promovidas por nuestro gobierno, que como he dicho en ocasiones anteriores no hacen sino provocar la austeridad de los ciudadanos, y no de las administraciones públicas. De la austeridad real he hablado aquí en ocasiones anteriores citando ejemplos actuales, por lo que ahora me centraré en un ejemplo histórico de salida de la crisis mediante ese tipo de políticas.

El 3 de agosto se han cumplido 89 años del fallecimiento de Warren G. Harding, 29º Presidente de los EEUU; estuvo al frente del país desde el 4 de marzo de 1921 hasta la fecha de su muerte. No puede decirse que fuese un dechado de virtudes liberales (su política de “EEUU primero” trató de prohibir el flujo de inmigrantes que llegaban a su país), pero no viene mal recordar qué decisiones tomó en lo que a la reducción de la dimensión de la Administración pública norteamericana se refiere, en un contexto muy complicado, y las consecuencias que tuvieron.

La política de expansión de la masa monetaria llevada a cabo por la Reserva Federal durante la Primera Guerra Mundial finalizó con la consiguiente subida de tipos tratando de frenar la inflación, que se había disparado por encima del 16%. En 1921 la producción industrial cayó un más de 20%; el desempleo creció desde los 2.1 millones de trabajadores ese año a los 4.9 millones el año siguiente, alrededor de un 12% de la población activa. La contracción económica fue brutal, cayendo la tasa de inflación a valores negativos en 1921 (alrededor del -10%). En una situación como esa, ¿qué respuesta podríamos esperar hoy en día? La conocemos, la escuela keynesiana la promueve de forma constante por todas partes: aumento del gasto público, crecimiento, políticas activas de empleo, mayor intervención del Estado en las decisiones económicas. Exactamente lo contrario que hizo Harding.

El gasto público pasó de 6300 millones de dólares en 1920 a 5000 millones en 1921 y a 3300 en 1922. Todos los impuestos (todos) se redujeron, pues las menores necesidades de las administraciones hacían absurdo mantener tales niveles recaudatorios; de esta forma, los norteamericanos pudieron disponer de mayor liquidez y dedicar su dinero tanto a inversión como a gasto. Lejos de crecer por la falta de subvenciones públicas y de políticas activas de empleo, el paro se redujo a niveles inferiores al 5% hasta la Gran Depresión de 1929. La producción industrial creció inmediatamente y, como señaló Benjamin Anderson (un ejemplo de economista en la tradición de von Mises y sin embargo muy anterior a la llegada de éste a los EEUU), “hemos enjugado nuestras pérdidas, ajustado nuestra estructura financiera, soportado la depresión y en agosto de 1921 hemos retomado la ruta del crecimiento (…) consecuencia de una reestructuración de nuestros problemas de crédito, una reducción draconiana de los costes de producción y el libre juego de la empresa privada. No lo hemos logrado a partir de políticas gubernamentales de subvención a la empresa.”

Socios y acreedores
Mario Conde www.gaceta.es 13 Agosto 2012

Seguimos a vueltas con el rescate que en parte ya se ha producido. Para entenderlo conviene diferenciar entre mentalidad de socio y de acreedor. Rescate es darnos dinero a menos precio que el que nosotros conseguimos en el mercado. El receptor del dinero, el deudor, es el Estado. El acreedor son “ellos” (no sé muy bien quiénes en concreto). El acreedor quiere garantías de cobrar del Estado y pide que le explique como consigue dinero para devolver capital e intereses. El Estado obtiene sus ingresos mediante impuestos sobre la riqueza creada por los particulares. Para eso se necesita que la economía crezca, que funcione. Si no se gana dinero, no se pagan impuestos. Este año el PIB no crece, sino que decrece. Al año que viene no crece, sino que vuelve a decrecer. Al margen de la catástrofe social y empresarial que eso implica, en términos recaudatorios genera dudas sobre el volumen de ingresos del Estado. Por eso hay que estimular crecimiento.

Pero si los ingresos generan dudas, hay que tener certezas sobre gastos. Así que toca reducir salario mínimo, pensiones, prestaciones por desempleo, sueldos de funcionarios, educación, sanidad... Son las condiciones que impone el acreedor para prestarnos el dinero a bajo interés. ¿No habla de comunidades autónomas? Pues de momento, no. Si tuvieran mentalidad de socio, sí se ocuparían, porque al socio le interesa la viabilidad de la empresa en el largo plazo. Al acreedor sólo que le paguen la deuda, cualquiera que sea el coste final. El socio se preocupa por tensiones sociales.

El acreedor por intereses y capital. Mi preocupación, como la de muchos, es la empresa España. Su viabilidad y su proyecto como Nación. Por eso una medida aceptable para un acreedor puede ser considerada un error para un socio. Por ejemplo: subida del IVA, aumento del IRPF. Sólo por ejemplo.

Energía regeneradora
Aleix Vidal-Quadras www.gaceta.es 13 Agosto 2012

No existe un consenso generalizado sobre el camino que debemos seguir.

La crisis que estalló hace cinco años ha generado un torrente de libros, análisis y comentarios, así como un conjunto de reformas y medidas tomadas por las instancias políticas a todos los niveles. Aunque no existe un consenso generalizado sobre el camino a seguir, sí ha cuajado en España un estado de opinión mayoritario que reclama cambios estructurales profundos en nuestro sistema institucional, en nuestro modelo territorial y en nuestros mecanismos de protección social.

También es notorio que las elites dirigentes de los partidos no actúan en consonancia con esta necesidad y se limitan a administrar, intentando mejorarlo, el statu quo presente. La razón de esta resistencia a reconocer el agotamiento del proceso iniciado en nuestro país hace ya más de tres décadas ha sido reiteradamente señalada y es evidente: los partidos no van a modificar un montaje que, pese a sus clamorosos defectos, les beneficia. Surge de inmediato el interrogante de cuál ha de ser la fuente de energía de esa gran operación regeneradora que los españoles consideran indispensable si aquellos que tienen en sus manos las palancas del poder y el Boletín Oficial no están dispuestos a llevarla a cabo.

Multiplicar y elevar la intensidad de las voces de alarma resulta conveniente, pero la técnica de los oídos sordos ha demostrado probada eficacia; crear nuevos partidos sólo aumentará la confusión y activar movimientos de protesta demagógicos y violentos incrementa nuestro desprestigio y no conduce a nada. Tan sólo una reacción articulada, firme y masiva de la sociedad civil, visible, creíble e identificable, será capaz de romper la inercia que nos atenaza. Las diversas iniciativas surgidas en este sentido deben coordinarse y avanzar. A por ello.

Estimado Alejo
Nota de Editor 13 Agosto 2012

Desde que centroman (Aznar) te laminó como pago al trapicheo nacionalista hace ya un montón de años, has tenido oportunidad de aplicar el criterio de luchar desde dentro sin atreverte a formar un partido (CCC parecía un germen), acomodado en el retiro dorado que te proporcionaron.

Otros tambien intentaron reformar desde dentro, pero su ensayo resultó fallido porque el partido puso en marcha su maquinaria para laminarlos. Algunos piensan que dada la poca afiliación y asistencia en los procesos de los partidos,  se podría, según dicen que un pequeño grupo bien organizado podría conquistarlo, pero hay que tener en cuenta que se parte de un grupo que tiene objetivos éticos y regeneradores, y enfrente tiene "profesionales de la política" bien armados y capaces de cualquier cosa para seguir disfrutando de sus privilegios.

¿Rescate “suave”? De suave, nada
Daniel Lacalle http://www.cotizalia.com 13 Agosto 2012

,«Nunca entendí por qué se considera egoísta guardar el dinero que te has ganado, pero no se considera egoísta tomar el dinero de otros.» — Thomas Sowell

“Nuestra deuda es la que es” J.A. Griñán
¡Estamos de vuelta! He leído durante estas dos semanas muchos comentarios criticando a Rajoy por no pedir un rescate formalmente. No seré yo el que critique esa decisión. Porque los que piden rescate esperan equivocadamente donaciones, y de esas no hay. Y porque el efecto placebo de la patada hacia delante durante unos meses solo multiplica el impacto negativo posterior.

Yo lo comentaba ayer. ¿No querían BCE? Pues toma BCE. "Draghi exige bajar salarios, prestaciones sociales y recortar márgenes”, en un país donde los salarios son bajísimos y 23 de las 35 mayores empresas generan retornos por debajo de su coste de capital. !Enhorabuena! Lo han conseguido. Eso es lo que implica un rescate. Fíjense ustedes que en la lista de recomendaciones no se menciona ni una vez el monstruoso gasto público. Y esto es muy importante entenderlo. Ni el FMI, ni el BCE, ni la Troika van a entrar a desmantelar un estado hipertrofiado a menos que lo haga el gobierno democráticamente elegido, al que se le ha dado mayoría absoluta para tomar las decisiones difíciles y cumplir con lo que defendían.

La prima de riesgo puede llegar a 700 puntos básicos con o sin el BCE
Y si no atacamos los problemas reales ya, vamos derechos al ‘default’ (impago), con las consecuencias que ello tiene de cerrar aún más nuestro acceso a financiación, que hemos cerrado solitos hundiendo nuestra credibilidad crediticia, no por Merkel.

Ya comentaba yo hace casi dos años que llegaría el día en que celebraríamos que la prima de riesgo estuviese en 500 puntos. Triste. Y una ronda de compras masivas de bonos cuando no atacamos el gasto político y las subvenciones, sin atraer capital y sin cercenar el clientelismo y las administraciones duplicadas, nos llevará, tristemente, a generar menos riqueza real, menos actividad económica y, por tanto, menos ingresos fiscales, con lo cual no sería raro que pusiera la prima de riesgo a niveles de 700 puntos en 2013, si el diferencial entre gastos e ingresos supera los 120.000 millones.

Sin embargo, seguimos pidiendo que intervenga el BCE y que nos rescate Europa, cuando ya explicamos hace unas semanas en mi articulo “el mercado espera un rescate inminente, entregarnos al desastre” que no funciona por los ejemplos vistos en el pasado. Pero, sobre todo, merece la pena repetir:

- Las compras del BCE o del EFSF no van a bajar la prima de riesgo a nivel de normalidad crediticia (50 puntos básicos), y pedir favores para bajarla artificialmente “un poco” es una inutilidad y echa aún más al capital privado. No llega a 50 puntos ni de lejos mientras en España se rompa constantemente el principio de responsabilidad crediticia y se rescaten cajas y comunidades autónomas que -tras recibir la pasta, eso sí- luego se “rebelan”.

- No incentivan la demanda final de bonos (mercado secundario), sino lo contrario, y el coste de la deuda aumentará si se sigue endeudando al sistema y con un déficit estructural. El BCE –que está ya endeudado hasta las trancas- o el EFSF -cuatro duros financiados con deuda- no pueden comprar toda la deuda en curso, ni importaría porque seguiríamos gastando y hundiendo nuestra credibilidad crediticia. Estas medidas bajan artificialmente y temporalmente la prima de riesgo que luego se dispara de nuevo, como si tira usted una piedra al agua, ya lo hemos visto muchas veces.

- No “compran tiempo”. “Endeudan” más y generan incentivos perversos –seguir gastando mal-. Pero no generan confianza, si no todo lo contrario. Todos los rescates europeos han terminado en bono basura. De hecho, los rescates vistos hasta ahora no han generado ni demanda de bonos, ni mejora en el crédito o la economía real.

- No existen los rescates “suaves”, son una patraña. Ante la avalancha de comentarios en prensa que tilden -al tiempo- de éxito nacional recibir un rescate “suave”, la realidad es que no hay dinero para rescatar España y que las clausulas de condicionalidad serán muy onerosas. El mal llamado rescate “suave” sería en realidad una sucesión de pequeños “salvavidas” a la griega, para ver “cómo va la cosa”… acompañados de constantes “exigencias” sobre la economía, sobre todo impuestos, deprimiendo el PIB. ¿Elucubrando, yo? Miren todos los rescates (FMI y otros) desde 1978 y su impacto.

- Reducir artificialmente la prima de riesgo no soluciona ni nuestro problema de competitividad, ni el monstruoso déficit primario, ni el problema de las subvenciones y el gasto político. De hecho, la prima de riesgo si sirve de algo es precisamente para evitar que se desempolven las chequeras, para que el político de turno subvencione a sindicatos, partidos, nuevos AVEs inútiles, huertos solares y aeropuertos fantasmas, o algo parecido. Como me decía un amigo “cada vez que veo bajar la prima de riesgo me imagino a un funcionario firmando un cheque”.

- España no es Grecia, son varias Grecias. Lo decía Antonio España en El Confidencial. Si entramos en rescate iremos por el mismo camino, pero con el enorme problema de que no hay dinero ni en la UE -todos los países muy endeudados-, ni el BCE -también- para apagar fuegos. No somos tan importantes para ser demasiado grandes para caer “too big to fail”, pero sí somos demasiado para ser rescatados “too big to rescue”.

Y por si acaso queríamos BCE, dos tazas. Además de eso, aumenta la inflación si se lleva a cabo la monetización de la deuda comprada. Porque “imprimir” aumenta el coste de materias primas y alimentos, véase el caso EEUU o UK. Y EEUU “exporta” inflación. Nosotros la importamos.

Parece mentira que sigamos pidiendo hacer lo mismo que EEUU -estancado a pesar del gasto público monstruoso y el empuje de la industria petrolera y tecnológica- o Reino Unido -en plena recesión a pesar de los estímulos masivos- cuando dichos estímulos no han generado ningún beneficio a la economía real. Seis billones (trillones americanos) de dólares gastados globalmente en “estímulos” para generar un aumento del PIB real de… 0% (fuente Boenning & Scattergood) y un descenso del crédito a la economía real.

De hecho, se ha demostrado que el aumento del gasto y endeudamiento público no genera efecto multiplicador y que canibaliza al sector privado. Según cifras del FMI, en EEUU, un aumento del 7,3% del gasto publico entre 2007 y 2009 para generar una caída del 8% del PIB real (no nominal), en Reino Unido un aumento del 6,9% en el mismo periodo para generar una caída del PIB real del 11%. Y toda esta deuda devaluando la moneda como salvajes empobreciendo al ahorrador. De los 34 países de la OCDE, aquellos que más estimularon la economía fueron los que generaron el menor crecimiento de PIB real.

Todo este chute de adrenalina para “abaratar” durante unos meses -ni tres meses duró la ultima vez- la deuda al Estado y que siga gastando, para que las Comunidades Autónomas tengan todas -todas- una deuda del 16% y para intentar que suba la bolsa antes de la ristra de ampliaciones de capital. Para “engañar y extender”.

Y luego no se hace nada y los comentaristas vuelven a decir que “necesitamos tiempo”.

Por supuesto, que hay recomendaciones de Draghi que son muy certeras, como abrir competencia, reducir burocracia, e invertir en I+D, pero todas esas son políticas de largo plazo que no se llevarán a cabo cuando hay diecisiete gobiernos peleándose por la tarta del clientelismo.

Las recomendaciones del BCE, como las del FMI, son recomendaciones de prestamista. Y como comentamos en esta columna una y otra vez, el BCE presta, no regala. Y como todo prestamista, exige. Bueno, “recomienda”. Recomendación de Darth Vader. Sí o sí.

La solución era, y es, el sector privado. Demostrar que somos una buena inversión
No hay nada más entretenido que un mercado manipulado. Y en uno estamos. Pero mientras nos damos palmaditas en la espalda por el efecto placebo temporal, seguimos echando al capital inversor, que es el que necesitamos. Han salido 163.000 millones de euros de España en cinco meses (fuente BdE).

- Bajar impuestos ya, cercenar la burocracia ridícula y atraer capital que crea empresas, genera empleo e ingresos fiscales -no que los consume, como el sector público-. En España, país con activos interesantes y ciudades modernas, podrían entrar rápidamente miles de millones de inversión en fondos financieros y capital riesgo si no se centrasen todos los esfuerzos en limitar al inversor, asustarlo y echarlo de nuestro corralito de amiguetes.

- Demostrar que la inversión en deuda del Estado es atractiva de verdad. ¿Cómo? Sobrepasando -no cumpliendo- nuestros objetivos. Cercenando el gasto político inútil como le ha pedido la mayoría absoluta de votantes, aniquilando el déficit primario. No volver a caer jamás en la tentación de “cumplir objetivos escondiendo facturas y no pagando”, que se nos ve venir.

- Condicionalidad total. No rescatar cajas, ni comunidades. Y si lo hacen, que cumplan con la misma condicionalidad que exigiría el BCE. Ya. No en 2015.

- Dejar de lamentarse por supuestos ingresos ficticios que podrían haber venido y en cifras de fraude fiscal inventadas -ya les gustaría a los paraísos fiscales que fueran remotamente ciertas- y basadas en estimaciones de PIB de burbuja inmobiliaria. Centrarse en lo que controla: el gasto. Los ingresos vienen, como siempre, cuando la actividad económica crece.

Leía esta semana un artículo delirante acusando a Bill Gross de PIMCO y otros grandes inversores de ser la mano malvada por no querer invertir en España, cuando el problema es que hemos conseguido a base de manipular, mentir e intervenir que no nos dejen invertir en España por el riesgo. Y desde luego, si hay una mala -malísima- política es insultar al que te puede financiar y pensar que sin capital privado, y pidiendo rescates imposibles, vamos a salir de esta, cuando el Estado, nuestra banca y nuestras empresas tienen que refinanciarse, ampliar capital, y hacer desinversiones de cientos de miles de millones.

El feudalismo en la España del siglo XXI
Manuel Pardo Mosquera La Voz 13 Agosto 2012

El feudalismo, sistema político predominante en la Europa de la Edad Media, se basaba en la descentralización del poder mediante su difusión, desde la cúspide hacia la base, por nobles de muy distintas denominaciones: marqueses, duques, condes, barones, etcétera, que gobernaban sus respectivos territorios. Cuando veían disminuidas sus rentas o no podían hacer frente al pago de sus deudas, aumentaban, sin rubor alguno, los impuestos a sus vasallos, sin importarles que estos padeciesen hambre y miseria, todo ello con el justificado fin de no ver menguados los lujos y el boato que les envolvía a ellos y al resto de su corte. Si comparamos fríamente dicha situación con la España que vivimos, observamos que la única diferencia estriba en el hecho de que su poder no deriva de una línea hereditaria sanguínea, sino en el voto de los súbditos. Probablemente debido a nuestra escasa experiencia democrática, tras siglos y siglos de monarquías absolutas y regímenes dictatoriales, los ciudadanos nos entregamos al deseo del triunfo, como si de un partido de fútbol se tratase, y hemos consagrado el sistema de alternancia en el poder de esos dos grandes trust políticos, cuya única pretensión ha sido siempre perpetuarse en el poder al precio que fuese, comprando el voto de sus súbditos sin que nunca les preocupase realmente su prosperidad. En las últimas décadas, han concienciado al pueblo de que lo importante es el enriquecimiento rápido, basado en el pelotazo y la corrupción, y han establecido el modelo que debemos seguir, llegándonos a convencer de que habíamos alcanzado el Estado del bienestar, aunque este fuese fomentado en la burbuja inmobiliaria. Y en ese convencimiento, hemos visto cómo las prebendas y los privilegios han ido aumentando progresivamente, mediante la multiplicación de señoríos en los que colocar a los suyos, incluso usurpando las cajas de ahorros del pueblo.

Pero el pretendido Estado del bienestar no era más que un sueño, y ahora nos encontramos con la dura realidad de que no tenemos estructura productiva, ni tampoco know how; hemos gastado más de lo que podíamos pagar y la única posibilidad de supervivencia es la ayuda de nuestros aliados europeos. ¿Qué pensarán estos del despilfarro de los miles de millones de fondos comunitarios recibidos para mejorar nuestra estructura económica, destinándolos a obras faraónicas improductivas, o repartiendo subvenciones como lisonjas a los súbditos leales? ¿Qué pensarán de los seis millones de parados sin la formación adecuada cuando hemos dilapidado el Fondo Social Europeo poniéndolo en manos de sindicatos y organizaciones empresariales, que lo han utilizado para su único lucro? Es probable que pese a ello y por propio interés, el resto de Europa nos ayude a corto plazo, pero la historia nos enseña que el precio que nuestros aliados impondrán será alto, y no les dolerán las penurias que tengamos que afrontar para su pago. Sin embargo, me temo que esa hipotética ayuda no cambie la actitud de nuestros reacios prestamistas, pues observan que nuestros señores feudales no renuncian a sus prebendas, y solamente son capaces de tratar de demostrarles su capacidad de pago mediante el aumento de los impuestos y la reducción de los servicios prestados a sus ya asfixiados súbditos. Por ello no resulta extraño que, cada vez que se han tomado medidas de esa índole, inmediatamente los prestamistas incrementen los intereses exigidos.

En la Edad Media, los señores solucionaban el problema mandando a sus súbditos a la guerra, reduciendo así el número de bocas a alimentar y la población ociosa, y eliminando deudas mediante el uso de armas. Afortunadamente estamos en el siglo XXI y nuestros señores feudales no tienen suficiente poder para utilizar esa drástica fórmula de eliminación del paro que nos desangra, con lo que esperemos que, o bien ellos recapaciten en su actitud, o bien nosotros les obliguemos a ello. Si los prestamistas observasen cómo se reduce el gasto generado por los señores feudales y sus privilegios y cómo se sientan las bases para que, aunque sea a largo plazo, el pueblo sea capaz de producir y generar riqueza, probablemente su actitud sería muy diferente a la actual.

Contrapuntos
Enrique LÓPEZ La Razón 13 Agosto 2012

Este verano, lejos de ser una época de estío y ociosidad voluntarias, está resultando de lo más entretenido. España es un país de contrapuntos, en algunos aspectos armoniosos, pero en otros muy estridentes. Un día nos dan a conocer que un español, Amancio Ortega, representa la tercera fortuna del mundo, fortuna labrada no en mayorazgos heredados o en fortunas amasadas en momentos de máxima especulación, sino conseguida poco a poco, con tenacidad, entrega, esfuerzo y sobre todo ingenio, y por lo que luego diré, sin subvenciones. Será con el tiempo un español universal, nacido en Busdongo de Arbás( León), y criado en Galicia. Pero a los pocos días, presenciamos no sin cierta sorpresa y asombro, cómo un político, cargo electo de un parlamento autonómico, aparece relacionado con el asalto a un centro comercial (supermercado) perteneciente a un grupo empresarial netamente español, de notable éxito en su gestión, y que está generando una notable riqueza, y sobre todo puestos de trabajo. Es obvio, que no estamos en el bosque de Sherwood, ni los asaltantes son los hombres de Robin Hood, y que tampoco luchan contra el príncipe Juan para restablecer la justicia y acabar con la tiranía. Este cuento hoy ya sólo sirve para relajarnos en el cine o en la televisión. Sobre esta última acción ya se ha escrito bastante, sobre sus consecuencias penales ya hablarán los tribunales, porque por fortuna, aquí los jueces no son esbirros del príncipe Juan. Ahora bien, no deja de llamar la atención, causar sonrojo y hasta un punto de indignación, observar cómo responsables políticos dan tan mal ejemplo a la ciudadanía. Pero más allá de estos hechos, el primero para parangonar, y el segundo esperemos que no sea más que una triste y desgraciada anécdota, se puede hacer una reflexión más general. Reagan definía el socialismo afirmando que se basa en tres principios sencillos: «Si se mueve, ponle un impuesto. Si se sigue moviendo, regúlalo. Y si deja de moverse, dale un subsidio para que se vuelva a mover, y así le puedes poner otro impuesto». Creo que se refería al socialismo soviético de su época, y a aquellos que lo defendían o predicaban las bonazas del sistema soviético, ya a punto de expirar por aquellos momentos. Pero más allá de las palabras de Ronald Reagan, es cierto que entre la economía norteamericana y la europea en general, hay notables diferencias, las cuales han sido ya muy analizadas. Pero hay una capital, la intervención del Estado en el mundo de la economía, la confusión de la solidaridad con el subsidio permanente, y la también confusión de la actividad económica con la subvención pública. En Europa y en concreto en España, la intervención del Estado en la economía a través del subsidio y la subvención ha sido exasperante, generando hábitos en la sociedad totalmente alejados de la actividad empresarial emprendedora, de la entrega del ciudadano a sus responsabilidades laborales, en definitiva generando una sociedad cada vez con menos iniciativa. El exceso y posterior crisis del Estado del Bienestar han generado una resignación y desmotivación colectiva, coincidiendo ello con la ineficacia, la elefantiasis burocrática, el síndrome de la subvención, la prodigalidad gubernamental en todos los ámbitos de la administración, la excesiva deuda pública, y ello unido a groseras intromisiones en la libertad del ciudadano. Resulta un milagro el caso empresarial antes citado, el cual ha crecido totalmente al margen de la subvención, y fuera de cualquier mercado regulado, insisto un milagro. Marco Tulio Cicerón en el año 55 a.C. y en una Roma aquejada de algunos de estos problemas actuales, dijo: «El presupuesto debe equilibrarse, el Tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida, la arrogancia de los funcionarios públicos debe ser moderada y controlada, y la ayuda a otros países debe eliminarse para que Roma no vaya a la bancarrota. La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado». Salvando distancias, y sobre todo lo de la arrogancia de los funcionarios, algunas de estas recetas hoy se están poniendo en práctica. Pero es que además la intensa intervención del Estado en la economía, y en especial la subvención, genera corrupción, una corrupción que a veces parece inescindible de ciertas decisiones de carácter político, sobre todo en la contratación pública y en la propia concesión de las subvenciones. De esto, en España, tenemos bastante, y si bien se está atajando, investigando y enjuiciando la que se logra destapar, tenemos que tomárnoslo muy en serio. La corrupción pública es un lastre democrático y económico para un país, no distingue, la encontramos en una adjudicación publica, en una concesión de una licencia, y a veces bajo una pretendida defensa de derechos fundamentales. Todo ello exige cambios, y muchos ya se han acometido, pero el más importante es un cambio general de actitud, mayor entrega y compromiso con nuestras responsabilidades.


En defensa de la Constitución (I)
José Luis Meilán Gil La Voz


Según la encuesta del CIS, un 40 % de los consultados son partidarios de quitar competencias a las comunidades autónomas o de suprimirlas. Voces autorizadas sostienen que «el Estado autonómico no es sostenible», que ha llegado el momento de «devolverles la racionalidad». Lo que me preocupa, como constituyente que intervino muy directamente en la redacción del vapuleado título VIII de la Constitución, no es la crítica a los excesos de las comunidades autónomas, sino que pueda entenderse como una repulsa a lo que figura en la Constitución. El mal que se lamenta no está en la Constitución. En gran medida viene de su vulneración, que el Consejo de Estado viene a reconocer.

Convendría recordar el proceso seguido hasta la insatisfactoria situación económica actual. Con las comunidades autónomas se pretendió resolver un problema político no inventado por los constituyentes, cerrar un paréntesis después de cuarenta años. Existía un amplísimo consenso en cambiar un Estado centralizado. Bajo el término de autonomía se cobijaron, a la vez, sentimientos de autoconciencia colectiva y aspiraciones descentralizadoras para acercamiento del poder a los ciudadanos en la procura de mayor eficiencia.

No fue fácil, si se tienen en cuenta los polos más distantes entre los grupos parlamentarios: pacto con la Corona de la Minoría Vasca, entonces contraria a la autodeterminación y el Estado regional italiano o incluso Mancomunidad de Diputaciones sostenido por Alianza Popular. Las orientaciones fundamentales que planearon en la redacción fueron la de generalizar las autonomías y la del reconocimiento de singularidades, sin discriminación, en un marco general. La primera, «el café para todos», predeterminada por las llamadas preautonomías, apareció en un primer borrador filtrado a la prensa. Fue abandonado en la redacción definitiva de la Constitución.

La voluntad del constituyente quedó explícita. La autonomía se configura como un derecho, no se impone. Se reconocen las singularidades de Cataluña, País Vasco y Galicia, que tendrían Asamblea Legislativa y Tribunal Superior de Justicia y sus Estatutos se someterían a referendo. El camino, abierto a otras posibles, era tan arduo que Andalucía alcanzó el objetivo dudosamente. Para evitarlo, se prescindió de él en los casos de Valencia y Canarias. La generalización se santificó con la LOAPA, bendecida doctrinalmente por la comisión de expertos nombrada por Calvo Sotelo, que no se ha recatado de decir en sus Memorias que estaba pensada para una autonomía a dos velocidades, Cataluña-País Vasco y las demás, en contra de la disposición transitoria segunda de la Constitución.

No se esperó a que pasasen los cinco años previstos en ella para aumentar las competencias. El proceso se consumó en el año 1992, al extenderse las competencias por acuerdo entre los socialistas y los populares, aprovechando en todo caso espuriamente el artículo 150 de la CE sobre transferencias, que no pasó inadvertido al Consejo de Estado.

Defender lo indefendible
Nota del Editor


Manuel Molares do Val PD
El Curiosity autonómico

Uno de los ejercicios periodísticos mas eficaces consiste en ponerse en la mente del marciano llamado Alex, al que busca ahora la sonda Curiosity en su planeta, y hacer que curiosee las extrañas costumbres terráqueas, como la de dejarse explotar por los políticos.

Alex le preguntaría a los españoles, por ejemplo, por qué mantienen un desastre que los empobrece: los ilógicos 17 parlamentos autonómicos.

España es una nación pequeña. Con 505.370 kilómetros cuadrados, es menor que Texas, en EE.UU., que tiene 696.241.

Ocupa el puesto 52 en superficie de los 251 países del mundo, por detrás de Tailandia y e inmediatamente delante de Turkmenistán, y tiene 47 millones de habitantes, 28 veces menos que la China continental.

Cada uno de sus 17 territorios autónomos, creados antes de la adhesión a la UE, tiene un parlamento, con un total de 1.256 políticos que producen leyes para sus miniterritorios.

El marciano Alex sabe que la UE elabora desde Bruselas leyes para los ciudadanos de sus 27 Estados, más prolijas para los 17 de la unión monetaria.

Los Estados están maniatados y poco pueden hacer fuera de ir homologando las legislaciones mercantil, penal, civil, laboral o de régimen local de los socios.

Esta Europa supranacional no necesita a los 1.268 parlamentarios autonómicos, que sólo impiden su desarrollo económico, incluso social.

Porque, dice Alex, hacen como el diablo de su planeta, que como se aburre mata moscas con el rabo.

Sí: cobran por menear el rabo redactando leyes locales contradictorias con las de Bruselas y del Gobierno central, que hacen inútiles los ascensores, autobuses, u horarios comerciales de una Comunidad a otra.

Sobran casi todos los diputados, sus rabonas y sus Parlamentos, que hacen de España un país no competitivo e indeseable para los inversores.

Lo dice Bruselas desde hace algunos años, pero ni Rajoy ni el exgobernante PSOE se atreven a aplicar el sentido común.

Soraya Rodríguez avisa al PP de que no permitirá cambios en el modelo autonómico
Europa Press www.lavozlibre.com 13 Agosto 2012

Madrid.- La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha afirmado que el sistema de organización territorial en España no es inviable, sino que ha resultado un "modelo bueno" para los ciudadanos, por lo que, aunque ha admitido que tiene "fallos" y "necesita reformas", ha advertido al Gobierno de Mariano Rajoy de que los socialistas "no le van a permitir" cambiarlo "al socaire" de las medidas que está tomando para combatir la crisis.

Rodríguez ha dicho estar "en absoluto desacuerdo" con las afirmaciones del presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, y de algunos dirigentes del PP que consideran que el actual Estado autonómico es inviable, tras lo cual ha recordado que el modelo territorial fue acordado por todas las fuerzas políticas en la transición y que se ha demostrado que es "equilibrado".

"Ha sido un modelo bueno para los españoles, nos ha facilitado una buena convivencia política, hemos avanzado económicamente y hemos ido generando un Estado social que ha prestado a los ciudadanos, hasta ahora, la satisfacción de derechos muy importantes", ha señalado.

Aunque la portavoz de los socialistas en la Cámara Baja ha reconocido que el Estado de las autonomías tiene "fallos", requiere "reformas" y podría ser "más eficaz", ha insistido en que para ello no es necesario "cuestionarse y destruir el modelo".

En este sentido, ha acusado a "una parte" del PP de querer "reducir competencias" a las comunidades autónomas y ha culpado al Gobierno de conseguir en siete meses colocar a estas administraciones dentro de las "preocupaciones" de las instituciones europeas.

A pesar de todo, Rodríguez se ha mostrado convencida de que será "muy difícil" que tanto el Ejecutivo como el PP quieran, "al socaire de las medidas contra la crisis", modificar el modelo constitucional "sólo con su mayoría absoluta". "No se lo vamos a permitir o vamos a intentar no permitírselo", ha subrayado.

En cualquier caso, la portavoz ha augurado que en los próximos meses el Gobierno irá "dando respuestas" a estos posibles cambios, en los que ha enmarcado la próxima reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, cuyo anteproyecto ha sido rechazado por el PSOE e incluso por alcaldes 'populares', según asegura.

REQUISITOS MÍNIMOS DE EFICIENCIA
Una de las novedades en la propuesta que ha presentado el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas es el impulso que reciben las diputaciones provinciales. Todos los ayuntamientos deberán cumplir unos mínimos de eficiencia para poder prestar los servicios públicos y aquellos que no cumplan y que tengan menos de 20.000 habitantes traspasarán sus competencias a la diputación correspondiente. Los de tamaño mayor podrán hacerlo voluntariamente.

Tras tachar esta propuesta de "aberración y barbaridad", la portavoz del PSOE en el Congreso ha recordado que 7.750 ayuntamientos de los 8.116 que hay en España tienen menos de 20.000 vecinos, por lo que cree que las diputaciones "no tendrán capacidad" para hacerse cargo de los servicios públicos de tantos municipios.

En este sentido, ha avisado de que detrás de la reforma de la administración local, así como de "todas las medidas" que ha puesto en marcha el Gobierno, hay un "interés empresarial en la privatización de los servicios". En concreto, "muchos grupos empresariales" que hasta el estallido de la burbuja inmobiliaria se dedicaban a este sector y ahora se les está "buscando un refresco, una sustitución".

"En todas las reformas del PP hay alguien detrás con un interés empresarial en la gestión privada de los servicios, y en esta reforma territorial también porque las diputaciones no tienen capacidad de gestionar las competencias de más de 7.000 ayuntamientos", ha apuntado.

EL PROPIO PP HA FRENADO LA REFORMA
Además, Rodríguez ha censurado la intención del Gobierno de reducir en un 30 por ciento el número de concejales cuando "más del 80 por ciento" de estos ediles "no cobra nada". "Es una aberración la propuesta del Gobierno. Es tal aberración que el propio PP se la ha frenado", ha señalado en referencia a las quejas de sus alcaldes.

Debido a que, para el PSOE, esta reforma "no hay por dónde cogerla", ha recordado que su partido ha presentado al Ejecutivo y a todos los grupos parlamentarios un texto alternativo sobre el que negociar, un proceso que ha dicho que espera que comience en septiembre en el ámbito de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Por otro lado, la portavoz ha censurado las exigencias que impone el Gobierno a las comunidades autónomas, a las que ha fijado, a su juicio, unos objetivos de déficit y deuda "inalcanzables e inasumibles" y que no van a poder cumplir. "Son objetivos imposibles a no ser que acometan recortes durísimos en sanidad, educación y servicios sociales", ha advertido.

A este respecto, ha hecho hincapié en que, a pesar de lo técnico del debate, "al final se trata de un problema para los ciudadanos" porque se trata de "camas de hospitales, listas de espera o copago". "No es un problema entre administraciones, entre quién gobierna una comunidad y el Gobierno, no es un enfrentamiento político, sino un problema muy serio de los ciudadanos, vivan en Extremadura o en Andalucía", ha afirmado.

PIDE LEALTAD CON LOS ESPAÑOLES
Por todo ello, Rodríguez ha exigido a los presidentes de las comunidades gobernadas por el PP que "reflexionen", ya que le parece "mezquino" que prometan "lealtad con el proyecto político de Rajoy" y no "con los que les han votado". "O los líderes del PP se preocupan más el interés de los españoles que por los de su partido, o van a acabar con España y con su partido", ha añadido.

A la pregunta de si, con la actual situación de crisis, es razonable que Cataluña pida un sistema fiscal propio, Rodríguez ha censurado que CiU esté utilizando el problema de financiación que tienen las comunidades autónomas "para cualquier otro objetivo", al igual que, ha dicho, hace el PP por, "al socaire de la crisis, querer hacer reformas que son puramente ideológicas y no económicas".

Así pues, considera que la "propuesta adecuada" es la que el PSC puso sobre la mesa en el debate del pacto fiscal en Cataluña porque planteaba "colaborar para salir de la crisis y pedir un respeto muy claro de cooperación, que no de imposición del Gobierno de la nación, en la búsqueda de una financiación adecuada".

Rodríguez ha subrayado que todas las comunidades autónomas tienen "dificultades" para encontrar financiación "porque las tiene España, entre otras cosas por los muchos errores que ha cometido el Gobierno en estos siete meses".

El indeseable pacto entre mafiosos e inútiles
Nota del Editor 13 Agosto 2012

Cualquier español medianamente informado, cosa difícil dada la prensa y TV que nos rodea, tendrá claro que el PSOE tiene que desaparecer, previa confesión de todas sus inconfesables traiciones a España.

Que el PSOE pretenda defender el tinglado autonómico es natural, pues entre los que están en el poder y en la oposición, tienen media plantilla financiada y financiando su organización.

Que si no desmantelamos el tinglado autonómico no hay una pequeña salida para España, está más claro que el agua, y si no lo hacemos esto se rompe, no hay modo de mantener tanta estupidez y tanto chupóptero.

Pretender que el PP y el PSOE pacten algo, es como pedir que haya un cambio para que nada cambie. La solución tiene que pasar por la demolición de los partidos que se basan en profesionales de la política, y la primera medida debería ser la derogación de todas las leyes sobre lenguas regionales, la segunda la derogación de todas las leyes autonómicas con la consiguiente apertura del mercado de trabajo y libertad de empresa basada en una legislación mínima común para toda España.

Cuando Mas dice lo cierto (II)
Enrique Calvet Chambon www.lavozlibre.com 13 Agosto 2012

Economista y miembro del Comité Económico y Social Europeo

Si vimos que el Presidente de la Generalidad catalana tenía razón al considerar un disparate económico el actual diseño de 'Las Autonomías' en su discurso reivindicativo del insolidario pacto fiscal, no pasemos por alto otra de sus ideas lúcidas, de aún mayor importancia. El Presidente hispano-catalán vino a decir que, cómo organización regional, la Generalidad sufría un trato discriminatorio desfavorable con la región vasca y la navarra. Un trato discriminatorio sin ninguna justificación ética y que, de facto, supone que los habitantes de las Vascongadas ven como una mayor parte de sus impuestos revierten exclusivamente en ellos mismos y menos en políticas nacionales solidarias o de otro tipo. El Presidente Mas tiene más razón que un santo y su denuncia es absolutamente justa. Sin ambages. Ahora bien, la misma queja podrían, y deberían, mantener el Presidente de Murcia, de Ceuta o de Andalucía, por ejemplo. Es un hecho irrefutable desde el punto de vista contable que el sistema de cupo ha devenido en la creación de españoles favorecidos económicamente, e insolidarios, conscientes o inconscientes, con el resto de sus compatriotas. Números cantan.

El pensamiento mayoritario, en esencia, viene a decir que los votantes del 78 admitieron que por 'derechos históricos', se utilizara para encauzar los impuestos de los habitantes de la zona vasco navarra española (eso no se da en la vasco navarra francesa) un sistema de cálculo distinto basado en un cupo calculado objetivamente. Distinto, ¡pero neutral!, a la postre, de suerte que no hubiera discriminación entre españoles (recordemos que los impuestos, en España y por Constitución, los pagan las personas y no los territorios, la discriminación está el disfrute posterior de las políticas basadas en esos impuestos). Otro día podríamos reflexionar sobre la gravedad que supone hacer una distinción entre españoles por razones reaccionarias, retrógradas y medievalistas impropias de una sociedad de iguales de finales del siglo XX. Una célula cancerosa que ha hecho metástasis. Pero hoy vayamos a lo práctico.

Entonces, dice el pensamiento mayoritario, el fallo es mecánico y técnico, lo que yerra es la manera de calcular el cupo, no el sistema. ¡Menudo camelo!

Nadie con un mínimo de conocimiento puede pensar que dicho cupo se pueda calcular de manera neutra y justa, no sólo por la exposición terrible de ese sistema a las presiones políticas, caciquiles y corrompedoras, y, reconozcámoslo, en España, a la pura y simple pusilanimidad de sus políticos nacionales, sino porque es técnicamente imposible. ¿Cómo se puede calcular un cupo plurianual sobre variables que cambian cada día o sobre parámetros de una complejidad inasible? Un ejemplo: ¿cómo calcular por cuatro años lo que la región vasca o navarra necesitan para atender a los parados residentes cuándo ese colectivo sufre variaciones trágicas pero enormes dentro y fuera? ¿Cómo calcular cantidades fundamentadas en la población cuándo hay migración masiva por terrorismo? etc. Inevitablemente el cálculo del cupo sólo podía hacerse sobre el cambalache político. Y en esa dinámica el bien común sólo podía salir perdiendo.

El primero que lo sabe es el Presidente Mas. Por eso lo denuncia justamente para reclamarlo para su oligarquía gobernante injustamente, ya que la preocupación por el bien general de los españoles (obligación que tiene por ser alto representante del Estado) no es su fuerte.

La solución del Presidente hispano-catalán merecerá la valoración ética que Uds. dispongan, pero debe servirnos para buscar y encontrar una solución justa, moderna y cívica a una anomalía de grandes efectos morales y sociales destructivos que van a peor.

Admitamos que mis coetáneos que votaron la Constitución Española del 78 creyeron de verdad que el sistema de cupo para dos regiones sería neutro desde el punto de vista contable contable y, por lo tanto, ético. Pero 34 años después la evidencia está ahí, y es insostenible en una sociedad sana con aspiraciones de futuro común solidario y próspero. Algo habrá que hacer. ¿Se les ocurre algo? ¿Se nos habrá quedado peligrosamente senil la Constitución?

Gala clava su aguijón a la "pandilla de gilipollas" que gobierna
El Semanal Digital 13 Agosto 2012

El escritor habla sin cortapisas en "El País" de la "colección de tontos" que toma las decisiones, de la pena que le da Rajoy y de la dignidad con la que está reaccionando la ciudadanía.

Una sola frase le ha valido a Antonio Gala para convertirse en uno de los temas estrella de Twitter, siempre ojo avizor. "Estamos gobernados por una pandilla de gilipollas", afirma el escritor en una entrevista sin pelos en la lengua en El País.

En ella, cuando el entrevistador le pregunta su opinión sobre quienes toman las decisiones, responde: "Da la impresión de que este país está gobernado por una colección de tontos que se han reunido para jugar a algo, a las cartas, o al dominó, y no saben las reglas". Y, a renglón seguido, le clava su aguijón al presidente: "Luego está el pobre Rajoy, que a mí siempre me dio risa, pero ahora me da pena porque no sabe qué hacer".

Gala se muestra indignado con lo que está pasando en España. "Creo que se están haciendo las cosas extraordinariamente mal. Solo se da dinero a los bancos, y es muy difícil convencer a la gente de que eso tiene que ser así", afirma. "Es que una cosa no se puede consentir: no-se-puede-pasar-hambre. ¡Lo primero que tiene que hacer un Gobierno no es evitar que quiebren los bancos, sino que no haya hambre!", exclama.

El laureado autor aplaude la reacción social a las duras medidas del Gobierno: "Yo no puedo decir ´amo a España´ porque me daría vergüenza, pero me parece maravillosa, me parece una mal mandada, una respondona, y tremendamente digna. Y ahora está reaccionando tan bien a todo esto… esas manifestaciones están hechas con tanto pudor…".

También tiene palabras para la Monarquía. Aunque afirma no ser monárquico, a su vez aclara que comprende "la labor que ha hecho el Rey" y además dice sentir "una simpatía personal grande por él".

En la entrevista deja una primicia: va a empezar a trabajar en su autobiografía, que se titulará No os mováis, conozco la salida. "Primero porque estoy ya muy cerca de salir -aunque cree haber superado el cáncer de colon que padecía-. Y, segundo, porque de ninguna manera me gustaría salir sin que la cosa hubiera cambiado, y que yo supiera que había cambiado", explica.

"Muchas vacaciones y producen poco"
Paul Ryan tacha a los europeos de vagos, mediocres y burócratas
 www.gaceta.es 13 Agosto 2012

“El paternalista Estado del Bienestar los lleva a la mediocridad”, dice el flamante ‘número dos’ de Romney. “Tienen más impuestos y paro”.

En la misma línea que el candidato republicano Mitt Romney, su flamante escudero, Paul Ryan, le saca los colores a Europa. En un libro que escribió en el año 2010, titulado Young Guns, acusaba a los europeos de ser “vagos”, “mediocres”, “caciquistas”, “escasos de ambiciones”... Su ensañamiento con el Viejo Continente se hizo notar en un artículo que escribió en Financial Times sobre la “esclerosis” que a su juicio sufría el “caduco” modelo europeo y a la que también podría “sucumbir” su país.

Aparte, en sus apariciones públicas, el joven aspirante republicano a ser vicepresidente de Estados Unidos suele mostrar fotografías de las manifestaciones griegas más violentas para ilustrar, por ejemplo ante el Congreso, cuáles serían las consecuencias si no se recorta el gasto público en su país. “Los individuos (en Europa) se hacen menos ambiciosos, se preocupan más por su seguridad que por su libertad y les importa más recibir sus subvenciones del Gobierno que progresar y sacarle el máximo jugo a la vida”, escribe Ryan. E infiere: “El resultado es que estos países tienen muchos impuestos y un desempleo persistente, acompañado de tasas bajas de productividad y crecimiento”.

Ryan advierte sobre el peligro de caer “en la mediocridad en la que se han convertido las antes grandes naciones de Europa por el paternalismo del Estado del Bienestar”.
“Tienen dos meses de vacaciones obligadas, pero tienen más impuestos y más paro”, apostilla Ryan.

Andalucía y Sánchez Gordillo
Diamantino y las buenas intenciones
Pedro de Tena Libertad Digital 13 Agosto 2012

Conocí al cura Diamantino García Acosta en el ardor de la clandestinidad, allá por el año 1973. Era un cristiano poco católico, empapado de la primitiva teología de la liberación de inspiración marxista y completamente seguro, sin mezcla de duda alguna, de que él y sus ideas representaban el único camino para la emancipación espiritual y terrenal de los pobres jornaleros andaluces.

Llegó a "encarnarse", así se decía entonces, en la vida cotidiana de los eventuales agrarios de los pueblos de la Sierra Sur sevillana, desde Marinaleda y El Rubio a Los Corrales y otros. Su apostolado material fue tan eficaz que dio origen al Sindicatos de Obreros de Campo, germen marxo-libertario-cristiano, de ese barco hoy varado a orillas de la nada caracterizado por la acción como espectáculo y la palabra como tea, desde su defensa de Batasuna y los atentados palestinos al robo en los supermercados andaluces.

Diamantino tenía buena intención, pero ya se sabe que de buenas intenciones está empedrado el camino que conduce al infierno, como seguramente expresó Hölderlin a su bienintencionada e infernal madre.

Mi amigo Diamantino se dio cuenta dos veces de que su camino tenía adoquines infernales. La primera fue la pesadilla del fraude del PER. Él, que tanto había luchado por proporcionar un medio de vida estable al jornalero de sus pueblos, comprobó como la corrupción política de los partidos, sobre todo el PSOE, llevó a usar los subsidios para lo mismo que usaban los duros los viejos señoritos en la plaza de los pueblos del caciquismo: como moneda de compra de votos. Y lo denunció.

Él fue una de las fuentes que arrojaron luz sobre aquel gran escándalo, pero él fue también quien se negó a ver en la Ley un correctivo de las inclinaciones egoístas y crueles de los individuos y los grupos, también de los jornaleros que no nacieron buenos por naturaleza. Alguna larga conversación tuvimos sobre ello en un frugal almuerzo de huevo cuajado en espárragos trigueros con pimentón y comino.

La segunda vez, ya devorado por un cáncer injusto en plena madurez, fue cuando le expuse mi convicción de que su movimiento no tenía como futuro otra cosa, y tal vez, que convertir a jornaleros agrícolas en una especie de reserva intocable al estilo de los indios americanos, subvencionados por todas partes, dominados por una minoría comunista e iluminada, pero sin salida digna de ninguna clase.

Él sabía de la catadura moral de algunos de estos líderes que lo usaron como compañero de viaje, y sabía que los jornaleros andaluces no tenían otro destino que el de desaparecer en el tráfago del mercado de trabajo y las libertades, y que sólo los impuestos de los demás podían sostener el costo de la reserva jornalera andaluza (entre otras reservas). Mucho más cristiano me replicó: "Bueno, pero alguien los tendrá que acompañar para consolarlos en esa tragedia". Y lo hizo hasta el final.

Cuando Juan Manuel Sánchez Gordillo, el "tardoncillo", que el "Tempranillo" José María vivió hace dos siglos, dirigió el otro día los atracos a Mercadona, me acordé de mi amigo Diamantino y sus buenas intenciones. Luego vi en la tele al pseudo bandolero, como un Savonarola de feria barata, y comprendí de pronto qué hondo es el drama andaluz, qué inmensa ha sido y es la responsabilidad del PSOE por su incapacidad técnica y moral de modernizar esta tierra española, qué bajuna es la asquerosa complicidad de IU y qué daño ha hecho a Andalucía y a España la desaparición de la esperanza, todo lo discutible que se quiera, que representaba Javier Arenas.

Eso sí, en nuestra "jambre" mandaremos nosotros o, seguramente, los que robaron los carros.

Estamos locos
José Luis Martín Miralles Estrella Digital 13 Agosto 2012

En la situación de incertidumbre en que vive nuestro país hay quienes parecen perder la razón y se dedican a añadir más leña a la hoguera en la que todos nos podemos abrasar.

Me refiero a una autonomía en quiebra como la catalana, que está presionando constantemente al gobierno de la nación para que ponga en marcha de forma inmediata el Fondo de Liquidez Autonómico y la rescate, a la vez que se está declarando insumisa y planteando la creación de su propia Hacienda y un nuevo modelo de financiación, ya sea por las buenas o por las malas.

¿Pero no es esa la autonomía de las televisiones y radios públicas, las embajadas, los trinques del partido en el gobierno autonómico, y en la que gobernó el tripartito y la dejó en la ruina? Creo que sí.

O también al iluminado Juan Manuel Sánchez Gordillo, Alcalde de Marinaleda y Diputado Andaluz, que asalta supermercados y ocupa fincas sin cortarse un pelo, y mira que barba, lo que se dice barba, tiene para dar y tomar.

Sus actos recuerdan más a los movimientos anarquistas previos a la Guerra Civil que a las formas actuales de plantear reivindicaciones en el siglo XXI. Sigue anclado al pasado, a la subvención y al sector primario que es lo suyo.

Y no perdamos de vista al Gobierno, que contribuye también con su granito de arena y sus dudas y vacilaciones en la prórroga o no de los 400 Euros del Plan Prepara y que afecta a más de 450.000 personas.

¿No podían los señores del gobierno haberse ido de vacaciones con una aclaración de esta incertidumbre que afecta a quienes peor lo están pasando? Creo sinceramente que sí que era posible y que era innecesario, inconveniente y dañino no despejar la duda.

Cada una de estas actuaciones tiene efectos dentro y fuera de nuestras fronteras, ya que o bien dan una imagen de país poco responsable o en descomposición o bien calientan a la opinión pública de forma totalmente gratuita.

Y por mucho que diga el ministro alemán de Relaciones Exteriores, lo cierto es que se está negociando un rescate en Bruselas y Berlín y no podemos permitirnos dañar nuestra imagen como país, que es lo que pueden conseguir los hechos descritos.

Por favor, un poco de sensatez por parte de todos y en caso de no ser posible evitar caer en la locura, ya saben que conviene visitar a un buen especialista y hacérselo ver.

Cinco años no son nada
Primo González www.republica.com 13 Agosto 2012

Puede resultar bastante llamativo que, cuando se cumplen cinco años del inicio de la crisis financiera, con la detección de los problemas con las hipotecas basura en Estados Unidos, no son muchos los análisis que se pueden leer estos días en los medios de comunicación, como si el mundo económico hubiera sufrido un shock traumático que hubiera paralizado las facultades interpretativas y analíticas de los expertos. La crisis no sólo no ha terminado sino que entra en su sexto año de actividad, con importantes secuelas en todo el mundo y con España como paciente sujeto a una ejemplarizante terapia de alcance desconocido, en su profundidad y en la duración.

El maremoto que se inició en Estados Unidos en el mes de agosto del año 2007 ha tenido unas repercusiones globales de tal magnitud que han colocado a la economía mundial ante su mayor desafío histórico, justo ahora que la entidad de los negocios y de la actividad han alcanzado unas dimensiones nunca vistas ya que constituye un hecho realmente novedoso para la Humanidad el que un asunto sucedido en algunos de los grandes focos económicos mundiales (tanto en América como en Europa o en Asia o en China) sea susceptible de generar efectos bastante inmediatos en los cuatro rincones del mundo.

Lo estamos viendo estos días, cuando nos interesan asuntos como la moderación de la inflación en China, la entrada de Japón en la comunidad de países que aplican el IVA como instrumento de política económica, la desaceleración de la actividad económica en Brasil, el frenazo de la actividad económica en Europa porque las exportaciones a China no mantienen el deseado dinamismo, sin olvidar el continuado impacto que tienen muchos días los indicadores económicos de Estados Unidos en la evolución de las Bolsas o de los mercados internacionales. También es palpable el protagonismo que la evolución de la economía mundial está teniendo en la campaña presidencial de Estados Unidos, hecho nuevamente insólito, que explica los desvelos con los que algunos de los principales dirigentes de este país interpelan a sus colegas europeos o chinos para que estimulen la actividad económica en sus respectivas áreas de influencia, porque de ello dependen las posibilidades electorales del actual inquilino de la Casa Blanca.

Todo esto empezó, y previsiblemente con carácter irreversible, en agosto del año 2007, aunque se hizo más visible aún cuando en septiembre del año siguiente, el de 2008, quebró Lehman Brothers y la desconfianza tomó carta de naturaleza a nivel mundial entre los agentes financieros, paralizando la actividad de los mercados financieros internacionales, en los que la desconfianza se ha convertido en el principal ingrediente de la actuación de unos y otros, trasladando además el problema al segmento de la deuda soberana, un territorio que se consideraba terreno casi sagrado al ser la referencia máxima de los activos si riesgo. Hoy no sólo están en duda los agentes financieros y económicos, también lo están los Estados. Es la mejor medida de la profundidad que ha alcanzado la crisis iniciada hace cinco años y que, como se podrá constatar, está todavía muy lejos de ser superada.

Si para algo sirven las cifras, y tomando como referencia un termómetro que no es más que un indicador entre otros muchos, pero en el que se mueve una buena parte del dinero que circula por el mundo, habrá que recordar que el Ibex 35 tiene en nuestros días un valor inferior en un 62,6% al que tenía a principios de noviembre del año 2007, fecha posterior a la crisis de las hipotecas subprime pero que presenció el máximo histórico de valor en las Bolsas mundiales y del Ibex 35. Desde el inicio de la crisis, en pleno mes de agosto del año 2007, hasta principios de noviembre del mismo año, los mercados bursátiles n o hicieron más que subir e incluso con fuerza, engañados por el efecto óptico que produjeron en un primer momento las intervenciones concertadas de los bancos centrales en apoyo de la liquidez. Pero el espejismo duró poco, como hoy podemos comprobar.

Un cortijo llamado España
Manuel Martín Ferrand www.republica.com 13 Agosto 2012

El actual presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, según acaba de informar el diario ABC, durante el año 2011 viajó por cuenta de la institución de la que es santo y seña a Bucarest, Bogotá, San Juan de Puerto Rico, Moscú, San Petesburgo, Karlsruhe (1) y París. Seis países y 46.000 kilómetros de recorrido. El gasto, según la misma fuente, se incluye en el epígrafe de gastos corrientes en bienes y servicios del TC que el año pasado alcanzó un monto de 5,8 millones de euros. Varios miembros del innecesario TC, en representación de su presidente, realizaron otros nueve viajes “oficiales”.

Quienes tengan en la memoria la forzada dimisión de Carlos Dívar como presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ ante la no justificación de sus viajes de cercanías, podrán, además de entender el Derecho como una ciencia kilométrica, establecer diferencias en el trato mediático que han recibido los dos próceres. Dívar, hombre próximo a la derecha, fue vapuleado con saña y sin excepciones notables por todos los medios de comunicación. Sala, en la izquierda que simboliza Justicia Democrática, ese sindicato encubierto, está siendo tratado con mayor recato y benevolencia. Eso forma parte de la naturaleza española, un cóctel a base de la indolencia y los complejos de la derecha y el sañudo brío de la izquierda.

Puestos a pensar bien, como corresponde, es muy posible que los viajes de Sala fueran útiles y provechosos para España; pero, ¿podemos permitirnos el ansia viajera que caracteriza, con mínimas excepciones, a quienes ocupan cargos, electos o designados, con capacidad de decidir sus propios viajes?

El Tribunal Constitucional es una de las muchas instituciones innecesarias que enriquecen la nomenclatura nacional y empobrecen las arcas públicas. Parece que “los padres de la Constitución”, ansiosos de que España fuera el no va más de las apariencias democráticas para borrar el pasado dictatorial, acudieran a los mercados internacionales de la política y compraron toda la mercancía disponible, desde un Tribunal Constitucional a un Senado pasando por un Defensor del Pueblo. Recuérdese que la II República, tan invocada por quienes parecen no tener conciencia de su fracaso funcional y democrático, no quiso tener ninguna de esas piezas que, por otra parte, no figuran en muchos de los países de nuestra proximidad cultural y política.

Sería injusto, al hilo del “caso Sala” y de su simétrico “caso Dívar”, centrar en el mundo del Derecho el impulso viajero y, generalizando, el entendimiento de España como un cortijo para uso propio.

Desde el “prohibido aparcar” que señala en las calles un espacio de privilegio para ministerios, alcaldías, diputaciones y docenas de instituciones y servicios públicos, toda España esta llena de sinecuras para la clase política: viajes de gorra, entradas de gañote para los espectáculos, invitaciones indebidas y toleradas… y toda una larga ristra que, de considerarse por Hacienda como retribución en especie, superaría la tabla que cifra en poco más de 6.000 contribuyentes los que sobrepasan al año una retribución de 600.000 euros.

No vale la invocación de que “la dedicación política está mal pagada en España”. De hecho, dos tercios de los diputados que se sientan hoy en el Congreso superan con sus retribuciones actuales los salarios de sus trabajos anteriores. Y eso sin contar los que no tienen ningún trabajo previo a la política.

La idea de España como cortijo, que viene de lejos y, parece, va para largo -es en lo único en que existe unanimidad entre los dos grandes partidos-, es un elemento decisivo en la falta de confianza que España merece en el exterior y, en el orden moral, una burla a los ciudadanos que, con sus impuestos -crecientes- sufragan los gastos de quienes dicen representarles y de su cohorte de asesores y amiguetes.

España es una democracia de mala calidad y el derroche presupuestario el gran testimonio de tan dura acusación.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La infamia: expolian a los niños pobres por comer
@Roberto Centeno El Confidencial 13 Agosto 2012

La casta política parasitaria que está esquilmando España como una plaga bíblica, carece de límites y de sentimientos. Dentro del conjunto cada día mas amplio de expolios, corrupción y despilfarro, desde las decenas de miles de millones destinados a salvar cajas y bancos que debieron ser cerrados o Comunidades Autónomas que debieron ser intervenidas, a los mayores impuestos sobre la renta, el consumo y el ahorro de toda nuestra Historia, hay uno que hiela la sangre: los niños mas pobres entre los pobres, cuyos padres no pueden pagar los escasos euros que representa la comida del colegio y que, en consecuencia, la deben llevar de casa, deberán pagar 3 euros (500 pesetas), el equivalente a una hamburguesa con patatas fritas y una coca cola en un Mc Donald’s, por el simple a derecho a comerse su comida dentro del colegio. Es decir, 60 euros al mes mes o 10.000 pesetas, una cantidad inasumible para muchas familias. Es tal la infamia y la miseria moral, que la gente debería increpar a los responsables si se los encuentra.

Muchos políticos se han convertido en auténticas alimañas, siempre contra los más débiles, contra los indefensos, mientras mantienen intactas sus infinitas prebendas y legiones de parientes y amigos con sueldos medios un 30% superiores al 81% de los asalariados no públicos. Han perdido no ya la decencia sino el derecho a llamarse personas. El tema no tiene pase, ni explicación, ni justificación posible. Y, al lado de esta ignominia, el despilfarro de la Generalitat de Cataluña, que es quien ha iniciado esta escalada de infamia, supera los 20.000 millones de euros anuales, entendiendo por tal el dinero que se gasta en mantener una gigantesca estructura político-clientelar absolutamente inútil para los catalanes y para Cataluña. Igual que Valencia, que debería haber sido intervenida y los políticos locales destituidos, pero que también va a robar a los niños pobres.

Pero antes de entrar en las cifras de Cataluña y cuantificar las ilimitadas posibilidades de recortar el gasto y la villanía, en consecuencia, de expoliar a los más pobres e indefensos, parece imprescindible para centrar el problema global, cuantificar el tamaño y el coste de esta plaga bíblica que esta depredando España. El núcleo de la casta política parasitaria lo constituyen 445.567 políticos y sindicalistas percibiendo sueldos públicos, tres veces más que en Alemania y el doble que en Italia, al que se añaden más de dos millones de familiares y amigos que han colocado a dedo en las administraciones públicas. Y para que no existan dudas al respecto el próximo lunes 27, Dios mediante, publicaré la lista detallada preparada por tres asesores de Presidencia y la cuantificación de enchufados con cifras oficiales, para que ni los más sectarios y/o corruptos puedan seguir negando la evidencia.

En conjunto, el coste de los primeros, es decir, salarios, 30.000 coches oficiales, 300.000 ordenadores, 300.000 teléfonos móviles, oficinas y viajes de lujo, visas oro, etc., suponen más de 50.000 millones de euros perfectamente recortables en tres cuartas partes. El resto, más de dos millones, que desglosaré también, supone un despilfarro adicional de más de 80.000 millones, unos 120.000 millones o el 12% del PIB, es la suma de lo que estamos hablando. España no es Grecia, dice la casta. Cierto: España son 17 Grecias. “Necesitamos tiempo”. ¿Tiempo para que?, ¿para llevar nuestro endeudamiento a las estrellas?, ¿para que 17 taifas sigan luchando a muerte para dilapidar el dinero que nos presten? Lo único que necesitamos son recortes y el único imprescindible para salir de la crisis son ellos .

El despilfarro del Govern
Centrándonos en Cataluña -porque es su Gobierno el que ha puesto en marcha esta vileza histórica, no porque sea el único- el descontrol del gasto es tal que el Govern ni siquiera sabe cuántos empleados públicos tiene, la última cifra dada hace dos semanas por ellos mismos para justificar la necesidad de más dinero es de 260.000, a quienes hay que añadir 105.000 personas de administración local, la cifra oficial, la real vaya usted a saber, 365.000 empleados públicos como mínimo de los cuales tres de cada cuatro fueron nombrados entre parientes, amigos y correligionarios, y cuyos salarios superan un 28% al de sus homólogos del resto de España. Los Mossos de Esquadra ganan un 35% más que los guardias civiles o los agentes de la Policía Nacional. Todos y cada uno de estos enchufados de lujo han percibido sus salarios y pagas extras, algo que no ocurre con los trabajadores de los hospitales y las urgencias, los ancianos y los dependientes que se quedan sin nada.

El Govern posee 54 embajadas. ¿Imaginan ustedes que Texas, California, Badden-Wuttenberg o Escocia tuvieran embajadas en el exterior? En España las tiene hasta La Línea de la Concepción, aunque Cataluña bate el récord. Estas embajadas se encuentran en las zonas más exclusivas: la de Nueva York, en el mítico Rockefeller Center, la zona mas cara de Manhattan y por la que se paga un alquiler de mas de medio millón de euros. Igual que las de París, Miami o Berlín. En conjunto, un despilfarro de más de 100 millones de euros anuales. Con la mitad de este dinero no hubiera sido necesario ni cerrar quirófanos, ni robar a los niños. El Govern posee 54 embajadas. ¿Imaginan ustedes que Texas, California, Badden-Wuttenberg o Escocia tuvieran embajadas en el exterior? En España las tiene hasta La Línea de la Concepción

Cataluña lidera también el despilfarro autonómico en empresas públicas, que acumulan el 50% de toda la deuda empresarial. Según los últimos datos de Hacienda, contenidos en el Informe sobre la reordenación del Sector Público Autonómico, Cataluña mantiene 454 sociedades públicas, dirigidas por políticos incompetentes y la mayoría sin utilidad pública conocida. Se trata de un caso de nepotismo insólito en el mundo civilizado. Estas fundaciones emplean a 100.000 enchufados nombrados a dedo, cuyo principal trabajo consiste precisamente en no trabajar, con un coste solo en salarios y asociados de más de 5.000 millones anuales.

Algunos casos resultan particularmente sangrantes. TV3, con cinco canales y Catalunya Radio tienen 2.600 empleados, frente a los 1.275 de Tele5, que las supera veinte veces en audiencia. En el ámbito audiovisual, España es el país de Europa con más televisiones públicas con gran diferencia y Cataluña bate todos los récords. Según un reciente estudio realizado por Deloitte, cada familia catalana paga 250 euros anuales para mantenerlos y ahora, en lugar de cerrar esta ruina, se ha aprobado la creación de varias televisiones locales más. Un despilfarro sangrante, con el que se podrían evitar todos los recortes a la sanidad, educación y dependencia. Directamente relacionados con estos medios para el adoctrinamiento y la propaganda, existen también mas de cien comisarios políticos para controlarlos a ellos y a sus periodistas y así garantizar su adhesión incondicional a la Generalitat y el Consejo Audiovisual de Cataluña, que parece calcado de las leyes de control de prensa nazis de junio de 1933, igual que la persecución lingüística o la inculpación a los no nacionalistas, como a los judíos, de todos sus males.

¿Cómo Cataluña, la región mas próspera, culta y abierta de España desde principios del siglo XX –su declive comenzaría a principios de los 80, directamente ligado a la corrupción política masiva y el crecimiento exponencial de la administración autonómica y local, y hoy ocupa el cuarto lugar- tierra de empresarios, industriales y comerciantes, se ha convertido en una maraña de corrupción y despilfarro, con cientos de empresas y consorcios inútiles creados exclusivamente para esconder gasto y colocar amigos -la señora de Montilla llegaría a acumular 26 sueldos públicos simultáneamente- y se ve obligada a solicitar el rescate financiero, a cerrar quirófanos, a desproteger a las mas necesitados y robar a los niños mas pobres para seguir manteniendo este inmenso expolio?

De ciudadanos honrados y de ladrones Y no contentos con expoliar a los españoles y cerrar hospitales, los comunistas más cutres y analfabetos de Europa se meten a bandoleros y asaltan supermercados, “expropiación” según estos forajidos.

Y no contentos con expoliar a los españoles y cerrar hospitales, los comunistas más cutres y analfabetos de Europa se meten a bandoleros y asaltan supermercados, “expropiación” según estos forajidos. El tema de Marinaleda, municipio sevillano de 2.700 habitantes viene de antiguo, cuando Felipe González, por no complicar los fastos del 92, entregó a un grupo de sinvergüenzas 1.200 hectáreas, donde han puesto a trabajar a 500 personas, cuando bastan 20 para explotar 7.000. No producen nada, pero como la tierra la ponen los terratenientes; los salarios, el PER y los materiales, la Junta, viven como marqueses trabajando ocho horas por semana. Un pueblo entero que, gracias al PSOE, vive del robo a 47 millones de españoles y donde tienen radio y canal de televisión locales. ¡Será por dinero! El presupuesto municipal es de 4,1 millones de euros, 2,4 millones en personal y gasto corriente, y los vecinos solo contribuyen con 263.000 -impuestos y tasas- y el resto (3,8 millones) viene de subvenciones de uno u otro tipo.

El diputado andaluz de IU, Sánchez Gordillo, el jefe de la banda, que jamás le ha dado un palo al agua, que ha vivido como un rajá desde 1979 del esfuerzo y del hambre de los demás, cobra como alcalde 70.367 euros anuales -está en los Presupuestos 2012, para los progres que dicen que no cobra-. Su prima, a quien hizo secretaria, 36.259; su cuñado al que nombró jefe de prensa aunque es medio analfabeto, 38.388; su consejero jurídico, un comunista ruso que ni siquiera habla español, 50.024, y el jefe de la policía municipal, también pariente suyo, 68.000 euros. Ahora, como diputado de la Junta, cobra además 3.900 euros mensuales más todo tipo de prebendas, dirige el saqueo de un supermercado como ha saqueado a la Junta de Andalucía desde 1992. Este es el ejemplo a seguir de los progres “¡España entera como Marinaleda!” es el eslogan de IU. ¿ Se imaginan ustedes? El 80% de los trabajadores viviendo de la subvención y el gasto público financiado solo un 6% con impuestos y tasas, el 94% restante son subvenciones de otros.

No es de extrañar que de un 9% de paro en 1976, y siempre gobernada por el PSOE, se haya llegado al 33% y subiendo o que, después de ríos de subvenciones europeas durante casi 30 años -¿qué han hecho socialistas y comunistas con ellas?- Andalucía siga siendo la penúltima región española en renta per cápita, más alejada de la media nacional que entonces, con mas enchufados y subvencionados que ninguna otra región y ahora con bandoleros. La plaga se ha ensañado bien con Al Andalus. No parece que los malvados capitalistas tengan mucho que ver en ello, y es obvio que los franquistas lo hacían infinitamente mejor que esta progresía cutre y corrupta. Mientras tanto los niños más pobres tienen que pagar tres euros por comerse su propia comida, porque hay que sacar dinero como sea.

Una elección que no tuvieron sus víctimas
EDITORIAL Libertad Digital 13 Agosto 2012

Hasta 88 presos de la banda terrorista ETA se han declarado en huelga de hambre en los últimos días en apoyo del torturador Josu Uribetxeberría Bolinaga que, conviene recordarlo, cumple una larga pena de cárcel por, entre otros delitos, someter a un cruel cautiverio a José Antonio Ortega Lara que casi llevó al funcionario de prisiones a la muerte.

Entre el cerca de un centenar de delincuentes que han decidido secundar la protesta hay nombres muy significativos como el de Otegi (pero, ¿no se decía que no tenía nada que ver con ETA?) y se van conociendo casos chuscos como el de las dos presas de la banda que, oficialmente en huelga, guardaban comida de la cantina.

La campaña propagandística de los terroristas responde a la demanda de que Uribetxeberría Bolinaga, que al parecer sufre un cáncer en un estado bastante avanzado, sea excarcelado por su enfermedad. Sin embargo, cada día es más evidente que tras la enfermedad del torturador de Ortega Lara la banda lo que está planteando no es un caso de humanitarismo, sino un nuevo pulso político al Gobierno.

En este sentido, no puede ser más revelador el hecho de que el propio Bolinaga se negase hasta hace bien poco a realizarse las pruebas médicas que acrediten su verdadero estado de salud. Una actitud, por cierto, que debería hacer repensar al ministro del Interior si el gesto que ya ha tenido, acercando al criminal al País Vasco, no ha sido un grave error.

Aunque han tenido también usos más dignos como forma de enfrentarse a regímenes totalitarios, en estados democráticos las huelgas de hambre han sido un recurso habitual en la estrategia propagandística de las bandas terroristas, que trataron de dar con ellas un barniz de sacrificio personal y altruismo a su trayectoria criminal.

El caso más sonado es, probablemente, la de los presos del IRA en 1981, que acabó con la muerte de diez de ellos ante la postura inamovible de Margaret Thatcher. Aunque es muy poco probable que los etarras tengan la perseverancia que en su día demostraron sus colegas irlandeses (no olvidemos la huelga de jamón de York de De Juana Chaos) sí que resulta muy apropiado recordar lo que entonces dijo, interpelada en sede parlamentaria sobre la primera de las muertes, la Dama de Hierro: "El Sr. Sands – el líder de los terroristas en huelga – era un criminal convicto. Eligió acabar con su propia vida. Esa es una elección que su organización no permite a la mayoría de sus víctimas".

Y es que, efectivamente, ni Uribetxeberría Bolinaga le dio oportunidad alguna de elegir a Ortega Lara, ni el resto de sus criminales compañeros se la dio a las múltiples víctimas de sus crímenes, como tampoco la tuvieron las familias que lloran todavía hoy a sus muertos, ni tan siquiera los cientos de miles de exiliados que han tenido que salir del País Vasco para poder seguir viviendo.

En cambio, el torturador de Ortega Lara, Otegi y las decenas de delincuentes que dicen ahora estar en huelga sí lo han elegido así. Esperemos, por tanto, que ni Fernández Díaz ni Rajoy se dejen intimidar por esta gran maniobra política y no tengan con los asesinos y los torturadores la piedad que ellos nunca tuvieron y que ahora reclaman para sí con mucha menos razón.

El hambre abertzale
Martín Prieto La Razón 13 Agosto 2012

El Mahatma ( Alma Grande ) Gandhi fue un apóstol del «Satyagraja» ( resistencia pasiva ) y un creativo de la huelga de hambre. Son incontables las que llevó a cabo pero siempre las suspendía en el penúltimo momento y le confesaba a su sobrina, con la que dormía, que pasados unos pocos días el hambre dejaba de estrujar el estómago. Murió en la atroz partición de la India entre musulmanes e hindúes y otras confesiones a manos de un pistolero que le culpaba de la división del Indostán organizada por Lord Moutbatten, virrey británico, asesinado por el IRA años después.

La huelga de hambre es un chantaje a la sociedad propia de pícaros (con perdón a Gandhi) y son escasos los que fallecen en este trance. Nuestro antecedente es el multiasesino De Juana Chaos que se duchaba en el hospital con su novia que le traficaba jamón de York, aprovechó para operarse de unas almorranas y sirviéndose de las debilidades de Zapatero fue puesto en libertad provisional y desapareció por siempre jamás librándose de un nuevo juicio.

En todo Occidente hay presos que mueren de su hora final, en las cárceles, en los hospitales penitenciarios o privados bajo custodia, y el cáncer no es la Cofradía de la Paz y la Caridad que salva al reo cubriéndole con sus capas. El universo abertzale está haciendo otra cosmogonía con la huelga de hambre de Uribetxeberría. Los oncólogos raramente hablan a sus pacientes de «fase terminal», primero porque morirse es muy difícil y segundo porque no hay cancerosos sino enfermos con cáncer, y el tratamiento de los diferentes tumores no es una ciencia exacta.

Los hijos de Sabino Arana piden la excarcelación de los presos etarras enfermos, aunque tengan un uñero. Y es que hasta los gatos quieren zapatos. Están tan desavisados que también etarras presos en Francia secundaran al cruel carcelero de Ortega Lara. Se las van a ver con la disciplina penitenciaria gala. Todos nos vamos a morir pero ETA exige hacerlo en «business». Si el sayón quiere morirse que se ponga en paz con Dios y con los hombres.

Seis grados de separación catalana
maría jesús cañizares ABC Cataluña 13 Agosto 2012

Si el sociólogo americano Stanley Milgram levantara la cabeza, vería superada su teoría de los seis grados de separación, según la cual, todos los seres humanos estamos contectados entre sí por una cadena de conocidos que no supera los cinco intermediarios. Lo que Milgram no dedujo y han demostrado Catalunya Ràdio y TV3 es que cualquier atleta olímpico podría tener orígenes catalanes. Gracias a la cobertura informativa que estos medios públicos han hecho de los Juegos de Londres, hemos descubierto que el más ignoto levantador de pesas de Azerbaijan tiene un primo en La Pobla de Segur o que un luchador de Taekwondo nacido en Filadelfia pasó un verano en Aigüestortes. La noticia residía más en esa conexión que en el logro deportivo, sobre todo si el atleta en cuestión formaba parte de la selección española. Exagero, obviamente, pero el tamiz nacionalista existe. Y el concurso de méritos patrióticos entre los articulistas afines a CiU, también. Hasta el punto de insinuar que es incompatible lamentar la muerte del historiador Josep Maria Ainaud de Lasarte y la del actor Sancho Gracia, tal es el pequeñísimo universo mental de algunos. Puede que estos intelectuales hubieran opinado de otra manera al saber que quien encarnó a «Curro Jiménez» estudió en el Conservatorio Margarita Xirgu (legendaria actriz nacida en Molins de Rei). Ahí tienen la conexión catalana.

Y es que la teoría de la separación de Milgram no falla. La de CiU, la que apunta a la separación de España, sí. Reclamar la independencia fiscal, como acaba de hacer el presidente Artur Mas, al tiempo que se pide al Gobierno español el cobro del fondo de liquidez chirría, aunque pueda interpretarse como la solicitud de un finiquito, previo adiós a un Estado que no tiene fondos para acceder a las pretensiones convergentes. Es de agradecer, no obstante, que el portazo que Mas quiere dar a España no vaya acompañado de exabruptos o de chantajes explícitos. De eso se encargan Pere Macias, que fue consejero de Política Territorial en el gobierno de Jordi Pujol, y Josep Rull, que estaba llamado a ejercer ese cargo con Mas, pero fue desbancado por Lluís Recoder. El primero se dedica a defender las subvenciones nacionalistas «por cojones», mientras que el segundo azuza el sentimiento de «o pacto fiscal o independencia». O sea, «caixa i faixa».

Macias fue un trovador gallego del siglo XIV, por lo que dejo a los historiadores la interesante tarea de averiguar cuántos grados de separación tiene el portavoz adjunto en el Congreso con Mariano Rajoy, más allá de los escaños parlamentarios.

Sobre todo, los de Cataluña y Valencia
Los "bonos patrióticos" de las CCAA atrapan a cientos de miles de ahorradores
No hay mercado para las emisiones de deuda que lanzaron algunas regiones; las transacciones se saldan con pérdidas de hasta el 15%.
LIBRE MERCADO / Agencias Libertad Digital 13 Agosto 2012

Cientos de miles de inversores españoles se encuentran atrapados en los llamados bonos patrióticos ante la dificultad de venderlos en el mercado donde apenas hay ofertas de compra y donde las transacciones se saldan incluso con pérdidas del 15%, según informa EFE. Entre 2011 y principios de 2012, sólo la Generalitat de Cataluña y la Valenciana emitieron 8.801,76 millones en bonos destinados a pequeños ahorradores, quienes si necesitan recuperar su dinero tienen que cruzar los dedos.

En el mercado secundario de deuda, donde los inversores negocian con estos activos, las operaciones que se consiguen cerrar son muy reducidas, como prueba el hecho de que la negociación diaria rara vez llega a 50.000 euros, frente a los millones de euros que mueven otros títulos de deuda.

Además, los precios nunca alcanzan la inversión inicial por la necesidad perentoria de vender de algunos ciudadanos y "la existencia como únicos interesados de especuladores que ven la posibilidad de obtener una buena plusvalía", explica el profesor de Economía del Instituto de Empresa, Juan Carlos Martínez Lázaro.

Por ejemplo, los bonos catalanes que se emitieron en abril de 2011 con un plazo de amortización de dos años se vendieron la semana pasada a un precio del 87,1 % (con pérdidas próximas al 13 % para el inversor inicial), lo que supone para el comprador una rentabilidad del 15,5 %, propia de los activos de alto riesgo.

En el caso de los bonos valencianos emitidos en diciembre de 2011 con vencimiento a un año, el rendimiento para los compradores llegó la semana pasada al 24,59 %, mientras que el vendedor sufrió una pérdida cercana al 7 %.

Peor lo tienen los inversores en bonos de otras Comunidades Autónomas como Andalucía o Murcia, con los que directamente no se registran transacciones, según datos de Bolsas y Mercados.
Percepción de riesgo

En una empresa de intermediación recuerdan que los bonos patrióticos tienen una percepción de riesgo mucho más alta que la del Estado español, que ya de por sí es elevada teniendo en cuenta la situación de la economía. Ante la iliquidez del mercado y las malas condiciones de las operaciones, la única salida para los inversores es mantener los bonos hasta su vencimiento, ya que su pago está asegurado de momento.

"El Gobierno no va a permitir que las Comunidades Autónomas dejen de pagar su deuda porque ello supondría sembrar aún más dudas sobre la capacidad de pago de España", señala el analista de CM Capital Markets, Jorge Lage.

El conseller de Economía, Industria y Comercio de la Generalitat Valenciana, Máximo Buch, insiste en que "es evidente que existe escaso riesgo de default", ya que "el Ejecutivo central durante los últimos seis meses ha dado diferentes muestras de apoyo a las Comunidades Autónomas asegurando que no va a dejar caer a ninguna de ellas", como muestran los diferentes mecanismos de liquidez puestos a su disposición. La Generalitat de Cataluña también ha recordado recientemente que la devolución del dinero invertido en bonos tiene "prioridad" frente a otros pagos.

En cualquier caso, algunos expertos creen que el negocio de colocar bonos patrióticos entre los ciudadanos de a pie está al borde de la extinción, dado que sus altos intereses son ya insostenibles, la inseguridad se ha extendido entre el público en general y hay multitud de atractivas alternativas para colocar los pequeños ahorros.


España
«La supuesta huelga de hambre de ETA es un insulto a las víctimas del terrorismo»
PSOE y UPyD critican la protesta etarra, mientras que Bildu pide la excarcelación de Uribetxeberria y de 13 presos más
agencias / madrid ABC 13 Agosto 2012

El diputado socialista Rafael Simancas, miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE y portavoz en la Comisión de Fomento del Congreso, ha calificado la «supuesta» huelga de hambre de los presos de ETA como «un insulto más» para las víctimas del terrorismo.

Así se ha manifestado Simancas en la red social Twitter sobre la huelga de hambre a la que más de cien presos de ETA se ha unido tras empezarla uno de los secuestradores de Ortega Lara, Iosu Uribetxeberria, que pide ser excarcelado alegando que padece un cáncer con metástasis.

El dirigente socialista ya cuestionó hace unos días la medida de presión emprendida por Uribetxeberria: «El secuestrador de Ortega Lara podía haber hecho su huelga de hambre 'definitiva' antes de haber torturado a un hombre inocente», indicó en otro mensaje de Twitter.

Por su parte, el portavoz de UPyD en Euskadi y parlamentario vasco, Gorka Maneiro, ha «exigido» este lunes al Gobierno que no ceda ante el «chantaje de ETA y sus acólitos».

«Exigimos al Gobierno que no ceda frente al chantaje etarra ni medio milímetro, hagan huelga 33 presos o 300, porque lo suyo no es sino propaganda política para seguir defendiendo los postulados totalitarios de ETA», ha dicho en un comunicado.

El portavoz de UPyD en el País Vasco ha insistido en que la democracia «tiene que defenderse de los habituales chantajes batasunos, en este caso para modificar la política penitenciaria, y para ello no hay mejor camino que hacer cumplir la ley y seguir defendiendo el Estado de derecho, sin aceptar ningún tipo de presión o chantaje».
Bildu pide la excarcelación

Sin embargo, el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre (Bildu), sí que ha pedido la excarcelación del preso de ETA Josu Uribetxeberria y de los otros 13 reclusos con enfermedades graves como «paso previo en el proceso» para lograr un escenario de paz definitiva en Euskadi.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, Izagirre ha emplazado al Gobierno de Mariano Rajoy a que «prevalezca el sentido común» y ponga en libertad a Uribetxeberria, ingresado en el Hospital Donostia con un cáncer con metástasis. A su juicio, «se trata de respetar los derechos humanos y el cumplimiento de la Ley» y ha subrayado que este recluso «debería estar hace tiempo en la calle», al igual que el resto de presos enfermos o aquellos que han cumplido tres cuartas partes de la condena.

Los jueces decidirán 'voluntariamente' si aplican o no la sentencia de Estrasburgo sobre la Parot
"Cuando un país decide no ceder soberanía en una cuestión", dice el portavoz de la APM
Europa Press www.lavozlibre.com 13 Agosto 2012

Madrid.- El portavoz de la APM, Pablo Llarena, advierte de que los jueces españoles decidirán si asumen "voluntariamente" la sentencia que dicte la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre la 'doctrina Parot' porque España "no ha reconocido un efecto directo" a las resoluciones de Estrasburgo.

Llarena afirma que "inicialmente" un posible amparo de la Corte Europea a la etarra Inés del Río no obligaría a España a excarcelar al resto de reclusos que se encuentran en su misma situación y a quienes se ha aplicado la denominada 'doctrina Parot'.

"Cuando un país decide no ceder soberanía en una cuestión, es para poder imponer su convicción en los supuestos de discrepancia", argumenta, para precisar que no es "infrecuente" que la concepción de Estrasburgo sea "asumida voluntariamente" por los tribunales españoles.

"En tal caso -y sólo por la vía de que lo hagamos voluntariamente propio-, los presos podrían ver prosperar su pretensión ante los tribunales", destaca.

VOTO DE LOS EXILIADOS VASCOS
El portavoz de la APM considera que el voto en los exiliados vascos y navarros constituye "una exigencia obligada" porque "las amenazas, los chantajes y los asesinatos" no pueden ser utilizados para expulsar del censo electoral y desvirtuar el resultado de los comicios.

A su entender, "no resultaría admisible" que estos actos puedan utilizarse para "expulsar del censo electoral a quienes tengan concepciones que sean contrarias a las impulsadas por los violentos". "Eso desvirtúa la participación y el resultado de cualquier elección democrática", advierte.

La asociación apoya la propuesta de reforma de la ley electoral para que aquellos ciudadanos vascos y navarros que se exiliaron por presiones terroristas puedan volver a votar en sus comunidades de origen.

A juicio de Llarena, el problema estaría en definir quien se exilió por una "coacción estructural" y quien abandonó el territorio por el "ejercicio ordinario y normal de su libertad de opción".

DESEA QUE EL TC ACIERTE EN SU PRONÓSTICO
Preguntado acerca de los límites marcados por el Tribunal Constitucional en la sentencia de Sortu para ilegalizar a posteriori un partido político, Llarena recuerda que el alto tribunal entendió que la formación abertzale debía participar en la vida democrática a la vista de las pruebas existentes.

"Es de desear que el Tribunal Constitucional acierte en su pronóstico pues, de no ser así, lo que se habrá malogrado es el derecho que tenemos cuarenta y seis millones de españoles a que las instituciones (y los presupuestos públicos) sirvan a los principios democráticos por los que hemos luchado", expresa.

En su opinión, el "miedo" a haber introducido este riesgo "de manera un tanto confiada" llevó al Constitucional a "advertir de los criterios para ilegalizaciones futuras". Sin embargo, "olvidó que es al Tribunal Supremo a quien corresponde decidir si determinados comportamientos futuros serán determinantes de la ilegalización o no".

Pillan a la terrorista comiendo a dos carrillos
Si los etarras quieren morirse de hambre, que se mueran
Otegi secunda la huelga de hambre de los presos etarras tras desayunar
Periodista Digital 13 Agosto 2012

Para los asesinos va a ser una saludable dieta de adelgazamiento. Perderán michelines y poco más. Todo es muy chusco, incluido los de las dos presas de la banda terroista que, oficialmente en huelga, se han preparado atesorando en sus literas comida de la cantina.

A una de ellas, la pillaron zampando a dos carrillos y cuando le preguntó el funcionario de la cárcel valenciana de Picassent si había decidido desengancharse de la 'huelga de hambre' decretada por ETA, contestó tan pancha que ella pensaba que el asunto afectaba a lo que se consume en el comedor, pero no en la celda.

El líder de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi remitió este domingo 12 de agosto de 2012 a la dirección de la cárcel de Logroño, en la que se encuentra recluido por su pertenencia a ETA, un escrito en el que comunica que se suma a la huelga de hambre en apoyo al secuestrador de José Antonio Ortega Lara, Josu Uribetxeberría Bolinaga, ingresado actualmente en un hospital del País Vasco.

Es revelador que Bolinaga se negase hasta hace bien poco a realizarse las pruebas médicas que acrediten su verdadero estado de salud.

Una actitud, por cierto, que debería hacer repensar al ministro del Interior del Gobierno Rajoy si el gesto que ya ha tenido, acercando al criminal al País Vasco, no ha sido un grave error.

Como Otegi, otros cinco terroristas internos en el centro penitenciario riojano también lo hicieron.

Eso sí, en torno a la una de la tarde, después de haber desayunado. Ninguno de los seis acudió al comedor a la hora de la comida.

Ignacio Camacho defiende en 'ABC' el derecho al ayuno de los etarras:
“El Gobierno debe velar con máximo celo para que los etarras en huelga de hambre cumplan su voluntad de ayuno extremo. El secuestrado perdió durante su cautiverio 23 kilos de masa muscular y ósea y sufrió diversos trastornos depresivos que afectaron a la noción psicológica del espacio y del tiempo. No recibió una mísera pastilla y nadie le devolverá los largos días en que le enajenaron todos sus derechos”.

Martín Prieto dedica su columna de 'El Mundo' también a los etarras en huelga de hambre:

"La huelga de hambre es un chantaje a la sociedad propia de pícaros y son escasos los que fallecen en este trance. Nuestro antecedente es el multiasesino De Juana Chaos que se duchaba en el hospital con su novia que le traficaba jamón de York, aprovechó para operarse de unas almorranas y sirviéndose de las debilidades de Zapatero fue puesto en libertad provisional y desapareció por siempre jamás librándose de un nuevo juicio. Están tan desavisados que también etarras presos en Francia secundaran al cruel carcelero de Ortega Lara. Se las van a ver con la disciplina penitenciaria gala. Todos nos vamos a morir pero ETA exige hacerlo en 'business'".

EL PULSO DEL GOBIERNO RAJOY
Cada hora es más evidente que tras la enfermedad del torturador de Ortega Lara, lo que está planteando la banda no es un caso de humanitarismo, sino un nuevo pulso al Gobierno español.

Y en esa tesitura, hay distintos caminos y cada país, cada gobierno y cada sociedad puede elegir el suyo.

Uno fue el aplicado por el Gobierno Zapatero con el asesino Iñaki de Juana Chaos, a quien además de dejarle ducharse con la novia se puso en libertad, por miedo a las repercusiones que pudiera tener su improbable muerte, y otro el que aplicó Margaret Thatcher con los terroristas del IRA en 1981.

Aunque es muy poco previsible que los etarras tengan la perseverancia que en su día demostraron sus colegas irlandeses, viene al pelo recordar lo que entonces dijo Dama de Hierro, interpelada en sede parlamentaria sobre la muerte por inanición del primer terrorista:

"Mister Sands – el líder de los terroristas en huelga – era un criminal convicto. Eligió acabar con su propia vida. Esa es una elección que su organización no permite a la mayoría de sus víctimas".

Ni Uribetxeberría Bolinaga dio oportunidad alguna de elegir a Ortega Lara, que perdió 30 kilos durante su curel secuestro y estuvo 532 días metido en un zulo sin ver la luz, ni el resto de sus criminales compañeros la dio a las más de mil víctimas de sus crímenes.

Esperemos, por tanto, que ni Fernández Díaz ni Rajoy se dejen intimidar por esta gran maniobra política y no tengan con los asesinos y los torturadores la piedad que ellos nunca tuvieron y que ahora reclaman para sí con mucha menos razón.

LA RECETA DE MARGARET TATCHER
La Huelga de hambre irlandesa de 1981 fue la culminación de cinco años de durísimos retos carcelarios protagonizados por los terroristas nordirlandeses en prisión.

El asunto comenzó con la Protesta de la Manta de 1976, cuando el Gobierno Británico denegó el Estatus de Categoría Especial para los paramilitares convictos y estos se negaban a vestirse.

En 1978, se convirtió en una Protesta Sucia, en la que los prisioneros se negaban a lavarse y embadurnaban las paredes de su celda con excrementos.

En 1980, siete presos participaron en una primera huelga de hambre, que finalizó tras 53 días y sin que el Gobierno cedira un ápice.

La Segunda huelga de hambre tuvo lugar en 1981 y pronto se convirtió en un pulso entre los prisioneros irlandeses y la Primera Ministra Margaret Thatcher.

Uno de los huelguistas, Bobby Sands, llegó a ser elegido Parlamentario durante la huelga, provocando el interés de medios de comunicación de todo el mundo. Eso ni hizo pestañear a Tatcher, quien dejó claro que tenían el derecho a ayunar y que si se morían era su problema.

La huelga fue desconvocada después de que diez prisioneros fallecieran, incluyendo a Sands, a cuyo funeral asistieron unas 100.000 personas.

ASESINOS EN CURA DE ADELGAZAMIENTO
El número de presos etarras en huelga de hambre asciende ya a 108.

Entre los nuevos reclusos que se han sumado a esta protesta para reclamar la excarcelación inmediata del secuestrador de Ortega Lara, Josu Uribetxeberria Bolinaga y de otros 13 presos por motivos de salud, se encuentra Arnaldo Otegi, que lo ha anunciado a través de su cuenta en Twitter.

"En solidaridad con Iosu, comenzamos una huelga de hambre indefinida en la prisión de Logroño", ha anunciado el histórico líder de la izquierda abertzale.

Desde que empezó la huelga de hambre lo habitual es que entreguen estos formularios a primera hora antes de desayunar, por lo que a los presos de Logroño no se les había incluido en un primer momento en el recuento oficial elaborado por Instituciones Penitenciarias.

A partir de ahora, los funcionarios de la cárcel de Logroño pasarán a confirmar que Otegi y sus compañeros efectivamente cumplen con la huelga de hambre y no acuden ni a cenar ni adquieren alimentos del economato. Se han dado casos de etarras que comunicaban su apoyo a la huelga y posteriormente se les encontraba comida en las celdas.

A estos presos no se les ha incluido en la lista comunicada por prisiones.

En la Cárcel de Sevilla II se mantienen los 13 presos que comenzaron la huelga de hambre el pasado viernes 10 de agosto. Los presos de este centro fueron los primeros en sumarse oficialmente a la protesta.

En ella, participa la totalidad de etarras recluidos en esa prisión y, entre ellos, hay históricos de la banda como Arakama Mendía alias 'Makario'.

En la de Albolote (Granada), aunque inicialmente la anunciaron 18, quedan 17, ya que un recluso sólo llevó a cabo esta medida durante un día.

En Valencia Picassent hay un total de nueve presos en huelga de hambre. En esta cárcel empezaron la protesta ocho internos, pero de ellos, a dos presas etarras se les encontró comida en la celda, por lo que la cifra real era de seis reclusos en huelga de hambre. En las últimas horas se les han sumado otros tres, según las mismas fuentes.

En Alicante, a los dos que empezaron se les han sumado otros 11. Todos estos etarras contabilizados por Instituciones Penitenciarias han rellenado instancias en las que comunican a las respectivas direcciones de sus cárceles su adhesión a esta protesta.

En Castellón II se mantienen los nueve que empezaron y en Herrera de la Mancha este domingo han empezado otros 15. En el penal castellano hay otros tres que han comunicado que no comerán la comida que les proporciona el centro, pero seguirán alimentándose con los productos del economato de la prisión.

En la cárcel de Puerto de Santa María I (Cádiz) -donde están internados los considerados presos del núcleo duro de la banda- sólo se han sumado este domingo dos presos, un dato que fuentes de la lucha antiterrorista consideran llamativo.

Por último, en la cárcel madrileña de Navalcarnero han iniciado la huelga de hambre este domingo otros cuatro presos.

En las prisiones francesas de Villefranche-sur-Saône y de Fresnes otros presos se niegan a tomar alimentos, aunque éstos no están contabilizados en la lista de Instituciones Penitenciarias.

Josu Uribetxeberria se encuentra en una lista de 14 presos etarras en torno los cuales la izquierda abertzale radical pide su excarcelación inmediata al considerarlos gravemente enfermos. Uribetxeberria fue trasladado este mes a un hospital en el País Vasco procedente de la cárcel de León en la que se encontraba recluido.

Esta situación ha generado que la izquierda abertzale subiese el tono de su campaña aumentando una presión que ha llegado hasta las cárceles.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, respondió a esta situación el pasado viernes, 11 de agosto de 2012, desde Navarra, asegurando que la excarcelación de Uribetxeberria no iba a depender del número de presos etarras que se declarasen en huelga de hambre.

Además, anunció que Interior se encuentra a la espera de analizar las pruebas médicas realizadas al etarra para decidir sobre su situación.



Recortes de Prensa   Página Inicial