AGLI Recortes de Prensa   Lunes 20 Agosto 2012

Del desvalimiento de España y de cómo se podría empezar a ver luz al final del túnel
Jesús Cacho http://www.vozpopuli.com 20 Agosto 2012

El verano, con las estrellas de la política de vacaciones, suele ser territorio propicio para la aparición en escena de los “teloneros” de la Administración y los partidos, gente que encuentra su minuto de gloria en prensa, radio y televisión a cuenta de la sequía informativa propia de la estación. El viernes, fue una telonera tan cualificada como Ana Botella la que, lejos de su especialidad –si es que alguna tuviere-, echó su cuarto a espadas en terreno tan resbaladizo como el del rescate a España, asunto del que tanto y desde hace tanto tiempo se viene hablando. Dijo la alcaldesa de Madrid que “según todos los indicios y datos económicos, incluida la situación de la prima de riesgo, parece inevitable que el Gobierno tenga que solicitar algún tipo de rescate a la Unión Europea”.

Aparentemente repuesta del susto que los bomberos madrileños le procuraron durante la procesión de La Paloma, la doña sostuvo que, en su opinión, se tratará de un “rescate blando”. Lo cual es ir mucho más allá de las tibias declaraciones de Mariano Rajoy al respecto -ni sí ni no, sino todo lo contrario- después de despachar con el Rey en Mallorca esta misma semana. El interés de Botella y de todo lo que Botella pueda decir o hacer radica en ser la voz de su amo, ex presidente del Gobierno y auténtico poder fáctico dentro del PP, además de alguien que, como tantos españoles afectos a la causa de la derecha, despotrica en privado de la labor del Gobierno Rajoy. Aznar y su señora, en todo caso, dicen lo que la mayoría de los ciudadanos informados piensan al respecto: que el rescate es inevitable.

"Si preguntas a los miembros del Gobierno si van a acabar pidiendo el rescate, se encogen de hombros, no saben nada"
Con los mercados de capitales cerrados a cal y canto para la deuda española pública o privada, al Gobierno no le queda otro camino que pedir una línea de crédito a la única instancia que puede facilitarla. Mario Draghi, presidente del BCE, señaló el camino a seguir en su polémica intervención del 2 de agosto, al apuntar al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) como el vehículo adecuado para las compras de deuda, con la condición de que los países, de decir, sus Gobiernos, reclamen la ayuda, pidan el rescate, cargando, además, con las exigencias macroeconómicas que el auxilio conlleva. Todo ello con el lenguaje críptico, equívoco, que caracteriza las intervenciones de Draghi y el comportamiento de las instituciones europeas; más que crítico, inescrutable, casi indescifrable y solo válido para auténticos expertos, reflejo de la pérdida de pulso y el enmascaramiento del Poder que hoy distingue a un proyecto dizque colectivo, donde los nacionalismos de nuevo barren cualquier idea de Europa como patria común.

En este marco, el Gobierno esta “cerrado por vacaciones”. Sobrecoge estos días constatar la situación de desvalimiento del Ejecutivo sobre lo que puede pasar con España, ello a las puertas de un mes de septiembre que se antoja decisivo para la causa española. Ni el Presidente ni sus ministros saben nada, y así lo manifiestan sus miembros en privado. “Si les preguntas si van a acabar pidiendo el rescate, se encogen de hombros. No tienen respuesta. No controlan la situación, están al albur de los acontecimientos. Hace dos semanas largas que De Guindos no habla con Draghi, que está de vacaciones, lo mismo que el ministro alemán Schäuble y el propio Monti. Esa es la situación de nuestro Gobierno”, asegura uno de los más prominentes líderes empresariales españoles.

El Gobierno no sabe lo que va a pasar con España
Desvalimiento e indefensión. “No tienen información sobre lo que realmente quieren hacer los alemanes, que son los que manejan el cotarro”, prosigue la misma fuente, “No saben lo que piensan y cómo piensan, lo cual me llama la atención, porque cuando yo me siento a negociar con un colega a quien le interesa hacer un negocio conmigo, al final de la sentada sé si me ha mentido o me ha dicho la verdad, sé lo que piensa, me entero de cojones, vaya si me entero… Pues bien, éstos no saben de qué va la señora Merkel después de casi nueve meses en el Gobierno”. Lo cual dibuja una escandalosa situación de indigencia, por demás llamativa para el Gobierno de la cuarta economía de la zona euro, un país que no es precisamente Malta o Chipre y que merece un respeto. El resultado es que el Ejecutivo de Rajoy se mueve en el terreno de las conjeturas sobre lo que, en el fondo, Alemania quiere hacer con el euro y, por ende, con España e Italia. La imagen de balsa a la deriva es más válida que nunca.

El Ejecutivo parece tener sus esperanzas puestas en la cumbre hispano-alemana que se celebrá el 6 de septiembre
País indefenso y/o sin defensas, que tiene una moneda pero no un banco central detrás (caso de la peseta, antaño, y el Banco de España), que participa en una divisa común pero que no tiene voz ni voto, en el fondo, sobre el banco central encargado de su defensa, ni sobre la capacidad del mismo para actuar como prestamista de última instancia. País sometido al albur de circunstancias que no controla, inmerso en una pérdida de soberanía que recuerda la tantas veces mentada crisis del 98. Si hace 114 años fueron los EE.UU. de América quienes jugaron con nuestra vieja flota de madera y nuestro destino en aguas coloniales, ahora es Alemania la que –pecados españoles aparte, reiterados y cuantiosos, cierto- enreda con nuestro futuro, en lo que parece una falta de respeto a España y los españoles.

Lo que ocurre es reflejo de dos de los más graves problemas que afectan a este Gobierno: de gestión -equipos técnicos de bajo o muy bajo nivel-, por un lado, y de información –la eterna asignatura pendiente-, por otro. Y de un presidente que, en las escasas cumbres comunitarias a las que ha asistido, rehúye el contacto directo de sus colegas a causa de su inseguridad con el inglés, y reorienta la gestión de los asuntos pendientes, algunos de ellos claves, a los contactos personales que pueda mantener el ministro de Economía.

En este marco, el Ejecutivo parece tener sus esperanzas puestas en la cumbre hispano-alemana a celebrar en Madrid el próximo 6 de septiembre, y a la que, con la canciller al frente, acudirá un nutrido grupo de empresarios germanos dispuestos, dicen, a invertir en España. Se supone que para entonces nuestro Gobierno debería conocer ya las claves de su futuro inmediato, que es el nuestro, más que nada porque no tendría sentido tamaño aquelarre sin que antes o durante se despejaran las incógnitas que rodean a España y su deuda, que también es la nuestra. Empresarios alemanes, pero también españoles, claro está: “Yo ya les he advertido que se anden con cuidado, que pueden perder el mercado del sur de Europa con sus tácticas, porque ahí abajo, les he dicho, la gente está muy cabreada con vosotros…”

¿Una mínima luz al final del túnel?
Cabreada por distintos motivos. Con Alemania y los países de la cuenca mediterránea ocurre como con el célebre arranque de Anna Karenina, la novela de Tolstói: “Todas las familias felices se parecen unas a otras; pero cada familia infeliz tiene un motivo especial para sentirse desgraciada”. Como en casa de los Oblonsky, también aquí está todo trastocado. De Guindos -que ayer mismo reclamaba la intervención en los mercados del BCE “contundente y sin límites” comprando deuda española- y su gente andan enfrascados en la redacción del Real Decreto-ley que el próximo día 24 pondrá letra a la música de las obligaciones contraídas en el memorandum of understanding (MoU) que acompañó la concesión de los 100.000 millones para el rescate bancario. En espera de que para la burra alemana, el Ejecutivo contempla la posibilidad de utilizar el dinero sobrante de esa línea de crédito que no se use con la banca en la refinanciación de los 27.000 millones largos de deuda que vencen en octubre, una alternativa abierta en su día por Bruselas. La especulación más llamativa que maneja Moncloa este mes de agosto se centra en la especie de que Alemania ha decidido ya expulsar a Grecia del euro, una medida que se anunciaría en septiembre y que sería una baza que permitiría a Merkel presentarse ante su Parlamento para argumentar que, una vez castigados los malos, habría llegado la hora de establecer un cordón de seguridad en torno al euro que, naturalmente, tendría que incluir a Italia y España.

¡Germania rules! Mientras tanto, empresarios y banqueros siguen enviando constantes mensajes al Gobierno Rajoy apelando a la necesidad imperiosa de no bajar la guardia y hacer los deberes en casa, al margen de lo que en su momento decida Merkel. El control del déficit sigue siendo la clave del arco de nuestro futuro inmediato, lo que es tanto como poner la pelota en el endeble tejado de un Montoro políticamente tocado. Si a finales de año el problema del saneamiento de nuestros bancos estuviera resuelto, como debe ser el caso, y si en diciembre el Gobierno consiguiera enviar a los mercados el mensaje de que ha sido capaz de controlar el déficit público, de forma que el guarismo final para 2012 quedara en torno al seis y pico, aunque pasara unas decimitas del 6,3% comprometido, y si además las exportaciones siguieran tirando, entonces y solo entonces esta horrenda crisis podría empezar a enseñar otra cara incluso en la primera mitad de 2013, mostrar una mínima luz al final del túnel de estos ya cinco años de aguda crisis, una llamita de esperanza en el mundo perdido y añorado de la vuelta al crecimiento. Todo, como casi siempre, depende de nosotros.

El terror del euro y la cita del día 6
Pablo Sebastián www.republica.com 20 Agosto 2012

Sorprende la pasividad de Rajoy y su Gobierno, inmersos en sus respectivas vacaciones, mientras arde España “por fuera” y “por dentro” se está mascando la tragedia del euro, en la que nuestro país desempeña un papel crucial. Porque la quiebra del Estado español no solo nos llevaría a una ruina sin precedentes sino que también se llevaría por delante la moneda única de la UE y puede que todo el proyecto europeo.

Ante tan grave situación el Gobierno, pasivo y desconcertado, de Rajoy se está jugando el todo por el todo a la sola carta de que España es demasiado grande para caer –y para ser salvada- y por lo tanto los grandes socios europeos, empezando por Alemania y siguiendo por Francia, no lo consentirán y nos ayudarán, y otro tanto deberán hacer las instituciones europeas –la Comisión y el BCE-, así como el FMI por la cuenta que le trae a Estados Unidos una crisis de semejante envergadura.

Pero apostar todo a la pretendidamente obligada salvación de España por parte de la UE es una temeridad, como ya se ve en el caso de Grecia que se puede convertir en las próximas semanas en el “aviso” a navegantes perezosos y confiados como España.

Por ello y en semejantes circunstancias sorprenden el pasotismo de Rajoy y también el oportunismo electoralista de Rubalcaba, porque todos estamos en el mismo barco, que tiene una enorme vía de agua y donde nadie, ni PSOE ni PP, ni incluso las minorías, podrán sacar mas beneficios que el reparto de la ruina nacional de la que los ciudadanos culparán (como ya lo hacen) al conjunto de la clase política, sin excepciones. De manera que urge no solo un plan nacional de urgencia para evitar que España quiebre o salga del euro sino que también es necesario un pacto nacional muy por encima del debate ideológico y electoral.

En cuanto a la responsabilidad de la UE, y de sus gobernantes y altos funcionarios mas emblemáticos, Merkel, Hollande, Draghi y Barroso, sería bueno que tomaran conciencia de la situación y que actuaran en consecuencia porque hasta ahora han estado jugando con el fuego de la austeridad, la amenaza y los castigos a países que tienen dificultades para cumplir los objetivos de déficit y que cada vez están mas hundidos en la recesión –como la media de la zona euro-, lo que demuestra que la austeridad impuesta por Merkel ha fracasado y merece, con urgencia, una rectificación.

Y es, precisamente en esta coyuntura, en la Merkel llegará el día 6 de septiembre a Madrid para entrevistarse con Rajoy. El mismo día en el que el Banco Central Europeo abordará las condiciones de un posible rescate de España e Italia, anunciando cuales serían sus actuaciones. Las que el ministro De Guindos pidió el viernes que fueran “ilimitadas y contundentes”, para poner fin a los ataques y a las especulaciones de los mercados, reduciendo los altos tipos de interés que paga España (e Italia) por su deuda, y creando una zona de estabilidad financiera que, por otra parte, permita abrir la esperanza y la puerta al crecimiento.

Estamos pues en un cruce de caminos infernal en el que, salvo que Alemania tenga otros planes contra Europa y contra el euro, no hay mas elección que reconducir el plan aleman de austeridad con calendarios mas amplios y exigencias menores. Y a la vez con medidas excepcionales de España e Italia que en nuestro país deberán ir acompañadas de un pacto nacional político y social. De lo contrario entraríamos en una seria crisis no solo económica y social sin precedentes desde el comienzo de la transición, sino también en una espectacular crisis institucional.

De ahí que en el seno de ese gran pacto, en cuya base han de estar el PP y el PSOE, se debe de abordar sin mas dilación por ambos partidos el recorte del ingente gasto político, empezando por el demencial modelo autonómico en contra del cual ya existe en España un amplio clamor. Y no estaría de más que, desde todas las instancias de poder de la UE, se recomendara a España esa gran reforma institucional y constitucional –porque habría que cambiar la Constitución-, para la reforma autonómica, porque con ello el ajuste del déficit se haría de manera mas rápida y eficiente y con menor coste social.

Estamos en un momento crucial y apenas queda tiempo, y no solo hay que analizar los riesgos de España y del euro, por importante que ello sea –algo que está muy de moda en la prensa española e internacional- sino proponer y respuestas y soluciones porque la acción, y no solo los lamentos y la reflexión, es el único camino que hay que tomar.

Crisis
España necesita un mercedario
Pedro de Tena Libertad Digital 20 Agosto 2012

Joaquín Sorolla pintó un cuadro titulado El Padre Jofré, defendiendo a un loco. Juan Gilaberto Jofré, valenciano, era mercedario de la orden barcelonesa de la Merced, fundada por Pedro Nolasco en el siglo XIII. Jofré fundó el primer manicomio del mundo, a principios del siglo XV, considerando que la locura era una cautividad de la razón, no un signo del demonio. Los mercedarios eran especialistas en auxilio a cautivos, esclavos, presos y locos, y se dedicaban a ello. Es más, tenían un cuarto voto por el que se comprometían en los casos que fuera menester a intercambiarse con el cautivo, aceptando así su suerte. En esta España de mercenarios –hay que ver lo que cambia una sola letra–, donde nos arruinamos poco a poco más de 46 millones de ciudadanos cada vez más ancilares, o tal vez locos, que precisamos, al parecer, un rescate inminente, necesitamos un mercedario capaz de devolvernos aquella España, u otra parecida, que fue no hace muchos años el motor de Europa. Ya sé que es pedir mucho.

No llevamos siquiera un año del nuevo gobierno del PP y las cosas no parecen mejorar adecuadamente. No sólo se hunde el voto de los populares, sino que el de los socialistas tampoco progresa, alimentando partidos que podrían ser males por conocer, a tenor de lo que ha ocurrido en Andalucía. No sólo se hunde la economía doméstica de los ciudadanos de la España de a pie, asfixiados por unos impuestos casi confiscatorios y amenazados por la cada vez menor capacidad adquisitiva de sus euros. Lo que se abisma es la confianza de los españoles en sí mismos. Al ataque de los viejos y astutos separatismos, cada vez más triunfantes, hemos sumado la cortedad de miras de los gestores del autonomismo en una interpretación suicida de la Constitución y la voracidad de una sociedad civil estatizada, alimentada y controlada por las subvenciones oficiales y no por el dinero libre de sus componentes. Todo ello ha concluido en una virulenta crisis económica y moral de la que sólo nos puede rescatar alguien con fe en la causa y disposición a correr la suerte de todos nosotros. Esto es, un mercedario, un sabio en asistir a quienes han sido atrapados por telas de araña que superan sus fuerzas.

Luis de Guindos ya menciona la palabra rescate más allá de la intimidad, y Ana Botella, con voz de Aznar, considera que el rescate es inevitable para septiembre. Después de todos los tajos que se han dado sobre las bolsas privadas de los ciudadanos, ahora resulta que, además, hay que pedir el rescate negado hasta ayer mismo.

Independientemente de que exijamos la presencia de un historiador que nos explique con la claridad que Dios no le ha dado al gobierno de Rajoy qué coño ha pasado en España desde 2007, incluso antes, y por qué debemos pagar el pato, necesitamos un mercedario, un experto en socorro, para intermediar justamente en el rescate de quienes nunca debimos haber caído cautivos de nadie. Y, desde luego, como está claro desde Cervantes en Argel,

acábense nuestras fiestas
cesen nuestros regocijos,
que siempre en tragedia acaban
las comedias de cautivos.

Centenario de Milton Friedman
¿Qué es el friedmanismo?
Carlos Alberto Montaner Libertad Digital 20 Agosto 2012

Milton Friedman nació en 1912, hace cien años, y los vivió casi todos. Murió en el 2006, a los 94, lúcido y combativo. Su centenario ha revivido la polémica en torno a su legado. En 1976 recibió el Premio Nobel de Economía. Lo suelen presentar como "el padre del neoliberalismo" o la cabeza de la Escuela de Chicago, pero fue mucho más que todo eso. De su obra se deduce la más sencilla y formidable definición de la libertad: ser libre es poder elegir sin interferencias ni coacciones externas.

En 1980 Friedman y su mujer, Rosa, filmaron una magnífica serie de televisión titulada Free to Choose. Fueron 10 memorables capítulos en los que el matrimonio examinó algunos casos exitosos, como el de Hong Kong, próspero debido a la libertad que tenían ahí los individuos para producir y vender, frente al fracaso de la India, entonces estancada por la planificación centralizada y en manos de los burócratas, aberración que los hindúes comenzaron a abandonar poco tiempo después.

De alguna manera, la mayor parte de los males económicos tenían el mismo origen: el Estado, un "ogro filantrópico" que, cuando pretendía ayudar, generaba ciudadanos indefensos incapaces de ganarse la vida, mientras los funcionarios dilapidaban enormes cantidades de recursos que se esfumaban en medio de la corrupción y la forja de estructuras clientelistas que lastraban y a veces imposibilitaban la creación de riquezas.

La historia de la lucha por la libertad es la historia de la conquista del derecho individual a decidir. Las personas fueron más dichosas y más ricas cuando pudieron elegir el dios al cual adoraban –o no adorar a ninguno–. Cuando pudieron trabajar, vestir, leer, escribir, casarse, divorciarse o militar libremente. Alcanzaron cierta felicidad cívica cuando dejaron de ser súbditos obedientes, se convirtieron en ciudadanos altivos y transformaron a los mandamases en temerosos servidores públicos.

Si existe el friedmanismo, éste consiste en tres ideas-fuerza fundamentales: la ardiente convicción de que nadie sabe mejor que nosotros mismos lo que deseamos y lo que nos conviene, la firme creencia en la libre competencia para perfeccionar gradualmente los bienes y servicios que adquirimos o producimos y la necesidad de que los individuos asuman responsablemente el control de sus vidas.

El friedmanismo, claro, tiene importantes consecuencias en el debate actual. De alguna manera está vinculado al creciente derecho del consumidor. El consumidor vota con su dinero y el Estado no debe imponerle productos que no desea, ni debe tener la prerrogativa de fijar los precios ni, mucho menos, como sucede en Argentina y en tantos países, criminalizar la tenencia de moneda extranjera.

Tampoco el Estado debe arrogarse el derecho a decidir qué sustancias puede utilizar la persona. Si un adulto, libremente, decide fumar marihuana, esnifar cocaína o inyectarse heroína, a sabiendas de que puede convertirse en un pobre adicto, ese estúpido comportamiento, nada recomendable, absolutamente pernicioso, forma parte del derecho sobre el propio cuerpo, y el Estado, humildemente, debe respetarlo, como debe admitir que cualquier persona en la plenitud de sus facultades mentales decida que ya no quiere seguir viviendo porque sufre demasiado. "Vivir –decía un famoso suicida español– es un derecho, no un deber".

El friedmanismo consiste, también, en creer que los vouchers son un método eficiente de estimular la competencia, pues sirven para que los padres seleccionen las mejores escuelas públicas para sus hijos, o la mejor institución sanitaria para el cuidado de la familia, lo que obliga a las éstas a mejorar la calidad de sus ofertas.

Hay mucho de sentido común en las propuestas de Friedman, pero también hay una enorme dosis de confirmación empírica. Los países más ricos y dichosos son aquellos en los que se combinan la libertad económica y la libertad política, y en los que el Estado no dirige la economía ni ejerce las tareas de los empresarios, limitándose a auxiliar la creatividad de los individuos aportando instituciones de derecho e infraestructuras materiales.

Milton Friedman lo dejó dicho es una frase clarísima: "Uno de los más grandes errores es juzgar los programas y políticas por sus intenciones, en vez de por sus resultados". Fue el más práctico de todos los teóricos. Y tuvo razón.

elblogdemontaner.com

Los partidos políticos son la verdadera mafia
Javier Pérez Pellón www.republica.com 20 Agosto 2012

Vista la historia de estos tres o cuatro últimos decenios, en Italia un poco más, en España un poco menos, es decir desde la instauración política de una mal llamada democracia que coincide asímismo con la creación, organización y desarrollo de los partidos y teniendo en cuenta lo que nos proporciona la crónica de hechos acaecidos hoy mismo, sería conveniente y salvífico para la sociedad civil no esperar ni un día más para realizar aquello que, convencionalmente, se llama aproximación gemelar entre dos ciudades, – me he enterado que, por ejemplo, Valladolid tiene relaciones gemelares ¡nada menos que con Florencia! – , sólo que en este caso debería hacerse entre dos países: Italia y España deberían ser reconocidados internacionalmente como dos Estados gemelos en cuanto a corrupción política se refiere. Y esto en virtud de ese pacto tácito, corrupto y vergonzante, que los partidos que gobiernan han rubricado, a escondidas del gentío, con aquellos otros de la oposición, para repartirse la torta del poder con prebendas y beneficios inconfesables.

“Zikung preguntó: ¿Qué debemos pensar de los políticos de hoy?
Confucio respondió: ¡Ay! son hombres del hampa. Desaparecerán” (Lunju 13°-20)

“El hombre sabio aspira a la perfección, el hombre ignorante al bienestar. El primero se dedica a observar las leyes, el otro a obtener favores de ellas” (“Los Cuatro Libros de Confucio. 559-479 a.d.C).

En Italia se le llama “La Piovra”, el pulpo gigante, la Mafia, que con sus poderosos tentáculos abarca y comprime, casi hasta provocar su axfisia, a la entera sociedad civil. Aquí, en Italia, como allí, en España, la verdadera “Piovra”, la auténtica Mafia, son los partidos políticos. Sobre los partidos políticos, en el Sur geográfico de esta maltrecha Europa, se habla mucho más en “contra” que a favor y de ellos se escribe, se dice y se cuenta, desde hace unos cuantos años a esta parte, de todo y de las más diversas y coloristas formas.

Esto sería un motivo más para leer, o releer, un pequeño pero extraodinario libro publicado en Italia recientemente: se trata del “Manifiesto para la supresión de los partidos políticos” de Simone Weil. Simone Weil, ha sido una singular personalidad del siglo XX, a la par que una de las más ilustres, entre pensadoras y pensadores, de esos trágicos cien años de la humanidad transcurridos entre dos horribles y crueles guerras mundiales, cruentas revoluciones y masacres del género humano con toda clase de sofisticadas armas, desde las nucleares, al napalm, al efecto naranja, al fósforo…baste pensar en Vietnam o en Hirosima o en Dresde o al ZyklonB el gas empleado en Auswicth con el que se exterminaba a los infelices prisioneros, en su gran mayoría judíos, para confirmar cuanto digo.

Para quien quiera saber de donde venimos es imprescindible conocer las obras de aquellos que dejaron al mundo, – con la ejemplaridad de su existencia, con el sufrimiento corporal de sus carnes desgarradas y las incertidumbres de sus espíritus atormentados – , el testimonio vivo de la historia.

Y éste es el caso, aparte todo el conjunto apasionante y apasionado de su obra, del “Manifiesto para la supresión de los partidos políticos”, libro aparecido póstumo en las páginas de la revista francesa “La Table Ronde”, en el mes de febrero de 1950. El filósofo Alain, que conoció muy bien a Simone Weil, sostiene que “se trata de un ensayo lleno de fuego, que parece escrito con el azadón de un desenterrador, y de soberbia desenvoltura”. En efecto, la drástica condena contenida en el título de este libro no va dirigido sólamente, según su autora, a un partido determinado, de derecha o de izquierda que quiera interpretarse, sino a todos los partidos políticos en general.

“Un partido, cada partido, – sostiene caústicamente Simone Weil – , es una máquina para fabricar pasiones colectivas; y, por lo tanto, no se propone la realización del bien público, sino que busca y pretende, sobre todo a través del arma de la propaganda, la servidumbre de todos y cada uno de los inscritos en sus listas que, indefectiblemente, acaban por confundir y olvidar la búsqueda de ese beneficio público y de la justicia, al ser obligados, por la disciplina del partido, a renunciar a pensar con su propia cabeza”.

“Las consecuencias, – según Simone Weil – , son siempre dramáticas: si la pertenencia a un partido obliga siempre y en cualquier caso a la mentira, la existencia de los partidos políticos es absolutamente, incondicionalmente, un mal” ¿Entonces qué se debe hacer? Simone Weil, obligada a vivir en un período histórico dominado, preferentemente, por los partidos totalitarios, a la derecha por aquellos de matriz nazi-fascista y a la izquierda por aquellos marcados con el sello comunista stalinista, se cuida muy bien de sugerir la propuesta de simples retoques de maquillaje que mejoren su aspecto. Su receta es mucho más firme y perentoria: una vez definidas las “máquinas para fabricar pasiones colectivas” y después de haberlas identificado como “un mal total sin paliativos intermedios, es indispensable la supresión de los partidos políticos para construir un bien casi al estado puro”.

Mientras un contemporáneo suyo, Bertolt Brecht, escribía un “Elogio del partido” donde afirmaba que “mientras un indivuduo solo tiene dos ojos, el partido tiene mil ojos”, Simone Weil insistía , es más exigía que “un auténtico resanamiento, que va mucho más lejos de implantarlo en los simples quehaceres públicos, no llegará nunca a realizarse mientras dominen los tentáculos oprimentes de los partidos” .
No creo que al día de hoy, tal y como van las cosas en Italia, con los pactos, detrás de los bastidores entre los partidos de centro-derecha y los antiguos alevines del Partido Comunista Italiano, reconvertido ahora en “Partido Democrático” y en España, entre el Partido Popular y el PSOE que, al fin y al cabo, son la misma cosa y razonando a la luz de la cordura y de lo que nos pueda deparar un próximo futuro, la aguja de la balanza se inclinará decidida y contundentemente en favor de la tesis de Simone Weil y en contra, en este caso, del gratuito pensamiento del, por otra parte, gran dramaturgo alemán y autor de “Madre coraje”.

Yo me pregunto si a estos necios recalcitrantes de los partidos políticos, llámense Berlusconi y D’Alema, Rajoy, Felipe Gónzalez, Aznarín o Rubalcaba, se les habrá ocurrido, alguna vez, tener entre sus manos un libro de Simone Weil o habrán dado un repaso a través de su vida ejemplar. Yo creo que no. Y eso porque, naturalmente, entre un noble y aristocrático gigante espiritual de la talla que fuera la escritora francesa y estos enanos todos ellos horteras de ánimo y también muchos otros incluso de aspecto, existe un espacio, inconmensurable, infinito. Decía Victor Hugo que “los tiempos primitivos son líricos, los tiempos antiguos son épicos y los tiempos modernos son dramáticos”. “La vida, – decía Séneca – , es como una narración, importa no tanto su duración como su valor”. Y, en esto la vida de Simone Weil, a la que personalemnte descubrí después de haber visto una fotografía suya tomada durante la Guerra Civil española, en el frente republicano, con un fusil en la mano, es de un valor tal que se acerca a la meta de la perfección.

Simone Weil, nació en París el 3 de febrero del 1909. Hija de un rico médico judío, era la hermana del matemático André Weil, el científico que durante mucho tiempo fuera el colaborador de mayor confianza de Albert Einstein.

Cuenta Simone Weil: “Eramos una familia muy unida, una familia típica de la buena burgesía de aquella época. Nuestros padres eran agnósticos y muy atentos a la educación de sus hijos. La principal característica de nuestra educación, durante el período de la Gran Guerra, del 1914 al 1918, dependía del hecho de que nuestra madre había decidido seguir a mi padre en sus muchos traslados y cambios de destino. Hacía un trimestre aquí y otro allí; nos han dado lecciones privadas y hasta por correspondencia y esto nos ha permitido ir muy por delante en los estudios con relación a nuestros coetáneos que continuaban a seguir los cursos normales en sus escuelas”.

Desde 1919 a 1928 estudia en diversos liceos de París y consigue su admisión en la rígida Escuela Normal Superior donde, en el 1931, obtiene el grado de profesora para enseñar Filosofía, didáctica a la que se dedica, con alguna que otra interrupción, hasta el 1938. En el Liceo de la ciudad de Le Puy, su primer lugar como profesora, suscita un gran escándalo por haber distribuído su salario entre los obreros en huelga. En el invierno de 1934-1935 comienza a trabajar como simple obrera sin especialización alguna, en la fábricas metalúrgicas de París. De esta experiencia y de los ocho meses que pasa en la Renault, y que tendría gaves consecuencias para su salud ya quebradiza, nace su libro “La condición obrera”. Viaja a Portugal donde conoce, vive y comparte la miseria de los pescadores. Son los años en los que se acerca a los sindicatos anarquistas y trotkistas.

En el 1936 decide ir a España para luchar en el bando republicano (bajo el influjo de aquella propaganda partidista que tanto detestaba, pensando que la República española era el paraíso de la libertad y de la democracia y no un régimen nacido de un vacío de poder como efecto de unas elecciones municipales que ganó, por un gran número de concejales, la monarquía. Es la triste historia de la huída de Alfonso XIII, y del grito de “no es esto, no es esto”, de José Ortega y Gasset, uno de los propulsores, junto a Gregorio Marañón y Ramón Pérez de Ayala, de la República, al ver, al día siguiente de la proclamación del nuevo régimen, a media España incendiada con sus iglesias ardiendo). Al no poder sostener un mosquetón entre sus manos y no disparar ni un solo tiro, a Simone Weil se le asignaron trabajos en la cocina.

En 1937, muy enferma, abandona España y ese mismo año mientras viaja por Italia se arrodilla ante el altar de la capilla de Santa María de los Angeles, en Asís, sintiéndose “arrastrata por una fuerza irresistible”. Es aquí y en este lugar donde comienzan sus experiencias místicas que continúan cuando, en el 1938, trancurre una Pascua en la Abadía Francesa de Solesmes. Imaginémosnos a Simone Weil en aquellos momentos, quizás se recordaría de cuando, muy joven todavía, riñó para siempre con su mejor amiga que había decidido convertirse al cristianismo.

No obstante estas experiencias espirituales no se decidió nunca a entrar en la Iglesia Católica por temor a encontrar un fácil refugio que le habría alejado de la mística pasión sufrida por Cristo y porque el pretendido catolicismo, o sea universalidad, predicado por la Iglesia de Roma, no era tal, ya que en virtud de su propia fe, debería abrazar a todos los humanos, cosa que no hacía, sin distinción de creencias, algo que su deber o no hacía caso o ignoraba, o de razas, o de ambas cosas a la vez como bien demuestra su pecadora historia de hogueras y torturas. La idea de su conversión al catolicismo con la que alguna beata receta la ha querido santificar, carece absolutamente de fundamento y no existe ninguna prueba fehaciente de tal disparate. Yo creo que de aquí nacería, después de mucho años, esa congoja espiritual de Oriana Fallaci al declararse “atea cristiana”, que por ósmosis de amistad con la gran escritora y periodista italana, yo también comparto plenamente.

En 1940, Simone Weil abandona París, a causa de la invasión alemana y se reune con sus padres en Marsella, donde se dedica a trabajos agrícolas. También en compañía de sus padres viaja a Los Estados Unidos y después de una breve estancia viaja a Londres para unirse a la organización de “France Libre” de la resistencia francesa. Dice que “ayunando se siente espiritualmente más cerca de sus compatriotas franceses que sufren en su país la ocupación alaemana”. Atacada por una fuerte tuberculosis, de la que ya sufría desde hacía tiempo, agravada por los ayunos y privaciones, muere en el Hospital de Ashford , a 80 kilómetros al sur de Londres, el 24 de agosto de 1943, a la edad de treinta y cuatro años.

La idea de una vida truncada por la muerte en plena juventud con el estribillo de “lo que aún podría haber hecho”, a mi me parece totalmente equivocada. “Esta no debe ser nuestra actitud., sino al contrario, detenernos y recrearnos en la herida abierta a destiempo, en la existencia truncada, para aprender la gran lección de que cada día debemos en realidad dar por terminada nuestra historia, nuestra humilde o nuestra excelsa historia, como si el juicio de la posteridad para los grandes o el Dios para los pequeños hubiera de hacerse desde allí hacia detrás; como si al día siguiente debiéramos recomenzar nuestras oposiciones a la admiración de los demás hombres o al respeto de nuestra propia conciencia”. “Si quieres vivir largo tiempo, no lo pierdas”, leí una vez no sé donde. Además ese metro desconocido de la vida que se llama destino, nos ha enseñado que una vida truncada en plena juventud, pero con una gran obra ya realizada, quiere dar a entender que ha cumplido enteramente con la misión de su existencia.

Aunque no tenga nada que ver con Simone Weil, nuestra historia patria está repleta de vidas truncadas en plena juventud. Y así, andando entre los toros, José Gómez Ortega, “Gallito”, “Joselito”, encontró la muerte, corneado por un toro, en la plaza de Talavera de la Reina, el 16 de mayo de 1920. Joselito tenía sólo venticinco años, paro había ya dado todo para la gloria de la historia del toreo.

Los partidos políticos son la verdera Mafia, son los enemigos de la vida civil, de la democracia y de la pacífica convivencia de la ciudadanía. En fe a Simone Weil ¡suprimámosles! Aún estamos a tiempo.

“Hoy es siempre todavía”, decía Antonio Machado.

Mano dura
Alfonso Merlos La Razón 20 Agosto 2012

Toda la dignidad que el Estado de Derecho pretenda entregarle de forma timorata al execrable Bolinaga será toda la que le arrebate de forma inhumana a las víctimas del terrorismo. Deben ser conscientes políticos y jueces, empezando por los que tienen asiento en la Audiencia Nacional. En este tiempo de zozobra y ofensiva de la propaganda criminal, es básico recordar aquel precepto rotundo y atinado del mártir Gregorio Ordóñez: en una democracia, sólo los ciudadanos pueden transitar a plena luz del día por el medio de la calle; las ratas deben hacerlo por las alcantarillas.
Es así. Lo dicta la Ley y lo impone la moral. Resulta vomitivo certificar cómo los palanganeros de los asesinos de ETA se echan al asfalto, pancarta y megáfono en mano, para regodearse en una historia de amenazas, chantajes, torturas, mutilaciones y muertes. Y es sencillamente descorazonador comprobar cómo lo hacen con total impunidad, hablando de un miserable que por lo visto se emociona de tanta «solidaridad» y que se refiere a un proceso «bien encarrilado».

Nadie pone aquí en cuestión que en una sociedad abierta, en caso de insuficiencia probatoria, se debe favorecer al reo. Es uno de los pilares centrales del Derecho Penal. Lo que aquí puede y debe denunciarse con estruendo y aplomo es que incluso cuando no hay duda del comportamiento de una mafia impía, las togas se arrastren ante las apetencias de los mafiosos.
Es en estos momentos cuando más fuerza adquiere el viejo aforismo del conservador Edmund Burke, según el cual para que el mal triunfe basta con que los hombres buenos no hagan nada. Los hombres de bien reclamamos hoy mano dura. O sea, que la Ley aplaste a estas alimañas y no les sirva nunca más de alfombra roja.

Consejo de Estado y autonomías (II)
José Luis Meilán Gil La Voz 20 Agosto 2012

En febrero del 2006 el pleno del Consejo de Estado aprobó por mayoría el informe que daba respuesta a las cuestiones planteadas por el Gobierno presidido por Rodríguez Zapatero. Una de ellas se refería a la inclusión de la denominación de las comunidades autónomas en la Constitución. Se demandaba qué artículos serían los idóneos «para esa mención expresa e individualizada», los criterios para su ordenación, «qué consecuencias jurídicas produce la constitucionalización de las comunidades autónomas» y «qué preceptos del texto constitucional convendría modificar». Esa inclusión «no es un innecesario ejercicio de estilo? significa superar la apertura inicial del modelo de descentralización política establecido por la Constitución». Se trataba, en fin, de consagrar una realidad surgida, al margen de la Constitución, por el pacto de los dos grandes partidos.

Esta parte del dictamen fue obra del entonces presidente del Consejo de Estado, el catedrático de Derecho Constitucional Rubio Llorente. Insiste en la carencia de sentido del principio dispositivo recogido en el artículo 2 de la Constitución, en cuanto reconoce la autonomía como derecho, en la línea de lo que contenía la Constitución de 1931, ya que todo el territorio nacional se encuentra distribuido en comunidades. Por ello sostiene que «la reforma constitucional proyectada se va a limitar en este punto a reflejar una realidad ya existente? el principio dispositivo no es ya parte de ella». Se admite con desenfado que se pretende convalidar la mutación constitucional operada. Una vez que los territorios que habían plebiscitado en el pasado estatutos de autonomía habían hecho uso de su derecho y que Andalucía quedó constituida como comunidad del mismo nivel, «la libre iniciativa de las provincias para crear y definir nuevas comunidades quedó predeterminada por el acuerdo político que se plasmó en los pactos autonómicos de 1981». El «abandono» del principio se presume arduo.

No es esa la única irregularidad que se reconoce. Tampoco se ha respetado la disposición transitoria quinta de la Constitución, relativa a que las ciudades de Ceuta y Melilla podrían constituirse en comunidades autónomas. El informe insinúa también lo inapropiado del artículo 150.2 como instrumento para transferir competencias a comunidades que «constitucionalmente no podían aún acceder a ellas a través de los estatutos» y «para poner a su disposición las competencias ofrecidas, antes de asumir su titularidad por la vía ordinaria de la reforma estatutaria». El artículo no estaba previsto ciertamente como consecuencia del principio dispositivo, y tampoco para que el Estado transfiera competencias de su titularidad, sino facultades: ni exigibles, ni irrecuperables.

Desaparecería la autonomía como derecho, la limitación de Asamblea Legislativa y Tribunal de Justicia y disposiciones transitorias, entre ellas la que afecta a Galicia, «un vestigio histórico». No voté el informe, como tampoco voté la Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico (Loapa).

Consejo de Estado y Autonomías: o ellos o nosotros
Nota del Editor 20 Agosto 2012

Está claro que si no eliminamos el Consejo de Estado y las Autonomías, ellos conseguirán al fín eliminarnos. Y no se preocupen por el equilbrio del depredador, los políticos sólo buscan estar por encima, sea la riqueza o la miseria: estan y han estado por encima en la riqueza y seguirán estando por encima de nuestra miseria.

Monti y su fórmula
Esther Esteban www.lavozlibre.com 20 Agosto 2012

Mario Monti está estudiando seriamente la posibilidad de bajar los impuestos, sobre todo el IRPF, antes de finales de año para dar un respiro a los ciudadanos e incentivar el consumo. Hace solo un año el ejecutivo de Silvio Berlusconi, siguiendo las directrices del BCE, llevo a cabo un durísimo plan de ajuste para evitar que el país se hundiera por el acoso de los mercados. En este tiempo se está realizado un saneamiento de las cuentas publicas, aun inconcluso, pero que le han supuesto a Italia mayor credibilidad internacional que la que en estos momentos tiene España.

La fórmula Monti tiene dos planteamientos interesantes que bien podrían servir para sacar conclusiones al gobierno de Rajoy: recortes para cuadrar las cuentas y bajada de impuestos para estimular el consumo. Aunque las cifras macroeconómicas de España e Italia son muy distintas -nuestro déficit público es el doble que el suyo y su deuda es muy superior a la nuestra- da la sensación de que las recetas podrían ser finalmente las mismas, aunque nadie aprenda en cabeza ajena.

Es verdad que el presidente del Gobierno ha dicho por activa y por pasiva que en su AND y el de su partido no está la subida de impuestos y que las aprobadas en los últimos meses, tanto del IRPF como del IVA, son solo puntuales hasta que las cosas empiecen a mejorar. Incluso ha aventurado que antes de que finalice la legislatura ambos impuestos quedaran por debajo de como los encontró. Tal vez lo pueda conseguir pero , de momento, lo que estas subidas han provocado son un parón del consumo y un estancamiento de la economía que no parece tener salida.

Los cacareados recortes y el adelgazamiento de la administración tanto central como autonómica y local, solo verán sus frutos en el medio plazo si además de anunciarlos se hacen efectivos y para ello el presidente del Gobierno debe aplicar la ley sin contemplaciones, si se trata de que las comunidades autónomas cumplan el objetivo del déficit y reduzcan la grasa burocrática de amiguísimo y enchufismo que les asfixia. Aquí o reducimos el elefantiásico aparato estatal o no hay nada que hacer, por mucho que algunos barones autonómicos con una mano pidan el rescate y con la otra ataquen de forma inmisericorde a quien va a concedérselo.

Me gusta la formula de ajustar hoy para bajar los impuestos mañana, que es por lo que al parecer han optado los italianos, con la diferencia de que ellos han ahorrado mas y no han dado la imagen de desunión y reino de taifas que ofrece España a todas horas. De cara al exterior hay que serlo y parecerlo y en nuestro país hacemos mas bien lo contrario lo cual es nefasto cada vez que tenemos que pedir ayuda para financiarnos. Que es un día sí y otro también.

El nacionalismo catalán (y V)
César VIDAL La Razón 20 Agosto 2012

Al cabo de varias décadas de poder en solitario; de monopolio de los medios; de la enseñanza y de la cultura; de desprecio por la justicia; de gasto sin precedentes, el nacionalismo catalán ha terminado en la ruina que algunos anunciamos hace ya mucho, mucho tiempo.

El nacionalismo ha hundido a Cataluña económica y, sobre todo, moralmente; ha contribuido de manera decisiva a lisiar la economía española y ahora pretende salvar los muebles del naufragio apelando a que nadie puede intervenir en la agenda de la Generalidad. Pues se puede y se debe.

El Gobierno catalán, responsable de tanta miseria en tantos sentidos, tiene que someterse a los dictados de los que lo rescatan y debe hacerlo de la misma manera que lo hace el Ejecutivo de Rajoy frente a Bruselas: porque no hay otro remedio si pretende pagar a los funcionarios a fin de mes. Pretender negar esa realidad volviendo a esgrimir el victimismo cuando los madrileños pagan los dispendios de los sucesivos gobiernos de Cataluña es tan sólo una indecencia típicamente nacionalista.

En estos momentos, la obligación moral, política y económica del Gobierno presidido por Rajoy quizá sea – yo no estoy tan seguro– la de rescatar a las CCAA, pero, si es así, ha de enviar a los hombres de negro para ajustar las cuentas. En el caso de Cataluña, esos ajustes pasan, entre otras medidas, por cerrar las innumerables televisiones autonómicas y deficitarias; por clausurar las empresas públicas que sólo sirven para colocar a amigos; por eliminar todas y cada una de sus embajadas en el extranjero desde Australia a Francia; por suprimir todas las subvenciones al catalán en territorios de España que no lo hablan y que aborrecen con toda su alma esa muestra de inmiscusión lingüística intolerable, y por reducir de manera drástica un número de funcionarios autonómicos que es superior al que tienen prósperas naciones europeas.

Pasa también por el hecho de que el Gobierno catalán obedezca las resoluciones del Tribunal Supremo sobre la enseñanza en español. Si el Gobierno catalán no adopta todas y cada una de esas medidas de manera rápida, urgente y total, no veo razón alguna para que el resto de los españoles sacrifiquemos un solo euro de nuestros impuestos en intentar salvarlo.

Se me dirá que, si actúa así, el nacionalismo tendrá los días contados al no poder mantener ya a legiones de paniaguados. Quizá, pero ése no es ni mi problema ni el de millones de españoles y, en cualquier caso, si el nacionalismo catalán desaparece no sucederá nada grave. Cataluña se las apañó mucho mejor sin él durante siglos y lo mismo podría decirse del resto de España. Nuestro esfuerzo, nuestro sudor, nuestro trabajo y nuestro futuro –y el de nuestros hijos– no pueden desperdiciarse sólo en la miserable empresa de aplicarle el boca a boca ahora que sufre su segundo colapso.

Las CCAA provocan un agujero de 1.000 millones de deudas en los ayuntamientos
La falta de liquidez en los consistorios espera resolverse con la reforma local
 www.lavozlibre.com 20 Agosto 2012

Madrid.- El Ministerio de Hacienda ha reconocido que los ayuntamientos españoles son los que mejor están conteniendo el déficit, y que su falta de liquidez se debe, en muchas ocasiones, a que las Comunidades Autónomas no han abonado sus facturas y les debe una cantidad muy considerable de dinero que asciende ya a los 1.000 millones de euros según un informe de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Según reconoce la propia FEMP si está cantidad hubiera sido abonada en su momento "habría hecho que la mayoría de los ayuntamientos no necesitaran acogerse al plan de pago a proveedores, porque podrían haber abonado sus facturas".

Las deudas provienen de servicios que aunque corresponden a las autonomías, a través de la firma de un convenio, se ha llegado al acuerdo de que se encarguen los consistorios. De esta forma, los ayuntamientos adelantan los gastos para la realización de un servicio determinado, pero las CCAA, al no ingresar el capital correspondiente, van acumulando una deuda que irá aumentando con la prestación de servicios posteriores.

Iñigo de la Serna, presidente de la FEMP y alcalde de Santander, ha realizado las siguientes declaraciones: "en algunos casos, los ayuntamientos están financiando a las CCAA al no recibir el dinero que tenían que cobrar por prestar servicios". Por ello, "muchas entidades locales están viendo agravada su situación por el impago de la deuda de las comunidades".

La situación se resume en que si los municipios se negaran a encargarse de esos gastos, como es el caso de las CCAA, se verían obligados a cerrar colegios o centros de salud financiados por los presupuestos municipales.

Iñigo de la Serna, al igual que hizo su predecesor, Juan Ignacio Zoido, ha contactado con Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, para explicarle el problema que se está agravando cada vez más.

La actitud del Gobierno es clara y espera que está situación se solucione cuando se apruebe la próxima reforma de la Ley de Bases de Administración. Esta Ley obligará a que todos los servicios que preste el ayuntamiento estén en todo momento acompañados de la financiación de las CCAA.

Objetivo: fortalecer la Nación y acabar con el derroche
El Gobierno quiere impedir que las autonomías suplanten al Estado
Alfonso Alonso advierte que "durante muchos años" el Estado se ha "inhibido", pero tiene que "llevar la dirección política y económica del país"
EP www.lavozlibre.com 20 Agosto 2012

Madrid.- ¿Será verdad o una declaración más en periodo estival? El Partido Popular dice que quiere sacar adelante una reforma de la Administración que cierre el modelo de Estado en España clarificando qué competencias son del Estado y cuáles de las Comunidades Autónomas para terminar así con las duplicidades entre unos y otros.

El portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, destaca en declaraciones que el reto que tienen por delante "no lo ha hecho nadie en 30 años" y se muestra convencido de que el camino correcto es el de "no duplicar competencias" y "clarificar la posición de cada uno" pues "cuando cada uno sabe lo que tiene que hacer todo funciona mejor". Como ejemplo de esta filosofía, cita la oferta hecha por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, a las autonomías para que cierren sus oficinas con marca propia en el extranjero y las integren en la red de Embajadas y oficinas comerciales del Estado.

"Si el Estado tiene la competencia en representación exterior, que las autonomías no tengan 'embajadas' nos parece lógico porque eso le corresponde hacerlo al Estado y el dinero se reparte para que cada uno haga su competencia", argumenta. Alonso afirma que al PP le gustaría "llegar a un consenso" con los socialistas para sacar adelante esta reforma, pero reconoce que "en este momento no parece muy posible". Recuerda la propuesta planteada por los 'populares' de reducir el número de parlamentarios autonómicos en toda España, donde "en todas partes" se han topado con la oposición del PSOE.

Explica que la reforma responde a la necesidad de hacer un "ajuste" para que el Estado descentralizado vuelva a ser lo que era antes de que se cometieran algunos "excesos" que, en su opinión, ahora hay que corregir. Alonso defiende el sistema descentralizado español por la conveniencia de que las decisiones sobre la gestión de los recursos públicos estén "más cerca de los ciudadanos", pero ha advertido de la deriva de los últimos años, cuando las Comunidades Autónomas "han tenido la tentación de convertirse en Estados". Frente a esta deriva, subraya que el Estado no puede inhibirse, sino que debe ejercer "su papel, algo que en España durante muchos años

Piden un "plan radical" de reformas
Economistas españoles tachan de "catastrófica" la política de Rajoy en el 'FT'
Luis Garicano y Jesús Fernández-Villaverde publican un demoledor artículo en el FT criticando la estrategia de Rajoy contra la crisis.
Libre Mercado Libertad Digital 20 Agosto 2012

Luis Garicano (London School of Economics) y Jesús Fernández-Villaverde (Universidad de Pensilvania), dos destacados miembros de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) y con mayor renombre en el exterior, publican en el Financial Times un demoledor artículo contra la política económica del Gobierno, bajo el título Rajoy debe aprobar un plan radical para España.

El presidente "parece creer que los problemas no se resuelven, sino que se disuelven si se tiene paciencia. Su Gobierno ha aplicado esta lección a la crisis de la eurozona con resultados catastróficos". Así da comienzo una pieza en la que, entre otros aspectos, critica duramente el retraso en la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2012 o la línea de negociación con la UE seguida por Moncloa. Una estrategia que, hasta ahora, ha sido "un camino a ninguna parte".

Así, entre otras perlas, reprochan al Ejecutivo su estrategia de tratar de obtener financiación de la UE de forma "incondicional con la amenaza de derribar el euro", un "farol" que, a su juicio, ha fracasado, pues "no se puede jugar un juego de la gallina [chicken-run en inglés, o encaminarse de frente a toda velocidad a ver quién cede antes] cuando conduces un coche y tu oponente, el BCE, un tanque". Y es que, tal y como admiten, "el sector financiero español no puede sobrevivir sin un acceso ilimitado a dinero en efectivo del BCE".

Ambos solicitan al Gobierno poner en marcha de forma decisiva un plan de reformas estructurales y el necesario desapalancamiento para mejorar la tasa de crecimiento de España a medio plazo. No en vano, más allá del rescate financiero aprobado por Bruselas, el apoyo monetario del BCE o el rescate total del país, la salida de la crisis requerirá en todo caso un "cambio radical en la política de España", añaden.

Según estos economistas, en primer lugar, "España debe diseñar una reestructuración rápida pero ordenada de la deuda de las empresas públicas, bancos y gobiernos regionales insolventes", imponiendo pérdidas "sustanciales" a los acreedores (quita); en segundo lugar, el Gobierno debe "reiniciar un profundo programa de reformas estructurales centradas en la reducción de los obstáculos a la iniciativa empresarial y la creación de empleo"; y en tercer lugar, "España debe elaborar un plan creíble de consolidación fiscal que se centra en objetivos a medio plazo en lugar de arbitrarios objetivos a corto plazo", concluyen.

¿Salir del euro?
"El Gobierno debe abandonar sus arraigadas tentaciones populistas [...] Y los españoles deben comprender la verdadera realidad de la situación. Desafortunadamente, el tiempo se acaba para estas tareas", advierten. En este sentido, aluden a que algunos "observadores" defienden que "España abandone el euro", algo con lo que Garicano y Fernández-Villaverde están en total desacuerdo. Ambos, junto al también economista de Fedea Tano Santos, publicaron el pasado junio un artículo sobre este asunto bajo el título No queremos volver a la España de los 50.

En él advertían de que "España camina a trompicones, pero inexorablemente, por un sendero que conduce a perder los avances conseguidos por dos generaciones de españoles [...] Tras cuatro años de crisis seguimos con los bancos en situación crítica y dependientes de la financiación del eurosistema. Ninguna de las reformas acometidas han alterado sustancialmente un estado insostenible. En vez de ello, las reformas, particularmente las fiscales, han modificado solo los márgenes y, a menudo, en la dirección incorrecta. Las continuas sorpresas sobre la situación fiscal de las administraciones, central y autonómicas, demuestran que España tiene un problema constitucional que pocos consideran y que otros, como el presidente del Gobierno, niegan".

Ante tal situación, "salirnos del euro, por mucho que resulte tentador, sería, muy probablemente, mucho peor de lo que imaginamos", alertaban. "La realidad es que, el día después de la salida, la situación sería complicadísima. La nueva moneda se devaluaría considerablemente, los salarios y pensiones perderían gran parte de su poder de compra y todos los productos importados subirían de precio. Al aumentar la carga de la deuda, empresas, bancos y sector público se enfrentarían a la bancarrota. Las empresas, muy integradas en cadenas de valor global, suspenderían pagos con sus proveedores y perderían sus relaciones con sus clientes. Los bancos quebrarían"...

¿Conclusión? "Esa España sería la España de los 50, con ingresos bajos, derivados del turismo, con baja productividad, bajos costes y con un control brutal ejercido por los caciques locales, que controlarían los monopolios de la nueva economía cerrada. Del control de cambios y de exportaciones, aparecería, como en Argentina, una nueva clase privilegiada, estrechamente ligada al poder, nacida del chanchullo, la chapuza y el compadreo. Nosotros no nos reconocemos en esa España".

Y añadían que "lo triste es que a muchos de nuestros políticos este escenario no les asusta: una economía cerrada es una economía en la que pueden hacer y deshacer a su antojo, usando las palancas de la peseta para dar dádivas a sus amigos a discreción. Es a los españoles, por el contrario, a los que les conviene mantener el euro, que es la única forma de preservar el mínimo control de los desmanes de nuestros dirigentes. Por todo ello, aseveraban que "la alternativa es clara. España tiene que hacer su parte, y Europa la suya [...] España debe decir un claro sí a Europa, que es lo único que nos protege del peronismo empobrecedor, y que estamos dispuestos a pagar el precio que esto acarrea".


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Prisión permanente revisable
El Editorial La Razón 20 Agosto 2012

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha confirmado a nuestro periódico que el próximo mes pondrá en marcha su anunciada reforma del Código Penal en lo que se refiere a los delitos graves de terrorismo. En concreto, presentará un proyecto para regular la llamada prisión permanente revisable, figura que tiene perfecto encaje en nuestro ordenamiento constitucional, a diferencia de lo que se conoce comúnmente como cadena perpetua. Al margen de cómo se concreten los detalles de esta reforma, que posiblemente siga la pauta de otras legislaciones europeas con larga trayectoria, acierta plenamente Ruiz-Gallardón en incorporarla a la normativa penal por varias razones.

En primer lugar, porque responde a una demanda social ampliamente compartida y exigida. Ayer mismo, nuestro diario publicaba una encuesta que arrojaba un dato contundente: el 81% de los encuestados era partidario de la cadena perpetua para los delitos de terrorismo. Los mismos resultados, o muy parecidos, se han registrado en otros sondeos sociológicos realizados en los últimos años. Y tampoco hay que olvidar las campañas de recogidas de firmas, con resultados espectaculares, llevadas a cabo precisamente para pedir el endurecimiento de la legislación antiterrorista. Hace bien el ministro, por tanto, en dar cauce a esa mayoritaria corriente de opinión y en colocar a España en el mismo contexto penal de la gran mayoría de los países europeos, los cuales ya contemplan la prisión permanente revisable para delitos de especial gravedad.

Además, y en contra de ciertas interpretaciones hechas desde la izquierda judicial que ponen en duda su constitucionalidad por limitar supuestamente la reinserción, la reforma vendría avalada por la reciente sentencia del Tribunal Constitucional sobre la doctrina Parot, según la cual el hecho de incrementar el periodo de prisión no ciega otras vías de reinserción individual. Como es natural, para que se pueda alcanzar el propósito constitucional de la reinserción es indeclinable el concurso y voluntad positiva del reo, de ahí que si éste se opone o la rechaza por persistir en su actitud delictiva, se le puede aplicar la prisión permanente revisable con todas las garantías y salvaguardas. La lucha contra el terrorismo en España, principalmente contra ETA, pero también contra los radicales islamistas y otras bandas de extrema izquierda, ha ido evolucionando al compás de la sensibilización social y, si al Código Penal franquista le deben muchos etarras la libertad anticipada, hoy ya no es admisible que autores de brutales asesinatos puedan salir de la cárcel con apenas una quincena de años cumplidos, como es el triste caso de los pistoleros De Juana Chaos, Troitiño o Josu Ternera, entre otros

Canción de cuna
Alfonso Ussía Libertad Digital 20 Agosto 2012

Si no cambian mucho las cosas, vas a nacer en tierras lejanas, en lo que fuera en su día Nueva Granada, hoy Venezuela, así, la pequeña Venecia bautizada por los españoles cuando admiraron por vez primera su belleza natural y sus innumerables cursos de agua. Allí, en la nación en la que se refugia tu padre, fluye un río inmenso y fascinante, el Orinoco, rasgando la selva de la Amazonia. Y el Caroní, que baja rompiente hasta Ciudad Bolívar llevando en sus aguas sepias la madera, las ramas de los árboles devorados por la corriente, los minerales y el olor vegetal del trópico, el mismo que centenares de kilómetros más al sur, ya superado el ecuador, ofrece el Amazonas, la gran vena de América que nace en los Andes y alcanza hasta el Atlántico, ganando decenas de millas al agua salada y que los españoles, de nuevo los españoles, bautizaron como Santa María de la Mar Dulce. Contra tu madre no hay asunto pendiente con la Justicia, y es posible que te lleve a ver la primera luz de tu vida al norte de España, al País Vasco, la raíz de tus antepasados por parte de ella, Aranzábal, porque los de tu padre tenían de vasco lo que yo de guerrero masai. Y repara, niño o niña sin nombre todavía, que tu padre está perseguido por la Justicia por asesinar a muchas personas buenas e inocentes en nombre de una quimera a la que llegaron de emigrados los De Juana de Castilla y los Chaos gallegos. Tu madre sí, es vasca y juncal, y sólo tiene un defecto a primera vista. Que se enamoró de un terrorista e hipotecó su vida para seguirlo adonde fuera con indudable lealtad.

De cualquier forma, niño o niña sin nombre, has sido engendrado en donde nacen las palmeras, corren los ríos sienas, comparten territorio el jaguar y el yacaré y se alzan en los Llanos las montañas planas y formidables que reciben el nombre de tepuís. Si en Venezuela también naces, aprenderás que los pájaros multicolores, los guacamayos, los loros y los ibis sólo comparten con las gaviotas, las tórtolas, las becadas y las palomas de tu tierra antigua, el aire para volar. Pero esa explosión de color ya la han contemplado durante quinientos años los españoles vascos que navegaron hasta La Guaira o el Orinoco en busca de la aventura y de la fortuna. Si naces en Caracas, te asombrará la inmensa cumbre que separa la Capital de Venezuela de la mar cercana. Es el monte Ávila, y el nombre le viene de Castilla, a cuya Corona se unieron los vascos de seiscientos años atrás por temor a los vascongados, sus vecinos navarros, hoy mucho más españoles en los sentimientos que vosotros.

Si tu padre no cumple, por sus asesinatos, toda la condena que le resta, serás un niño venezolano, como Iñaki Anasagasti, como miles de vascos que llegaron o se exiliaron en las Américas en busca de su porvenir. O que se refugiaron en ellas cuando los regímenes políticos amparan a los criminales como tu padre, del que tú eres inocente y víctima, como sucede en la actualidad con Venezuela. No obstante, yo deseo que nazcas en tus raíces, mejor bajo el roble que a la sombra de la palmera o del ombú, y que precisamente por ser, sin tu permiso, el hijo de un criminal desalmado, tu vida y tu comportamiento social sean un ejemplo de bondad, equilibrio y trabajo. Los vascos de tu árbol familiar materno –y escribo desde la ignorancia–, fueron en su día pastores, o marinos, o agricultores bondadosos, equilibrados y trabajadores, como casi todos los vascos del ayer.

Recibirás de tu padre toda suerte de cariños. Tu padre dejó a decenas de niños sin el cariño de sus padres, porque los mató. Pero nadie te lo va a achacar a ti. Te deseo lo mejor, en la tierra de tu madre, integrado en una sociedad sanada del cáncer que hoy padece, y con los principios y los valores recuperados y en su sitio. Y que en las noches de luna, tomes el sueño mientras te cantan el «Aurtxoa seaskan».

Esto no es un escrito sobre ETA
Enrique Calvet Chambon www.lavozlibre.com 20 Agosto 2012

Economista y miembro del Comité Económico y Social Europeo

Esto no es un escrito sobre ETA, en cualquiera de sus versiones, cruentas o violentas pero no cruentas, ni sobre sus cómplices y aprovechones habituales, que muchas veces se llaman democráticos (y son más oligarquías que las de Bildu, Sortu, HB y más sopas de letras que enmascaran a ETA) ni sobre sus abducidos. Sobre ellos y el actual momento de su estrategia victoriosa ya escribí en estas mismas 'páginas' ('¿ETA o ética?', partes 1,2 y 3) y nada ha cambiado. Lo único que sucede en estos momentos es otro episodio más de dicha estrategia, y más que vendrán.

Este es un escrito sobre políticos, el actual gobierno, y la calidad de nuestra pseudo-democracia confusa.

La vuelta de tuerca en la insultante liberación del abyecto carcelero del Señor Ortega Lara, en mi opinión y simplificando, viene de dos hechos:

Lo primero, que ha pasado desapercibido, es que una de las condiciones de la excarcelación del asesino secuestrador es que no participe, una vez libre, en manifestaciones de enaltecimiento o legitimación de la violencia, ¡¡¡especialmente de ETA!!!!!. (Sí, han leído bien y está publicado) ¿Pero es que en España las manifestaciones de enaltecimiento de ETA, o del terrorismo, son legales? ¿Es que participar en ellas no supone de por sí enjuiciamiento y condena? Porque si a este asesino se lo prohíben expresamente es que otros pueden hacerlo con total impunidad. Por supuesto que no me chupo el dedo y que actos de enaltecimiento de ETA, de apología del terrorismo, de exaltación de la violencia asesina y secuestradora, bajo la cómplice pasividad de las autoridades, se dan todas las mañanas y todas las tardes en esta pobre Nación. Pero les ruego que reflexionen un segundo sobre el estado de cosas al que ha llegado nuestra vida pública y nuestra moral colectiva para que una institución del Estado, el Ministerio del Interior, de hecho, reconozca pública y oficialmente que lo normal es que se viole impunemente la Ley y reconozca oficialmente lo que todos sabemos. Que en determinados aspectos y determinadas zonas, no hay estado de Derecho. El nivel de degeneración y de perversión, de la convivencia, de la democracia y de los valores fundamentales sobre los que se sustenta puede pasar desapercibido en una sociedad más o menos cloroformizada e intoxicada, pero no deja de ser absolutamente letal para su porvenir.

Y segundo y sobre todo, el intenso afán de mentir y engañar de las autoridades sobre el motivo de la excarcelación. Es un insulto a la inteligencia discutir que el Gobierno tiene la facultad de sacarlo a la calle. Es evidente para todo el que sepa leer, y figura claramente en el texto normativo que regula esos procedimientos que el Estado “podrá” excarcelar a cualquier reo que estuviese en las circunstancias de este asesino (de tres guardias civiles). Pero es mucho mayor insulto a la inteligencia y a la dignidad de todos pretender que el Gobierno está obligado a hacerlo, lo que, además, sería un disparate legislativo colosal. La norma faculta al Ejecutivo, de facto y evidentemente, a calibrar cada caso para ejercer su derecho de “gracia humanitaria” en esas circunstancias calibrando muchos factores sociales, políticos y... ¡morales!, lo que es consustancial a una democracia. Después de todo, el Gobierno puede considerar que liberar a esa alimaña cruel y sanguinaria no arrepentida es más beneficioso para el bien general. Basta con que lo explique y, convenza o no a la totalidad de los españoles, ejerza, porque gobernar siempre es decidir y no siempre es popular. Pero lo que es intolerable es que lo haga vergonzosamente, intentando persuadir que no tiene opción y que se ve obligado, o sea engañando. Esa actitud, en este caso que afecta a los valores y los sentimientos más profundos de millones de españoles, y a centenares de victimas que han pagado con inmenso dolor la lucha por esos valores, es, sencillamente vomitiva. Y, por supuesto, antidemocrática. A partir de ese momento, todas las cábalas, todas las suputaciones sobre pactos secretos inmorales, sobre favores cruzados entre terroristas y gobiernos, sobre humillaciones a las víctimas y a la ciudadanía concedidas a sus espaldas, tienen toda legitimidad. En este tema toral, intentar engañar a los ciudadanos es absolutamente anti-democrático.

Y lo que es peor, ¿creen de verdad el Gobierno y la oligarquía del PP que los votantes que le han dado la mayoría absoluta democrática votaron eso? No soy de ellos, pero sí les digo: estamos ante un enorme fraude moral.

Pueden elegir

Irene Villa La Razón 20 Agosto 2012

No podemos permitir que unos asesinos que se hacen pasar por presos políticos, chantajeen a todo el país. Se han ido sumando presos etarras a la huelga de hambre para pedir la libertad del terrorista Josu Uribetxeberria Bolinaga, quien asesinó a los guardias civiles Mario Leal Baquero, Antonio López y Pedro Galnares, y pretendía dejar morir a José Antonio Ortega Lara, entre otras acciones terroristas. Por suerte, el funcionario de prisiones secuestrado por ETA en 1996 fue liberado por la Guardia Civil. La pista principal fue hallada en Francia, al detener al etarra Juan Luis Aguirre Lete Isuntza en cuyo bolsillo encontraron un mensaje: «BOL. 5 kilos. Ortega». Aquella frase en clave fue relacionada de inmediato por la comandancia de Inchaurrondo con el etarra José María Uribetxeberria Bolinaga, que acudía con cierta frecuencia a una nave industrial de Mondragón en la que la Guardia Civil dedujo que escondían el zulo donde estaba retenido José Antonio Ortega Lara. Así fue y Uribetxeberria fue condenado, además de por ello, por el secuestro de Julio Iglesias Zamora y por su participación en varios atentados de ETA durante los años 80.

Como los comunicados de los terroristas no presionan lo suficiente al Gobierno, esta huelga de hambre es una nueva estrategia en busca de impunidad para los presos etarras. Pero por justicia y legalidad, ningún asesino debe conseguir los beneficios de los que gozó en su día el asesino Iñaki de Juana Chaos. Cuesta creer que esta huelga de hambre tenga el fin que amenaza ya que en otras ocasiones ha sido hallada comida escondida en la celda, pero como dijo la primera ministra de Inglaterra Margaret Thatcher con respecto a los huelguistas de hambre del IRA: «Sus víctimas no pudieron elegir, ellos sí».

No somos como ellos
ROSA DÍEZ El Mundo 20 Agosto 2012

«- Nosotros somos los buenos, ¿verdad, papá…? Tú lo dijiste, nosotros portamos el fuego. «Nosotros nunca comeremos a nadie, ¿verdad, papá?
- Naturalmente que no.

- ¿Ni aunque nos muriésemos de hambre?
- Ya nos estamos muriendo de hambre, hijo». La carretera, de Cormac McCarthy.

No hace falta que digamos cada día que nosotros no somos como los etarras; no hace falta que justifiquemos las razones de los demócratas ante las sinrazones de los terroristas que cumplen penas de prisión por atroces crímenes contra inocentes seres humanos; no hace falta que pidamos perdón a diario por exigir que la ley se aplique para hacer justicia y no para que se beneficien de ella los que la combaten con fuego y terror; no hace falta que demostremos a nadie que los terroristas son los malos y los demócratas los buenos.

No hace falta que expliquemos en cada momento que las víctimas son todas inocentes y los verdugos todos culpables; no haría falta que explicáramos que el reglamento penitenciario no obliga a ningún Gobierno a mandar a su casa a criminales por muy terminal que sea el estado de su enfermedad; no haría falta decir que no pueden morir con dignidad, ni en su casa ni en ningún otro lugar, quienes han vivido sin ella.

Pero sí hace falta recordar que ya hemos vivido un suceso como éste en el que los terroristas se declaran en huelga de hambre para solicitar la libertad de uno de los suyos; cabe recordar que aquel episodio fue también un chantaje a la democracia, del que el Gobierno del PSOE fue destinatario y protagonista, y que fue justificado por «razones humanitarias»: exactamente lo mismo que ha hecho el Ejecutivo del PP.

Me niego a aceptar que la exigencia de justicia sea tachada por las almas puras de afán vengativo. Me niego a formar parte de toda esa gente tan «buena», tan pacifista, tan «demócrata» que cree necesario justificarse diariamente ante los enemigos jurados de la democracia.

Naturalmente que no somos como ellos. Y por eso, nosotros exigimos que caiga el peso de la ley contra los enemigos de la democracia, contra los verdugos de los ciudadanos inocentes, contra los que nos han arrebatado tantos años de libertad.

Claro que no somos como ellos. Por eso defendemos nuestras instituciones contra las bombas y contra el chantaje. Por eso, porque no somos como ellos, no queremos empates entre el bien y el mal; queremos que triunfe la ley contra la barbarie. Porque no somos como ellos les plantaremos cara hasta el final y no pediremos perdón por no darles tregua.

Obviamente, no somos como ellos; por eso nos matan.

Se ofrece espía del gobierno catalán
maría jesús cañizares ABC CAtaluña 20 Agosto 2012

Aprovecho estas líneas para ofrecer a la CIA mis servicios como espía especializada en los contactos exteriores del gobierno catalán. Mis emolumentos no tienen por qué ser tan elevados como los que debe haber recibido la empresa de espionaje Stratfor por descubrir que en Cataluña hay una gran sensibilidad independentista. Información secretísima que, desgraciadamente, ha caído en manos de Wikileaks y que podría afectar a la seguridad de ese pequeño estado en potencia. Yo garantizo mayor discreción y exclusividad, pues sé de otros espías que han chivado a corresponsales de diarios extranjeros, ¡oh escándalo!, la pugna entre el Gobierno español y las comunidades autónomas en materia de déficit, material clasificado que nunca debió ver la luz.

El ejecutivo catalán -demuestro aquí mi capacidad de observación-, que siempre acusó a la prensa internacional de dejarse contaminar por los diarios de Madrid, calla ahora cuando el británico «Financial Times» aplaude el concierto económico que se aplica en el País Vasco y que reclama el presidente Artur Mas. Es posible, y aquí podría abrirse una línea de investigación digna de la prestigiosa agencia de inteligencia americana, que la «embajada» de la Generalitat en Londres haya comenzado a extender sus tentáculos y que los encuentros anuales con la prensa local, hayan servido para encontrar complicidades y reafirmar las existentes -he sabido que el periodista escocés, muy sensible a los referendos de autodeterminación, salió encantado de la reunión-. Sugiero seguir muy de cerca al embajador catalán en Londres, pues gracias a una concienzuda labor internauta consistente en acceder a la web de la Generalitat, que existen contactos con Bulgaria, como demuestra la presencia del diplomático autonómico en la presentación de la película «Stoichkov» el pasado 30 de julio. Y lo más misterioso es que, desde esa fecha, la agenda del embajador permanece oculta. Mmmm...

Estos datos son sólo un pequeño ejemplo de las informaciones confidenciales que puedo aportar y que incluyen las interioridades del gobierno catalán. Insisto en que la cuestión económica no será un problema si finalmente requieren de mis servicios. Si les sirve de orientación, sepan que las tarifas oficiales de la Generalitat correspondientes a 2007 establecían que un informe sobre el cultivo de la chufa cuesta 12.000 euros. Yo les puedo proporcionar por mucho menos un análisis sobre las diferencias soberanistas entre CDC y UDC de cara a la Diada. Y sin que se filtre a Wikileaks.

"Es alarmante"
Vidal-Quadras reclama un “amplio debate interno” en el PP ante el “alejamiento” entre la dirección y las bases
El dirigente del PPE pone como ejemplos el plan de reinserción de etarras, la "subida brutal de impuestos", el mantenimiento de Educación para la Ciudadanía o "la negativa a transformar el Estado" en un país "eficiente y viable"
EP. Madrid www.republica.com 20 Agosto 2012

El vicepresidente del Parlamento Europeo y dirigente del PPE, Alejo Vidal-Quadras, exige que su partido afronte un "amplio debate interno" en el que participen sus bases dado que se está produciendo un "alejamiento" entre estas y la dirección 'popular' con decisiones como la conocida el viernes, la concesión del tercer grado penitenciario al etarra Josu Uribetxeberria.

En declaraciones este lunes, Vidal-Quadras califica este hecho de “nuevo acto de rendición de la democracia española ante la barbarie” y advierte de que es uno más de los asuntos en los que se plasma la “divergencia” entre las políticas del Gobierno y los deseos de sus votantes: el plan de reinserción de etarras, la “subida brutal de impuestos”, el mantenimiento de la asignatura Educación para la Ciudadanía o “la negativa a transformar el Estado” en un país “eficiente y viable”.

Para el dirigente ‘popular’ el alejamiento entre votantes y bases y el actual equipo directivo del PP “es ya alarmante” y está al borde del “divorcio”, por lo que considera urgente un debate interno en el que puedan participar los militantes y las “estructuras territoriales”; entre todos, deberán definir “las líneas estratégicas y de gobierno en un período decisivo, en el que corremos el peligro de que la crisis arrastre a España al sumidero de la Historia”.

Alejo Vidal-Quadras ha distinguido entre un partido y quienes lo dirigen en un momento dado y ha subrayado al respecto que el PP “no es” ni una organización socialdemócrata en lo económico ni “relativista en lo ético y benevolente con los terroristas”.

“Es el partido de la libertad de empresa, de la defensa de la familia, de la unidad nacional, del combate democrático implacable a ETA y del apoyo sin fisuras a las víctimas del terrorismo, y todo lo que hagan y digan sus dirigentes y sus representantes no debe desviarse un milímetro de estos supuestos”, reivindica.

Ana Botella ve inviable el Estado autonómico 'tal como está'
"Empresas públicas, entes, televisiones autonómicas... Soledad Becerril se ofreció a ser la Defensora de todos los españoles, ¿por qué no puede haber una Defensora del Pueblo común?"
Europa Press www.lavozlibre.com 20 Agosto 2012

Madrid.- La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, considera que no es viable "tal y como está" el Estado autonómico, porque ha ido incrementado sus gastos de funcionamiento hasta llegar a ser insostenible económicamente, y ha apostado por reformarlo adelgazando algunas cuestiones y manteniendo "las muchas cosas buenas que tiene", con el objetivo de que sea viable.

Tampoco descarta que se puedan devolver competencias. "¿Por qué no?", se pregunta, pero precisa que cualquier reforma que se haga en el sistema autonómico debe ser "por consenso" con el PSOE. Botella reflexiona sobre la situación económica de las autonomías y del país y asegura que el sistema de reparto de competencias "ha sido bueno estos años", pero necesita reformas tras 30 años de funcionamiento en los que se han creado "demasiados organismos" hasta llegar a ser insostenible.

"Empresas públicas, entes, televisiones autonómicas... Soledad Becerril se ofreció a ser la Defensora de todos los españoles, ¿por qué no puede haber una Defensora del Pueblo común?", ha puesto como ejemplo. Para la regidora madrileña, los gastos del Estado autonómico tienen que ser asumibles y conformes a los ingresos que se logran, por lo que es necesario afrontar reformas, en paralelo a los recortes de gastos que ya se están aplicando. Entre ellas, la reforma de la financiación autonómica, que tampoco descartó llevar a cabo ahora que España está "en una encrucijada importante" de su historia. Por ello, opina que se puede reformar el sistema de financiación, reajustar, ordenar y "hacerlo más simple, barato y ágil".

POLÍTICOS "CON VISIÓN A LARGO PLAZO"
Botella defiende que todas las medidas que se tomen sean a largo plazo. "Si se reordenan competencias, el ahorro puede que no se produzca en el primer año, pero no hay que tener una visión cortoplacista. Hacen falta políticos que no piensen en el rendimiento electoral y a corto, sino con visión a más largo plazo", ha argumentado. En este sentido, advirtió que los políticos deben ser conscientes que las "generaciones futuras" tendrán en cuenta lo que se haga. "Tenemos que tener una visión amplia del país y hay cosas pequeñas que habrá que olvidarlas", exclamó. La alcaldesa de la capital subraya también que esas reformas deben consensuarse entre los grandes partidos, por su trascendencia, y determinar así los caminos que haya que tomar. Pone como ejemplo el acuerdo entre su Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid para reordenar competencias entre ambas administraciones. "Todos los centros de mayores estarán en el Ayuntamiento; las plazas residenciales, en la Comunidad; los albergues, en el Ayuntamiento; Sanidad, en la Comunidad...", ha repasado. La alcaldesa de Madrid defiende en cualquier caso el sistema autonómico y asegura que su propio funcionamiento estos 30 años pone de manifiesto los puntos fuertes que tiene, las "muchas cosas buenas" que ha aportado. También considera inamovible el régimen foral, cuya revisión no se plantea porque "está basado en derechos históricos que nadie pone en duda".

LAS ALTERNATIVAS INVIABLES DE CiU
Ana Botella ha calificado de "lamentables" las alternativas que recientemente planteó el consejero catalán de Interior, Felip Puig, si el pacto fiscal que plantea la Generalitat no prospera: implantar una Hacienda catalana de forma unilateral, convocar un referéndum o buscar el amparo de Europa. "Me parecen lamentables. No me gustaría que se llegara a esa situación, que plantearan ninguna de esas tres posibilidades, que no son posibles dentro de nuestro Estado de Derecho y de nuestra Constitución", aseguró y remachó: "ninguna de las tres son viables".

La alcaldesa también critica que el Ejecutivo catalán pida ayuda económica al Estado, ante los problemas de deuda y financiación que arrastra, y al mismo tiempo exija la negociación de lo que llama pacto fiscal. A su juicio, este no es momento de reivindicar "pequeñas cosas" sino de concentrarse en lo importante y común. "Para salir de la crisis tenemos que olvidarnos de lo accesorio y fijarnos en el objetivo común, España. Es más lo que nos une que lo que nos separa", interpreta la alcaldesa, que apela al espíritu de la Transición en el que "todo el mundo renunció a cosas".

Artur Mas amplía la desgravación fiscal por donaciones al fomento del catalán
El nuevo censo incluye entidades que apoyan la delación lingüística y la independencia
MARÍA JESÚS CAÑIZARES / BARCELONA ABC Cataluña 20 Agosto 2012

Los problemas financieros del Ejecutivo catalán -ayer mismo urgía al Gobierno español a pagar el fondo de liquidez- no han impedido a CiU mantener su política de subvenciones identitarias, como tampoco supone un obstáculo la disminución de ingresos fiscales a la hora de incentivar las donaciones a entidades que fomentan la lengua catalana. La Generalitat acaba de publicar el nuevo censo de asociaciones y fundaciones que se dedican a esta labor, que pasan de 62 a 86.
«Actitudes positivas»

La creación y actualización de este listado oficial se remonta a la ley catalana de medidas fiscales y administrativas de 2001, que estableció una deducción en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) a todas aquellas personas que realicen donativos en favor de entidades que tengan como finalidad el fomento de la lengua catalana. La ley establece que ese censo sea elaborado por el departamento competente en materia de política lingüística, por lo que en esta ocasión ha sido la Consejería de Cultura la encargada de hacerlo.

Esta deducción alcanza el 15% de las cantidades donadas, con el límite máximo del 10% de la cuota íntegra autonómica, según establece la normativa de la Agencia Tributaria de Cataluña, con competencias normativas en materia de IRPF. La Generalitat entiende por fomento de la lengua catalana «la realización de actividades que promueven las actitudes positivas hacia el catalán o tienden a incrementar el conocimiento o el uso entre la población en general o en colectivos concretos, y también la investigación sobre la lengua catalana o su situación».
De 62 a 86 asociaciones

El nuevo censo, publicado recientemente en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC), renueva la inclusión de un total de 62 entidades, excluye a cuatro, pero incorpora a otras 24. Entre ellas se encuentran asociaciones que promueven la independencia de Cataluña o que incitan a delatar a los comerciantes que rotulan en castellano. En ambos casos, se trata de entidades que, paralelamente a los incentivos fiscales que disfrutan sus benefactores, suelen obtener millonarias subvenciones del gobierno catalán.

Este es el caso de Òmnium Cutural y Plataforma per la Llengua. La primera, presidida por Muriel Casals, funciona como el brazo intelectual del gobierno de Mas, pues es la encargada de poner en acción los llamamientos de los nacionalistas a la movilización ciudadana, como acaba de hacer el presidente autonómico de cara a la Diada de Cataluña que se celebra el 11 de septiembre. Mas quiere convertir esta fecha en un clamor ciudadano en favor de la independencia fiscal, deseo que para Òmnium es una orden. Casals ya anunciado que su plataforma dará cobertura a una manifestación de aire independentista a la que podría acudir el propio presidente autonómico. El pasado mes de febrero, cuando la Generalitat ya hacía ostentación de su precariedad económica, Òmnium fue agraciada con una subvención de 1,4 millones.
Quejas lingüísticas

Por su parte, Plataforma per la Llengua-Col.lectiu l’Esbarzer es otra asidua de las ayudas públicas. El año pasado recibió 419.000 euros del departamento de Presidencia de la Generalitat y 129.000 de Bienestar y Familia. Entre las actividades de esta entidad figura la extensión del uso social de la lengua catalana en todos los ámbitos y en todos los territorios de habla catalana. En su página web, esta plataforma se ofrece como intermediaria para canalizar las quejas lingüísticas del ciudadanos, entre ellas la no rotulación en catalán de los comercios, omisión que la Agencia Catalana de Consumo de la Generalitat sanciona con 10.000 euros -el año pasado se impusieron 226 multas por las que se recaudaron 69.950 euros-. Hasta un total de 4.800 quejas tramitó Plataforma per la Llengua en 2011 gracias principalmente a la delación ciudadana, un sistema que en las últimas semanas se ha extendido a otros departamentos de la Generalitat.
Datos personales públicos

La Consejería de Educación anunció recientemente que permitirá a los padres acceder a datos personales -nombre, apellidos y domicilio- de otras familias de las que sospechen que están cometiendo fraude en la preinscripción escolar. Asimismo, una aplicación para móvil de Ferrocarriles de la Generalitat permite a los ususarios denunciar actitudes «incívicas», como la indigencia o la música ambulante.

La lista de entidades censadas es muy amplia e incluye, entre otras, la Associació per a la Difusió del Folklore o Plataforma Sobirania i Progrés.

PASOS EQUIVOCADOS
Mayor Oreja rompe su silencio y arremete contra Interior por Bolinaga
EP El Semanal Digital 20 Agosto 2012

El extitular de esta cartera y eurodiputado del PP se ha sumado, alto y claro, a las críticas al Gobierno de Rajoy por las graves consecuencias que pueden tener sus "movimientos" con ETA.

A las críticas de las víctimas de ETA, de los sindicatos policiales y de la ciudadanía vía encuesta este domingo al Gobierno de Mariano Rajoy por la concesión del tercer grado al secuestrador de José Antonio Ortega Lara, Josu Uribetxeberria Bolinaga, se sumó este lunes el dirigente popular, exministro de Interior y eurodiputado, Jaime Mayor Oreja.

Como el veredicto ciudadano a tal decisión de Interior, Mayor Oreja ha sido alto y claro al considerar que este tercer grado a Bolinaga, como el acercamiento de presos al País Vasco, no están haciendo más que dar fortaleza a ETA para ganar poder en las elecciones autonómicas y llevar a cabo la "ruptura" de España a través del Gobierno de Euskadi.

"Lo que se produce con este tipo de acciones, siempre en la misma dirección, es que el colectivo, lo que rodea a ETA, esté en condiciones de, por primera vez en la historia, alcanzar el poder, ni más ni menos", afirmó el extitular de Interior en la época de José María Aznar en declaraciones a COPE.

A su juicio, con los "movimientos" que se están llevando a cabo en los últimos días, "el ánimo, la moral del colectivo y la confirmación de que se vive en un proceso en el que (ETA) va ganando, le da fortaleza". Así, Mayor Oreja aseveró que ETA está consiguiendo ganar posiciones de cara a los comicios en el País Vasco.

Por ello, al entender que que con estos gestos se está animando a los terroristas y desanimando a las víctimas, el eurodiputado popular señaló que "lo que se debería hacer es interrumpir el proceso con ETA" iniciado durante los gobiernos de Zapatero porque es "equivocado y busca más una satisfacción a un mundo que evidentemente ha dejado de matar pero que se prepara para su desafío".

En definitiva, un nuevo golpe al Gobierno de Rajoy en relación a su política con ETA desde el mismo seno del partido que lo sostiene.


Recortes de Prensa   Página Inicial