AGLI Recortes de Prensa   Jueves 23 Agosto 2012

Rajoy, sin modelo de país
Román Cendoya www.gaceta.es 23 Agosto 2012

Como las desgracias nunca vienen solas, a Zapatero le ha sucedido Mariano.

Cuando Rajoy se pasó ocho años de aspirante, se decía que Mariano era un mal candidato pero que sería un buen presidente. Lo primero era cierto, era un mal candidato. Lo malo es que ha resultado ser mucho mejor candidato –y eso que ganó a la tercera por incomparecencia del rival– que presidente.

Zapatero durante sus nefastos ocho años de Gobierno intentó implantar su propio modelo de sociedad, que resultó ser catastrófico para España pero que reflejaba su proyecto de país. Sin embargo, como las desgracias nunca vienen solas, a Zapatero le ha sucedido Mariano Rajoy. Un presidente que no tiene modelo de país y que cuando dice que quiere que las cosas “sean normales” quiere decir que no pase nada, que el país funcione al tran tran. Rajoy oculta su ausencia de proyecto para España con la excusa de la herencia recibida.

En economía no hace nada y si por razones de fuerza mayor se ve obligado a tomar una decisión de política nacional hace seguidismo de las desastrosas medidas de Zapatero. Tanto le dictan desde Europa la política económica que mientras el presidente de Finlandia, que también tiene dos hijos pequeños y es uno de los que nos tiene que soltar la pasta para tapar el agujero trabaja en agosto, Rajoy vacaciona esperando lo que le manden. Y en las políticas nacionales, como estamos viendo con ETA, hace seguidismo de las políticas de Zapatero y Rubalcaba (PSOE). Ya fue un escándalo que oficializara la vía Nanclares, pero es una indignidad, una cobardía y mearse en las tumbas de sus compañeros asesinados autorizar la excarcelación del terrorista, asesino y sádico de Bolinaga. Esa excarcelación no es un cumplimiento estricto de la ley, ya que esta dice “podrá”, convirtiéndola en un acto político de Rajoy a favor de ETA. Y todo el PP callado –tragar para comer– menos Jaime Mayor y Vidal-Quadras.

Un político llamado Ryan
César Vidal La Razón 23 Agosto 2012

Tras mucho darle vueltas, Romney ha designado a su compañero en el ticket para la Casa Blanca. Su vicepresidente es un congresista republicano llamado Paul Ryan. Para la inmensa mayoría de los españoles, el nombre de Ryan no dice nada, salvo que recuerda el título de una conocida película bélica o el nombre del americano-irlandés que atizaba hasta encenderle el pelo lumbre a la pobre Farrah Fawcett. Para los norteamericanos, sin embargo, Paul Ryan es muy conocido porque preside la comisión de presupuestos del Congreso y porque se ha manifestado como un verdadero lebrel a la hora de morderle las canillas económicas al actual presidente Obama. A decir verdad, ésa es la enorme fuerza – y la inmensa debilidad– de Paul Ryan. Aunque el candidato republicano a vicepresidente es un hombre de ideas que en España se calificarían de conservadoras –contrario al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo– pero que en los Estados Unidos son mayoritarias, la clave para su designación ha sido por encima de todo que mantiene una posición económica de férreo liberalismo. A decir verdad, en España sus posiciones no llegarían a ser asumidas ni por Esperanza Aguirre y Jiménez Losantos combinados. De hecho, Ryan tiene como libro de cabecera el Atlas Shrugged de Ayn Rand y acostumbra a regalárselo a la gente cercana como vademécum para la vida política. En otras palabras, aunque Ryan es católico, los católicos profesionales españoles lo arrojarían a las llamas del infierno porque anda todavía más lejos de la doctrina social del Vaticano que un socialista. Y ahí está la clave.

La mayoría de los norteamericanos está harta de pagar impuestos para un estado que consideran elefantiásico. Se puede objetar que más lo es el español y que más impuestos se pagan en España, pero para las gentes de Nebraska, Florida o Illinois lo que pasa en España –salvo para que no les suceda a ellas– les importa un pito. Ciertamente, no quieren pagar tantos impuestos, pero desean que los recortes afecten a los políticos y no a partidas como la destinada al Medicare, un servicio médico para los mayores de sesenta que cubre a millones de personas. Ahí es donde Ryan puede causar no poco daño a los republicanos porque sus planes de recorte se llevan por delante incluso el Medicare y, a la vez, defienden exenciones de impuestos para los más acaudalados que recuerdan las famosas SICAV de Felipe González, creadas para que los ricos no paguen apenas impuestos. Si Romney consigue moderar el discurso de Ryan y salvar de sus planes a los ancianos y los enfermos, puede tener posibilidades de ganar. Si, por el contrario, Ryan sigue empeñado en predicar cómo va a mondar un sistema sanitario como el americano, Obama disfrutará de un segundo mandato presidencial.

El Gobierno creará una legión de parias.

Vicente A. C. M. Periodista Digital 23 Agosto 2012

Hay que ver con qué facilidad se deshumaniza todo abstrayéndonos de lo que son casos de verdadero dramatismo. Una sociedad que actúa así no puede tener futuro. Parece que el tema que preocupa a todos, casta política en general, sindicatos y demás prole de sinvergüenzas, es lo del alcance de la subvención a los parados de larga duración, el famoso plan PARA, que más bien debería llamarse PARIA. Porque la verdad es que ese millón y medio de familias en las que ninguno de sus miembros recibe ingresos, solo pueden llamarse parias de la sociedad. Pero ese plan lo único que pretende es poner un parche, prologando una ayuda paupérrima de 450 euros, eso sí, solo para aquellos que tengan "cargas familiares", eliminando a los que tengan apoyo familiar o no busquen empleo.

O sea, el Gobierno delega en las familias que aún subsisten al tener ingresos, como los jubilados, a los que previamente ha congelado las pensiones y con toda probabilidad lo volverá a hacer a final de este año. Una medida, que de aprobarse en el próximo Consejo de Ministros, dejará a más de un millón de familias en la más absoluta indigencia, como auténticos parias. Una gente que no sería de extrañar que reaccionara en busca de su supervivencia, quizás imitando a ese payaso de Marilaneda que les ha mostrado que delinquir atentando contra la propiedad privada sale impune y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se ven maniatadas por una Justicia incapaz de defender los derechos y hacer cumplir la Ley.

Soy totalmente contrario a que se mantenga la subvención como única alternativa ante la falta de trabajo. Sin embargo, estamos en una economía de crisis muy parecida a la de una posguerra y lo que debe primar ante todo es la solidaridad. Y esta debe empezar por los poderes públicos dando ejemplo de austeridad. Los escasos recursos disponibles deben ser rigurosamente administrados y controlados. Deben eliminarse todo tipo de gastos superfluos tanto a nivel del Estado como autonómico y reconducir esos recursos para el fomento de trabajos de interés general. Y no me refiero a los planes E de Zapatero, sino a obras o iniciativas no suntuarias como la creación de brigadas de prevención de incendios, mantenimiento de vías públicas, limpieza de parques, etc.

Es una vergüenza el que se sigan permitiendo gastos en "embajadas de comunidades autónomas", o subvenciones a sindicatos y partidos políticos, o empresas públicas sin contenido y perfectamente prescindibles. Es igualmente vergonzoso comprobar que los diferentes gobiernos autonómicos no controlan a sus masas de trabajadores en paro de forma que se acabe con la bolsa de defraudadores y se atienda con la dignidad que merecen a aquellos que han agotado sus prestaciones.

Pero lo que más me indigna de todo es comprobar que esos parásitos sindicalistas solo buscan el protagonismo para medrar en las decisiones de Gobierno. Estos descarados, se creen que todavía están tratando con el PSOE y el Gobierno de Zapatero en el que mangoneaban a su antojo. Su desfachatez llega al extremo de exigir ser previamente informados de lo que el Gobierno va a aprobar. Hay que tener mucha desvergüenza y cinismo. Y eso no significa que esté de acuerdo con la chapuza infecta que va a salir del Consejo de Ministros. Al contrario, me parece una mamarrachada que no va a servir sino para no contentar a nadie, pero sobre todo va a crear una miríada de parias sin más futuro que lograr sobrevivir "como sea".

Otra torpeza más de un Gobierno alejado de la realidad social de España.

La encrucijada del PP
José Luis González Quirós. El Confidencial 23 Agosto 2012

El liderazgo de Mariano Rajoy ha llevado al PP a una encrucijada realmente extraña… y muy peligrosa. Tras ganar las elecciones, existe una seria amenaza de que el partido implosione y se desintegre. No hay que olvidar que un partido es mucho más que su directiva, por amplias que sean las prerrogativas que ésta se arrogue, de modo que puede darse, perfectamente, el caso de unos dirigentes encantados de haberse conocido mientras el barco se va a pique, como pasó con el Titanic.

Además de sus líderes, un partido son sus cuadros y militantes y, sobre todo, sus electores. Pues bien, los datos sociológicos disponibles indican que el abandono de los votantes del PP alcanza caracteres alarmantes, especialmente en aquellos núcleos sociales en los que el partido había conseguido asentar su hegemonía. Y eso había pasado ya antes de que se conociesen las ternuras de Interior con el carcelero de Ortega Lara. Esas defecciones podrían ser reversibles, pero es difícil apostar por un escenario en que vayan a serlo. A esa excarcelación le sucederán, por pura lógica, cosas aún peores, y en el terreno económico puede que se suban más los impuestos o que una intervención, de efectos brutales e injustos, acabe por resultar insoportable.

El hundimiento del PP no se produce porque haya aplicado con poco éxito su programa, sino por lo contrario, por aplicar políticas previsibles de haberse producido la continuidad del zapaterismo, incluso más drásticas de las que pudiera haber puesto en práctica la inverosímil victoria de Rubalcaba, algo que ha subrayado el propio Rajoy, al afirmar que ha hecho cosas a las que la izquierda no se hubiese atrevido.

Los asesores de Rajoy asumen que las anteriores elecciones se perdieron por la supuesta radicalidad del aznarismo y que lo de ETA ya no le importa nada a nadie

¿Cuáles pueden ser las razones de una actuación tan peculiar como obviamente perjudicial para sus intereses? La explicación más verosímil parece la siguiente: los asesores de Rajoy asumen que las anteriores elecciones se perdieron por la supuesta radicalidad del aznarismo, y que lo de ETA ya no le importa nada a nadie, lo que implica subordinar los intereses del Estado a la opinión más endeble. En consecuencia, la tópica conquista del centro debería llevarse a cabo mediante un sistemático alejamiento de las políticas anteriores, aunque, paradójicamente, bajo el amparo del prestigio de sus éxitos. Una vez que nueve meses de gobierno hacen imposible referirse a ningún supuesto mérito previo, los electores se quedan con lo evidente: que el cambio no está siendo hacia donde pensaban, y que la cacareada victoria sobre ETA se está convirtiendo en una alfombra roja para auparla al poder político.

Cada vez está más claro que apenas queda ya margen para un cambio de gobierno, de manera que las alternativas se reducirán a dos: o el PP renuncia a su pervivencia y se inmola con la estrategia de Rajoy, o el PP le mueve la silla a Rajoy para hacer posible una política distinta durante el resto de la legislatura. Esta alternativa es muy dolorosa, pero es la única lógica si el PP no quiere resignarse a sostener a un Gobierno gravemente errado. Rajoy podría reaccionar recurriendo a enarbolar el espantajo de un PP duro, lo que no sería sino otra forma de mostrar hasta qué punto ha interiorizado su staff la corrección de fondo de los diagnósticos de sus nominales adversarios.

Es normal que en el PP haya resistencias poco menos que insuperables a decir “Váyase, señor Rajoy”, pero esa firmeza se debería ablandar, y no solo por razones de principio, que son las más importantes, cuando una creciente mayoría compruebe que o se va Rajoy, o se irán todos. Un partido puede aceptar su inmolación, pero solo a cambio de un bien mayor, que de ninguna manera se avizora. Que el Gobierno no haya sabido aprovechar la oportunidad histórica de una izquierda desarbolada para asentar un predominio conservador y liberal de largo recorrido indica su escasa capacidad política y su miopía. El PP, en la medida en que se atreva a ser algo más que una comparsa, puede perecer lealmente a consecuencia de ese error, o levantarse en nombre de valores más hondos y recios que la fidelidad perruna al líder de hecho. Es lo que pasaría en una democracia madura, en la que, por cierto, no habrían podido darse congresos como el de Valencia. El PP, sus órganos y sus militantes, se enfrentan, lo quieran o no, a una decisión muy difícil y amarga, pero nadie les va a dar grandes premios por ser buenos chicos.

Desde el punto de vista de la estabilidad del marco político, la situación es muy delicada por una circunstancia gravísima: el PSOE, el otro gran partido del régimen de 1978, no es capaz, ni podrá serlo a medio plazo, de recuperar lo que el PP pierda, por la muy esencial razón de ser el autor original de las políticas que llevan al desastre al actual Gobierno. En estas condiciones, ir a elecciones anticipadas supondría la voladura incontrolada del actual sistema político. Puede parecer la cuadratura del círculo, pero habrá soluciones si cada uno de los responsables del PP sabe cumplir valientemente con su deber, con la democracia y con España.

*José Luis González Quirós es analista político

El escándalo de las televisiones autonómicas
Pablo Sebastián www.republica.com 23 Agosto 2012

Acabamos de ver la aprobación de un ERE de la televisión de Valencia, Canal 9, de 1.200 personas del total de 1.700 que ha acumulado esa compañía ruinosa y escandalosamente puesta al servicio del PP –y de sus gobiernos de Zaplana, Camps y ahora Fabra-, y en la que se han descubierto casos de corrupción –en la trama Gürtel-, amén del natural nepotismo de los colocados del partido, amigos y familiares. Y ello con una deuda acumulada de 1.200 millones de euros, y con una programación escandalosa que para colmo tiene una audiencia ridícula. Y, naturalmente, todos los trabajadores que han perdido su trabajo (con indemnización de 20 días por año) se manifiestan y protestan sin mas razón que la de quejarse porque se les ha cesado a ellos y no a toda plantilla de los 1.700 empleados, que es lo que debería de hacer el gobierno de Fabra, que está en quiebra y pidiendo su rescate particular a las arcas del Estado.

Tiene razón Alemania cuando se niega a que el BCE y la UE le ofrezcan ayuda financiera a países como España que mantienen activo un enorme despilfarro del gasto público, como el que se aprecia en las radios y televisiones autonómicas (y municipales) de toda España, que solo están dedicadas a la propaganda política y al servicio de los partidos que gobiernan en cada Comunidad, y adornadas de un folklorismo indecente como el que se exhibe en Canal Sur de Andalucía (todo son ferias, procesiones, romerías, toros, futbol, copla, bailes, flamenco y niños contando chistes). O de consignas y programas contra España como los que se han visto en Cataluña y el País Vasco. Y todo ello pagado con dinero de todos los españoles, y sin que semejantes empresas dedicadas al despilfarro público, cumplan con unos mínimos porcentajes de programas de formación profesional, enseñanza y cultura de la máxima calidad y de servicios públicos como debería haber sido.

Y quien habla de las televisiones nacionalistas, lo mismo puede decir de otras manejadas por el PSOE y sobre todo por el PP que es el partido que Gobierna en España y que, además del caso de Valencia, mantiene activos monstruos similares en Madrid, La Mancha o Galicia, y debería ser el primer partido en provocar un cierre absoluto y sin contemplaciones, en vez de dilatar los casos y los problemas con la excusa –como Cospedal en La Mancha o Aguirre en Madrid- de que quieren privatizarlas. Y solo faltaría que esa pretendida privatización, que hoy día parece imposible por la ruina del negocio publicitario imperante en España, algunos gobiernos autonómicos la pretendieran hacer dejando dentro del gasto publico las deudas acumuladas y los despidos para luego ofrecer los restos del naufragio, limpios de polvo y deuda, a los nuevos inversores que, por supuesto, serían empresarios afines a los partidos gobernantes.

Una vez mas, volvemos a los relatos del despilfarro puesto al servicio de los partidos y la clase política, sin que nadie haga nada para acabar con estos entes públicos de manipulación y derroche de dinero público. Y denunciamos ante las autoridades de la UE que exijan el fin de estos montajes escandalosos antes de ceder o conceder financiación al Estado español, que al final tendremos que pagar todos los españoles. Como lo denunciamos sobre todo ante el gobierno central de Rajoy que es el que ampara todo ello -mientras sube impuestos y recorta gasto social- con un silencio atronador.

Y llevamos ya muchos años de crisis económica y duros ajustes de corte social y de subida de impuestos pero los partidos, ni el PSOE, ni el PP, ni los regionalistas de turno se han dignado a dar un paso al frente para solicitar el cierre de semejantes empresas, en su mayoría ruinosas y acumuladoras de gigantescas cifras de deuda, que el Gobierno español querrá endosar a Alemania y a las instituciones de la UE consiguiendo créditos blandos como los que se consiguen con los fondos de rescate y otras ayudas.

Crisis institucional
¡Abajo el régimen del 78!
Diego J. Ruiz Libertad Digital 23 Agosto 2012

La Constitución del 78 es el problema. El actual régimen político emana de la Constitución del 78, que es socialdemócrata, y todos los problemas que padecemos tienen su origen en ella.

La Constitución no embrida a los políticos y su poder arbitrario, que es lo que tendría que hacer; de hecho, es una retahíla de artículos que confieren poderes y más poderes al Estado, y por tanto a los políticos, quitando iniciativa e independencia a la sociedad civil. La Constitución no contiene un solo capítulo que límite la capacidad de acción de los políticos en el ejercicio del poder; muy al contrario: todos otorgan capacidad al Estado y a los poderes públicos para entrometerse en y regular los asuntos privados de los ciudadanos.

La Constitución es, antes que nada, ineficaz. El mayor engaño que entraña como carta fundamental es que fue escrita a sabiendas de que nunca podría cumplirse; sin una separación clara de poderes, es imposible. Fue redactada de manera que su cumplimiento estaría siempre sometido a la arbitrariedad y voluntad políticas de quienes gobernasen en cada momento. Porque la Constitución permite que quienes estén en el Gobierno controlen siempre los poderes Legislativo y Judicial.

La Constitución dio a luz la partidocracia. E instituyó la casta política. Porque apuntaló el oligopolio del voto por parte de los grandes partidos. Por un lado, mediante un sistema electoral que abusa de y masacra a las minorías políticas de cada circunscripción. Por otro, porque permite que los partidos con representación institucional se financien con los impuestos de los españoles. PP y PSOE chupan decenas de millones de euros anuales en subvenciones, con las que pueden desplegar redes de influencia y de propaganda política incontestables y omnipresentes, lo cual constituye una barrera de entrada casi insalvable para los nuevos partidos o de escasa implantación.

La Constitución no asigna límites concretos a la capacidad de gasto discrecional de los políticos, y estos han endeudado (y siguen endeudando) a los ciudadanos hasta las cejas. PP y PSOE han encadenado a los ciudadanos al Estado, nos han convertido en siervos y sobre todo en pagadores de sus delirios políticos y de sus ilusiones faraónicas.

La Constitución no limita la recaudación de impuestos, lo que ha permitido que PP y PSOE hayan promovido el saqueo de los ciudadanos, gravado cada acto de nuestra vida cotidiana, cada acto de consumo o ahorro o inversión, y llevado nuestro sistema impositivo a unos niveles insoportables. Constitucionalmente, no existe manera de evitarlo, o siquiera de pararlo o acotarlo.

La Constitución proclamó el Estado Asistencialista, y el PP y el PSOE lo han extendido sin freno, implantando un modelo de organización social conducente al socialismo real. Enarbolando la Constitución, han adoctrinado a la gran mayoría de los ciudadanos en el dogma de que el bienestar sólo es posible al amparo del Estado y de que siempre se debe desconfiar de la iniciativa privada y de la libertad económica.

La Constitución erró cuando abolió la libertad de elección de los ciudadanos, al establecer un sistema de sanidad, pensiones y educación de contribución coercitiva. Pero erró aún más ignominiosamente cuando ni siquiera interpretó tales servicios como un contrato entre el Estado y los ciudadanos a cambio del pago de unos impuestos, sino como asistencialismo supuestamente gratuito. De esta manera, el Estado ha asumido el monopolio de la estafa, al arbitrio del Gobierno de turno: si una empresa privada de seguros falla a la hora de prestar los servicios que contratan sus clientes es perseguida en los tribunales de justicia; si es el Estado el que falla no existe tal posibilidad, no hay nada que hacer.

La Constitución ha consagrado el supuesto derecho a vivir de la subvención. La concesión generalizada de subvenciones a grupos de interés afines al poder ha provocado que sean muchísimas las personas y organizaciones que sin rubor alguno pretenden vivir a costa del dinero de los demás; empezando por la misma casta política y sindical y los medios de comunicación, pasando incontables mineros, artistas... y empresarios.

La Constitución ha promovido el engorde del sector público hasta hacerlo mórbido, inadministrable, inviable e ineficaz. Su situación es propia del surrealismo más absurdo. La proliferación de miles de empresas públicas, sometidas al control caprichoso de los políticos del PP, el PSOE, CiU y el PNV, con la maraña de clientelismo político que acarrea, son un lastre insoportable para la economía.

La Constitución deja impune a aquellos políticos, empezando por Zapatero, que han malversado y despilfarrado el dinero de los contribuyentes, arruinado a empresas, autónomos y contratistas de la administración pública, destrozado la credibilidad económica y la viabilidad financiera del Estado y sus dependencias.

La Constitución ha dado alas a la causa nacionalista liberticida, afianzándola en Cataluña y el País Vasco e infectando regiones donde no tenía presencia. Los presidentes autonómicos, con la excusa del café para todos, han rivalizado en despilfarro y caciquismo y cebado las veleidades identitarias. Su irresponsabilidad nos ha llevado al triste panorama de estos diecisiete miniestados fallidos y en bancarrota, todos con su pompa, sus ínfulas propias de república bananera y sus cantinfladas diplomáticas.

La Constitución ha permitido que la educación de los niños se haya convertido en el instrumento tanto de la ingeniería social de izquierdas como del nacionalismo etnicista y liberticida. Millones de niños han sido educados en la creencia de que es legítimo conculcar las libertades y los derechos individuales siempre que sea en pro del igualitarismo o de la nación. Y miles de familias no pueden escolarizar a sus hijos en su lengua materna.

La Constitución tolera que PP y PSOE traten al Poder Judicial como su meretriz particular, pasándosela del uno al otro según van saciando sus apetitos políticos. Han politizado la Justicia para su propio beneficio electoral. PP y PSOE han convertido el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional en un cenagal donde dirimen a garrotazos sus diferencias políticas y sus ansias de poder.

La Constitución ha amparado la politización de las cajas de ahorro y legitimado a PP y PSOE en su interesado mangoneo del sistema financiero. Ambos partidos han forjado pueblo a pueblo la cultura del pelotazo y del ladrillo, en connivencia con constructores amigos y autoridades locales, que han recalificado terrenos en beneficio propio. De nuevo, la Constitución calla clamorosamente cuando los ciudadanos son expoliados para rescatar bancos o para crear el famoso banco malo, cuando se debería haber dejado que se produjera la quiebra de las entidades que deberían haber quebrado, como sucede en los demás sectores.

La Constitución ha concedido al derecho de propiedad un rango menor, y lo ha supeditado a la ingeniería social de izquierdas, erigida en pensamiento único. Decenas de miles de pequeños empresarios y autónomos llevan años incurriendo en terribles pérdidas por culpa de leyes inicuas impulsadas por PP y PSOE, como la ley antitabaco. Otros tantos han sido condenados a la semiclandestinidad porque el Estado desconfía de ellos y de manera preventiva les considera sospechosos de delito fiscal y les limita las transacciones en efectivo, o les obliga a pagar el IVA antes de cobrar las facturas.

No. No es esta una Constitución para la Libertad. No es esta una Constitución para controlar al poder político.

Esta es la Constitución de la partidocracia, de la casta política, de la corrupción, del despilfarro, de las subvenciones y las mamandurrias, del clientelismo, del enchufismo, de los rescates bancarios, del banco malo, de la cultura del pelotazo, de la Justicia politizada, de los impuestos expoliadores, del intervencionismo, de la hiperregulación, de la ingeniería social, de la crisis económica y de la recesión.

A esta Constitución los ciudadanos le tienen miedo, porque es la Constitución de los políticos, no la Constitución de los ciudadanos. La Constitución ha dejado desprotegidos a los ciudadanos frente a los políticos. Pocos, muy pocos, de los que han visto vulneradas sus libertades individuales y pedido socorro a la Constitución han sido amparados eficazmente por esta.

Por eso, la gran mayoría de los ciudadanos apenas ve opciones de cambio real en nuestra sociedad y se resigna con el consabido "Esto lo controlan el PP y el PSOE y no se puede cambiar, es lo que hay". El desánimo y la descreencia en que otra clase política, otro Estado, otra sociedad y otro régimen político son posibles apesadumbra a los ciudadanos, que renuncian a buscar y provocar los cambios necesarios.

Pero las cosas no tienen por qué ser así. Son ya incuestionables y obvios los síntomas de que el régimen está en las últimas. Su crisis es evidente en todos los órdenes, incluso se hacen eco de ello en el extrajero.

El régimen del 78 empieza a dar muestras de debilidad: como las dictaduras cuando languidecen, que arrecian en la represión de los ciudadanos, el Gobierno nos aprieta aún más, atornillándonos con más impuestos al Estado; nos recorta aún más la libertad individual, e insiste en intervenir y regular la actividad económica.

Por ello, es ahora cuando debemos actuar... Empujemos y empujemos para que caiga el régimen del 78. ¡Cambiemos la Constitución del 78! ¡Abajo el régimen del 78!

Diego J. Ruiz, secretario de Relaciones Institucionales del P-Lib, Partido de la Libertad Individual.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Cita con la muerte
Aleix Vidal-Quadras www.gaceta.es 23 Agosto 2012

El lehendakari López ha fijado el 21 de octubre como la fecha de las próximas elecciones vascas, previa disolución del Parlamento de aquella Comunidad.

El lehendakari López ha fijado el 21 de octubre como la fecha de las próximas elecciones vascas, previa disolución del Parlamento de aquella Comunidad. Todas las etapas del plan pactado entre Zapatero y ETA se van cubriendo inexorablemente, con la anuencia de instituciones clave del Estado. El actual Gobierno de la Nación no sólo no ha interrumpido el proceso iniciado en la legislatura pasada con el mal llamado “proceso de paz”, sino que con matices de lenguaje y retoques de escenografía, sigue básicamente la misma línea. En esencia, los términos de la siniestra negociación entre el desaparecido Zapatero y la banda son bien conocidos: ETA deja temporalmente de matar sin disolverse y sin entregar las armas y a cambio se le permite regresar a la vida pública y acceder al poder político. Una vez instalada en Ayuntamientos, Diputaciones y Cámara autonómica, el paso siguiente es acceder a Ajuria Enea y, siempre manteniendo la amenaza de la coacción violenta, avanzar en la implantación de su proyecto racista, colectivista y totalitario, con la absorción de Navarra y la eliminación de sus adversarios electorales que, ante semejante panorama, huirán despavoridos con el fin de evitar la ruina económica o la liquidación física.

Por supuesto, la aplastante mayoría secesionista que dominará el Parlamento vasco dentro de un mes reclamará y ejercerá unilateralmente el derecho de autodeterminación a partir de la convicción de que el Gobierno central y el Congreso de los Diputados no se atreverán a poner en marcha los procedimientos que la Constitución prevé para estos
casos.

La constante y sangrienta labor de ETA está dando sus frutos y la técnica de emplear el terror para imponer posiciones ideológicas le ha funcionado. La ceguera suicida del PNV, por un lado, y la pusilanimidad oportunista de los dos grandes partidos nacionales, por otro, nos han llevado a la cita con la muerte del 21 de octubre, cita con la muerte de la dignidad nacional, cita con la muerte de la unidad constitucional, cita con la muerte moral de las víctimas y cita con la muerte de España como objeto histórico identificable. La verdad es que el balance del sistema que se puso en marcha en 1978 no puede ser más catastrófico: estamos financieramente quebrados y a punto de deshacernos como Nación. Si a alguien se le ocurre todavía insistir en que el Estado de las Autonomías ha sido un éxito, más vale que lo haga en privado porque se arriesga a ser corrido en pelo si exhibe tan optimista opinión ante los medios.

ETA nos ha citado el 21 de octubre a su gran fiesta de celebración del éxito de su maldad y del fracaso de nuestra cobardía. Es de esperar que ninguno de los que a lo largo de tres décadas ha colaborado por acción o por omisión a tan fausto acontecimiento falte a este baile de máscaras horripilantes amenizado por marchas fúnebres.

El cóctel molotov vasco
Martín Prieto La Razón 23 Agosto 2012

El lendakari Patxi López, un urdidor sin urdimbre, fue el encargado de degollar al bueno de Nicolás Redondo Terreros para que el PSE comenzara a mirar con ojos lánguidos a ETA y al abertzalismo. Aunque traicionó (la felonía no se cura ) a Rodríguez Zapatero poniéndole una alfombra roja a Rubalcaba, luego siguió fielmente la hoja de ruta vasca del anterior presidente rompiendo todos los platos que le han llevado a elecciones anticipadas en seis meses.

No ignorará el bachiller López, cuya mayor distinción intelectual y política es haber sido hijo de su padre, que así deja fuera de los comicios el censo de los exiliados que han tenido que huir del País Vasco, lo que agradecerán los abertzales secesionistas. Las distintas franquicias de ETA, firmes en Guipúzcoa y en un centón de pueblos, ya están a las doce menos cinco de entrar en el Gobierno autonómico.
Es una lástima que no pueda continuar con sus clases de euskera para dominarlo como Resurrección María de Azcue o Miguel de Unamuno, pero tampoco tiene don de lenguas. Dicen que prefiere la soledad de la gestión al liderazgo, pero esa huevada de sublevarse contra el Estado oponiéndose a cualquier ahorro en Euskadi merece incluirse en los libros detonantes de errores escolares. El descalabro que se vaticina al PSE se le deberá exclusivamente a él. Y si el PNV roza con Bildu será inevitable que el primero se contamine del segundo porque a la postre y con matices y calendarios distintos, ambos miran hacia una independencia que no saben será haraposa.

Ya decía Zapatero que el concepto de nación era discutible y los ignorantes antiespañoles no ven más allá del badajo del campanario. Para incendiar un tanque basta con una botella con un tercio de gasolina, un tercio de petróleo, otro tercio de aceite quemado y una mecha. En Euskadi estamos reinventando el cóctel molotov.

'No quiero ser un mártir, pero llevaré la huelga de hambre hasta el final'
 “las manifestaciones que hemos hecho no han servido para nada”
DIEGO CAMPO www.gaceta.es 23 Agosto 2012

José Micol, herido en un atentado de ETA en 1983, emprenderá la iniciativa si Bolinaga accede al tercer grado. “Me siento traicionado por el presidente Rajoy”

Es el rostro que refleja el grado de indignación que han alcanzado las víctimas. José Micol, policía nacional en los años más sanguinarios de terrorismo y hoy delegado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) en Murcia, es una de las hasta ahora siete víctimas de la violencia de ETA dispuestas a entregar su vida a través de una huelga de hambre en protesta por la actual política antiterrorista del Gobierno. La concesión del tercer grado al terrorista Bolinaga por parte del Ministerio del Interior –ahora puesta en duda por la Fiscalía– ha sido la “gota que ha colmado el vaso” para muchas víctimas, como reconoció en estas páginas Ángeles Pedraza.

De ahí que para Micol, si se produce la liberación del carcelero de Ortega Lara, no haya marcha atrás. En conversación con LA GACETA advierte de sus propósitos: “No quiero ser un mártir, pero llevaré mi huelga de hambre hasta el final, soy muy cabezón”. El ex policía, que fue herido junto a otros cuatro compañeros en el tiroteo que acabó costándole la vida al cabo Ramón Martínez García en marzo de 1983, admite que se trata de una medida “drástica”, pero su convencimiento no atiende a ninguna merma.

“El daño psíquico que estamos pasando es mayor que el físico que pueda tener por la huelga. Mi asociación y mi familia han intentado desaconsejarme la idea en varias ocasiones, pero creo que esta medida puede hacer daño al Gobierno, puede presionarle. Si no, no lo haría”, afirma.

Precisamente la familia es un frente que preocupa a Micol, pues reconoce que apenas su mujer conoce el camino que está dispuesto a emprender. “Me dice que no lo haga, que piense en la repercusión que tendría si me quedo mermado físicamente, pero estoy convencido. Los que no saben nada son mis cuatro hijos. A la menor le he insinuado algo y se ha quedado a cuadros. Se enterarán ahora”, señala.

Junto a la indignación por los últimos pasos dados por el Gobierno en materia de lucha contra ETA, en Micol reside también la rabia y la incomprensión con estas medidas. Más aún cuando dice recibir el apoyo de dirigentes y simpatizantes del PP murciano que en privado se desmarcan del criterio empleado por el Ejecutivo. “No pensamos que el Gobierno se comportaría así”, valora.

-¿Se siente traicionado por el presidente Rajoy? -(Duda) Sí... y por el ministro del Interior que nos ha clavado una daga hasta el puño.
-¿Qué tendría que ocurrir para que no iniciara la huelga de hambre? -Que el Gobierno no ceda al chantaje de ETA. Quiero que se aplique la ley, que no se les facilite la salida a los terroristas. Sólo pretendo que me respeten.

-¿Considera efectivas las manifestaciones? -Hemos hecho muchas, pero ¿de qué han servido? De nada. Nos emociona el apoyo de la gente, son una inyección de moral pero no sirven para nada más.
Esta es una idea que cunde entre las víctimas y de ahí que ya tengan programados otro tipo de actos reivindicativos, como las marchas blancas que se iniciarán la semana que viene entre cárceles donde cumplan condena etarras.

La adopción de estas medidas escenifica el progresivo deterioro de las relaciones entre las víctimas y el Gobierno. Aunque desde la AVT no hablan de ruptura, la desconfianza hacia el Ejecutivo es patente y, de hecho, en el caso de Micol, el ex policía vincula el inicio de la huelga de hambre a hipotéticos planes como la flexibilización de la política penitenciaria con presos en el extranjero. De ahí que el acercamiento de posturas parezca imposible.
“Ya está bien de que seamos los malos de la película. Con la huelga de hambre, no voy en broma”, zanja.

Marchas y concentraciones
AVT y VcT convocan a las víctimas del terrorismo a protestar en la calle
Aunque por separado, las principales asociaciones de víctimas del terrorismo han dicho basta y anuncian que salen a la calle.
LIBERTAD DIGITAL 23 Agosto 2012

La plataforma Mujeres por la Justicia y la asociación Voces Contra el Terrorismo han convocado un "nuevo acto de protesta", será el día 8 de septiembre, sábado, y muy cerca del mediodía: a las 13 horas. El lugar elegido, frente al Ministerio del Interior.

En un comunicado emitido este jueves, los dos colectivos de víctimas afirman que "volveremos a salir a la calle para protestar por las constantes cesiones que este Gobierno está haciendo a los terroristas" y explican que quieren dejar claro al Gobierno "y en especial Jorge Fernández Díaz", ministro de Interior, "que no vamos a ser cómplices de este nuevo proceso de impunidad".

Así, afirman también que "el caso de Bolinaga no hace sino dar más alas a los terroristas" que, precisamente "gracias al ejecutivo", se "envalentonan cada día más". El texto califica el comunicado emitido por los presos de la banda terrorisda de "un auténtico desafío al Gobierno y una burla en toda regla al Estado de Derecho".

Para los dos colectivos convocantes los terroristas "presumen abiertamente del nuevo camino que se abre y que no sólo supone la impunidad de los etarras encarcelados, sino también la recompensa de aquellos que están huidos" y que, gracias los planes de Interior, "podrían regresar a nuestro país como auténticos héroes". En suma, el comunicado "lamentablemente vuelve a dejar en evidencia la debilidad del Gobierno frente a ETA".

"Por todo ello", ambos colectivos animan "a todos los ciudadanos a salir a la calle" para reclamar, "una vez más, lo único que hemos reclamado siempre: memoria, dignididad y justicia". El comunicado concluye con una advertencia: "La rebelión cívica seguirá presente mientras continúe el proceso con los terroristas".
Alcaraz exige volver a la política de Aznar

El presidente de Voces contra el Terrorismo ha explicado en esRadio los motivos que le llevan, junto a Mujeres por la Justicia, a convocar una manifestación frente al ministerio del Interior el el próximo 8 de septiembre. Alcaraz ha señalado al último comunicado enviado por el colectivo de presos etarras, en el que "se evidencia la debilidad de nuestro Estado de derecho y también la debilidad del Gobierno a la hora de aplicar la ley y no ceder al chantaje terrorista". Y es que, el tono del comunicado, evidencia que "son ellos [los etarras] los que están pidiendo esperanza, los que están envalentonados".

Por eso, Francisco José Alcaraz considera que la rebelión cívica debe volver a las calles, y ha explicado que desde VCT "exigimos al Gobierno su compromiso para retomar la política antiterrorista del último año del Gobierno de Aznar, y que no continúe con la de Zapatero".

La concentración surge debido a que "entendemos que ha habido muchas cesiones a los terroristas" y que "entendemos que es una política de traición".
La AVT convoca "marchas por la Justicia"

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), por si parte, ha convocado movilizaciones bajo el lema "marchas por la Justicia" en la que recorrerán las cárceles españolas para reivindicar el papel de las víctimas y exigir que "la ley prevalezca y sea firme con los asesinos". Ángeles Pedraza ha explicado en esRadio que la convocatoria surge porque creen que en las "cárceles se les está dando beneficios a los presos" de ETA. "Con todo lo que ha pasado con Bolinaga no vamos a aguantar más", anunció, "es lo único que nos queda para pedir justicia".

La primera de estas marchas ha sido convocada para el próximo miércoles en Murcia y se ha hecho un llamamiento a víctimas del terrorismo, amigos y ciudadanos a "caminar juntos" a las nueve de la mañana entre las prisiones de Murcia I (Sangorena la Verde) y Murcia II (Campos del Río).

"Será una llamada al respeto, a la verdad, la memoria, la dignidad y la justicia para que la ley prevalezca y sea firme contra los asesinos", ha explicado la AVT en un comunicado de prensa. Según la asociación de víctimas, el objetivo de estas marchas es manifestar sus reivindicaciones y sus anhelos de Justicia ante las "tropelías" que, a su juicio, se han producido en las últimas semanas.

En esta primera marcha, la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, remitirá una carta a los directores de los centros penitenciarios para denunciar la "humillación constante" que sufre la memoria y dignidad de las víctimas. Esta iniciativa recorrerá distintas prisiones españolas y concluirá con una última marcha en la prisión de Soto del Real en Madrid.

SE MOVILIZAN TRAS LA "HUMILLACIÓN" Y LAS "TROPELÍAS" DE LAS ÚLTIMAS SEMANAS
La Asociación de Víctimas del Terrorismo convoca marchas a cárceles de toda España
E.C.  El Confidencial 23 Agosto 2012

Después de varios días mostrando su malestar por las recientes decisiones del Gobierno en materia antiterrorista (especialmente la concesión del tercer grado al etarra Iosu Uribetxerría Bolinaga), las víctimas han decidido pasar a la acción.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo ha difundido un comunicado en el que convocan a ciudadanos de toda España a acompañarles en las “Marchas por la Justicia”. La AVT afirma haber puesto en marcha esta iniciativa tras “los graves acontecimientos de las últimas semanas en los que la humillación a la memoria y la dignidad de las víctimas ha sido constante”.

La primera de las marchas tendrá lugar en la Región de Murcia el próximo 29 de agosto y discurrirá entre las prisiones de Murcia I (Sangonera la Verde) y Murcia II (Campos del Río) para hacer entrega de una carta de la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza a los directores de ambos centros penitenciarios. En la misiva se recogerán las reivindicaciones de las víctimas y su deseo de “firmeza” contra los asesinos tras las “tropelías de las últimas semanas”.

Además, la AVT ha precisado que próximamente se anunciarán nuevas marchas entre prisiones de toda la geografía española que culminarán en una “marcha nacional” hasta la prisión de Soto del Real en Madrid.

"ES HORA DE LUCHA"
Los presos de ETA presumen públicamente de triunfo ante las víctimas
El Semanal Digital 23 Agosto 2012

Reclusos terroristas y sus familiares han emitido sendos comunicados en los que han aseverado que ha llegado "el principio del fin" de la política penitenciaria del Gobierno.

La AVT ha pedido al Gobierno que no "calienten" más sus ánimos.

El colectivo de presos de ETA (EPPK) considera que el caso del recluso enfermo Iosu Uribetxeberria Bolinaga constituye el reflejo de la política penitenciaria del Gobierno, al tiempo que afirma que ha llegado "el principio del fin" de dicha estrategia.

El EPPK ha emitido un comunicado, que difundirá íntegramente mañana el diario Gara pero del que el portal Naiz.info -la web de noticias afín a la izquierda abertzale- ha publicado este miércoles un avance. En él, los reclusos expresan su solidaridad con Uribetxebarria Bolinaga, que ha abandonado este miércoles la huelga de hambre para exigir su excarcelación por motivos de salud, y aseguran que "es tiempo de lucha".

Aunque entienden que ha llegado "el principio del fin" de la política penitenciaria del Gobierno, los reclusos etarras advierten de que "no son tiempos fáciles ni agradables". "Es hora de lucha, y lo conseguiremos", agregan.

En su comunicado, los presos de ETA exigen ser "reagrupados en Euskal Herria" para poder hacer su "aportación al proceso".

Por su parte, el colectivo de familiares y allegados de presos de ETA Etxerat ha cifrado en 558 los reclusos de la banda armada que se encuentran "en lucha" en 71 cárceles españolas y francesas en apoyo a Josu Uribetxebarria, preso de ETA enfermo de cáncer terminal ingresado en el Hospital Donostia que este miércoles ha puesto fin a la huelga de hambre que mantenía desde el pasado día 8 para exigir su puesta en libertad. Además, ha precisado que diez reclusos han abandonado el ayuno por motivos de salud.

En un comunicado, Etxerat ha destacado que "la gran mayoria" de estos reclusos se encuentran en huelga de hambre indefinida para denunciar "la grave situación en la que los responsables penitenciarios mantienen a Uribetxebarria" y reclamar su "inmediata liberación".

Además, ha indicado que también se están llevando a cabo otras protestas como "concentraciones, rechazo de comida, colocación de carteles, envío de cartas de denuncia al Ministerio del Interior y a Instituciones Penitenciarias o ayunos rotativos".

En medio de estas manifestaciones y tras la explicación de Prisiones a la concesión del tercer grado a Bolinaga, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, ha instado al secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, que "ya que están tomando estas decisiones (sobre el etarra Bolinaga), al menos que no nos calienten más".

"Ya que están tomando estas decisiones, al menos que no nos calienten más diciendo que todos somos iguales. Ellos son asesinos y nosotros víctimas inocentes", ha aseverado Pedraza en declaraciones a Europa Press que concluyó con un "cualquiera de nosotros sufriremos los tumores, pero no hemos matado a nadie, ni a ningún guardia civil ni a ningún inocente"



Recortes de Prensa   Página Inicial