AGLI Recortes de Prensa   Viernes 7 Septiembre 2012

El rincón austriaco
Más crédito para un gobierno manirroto e incorregible
Juan R. Rallo www.vozpopuli.com 7 Septiembre 2012

Se insiste mucho en que España tiene un problema de liquidez que sólo el Banco Central Europeo podía resolver. Afirmación tramposa donde las haya, pues en un mundo plagado de entidades financieras con un alto margen para extender crédito, es evidente que habría millones de candidatos dispuestos a solventar un apuro de falta de liquidez… si es que se tratara, de verdad, de un apuro de falta de liquidez.

Insolvencia, no iliquidez
Mas acaece que la acumulación de deuda de España con respecto a su capacidad productiva resulta tan dramática que es harto dudoso que sus problemas se correspondan con una interrupción súbita e inexplicable de sus flujos de crédito. Al contrario, si el capital huye en desbandada de nuestras fronteras no es porque los especuladores se hayan coaligado para pegarse un tiro en el pie (¿o acaso no sería pegarse un tiro en el pie el que rechazaran comprar unos títulos de deuda altamente seguros que han llegado a abonar rentabilidades cerradas a diez años por encima del 7%?), sino porque no queda claro cómo vamos a poder devolver no sólo las billonarias cantidades que ya adeudamos, sino las cienmilmillonarias cantidades por las que nos seguimos endeudando. Véase: desde 2009, el sector privado ha logrado desapalancarse en 150.000 millones de euros; meritorio esfuerzo que se ha visto del todo empañado por los más 370.000 millones de nueva deuda asumida por el Estado. No es iliquidez: es insolvencia.

Y así llegamos a la conclusión de que sólo el BCE puede financiarnos porque, de hecho, sólo al BCE se le puede empujar a la tamaña imprudencia de proporcionar crédito a un gobierno tóxico como el de España. Desatamos la madre de todas las especulaciones y persistimos en el vicio de las subprime, ése del que todos creen haber salido inmunizados pero al que se siguen aferrando apenas cinco años después de asistir a su colapso: continuar dando crédito a los deudores de altísimo riesgo con la esperanza de que alargando su agonía e incrementando su capacidad de gasto, jamás impagarán.

Pero los motivos de fondo que pueden llevar al repudio de nuestra deuda son los mismos antes que después del rescate del BCE. El BCE nos dará crédito, esto es, nos concederá tiempo en unos momentos en los que nadie más cree que somos merecedor de él. ¿Y por qué nadie lo cree? Porque no se ha tomado reforma seria alguna que acredite que vamos a ser capaces de volver a la senda de la sostenibilidad financiera a medio y largo plazo. Apenas unos cosméticos recortes de gasto cuya expectativa de ahorro está claramente inflada y unas sangrantes subidas de impuestos que, debido a los rigores de la recesión, apenas proporcionan ingresos adicionales al fisco pese a terminar de hundir a la economía productiva.

Más cuerda al irresponsable manirroto
El resultado es que nuestro déficit estructural sigue anclado en el 8% del PIB, y no se avistan ni voluntad, esfuerzos, ni sacrificios para que esto cambie realmente. ¿Cómo darle más cuerda a un irresponsable que no para de repetir que “no se puede gastar más de lo que ingresa” mientras reincide en perversa costumbre al tiempo que amenaza al resto de países europeos con romper la baraje del euro si no le financian sus gigantescos déficits? De ninguna manera: Rajoy en estos momentos inspira tan poca credibilidad como lo hacía Zapatero; acaso menos, porque a Zapatero los mercados le colgaron el sambenito de malpagador demasiado tarde –cuando su legislatura estaba terminándose–, a Rajoy lo han calado desde el primer momento.

Por eso, además, la monetización de deuda por el BCE no se ha planteado como una provisión incondicional de crédito a los gobiernos manirrotos. Si finalmente Draghi honra sus palabras, el Gobierno de España deberá someterse a una “estricta condicionalidad” para que sus bonos sean comprados en el mercado secundario por el instituto emisor. Quienes consideran que bastaba con un maguerazo decidido de Frankfurt para que todos nuestros problemas concluyesen, se habrán mostrado indignados; quienes, en cambio, son conscientes de que la solución no pasa por endeudarnos más, sino por ahorrar muchísimo más y por remover obstáculos a la iniciativa empresarial, entenderán que, sin condiciones, el movimiento de Draghi sería una manera de agrandar, todavía más, el agujero que les dejaremos al norte de Europa.

Mas, ni siquiera con condicionalidad, puede descartarse que, al final, lo único que haga Draghi sea sostenernos unos meses más hasta que protagonicemos un colapso todavía mayor al que hubiésemos realizado por estas fechas. La cuestión sigue siendo: ¿tomará Rajoy, bajo el palio del memorándum de entendimiento preconizado por el BCE, las decisiones que se ha negado con uñas y dientes a tomar hasta la fecha? A saber: el pinchazo de la triple burbuja financiera, productiva y estatal mediante una rebaja anual del gasto de más de 100.000 millones de euros, la aplicación de quitas –en lugar de rescates– a empresas públicas, bancos y autonomías, y la liberalización total del mercado laboral, eléctrico, inmobiliario y educativo.

¿Lo hará Rajoy? ¿Tratará con audacia de devolver el crédito que, sobrepasando imprudentemente su mandato, el BCE nos acaba de ofrecer? Lo dudo sobremanera: no olvidemos que, si el BCE se ha visto forzado a “rescatarnos” para que no quebráramos, ha sido precisamente porque Rajoy y su Gobierno, como ya hicieran ZP y sus cuates, han bloqueado y descafeinado deliberadamente todas esas imprescindible reformas. ¿Se reformará el incorregible sosias de Rubalcaba? ¿Y para qué iba a hacerlo? Tan sólo hay que tomar buena nota de Grecia: dos años y medio viviendo del rescate continuo y sin reformar a conciencia su insostenible modelo de Estado. Puede que no seamos Grecia, pero Rajoy desde luego sí aspira a convertirnos en ella: esto es, a que su Gobierno del crédito ajeno tantos años como se pueda hasta que el chiringuito se desmorone y salgamos del euro. Draghi le ha abierto el camino.

El rescate que Rajoy podría haber evitado
EDITORIAL Libertad Digital 7 Septiembre 2012

Con el anuncio del presidente del BCE del nuevo programa de compra de bonos soberanos de países con graves problemas financieros, el Gobierno de Rajoy pierde toda esperanza de una relajación en las exigencias de las instituciones europeas que hiciera innecesario solicitar formalmente el rescate. Mario Draghi fue inflexible en la formulación de este requisito, sin el cual nuestro país no podrá acceder a los instrumentos de financiación previstos por el BCE para garantizar la estabilidad de los países de la Zona Euro.

Junto al requerimiento a los países necesitados de estos fondos europeos para que formulen una petición oficial en tal sentido, el BCE, como era más que previsible, obligará a los Gobiernos receptores de esas ayudas a poner en marcha todo un catálogo de medidas adicionales tan duras como ineludibles. Incluso el sistema público de pensiones, una de las partidas mollares del gasto estatal, tendrá que ser revisado a la baja, pese a las reticencias de Rajoy, algo que conllevará un importante coste electoral, que el PP habrá de arrostrar sin remedio.

Pero, como hemos sostenido siempre en Libertad Digital, ninguna de estas consecuencias a que ahora nos tendremos que enfrentar era inevitable, por más que así lo hayan defendido desde el principio tanto el Gobierno como su partido. Una decidida disminución del gasto público, con especial énfasis en el disparatado sistema autonómico, habría compensado sobradamente los desequilibrios deficitarios del Estado y convertido en innecesaria la imposición exterior de este riguroso ajuste, que en poco tiempo comenzarán a sufrir nuestras más que castigadas familias y empresas.

En lugar de emplearse a fondo en la reducción del peso del Estado, en especial el autonómico, el Gobierno ha puesto a disposición de las diecisiete comunidades nada menos que 18.000 millones de euros, que, como explica aquí Alberto Recarte, serán claramente insuficientes para cubrir las exorbitantes necesidades de financiación de unos políticos autonómicos para los que la crisis apenas está teniendo consecuencias, frente al calvario que está padeciendo el español medio.

El rescate soberano de España era hace seis meses tan sólo una opción lejana. La irresponsabilidad de la casta política y la indolencia del Gobierno han hecho que hoy sea ya una realidad inapelable.

Merkel y Draghi venden caro el rescate y dejan a Rajoy maniatado
El Semanal Digitall 7 Septiembre 2012

La expectación de este jueves se rompió bruscamente cuando el presidente del BCE desveló que sus planes desde hace meses, como los de la canciller, no habían cambiado lo más mínimo.

Rajoy evita desvelar ante Merkel si España tomará el camino señalado por Draghi
Una condición indispensable marca el anuncio de compra de deuda de Draghi

Si hay una palabra que defina las primeras horas de este jueves esa era expectación. Expectación por la decisión que tomaría definitivamente el Banco Central Europeo sobre la compra de deuda, algo que se presuponía aunque no así el alcance de sus condidiciones. Y expectación por la primera cita de la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en La Moncloa.

Finalizadas ambas reuniones y descubiertas las cartas de Mario Draghi, la jornada se convirtió en otro "día de la Marmota" para España. Rajoy volvía a chocar contra el muro en que se han convertido tanto Merkel como el presidente del BCE; sus exigencias a España se volvieron a imponer a las peticiones del Gobierno de mayor flexibilidad.

"No todo es blanco o negro" había asegurado Rajoy en una entrevista al diario alemán que, precisamente veía la luz horas antes de la celebración de ambas citas. Lanzaba una última llamada a quienes podían cambiar, al menos sensiblemente, el rumbo que el presidente ya sabe que ha de tomar: el rescate.

Pero Draghi, que ya dejó ver cuáles eran sus planes a principios de verano, claramente marcados por la postura alemana, no optó por esos "grises" que reclamaba en distintas voces el Ejecutivo y tras anunciar que la condición para comprar deuda soberana era pedir el rescate total -y otras condiciones "estrictas"- dejó las cosas tal y como estaban antes de este jueves crucial. Es decir, con el Gobierno abocado a una decisión que desde hace meses Merkel ya tenía escrita.

La respuesta de los mercados fue más que significativa. La prima de riesgo cayó por debajo de los 450 puntos básicos, una cifra que no rondaba desde el pasado mes de mayo, y el Ibex-35 celebró la compra de bonos del BCE creciendo un 4,6% hasta reconquistar los 7.800.

En este contexto, las alabanzas de la alemana a las reformas emprendidas por el Gobierno español y su esperanza de que en España se tenga mejor imagen de su país tras su paso por La Moncloa ya sonaban a una tragicomedia. Las palabras de Rajoy, tratando de esquivar el golpe Draghi ante la canciller de hierro, así lo delataban: "Cuando tenga alguna novedad, si la tengo, se la contaré". Y vuelta a empezar.

Draghi ayuda y Rajoy calla
Pablo Sebastián www.republica.coml 7 Septiembre 2012

La Unión Europea cabalga con dificultades y el euro por ahora sobrevive gracias al corta fuegos de compra de deuda pública de España e Italia que acaba de ofrecer el presidente del BCE, Mario Draghi, a los gobiernos de Madrid y Roma, previa petición del rescate a la UE y el cumplimiento de estrictas normas para lograr objetivos y la convergencia europea del déficit público. La noticia, esperada, ha provocado un subidón de las Bolsas del euro y la bajada de la prima de riesgo española e italiana, porque los mercados están convencidos que España -y ya veremos si Italia también- va a pedir el rescate en las próximas semanas.

Y ello a pesar que Rajoy sigue en su papel de convidado de piedra en la representación del drama del euro, donde Hollande y Monti son primeros actores. Los que presionaron a Merkel y a Draghi de la necesidad de las ayudas del BCE. Mientras tanto Rajoy, como en otras ocasiones y ruedas de prensa, se calla y escurre el bulto ante la mirada de Merkel que no quiere declaraciones de euforia hispano-italianas que irriten a sus ciudadanos en Alemania o a su Tribunal Constitucional, pendiente de resolver una consulta en relación a los fondos de rescate de la UE. De ahí que Rajoy se ha limitado a decir que por ahora no tiene nada que anunciar y se ha limitado a leer un comunicado escrito sobre su encuentro con Merkel.

Es decir Rajoy, sin la firmeza y sin el liderazgo que le caracteriza, nos dice que no comenta la decisión del BCE porque no la conoce (otra mentira) y la tiene que estudiar, mientras Merkel mas astuta se escapa con el argumento de que respeta la independencia del BCE donde a buen seguro ayer habrá dado la nota el Bundesbank.

España sigue pues a remolque de los que manden los líderes de la UE y deberá dar las gracias y aceptar todo lo que le impongan -la “troika” de los hombres de negro de la CE, BCE y FMI, incluido-, sufriendo una nueva y mayor pérdida de soberanía. Y el Gobierno de Rajoy, tragándose este segundo rescate, imparable -como fue el primero de la banca-, se colgará un nuevo sambenito y fracaso en su pechera, convencido de que ello no le acarreará problemas de envergadura o de responsabilidad política gracias a su mayoría absoluta.

Lo que está por ver en este tiempo de agitación interna del PP y de creciente indignación ciudadana que puede ser todavía mayor cuando se conozcan las condiciones y controles que el BCE va a imponer a España, desde la UE, incluidos más ajustes y reformas. Por ejemplo, sobre las pensiones lo que ayer ha negado Rajoy diciendo que “en este momento” no está previsto lo que no quiere decir que en otro momento no muy lejano si lo pueda a hacer. Por ejemplo cuando se acaben las elecciones vascas y gallegas.

O sea que lo de felicitarse por la decisión del BCE que sin duda es buena para España y para la estabilidad del euro y prometer que España acudirá al rescate lo antes posible y cumplirá todos los objetivos de la UE, que es lo que diría el líder del Gobierno, o el presidente de un país como España que tiene el agua al cuello, eso es impensable en Rajoy. Primero porque teme la verdad y el coste político que ello incluye, a pesar de que no tiene alternativa -o el rescate o la quiebra del Estado-, y segundo porque su especialidad es huir de los problemas, aplazarlo todo y esperar un milagro, o al último minuto.

No hubo pues sorpresas ni en el BCE ni en la visita de Merkel, que le habrá leído la cartilla a Rajoy en privado y estamos seguros de que en Bruselas y Madrid ya se está trabajando en el modelo y mecanismo del rescate que pedirá España y de su memorándum “ad hoc”, y demás condiciones exigibles, donde ya veremos si, además de las pensiones, se incluye o no el gasto autonómico tal y como esperan y desean muchos ciudadanos españoles. En todo, caso la decisión del BCE de ayer es buena para Europa, el euro y España, porque dibuja un marco de estabilidad financiera y deja abierta la puerta de avance hacia la unión bancaria y fiscal de la UE.

Retablos financieros
Nada ha cambiado
Primo González www.republica.coml 7 Septiembre 2012

La contundente reacción de los mercados al anuncio del BCE en el que confirma su disposición a comprar deuda de países periféricos en el mercado abierto parece dar por supuesto que ya todo está arreglado, cuando en realidad nadie ha dado un solo paso adelante, a excepción del anuncio de Mario Draghi, en el sentido de que el BCE está dispuesto, bajo condiciones, a comprar deuda. Algo que ya se daba por supuesto, ya que en la práctica la única matización que ha añadido Draghi es la de comunicar un sistema de esterilización de la liquidez, que no se sabe muy bien cómo va a funcionar ni en qué consiste exactamente. Con este matiz, el BCE trata de contentar a los críticos con la medida de compra de deuda, es decir, intenta desarmar a quienes creen que comprando deuda, el BCE está ensanchando la base monetaria y por ello atizando la inflación. La comentada “esterilización” que promete el BCE, argumentando que las compras de deuda no van a tener impacto inflacionista, no parece haber convencido al Bundesbank, el principal crítico de esta deriva con la que Draghi trata de salir para intentar resolver los problemas financieros de la UE.

La “prueba del algodón” puede venir de la mano de una reversión en el proceso que hemos visto en los dos últimos años, en especial en los últimos meses, cuando la propensión de los grandes inversores internacionales, sobre todo los bancos europeos, a vender deuda española y reducir posiciones en la misma ha traído consigo las actuales dificultades de financiación y el hecho de que el Tesoro español haya estado (lo está aún en realidad) contra las cuerdas en lo que atañe a la financiación de sus necesidades. Un problema que en su sentido más amplio afecta también a las entidades financieras por un doble motivo: no consiguen financiarse en el exterior y, además, deben cubrir con el poco dinero que resta las deserciones de los inversores extranjeros, comprando deuda del Estado español y convirtiéndose de este modo en el sostén principal y casi único de la financiación del Estado.

Mientras los activos españoles, públicos y privados, no sean del agrado de los inversores internacionales, España seguirá con el mismo problema de apreturas financieras y excesivo coste. Lo que ha ofrecido Draghi es un mecanismo transitorio para aliviar estas angustias a corto plazo. El verdadero problema es la confianza de los inversores internacionales en España. Y parte muy esencial de esa confianza tiene que ofrecerla por fuerza el Gobierno español enseñando éxitos en su gestión, algo que por desgracia no está haciendo Rajoy, simplemente porque no puede. La evolución del déficit público va a peor, como se han encargado de reflejar las últimas cifras de paro, que han echado por tierra algunas de las previsiones presupuestarias para este año, ya que el coste del seguro de desempleo ha desbordado las cuentas públicas, uniendo su elevada cuantía a la creciente factura de los costes financieros originada por unos mayores tipos de interés en las emisiones y un grado de endeudamiento también en alza.

Draghi, en definitiva, apenas ha movido ficha. Ha enseñado sus armas, pero sólo las utilizará cuando Rajoy pida el rescate y afronte compromisos más firmes de saneamiento de la economía, algo que en estos momentos no parece en condiciones de ofrecer. Los elogios de Merkel ayer durante su entrevista en Moncloa no resuelven ningún problema, no abren ninguna puerta, son humo mientras España no logre ofrecer una imagen más solvente y una cierta credibilidad en el éxito de sus políticas.

Merkel y Draghi: Nada es gratis, Mariano
Susana Criado www.vozpopuli.coml 7 Septiembre 2012

La foto fue con Merkel pero el mensaje fue de Draghi. Mariano Rajoy se encargó desde hace días de distraer nuestra atención: la de periodistas, empresarios, políticos... pero NO consiguió, sin embargo, despistar a los mercados. ¡Cuánto bombo y cuánta pompa por la llegada de Angi a España! Todo preparado: la prensa, el ágape con solomillo y helado de postre, e incluso las escalinatas monclovitas iluminadas por un sol radiante. Merkel llegó y se fue. Vino a animar a Rajoy pero sobre todo a examinar a su gobierno y a exigirle más ímpetu y más ritmo con las reformas. Merkel lució sonrisa y Draghi marcó el gesto. Con el permiso del Bundesbank, el BCE comprará deuda española ¿a cambio de qué? A cambio de más, porque lo hecho hasta el momento no es suficiente. Nada es gratis, dijo Mario Draghi.

Con tanto foco y tanta luz sobre el BCE y sobre Alemania, lo que ha hecho este gobierno durante las últimas semanas es colocar la pelota en el tejado europeo. Está muy bien, como decía ayer Luis de Guindos, resaltar que el problema no es ni España ni Italia... que el problema y la solución son Europa. Suena bien, pero no es real. El problema sigue siendo España y también Mariano Rajoy, que intenta solucionar los problemas con mantequilla cuando debería hacerlo a cañonazos.

Cuando a Mariano Rajoy los españoles le dieron la mayoría en las urnas, muchos estaban -estábamos- convencidos de que queríamos borrar la desastrosa gestión de Zapatero y convencidos de que el nuevo presidente iba a coger el toro por los cuernos. ¡Que iba a ser valiente! Nos equivocamos porque en más de una ocasión se ha puesto de perfil. Nos defraudó al subir el IRPF con alevosía y nocturnidad antes de las uvas de Navidad. Lo volvió a hacer cuando puso en marcha la reforma financiera que ha desembocado en la creacion del 'banco malo'. Nos enfadó al subir el IVA y nos cabreó al aplazar la reforma energética y dejar en un cajón la reforma de los emprendedores. Pero lo peor ha sido que en todo este tiempo no ha tenido ni la valentía ni la convicción de hacer la brutal reforma que necesita España: la reforma del Estado de las autonomías. Espero que ahora, tras estrechar la mano de Merkel y ver el gesto de Draghi, Rajoy no pierda el tiempo. España no puede permitirse un lujo así.

Las últimas cifras indican que España sigue en una situación límite. Mucho se habla del déficit, de los ajustes en Sanidad, de los interinos que Andalucía y Cataluña van a despedir en Educación... pero hay un dato realmemente alarmante: en España hay dos cotizantes por cada pensionista y esto no hay país que lo soporte.

Crisis
Un problema de enfoque
Emilio J. González Libertad Digitall 7 Septiembre 2012

Cuando a un gobierno le falta el valor para adoptar las medidas necesarias frente a una crisis, ésta se convierte en más larga y profunda de lo que sería bajo otras circunstancias. Es el caso de España. Buena parte de las decisiones fundamentales que está tomando el Ejecutivo adolecen de ese defecto debido, en esencia, a un problema de enfoque, o, mejor dicho, de desenfoque. El enfoque debería estar en las políticas que promovieran la creación de empresas y el buen funcionamiento de las mismas, porque solo ellas son las que pueden generar el empleo y la riqueza que precisa nuestro país para salir de la crisis y nada de eso se crea por decreto, sino que se lleva a cabo mediante el esfuerzo diario de todos los que participan en la actividad productiva y, en especial, de quienes contribuyen a promover y organizar la misma, asumiendo riesgos, que no son otros que los empresarios y los trabajadores autónomos. Ellos deberían constituir el centro de la acción política del Gobierno, a través de medidas fiscales en su favor y de acciones que no depriman innecesariamente el consumo o la inversión. De esta forma, habría puestos de trabajo y beneficios empresariales que tributaran y permitieran cerrar el déficit público.

Por supuesto, para aplicar este tipo de medidas previamente sería necesario recortar el gasto público y aquí es donde viene el problema de enfoque de la política económica del Ejecutivo: ésta, en lugar de centrarse en facilitar la vida a las empresas, se concentra en mantener el sector público sin las reformas de calado que necesita el mismo, reformas que pasan, necesariamente, por meter mano a fondo a las autonomías. Y aquí es donde los objetivos del Gobierno se desenfocan porque uno puede entender que quien ocupa el poder apueste por lo público frente a lo privado, en el sentido de reforzar la acción del Estado frente a la crisis, por muy equivocado que sea este tipo de políticas, pero lo que no alcanza a comprender es que la apuesta sea el recortar los gastos en sanidad, educación, pensiones y prestaciones por desempleo mientras se deja en manos de los políticos regionales y locales muchos poderes e ingentes cantidades de dinero para que puedan seguir haciendo de las suyas, lo cual, en última instancia, obliga a subir los impuestos. Porque, no lo olvidemos, las autonomías se llevan el 50% de la recaudación del IRPF y el IVA y el 58% de la de los impuestos especiales. En resumen, la filosofía de la política contra la crisis de este Gobierno es hacer lo que pueda sin desmantelar los intereses políticos vinculados con el gasto público y lo demás que lo imponga la Unión Europea para poder volver a utilizar a Europa como excusa de los duros ajustes que precisa la economía española.

Ahora bien, esa política tiene dos inconvenientes. El primero de ellos lo acaba de poner de manifiesto el último informe sobre la competitividad global, elaborado por el World Economic Forum, y es, en este contexto, la dificultad del Gobierno para controlar la evolución del déficit y de la deuda. Cualquier inversor extranjero que lo vea pensará que corre riesgos de perder su dinero porque España suspenda pagos o de ver penalizadas sus inversiones si el Ejecutivo sigue subiendo los impuestos. ¿Resultado? Ausencia de inversión extranjera cuando tanto la necesitamos para que genere empleos. El segundo es obvio: cuanto más suban los impuestos que, de una u otra forma, afectan al consumo y/o a los beneficios empresariales, menores serán éstos últimos, lo que estimulará que continúen los ajustes empresariales en forma de reducción de plantillas o de rebajas salariales. De esta forma nunca conseguiremos salir de la crisis. El Gobierno, por ello, debe dar un giro radical a su política económica, para centrarse en las empresas y olvidarse de los intereses y circunstancias políticas que vienen condicionando sus decisiones, porque, en las circunstancias actuales, no cabe esperar milagros.

LOS TRES ESCENARIOS
¿Qué puede pasar ahora?
C. H. La Razón 7 Septiembre 2012

BRUSELAS- La oferta lanzada ayer por el Banco Central Europeo (BCE) para la compra de bonos a corto de manera ilimitada puede llegar a ser un caramelo envenenado para España o ser un escudo perfecto para dar un paso adelante en la crisis. En todo caso, el Gobierno español tiene la última palabra y éstos son los escenarios posibles:

1 España solicita la puesta en marcha del mecanismo de compra de bonos. Este tipo de soporte, que el propio Mario Draghi ha rechazado denominar como «rescate suave» porque cuenta con condiciones macroeconómicas claras, es el que el BCE acaba de poner sobre la mesa. La solicitud formal llevaría a que el banco emisor se haga con títulos de deuda soberana de entre 1 y 3 años, lo que equivale a levantar la espita que libere la presión de los especuladores, que han llevado la prima de riesgo hasta niveles insostenibles para una financiación del Estado a medio y largo plazo. Las condiciones, definidas por el Fondo Monetario Internacional y las autoridades europeas, se basarían en el cumplimiento de los objetivos cualitativos del déficit y las reformas estructurales necesarias, pero el Gobierno tendría todavía margen de maniobra para elegir dónde recorta para lograr las cifras diana. La dificultad es cumplir, en un entorno de recesión ya en 2012, el objetivo del 6,3% de déficit, a la luz de las desviaciones registradas hasta el verano, por no hablar de alcanzar los objetivos del 4,5% en 2013 y 2,8% en 2014.

2 España rechaza de momento la activación del sistema. En el caso de que Madrid decida no hacer uso del sistema, la simple existencia del mismo puede suponer –como se demostró ayer en los mercados– un mecanismo disuasorio para los que apuestan a la baja y un refuerzo positivo hacia la confianza en la permanencia e irreversibilidad de la moneda única. Junto con los poderes que se han otorgado al fondo de rescate, el Mecanismo Europeo de Sostenibilidad y los planes de unión bancaria para el próximo año, la zona euro podría contar con un sistema «tampón» inédito de protección a las economías nacionales.

3 España se ve abocada a un rescate total al estilo de los utilizados para Grecia, Portugal e Irlanda. Esta posibilidad no está sobre la mesa puesto que la activación de las compras del BCE busca precisamente establecer un paso intermedio que permita dar oxígeno a España sin necesidad de pasar por el trauma de ceder el control de sus cuentas públicas a Bruselas y, sobre todo, por el hecho de que el dinero del fondo de rescate europeo sería insuficiente para una economía de su tamaño. Aunque también requiere la solicitud del Estado, los países que hasta ahora lo han pedido se han visto obligados por su incapacidad de financiarse en los mercados de manera independiente, creando así un riesgo de quiebra total.

España tiene que devolver 52.664 millones en tres meses
B. Carrascosa La Razón 7 Septiembre 2012

Madrid- El reinicio del curso económico para el Estado viene cargado de deudas de muchos miles de millones de euros. Además del ajuste necesario para reducir el déficit desde el 8,9% hasta el 6,3% del PIB, comprometido con Bruselas y que el Gobierno ya tiene planificado en su mayor parte, España tendrá que devolver a los inversores deuda por valor de 52.664 millones de euros entre octubre y diciembre. La cifra anterior es la suma de la deuda del Estado central (41.787 millones) y la de las autonomías (10.877 millones), que tendrá que ser cubierta por el Tesoro al estar las puertas del mercado cerradas para las CC AA. En otras palabras, los inversores no le prestan dinero a los derrochadores gobiernos autonómicos, por lo que éstos tienen que recurrir al Estado central para pagar sus compromisos.
Sólo para pagar la deuda del Estado central en el cuarto trimestre, el departamento que dirige Íñigo Fernández de Mesa necesita 30.319 millones, ya que con la subasta de ayer ha cubierto el 76,8% de los vencimientos de deuda a medio y largo plazo, cifra que se eleva hasta el 80% en el caso de los vencimientos totales de 2012 (151.657 millones, incluidas las Letras, según los datos de cierre de agosto).

Con la deuda de las autonomías, que será sufragada en gran parte por el Fondo de Liquidez Autonómico, la cifra total de necesidades financieras de nuestro país entre los meses de octubre y diciembre asciende a 41.196 millones de euros.

El año que viene, sin contar la deuda de las CC AA, el Tesoro afronta vencimientos por valor de 100.000 millones de euros, mientras que en 2014 la cifra ronda los 62.000 millones. Todo el horizonte de la refinanciación de España cambiaría de forma radical si las autonomías cumplieran el déficit en los próximos dos años, ya que podrían volver a emitir deuda. Por desgracia, si eso no ocurre, el Estado tendrá que seguir financiando sus derroches y su alto apalancamiento público.

n Bruselas y que el Gobierno ya tiene planificado en su mayor parte, España tendrá que devolver a los inversores deuda por valor de 52.664 millones de euros entre octubre y diciembre. La cifra anterior es la suma de la deuda del Estado central (41.787 millones) y la de las autonomías (10.877 millones), que tendrá que ser cubierta por el Tesoro al estar las puertas del mercado cerradas para las CC AA. En otras palabras, los inversores no le prestan dinero a los derrochadores gobiernos autonómicos, por lo que éstos tienen que recurrir al Estado central para pagar sus compromisos.

Sólo para pagar la deuda del Estado central en el cuarto trimestre, el departamento que dirige Íñigo Fernández de Mesa necesita 30.319 millones, ya que con la subasta de ayer ha cubierto el 76,8% de los vencimientos de deuda a medio y largo plazo, cifra que se eleva hasta el 80% en el caso de los vencimientos totales de 2012 (151.657 millones, incluidas las Letras, según los datos de cierre de agosto).
Con la deuda de las autonomías, que será sufragada en gran parte por el Fondo de Liquidez Autonómico, la cifra total de necesidades financieras de nuestro país entre los meses de octubre y diciembre asciende a 41.196 millones de euros.

El año que viene, sin contar la deuda de las CC AA, el Tesoro afronta vencimientos por valor de 100.000 millones de euros, mientras que en 2014 la cifra ronda los 62.000 millones. Todo el horizonte de la refinanciación de España cambiaría de forma radical si las autonomías cumplieran el déficit en los próximos dos años, ya que podrían volver a emitir deuda. Por desgracia, si eso no ocurre, el Estado tendrá que seguir financiando sus derroches y su alto apalancamiento público.

Rajoy
J. E. Villarino www.vozpopuli.com 7 Septiembre 2012

Sí, pero, no; no pero, sí. Por un lado ya ves, y por otro, qué quieres qué te diga. O cuando te hacen una pregunta, contestas con otra. Son usos sociales arquetípicos de mi tierra gallega. Pues, bien, yo creo que todos ellos y buena parte de otros más que sería largo enumerar ahora, son aplicables a mi paisano Mariano Rajoy. Templar gaitas puede ser otro de ellos y templar gaitas puede ser útil un rato, pero, emulando la frase del presidente americano, no se puede estar templando gaitas todo el tiempo del mundo, ni a todo el mundo. Eso es lo que caracteriza al Presidente del Gobierno, más por imperativo genético que por estrategia premeditada, creo yo. Pero no todo el tiempo, ni con todos, ha sido así. Como con los pimientos de Padrón, uns pican, e outros non. A unos se les templan gaitas y a otros, no.

Querer hacer pleno en casi todo y a la vez, le ha llevado a decisiones que el tiempo ha demostrado nefastas. Por esta razón se lió con los impuestos nada más comenzar la legislatura y, por no enmendalla, volvió a liarla, por igual motivo, al poco tiempo. Posponer decisiones urgentes y necesarias por las elecciones andaluzas, eran gaitas difíciles de simultanear y ello hizo que su paquete reformista, nunca explicado y peor ejecutado, se percibiese como una agresión social, en contradicción abierta con la musiquilla con que se habían quedado los electores del PP hasta el mismo día de las elecciones.

Con los ministros, le pasa tres cuartos de lo mismo: al menos, aparentemente, tampoco ejerce de Presidente de un Consejo. Diseñó una bicefalia para el gobierno de la economía, en una etapa muy, muy crítica del ciclo económico y ahora anda templando gaitas en los rifirrafes entre Guindos y Montoro. Otrosí, le pasa con Montoro y Soria, las invasiones de territorio del titular de Exteriores en la economía, las frecuentes meteduras de pata del ministro del Interior,y otros etcéteras que vagan por ahí. Antaño, FF les envíaba un motorista con un telegrama a sus domicilios y del sillón ministerial pasaban sin solución de continuidad al ostracismo del consejo de una empresa pública por los servicios prestados.

Templa gaitas a Merkel y Holland
También les templa gaitas, a quienes sabe que son los verdaderos detentadores del poder: a los "aparatos" putrefactos de la judicatura, la casta política y los sindicatos, amén de toda la "costra" autonómica, provincial y local, que ha decidido mantener intactos en número, privilegios y prebendas. No se atreve a tocarles un pelo, porque sabe que duraría lo que un caramelo, en ese sitio que todos sabemos. Gruñe, pero tampoco les planta cara y le templa gaitas a la Merkel y, cuando ésta se da la vuelta, a Holland. Que tanto monta, monta tanto. Le templa gaitas a los banqueros y a ese magma de intereses cruzados que llamamos "sistema financiero" y sus citys, que son la mayor concentración de especuladores e improductivos por cm2, al recortar los ya expoliados recursos de los ciudadanos, en favor de los capitalistas (todos los ismos son malos).

De igual manera, templa gaitas a los cavernícolas nacionalistas, siguiendo ni más, ni menos que una vieja tradición de las derechas e izquierdas preguerracivilistas, y las de la transicición, felipista, aznarista y zapaterista; gaita que le va a salir carísima y le va a explotar en todas sus narices y las de su sucesor, al tiempo que al resto de españoles, con consecuencias, hoy por hoy, imprevisibles. Templa gaitas a ETA, y en política exterior también templa gaitas al moro, a la pareja caribeña, al intelectual venezolano, a la barbie argentina, etc. En definitiva, a lo mejorcito de cada casa.

Sin embargo, Rajoy a un tipo de gente se las tiene tiesas y no les templa ninguna, o casi ninguna gaita. Veamos a quiénes y por qué: a los caballeros "templarios" de aquella primitiva Tabla Redonda, que yacen en una especie de limbo, a caballo entre el bien y el mal; entre la heterodoxia y el estigma partidista como son los Mayores, Vidales, Pizarros, las verdades del barquero que de vez en cuando le canta Esperanza Aguirre, y otros, que no se sabe bien si van o vienen al/del partido, no les templa ninguna gaita y, en todo caso si pudiese se la tocaría.

En su discurso inaugural de toma de posesión, tampoco le templó ninguna gaita a Rosa Díez cuando ésta le mentó la bicha de la corrupción existente en el mercado de la política. Tampoco últimamente -más bien nunca lo hizo de forma clara y contundente- les templa gaita alguna a las Víctimas del terrorismo y sí parece que alguna gaita templó algún ministro suyo a Zapatero una vez hecha la transferencia de poder, respecto de la ruta para poner fin a la pesadilla terrorista. Nos debe, al menos, una explicación.

Próximas elecciones
No parece que tampoco tenga intención alguna de templarles gaitas a cualquiera de los posibles contendientes a las próximas elecciones. Como por la izquierda sabe que no le va a venir ninguna estocada, se las tiene tiesas como ya dijimos con Rosa Díez y, fuera del parlamento, con Mario Conde, a quienes los de la casta tratan como a un outsider, ávido de poder y a sus excorreligionarios disidentes, aunque todavía no hayan sacado la patita del redil..

En definitiva, Rajoy templa gaitas a aquellos que, sencillamente, no cuestionan el poder tal cual está constituido y repartido, a los que procura mantenerlos entretenidos comiendo y disfrutando de los muchos y variados pesebres existentes aunque les haya recortado simbólicamente, alguna tajada, a los que no quieren oír hablar de revertir el sistema. Se las tiene tiesas con los que sostienen que de la crisis no se sale si no es cambiando, de cabo a rabo, el sistema, rompiendo los epicentros de poder, a los que él y sus medios llegan a calificar de antisistema. Rajoy no es de derechas, ni de izquierdas, ni de centro. La matemática y la topología le importan un pimiento. Rajoy es, sobre todo un burócrata, dispuesto a que algo cambie, para que nada cambie y seguir ejerciendo de conservador, que es el adjetivo que más le va. Lo malo para él es que los tiempos no le acompañan y pronto nada tendrá que conservar entre las manos, vacías de ideas y futuro.

Doble rasero (II)
José CLEMENTE La Razón 7 Septiembre 2012

Al doble rasero empleado por los socialistas para confundir al ciudadano y atacar frontalmente a su adversario que, claro está, no es otro que el PP, me faltó añadir la manipulación lingüística tan recurrente a la que nos tiene acostumbrados nuestra izquierda nacional y, por extensión, la local, como ayer mismo pudimos comprobar al ver a Tovar, Pujante, Jiménez y Bueno en los preparativos de la gran confrontación que urden para las próximas semanas, y cuyo día D coincide -¡vaya casualidad!-, con el comienzo del curso escolar. Doble rasero y tergiversación semántica que hemos podido confirmar en abundantes ocasiones y, más recientemente, con la petición al Gobierno de Rajoy de mil millones de euros por parte de la Junta de Andalucía para evitar la quiebra, y que en esa comunidad se llame FLA, o rescate y tabla de salvación «in extremis» si eso mismo lo hace el PP, aunque sólo sea un tercio de lo que pide el gobierno socialista de Griñán que, como recordatorio, es la misma cantidad que se gastaron algunos dirigentes del PSOE andaluz en putas y cocaína.

Pues bien, ese doble rasero o vara de medir y a la que tanta devoción le tienen es el denominador común de sus políticas y, especialmente, de sus discursos, sea cual fuere el sector o materia a la que aludamos. Así, para el próximo lunes y coincidiendo con el arranque de las clases en Primaria, los sindicatos y los partidos de izquierda saldrán a la calle en comandita con la idea de prender la mecha del «otoño caliente» en la Región.

Para el PSRM e IU, la responsabilidad no es más que un viejo truco de la derecha con la que anestesiar la «revolución pendiente» que ya han puesto en marcha el general Gordillo y su lugarteniente Cañamero, que han pasado de asalta caminos al robo directo por la gloria de Lenin. Y para hacer que el profesorado se trague el anzuelo y la sociedad exprese su hartazgo no hay más que recurrir al cretino argumento de los despidos, al descenso de profesores que este año dejarán de impartir clases y que algunos altavoces cifran en 1.300, cuando saben que ese dato es falso de toda falsedad, mientras callan como bellacos y ocultan que la Junta social-comunista andaluza ha puesto de patitas en la calle a casi 6.000 docentes.

Pero hablando de cifras reales en Murcia sin pasar por el filtro de la manipulación, 400 de esos profesores ya se jubilaron el pasado curso y los 900 restantes son interinos. Ninguna administración toca su plantilla sin antes prescindir de becarios, trabajadores a tiempo parcial o interinos, sencillamente porque sale más caro. Con la administración educativa ocurre tres cuartos de lo mismo. Es más, habida cuenta que se incrementaba en casi tres mil el número de alumnos, el Gobierno ya previó la ampliación del horario lectivo y un ligero aumento de la ratio en uno o dos jóvenes por aula, que es lo que han hecho en tiempo de crisis tanto Alemania como Francia, países donde el sistema educativo es parte esencial del Estado, y, además, se ha frenado por primera vez el abandono escolar, pero, si aún así alguien se hernia, ya sabe: braguero al canto.

Cataluña
¿El Estado autonómico es un error?
Antonio Robles Libertad Digital 7 Septiembre 2012

Atreverse a formular esta cuestión es el primer paso para sacudirnos de encima el mayor de los tabúes surgidos en la transición política.

Siempre nos hemos vanagloriado de nuestro modelo de transición. Quizás nos precipitamos. Con la perspectiva que dan tres décadas de democracia, podemos percibir dos evidencias: una, el modelo autonómico no ha solucionado el principal problema por el que se creó, a saber, dar cabida a las reivindicaciones históricas de los nacionalismos periféricos con el objetivo de cohesionar España como Estado; y dos, por el contrario, se han constituido en caldo de cultivo para romper los lazos afectivos entre españoles y subvencionar toda suerte de instrumentos para erosionar y demoler el Estado.

Es un hecho que hoy, a excepción del deporte, España como nación no tiene quien la defienda; o lo que es lo mismo, nadie se preocupa de garantizar iguales derechos y deberes para todos los españoles. Y los que lo hacen, lo hacen a ratos en función de si están cogidos por los nacionalistas o sueltos.

Sabemos de sus virtudes. Y posiblemente sin una descentralización la transición a la democracia hubiera sido conflictiva. Seguramente. Pero si ponemos en la balanza logros y riesgos, la respuesta no puede ser más desoladora para España. Sin embargo...

Nadie me puede garantizar que con un Estado más jacobino no pudieran haberse logrado las mismas bonanzas sociales, económicas y culturales, o incluso mejores. (Sería bueno no confundir jacobinismos con centralismo franquista. En el caso que nos ocupa, el jacobinismo hubiera estado regido por la misma democracia que lo ha estado el Estado de la Autonomías).

¿Alguien cree que en un modelo democrático más centralista se habría excluido la pluralidad cultural y lingüística de las distintas regiones de España? Sin lugar a dudas, hoy en España la única institución que la garantiza es la administración central del Estado. No así algunas autonomías. ¿Alguien cree que el despilfarro hubiera sido tan generalizado si en lugar de 17 gobiernos hubiera habido uno sólo? Han sido las Cajas de Ahorro, mangoneadas por los políticos territoriales, las que han generalizado el derroche. Y han sido las duplicidades las que han multiplicado los gastos para garantizar un mismo servicio. Sin contar con los dineros derrochados en la construcción de Estados en miniatura. ¿Alguien cree que la sanidad, la educación y las comunicaciones hubieran sido peores si hubieran sido gestionadas por un modelo de Estado como el francés o el alemán? (dos modelos distintos, pero los dos con un alto sentido de la cohesión social).

Importa poco que el 11 de septiembre los líderes que encabezarán la manifestación por la independencia de Cataluña lo hagan para tapar su desastrosa gestión del gasto público con una deuda de 41.0000 millones de euros. Dos generaciones de adolescentes ya están atrapados en un sentimiento de aversión a España convencidos de que ésta es una rémora de la que nos tenemos que librar. Es la consecuencia de tanta demagogia nacionalista por parte de sus mayores. Pero sea porque sus padres les hayan mentido, sea porque la épica de librarse de la odiosa España da sentido a sus jóvenes existencias sin futuro, lo cierto es que esas generaciones sienten realmente tal aberración y creen a pies juntillas que su cruzada está justificada éticamente. Con esa lobotización nos hemos de enfrentar.

Hay soluciones. La más inaplazable es reconvertir este Estado de las Autonomía en un Estado Federal simétrico, con cesión de soberanía limitada y finita, al menos limitada a fracciones de tiempos generacionales. Y con una característica explícita: que ninguna competencia traspasada pueda poseer, ni en acto ni en potencia, posibilidad alguna de ser utilizada como instrumento de manipulación sentimental, cultural o política para romper la cohesión social, emocional y territorial de España. Pero antes que nada, nos hemos de librar del tabú que nos impide replantearnos el modelo autonómico. Esa es la revolución.

Ellos ya la están haciendo con el dinero de todos. Dos ejemplos. Uno, la llamada a la manifestación por la independencia de este 11 de septiembre, protagonizada por personajes subvencionados que hacen el trabajo sucio a los gestores políticos; y otra, una entrevista a ese farsante llamado Jordi Pujol que les da alas.

Estado Federal simétrico
Nota del Editorl 7 Septiembre 2012

Esto del estado federal, a mí no me dice nada. Aquí en España (mas bien lo poco que queda), el único tinglado federal que podría formarse es el de Navarra con los demás, todos juntitos, y me temo que ni los navarros de UPyD están por la labor.

Seamos serios y analicemos los problemas: falta de eficacia, falta de volumen, falta de productividad, exceso de gasto, redundancia inútil y la única solución es integrar y buscar sinergias, cosa que no se puede conseguir con tinglados autonómicos o federales (salvo hacia arriba y de manera transitoria, hacia una verdadera unión europea)..

Fondo de Liquidez Autonómica
Los límites de la lógica
Alberto Recarte Libertad Digital 7 Septiembre 2012

Ni el Gobierno nacional ni ninguno de los autonómicos, que yo sepa, ha explicado por qué el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) se dotará, tan pronto como sea posible, con 18.000 millones de euros. Tampoco ha tenido a bien nuestro Gobierno comunicarnos cuáles eran las autonomías a las que se había advertido por un posible exceso de déficit en 2012. En tercer lugar, no ha habido ninguna consideración respecto a si las aparentemente elevadas cantidades que Cataluña, Valencia y Murcia van a solicitar entran dentro de la lógica presupuestaria o no. El resultado de esa política oscurantista –a pesar de que los déficits los pagamos los ciudadanos residentes en España– es una todavía mayor incertidumbre sobre la situación presupuestaria del sector público.

Con esa base de partida, he intentado calcular cuánto dinero podrían verse obligadas a solicitar las autonomías al fondo de liquidez y a partir de qué cifra habría que preocuparse. Hay que empezar por recordar que la economía española no encuentra financiación en el exterior desde hace muchos meses. Esta situación afecta a la banca, que ha tenido que sustituir financiación exterior privada, de otros bancos, fondos, compañías de seguros y depósitos, por financiación del Banco Central Europeo. A finales de 2011, antes de la primera LTRO (préstamos del BCE a los bancos), el sistema financiero tenía alrededor de 80.000 millones de euros de financiación del BCE. A 31 de julio de 2012 esa cifra alcanza los 410.000 millones de euros.

Tampoco al Estado español le ha ido mejor. Hace meses que los inversores extranjeros no compran deuda pública española y se desprenden de la que tienen cuando encuentran la oportunidad. De hecho, una parte sustancial de la emisión de deuda pública del Tesoro la ha comprado la banca española.

La situación de las autonomías es mucho peor que la del Estado. Sus emisiones de bonos y obligaciones no encuentran comprador a ningún precio y la banca se resiste a refinanciar sus préstamos según van venciendo. Esa situación es la que ha obligado a inventarse el Fondo de Liquidez Autonómico. Una necesidad imperiosa, que puede transformarse en una trampa para disimular un déficit mayor del autorizado, si Hacienda no interviene totalmente las cuentas de autonomías según vayan necesitando acudir a ese fondo.

Los datos públicos con que contamos y las valoraciones que pueden hacerse son los siguientes:
Deuda pública autonómica total a 31 de diciembre de 2011: 140.083 millones de euros.
Fuente: Banco de España

Se supone que la vida media de esa deuda es de 3 años. La media de la deuda de la administración central es de alrededor de 6 años. Quizá 3 años es una cifra muy optimista. Pero esa, u otra suposición, son imprescindibles para poder sacar alguna conclusión. Con ese supuesto, los vencimientos de la deuda pública autonómica en 2012 serían, al menos, de 46.700 millones de euros.

En estos momentos, y, en la práctica, desde principios de 2012, a la mayoría de las autonomías les ha resultado imposible refinanciarse en el mercado, por lo que su único recurso ha sido, y es, recurrir al Estado central para que les suministre liquidez.

El déficit autonómico global para 2012, acordado con la Unión Europea, asciende al 1,5% del PIB de 2011. Antes de la revisión del PIB por parte del INE, ese PIB alcanzaba una cifra de 1.073.000 millones de euros, por lo que el déficit nominal autorizado para el conjunto de todas las Autonomías es de 16.095 millones de euros.

Por tanto, las necesidades de refinanciación y de financiación de las autonomías para 2012, podrían sumar, al menos, 62.795 millones de euros.

El Estado central ha puesto en vigor al menos 2 vías, que yo haya identificado, para suministrar liquidez con carácter extraordinario a las autonomías durante 2012. Ese dinero se ha transferido en los primeros siete meses de 2012, por lo que en ese tiempo no se han puesto de manifiesto problemas de liquidez:

Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores: 17.800 millones
Adelantos en las transferencias de ingresos impositivos (según declaraciones de la Secretaría de Estado de Hacienda): 5.000 millones
Total: 22.800 millones de euros

En consecuencia, las necesidades financieras globales se deberían haber reducido desde los 62.795 millones a alrededor de 39.995 millones de euros.

Según las declaraciones del Ministro de Hacienda de hace unos meses, había 8 autonomías que podrían estar incumpliendo su compromiso de reducir su déficit hasta el 1,5% de su PIB autonómico. Esas autonomías –y sus deudas correspondientes a 31 de diciembre de 2012–, por lo que vamos sabiendo, podrían ser las siguientes:

En conjunto, esas 8 autonomías sumaban, a 31 de diciembre de 2011, el 67% de la deuda autonómica total.

Si esas mismas 8 autonomías son las que no son capaces de refinanciarse, porque sus financiadores conocen sus incumplimientos, el total, mínimo, de las necesidades de financiación se sitúa en el 67% de los 39.995 millones que figuran en el séptimo punto de estas consideraciones. Es decir, 26.796 millones de euros.

El Fondo de liquidez para las autonomías se va a dotar con 18.000 millones de euros. En el peor de los casos, por tanto, el déficit de financiación, después de acudir al Fondo de Liquidez, podría alcanzar los 8.796 millones de euros. Una cifra elevada, pero manejable.

Todas esas consideraciones y cálculos se han hecho partiendo no sólo de los datos y opiniones que figuran en los diez apartados anteriores, sino sobre la base, que es irreal, de que todas las autonomías son iguales, en términos de estructura temporal de su deuda autonómica y sobre la base de que los déficits, no conocidos, de esas ocho autonomías, superiores a sus correspondientes 1,5% de sus PIB autonómicos, se compensan con déficits inferiores por parte de las otras nueve autonomías. Es decir, que, en conjunto, las autonomías cumplen el objetivo de déficit del 1,5% del PIB acordado con la Unión Europea.

La falta de datos, la incertidumbre y las malas experiencias previas se traducen en que muchos analistas no creen que este supuesto sea realista y que, en consecuencia, el déficit autonómico será de, al menos, el 2% del PIB, es decir, de casi 5.600 millones de euros más. En ese caso, las necesidades de liquidez se incrementarían desde los 26.796 millones de euros del punto 9 hasta los 32.396 millones de euros.

Se ha hecho otra suposición que, hoy por hoy, resulta muy optimista, que el resto de las autonomías, las que van a cumplir con el objetivo de déficit público, son capaces de financiar sus vencimientos y su déficit autorizado para 2012.

Conclusión
El objetivo de este artículo no es emitir opiniones de valor sobre si la política que subyace a la creación del fondo de liquidez tiene fundamento –que creo que sí lo tiene– y sobre si es lógico que su volumen sea "ilimitado" –que no creo que lo sea– como ha declarado hace poco el presidente del Gobierno. En cualquier caso, habría que distinguir, en cada caso, si las peticiones de liquidez de cada autonomía al Estado se limitan al vencimiento de la deuda existente en 2011 y al déficit autorizado para 2012, o si se quieren utilizar para ocultar mayores déficits. Un elemento que conspira a favor del comportamiento irregular de los gobernantes autonómicos es que todavía no se ha hecho la reforma del Código Penal que permitiría procesar por delito a los que gastaran dinero público por encima de lo presupuestado, pues el cambio está condicionado a la aprobación definitiva de la denominada Ley de Transparencia.

Existe, también, otra posibilidad para financiarse. Volver a dejar de pagar a los proveedores y acreedores e incluso retrasar los pagos a los empleados públicos. Una repetición de la situación extrema que condujo a crear el fondo para el pago de proveedores que se ha utilizado este año. Una conducta que no estoy seguro de que esté contemplada en esa modificación del Código Penal.

Cómo fingir que se resuelve un problema
Irene Lozano. El Confidencial 7 Septiembre 2012

Como el desprestigio de la política está muy enmarañado, Dolores de Cospedal ha dado un gran paso para complicarlo más. Frente a la situación actual hay dos actitudes: la primera pasa por enfrentarse a los verdaderos problemas; la segunda consiste en despreciarlos mientras se finge que se da una solución. Estas dos actitudes se dan en torno a dos de los principales problemas políticos: el modelo de Estado y el modelo de política.

El Estado autonómico ha crecido en estos 30 años de forma desmesurada, irracional e incontrolada. Se ha demostrado que es una forma de organización inoperante (ejemplo: legislaciones que chocan entre sí, administraciones duplicadas…) que cuesta muy cara y fomenta las redes clientelares. También ha demostrado algunas virtudes, pero ahora estamos obligados a solucionar sus fallos, no a cantar sus alabanzas. Y esos fallos no lo son de una comunidad o de otra, sino de la estructura, es decir, del conjunto.

La cultura política de los últimos años ha alimentado la corrupción (por conceder impunidad a los corruptos) y ha fortalecido la incompetencia (porque la estructura de los partidos prima a los fieles al líder mientras desecha a los aptos y a los leales a la institución)Sólo se pueden abordar, pues, con una visión del Estado y no con parches para la parte que obvien la situación del todo. Por supuesto, los nacionalistas e independentistas no tienen esa visión de conjunto, sino que se sienten ante una ocasión de oro para redoblar su órdago. Yo hablo desde una visión de España porque creo -por principio- que una nación es una comunidad política de ciudadanos que buscan soluciones comunes a sus problemas y huyen del “sálvese quien pueda”, aunque naturalmente habrá quien no coincida conmigo.

Segundo problema: los políticos. Se ha instalado la opinión de que los políticos son gente corrupta e inútil, que sólo busca su interés. Existen y han existido muchos políticos honrados, que no han ganado mucho dinero -algunos, incluso menos de lo que ganaban trabajando por cuenta propia, como es mi caso- y no han robado. Existen muchos que han hecho y hacen bien su trabajo. No es que todos los individuos, en su comportamiento, hayan fallado: estamos ante un problema de cultura política. Y resulta innegable que la cultura política de los últimos años ha alimentado la corrupción (por conceder impunidad a los corruptos) y ha fortalecido la incompetencia (porque la estructura de los partidos prima a los fieles al líder mientras desecha a los aptos y a los leales a la institución).

Mucha gente piensa que existen demasiados políticos, algo en parte provocado por informaciones erróneas (sin embargo, verosímiles dado el grado de odio) y también por el Estado autonómico: muchos nos preguntamos qué hacen 17 cámaras legislativas, aparte de complicar la vida al ciudadano que necesita tres licencias de caza o que estudia en una comunidad distinta a la suya y sufre una apendicitis.

¿Por qué es tan difícil cambiar esa tóxica cultura política o ese diseño autonómico inoperante y despilfarrador? Por algo muy simple y muy antiguo: el poder. En esta cultura política y este diseño autonómico se sustenta el poder de los dos grandes partidos y de los nacionalistas, es decir, de quienes han mandado en España en los últimos 35 años. Y se resisten a perderlo. Resultaría relativamente sencillo acabar con la impunidad de los corruptos si sus propios partidos los denunciaran, en lugar de darles cobertura. Bastaría con premiar a quienes defienden con lealtad su institución y sus opiniones, para que los demás sintieran que una nueva cultura política se había instalado. Un par de actitudes nuevas y todos lo sabrían, sin necesidad de hacer una sola ley.

En cuanto al Estado autonómico, bastaría con que un equipo del presidente del Gobierno se sentara a pensar: cuántas autonomías son realmente justificables para servir bien al ciudadano (no para que el partido reparta prebendas), qué competencias deben tener, qué organismos deben desarrollar, cómo se reparte la tarea de legislar y la de gestionar, en suma, cómo organizamos un estado federal que funcione ajustando sus gastos a sus ingresos. Y a partir de ahí, negociar, negociar y negociar.

Cospedal y su inútil decisión
La decisión de Cospedal de reducir el número de diputados autonómicos y eliminarles el sueldo finge solucionar dos problemas: tendremos menos políticos y serán más baratos, como pide el pueblo. En realidad, no mejora en nada el diseño autonómico -aunque podría hacerlo convenciendo a Rajoy de que la cámara castellano-manchega es toda ella superflua-, y no facilita la vida al cazador ni al estudiante. Tampoco contribuye a cambiar la cultura política y, posiblemente, la empeora. Si los diputados no cobran un sueldo digno, es muy probable que los partidos no consigan atraer a la gente más cualificada y, en cambio, seguirá atrayendo a la más corrupta, convencida de que podrá traficar con su poder y obtener millones de euros extra bonus.
Pero por encima de todo, las medidas de Cospedal están minuciosamente calculadas para que no afecten en nada a su poder (ni a sus varios sueldos)*. Antes al contrario, refuerzan a su partido -la reducción de diputados autonómicos fortalece el bipartidismo- y dentro del PP, la refuerzan a ella, que con su golpe de efecto se reivindica en su carrera personal. Lampedusa diría: que todo cambie para que su poder siga igual.

*Corrección: En la actualidad, y desde que accedió al cargo, Dolores de Cospedal cobra un sueldo como presidenta de Castilla, así como los trienios del Ministerio de Justicia (suma que asciende a unos 35.000€). No cobra como secretaria general del PP..

Magreb
Terrorismo e inmigración irregular dinamizadas
GEES Libertad Digital 7 Septiembre 2012

El Magreb y el Sahel son subregiones claves para la seguridad de España, y acontecimientos recientes nos demuestran que lo van a ser aún más, particularmente en dos direcciones: la inmigración irregular y el terrorismo yihadista salafista.

La ofensiva migratoria irregular sobre España ha adquirido en los últimos meses una dimensión nueva y aún más preocupante por las consecuencias de seguridad, políticas y diplomáticas que puede tener. Ya en mayo se produjo un desembarco de irregulares subsaharianos procedentes de la cercana costa marroquí en la Isla del Congreso, del archipiélago de las Chafarinas. Podía haber pasado por ser un incidente aislado o la identificación de territorios españoles especialmente sensibles por parte de los irregulares. La habitual presión de éstos sobre Ceuta y Melilla (el 5 de septiembre eran 160 los irregulares que intentaban saltar la valla de esta última) podía ampliarse incluyendo a las "Plazas Menores", a saber, los Peñones de Vélez de la Gomera y de Alhucemas y el archipiélago de Chafarinas. El tiempo nos ha dado la razón, y en las últimas semanas hemos visto cómo ambos Peñones y las Islas han sido escenarios no sólo de asaltos de inmigrantes irregulares sino también de elementos "interesados" marroquíes. El último incidente, que ha tenido como escenario la Isla de Tierra, adyacente al Peñón de Alhucemas, se resolvía el 4 de septiembre vía acuerdo "ad hoc" hispano-marroquí que muestra en cualquier caso nuestras vulnerabilidades y las capacidades marroquíes para crearnos trastornos futuros.

El envío de Marruecos de los irregulares desalojados a suelo argelino a través de la frontera terrestre entre ambos países magrebíes, cerrada desde el verano de 1994, no hace sino añadir una irregularidad más a esta historia, mostrando que los problemas presentes y futuros tienen y tendrán consecuencias regionales y potencialmente graves. Además, en términos regionales, a este problema se añade el del terrorismo yihadista salafista que está afectando ahora de lleno a Argelia por la grave situación generada en el norte de Malí. Septiembre ha comenzado con el anuncio por parte del Movimiento para la Unicidad del Islam (Tawhid) y el Yihad en África Occidental (más conocido por MUJAO), realizado a través de su portavoz Abu Al Walid el 3 de septiembre, del asesinato –es más apropiado que el término "ejecución" que suelen utilizar los terroristas y del que se hacen eco los medios– del diplomático argelino Tahar Touati. Este, vicecónsul de Argelia en Gao (Malí), había sido secuestrado por los terroristas el 5 de abril junto con sus seis compañeros del Consulado. Desde entonces los terroristas han tratado de chantajear a Argelia, colocando al país magrebí en una tesitura difícil como la que el sanguinario Abu Mussab Al Zarqaui generó en Irak en julio de 2005 secuestrando y asesinando a otros dos diplomáticos argelinos. Tres de los rehenes fueron liberados hace meses y la presión sobre el Gobierno argelino sigue, ya que quedan otros tres en sus manos. El chantaje terrorista juega, pues, con fuerza y amenaza a todos.


Cataluña
Basté, Calçada, Terribas y Roures, preocupados por la TV en español en una hipotética Cataluña independiente
Los influyentes personajes del mundo de la comunicación en Cataluña, conocidos nacionalistas que han desarrollado sus exitosas carreras y han edificado sus fortunas a la sombra del poder, protagonizan una tertulia organizada por Òmnium Cultural titulada ‘Cuando seamos independientes, ¿qué medios querremos?’. Su principal preocupación es cómo obligar a las televisiones a emitir en catalán, además de subrayar la necesidad de inyectar más dinero público en TV3.
Alejandro Tercero www.vozbcn.com  7 Septiembre 2012

La apuesta desacomplejada que, en los últimos años, ha planteado CiU para instigar a los sectores más nacionalistas de la población situando el debate de la independencia de Cataluña en el centro de la agenda mediática con el objetivo de obtener réditos electorales está generando un aparente clima de prerrevolución -al menos, así lo transmite la prensa subvencionada- con algunas situaciones insólitas.

Un ejemplo de ello es la tertulia que ha organizado Òmnium Cultural con el título ‘Cuando seamos independientes, ¿qué medios querremos?’. En la mesa redonda han intervenido la estrella de RAC1, Jordi Basté; el empresario y humorista Miquel Calçada Mikimoto; la ex directora de TV3 y editora de Ara, Mònica Terribas, y el fundador y máximo responsable de Mediapro, Jaume Roures, todos ellos nacionalistas confesos que han desarrollado sus exitosas carreras y han edificado sus fortunas a la sombra del poder.

La principal preocupación, obligar a las televisiones a emitir en catalán
Durante el debate, los participantes han mostrado sus augurios y sus propuestas ante una hipotética secesión de Cataluña, y han explicado cuál sería el escenario que se encontrarían los medios de comunicación no adscritos al ideario nacionalista en una hipotética Cataluña independiente.

Es especialmente revelador el debate sobre cómo se debería regular el uso de la lengua en los medios de comunicación tras el ‘proceso de liberación’ -en palabras de la entidad organizadora-. Calçada ha dado algunas pistas al respecto:

“A mí me parece que toda la gente que está operando actualmente lo ha de poder continuar haciendo, siempre que se ajuste a una determinada normativa, que es en la que nos hemos de poner de acuerdo. Y si se decide que el catalán es la única lengua oficial, pues tú en la normativa puedes poner eso. Para entendernos, Antena 3 podrá continuar emitiendo como quiera, desde donde quiera y en el idioma que quiera, pero para emitir desde aquí para el territorio catalán se tendrá que adaptar a la normativa”.

Roures, por su parte, se mostrado más escéptico sobre la posibilidad de poder imponer ese tipo de normas:
“No tienes ningún mecanismo para hacerlo cumplir salvo que vayamos a una política represiva. Si no cumplen, ¿qué haces? ¿Les cortas la emisión? En pleno siglo XXI se pueden saltar las fronteras emitiendo desde fuera de tu territorio”.

Calçada ha respondido señalando que “como Estado te has de poder poner de acuerdo con el Estado de al lado, y de la misma forma que desde la montaña de allí pueden emitir lo que quieran sobre tu territorio, tú también puedes emitir sobre su Estado“. “Por tanto, eso no me preocuparía. Sí que me preocupa más bien de qué forma haríamos esta transición del actual statu quo a una Cataluña independiente; es decir, cómo llevaríamos a estos operadores hacia donde queremos”, ha añadido.

Terribas ha propuesto una fórmula para obligar a las televisiones a emitir en catalán:
“Actualmente el Gobierno [autonómico] catalán está pagando el 100% de lo que cuesta a los operadores privados españoles [no catalanes] emitir en Cataluña. De la misma forma que ahora les estás pagando esta infraestructura, esto es reversible“.

Basté, en cambio, ha sido más conciliador y ha asegurado que esta cuestión dependerá de la manera en que se consiga la secesión, una hipótesis que ha augurado que será de buenas formas y permitirá una buena relación entre ambas partes.

Roures se ha mostrado en desacuerdo y ha señalado que, si actualmente ya hay problemas, “imagínate con el rebote que tendrían a causa de la independencia”. Y Terribas ha vaticinado que esas malas relaciones no se normalizarían hasta pasada una generación porque “la reacción de España será culturalmente muy heavy“.

Para argumentar su posición, la ex directora de TV3 ha señalado que la serie Serrallonga, una coproducción entre TVE y TV3, nunca se ha emitido por la cadena nacional, y que Antena 3 decidió doblar dos veces la serie Pulseras Rojas porque en el primer caso, realizado por los propios actores, “había alguna cosa que sonaba demasiado catalán”.

“Tendremos que inyectar más dinero en la televisión pública”
Roures también ha destacado que en la supuesta Cataluña independiente TV3 debería ser más fuerte, y Terribas ha subrayado que será “brutalmente más necesaria”. Basté se ha mostrado de acuerdo:

“Cuando consigamos la independencia tendremos que inyectar más dinero en la televisión pública, entre otras cosas porque no habrá televisión privada que pueda conseguir los derechos de la Champions“.

Respecto a la viabilidad de un mercado televisivo privado, Terribas ha señalado que “el sector privado actualmente está condicionado por el hecho de tener un escaparate de negocio mucho más atractivo que es España desde el punto de vista económico y competitivo”. “Por tanto, la oferta privada no se ha planteado como un objetivo vital crear un mercado privado catalán potente porque tiene un mercado más amplio al lado que le ofrece la posibilidad de conseguir mucho dinero. Pero el día que seas un Estado, eso cambiará“, ha vaticinado.

Calçada también ha considerado que sería un mercado sostenible, elevándolo hasta los “ocho o nueve millones de habitantes, porque habrá gente del País Valenciano que también querrá ver estas televisiones privadas que se hacen aquí”. “Si los operadores españoles quieren poder emitir aquí, se puede negociar para que los catalanes también se vean en el País Valenciano y las Islas Baleares”, ha planteado.

Mantener las subvenciones a la prensa escrita
Terribas ha subrayado la importancia de que el operador privado “trabaje en la industria propia [de Cataluña], no sobre la alimentación de la industria del otro Estado [por el resto de España]“.

Por último, en relación a la prensa escrita, Roures y Terribas han destacado la necesidad de que se sigan otorgando subvenciones para la ‘normalización’ del catalán. Si bien, ambos han estado de acuerdo en que serían necesarios más controles sobre las ayudas.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Apaciguamiento
Ni presos políticos, ni prisioneros de guerra
Guillermo Dupuy Libertad Digital 7 Septiembre 2012

Además de la constatable mentira sobre la que los ministros de Justicia e Interior han justificado la concesión del tercer grado al etarra Bolinaga –la de asegurar que su concesión era un imperativo legal y que el Gobierno prevaricaría si lo denegaba–, Jorge Fernández Díaz añadió otras falsas razones para conceder al asesino ese beneficio penitenciario, como la supuesta paz y derrota de ETA.

Es conocida la lucida réplica que Mayor Oreja hizo al ministro: "No, Jorge, no; ETA no está derrotada, está a punto de ganar las elecciones". Sin embargo, dejemos por un momento al margen las, ciertamente, excelentes perspectivas electorales del brazo político de ETA. Dejemos también por un momento las condiciones que la banda terrorista impuso para su supuesto cese definitivo de la violencia, todas ellas silenciadas por el Gobierno, como, en parte, satisfechas, tal y como es el caso de la neutralización de la Ley de Partidos, los acercamientos de presos o las concesiones de beneficios penitenciarios.

Imaginemos, por el contrario, que hemos alcanzado ciertamente la paz sobre el irreversible triunfo del Estado de Derecho y la no menos irreversible derrota de la banda terrorista. Imaginemos que es verdad –y no la peor de las mentiras– la "buena noticia" que nos vendieron los tramposos de Rubalcaba y Rajoy tras sus acuerdos de continuidad. ¿Tendrían por ello los presos de ETA más derechos que los que tienen? ¿De cuándo acá en un Estado de Derecho el destino de un recluso depende de lo que hagan o dejen de hacer los delincuentes que siguen en libertad? ¿A santo de qué apelar a la supuesta derrota de ETA, que, además de falsa, en nada debía afectar, aun siendo cierta, al reglamento penitenciario? Los etarras encarcelados no son presos políticos, como tampoco son prisioneros de guerra.

De la misma forma que los derechos que asistían a los presos de ETA para recuperar la libertad no los debilitaba el hecho de que la organización terrorista mantuviera activa su criminal lucha armada, el hecho de que ahora los terroristas la hayan suspendido temporal o definitivamente –para el caso, lo mismo da– no puede justificar la concesión de beneficios que no se darían en otro caso. Y eso por la sencilla razón de que la pena –incluida también su función supuestamente rehabilitadora– tiene una dimensión individual, no colectiva. El etarra que está en la cárcel lo está no por lo que hagan los demás en el presente, sino por el que él hizo en el pasado.

Si queremos que el cese definitivo de ETA se convierta en una auténtica realidad, más nos valdría preservar la Ley de Partidos y la disuasión y la certeza de las penas, y no debilitarlas en función de lo que la organización terrorista haga o diga que va a hacer. En caso contrario, ese cese definitivo seguirá siendo un espejismo, justificador de una política de apaciguamiento que solo da fuerza a ETA en su persistente búsqueda de la impunidad y el poder.

LA ETA TERMINAL
IÑAKI EZKERRA ABC 7 Septiembre 2012

Les aseguro que las elecciones vascas no van a ser el Apocalipsis de provincias que algunos están vaticinando

LA televisión oficial vasca informa de un comunicado de ETA y lo desmiente a los diez minutos. Pero nadie, en las dos semanas que han pasado desde ese extraño hecho, ha dado ninguna explicación, ni se ha preguntado de dónde salió ese simulacro, ni quién fue su autor, ni con qué fin lo hizo; ni cómo esa televisión detectó su falsedad en tan poco tiempo, como si tuviera más conocimiento de la banda terrorista que la propia Consejería de Interior. Al parecer lanzar falsos comunicados de ETA es un hecho normal y cotidiano, una diversión como otra cualquiera, un derecho constitucional.

Por poco que sepamos de ese comunicado, por cuya autoría y reconocimiento de su falsedad no se pregunta nadie, hay dos cosas que deja claras: una buena y otra mala. Una es que ETA está en una horas realmente bajas, y que se le toma por el pito de un sereno. ¿Quién se arriesgaría a hacer un comunicado falso de una banda terrorista que estuviera en plena forma? ¿Quién cometería la temeridad de suplantarla, como el que va al Carnaval disfrazado de Bob Esponja? Ésa es la cosa buena. La cosa mala que deja entrever la prontitud con la que rectificó la ETB es que hay una ETA sociológica en el País Vasco que llega hasta su propia televisión pública, y que el Gobierno de López no ha depurado. Si en esa casa hay quien sabe distinguir entre un comunicado falso y otro auténtico de ETA es que sabe demasiado, o dispone del teléfono que le pueda sacar de dudas en diez minutos. El hecho bueno y el malo no son incompatibles. ETA se halla infiltrada en todo el tejido social vasco, incluidos sus medios oficiales de comunicación. Está institucionalizada desde antes de que tomara la Diputación guipuzcoana y la alcaldía donostiarra. Pero, a la vez, esa expansión es simultánea a su descomposición. Para vendernos su paz, Patxi no ha podido sacarle a ETA ese comunicado de autodisolución con el que nos amenazaba obscenamente. Y es que ETA no se disuelve, pero se descompone, se pudre.

Bolinaga no estará terminal, pero ETA sí. ETA se muere ahogada por la democracia, por el tiempo, por la realidad, por la indiferencia y por este apático, prosaico y descreído país al que le importa todo un huevo. ETA no está ganando, y resulta sospechoso que quien piensa que sí haga todo lo posible para dividir al constitucionalismo, para quitarle votos a Basagoiti. Si tanto le preocupa el triunfo de ETA, lo lógico sería que apoyara a éste incondicionalmente. Más, cuando lo previsible no es que suba Bildu, sino el PP al recoger muchos de los votos que ha perdido López. Hay quien quiere salvarnos deseando el fin del mundo, paradójicamente. Pero, con todo lo que me preocupan, les aseguro que las elecciones vascas no van a ser el Apocalipsis de provincias que algunos están vaticinando. En el peor de los casos, lo que vamos a tener después de ellas es una «ibarrechada». Y, como pasó con el Plan Ibarretxe, no pasará nada. En este país nunca pasa nada. Ése es el problema.

Diada independentista
'El separatismo amenaza el futuro de España', según Financial Times
ÁLVARO J. MEDINA www.gaceta.es 7 Septiembre 2012

El diario británico Financial Times afirma que el "sonambulismo" del Gobierno de Mariano Rajoy podría "llevar a la ruptura de España", mientras que el Ejecutivo se opone al pacto fiscal que pide Artur Mas, presidente de la Generalitat.

Los esfuerzos por vender en el extranjero la "marca España" quedan en agua de borrajas por los nacionalistas catalanes y vascos, que piden más autogobierno en una España que está al borde de la intervención, con el que se perdería autonomía, debido a las condiciones propias de la ayuda financiera que dará el FMI, BCE y CE a España.

El diario británico Financial Times pone de manifiesto que "el separatismo amenaza el futuro de España". A su juicio, considera que los medios han seguido muy de cerca las elecciones de Quebec, donde han ganado los independentistas y señala que ahora España se enfrenta al resurgir de la lengua vasca y las peticiones independentistas de Cataluña.

Asimismo, recuerda que el Partido Nacional Escocés realizará un referendum en 2014 para preguntar sobre la autodeterminación de Escocia, que pertenece ahora a Reino Unido. En este sentido, cree que en España se realizarán votaciones similares en la peor crisis de la Democracia, junto a la que hay en la Eurozona y el empeoramiento de las cuentas públicas de España, además, de la falta de crecimiento económico y el aumento vertical del paro. Al respecto, FT opina que el "sonambulismo" del Gobierno de Mariano Rajoy podría "llevar a la ruptura de España".

El diario se hace eco de la manifestación independentista que se hará en Barcelona el próximo once de septiembre, en el que estarán presentes tanto el ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, como el ex entrenador del FC Barcelona, Josep Guardiola.

Además, apunta que los sondeos de cara a las elecciones vascas ponen a los proetarras de Bildu en cabeza, con el PNV. "El separatismo se ha generalizado y está sacudiendo los cimientos de España", afirma .

Y es que, considera que la descentralización del Estado ha sido una piedra angular de la Democracia. Pero la autonomía fue concedido a todas las regiones con el fin de disfrazar la restauración de los derechos históricos a los catalanes y los vascos. No obstante, se hace eco del mito de que Franco quiso eliminar tanto el euskera como el catalán.

Utilizando como pretexto la incontinencia fiscal de varias regiones, amenaza con tomar el control de sus gobiernos menos que cumplan con las metas del presupuesto acordado -un 1,5% de déficit para este año-. Pide, por otra parte, que desaparezcan las diputaciones, que se han convertido en "vehículos para el clientelismo y el patronazgo de los partidos".

Considera que los modelos de financiación del País Vasco y Navarra es lo que pide Cataluña, que según el diario "tiene que mendigar a Madrid" para recibir las ayudas -este año ya recibió 5.000 millones y ahora pide otros 5.023 millones de euros-. En su artículado, el rotativo británico cree "poco probable" que el Estado dé a Cataluña el pacto fiscal.

Mayor Oreja está triste, Basagoiti necesita cariño
Pascual Tamburri El Semanal Digital 7 Septiembre 2012

Si hay un PP que necesita unidad es el vasco. Y es justamente el único en el que las maniobras abertzales han conseguido sembrar la desazón y las dudas en año electoral.

Esta semana no hay Liga, pero no es para nada una semana sin fútbol. Es la semana en la que Cristiano Ronaldo, antes de incorporarse a la Selección portuguesa, dijo que estaba triste en el Real Madrid. Y es la semana en la que sus compañeros, encabezados por Arbeloa, lo explicaron diciendo que el delantero luso necesitaba cariño.

¿Y quién hay que no necesite cariño en la España de 2012? Estamos en una nación desazonada, pesimista, que ve descomponerse sus certidumbres y que ve resurgir a sus enemigos de dentro y de fuera. Un país al que se le dijo que, siendo rico, ya había triunfado, y ahora debe sobrevivir a que se le advierta a la vez de que ni es rico, ni triunfa, ni quizá a medio plazo sea. Lo de menos es el fútbol, pues hay penas mayores y mayores apenados.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aplicando las normas vigentes y sin salirse de la letra de las leyes, dio durante el verano luz verde para la excarcelación del etarra Josu Uribetxebarría Bolinaga, el asesino múltiple y secuestrador de José Antonio Ortega Lara. Podía hacerlo, nadie ha dicho ni va a decir que el catalán ha violado la ley. Eso sí, por la misma razón y del mismo modo podía no hacerlo –ni él ni el juez Castro- ya que la norma creaba la posibilidad, no la determinaba.

La prueba de que es así, de que se trató de una decisión y no de la aplicación mecánica de la ley (para qué harían si no falta los políticos), es que cada año no son ni uno ni dos los presos que, padeciendo tumores, mueren en prisión. Si es cierto que Fernández Díaz podía hacer lo que hizo, es cierto también que podía no haberlo hecho, y en consecuencia, ya que es político, ha de dar a quien corresponda (quizá a sus electores) una explicación de la decisión, puesto que fue tal.

Uribetxebarría Bolinaga, pudiendo haber seguido en prisión, puede salir de ella. Yo entiendo, en vísperas de unas elecciones vascas en las que vuelve a presentarse legalmente ETA Batasuna o sus derivados, que Antonio Basagoiti esté nervioso, como lo está medio país. Si ETA consigue presentar todo este espectáculo, amén de la sedicente tregua, de la legalización de Batasuna y no digamos de la salida de Bolinaga cuando llegue, como síntomas de algo que siempre dijo: su victoria es posible en el actual marco institucional. Y eso hará, en pura lógica, que el voto que no sea muy independentista y a la vez no sea nada marxista se convierta en voto útil al PNV. Está claro que Basagoiti necesita una estrategia de cortafuegos o, como diría Arbeloa, necesita el cariño de esta gran familia.

Lo que seguramente no necesita es una declaración a la ligera como la del presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Semper: "Tanto repetir Jaime Mayor que ETA va a ganar las elecciones, que el PNV se va a salir con el voto del miedo. Gran contribución a España". Ligera no por nada en especial, sino porque si Batasuna siguiese ilegal y si todos sus presos siguiesen en la cárcel sin complejas jugadas de ajedrez, no habría tal voto del miedo.

Jaime Mayor Oreja es, seguramente, el hombre que más errores ha cometido o conocido a lo largo de las décadas en el trato con los nacionalistas. Pero eso es porque estaba allí y porque los conoce; precisamente que él esté triste con todo esto es significativo ya que aporta al centroderecha un volumen de experiencias, de sensibilidades, de principios (y de votos) que no vienen de sus contradictores. Y esto lo digo yo que no soy desde luego, y Dios me libre, democristiano.

Si no le hacemos caso, eso sí, la que será triste será la campaña electoral, y el cariño lo veremos cuando entre tres bloques (PNV, Bildu y PSOE) se juegue y negocie una coalición de gobierno que excluya al PP. Vamos a ver si, aunque sea con etarras en cárcel, esto se evita.

Quieren que Bolinaga siga entre rejas
Las víctimas se manifestarán contra la política antiterrorista del Gobierno
ALBERTO LARDIÉS www.gaceta.es 7 Septiembre 2012

Censuran cualquier beneficio penitenciario a los presos de ETA. Mañana protestan frente al Ministerio del Interior y en la cárcel de Nanclares.

Las principales asociaciones de víctimas del terrorismo están furiosas. No entienden ni por supuesto comparten la política antiterrorista del Gobierno. En especial, censuran la política penitenciaria. La concesión del tercer grado al etarra Jesús María Uribetxeberría Bolinaga, asesino de tres agentes y carcelero de Ortega Lara, ha avivado la crítica de unos damnificados y ha acabado con la paciencia de otros. Por ello, mañana salen a la calle para exigir al Ejecutivo de Rajoy una rectificación.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) se desplaza a las cárceles donde se encuentran los pistoleros presuntamente desvinculados de la banda. Y Voces contra el Terrorismo (VCT) se concentra frente al Ministerio del Interior. En común, su petición de la Justicia con mayúsculas que siempre han exigido.

Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT, explicó ayer a este diario cómo se desarrollará su protesta. A las 12.30 horas, los allí congregados partirán desde la vieja cárcel de Nanclares de Oca y recorrerán siete kilómetros hasta la nueva prisión de Zaballa, que sustituye a la anterior. En el trayecto, pasarán por los pueblos de Nanclares y Ribera Alta, donde trabajan algunos de los reclusos terroristas acogidos a la reinserción de la Vía Nanclares que impulsó el anterior Ejecutivo socialista. “Entregaremos al director de la cárcel una carta y el libro Vidas Rotas -obra donde se recoge pormenorizadamente todos los crímenes de ETA-, para que lo tengan muy presente”. La AVT ha iniciado una campaña de “Marchas por la Justicia”, que consiste en visitar todas las prisiones de España con presos de la banda. “Por supuesto, una de nuestras reivindicaciones será que el asesino Bolinaga siga en la cárcel, sin olvidar que otras muchas cuestiones que no nos gustan”, dijo Pedraza.

También Voces contra el Terrorismo, presidida por Francisco José Alcaraz, quiere que Bolinaga siga entre rejas. La cita es a las 13 horas en el número 5 del Paseo de la Castellana. Allí, frente a la sede del Departamento de Interior, VCT y su plataforma Mujeres por la Justicia (MXJ) alzarán la voz una vez más contra la política antiterrorista y, en especial la penitenciaria, del Gobierno de Mariano Rajoy. Así lo explicó a este diario Mamen Álvarez, portavoz de MXJ: “No nos vamos a callar ni vamos a parar”. “El caso Bolinaga deja más que claro que estamos frente a un caso más de cesión del Gobierno a la banda asesina”. “Rajoy mantiene los compromisos del Gobierno de Zapatero y ETA en el deleznable proceso de paz”.

Durante el acto y bajo el lema “Frente a la impunidad, Justicia”, utilizado en todas las protestas de VCT, intervendrán el propio Alcaraz y Rubén Leal, hermano de Mario Leal, asesinado por Bolinaga y sus secuaces con 18 tiros.

GENERAL
Denuncian a una cooperativa por comercializar leche en envases rotulados solo en euskera
E. C. | BILBAO. El Correo 7 Septiembre 2012

La cooperativa de baserritarras Euskal Herria Esnea hizo ayer público que ha sido denunciada ante el Gobierno vasco porque el envase de la leche que comercializa aparece rotulado únicamente en euskera. Según una nota divulgada por el colectivo -que pretende ser una alternativa ante «el masivo cese y abandono de caseríos»- se enfrentan a «una posible sanción de hasta 30.000 euros por no poner el texto también en castellano».

El asunto aparece regulado en el Real Decreto 1334/1999, de 31 de julio, donde se recoge la norma general de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios. Según su artículo 18, «las indicaciones obligatorias del etiquetado de los productos alimenticios que se comercialicen en España se expresarán, al menos, en la lengua española oficial del Estado». Sin embargo, la propia norma señala que lo anterior «no será de aplicación a los productos tradicionales elaborados y distribuidos exclusivamente en el ámbito de una comunidad autónoma con lengua oficial propia».

Lengua oficial propia
Nota del Editor 7 Septiembre 2012

Esto parece una lavadora de cerebros, la gente ya utliza eso de la lengua oficial propia y asume por tanto que el español es lengua impropia. Andan todos los empresarios buscando clientes y mercado y algunos se disfrazan para evitarlos.

Recortes de Prensa   Página Inicial