AGLI Recortes de Prensa  Martes 30 Octubre 2012

El síndrome de Boabdil: Jorge Fernández Díaz, Alfonso Alonso, Iñaki Oyarzábal, Patxi López...
Felicísimo Valbuena www.lavozlibre.com 30 Octubre 2012

Catedrático de la Facultad de CC. de la Información (UCM)

¿QUÉ ENTIENDO POR 'SÍNDROME DE BOABDIL'?
Entiendo por 'síndrome de Boabdil' el que padecen bastantes políticos españoles y que reúne los siguientes síntomas:

a) Han tenido algún tipo de conflicto dentro de su propio partido (como Boabdil, que movido por su madre, intrigó contra su padre);

b) No han tenido el coraje suficiente de ver la realidad política del entorno en que vivían y resistir frente a sus enemigos políticos (aquí es donde la leyenda de Boabdil recoge los reproches de su madre por su falta de valentía);

b) Buscan un lugar tranquilo, protegidos por los responsables máximos de sus partidos (como Boabdil pidió a los Reyes Católicos que le protegieran de sus enemigos durante su exilio en Fez).

JORGE FERNÁNDEZ DÍAZ
Para entender a Jorge Fernández Díaz, actual Ministro del Interior, lo mejor es preguntarnos de dónde viene. La respuesta fácil es: Del PP de Barcelona. Sí, pero ¿qué ha hecho Fernández Díaz en alrededor de 30 años dentro del PP de Barcelona? Y la respuesta es: Nada digno de mención. Bueno, sí, que allí era un peso mosca de la política catalana y que estaba muy cercano a Convergencia, de manera que le llamaban 'criptoconvergente'. Quienes así le denominaban acertaron plenamente. El mismo Fernández Díaz lo ha demostrado hace unos meses cuando declaró que en Cataluña no había conflicto lingüístico.

El caso es que él prefirió ser diputado al Congreso nada menos que en 1989. ¿Y qué ha hecho en el Congreso? Pues lo que en Barcelona: Nada digno de mención. Ha sido un miembro más de la privilegiada clase política. Se pegó a Mariano Rajoy como una lapa y así le acompañó en todas sus andanzas ministeriales. ¿Qué hizo Fernández Díaz con Rajoy como ministro? Pues lo mismo que Rajoy: Nada digno de mención. Sobre todo, no dar la cara a favor de los castellanoparlantes en Cataluña.

Y ahora, como Ministro del Interior, ¿qué está haciendo? Crear problemas al Partido Popular y encima, sacar pecho. El caso Bolinaga ha sido cosa suya. Y es de los de 'defendella y no enmendalla', como les ocurre a muchos acomplejados. No hablemos de cómo dejó a la Policía en los choques de Valencia, porque le falta esa sensatez y valentía que tienen los auténticos líderes. Él no lo es. Sencillamente, es uno que ha huido a Madrid.

ALFONSO ALONSO
¿Hubiera perdido Álava el Partido Popular si Alfonso Alonso hubiera seguido en la brecha en Vitoria? Pienso que no. Él ha sido un gran responsable de esa derrota, por no aceptar que era mucho más importante su presencia en Vitoria que en Madrid. No he visto que haya hecho autocrítica. Con lo fácil que es: "Sí, me vine de Vitoria a Madrid porque no aguanté más la crispación continua. Y ya en Madrid, fui lo suficientemente hábil como para posicionarme como portavoz. Ahora reconozco que es mucho más importante estar en Vitoria que en Madrid. Lo que me falta es pararme a pensar y tener más valentía. Dejo el Parlamento y me voy a Vitoria a reconstruir el partido e intentaré que, dentro de cuatro años, el PP vuelva a la primera posición, puesto que yo me siento responsable de haberle hecho descender hasta la cuarta".

No caerá esa breva.

IÑAKI OYARZÁBAL (Y UN ETCÉTERA CADA VEZ MÁS AMPLIO)
¿Cómo Basagoiti ha podido confiar nada menos que la Secretaría General del PP vasco a este contumaz perdedor? ¿No se da cuenta de que la falta de sentido de la realidad política de Oyarazábal es veneno para la taquilla, como decían en Hollywood de algunos actores? Con personas como Iñaki Oyarzábal, ¿para qué necesita el PP enemigos? Y a Oyarzábal le premian con un puesto en Génova, donde estará más protegido. Y dedicado, como Fernández Díaz, a hacer daño al Partido Popular con sus palabras y sus hechos. Está más interesado en atacar a un sector del PP vasco que a otros partidos.

Todavía recuerdo cómo en la reciente noche electoral, en una conexión con la sede del PP, estaba Oyarzábal hablando y detrás de él, un pequeño letrero decía que estaban por el 85% de votos escrutados. Y hablaba de para el PP lo importante no era lo que dijeran las encuestas, sino el resultado final; y que éste iba a ser favorable. Creo que en las clases de Comunicación Política, los profesores deberían rescatar ese momento para mostrar la conducta ciega de un político inútil.

Antonio Basagoiti no necesita venirse a Madrid, porque puede vivir sin la política. Es valiente y ante sí tiene la gran responsabilidad de que el PP vuelva a ser un partido creíble. Pero con los Oyarzábal, Sempere y demás, es una tarea prácticamente imposible. Necesitaría más fe que la hermorroísa para pensar en recuperar el terreno perdido si le acompañan Ormazábal, Sempere, Maroto y demás compañeros perdedores.

A ese sector del PP de la Comunidad Autónoma Vasca le falta pensar y después escribir para que los votantes sepan lo que piensan. Y debatir, dar la cara y no dedicar sus energías, como hacen ahora a buscar chivos expiatorios de su derrota en su propio partido. Ah, y no jugar a que cuando otros sectores que piensan y son mucho más valientes que ellos plantean un: "¿Por qué no hacemos tal cosa?", ellos no respondan: "Sí, pero…", que es la marca inconfundible de los inactivos.

PATXI LÓPEZ
Acaba de hundir a su partido en la Comunidad Autónoma Vasca y es posible que busque refugio en Madrid. Ya están hablando de él como sucesor de Rubalcaba. Viendo algunas de sus actuaciones en la reciente campaña electoral, me di cuenta de que es una de las cabezas más huecas de la política española. Su gran problema es que da toda la impresión de que no sabe quién es y que su salida habitual es huir hacia adelante. Quien no sepa qué es una empanada mental, puede averiguarlo inmediatamente: que escuche a López. En algunos momentos, podemos creer que utiliza el mecanismo de defensa que Sigmund Freud denominaba 'identificación con el agresor temido'. Alcanzó el acabóse cuando se opuso al censo de votantes que habían salido de la Comunidad Autónoma Vasca por la amenaza terrorista. También le falta leer, pensar y abandonar la agitación contra el PP. De los agitadores no salen grandes políticos. Creo que ahora está racionalizando, pues piensa que con él- y por él- ha llegado la pacificación. Ya decía Freud que dos de las ilusiones que padecen muchas personas es creer que son irresistibles y omnipotentes.

Todos estos políticos y quienes les rodean se parecen mucho a los globos: Tanto más suben cuanto menos peso tienen.

Italia y las autonomías
PEDRO TENORIO La Razón 30 Octubre 2012

El Consejo de ministros italiano aprobó el pasado día 9 un proyecto de reforma constitucional que afectará, en caso de prosperar, al Título V de la Constitución de aquel país. Este proyecto de se presenta sólo 11 años después de la anterior revisión de la Constitución realizada el 18 octubre 2001.

La reforma, según explica el Gobierno, se basa sobre todo en el principio de la unidad jurídica y económica de la República como valor fundamental del ordenamiento. El proyecto dice plantear la relación entre leyes estatales y leyes regionales de acuerdo con una lógica de complementariedad y de no conflictividad. ¿Cuáles son los cambios concretos que se pretenden?

En primer lugar, se insertan en el ámbito de la legislación exclusiva del Estado algunas materias que hasta ahora eran objeto de legislación concurrente: coordinación de las finanzas públicas y del sistema tributario, grandes redes de transporte y de navegación, regulación de la enseñanza, comercio exterior y producción, transporte y distribución nacional de la energía.

En segundo lugar, se incluyen como competencia estatal materias que hasta ahora no estaban contempladas en la Constitución y que en los últimos años habían sido objeto de discusión constitucional: la regulación jurídica del trabajo en las dependencias de las administraciones públicas o la regulación general de los entes locales.

Tercero, se atribuye a la ley estatal un papel más amplio en el ámbito de la legislación concurrente, previendo que corresponde a la ley del Estado no ya establecer los problemáticos «principios fundamentales» sino la «regulación funcional que garantice la unidad jurídica y económica de la República». Se fijan límites menos rígidos entre potestad reglamentaria del Gobierno y potestad reglamentaria de las regiones, implantando una regla que pretende ser más sencilla: el Estado y las regiones pueden aprobar reglamentos para la ejecución de sus propias leyes.

Otros puntos a destacar, siempre en clave de unificación jurídica y económica del conjunto del ordenamiento, son el reconocimiento en el ámbito constitucional de la competencia del Tribunal de Cuentas para controlar actos y presupuestos de la regiones, el establecimiento del principio de equilibrio presupuestario y de contribución a la consecución de los objetivos de las finanzas públicas como principios válidos también respecto de la autonomía de las Regiones de Estatuto Especial.

¿En qué situación se encuentran en nuestro ordenamiento las cuestiones que pretende reformar el Gobierno en Italia? La comunicación entre Italia y España en materia de organización territorial viene siendo relevante desde la II Posguerra mundial. Italia, en su Constitución de 1947, implantó un modelo regional de descentralización inspirado en parte en el «Estado integral» inventado por la Constitución de nuestra II República. Luego ha seguido interesada en nuestro «Estado de las Autonomías», tan prestigiado hasta hace solo unos 9 años. Acaso nuestro modelo influyó en la reforma descentralizadora de octubre de 2001. Si ahora Italia vuelve a centralizar algunas competencias que descentralizó hace tan solo 11 años, resulta razonable que nos sintamos interpelados.

No podemos aquí pasar revista a la situación entre nosotros de todos los puntos cuya reforma se emprende en Italia. Voy a resaltar dos cuestiones en las que el gobierno italiano pretende mejorar la posición del Estado y que podrían ser susceptibles de la misma enmienda en nuestra Constitución nosotros, pues de momento, son supuestos de competencia compartida del Estado y las comunidades autónomas, no competencia exclusiva del Estado: enseñanza y energía.

En efecto, en cuanto a la enseñanza, el artículo 149.1.30ª CE sólo considera competencia exclusiva del Estado «la regulación de las condiciones de obtención, expedición y homologación de títulos académicos y profesionales y normas básicas para el desarrollo del artículo 27 de la Constitución [derecho a la educación y libertad de enseñanza], a fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones de los poderes públicos en esta materia»; el esquema, por tanto, es que las bases corresponden al Estado y el desarrollo a las comunidades autónomas.

En cuanto a la producción, transporte y distribución nacional de la energía, el esquema de nuestro sistema atribuye las bases al Estado y el desarrollo a las comunidades autónomas: la posición –limitada- del Estado en este ámbito se recoge en el art. 149.1.25ª, que reconoce competencia exclusiva del Estado en las «bases del régimen minero y energético» y el art. 149.1. 22ª, que atribuye al Estado la competencia para «la autorización de las instalaciones eléctricas cuando su aprovechamiento afecte a otra Comunidad [es decir, a alguna Comunidad distinta de aquélla en que se emplace la instalación eléctrica] o el transporte de energía salga de su ámbito territorial».

Se podrían aducir varios argumentos en pro de estas innovaciones: unidad y mayor eficiencia del mercado, seguridad jurídica, mejor integración de nuestros jóvenes en un entorno globalizado, etc. Una última consideración: no se puede decir que un cambio de esta naturaleza afecte a la esencia del modelo. Nuestro Estado seguiría diferenciándose del regional o del federal.

Votar en Cataluña es llorar
Gonzalo Bareño La Voz 30 Octubre 2012

Dice el rey que en España dan ganas de llorar. Aunque conviene recordarle que ni él ni una buena parte de su familia han contribuido especialmente durante los últimos años a que los españoles reprimamos nuestro llanto, habrá que admitir que se trata de una expresión afortunada, que refleja la situación en la que nos encontramos. Y no solo por nuestra prolongada penuria económica, que es lo que nos da a entender el monarca, sino también por nuestra calamitosa situación política. Se dice con frecuencia que es en tiempos de crisis y estrecheces cuando emergen los grandes políticos. Y que la grandeza de un país se mide en su capacidad de afrontar unido y sin perder sus señas de identidad los momentos críticos. Pero aquí, nuestros políticos, que son por cierto los mismos desde hace treinta años, no solo ofrecen la versión más ramplona de una trayectoria ya de por sí mediocre, sino que parecen empeñados en arrastrar a la sociedad a una deriva indigna de desunión y sálvese quien pueda.

La expresión más genuina de esa política infame y ventajista la tenemos ahora en Cataluña, en donde su presidente, Artur Mas, azuza un grave conflicto con España en el momento menos oportuno y se presenta como una víctima para ocultar su responsabilidad en una nefasta gestión económica que ha obligado a rescatar a la comunidad más rica del país. En medio de una crisis que está dejando sin protección social a los catalanes más necesitados, esa estrategia que sitúa la propia supervivencia por encima de las necesidades de los ciudadanos define su estatura política. Lo que deprime, sin embargo, es comprobar la incapacidad del resto de los partidos para desenmascarar esa burda estratagema. Y constatar que prefieren dejarse arrastrar por una marea que nace del interés personal del líder de CiU, antes que denunciar la instrumentalización política de la legítima aspiración de independencia de muchos catalanes. El nacionalismo de izquierda calla ante los recortes sociales de Mas y se apunta a culpar de todo a España; el PSC improvisa un disparatado discurso a favor de la autodeterminación y el PP de Cataluña prefiere envolverse en la bandera de España antes que arriesgarse a defender la gestión de Rajoy.

Por si fuera poco, todos esos discursos oportunistas están trufados de una calculada ambigüedad. «Soberanismo», «estructuras de Estado», «derecho a decidir». ¿A qué compromete eso? Mal está que nuestros políticos nos engañen prometiéndonos en la campaña electoral cosas que luego nadie cumple. Pero el grado máximo de refinamiento en el desprecio a los ciudadanos consiste en confundirlos con expresiones políticas inconcretas, que lo mismo valen para un roto que para un descosido. Y con las que, a la postre, ni siquiera quedará luego el recurso a la queja, porque su polisemia lo abarca todo. En esas condiciones, votar en Cataluña es llorar.

Salir del agujero
José María Marco La Razón 30 Octubre 2012

El intento del PSOE de reprobar a José Ignacio Wert como ministro de Educación sería grotesco si no reflejara una realidad lindante con la tragedia. Tragedia en el sentido estricto, no sólo en cuanto a los efectos de la legislación socialista de enseñanza, que viene rigiendo en España desde los años 80 y ha conseguido colocarnos en el número 26 (de 34) en el informe PISA y a la cabeza del fracaso escolar (uno de cada tres jóvenes deja la enseñanza) y del paro juvenil, que ha alcanzado el 52,34%, lo que equivale a un total de 970.200 jóvenes sin trabajo.

El titular de primera página de LA RAZÓN de ayer ponía, efectivamente, el foco donde hay que ponerlo. Al subrayar que los estudiantes menores de edad ya no van a poder declararse en huelga, indicaba hasta qué punto la política socialista ha ideologizado el sistema educativo. Este no sirve para enseñar, ni para formar una ciudadanía responsable y solidaria, ni para preparar a los jóvenes para un mercado laboral global y ultracompetitivo. Sirve para inculcarles unos supuestos derechos que les llevan a convertirse en mano de obra barata, ignorante, embrutecida y –esto es casi lo peor– con la buena conciencia que da el estar convencidos de que se les debe todo. Habrá que decirlo: la educación socialista ha ido directamente a destruir las bases de una España próspera, de ciudadanos libres, capaces de asumir las consecuencias de sus actos.

Así como no hay por qué abandonar la palabra «ciudadanía» al léxico socialista, el ministro Wert hace bien en negarse a afrontar esta realidad educativa con un proyecto ideologizado. El abismo de zafiedad y estupidez en el que hemos caído necesita, antes que nada, sentido común. Dicho esto, no hay que dejar de explorar los muchos y muy variados instrumentos que existen. Uno de ellos es la puesta en práctica de evaluaciones externas, que, como está comprobado, permiten calibrar y mejorar la calidad de la enseñanza. Otro puede ser la elección de centro educativo por los padres, tal y como prometió el PP en su programa electoral: esto no es ideología; es abrir un margen de libertad y, a medio plazo, la mejor evaluación posible del funcionamiento del sistema. Además, está la creación de un Bachillerato y una Formación Profesional auténticos, de amplitud suficiente, que den a los estudiantes la oportunidad de formarse y superen la condición de mero trámite que conduce al desempleo.

La situación económica no permite grandes cosas, pero todo lo que sea evitar la pérdida de tiempo y el derroche de posibilidades que ocurre ahora mismo, con la infantilización de los jóvenes hasta los dieciocho años, será importante. Si se emprende de verdad la reforma, será histórica… e irreversible.

Epístolas y trapisondas
José Javaloyes www.republica.com 30 Octubre 2012

Resulta ahora que, aparentemente al menos, los discursos de deslealtad constitucional ante el problema creado por la trapisonda generada por el Gobierno de la Generalidad de Cataluña, no incluye sólo a los responsables de esa Autonomía – comenzando por Artur Mas y representado de puertas afuera por su portavoz Francés Homs – sino que suma a un comisario y vicepresidente de la Comisión Europea, español además, Joaquín Almunia, en unas declaraciones hechas en Barcelona la semana pasada, en las que se vino a cruzar de forma patente y sin competencia alguna por razón de la materia, con la posición al respecto del Gobierno de España que preside Mariano Rajoy.

Luego de haber disentido previamente, semanas atrás, con la Moncloa sobre la situación de la economía española, manifestó la semana pasada en Barcelona que “no se puede dar una respuesta tajante en decir que si alguien se segrega se queda fuera y no sabemos más de él por los siglos de los siglos”. Cabe pensar que entre las lecturas obligadas y los conocimientos mínimos para un vicepresidente de la Comisión Europea, figura el articulado del Tratado de la Unión Europea. De manera especial el Artículo 52 y sus aledaños, que definen y preservan las competencias de cada Estado miembro sobre su organización política interna, siempre de acuerdo con los principios democráticos que definen las condiciones necesarias para su adhesión a la UE.

Había comenzado el último barullo al respecto con la campaña de eurodiputados nacionalistas en una carta dirigida a la también vicepresidenta de la Comisión Europea Viviane Reding – que es a su vez Comisaría de Justicia y Derechos Fundamentales de la CE -; carta en la que se denunciaban supuestas presiones militares contra el “derecho a decidir” de los catalanes sobre su futuro colectivo. Esa campaña, obviamente, sólo ha llegado a dónde podía llegar, lo mismo que la propia iniciativa de Artur Mas. A la nada.

La misiva de Reding en respuesta al requerimiento del Gobierno español, ha cerrado la cuestión. Y lo ha hecho generando los efectos políticos que era de rigor que se produjeran. De ninguna de las maneras cabía entender que hubiera un boquete jurídico para que el proyecto histórico de la unión política de Europa pudiera estar pendiente de la primera ocurrencia de campanario, de cualquier iniciativa aldeana a contrapelo del curso globalizador de la Historia (el de los mercados es un corolario de ello) se cruzara en su camino. Las garantía fiscales no son nada siendo tanto comparadas con las garantías jurídicas contenidas en el Tratado de la Unión como soporte de cuantas integraciones puedan sobrevenir después de la integración monetaria con el establecimiento del Euro.

Los precedentes de la carta de Reding, tan basados como ésta en fundamentos obvios, ya se habían advertido por los propios responsables de la exasperación del soberanismo fraccionador, con la que se ha pretendido tapar la desastrosa gestión de la Autonomía catalana por parte de nacionalistas y socialistas. Por eso Homs el portavoz dijo lo que dijo en su anterior comparecencia ante los medios. Algo que fue la puesta de la marcha atrás en la motorización del soberanismo partiendo de la celebración de la Diada. Claro queda, en fin, que lo único obscuro al respecto ha sido, con lo del papel jugado por el comisario Almunia, el eventual desplome de la estrategia electoral. Un suceso susceptible de generar doble caída de cascotes. Sobre la propia CiU y sus aledaños soberanistas y sobre el PSC, por sus despropósitos confederalistas como mercancía de recambio.

Así son… los fundamentos de la corrupción
Juan M. Blanco www.vozpopuli.com 30 Octubre 2012

No acostumbro adornar mis artículos con historias vividas en primera persona, pero ésta resulta especialmente ilustrativa. Ocurrió hace algunos años, en cierta ciudad africana, donde conocí casualmente a Denis, un peculiar ciudadano británico. Resulta sorprendente el grado de confianza y complicidad que se establece rápidamente entre dos europeos en un entorno extraño. De habernos cruzado en el Viejo Continente, difícilmente habríamos pasado de un correcto saludo. Pero la lejanía del hogar, la soledad, la necesidad de desahogo o, quizá, el cálido y dulce aire del trópico, parecen inducir a contar comprometidas experiencias a un desconocido.

Denis era un emprendedor al que no asustaban los riesgos. Había viajado al África Subsahariana con el proyecto de abrir una fábrica de refrescos, que abastecería las principales ciudades del país. En la larga conversación, narró ilusionado cómo había encontrado la maquinaria apropiada, a un precio razonable, y localizado la naviera que transportaría todos los aparatos hasta el continente africano. Se instalaría en el profundo sur del país, una zona bastante deprimida pero con una aceptable comunicación terrestre. Calculando los costes de producción y distribución, podía ofrecer bebidas gaseosas a mejor precio que la empresa hegemónica en el sector, ligada a una multinacional. Y aparentemente tenía razón: allí los refrescos resultaban bastante caros para el nivel de vida de la gente.

Pero había olvidado un elemento crucial. Las leyes que regulaban la actividad industrial eran extraordinariamente complejas y enrevesadas. Obligaban a obtener un sinfín de permisos y licencias para abrir un negocio. A realizar decenas de larguísimos y lentos trámites burocráticos, que quedaban atascados a cada paso y tendían a prolongarse indefinidamente en el tiempo. Solo avanzaban si, en cada escalón, se pagaban elevados sobornos a los responsables de turno. Caso contrario, los burócratas siempre encontraban algún requisito que el asombrado inglés no cumplía.

Contráteme: soy abogado
Ante la desesperación decidió recurrir directamente al gobierno, siendo recibido finalmente por el ministro de industria. Esperaba ganarse la ayuda del ejecutivo para superar tan imponentes barreras, argumentando que crearía puestos de trabajo en una zona del país donde realmente hacían falta. Pero sólo obtuvo un consejo: contratar otro abogado para gestionar mejor las solicitudes de licencias. Cuando preguntó por algún letrado especializado en ese campo, el señor ministro respondió: “Yo mismo puedo llevar el caso: soy abogado”.

Hace algunas décadas, los economistas tendían a considerar la corrupción como un mal menor. Una reacción de la sociedad para superar esas trabas a la industria y al comercio que impedían el desarrollo de la economía. Aunque unas autoridades bienintencionadas, pero ignorantes, impusieran unas regulaciones muy restrictivas y perjudiciales, unos oportunos sobornos conseguían una aplicación mucho más laxa de las normas y una agilización de los trámites, permitiendo la apertura de nuevas empresas y la creación de empleo.

La visión cambió radicalmente cuando se comprobó que las complejísimas regulaciones no aparecían de manera tan inocente. Eran los gobernantes corruptos quienes establecían deliberadamente gran parte de las trabas con el fin de crear nuevas oportunidades de enriquecimiento ilícito. Se trataba de restringir la libre competencia imponiendo elevadas barreras, de manera que las pocas empresas que pudieran entrar en el mercado obtuviesen unas elevadas rentas, que repartirían con los políticos a través de los pagos ilegales. Los requisitos, o normas, debían ser lo suficientemente complejos o retorcidos como para permitir a las autoridades decidir arbitrariamente a quienes otorgar el privilegio mientras, en apariencia, cumplían las reglas. Por ello, los países donde más dificultades existen para abrir empresas, suelen ser también los más corruptos.

La experiencia de Denis, aun siendo llamativa, no tenía nada de extraordinaria. El sistema corrupto impedía a los competidores entrar en el mercado de bebidas, permitiendo a la empresa privilegiada mantener unos elevados precios y unos enormes beneficios, que compartía con los gobernantes. Meses después, el frustrado fabricante de refrescos me comunicó por correo que había renunciado a sus planes y regresaba a su país. Si incluía el montante de todos los sobornos como un coste adicional, era imposible ofrecer un precio inferior al vigente. Ni siquiera igual.

Aquí no hay quien abra un negocio
Me vino a la memoria aquella anécdota africana cuando, la semana pasada, el informe “Doing Business” del Banco Mundial asignó a España el puesto 136 en una lista de países clasificados por el grado de facilidad para instalar una empresa. Hasta 10 complicados y larguísimos trámites burocráticos son necesarios para comenzar a operar aquí un negocio, como muestra algún caso llamativo recogido por la prensa. Algo que se complica extraordinariamente para los empresarios que pretenden operar en todo el territorio nacional debido a la enorme diversidad de las normativas impuestas por las distintas Comunidades Autónomas. Durante los últimos años, cientos de miles de páginas de boletines oficiales han creado una intrincada maraña de regulaciones, casi imposible de conocer en su totalidad, mucho menos de cumplir.

Sería ingenuo pensar que ciertos políticos, especialmente autonómicos, han acometido esta frenética hiperactividad legislativa simplemente para proteger los intereses de los consumidores o de la sociedad en general. Este exceso de trabas y barreras persigue preferentemente otro objetivo: incrementar el poder de las elites políticas locales y favorecer sus ingresos a través de la actividad corrupta. Aunque algunos difundan el mensaje de que “son otros los que nos roban”, el latrocinio suele producirse en la propia región, precisamente por aquellos que, con cinismo e hipocresía, levantan el dedo acusador en un intento de desviar la atención.

Algunos gobiernos prometieron simplificar la normativa para favorecer la creación de nuevas empresas. Pero nunca cumplieron. Por el contrario, el conjunto de obstáculos fue multiplicándose con el tiempo, respondiendo a los intereses de oligarcas y caciques. Toda una señal de la corrupción e inseguridad jurídica que van empujando a la España actual, por el camino de la quiebra moral y la desmoralización, hacia el desastre. Un motivo adicional para llamar, sin dilaciones, a la imprescindible reforma política que conduzca a una completa regeneración.

¿Ante un nuevo fracaso colectivo?
Jaime I. del Burgo www.vozpopuli.com 30 Octubre 2012

El enemigo somos nosotros. La crisis económica nos ha situado ante una terrible realidad. El edificio de nuestro bienestar estaba construido sobre arena y con las primeras turbulencias financieras se vino abajo con estrépito. El panorama no puede ser más desolador e inquietante. El pesimismo se ha adueñado de la sociedad española cuya esperanza en este momento se reduce a que las cosas no lleguen a peor.

Pero la crisis ha tenido otro efecto demoledor. Los españoles somos muy dados a buscar culpables y se ha extendido la idea de que la responsabilidad la tiene “el sistema”, que así se denomina al régimen político que los españoles nos dimos en 1978, cuando por vez primera en nuestra historia España dejó de ser diferente para asimilarse al resto de los países democráticos del mundo. Un sistema al que acusan de haber creado una “clase política” privilegiada y corrupta, que comienza a ser denostada por un número cada vez mayor de ciudadanos.

Pero una cosa es predicar y otra dar trigo. Quienes descalifican el sistema difieren a la hora de proponer soluciones. Unos quisieran, por convicción o por oportunismo, acabar con la Monarquía. Otros con el Estado de las autonomías, al que culpan de todos nuestros males, para volver al centralismo decimonónico. Los hay que, sin llegar a tal extremo, reclaman la devolución de competencias autonómicas al Estado. No faltan quienes reniegan de la democracia representativa para instaurar modos utópicos de participación, so pretexto de que los “políticos” no nos representan. Y lo peor es que quienes incitan a sacar a los diputados del Congreso a boinazos para iniciar por las bravas un proceso constituyente hayan encontrado el amparo de un juez de toga teñida de bermellón, al que este amago al menos intelectual de golpe de Estado le parece un simple desahogo contra la “decadente clase política” amparado por la libertad de expresión. En ciertos ámbitos sindicalistas se utiliza el viejo lenguaje propio de la lucha de clases, que aquí acaba siempre como el rosario de la aurora. En medio de tal guirigay alguno ha llegado a decretar el “agotamiento” del régimen –como si la democracia envejeciera con el transcurso del tiempo- y profetiza la revolución si no se reforma a fondo la Constitución. Y para completar este turbio panorama, los nacionalistas catalanes –a los que no tardarán en sumarse los vascos- tratan de aprovechar la actual coyuntura para buscar la puerta de salida de la comunidad nacional y marcharse dando un portazo.

Pues bien, cuando todos estos nubarrones se ciernen amenazadores sobre nosotros, en vez de tratar de salvar la “marca España” no se nos ocurre nada mejor que retransmitir en directo los asaltos a los supermercados y las algaradas frente al Congreso de los diputados, anunciar urbi et orbi que Cataluña quiere irse y proclamar a los cuatro vientos que el país se le cae de las manos al gobierno. Habrá que llegar a la conclusión de que el enemigo somos nosotros.

Una lanza a favor de la Constitución
Antes de hablar de Navarra, voy a romper una lanza a favor de la Constitución de 1978, porque no es cierto que en ella esté el problema sino que, por el contrario, en el respeto a sus valores, principios y normas está la solución. Debiéramos tener muy presente que nuestra Carta Magna es demasiado joven como para llevarla al cirujano plástico y que, en cualquier caso, todo retoque o remiendo ha de hacerse con el mismo consenso que presidió su elaboración y a sabiendas de que si se remueven sus cimientos el edificio entero puede derrumbarse sobre nuestras cabezas.

Los españoles –incluidos catalanes y vascos- refrendamos la Constitución de 1978 y, por tanto, la idea de España que subyace en ella, que no es otra que la afirmación de que el sujeto del poder constituyente es el pueblo español, porque en él reside la soberanía; que España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho; que los valores superiores del ordenamiento jurídico son la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político; que la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles; que somos una nación plural, de modo que el derecho a la autonomía de los diversos pueblos españoles es consustancial con la idea de España; que el idioma oficial del Estado y lengua común de todos los ciudadanos españoles es el castellano -el español por antonomasia-, que el reconocimiento de la pluralidad lingüística no puede conducir a la imposición del monolingüismo; que la forma de gobierno es la monarquía parlamentaria; que los españoles somos iguales en derechos y obligaciones; que el Estado autonómico implica que todas las comunidades autónomas tienen derecho a acceder al mismo grado de autonomía, sin perjuicio de los hechos diferenciales derivados de la existencia de una lengua propia, de la posesión de un derecho civil secular, de la foralidad y de la insularidad; y, por último, que para el cumplimiento de los grandes objetivos nacionales se requiere un Estado fuerte y eficaz, lo que es incompatible con la pretensión de convertirlo en un Estado residual.

Frente al federalismo
Con motivo de las maniobras secesionistas en Cataluña, se ha introducido de matute el debate sobre el federalismo. Los estados federales surgieron para encauzar procesos de integración, cuando un grupo de estados preexistentes renunciaban a su soberanía para conferirla a la federación. En el momento fundacional, la soberanía reside en los estados miembros dispuestos a transferirla a la federación. No tiene sentido que frente a la peligrosa deriva nacionalista se proponga como fórmula taumatúrgica el federalismo, ni aún con el calificativo de asimétrico que no deja de ser un estrambote fruto de la ignorancia. El nacionalismo pasa olímpicamente del federalismo porque sólo anhela la independencia. Además, para asegurar la asimetría no hace falta entrar en un proceso constituyente, pues el Estado autonómico ya refleja la pluralidad de España al respetar las singularidades derivadas de los hechos diferenciales de algunas comunidades.

La transformación de España en un Estado plurinacional, de carácter confederal o federal, afecta al núcleo esencial de la Constitución. Un proceso de tanta trascendencia no puede hacerse por la presión de los nacionalismos ni de grupos extremistas de cualquier signo, unos y otros espoleados por la devastación económica. No se puede dinamitar la Constitución de 1978 si el conjunto de los ciudadanos españoles no consienten en ello, pues no olvidemos que el pueblo español es el único titular del poder constituyente.

“En tiempos de tribulación, no hacer mudanza” (Iñigo de Loyola)
Lo peor que podemos hacer es dejarnos llevar en estos momentos por el pesimismo. Para levantar el vuelo hay que estar convencidos de poder volar. Sería muy lamentable que la catástrofe económica nos arrastre a una nueva crisis nacional. En momentos como éste cobra mucho sentido la máxima de Ignacio de Loyola: “En tiempos de tribulación no hacer mudanza”. Ello no significa ninguna concesión al inmovilismo y que no podamos exigir a nuestros gobernantes y representantes políticos que sean ejemplares en su comportamiento, luchen de forma implacable contra la corrupción, acaben con cualquier privilegio irritante, limpien la Administración de corruptelas, pongan punto final al despilfarro y trabajen esforzadamente para recuperar el prestigio perdido ante los ciudadanos.

Pretender el derribo del sistema constitucional sin consenso y sin tener ideas claras del rumbo a seguir representa una irresponsabilidad y un salto en el vacío. Lo que hay que hacer es restablecer la pureza de nuestra Constitución. La politización de la justicia –por poner algún ejemplo- es directa consecuencia de la perversión de la Constitución y de quien sancionó que el Consejo General del Poder Judicial fuera elegido íntegramente por las Cortes y consintió que los jueces pudieran demostrar sus preferencias ideológicas a través de asociaciones altamente politizadas. En materia autonómica el problema principal reside en que el Estado ha abdicado del ejercicio de muchas de las competencias que la Constitución le atribuye para garantizar la libertad, la igualdad básica de los ciudadanos españoles y el cumplimiento de los grandes objetivos de la nación española. No es congruente con la Constitución que el funcionamiento de los partidos y de los sindicatos no sea plenamente democrático. Tampoco la Constitución impone que las listas electorales sean cerradas y bloqueadas. Y por supuesto no es la Constitución un freno, sino todo lo contrario, para la regeneración de la vida pública y la ejemplaridad de nuestros gobernantes.

“Nosotros esta vez no podemos fracasar” (Jordi Pujol)
Los españoles no podemos permitirnos un nuevo fracaso colectivo. Es muy doloroso comprobar que en el barco de España hay quien, en medio de la tempestad, en lugar de ayudar a soltar lastre se dedique a abrir nuevas vías de agua, olvidando que o nos salvamos todos o pereceremos todos. Es lamentable que haya líderes políticos que quieran conducir a su pueblo al limbo europeo y a la insignificancia internacional, con la excusa de que el Estado le niega un puñado de euros o, lo que es peor, diciendo que “España nos roba”. Qué irresponsable es la pretensión de romper esta vieja nación que, en palabras del propio Jordi Pujol, aunque ahora reniegue de ellas, es “una realidad no puramente administrativa, sino afectiva, de sentimientos entrelazados, histórica”, [porque] “hay una serie de vivencias históricas comunes muy importantes, de contacto de la población, de intereses, de memorias comunes. Todo eso forma una comunidad y España lo es”. No cabe mejor definición de la idea de España. ¿Vamos a romper dos mil años de vida en común por una cuestión “de pelas”?

En 1978 la Minoría Catalana, por boca de Pujol, expresó su satisfacción por la aprobación de una Constitución que además de reconocer los anhelos de la nacionalidad catalana garantizaba la existencia de un Estado equilibrado y fuerte. “Pensamos –dijo el su intervención ante el pleno del Congreso el 21 de julio de 1978- que la Constitución persigue un Estado equilibrado, un Estado fuerte, no en el sentido autoritario de la palabra, sino en el de la eficacia y el de la capacidad de servicio”. Y concluyó con esta sabia reflexión: “Muchas veces en España se ha fracasado. La historia de los dos últimos siglos… es la historia de los fracasos, del intento de estructurar, de construir, de estabilizar, de poner las bases para el progreso del país, de todo el país. Nosotros esta vez no queremos fracasar. Desde nuestra perspectiva catalana, desde la cual a veces hemos fracasado doblemente, doblemente en nuestra condición de españoles y, además, porque hemos fracasado en aquello que nos afectaba directamente como catalanes, desde esta perspectiva… nosotros aportamos aquí, por una parte nuestra firme decisión de no fracasar esta vez, y nuestra aportación para que, ente todos, consigamos eso que la Constitución nos va a permitir; un país en el que la democracia, el reconocimiento de las identidades colectivas, la justicia y la equidad sena una realidad.”

Cualquier agravio histórico quedó saldado en el pacto constitucional de 1978 que ahora no se vacila en romper mediante la puesta en marcha de un proceso revolucionario de desbordamiento institucional por la vía de hecho. Es una tremenda ingratitud para el conjunto de los españoles que una comunidad cuyos representantes han sido copartícipes para bien o para mal de todo cuanto en este país ha ocurrido desde que vivimos en democracia, se presente ante la comunidad internacional para anunciar “sí o sí” un proceso de emancipación, como si fuera una colonia oprimida por una potencia imperialista y los ciudadanos catalanes fueran objeto de discriminación en el seno de España. La autodeterminación pretendida viola la Constitución –que votaron los catalanes- y además no tiene respaldo alguno ni en el derecho de la Unión Europea ni en el derecho de la comunidad internacional. Todo es fruto de un gran engaño. Incluso la misma pregunta es mendaz: “¿Quiere que Cataluña sea un Estado dentro de la Unión Europea?”. ¿Y qué pasa si falla la premisa mayor?

Bruselas rechaza que Cataluña siga dentro de la UE en caso de separarse de España
Así lo expresa en una carta la vicepresidenta Reading, que dice "coincidir plenamente" con la tesis del Gobierno de Rajoy
 www.lavozlibre.com 30 Octubre 2012

Barcelona.- La Comisión Europea avala la postura del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, respecto al desafío secesionista de Artur Mas. Así lo expresa en una carta la representante de la Comisión en este asunto, así como vicepresidenta y comisaria de Justicia de este organismo, Viviane Reading, que sostiene que Cataluña no podría separarse de España de forma unilateral y seguir formando parte de la Unión Europea.

El diario ‘El País’ publica este martes la carta que Reading envió el pasado 4 de octubre al Gobierno español. En esa misiva afirma que “coincide plenamente” con el análisis de Íñigo Méndez de Vigo, secretario de Estado de Exteriores, al que está contestando. Y él es absolutamente tajante sobre la imposibilidad de que Cataluña siga formando parte de la UE en caso de secesionarse.

Concretamente, Méndez de Vigo explica que “el artículo 4.2 del Tratado de la Unión Europea es terminante cuando señala que la Unión deberá respetar las estructuras fundamentales constitucionales y políticas y la integridad territorial de los Estados miembros, cuya determinación es competencia exclusiva de éstos. En consecuencia, la UE no puede reconocer una declaración unilateral de independencia de una parte de un Estado miembro”. Esto es lo que Reding asume en su carta.

Además, el secretario de Estado de Exteriores insiste con la legalidad europea: “A efectos puramente dialécticos, si la Constitución española fuera efectivamente modificada para permitir la celebración de un tal referéndum y si a resultas de la misma surgiera un Estado independiente, este no formaría en ningún caso parte de la UE”.

“Así resulta del artículo 52 del Tratado de la UE, en el que se enumeran los Estados miembros a los que se aplican los Tratados, entre ellos el Reino de España. Por ello, ese hipotético nuevo Estado debería, a tenor de lo que establece el artículo 49 del Tratado de la UE, solicitar la adhesión y obtener una decisión favorable del Consejo, por unanimidad, debiendo ser el Acta de Adhesión ratificada por los Parlamentos de todos los Estados miembros”, añade.

Reding asume, por tanto, esta argumentación y concluye su carta de respuesta con otro mensaje político: “Confío en el sentido común y en el europeísmo de los españoles plenamente para resolver esta cuestión en el ámbito doméstico que le es propio”.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Desafío secesionista
La crispación nos roba
Eduardo Goligorsky Libertad Digital 30 Octubre 2012

Los usufructuarios de la crispación que socava la convivencia entre los españoles y los catalanes se desgañitan coreando sus consignas favoritas: "Madrid nos roba", "España nos roba", y las airean en las columnas de sus medios de comunicación regimentados. Mientras tanto, el guirigay oculta la fea cara de una realidad cada día más tenebrosa: es la crispación que generan, estimulan y explotan los secesionistas lo que nos roba. Nos roba el tiempo, la paz, la solidaridad, la cohesión social y –¿por qué no decirlo?– también el dinero de nuestros bolsillos.
Sálvese quien pueda

El resultado de las elecciones en el País Vasco, que tanta alarma ha causado, con sobrada razón, por la magnitud del voto anticonstitucional, puede aportarnos, sin embargo, un elemento de reflexión útil para desbaratar la tramoya que están montando los crispadores de toda especie para intimidarnos más de la cuenta. No cabe duda de que esos votos son muchos, pero no tantos como para ceder a las extorsiones de quienes los han recibido. Allí, sobre un censo electoral de 1.720.000 ciudadanos, los dos partidos anticonstitucionales sumaron 662.000 votos, o sea un 39% del total. Poco más que el 36,5% del censo electoral que aprobó el Estatuto de Cataluña, documento cuyos promotores canonizan como si hubiera sido avalado por la voz de todo el pueblo. Y volviendo al País Vasco, en Álava sólo el 30% del censo apoyó a los candidatos secesionistas... con la salvedad de que habría que restar de estos porcentajes a muchos votantes del PNV que no se pronunciarían por el sí en un referéndum de independencia.

En mi artículo "Los iluminados oscurantistas" observé que si, después de cumplir todos los requisitos constitucionales, se celebrara un referéndum en Cataluña y se aplicara la norma de la "mayoría clara" que rige en Canadá, para aprobar la secesión se necesitaría el voto afirmativo de por lo menos 3.240.000 ciudadanos, el 60% de los 5.400.000 inscriptos en el censo electoral. Ni siquiera podrían reunir 2.700.001, el 50% más uno. Lo cual nos lleva a la conclusión de que es sólo la obsesión regresiva de una élite de iluminados oscurantistas lo que está abriendo esta grieta cataclísmica en la sociedad catalana y española, con efectos nefastos para el bienestar económico, físico y cultural de todos los ciudadanos ajenos a esa élite. Nos están haciendo perder tiempo, dinero, afectos y oportunidades para salir de la crisis.

Para más inri, la fiebre secesionista es contagiosa. Una vez que se debilitan o se rompen los lazos asociativos, ya sean estos nacionales, regionales, vecinales o familiares, cunde el sálvese quien pueda. Por las redes sociales circulan, supongo que con talante humorístico, petitorios para que los barrios de Sarrià y Sant Gervasi, los más ricos de Barcelona, se independicen del municipio que los incorporó hace 90 años, porque se consideran víctimas del expolio fiscal que practica el Ayuntamiento. Y un poco de razón tienen, si se aplican los criterios insolidarios que movilizan a las huestes de Artur Mas y sus acólitos. Según el suplemento "Vivir" de La Vanguardia (27/1/2011), en el ranking de inversiones per cápita del Ayuntamiento 2007-2009, a Sarrià-Sant Gervasi le correspondieron 233 euros y a Ciutat Vella, foco de pobreza, 588. A la clase media radicada en el Eixample le tocaron unos mezquinos 138 euros, en tanto que Sants-Montjuïc, que abarca la zona de jolgorio de Paral-lel, le llovieron 448.

Excepciones contra natura
Fue el presidente del grupo municipal del PP en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, quien echó mano de la ironía para retar a los crispadores. Leemos en el suplemento "Vivir" de La Vanguardia (25/10):

"Ahora que se argumentan raíces históricas, balanzas fiscales y agravios, cabe recordar que no hace tantos años que se anexionaron municipios", dijo ayer Fernández Díaz. Citó también cifras de inversiones municipales en el año 2011, destacando que "les Corts, con el 5 % de la población de Barcelona, recibió el 2,9 % de las inversiones; y Sarrià, con el 9 % de la población, tuvo el 5,6 % de las inversiones" (...) Fernández Díaz se refirió también al "agravio fiscal y de inversiones" respecto a Barcelona por parte del Gobierno de la Generalitat (...) El Barcelonès sale perjudicado frente a comarcas con menos potencia económica como la Terra Alta (que recibe siete veces más por habitante que el Barcelonès), Las Garrigues (trece veces más) o el Urgell (cuatro veces más).

Fernández Díaz pagó a los crispadores con su propia moneda, para desmontar sus falacias. No hay transferencias de riqueza de unas regiones a otras, ni de unas poblaciones a otras, ni de unos barrios a otros, sino ciudadanos que pagan impuestos, una Hacienda única que los recauda (con las excepciones contra natura pero por ahora constitucionales del País Vasco y Navarra) y un Estado que los devuelve o los invierte con un espíritu de equidad que todos tenemos derecho a discutir e impugnar, siempre que lo hagamos dentro del marco de las leyes.

Lo que no es farsa sino cruda realidad es el clima de insumisión y anarquía que generan los secesionistas, dando los peores ejemplos de desobediencia civil desde sus centros de poder. El presidente de la Generalitat anuncia urbi et orbi que convocará un referéndum ilegal cómo y cuando se le antoje, y amenaza con recurrir a la jurisdicción internacional si no se le reconocen derechos de soberanía patentemente ficticios; el consejero de Interior se apropia de los Mossos d'Esquadra como si de una agencia privada de seguratas se tratase; y 86 de los 947 municipios se declaran independientes y se quedan tan panchos. No es extraño que, con semejantes figuras de autoridad, Cataluña se convierta en caldo de cultivo para la proliferación de okupas, grupúsculos anarquistas y antisistema, proxenetas, predicadores salafistas y turistas de sexo y botellón. Sin contar a los depredadores incrustados en el establishment, depredadores que Antonio Robles describe con pelos y señales en su artículo ya clásico "¿Oasis o cloaca?". Sí, los crispadores nos roban.
Derecho a decidir

Para tapar las vergüenzas de los abusos de poder y de las depredaciones, los secesionistas enarbolan la pancarta del derecho a decidir. Sin embargo, ellos juegan con naipes trucados: se reservan el privilegio de imponer en las comunidades consultadas una unidad territorial que no le reconocen al país que desean trocear. José María Ruiz Soroa planteó una condición sine qua non para que la decisión reflejara irrefutablemente la voluntad de los ciudadanos consultados, parcela por parcela. Explicó en "Romper el tabú" (El País, 5/6):

Para dar por comprobada la voluntad secesionista, se requeriría la mayoría del censo computado en cada provincia o territorio, y con exclusión automática de aquellos territorios donde no triunfara.

Y Florencio Domínguez remacha el clavo en "Exigir claridad" (LV, 19/9):
Los canadienses regularon cómo debía plantearse el proceso hasta prever que si una parte del territorio secesionista no estaba de acuerdo con la separación, también tenía derecho a desvincularse de Quebec y seguir en Canadá. Si el territorio de la federación no era sagrado, tampoco lo era el de la provincia francófona.

Más claro, imposible. Si una mayoría clara del censo –digamos, como ya hemos visto, un 60 %, o sea 3.240.000 ciudadanos en Cataluña y 1.032.000 en el País Vasco– no apoyara la secesión, esta no se produciría. Y si se produjera pero Álava, Barcelona y otras provincias estuvieran por debajo de ese porcentaje, permanecerían unidas a España. Con dos salvedades. Primera, si núcleos urbanos importantes de las provincias separadas se declararan españoles, habría que salir enérgicamente en defensa de su derecho a decidir. Y segunda, más importante, debería blindase el derecho de los ciudadanos de las provincias separadas a decidir la reunificación en el caso de que se convirtieran en mayoría.

Algunos secesionistas cometen la torpeza de argumentar que una Cataluña independiente se incorporaría automáticamente a la UE y al euro, tal como se incorporó Alemania Oriental (M. Dolores García, "Mas se fija en Alemania", LV, 9/10). Es el colmo de la estolidez confundir un proceso de fusión con otro de amputación. Precisamente el modelo que deberían emular los ciudadanos de la zona de Cataluña circunstancialmente desgajada de España sería el de los ciudadanos alemanes que lucharon contra viento y marea hasta lograr la reunificación de su patria. Aunque, vista la clara vocación totalitaria que exhiben los sembradores de crispación, con sus convocatorias a las "mayorías indestructibles" y sus exhortaciones a "hacer piña" en movimientos transversales, lo preferible será que la racionalidad y el realismo de los ciudadanos bloqueen a tiempo esos apetitos de hegemonía.

Corolario: cuando fracase la aventura, la sociedad debería exigir a los secesionistas una compensación por el tiempo, la paz, la solidaridad, la cohesión social y el dinero que le ha hecho perder.

La UE le responde a Mas
Pablo Sebastián www.republica.com 30 Octubre 2012

Cuentan sus “biógrafos” que Artur Mas se levantó una mañana de la cama como si acabara de tener una revelación y dijo: “voy a liderar la independencia de Cataluña”. Bueno, si cree en ello firmemente y su partido, o su coalición CiU, le apoyan como parece pues debe de actuar en consecuencia. Pero antes de iniciar ese camino, que sin duda será largo y complicado, hubiera sido lógico que el político catalán hubiera hecho el recuento, no ya de sus convicciones políticas, sino de las consecuencias que todo ello tendría para el pueblo catalán a corto, medio y largo plazo. Y sin perder de vista que semejante desafío al Estado español y a la UE podrían provocar de manera inmediata efectos demoledores en la ya difícil situación económica y social de Cataluña, como ya está ocurriendo.

Da la impresión que Artur Mas se ha precipitado sin analizar las consecuencias inmediatas de su triple salto mortal del el más alto trampolín de Cataluña y con el solo argumento, falso como todo lo que ha dicho y prometido, de que “España roba (o ahoga) a Cataluña” con lo que, para empezar, ha abierto una confrontación insultante con el resto de España. Y ha puesto en marcha una fractura social en el territorio catalán que amenaza con extenderse a la situación económica y comercial catalana, como está pasando y puede ampliarse hasta límites insospechados.

Su segundo argumento, también falso, es que un Estado catalán independiente de España seguirá en la Unión Europea, lo que acaba de ser respondido con meridiana claridad por la Comisión Europea que ha precisado que una región de la UE que abandona el Estado que firmó los Tratados europeos quedara fuera de la UE y de los Tratados de manera inmediata. Motivo por el cual dicho Estado perdería el euro, sufriría los aranceles de la Unión, incluso frente al comercio con el resto de España, y tendría que iniciar un largo e imposible proceso de petición de adhesión para lo que va a necesitar de la unanimidad de los países de la UE, lo que nunca va a ser consentido por España, porque ello abriría la puerta al País Vasco y a otras autonomías. Y en esas circunstancias está claro que Cataluña, con su inmensa deuda y pérdidas de todas y cada una de las ayudas del Estado, entraría en una crisis económica de espectaculares dimensiones, y de la que Artur Mas y CiU serían los únicos y directos responsables.

Y si Mas está pensando en un Estado federado, confederado o asociado a España, y por ello no habla de “independencia” pues también se equivoca porque el camino mesiánico iniciado ya ha cerrado todas las compuertas para la puesta en marcha de toda fórmula que constituya un escalón hacia la independencia. Y a todo ello hay que añadir los problemas de legalidad que incluye su desafío y que no se puede saltar a la torera ni en España ni en la UE sin sumergir a Cataluña en un vacío legal y en la absoluta inseguridad jurídica, lo que provocará una estampida de empresas catalanas, bancos, fondos de inversión y multinacionales de ese territorio, a favor de otros lugares de España donde además hoy tienen la mayoría de sus clientes.

Y por esa vía regresamos al argumento inicial de Mas con el que pretende justificar la independencia catalana, como su acusación de que España roba o ahoga a Cataluña. Mentira mayor que ni en Barcelona ni en Madrid ha provocado el menor análisis serio y completo de semejante acusación, lo que no deja de extrañar una vez que la relación global de Cataluña con el Estado y el resto de España es muy beneficiosa para los catalanes, en contra de lo que dice Mas. Basta hacer las cuentas de la balanza fiscal (de la que hay que deducir el IVA e impuestos que empresas y entidades de Cataluña recaudan en el resto de España), la balanza comercial, la balanza turística en el interior de la península ibérica, los activos y los funcionarios del Estado, la parte proporcional (catalana) de los costes generales del Estado, la Seguridad Social, etcétera.

En suma, mentira económica, mentira europea, mentira legal, y por supuesto mentira histórica. Y todo ello amparado por unos medios de comunicación “subvencionados” por el poder catalán (público, financiero y empresarial) con los que pretenden tapar la verdad y la realidad. E incluso la impostura política porque Mas y CiU, si de verdad creen en la independencia de Cataluña, nunca debieron poner como excusa de la ruptura del “pacto fiscal” si su ambición del Estado catalán estaba por encima de todo. Ya les pasó con el Estatut de Maragall que aprobaron en el Parlament cantando Els Segadors con la mano en el pecho y que luego, con Mas a la cabeza, no tuvieron empacho en “cepillar” y recortar a cambio de algo de dinero y de la fallida promesa de Zapatero a Mas de que lo dejaría gobernar en Cataluña si CiU era el partido más votado. Cosa que Zapatero no cumplió pero que demostró que Mas vende o alquila sus principios tan independentistas a la primera oportunidad.

Ahora ha sido la Unión Europea la que le ha hundido otra de sus mentiras y apuestas y también su pretendida pregunta en el tan cacareado referéndum ilegal de: “¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado dentro de la UE?”. La respuesta de la Comisión deja a Mas a la intemperie y le obliga a preguntar: “Quiere usted que Cataluña sea independiente de España y abandone la UE?”. Da la impresión de que Mas se ha metido en un callejón sin salida y que quiere llevar al desastre y al enfrentamiento al pueblo catalán, y eso puede terminar muy mal, incluso para el propio Mas.

Cierto es que a España ya le ha hecho daño en imagen y prestigio, pero España es una nación y un Estado de la UE con una lengua, una cultura y una Historia de reconocido prestigio universal y tarde o temprano de la crisis saldrá. Pero a Cataluña le será muy difícil recuperar la normalidad, por culpa de CiU, y también por la de su entorno empresarial y financiero que ha jugado con el fuego temerario del desafío sin saber previamente a donde van.

La coherencia del brazo político de ETA
EDITORIAL Libertad Digital 30 Octubre 2012

Es completamente lógico que los representantes de Bildu se muestren decepcionados y arremetan contra el Gobierno por las detenciones en Francia de dos miembros armados de ETA, uno de los cuales (Izaskun Lesaka) fue quien leyó el chantajista comunicado de "alto el fuego definitivo" de hace un año (y responsable de conservar desde entonces el arsenal de la banda). No debemos olvidar que Bildu fue ilegalizado por el Tribunal Supremo por ser el brazo político de la organización terrorista.

Lo que no es lógico, sino lamentable, es que, ante esta enésima evidencia de la razón que asistía al Tribunal Supremo para ilegalizarlos, los proetarras sigan en la escena política y cobrando del Erario como si no estuviera vigente la Ley de Partidos. Tampoco es lógico que tanto Rubalcaba como Rajoy valorasen lo que Lesaka dijo hace un año encapuchada como si de buenas noticias se tratase. Lo que no es nada lógico, sino repugnante, es que, para que los españoles dieran credibilidad a lo menos fiable de lo que se nos decía en ese chantajista comunicado –el supuesto carácter "definitivo" del "alto el fuego"–, tanto Rubalcaba como Rajoy ocultasen el elogio que la terrorista, ahora detenida, hacía del historial criminal de la banda; que los etarras seguían denigrando como "represivo" a nuestro Estado de Derecho, y que reclamaban impunidad y que se cumplieran los objetivos secesionistas por los que han estado matando y nos siguen chantajeando.

Es lógico que ETA apreciase positivamente aquella patética y engañosa reacción de Rajoy, y de hecho así lo manifestó en su día en Gara: "Es verdad que esa racción [la de Rajoy] rompe con el discurso negativo, agresivo y sin sentido de hasta ahora. Ante esta coyuntura histórica, quien tiene muchas posibilidades de ser presidente de España debe actuar con responsabilidad, y es de suponer que Rajoy lo ha entendido así". Aquella valoración de la banda era tan lógica como la de sus voceros de Bildu y Amaiur, calificando ahora de "incompresibles" o "represivas" las encomiables detenciones de este domingo.

Por estas detenciones debemos felicitar, además de al Gobierno francés, al Gobierno de Rajoy. Pero también debemos pedir al Ejecutivo español coherencia para que esta encomiable acción policial no la desbaraten futuros beneficios o medidas de gracia, ni nada que sea contrario al cumplimiento cierto y efectivo de las penas que se les impongan. También debemos esperar que estas detenciones dejen de ser percibidas por ETA y su entorno como una especie de revés menor, comparado con el triunfo que para ellos supone la neutralización efectiva la vigente pero burlada Ley de Partidos.

CiU: la pela, ¡estúpidos!
Alfonso Basallo GCT 30 Octubre 2012

El Gobierno confunde un órdago electoralista con la destrucción del té en Boston.

Un jeta reta al Fisco y dice que deja de pagar “sí o sí”. Y Hacienda, en lugar de aplicar la Ley, va y organiza una “célula de crisis” contra la insumisión fiscal. Es lo que acaba de hacer, mutatis mutandis, el Gobierno central con Artur Mas, demostrando una inseguridad de proporciones patéticas. Al elefante le entra pánico escénico ante un ratón marisabidillo.

Discrepo de quienes sostienen que Mas va en serio y CiU quiere la secesión. Confunden un órdago electoralista subido de tono con la destrucción del té en el puerto de Boston. Lo que quiere CiU es mantenerse al frente del cortijo metropayés. Lo que persiguen no es otra cosa que la pela; la independencia no es sino el espantajo que agitan para conseguir su objetivo: tener al Estado central postrado a sus pies y a media España pendiente de ellos, como si no tuviéramos otra cosa que hacer. Fieles al Mein kampf del nacionalismo, se han inventado un enemigo exterior que representa el mal absoluto sin mezcla de bien alguno. Un enemigo que le viene de perillas al clan que gobierna Cataluña a fin de tapar el fiasco de su gestión económica. Aunque ese enemigo –el Estado central– haya tenido que socorrer a Cataluña con 5.000 millones de euros, y aunque CiU haya mentido como un bellaco ocultando que tuvo un superávit fiscal de 4.000 millones de euros.

Alega Mas que con la secesión Cataluña “vivirá mejor”. ¿Mejor? No piensa lo mismo el 85% de los empresarios catalanes, que algo sabe de bisnes: no quieren la autodeterminación ni en pintura. Salvo que Mas no se refiera a los ciudadanos catalanes sino a la casta gobernante, que esa sí que se ha dado la gran vida. No hay más que ver cómo se enriqueció la familia de Pujol a la sombra del nacionalismo, como reveló LA GACETA. Mientras que la tasa de paro de la población catalana llega al 22,5%.

Brillante conversión del PSOE en ectoplasma nacionalista
Javier Orrico Periodista Digital 30 Octubre 2012

Ha sido una tarea de titanes. Desde aquellos primeros años en que el socialismo pedía la autodeterminación para Navarra y Vasconia, hasta la cima del Innombrable, fantoche colocado en la cúspide por un Maragall al que el destino ha condenado a no enterarse de la próxima culminación de su obra. A fuer de nacionalista, el PSOE ha acabado engullido por las alimañas que alimentó. Le abrieron las puertas a la ETA, pactando con ella y legalizándola. Hace una semana, dos de cada tres vascos votaron independencia. Gobernaron con los nacionalistas gallegos: un 25% de los gallegos ya vota separatista, mientras el PSdG, esa cousa, se hunde.

En Cataluña, traicionaron a su electorado obrero y castellanohablante y apoyaron con denuedo la ingente operación de asimilación cultural y lingüística que el nacionalismo catalán se trazó hace treinta años. Las bases de la futura independencia hubieran sido imposibles sin ellos, sin un tripartito que ‘agudizó las contradicciones’, que diría un rojo, si quedaran. Y sin la LOGSE-LOE, socialista, que puso la enseñanza al servicio de las ‘construcciones nacionales’. La mediocridad que promovieron, a la que llaman equidad, ha acabado con ellos. Serán federalmente arrasados. Ya no nos queda para sostener España más que el PP y sus aguerridos centristas del segundo pensamiento alicia. Y rezar. Generaciones jóvenes perfectamente adoctrinadas en el odio se disponen a recoger los frutos de esa mezcla deslumbrante de estupidez y cobardía que ha sido España, a diestra y a siniestra. Lo decía el 'Tonto Zupremo': el PSOE es lo que más se parece a España. Ya es cierto.

Los enemigos de Cataluña
SALVADOR SOSTRES El Mundo 30 Octubre 2012

El problema de Cataluña es que queriendo proclamarse nación no ha pasado nunca de ser una tribu, la secta de los que están de acuerdo conmigo. Me llamo Salvador Sostres, tengo 37 años, soy padre y marido, mi país es Cataluña y estoy vetado en todos los medios de comunicación catalanes, públicos y privados, que no es lo mismo pero es igual si tomamos en consideración que de un modo u otro a todos los mantiene la Generalitat.

El primer interés de un país serio es, o tendría que ser, el patrimonial, porque son los genios los que hacen que avance la Humanidad y no los felpudos que siempre hallan el modo de coincidir con lo que los que mandan, piensan y dicen. La base de un país solvente es la calidad de sus genios y lo que es capaz de aportar al mundo a través de sus élites. Sólo en las tribus más oscuras la opinión concreta importa más que el talento y la inteligencia.

Muchos catalanes creen, en efecto, que los periódicos catalanistas, subvencionados y que, por lo tanto, no son libres, son mejores que EL MUNDO porque «va en contra de Cataluña y tú, ahora, Salvador, estás trabajando para los enemigos de Cataluña». Si como nación no hemos conseguido nunca nada y nos hemos quedado en este descorazonador estado de provincia/tribu es porque hemos creído siempre que es mejor un pésimo periódico que nos complazca a uno bueno que no nos da la razón en todo.

Si no nos queda más remedio que celebrar derrotas es porque hemos preferido un mamarracho amanerado como Sergi Belbel, tal vez el director de teatro más cursi de todos los tiempos, al talento incisivo y letal de Albert Boadella, al que se considera un traidor y se usa su nombre como un insulto. Cuando escribo que los catalanes tenemos exactamente lo que nos merecemos me refiero a que Arcadi Espada es considerado uno de los principales enemigos del país, cuando es quien ha escrito la crónica más exacta, hermosa y apasionada sobre Cataluña (Contra Cataluña); y en cambio un tal Manel Cuyàs -perdón por hablar de desconocidos- goza de un prestigio en perfecto estado de revista por haber escrito unas infames memorias del presidente Pujol, tan infames como todo lo que Pujol no ha explicado y es fundamental para entender lo que ha pasado en Cataluña desde la democracia.

El nosotros y los nuestros han sido el paradigma con que Cataluña ha sido saqueada económica y moralmente por los que decían amarla y ser sus soldados, frente a unos supuestos enemigos que, en cualquier caso, no aspiraban a tanto.

Mientras los catalanistas han vivido de escandalizarse con Federico o con Intereconomía, los medios de comunicación catalanistas, subvencionados y por lo tanto comprados, han podido culminar su ataque, brutal y terrible, reduciendo a buena parte de la sociedad catalana a sus límites mentales. Mientras los catalanistas se indignan con lo que «nos roba España», los políticos y medios de comunicación que supuestamente nos defendían nos han limpiado la casa de bienes y de esperanza.

La mediocridad sólo trae frustración y la corrupción sólo la calamidad. Cuando todo haya fracasado, La Vanguardia publicará la dimisión de Mas en exclusiva. En el editorial tendrán el morro de llamarle irresponsable por haber iniciado este proceso, que ellos apoyaron mientras estaban a sueldo, y evidentemente ya habrán empezado a cobrar de los siguientes que van a mantenerles.

Facha: el gran prejuicio español
Víctor Francisco Bermúdez www.vozbcn.com 30 Octubre 2012

Voy a describir en este artículo uno de los mayores problemas que arrastra, en mi opinión, la sociedad española y a la vez de los menos racionalizados. Se trata de lo que llamaré el prejuicio de facha, un prejuicio político de enorme fuerza social cuyo éxito se ha desbordado más allá de la política, contaminando además espacios como la identidad, la lengua o la cultura. En España, dicho prejuicio limita desde hace años la libertad de muchos ciudadanos.

Para que el lector sepa desde qué punto de vista básico se escribe este artículo: soy barcelonés, pero considero que ni toda España ni Cataluña son naciones en sentido nacionalista, es decir, cultural, lingüístico o identitario. Creo que la característica principal de ambas es su diversidad. Me siento más identificado con la idea de humanidad que con la de pueblo y tengo amistades de diversos orígenes culturales.

Y sin embargo, en España, no así en Holanda donde vivo, corro peligro constante de que me llamen facha. Ya me han insultado así en el pasado. Y he visto como también se criminalizaba y se intentaba humillar a otros ciudadanos con tal etiqueta. Es más, reconozco que yo mismo, sin quererlo, pues era un prejuicio social que había incorporado, llegué a compartirlo en parte, reforzando en algún momento de mi vida su poder.

Me ha sido necesario racionalizarlo y comprenderlo para desactivarlo, pasando de sufrirlo como prejuicio a analizarlo como tal.

Causas del prejuicio. Su origen cronológico está en el franquismo, en su rechazo, pero lo interesante es que ha sido después del franquismo cuando más fuerza socio-política ha tomado. Pienso que esto se explica porque nuestra sociedad siempre ha tenido déficits democráticos al haber prevalecido una excesiva desconfianza social. De ella se ha nutrido el desprecio por el que piensa distinto o es diferente. En todas las direcciones, desde todas las ideologías. El prejuicio facha es el reverso del prejuicio rojo (o rojo y separatista), el anterior, utilizado durante el franquismo. Pero la misma falta de ética democrática fundamentan uno y otro.

El moderno de facha parte de un referente anti franquista pero pervive y logra su apogeo como arma política, identitaria, lingüística y cultural por la voluntad de explotarlo, ya en democracia, buscando la criminalización, humillación y silencio de los diferentes. Una forma de evitar debates, de descalificar automáticamente a quien no piensa o no es de determinada manera. No es casualidad que este sea el mismo sentido que tuvo el prejuicio rojo como concepto social denigrante y persecutorio. Idénticas lógicas mentales lo explican.

Voy a exponer ahora dos ejemplos públicos, de entre muchos posibles, y también dos personales para mostrar el poder de dicho prejuicio. Ejemplos públicos. Indignación ante “españolizar” y silencio ante “catalanizar”. Fue quizás la noticia más comentada y polémica del mes de octubre. El ministro de Educación, Cultura y Deporte, el señor Wert, utilizó el verbo “españolizar” en la siguiente frase: “Españolizar a los alumnos catalanes y que se sientan tan orgullosos de ser catalanes como españoles y que tengan una vivencia equilibrada de esas dos identidades que les enriquecen”.

Las críticas a estas palabras han sido muchas y muy duras. Aquí expongo sólo algunas de las reacciones. El PSOE reaccionó registrando en el Congreso una proposición no de ley para reprobar a Wert y tildando sus palabras de “desafortunadas, inconstitucionales y provocadoras”. La Vanguardia asimiló las palabras de Wert con el levantamiento franquista, utilizando una viñeta satírica de 1937. El portavoz de la Generalidad, Francesc Homs, reaccionó diciendo lo siguiente: “Lo que dijo [Wert] es exactamente lo mismo que se decía en época del franquismo”.

Y, sin embargo, la consejera de Enseñanza de la Generalidad dijo lo mismo, incluso peor, pero desde otra bandera, hace un año. La consejera Rigau expuso exactamente lo siguiente: “Solo mediante la escolarización podremos realmente catalanizar, hacer miembros de pleno derecho, tener sentido de pertenencia a nuestro país, a los hijos de los que han venido de fuera… La escuela pública funde diferentes grupos étnicos en un solo pueblo; cuando lo podamos mirar con cierta distancia, quedaremos admirados y orgullosos del trabajo hecho. [El ejemplo más evidente es] cómo catalanizamos el sistema educativo”.

Si ustedes comparan lo dicho por Wert con lo dicho por Rigau verán que lo dicho por el ministro tiene incluso mayor aporte pluralista, democrático, que lo defendido por la consejera. Wert justifica su “españolizar” haciendo referencia a que quiere que los alumnos catalanes “se sientan tan orgullosos de ser catalanes como españoles y que tengan una vivencia equilibrada de esas dos identidades que les enriquecen”. Rigau, sin embargo, sólo habla de una de las dos identidades, sin mencionar la otra, porque la rechaza totalmente. Pero Rigau pasó y pasa desapercibida, mientras que Wert se colocó en el ojo del huracán. Una inquietante doble vara de medir social lo explica.

La pregunta es: ¿qué explica tal doble vara de medir? Sólo se puede entender tamaño doble rasero si se contempla lo sucedido teniendo en cuenta la existencia de un prejuicio muy poderoso. El prejuicio de facha, que como tal altera la capacidad de analizar la realidad desde la objetividad y limita la comprensión de ésta a la mera superficialidad, al análisis de las etiquetas, no del fondo de las cosas. El gran prejuicio español predispone al subconsciente a rechazar todo aquello que lleve el sello de español y al mismo tiempo incapacita para ver los defectos de aquello que se presenta en un envoltorio distinto, pero que en realidad puede ser igual o peor.

El ejemplo más brutal; la “fuerza moral” de ETA para sus partidarios. Es duro hablar de la “fuerza moral” de ETA. Que nadie me malinterprete, ETA es equivalente a fanatismo genocida, es totalmente inmoral y es totalitaria. Espero que quede claro, ETA es, para mí, fundamentalismo criminal extremo y no tiene ninguna fuerza moral. Cuando hablo de la “fuerza moral” de ETA no lo hago desde mi punto de vista sino desde el punto de vista de las decenas de miles de personas que tristemente sí han apoyado a ETA permitiendo su existencia, dándole su fuerza, porque han entendido que su existencia, su barbarie, tenían una “fuerza moral”. ETA no hubiera aguantado hasta hoy, tras más de 30 años de democracia, de no haber gozado del apoyo moral de una parte de la población vasca.

Hay una imagen que he visto repetidas veces durante mi vida y que todavía me fascina. ETA ha asesinado a alguien, la misma tarde, el día después o durante la semana siguiente, sus partidarios se manifiestan. Portan una pancarta donde en letras grandes pone: “‘DEMOKRAZIA’. Ellos, que apoyan a un grupo terrorista que acaba de matar, piden democracia. ¿Por qué? Sólo puede ser por un motivo: se ven como demócratas, como los únicos demócratas. ¿Y cómo ven a sus víctimas entonces? Los ven como los no demócratas, como fascistas. De hecho, les llaman así, “fascistas” y creen que ETA está realmente luchando contra el fascismo cuando mata a inocentes. Su mente está totalmente inmersa en el prejuicio aquí tratado, es presa de él. El prejuicio de facha, llevado a su caso práctico más extremo.

De esto pueden hablar largo y tendido los vascos no aberzales. La criminalización como supuestos fascistas que han sufrido ellos que no mataban, ni extorsionaban, ni agredían y que encima lo sufrían es digna de algo más que un artículo. Quizás, incluso, de estudios psiquiátricos.

La fuerza de ETA y del mundo aberzale en el País Vasco es imposible de entender sin esa capacidad de asustar, de humillar, de cohibir que tiene tal apelativo “fachas” gritado durante años a los vascos no nacionalistas. Gritado por los más fascistas de todos. El éxito de tal mundo del odio, por ejemplo entre una parte de la juventud vasca, no se puede entender sin imaginar lo desagradable que es arriesgarse a que te llamen facha, siendo tal insulto el peor considerado, y lo cómodo que es llamárselo a los demás mientras al mismo tiempo tu mismo das rienda suelta a tu intolerancia. Y lo haces impunemente, sin temor a tal etiqueta social, la peor considerada, sólo concebida como tal contra los no aberzales.

Una anécdota personal. Un aberzale que conocí, cercano a los radicales del club de fútbol Osasuna (los Indar Gorri), me expuso hace algunos años su indignación con los radicales del Athletic de Bilbao porque estos les habían llamado fascistas al considerarse a sí mismos todavía más aberzales que los navarros. Incluso entre aberzales se han llegado a insultar así.

Ahora voy a exponer dos ejemplos personales. “És fatxa, no veus que parla en castellà!“. Trabajé como monitor de natación hace siete años en unas piscinas públicas de Barcelona. En uno de mis grupos tenía algunas alumnas que hablaban en castellano y otras que lo hacían en catalán, más o menos, mitad de cada. Viendo eso, decidí adaptarme a ellas y hablarles también en ambos idiomas. Cuál no fue mi sorpresa cuando a los pocos días, debía ser la tercera hora de clase, una de las alumnas, una niña de 11 años hizo sobre mí, el siguiente comentario en voz alta a otras dos alumnas: “És fatxa, no veus que parla en castellà!“, las oyentes secundaron tal comentario.

Yo me defendí, pero a veces creo que no lo suficiente, me limité a decirles que era una falta de respeto y que la gente podía hablar como quisiera. Significativo fue que las alumnas castellanohablantes no dijeran nada. Al final de la clase, una de las dos alumnas que había secundado el comentario se acercó a mí, una vez estuve sólo guardando el material, y me dijo: “A mi em pots parlar com vulguis“. Le agradecí la rectificación.

Esta anécdota personal me ayudó más tarde a entender la fuerza del prejuicio aquí tratado y como éste extiende su terrible influencia no sólo a la política sino incluso a la consideración de alguien por el mero uso de una lengua. Y no menos llamativo es ver que no sólo los adultos lo comparten sino incluso niñas de 11 años.

“Los de Ciutadans son fachas, son nazis”. Dos datos: cuando Ciudadanos entró en el Parlamento autonómico de Cataluña, yo era militante del partido. El segundo dato: uno de mis mejores amigos es marroquí, y en aquel entonces trabajaba en Barcelona. Pues bien, este me comentó que un compañero de trabajo le explicó que los de Ciudadanos éramos “fachas” y “nazis” y que, por tanto, había que ir con mucho cuidado con nosotros. Me lo dijo riéndose, riéndose a la vez del tipo que se lo había comentado y del propio comentario. Hacía ya años que éramos buenos amigos y obviamente descartó automáticamente como tontería absoluta aquella idea de que yo estuviese apoyando un partido nazi o que fuera lo más mínimamente parecido a algo fascista.

Pero para mí fue una prueba más de la fuerza del prejuicio y de cómo éste se utiliza como una miserable arma ideológica. No se busca con él describir a los que son fascistas como fascistas, lo cual es justo, sino convertir en apestados sociales a los que piensan o son diferentes. Y no fue la última prueba. Podría exponer muchos más ejemplos, algunos personales, otros muchos, públicos. Pero no quiero alargar demasiado el artículo. Además, estoy seguro de que no es necesario. Usted, estimado lector, podría seguramente recordar otras situaciones que demuestren la exagerada fuerza de tal preconcepción.

Conclusión. ¿Qué es el prejuicio de facha? Es un motor ideológico sin el cual no se puede entender la historia reciente de España. Es un prejuicio muy poderoso y como todo prejuicio poderoso es peligroso y en este caso es generador de injusticia social. Generador de injusticia social porque criminaliza a gente inocente. Se ha usado como herramienta política para marginar, avergonzar y criminalizar a los que piensan diferente y a los que son diferentes, en la identidad o incluso en los rasgos culturales. Es y ha sido usado como arma étnica.

Peligroso, muy peligroso. Exagera y asocia los conceptos de fascista así como otros relacionados (rancio, falangista, etc…) con determinados rasgos culturales e ideológicos que no tienen por qué serlo. Al hacerlo centra de forma grotesca y obsesiva la alarma anti fascista en una parte de la realidad, que se prejuzga como sospechosa y deja fuera del análisis a otras realidades, que se dan automáticamente por buenas por pura oposición a las consideradas sospechosas. Así hace pasar por no totalitarias conductas e ideas que lo son, y a veces mucho, pero que esquivan el dañado (por el prejuicio) radar mental para detectar lo fascista, convirtiéndolas incluso en atractivas.

Se da una paradoja interesante, el gran prejuicio español es a la vez el gran enemigo de los españoles como tales. Centrándonos en Cataluña, es imposible entender el crecimiento constante del separatismo o del nacionalismo entre mucha gente joven durante las últimas dos décadas sin tenerlo en cuenta. Claro que, quizás, no sea tal paradoja, pues los prejuicios suelen ser los principales enemigos de quienes los portan en sus mentes. El problema radica en que los portadores no son conscientes de ello.

Los seres humanos nos adaptamos al entorno y nos dejamos llevar por él, por desgracia a menudo sin la suficiente capacidad crítica. Si en el ambiente, en el subconsciente popular, hay un determinado prejuicio, es normal que buena parte de la sociedad se acomode a él. Más aún cuando el poder político-mediático, tiene interés en alimentarlo. Si el prejuicio ambiental es que facha, rancio y demás apelativos son los que no apoyan determinadas ideas, esto genera un efecto de rechazo o al menos de prevención automáticos.

Nadie quiere ser mal considerado por los demás. Cuesta siempre más nadar contra la corriente. Pero a veces nadar contra la corriente es una cuestión de dignidad y de respeto que nos acaba beneficiando a todos. Démosle pues juicio al prejuicio.

Víctor Francisco Bermúdez es profesor de Secundaria en la enseñanza pública holandesa

TODOS CONTRA WERT
Madrid se suma a Euskadi y Cataluña en sus críticas a la reforma educativa
El ministro de Educación da un mes extra a las comunidades para que presenten sus aportaciones
J. GUILLENEA | | SAN SEBASTIÁN El Correo 30 Octubre 2012

El anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) está teniendo más problemas de los esperados, como bien pudo comprobar ayer el ministro de Educación. En una larga reunión que mantuvo con sus homólogos de las comunidades autónomas, José Ignacio Wert no solo tuvo que afrontar las consabidas críticas de los consejeros de otras formaciones políticas que se oponen al texto -Euskadi y Cataluña-, sino que también escuchó las quejas de los responsables educativos de gobiernos dirigidos por su propio partidos, el PP.

El encuentro había sido programado para las cuatro de la tarde con el propósito de debatir el texto de la séptima ley educativa de la democracia. Su larga duración -concluyó poco antes de las nueve de la noche- da idea de una intensidad a la que no fueron ajenos algunos consejeros de gobiernos del PP que reclaman a Wert más intensidad en las reformas. Lo que el ministro quizá no esperaba era que Lucía Figar, la representante de la Comunidad de Madrid, exhibiera argumentos similares a los responsables educativos del País Vasco y Cataluña para rechazar la intención del Gobierno central de establecer una reducción del 10% en la definición del currículo de cada asignatura por parte de los ejecutivos autonómicos. A juicio de todos ellos, el incremento de la capacidad del Estado para establecer los contenidos mínimos y comunes para todas las autonomías invade sus competencias educativas.

No solo fue Madrid. El representante de Murcia, también gobernada por el PP, mostró ante el ministro su malestar por el hecho de que el anteproyecto no recogiera la libertad de los padres para elegir el centro educativo.

Las reticencias de consejeros de PP, unidas a las de las autonomías no gobernadas por los populares, hizo imposible cerrar el encuentro con un documento consensuado, y llevó a José Ignacio Wert a conceder a las comunidades un mes más para que sigan perfilando sus propuestas técnicas al anteproyecto, de manera que el texto llegará al Congreso de los Diputados a finales de enero o principios de febrero, en lugar de a finales de diciembre. Tras la larga reunión, el ministro -que valoró el clima «constructivo, franco y sincero» en el que se había desarrollado la larga reunión-, pasó por alto los recelos de algunas autonomías del PP, aunque dejó entrever lo que había sucedido al destacar que un número «muy alto» de estos representantes -no dijo todos- se mostró «de acuerdo» con las líneas generales de la reforma educativa.

La consejera vasca de Educación, Isabel Celaá, reclamó ayer a su homólogo en el Gobierno central que retire el anteproyecto de Ley por su carácter «segregador, centralista y retrógrado» y redacte un texto nuevo «que parta al menos de un diagnóstico consensuado entre todas las comunidades autónomas». A juicio de Celaá, «vulnera competencias» y «no va se servir para lograr los objetivos que se dicen perseguir».

El proceso soberanista catalán
Bruselas avisa de que una Cataluña independiente quedará fuera de la UE y echa por tierra la estrategia de Mas

El 'president' quiere un Estado propio que sea miembro de pleno derecho de la UE en 2020 pero la CE se lo acaba de poner muy difícil
Bruselas avisa de que una Cataluña independiente quedará fuera de la UE y echa por tierra la estrategia de Mas
REPÚBLICA / PILAR GASSENT | MADRID www.republica.com 30 Octubre 2012

Si hay algo que Artur Mas tiene claro en su proceso soberanista para Cataluña es que ha de vincularlo a Europa. Es la única forma que tiene de revestirlo de cierta legitimidad, habida cuenta del ‘no rotundo’ con el que ha contestado el Gobierno central a su pretensión de dotarse de ‘herramientas de Estado’ y al difícil –por no decir imposible- encaje en la Constitución española del referéndum sobre autodeterminación que ha prometido. Por eso, Mas tiene en mente una pregunta-trampa para la consulta popular: "¿Desea que Cataluña sea un nuevo Estado de la UE?". Y, por eso, en el programa de CiU para las elecciones del 25-N se hacen constantes apelaciones a Europa. En el centenar largo de páginas que lo componen se menciona la necesidad de que Cataluña tenga un Estado propio con un horizonte temporal para que forme parte de pleno derecho en la Unión Europea: el 2020.

En ningún momento se menciona la palabra ‘independencia’, de la misma manera que en la pregunta que el ‘president’ quiere plantear en el referéndum tampoco se pide la opinión de los catalanes sobre si desean que su comunidad sea un país independiente o sobre si quieren que Cataluña se separe de España y constituya un Estado propio. Esa es la estrategia electoral que Artur Mas ha diseñado para el 25-N y sobre la que la Comisión Europea acaba de echar un jarro de agua fría. Y lo ha hecho aclarando que una hipotética declaración unilateral del ‘Parlament’ sobre la independencia de sin el acuerdo de las Cortes españolas que representan la soberanía de todos los españoles expulsaría automáticamente a Cataluña de la UE. Mas, sin embargo, no se da por vencido. Apela, a través de su portavoz, a declaraciones de otros comisarios más equívocas y abiertas a interpretación. A río revuelto, ganancia de pescadores.

La comisaria europea de Justicia y Derechos Fundamentales, Viviane Reding, ha escrito al Gobierno español que coincide “plenamente” con sus tesis sobre una hipotética secesión unilateral de Catalunya, lo que implicaría una exclusión inmediata de la Unión Europea y obligaría al nuevo Estado a empezar un proceso de adhesión, en el que España tendría derecho de veto. La vicepresidenta comunitaria envió una carta oficial al Gobierno español el pasado 4 de octubre, como respuesta a otra que le había remitido previamente el secretario de Estado para asuntos comunitarios, Íñigo Méndez de Vigo, después de que la comisaria asegurara en unas declaraciones al Diario de Sevilla que en ningún lugar estaba escrito que Cataluña tuviera que quedar excluida de la UE en caso de que se independizara.

En su misiva, Méndez de Vigo afirma que, según los Tratados de la Unión Europea, queda claro que una Cataluña independiente debería iniciar de nuevo los procesos de adhesión: “A efectos puramente dialécticos, si la Constitución española fuera efectivamente modificada para permitir la celebración de un tal referéndum y si a resultas de la misma surgiera un Estado independiente, éste no formaría en ningún caso parte de la UE. Así resulta del artículo 52 del Tratado de la UE, en el que se enumeran los Estados miembros a los que se aplican los Tratados, entre ellos el Reino de España. Por ello, ese hipotético nuevo Estado debería, a tenor de lo que establece el artículo 49 del Tratado de la UE, solicitar la adhesión y obtener una decisión favorable del Consejo, por unanimidad, debiendo ser el Acta de Adhesión ratificada por los Parlamentos de todos los Estados miembros”.

La carta ha sido la protagonista indiscutible de la reunión del ‘Consell Executiu’ que se ha celebrado este martes en Barcelona, convirtiéndose en un nuevo pretexto para que el Gobierno de Artur Mas demuestre que no está dispuesto a apearse del proceso sobreranista en el que se ha embarcado. Como la postura de Reding no deja esta vez lugar a equívocos, la Generalitat se aferra ahora a las declaraciones de otro comisario, el socialista Joaquín Almunia, y a una información no confirmada en la que se apunta a que la misiva de Reding debe interpretarse desde el ámbito “privado” y por tanto no refleja la posición oficial de Bruselas

El portavoz del ‘Govern’, Francesc Homs, niega que la misiva de la comisaria refleje la posición oficial de Bruselas porque “contrasta con la información que teníamos hasta ahora y que decía todo lo contrario”. Además, el portavoz ha querido poner por encima la declaración Almunia, “socialista para más señas”, quien en Barcelona señaló que no está tan claro que una Catalunya independiente se quedase fuera de la UE. Almunia dijo hace una semana que “no es honesto” afirmar de forma “taxativa”, como han hecho varios miembros del Gobierno -Mariano Rajoy o Alberto Ruiz-Gallardón- que una Catalunya independiente quedaría fuera de la UE. El vicepresidente de la Comisión Europea advirió de que esta cuestión “no es de blanco o negro”, sino que tiene muchos matices. Y apuntó que “ciudadanos europeos somos todos, y una vez eres ciudadano europeo tienes derechos como ciudadano”.

Esta disparidad de criterios entre los comisarios ha servido a Homs para constatar que “da la sensación de que hay diversas opiniones y que no hay una fija” y para subrayar que en cualquier caso, “por parte de Catalunya no hay nada planteado de cara a las instituciones europeas, como no lo hay ante la administración general del Estado”. Por tanto, para el Govern “parecería extraño que el Gobierno quisiera anticipar una respuesta”, pero lo cierto es que “la posición oficial de la CE sobre la independencia de Catalunya no la conocemos a día de hoy”. Ante esta ausencia de planteamientos oficiales, el Govern considera “sorprendente” que el Gobierno central haya pedido un posicionamiento oficial a la UE sobre la independencia.

Lo verdaderamente sorprendente es que el propio Artur Mas reconocía hace unos quince días en declaraciones a TV3 que, si Cataluña se separa de España de forma ilegal, automáticamente dejará de pertenecer a la Unión Europea: “Si usted coge la letra estricta de los tratados quedaríamos fuera”. Inmediatamente, en tono irónico añadió que a lo mejor en lugar de quedar fuera Cataluña queda fuera de la UE el resto de España. “La Unión Europea se ha de preparar para estos casos” de hipotéticas secesiones, afirmó y defendió el modelo de la Unión Europea. Según sus palabras, estaría dispuesto a “ceder mucha soberanía por ser los Estados Unidos de Europa”, ya que, en su opinión, “nos convendría ir hacia una Europa federal”. Y advirtió a los sectores más radicales: “No tendremos una independencia clásica, (…) porque desapareceríamos del euro y esto no nos conviene”.

En esa misma línea, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha admitido este martes que Cataluña no tiene garantizada su entrada en la UE si se convierte en Estado propio, porque cualquier miembro de la Unión, no sólo España, puede vetar su entrada. ”El veto existe en la UE, no puedo negarlo”, “no puedo engañar a la gente”, ha reconocido en declaraciones en los pasillo del Congreso.

La CE matiza que la carta de Reding no es su “dictamen jurídico”
Entretanto, Bruselas sigue recreándose en la ceremonia de la confusión. De hecho, la CE ha matizado que sólo dará su “dictamen jurídico” sobre la independencia de Catalunya y su impacto sobre su posible salida de la UE si el Gobierno español se lo pide oficialmente presentando un escenario de cómo sería la separación. “El papel de la Comisión no es expresar una posición sobre cuestiones de carácter constitucional de la organización interna de los Estados miembros”, ha justificado el portavoz del Ejecutivo comunitario, Olivier Bailly. “Corresponde a las partes organizar las nuevas modalidades de funcionamiento. Por ello en este momento no entramos en estas cuestiones, corresponde a las autoridades nacionales decidir sobre cualquier proceso. Cuando nos presenten un escenario jurídico podremos pronunciarnos”, ha detallado. Y ha evitado pronunciarse sobre el caso de que no haya acuerdo entre el Gobierno español y el catalán.

El caso es que la carta de Viviane Reding ha sido presentada como la “posición oficial” del Ejecutivo comunitario por la portavoz de la comisaria. Esta “posición oficial” se basa en una respuesta parlamentaria de 2004 del anterior presidente de la Comisión, Romano Prodi, que sostiene que “cuando una parte del territorio de un Estado miembro deja de ser parte de ese Estado, por ejemplo porque el territorio se convierte en un Estado independiente, los Tratados ya no se le aplican”. “Una región independizada se convertiría, por el hecho de su independencia, en un país tercero respecto a la Unión y los Tratados, desde el día de su independencia, ya no se aplicarían a su territorio”, según el análisis del Ejecutivo comunitario. El nuevo país podría pedir la adhesión pero para ello necesita el acuerdo unánime de todos los Estados miembros.

En una respuesta más reciente de agosto de este año, el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, asegura que si Cataluña se declara independiente, la ciudadanía de la UE ya no se aplicaría a sus habitantes. “La ciudadanía de la UE se suma y no sustituye a la ciudadanía nacional (esto es, la ciudadanía de un Estado miembro de la UE”, explica Barroso. “En el caso hipotético de una secesión de parte de un Estado miembro, la solución deberá encontrarse y negociarse en el marco del derecho internacional”, añade.

Y es que aunque la Comisión Europea insiste en no tomar una posición clara en público -“son asuntos internos”, afirman sus portavoces- en privado sí que hay ya un documento en el que el principal representante de la CE en este asunto -la vicepresidenta y comisaria de Justicia, Viviane Reding- asume las posiciones del Ejecutivo español y sostiene que Catalunya en ningún caso podría independizarse de manera unilateral y seguir en la UE. En su carta a Méndez de Vigo, la comisaria lo deja muy claro: “Quiero que no quede ninguna duda sobre mi posición, que es igual a la posición expresada por el presidente Barroso en nombre del Colegio, y que coincido plenamente en el análisis del marco constitucional europeo que desarrollas en tu carta”.

CiU, denominador común de la corrupción en Cataluña
Todos los grandes escándalos económicos de la comunidad están conectados con el partido de Artur Mas
 www.lavozlibre.com 30 Octubre 2012

Madrid.- CiU parece ser el denominador común de la corrupción den Cataluña. Desde hace tiempo, los grandes escándalos económicos ocurridos en la comunidad catalana apuntan de una manera u otra al partido que lidera Artur Mas. Desde el caso del Palau de la Música al 'Pretoria', todos señalan a miembros destacados del partido, tanto de la época de Jordi Pujol como de la actual. De hecho, entre todos ellos, incluso, se ha tejido una telaraña que los interconecta.

'El Diario.es' recoge esas conexiones y demuestra que CiU está en medio de todos los casos de corrupción catalanes de los últimos años. A continuación, por su importancia, recogemos el artículo al completo de 'El Diario.es':

"Desde hace más de 40 años, sociólogos, matemáticos y psicólogos intentan probar la certeza de la teoría de los seis grados de separación. Existe la convicción de parte de la comunidad científica que dos extraños en los puntos más distantes del planeta pueden entrar en contacto a través de sus distintas redes de conocidos en sólo seis pasos, pero nadie ha conseguido probarlo.

En Cataluña, sin embargo, tanto los casos de corrupción como algunos de los escándalos económicos que han conmocionado a la sociedad parecen probar que el mundo de la política y el empresarial están conectados por mucho menos que los seis pasos de la teoría. Existen numerosos nexos entre los implicados en tramas de corrupción como los casos Millet y Pretoria, en investigaciones judiciales de crisis financieras y económicas como la de Eurobank, y con procesos traumáticos en el mundo empresarial como la intervención de la Agrupació Mutua. Y todos ellos apuntan a Convergència Democràtica de Catalunya, el partido del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y socio mayoritario de la federación nacionalista Convergència i Unió (CiU). Como en Cataluña, la corrupción es un asunto transversal, el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) no se libra de su presencia en algunos escándalos, pero no está en todos como CiU.

Los principales imputados en dos grandes escándalos catalanes, el expolio del Palau de la Música Catalana a manos del ex presidente de la entidad, Félix Millet, y su mano derecha, el ex director general, y el caso Pretoria de corrupción urbanística, por el que pasaron por la cárcel los antiguos hombres fuertes de la Generalitat de la época de Jordi Pujol, Lluís Prenafeta y Macià Alavedra, así como el intermediario socialista Luis García Sáez, Luigi, y el ex alcalde del PSC de Santa Coloma, Bartomeu Muñoz, tienen estrechos vínculos entre sí. Todos ellos fueron encarcelados por el primer instructor de la causa, el juez Baltasar Garzón, titular por entonces del juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, aunque posteriormente los dejó en libertad bajo fianza. Las cantidades de la fianza fueron rebajadas posteriormente por la sala de la Audiencia Nacional, pero siguen en libertad condicional. El nuevo instructor de la causa, es el sustituto de Garzón en el Juzgado Central de instrucción número 5, Pablo Ruz.

En el denominado caso Millet, a raíz de la reactivación de la investigación sobre los vínculos del expolio del Palau y Convegència impulsada por el nuevo juez del caso, Josep Maria Pijoan, la Brigada de Blanqueo de la Unidad Central de Delitos Económicos de la policía entregó recientemente un informe al juzgado en el que confirmaba la relación entre la desaparición de 12 millones de euros de la tesorería del Palau y CDC. Buena parte de ese dinero correspondería, según los responsables de la investigación, a una comisión a cambio de la concesión de una obra pública abonada por la constructora Ferrovial a CDC durante el último Gobierno autonómico de Jordi Pujol, cuando el consejero del ramo era el entonces secretario de organización del partido y hoy diputado autonómico de CiU, Felip Puig.

El tesorero del partido era entonces el ex dirigente de CDC Daniel Osàcar, pero el verdadero responsable de la financiación del partido era en realidad Germà Gordó. Este último es un hombre de Lluís Prenafeta, según acreditan las grabaciones de las escuchas telefónicas del caso Pretoria. En la transcripción de una conversación telefónica intervenida entre Lluís Prenafeta y el hoy president Artur Mas, el primero le pide al segundo, ante la inminente victoria electoral de CiU en las autonómicas catalanas, que promocione a Gordó. Fuera o no por el consejo de Prenafeta, Mas nombró a Gordó secretario general del Govern cuando se convirtió en presidente de la Generalitat.

Pero hay más. Los principales imputados en los casos Millet y Pretoria, aparecen implicados en otros sumarios judiciales de menor impacto social pero de proporciones similares, como la descapitalización de Eurobank, cuya investigación, para colmo de cúmulo de conexiones, corresponde al juez Ruz, que ha decidido darle también un nuevo impulso. Es el caso tanto de Alavedra como de Millet. El ex consejero de Economía de Pujol y el ex presidente del Palau de la Música comparten la condición de accionistas y administradores de la sociedad Line Invest XXI, participada por el principal imputado del caso Eurobank, el que fuera presidente de la entidad, antes de la intervención por el Banco de España, Eduardo Pascual.

La acusación particular en el caso Eurobank asegura que Pascual desvió activos del banco a Line Invest. Una práctica de la que se habrían beneficiado Alavedra y Millet. A cambio, siempre según la misma versión, Alavedra habría presionado al Banco de España, cuando CiU aún gobernaba en Cataluña, para evitar la intervención de Eurobank. No es la única sociedad del entramado de Pascual que figura en la lista de empresas que en su día pidió la acusación que fueran investigadas y que hace un mes Ruz accedió a examinar. Entre ellas figuran las aseguradoras Prevenrisk y Vitalia, y la inmobiliaria Real State Acquisitions in Spain, en cuyos consejos figuran más personas con vínculos con el poder. Más conexiones: el presidente de Line Invest es Rafael Español, hasta el pasado mes de julio presidente de La Seda de Barcelona. Line Invest tiene la misma estructura societaria y administrativa que Promo Group Deu, una de las empresas que Garzón ha señalado como instrumento de Alavedra para cobrar comisiones en las operaciones de corrupción en las que participaba supuestamente con Prenafeta y con Luigi.

En Pretoria, Alavedra no sólo está acusado de tráfico de influencias y corrupción urbanística, sino de blanqueo de capitales. Garzón imputó en la causa a la esposa pintora del ex consejero, Doris Malfeito, porque aparece como cotitular de varias cuentas del matrimonio en Andorra, y a Philip McMahan Bolich, un ciudadano estadounidense que durante años se encargó supuestamente de llevar los maletines con el dinero que conseguía Alavedra incluso cuando formaba parte del Gobierno de la Generalitat. Bolich gestionó para Alavedra, al menos 3,5 millones de euros. También imputó a la que parecía ser la amante de Alavedra, Gloria Torres, que posee una cuenta en Andorra con más de un millón de euros que le habría ingresado directamente el ex consejero desde sus depósitos en el principado.

La investigación de la red exterior de cuentas de Alavedra podría establecer una nueva conexión, en esta ocasión con un viejo escándalo: las relaciones del político nacionalista con el empresario John Rosillo, fallecido en Panamá en 2007 cuando huía de la Justicia española, que le había condenado por delito fiscal y por homicidio imprudente.
Pero el de Alavedra no es el único nombre que aparece relacionado con polémicas. El caso de Millet es similar. Además de su propio escándalo en el Palau y de su relación con Eurobank, Millet no es ajeno a la intervención de la Agrupació Mutua por la dirección general de Seguros a primeros de diciembre. Millet fue presidente de la Agrupació Mutua y de su principal filial Amci Hábitat. En realidad, el impacto negativo de las inversiones de Amci sobre las cuentas de la mutua fue lo que provocó la intervención.

En Barcelona, la Fiscalía también presentó una querella contra Pascual y sus socios por la estafa, apropiación indebida y delito societario en la quiebra punible de diversas mutuas como Fortia Vida, Norton Life y Personal Life, que fueron intervenidas por la Generalitat tras arruinarse. En este caso, Pascual también nombró a personas con vinculaciones destacables con el poder para intentar frenar la acción de la Justicia".

En San Sebastián
Una boda termina en pelea por una canción en euskera
GACETA.ES  30 Octubre 2012

Los invitados de la novia -vascos- y los del novio -de Valladolid- montaron una gran trifulca que solo resolvió la Ertzaintza.

La boda transcurría con normalidad hasta que, finalizada la cena, llegó el turno del baile. Los casi 100 invitados al enlace disfrutaban de la noche en el salón Britania del hotel Londres de San Sebastián el pasado sábado.

En el transcurso del baile, uno de los invitados por parte de la novia, natural de San Sebastián, solicitó al dj una canción del vasco Benito Lertxundi. En ese momento, el novio -vallisoletano- se acercó y pidió que quitaran la canción. La respuesta no tardó en llegar porque otro de los amigos de la novia ordenó que se volviera a poner. La tensión fue creciendo y de los insultos y reproches se pasó a los puñetazos. En cuestión de segundos los amigos del nuevo matrimonio se enzarzaron en una pelea multitudinaria.

Ante la escena, la novia trató de calmar a los presentes, que lejos de hacerle caso siguieron a mamporrazos. Más tarde, la llegada de la Ertzaintza al hotel puso fin a la pelea aunque a un precio elevado: dos agentes y tres invitados tuvieron que ser atendidos por lesiones. Además dos personas fueron detenidas por delitos de atentado contra agentes de la autoridad y otros invitados fueron acusados por falta de respeto a los policías, según publica Diario Vasco.

Galicia La Policía Nacional detiene en Ferrol a dos activistas de Resistencia Galega
Interior considera que los arrestados podrían estar vinculados al aparato de financiación del grupo terrorista
Redacción/La Voz

Dos presuntos activistas del grupo terrorista Resistencia Galega fueron detenidos anoche por agentes especializados del Cuerpo Nacional de Policía. Los detenidos son Julio César Sayans Suárez, alias Xulio, de 33 años y natural de Santiago, y Silvia María Casal Sabín, de 33 y nacida en Ferrol.

La operación fue desarrollada por agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía, en colaboración con la Brigada de Información de Ferrol, dependiente de la Jefatura Superior de Galicia. Las detenciones se practicaron sobre las once de la noche en Ferrol, y el Ministerio del Interior informó de que los detenidos estarían vinculados al aparato de financiación del grupo terrorista.

La policia ha registrado el domicilio de los detenidos y se ha incautado de diverso material informático, agendas y numerosa documentacion, según informe el Ministerio del Interior.

Estos arrestos, y los cinco practicados el 16 de septiembre, son un duro golpe para la estructura de Resistencia Galega, según Interior, que explica que las dos detenciones de ayer son consecuencia de la operación de la Comisaría General, en colaboración con la Jefatura Superior de Galicia, realizada el 30 de noviembre del 2011, en la que fueron detenidos seis miembros de Resistencia Galega e incautados cuatro artefactos de gran potencia preparados para explotar. Según fuentes de la investigación, las bombas iban a ser colocadas en A Coruña durante los actos del día de la Constitución.

Sayans tendría uno de los papeles de dirección en el aparato de financiación de Resistencia Galega, y realizaba las recaudaciones comarcales de aprovisionamiento de dinero para derivarlo a los responsables de la organización en la clandestinidad.

BOICOT: Listado de empresas

Producto Cataluña o País Vasco (Origen o sede) Alternativas de otras regiones españolas (Origen o sede)
Productos para limpieza e higiene personal
Afeitado Aqua velva, Atkinson, Floïd, Gillette, Kerzo, Williams  
After sun Isdin  
Antiarrugas Ureadin Eucerin, Healthy Skin (Neutrogena), Vichy
Balsamo Medicis  
Cepillo de dientes Bexident Colgate
Cera Veet  
Champoo Deliplus, Genesse, Geniol, H&S, Herbal Essences, Llongueras, Pantene Pro-V, Revlon, Schwarzkopf, Sunsilk, TRESEmmé, Vidal Sassoon, Vitesse, Wella, Wellaton Atrix, Biotherm, Fructis, Garnier, Genesse, Johnsons, Johnsons Baby, Kerastase, L’oreal, Lacome, Nivea, Schwarzkopf
Colonia Adolfo Dominguez, Agatha Ruiz de la Prada, Agua brava, Agua de Castilla, Antonio Banderas, Antonio miro, Avril Lavigne, Britney Spears, Carolina Herrera, Christina Aguilera, Comme des Garçons, D&G, Don Algodon, Giorgio, Gucci, Hugo Boss, Jean Paul Gaultier, Lacoste, Mango, Massimo Dutti, Mont Blanc, Nina Ricci, Old spice, Paco Rabanne, Prada, Rochas, Shakira, Valentino, Victorio & Lucchino Acqua di Gio, Antidote, Armani Code, Attraction, Caharel, Dielsel, Eau pour Homme, Emporio Armani, Fuel for life, Giorgi Armani, Gotitas de Oro, Hypnôse, Lacome paris, Lauren Style, Miracle, Polo Black, Polo Blue, Polo Sport, Ralph, Ralph Cool, Ralph Lauren, Ralph Lauren Blue, Romance, Safari, Sensi, Trésor
Colonia bebe   Johnsons Baby
Colutorio Bexident, Licor del polo, Listerine, Oral B, Oraldine, Parogencyl Colgate, Plax, Reach
Compresas Arbora, Ausonia, Evax, Tampax Carefree, Indasec, Marcas blancas, Renova, Tena
Cosmeticos Deliplus, Natura Bisse, Olay  
Crema Facial Diadermine, Nutrabalm, Ureadin Eucerin, Vichy
Crema hidratante Ureadin Vichy
Crema manos Ureadin Neutrogena, Nivea, Vichy
Desodorante Axe, Azur de Puig, Byly, Dove, Fa, Gillette Series, Mum, Old Spice, Rexona, Royal Ambree, Sanex Eucerin, Nelia, Nivea, Tulipán negro
Fotoprotector Isdin  
Gel Avena Kinesia, Deliplus, Dove, Gernusdub, Heno de Pravia, La toja, Lactovit, Legrain, Lux, Magno, Natural Honey, Pond’s, Sanex, Timotei Gotitas de Oro, Neutro Balance, Neutrogena, Organics, Palmolive, Roc
Hidratante Deliplus Eucerin
Higiene bucal Crest, Lacer, Oral B, Signal Binaca, Colgate
Higiene pies Byly, Dr. Scholl, Eudermin, Peusek, Sanex Devorolor, Fuss-Frich, Hansaplast, Neutrogena Foot Spray, Odokiller, Salvaped
Higiene íntima Gernusdub Nivea
Laca Fixpray  
Pasta dental Bexident, Close up, Clysident, Crest, Denivit, Dentaid, Desensin, Elmex, Fluocaril, Kukident, Lacer, Licor del polo, Listerine, Oral B, Oraldine, Parodontax, Parogencyl, Signal, Vademecum Binaca, Colgate, Foramen, Kemphor, Palmolive, Polident, Profident, Rembrandt, Sensodyne
Pintalabios Deliplus, Floïd, Max Factor  
Preservativos Durex Control
Protector Solar   Eucerin
Protector labial Blistex, Eudermin, Nutrabalm Liposan, Neutrogena
Talco Ausonia, Calber Johnsons Baby
Tinte Brillance, Country Colors, Fermodyl, Genesse, H&S, Herbal Essences, Llongueras, Nordic Colors, Pantene Pro-V, Revlon, Schwarzkopf, Soft Color, TRESEmmé, Vital Colors, Vitesse, Wella Atrix, Biotherm, Fructis, Garnier, Genesse, Johnsons, L’oreal, Lacome, Schwarzkopf
Toallitas wc Charmin Colhogar, Johnson’s
Bancos y Aseguradoras
Bancos Banco Sabadell, CAM, Caixa catalunya, Caja Canarias, Caja Cataluña, La Caixa,BBK, BBVA, Banco Guipuzcoano, Caja Laboral, KUTXA Banco Popular, Banco Santander, Banco de Valencia, Bankia, Bankinter, ING Direct, Unicaja
Seguros Axa Pensiones, Axa Vida, Catalana Occidente,Axa Aurora Vida Axa, Direct seguros, ING, Linea directa
Bebes
Carricoches Jané Bebecar, Chicco
Champoo Deliplus  
Chupetes Nuk, Nukete Chicco
Colonia bebe Denenes, Lavanda de Puig, Nenuco, Petit Chérie, S3  
Jabon Deliplus, Proderm  
Juguetes   Chicco
Leche bebe Bledina, Blemil, Nestle, Nestle Nativa, Nidina Premium Hero
Mobiliario bebes   Chicco
Nutricion infantil Bledina, NaturNes, Nestle, Nestle Nan Hero
Papillas Blevit, Maizena, Milupa Hero, Nutribén, Nutricia
Pañales Ausonia, Dodots Carrefour, Huggies, Moltex
Potitos Bledina, Nestle Hero, Nutribén
Sillas de seguridad Jané Bebecar, Chicco
Toallitas Dodots, Nenuco Colhogar, Johnson&Johnson, Renova
Supermercados
Supermercado Alcosto, Aldi, Caprabo, Condis, Lild,Cash Record, Eroski, Eroski Center, Eroski City, Eroski Merca, Supermercados Familia AhorraMas, Alcampo, Carrefour, Carrefour planet, Coviran, Dia, El Arbol, El corte ingles, Hipercor, Hiperdino, Makro, Mercadona, Opencor, Plus, Spar, Supersol
Alimentación
Aceite Koipe La masía, Ybarra
Agua Acquapanna, Aquarel, Badoit, Evian, Font D’or, Font Vella, Font del Regas, Fontvella, Lanjarón, Malabella, Mondariz, Perrier, S. Pellegrino, Salus, San Narciso, Veri, Viladrau, Vitell, Volvic Bezoya, Bronchales, Fuente Primavera, FuenteLiviana, Solares, Solán de Cabras, Valtorre
Agua con Gas Fonter, Les creus, Vichi catalán Bezoya, Marcas blancas
Agua con gas Perrier Valtorre
Aperitivos Cheetos, Doritos, Fritos, Lays, Matutano, Pringles, Ruffles, Santa Ana, Tuc Geycar, Grefusa, Hero, La Carolina, La Madrileña, Son Sanchez, Vicente Vidal
Arroz Nomen Brillante, La Fallera, La cigala, Sos
Bebida isótonica Isostar Aquarius, Powerade
Bebidas Alcoholicas Anís del mono Chinchón
Café Bonka, Cafitesse, Dolce Gusto, Marcilla, Nescafe, Nestle Gold, Piazza d’Oro, Pilao, Ricoré, Soley Bahia, La Estrella, Las candelas, Orus, Saimaza, Salzillo
Caramelos Chupachups, Golia, Pez, Smint, Solano Dulciora, Halls, Lacasitos, Sugus
Cava Canals y Nubiola, CastellBlanch, Codorniu, Conde de Caralt, Delapierre, Freixenet, Juve i Camps, Raimat, Rondel, Segura Viudas Bonaval, Carlota Suria, Dominio de la Vega, Huerta del rey, Lar de Plata, Palacio de Bornos, Torre Oria, Vía de la plata
Cereales Cheerios, Chocapic, Crunch, Estrellitas, Fibre, Fitness, Golden Grahams, La lechera, Nesquik Hero muesli, Kellogs, Pascual
Cerveza Budweiser, Damm, Estrella de Levante, Estrella del Sur, Keler, Radeberger, Saaz, Skol, Victoria 1906, Alhambra, Cruzcampo, Estrella Galicia, Estrella de Gijón, Heineken, La Zaragozana, Mahou, San Miguel
Chicles Chupachups, Happydent Orbit, Trident
Chocolate After eight, Caja Roja, Choclait chips, Colacao, Crunch, Dolca, Ferrero rocher, Gnutella, Kinder, Kitkat, Lindt, Milkybar, Nesquik, Netsle, Nocilla, Paladin, Quality Street Alipende de Ahorramas, Amalia, Carmiña, Hacendado, Lacasa, Suguimar, Trapa, Troblerone, Valor, Valorcao
Confituras   Cofrusa, Helios, Hero
Conservas Dani Albo, Bonduelle, Calvo, Cofrusa, Cuca, Hero, Isabel, Rianxeira, Sufli
Cubos sabor Avecrem, Maggi Carrefour
Dietéticos Biocentury, Gerble, Meritene, Meritene Junior, Naturhouse, Optifast, Resource, Santiveri El Clérigo, Granovita, Soria natural
Edulcorantes Mesura, Natreen Canderel
Embutidos Argal, Casa Tarradellas, Casademont, Fuet Espuña, Noel, Vic Campofrío, El Pozo, Los Quijales, Oscar Mayer, Palacios, Pamplonica, Revilla, Sanchez Romero Carvajal, Villar
Especias Ducros Carmencita, La Odalisca
Frutos secos Borges, Eagle Grefusa, Pipas fancundo
Galletas Artiach, Cuetara, Fontaneda, Lu, Principe, Rio Gullón, Hacendado, Siro
Gutarra   Gutarra
Helados Camy, Carte D’Or, Cornetto, Extreme, Frigo, La lechera, Magnum, Maxibon, Miko, Nesquik, Nestle, Pirulo Alacant, Häagen Dazs, La Jijonenca, Menorquina, Royne
Infusiones Hornimans, Lipton Pompadour
Jamón Cocido Hacendado Jamón Cocido  
Lacteos Actimel, Activia, Ato, Dan’up, Danone, El castillo, Flora, Ideal, La lechera, Ligeresa, Okey, Quesos Hotchland, Royal, Sveltesse, Vitalinea,Kaiku, Vita Arias, Arla, Central lechera Asturiana, Central lechera asturiana, Cholec, Clesa, Dhul, El Caserío, Feiraco, Kraft, La Vaca que ríe, Larsa, Leyma, Pascual, President, Puleva, Reina, Río, San Millan
Mantequilla Artúa, Flora, Ligeresa, Tulipan Arias, President, Puleva
Marcas blancas Alcosto, Aldi, Caprabo, Lild,Eroski Alcampo, Carrefour, Día, El árbol, Hacendado (excepto algunos productos, ver etiqueta), Plus
Margarina Artúa, Flora, Ligeresa, Tulipan Arias, President, Puleva
Miel De la Granja San Francisco Carrefour, El tio Picho, Hero
Otras Bebidas Eko  
Pan de molde Bimbo, Brooks American Sandwich, Panrico Carolina, Espigas, La Bella easo, Orio
Papillas   Puleva
Pastas Buitoni, El pavo, Gallo Giovanni, La Ardilla, Miau, Ranna
Patés Casa Tarradellas, La piara Apis, El Casal, Pamplonica, Sanchez Romero Carvajal
Pizzas Buitoni, Casa Tarradellas, Hacendado Pizzas, La cocinera Campofrío, Chef de Dhul, Palacios, Pizzanova
Postres Royal Dhul, Pascual, Reina
Precocinados Bocadelia, Buitoni, Caldos Aneto, Frescavida, Gallina Blanca, Knorr, La cocinera, Litoral, Maggi, Salto, Solís Alvalle, Carretilla, Cidacos, Don Simon, Findus, Frudesa, Gigante Verde, Hero, Marcas Blancas, Mártinez Barragán, Tortillas Campifood
Pure Maggi  
Quesos Hotchland Arias, Arla, El caserío, Kraft, La vaca que ríe, Philadelphia, President, Reny-Picot, San millán
Refrescos Ice tea, Nestea,Kas Don Simon, Schweppes
Reposteria RECONDO  
Repostería Bimbo cao, Bollycao, Donetes, Donuts, Martinez, Phoskitos, Tigretón Berlinas hacendado, Codan, Dulcesol, Dulciora, La Bella Easo, Mildred, Reglero
Salsas Calvé, Hellmans, Ligeresa, Maggi, Solis Apis, Chovi, Heinz, Hida, Musa, Old el paso, Orlando, Prima, Santé, Ybarra
Sopa Knorr, Maggi  
Tomate frito Calvé, Hellmans, Solis Apis, Cidacos, Heinz, Helios, Hida, Orlando
Tostadas Bimbo, Lu, Ortiz, Silueta,RECONDO Marcas blancas
Ultracongelados La Sirena, Maheso Findus, Fripozo, Frudesa, La Cocina
Vinos Alella, Ampurdán, Costers del Segre, Penedés, René Barbier Multitud de marcas
Yogures Actimel, Activia, Chocapic, Dan’up, Danao, Danet, Danone, Daníssimo, Fitness, KitKat, La lechera, Nesquik, Netsle, Petit Suisse, Sveltesse, Vitalinea, Yoco, Yogur Griego Central lechera asturiana, Clesa, Dhul, Hacendado, PMI, Pascual, Puleva
Zumos Lambda, Suntipt Don Simon, Hero, Juver
Electrónica
Audio Basf, Panasonic, Sony Lg, Samsung
Baterias Cegasa, Duracell  
Consola Sony Playstation Microsoft Xbox, Nintendo
Electrodomésticos Braun, Panasonic, Sony,Aspes, Brandt, De Dietrich, Edesa, Fagor, Mastercook, Ocean, SanGiorgio, Sauter, Solac, Vedette Lg, Samsung, Siemens, Teka
Electrónica Panasonic, Sony Lg, Samsung
Pilas Cegasa, Duracell  
Relojes Festina-Lotus  
Televisión Panasonic, Sony Lg, Samsung
Teléfonos Panasonic, Sony Lg, Samsung
Deportes
Bicicletas MSC, Massi, Monty,BH, Orbea, Spiuk Conor
Tienda deporte Forum Decatlon
Viajes y Hoteles
Hoteles Hesperia, Husa, Sercotel AC, Accor, Barcelo, Iberostar, NH, Occidental, Paradores nacionales, Riu, Sol
Viajes Barceló,Viajes Eroski Carrefour, Halcon Viajes, Viajes El corte Ingles
Telefonía
Adsl Euskaltel Movistar, Orange, Vodafone
Movil Eroski Movil, Euskaltel Carrefour, Movistar, Orange, Pepephone, Vodafone
Hogar
Inodoros Duravit, Gerebit, Roca, Sangrá,Donzee  
Lavabos Duravit, Gerebit, Roca, Sangrá,Donzee  
Vehiculos
Coches Audi, Honda, Nissan, Seat, Volkswagen Alfa Romeo, Bmw, Citroën, Ferrari, Fiat, Ford, Hyundai, Kia, Mazda, Mercedes, Mitsubishi, Opel, Peugeot, Renault, Toyota, Volvo
Concesionarios Quadis  
Comercios
Bocadillos Bocatta, Pans & Company 100 montaditos, Rodilla
Cafeterías   Jamaica, Starbucks
Complementos moda   Uterqüe
Cultura Abac Fnac
Electrónica Mediamark, Saturn Fnac
Fotografía Fotoprix, Fotorapid  
Gimnasio O2 wellness  
Hogar   Zara Home
Ocio Abac Fnac
Optica General Optica,Opticas Eroski MultiÓpticas, Opticalia, Visionlab
Perfumeria IF Bodybell, Druni, Marvimundo
Restaurante Bazaar, Delic, Ginger, La Finca de Susana, La Gloria de Montera, La caña, Public  
Ropa Mango, Massimo Dutti Bershka, Oysho, Pull & Bear, Stradivarius, Zara
Ropa infatil Prenatal Chicco, Zara Kids
Videojuegos   Fnac
Informatica
Antivirus Panda Antivirus Kaspersky, Norton Antivirus
Software Sage  
Bricolage
Herramientas Acha y Bellota  
Pegamento Liofol, Loctite, Metylan, Pattex, Pritt, Sistol, Super Glue 3  
Droguería y Limpieza de hogar
Ambientadores Airwick, Ambi Pur, Lysol, Royal Ambree Brise, Kill Paff, Kox
Antical Froggi Viakal
Antipolillas Orion, Polil Bai, Raid
Betún Búfalo, Cruz Verde, Kampfor, Kiwi, Yak Gloss, Marcas blancas, Palc, Woly
Detergente Colon, Dixan, Elena, Gior, Kalia, Micolor, Norit, Perlán, Skip, Surf, Vernel, Wipp express, Woolite Ariel, Dash, Flota, Omino Bianco, Persán, Puntomatic, Tide
Estropajos Ballerina, Spontex, Vileda Ajax, Niquel nanas, Scotch Brite
Friegasuelos Cif, Don Limpio, Estrella, Neutrex, Tenn Ajax, Las tres brujas, Pronto, Xampa
Gamuzas Don Limpio, Fix, Vileda Pronto
Insecticida Bloom, Cruz Verde, Cucal, Floricruz, Fogo Baygon, Casa Jardín, Kill Paff, Matón, Raid
Lavavajillas Conejo, Coral, Fairy, Froggi, Mistol Ajax
Lejía Amunika, Estrella, Neutrex Ace, Centauro, Domestos, Lagarto
Limpia vitrocerámicas Froggi, Vitroclen Cerafix, Scotch Brite
Limpiacristales Cedar, Froggi, Glassex, Politus Centella, Cristasol, Las tres brujas
Limpiador en polvo Vim Ajax, SPB
Limpiamuebles   Pronto
Papel aluminio Vileda Albal
Papel transparente Vileda Albal
Productos antical Calgon, Calgonit Marcas blancas
Quitagrasas Cillit Bang, Kh7 Ajax, Las tres brujas
Quitamanchas Bio-Shout, Biotext, Cebralín, Dr. Bechmann, Gior, Micolor Ajax Profesional, K2Re, Omino Bianco
Sanitarios Bref WC, Harpic Pato wc, Wc net
Suavizante Elena Quanto, Flor, Mimosin, Quanto, Vernel Lenor, Marcas blancas, Omino Bianco, San
Energetico
Combustible   Cepsa, Repsol
Electricidad Iberdrola Endesa
Gas Gas natural Endesa
Ropa
Ropa Pepe Jeans Zara
Otros
Mascotas Brekkies excel, Dogs show, Eukanuba, Felix, Friskies, Gourmet, Iams, Nido, One, Pro Plan, ProCare, Purina, Tonus Frolic, Kitecat, Marcas Blancas, Pedigree, Royal Canin, Whiskas
Mutua Asepeyo  
Medios de comunicacion
Periodico Ara, Avui, El periodico de Cataluña, La Vanguardia, Mundo deportivo, Sport ABC, AS, El mundo, El país, La gaceta, Marca
Productora Televisión Gestmusic  
Revista Club, Historia y vida, Interiores, La Vanguardia Dossier, La revista dels Súpers, Muyer Vital, PlayBoy, Practica, Què fem?, Qué más, Salud y Vida  
Televisión Antena 3 TV (50%), La Sexta (50%) Cuatro, RTVE, Telecinco
Salud
Farmaceuticas Biohorm, Citysan, Dimportex, Pharmagenus, Uriach Medicina Humana, Uriach Veterinària, Urquima  
Medicamentos Biodramina, Hipotensor, Lipograsil  
Seguro medico Adeslas  
Ocio
Deportes F.C. Barcelona, RCD Espanyol,Athletic de Bilbao, Real Sociedad  
Merchandising F.C. Barcelona, Port Aventura, RCD Espanyol,Athletic de Bilbao, Real Sociedad  
Parque tematico Port Aventura  
Clasificacion por multinacionales,grupos empresariales u origen
Sara Lee Aqua velva, Bimbo, Bloom, Cafitesse, Cruz Verde, Cucal, Floricruz, Hornimans, Kiwi, Marcilla, Martinez, Natreen, Ortiz, Piazza d’Oro, Pilao, Polil, Royal Ambree, Sanex, Silueta, Soley, Williams
Labolatorios Ordesa S.L Blemil
Lidl Supermercados, S.A.U. Lild
Nestlé España S.A Acquapanna, After eight, Aquarel, Bonka, Buitoni, Caja Roja, Camy, Cheerios, Chocapic, Choclait chips, Crunch, Dolca, Dolce Gusto, Eko, Estrellitas, Extreme, Felix, Fibre, Fitness, Friskies, Golden Grahams, Gourmet, Ideal, KitKat, Kitkat, La cocinera, La lechera, Litoral, Maggi, Maxibon, Meritene, Meritene Junior, Milkybar, NaturNes, Nescafe, Nesquik, Nestle, Nestle Gold, Nestle Nan, Nestle Nativa, Netsle, Nidina Premium, Nido, One, Optifast, Perrier, Pirulo, Pro Plan, ProCare, Quality Street, Resource, Ricoré, S. Pellegrino, San Narciso, Solís, Sveltesse, Tonus, Tuc, Viladrau, Vitell, Yoco, Yogur Griego
Lacer S.A. Lacer
Fagor Electrodomésticos, S. Coop Ltda Aspes, Brandt, De Dietrich, Edesa, Fagor, Mastercook, Ocean, SanGiorgio, Sauter, Vedette
Orbea S. Coop. Ltda Orbea
Grupo Eroski Eroski
Angulas Aguinaga S.A Abac, Cash Record, Eroski, Eroski Center, Eroski City, Eroski Merca, Eroski Movil, Forum, IF, Opticas Eroski, Supermercados Familia, Viajes Eroski
Empresa Catalana Adeslas, Agua de Castilla, Airwick, Alcosto, Aldi, Alella, Ampurdán, Amunika, Antena 3 TV (50%), Antonio miro, Anís del mono, Ara, Argal, Artiach, Asepeyo, Ato, Audi, Avecrem, Avena Kinesia, Avui, Axa Pensiones, Axa Vida, Banco Sabadell, Barceló, Basf, Bio-Shout, Biocentury, Bledina, Blevit, Blistex, Bocatta, Bollycao, Bonka, Borges, Brooks American Sandwich, Budweiser, Buitoni, Byly, Búfalo, CAM, Caixa catalunya, Caja Canarias, Caja Cataluña, Calber, Caldos Aneto, Canals y Nubiola, Caprabo, Casa Tarradellas, Casademont, CastellBlanch, Catalana Occidente, Cedar, Cegasa, Charmin, Chupachups, Cillit Bang, Club, Clysident, Codorniu, Conde de Caralt, Condis, Costers del Segre, Damm, Dani, Delapierre, Deliplus, Denenes, Dentaid, Desensin, Don Algodon, Donetes, Donuts, Dr. Bechmann, Dr. Scholl, Ducros, Duravit, Durex, El castillo, El pavo, El periodico de Cataluña, Elena, Elena Quanto, Elmex, Estrella de Levante, Estrella del Sur, Eudermin, F.C. Barcelona, Ferrero rocher, Festina-Lotus, Fix, Floïd, Fogo, Font Vella, Fontaneda, Fonter, Fotoprix, Fotorapid, Freixenet, Frescavida, Froggi, Gallina Blanca, Gallo, Gas natural, General Optica, Genesse, Gerble, Gerebit, Gestmusic, Gior, Glassex, Gnutella, Golia, Hacendado Jamón Cocido, Hacendado Pizzas, Happydent, Harpic, Heno de Pravia, Hesperia, Historia y vida, Honda, Hotchland, Husa, Interiores, Isostar, Jané, Juve i Camps, Keler, Kerzo, Kh7, Kinder, La Caixa, La Sexta (50%), La Sirena, La Vanguardia, La Vanguardia Dossier, La revista dels Súpers, Lactovit, Legrain, Lild, Lindt, Listerine, Lu, MSC, Magno, Maheso, Mango, Massi, Massimo Dutti, Mediamark, Milupa, Monty, Mundo deportivo, Muyer Vital, Natura Bisse, Naturhouse, Nenuco, Nestea, Nissan, Noel, Nomen, Norit, Nuk, Nukete, Oraldine, Orion, Panasonic, Panrico, Pans & Company, Parodontax, Parogencyl, Penedés, Pepe Jeans, Peusek, PlayBoy, Politus, Port Aventura, Practica, Prenatal, Principe, Quadis, Quesos Hotchland, Què fem?, Qué más, RCD Espanyol, Radeberger, Raimat, René Barbier, Roca, Rondel, Royal, S3, Saaz, Sage, Salud y Vida, Sangrá, Santiveri, Saturn, Schwarzkopf, Seat, Segura Viudas, Sercotel, Skol, Smint, Solano, Solis, Sony, Sony Playstation, Spontex, Sport, Ureadin, Veri, Vic, Victoria, Vileda, Vitesse, Vitroclen, Volkswagen, Yak, fuet Espuña, kalia, vim
Empresa vasca Acha y Bellota, Athletic de Bilbao, Axa Aurora Vida, BBK, BBVA, BH, Banco Guipuzcoano, Caja Laboral, Donzee, Euskaltel, Iberdrola, KUTXA, Kaiku, Kas, Koipe, Panda Antivirus, RECONDO, Real Sociedad, Solac, Spiuk, Vita
Affinity Dogs show, brekkies excel, purina
Grupo Danone Actimel, Activia, Badoit, Dan’up, Danao, Danet, Danone, Daníssimo, Evian, Fontvella, Lanjarón, Lu, Petit Suisse, Salus, Vitalinea, Volvic
Corporación Puig Agua brava
Isdin labolatorios Bexident, Gernusdub, Isdin, Medicis, Nutrabalm
Nutrexpa Bocadelia, Colacao, Cuetara, La piara, Mesura, Nocilla, Okey, Paladin, Pez, Phoskitos, Rio, de la Granja San Francisco
P&G (Procter&Gamble) cataluña Ambi Pur, Arbora, Ausonia, Avril Lavigne, Braun, Britney Spears, Christina Aguilera, Crest, D&G, Dodots, Don Limpio, Duracell, Eagle, Eukanuba, Evax, Fairy, Fluocaril, Gillette, Gillette Series, Giorgio, Gucci, H&S, Herbal Essences, Hugo Boss, Iams, Kukident, Lacoste, Max Factor, Mont Blanc, Mum, Olay, Old Spice, Old spice, Oral B, Pantene Pro-V, Pringles, Rochas, Soft Color, Tampax, Vidal Sassoon, Wella, Wellaton
Grupo Puig Adolfo Dominguez, Agatha Ruiz de la Prada, Antonio Banderas, Azur de Puig, Carolina Herrera, Comme des Garçons, Jean Paul Gaultier, Lavanda de Puig, Mango, Massimo Dutti, Nina Ricci, Paco Rabanne, Prada, Shakira, Valentino, Victorio & Lucchino
Grupo Uriach Biodramina, Biohorm, Citysan, Dimportex, Hipotensor, Lipograsil, Pharmagenus, Uriach Medicina Humana, Uriach Veterinària, Urquima
Unilever Artúa, Atkinson, Axe, Ballerina, Calvé, Carte D’Or, Cif, Close up, Cornetto, Dove, Flora, Frigo, Hellmans, Ice tea, Knorr, Ligeresa, Lipton, Lux, Magnum, Maizena, Miko, Mimosin, Pond’s, Rexona, Salto, Signal, Skip, Sunsilk, Surf, TRESEmmé, Timotei, Tulipan
Grupo Vichy Catalán Font D’or, Font del Regas, Lambda, Les creus, Malabella, Mondariz, Vichi catalán
Henkel Ibérica Bimbo cao, Biotext, Bref WC, Brillance, Cebralín, Conejo, Country Colors, Denivit, Diadermine, Dixan, Estrella, Fa, Kampfor, La toja, Licor del polo, Liofol, Loctite, Metylan, Micolor, Mistol, Neutrex, Nordic Colors, Pattex, Perlán, Petit Chérie, Pritt, Proderm, Sistol, Suntipt, Super Glue 3, Tenn, Tigretón, Vademecum, Vernel, Vital Colors, Wipp express
The Colomer Group Fermodyl, Fixpray, Floïd, Geniol, Llongueras, Natural Honey, Revlon
Reckitt Benckiser Calgon, Calgonit, Colon, Coral, Flor, Lysol, Quanto, Veet, Woolite
Grupo Andilana Bazaar, Delic, Ginger, La Finca de Susana, La Gloria de Montera, La caña, O2 wellness, Public
Grupo Pepsico Cheetos, Doritos, Fritos, Lays, Matutano, Ruffles, Santa Ana



Recortes de Prensa   Página Inicial