AGLI Recortes de Prensa    Jueves 29 Noviembre 2012

El PSC y el olor a chamusquina de la operación Mercurio
Benjamín López El Semanal Digital 29 Noviembre 2012

Es un gran escándalo que los votantes depositaran su papeleta ignorando unos hechos que se investigaban desde 2010 pero que salieron a la luz, oh casualidad, dos días después del 25-N.

Como ciudadano tengo un enfado monumental con lo que está pasando "con" el PSC y "en" el PSC, un partido desleal con España y, por lo que ahora está aflorando, un partido corrupto. Respecto a lo que está pasando "con" el PSC creo que estamos ante un claro ejemplo de estafa a la democracia. Porque no se puede calificar de otra manera al hecho de que se hurte a los ciudadanos, que fueron a votar el pasado domingo, el conocimiento de unos hechos tan graves como los destapados por la operación Mercurio. De momento, la operación se salda con la imputación, ojo, del número dos de los socialistas catalanes, Daniel Fernández, del alcalde de Sabadell, de la alcaldesa de Montcada i Reixac, ambos socialistas, y de otras 23 personas más.

A mi juicio es un gran escándalo que los votantes depositen su papeleta ignorando estos hechos, que se investigaban desde hacía mucho pero que salen a la luz pública, oh casualidad, solo dos días después de cerrarse las urnas. La operación Mercurio podría haber cambiado el panorama electoral y, quién sabe, convertir los desastrosos resultados del PSC en una debacle sin precedentes.

En Estados Unidos, estos días, la prensa se queja amargamente, con razón, de que el escándalo Petreus se haya conocido inmediatamente después de las elecciones presidenciales, robándole a los americanos la posibilidad de valorarlo en las urnas. Por contra, aquí no veo quejas en ese sentido. Es más, cuando a falta de una semana para ir a votar salta es escándalo de las cuentas suizas de Mas y Pujol, buena parte de la prensa lo califica de intromisión, de injerencia inadmisible en la campaña electoral. Dos formas antagónicas de entender la democracia. Yo, sin duda, me quedo con la americana.

Pero, como decía al comienzo, mi enfado también tiene que ver con lo que está pasando "en" el PSC. La descomposición moral y la confusión ideológica que sufre este partido no son fenómenos independientes. A mi juicio una cosa refuerza a la otra y viceversa. El PSC, no lo olvidemos, es el partido que hace cuatro días gobernó con los radicales de Esquerra Republicana y que aprobó un Estatuto de Autonomía nefasto para España y claramente inconstitucional, al que el Congreso, pese a las promesas de ZP, tuvo que cambiar de la "a" a la "z" y al que el Constitucional lavó posteriormente la cara.

Este PSC, radicalmente nacionalista, ha intentado lavarse la cara en estas elecciones, jugando a defender a España, sin nombrarla abiertamente, con una propuesta indefinida y confusa de federalismo, que nadie sabe muy bien qué es y qué pretende. Y en un partido sin rumbo es fácil que afloren el desgobierno y la corrupción que ahora presuntamente le salpica de lleno con el caso Mercurio. Porque este asunto no ha hecho más que empezar. Parece que existía una trama organizada para cobrar comisiones millonarias por adjudicaciones urbanísticas, pero aún tenemos que saber dónde acababa ese dinero, si en cuentas suizas, si en los bolsillos de los corruptos, si en las arcas del partido o si en todas partes al mismo tiempo.

Los catalanes nacionalistas, que tanto acusan a España de robar a Cataluña, deberían mirar a su alrededor y preguntarse si, quizás, el ladrón lo tienen en casa.

Pedir perdón
César Vidal La Razón 29 Noviembre 2012

Cada vez que tengo la impresión de que la vida política de España no me causará más sorpresas, sucede algo que me saca de mi error. Lo último ha sido ver a Carme Chacón sumándose a una campaña que pretende que los socialistas pidan perdón por los errores cometidos en la etapa de ZP. Carme Chacón se convirtió en ministra gracias a una decisión personal de ZP a pesar – o quizá por– de predicar un mensaje claramente nacionalista que la llevó el 30 de septiembre de 2005 a afirmar que «Cataluña se siente una nación».

El 28 de agosto de 2007, demostraba su clamorosa incompetencia afirmando sobre la crisis hipotecaria que «aquí esa crisis no la vamos a tener, no va a existir, que aquí no se puede hablar en absoluto de crisis». El 3 de septiembre de 2007, sostenía en una entrevista radiofónica sobre la crisis: «Son casos puntuales los de las familias que están teniendo que apretarse más de lo que esperaban el cinturón». Claro que peor fue cuando pontificó señalando que «los que más sufren la crisis son los ricos».

 El 18 de septiembre de 2007, Chacón presentó con ZP un plan de vivienda para jóvenes y familias con menor nivel de vida en un acto donde se superó a sí misma diciendo aquello de: «Como ha dicho el presidente han sido setenta días, añadiría setenta días y casi setenta noches, en las que hemos hecho varias cosas…». Como Solbes revelaría, el plan Chacón era, sustancialmente, el disparatado, carísimo e inútil plan Trujillo. A pesar de su incompetencia manifiesta al frente del Ministerio de la Vivienda, su carrera no concluyó.

Tiempo después ZP la convirtió en la primera ministra de Defensa de la Historia de España, puesto desde el que no sólo continuó multiplicando los dislates sino también las mentiras sobre una guerra – la de Afganistán – que el Gobierno de ZP se negaba a reconocer precisamente porque, a diferencia de lo sucedido en Irak, aquí los muertos eran reales y se sumaban por docenas. De hecho, durante la gestión de Chacón, España se convirtió en la tercera nación con más caídos en la guerra de Afganistán tan sólo por detrás de Estados Unidos y Gran Bretaña. Tras afirmar que se había pasado el 23-F –¡con nueve años!– quemando documentos, Carme se postuló como nueva secretaria general del PSOE, fracasando clamorosamente en su enfrentamiento con Rubalcaba. Ahora, insta a sus compañeros de partido a pedir perdón por la etapa de ZP. Ya puede decirlo ella, que fue uno de los errores más vergonzosos de aquel siniestro periodo en que cualquier nulidad podía acabar siendo ministro.

Inquietante forma de legislar
EDITORIAL www.gaceta.es 29 Noviembre 2012

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, anunció ayer en el Congreso las primeras excepciones a la ley que aumenta la recaudación por tasas judiciales, al subir notablemente su cuantía y extenderlas a los ciudadanos individuales que quieran litigar en pleitos civiles, contenciosos y laborales, provocando un auténtico clamor social contra lo que ya se conoce como el tasazo. Con una rapidez que obliga a pensar en el dicho clásico post hoc, propter hoc, contestó a las críticas surgidas de ámbitos feministas anunciando la exención no sólo de las tasas, sino también de los costes de abogado y procurador, en beneficio, además de las víctimas de la violencia machista, de las del terrorismo, de la trata y tráfico de personas, de los abusos y maltrato de menores y los discapacitados (no quedó claro si físicos, psíquicos o ambos), en todos los pleitos civiles que versen precisamente sobre estas circunstancias.

Es igualmente muy difícil sustraerse a la sospecha vehemente de que estamos ante un gesto que revela tres características muy poco deseables: primera, un golpe de efecto para tratar de acallar las sonoras protestas de todos los operadores jurídicos y de todos los sectores sociales medianamente informados, o al menos distraer la atención del núcleo del tasazo. Segunda, una muestra lamentable de improvisación que no puede ser disimulada por la reconocida facilidad de palabra del ministro, y que parece augurar el principio de una letanía de nuevas correcciones a las correcciones. Tercera: una triste exhibición de cómo no se debe legislar, ni en el contenido ni en las formas. En efecto, es bien sabido que las libertades y la seguridad jurídica se ven mejor protegidas con pocas leyes, claras, comprensibles y duraderas; pues bien, estas panoplias de excepciones, llenas de condicionamientos y comprobaciones de hechos no siempre fáciles de acreditar, son la mejor contribución a una legislación enmarañada y selvática, cuyo tránsito por ella se convierte en una aventura por la jungla machete en mano.

Sin duda irán apareciendo en los medios y publicaciones especializadas críticas más documentadas, técnicas, y profundas. Con estas líneas pretendemos únicamente llamar una vez más la atención sobre un ministro que, al parecer, ha decidido actuar por sí y ante sí, sin encomendarse a nadie ni consultar con nadie, atendiendo a unas prioridades que sólo él conoce, y únicamente apoyado en el voto seguro de unos diputados de la mayoría que no sabrán de esta ley, pero que saben muy bien a quién les conviene obedecer.

Los huevos de Rajoy
Juan Vicente Santacreu Estrella Digital 29 Noviembre 2012

Bien es sabido que Rajoy tiene debilidad por las "chuches" aunque sea muy mayor para ello, pero tranquilo "Marianistas y PPeros", todos tenemos secretos inconfesables, aunque algunos secretos de Mariano están a buen recaudo en el armario.

Aunque algunos secretos de Mariano están a buen recaudo en el armario

No voy a ser yo quien le saque del armario porque yo sólo hablo de política y si en este caso menciono sus huevos –que no tocárselos- es sencillamente porque están marcando la línea política del PP.

Quiero recordar que rondaba el año 2010 cuando "El Idiota" nos subió el IVA ante el cabreo de Rajoy porque eso iba a encarecer su gran debilidad; las "chuches". Ni corto, aunque un poco perezoso, Rajoy de camino a Génova se fue a comprar un motón de chuches antes de que se encarecieran. Al llegar a su sede, a la 7ª planta le estaba esperando Arriola para perfilar el plan de ataque en los últimos días del holocausto español protagonizado por "El Idiota".

Quirero recordar que rondaba el año 2010 cuando "El Idiota" nos subió el IVA ante el cabreo de Rajoy

Al llegar Rajoy a su despacho contento y emocionado como si fuera un niño con zapatos nuevos, sacó una gran bolsa y abriéndola, esparció sobre su mesa un sin fin de "chuches". Arriola se quedó atónito sin entender que pasaba y le preguntó, "Mariano, ¿vienes de un bautizo?". NO, contestó Rajoy al tiempo que le preguntaba, ¿qué ves, dime que te llama la atención de todas estas chuches?. Pedro –Arriola- no salía de su asombro, no entendía nada y con cara de póquer le respondió a Mariano... ¿chuches?. Viendo Mariano que su amigo Pedro no le entendía, cogió con delicadeza de entre las chuches un huevo y mostrándoselo a Pedro le dijo, ¿lo ves, te gusta?. En esos momentos Pedro Arriola empezó a sospechar que Mariano se había fumado algo y manteniendo el tipo le contestó, Mariano, eso es un huevo Kinder. Mariano le miro fijamente a los ojos y con una entereza inusual en él le dijo, no es un huevo cualquiera, es un huevo precioso lleno de ilusión, toma nota y quiero que nuestro programa político sea como estos huevos, bonitos, hermosos y llenos de ilusión.

Efectivamente el deseo del jefe se cumplió y Arriola lo ejecutó. Después de un año del gobierno de Rajoy sabrás, si has comparado alguna vez un huevo Kinder, que lleva un envoltorio de colores muy atractivos, al destaparlo tiene otro color y cuando lo abres del todo descubres que dentro está hueco y sólo tiene una "mariconada", que además de inútil, no sirve para nada. Por si no te has dado cuenta, eso es el PP.

Así lo pienso, así lo digo y así son los huevos de Rajoy.

Juan Vte. Santacreu – en Twitter @JVSantacreu – Estrella Digital

El PSOE pide perdón
Pedro de Hoyos Periodista Digital 29 Noviembre 2012

Ésta es otra de esas noches que de vez en cuando cuanto al lector en las que las circunstancias hacen que llegue derrotado a la hora bruja: no me tengo en pie y quiero escribir, por lo tanto debo ser rápido y escueto.

Andan algunos del PSOE pidiendo perdón. Todavía no lo piden ZapaHuero ni Rubalcaba, éstos seguro que no lo harán nunca, pero por algo se empieza. Se trata de militantes de base que piden perdón por los recortes de la época en la que el de León presidía un gobierno desatinado y desorientado. Por cierto, vale que pidan pedón por eso pero… ¿Y por los parados? ¿Se callan? ¡Qué caraduras! Como soy malpensado me imagino que detrás de este vídeo vendrá otro del tipo “…pero lo nuestro no fue nada comparado con Rajoy”.
Yo no voy a defender a un Rajoy que desde el primer minuto contradijo su programa electoral con la excusa de que le habían engañado en las cuentas, así que sin duda varios de los contertulios asumirán gustosos esa defensa de la que no soy yo capaz.Seguro.

Por algo se empieza. Pedir perdón es siempre bueno, supone reconocer las culpas y admitir los errores. Claro que ya puestos debían empezar por pedir perdón por colarnos al más inepto presidente del gobierno que hemos tenido, por su desconocimiento de la Economía, por no haber sabido verla, juzgarla y anticiparse.

Pedir perdón es siempre bueno si se hace honesta y completamente. No dudo de la honorabilidad de los militantes que salen en el video, pero si detrás de ellos está Carme Chacón es ella la que debería entonar un enorme mea culpa por haber sido partícipe de las fechorías de ZapaHuero, por no haber visto antes su desfachatez y por haber callado toda su mediocridad. Ah, y por haber aceptado el cargo de ministra en esas condiciones.

Hacen bien en pedir perdón los militantes socialistas, espero que algún día lo hagan los del PP, pero sobre todo quienes deberían mostrar su arrepentimiento son todos esos políticos profesionales que en diversos lugares de la administración socialista han mantenido prietas las filas del partido sin una crítica, sin un átomo de desistimiento militante. El que se mueve…

Ah, además de Rubalcaba y ZapaHuero ¿cómo se llamaba aquél que en un debate televisivo en plena campaña desmentía el advenimiento de la crisis? ¿No se llamaba Solbes? ¿Y fue ministro también? Pues que pase por el confesionario de la sociedad, que pase por YouTube rompiendo en lágrimas y aceptando sus culpas, sus mentiras y su mediocridad.
.....................................................................................
PS: ¡Esperen, déjenme pensar! ¿Me están diciendo que este vídeo no era realmente para pedir perdón, para disculparse, sino para ganar votos? ¡No me lo puedo creer, parece impropio de un partido político!

La historia, maestra de la vida
José Luis González Quirós El Confidencial 29 Noviembre 2012

En las últimas semanas he escuchado a varios historiadores comparar la situación política contemporánea con la crisis de la restauración. A nadie se le escapan las diferencias, pero la comparación no siempre se puede hacer con ventaja para el presente. ¿Tenemos motivos reales para quejarnos de nuestro régimen político? Con frecuencia se escuchan quejas contra la corrupción, pero, pese a la larga y cruel crisis que estamos atravesando, no ha cundido todavía la idea de que el sistema, como tal, sea ineficiente, y se acepta de buena gana, por decirlo a la manera churchilliana, que la democracia es el peor de los sistemas, excluidos todos los demás.

Nuestro riesgo está no en una deslegitimación, digamos, teórica de la democracia, sino en que, partiendo de tener el método ideal para gestionar las querellas políticas, nos resignemos a admitir que nuestros problemas no tienen remedio, y nos entreguemos al fatalismo. La crisis económica, la ausencia de un modelo de crecimiento, y el proceso de desmembración del Estado son los campos en que parece más fácil rendirse al pesimismo porque, en efecto, no se ve por parte alguna el impulso capaz de superarlos. No disponemos de proyectos capaces de crear esperanzas y de suscitar el esfuerzo y el sacrifico que podrían realizarlas. En la dieta gubernamental todo se reduce a una seca contabilidad, y a mirar para otro lado cuando el envite secesionista, que sería ingenuo creer neutralizado, se pone especialmente bravo.

Tras casi cuatro décadas, el trabajo de los partidos se ha simplificado acaso más de la cuenta. Les basta con enfrentarse entre sí con fingido vigor para que se ponga en pie una nube de partidarios que saca al adversario de la poltrona hasta que se repite el ciclo, mientras que problemas muy graves de la sociedad española, como la justicia, la educación, la universidad, el empleo, o una distribución territorial razonable del poder, ni se resuelven ni mejoran

En plena crisis del turnismo, Ortega ensalzó “la política por excelencia”, que, según el filósofo, es lo que se puede hacer desde el Estado, que es una máquina, por la Nación, que es una realidad histórica, cuando se actúa con reflexión, clarividencia, apreciando la complejidad y teniendo visión de futuro, y cuando, además, se tiene tacto, preocupación por la justicia y buen sentido administrativo. Para el joven Ortega, esa manera de hacer política “a lo grande” consistía en procurar lo que él llamaba menos ventajas para el Estado y mayor vitalidad para los ciudadanos, algo que hoy podríamos traducir con una fórmula muy simple: que la clase política deje de mirarse el ombligo y se ponga a pensar en serio en la sociedad a la que tiene que servir, porque esa es la queja esencial que ahora recorre la sociedad española de arriba abajo.

Tras casi cuatro décadas, el trabajo de los partidos se ha simplificado acaso más de la cuenta. Les basta con enfrentarse entre sí con fingido vigor para que se ponga en pie una nube de partidarios que saca al adversario de la poltrona hasta que se repite el ciclo, mientras que problemas muy graves de la sociedad española, como la justicia, la educación, la universidad, el empleo, o una distribución territorial razonable del poder, ni se resuelven ni mejoran. Lo único seguro es que ganarán unos u otros, pero no acaba de estar claro qué ganamos todos. No se trata sólo de que la corrupción moleste a los españoles, sino de que les crece la sensación de que la política se ha convertido en una actividad que juega con los problemas pero no los resuelve, que se preocupa de que todo cambie para que todo siga igual.

Los partidos son la pieza clave de la maquinaria política, y desde que se decidió que debían vivir del presupuesto público se han convertido en una pieza más del Estado. Al hacerlo, han perdido contacto con la sociedad a la que deberían servir, y de cauce se han hecho presa, un mecanismo de control por el que nada fluye. Al crecer la escisión entre los partidos y la sociedad civil, la política deja de tener objetivos, tan solo aparenta tenerlos, y eso hace especialmente fácil cambiar de programa cuando se llega al gobierno, el único programa que realmente importa.

Así ocurría en la Restauración, camarillas bien organizadas que se sucedían y se complementaban mientras el país languidecía. Así ocurre ahora, y seguirá ocurriendo mientras no se proceda a cambiar la manera de hacer política. La diferencia esencial entre nuestra situación y la de hace casi cien años es que el conglomerado de intereses y de empleos baldíos que se ha creado tras décadas de clientelismo es completamente insoportable para una sociedad que se asombra de no poder con tal peso, que padece unos impuestos abusivos, y que se ve incapaz de alimentar tantas manos muertas. La alternativa es muy clara: o el sistema se reforma desde dentro, lo que no será fácil, o se hundirá y se llevará por delante al país porque ya no será capaz de sostenerlo. Hacen falta políticos que sepan ponerle el cascabel al gato y darse cuenta de que la democracia ha de suponer algo más que un reparto de prebendas entre los beneficiados, que sólo puede florecer mediante una competencia real entre ciudadanos libres, y no puede limitarse al coto cerrado de unos pocos. Sería ideal que aprendiéramos a hacerlo por puro buen sentido, pero, de no ser así, habrá que promover una ley que lo imponga, si es que en el futuro queremos contarlo sin vergüenza y sin lágrimas.

*José Luis González Quirós es analista político

¿CUÁNTO MÁS?
La OCDE no deja títere con cabeza en sus recomendaciones a España
El Semanal Digital 29 Noviembre 2012

Propone avanzar hacia el contrato único, reducir las indemnizaciones por despido improcedente, aumentar los productos del tipo general del IVA y rebajar las cotizaciones sociales.

Llámense recomendaciones, deberes o sugerencias, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ha dado un nuevo toque de atención al Gobierno de Mariano Rajoy al reclamar a España más reformas estructurales para impulsar el empleo, especialmente entre los jóvenes, y mejorar la competitividad de su economía.

La OCDE propone, entre otras muchas medidas, avanzar hacia el contrato único, reducir las indemnizaciones por despido improcedente, aumentar los productos y servicios que se acogen al tipo general del IVA y rebajar las cotizaciones sociales. Casi nada. "Dados los importantes riesgos que se han acumulado, son urgentes medidas políticas decisivas en todos estos frentes si la situación se da la vuelta", advierte en un informe sobre la economía española que se presenta este jueves en Madrid, y en el que pide al Ejecutivo que detalle las medidas que va a adoptar para cumplir los objetivos de déficit en 2014.

La OCDE destaca que España está inmersa en una "prolongada recesión", en la que el impacto negativo del desapalancamiento del sector privado y la necesidad de un "considerable ajuste fiscal" tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria han disparado el desempleo y han provocado una crisis bancaria, situación agravada por la crisis de deuda de la eurozona y las rigideces estructurales en el mercado laboral.

En este sentido, recalca que la posibilidad de una recuperación inmediata sigue siendo "remota" debido a que el desapalancamiento del sector privado aún tiene un largo camino por delante, mientras la retroalimentación entre finanzas públicas y sector bancario sigue siendo fuerte pese al rescate bancario. "Este vínculo debe romperse", incide.

Finanzas públicas
La organización de la que es secretario general Ángel Gurría ve necesario restaurar la confianza en las finanzas públicas españolas, para lo que el Gobierno debería intentar cumplir los nuevos objetivos de déficit acordados en julio, a menos que el PIB sea mucho peor de lo esperado, situación en la que se debería permitir operar a los "estabilizadores automáticos, al menos parcialmente". Asimismo, considera que las reformas de las normas presupuestarias en todos los niveles de la Administración y las recientes medidas de consolidación han supuesto un "sustancial progreso".

Sin embargo, reclama que se detallen las acciones necesarias para alcanzar el objetivo de déficit para 2014 y las medidas presupuestarias permanentes para estabilizar la deuda pública. "El impacto regresivo, si lo tienen, debe ser minimizado para impulsar el consenso social en torno a la necesidad de ajustes", agrega.

En este sentido, incide en que las reformas deben ser "estrictamente implementadas, especialmente para mejorar las finanzas de los gobiernos regionales", y en que esto debería ser respaldado con un consejo fiscal independiente con un fuerte mandato, como prevé el Gobierno, para evaluar las políticas presupuestarias en todos los niveles de gobierno.

Por otra parte, también recalca que existe más espacio para reformas fiscales que contribuyan a la consolidación presupuestaria, por ejemplo elevando algunos impuestos medioambientales como el del combustible para transporte. En esta línea defiende que se aplique el tipo general del IVA a más bienes y servicios, que los incrementos de los impuestos a los valores inmobiliarios sean permanentes y que se reduzca la fiscalidad de las transacciones inmobiliarias. Además, destaca que sería bienvenida una rebaja de las cotizaciones sociales.

En esta línea, también defiende que nuevas reformas de las pensiones mejorarían la sostenibilidad en el largo plazo y propone que se introduzca una formula para indexar las pensiones a los cambios en la esperanza de vida, que ya se contempla aunque sin definir en la reforma de las pensiones, lo antes posible.

Mercado laboral
Respecto al desempleo, la OCDE señala que ha alcanzado "niveles dolorosamente altos", en particular entre los jóvenes con bajos niveles de formación, una situación que requiere "una amplia gama de reformas".

Aunque reconoce que la reforma del mercado laboral aprobada en 2012 ha realizado "significativos progresos" a la hora de hacer frente a algunas de las "debilidades estructurales claves", especialmente en lo referente a la negociación colectiva y la protección del empleo, advierte de que si no resulta eficaz, se deben dar "más pasos" para reducir la dualidad del mercado laboral avanzando hacia el contrato único.

"Un contrato único, con unas indemnizaciones por despido inicialmente bajas pero que aumenten de forma gradual, reduciría las todavía grandes diferencias en los costes por despido entre contratos permanentes y temporales", destaca la OCDE, que apuesta por reducir más las indemnizaciones por despido improcedente. Asimismo, ve necesario "acciones rápidas" para mejorar la eficacia de los servicios de colocación, al mismo tiempo que reclama más formación y ayuda en la búsqueda de empleo, especialmente para los desempleados jóvenes, así como programas activos para los grupos más vulnerables.

Sistema bancario
Otros de los puntos a los que hace referencia la OCDE en su informe es a la crisis financiera, situación a la que debe hacerse frente "con rapidez". En su opinión se han hecho progresos reconociendo pérdidas, aspecto clave para recuperar la confianza en el sector bancario, y se han tomado medidas importantes para endurecer la normativa de provisiones en relación con su exposición inmobiliaria.

Sin embargo, la organización considera "clave" una resolución ordenada de los bancos no viables "lo más rápido posible", así como la recapitalización de los bancos viables pero con necesidades de capital, como se acordó a cambio del rescate financiero. Además, reclama que los activos transferidos a la Sareb se hagan a un precio lo suficientemente bajo para limitar los riesgos para las finanzas públicas.

INFORME SOBRE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA
La OCDE pide subir el IVA, abaratar el despido y suprimir la jubilación parcial
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha recomendado hoy a España indemnizaciones más bajas para el despido improcedente, un contrato único con compensación por despido creciente, la eliminación de la jubilación parcial y más control sobre el cobro del paro.
Madrid - Efe La Razón 29 Noviembre 2012

En su último informe económico sobre España, la OCDE señala que la reforma laboral ha sido un "paso sustancial" en la dirección correcta, aunque apunta a la persistencia de desequilibrios como la brecha entre los empleados temporales y los indefinidos.

En esta línea, destaca que la indemnización de 33 días por año trabajado fijada para los despidos improcedentes debería reducirse más, ya que sigue siendo alta en comparación con otros países.

Como solución para salvar la dualidad del mercado, propone avanzar hacia un contrato único con indemnizaciones por despido que vayan creciendo conforme al tiempo trabajado.

En materia de flexibilidad, la OCDE ve positivo que se haya potenciado el convenio de empresa y recortado el periodo de ultraactividad (prorroga automática de un convenio expirado) a un año.

No obstante, subraya que la negociación colectiva sigue siendo rígida y recomienda la supresión de la ultraactividad en los convenios sectoriales y que las empresas puedan participar en las negociaciones salariales sectoriales.

Asimismo, la OCDE muestra su preocupación por las altas tasas de desempleo juvenil y reclama una actuación inmediata con políticas activas dirigidas a los jóvenes más castigados por la crisis, los que tienen menor formación.

Al respecto, considera importante dar un impulso a las políticas activas de empleo a nivel regional y emplaza al Gobierno a corregir las altas tasas de abandono escolar a edades tempranas, para lo que sugiere que se facilite avanzar de curso reduciendo las competencias mínimas exigibles.

También recomienda profundizar en el sistema de formación dual que permita a los jóvenes adquirir experiencia profesional mientras se están formando, así como periodos más extensos para los contratos de formación.

De las bonificaciones a la contratación dice que deben ser un instrumento temporal para ayudar únicamente en momentos de actividad económica débil y sólo para jóvenes o colectivos especialmente desfavorecidos.

En lo que se refiere a la protección por desempleo, reclama controles más efectivos para que los parados que reciben la prestación busquen empleo de forma activa.

Respecto a las pensiones, la OCDE reconoce que la reforma de 2011 ha amortiguado el aumento previsto en el gasto asociado al envejecimiento de la población, al elevar a 67 años la edad legal de jubilación, a 37 años el periodo de cotización para cobrar la pensión completa y a 25 años el periodo para calcular la pensión.

Sin embargo, cree que hay que profundizar en ella y propone eliminar cuanto antes la modalidad de jubilación parcial por el alto coste que conlleva para el sistema.

El organismo cree que se podría ahorrar en las pensiones de viudedad a futuro, dada la alta participación de las mujeres más jóvenes en el mercado de trabajo, de tal forma que la prestación se concentre en los casos de necesidad.

Considera que no están suficientemente reconocidas las carreras de cotización más largas ni adecuadamente incentivada la prolongación de la vida laboral, por lo que aboga por requerir más años de cotización para obtener la pensión completa 37 y toda la historia laboral para calcular el importe de la pensión.

Por otra parte, la OCDE achaca el escaso crecimiento de la productividad a la "molesta" regulación de las relaciones laborales, a los altos costes administrativos para crear una empresa y a las barreras para ejercer servicios profesionales, entre otras cosas.

Además subraya la necesidad de que se acometan políticas que aseguren un uso eficiente y sostenible de los recursos naturales, y en particular del agua, "recurso escaso y usado de forma intensiva", razón por la que recomienda mayores subidas de precios que reflejen más adecuadamente su coste.

OCDE: Organización Central de Despistados Economistas
Nota del Editor  29 Noviembre 2012

Yo no sé si li hacen a posta para hundir España, el Euro y Europa o símplemente carecen del más mímino sentido de la realidad española.

Estos economistas despistados no tienen ni idea de donde y cómo se aplican la pasta que los políticos sustraen de nuestros bolsillos, y dan por supuesto que los profesionales de la política que nos pastorean son unos virtuosos de la administración de los recursos y su aplicación a las tareas más productivas (no para ellos sino para España).

Reforma laboral: si al empresario se le permite acumular reservas para amortizar puestos de trabajo en caso de necesidad, la reforma laboral sobra.

La negociación colectiva es un disparate que permite a los sindicatos hundir las empresas y aumentar el paro.

Rebajar las cotizaciones sociales, implica reducir ahora el coste de la mano de obra pero subirá el coste de mantenimiento de los jubilados presentes y futuros.

Subir el IVA y los impuestos es un disparate, los profesionales de la política no saben hacer otra cosa, restar dinero a disposición de la sociedad, sabia en aplicarlo a lo que más le interesa, pues se trata de su (nuestro) dinero y sabemos perfectamente donde debemos aplicarlo.

No se queda alguna otra medida din sentido, pero siempre se olvidan de la medida de coste cero: derogar todas las leyes de lenguas regionales, y de coste social alto pero indispensable, anular todas las leyes autonómicas y desmantelar el tinglado autonómico. De paso podrían decir que se extrañan de que no haya interventores en la cárcel, pues son quienes tienen la responsabilidad de controlar la aplicación de los fondos públicos, mientras no se disponga de todo el tinglado administrativo en Internet a disposición de los ciudadanos para poder fiscalizarlo. Y que se pregunten porqué la justicia es tan lenta y por consiguiente injusticia y porqué el tribunal constitucional cambia la constitución sin la autortización de los ciudadanos, quienes ostentamos el poder supremo.

Padres de Menorca denuncian la politización en los centros educativos
Recogen 3.800 firmas en Mahón
 www.lavozlibre.com  29 Noviembre 2012

Madrid.- La Fundación Círculo Balear (FNCB), entidad defensora de los derechos lingüísticos y libertades ciudadanas, denuncia que “los padres menorquines, principalmente de Mahón, aunque también de otros municipios, han hecho llegar sus quejas respecto a las trabas sufridas para poder elegir libremente la lengua de escolarización de sus hijos y por el adoctrinamiento en las escuelas”.

“Los equipos directivos de los centros educativos, mayoritariamente nacionalistas, nos impiden el libre ejercicio del derecho a elegir, coaccionándonos para que no escolaricemos a nuestros hijos en el idioma oficial del Estado, y lo hagamos en catalán”, explican los padres a la FNCB. Además, la entidad constitucionalista también recibe quejas de aquellos que superaron los obstáculos y eligieron el español como lengua de escolarización: “Tampoco se les enseña en esta lengua y son ninguneados por los docentes”. La FNCB considera que “mantener la imposición del catalán es la principal reivindicación en los centros educativos, que se intenta disfrazar, en algunas ocasiones, como protestas contra los recortes en el sector”.

El presidente de Círculo Balear, Jorge Campos, afirma que “el sindicato independentista STEI-i intenta convertir los colegios en centros de apología pancatalanista, y en altavoces políticos contra el Gobierno Balear, manipulando y adoctrinando a alumnos menores de edad”. Campos recuerda que “estas actuaciones son ilegales y sancionables por parte de la consejería de educación del Gobierno Balear que es conocedora de estas acciones, y no ha hecho, ni hace nada, por evitarlo”.

El grueso de las quejas menorquinas se refieren a la falta de libertad para poder elegir la lengua de enseñanza. Al respecto, Jorge Campos, señala: “Los datos ofrecidos por la consejería de Educación, concretamente por la delegación de Educación en Menorca, demuestran que el proceso de elección de lengua está adulterado por las acciones ilegales de los centros educativos mayoritariamente controlados por los catalanistas. Que tan sólo un 9% de los padres de Menorca eligieran el español como lengua vehicular para la primera enseñanza, según datos oficiales, demuestra que no tuvieron la libertad para hacerlo. Ya que, al final del curso pasado un grupo de padres recogió, con sus propios medios, sólo en Mahón, 3.800 firmas solicitando poder elegir el español como lengua de enseñanza. Lo que supone aproximadamente más de un 28% de los alumnos de la capital menorquina”.

Estas 3.800 firmas se registraron en la Delegación Territorial de Educación en Menorca con el siguiente encabezamiento textual: “Los abajo firmantes solicitamos a la Consejería de Educació del Govern Balear que tome las medidas oportunas para que los hijos de ciudadanos castellanohablantes (y también los hijos de quien así lo desee) puedan estudiar en castellano, siendo ésta también lengua oficial en nuestra comunidad autónoma, garantizando de igual forma el correcto conocimiento del catalán”.

Los padres menorquines se quejan de que no ha habido respuesta alguna de la consejería de Rafael Bosch, y no se ha cumplido con el compromiso electoral que facilitó la mayoría absoluta al Partido Popular: La libre elección de lengua en todas las etapas educativas. Por su parte, la FNCB, que cuenta con más de 4.500 socios en Baleares, tiene previsto reforzar su presencia en Menorca.

Denaes advierte que la unidad de España no ha quedado salvada con las elecciones
Santiago Abascal e Iván Espinosa creen que los comicios "han sido interpretados con demasiado optimismo"
Europa Press www.lavozlibre.com 29 Noviembre 2012

Madrid.- El presidente y el vicepresidente de la Fundación Denaes, Santiago Abascal e Iván Espinosa, han advertido este miércoles que la unidad de España no ha quedado salvada tras la celebración de las elecciones catalanas.

En declaraciones a la Cadena Cope, los representantes de la Fundación han dicho que las elecciones catalanas "han sido interpretadas con demasiado optimismo". "Hemos lanzado las campanas al vuelo y la unidad de España ni se terminaba en una jornada electoral del domingo, ni se salvaba", ha señalado.

Asimismo, han expresado que hay que ser "muy conscientes" de que el nacionalismo "disgregador" tiene una fuerza que "trasciende estas elecciones", algo a lo que hay que saber responder "como españoles". "Es una respuesta que no puede ser de partido, ni de Estado", sino que "tiene que ser una respuesta de Estado que dure probablemente treinta décadas", han indicado al respecto.

En este sentido, también han apuntado que esta disgregación "tan acentuada" y "tan acusada" representa una realidad y un proyecto que está impulsado "desde arriba y con carácter institucional", y no por la sociedad catalana y vasca.

Haciendo alusión a la movilización por la unidad de España que están organizando desde Denaes para el próximo día 6 de diciembre, coincidiendo con el día de la Constitución, ha asegurado no tener "ninguna duda" que "esencialmente" los que van a salir a la calle son "la gente normal".

Por otro lado, Denaes ha explicado que hay nacionalistas que apelan "permanentemente" a unos sentimientos que "no se corresponden muy bien con la realidad histórica". Sin embargo, subrayan que también tienen sentimientos aquellos españoles que apelan a la "concordia".

También, han defendido que ellos tienen unos sentimientos "mucho más fuertes" y que son "muchos más". "Lo que convocamos es a ese tipo de gente, a la gente que no está acostumbrada a salir a la calle, que no tiene ganas de líos pero que sí tiene ganas de demostrar que lleva a España en el corazón".

Además, también recuerdan que han preparado un manifiesto en este sentido que ha sido apoyado por el "más variado ente político". Gente como Albert Rivera, de Ciutadans; la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre o Jaime Mayor Oreja (PP), entre otros, estarían entre los partidarios de dicho manifiesto.

"Deseamos que la gente se sume a esta iniciativa cívica que no está propulsada por ningún partido político y que entre todos, durante muchos años, vayamos combatiendo estas ideas que han hecho tanto daño", ha concluido.

Naciones Unidas
España y Palestina: una política sin principios
Rafael L. Bardají Libertad Digital 29 Noviembre 2012

Se diga lo que se diga, al Gobierno español le debe de importar bastante poco el Estado palestino. Si de verdad le importara, no apoyaría con su voto que la OLP, que no la Autoridad Palestina, pase de ser una ONG con estatus de observador en la ONU a un Estado con estatus de observador en la ONU. Y digo que le debe de importar poco porque el país que más ayuda a los palestinos, Estados Unidos, no sólo rechaza este paso en falso de Mahmud Abás, sino que se mantiene en su postura de que esta petición "no quedará sin consecuencias". El Congreso norteamericano discute ya la paralización de los fondos de ayuda con destino Cisjordania. El primer ministro de Canadá ha dicho cosas semejantes e Israel, por supuesto, ha amenazado con dejar de remitir las tasas arancelarias que recolecta en favor de la Autoridad Palestina. Apoyar con nuestro voto el que los palestinos sufran una drástica caída de sus subvenciones y ayudas, la fuente principal de su sustento, es, pues, empujarlos al precipicio. Claro que, ya se sabe, quien bien te quiere te hará llorar.

En segundo lugar, a estas alturas de la película catalana, el Gobierno debe de saber ya que no por declararse uno Estado independiente es, en verdad, un Estado independiente. Por las mismas, por mucho que la Asamblea General de la ONU acepte a los palestinos como Estado observador, tal conceptualización no pasa de lo declarativo y teórico: hoy por hoy, Palestina sigue dividida en dos facciones antagónicas, Fatah en Cisjordania y Hamás en Gaza, y donde gobiernan los buenos, esto es, los interlocutores preferidos de europeos y occidentales, no se dan las características esenciales a cualquier Estado. Es más, siguiendo el paralelismo catalán, si a Más se le decía que su proyecto soberanista rompía con la legalidad constitucional, convendría explicar por qué con Mahmud Abás se hace la vista gorda y se acepta que unilateralmente rompa el juego y las reglas del proceso de paz, tal y como se definieron en Oslo. A mí me resulta muy difícil imaginar cómo se puede avanzar hacia un marco estable, pacífico y duradero –por recurrir a la verborrea tradicional oficial– sin tener en cuenta más que a una de las partes. Si de verdad se apoya el proceso de paz y la solución de los dos Estados se tiene que estar a favor de la negociación y el diálogo. Sin negociación no se llegará a acuerdo alguno. Y premiar en la ONU a quien reiteradamente opta por no negociar supone cimentar la falta de acuerdo.

En tercer lugar, esta operación esconde una grave deshonestidad por parte palestina. Abás sabe que no va a tener su Estado, se diga, vitoree y vote en la ONU lo que se diga, vote y vitoree. Busca otra cosa. Por ejemplo, que lo desentierren políticamente con una foto bonita y una votación de apoyo para poder defender ante su pueblo que no sólo los de Hamás logran victorias sobre Israel. Aun peor: a lo que aspira a partir de esa votación en Nueva York es a poder recurrir al Tribunal Penal Internacional y denunciar allí a cuantos israelíes se le antoje, a fin de hacerles la vida más difícil y quedar él como el héroe infatigable contra la opresión sionista. Lo que quiere es, al fin y al cabo, poder retirarse con algo que decir sin que le acusen los suyos de corrupto, inepto y cosas peores. Que su Estado tenga por territorio lo que abarca su sillón en la ONU, porque las fronteras con Israel no las ha pactado, ya que rechaza sentarse a negociar, es lo de menos. Mientras se desentierran los restos de Arafat, Abás cree que lo están enterrando vivo, y que o espabilda o sus muchos detractores le dejan en la fosa. De hecho, de no haber sido por los israelíes, ya estaría literalmente en ella.

En cuarto lugar, esta votación también esconde una historia poco honesta por nuestra parte. Se diga o no, empujar a los palestinos a un callejón sin salida y a los israelíes al enfado nada tiene que ver con la problemática de Gaza y Cisjordania. En realidad se trata de una táctica infantil para aparecer como sensibles al dolor del pueblo palestino frente a Israel y ganarse así unos cuantos votos del mundo árabe y musulmán en respaldo de nuestra candidatura a uno de los asientos no permanentes en el Consejo de Seguridad, en lo que anda empeñado Exteriores. Es por eso mismo que el Gobierno sigue sosteniendo la Alianza de Civilizaciones, ese glorioso invento de Zapatero del que el PP se mofó en su día, o se retrata entusiastamente en inauguraciones de centros de diálogo interreligioso, como espléndida muestra de apertura mental a la fe del Profeta. Paradojas de la vida, la última de estas celebraciones tuvo lugar la semana pasada en Viena, la ciudad que puso freno al turco defendiendo la Cristiandad, y que el nuevo centro adopte el nombre de rey Abdulá. De un centro en Riad con el nombre de Don Pelayo ni hablamos, claro.

Por último, siendo medianamente serios, se podía haber pedido a Abás que pospusiera su petición porque este no es el mejor momento para sus piruetas diplomáticas. Hace menos de una semana que llovían los cohetes palestinos sobre suelo israelí. Cierto, desde la Franja de Gaza, dominada por los terroristas de Hamás; pero no es menos cierto que el atentado contra el autobús de Tel Aviv se planeó y originó en Cisjordania, bajo las instituciones de la Autoridad Palestina. Se podría recordar que hace un año Abás intentó lo mismo en el Consejo de Seguridad y sufrió un estrepitoso fracaso; si ahora repite es porque cuenta con el apoyo de las decenas de miembros no democráticos de la ONU. Que le concedamos el apoyo que nunca ha conseguido a cambio de un plato de lentejas y de poder sentarnos en el referido órgano, que, precisamente, le negó lo que ahora le regalamos, resulta poco edificante. Que la concesión de la nacionalidad española a los sefardíes que así lo soliciten se haga coincidir en el tiempo, como una compensación a la comunidad judía, no es sino una burda maniobra poco esperanzadora.

En fin, que se quiera justificar lo injustificable aduciendo que es "lo tradicional" de la diplomacia española requiere una explicación, cuando menos. ¿A qué diplomacia se hace referencia, a la de Franco y la tradicional amistad con el pueblo árabe o a la del Zapatero de kefia al cuello?

Sinceramente, creo que ha llegado el momento de que España abra de una vez por todas los ojos y abandone su tradicional, esta vez sí, actitud cortoplacista y defina sus intereses nacionales con la debida amplitud de miras. En el Norte de África y el Oriente Medio, desde Marruecos a Afganistán, nuestros intereses estratégicos coinciden con nuestros valores, a saber, tolerancia religiosa, libertad económica, igualdad entre hombres y mujeres y oportunidades y progreso para todos. Cuanto hagamos, que sea dentro de esos ejes cardinales. Lo que debe preguntarse el Gobierno en este tema no es sólo si se allana nuestra marcha hacia el efímero estrellato del Consejo de Seguridad, ni si se acerca o no la realidad del Estado palestino, sino si favorece el clima de entendimiento, la aceptación del otro, la apertura mental y social, o no. La respuesta es, desgraciadamente, no. Peor aun: se castiga al único país en toda la zona que sí vive y asume lo que nosotros deberíamos preconizar para todos. No en balde cada vez que se pregunta a los palestinos de Jerusalén Este si prefieren vivir en un Estado palestino independiente o continuar siendo árabes-israelíes, optan abrumadoramente por lo segundo. No seamos más palestinos que los propios palestinos.

PSOE
Perdón por las disculpas
José María Albert de Paco Libertad Digital 29 Noviembre 2012

Pido perdón por haber dado alas al nacionalismo promoviendo un debate, el de la reforma del Estatuto de Cataluña, que no obedecía a ninguna demanda social. Pido perdón por haber asegurado, en plena campaña electoral, que el Gobierno del PSOE apoyaría lo que aprobaran los catalanes, sirviendo a CiU en bandeja el argumentario con que justificar su deriva independentista. Pido perdón por que un dirigente socialista se pusiera al frente de la manifestación de protesta contra la sentencia del Tribunal Constitucional. Pido perdón por haber equiparado nacionalismo y progresismo. Pido perdón por decir una cosa en Valencia, otra en Madrid y una tercera en Cataluña. Pido perdón, en suma, por carecer de un proyecto político nacional, susceptible de vertebrar la convivencia entre el conjunto de los ciudadanos de España.

Pido perdón por haber fiado el gobierno del país a criterios tan siniestros como el de la juventud. Pido perdón por los jóvenes y las jóvenas, las alineaciones planetarias, las pertenencias del viento, los accidentes terroristas y las Españas discutibles. Pido perdón por utilizar la memoria histórica como elemento de confrontación entre iguales, ahondando así en la falacia de que en el bando republicano combatieron los buenos y en el bando franquista los malos, y devolviendo a la actualidad un asunto, el del guerracivilismo, que sólo ha servido para quebrar el consenso de la Transición.

Pido perdón por no haber pinchado la burbuja inmobiliaria. Pido perdón por negar la crisis, primero, y relativizar su tamaño, después. Pido perdón por haber aplicado remedios de chirigota, como ese inane Plan E que, en pleno descalabro, devoró 50.000 millones de euros. Pido perdón por haber entregado a la derecha un vector moral, el de la austeridad, que siempre fue de izquierdas. Pido perdón por llamar a la huelga general contra los recortes del PP cuando, de hecho, fue el Gobierno socialista el que empezó a ponerlos en práctica, evidenciando así la inexistencia de una salida de izquierdas a la crisis.

Y pido perdón, en fin, por el perdón pedido.
albertdepaco.tumblr.com

Oriente Próximo 2012-11-28
Palestina. La "amistad tradicional"
GEES Libertad Digital 29 Noviembre 2012

¿Existe alguna razón estratégica, diplomática o incluso moral para que España vaya más lejos de la "tradicional amistad con los pueblos árabes" en relación con Oriente Medio? En tiempos de cambios en toda la región, no parece muy razonable anclarse en esa tradición tan franquista, que en los años cincuenta buscó las simpatías árabes para lograr a cualquier precio la entrada de España en la ONU. Desde entonces han pasado sesenta años, que son muchos años. Muchos años para la región y muchos más para España.

Nada ha cambiado en el campo palestino en los últimos tiempos. La corrupción caracterizando el régimen de la ANP en Cisjordania, mientras que en Gaza rige la dictadura islamista de Hamás. Los territorios palestinos se cuentan entre los lugares más corruptos y violentos de la tierra: las imágenes de seres humanos arrastrados como guiñapos por motocicletas conducidas por ruidosos milicianos serían motivo suficiente para congelar cualquier ayuda al régimen de Hamás y presionar a los dirigentes palestinos. Pero es justo al contrario: en vez de aplazar cualquier reconocimiento, se obvian tanto los criminales métodos de Hamás como la falta de capacidad y de interés de Al Fatah en acabar con las distintas milicias. Es decir: sin exigir nada a cambio, se está reconociendo el terrorismo como medio político legítimo. En el caso de un país como España, azotado durante medio siglo por este fenómeno, dicho reconocimiento es especialmente grave.

En segundo lugar, votar a favor del reconocimiento ni traerá la paz ni la acercará. Los que votan a favor saben perfectamente que Hamás no renunciarán a la destrucción de Israel ni a incendiar la región sólo por que un puñado de países se lancen a reconocer un Estado palestino. Las milicias y grupos terroristas seguirán reventando autobuses israelíes, hagan lo que hagan los margallos del mundo: hay que ser muy insensato para pensar que con mayor soberanía y sin control israelí el terrorismo remitirá en la región. Al contrario, que estos grupos tengan la esperanza de poder hacer y deshacer a su antojo en el futuro con menor control exterior alimenta sus sueños sangrientos. Creer que un gesto exterior animará a los dirigentes palestinos es algo que la experiencia demuestra falsa. ¿No ha aprendido nada nuestro país sobre la internacionalización de los conflictos?

En tercer lugar, el apoyo a declaraciones de independencia unilaterales invita a que cualquier Administración, en cualquier circunstancia, se abone a la autodeterminación. Y aquí de lo que hablamos es de intereses españoles básicos. ¿Con qué autoridad va España a detener en el exterior las ambiciones secesionistas del País Vasco y Cataluña, si las va defendiendo para otras regiones? En el caso de las ambiciones palestinas, la analogía va unida al terrorismo: ¿qué pensaría el Gobierno si alguien reconociese unilateralmente la independencia vasca, reconociendo y pasando por alto al mismo tiempo al terrorismo de ETA? No sabemos a Margallo: a nosotros, que se obvie en el exterior el asesinato y la extorsión de centenares de españoles nos indignaría: ¿con qué derecho tratamos a Israel como no nos gustaría que nos tratasen?

Obras son amores y no buenas razones. Las declaraciones formales de apoyo a Israel y las llamadas telefónicas están bien, pero lo que cuenta es lo que se hace y no lo que se dice. El mensaje que Exteriores traslada está demasiado claro. Denunciar el terrorismo pero reconocer como interlocutores legítimos a unos dirigentes palestinos que ni han abandonado el terrorismo ni han mostrado su intención de hacerlo da una imagen de país poco de fiar. De igual manera, hablar de una paz y una estabilidad duraderas mientras se alimentan las esperanzas belicistas de las milicias palestinas es un ejercicio de pavorosa ingenuidad.

Pero, sobre todo, lo que carece de sentido alguno es defender para Gaza lo que no se admitiría para Hernani, o pensar que lo que se pide para Ramala no se puede pedir para Barcelona con la misma legitimidad por otros países.

Si hay un país en Europa cuyo interés nacional está en oponerse a cualquier declaración unilateral de independencia, ése es España. Salvo que uno piense que no es el interés nacional el que debe guiar la política exterior española, sino la "tradicional amistad con los pueblos árabes", que tanto gustaba a Areilza y Castiella, tan preocupados por Gibraltar, y que ahora asume Margallo.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Internacional
El Tribunal de Justicia europeo reconoce discriminación lingüística en la publicación de concursos de la UE
La publicación en tres lenguas (alemán, francés e inglés) de los anuncios de concurso de la Unión Europea y la obligación de realizar las pruebas de selección en una de esas lenguas constituyen una discriminación por razón de la lengua. Además, la limitación de la elección de la segunda lengua de un concurso debe basarse en ‘criterios claros, objetivos y previsibles’. El Tribunal de Justicia de la UE, sin embargo, no tumba el concurso iniciado en 2007 y denunciado por el Gobierno de Italia. Pero recuerda que para seleccionar a ‘los mejores candidatos’ lo preferible es que las pruebas de selección se hagan en la lengua materna de los candidatos.
Redacción www.vozbcn.com 29 Noviembre 2012

En febrero y en mayo de 2007, la Oficina Europea de Selección de Personal del Parlamento Europeo (EPSO), responsable de la organización de los procedimientos de selección de los funcionarios de la Unión Europea, publicó anuncios de concurso solo en alemán, inglés y francés para seleccionar administradores y asistentes en el campo de la información, la comunicación y los medios de comunicación. La publicación se hizo en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE).

Por lo que se refiere a la admisión y al desarrollo de las pruebas de acceso, se exigían un excelente conocimiento de una de las lenguas oficiales de la UE, como lengua principal, y un conocimiento satisfactorio de alemán, inglés o francés, como segunda lengua obligatoriamente distinta de la lengua principal.

Además, se establecía que las convocatorias, la correspondencia entre la EPSO o la secretaría del tribunal y los candidatos y las pruebas de acceso solo se realizarían en alemán, en inglés o en francés. Se establecían en este sentido las mismas condiciones para la admisión a las pruebas escritas y para el desarrollo de éstas. Esta semana, el Tribunal de Justicia ha dictaminado que se cometió una discriminación por motivos lingüísticos.

Impugnación del Gobierno de Italia
En junio y en julio del mimso 2007, la EPSO publicó dos modificaciones en el DOUE en todas las versiones lingüísticas de la UE, remitiéndose expresamente a la versión íntegra de los anuncios ya publicados en alemán, inglés y francés y reabriendo el plazo de presentación de candidaturas. El Gobierno de Italia interpuso un recurso de anulación de estos anuncios ante el Tribunal General.

El Estado italiano criticó, en esencia, la falta de publicación íntegra de los anuncios en las lenguas oficiales distintas del alemán, el inglés y el francés, y la limitación, a su juicio arbitraria, a solo tres lenguas de la elección de la segunda lengua para participar en los concursos, para la comunicación con la EPSO y para el desarrollo de las pruebas.

Tras la desestimación de dichos recursos por el Tribunal General, Italia interpuso un recurso de casación ante el Tribunal de Justicia, alegando que el Tribunal General había incurrido en un error de derecho al confirmar la validez de los anuncios.

En la UE hay 23 lenguas oficiales
Este martes, el Tribunal de Justicia ha examinado, en primer lugar, la falta de publicación íntegra de los anuncios en todas las lenguas oficiales de la UE. Ha recordado que ‘el régimen lingüístico de la UE define como lenguas oficiales y lenguas de trabajo de las instituciones de la Unión a las 23 lenguas actuales de la UE‘, que el DOUE debe publicarse ‘en todas las lenguas oficiales’ y que, según el Estatuto de los Funcionarios de la Unión, ‘los anuncios de concurso general deben publicarse en el DOUE’.

En consecuencia, la combinación de estas normas implica que los anuncios de concurso en cuestión debieron haber sido publicados íntegramente en todas las lenguas oficiales, según ha comunicado el propio Tribunal de Justicia de la UE en una nota de prensa. Dado que dichas disposiciones no establecen excepciones, el Tribunal General ‘incurrió en un error de derecho al declarar que la publicación posterior de las modificaciones puso fin a la falta de publicación íntegra’.

En cualquier caso, partiendo del presupuesto de que los ciudadanos de la UE lean el DOUE en su lengua materna y que dicha lengua sea una de las lenguas oficiales de la Unión, ‘un candidato potencial cuya lengua materna no fuera una de las lenguas de la publicación íntegra de los anuncios debía conseguir el DOUE en una de estas lenguas y leerlo en dicha lengua antes de decidir si deseaba presentar su candidatura a alguno de los concursos’.

Por tanto, tal candidato ‘se encontraba en una situación de desventaja en relación con un candidato cuya lengua materna fuera el alemán, el inglés o el francés’, tanto por lo que se refiere a la correcta comprensión de estos anuncios como en lo relativo al plazo para preparar y enviar su candidatura.

Admite que se limite la opción de la segunda lengua
En segundo lugar, el Tribunal de Justicia ha examinado la limitación de la elección de la segunda lengua para participar en un concurso. Ha afirmado que tal limitación ‘puede estar justificada por el interés del servicio’. Según el Tribunal de Justicia, las reglas que limitan la elección de la segunda lengua deben establecer ‘criterios claros, objetivos y previsibles’, a fin de que los candidatos puedan saber, con suficiente antelación, cuáles son los requisitos lingüísticos que se exigen, y poder prepararse para los concursos en las mejores condiciones.

Ahora bien, las instituciones afectadas por el concurso ‘no adoptaron nunca reglas internas que determinasen las modalidades de aplicación del régimen lingüístico en su seno’. La Comisión Europea tampoco invocó que existiesen otros actos, como comunicaciones, que estipulasen los criterios que rigen la limitación de la selección de lenguas como segunda lengua para participar en concursos.

Por último, los anuncios en cuestión no contenían ninguna motivación que justificara la elección de las tres lenguas seleccionadas. Para que las instituciones puedan asegurarse de que seleccionan a los mejores candidatos (en términos de competencia, de rendimiento y de integridad), puede ser preferible que éstos ‘estén autorizados a realizar las pruebas de selección en su lengua materna o en la segunda lengua que consideren dominar mejor’.

Por otro lado, el Tribunal ha señalado que ‘los conocimientos lingüísticos son un elemento esencial de la carrera de los funcionarios y las instituciones pueden controlar los esfuerzos que realizan los funcionarios para ponerlos en práctica y adquirir en su caso otros nuevos’. Por tanto, incumbe a las instituciones buscar ‘un equilibrio entre, por un lado, la limitación del número de lenguas de los concursos, y, por otro, el objetivo de identificar a los candidatos que posean las más altas cualidades de competencia y las posibilidades de aprendizaje por parte de los funcionarios seleccionados de las lenguas necesarias para el interés del servicio’.

Así, el Tribunal de Justicia ha anulado la sentencia del Tribunal General y ha resuelto definitivamente el litigio con el Gobierno de Italia, anulando también los anuncios de concursos generales. En cambio, ‘a fin de proteger la confianza legítima de los candidatos seleccionados’, el Tribunal no pone en tela de juicio ‘los resultados de los concursos’.
 

Fedea denuncia trucos contables
Un tercio de las CCAA 'maquilla' su gasto público para ocultar déficit
Algunas regiones están retrasando la contabilización de ciertas partidas, lo cual permite aminorar temporalmente su déficit.
LM Libertad Digital 29 Noviembre 2012

El objetivo de déficit público para las CCAA se sitúa en el 1,5% del PIB en 2012. En el primer semestre del año, el desfase entre ingresos y gastos alcanzó el 0,9% del PIB, excluyendo los anticipos a cuenta del Estado, una cifra muy inferior al 1,6% registrado en el mismo período de 2011. En principio, se trata de una buena noticia, pero el problema es que los expertos de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) ponen en duda la contabilidad que están efectuando algunos gobiernos autonómicos. De ahí, precisamente, que estimen que las CCAA cerrarán el ejercicio con un déficit próximo al 2% del PIB, desviándose medio punto del objetivo.

El último Observatorio Fiscal y Financiero de las CCAA elaborado por Fedea desarrolla en detalle esta denuncia. Aunque los autores del estudio (José Ignacio Conde-Ruiz, Juan Rubio-Ramírez y Carmen Marín) dejan claro en todo momento que se trata de una "conjetura", aportan sólidos argumentos para concluir que, al menos, casi un tercio de las CCAA están retrasando la contabilización de gastos para ocultar parte de su déficit público.

Evolución de gastos e ingresos

La ejecución presupuestaria de las regiones hasta el pasado agosto refleja que los ingresos no financieros netos bajan un 5% interanual, descontando los anticipos a cuenta inyectados por el Estado y la liquidación positiva del sistema de financiación en 2010. Es decir, una vez eliminados ciertos factores exógenos, lo cierto es que la recaudación fiscal neta está cayendo con respecto al pasado año.

Asimismo, los gastos no financieros se reducen un 7% con respecto a agosto de 2011: los Gastos de Capital caen un 31%, los Gastos de Personal un 4% y los Gastos en Transferencias Corrientes un 10%. Por el contrario, los Gastos Corrientes de Bienes y Servicios han aumentado un 1% y el Gasto en Intereses se dispara un 39% interanual.

De este modo, casi todo el ajuste presupuestario registrado en las CCAA hasta agosto se ha hecho a base de recortar gastos, según el informe, pero "¿son creíbles estas reducciones del gasto?", se preguntan los expertos. El estudio destaca que algunos de los recortes observados "pueden ser debidos a retrasos en la contabilización".

La ejecución de los Gastos de Personal y de Capital no se puede maquillar, ya que las CCAA tienen que pagar puntualmente nóminas e intereses de deuda. Por ello, en dicho ámbito "estamos convencidos de que la reducción observada es la real", añaden los autores.

Recortes poco creíbles

Sin embargo, la situación cambia en el caso de los Gastos en Transferencias Corrientes y en Bienes y Servicios, ya que aquí las autonomías sí pueden atrasar o adelantar su reconocimiento de obligaciones en el presupuesto. El problema es que la evolución de estas partidas muestra importantes discrepancias en el caso de algunas regiones.

Lo primero a destacar es que estos gastos no son, precisamente, superfluos o discrecionales, sino todo lo contrario.

  • Gastos Corrientes de Bienes y Servicios (capítulo 2): recogen los recursos destinados a atender los gastos necesarios para el ejercicio de las actividades de la Administración. Por ejemplo: la compra de suministros, la farmacia hospitalaria, los gastos de reparación y conservación y la asistencia sanitaria con medios ajenos, etc.
  • Gastos en Transferencias Corrientes (capítulo 4) son las recetas médicas, la financiación de los gastos de las universidades públicas y los conciertos educativos, las prestaciones a personas dependientes, etc.

Dicho de otro modo, el 88% del Gasto Corriente en Bienes y Servicios y el 80% del Gasto en Transferencias Corrientes se corresponden con gastos en Sanidad, Educación y Servicios Sociales. Es decir, son partidas "muy difíciles de recortar de forma rápida y que, en caso de hacerlo, llevarían consigo el deterioro de la calidad de los servicios públicos esenciales (Sanidad, Educación y Servicios Sociales)", advierte el informe.

La sorpresa llega al observar cómo caen estas partidas en ciertas regiones hasta agosto:

  • Gastos Corrientes de Bienes y Servicios: Castilla-La Mancha (-49%), Andalucía (-24%) y Asturias (-20%) presentan fuertes reducciones interanuales.
  • Gastos en Transferencias Corrientes: también caen con fuerza en Castilla-La Mancha (-43%), C. Valenciana (-30%) y Baleares (-29%).

Los analistas de Fedea encuentran una fuerte correlación entre estos recortes y un bajo nivel de ejecución presupuestaria (porcentaje del presupuesto anual que ya se ha gastado). Así, por ejemplo, Castilla-La Mancha presenta una reducción de los Gastos Corrientes en Bienes y Servicios del 49%, mientras que su grado de ejecución presupuestaria en este mismo capítulo se desploma en 22,7 puntos porcentuales con respecto al mismo período del pasado año; lo mismo sucede con el Gasto en Transferencias: cae un 43% interanual, mientras su grado de ejecución baja 17 puntos porcentuales.

Una de dos: o bien estas autonomías han decidido realmente no ejecutar una parte muy sustancial del presupuesto destinado a Sanidad, Educación y Servicios Sociales para reducir de forma drástica el gasto; o bien estos datos "no son creíbles". Y es que, un recorte de tal naturaleza se tendría que haber reflejado, automáticamente, en el cierre de numerosos hospitales, universidades y colegios en estas regiones, lo cual no se ha producido.

"La explicación del retraso en la contabilidad tiene más sentido", concluyen. Un ejemplo de este tipo de maquillaje contable sería el siguiente: en enero, se realiza una reparación de maquinaria de diagnóstico en un hospital, lo que se refleja en una factura pendiente de pago. La Comunidad Autónoma puede retrasar la contabilización de esta factura hasta otro trimestre perfectamente. Curiosamente, el volumen de facturas impagadas por las CCAA a proveedores ascendía ya a 12.000 millones de euros en agosto.

Por todo ello, Fedea prevé que "en el resto del año se produzca un aumento considerable en estos dos capítulos de gasto para aquellas CCAA que presentan reducciones importantes a estas alturas del ejercicio", lo cual explica -en parte- el incumplimiento del objetivo de déficit para 2012 que estima la entidad. El siguiente gráfico resume estas previsiones:


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Fiasco del maximalismo secesionista de Mas
José Antonio Yturriaga www.vozpopuli.com 29 Noviembre 2012

El pasado 19 de Noviembre asistí a un interesante debate del Círculo Cívico de Opinión sobre “Desafección política y sociedad civil”, en el que el profesor José Ignacio Torreblanca presentó la comunicación “Preocupémonos de los procesos, no de los resultados”. Discrepo por completo de sus conclusiones sobre el derecho a decidir y la eventual independencia de Cataluña, que me dejaron muy preocupado, tanto por el proceso como por los resultados.

Inexistente confrontación de legitimidades
Afirmó Torreblanca que considerar materialmente imposible la secesión carecía de sentido y constituía un elemento de deslegitimación del sistema político, y que la rigidez de la Constitución abogaba a un conflicto de legitimidades entre el marco jurídico legal y un nuevo marco político que -de forma pacífica y mayoritaria- abocaría a realizar una consulta en torno a la independencia. A su juicio, se enfrentaban dos legitimidades: la legitimidad constitucional, que prohíbe los referendos unilaterales y la secesión, y una legitimidad democrática surgida del pronunciamiento de una mayoría relevante de la población catalana. ¿Acaso el pronunciamiento casi unánime del pueblo español es menos democrático que la voluntad del pueblo catalán aún no expresada de forma inequívoca? No se pueden poner la legalidad y la ilegalidad en pie de igualdad, y enfrentar la legitimidad constitucional a una supuesta legitimidad política que no está amparada por el derecho. La Constitución fue adoptada en 1978 por un abrumador consenso, incluido el de la inmensa mayoría de los ciudadanos de Cataluña. Su artículo 2 la fundamenta en “la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles”, y reconoce a la par “el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran, y la solidaridad entre todas ellas”. El artículo 1-2 afirma de forma categórica que “la soberanía reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. La Constitución es la norma suprema de la Nación y no una disposición de rango menor que pueda ser modificada por la voluntad de unos pocos ciudadanos. Establece un mecanismo para su reforma, que hay que seguir por imperativo legal si se pretende llevarla a cabo.

¿Es insoslayable un referéndum de autodeterminación?
Aunque admitía que en el Derecho Internacional sólo existe el derecho a la autodeterminación en el caso de descolonización y que el Derecho Constitucional no considera preceptivo que un Estado tenga que tomar en cuenta las aspiraciones separatistas de uno de sus territorios, Torreblanca estimaba que ello no significaba que una comunidad pudiera soslayar indefinidamente la toma en consideración de la voluntad política de una parte de la población de separarse del Estado. Aceptar una consulta -aún a riesgo de perderla- era mejor que rechazarla, y resultaba muy difícil negar la posibilidad de realizar un referéndum soberanista y las consecuencias constitucionales que tendría un hipotético amplio SI a una pregunta clara y sin ambigüedades sobre la secesión. Considero que el Gobierno central podría, en efecto, hacer una consulta mediante referéndum sobre la integridad de España, aunque no hay norma alguna que le obligue a ello, pero -dado que la soberanía nacional reside en el pueblo español- tendría que consultar a éste en su conjunto, y no sólo al pueblo catalán, al ser un tema que afecta a todos y cada uno de los integrantes de la Nación.

Artur Mas podría haber iniciado el proceso de reforma de la Constitución y -de no tener éxito como con el Plan Ibarretxe- negociar con el Gobierno la celebración de un referéndum de autodeterminación a nivel nacional. Sin embargo, al situarse al margen de la legalidad y violentado el propio programa de CIU. Dio un ultimátum a Mariano Rajoy para que concediera a Cataluña un estatuto fiscal semejante al del País Vasco y Navarra y -cuando éste se negó alegando que no era un tema bilateral y que debería ser consensuado con las demás CCAA- se rasgó las vestiduras cuadribarradas, puso fin a la legislatura antes de haber alcanzado su ecuador, convocó elecciones anticipadas y pidió al pueblo catalán que le concediera una mayoría absoluta para imponer el “derecho a decidir” a través de un referéndum de autodeterminación, con o sin la preceptiva autorización del Gobierno central. Este desafío podría haber sido desactivado temporalmente, si el Presidente del Gobierno hubiera estado de acuerdo con Torreblanca en que -puesto que Cataluña sería a la larga un Estado viable- había poderosos motivos para negociar un acuerdo político y construir una opción de permanencia en España de Cataluña, aceptable para sus ciudadanos. Daba por buena la tesis victimista de que España la oprimía y explotaba, y que tenia que pagar un precio por ello. Nada más lejos de la realidad. Equivaldría a aceptar la cínica máxima de Oscar Wilde de que “la mejor forma de vencer la tentación es cediendo a ella”. Rajoy, en consecuencia, debería haber seguido una política de apaciguamiento como la de Chamberlain, someterse al chantaje de Mas y ceder a sus exigencias. Como no lo hizo, el President se inclinó inesperadamente por la independencia y afirmó que ni la Constitución ni los tribunales impedirían el establecimiento de un Estado catalán.

Castigo de las urnas a Artur Mas
En una declaración sobre “La independencia y el Estado de Derecho”, 28 juristas españoles han señalado atinadamente que la unidad jurídica de España es la garantía de la igualdad de derechos de todos los ciudadanos, con independencia de su lugar de nacimiento o residencia. Por ello, la pretensión de romper esa unidad, incumpliendo la Constitución o pretendiendo reformarla al margen de los mecanismos en ella previstos, supone una lesión a la igualdad de derechos de los ciudadanos y una amenaza al Estado de Derecho y a las libertades que éste garantiza. Pese a presidir la Generalitat gracias a la Constitución, Mas la ha ignorado cuando le ha venido en gana y ha dado reiteradas muestras de insumisión antes los tribunales y de deslealtad institucional. Aunque CIU no incluía la independencia en su programa, el President ha aprovechado la situación económica crítica que atraviesa España para atacarla traicioneramente por la espalda y propugnar la independencia de Cataluña, violando la Constitución y el Estatuto.

Mas ha tratado de engañar a la ciudadanía manteniendo que, en caso de secesión, Cataluña seguiría siendo miembro de la UE, lo que ha sido desmentido por la Comisión Europea. Torreblanca estima que -como Cataluña sería a largo plazo un Estado viable en el marco de la UE- España debería acordar con ella su incorporación a la misma, pues no estaría justificado privar a los catalanes de sus derechos comunitarios, pero pasa por alto que -si Cataluña goza de esos derechos- es por formar parte de España, y que -si se escindiera voluntariamente de ella- estaría más que justificado que perdiese su ventajosa posición. Además, el acto de rebelión de Cataluña iría dirigido no sólo contra España, sino también contra la UE en su conjunto, al atentar contra uno de los pilares básicos de la construcción europea, y -si el nacionalismo consiguiera romper España- se rompería Europa. Las elecciones del 25-N -convocadas por Mas irresponsable e innecesariamente, tirando por la borda media legislatura para plebiscitar sus tesis independentistas maximalistas- eran la prueba de hasta dónde estaba dispuesto a llegar el ”poble catalá”, por él invocado en vano. El pueblo ha dado muestras de “seny” y propinado una sonora bofetada al nuevo Mesías, que -con su estrepitoso fracaso- ha hecho lo último que -según Tarradellas- debería hacer un político: el ridículo. Si tuviera un mínimo de dignidad, dimitiría de inmediato, al igual que su “alter ego” Durán, que ha salido a última hora del armario secesionista. Los resultados han dejado un rayo de esperanza para la convivencia. Aunque la situación siga siendo grave y preocupante por el avance del radicalismo independentista, ha dejado de ser catastrófica.”¡Laus Deo!”.

Lectura fría
Román Cendoya www.gaceta.es 29 Noviembre 2012

En estas elecciones han ganado la radicalidad soberanista y Ciutadans.

Pasados cuatro días de las elecciones celebradas en Cataluña, hay que hacer una lectura fría del resultado. El Parlamento catalán surgido de las urnas es muy parecido al que había, sólo que mucho más radical. En estas elecciones han ganado la radicalidad soberanista y Ciutadans. La radicalidad porque ha entrado el CUP con tres escaños, que son los avalados por el terrorista condenado Otegi –no es opinión, es sentencia–, y ERC que tenía 10 escaños y ahora disfruta de 11 más. Respecto al Parlament anterior se han incorporado al discurso soberanista los 50 diputados de CiU que por fin, y con el coste de 12 escaños, ha salido del armario.

Ciutadans ha ganado porque ha triplicado sus escaños y ha formado grupo parlamentario. Ha recibido el apoyo de todos esos catalanes que ven en Albert Rivera una barrera firme y real ante el nazionalismo. Todos los demás partidos han tenido unos resultados entre satisfactorios y desastrosos. En los satisfactorios ICV, que ha subido tres escaños pero sigue teniendo un papel intrascendente. El PP no puede estar satisfecho consiguiendo un escaño más en unas elecciones en las que entre CiU y el PSOE han perdido 20. La “firmeza” ante CiU es “blandeza” cuando se sigue cogobernando en Diputaciones y Ayuntamientos. Los ciudadanos lo perciben. No es poder, es pasta.

Lo del PSC es una catástrofe propia de quien ha decidido en momentos trascendentes situarse en ninguna parte. Y no pasa nada. ¿Para qué cambiar si siguen en sus puestos? Mas y CiU han pasado a la historia como el mejor ejemplo de lo que es la estupidez en política. Pero Mas no se irá. Necesita de la inmunidad que se han autorregalado los políticos para protegerse de las tropelías realizadas como individuo. Pobre país aquel que ante la certeza –la cuenta y el dinero fuera existen– sigue votando corrupción.

Los que asaron la manteca
Martín Prieto La Razón 29 Noviembre 2012

Entrevistando a Manuel Fraga tras una de sus amarguras electorales, me ilustró como siempre hacía: «Mi querido amigo, en política todas las victorias son pírricas y todas las derrotas son provisionales». Hasta ahora ésta es la única reflexión de Artur Mas sobre la cadaverina organizada con la estabilidad institucional catalana.

La victoria política nacional es de Pirro porque siempre lo es sobre connacionales y por eso los presidentes triunfantes apelan a gobernar para todos y dan las gracias a quienes no les han votado. Pero eso no está al alcance de los que asaron la manteca (Pujol y la Gran familia, el hereu Mas, Duran Lleida; ERC es un movimiento friki emergente y el PSC, una larga melancolía) que son como un aterrizaje extraterrestre sobre la historia de España, presente y futura.

El que asa la manteca no es un rústico, es un perverso que sabe que salpica quemantemente a los demás. La aventura visualizada en Mas se asemeja a la equinoccial de Lope de Aguirre remontando el Marañón y autoproclamándose la cólera de Dios contra Felipe II.

Mas ha escabechado su propio partido, ha engordado a su enemigo de clase ERC, ha debilitado al PSC y dividido por gala en dos al censo catalán, ya quebrado económicamente desde el tripartito encabezado por los socialistas. Pese a que los gobiernos de Madrid siempre se han sometido al chantaje de los propietarios del Estatut cuyo objetivo es quedarse con un Estado independiente y una suculenta Hacienda particular ajena a cualquier corresponsabilidad solidaria.

Todos los gatuperios y falsedades que Artur Mas ha introducido en su campaña denotan que tienen de estadista lo que Gordillo, el líder «asaltasupermercados» del SOC andaluz. El «seny», la prudencia empresarial, y eso de que la pela es la pela, la repugnancia al aventurismo social, ¿lo ignoraba este caballero con alma de destrozona? No dará un paso al costado porque lo suyo es Armagedón, no la Arcadia feliz. Desde el malévolo Madrid habrá que recomponer el juguete roto.

Cataluña
Artur Ibarretxe, RIP
José García Domínguez Libertad Digital 29 Noviembre 2012

Está claro que eso de orientarse con los mapas no va con Artur Ibarretxe. Había planeado el hombre un viaje a Ítaca y ahí lo tienen, perdido en el laberinto del Minotauro. Encerrado y sin salida posible. Ninguna. Porque ni siquiera una atolondrada huida hacia delante, la convocatoria del referéndum, resulta ya factible para el Moisés del Llobregat. Mas es a estas horas un cadáver político. Y la publicación de su muy sentido obituario en la plana de esquelas de La Vanguardia, solo cuestión de tiempo. De muy poco tiempo. El insepulto Artur acabará, ha acabado de hecho, como su gemelo Juan José, aquel Ibarretxe primerizo al que Dios confunda. Y todo por culpa de tres míseras actas de diputado. Apenas tres.

El Diablo, es sabido, siempre anda en los pequeños detalles. Así, pese al crecimiento exponencial de la Esquerra (de diez a veintiún representantes), el ascenso de Iniciativa (gana tres) y la irrupción en escena de la CUP (con otros tres escaños), los proclives a violentar la legalidad constitucional no suman los dos tercios imprescindibles para poder convocar la consulta prometida por el muy honorable difunto. Hay en catalán una voz, milhomes –"mil hombres"–, con la que se designa a la variante local de un gran clásico español, el chulito de barra de bar. Al respecto, Tarradellas, que no solo era alto sino que también era grande, solía repetir que en política procede hacer cualquier cosa, menos el ridículo.

Pero nuestro pequeño milhomes no estaba para esas prevenciones. Él iba a convocar el referéndum "sí o sí". Aunque cubriéndose las espaldas frente al Código Penal. De ahí que, muy cuco, optase por recurrir al padrón municipal –y no al censo– a fin de orillar la legalidad sin incurrir en delito. Mejor que prevariquen los alcaldes, caviló el astuto padre de la pàtria. Y, de paso, que votasen la independencia los pakistaníes y los maulets senegaleses. Truco leguleyo que apenas exige un trámite menor, a saber, que el Parlament promulgue esa ley electoral catalana que lleva camino de treinta años pendiente de aprobación. Ley que el artículo 56 del Estatut exige sea avalada, ¡ay!, por dos terceras partes de la Cámara, o sea por noventa diputados. Y faltan tres.

Cataluña
Convergència busca tonto útil
Cristina Losada Libertad Digital 29 Noviembre 2012

Convergència se ha propuesto dos cosas y una, al menos, ya la ha conseguido: dejar atónitos a los espectadores del teatro político. La segunda es dejarlos más atónitos todavía. Después de ir al casino, apostar cuanto tenía y salir desplumada, ahora quiere dar el sablazo a quienes, imagina, disponen aún de menos luces. Los términos del chantaje moral que plantean los de Mas a los de Junqueras son éstos: o Esquerra entra en el Gobierno o no habrá consulta sobre la independencia. Pero ¿no era la consulta el gran proyecto de CiU, la bandera con la que acudió a las elecciones, el propósito que justificó su adelanto? Pues bien, señoras y señores, eso era así antes del último domingo. El día después, ya no. Ahora, la famosa consulta sobre el destino último de Cataluña se ha transformado en un proyecto de la Esquerra al que Artur prestará su imprescindible apoyo únicamente si se aviene a gobernar con él.

El alto mando estratégico de CiU, de probada habilidad, ha diseñado una maniobra envolvente: una oferta que se no puede rechazar. Si los niños quieren ver cumplido su deseo, no les queda otra que acceder. La pelota está en su tejado, les toca mover ficha y todo lo demás. De Esquerra, ¡y sólo de ella!, depende que se celebre o no la consulta separatista por la que clama el pueblo con el fervor del que las urnas han dado buena cuenta. En sus manos está la suerte que ha de correr una oportunidad histórica de las que aparecen en mil años o así, y el estricto tribunal que juzga asuntos de tamaña trascendencia condenará a Junqueras, Bosch y compañía en caso de que respondan con un sonoro "no" al requerimiento convergente.

El envés de esta hoja de ruta de emergencia es, naturalmente, que CiU renuncia a convocar la ilegal consulta si ha de gobernar en solitario. Que la deja caer, en fin, si no tiene un copiloto. Y esto es lo más parecido a un reconocimiento de facto del fracaso. Pues nada impide a Mas, de lograr que le voten la investidura, lanzarse a la aventura sin compañeros de viaje. Cierto, si Esquerra, con una dirección novata, cae en la trampa y se presta a hacer de tonto útil, podrán los de Artur cantar victoria. Aunque sólo por un minuto. Hasta que hayan de inventar un nuevo truco para convencer a su socio de que revertirán sus políticas de ajuste y, no obstante, podrán obtener fondos del Estado para pagar a fin de mes las nóminas. El circo continúa.

Jordi Pujol: "Donde hay una lengua, hay una nación"
http://www.dialogolibre.com  29 Noviembre 2012

El Centro de Información de Cataluña ofrece una muestra de las campañas lingüísticas más destacadas organizadas por la Generalidad de los últimos 30 años, "en un momento amenazante" como ha señalado Jordi Pujol
La 'Queta', la boca que animaba a hablar en catalán con libertad

REDACCIÓN
Una exposición sobre las campañas de normalización lingüística que se han llevado a cabo en Cataluña en los últimos 30 años en el Palau Robert de Barcelona. Extraña porque es el espacio donde está centralizada la información turística gestionada por la Generalidad, lo cual no tiene mucho que ver con la promoción del uso del catalán. Pero el Palau tiene otra función: 'se difunde también la política y la acción del Gobierno (catalán)'.

El Palau Robert acoge una muestra de las campañas lingüísticas más significativas, enmarcadas en su contexto histórico y social, que se han puesto en marcha en las últimas décadas para promover la lengua catalana.

Bajo el título de "Avancem amb el català. 30 anys treballant per la llengua (Avancemos con el catalán. 30 años trabajando por la lengua)", el recorrido comienza con Norma, la niña con un mono azul que reivindicaba no sólo hablar el catalán, sino utilizarlo correctamente. "Decidimos escoger una chica porque en aquel momento era menos impertinente que el hecho que un señor tuviese que darnos lecciones", ha dicho Juste de Nin, el dibujante de Norma, uno de los grandes protagonistas del recibimiento a Artur Mas en la plaza San Jaime tras su vuelta de Madrid con el "no" de Rajoy al pacto fiscal.

Han sido muchas las campañas, y mucho el dinero gastado, para "normalizar" el uso del catalán en diversos espacios ciudadanos: en la calle, la escuela, la empresa, la escuela, el patio de la escuela...

"Hemos querido hacer un recorrido explicando las principales, sin olvidarnos del contexto político y social que engloba cada una. El hilo conductor son las personas, ya que entre todas podremos construir el futuro lingüístico", ha explicado la directora general de Política Lingüística, Yvonne Griley, que es un ejemplo de la internacionalización de la lengua catalana.

En la muestra se pueden recordar campañas como 'Es nota prou que som a Catalunya? (¿Se nota lo bastante que estamos en Cataluña?)', 'El català sobre rodes (El catalán sobre ruedas)', 'Tu ets mestre (Tu eres maestro)' y 'Dóna corda al català (Da cuerda al catalán)', con Queta, la boca que empujaba a hablar en catalán con libertad.

Orgulloso y satisfecho se ha mostrado el ex-presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, que ha querido recordar que "hicimos lo que teníamos que hacer" y que "donde hay una lengua, hay una nación", demostrando que tenía las ideas muy claras desde el principio. Además, ha indicado que "estamos en un momento amenazador, por eso tenemos que seguir haciendo esta gran batalla". Sin el catalán, no habría nación catalana.

La muestra se trasladará a diversas poblaciones catalanas y también fuera, aunque no se ha concretado dónde.


Recortes de Prensa   Página Inicial