AGLI Recortes de Prensa    Martes 4 Diciembre 2012

Libertad y que se cumpla la ley
EDITORIAL Libertad Digital  4 Diciembre 2012

A falta de mayor concreción, las propuestas de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (Lomce) que se han podido conocer este lunes son un catálogo de buenas intenciones... que resultan insuficientes, de cumplimiento cuando menos dudoso y que, incluso aunque se implantasen de forma efectiva, no atacan la raíz de alguno de los principales problemas de la educación.

El borrador de la Lomce parece encontrar una solución para uno de los mayores ataques a la libertad que sufren muchos españoles: la imposibilidad de escolarizar a sus hijos en su propio idioma. Sin embargo, en lugar de promover la verdadera libertad de elección se inventa un parche: que esos niños se escolaricen en centros privados con cargo a la administración autonómica que no sea capaz de proveer ese servicio ni en la enseñanza pública ni en la concertada.

Amén de que se crea un llamativo incentivo para la búsqueda de esa enseñanza en español –no sería extraño que muchos padres optasen por ella para acceder así a la mayor calidad de los centros privados, sin tener que asumir el elevado coste de los mismos–, nada hace pensar que una administración autonómica como la catalana, que incumple sistemáticamente las sentencias judiciales en este sentido, vaya a hacer caso de una nueva ley... que además le obliga a rascarse el bolsillo.

Esta es la forma que tiene este Gobierno de afrontar los problemas; o, mejor dicho, de no afrontarlos. No es original, ciertamente. Todos los Ejecutivos democráticos han hecho lo mismo ante el nacionalismo: en lugar de ir a la raíz del asunto, la falta de libertad, se dan peculiares rodeos para tratar de encontrar soluciones que no pueden ser calificadas sino de parches.

Lo que necesitan Cataluña y otras partes de España no es una ley que permita reacomodar en colegios privados a los niños que quieren estudiar en español y que son, por ello, expulsados del sistema público, sino un Gobierno que haga cumplir la Constitución en todo el territorio nacional y que defienda libertades básicas como la de poder estudiar en la única lengua común a todos los españoles.

Por otro lado, si con estos rodeos se intenta que el nacionalismo no plantee una batalla frontal al proyecto, quienes así proceden cometen un error mayúsculo: como está de sobra demostrado, el único escenario que aceptan los que se llenan la boca con "la España plural" es la imposición absoluta, allí donde tienen el poder, de su modelo totalitario y completamente singular.

La educación es uno de los grandes problemas de nuestro país, y si bien resulta imprescindible una reforma a fondo que extirpe el cáncer logsiano, lo cierto es que para garantizar la enseñanza del español no se precisa de nuevas leyes, sino de hacer cumplir las ya vigentes.

Métete un “chute” de Españolidad
Juan Vicente Santacreu Estrella Digital 4 Diciembre 2012

Antes de que algún imbécil -de esos que sólo leen los titulares- se meta conmigo diré que el 6 de Diciembre hay que estar en la manifestación, ya sea en la “Manifa” de Barcelona o en la de Madrid. Da lo mismo. Y si es con la bandera y el careto pintado, mejor, como si fuera la final de España, porque aquí nos jugamos mucho. Vamos a meternos un “chute” de españolidad a ver si levantamos el muerto.

Dicho esto, quiero añadir que me parece patético que Santiago Abascal, al frente de Denaes o cualquier otro grupo, tenga que convocar una manifestación para defender la identidad de España. ¿Te imaginas esto en Francia? No hay ni un solo país en el mundo que salga a la calle para defender su identidad frente... ¿a quién?

Por supuesto que todos españoles bien paridos apoyamos esta manifestación, pero deberíamos reflexionar qué hemos hecho mal para tener que pedir permiso y pedir perdón para ser español en España.

Podemos poner el titular que queramos, pero en definitiva, lo que se pretende es defender, o más bien diría yo recuperar, “La Marca España”.

¿Cómo hemos perdido la Marca España? Sin ir más lejos y que sirva de ejemplo, el pasado sábado 1 de diciembre Feijóo juró su coronación de Rey Feudal por una temporada más. El 'reyezuelo', aparte de jurar, dio un discurso frente a una multitud de políticos de toda España llegados para la ocasión y evidentemente, lo dio en gallego. Sólo un país de gilipollas es capaz de soportar una estampa tan patética, aunque hay que reconocer que hacían buen juego los dos; la lengua medieval y el Rey Feudal.

Masby lleva cuatro años alertando del gran problema que suponen las lenguas feudales

Son multitud de pequeños detalles en la vida cotidiana los que ocasionan que en nuestro país no quede ni Marca, ni España. Hasta los medios de comunicación son responsables a la hora de comunicar. Te pongo el ejemplo de un titular: “La Queen Elizabeth II ha recibido en London a miembros de la United Kingdom”. ¿Te imaginas ese titular? No, porque cuando hablamos en español... pues hablamos en español y no hacemos el imbécil. En cambio, cuando hablamos de Cataluña hacemos el imbécil todo lo que podemos y un poquito más. El titular equivalente de una noticia catalana, pero escrita en español sería: “El Presidente de la Generalidad Arturo Mas ha recibido en Gerona a miembros de Catalu?ñ?a”. Así se dice en español, con un par de huevos y sin complejos.

Cuatro años llevamos en Masby alertando del gran problema que suponen las lenguas feudales y cómo se le niega a media España el poder trabajar de funcionario o estudiar en la otra media España. Pero claro, aún hay muchos imbéciles –periodistas y ciudadanos- que afirman sin complejos que eso no ocurre en Galicia o en Valencia. ¡¡Enteraos imbéciles!!. Mientras haya exceso de gilipollas mermando la realidad española, iremos perdiendo la Marca España.

Pero tranquilos, yo sé cómo acabará la historia. Un día surgirá un personaje mediático lo suficientemente importante y denunciará el problema lingüístico español. Seguramente lo pronunciará en una de esas conferencias millonarias que pagamos entre todos y declarará sin complejos que las lenguas tan sólo son un instrumento de comunicación y que los bienes culturales están muy bien conservarlos, pero en los museos, porque en la calle lo único que hacen es marear y enredar. Ese día el pueblo despertará y como en cualquier capítulo de los Simpson, Springfield recobrará el norte. Pero quizás entonces ya sea tarde.

Hay tres pecados capitales que si se peca en exceso pueden desintegrar la unidad de una nación: el color, la lengua y la religión

Nos guste o no, y aunque sea políticamente incorrecto lo voy a decir porque yo soy políticamente español. Hay tres pecados capitales que si se peca en exceso pueden desintegrar la unidad de una nación: el color, la lengua y la religión. En España hemos pecado en demasía con las lenguas, ahora estamos coqueteando con la religión y como pronto ya no seremos España, ya no podremos pecar más. ¿Acaso es esta la hoja de ruta que marca la Masonería al Estado Español? No lo sé, pregúntenle a Rajoy por qué ejecuta la misma política que su antecesor, el Masón José Luis Rodríguez Zapatero. ¿Pertenecen a la misma Logia Masónica? Quizás entonces entiendan por qué tenemos un traidor dirigiendo la Nación.

Y por último una pregunta, ¿por qué ante cualquier protesta zurdosa se unen, abortistos y abortistas, moros, palestinos, sindicatos, argentinos, republicanos, separatistas, Charlys, indigentes culturales, unicejos, etc? Supongo que en esta manifestación del 6 de diciembre al ser española y no ser zurdosa se unirán de manera oficial el resto de españoles: las víctimas del terrorismo, los cristianos, los anitiabortistas, los grupos de derechas españoles, los de izquierdas españoles, los PPeros cabreados, los del crucifijo, los antiEtarras, etc. Es tan sólo una suposición, porque oír, no los he oído aún.

¡¡Señores!!, las grandes cosas, al igual que la Marca España, están formadas por multitud de pequeñitos detalles, porque esas pequeñas cosas son las que diferencian una obra mediocre de una obra de arte.

Así es España, pero no me gustan ni los políticos, ni lo que han hecho con mi Patria, por eso quiero cambiarla.

Juan Vte. Santacreu – En Twitter @JVSantacreu – Estrella Digital

Mr. Wert y la mala educación
Nacho Cardero El Confidencial 4 Diciembre 2012

Sus maledicentes compañeros de partido comentan por ahí que los mejores días de Wert como ministro han sido los quince últimos. No por sus ingeniosas alocuciones, sino más bien por lo contrario. “Durante las elecciones catalanas lo hemos tenido encerrado. Le pedimos que no abriese la boca en el tiempo que durase la campaña, que no nos podíamos permitir otra sugerencia como aquélla de que había que españolizar a los niños catalanes. Y lo ha cumplido”.

El ministro sólo tuvo que saltarse el encierro voluntario para rendir honores al director de cine José Luis Borau, cuya capilla ardiente se encontraba instalada en el tanatorio de la M-30 de Madrid. Allí, rodeado de guionistas, actores, claque y demás gente del mundo del espectáculo, Wert fue víctima de una audible pitada. La protesta aconteció en presencia del cuerpo exangüe del cineasta aragonés.

¿Qué ha hecho el ministro para ser vilipendiado tanto por el lobby de la industria cultural como por los usuarios de Internet, por profesores e iletrados, por socialistas y populares? ¿Qué ha hecho para que, según el último sondeo de Metroscopia y los barómetros trimestrales del CIS, sea el ministro peor valorado de todo el Gobierno Rajoy? Básicamente, cometer dos pecados capitales. En primer lugar, Wert se dejó doblar la cerviz por las tesis de Montoro y permitió una subida en el IVA de la cultura del 8 al 21%; y segundo, hizo oídos sordos a los expertos y planteó una reforma educativa únicamente consensuada consigo mismo.

José Ignacio Wert (Madrid, 1950) pasa por ser un tipo brillante, de verbo fluido y cabeza amueblada. Estudió en Colegio del Pilar, se licenció en Derecho por la Universidad Complutense con premio extraordinario y realizó un máster en Sociología Política por el Instituto de Estudios Políticos. Ha ocupado cargos de relevancia en RTVE, CIS, Demoscopia, Sofres, Prisa y BBVA por obra y gracia de Francisco González. Entre sus amistades figura Pedro Arriola, el sociólogo del PP, del que no parece haya adoptado su extraordinaria habilidad para medir las palabras antes de expresarse en público.

Al igual que le ocurría a Zapatero, a Wert sólo le funcionan los Deportes. Los otros dos flancos de su cartera hacen agua. En el primero de ellos, el de Educación, choca de lleno con la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, mientras que en el segundo, el de Cultura, está enfrentado a su número dos, el secretario de Estado de José María Lasalle, que no se esfuerza en disimular la animosidad hacia el jefe. Es como si los suyos le hubieran hecho un sándwich.

Pero hete aquí que ayer Wert se revolvió como gato panza arriba. Bien porque quiere dar continuidad a sus quince días gloriosos, bien porque nota cómo le están moviendo la poltrona, el ministro revolucionó el patio de colegio de las comunidades autónomas con una reforma educativa que apenas se asemeja a la pergeñada un mes antes. El cambio es radical e interpreta la partitura de Génova.

¿Qué ha hecho para que sea el ministro peor valorado de todo el Gobierno Rajoy? Básicamente cometer dos pecados capitales. En primer lugar, Wert se dejó doblar la cerviz por las tesis de Montoro y permitió una subida en el IVA de la cultura del 8 al 21%; y segundo, hizo oídos sordos a los expertos y planteó una reforma educativa únicamente consensuada consigo mismo

Tras el conato de rebelión de los consejeros del PP, del que dio cuenta El Confidencial, Wert llega a la conferencia sectorial de hoy martes con una la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación (LOMCE) que cuenta con el visto bueno de Cospedal y el Partido Popular, pero que levanta ronchas en las ‘comunidades enemigas’. Especialmente, en la Cataluña gobernada por Artur Mas.

En concreto, el borrador de la LOMCE obliga a las autonomías a pagar una plaza en un centro privado a aquellos padres que soliciten la educación en castellano cuando la comunidad no pueda ofrecerles esta posibilidad en un centro público o concertado. Este punto, que no es más que el reflejo de la reciente sentencia del Supremo, que establece el castellano como lengua vehicular en la enseñanza en Cataluña, supone un torpedo en la línea de flotación de las comunidades con gobiernos nacionalistas.

Además, el anteproyecto de la reforma educativa otorga una mayor autonomía a las CC.AA. y centros de educación de la prevista inicialmente; tumba la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que sólo podrá impartirse dentro del margen de maniobra concedido a las autonomías; permite que la religión o su asignatura alternativa computen para la evaluación del alumno; recula en la desaparición del bachillerato de la música, y recupera el latín y el griego.

En un principio, la Cultura Clásica había sido desterrada de la LOMCE, lo que provocó que insignes académicos remitieran una carta a Rajoy en la que señalaban al ministro como responsable directo de “la muerte real de la enseñanza clásica” en España. Misiva a la que se adhirieron institucionalmente, entre otros, la Real Academia Española de la Lengua, la de la Historia, la Sociedad Española de Estudios Clásicos y, a título individual, multitud de firmantes como Mario Vargas Llosa, Luis María Anson, Carmen Iglesias y Juan Luis Cebrián.

Luego, el Ministerio de Educación trató de hacerse querer por los ‘clásicos’ otorgando el Premio Nacional de las Letras Españolas 2012 al helenista Francisco Rodríguez Adrados. Sin embargo, el prestigioso filólogo, lejos de cohibirse con el galardón, aprovechó el premio como altavoz de su incansable lucha por el mantenimiento de las lenguas y cultura clásicas en el sistema educativo español, y para suplicar una reunión con un ministro que le ha premiado… pero que aún no le ha recibido. Finalmente, Wert parece haber escuchado las súplicas de cátedros y académicos.

Internet, otro campo de minas
El otro campo de minas que ha de atravesar Wert es el de la ley de propiedad intelectual, cuyos primeros esbozos son de un intervencionismo tal que dejan a la Ley Sinde casi como una norma anarquista. Lo cierto es que la autoría del borrador hay que atribuírsela a su número dos, José María Lasalle, que ha contado para su redacción con un reducido grupo de fieles, descartando a su vez a los expertos propuestos por el ministro, caso del presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Enrique González Macho.

La nueva ley pretende que los derechos de autor corran a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, esto es, de los contribuyentes; que exista una mayor supervisión de la SGAE y del resto de entidades de gestión, y que se puedan bloquear y multar con fuertes sanciones a las páginas web que tengan “como principal actividad” facilitar “listados ordenados y clasificados de enlaces” a contenidos sujetos a derechos de autor. En conclusión, el borrador bosquejado en el Ministerio quiere poner puertas a Internet y mantener los privilegios de un puñado de autores.

A pesar de que el texto no es en puridad obra del ministro, las críticas le asaetean como dardos. Blogueros, productores, majors americanas, entidades de gestión, Ministerio de Industria, todos, pero todos sin excepción, han vapuleado inmisericordes el proyecto de Mr. Wert. Solo cabe esperar que, como ha sucedido con la reforma educativa, que la ha modificado de arriba abajo y ahora va por buena dirección, rectifique y evite presentar una ley arcaica que no goza de consenso alguno. De no ser así, el próximo en caer será el propio Wert. No son pocos los que ya se están postulando para ocupar el sillón del ministro.

Cataluña
El delito elevado a acuerdo de gobierno
Guillermo Dupuy Libertad Digital 4 Diciembre 2012

Aunque no quieran entrar en el Gobierno autonómico, los representantes de ERC ya han mostrado su disposición a apoyar la investidura de Artur Mas, siempre y cuando este haga realidad su determinación de celebrar el ilegal referéndum de autodeterminación en esta legislatura.

Con independencia de que pueda o no llegar a perpetrarse, no sería la primera vez que la comisión de un delito forma parte de los acuerdos para nombrar presidente de la Generalidad catalana: hace dos años, sin ir más lejos, el PSC pactó con CiU su abstención en la primera investidura de Mas sobre la base de que este haría caso omiso a la entonces reciente sentencia del Tribunal Supremo que ordenaba introducir el castellano como lengua vehicular de la enseñanza, junto al catalán. Ni que decir tiene que Mas ha perpetrado ese delito de desobediencia con el mismo agrado con el que celebraría la ilegal consulta soberanista que él mismo ha impulsado.

Hay algunos analistas, sin embargo, que ven desactivada la consulta soberanista por la simple y errada razón de que la ley catalana, no ya la española, impide ese tipo de consultas mientras no cuente con el apoyo de dos tercios del Parlamento autonómico.

Al margen de que cualquier ley catalana queda desactivada si pierde su entronque con la española, estos analistas parecen confundir los artículos 222 y 223 del Estatuto catalán, destinados a su reforma, con el artero artículo 122, destinado a consultas populares. Es este último tipo de consulta popular, y no el que contempla las reformas estatutarias, el que Mas ha planteado, y para dicha consulta no necesita ninguna mayoría cualificada. Tan sólo necesita hacer caso omiso a la referencia que en el referido artículo 122 de la ley catalana se hace a lo "previsto en el articulo 149.1.32 de la Constitución". Y es este artículo de nuestra Ley de Leyes el que dice que es el Estado el que tiene "competencia exclusiva" sobre la "convocatoria de consultas populares por vía de referéndum".

Desengañémonos. Para quien, como Mas, está dispuesto a saltarse la ley a la torera, ni la ley catalana ni la española serían obstáculo. La auténtica dificultad para que CiU pueda hacer realidad ese delictivo compromiso de gobierno radicará en encontrar apoyos para llevar a cabo, al mismo tiempo, los duros ajustes que le exige la reducción del déficit público, objetivo al que, si tenemos que tomar en serio a Rajoy y a Montoro, está condicionada cualquier ayuda del Fondo de Liquidez Autonómica. Y es que los únicos partidos que, en principio, podrían respaldarle en esa durísima política de ajuste –PP y Ciutadans– no parecen dispuestos a hacerlo mientras los nacionalistas no abandonen su idea de celebrar la ilegal consulta secesionista. En el caso de la formación de Albert Rivera, ni con esas.

Sólo ahí, y en el temor a que el resultado de la ilegal consulta pudiese resultar adverso, radica la auténtica posibilidad de que ese referéndum tenga que "meterse en el congelador", por utilizar la gráfica expresión empleada por Oriol Pujol. Claro que esa dificultad, aun muy presente, no es insalvable, como trataré de explicar en un próximo artículo.

Francisco Caja: "La ley de Wert es una tomadura de pelo"
Según el presidente de Convivencia Cívica, este anteproyecto de Ley de Educación no garantiza la libertad lingüística en Cataluña. Caja considera que la nueva normativa todavía en ciernes favorece su incumplimiento y la impunidad de quienes la vulneren
A. VERÓS www.dialogolibre.com  4 Diciembre 2012

Francisco Caja, presidente de Convivencia Cívica Catalana, considera que el anteproyecto de Ley de Educación que ha presentado el ministro de Educación, José Ignacio Wert, "es una tomadura de pelo" y "una chapuza, efecto de las ambigüedades del Gobierno". Esto no extraña a Caja, ya que, a su juicio, demuestra "la cobardía del PP, que no quiere enfrentarse a la Generalidad".

En declaraciones a DIÁLOGO LIBRE, Caja ha dicho que no ve claro que esta reforma educativa llegue a entrar en vigor: "si atendemos a la historia, la última ni se aplicó (en referencia a la elaborada por la ministra Pilar del Castillo)", y "ésta lleva los mismos derroteros". "Se aplicaría en los territorios controlados por el PP, pero no en los insumisos", ha considerado el presidente de Convivencia. En una reciente reunión mantenida con la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ésta reconoció a los miembros de Convivencia Cívica que el Gobierno carecía de los instrumentos para la aplicación de la legalidad en Cataluña.

Convivencia Cívica Catalana considera que este borrador "en vez de establecer las medidas para el cumplimiento efectivo de la ley, establece en la práctica un régimen de privilegios que permite a cualquier director de un colegio vulnerar la ley y continuar aplicando con total impunidad el sistema de inmersión lingüística". La disposición adicional trigésimo novena, por ejemplo, prevé el incumplimiento de la ley y otorga la impunidad a los que la vulneren.

Si la ley se aprobase, la responsabilidad de ese incumplimiento la tendrían los ciudadanos en general, ya que todos tendríamos que pagar el coste del colegio elegido por el padre que no puede escolarizar a su hijo en un colegio público, y elija uno privado o concertado.

Pero para llegar a ese punto los padres demandantes de educación bilingüe tienen que pasar por un "proceso largo y costoso", ha puntualizado Francisco Caja, sin saber cuál va a ser todavía el procedimiento, la reglamentación para solicitarlo.

La pillería en este caso no es probable que suceda. Pocos padres pedirán ingresar a sus hijos en un colegio privado o concertado porque "la gente está atemorizada", ha asegurado Caja. "La imposición de la inmersión lingüística en Cataluña está aceptada" y son pocos los que, como Convivencia Cívica, luchan contra ella.

Francisco Caja ha señalado además que "el Anteproyecto actual constituye un importante retroceso respecto a la Proposición de Ley Orgánica de modificación de la LOE (Ley orgánica de Educación) para garantizar la enseñanza del castellano y en español en todas las etapas educativas, que el propio Grupo Parlamentario Popular presentó en las Cortes en enero de 2009".

A Francisco Caja no le sorprende la reacción en tromba de toda la clase política catalana, personalizada en la consejera Irene Rigau, porque "cualquier cosa es motivo de agravio" y ya tienen inculcado que "la Ley educativa catalana está por encima de las leyes nacionales". "La señora Rigau no entiende cómo funciona el Estado de derecho". Por eso, según Caja, para ellos es tan importante que "el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) sea la última instancia judicial catalana".

La ley Wert y el ratón de Horacio
A. León www.dialogolibre.com  4 Diciembre 2012

Caída ya la noche sobre Madrid terminaba este jueves la reunión entre la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, y la consejera catalana de Enseñanza, Irene Rigau, que estuvieron discutiendo dos horas y media en la sede del Ministerio, con la presencia durante un tramo del encuentro del titular del departamento, José Ignacio Wert, sin llegar a acuerdo alguno.

Precisamente, fue Wert –quien dice que se transmuta en ‘toro bravo’, y tal vez se enamora de la Luna en noches torvas- el que dijo, al terminar la reunión, que se “mantiene la distancia con la Generalidad” sobre el tratamiento del catalán en la reforma educativa y las competencias autonómicas.

La posición de Irene Rigau sigue siendo la misma. Continúa rechazando con vehementes alharacas el anteproyecto de Ley que ha presentado Wert porque -dice- “no respeta al Parlamento catalán”.

Es muy posible que el lector, que asiste impávido estos días a un fuego cruzado sin tregua, quiera saber legítimamente qué hay en este borrador (ver documento adjunto) tan maligno para que haya encandecido hasta el límite los ánimos de los separatistas (políticos, comunidad educativa y tropa mediática).

En el espléndido artículo del presidente de Convivencia Cívica Catalana, Francisco Caja, que reproducimos a continuación, encontrarán algunas de las claves. Les encarezco que lo lean con atención.

Las cuitas del no tan joven ministro Wert, o siempre nos quedará Andorra
El lector se habrá preguntado sin duda qué contiene el Anteproyecto del ministro Wert para que el nacionalismo catalán se rasgue las vestiduras y sienta profanadas sus esencias y proclame a los cuatro vientos que es “el mayor ataque contra el catalán desde 1978” (Rigau dixit) y “peor ataque que desde la muerte de Franco ha recibido el catalán" (Durán i Lleida pixit). ¿Qué contiene, pues, ese anteproyecto que lo hace culpable de un delito de lesa majestad –son palabras textuales del ministro- si «no es cierto que el anteproyecto sea un ataque a la inmersión lingüística, antes bien, la reconoce y le da carta de naturaleza?» Y tiene razón el ministro, que ha añadido: «Estamos hablando de algo muy excepcional. Solo se aplicaría en los casos en que la Administración sea incapaz de proporcionar una plaza en los centros públicos o concertados a aquellos que solicitan ser escolarizados con el castellano como lengua vehicular». Y este es el problema. Para los nacionalistas cualquier excepción, por mínima que sea, al sistema de imposición del catalán como lengua vehicular única es un ataque intolerable al catalán, al igual que para un inquisidor la enseñanza de otra religión distinta a la única y verdadera, o sea la católica, sería un ataque intolerable a la religión católica. O sea, que el hecho de que un solo niño en Cataluña reciba la enseñanza también en castellano (juntamente con el catalán, o sea una enseñanza bilingüe) es intolerable. Pero también, por otros motivos, para los que exigimos que en Cataluña la Constitución y las leyes sean respetadas y cumplidas no sólo por los ciudadanos sino también por los poderes públicos, el anteproyecto de Wert es inaceptable, no sólo por los ciudadanos

Olvida el ministro una cosa sencilla: si su anteproyecto «reconoce y […] da carta de naturaleza» a la inmersión lingüística, y la inmersión ha sido declarada inconstitucional por los Tribunales, ergo su anteproyecto es impepinablemente inconstitucional. Porque el Tribunal Constitucional ha sentenciado que cualquier sistema lingüístico escolar que excluya cualquiera de las leguas cooficiales como lengua vehicular –y el de la inmersión lingüística excluye la castellana- es inconstitucional y, por si esto no bastara, el Tribunal Supremo en seis sentencias ha resuelto que el sistema de inmersión es «contrario al espíritu y la letra de la Constitución» y que el derecho de los escolares a recibir una enseñanza bilingüe no puede ser sometido a rogación, esto es, que la administración tiene la obligación de proporcionarlo a todos los escolares, sin que tengan que solicitarlo los padres.

Al Ministro Wert le ha salido el tiro por la culata. Queriendo el mal menor se ha encontrado con la catástrofe. Ya se sabe, los experimentos es mejor hacerlos con gaseosa. Y es que pretender instaurar un régimen lingüístico de excepción e inconstitucional en Cataluña es considerar a los catalanes inferiores en derecho a los andorranos, en donde el Gobierno español tiene suscrito un convenio con el Gobierno andorrano por el que mantiene a su costa (del Estado español) colegios en donde los escolares andorranos, en concreto un tercio de los mismos, pueden estudiar en castellano. ¿No sería más sencillo simplemente establecer en Cataluña para todos los escolares un régimen lingüístico, el de conjunción lingüística o de bilingüismo integral, que es el que los Tribunales han considerado como constitucional, o sea, un régimen lingüístico escolar en donde ambas lenguas, el catalán y el castellano, sea utilizadas como lenguas vehiculares de forma equilibrada? Y si a alguien o algunos no les gusta que se cumpla lo que la Constitución y las leyes prescriben, o sea las reglas de la democracia, que caiga sobre ellos el peso de la ley. ¿O tal vez pretende el ministro que matriculemos a nuestros hijos en un colegio andorrano?

El engaño del federalismo
Manuel Jiménez de Parga. El Mundo  4 Diciembre 2012

En los dos anteriores comentarios de esta serie sobre el actual régimen español, destaqué el pseudopresidencialismo implantado y la mala salud de la ley electoral. Hoy me ocuparé de la organización territorial del Estado que se esbozó en la Constitución de 1978, con las desfiguraciones ocurridas en estos 34 años.

La organización territorial del Estado no está definida por la Constitución en todos sus extremos, sino sólo bosquejada. Cierto es que los principios y fundamentos del modelo se hallan perfectamente perfilados: soberanía del pueblo español, unidad de la Nación española, supremacía de la Constitución; en otras palabras, necesidad del Estado y contingencia de la distribución territorial del poder político entre éste y otros sujetos. Pero, por encima de esos presupuestos, la definitiva conformación del sistema no pudo ser obra del poder constituyente, sino que hubo de ser encomendada a poderes ya constituidos. Aquí radica una de las singularidades del modelo, que lo diferencian de lo que es común en la experiencia comparada. La regla general es que sea en la Constitución donde se resuelvan definitivamente las cuestiones de mayor transcendencia, contándose entre éstas la referida al modo en el que se distribuye internamente el poder político.

Nuestro poder constituyente no pudo dejar zanjada esa cuestión, pues el consenso que hizo posible alcanzar una solución satisfactoria para asuntos pendientes (relaciones Iglesia/Estado, Monarquía/República) no pudo extenderse a la organización territorial de España. La voluntad de consenso sólo llegó a coronar una meta intermedia: dejar sentadas las bases con arreglo a las cuales habría de solventarse el problema en el futuro: unidad de España, reconocimiento del derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones, régimen de oficialidad lingüística, supremacía de la Constitución, singularidad de los Estatutos de Autonomía en el sistema de fuentes, procedimientos de acceso a la autonomía, régimen y contenido de las distintas competencias, solución jurisdiccional de los conflictos competenciales. Bien poco -se dirá- si se toma como referencia el ejemplo de otras Constituciones de nuestro entorno; mucho, en cambio, si se repara en que «la cuestión nacional» se ha resuelto entre nosotros por caminos que casi siempre han conducido al campo de batalla; gracias a la Constitución, con sus limitaciones y defectos, se ha dirigido la cuestión por los cauces del Derecho, lo que no es pequeño triunfo a la luz de nuestra Historia. En suma, el poder constituyente se vio en la necesidad de confiar a los poderes constituidos la perfección de la tarea que él sólo pudo bosquejar.

Lo que ha de verse aquí es la consideración de un modelo propio, tan distinto del federal como del centralizado, fórmulas de organización territorial tradicionales que no representan el ideal al que alternativamente ha de llevar el Estado autonómico, mal entendido entonces como simple estación de tránsito entre el Estado centralizado heredado del franquismo y el que los poderes decidan constituir, pronunciándose definitivamente por uno de aquéllos. La indefinición no afecta en realidad al modelo autonómico en tanto que modelo, sino a su implantación (principio dispositivo), a sus tiempos (grados de autonomía inicialmente posibles) y a la concreción de las competencias que habrían de distribuirse a partir de las divisorias perfiladas en la Constitución (arts. 148 y 149). Resueltas efectivamente estas cuestiones, tenemos un sistema de distribución territorial del poder, definido y dotado de una lógica propia, cuyas características diferenciadoras respecto de los dos modelos clásicos son esenciales:

a) Una única Constitución, norma suprema que es expresión de la soberanía -única e indivisible- del pueblo español;

b) Pluralidad de Estatutos de Autonomía, normas institucionales básicas de las comunidades autónomas, subordinadas a la Constitución en tanto que formalmente son leyes orgánicas (por más que su contenido y procedimientos de elaboración y reforma sean muy singulares, si bien no hasta el punto de hacer de ellas nada parecido a las Constituciones de los Estados integrados en una Federación);

c) Distribución de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas dentro de los límites que la Constitución impone, entre los cuales figura la existencia de materias que serán exclusivas del Estado, a quien corresponden las competencias residuales y a quien se autoriza para ceder determinadas competencias exclusivas (leyes del art. 150 CE).

d) Prevalencia y supletoriedad del Derecho del Estado.
En un sector de la doctrina (así como en ciertos ámbitos políticos) se afirma que el Estado federal es nuestra meta, hacia la que ahora caminamos de modo imparable.

Se recuerda, quizás para suavizar el tránsito, que son varias las organizaciones denominadas federales. En EEUU, por ejemplo, el federalismo inicial se transformó en un federalismo dualista (1880-1940) y últimamente se habla allí de un federalismo cooperativo. ¿Cuál sería nuestro modelo? No pueden olvidar los defensores del Estado federal para España que presidentes norteamericanos tan distintos como Eisenhower, Kennedy o Johnson se vieron obligados a intervenir militarmente en diferentes estados (nuestras comunidades autónomas), poniendo bajo su mando a las guardias nacionales (policías autonómicas) en momentos críticos de disturbios o de obstrucción a la aplicación de las leyes. Y este control del poder central sobre el territorio nacional fue ya consagrado en los siglos XVIII y XIX. El texto de la ley de 29 de julio de 1861 -valga como ejemplo- es terminante: «Siempre que en razón de impedimentos o combinaciones ilegales… a juicio del presidente se hiciese impracticable la aplicación de las leyes de los Estados Unidos por el cauce corriente de los procedimientos judiciales…» el presidente «podrá convocar legítimamente a las milicias de cualquiera o de todos los Estados, y emplear aquellas fuerzas navales y terrestres de los Estados Unidos que considere necesarias para lograr la fiel ejecución de las leyes de los Estados Unidos». Y la ley del 20 de abril de 1871 aumenta todavía más los poderes del presidente.

Tras el federalismo dualista, a partir de 1941 la jurisprudencia de EEUU establece que las medidas económicas necesarias para hacer frente a las crisis no pueden acomodarse a las autonomías locales. Renace la opinión del juez Holmes, se abandona la interpretación dualista y la norma que regula las relaciones entre los Estados y la Unión es el artículo VI, sección 2, de la Constitución: «Las leyes de los Estados Unidos… serán la ley suprema del país». O sea, que un Estado federal que funcione correctamente no admite ahora la insumisión de las autoridades de uno de sus componentes ni la inaplicación de las leyes de la Federación.

Mis reparos al Estado federal, en el horizonte español, se apoyan en el difícil encaje del mismo, por no decir imposible, en la Constitución de 1978. Pero no adopto una postura de rechazo total. Tal vez con un federalismo auténtico quedarían fuera de la escena pública declaraciones y actitudes retadoras de políticos de las comunidades autónomas. Se ofrece en estos momentos un espectáculo que asombra a los observadores extranjeros, especialmente a los que viven en Estados federales.

La Constitución de 1978 establece que «la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado» (art. 1.2). La autonomía de las comunidades autónomas no es soberanía. Así lo proclama el Tribunal Constitucional. En nuestro ordenamiento jurídico-político, se sitúa un poder fundamental, cuyo titular es el soberano pueblo español, donde tienen su origen los restantes poderes, que tienen la condición de poderes derivados.

La Constitución de 1978 formalizó jurídicamente una realidad compleja. Fue el Estado de las Autonomías. Pero la Constitución no admite un combinado de partes cada una de ellas con poderes originarios. No es un sistema compuesto el que los españoles decidimos instaurar. Realidad compleja, pero no compuesta. Igual que el árbol que es el resultado de un tronco y varias ramas. La soberanía, el poder originario, reside en el pueblo español. Ninguna de las fracciones de este pueblo posee poderes soberanos. Los que oponen resistencia a la obediencia debida son los rebeldes. En EEUU -modelo para los federalistas- no se toleran.

La igualdad formal de los Estados en el sistema federal no satisface a algunos de los que se lamentan de la presente situación española. Se sueña con un federalismo asimétrico sin tener en cuenta que una cosa es la igualdad formal, principio respetado en los Estados federales, y otra es la igualdad real, imposible de mantener en países de diversos desarrollos económicos, además de varias evoluciones demográficas y culturales.

Uno de los principios del federalismo es la igualdad formal de las comunidades o Estados que lo componen. Se respetó la regla para que la confederación originaria, en tierras americanas, se transformase en la Federación de Estados Unidos de América. Sin embargo, la eficacia niveladora de las normas constitucionales no fue suficiente para que, dentro de la igualdad formal, surgiesen Estados con más fuerza y potencia que otros. Ante este panorama, un observador agudo, Ch. D. Tarlton, acuñó en 1965 la expresión «federalismo asimétrico», que ha tenido fortuna en los ámbitos científicos y paracientíficos, con estímulos políticos a veces descarados. Era una evidencia lo apuntado por Tarlton. California no resulta igual, valga el ejemplo, a Nevada. Frente al gigante económico, dotado además de un enorme poderío cultural y político, no cabe oponer el precepto de la Constitución que lo considera igual a los Estados medianos y pequeños. El federalismo asimétrico se fija en la realidad resultante de la aplicación de las normas constitucionales. Los factores económicos, culturales, sociales y políticos entran en juego. El modelo de federalismo simétrico sólo tiene sentido en un texto constitucional.

Ahora bien, esto que ocurre con los Estados miembros de una federación sucede igualmente con los ciudadanos de cualquier sociedad. La proclamación de la igualdad de todos ante la Ley no tiene como consecuencia obligada la igualdad real de ricos y pobres, sabios, doctos e iletrados, pudientes socialmente y marginados. El artículo 14 de la Constitución y los mandamientos análogos de las otras constituciones ahora vigentes en el mundo nos pueden hacer soñar con una sociedad ideal. Es una ingenuidad dar por cierto y seguro lo que no lo es, en este caso la igualdad de todos.

El federalismo asimétrico, en suma, no es una fórmula constitucional. Difícilmente los Estados medianos y pequeños admitirán que se plasme en el texto, como norma jurídica, la desigualdad real y efectiva. El federalismo asimétrico es una categoría de la ciencia política, en cuanto disciplina interesada por el funcionamiento práctico de las instituciones y la eficacia auténtica de las normas jurídicas.

La conclusión es que el federalismo no es un régimen más descentralizado que el sistema español de las autonomías. De ahí el engaño que sufren los que, para alcanzar el pleno autogobierno, proponen como solución el Estado federal.

Manuel Jiménez de Parga es catedrático de Derecho Constitucional y ex presidente del Tribunal Constitucional.

La selección españolista
Fernando Savater El País  4 Diciembre 2012

Leyendo las crónicas y comentarios periodísticos sobre los resultados de las últimas elecciones catalanas, con la imprevista nalgada a Artur Mas, he confirmado una sospecha que me venía rondando desde tiempo atrás. En este país —¡ay, Larra!— se puede ser vasco, catalán, andaluz o extremeño sin problemas pero difícilmente español. Los españoles son en realidad españolistas. Es una condición pintoresca, fruto probablemente de aquella diferencia específica caracterizada en tiempos inolvidables con el lema Spain is different. Los franceses pueden serlo políticamente sin ser franchutistas (ni siquiera chovinistas), los alemanes no son forzosamente alemanistas ni los italianos italianistas y lo mismo les ocurre a los afortunados poseedores de la nacionalidad holandesa, polaca o británica. ¡Felices ellos en su despreocupación! Aquí hay que conformarse con ser españolista y eso si no se convierte uno en ultraespañolista, lo que puede ocurrir a poco que te descuides.

De modo que, según dice la prensa, en los comicios catalanes ha subido bastante "el voto españolista", es decir que han recibido mayor apoyo que otras veces los partidos españolistas, caracterizados por la atrabiliaria pretensión de que no se mutile la integridad del país del que son ciudadanos y no precisamente desde ayer. Supongo que el resto de quienes somos españolistas habituales —ya saben, en el sentido en que hay sospechosos habituales— debemos consolarnos con ese tímido ascenso frente a otros males de la patria.

Y toca recordar que más complicado fue no hace mucho ser españolista en el País Vasco, sobre todo si no se quería morir en el intento. Por eso se inventaron derivaciones eufemísticas, como vasquista, que era una forma de que a los españolistas no se les notara tanto el peligroso hedor a enemigo del pueblo. Por la misma razón también supongo que hay catalanistas, a los que sin embargo no se debe confundir con los catalanes de pata negra. Y en istas estamos…

Españoles, lo que se dice españoles, solo puede haberlos de extrema derecha. Para rastrear los orígenes y causas de tal anomalía conviene repasar el excelente estudio La herencia del pasado. Las memorias históricas de España (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores), con el que el profesor Ricardo García Cárcel acaba de ganar el Premio Nacional de Historia. En alguna entrevista a propósito de su libro, García Cárcel se queja de que a veces dé la impresión de que el concepto de España lo haya inventado Felipe V o el mismísimo Franco. Señala, con toda lógica, que hay una tradición republicana española a la que pertenecen Manuel Azaña, María Zambrano y tantos otros: los mejores, los que de verdad perdieron, los que nunca tuvieran ocasión de ser rentistas de la Guerra Civil. A los que podemos añadir, digo yo, quienes mucho más jóvenes quieren vivir hoy en una democracia no por nacional menos plural, tan defendible y tan reformable como las demás europeas, que se ha ganado dolorosamente su derecho a no ser mutilada en beneficio de trincones y mitómanos.

Se puede ser vasco, catalán, andaluz o extremeño sin problemas pero difícilmente español
Para tener el derecho a ser español sin aguarse en españolista hay que abandonar la política y dedicarse al deporte. Alonso, Nadal, Gasol y demás son españoles a mucha honra propia y de todos. Y por el momento también tenemos una selección española y no españolista de fútbol, aunque no faltan algunos que protestan —incluso agresivamente, como cierta criatura municipal en Donosti— contra semejante desafuero. De modo que para no vernos aquejados de españolismo tendremos que aficionarnos al balompié incluso los más remisos a tan omnipresente juego. Al final van a tener cierta razón quienes nos advierten de que el deporte redime de las limitaciones de la vida… Ahora escucho en una tertulia radiofónica a un opinador estableciendo que el partido Ciutadans es españolista, mientras que UPyD es en cambio ultraespañolista. No me atrevo a decir, Dios me libre, que dicho ente parlante sea un mentecato: pero que al menos es bastante mentecatista, seguro que sí.

Legalidad y realidad
http://alfonsodelavega.com  4 Diciembre 2012

Un lloroso y compungido Mariano ha tenido a bien explicar en su prensa más adicta que lo de saltarse la legalidad para no revalorizar las pensiones ha sido obligado por la realidad. Que le ha dado mucha pena, una desconsolada llantina.

Pero don Mariano o se hace el tonto o ignora que en España las leyes están para saltárselas. Sobre todo por las instituciones. Y no sólo las irredentas catalanas o las del desconcierto vasco del famoso “se acata pero no se cumple”

Muchos políticos parecen tener una visión mágica de las leyes. Creen que ley aprobada, cuestión ya resuelta, aún cuando carezca de presupuesto o dotación. Es como el ¡ábrete sésamo! de Alí Babá y los cuarenta ladrones, con perdón. Nuestra docena y media de parlamentos hacen leyes como churros en las ferias. Cosa nada buena si hacemos caso a Tácito, quien consideraba la multiplicidad de leyes como señal cierta e infalible de un mal gobierno y de un pueblo corrompido. El BOE a veces se asemeja a cierta farragosa literatura piadosa, e inane, científica e intelectualmente, de nuestro Barroco tardío.

Por eso Don Quijote previene a Sancho gobernador contra la proliferación de normas y prosigue:

“si las hicieres procura que sean buenas, y sobre todo que se guarden y cumplan, que las pragmáticas que no se guardan lo mismo es que si no lo fuesen, antes dan a entender que el príncipe que tuvo discreción y autoridad para hacerlas no tuvo valor para hacer que se guardasen…”

Como acabamos de ver con el tema de las pensiones, una ley no es una acción ni tiene eficacia en sí misma, pues si no se crean o se dotan de suficientes recursos las instituciones que deben luego aplicarlas, empezando por la formación e información del personal, el resultado es la desmoralización del administrado de buena fe y el aumento del “a río revuelto, ganancia de pescadores”.

Eso aún cuando las leyes no sean claramente desatinadas, producto de modas estultas, el desconocimiento de la realidad social, o de la simple desvergüenza. En una sociedad existen personas de diferente nivel intelectual y moral. El pacto social se basa en que las leyes protejan a la sociedad de aquellos menos adelantados en su evolución que buscan la satisfacción de sus pasiones a cualquier costa. Por ello una de las funciones de las penas es proteger el bien común de la sociedad y de ahí el castigo al reo declarado culpable, disuasorio de otros, aunque se prevea la generosidad en los casos que quepa redención social, para lo que se requiere su arrepentimiento y la voluntad demostrada de no volver a delinquir. Generosidad, que no memez.

Pero esto es España, es decir, el mundo al revés. Falla la responsabilidad individual asociada al ejercicio de la libertad. Falla la jerarquización de las prioridades, contraria de lo que la razón, el bien y el sentido común aconsejan. Fallan las personas que las aplican: la impunidad crece y se terminará volviendo al ¡Fuenteovejuna señor!

En España, la Historia se repite una y otra vez, o acaso siempre se represente la misma tragicomedia con actores diferentes y decorados o tramoyas variadas, si bien al final muy parecidas.

Ángel Ossorio publicó en Salamanca en el año 1928 y a cuenta de la Sociedad de Estudios Políticos, Sociales y Económicos un interesante obituario de una de las figuras señeras de la anterior Restauración, don Antonio Maura en el que se hacía eco de los intentos de don Francisco Silvela de reconducir la Restauración borbónica.

Decía el que luego fuera diputado independiente por Madrid durante las constituyentes de la Segunda República:

“La Restauración. Es decir, ficción, anemia, parálisis. Un pueblo que tras una fiebre pertinaz, cae en agotamiento nervioso. Ansía quietud y le maniatan. Pide serenidad y le narcotizan.

Toma cuerpo una doctrina escandalosamente inmoral, que ¡todavía hoy! Reputan exquisita algunos obcecados:

La de la dualidad de constituciones, una externa y otra interna. Dígase claro: la externa un conjunto de reglas sabias que se lleva a la “Gaceta”, (el BOE de la época), con la intención de no obedecerlas jamás; la interna, un contubernio de dos oligarquías para reírse de lo legislado y mantener una dominación alternativa en provecho de deudos y familiares, socios y compinches, apologistas y turiferarios.

Con tan novísima doctrina se sostiene -creen que se sostiene- la Monarquía restaurada, primero; la Regencia, después. El Trono queda sin culpa personal de Alfonso XII ni de María Cristina, colocado sobre una oquedad. Hay sufragio universal, pero falseado desde Gobernación; hay Parlamento pero organizado simple instrumento ministerial; hay Diputaciones y Ayuntamientos, pero el Gobierno los rige con vilipendio desde la repugnante “Sección de Política” de la Puerta del Sol; hay sistema tributario pero sólo grava a los adversarios políticos; hay administración de Justicia, pero los jueces han de ser gratos al cacique, al diputado, al gobernador; hay Jurado, pero con deserción de los buenos, monopolio de los venales, lucimiento de letrados corruptores y astutos y complicidad de magistrados interesados en desprestigiar la institución; hay Prensa, pero toda, o casi toda, con tentáculos en el fondo de reptiles…

Es la época de “Oligarquía y caciquismo”, de los partidos políticos con cuadros y sin hueste, de las frases rimbombantes sin contenido, de la selección de los peores, de las francachelas electorales, del desconocimiento absoluto de que un pueblo es algo más que un par de máquinas distribuidoras de credenciales.

Y así cuando llegan las realidades tremendas- despertar de los nacionalismos particularistas, pérdida de las colonias, desencadenamiento de la lucha de clases, guerra universal, conmociones económicas, revisión del concepto de Estado – España no sabe nada no quiere nada, no piensa nada. Sus directores creían que estaba logrado el éxito sólo con poder decir por la mañana al Monarca: Señor todo va bien. No se oye respirar a los españoles…”

“Antonio Maura” por Ángel Osorio. Estudios políticos, sociales y económicos. Salamanca, 1928.

Lo malo es que cuando se oiga respirar a los españoles acaso más valdría no hacerlo.

Manifiesto contra el secesionismo
Roberto Augusto www.vozbcn.com  4 Diciembre 2012

Pasadas ya las elecciones autonómicas catalanas me gustaría detenerme sobre uno de los muchos temas que surgió durante la campaña electoral. En concreto, sobre el manifiesto que publicó El País firmado por cientos de intelectuales y artistas contra el proyecto secesionista de Artur Mas. A pesar de que entre los firmantes hay gente de todo tipo la mayoría de ellos pertenecen a la izquierda española. He de decir que su tono me parece bastante sosegado y, en general, va en la buena dirección. Aunque hay algunos aspectos que merecen un comentario en profundidad.

Acierta cuando afirma que los impulsores de este proyecto secesionista catalán solo hablan de los beneficios de la independencia y olvidan sus aspectos más problemáticos. Por ejemplo, Mas dice que una Cataluña independiente seguiría formando parte la Unión Europea, algo que es falso. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se ha encargo de dejarlo bien claro.

Además, para volver a entrar en la UE se necesita que todos los estados miembros, por supuesto incluida España, estén de acuerdo. Si Cataluña se queda fuera de la UE podría tener que pagar tasas aduaneras y aranceles. Y si entra en ella debería contribuir a los fondos de cohesión. Eso limitaría mucho los beneficios económicos de una independencia que algunos consideran la solución a todos sus problemas.

Sin embargo, este manifiesto cae en una flagrante contradicción cuando critica la idea del expolio fiscal tan usada por los nacionalistas catalanes, pero, a la vez, afirma que Cataluña necesita ‘una financiación más justa’. Esto da a entender que el sistema actual es injusto, dando la razón a los que lo critican. En mi opinión, que una Comunidad Autónoma contribuya al desarrollo de otra región menos favorecida no tiene nada de malo, sino todo lo contrario. Eso es solidaridad. Como catalán he de decir que no me importa que una parte de mis impuestos se invierta en otros lugares de España o en países que lo necesiten. Ojalá se hiciera más de lo que se hace porque eso nos ayudaría a vivir en un mundo mejor.

Otro aspecto interesante de ese texto es que habla de que hay que avanzar en ‘una federalización del deteriorado Estado de las Autonomías’. Sería muy ingenuo pensar que un Estado federal acabará con el independentismo. A pesar de esto, una reforma constitucional que caminara en esa dirección podría poner algo de orden a la maraña competencial española y ayudar a calmar parte de estas exaltaciones nacionalistas. Un Estado federal no es la solución definitiva. Pero quizás sea un parche que impida que el barco llamado España se rompa y pueda seguir navegando.

Roberto Augusto es doctor en Filosofía

En nuestro eterno presente
http://alfonsodelavega.com   4 Diciembre 2012

Muchos de los problema españoles vuelven una y otra vez, o mejor, nunca se han ido sino que, si acaso, son tapados por otros más urgentes. El siguiente texto, escrito en octubre de 2005, mantiene triste actualidad.

Octubre es un mes en el que, con la caída de la hoja, se manifiestan las desnudeces del golpismo catalán, su habilidad para fastidiar la convivencia, provocar la discordia y contribuir a nuestra ruina.

LA REBELIÓN DE ORTEGA
En otra crisis del sistema político español se cumple el cincuentenario de la muerte del insigne filósofo madrileño don José Ortega y Gasset. Aunque quizás su vida política acabó antes, tras el desencanto que siguió a su imposibilidad de enderezar el camino desviado que había adoptado la República, presa de sectarios y demagogos. Desvío agravado por la traición a la causa republicana de los nacionalistas catalanes y del sector revolucionario del socialismo, y del que constituyó un hito estratégico la aprobación de la redacción del Estatuto de autonomía para Cataluña que el gran pensador tanto combatió en Las Cortes: hay que raer el problema de toda discusión sobre soberanía. Es autonomía que se concede. Sólo hay un Estado, el español, y una soberanía que es la facultad de las últimas decisiones, el poder que crea y anula todos los otros poderes,…la voluntad última de la colectividad… un poder es soberano cuando nace de sí mismo y no de otros.

Ortega representó la voluntad unitaria, el convivir en soberanía frente a la cesión de soberanía que suponía el Estatuto planteado por los separatistas catalanes.

La realidad se alejaba de su concepción de la República, por la que él tanto había luchado junto a Marañón o Pérez de Ayala, como aristocracia del espíritu, como realización histórica y social del universo de los valores metafísicos. Y en su lucidez paradójicamente comprendía que el pueblo español carecía de ideales morales por lo que los políticos, intelectuales y artistas debían dárselos. Pero que en realidad las masas no aprenden. Y que la decadencia de la civilización es consecuencia de la aniquilación de los mejores.

Autor de obras memorables cuyo contenido sigue vigente en buena parte, pues no hay más que ver los presentes tiempos de hegemonía de la demagogia, de ostentación de la incultura y el embrutecimiento moral, de quiebra de todo sentido aristocrático, es decir genuino y verdadero, de la cultura.

Pero un gran filósofo no debe considerar inferior o impropio el trabajo periodístico y en efecto su labor intelectual puesta al servicio de España se encuentra íntimamente ligada al periodismo pues como reconocía en 1932: “en nuestro país ni la cátedra ni el libro tenían eficiencia social…quien quiera crear algo, toda creación es aristocracia, tiene que aceptar a ser aristócrata en la plazuela. He aquí, porqué, dócil a la circunstancia, He hecho que mi obra brote en la plazuela intelectual que es el periódico” .

Su primer artículo fue publicado en El Imparcial, el periódico familiar el 14 de marzo de 1904: El poeta del misterio. Luego, su visión como socialista convencido que pretende enterrar el sistema político social de la Restauración , seguida del posterior desengaño sobre lo que da de sí tal doctrina, igual que el del maestro Unamuno.

Sigue vigente su visión del laicismo como virtud espiritual. Tras la crítica de don Marcelino Menéndez y Pelayo a la obra de Canalejas, Ortega analiza las ideas sobre la cuestión de la escuela laica y explica que lo laico no se opone a lo religioso sino a lo eclesiástico. No se trata de llevar la irreligión a la escuela sino de depurarla de influencias eclesiásticas o dogmática. Ha de basarse en la pedagogía que no debe excluir el elemento religioso, pero la escuela laica debe velar por el elemento religioso determinado científicamente.

En 1914 funda la Liga de educación política española. Su discurso hace referencia a las dos Españas: la oficial y la vital. En 1917 Ortega se pasa al periódico El Sol y publica un artículo: Hacia una mejor política. En el manifiesta que ya no hay estabilidad, que es preciso reconstruir la constitución. Y en eso seguimos en el presente ciclo histórico.

(16 octubre de 2005)

Podrá estudiarse en español en toda España, según el borrador de la LOMCE que presentará Wert
Los padres que quieran que sus hijos estudien en castellano podrán escolarizar a sus hijos en centros privados y será la propia comunidad autónoma la que "sufragará los gastos de escolarización"
Europa Press www.lavozlibre.com  4 Diciembre 2012

Madrid.- El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha modificado el anteproyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) para garantizar la enseñanza del castellano en todas las comunidades con lengua cooficial.

El borrador determina que "las administraciones educativas garantizarán en todas las etapas educativas obligatorias que las lenguas cooficiales sean ofrecidas en las distintas asignaturas en proporciones equilibradas en el número de horas lectivas, de manera que se procure el dominio de ambas lenguas oficiales por los alumnos".

En el texto, fechado este lunes, se especifica por primera vez en una ley educativa que las comunidades autónomas, que son las que tienen competencias educativas, deberán dar "un trato diferenciado a la lengua cooficial respecto del castellano en una proporción razonable, sin que, en ningún caso, pueda suponer, de hecho, la exclusión del castellano".

Wert recoge expresamente en la ley que los padres que quieran que sus hijos estudien en castellano podrán escolarizar a sus hijos en centros privados y será la propia comunidad autónoma la que "sufragará los gastos de escolarización".

ENFADO NACIONALISTA
Esta medida ha desatado la indignación de la conseJera catalana, Irene Rigau, que ha afirmado nada más conocer el borrador a través de la prensa que la LOMCE "tumba" la imersión lingüística en Cataluña.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, presentará este martes a las comunidades autónomas, en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación, una nueva propuesta para dotar a las autonomías y los centros escolares de mayor margen para el diseño de la oferta educativa. La reunión se produce un mes después de que el ministro diera a conocer a los consejeros del ramo el anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

En aquel encuentro de finales de octubre, el titular de Educación acordó con los responsables autonómicos ampliar un mes el plazo para presentar sus propuestas. Está previsto que el proyecto legislativo pase por el Consejo de Ministros este mes de diciembre para que llegue al Congreso a principios de febrero, tras las vacaciones parlamentarias.

Con la ampliación del marco competencial autonómico en el diseño curricular, el Gobierno espera lograr un mayor apoyo de los consejeros para la futura norma, después de que varios criticaran el anteproyecto por aumentar el Estado su capacidad de decisión en los contenidos de las asignaturas, pasando del 45 al 55 por ciento, en las comunidades con lengua cooficial, y del 55 al 65 por ciento en el resto de autonomías.

Incluso los consejeros de las comunidades gobernadas por el PP señalaron que la propuesta era "mejorable". El planteamiento inicial del anteproyecto cambia, sobre todo en las asignaturas no instrumentales, ya que el Ministerio de Educación va a plantear que las comunidades y los centros escolares tengan más libertad a la hora de fijar el horario lectivo y el contenido de estas materias con el objetivo de que se especialicen.

Con este nuevo sistema, el Bachillerato de Artes Escénicas, Música y Danza, eliminado en el primer borrador, podría seguir a impartiéndose. El ministerio tendrá un papel más importante a la hora de diseñar las materias instrumentales -Ciencias, Matemáticas, Lengua e Inglés-, que en principio serán las que se evalúen en los exámenes nacionales al final de cada etapa, que serán los que fijen los objetivos a alcanzar por los alumnos de todas las comunidades autónomas. Para el resto de asignaturas, se limitará a plantear un "esqueleto" de mínimos, que tendrán que cumplir comunidades y centros.

"Habrá que analizar cómo quedan finalmente los porcentajes curriculares que fijan tanto el Estado como las autonomías", señaló la semana pasada la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, en un desayuno informativo, organizado por COFAPA, donde avanzó los cambios respecto al primer borrador de la reforma, que su departamento planteará a los consejeros del ramo la semana que viene. Otro de los asuntos que el ministerio también va a plantear a las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial es la posibilidad de establecer una pasarela "real" entre la Formación Profesional Básica -que sustituye a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI)- y la FP de grado medio, de manera que deje de ser una vía muerta para los alumnos que optan por estos estudios.

Asimismo, los alumnos de FP Básica, que va a consistir en dos cursos obligatorios, podrán obtener al término de este ciclo una certificación europea, y por tanto, una cualificación mayor a la que podían alcanzar con los PCPI. También podrán conseguir el título de la ESO, siempre que superen la evaluación de 4º de la ESO.

Cataluña tendrá que pagar la enseñanza en español a quien lo solicite
El borrador, que ha indignado a la Generalidad, establece una "proporcionalidad" entre la enseñanza en castellano y las otras lenguas oficiales.
Libertad Digital  4 Diciembre 2012

El borrador de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (LOMCE), que este martes estudiarán el ministro José Ignacio Wert y las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial de Educación, exigirá a las autonomías, como se adelantó, el pago de una plaza en un centro privado a aquellos padres que soliciten la educación en castellano cuando esta comunidad no pueda ofrecerle esta posibilidad en un centro público o concertado, siempre y cuando no se haya establecido una "proporción razonable" de ambas lenguas.

El texto, al que ha tenido acceso Europa Press, recoge, en la disposición adicional Lengua castellana y lengua vehicular de la enseñanza, que "las administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos a recibir las enseñanzas en castellano, lengua vehicular de la enseñanza" y establece que la lengua castellana y su literatura tendrán el tratamiento necesario para que todos los alumnos la comprendan y se expresen en ella con corrección, de forma oral y por escrito, al finalizar la enseñanza básica.

Asimismo, señala que en las comunidades que posean otra lengua oficial junto al castellano, de acuerdo con sus estatutos, las administraciones educativas deberán garantizar en todas las etapas educativas obligatorias que esas lenguas cooficiales sean ofrecidas en las distintas asignaturas en "proporciones equilibradas en el número de horas lectivas", de manera que se procure el dominio de ambas lenguas oficiales por los alumnos, sin perjuicio de la posibilidad de incluir lenguas extranjeras.

Además, añade que corresponde a estas administraciones determinar la proporción que proceda en el uso del castellano y la lengua cooficial como lenguas vehiculares en el sistema educativo, en atención al estado de normalización lingüística. Igualmente, especifica que podrán otorgar, en función del estado de normalización lingüística en sus territorios, un trato diferenciado a la lengua cooficial respecto del castellano "en una proporción razonable", sin que en ningún caso pueda suponer de hecho la exclusión del castellano.

"Mientras no se realice la determinación a que se refiere el párrafo anterior, los padres o tutores tendrán derecho a escoger la lengua vehicular de la enseñanza que reciban sus hijos. Cuando, como consecuencia de dicha falta de determinación, no exista oferta docente pública o concertada en la lengua vehicular elegida en la localidad de residencia de los alumnos, los padres o tutores podrán optar por escolarizar a sus hijos en centros privados, correspondiendo a la administración educativa sufragar los gastos de escolarización", añade la disposición.

Entre otros aspectos novedosos, la propuesta indica que los alumnos deberán elegir entre Religión confesional y Valores Culturales y Sociales en primaria y Valores Éticos en secundaria. Además, las materias troncales supondrán no menos del 50 por ciento del total de los horarios.

Podrá estudiarse en español en toda España, según el borrador de la LOMCE que presentará Wert
Los padres que quieran que sus hijos estudien en castellano podrán escolarizar a sus hijos en centros privados y será la propia comunidad autónoma la que "sufragará los gastos de escolarización"
Europa Press www.lavozlibre.com  4 Diciembre 2012

Madrid.- El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha modificado el anteproyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) para garantizar la enseñanza del castellano en todas las comunidades con lengua cooficial.

El borrador determina que "las administraciones educativas garantizarán en todas las etapas educativas obligatorias que las lenguas cooficiales sean ofrecidas en las distintas asignaturas en proporciones equilibradas en el número de horas lectivas, de manera que se procure el dominio de ambas lenguas oficiales por los alumnos".

En el texto, fechado este lunes, se especifica por primera vez en una ley educativa que las comunidades autónomas, que son las que tienen competencias educativas, deberán dar "un trato diferenciado a la lengua cooficial respecto del castellano en una proporción razonable, sin que, en ningún caso, pueda suponer, de hecho, la exclusión del castellano".

Wert recoge expresamente en la ley que los padres que quieran que sus hijos estudien en castellano podrán escolarizar a sus hijos en centros privados y será la propia comunidad autónoma la que "sufragará los gastos de escolarización".

ENFADO NACIONALISTA
Esta medida ha desatado la indignación de la conseJera catalana, Irene Rigau, que ha afirmado nada más conocer el borrador a través de la prensa que la LOMCE "tumba" la imersión lingüística en Cataluña.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, presentará este martes a las comunidades autónomas, en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación, una nueva propuesta para dotar a las autonomías y los centros escolares de mayor margen para el diseño de la oferta educativa. La reunión se produce un mes después de que el ministro diera a conocer a los consejeros del ramo el anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

En aquel encuentro de finales de octubre, el titular de Educación acordó con los responsables autonómicos ampliar un mes el plazo para presentar sus propuestas. Está previsto que el proyecto legislativo pase por el Consejo de Ministros este mes de diciembre para que llegue al Congreso a principios de febrero, tras las vacaciones parlamentarias.

Con la ampliación del marco competencial autonómico en el diseño curricular, el Gobierno espera lograr un mayor apoyo de los consejeros para la futura norma, después de que varios criticaran el anteproyecto por aumentar el Estado su capacidad de decisión en los contenidos de las asignaturas, pasando del 45 al 55 por ciento, en las comunidades con lengua cooficial, y del 55 al 65 por ciento en el resto de autonomías.

Incluso los consejeros de las comunidades gobernadas por el PP señalaron que la propuesta era "mejorable". El planteamiento inicial del anteproyecto cambia, sobre todo en las asignaturas no instrumentales, ya que el Ministerio de Educación va a plantear que las comunidades y los centros escolares tengan más libertad a la hora de fijar el horario lectivo y el contenido de estas materias con el objetivo de que se especialicen.

Con este nuevo sistema, el Bachillerato de Artes Escénicas, Música y Danza, eliminado en el primer borrador, podría seguir a impartiéndose. El ministerio tendrá un papel más importante a la hora de diseñar las materias instrumentales -Ciencias, Matemáticas, Lengua e Inglés-, que en principio serán las que se evalúen en los exámenes nacionales al final de cada etapa, que serán los que fijen los objetivos a alcanzar por los alumnos de todas las comunidades autónomas. Para el resto de asignaturas, se limitará a plantear un "esqueleto" de mínimos, que tendrán que cumplir comunidades y centros.

"Habrá que analizar cómo quedan finalmente los porcentajes curriculares que fijan tanto el Estado como las autonomías", señaló la semana pasada la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, en un desayuno informativo, organizado por COFAPA, donde avanzó los cambios respecto al primer borrador de la reforma, que su departamento planteará a los consejeros del ramo la semana que viene. Otro de los asuntos que el ministerio también va a plantear a las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial es la posibilidad de establecer una pasarela "real" entre la Formación Profesional Básica -que sustituye a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI)- y la FP de grado medio, de manera que deje de ser una vía muerta para los alumnos que optan por estos estudios.

Asimismo, los alumnos de FP Básica, que va a consistir en dos cursos obligatorios, podrán obtener al término de este ciclo una certificación europea, y por tanto, una cualificación mayor a la que podían alcanzar con los PCPI. También podrán conseguir el título de la ESO, siempre que superen la evaluación de 4º de la ESO.

La «españolización», según Wert
josé grau / madrid ABC  4 Diciembre 2012

El Gobierno blinda el castellano en la nueva reforma educativa

El ministro de Educación ha lanzado un auténtico órdago con el anteproyecto de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que hoy presentará en la Conferencia Sectorial a los consejeros de Educación de las comunidades autonómas. Así ha blindado el castellano en la reforma educativa:

Más horas de castellano
«Las Administraciones podrán otorgar, en función del estado de normalización lingüística en sus territorios, un trato diferenciado a la lengua cooficial respecto del castellano en una proporción razonable, sin que en ningún caso pueda suponer de hecho la exclusión del castellano».

Centros privados si no hay español
«Los padres o tutores tendrán derecho a escoger la lengua vehicular de la enseñanza que reciban sus hijos». De lo contrario, «podrán optar por escolarizar a sus hijos en centros privados, correspondiendo a la administración educativa sufragar los gastos de escolarización».

El catalán, la cuarta lengua
Según la consejera de Enseñanza de Cataluña, Irene Rigau, el proyecto de reforma educativa da un tratamiento «totalmente residual» al catalán (y, por lo tanto, a las otras lenguas cooficiales), de tal manera que, como dice la Generalitat, se convierte en la «cuarta lengua escolar».

«Materias troncales»
«Asignaturas troncales: Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas, Primera Lengua Extranjera. El horario escolar mínimo correspondiente a las áreas del bloque de asignaturas troncales en cómputo global no será inferior al 50% del total».

Competencia estatal
«Racionalzar la oferta»: Corresponderá a la Administración General del Estado «determinar los contenidos y el horario mínimo del bloque de asignaturas troncales, y determinar los estándares evaluables relativos a los contenidos del bloque de asignaturas específicas».

El Ebro dejará de ser un río catalán que nace en tierras extrañas
P. Rodríguez La Razón  4 Diciembre 2012

MADRID- Los nacionalismos, especialmente el catalán y el vasco, aunque también otros, llevan años empleando la Educación para adoctrinar e implantar su ideología separatista en los escolares españoles, algunas veces de forma descarada y sin mostrar el más mínimo reparo por cercenar, manipular e inventar. Así, muchos manuales de Historia, Lengua o Geografía de estas comunidades están plagados de inexactitudes y mentiras que muchas veces rayan el absurdo. Ahora, la reforma educativa que prepara el Ministerio de Educación pretende atajar el disparate formativo que rige en algunas autonomías. De prosperar, el Ebro dejará de ser «un río catalán que nace en tierras extrañas», como han estado aprendiendo los escolares de Cataluña en los últimos años.

Sociales e historia
La reinvención del Reino de Aragón
Uno de los ejemplos de clara manipulación es el manual de Ciencias Sociales, Geografía e Historia. En el manual de 2º de la ESO de Cataluña se propone un ejercicio a los alumnos sobre la necesidad de reivindicación de un estado catalán, en unión federal con el resto de nacionalidades españolas, basado en un texto de Prat de la Riba. Además, dedica un capítulo entero a la señera, al origen del himno catalán y a la Diada, textos que van acompañados de ilustraciones sobre la lucha de grupos independentistas contra España. Asimismo, se habla de la Corona Catalanoaragonesa, cuando el propio mapa que acompaña a la lección (en la imagen) sólo reconoce la existencia del Reino de Aragón.

Lengua
Independentistas tratados como héroes
La carga ideológica se traslada también a los contenidos de Lengua. En 3º de la ESO, se eleva a categoría de héroe a Eric Bertran, un adolescente nacionalista al que se define como «el hijo que toda madre quisiera tener». Para fundamentar esta idea, argumenta que estudia cinco idiomas, practica vela, es voluntario de la Cruz Roja.... Y manda correos amenazantes a los supermercados de Mercadona, Leche Pascual y Día para que rotulen en catalán. «No les pediré otra vez a las buenas, les vendrá mi organización, y no creo que simpáticamente», decía el joven extremista catalán en sus misivas. Todo ello, acompañado de un dibujo (sobre estas líneas) que muestra a guardias civiles intimidándole por enviar las cartas amenazantes a los comercios.

Etica
Desaparición de Las Cortes españolas
En el País Vasco omiten las referencias a instituciones o tratados como la Constitución para dar relevancia a entidades locales y al Estatuto de Guernica. Además, las imágenes que ilustran esas páginas se centran en el Palacio de Justicia de Bilbao y omiten la de Las Cortes. En Cataluña utilizan el fútbol y el deporte en general para abanderar la independencia, trasladar esa carga ideológica a los jóvenes y obligar a posicionarse al estudiante: «¿Cuál es tu grupo?», preguntan en un libro de texto junto a una fotografía de «aficionados de un equipo de fútbol» (del F. C. Barcelona) que portan una bandera catalana.

Ahora los damnificados no pagarán
Dos héroes que defienden gratis a las víctimas del terrorismo
ALBERTO LARDIÉS www.gaceta.es  4 Diciembre 2012

Juan Frommknech y Miguel Martínez Falero no han cobrado nunca por su lucha frente a ETA.

Por sorpresa y para disgusto de algunos y alborozo de otros, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, anunció el pasado miércoles en sede parlamentaria que las víctimas del terrorismo, entre otros colectivos, no tendrán que pagar tasas judiciales y tampoco abogados. Así, se sobreentiende que el Estado se hará cargo, de una forma u otra, de los costes de la defensa de los damnificados por el horror sembrado por ETA. Esta medida sin duda alegra a muchos de los afectados. No obstante, ya existe un caso, llamativo por excepcional, en que los letrados se ocupan de los intereses de las víctimas sin cobrar ni un solo euro.

Los letrados Juan Frommknecht y Miguel Martínez Falero, compañeros en un despacho de Pamplona, llevan 10 años trabajando gratis a favor de todos aquellos que han padecido la vileza de ETA y sus secuaces. Han dejado de ganar miles de euros sólo por luchar por sus ideales. Han sufrido la mirada de odio de seres como Txapote en los juicios. Han padecido lo indecible por arriesgarse así. Y no se arrepienten. Ahora, cuando un cambio legal puede extender su forma de actuar y, por ende, el Estado pagaría a otros lo que ellos jamás han percibido, LA GACETA se acerca a estos héroes del siglo XXI para que valoren la situación. Uno de ellos, Frommknecht, accede a responder las preguntas de este diario.

–¿Qué le parece la modificación anunciada por el ministro Gallardón sobre la ampliación de la justicia gratuita a las víctimas del terrorismo?
-Justa y oportuna.

–Usted y su compañero llevan una década defendiendo a las víctimas de forma gratuita.
-Sí, así es.

–¿Podrían cobrar ahora esos honorarios que ahorraron a sus clientes?
-No pensamos hacerlo. Nos jugamos la vida por un ideal, por una causa justa, por defender a los que murieron por defender a nuestro país. Eso no se paga con dinero. Además, no hemos permitido que nuestros clientes pagaran ni un solo gasto de nuestros viajes a Madrid en estos años.

–¿Algún otro letrado que no sea familiar de una víctima ha tomado alguna medida parecida?
-Que nosotros sepamos, no.

–Según compañeros suyos consultados, un letrado viene a percibir unos honorarios del 7% de la indemnización que consiguen. Eso en su caso supone renunciar a muchos miles de euros.
-Pues la verdad es que visto así...

–¿Les han tributado algún homenaje o agradecimiento por su labor?
-No, nos ha supuesto vivir los últimos 10 años escoltados.

–Hay personas que por actos semejantes han recibido la cruz de San Raimundo, la del Mérito Civil o la del Mérito Constitucional.
-Estoy convencido de que toda persona que recibe esas condecoraciones las merece sin duda alguna.

–¿Les gustaría un reconocimiento del Gobierno español?
-Si le soy sincero, lo que más nos gustaría es poder seguir adelante gracias a nuevos datos o nuevas pistas con los casos archivados. Que se condene a los asesinos. Pero sí, después de los últimos 10 años que nos hemos pegado Miguel y yo, una sencilla carta de quien corresponda serviría para explicar a nuestros hijos por qué siempre han ido escoltados al colegio desde que nacieron.

Cataluña
Wert propone el bilingüismo escolar por ley y Rigau considera que es la mayor “ofensiva contra el catalán” desde 1978
Español y catalán deberán utilizarse como lenguas vehiculares en toda la educación obligatoria ‘en proporciones equitativas’. Hasta poder garantizarlo, la Administración deberá sufragar un colegio privado a los padres que lo soliciten. Al contrario de lo señalado por la consejera, la asignatura de catalán será obligatoria en todas las etapas.
Alejandro Tercero www.vozbcn.com
 4 Diciembre 2012

La apuesta del PP por garantizar los derechos lingüísticos de todos los ciudadanos españoles parece que va en serio. Al menos eso es lo que se deduce del borrador de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha hecho llegar este mediodía a las CCAA de cara a la reunión que este martes mantendrá el titular de la cartera, José Ignacio Wert, con los consejeros autonómicos del ramo.

La principal novedad que introducen el borrador y la memoria respecto a los textos anteriores es la que se refiere a la obligatoriedad de garantizar ‘el derecho de los alumnos a recibir las enseñanzas en castellano’, lo que, en las CCAA con más de una lengua oficial, se traduce de la siguiente forma:

‘Las Administraciones educativas garantizarán en todas las etapas educativas obligatorias que las lenguas cooficiales sean ofrecidas en las distintas asignaturas en proporciones equilibradas en el número de horas lectivas, de manera que se procure el dominio de ambas lenguas oficiales por los alumnos, sin perjuicio de la posibilidad de incluir lenguas extranjeras. Corresponde a las Administraciones educativas determinar la proporción que proceda en el uso del castellano y la lengua cooficial como lenguas vehiculares en el sistema educativo, en atención al estado de normalización lingüística. Las Administraciones educativas podrán otorgar, en función del estado de normalización lingüística en sus territorios, un trato diferenciado a la lengua cooficial respecto del castellano en una proporción razonable, sin que en ningún caso pueda suponer de hecho la exclusión del castellano’.

Colegios privados para garantizar el cumplimiento del bilingüismo
El articulado propuesto por el Ministerio se ajusta estrictamente a lo recogido en diversas sentencias el Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, que determinaron que en las CCAA con más de una lengua oficial ambas deben ser vehiculares de forma ‘proporcional y equitativa’.

Además, el texto recoge la iniciativa de Wert conocida hace dos meses, en el sentido de que, mientras el bilingüismo no se cumpla, la Administración estará obligada a pagar a los padres que lo deseen el coste de un colegio privado donde puedan recibir la educación también en español:

‘Mientras no se realice la determinación a que se refiere el párrafo anterior, los padres o tutores tendrán derecho a escoger la lengua vehicular de la enseñanza que reciban sus hijos. Cuando, como consecuencia de dicha falta de determinación, no exista oferta docente pública o concertada en la lengua vehicular elegida en la localidad de residencia de los alumnos, los padres o tutores podrán optar por escolarizar a sus hijos en centros privados, correspondiendo a la Administración educativa sufragar los gastos de escolarización’.

La Generalidad considera el bilingüismo como una “ofensiva contra el catalán”
Pese a que la propuesta del Ministerio no va más allá de lo que vienen ordenando los tribunales, al menos, desde 1994, esta no ha sentado nada bien en el Gobierno en funciones de la Generalidad, en manos de CiU, puesto que supondría la liquidación del modelo de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán que, de forma ilegal, ha aplicado la Generalidad las últimas dos décadas.

Horas después de conocerse el texto, la consejera de Enseñanza de la Generalidad, Irene Rigau, ha convocado una rueda de prensa de urgencia. Sorprendentemente, según Rigau, establecer que el castellano y el catalán se utilicen como lenguas vehiculares ‘en proporciones equilibradas‘ es una “ofensiva contra el catalán”.

“Desde el año 1978, podemos decir que el catalán no había sido tan menospreciado en un texto del Ministerio. Y piensen que, antes de 1978 estaba prohibido. [...] El texto rompe el modelo de escuela catalana en lengua y en contenidos utilizando normalmente el catalán en lengua vehicular”, ha señalado en su comparecencia, visiblemente contrariada.

Rigau cree que responde a “una estrategia política”
Rigau ha apelado a “no separar nunca a los niños por razón de lengua” como argumento para “nuestra convivencia”, algo que, sin embargo, está muy lejos de la pretensión del Ministerio, que pasa porque las asignaturas se impartan de forma equilibrada en las dos lenguas sin separar a los alumnos.

La consejera ha considerado que el texto se ha “escondido” hasta después de las elecciones autonómicas, lo que, en su opinión, responde a “una estrategia política”. “Más que interesarles la lucha contra el fracaso escolar, lo que les interesa [al Gobierno], como pueden comprobar, es romper el modelo de escuela catalana dejando la lengua en una situación que desde 1978 no habíamos tenido”, ha añadido.

Rigau se equivoca y asegura que el catalán no es obligatorio
Rigau ha asegurado que, según el borrador, la asignatura de lengua cooficial está integrada en el grupo de las optativas, por lo que “podrías tener el título de ESO y de Bachillerato sin examinarte de catalán”. Algo que ha calificado de “ofensiva como nunca nadie había podido ver, ni ningún ministro había osado plantear a lo largo de todos los años de democracia”.

Sin embargo, eso no es cierto. Como se puede comprobar en las páginas 15 (Primaria), 18 (ESO) y 29 (Bachillerato) del borrador de la ley, y en las páginas 64 y 66 (Primaria); 68 (ESO); y 70 y 71 (Bachillerato) de la memoria, la lengua cooficial distinta al español también es obligatoria en todas las CCAA que la tengan.

Artículo 12 del borrador de la LOMCE, que modifica el artículo 24.5 de la LOE, corroborando la obligatoriedad de la asignatura de lengua cooficial en todas las CCAA con dos lenguas oficiales.

Al contrario de lo señalado por Rigau, la memoria del borrador de la LOMCE deja muy claro que la asignatura de lengua cooficial (y la literatura en esa lengua) ‘siempre’ será obligatoria, pese a estar englobada en el grupo de asignaturas ‘de especialidad’.

Una prueba de “competencia en comunicación en la lengua materna”
“Están intentando hacer el camino al revés [del realizado en los últimos años], dificultando la enseñanza en catalán y dejando residualmente la enseñanza del catalán. Es una línea de involución. [Un ataque] a la línea de flotación. E imposibilita la aplicación de la LEC, que es la que consideramos válida para orientar el sistema educativo en Cataluña. Y entendemos que sería totalmente digna de ser recurrida [la reforma propuesta] porque no respeta el Estatuto”, ha insistido la consejera.

Otra de las novedades que Rigau ha considerado inaceptable es la propuesta incluida en el borrador de la ley para que el Ministerio realice una prueba de evaluación sobre “competencia en comunicación en la lengua materna” de los alumnos. “Queda claro que está hecho para poder demostrar que el catalán no ha de ser la lengua vehicular”, ha sentenciado.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Ambigüedades hipócritas
Roberto Augusto www.lavozlibre.com  4 Diciembre 2012

Licenciado y doctor en Filosofía por la Universidad de Barcelona

La claridad es algo que los ciudadanos valoran positivamente en los políticos. En esta época de confusión en la que vivimos la gente busca seguridades, y eso es imposible de lograr si no sabemos que es lo que quieren nuestros representantes. Por desgracia, entre una parte importante de la clase política catalana, esa claridad tan deseable brilla por su ausencia y muchos prefieren jugar a la ambigüedad, al tacticismo electoralista.

En un tema central como es la posible secesión de Cataluña del resto del Estado algunos partidos han optado por definirse claramente. Es algo de agradecer. El votante de ERC (o de la CUP) sabe que está apostando por la independencia. Ese es su mensaje central y quien les vote ya sabe lo que está haciendo. Lo mismo podemos decir del PP o de Ciutadans, que defienden la permanencia en España. Se puede estar de acuerdo o no con estas opciones, pero su mensaje es claro. Eso es algo que me parece positivo y que ayuda a que valoremos más a la desprestigiada clase política. No se puede decir lo mismo de los otros tres partidos catalanes con representación parlamentaria: PSC, ICV-EUiA y CiU.

El PSC en las pasadas elecciones catalanas se presentó defendiendo el federalismo y el 'derecho a decidir'. Una expresión ambigua que, en realidad, esconde un referéndum independentista al que los socialistas dicen que votarían que no. Esta idea me parece absurda. No se puede defender el federalismo y, a la vez, la convocatoria de una consulta para separarse de España. Esta propuesta los convierte en los aliados perfectos del independentismo que dicen rechazar. Eso no debe extrañarnos en un partido profundamente corrompido por el nacionalismo.

La ambigüedad de ICV-EUiA es todavía peor que la del PSC. A diferencia de los socialistas, no dicen que votarían en un hipotético referéndum independentista del que todos hablan y que quizás nunca se haga. Después de defender durante mucho tiempo el federalismo los ecosocialistas parecen inclinarse por el independentismo. No tengo ninguna duda de que a la hora de la verdad este partido apostaría por la secesión de España. Es respetable esa opción, aunque no la comparto. Lo que me parece mal es que se juegue a esconder las cartas en algo tan importante.

El colmo de esta ambigüedad hipócrita lo encontramos en CiU, que la ha convertido en uno de sus rasgos más característicos. Jordi Pujol era un maestro en el perverso arte político de defender algo y su contrario al mismo tiempo. Podía ir a Madrid a recibir el premio de español del año del periódico ABC y, al día siguiente, amagar con el independentismo para conseguir alguna transferencia competencial para Cataluña. El mismo camino parece querer seguir Artur Mas que, en vez de pronunciar la palabra independencia, se dedica a tirar de eufemismos como 'Estado propio', 'estructuras de Estado' y otros similares. O habla de 'nuestro país' refiriéndose a España delante de un grupo de empresarios.

La engañifa del ‘seny’
José Miguel Velasco www.vozbcn.com 4 Diciembre 2012

La realidad sociológica que quedó en Cataluña al acabar el franquismo (una mitad de población con orígenes familiares en el resto de España y que su lengua natural es el castellano) hizo a ciertos sectores de la población autóctona temer por una futura desaparición del catalán. Algunos creímos que el asunto quedaría arreglado dignamente con una cooficialidad escrupulosa, una extensión del conocimiento de las dos lenguas a toda la población y una actitud cívica de mutuo respeto entre las dos realidades lingüísticas, en que la cortesía de cambiar a la lengua de tu interlocutor no fuera siempre en la misma dirección.

Esto, que parecía coherente con las actitudes educadas que los catalanes solían tener en aquellos tiempos, no resultó suficiente para la élite catalanista del momento. Querían la asimilación total, cosa a la que se entregaron desde el minuto uno de la asunción del poder autonómico.

Un componente del plan era sumir a la sociedad catalana en un estado de exaltación nacionalista (con mucho márketing moderno y mucho seny, desde luego), acusando de franquista al que no siguiera la corriente. Recuerdo de aquellos momentos iniciales que se lanzó la frase aquella de que es catalán todo el que vive y trabaja en Cataluña. Desde la ingenuidad de mis diecipocos años, me extrañó que ese asunto fuera tema de debate. Por lo que yo sabía, la ciudadanía me la daba el Estado español, por lo que con definirme como español, ya tenía suficiente. Lo otro era accesorio.

Luego vino la campaña del ‘Som 6 milions‘. Me resultó muy sorprendente la forma como se cerraba el anuncio en televisión: un ¡blam! que quedaba como un “he dicho, a ver quien me rechista ahora”. En mi modesta opinión, todo un retrato de la personalidad del moderado Jordi Pujol. El resto de la película es conocido, y la manifestación del pasado 11S es un hito más. Ahora hemos tenido unas elecciones en que el convocante señor Mas ha obtenido el significativo éxito de engordar a ERC.

Uno de los mitos con que se ha envuelto toda esta política es eso del seny. Sí, es cierto que la población de raíz catalana goza de una cierta homogeneidad en torno a un buen nivel económico y cultural, y que hay una idiosincrasia tradicional catalana (ya imperceptible en los jóvenes) de la que el resto de España haría muy bien en aprender. Y que contrasta de forma descarnada con los modales predominantes en el resto. Nos movemos entre la apatía en la que nos sume la ignorancia, y la reacción atolondrada agarrándonos a visiones parciales de los temas junto a un desprecio total hacia unas mínimas reglas de márketing para defender nuestros puntos de vista.

Pero la política catalana de los últimos 30 años tiene poco que ver con el seny. Resultan conmovedores, por el patético despiste que demuestran, los opinadores del resto de España apelando a ese supuesto seny, intentando demostrar lo muy puestos que están ellos en las claves de la política catalana y creyendo que así van a convencer a los gerifaltes catalanes.

La política catalana, como he dicho antes, tiene un plan de exaltación nacionalista un tanto histérico. Es como una erección que espera alcanzar un clímax que ellos llaman independencia. Y para que no decaiga, hace falta el porno duro del “Espanya ens roba” y “Canya contra Espanya“. La espantosa mediocridad de la clase política con responsabilidades de Estado no hace vislumbrar que otra seducción sustituya este estado de cosas.

Que dejen ya en Madrid de apelar al seny. Eso es cosa del pasado. El tema del catalanismo está en otro terreno de juego.

José Miguel Velasco es ex presidente de Acción Cultural Miguel de Cervantes

AGRIA POLÉMICA
Wert vuelve a poner en pie de guerra al catalanismo con su reforma
El Semanal Digital 4 Diciembre 2012

La Generalitat ha puesto el grito en el cielo al conocer la nueva propuesta de reforma educativa del ministro de Educación y asegura que parece destinada a "agradar" a Ciutadans.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, presenta este martes a los consejeros autonómicos una nueva propuesta de reforma educativa que, aun sin conocerse los detalles, ya ha desatado la polémica. Desde el Ejecutivo se sostiene que el texto pretende garantizar a los alumnos que lo deseen recibir la enseñanza en castellano en las comunidades con lengua cooficial, pero en Cataluña se ha interpretado como una agresión a la inmersión lingüística.

Sin ir más lejos, la consejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, Irene Rigau, salió a la palestra para asegurar que el borrador de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (Lomce) del Gobierno "no se puede aplicar" en caso de que se apruebe como lo ha propuesto el ministro de Educación y que el Gobierno autonómico hará prevalecer la Ley de Educación del Parlamento catalán.

En declaraciones a Catalunya Radio, ha considerado "inimaginable" aplicar esta norma en Cataluña, y hace un llamamiento a hacer cumplir la ley de la Generalitat en caso de que prospere la estatal tal como está planteada.

Añadió que es un anteproyecto que tiene que ir al Consejo de Estado y al Congreso, y advirtió de que si sale tal cual es inaplicable porque "se lo carga todo" en materia de inmersión lingüística. En este sentido, recordó que el borrador no respeta el artículo 3 de la Constitución en relación a las lenguas oficiales al no dar un "trato adecuado" al catalán, invade competencias y no cumple con el Estatut de Cataluña.

La consejera confió en que el Consejo de Estado y las instituciones harán "modificaciones" en el anteproyecto, pero que si sale igual la Generalitat llevará la ley ante el Tribunal Constitucional (TC).

Rigau afirmó que en caso de llevarla al Constitucional saben que tienen que aplicar la ley hasta la sentencia, pero que el apoyo de la sociedad al Govern será total para "evitar" esta aplicación. El Govern no la puede aplicar, afirmó la consejera, ya que sería "dar la espalda" a la sociedad y a la historia pedagógica de Cataluña.

Criticó que hasta el pasado viernes se había trabajado con otro texto sin "una línea de lengua", y que este nuevo borrador lo enviaron el mediodía del lunes, y consideró que han esperado a que pasaran las elecciones catalanas.

Rigau criticó esta "ofensiva" contra el catalán por parte del Ministerio, y sostuvo que parece destinada a "agradar" a los Ciutadans de Albert Rivera.

Por su parte, ell conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puig, calificó de "disparate" el borrador de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (Lomce) y afirmó que no tiene posibilidades de que se implante en Cataluña. A título personal, consideró en declaraciones a Ràdio 4 que "atenta" a más de 30 años de construcción de un modelo educativo que ha cosechado buenos resultados, y ha tachado el borrador de nueva muestra de incomprensión por parte del Estado.

Puig sostuvo que situaciones como la del borrador son las que ha llevado a que la mayoría de la población catalana, con diferentes aproximaciones, consideren al Estado como una "losa" para el desarrollo económico y del modelo cultural y educativo catalán.

Es "inimaginable" aplicarla, dice
El Gobierno catalán avanza que no cumplirá la nueva ley educativa
La consejera catalana descarta pagar escuela privada a quien pida enseñanza en español. El PSC está con ellos y propone recurrir al TC.
agencias Libertad Digital  4 Diciembre 2012

La consejera de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña, Irene Rigau, considera que el borrador de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (Lomce) del Gobierno "no se puede aplicar" en caso de que se apruebe como lo ha propuesto el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y que el Gobierno autonómico hará prevalecer la Ley de Educación del Parlamento catalán. La respuesta concuerda con la actitud que ha mantenido el Gobierno catalán en materia lingüística tras las sentencias que han venido dando la razón a quien solicita enseñanza en español.

En declaraciones a Catalunya Radio recogidas por Europa Press, ha considerado "inimaginable" aplicar esta norma en Cataluña, y hace un llamamiento a hacer cumplir la ley de la Generalidad en caso de que prospere la estatal tal como está planteada.

Ha añadido que es un anteproyecto que tiene que ir al Consejo de Estado y al Congreso, y ha afirmado de que si sale tal cual es inaplicable porque "se lo carga todo" en materia de inmersión lingüística.

En la entrevista, Rigau ha alegado que el borrador no respeta el artículo 3 de la Constitución en relación a las lenguas oficiales al no dar, en su opinión, un "trato adecuado" al catalán. Ha añadido que invade competencias y no cumple con el Estatuto de Cataluña.

La consejera ha confiado en que el Consejo de Estado y las instituciones harán "modificaciones" en el anteproyecto, pero que si sale igual la Generalidad llevará la ley ante el Tribunal Constitucional (TC).

Rigau ha aclarado que en caso de llevarla al Constitucional saben que tienen que aplicar la ley hasta la sentencia, pero considera que el apoyo de la sociedad al Gobierno será total para "evitar" esta aplicación. El Gobierno catalán, ha insistido, no la puede aplicar, ha afirmado la consejera, ya que sería "dar la espalda" a la sociedad y a la historia pedagógica de Cataluña.

Sobre el borrador, ha lamentado que hasta el pasado viernes se había trabajado con otro texto sin "una línea de lengua", y que este nuevo borrador lo enviaron el mediodía del lunes, y ha considerado que han esperado a que pasaran las elecciones catalanas.

Rigau, que asistirá este martes en Madrid a la Conferencia de Educación, ha criticado esta "ofensiva" contra el catalán por parte del Ministerio, y ha sostenido que parece destinada a "agradar" a Ciudadanos.

Por su parte, el consejero de Interior de la Generalidad, Felip Puig, ha calificado de "disparate" el borrador de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (Lomce) y ha afirmado que no tiene posibilidades de que se implante en Cataluña.
El PSC propone un frente común contra Wert

El PSC, en este punto, está con el gobierno de CiU. El primer secretario del PSC, Pere Navarro, propone un frente común catalán con otros partidos y agentes sociales en contra de la reforma educativa.

En declaraciones a Catalunya Radio, Navarro se ha mostrado partidario, como CiU, de presentar un recurso de inconstitucionalidad contra este proyecto, que ha enmarcado dentro de los planteamientos del ministro de "españolizar" a los niños catalanes.

Según Navarro, el modelo educativo catalán es un "éxito del que nadie duda", como también lo es la inmersión lingüística, y de ahí que el PSC plantee ir junto a otros agentes políticos y económicos para defenderlo.

Ha lamentado que el ministro tenga como objetivo políticas "extemporáneas", como en su opinión ocurre con la recentralización que plantea el decreto y también cómo afronta el papel del catalán en el sistema educativo.

Cataluña
El Gobierno tumba la inmersión y relega el catalán a «especialidad»
barcelona ABC 4 Diciembre 2012

La Generalitat denuncia que la nueva reforma educativa es «el mayor ataque al catalán» desde 1978

Un nuevo borrador de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (Lomce) del Gobierno tumba la inmersión lingüística en Cataluña al relegar la lengua catalana a materia "de especialidad", en vez de troncal, y al establecer la proporcionalidad del castellano y el catalán en las escuelas públicas.

Así lo ha anunciado este lunes la consellera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau, en una rueda de prensa urgente en la que ha explicado que la nueva norma prevé que, mientras no se aplique, la Administración pague la enseñanza en castellano en centros privados de las familias que lo pidan.

Rigau ha deplorado que el texto "rompe el modelo de escuela catalana" y supone la mayor ofensiva contra el catalán desde 1978, después de que el Ejecutivo haya instado a las comunidades con dos lenguas oficiales a dar un trato equlibrado a la impartición de las asignaturas para alcanzar el 50% de proporcionalidad, informa Efe.

En el Gobierno se interpreta el cese del militar como una medida ejemplar que frena "la barra libre".
Defensa destituyó al general Pontijas para evitar que el conflicto catalán incendiase las Fuerzas Armadas

En el estamento militar se pensaba que la deriva soberanista de Artur Mas iba a verse frenada después de las elecciones. No ha sido así y para evitar que el creciente malestar genere réplicas incontroladas, Defensa se ha cobrado la primera víctima en el general Ángel Luis Pontijas, hasta hace unos días director de la revista Ejército.
Nacional www.vozpopuli.com  4 Diciembre 2012

Pontijas es general en la reserva, pero ocupa puesto orgánico y está sujeto al Código disciplinario militar, circunstancia que ha facilitado su destitución por parte del ministro de Defensa, Pedro Morenés. Su pecado recuerda al que cometieron algunos altos mandos del Ejército durante la Transición, cuando solían aprovechar la Pascua Militar para leer la cartilla a los gobiernos de turno, generando no pocas tensiones. En esta ocasión, el desliz se perpetró en el editorial de Ejército, la revista a través de la que se expresa la opinión oficial del Estado Mayor del Ejército de Tierra. En su número de noviembre, alerta del riesgo de que la deriva soberanista en Cataluña rompa “la unidad nacional”.

El Gobierno ha querido impedir que el fuego todavía activo en Cataluña se propague en las Fuerzas Armadas en forma de barra libre

Fuentes gubernamentales confirman que con este cese, Defensa ha querido evitar que se abra una especie de barra libre entre los altos mandos del Ejército a la hora de opinar sobre asuntos tan sensibles como los que afectan ahora a Cataluña y también al País Vasco. En otras palabras, se ha querido impedir que el incendio todavía activo en Cataluña por obra y gracia de Artur Mas se propague en las Fuerzas Armadas. Para ello se ha tomado una medida drástica, el cese del general Pontijas, paso que, en buena lógica, ha tenido que contar con la aquiescencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y ha obtenido también el abrigo del PSOE.

Entre los actuales responsables de Defensa se respiraba hasta hace poco tranquilidad porque no se había detectado especial desasosiego en ninguno de los tres Ejércitos sobre la situación en Cataluña. La opinión generalizada tanto entre los altos cargos políticos del Ministerio como en los altos mandos del Ejército descansaba en las altas posibilidades que veían de que tras las elecciones autonómicas, el souflé independentista se desinflara por sí solo. En el Gobierno se tenía la impresión de que el conflicto catalán no iba a generar ruido en el estamento militar y de que ningún alto mando, ni siquiera en la reserva, entraría al trapo. Pero no ha sido así.

La procesión va por dentro como lo demuestra que en el editorial de noviembre de la revista mencionada, ya retirado de la circulación, se denuncie que la “descortesía de la presidencia de la Generalidad” de mezclar la pasada Fiesta Nacional del 12 de octubre con la reivindicación independentista, iba a repercutir en una “disminución de la credibilidad de nuestra nación” con el riesgo consiguiente de “agravar la crisis, perjudicar la estabilidad política” y provocar “una mayor penalización de los mercados”.

El general Pontijas advierte en su editorial, retirado de la circulación, del riesgo que la actual deriva soberanista en Cataluña entraña para la "unidad nacional"

El desahogo del general Pontijas hace ver también que las discrepancias entre diferentes autonomías con los objetivos de déficit marcados desde el Gobierno pueden empeorar “en gran medida la cohesión nacional”, circunstancia a la que se suma la disminución “sistemática” de los gastos de Defensa y el peligro de que aumenten las dificultades “para hacer frente a los compromisos tanto nacionales como internacionales”.

Malestar militar con la fuga emprendida por los actuales responsables de la Generalitat hacia la independencia y también por los fuertes recortes presupuestarios asumidos con resignación por el ministro Pedro Morenés. Un cóctel envenenado, ciertamente explosivo, que Defensa no ha querido dejar sin respuesta, no sea que la situación se inflame y el incendio se propague.

Ley de Mejora de Calidad Educativa
Basagoiti califica de "perfecta" la reforma de Wert tras años de usar "el euskera contra el castellano"
El presidente del PP vasco muestra así su apoyo al criticado plan del ministro
EUROPA PRESS | BILBAO El Correo 4 Diciembre 2012

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, considera que la reforma educativa planteada por el ministro José Ignacio Wert es "perfecta" y "especialmente oportuna" para Euskadi ya que, tras "muchos años" de usar "el euskera contra el castellano".

En una entrevista concedida a RNE, el dirigente vasco ha valorado la propuesta del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que hoy presentará a las comunidades autónomas un nuevo borrador de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (LOMCE), y que ha calificado de "perfecta".

"Aquí ha habido muchos años que se ha utilizado el euskera contra el castellano y ahora se pone un poco de equilibrio para que lo importante sea la educación, la calidad educativa y el sentido común", ha advertido Antonio Basagoiti, que ha opinado que "la reforma de Wert es especialmente oportuna para el País Vasco".

Al socio del diario ‘Ara.cat
TVE contrata para su gala de fin de año a una productora separatista
ROSALINA MORENO www.gaceta.es 4 Diciembre 2012

Según informa hoy LA GACETA, TVE pagará 450.000 euros al socio y colaborador del diario nacionalista catalán Toni Soler.

“TVE no deja de sorprendernos, primero su apuesta por mantener a quienes han estado externalizando la producción, después la contratación de directivos de cadenas amigas como La Sexta y, para remate, esto: La contratación del programa previo a las campanadas, con la productora Minoría Absoluta, que dirige Toni Soler, quien a su vez es socio y asiduo colaborador del diario ultra nacionalista Ara.cat”. Así lo manifestó ayer el sindicato RTVE Alternativa-Apli en su blog, bajo el titular “TVE financia medios independentistas de Catalunya”.

Además, según informó a LA GACETA Juan Manuel Hidalgo, coordinador de Alternativa-Apli, por este programa que durará apenas 55 minutos “TVE pagará la astronómica cantidad de casi 450.000 euros”, de los que 419.430 euros corresponden a recursos ajenos y 25.382 euros a propios.

Hidalgo explicó que si bien su sindicato no ha tenido acceso al contrato del programa este aparece como “Especial Humor Nochevieja 2012” en el documento de presupuestación, cuya copia obra en poder de este diario.

Indicó que “se está grabando desde la semana pasada en el Hotel Palace de Barcelona”, por lo que asegura que ya no pueden hacer nada y denunció que “lo pretenden colar como una co-producción”. “Y por si esto fuera poco, encima nos toca alquilar el 20% de la iluminación y pagar los gastos de dos operadores de luminotecnia externos porque en TVE parece que no tengamos ni medios ni personal disponible”, añade además el sindicato.

El coordinador de Alternativa-Apli tacha de “escandalosa” esta contratación, al tiempo que hace hincapié en que el diario Ara.cat, próximo a Esquerra Republicana, y “es un medio muy independentista” que “arremete contra los medios de comunicación a nivel estatal y el PP continuamente” y se refirió a “Toni Soler y los programas que hace de humor en TDT” de los que siempre ha pensado que “son los típicos programas que TV3 utiliza para financiar los medios afines a Esquerra Republicana”.

“No entendemos que no se pueda hacer desde RTVE, ya que nos habríamos ahorrado bastante, y en segundo lugar, hay más productoras en el mercado, por lo que nos gustaría saber si esto se ha fallado mediante un concurso o se ha asignado directamente, como nos tememos. Estoy convencido de que se lo han dado directamente a dedo”, apostilló.

Así las cosas, Hidalgo también criticó que “los directivos de televisión siguen siendo los mismos de la época de Luis Fernández, con lo cual todas las vinculaciones con las productoras son las mismas” y que “el mamoneo de las productoras sigue vivo”. “Algunas las colocarán o intentarán repartirlas para que todo el mundo salga contento”, sentenció.

Este diario se ha puesto en contacto con TVE para conocer su versión, pero al cierre de esta edición no había recibido respuesta alguna.



Recortes de Prensa   Página Inicial