AGLI Recortes de Prensa    Viernes 14  Diciembre 2012

Cuerda, metal y viento
Aleix Vidal-Quadras www.gaceta.es 14  Diciembre 2012

En las presentes circunstancias de estrechez financiera, los Gobiernos regionales recortan sueldos, suprimen conciertos y rebajan gastos de funcionamiento, pero el mal ya está hecho.

Es bien sabido que nuestro disparatado Estado Autonómico hace aguas por todos lados porque las Comunidades, en lugar de limitarse, como hubiera sido lo racional y lo sensato, a ser un nivel intermedio descentralizado de la Administración que potenciase la eficiencia y la calidad de los servicios públicos, se han lanzado durante las últimas tres décadas a multiplicar por diecisiete el poder central.

Así, han proliferado los Defensores del Pueblo, los Consejos de Justicia, los organismos de defensa de la competencia, los departamentos de ayuda al desarrollo, las representaciones exteriores, los institutos meteorológicos, las universidades y... ¡las orquestas sinfónicas!

El otro día tuve ocasión de leer un asombroso reportaje sobre el número y coste de sinfónicas y filarmónicas autonómicas repartidas por el territorio nacional. Son nada menos que veintisiete, con un presupuesto medio de cuatro millones de euros, lo que significa que nuestras famélicas Autonomías queman cada año unos cien millones de euros en estas agrupaciones profesionales de música clásica. Murcia, Extremadura, Galicia, Cataluña, Castilla y León, Andalucía, rivalizan en contratación de directores de renombre y de instrumentistas extranjeros de primer nivel, sin olvidar la organización de giras internacionales y la construcción de fastuosos auditorios, carísimas estructuras que obligan a considerables dispendios para su mantenimiento y operación.

En las presentes circunstancias de estrechez financiera, los Gobiernos regionales recortan sueldos, suprimen conciertos y rebajan gastos de funcionamiento, pero el mal ya está hecho. Una cosa que los españoles hemos de comprender es que sólo tenemos derecho a aquello que podamos pagar, bien sea nosotros mismos o el Estado con los impuestos que recauda, y que lo que quede fuera de nuestras posibilidades reales simplemente hay que olvidarlo. Más allá de las necesidades básicas, salud, educación, seguridad, justicia, todo lo demás sólo resulta accesible si existen los recursos para sostenerlo y si no, pues nos está vedado. Esta es la historia de nuestro glorioso Estado de las Autonomías, monumento al despilfarro y la ineficiencia del que algunos desaprensivos todavía se atreven a afirmar que ha sido un gran éxito. Tremenda fanfarria de cuerda, metal, percusión y viento, marcha triunfal irresponsable hasta el colapso final.

El gran ventilador
Marcello www.republica.com  14  Diciembre 2012

A la catarata de casos de corrupción que inunda la vida política de este país, y sobre la que los grandes partidos implicados -con PP, PSOE y CiU en la primera línea- no hacen el menor comentario, se ha sumado ahora la furia amenazante del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien desde el Gobierno de la nación acaba de anunciar que estudia hacer pública la lista de los más grandes defraudadores del erario público al tiempo que también amenaza a medios de comunicación que le critican por la amnistía fiscal con publicar sus deudas con el Estado, lo que suena a un vulgar chantaje contra la libertad de expresión.

Un comportamiento el del ministro de Hacienda impropio de un gobernante que tiene bajo su custodia información privilegiada que afecta a particulares y empresas, y que amenaza con utilizarla a título de venganza política, exhibiendo en la plaza pública lo que, de ser cierto, debería llevar ante la Justicia. Y ya puestos, con denuncias añadidas sobre la corrupción general de los políticos y de los partidos, y aquí incluidos los del PP que en los últimos días no han dejado de aparecer en los medios por causa de recientes escándalos e imputaciones que han sumergido a los populares en nuevos desarrollos de Gürtel en Valencia, Baleares y Madrid y en otros casos como los de Torrevieja, Alicante, Sabadell (donde un ex concejal del PP, también aparece implicado), o Navarra con el caso del supuesto chantaje de Cervera.

A todo esto habría que aumentar los casos también recientes de los socialistas, como el llamado “campeón” con el ex ministro José Blanco de por medio, los famosos ERES andaluces, o los del PSC en Sabadell, y todas y cada una de las novedades publicadas sobre el Caso del Palau de la Música de Cataluña con todas sus ramificaciones en CiU, etcétera. Y no digamos si a lo dicho en los diario españoles añadimos reciente denuncias aparecidas en The New York Times.

Lo más asombroso de todo esto es que los grandes partidos hoy afectados por estos escándalos no llevan sus casos y denuncias al Parlamento, donde parece existir un pacto de silencio sobre la corrupción. De igual manera que el Gobierno no mueve ficha ante los escándalos de los poderosos -el caso Urdangarin también pasa por Hacienda y no conocemos declaración alguna de Montoro al respecto-, mientras que la fiscalía general hace la vista gorda por asuntos en los que están afectados notorios banqueros de ahora y de antes. Ni desde Hacienda y el Banco de España nadie ofrece a los españoles datos de las deudas impagadas por los partidos políticos a los bancos y cajas de ahorro en quiebra, e intervenidos y rescatados con el dinero público del Estado.

Lo cierto es que los desafíos independentistas de Cataluña y los duros ajustes económicos y sociales del Gobierno han servido de argumento, o de palanca, para la puesta en marcha desde el alto poder del Ejecutivo de un gran ventilador de suciedad -y puede que de una guerra sucia oficial- que agita basureros adversarios al tiempo que protege a los propios del entorno del PP. Lo que de ser así, como parece (algo similar a lo que ocurrió con Gürtel en los pasados años de gobiernos del PSOE), tendría como novedosa consecuencia el que, además de la corrupción y de los fraudes a la Hacienda pública -donde la parte amnistiada ha sido acogida con guante blanco-, podríamos estar ante una actuación premeditada y gubernamental, que además de ser discriminatoria, se acercaría al campo del abuso de poder y la prevaricación.

De esta manera la montaña de suciedad que está inundando el debate político español habría superado todas las marcas, que es lo que le faltaba a la muy dañada imagen de España en el mundo. La imagen de un país en quiebra, con un gasto público demencial e inundado por la corrupción, el fraude a la Hacienda pública, el privilegio de todos los partidos y amenazas cruzadas de viva voz y en prensa, sobre las que planea la sospecha de una guerra sucia oficial y selectiva en contra de los adversarios políticos del PP.

Todo lo que haya de corrupción, fraude o suciedad política debe salir camino de los Tribunales, con el respeto a la legalidad y a los derechos de ciudadanos y de las empresas. Y sin guerras sucias ni abusos de poder o de denuncias discriminatorias por sentido de la oportunidad o de interés político. Máxime en este tiempo duro y dramático para miles o millones de ciudadanos sin trabajo y con grandes dificultades para sobrevivir que estarán siguiendo este espectáculo con asombro e indignación y con la esperanza de que se haga justicia, una gran limpieza y que se depuren todas y cada una de las responsabilidades, sin el menor privilegio o excepción.

Editorial
El cínico recurso de Rubalcaba
EDITORIAL www.gaceta.es 14  Diciembre 2012

Pocas sesiones han visto los ojos del Congreso de los Diputados tan ridículas como la de ayer. Convocaba la fiesta el PSOE, el mismo partido que en 2011 congeló las pensiones por primera vez en democracia. El que aumentó la edad de jubilación de los 65 a los 67 años. El que dio un golpe de timón a su política social de la noche a la mañana tras destrozar el país a base de Planes E, imprudentes desgravaciones fiscales o leyes absurdas como la de Economía Sostenible.

A ese mismo PSOE, decimos, se le ocurrió dar un golpe de efecto aunando a todos los partidos de la oposición en torno a su recurso de inconstitucionalidad contra el decreto de Rajoy que revaloriza la paga de los jubilados sólo parcialmente. Porque la oposición útil de Rubalcaba descansa sobre dos pilares básicos: apoyar cualquier huelga, marea o protesta anti-PP, vengan de donde vengan, y recurrir las decisiones del Gobierno ante el TC provocando el colapso de un tribunal que no se caracteriza por su agilidad precisamente.

Empero debió de parecerle a Rubalcaba que la escenita del todos contra la ministra Báñez no era suficiente. Por eso, en un alarde de cinismo, decidió vetar a Amaiur en la firma del recurso, apoyo de Rosa Díez mediante. ¡Como si los españoles no supieran que el brazo político de ETA se sienta en las instituciones gracias a los socialistas!
La crónica parlamentaria, en fin, se completa con la irritación de Esquerra Republicana e Izquierda Unida –que tacharon de “hecho espeluznante” la exclusión de Amaiur– y lo que prometía ser una foto de familia contra el decreto de las pensiones quedó en sainete de muy chusco final.

Una vez más cabe plantearse si los españoles merecen un primer partido de la oposición de tan bajos vuelos. LA GACETA opinó en su momento que el Gobierno debió acelerar la reforma del sector público antes de decidir no actualizar las pensiones conforme al IPC, pero de ningún modo podemos aplaudir un recurso de inconstitucionalidad concebido desde la desfachatez más absoluta. Porque, aun después de tanto llovido, sigue sorprendiendo que Rubalcaba se atreva a apelar al consenso del Pacto de Toledo cuando este apenas fue convocado durante las dos legislaturas de Zapatero más allá de las reuniones obligatorias. Son cada vez más los analistas que dan al PSOE por finiquitado. Con episodios como el de ayer, no es de extrañar.

No al golpe constitucional en Cataluña contra la Nación Española
Miguel Cancio  www.lavozlibre.com 14  Diciembre 2012

Economista y Sociólogo

En Cataluña, por un lado, está el nacional-socialismo-comunismo-verde-etc. catalán excluyente y de imposición-control político-lingüístico-mediático-educativo-intelectual-cultural-artístico-deportivo-social, con muy graves problemas económicos debido a su malgasto, malversación, corrupción, etc.. Por otro lado, el nacionalismo separatista de los Pujol, Mas, Duran, Junqueras, Maragall, Herrera, Montilla, Chacón, etc., (que han jurado o prometido cumplir y hacer cumplir la vigente Constitución española de 1978), de CiU, ERc, ICV, PSC-PSOE y demás, (iglesia nacionalista catalana, medios de comunicación y otras instancias catalanas dependientes de la financiación clientelar del Gobierno autónomo español catalán), en una peligrosísima huída hacia delante contraria al vigente Estado de derecho y al Imperio de la Ley que rigen en la nación española, están promoviendo, con una implacable y continua política nacionalista de marcados tintes totalitarios, gravísimamente creadora, fomentadora de chivos expiatorios, de enemigos perfectos a los que echarles todas las culpas, a los que culpar de los peores males para eludir las propias responsabilidades. Culpar de mentiras, engaños, abusos, chantajes, desinformaciones, contrainformaciones, manipulaciones, contaminaciones (la peor contaminación es la del alimento espiritual), odios, enfrentamientos, exclusiones y violencias.

Están promoviendo un inadmisible e ilegal golpe constitucional contra la Nación Española, su unidad, vigencia, lengua, historia, cultura, principales símbolos, tradiciones, etc. Están promoviendo un inadmisible e ilegal golpe constitucional:

En primer lugar, contra la Constitución Española. Veamos lo que dice al respecto la vigente Constitución española en su articulado.

Art. 1: La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
Art. 2: La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles.

Art. 3: El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.

Art. 8: Las Fuerzas Armadas tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.
Art. 9: Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución. La Constitución garantiza el principio de legalidad, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos.

Art. 30: Los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España.

Art. 93: Mediante la ley orgánica se podrá autorizar la celebración de tratados por los que se atribuya a una organización o institución internacional el ejercicio de competencias derivadas de la Constitución. Corresponde a las Cortes Generales o al Gobierno, según los casos, la garantía del cumplimiento de estos tratados y de las resoluciones emanadas de los organismos internacionales o supranacionales titulares de la cesión.

Art. 94: La prestación del consentimiento del Estado para obligarse por medio de tratados o convenios requerirá la previa autorización de las Cortes Generales, en los siguientes casos: Tratados o convenios que afecten a la integridad territorial del Estado o a los derechos y deberes fundamentales establecidos en el Título I.

Art. 95: La celebración de un tratado internacional que contenga estipulaciones contrarias a la Constitución exigirá la previa revisión constitucional. El Gobierno o cualquiera de las Cámaras puede requerir al Tribunal Constitucional para que declare si existe o no esa contradicción.

Art. 123: El Tribunal Supremo, con jurisdicción en toda España, es el órgano jurisdiccional superior en todos los órdenes, salvo lo dispuesto en materia de garantías constitucionales.

Art. 124: El Ministerio Fiscal, sin perjuicio de las funciones encomendadas a otros órganos, tiene por misión promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad. Art. 139: Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado.

Art. 149: El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias: 32ª Autorización para la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum.

Art. 150: El Estado podrá dictar leyes que establezcan los principios necesarios para armonizar las disposiciones normativas de las Comunidades Autónomas, aun en el caso de materias atribuidas a la competencia de éstas, cuando así lo exija el interés general.

Art. 155: Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución le imponga, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

En segundo lugar, contra la Constitución de la Unión Europea. Veamos los que dice al respecto la vigente Constitución de la Unión Europea en su articulado.

Titulo I: Definición y objetivos de la Unión.
1.1: La Unión ejercerá las competencias que los Estados miembros le atribuyan.

1.5: La Unión respetará la igualdad de los Estados miembros ante la Constitución, así como su identidad nacional, inherente a las estructuras constitucionales de éstos. Respetará las funciones esenciales del Estado, especialmente las que tienen por objeto garantizar su integridad territorial.

Titulo IX: De la pertenencia a la Unión.
Art. 57: Todo Estado europeo que desee ser miembro de la Unión dirigirá su solicitud al Consejo. Éste se pronunciará por unanimidad. Las condiciones y el procedimiento de admisión se establecerán por acuerdo entre los Estados miembros y el Estado candidato. Este acuerdo deberá ser sometido a ratificación por todos los Estados contratantes, de conformidad con sus respectivas normas constitucionales.

Y, en tercer lugar, contra una Cataluña constitucional, libre, abierta, integradora, desarrollada de juego limpio (dentro de la ley vigente en la comunidad autónoma española catalana que forma parte de la nación española como el resto de comunidades autónomas españolas), solidaria, profundamente humanitaria (siendo muy importante, para el enriquecimiento individual, familiar, social, humano, ético, moral y espiritual, el humanismo cristiano de juego limpio, junto a otros humanismos creyentes y no creyentes de juego limpio).

Política fiscal
Montoro, el mayor defraudador
Guillermo Dupuy Libertad Digital 14  Diciembre 2012

El ministro Montoro acaba de amenazar con hacer pública una lista con los mayores defraudadores y morosos a la Hacienda Pública. No faltarán, entre las filas socialistas y fuera de ellas, quienes se pregunten si va a hacer pública esa lista para que todos sepamos quiénes se beneficiarían en el caso de que se aprobara otra amnistía fiscal como la que Montoro ya ha llevado a cabo.

Habrá otros que no se creerán la amenaza del ministro, no ya por razones de encaje jurídico, sino porque le obligaría a incluir en la lista a esos "medios de comunicación" contra los que Montoro no se ha atrevido a ejercer acciones legales desde la Agencia Tributaria y que ni siquiera se atreve a citar por su nombre.

En mi caso, como humilde trabajador por cuenta ajena, lo que más me molesta de la amenaza del ministro es que con ella incida en esa cantinela, tan típicamente socialista, que proclama que el problema del déficit público no está en nuestro sobredimensionado y despilfarrador sector público, sino en el hecho de que quienes tendrían que pagar no lo hacen.

A ello habría que sumar el hecho de que somos muchos los que recordamos la manera más que aceptable con la que Montoro, antes de aceptar ser ministro de Rajoy, explicaba hasta qué punto era contraproducente, incluso desde el punto de vista recaudatorio, tratar de atajar el déficit en plena recesión económica subiendo los impuestos. Vamos, justo lo que ha hecho. Gracias a Montoro, España no sólo padece una de las fiscalidades más elevadas de toda Europa en materia de IRPF y tributación sobre el capital (ahorro), sino que, tras las últimas medidas aprobadas por él mismo, también sufrirá uno de los sistemas fiscales más confiscatorios sobre las empresas.

El ministro Montoro podrá estar al día con Hacienda –cosa que es posible hasta con un Gobierno presidido por Rajoy–, pero como defraudador a los votantes y a los principios que tradicionalmente abanderaba su partido es insuperable.

A pesar de esta defraudadora voracidad fiscal, todo parece indicar que también va a defraudar los comprometidos objetivos de reducción del déficit. Ministro de un Gobierno moroso hasta la médula en lo que a prometidas reformas estructurales se refiere, ha defraudado la Ley de Estabilidad Presupuestaria en lo que a sus mecanismos de "vigilancia, sanción e intervención" se refiere. Y es que Montoro ha preferido mirar a otra parte, incluso ante hechos tan graves como el de que un tercio de los Gobiernos regionales está maquillando sus cifras de gasto para ocultar sus auténticos niveles de déficit.

Con tal de evitar a Rajoy polémicas con los nacionalistas, Montoro, el defraudador, todavía se empeña en hacernos creer que todas las autonomías están cumpliendo con sus objetivos de reducción del déficit, algo que ya se han atrevido a desmentir –aunque sólo sea en los casos de Cataluña y Valencia– sus compañeros de Gobierno. Montoro ha ocultado también el papel decisivo que esta tolerada indisciplina autonómica ha tenido –junto a la silenciada y estructural estafa piramidal que constituye el sistema público de reparto– en la decisión de defraudar la esperanza de los jubilados de ver revalorizadas sus ridículas pensiones.

Y es que, por escasa que sea la legitimidad de los editoriales de Prisa para pedir el cumplimiento con el Fisco, pocas cosas han resultado tan defraudadoras como este Gobierno y su ministro de Hacienda.

Cataluña
Cataluña no es una nación (y Escocia tampoco)
Cristina Losada Libertad Digital 14  Diciembre 2012

El nacionalismo catalán desea unir su destino al del nacionalismo de Escocia. Así lo indica que la consulta sobre la secesión, según negocian CiU y Esquerra, vaya a convocarse de cualquier modo y manera en 2014, el año en que está previsto un referéndum sobre la independencia escocesa. La lógica política del calendario es ésta: los nacionalistas catalanes podrán contraponer entonces las actitudes de los Gobiernos español y británico. Ahora mismo, podemos anticipar qué dirán cuando el mundo esté observando esos dos acontecimientos históricos. No hace falta bola de cristal, basta reordenar sus viejos tópicos, que son fondo de armario. Su petite robe noire igual sirve para un alboroto porque se pretende introducir un poquito de español en las aulas, que vale, con un toque de bisutería, para un tremendo melodrama cuando se impida la consulta.

Si Artur Mas sigue de president en 2014, que habrá que verlo, y convoca el gran butifarrendum, que será cosa de ver, dirá que mientras el Reino Unido permite que el pueblo escocés decida libremente, España demuestra, ¡otra vez!, que es una "cárcel de pueblos". Dirá que los británicos dan prueba de su proverbial respeto a la democracia y los españoles ratifican su innato autoritarismo. Dirá que los primeros encarnan el mejor espíritu europeo y los segundos representan la escoria franquista. Y así, ad nauseam. Los convergentes habrán pensado que es de gran astucia política forzar esa coincidencia por la proyección internacional y por renovar, en el frente interno, el ciclo de victimismo y resentimiento. Pero, ay, todo este artificio dependerá de Salmond, y yo no apuesto hoy una libra a que el líder escocés convoca el referéndum sí o sí, aunque lo vaya a perder, como vaticinan implacables los sondeos.

No hay duda, sin embargo, de que el nacionalismo catalán elige a un digno compañero de viaje, uno que se asienta en el piélago de falsificaciones conocido como "la larga cadena de los errores en la historia de Escocia". También allí la identidad nacional es fruto de una invención retrospectiva. Échese un vistazo a La invención de la tradición, el ensayo de Hugh Trevor-Roper, para divertirse leyendo cómo las Highlands se transformaron en la nación celta escocesa por obra de un puñado de "insolentes farsantes" y otro de románticos iluminados. Hasta el kilt, la célebre falda, es una tradición fraudulenta: la inventó un empresario cuáquero y se salvó de desaparecer por la intervención de un hombre de Estado inglés imperialista que formó –y vistió– los regimientos highlanders. En fin, tantas son las cosas que tienen en común, que no me extraña que el nacionalismo catalán una su destino al escocés. Tal para cual.

El catalán y la LOMCE
La sonrisa de la avispa Estrella Digital 14  Diciembre 2012

Entre lo que publica la acorazada mediática de Artur Mas y lo que desbarra la acorazada mediática de la progresía española se está creando tal confusión con la LOMCE, que pareciera que José Ignacio Wert quiere cargarse, caprichosamente, la propia idiosincrasia catalana. Y, claro, eso no es verdad.

Por esa razón y para que los lectores no se dejen embaucar por intereses mediáticos espurios, intentaré explicar, de manera más sencilla, este ficticio conflicto.

Ante los que dicen que desde 1978 no se había menospreciado tanto la lengua catalana como en el texto de la LOMCE o que ningún Gobierno había planteado una ofensiva tan importante contra el catalán, tengo que decir esa es una falacia del tamaño de la montaña de Montserrat. Porque, en ningún momento, se está atacando al modelo lingüístico catalán. De hecho, si uno lee el borrador de la reforma, verá que no se cuestiona ese modelo para nada. En él, sólo se especifican los elementos que harían constitucional eso que llaman inmersión lingüística. No hay un sólo renglón de ese borrador que invada las competencias de la comunidad autónoma catalana, porque, insisto, de lo que se trata es de adecuar esa inmersión lingüística a la doctrina del Tribunal Constitucional. Y eso, creo yo, que debería ser algo incuestionable en cualquier rincón de España.

Sigo. Los nacionalistas sostienen, en su campaña mediática, que se está relegando la asignatura del catalán a un nivel inferior al de las asignaturas importantes. Lo que no deja de ser otra maldad ya que al catalán se le da un tratamiento idéntico al de las materias troncales. Idéntico, también, al de la lengua castellana.

Más cosas. Por ejemplo, se acusa a Wert de imponer el castellano, forzosamente, a los niños catalanes pero la realidad es que no quieren entender que no es lo mismo imponer que impedir su exclusión. En la norma se habla de proporción razonable en el tratamiento diferenciado de la lengua cooficial respecto al castellano. Y eso, además de legal, es pura lógica. En definitiva, que el problema del catalán en la LOMCE es otro.

El problema real, al margen de la demagogia interesada, está en que estos políticos piensan que Cataluña es más de lo que es. Supongo que porque el Olvidable los malacostumbró. Como aquel hombre, en su indigencia intelectual, aceptaba que Cataluña negociase en igualdad de condiciones con España, estos dirigentes siguen creyendo que todo el monte es orégano. Ya ni siquiera aceptan que el Estado sea algo residual en Cataluña. Ahora, para ellos, el Estado no existe y, por lo tanto, no quieren cumplir con su Constitución. Y como consecuencia, ni siquiera quieren las mismas 'reválidas' homogéneas y externas para toda España que unifique los criterios de evaluación de los estudiantes porque se descubriría su manipulación ideológica. Y, desde luego, no están dispuestos a aceptar la doctrina del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo sobre el uso del castellano en Cataluña porque ya se consideran Estado Libre (aún asociado). Demagogia, en definitiva, en Estado puro.

La LOMCE, la Constitución Española y el Tribunal Constitucional
Nota del Editor 14  Diciembre 2012

Con tantas batallas, la gente anda entrando al trapo de los nazionalistas sin darse cuenta de que el problema está en la obligatoriedad del aprendizaje de las lenguas regionales, que no aparece en parte alguna en la Constitución Española, por mucho que el totalmente desacreditado Tribunal Constitucional  trate de meter gato por liebre. La constitución española determina el deber de conocer el castellano, forma de denominar el español por gente incompetente, y no determina deber de conocer lengua regional alguna.

Si después de tantas batallas, los nazionalistas consiguen que los alumnos español hablantes sometidos a su feudo, tengan la obligación de conocer y estudiar en la lengua regional, habremos perdido la batalla.

Lo que tiene que asegurar la ley en lo referido a las lenguas regoinales es que todas las leyes relacionadas con lenguas regionales quedan derogadas, y los alumnos de regiones donde hay lengua regional, deberan aprender el español y en español, después de la etapa infantil en la que se ofrecera la opción de aprender también la lengua regoinal.

Cataluña
Para los que exigimos que en Cataluña la Constitución y las leyes sean respetadas y cumplidas, la ley Wert es inaceptable

Redacción www.vozbcn.com 14  Diciembre 2012

Francisco Caja, presidente de Convivencia Cívica Catalana, en un texto publicado en el diario Diálogo Libre, este viernes:

‘[...] Para los nacionalistas cualquier excepción, por mínima que sea, al sistema de imposición del catalán como lengua vehicular única es un ataque intolerable al catalán, al igual que para un inquisidor la enseñanza de otra religión distinta a la única y verdadera, o sea la católica, sería un ataque intolerable a la religión católica. O sea, que el hecho de que un solo niño en Cataluña reciba la enseñanza también en castellano (juntamente con el catalán, o sea una enseñanza bilingüe) es intolerable. Pero también, por otros motivos, para los que exigimos que en Cataluña la Constitución y las leyes sean respetadas y cumplidas no sólo por los ciudadanos sino también por los poderes públicos, el anteproyecto [de la LOMCE] de Wert es inaceptable, no sólo por los ciudadanos.

Olvida el ministro una cosa sencilla: si su anteproyecto “reconoce y […] da carta de naturaleza” a la inmersión lingüística, y la inmersión ha sido declarada inconstitucional por los tribunales, ergo, su anteproyecto es impepinablemente inconstitucional. Porque el Tribunal Constitucional ha sentenciado que cualquier sistema lingüístico escolar que excluya cualquiera de las leguas cooficiales como lengua vehicular -y el de la inmersión lingüística excluye la castellana- es inconstitucional y, por si esto no bastara, el Tribunal Supremo en seis sentencias ha resuelto que el sistema de inmersión es ‘contrario al espíritu y la letra de la Constitución’ y que el derecho de los escolares a recibir una enseñanza bilingüe no puede ser sometido a rogación, esto es, que la administración tiene la obligación de proporcionarlo a todos los escolares, sin que tengan que solicitarlo los padres.

Al ministro Wert le ha salido el tiro por la culata. Queriendo el mal menor se ha encontrado con la catástrofe. Ya se sabe, los experimentos es mejor hacerlos con gaseosa. Y es que pretender instaurar un régimen lingüístico de excepción e inconstitucional en Cataluña es considerar a los catalanes inferiores en derecho a los andorranos, en donde el Gobierno español tiene suscrito un convenio con el Gobierno andorrano por el que mantiene a su costa (del Estado español) colegios en donde los escolares andorranos, en concreto un tercio de los mismos, pueden estudiar en castellano. ¿No sería más sencillo simplemente establecer en Cataluña para todos los escolares un régimen lingüístico, el de conjunción lingüística o de bilingüismo integral, que es el que los tribunales han considerado como constitucional, o sea, un régimen lingüístico escolar en donde ambas lenguas, el catalán y el castellano, sea utilizadas como lenguas vehiculares de forma equilibrada? Y si a alguien o algunos no les gusta que se cumpla lo que la Constitución y las leyes prescriben, o sea las reglas de la democracia, que caiga sobre ellos el peso de la ley. ¿O tal vez pretende el ministro que matriculemos a nuestros hijos en un colegio andorrano?’.

El Barcelona, un nido de independentistas
Ciudadano X Estrella Digital 14  Diciembre 2012

Dicen los seguidores del Barcelona que su equipo es más que un club. Y llevan toda la razón: es un nido de independentistas. Una institución que, más que pensar en ganar la Champions, está más interesada en pedir la independencia de Cataluña. Desde su presidente, el ínclito Sandro Rosell, que tuvo las santas pelotas de, en una comida con el Real Madrid, darle la bienvenida a Florentino Pérez a su país, ante el estupor del presidente blanco, hasta el argentino, nacionalizado catalán Lionel Messi que salió en un acto público apelando a la lengua catalana y al modelo de educación de esa comunidad de España.

El Barcelona es más que un club. Y llevan toda la razón: es un nido de independentistas

Me causa estupor que el para muchos considerado mejor jugador del mundo, salga en defensa del catalán cuando su hermanita se tuvo que ir de Cataluña porque no entendía ni quería hablar en catalán. Debe ser que Messi, al igual que hacía Aznar, habla catalán en la intimidad. Es tal la presión social que se vive allí arriba que es imposible hablar con libertad. Y es que sólo Cataluña y su régimen consiguen que un argentino salga en defensa del catalán y en contra del castellano. De risa, si no fuera porque en verdad es para llorar.

Pero no sólo es Messi, también Puyol y Xavi han cargado contra el ministro. El defensa de Lérida lo hizo a través de twitter jugando con el nombre de Wert y poniendo ‘Wertgonya’, muy ocurrente el muchacho. Y ahora Xavi, capitán del Barcelona y pilar de la selección española ha cargado contra la reforma educativa del gobierno. El de Tarrasa ha dicho que “estamos en nuestro derecho de hablar en catalán y no estoy de acuerdo con el ministro”. Muy bien Xavi o Javi, pero también tendrá derechos la gente que vive en Cataluña de estudiar en español o para esos no hay derechos. Y el problema es que los futbolistas hablan por encargo de un club cada vez más independentista y en manos de los políticos catalanes. Y hacen el ridículo. Además, con el agravante de que estos dos se forran defendiendo la camiseta de España en un alarde de doble moral digna de espanto.

Un equipo que ha hecho historia en el fútbol se encamina hacia una deriva independentista, paleta y provinciana

Qué se puede esperar de un club que el día del Clásico ante el Real Madrid anima a todos que vayan al campo con la bandera independentista y que en el minuto 17 y 14 segundos se cante independencia. El Barcelona se ha convertido en una maquinaria propagandística del independentismo y no de catalanismo. Algunos catalanes, en su soberbia y en su prepotencia, no entienden que hay seguidores del Barcelona que son de Soria, Lugo, Madrid, Marruecos y Los Ángeles y que no entienden de política y que les repugna todo este tipo de actos políticos tan alejados del deporte. La pancartita de ‘Catalonia is not Spain’ es patética y se pone con el permiso del presidente del Barcelona que es un pelele en manos de Mas y compañía.

Y es una pena porque un equipo que ha hecho historia en el fútbol se encamina hacia una deriva independentista, paleta y provinciana que tira para atrás y que hace que muchos seguidores del Barcelona se replanteen sus sentimientos ante un equipo que hace gala de su anti españolismo y su lucha por la independencia. Eso sí, Rosell ya se ha apresurado a decir que si Cataluña se independizase de España su equipo seguiría jugando la Liga. Querido Rosell, eso no te lo crees ni tú. O con España o contra ella. Basta ya de tomar el pelo a la gente. Si os vais os vais para siempre. Tanta paz llevéis como dejáis.

Crónicas del Reino: Sade en la Moncloa
http://alfonsodelavega.com 14  Diciembre 2012

Las extrañas y enfermizas relaciones entre el valido de Su Majestad y el virrey de Cataluña acaso caben explicarse dentro del sadomasoquismo. El valido real, por propia inclinación o quizás por impulso soberano, ofrece sus pecadoras carnes de señorito vicioso al dulce látigo del recio consiglieri cara de piedra de la Famiglia Pujolone.

Al valido real le gusta el castigo y paga y paga para gozar de tan gustoso deleite. En vista de sus merecimientos por la Causa el consiglieri le ha mandado esta vez a una acreditada sádica que ya había acreditado sus virtuosas habilidades látigo normalizador lingüístico torturando el luminoso idioma de Cervantes y a sus más tiernos hablantes.

El valido quiere más y más. Para seguir disfrutando de los favores de la sádica pervertida nos saquea mediante oprobiosos tributos para pagar a su bizarra atormentadora. Un caso anacrónico, aunque no menos oprobioso o repugnante, de nuevo tributo de las cien doncellas como el que el rey leonés Mauregato ofrecía al califa de Córdoba. Con perdón por comparar a la tosca Famiglia Pujolone y su consiglieri cara de piedra con la de tan ilustre y cultivado filántropo fiel de Mahoma.

El nuevo eunuco, todo servidor del valido real cual sacerdote de Cibeles debe emascularse para no hacer desconfiar a su jefe, recibe de rodillas a la sádica quien practica la lluvia de oro con el heroico, amén de pío, democristiano.

El cuadro se remata desde la tribuna del irónicamente llamado parlamento de España, dos palabras, dos mentiras. Un tipo insolente jaque disfrazado de bujarrón impenitente se lamenta que los niños españoles hablen español en el recreo y compinchado con camisas negras y pardas amenaza con levantar la pata para ciscarse en las leyes que el humillado templo legislativo pergeña.

(Continuará)


En un libro de Juan José Abad
El Supremo desautoriza al TSJA y niega que haya "adoctrinamiento" en EpC
Dice que solo expone los distintos tipos de sexualidad y familia que existen en la sociedad española.
Pedro de Tena Libertad Digital 14  Diciembre 2012

La perplejidad se instala definitivamente en la educación andaluza por cuanto el Tribunal Supremo deja fuera de juego a los objetores a la asignatura de Educación para la Ciudadanía por considerarla no "adoctrinadora" en sus libros de texto. En este caso, se refiere a un libro de la editorial McGraw Hill que el alto tribunal español considera que "expone" y no "impone", "describe" y no "prescribe" los diferentes modos de proceder sexual en nuestra sociedad y las diferentes formas de familia existentes, entre otras cosas. Sin embargo, poco antes, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) consideró precisamente que ese libro incurría en el adoctrinamiento de los alumnos.

El libro de texto en cuestión fue escrito por el profesor Juan José Abad, es el manual de referencia para impartir las clases de Educación para la Ciudadanía no sólo en Andalucía, sino en otras doce regiones: Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla La Mancha, Comunidad de Madrid, Extremadura, Islas Baleares, Islas Canarias, La Rioja, Murcia y Navarra. Abad, que se confiesa de izquierdas, dijo sobre su planteamiento: "Yo tengo la ideología que tengo y no es cuestión de ocultarlo. Pero de radical absolutamente nada. Cito a Juan XXIII, cito a Cáritas, a Manos Unidas, a Luther King. Yo diría muy claro: mi manual está en un contexto histórico. Y el contexto en el que se mueve es que la historia es la maestra de la vida. A partir de ahí tiene ciertos rasgos progresistas, pero el tribunal critica muy fuertemente el hecho de que se diga esto : "en la sociedad estamental el Alto Clero y la nobleza tenían enormes privilegios y explotaban al Tercer Estado".

Pero en el IES Delgado Hernández de Bollullos Par del Condado (Huelva) estudiaba un chico cuya familia denunció el carácter "adoctrinador". A pesar de los dictados de la Junta, el TSJA concluyó, tras realizar un análisis pormenorizado de todas y cada una de las unidades de contenido del libro, que el material escolar cuestionado "no es, en su conjunto, respetuoso con los derechos fundamentales invocados" por la familia recurrente porque "atiende preferentemente a una opción o visión parcial y objetiva", es decir, que en temas fundamentales "no se ha mantenido la más exquisita objetividad y el más prudente distanciamiento". Y añadía que en las cuatro primeras unidades del libro, el autor optaba "por una visión parcial de los temas y contenidos incompatible con los principios democráticos y cívicos que son precisamente aquellos que tratan preferentemente de inculcar el texto".

En concreto, respecto a la sexualidad, decía que junto al matrimonio tradicional, están apareciendo nuevos tipos de matrimonios y de relaciones entre parejas como las familias monoparentales, las uniones de hecho, las parejas abiertas o las parejas homosexuales, porque eran nuevas fórmulas cuestionadas moralmente u objeto de controversia en la sociedad española. Ya entonces, dos de los jueces del TSJA no apreciaban carácter adoctrinador.

En 2008, pues, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) reconoció el derecho de unos padres de Bollullos Par del Condado (Huelva) a que su hijo no cursase Educación para la Ciudadanía. Al año siguiente, el Tribunal Supremo concluye que no se puede objetar a la asignatura, aunque señala que los manuales no deben incurrir en el adoctrinamiento. En 2010, el TSJA vuelve a admitir que un hijo de la misma familia de Bollullos no entre en clase al considerar que el manual de McGraw-Hill de la asignatura es adoctrinador. Ahora, en 2012, el Supremo corrige al TSJA al considerar que ese libro no es adoctrinador y que solo expone los distintos tipos de sexualidad y familia que existen en la sociedad española.

El Supremo afirma ahora en su sentencia de 11 de noviembre que "es difícilmente comprensible que se tenga por adoctrinadora la exposición de los distintos tipos de familia que existen en la sociedad española, tipos de familia que (...) con toda probabilidad conocen de antemano los alumnos a los que va dirigido el manual por formar parte muchos de ellos de las que son distintas de la tradicional". Y añade: "Por lo que se refiere a los tipos de sexualidad, de nuevo, es la exposición lo que se encuentra en el texto: información y no defensa, descripción y no prescripción, de determinados patrones y llamamiento a la responsabilidad en el ejercicio de la libertad y al respeto a la otra persona". "Exponer ordenadamente hechos, concepciones, actitudes no es adoctrinar", insiste la sección séptima de la sala de lo Contencioso-administrativo.

Más perplejidad
Recuerda El País que el tribunal andaluz consideró que algunos capítulos del manual de McGraw-Hill caían en el adoctrinamiento. Pero, en vez de ordenar que el libro se retirara o modificara, sólo estableció que el hijo de los denunciantes dejara de asistir a esa clase.

Ahora, el Supremo reconoce en su sentencia que esta decisión provoca "perplejidad" ya que si el libro es adoctrinador "para uno, lo es para todos".

Pues ahora, aunque el libro se siga leyendo en los centros públicos, ¿deberá asistir a esa clase el niño denunciante o no? Continúa la perplejidad ante las diferentes apreciaciones que un mismo texto puede producir en magistrados de altos tribunales.

Algunos textos de EpC para la perplejidad
Seleccionemos dos:

"En 1917 otra revolución, en Rusia, derrocó a los zares, devolvió al pueblo el poder e instauró un régimen de igualdad y libertades colectivas que se llamó socialismo" (Ediciones del Serbal, pág. 64). Ni siquiera se toma el trabajo de explicar que, "según algunos", los hechos son como se describen, pero evidentemente otros subrayan la dictadura derivada, la pobreza secular y, finalmente, la caída de tan "paradisíaco" régimen.

"El neoliberalismo económico, en principio, perjudica a todos los trabajadores, pero sobre todo a las mujeres trabajadoras" (McGraw-Hill, pág. 209). Si esto no es sentar cátedra desde la izquierda invitando a que acríticamente los alumnos lo hagan también, no sabemos qué puede ser.

Además de comprometerse a defender la inmersión, las universidades catalanas aprueban una prueba de acceso propia
Europa Press | Barcelona El Mundo 14  Diciembre 2012

Las doce universidades catalanas -públicas y privadas- han acordado "por unanimidad" la creación de una prueba propia y coordinada de acceso al sistema universitario, después de que el anteproyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) elimine la Selectividad catalana a cambio de una reválida al final del Bachillerato que cada centro podría complementar con una prueba propia.

Así lo han comunicado este viernes en la rueda de prensa posterior a la celebración de la Junta del Consejo Interuniversitario de Cataluña en el que se ha abordado la inmersión lingüística y el futuro del acceso a las universidades, el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, junto al rector de la Universidad Rovira i Virgili (URV) de Tarragona y vocal permanente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Francsec Xavier Grau.

La Junta ha abogado por hacer una "prueba coordinada de acceso a los estudios universitarios que complemente la reválida", que se realice de forma anónima y simultánea en todas las universidades que incluiría pruebas específicas y también una prueba de lengua catalana, reza el acuerdo.

En el caso de que tire adelante el actual redactado de la Lomce, la nueva Selectividad tendría una ponderación del 40 por ciento y supondría un complemento de la reválida, que contaría el 60 por ciento de la nota para acceder a los grados.

Además de blindar el acceso universitario, con el sistema acordado este viernes se garantizaría el conocimiento del catalán de los universitarios catalanes, puesto que, según ha indicado Grau, están "obligados a defender el catalán como el idioma de la nación catalana", porque la inmersión es un modelo que ha funcionado durante 35 años y ha proporcionado cohesión social.

Grau y Mas-Colell han defendido las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), desarrolladas de forma coordinada entre universidades y Generalitat, al considerar que han dado resultados óptimos y han proporcionado un "buen nivel de equidad e igualdad por méritos", y ha avanzado que el nuevo sistema tendrá muchas similitudes con el actual.

En el caso de que en la reválida se incluyera el catalán, Grau ha abogado por mantener la nueva Selectividad al afirmar que "es necesaria" porque no todos los estudiantes proceden de Bachillerato, sino que también hay alumnos que han cursado grado superior de Formación Profesional (FP).
No ven problema legal

Ha rechazado que esta prueba coordinada pueda suponer algún problema legal, puesto que precisamente la Lomce da "más autonomía" a las universidades, por lo que pueden decidir hacer este examen conjunto.

Mas-Colell ha explicado que el acuerdo alcanzado "anticipa" el posicionamiento de todos los centros universitarios catalanes en relación a la Lomce en el sentido de defender la inmersión lingüística en las escuelas y el modelo de acceso a la universidad que garantiza la igualdad de oportunidades de los estudiantes.

En el acuerdo los rectores catalanes también manifiestan su "voluntad de seguir cooperando en el marco del Consejo Interuniversitario de Cataluña para asegurar, como hasta ahora, un acceso coordinado" a la universidad, como dicta el Estatuto de Autonomía.

Sin avances en la reunión con Wert
Rigau comparece en la sede de la Generalidad y relega el castellano ante la prensa
La consejera catalana no quiso comparecer en el Ministerio y fueron los periodistas los que le pidieron que también respondiera en castellano.
O. Moya Seguir a @oliviamoya Libertad Digital 14  Diciembre 2012

El Ministerio de Educación y la Generalidad de Cataluña mantienen sus discrepancias sobre la enseñanza en catalán en la reforma educativa y no consiguieron aproximar posturas, aunque se emplazaron este jueves a seguir negociando sobre esta cuestión.

Así lo puso de manifiesto el ministro José Ignacio Wert después de la reunión, de más de dos horas de duración, que mantuvo su secretaria de Estado, Montserrat Gomendio, con la consejera catalana, Irene Rigau. Wert se incorporó al final del encuentro, pues estaba presidiendo una reunión del Patronato de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, según fuentes del Ministerio de Educación. La cita se enmarca dentro de la ronda de contactos que está realizando el Departamento de Educación con las comunidades autónomas para analizar el proyecto de reforma educativa. Sobre la mesa, el famoso borrador de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Y de fondo, el pacto entre la Generalidad, los partidos nacionalistas y el PSC acordado tan sólo un día antes para no cumplir dicha ley.

Según comentó el ministro, en rueda de prensa en el Ministerio, no ha habido "avances materiales" en esta cita, en la que se mantuvo una "discusión sosegada" y sí se consiguió identificar el "núcleo de diferencias" entre ambas administraciones. Wert insistió en que el texto sigue "abierto" a incorporaciones y propuestas, aunque subrayó que los puntos de distancia con Cataluña sobre las competencias del Estado en la definición de los contenidos de las materias troncales y las evaluaciones nacionales al final de cada etapa son para el Gobierno temas "medulares" de la reforma que no va a cambiar.

En cuanto a la cuestión lingüística, el ministro indicó que durante la reunión hubo un "intercambio amplio" de posturas dispares sobre cómo tiene que aplicarse la jurisprudencia del Tribunal Constitucional sobre la lengua vehicular en la enseñanza. "En este asunto tampoco ha habido aproximación", afirmó Wert, no sin advertir que cuando una ley entra en vigor, "lo hace con todas las consecuencias" y que sólo se podrá recurrir al Tribunal Constitucional.

Preguntado por los plazos que su departamento prevé para la tramitación de la LOMCE en el Congreso de los Diputados, Wert reiteró que todavía faltan "muchos pasos": la aprobación de la Conferencia Sectorial de Educación, la lectura del Consejo de Estado y la aprobación del Consejo de Ministros. "Una ley siempre es modificable hasta que se convierte en ley", concluyó.
La 'peculiar' comparecencia de Rigau

Por su parte, la consejera catalana volvió a organizar una escenografía particular. Evitando el caos que se produjo en la última Conferencia Sectorial, en la que plantó al ministro, Irene Rigau decidió esta vez comparecer en la sede de la Generalidad en Madrid, eludiendo así aparecer con el escudo de España y el logotipo del Ministerio detrás. Pero no sólo eso. La consejera comenzó su discurso en catalán y, únicamente, cuando fue interrumpida por una periodista (de una cadena nacional), accedió a expresarse en castellano. "Contesta a esta pregunta en castellano y continúa en catalán. Al final le podréis hacer más preguntas en castellano los que queráis", indicó, no obstante, su jefa de prensa.

En la misma línea que el ministro, Rigau calificó la reunión de "seria" y de "intensa". Subrayó la consejera catalana que había acudido al encuentro para trasladarle a Wert "la posición catalana", ya no sólo del gobierno de la Generalidad sino del "país". La consejera, que anunció que habría más encuentros, insinuó que ve difícil alcanzar un acuerdo con Educación porque las posturas están muy enfrentadas tanto en lo que respecta a la enseñanza del catalán y del castellano como a la "invasión competencial" que supone ampliar el porcentaje de asignaturas que dependen del Estado en detrimento de la Generalidad.

"Ese apartado (el lingüístico) debe retirarse", afirmó, ya que, según ella, "no genera los problemas que algunos dicen que genera" ni tampoco "responde a ninguna realidad" en Cataluña.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Basta de inmersión lingüística. La ley Wert
Mari Ángeles Santiago. Minuto Digital 14  Diciembre 2012

Escucho continuamente a los separatistas catalanes hablar de “derecho a recibir la enseñanza en catalán”, acogiéndose al “derecho a la libertad de expresión”, pero eso solo debe cumplirse cuando se trata del catalán, porque para el español (“castellano” como ellos lo llaman, porque les produce un fuerte sarpullido pronunciar alguna palabra que derive del vocablo “España”) esa ley, básica como ellos gritan, para que se cumplan los Derechos Humanos, no existe. Tampoco han pensado en el derecho del profesorado a impartir sus clases en español, si se sienten más cómodos expresándose en esta lengua, porque el profesorado solo tiene derecho a escuchar lo que se les dice desde las máximas alturas del régimen separatista, y a callar.

El 12 de diciembre de 2012 pasará a la Historia porque este día hemos llegado a escuchar una retahíla de sandeces en el Congreso de los Diputados, llegando hasta el insulto personal al Ministro de Educación, una persona que, solamente habiendo estado a su lado hablando con él unos segundos, se le ve una persona inteligente, correcta en sus formas, atenta y que solo cumple con su deber.

Cuando no se tienen argumentos, se tiende siempre a echar manos del insulto, y cuando se llega a ese extremo, se han perdido todos los derechos, porque se ha perdido la razón, no sólo en el sentido de ser falso lo que allí se dice, sino también en el segundo sentido que encierra este vocablo: perder el oremus.

Hemos tenido que escuchar en el Congreso de los Diputados frases de los separatistas catalanes, en este caso Alfred Bosch, de ERC, como “Ni se le ocurra tocar a nuestros niños”. ¡Claro!, Sr. Ministro, no se le ocurra tocar a los niños catalanes para formarlos adecuadamente en Matemáticas, Historia, Geografía, Filosofía, etc., porque unos niños formados para que piensen por sí mismos no pueden ser manipulados, y eso no le interesa al separatismo, ya que su único objetivo es crear borreguitos, manipulándolos desde la más tierna infancia, para después tener un ejército dispuesto a “morir por Cataluña”, si es necesario, en cuanto alguien diga una sola palabra que no le guste al capo de turno, lo mismo que empezaron a hacer los talibanes, y cuyos jóvenes han acabado convirtiéndose en bombas humanas.

Ahora tendrá, Sr. Wert, que aguantar continuas manifestaciones en su contra, echarán a los niños a la calle, manipulándolos ideológicamente en contra de España y de lo malo que son y lo que maltratan a Cataluña los que gobiernan en “Madrit”. Se perderán horas de clase, pero eso ahora no les importa, solo les importa que se hable en catalán, el resto, se mira para otro lado, y ya está.

Conozco dos casos de dos alumnos catalanes, en este caso hermanos: la chica cursa tercer grado de Filología Hispánica, y me confesaba que no se sabía las tablas de multiplicar. Cuando le pregunté que cómo se las arreglaría si le hicieran en ese momento pasar un examen de matemáticas, me decía que tenía la calculadora. Cuando le dije que qué haría si se le acabasen las pilas a la calculadora, me contestó que para eso tenía el móvil. Le dije que el móvil estaba prohibido, porque allí podría llevar una chuleta, y me dijo que qué duro se lo ponía, que era muy exigente.

El segundo caso, su hermano, un muchachito que ahora acaba la ESO y que tiene potencialidades para estudiar, sobre todo Historia. Le gusta el tema, ha leído bastante y tiene buen criterio, porque sabe entender diferentes puntos de vista y elegir el que cree conveniente en cada momento, pero que se niega a continuar sus estudios porque dice que está asqueado, porque no le permiten expresarse en su lengua materna, que es el español. Cuando su madre me contó esta actitud entendí por qué, teniendo las buenas cualidades para estudiar que le veo, sus notas son tan justas.

Estamos perdiendo buenos cerebros por el camino, por ese afán de prohibir la libertad de expresión, cuando esa expresión se lleva a cabo en español.

Y volviendo a los hechos acaecidos en el Congreso de los Diputados, paso a otra de las frases que me llamaron la atención, esta vez pronunciada por Joan Tardá, de ERC: “Tendrán enfrente a un país entero en defensa de un modelo de éxito.” Y yo le pregunto al diputado Tardá que de qué país me habla, porque que yo sepa, lo que él y sus conmilitones se afanan cada día en repetir, que “Cataluña es un país”, es una mera falacia, una fantasía más del naZionalismo separatista que él abandera; y en cuanto, a enseñanza de calidad, como maestra en Cataluña, durante casi quince años, tengo que decir que la enseñanza en esta región deja mucho que desear. Nos pasamos semanas y semanas trabajando sobre tradiciones y costumbres catalanas. Perdemos días y días celebrando “La castañada”, la “Leyenda de San Jorge y el dragón” y otras muchas majaderías que lo único que hacen es restar horas para la enseñanza de materias importantes, como las Matemáticas. En la clase de música solo se enseña música catalana y, por supuesto, es obligatorio, porque así lo marca en currículum escolar, la enseñanza y el aprendizaje del himno “Los segadores”, himno de guerra que lleva implícito el odio a España y a los españoles.

Y una pregunta semejante le hago al diputado Bosch sobre este tema, a tenor de su frase: “Han chocado con un gigante, con una nación decidida a defender a sus hijos, a su escuela”. ¿Una nación, y además gigante? ¿Sr. Bosch, qué desayuna Vd., tres litros de vodka cada mañana? Esa megalomanía del catalanismo, fruto de la desidia por parte de los diferentes gobiernos del PP y del PSOE en el gobierno central han generado y generarán muchos más problemas en España si de una vez no se les ata corto y se les obliga, como a cualquier otro ciudadano, a cumplir las leyes. La primera de ella, la Constitución española, que juraron o prometieron en su momento, y que gracias a la cual cobran un sustancioso sueldo, a pesar de cometer continuamente graves faltas de sedición a la patria, lo que en el código civil está penado con la cárcel. Y que sepa que son muchas las familias que desean enseñanza en español para sus hijos y que por miedo a que sus hijos sean señalados y arrinconados, no se atreven a solicitarla.

Hemos tenido durante toda nuestra Democracia gobiernos débiles que no se han atrevido a contradecirles porque, desde el principio tomaron una palabra como muletilla, “fascistas”, y nadie quería que le llamasen eso, por las connotaciones peyorativas que este vocablo conlleva, y precisamente eso, “fascistas” es lo que son Vd., en cuando se niegan a acatar ninguna ley que no hayan redactado Vds.; “Fascistas” son Vds., en cuanto que no aceptan como interlocutores a nadie que piense de manera diferente a Vds.; “Fascistas” son Vds., los “camisas negras”, en cuanto niegan a la mitad de la población de Cataluña sus derechos lingüísticos y, por lo tanto, su libertad.

Se han puesto muy nerviosos en cuando el Sr. Wert ha insertado en la nueva Ley de Educación el derecho de las familias a que sus hijos aprendan en su lengua materna, porque saben que, en cuanto ese derecho exista, las escuelas en donde se enseñe exclusivamente en catalán se les van a vaciar y su proyecto de adoctrinamiento al más puro estilo hitleriano y mussoliniano se les va a acabar; ya no tendrán a unas huestes que saquen la cara por Vds.; a unas huestes que, cuando la Justicia les acuse de haber robado al pueblo, salga a la calle defendiéndoles ciegamente, porque esas generaciones habrán aprendido a pensar por sí mismas, sin directrices de ningún tipo. La idea de ingeniería social del capo Pujol se desvanecerá como un azucarillo en un vaso de agua, y sus aires de grandeza y de formar un “país”, también se desvanecerán. Todo habrá sido como el cuento de “La lechera”, y esa obsesión por salir de España lo más rápidamente posible, para que no les juzguen los tribunales españoles por haber robado el dinero con el que todos los españoles hemos contribuido con nuestros impuestos para mantener España, se volverá en su contra, y a toda costa y a la mayor celeridad posible, lo quieren evitar.

“No acataremos (la ley)” dice también el diputado Bosch, pues muy bien, si tuviésemos unas autoridades que cumpliesen con su deber, en ese mismo momento, el Presidente del Congreso debería haber llamado a los miembros de las fuerzas de Seguridad del Congreso, haberlos denunciado públicamente por sedición y alta traición a la patria, y deberían haber dormido ya esa noche en el cuartelillo de la policía. Y da igual que llamaran fascista a una de las máximas autoridades del Estado: Vds. han incumplido la ley y, como cualquier ciudadano, deberían haber sido detenidos al momento.

¿Y aún tiene la desfachatez, otro miembro de ERC, Joan Tardá, de llamar “terrorista” al Sr. Wert? ¿Él, un miembro de ERC, que hasta hace cuatro días era el brazo político del grupo terrorista “Terra lliure”, nido del que han salido los actuales dirigentes de este partido, se atreve a llamar terrorista a una persona como el ministro Wert, cuyo objetivo es librar a los alumnos españoles de ser el hazmerreír de Europa?

¿Y qué decir de Durán y Lérida, quien tiene dos caras? De un lado, quiere mostrarse como la máxima coherencia, hacer creer que eso es el nacionalismo catalán (“seny”, “sentido común”), y por otro, cuando el subconsciente le traiciona, nos muestra su verdadera cara: la del nacionalista separatista recalcitrante, cuyo único objetivo es llevarse para su ombligo los beneficios totales que correspondería repartir entre todos los españoles.

Y digo que el subconsciente le ha traicionado, porque cuando dice: “La lengua mayoritaria en el patio sigue siendo, lamentablemente, el castellano”, le sale su verdadera faceta separatista y de odio a España y a todo lo español. Y cuando dice “lamentablemente”, calla de inmediato, pues le faltaba haber dicho, “pero claro, para atajar ese mal están los profesores”, porque por si no lo sabe este individuo, como maestra he tenido que morderme muchas veces la lengua, al oír a mis compañeras en los patios decirle a los niños que en la escuela se habla catalán, y a los párvulos, frases como: “¡Uf, qué feo estás…! ¿Sabes que cuando hablas en catalán estás más guapo?”

Cuando entré en la Escuela de Magisterio tuve que aguantar a un profesor de Geografía de Cataluña, Albert Gironés, en esos momentos alcaldable por Mataró por CiU, una frase: “Aquí, el que no aprenda catalán, ya puede coger los bártulos y marcharse, porque aquí, en Cataluña, no va a ejercer”.

Un una vez tuve una reunión con la inspectora en el colegio “El Farell”, de Caldas de Monbtbui. Allí, aparte de los refuerzos de párvulos daba clases de lengua española en 4º curso. Pues bien, salía de la clase de lengua española cuando me llamaron diciéndome que esta señora había llegado. Entré al despacho saludando en español y me llevé una broca monumental: “Esta es una escuela de inmersión –me dijo- y los niños en la escuela no pueden escucharte una sola palabra en castellano, incluyendo patios y pasillos”.

Cuando le dije qué dónde estaba el derecho a la libertad de expresión que tanto predicaban, porque con lo que me estaba diciendo no me demostraba que existiera, se quedó sin palabras, porque se quedó sin argumentos.

Unos meses antes, al comenzar el curso, me presenté ante la clase (niños de 9 años): “Hola, soy Mª Ángeles, y este curso os voy a dar clase de lengua castellana” –les dije. Y mi sorpresa fue mayúscula cuando uno de los alumnos (que prácticamente no sabía expresarse en español) me dijo: “ A mi, el castellano me da asco”. Tuve que frenarle en seco diciéndole que en mi clase no quería política, que la política, en su casa y en la calle, porque a mi me pagaban para enseñar, y no para hacer política.

Estamos hartos de oír diariamente las insensateces de los políticos separatistas, y de ver cómo las autoridades españolas siguen cruzadas de brazos. ¡Srs. del PP! ¿Todavía no se han enterado de que les hemos dado mayoría absoluta para que libren de una vez a España de las alimañas que la quieren desmembrar? ¡Dejen de lado de una vez sus complejos y, por el bien de España y de todos los españoles, actúen ya! Tienen mayoría absoluta y les ampara la Constitución. Si no quieren que España desaparezca, apliquen de una vez el art. 155 de la Carta Magna, las generaciones futuras, así como la actual, se lo agradecerán.

Mari Ángeles de Santiago y Miras es filóloga y una veterana activista defensora del español en la región catalana.

No hablar español es de pobres
José García Domínguez Libertad Digital 14  Diciembre 2012

Que un energúmeno asilvestrado, el elemental Tardà pongamos por caso, dé en equiparar a un Gobierno de la Unión Europea con los nazis no merecería mayor comentario. Pero que eso se tolere e incluso celebre, y no en una taberna portuaria o un lupanar de carretera sino en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, ya es asunto distinto. En ningún país que se respete un poco a sí mismo serían admitidas conductas parejas. Inimaginable, por ejemplo, que en el Parlamento francés continuase con rutinaria normalidad la sesión tras una escena similar. Aunque solo fuera por respeto a la memoria de seis millones de judíos asesinados. Una atrocidad que se banaliza hasta lo grotesco cada vez que algún necio recurre al término nazi en la reyerta política cotidiana.

Por lo demás, tampoco los catalanistas son nazis, ni los niños sometidos a la inmersión obligatoria judíos del Holocausto. Algo que, por cierto, exonera a Paco Vázquez del delito de colaboracionismo durante los treinta años que ha permanecido callado como un muerto sobre el particular. Los escolares de Cornellá o de Hospitalet del Llobregat no pierden la vida en cámaras de gas instaladas por la Generalitat. Solo pierden el tiempo en las aulas sin llegar a alcanzar una pericia razonable en el manejo del primer idioma catalán y de los catalanes, esto es, el castellano. Triste tara cultural de la que son bien conscientes los patriarcas del establishment nacionalista.

De ahí que todos, sin excepción, hayan procurado librar a su propia prole de la inmersión vía escuelas privadas bilingües. Hablar español, predican, es de pobres. Sin embargo, en la Cataluña rica y plena de hoy resulta que son ellos, los pobres, los únicos que no saben conducirse con una mínima, elemental corrección en español. Ellos, los hijos de la clase trabajadora, tanto la castellanohablante como la catalanohablante. Es cierto, sí, que toda la población habla castellano, pero solo algunos lo dominan. La gente acomodada, por más señas; aquéllos que por su origen social y cultural tienen acceso al español académico fuera de las aulas. Lo otro queda para esos vendedores que preguntan al cliente "cuántas en quiere", o que le recuerdan que "cal firmar la factura". Porque no son nazis, sino unos simples miserables. Apenas eso.

España: La Gran Corrupción
José Oneto www.republica.com  14  Diciembre 2012

Como si tuviera algo que ver con un mal presagio de la fecha (12-12-2012), hay días en que gran parte de los ciudadanos no están para nada, aunque se asombren de que en el país, no solo hay días, sino semanas, e incluso años, en que no solo no se está para nada, sino que parece que muchos trabajan para su destrucción definitiva, y para que no quede, nada de nada. Y es que, lo que ocurre aquí, a diario, es difícil que pueda ocurrir en cualquier otro país, sin que pase nada, sin que la indignación de la ciudadanía estalle con unas consecuencias imprevisibles.

Cualquiera que siga la actualidad del país con un mínimo de interés, no puede creer lo que está pasando. No puede creer que quien es el padre de esa utópica independencia catalana, Jordi Pujol i Solei, el que ha venido pregonando que había que “fer país” (hacer país) tenga cientos de millones en cuentas secretas en Suiza, que las cuentas las haya abierto delante de Javier de la Rosa, el hombre al que el Muy Honorable President, consideraba como el empresario ejemplar de Cataluña, y que terminó en prisión por apropiación indebida de 500 millones de dólares, cuando era representante de los kuwaitíes en España. Pero no solo eso, es que el señor de la Rosa sostiene que le ha dado a Pujol cientos de millones y que ha sido amenazado si cuenta algo, o profundiza en los detalles, sobre los intermediarios de las operaciones financieras de su periodo como máximo responsable de la Generalitat.

Pero es que además, el que fuera presidente de la patronal, la poderosa CEOE, el propietario de Aerolíneas Argentinas, la línea aérea Air Comet y el Grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, con el testaferro de sus engaños, Ángel de Cabo, no solo está en prisión por haber vaciado todas sus empresas para no pagar a los acreedores, sino que, cada día sale a relucir una nueva estafa, un nuevo abuso o una nueva corrupción, la última de las cuales ha sido la utilización de la estructura empresarial que presidía, para conseguir líneas de crédito para supuestos proyectos empresariales que nunca llegaron a nada, hipotecando sus pisos ocultos en Nueva York, cuando nadie consigue en este país, un solo crédito, especialmente alguien que como él, ya estaba con casi todos sus negocios en quiebra.

Pero es que al mismo tiempo, ha salido a la luz pública que el ex ministro socialista, José Blanco, el hombre de confianza de Zapatero en el PSOE, está siendo investigado por la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal) por manejo de dinero negro en la compra de su lujoso chalet en las Rozas, además de estar imputado por el Tribunal Supremo en la llamada “Operación Campeón”, una trama para obtener comisiones a cambio de subvenciones, cuando era ministro de Fomento.

Pero es que acaban de ser procesados el ex vicepresidente del Gobierno de la Generalitat en la etapa de Francisco Camps, Vicente Rambla, la ex presidenta de las Cortes valencianas, Milagrosa Martínez, y la ex consejera de Bienestar Social, Angélica Such, por la concesión de contratos amañados, por valor de seis millones de euros a la red Gürtel, y que con estos procesados, la Comunidad Valenciana ostenta todos los récords de imputados ya que esa condición afecta a diez diputados del Partido Popular en el Parlamento valenciano.

Todos ellos, relacionados con la corrupción y con delitos que tienen que ver con el cohecho, el tráfico de influencias, la financiación ilegal del partido, la prevaricación, la falsedad de documentos, la malversación de caudales públicos, el fraude de subvenciones oficiales, e incluso, el lavado de dinero. Esos once diputados autonómicos siguen ocupando sorprendentemente sus escaños, forman, por su número, el segundo grupo de la Cámara aunque siguen representando al Partido Popular, algo realmente insólito en cualquier país democrático y, eso sí, han sido liberados de responsabilidades políticas importantes dentro de su grupo parlamentario.

Por si no fuera suficiente, cierra la relación de estos últimos días, el extraño caso del diputado del PP por Navarra, Santiago Cervera, que acaba de renunciar a su escaño y a su carnet del partido, después de que la Guardia Civil le detuviese, tras un supuesto intento de chantaje al presidente de Caja Navarra, sin que se sepa aún, si se trata de una trampa que le han tendido al diputado o, por el contrario, estamos ante un caso de extorsión. El asunto se ha complicado al conocerse que la esposa de Cervera, la ex directora general de Radio Televisión Española, Mónica Ridruejo, ha sido un alto cargo directivo de la Caja.

Con razón es verdad que hay días, semanas, meses, e incluso años, en que muchos ciudadanos no están para nada… Sobre todo, cuando tienen la sensación de que nuestros políticos no son conscientes de lo que está pasando.

Cataluña
Guardias civiles y farsantes
Antonio Robles Libertad Digital 14  Diciembre 2012

"¿Qué piensa hacer, poner un guardia civil en cada aula?".

La suficiencia del nacionalismo contra el ministro de Educación deja en evidencia el desprecio que destila por cualquier institución democrática ajena a sus convicciones. El círculo lo cerraba hoy Pilar Rahola en su columna de La Vanguardia. La frase había salido en los medios, la repitieron políticos nacionalistas y volvía a la prensa. Así se escribe la historia en Cataluña, periodistas y políticos podrían ser intercambiados y nadie se daría cuenta.

En este caso, sin embargo, exponen una evidencia: los maestros nacionalistas son los guardianes de las esencias étnicas y lingüísticas, el verdadero ejército de la construcción nacional de Cataluña. Si ya es difícil hacer cumplir ley y sentencias a los políticos nacionalistas, más aún será hacer entender a estos funcionarios de la construcción nacional que su labor es instruir en el conocimiento, no adoctrinar en el alma de la patria.

Razones tienen para estar tan seguros de sus maestros, pero esa misma seguridad nos desvela a los demás que su labor ha sido y es de adoctrinamiento. La oposición al ministro es mera disculpa para seguir haciéndolo sin impedimento alguno.

Ese lapsus linguae es idéntico al que sufrió ayer Duran i Lleida en el Congreso de los Diputados:

En esta escuela catalana muchas veces la lengua mayoritaria en el patio sigue siendo, lamentablemente, el castellano...

Se les entiende todo: el problema no son los infundados ataques a la escuela catalana, sino que los niños sigan utilizando el castellano.

¿Qué broma es esta de que el anteproyecto de Wert es el peor ataque que ha recibido el catalán desde la dictadura de Franco, como dijera Duran i Lleida y corearan los medios nacionalistas? ¿Cómo puede ser un ataque a la enseñanza del catalán la pretensión de introducir la enseñanza en castellano en un sistema donde todo se da en catalán? Si es un ataque a la escuela catalana no dar todas las asignaturas en catalán, ¿cómo catalogar un sistema donde no se da ninguna en castellano desde hace treinta años?

Digan las cosas por su nombre: ustedes quieren expulsar al castellano de la vida social y antes necesitan expulsarlo de las aulas. Ustedes quieren arrancar de cuajo la inclinación sentimental de los niños hacia el idioma que traen de casa.

Son unos farsantes, mienten, nadie ataca al catalán y lo saben; y cuando ven que la ley les cerca y sus mentiras no son suficientes, montan el numerito de la insurrección en el Congreso de los Diputados y firman pactos en Barcelona contra la Constitución. Ahí demuestran su verdadera faceta totalitaria. Sólo respetan la ley cuando les conviene, como todo jodido fascista. Niños consentidos, tigres de papel, viven de la insurrección mediática y de envenenar los sentimientos de la gente. Puros farsantes.

¿Cómo puede perjudicar en nada a la enseñanza del castellano o el catalán un sistema donde ambas son lenguas docentes? ¿Qué mejor modelo para enseñar el respeto mutuo que aquel que lleve a la normalidad de las aulas lo que ha de respetarse fuera de ellas?

Lo más patético es que el ministro Wert ni siquiera pretende que se cumplan las sentencias judiciales que obligan a la Generalitat a introducir como lengua vehicular el castellano, junto al catalán, en la proporción que estimen las instituciones autonómicas; sólo garantizar el recurso a escuelas privadas a los padres que pidan la enseñanza en castellano. Ni siquiera cuestiona la inmersión, y se disculpa de que su anteproyecto no vaya contra ella. Una verdadera prevaricación por parte del ministro. El Tribunal Supremo, por sexta vez consecutiva, ha sentenciado que en las aulas ni catalán ni castellano pueden ser lenguas exclusivas ni excluyentes. La cobardía del ministro les otorga la hegemonía en el lenguaje, legitima la inmersión que el TC y el TS han declarado ilegal y obliga a las familias a pedir judicialmente un derecho fundamental que las instituciones deberían garantizarles sin pedirlo. Y encima le dan estopa. Merecido se lo tiene por manso.

No servirá de nada su tibieza, ni aplacará la ira nacionalista su cobardía. El nacionalismo no es razonable ni busca el consenso, sólo la consecución de sus fines. Y el ministro sin enterarse. Con lo que ha llovido...

ENFRENTE, WERT
El PSC se quita la piel de "cordero" y saca su colmillo nacionalista
Benjamín López www.elsemanaldigital.com 14  Diciembre 2012

Ya no es noticia que Artur Mas y CiU traicionen a España, como tampoco ERC. Pero que lo haga el socialismo catalán es sintomático de hasta qué punto Rubalcaba ha perdido las riendas.

El acuerdo para celebrar la consulta ilegal constituye una grave traición a España.

CiU y Esquerra Republicana acuerdan celebrar el referéndum de autodeterminación antes de 2015. El pacto está cerrado en sus líneas maestras y el último escollo es plasmarlo en negro sobre blanco, puliendo los detalles. Es la primera vez que CiU se atreve a poner una fecha más o menos concreta para la consulta, lo que supone, en la práctica, que Artur Mas ha optado ya por la huida hacia adelante, la huida suicida hacia un callejón sin salida, a cambio de mantener su sillón presidencial. Ahora le toca a Esquerra cumplir su parte, renunciar a sus principios y dar su apoyo a la política de recortes y ajustes de Mas. El acuerdo para celebrar la consulta ilegal constituye una grave traición a España, un golpe de Estado sin tanques y un desafío en toda regla que merece una respuesta política contundente.

Hay que reconocer, no obstante, que ya no es noticia que Artur Mas y CiU traicionen a España. Que lo hagan Oriol Junquera y ERC, menos todavía. Pero, la verdad, no me acostumbro aún a que los traidores sean Pere Navarro y el PSC. Sí, ya sé que los socialistas catalanes, con Montilla en el Gobierno, firmaron el pacto del Tinell que dio origen al nefasto Gobierno tripartido y sé también que redactaron el infumable e inconstitucional Estatuto de Autonomía. Pero tengo que reconocer que esto no me lo esperaba.

Me refiero al pacto firmado por los llamados partidos catalanistas, que han acordado desobedecer la Ley Wert y aplicar unilateralmente la Ley catalana de Educación. Es decir, otra traición con mayúsculas, esta vez, apoyada por los socialistas catalanes. El PSC, no nos engañemos, no es federalista, es nacionalista y antepone siempre los supuestos intereses de Cataluña al interés general de España.

Lo cierto es que el PSOE está cavando su propia tumba, con un discurso sin coherencia, sin unidad y sin rumbo, que varía dependiendo de en qué Comunidad se hable y ante qué público. Rubalcaba, que va dando lecciones de cómo gobernar España, se está mostrando incapaz de gobernar su propio partido. Y así es imposible que aspire a recuperar la confianza de los españoles.


Sin condena del terrorismo
ROGELIO ALONSO El Correo  14  Diciembre 2012

La negativa de Bildu a condenar el terrorismo de ETA tiene importantes consecuencias políticas y sociales que deberían condicionar la actitud de los partidos democráticos hacia dicha formación. Tanto PP como UPyD han presentado iniciativas en las que exigen una condena del terrorismo que no parece previsible que se produzca. En ausencia de ese mínimo democrático sería lógico que estos y otros partidos obraran en consecuencia, traduciendo en hechos concretos y sanciones ese nivel de exigencia que motiva las iniciativas anunciadas. Aunque se insista en que los representantes de ETA son hoy legales, es evidente que siguen sin cumplir requisitos políticos y éticos básicos en un sistema democrático. Por ello, si los demócratas actúan ignorando tan fundamental premisa contribuirán a que los radicales continúen beneficiándose de una impunidad que fortalece a estos mientras debilita a aquellos.

Conviene recordar que la legalidad con la que el Tribunal Constitucional (TC) ha investido a Bildu se logró a pesar de la ausencia de una condena del terrorismo como la que hoy se le sigue exigiendo. El voto discrepante del magistrado Manuel Aragón puso de manifiesto que la doctrina jurisprudencial ignorada por el TC exigía «una condena inequívoca de lo que ETA ha representado», condena que no aparecía en las declaraciones de rechazo genérico de la violencia que el tribunal valoró tan positiva como injustamente. En su sentencia 5/2004 el TC ya había establecido que «No condenar, cuando todos los demás (incluidas otras fuerzas políticas nacionalistas vascas de orientación soberanista o separatista) condenan, es una conducta claramente significativa, una omisión concluyente. Con ella quiere significarse que nada hay que condenar, que lo que los demás condenan no es en realidad condenable o que, al menos, puede estar moralmente justificado». Esa negativa era interpretada por el tribunal como «una actitud de apoyo político tácito al terrorismo o de legitimación de las acciones terroristas para la consecuencia de fines políticos». El mismo tribunal exigía en su sentencia 99/2004 «una declaración inequívoca de distanciamiento, rechazo y condena de cuanto representan una organización criminal y sus instrumentos políticos» que, sin embargo, Bildu sigue eludiendo. Así lo ratificó el Tribunal Supremo en mayo de 2011 asegurando que «utiliza ante el terrorismo la misma prosa elíptica y perifrástica de Sortu y, en general, de la izquierda abertzale, eludiendo tajantemente cualquier condena de ETA, y acudiendo a elipsis y frases hechas ante los fenómenos terroristas realmente producidos».

También el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en su sentencia de 30 de junio de 2009, ofrece argumentos a aquellos políticos que deseen desafiar esa extendida creencia de que la legalidad de Bildu impide privarle de determinados beneficios: «No es tolerable, pues, desde la perspectiva constitucional, la existencia de unos partidos políticos que no se posicionen conceptualmente de manera clara e inequívoca en contra de la actividad terrorista, o que, con ambigüedad calculada, intenten disimular de manera sistemática su falta de rechazo hacia esos hechos criminales lamentando formalmente sus consecuencias, pero sin incluir un solo término de reproche hacia la bárbara actitud de quienes las provocan utilizando la violencia como método para la consecución de sus objetivos».

A la luz de lo señalado, es razonable exigir a los actores democráticos coherencia en su actitud hacia Bildu mientras siga incurriendo en la legitimación del terrorismo que la ausencia de una inequívoca condena de ETA implica. El blanqueo de los representantes de ETA que algunos partidos denuncian debe ser combatido con actos que penalicen de verdad el comportamiento de Bildu y no solo con palabras. De lo contrario quienes han apoyado el terrorismo se verán reforzados. Así ocurriría, por ejemplo, si Bildu participara en una Ponencia por la Paz y la Convivencia sobre la que Antón Damborenea, portavoz del PP, señaló lo siguiente en la sesión plenaria en la que se debatió su constitución el pasado 30 de marzo: «Cuando planteamos que para aportar algo en una ponencia sobre convivencia es necesario, imprescindible, que el que quiera participar o aportar algo condene expresamente a quienes han impedido vivir y convivir en este país, no estamos hablando de ningún criterio legal, hablamos de un mínimo ético que debe ser exigido a cualquier persona». En su opinión era evidente que la ponencia no podía ser «altavoz de quienes hoy legitiman el terrorismo de ETA», de ahí que concluyera: «Por lo tanto, nosotros estamos dispuestos a que sea una ponencia abierta. Abierta a todos aquellos que condenan expresamente el terrorismo de ETA».

En consecuencia, resulta lógico esperar que quienes continúan recurriendo a subterfugios para aparentar distancia con la violencia con el fin de soslayar una condena clara de la actividad terrorista de ETA dejen de ser tratados como los demócratas que evidentemente no son. De lo contrario, es razonable anticipar que las contradicciones de los demócratas les generen más costes políticos y sociales como los que ya evidenciaron los resultados electorales. Si las exigencias que en el discurso público se le plantean a Bildu no se mantienen mediante la aplicación de los instrumentos de los que el Estado de derecho dispone, la firmeza verbal carece de credibilidad y efectividad. En ese caso esa formación continuará ganando terreno en la decisiva batalla por la legitimación del terrorismo, obteniendo éxitos en una estrategia en la que el engaño se ve recompensado, como un diputado de Amaiur reconocía: «Hay quien dice que nuestros pasos son insuficientes, pero a base de muchos insuficientes nos acercamos a la suficiencia».

La ejemplaridad que se reclama de las élites políticas en el desempeño de sus funciones es imprescindible para que la convivencia en la sociedad vasca sea verdaderamente democrática y no una mera coexistencia basada en una peligrosa impunidad.

El frenopático catalán: los Pujol desindustrializan su paisito
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 14  Diciembre 2012

Como siempre, la realidad supera a la ficción: los nazionalistas catalanes impulsaban la marcha de multinacionales de Cataluña para hacer negosis.

Cuando en Barcelona (y en Madrid) gobernaban los socialistas catalanes escribí un post titulado El frenopático catalán: la Generalidad mandará empresas a Marruecos a partir de la noticia de que la Generalidad fomentaría que empresas catalanas se trasladasen a Marruecos, donde hay tanta tecnología, tanto capital, tanta mano de obra cualificada y tantas infraestructuras. A cambio, Marruecos mandaría población para que la señora Cataluña la alimentase.

Bueno, los socialistas, rojos y verdes varios no suelen creer en las patria (al menos los españoles) y consideran que el mundo entero es su país, por lo que es lógico hasta cierto punto que apoyen la deslocalización de empresas. En los nuevos establecimientos fabriles crecerá el proletariado y por tanto aumentarán las posibilidades de hacer la revolución.

Ahora El Mundo ha publicado la exclusiva de que Oriol Pujol, el príncipe de CiU, montó, junto con su señora, una trama para lucrarse con la marcha de las multinacionales extranjeras de Cataluña. ¡No para impedir que se fueran, sino para que no tuvieran ningún problema en hacer las maletas! Cinco milloncejos de euros a cambio de despejar el camino en los despachos de la Generalitat.

Y estos individuos de CiU aún tienen 1,1 millones de votos, a los que les importa un comino la corrupción de sus amos, porque roban en catalán.

Por higiene, por supervivencia, por honradez, por nuestros hijos, por civilización, por nuestras pensiones, hemos de independizarnos de la señora Cataluña y sus administradores.

Que los andaluces de Hospitalet y los paisanos de Cornellà del Terri se las entiendan con esta oligarquía que no quiere cumplir las leyes españolas, nos chantajea y se envuelve en la senyera para robar tranquila.

VIva el centralismo. (Siquiera porque los que roban son menos.)

CODA: Xavi Hernández: eres un MISERABLE. Mientes cuando dices, a cuenta del proyecto de ley de Wert, "Me parece mal que se nos exija no hablar en catalán". ¿En qué artículo de ese texto se prohíbe hablar en catalán? ¿Pero te da el cerebro para leer el preámbulo de una ley y comprenderlo?

Rubalcaba ante la ley
Román Cendoya www.gaceta.es 14  Diciembre 2012

Su respuesta es una prueba más de que los políticos se protegen entre ellos.

Así va el PSOE. En la magnífica entrevista que le hizo Carlos Herrera a Alfredo Pérez Rubalcaba le preguntó qué hacer ante actitudes como la del presidente de la Generalitat de no cumplir la Ley. Rubalcaba, el hombre que miente con más sinceridad de España, contestó: “No me entra en la cabeza que un dirigente elegido democráticamente no cumpla la ley”. Esa respuesta es propia de un marciano que visite la tierra.

Dicha por cualquier español pondría en evidencia que ese ciudadano está muy alejado de la realidad de España y tiene un profundo desconocimiento de la praxis habitual de la casta política española. La respuesta de Rubalcaba es una prueba más de que los políticos se protegen entre ellos. En vez de afirmar que, ante un político que se niegue a cumplir la ley, se le aplicará todo el peso de la misma, se refugió en el evasivo: “Me niego a creer que eso sea cierto”. Es tan cierto que los dirigentes políticos elegidos democráticamente no cumplen la ley como que Rubalcaba fue miembro del Gobierno durante los GAL y ministro del Interior durante el chivatazo a los etarras en el Faisán. Rubalcaba ha sido vicepresidente del Gobierno cuando cientos de alcaldes, “dirigentes elegidos democráticamente”, han incumplido la ley de banderas. Rubalcaba sabe de sobra que los políticos no cumplen las leyes como tampoco acatan las sentencias.

Lo malo del sistema es que la casta política se caracteriza porque hay unos cuantos políticos que no cumplen la ley y todos los demás, ante esas conductas, miran hacia otro lado. O lo que es peor, pactan y callan. ¿Cómo se explica si no que ahora que gobierna el PP no se investiguen las responsabilidades políticas del Faisán? Algunos queremos que se depuren. Está claro que los del PP que tanto gritaron no. Todos callan. ¿Consigna? No vale responder que está en manos de la justicia. Faltaría más.

Wert: el discurso íntegro con el que desmontó las 5 mentiras de la persecución al catalán
Durante su respuesta a Duran Lleida en la sesión de Control al Gobierno
 www.lavozlibre.com 14  Diciembre 2012

Madrid.- El ministro de Educación, José Ignacio Wert, desmontó este miércoles en el Congreso de los Diputados el argumentario que exhiben los nacionalistas para justificar la opresión lingüística en las aulas catalanas, presentada como inmersión por los diferentes gobiernos de la Generalitat de Cataluña. En su respuesta al portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida -cuya frase más destacada fue "muchas veces la lengua mayoritaria en el patio sigue siendo, lamentablemente, el castellano", Wert expuso las cinco mentiras sobre las que a su juicio se basa la farsa de todas las críticas hacia el anteproyecto de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Éste es el discurso íntegro y literal del ministro:

Señor presidente, señoras y señores diputados, señor Duran, la verdad es que cuando registraron ustedes esta interpelación urgente mi sorpresa fue infinita, porque leyendo el tenor literal de la misma —al que ha dado lectura también al iniciarse este debate el señor presidente— veo que usted presenta una interpelación sobre el anteproyecto de ley de mejora de la calidad educativa —y atienda ahora—, vista la acción discriminatoria que el mismo realiza sobre el modelo lingüístico de Cataluña —coma—, el cual está siendo causa de alarma social en Cataluña. Es decir, que usted dice, señor Duran, que es el modelo lingüístico de Cataluña el que está siendo causa de alarma social. Pero no voy a ir por ese camino, señor Duran; esto es simplemente una forma amable de iniciar un debate que, yo coincido con usted, es muy serio y de mucho fondo.

Sun Tzu, el teórico de la guerra, chino, sostiene que conquistará aquel que haya aprendido el artificio del engaño, y yo diría que este aforismo del arte de la guerra es el principal motivo de inspiración de la manipulación que se ha tejido en torno a este anteproyecto de ley. El camino que han seguido es muy sencillo. En primer lugar, construyen un relato con cosas que no están en la ley, pero que se puede dar la apariencia de que están en ella citando parcialmente y de forma sesgada algún aspecto concreto. A continuación, cuando creen que han instalado en el imaginario colectivo este relato intentan que el mismo sirva de banderín, de enganche emocional para conseguir en la calle las cosas que las urnas les han negado.

Lo voy a decir con toda claridad, señor Duran, esto es una farsa que está montada sobre cinco mentiras.

La primera mentira: Se está atacando el modelo lingüístico de la enseñanza de Cataluña basado en la inmersión. Aquí, lo siento, señor Duran, tengo que ser técnico, porque hay que ser técnico. De hecho, la prueba de que esta afirmación no soporta el mínimo contraste es que, si uno lee lo que dice el borrador, se verá no solo que no se ataca ese modelo, sino que ni siquiera se cuestiona, que ni siquiera se formula un solo juicio de valor sobre el mismo. Simplemente, se especifican los elementos que reiterada doctrina constitucional ha señalado como necesarios para que ese modelo de inmersión lingüística sea conforme a la Constitución. Esto es literalmente lo que dice en este borrador la disposición adicional trigésimo octava. En las comunidades autónomas que no hayan implantado los sistemas indicados en el párrafo anterior —es decir, los sistemas de bilingüismo y de trilingüismo integrado— las administraciones educativas podrán otorgar, en función del estado de normalización lingüística de sus territorios, un trato diferenciado a la lengua cooficial respecto del castellano en una proporción razonable, sin que en ningún caso pueda suponer de hecho la exclusión del castellano. Es exactamente lo que dice la sentencia del Tribunal Constitucional 31/2010 en su fundamento jurídico 24.

Dice esa sentencia: Es perfectamente legítimo que el catalán, en atención al objetivo de normalización lingüística en Cataluña, sea el centro de gravedad de este modelo de bilingüismo —no lo negamos— aunque siempre con el límite de que —y cito— ello no determine la exclusión del castellano como lengua docente, de forma que quede garantizado su conocimiento y uso en el territorio de esa comunidad autónoma. Y dice una cosa mucho más precisa: Siendo así que ambas lenguas han de ser no solo objeto de enseñanza, sino también medio de comunicación en el conjunto del proceso educativo, es constitucionalmente obligado —atienda, señor Duran— que las dos lenguas cooficiales sean reconocidas por los poderes públicos como vehiculares, siendo en tales términos los particulares titulares del derecho a recibir la enseñanza en cualquiera de ellas. Es más, una de las primeras sentencias que sobre la cuestión lingüística en la enseñanza pronuncia el Tribunal Constitucional, la Sentencia 6/1982, señala que le corresponde al Estado velar por el respeto de los derechos lingüísticos en el sistema educativo y, en particular, el de recibir enseñanza en la lengua oficial del Estado.

Resumo, señor Duran, la norma no pone en cuestión el modelo de inmersión, sino que simplemente trae al texto legal, siguiendo un mandato implícito del Tribunal Constitucional que nos obliga a legislar sobre esta materia, las condiciones que ese sistema de inmersión debe cumplir para ser conforme a la Constitución.

Segunda mentira, y esta me parece más grave: Se está tratando al catalán con desprecio; se está relegando la asignatura a un nivel inferior al de las asignaturas importantes. Han llegado ustedes a decir que se relega al catalán a la condición de cuarta lengua o, incluso, en un alarde —permítame que se lo diga así— de despropósito, que se da condición optativa o voluntaria al cursaje de la lengua cooficial.

Señoría, esto solo se puede afirmar desde la mala fe o desde la voluntad deliberada de engaño. Lo que dice el borrador es lo siguiente: Primero, que en todas las fases de todos los ciclos todos los alumnos deben cursar la materia de lengua cooficial y literatura en las comunidades con lengua cooficial reconocida.

Segundo, que esa asignatura deberá ser evaluada en las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria y de Bachillerato, y se tendrá en cuenta para el cálculo de la nota obtenida en dichas evaluaciones finales en la misma proporción que la asignatura de lengua castellana y literatura. En definitiva, se le da un tratamiento idéntico al de las materias troncales y, en concreto, idéntico al de la materia troncal con la que más se emparenta, que es la de la lengua y literatura castellana.

Tercera mentira: Se está invadiendo el espacio competencial de la comunidad. Eso es prácticamente imposible teniendo en cuenta que la única novedad ha sido justamente incorporar doctrina constitucional sobre cómo tiene que entenderse el sistema de inmersión lingüística.

Cuarta mentira: Se vuelve a imponer el castellano forzoso. Esta es una de las favoritas. Yo comprendo que es una de las que a ustedes les hace funcionar mejor porque permite esa variante de falacia que el filósofo americano Leo Strauss calificó como reductio ad Hitlerum, y que ustedes adaptan de forma más castiza como reductio ad Francum. Pero, nada más falso, y ustedes lo saben bien. De hecho, hay que recordar que en la norma —que ya he leído hace unos minutos— se habla de una proporción razonable en el tratamiento diferenciado de la lengua cooficial respecto del castellano y se precisa algo lo que quiere decir razonable, aunque se hace en términos negativos. Razonable quiere decir que no suponga la exclusión del castellano. Como cualquiera puede entender, no es lo mismo imponer que impedir la exclusión. No es que no sea lo mismo, es que no tiene nada que ver.

Quinta mentira: Esta es una política discriminatoria contra Cataluña. Fíjese lo difícil de sostener que es esta afirmación cuando de hecho la norma no cita por su nombre a ninguna comunidad y, por tanto, no mira a las comunidades en concreto, sino que mira las características de los sistemas educativos en relación con las lenguas cooficiales. Por eso distingue dos situaciones: Las de bilingüismo o trilingüismo integrado, sobre las que lo único que se establece como objetivo es procurar el dominio de ambas lenguas cooficiales por los alumnos; y aquellas de inmersión lingüística, sobre las que se establecen tres principios —a dos ya me he referido—: que no supongan de hecho la exclusión del castellano y que se haga compatible el régimen de inmersión con el derecho de los titulares a escoger la lengua vehicular de la enseñanza; y, por último, el establecimiento de un mecanismo supletorio y excepcional mediante el cual se pueda cumplir también el mandato jurisprudencial de dar eficacia al derecho, para quienes lo quieran, de recibir la educación con el uso vehicular del castellano. Los dos primeros están directamente extraídos de sentencias del Tribunal Constitucional. Es lo que el Tribunal Constitucional ordena para que se satisfagan lo que pudiéramos llamar mínimos constitucionales. El tercero es solo una fórmula, y estamos absolutamente abiertos a encontrar cualquier otra fórmula que a ustedes les satisfaga y que cumpla el mismo objetivo. Pero, evidentemente, ese objetivo no es otro que el de dar efectividad al derecho de elección del castellano como lengua vehicular.

Me dice usted, señor Duran, que lo piden once familias. ¡Como si lo pide una sola! Es que no estamos hablando de un tema de prevalencia sociológica, sino de un tema de libertades, y no es posible sostener que la libertad de todos se defienda cuando se está dejando de defender la libertad de uno solo.    (Aplausos)

Esa es la cuestión. El sistema que se aplica, el sistema de inmersión lingüística —insisto, sistema contra el que la norma no establece nada—, plantea el problema de que si se plantea como sistema exclusivo…

Fíjese usted lo que pasa en el País Vasco. El País Vasco aplica un sistema de inmersión lingüística, pero lo combina con sistemas de bilingüismo que nunca dan lugar a conflictos de este tipo.La idea de que se está creando un problema donde no existe porque quienes tienen el problema son pocos no la puedo compartir, ni creo que la pueda compartir ningún demócrata, porque es una idea —entiendo yo— frontalmente contraria a un concepto inclusivo de la democracia. Y no me diga, señor Duran, que la Generalitat ya lo ha resuelto con el sistema de la atención individualizada porque hay sentencias, y usted lo sabe, del Tribunal Supremo, que dicen que la atención individualizada no resuelve este problema. Señor Duran, yo creo que en esta cuestión ha sucedido algo sobre lo que dejó escrito Josep Pla cuando dijo "Es mucho más difícil describir que opinar. Infinitamente más. En vista de lo cual, todo el mundo opina" (lo lee en catalán). Ciertamente, el camino por el que ustedes han ido se basa en la creación de una opinión desconociendo cualquier descripción de la realidad digna de tal nombre.

Yo soy consciente, señorías, de que estamos tratando una materia muy delicada. Soy consciente de la fuerza emocional que la lengua tiene como soporte simbólico de una cultura y de una identidad. Nadie me podrá acusar de no entender la riqueza que supone un acervo lingüístico plural como el que disfrutamos en España. No llegaré al extremo de aquellos versos del poeta vasco Gabriel Aresti, cuando dice: No es español quien no sabe las cuatro lenguas de España. Pero comparto la idea de que los sistemas educativos con una lengua cooficial distinta del castellano deben estar nítidamente orientados a que al final de la etapa educativa todos sepan hablar con corrección, adquieran la competencia lingüística plena en las dos lenguas. Hay caminos distintos para lograrlo. Nosotros somos en principio partidarios del sistema que aplican la mayor parte de las comunidades, el del bilingüísmo integrado, equilibrado y armónico. Pero ciertamente no ponemos en cuestión el criterio del Tribunal Constitucional de acuerdo al cual la inmersión lingüística, si cumple determinadas condiciones, no es contraria a la Constitución.

Precisamente por ello la mayor novedad que incorpora el proyecto es dar rango legal a esas condiciones que debe cumplir el sistema de inmersión. Pero además estamos obligados, porque así nos lo manda el Alto Tribunal, a tomar las medidas necesarias para dotar de eficacia al derecho de aquellos que quieren utilizar el castellano como lengua vehicular. Y por eso hemos propuesto una fórmula. Pero, como le decía, señor Duran, no somos dogmáticos respecto a la forma. Estamos abiertos a discutir cualquier formulación que conduzca al mismo objetivo y desde luego la Administración educativa y, en este caso, la Administración educativa catalana, como podía ser cualquier otra en la que se aplicara el sistema de inmersión lingüística, sabe perfectamente que está en su mano evitar que esa solución que proponemos, excepcional y de último recurso, tenga que aplicarse.

Víctor Balaguer, una de las figuras señeras de la Renaixença, en su libro 'El Regionalismo y los juegos florales', decía: Yo de mí sé decir que tiene aún que nacer el que superarme pretenda en amor y servicios a Cataluña. Pues bien —sigue la cita—, yo conseguí para ella con mi conducta y por mi camino lo que no hubiera ciertamente alcanzado con la conducta y por el camino que siguen algunos que alardean de ser no más que yo catalanes, pero sí más catalanistas. Yo sé que a tanto no puedo aspirar ni lo pretendo, pero sí les ruego que no procuren atribuirse en exclusiva la esencia de la catalanidad y que no abran cruzadas contra enemigos imaginarios.

Señoría, hay muchos caminos abiertos a la comprensión, y yo considero que la convivencia lingüística es tan importante que tenemos que seguir construyéndola entre todos y contando, como no podía ser de otra forma, primordialmente con ustedes, que tienen la responsabilidad de gobierno en Cataluña. Reitero mi predisposición a estudiar cualquier fórmula que dé respuesta a los dos aspectos clave que estamos tratando: un modelo de inmersión lingüística que no excluya el castellano y que, por otra parte, no resulte, como ahora es, imposible estudiar utilizando el castellano como lengua vehicular. Y yo pienso, señor Duran, que con buena voluntad no hay barreras para tal acuerdo. Creo que vale la pena intentarlo para ver cómo podemos responder ante la ley a los ciudadanos y si somos capaces de buscar una fórmula satisfactoria para la convivencia lingüística y social.
Muchas gracias, señor presidente.   (Aplausos)

Reunión sin acuerdo
Rigau se niega a que se impartan asignaturas en español
Á. J. M. Barcelona www.gaceta.es 14  Diciembre 2012

Las posiciones entre el Ministerio de Educación y la Generalitat de Cataluña son "radicalmente" opuestas en cuanto al bilingüismo en la escuela. No se trata de dar solo en español la clase de Lengua Española, sino también en otras materias.

El bilingüismo en la escuela. Es el centro de las posturas "radicalmente" contrarias que mantienen el Ministerio de Educación, dirigido por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y la consejera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau, que sostiene que hay un tercer borrador, pero Wert aseguró que no hay tal texto. Y es que, el abandono de la semana pasada Rigau de la reunión sectorial le jugó una mala pasada. Rigau solo cogió el folio que modificaba los artículos 38 y 39, que deja más claro que los alumnos podrán examinarse en la lengua cooficial.

La posición del Gobierno es que algunas materias, sin contar la propia de Lengua Española, se impartan en español para que esta lengua sea también vehicular, como marcan las sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, en la escuela pública. Rigau se mantiene en sus trece y no permite que ninguna asignatura se imparta en la lengua materna.

Tras dos horas y media de reunión "cordial" -tras el número que montó Rigau hace una semana en el encuentro sectorial- para abordar el borrador de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, LOMCE, Rigau ha dicho que "no ha habido negociación pero sí diálogo".

Este encuentro se ha producido un día después de que Wert pidiese a la Generalitat iniciar un diálogo sobre la reforma y de que el Ejecutivo autonómico obtuviese el apoyo de la mayoría de fuerzas políticas catalanistas para continuar con la imposición del catalán -ni PPC y Ciutadans fueron invitados a la reunión-.

La reunión, que ha coincidido con las protestas en diversas ciudades catalanas en contra de esta futura norma educativa.

En esta cita se han abordado los temas en los que mantienen diferencias, como son el ámbito competencial, el uso del español en la escuela pública, que con la inmersión lingüística ha sido relegado a lengua extranjera, y las evaluaciones del alumnado que plantea la reforma.

Según ha explicado el ministro en rueda de prensa, no ha habido aproximación en esas cuestiones y mantienen sus diferencias, pero está abierto al diálogo porque el texto aún no está cerrado.

Rigau, que no ha comparecido ante la prensa en sede ministerial y ha ofrecido su visión en la delegación de la Generalitat en Madrid, también se ha mostrado dispuesta a continuar negociando pese a que ve muy difícil acercar posturas, y ha anunciado que previsiblemente defenderá la postura catalana en la próxima reunión sectorial del 19 de diciembre.

La consejera ha explicado que comparte con el ministro el objetivo de que los alumnos dominen el castellano y el catalán al final del sistema educativo, pero ha discrepado en el camino para lograr esa meta porque para Cataluña el modelo de inmersión lingüística, único en el mundo y comparado por el ex embajador en la Santa Sede con la persecución que hicieron los nazis contra los judíos, es "irrenunciable".

El ministro ha defendido la constitucionalidad y el respeto competencial del texto, puesto en duda por Cataluña, a la vez que se ha mostrado abierto a aportaciones, siempre que no afecten a los "principios" que buscan con esta reforma, que no es otro que el español tenga más presencia en la escuela pública y que los padres puedan elegir la lengua en la que quieren estudiar sus hijos.

Los aspectos más polémicos del borrador de la Lomce afectan al tratamiento de las lenguas cooficiales al establecer que las autonomías tendrán que pagar la matriculación en centros privados que enseñen en español cuando no haya oferta docente pública o concertada "razonable" para los alumnos que deseen ser escolarizados en la lengua oficial del Estado. Hasta ahora, solo un juez puede permitir que un alumno pueda aprender en español. Pese a que los nacionalistas afirman que solo hay 12 familias que han pedido la escolarización en español, la realidad es que son más de 800, según los datos que aportó Convivencia Cívica Catalana.

"Lo importante es que hemos identificado el núcleo de diferencias que nos separan", ha subrayado Wert, que ha destacado el tono sosegado en el que ha transcurrido este encuentro. No obstante, el ministro ha insistido en que no ha habido "avances materiales".

Wert ha recordado que se trata todavía de un borrador y que "hay mucho tiempo para seguir hablando de muchas cosas", pues tiene que ser aprobado por la Conferencia Sectorial de Educación, pasar por el Consejo de Estado y, tras su aprobación en el Consejo de Ministros, ser debatido en el Parlamento.

La consejera ha pedido expresamente a Wert eliminar la disposición de la ley que está "pensada para Cataluña, aunque no diga su nombre", y ha lamentado que la "intención final" del texto del Ministerio es que se persiga que los centros en su comunidad abandonen el modelo educativo y lingüístico pactado por amplia mayoría.

Esta reunión se ha celebrado a petición del Ministerio, que está manteniendo encuentros bilaterales con las comunidades con lengua cooficial. Hasta el momento se ha reunido con representantes de Galicia, Comunidad Valenciana y Baleares.

Pide a Wert que rectifique
Los catalanistas solo aplicarán la imposición del catalán
Á. J. M. www.gaceta.es 14  Diciembre 2012

El secretario general de CDC, Oriol Pujol, junto con el secretario de UDC, Josep Maria Pelegrí, afirman que en la CCAA solo se aplicará la Ley de Educación de Cataluña, es decir, el español solo para la asignatura de lengua española. Los abertzales de la CUP se niegan a contestar en español.

Oriol Pujol, secretario general de CDC, y Josep Maria Pelegri, de UDC, aseguran que la Generalitat sólo aplicará la actual ley de imposición del catalán en las aulas "si el Gobierno no atiende a razones y no rectifica el borrador" de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza, presentado a todas las CCAA por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. Esta es la línea que han mantenido todos los partidos asistentes, ERC, PSC, ICV y la CUP, que no había sido invitada pero han llamado a la puerta. Los 'abertzales catalanes' han sido los únicos que se han negado a contestar en español.

A preguntas de una periodista, que ha pedido una valoración en español, el portavoz de la CUP se ha limitado a decir "no" [VEA EL VÍDEO].

De esta forma, afirma que la Ley de Educación de Cataluña es inclusiva y el modelo de inmersión lingüística, con un 31% de fracaso escolar, es un "modelo de éxito".

Los dos secretarios afirman que denunciarán la invasión de competencias si Wert finalmente no cambia el modelo de bilingüismo que quiere implantar en la escuela catalana.

Pujol ha asegurado que apoya el texto del consejo escolar en la escuela pública, que defiende la imposición del catalán, que relega al español a solo dos horas semanales, y celebra el apoyo de las concentraciones de miles de ciudadanos en distintos puntos de Cataluña en contra de la inclusión del español en la escuela.

El líder del PSC, Pere Navarro, ha sido el que ha adoptado un tono más diferenciado en cuanto a que es partidario de poner el acento en la negociación porque, ha dicho, "vamos mal si hablamos de acatar o no las leyes", asunto sobre el que ha pedido un informe jurídico para explorar la posibilidad de dar preeminencia a la LEC.

Asimismo, los partidos catalanistas han acordado estudiar una enmienda conjunta en el Congreso si el anteproyecto de la LOMCE no varía el bilingüismo en la escuela.

La reunión en contra del bilingüismo, a la que no han sido invitados ni PPC ni C's, ha estado presidida por el presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, y han participado, entre otros, los consejeros en funciones Irene Rigau (Educación) y Ferran Mascarell (Cultura), así como los líderes de ERC (Oriol Junqueras), PSC (Pere Navarro), ICV (Joan Herrera), los nuevos diputados de la CUP -que no habían sido invitados- y los representantes de la Permanente del Consejo Escolar de Cataluña.

La Generalitat impone el catalán obligatorio en las guarderías
esther armora / barcelona ABC Cataluña 14  Diciembre 2012

Su objetivo es que los niños entre 0 y 3 años se escolaricen con la lengua autonómica dominada

Una vez garantizado el blindaje del catalán en la educación obligatoria a través de la inmersión educativa, la Generalitat da ahora un paso más en su adoctrinamiento lingüístico y anuncia que regulará, a través de una disposición, el uso de la lengua autonómica en las guarderías con el fin de conseguir que los niños de entre 0 y 3 años lleguen a la etapa curricular con «el catalán como lengua de aprendizaje y comunicación».

En plena polémica por la reforma educativa del Gobierno en el modelo de escuela catalana, el Govern lanzó ayer el proyecto, que, según precisó el departamento de Enseñanza, «recoge unas disposiciones aprobadas el 3 de agosto de 2010». La directora general de Educación Infantil y Primaria, Alba Espot, reconoció durante la presentación de esta medida que «las orientaciones tienen muy en cuenta el contexto familiar de los alumnos».

Estas orientaciones tendrán especial incidencia en el área del aprendizaje lingüístico, que se realizará exclusivamente en catalán. Así lo reconoce el texto presentado ayer bajo el nombre de «Currículo y Orientaciones», que en el apartado «Área de Comunicación y Lenguajes» expone la necesidad de que los niños sean instruidos en el uso del catalán. «En nuestro medio, la lengua catalana debe ser la lengua de comunicación y aprendizaje», reza el texto, consultado por ABC. Subraya, asimismo, la necesidad de «encontrar momentos para una buena práctica con todo el grupo y con grupos reducidos», refiriéndose respecto a estos últimos a los de los niños que tienen una lengua materna diferente a la catalana.

La directora de Educación Infantil niega sanciones si se incumplen las recomendaciones
En este sentido, las disposiciones recomiendan a los educadores «buscar estrategias organizativas que permitan la flexibilidad de las agrupaciones» de menores para instruirlos conjuntamente. En el mismo capítulo, la Generalitat admite abiertamente que, al margen del desarrollo de otras capacidades, «la adquisición y el perfeccionamiento progresivo del lenguaje oral es el principal objetivo del desarrollo de los menores en este ciclo».

Fuentes próximas al departamento matizaron que en esta etapa «no hay currículo», aunque admitieron que instruir a los pequeños en esta etapa es «vital para su futuro desarrollo cognitivo y social» y para su aterrizaje en las aulas. La responsable de Educación Infantil del Govern subrayó la necesidad de esta regulación teniendo en cuenta que «se suma para crear un trabajo coordinado entre todos y un modelo de guarderías que se basa en la experiencia pedagógica de nuestro país» (refiriéndose a Cataluña).
«Orientaciones»

Alba Espot recordó ante los medios que la Ley de Educación de Cataluña (LEC) prevé la creación de un currículum «por primera vez» en este ciclo, si bien prefieren hablar de orientaciones porque es una etapa no obligatoria, a diferencia de Primaria y Secundaria. «Nos gusta más hablar de orientaciones porque en esta etapa lo más importante es la entrada al sistema educativo de las familias y los niños, para que puedan desarrollar la socialización y aprender a compartir y a pasar las horas con niños de su misma edad», por lo que no se evaluarán contenidos, sino que se hará un seguimiento de los procesos madurativos.

«No es una evaluación objetiva de conocimientos, sino una herramienta de impulso de formas de hacer para mejorar la calidad», insistió la portavoz de Educación Infantil y Primaria de la Generalitat, quien negó que puedan haber sanciones en el caso de que no se apliquen las recomendaciones porque no entra dentro de sus esquemas, si bien harán un seguimiento cuidado para que las guarderías cumplan unos mínimos.

La Generalitat se asegura que las primeras palabras de los recién nacidos sean en catalán
Elabora un temario de obligado cumplimiento para los centros de niños de 0 a 3 años en las que se impone el uso del catalán
www.lavozlibre.com 14  Diciembre 2012

Barcelona.- Las primeras palabras que balbuceen los niños en las guarderías de Cataluña serán en catalán. En plena tormenta política por el anteproyecto de la Ley de Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), la Generalitat ha dado un paso más en su adoctrinamiento lingüístico y ha elaborado una serie de recomendaciones de obligado cumplimiento para los centros educativos catalanes de niños de 0 a 3 años en las que se define el catalán como “la lengua de comunicación y aprendizaje”. También incide en la obligación de promoverlo en los centros donde haya un gran número de niños “cuya lengua materna sea distinta”.

Se trata, en definitiva, de aplicar en las guarderías el modelo de inmersión lingüística vigente en Primaria y Secundaria, recogido en la Ley de Educación Catalana (LEC), aprobada en tiempos del tripartito, con Ernest Maragall -hermano del ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall y que ahora se ha dado de baja en el PSC para formar un nuevo partido- como consejero de Educación. Dentro de esta ley se obliga a que el catalán se use también en las actividades extraescolares y en las comunicaciones con los padres. El patio se considera espacio escolar y, por tanto, sujeto a esas normas lingüísticas.

En estas orientaciones para los parvularios, llamado ‘Curriculum 3.0’, se invita a los profesores a contar cuentos, cantar canciones y recitar pequeños poemas en catalán, además de promoverlo en situaciones cotidianas para que los niños aprendan, por ejemplo, el nombre de sus objetos personales. La Generalitat también busca influir en aquellas guarderías con un gran número de alumnos inmigrantes o castellanohablantes.

EN VIGOR DESDE EL PRÓXIMO ENERO
El currículum entrará en vigor el próximo mes de enero, avisando, por tanto, a los centros escolares con tan solo 15 días de antelación, aunque en la práctica ya se estaba llevando a cabo. Además, a partir de esa fecha comenzará a realizarse un seguimiento para comprobar que todas las guarderías las han puesto en marcha.

“No pretende evaluar objetos de conocimiento, sino introducir a los niños y sus padres en el sistema educativo, por ello la evaluación está orientada a aspectos como el desarrollo, la maduración, el aprender a convivir y compartir, la socialización, la adquisición de hábitos...”, explicó ayer Alba Espot, directora general de Educación Infantil y Primaria de la consejería de Educación de la Generalitat.

En referencia al aprendizaje del catalán por parte de los niños con una lengua materna diferente, Espot señaló que “es necesario dar el tiempo y apoyo necesarios para que se puedan reexperimentar los formatos más básicos de la comunicación en lengua catalana de forma que el niño pueda compartir y construir verdaderamente los significados”.

EUSKAL HERRIA ESNEA
Multa de 4.000 euros por etiquetar solo en euskera
El Correo

Euskal Herria Esnea, cooperativa formada por diez baserritarras de Karrantza, informó ayer de que el Gobierno vasco le ha impuesto una multa de 4.000 euros por etiquetar sus bricks de leche únicamente en euskera, algo expresamente prohibido por la legislación vigente. Con todo, los afectados entienden que la decisión definitiva la tomará el nuevo Ejecutivo, «por lo que la patata caliente pasa a manos del PNV». El proceso contra esta cooperativa fue iniciado por los baserritarras de Kaiku, que pidieron a la Administración que investigase la trazabilidad de la leche -ya que se envasa en Soria- y el incumplimiento de la normativa de etiquetado.



Recortes de Prensa   Página Inicial