AGLI Recortes de Prensa    Martes 25 Diciembre 2012

El PP y las ideas
EDITORIAL Libertad Digital 25  Diciembre 2012

José María Aznar ha vuelto a subrayar, desde su Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), la importancia de las ideas y ha pedido al PP que se vuelque en tal batalla, que más bien es una guerra. Una guerra cultural de tremendo calado.

Puede insistir en ello el expresidente del Gobierno hasta quedarse sin voz, pero mucho nos tememos que será un esfuerzo vano. En la batalla de las ideas, el PP ni está ni se le espera. El PP utiliza las ideas y a quienes las piensan cuando no le queda más remedio o cuando considera que le pueden salir gratis los brindis al sol y los discursos comprometidos. A la hora de la verdad, cuando se trata de llevar las ideas a la práctica o de rendir tributo a la coherencia, el PP suelta amarras y se abandona al oportunismo, a la demagogia, al conchabeo con el enemigo o al tecnocratismo autista. No pocas veces, además, escarneciendo a quienes de entre los suyos se la jugaron –incluso literalmente– por lo que proclamaba defender o señalándoles la puerta de salida, con insufrible e injustificable arrogancia: los liberales y los conservadores lo saben perfectamente desde aquel día en que Rajoy los puso en el disparadero.

Salvo las cada vez más contadas excepciones, el PP es la derecha sin remedio que no deja de lloriquear por el rechazo que genera su supuesta cosmovisión en buena parte de la sociedad por culpa de la manipulación izquierdista pero que, a la hora de la verdad, no hace sino dar la razón a las siniestras fuerzas de progreso, con sus dichos y hechos entreguistas. Si su manera de afrontar la crisis es la mejor prueba de ello –ha abjurado de cualquier atisbo de liberalismo que le quedara y se ha echado en brazos del estatismo socialdemócrata que nos ha traído la ruina–, lo que se dispone a hacer con la Justicia es la más vergonzosa.

Las ideas –gusta de decir Aznar, parafraseando al conservador Richard M. Weaver– tienen consecuencias. La falta de ellas, o de coraje, o de ambas cosas, también. Lo malo es que, aquí, quien va a pagar va a ser España.

Decepción real.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 25  Diciembre 2012

En la Zarzuela otro año más y más de lo mismo. Mejor dicho, cada vez menos contenido y un gran "brindis al sol". El Rey "se olvida" del desafío secesionista de CiU, ERC y resto de partidos nacionalistas con la complicidad del PSOE-PSC. Se limita a apelar, sin citarla, a aquella desgraciada Constitución que es la responsable de la desigualdad entre españoles y al desafío secesionista, así como a desgranar los problemas económicos y reconocer el pesimismo que tiene la sociedad española. Pero solo se atreve a pedir que se encuentren nuevos modos y formas de hacer las cosas y reivindica a la política ""con mayúsculas", a la que le dedica un tercio de su discurso, en una visión utópica y alejada de la realidad que vive España.

Se refiere al paro de casi seis millones de personas echando la culpa a la persistencia de la crisis y que nadie la esperaba ¿? y que "los ciudadanos sufren hoy su rigor, que está poniendo en entredicho el bienestar de no pocas familias". Sí majestad, 1.500.000 familias no tiene ningún tipo de ingresos. No se le ocurre otra cosa para animar a la sociedad a que "tengamos confianza". ¿En quién Majestad, en la casta política corrupta y corruptora?¿En los comportamientos poco ejemplares que ya se ha olvidado. ¿En las medidas de asfixia de las economías familiares con unas políticas fiscales abusivas y elitistas que perdona los fraudes y a las grandes fortunas?

Reconoce el sacrificio de las familias y el drama de la nueva era de emigración, sobre todo de los jóvenes, esperando que a su regreso "dinamicen" la economía. Los años sesenta vuelven pero esta vez con ciudadanos con alto grado de formación, una auténtica huida de cerebros y de mano de obra especializada. Eso se llama romper las familias y la familia de su Majestad no es que sea precisamente un ejemplo de armonía y felicidad. Habla que "las renuncias de hoy han de garantizar el bienestar del mañana, en un plazo razonable de tiempo". Espero que Su Majestad renuncie a los lujos a los que está acostumbrado y así dé ese ejemplo a la casta política que parece considerarse con una dignidad por encima de la plebe y no renuncia a nada.

Otro año más me ha decepcionado su discurso. Otro año más me reafirmo en mis convicciones republicanas y espero que ese sentimiento se generalice entre mis conciudadanos. España necesita una renovación en profundidad de todas y cada una de sus Instituciones. España necesita recuperar su identidad y saber cuál es su proyecto común y en ese proyecto, no parece encajar esta Monarquía ni su inane discurso.

Mensaje de Nochebuena
El Rey elude el desafío separatista catalán y la corrupción
Ni Botsuana, ni Urdangarín ni desafío separatista. El Rey habló de la crisis, aunque dejó claro que "no todo es economía".
 Libertad Digital 25  Diciembre 2012

En uno de los discursos de Nochebuena más cortos de los que se recuerdan, Su Majestad el Rey don Juan Carlos, con un aspecto informal, apoyado en su mesa de trabajo y no en la tradicional silla junto a la representación del Misterio, ha eludido todos los temas de candente actualidad y que le afectan directamente.

Sus palabras han ido dirigidas a la crisis económica y a la política, "la política con mayúsculas", que ha reivindicado sabedor de que "no vive sus mejores horas en la percepción de los ciudadanos" y también porque "no todo es economía", frase que ha enfatizado repitiéndola. Un énfasis que choca con el mensaje en el que ha querido insistir una y otra vez Mariano Rajoy ya desde que preparaba la campaña electoral previa a las elecciones que le colocaron en La Moncloa al frente del Gobierno.

"Quiero reivindicar la política porque su papel es fundamental" en la salida de la crisis. Pero se refería "a esa política que solemos llamar la Política con mayúsculas", la que "desde el Gobierno o la oposición, fija su atención en el bienestar de los ciudadanos", la que "integra lo común para sumar fuerzas", la que "sabe renunciar a una porción de lo suyo para ganar algo mejor y mayor para todos. La que busca el acuerdo para encauzar los grandes desafíos colectivos", ha señalado en un claro mensaje a los grandes partidos nacionales.
Sin autocrítica

Sin duda, el mensaje de este año del Rey habrá sido una decepción para todos aquellos que esperaban alguna mención a alguno de los escándalos que este año han rodeado a la Familia Real y a su persona en particular. Escándalos como las disculpas que tuvo que pedir tras el accidente en Botsuana donde se encontraba cazando elefantes con la princesa Corinna zun Sayn-Wittgenstein. O el que rodea a su yerno, Iñaki Urdangarín, por el Caso Nóos.

Y llama la atención precisamente porque hace sólo un año, en su mensaje navideño, llegó a afirmar que "todos, sobre todo las personas con responsabilidades públicas, tenemos el deber de observar un comportamiento adecuado, un comportamiento ejemplar". También dijo que todos debemos ser iguales ante la ley. Añadía que "es natural que la sociedad reaccione cuando se producen conductas irregulares que no se ajustan a la legalidad o a la ética".

Aquel mensaje, que fue trending topic en Twitter, llegó apenas dos semanas después de que el Jefe de la Casa Real, Rafael Spottorno, calificase de "no ejemplar" el comportamiento de Iñaki Urdangarín. Unas palabras que ahora quedan en entredicho tras conocer que el propio Urdangarín ha compartido la mesa de Nochebuena con los reyes y los príncipes.

Ya aquel mismo día, la prensa se hacía eco de la fractura que había ocasionado en el seno de la Casa Real la implicación de Iñaki Urdangarín en casos de corrupción por los que este año ha tenido que pasar por el banquillo. Este año no ha hecho ninguna mención, siquiera parecida.
¿Y la persecución del español?

Tras repetir que "no todo es economía", el Rey ha recordado que España ha salido de otras difíciles crisis económicas, aunque quizá no tan graves como la que atravesamos en estos momentos, ha llegado a reconocer.

En cualquier caso, ha querido poner en valor que para salir de la crisis va a ser necesario "promover valores como el respeto mutuo y la lealtad recíproca", valores que a su juicio "contribuyeron a poner en pie un nuevo marco de convivencia" al amparo de "las diferentes lenguas, culturas e instituciones" que engloban España. Añadía que "es hora de que todos miremos hacia delante y hagamos lo posible por cerrar las heridas abiertas" porque "será un éxito de todos, ciudadanos e instituciones". En cambio, no ha dedicado ni una sola frase, palabra o alusión a las miles de personas que ven sus derechos cercenados en comunidades autónomas donde su idioma, el español, se ve perseguido.
La crisis económica

Tras un breve preámbulo y en los primeros compases del discurso, apoyado en su mesa de trabajo, el Rey ha afirmado que "vivimos uno de los momentos más difíciles de la reciente historia de España". Pero saldremos adelante, decía el jefe del Estado, porque "podremos superar las dificultades por la creatividad de nuestros hombres y mujeres y por la fortaleza de nuestro sistema productivo".

Como protagonista en Europa e Iberoamérica –región que ha mencionado en varias ocasiones- España, seguía el Rey, "debe ser parte de la solución a la crisis global y protagonista en la toma de decisiones en los grandes foros". En su opinión "nada de lo conseguido juntos, ni el bienestar económico, ni el proceso de construcción política y económica puede verse amenazado".

¿Su fórmula frente a la crisis? "Austeridad y crecimiento deben ser compatibles. Las renuncias de hoy", decía, tienen que garantizar la prosperidad de mañana, para que "nuestra economía vuelva a crecer". Además, "tenemos que poner en orden nuestras cuentas y a la vez generar estímulos para la generación de riqueza".
Sin mencionar al heredero

Si en otros discursos –sin ir más lejos el del año pasado- solía hacer una mención al príncipe Felipe como heredero del trono, en esta ocasión lo ha obviado. En su lugar, ha reivindicado los "37 años" de su "reinado", durante los que "hemos pasado por diferentes coyunturas" complicadas. Unas dificultades de las que "supimos salir" haciendo que "nuestro bienestar mejorara. Y lo hicimos por muchas razones, pero porque teníamos confianza en un proyecto compartido por todos".

ERC ya tapa las vergüenzas de CiU
maría jesús cañizares ABC Cataluña 25  Diciembre 2012

Acabemos con la farsa. Más allá del cotilleo sensacionalista, la corrupción no genera ningún tipo de alarma social. Todavía hay muchos ciudadanos que consideran que el tráfico de influencias o el soborno no son acciones tan relevantes como para ser consideradas un ilícito penal. Y al igual que sucede con los delitos ecológicos, el enriquecimiento de nuestros dirigentes molesta o, como mucho, irrita, pero aún cuesta imaginar en la cárcel a un empresario que atenta contra el medio ambiente o a un político implicado en negocios sucios. «No son criminales», piensan muchos, debido entre otras cosas a que las comisiones, las cuentas en Suiza o la práctica del amiguismo garantizan un ruidoso debate en el que se mezclan intereses periodísticos, políticos y judiciales, pero no la comprensión objetiva y veraz de los hechos por parte del espectador y/o lector.

Hecha la autocrítica, defendamos el derecho del ciudadano a ser informado, y el de nuestras instituciones, a no ser cuestionadas constantemente, pues en ese escepticismo social sobre la utilidad de perseguir y castigar la corrupción —más allá de la clásica picaresca española— tiene mucho que ver la desafección política. Es difícil averiguar si en el acusado descenso de escaños obtenido por CiU en las elecciones catalanas del pasado 25-N han tenido algo que ver los casos judiciales que salpican a los nacionalistas, pero lo que está claro es que los partidos que han experimentado subidas más aplastantes han sido aquellos que nunca se han visto inmersos en procesos por corrupción: ERC, Ciutadans y CUP.

Podría alegarse que los dos segundos nunca han tenido oportunidad de cometer esos delitos porque nunca han gobernado, pero los republicanos lo hicieron durante siete años, dejando como legado una Oficina Antifraude cuya finalidad era acabar con la tendencia de CiU y PSC a taparse las vergüenzas, sobre todo en las comisiones parlamentarias de investigación. Pero las cosas han cambiado y, pocas horas después de cerrar su pacto con CiU para convocar un referéndum de independencia en Cataluña en 2014, ERC se negaba a firmar la petición de Ciutadans, PPC e ICV de que se reabran las comisiones de salud y cajas de ahorro que quedaron suspendidas tras el adelanto electoral. Es más: ERC acaba de anunciar que llevará al Congreso y a la UE la «dudosa actuación policial» contra CiU. Una iniciativa que persigue una supuesta transparencia, pero que sólo contribuye a favorecer el circo mediático al mezclar de nuevo intereses políticos, periodísticos y judiciales.

11-M
Trece explosiones en busca de autores
Gabriel Moris Libertad Digital 25  Diciembre 2012

"Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo" (Ludwig van Beethoven).

Sinceramente, me apetece –física, mental y afectivamente– entrar en un estado de permanente silencio interior y exterior, como si mi vida terrena estuviera en hibernación. Frente a este deseo, ciertamente cómodo e inútil, siento una fuerza interior, más serena pero mucho más enérgica que nunca, que me empuja a hacer todo lo humanamente posible por conseguir la verdad y la justicia que desde aquel 11 de marzo se nos roba desde todas las instancias del mal llamado Estado de Derecho.

La recomendación del gran maestro de Bonn me anima a perseverar en la acción para desvelar la Verdad y la Justicia pendientes. Algunos creemos que ambas guardan una estrecha relación con un niño nacido en Belén hace ahora dos mil doce años.

Recientemente hemos podido conocer un descubrimiento sobre la muerte del general Prim. Según las investigaciones, no fueron las heridas que recibió la causa de su muerte, sino que murió por estrangulamiento. Este descubrimiento científico puede cambiar la autoría real de dicho magnicidio. Sea como fuere, dicho hallazgo ha inducido a algunas personas a comparar el asesinato de Prim con los atentados de los trenes de Cercanías. Yo creo que ambos hechos tienen en común, al menos, su objetivo: dar un golpe de estado para cambiar el orden establecido. En el caso del 11-M, el tiempo transcurrido puede ser un factor favorable para la investigación. Presenta, en cambio, un gran obstáculo: el firme propósito de todas las instituciones del Estado de no investigarlo. En este asunto, todas las formaciones políticas están de acuerdo (gobierno y oposición, parlamentarios, poder judicial, gobiernos autonómicos, la gran mayoría de los medios de comunicación etc.).

Resulta inconcebible e inexplicable que, teniéndose como mandato institucional la lucha contra el crimen organizado, se cierren filas de facto para impedirla. Como en el caso Faisán pero con doscientos asesinatos y miles de heridos. Curiosamente, son los mismos actores los que, desde aquel día, conducen España hacia el abismo en todos los órdenes de nuestra vida en común. Nada ni nadie puede justificar la actitud que mantienen todos los poderes del Estado: dan por bueno y suficiente lo poco y mal investigado, la incalificable instrucción y la incompleta y discutible sentencia; hay una oposición frontal a toda investigación policial y judicial, antes y a raíz de la sentencia. Ello se refleja en frases como "Está todo claro", "El 11-M es un caso cerrado", "El 11-M es cosa juzgada y sentenciada", "El foco de Santa Eugenia lo guarda su dueño"... Y con estas frases dan por cumplimentado el deber de todos y cada uno de los representantes del Estado de proteger la vida de los ciudadanos y de perseguir y ajusticiar a los delincuentes. Con el agravante de que todos prometieron o juraron cumplir los deberes que libremente asumieron.

En el terreno judicial hay tres asuntos pendientes: 1) el recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra el exjefe de los Tedax y la perito tedax; 2) el interrogatorio –de la juez Belén Sánchez de la Audiencia Provincial de Madrid– al único condenado por haber sido identificado en los trenes, a su madre, a su hermana y a su hermano, así como al cónsul general de Rumanía en España en 2004; 3) buscar destino al único foco de explosión, aparecido milagrosamente, con el concurso de Libertad Digital, el pasado mes de febrero.

Esperamos con impaciencia verificar si la Justicia empieza a actuar con imparcialidad y se van eliminando las trabas para esclarecer algunos de los hechos del golpe de estado que nos cambió el destino como pueblo.

Si España entera no se une para esclarecer y hacer justicia sobre el golpe más sangriento de nuestra reciente historia, ¿qué credibilidad podemos tener ante Europa y ante el mundo? ¿Apelaremos a los hombres de negro de la Policía y la Justicia?

Creo innecesario recordar que colocaron trece artefactos y aún no conocemos a los autores materiales ni a los mal llamados "intelectuales".

Navidad cristiana bajo persecución
EDITORIAL www.gaceta.es 25  Diciembre 2012

Un año más hay que lamentar que la celebración del nacimiento de Jesús de Nazaret en amplias zonas del norte de África y Oriente Próximo se produzca bajo el signo de la persecución de los cristianos. El denominador común de los ataques (salvo algunas zonas de India, protagonizados por grupos hinduistas muy agresivos) es el carácter islamista radical, unas veces bajo la protección –abierta o implícita– de los Gobiernos, y otras a cargo de grupos revolucionarios que luchan también contra el poder establecido que no aplica la sharia.

Probablemente la religión cristiana es, junto con la judía, la más perseguida de la historia del hombre en los últimos dos milenios. No falta, pues, experiencia, pero en situaciones como la persecución en forma de sometimiento, expolio, incendio o asesinato, la experiencia es completamente inútil; y desechada la defensa violenta, sólo cabe la oración, desde luego, y, junto con ella, la huida, las nuevas catacumbas o el martirio.

Los analistas políticos centran su atención en la tendencia a convertir Oriente Próximo y el sur del Mediterráneo en un polvorín musulmán belicoso contra Occidente, y también contra los sectores más pacíficos y tolerantes del propio islam, también víctimas de revoluciones de signo fundamentalista religioso. Sin embargo, se ignora el despotismo religioso que estos nuevos regímenes islamistas establecen sistemáticamente contra los cristianos –sean católicos, ortodoxos o protestantes– en cuanto alcanzan el poder. Pero la realidad de la pérdida de las raíces cristianas en Occidente hace bien explicable esta ignorancia voluntaria. Si Occidente, cuna de la democracia moderna y los derechos y libertades fundamentales de la persona, vive desde hace decenios un proceso acelerado de descristianización, ¿es sensato esperar que las potencias democráticas comprendan que la persecución de los cristianos es, inevitablemente, el acoso a esas libertades y esos derechos?

No queremos ser pesimistas, y por eso tenemos la esperanza de que, empezando por las comunidades cristianas de Europa y América, el mundo comprenda que no hay libertad sin verdad, y que Cristo, camino, verdad y vida, está en el centro mismo de nuestra civilización y nuestra cultura.

This World BBC 2012
'The Great Spanish Crash' retrata la crisis española
Así ve la BBC a España: burbuja inmobiliaria, gobiernos autonómicos irresponsables y corrupción en las cajas

"Lo único seguro es que para los españoles de a pie está por llegar más sufrimiento"
Antonio José Chinchetru Periodista Digital 25  Diciembre 2012

La cadena pública británica BBC ha emitido un reportaje que ha sentado mal en determinados ambientes políticos españoles. De hecho, hasta se ha convertido en una cuestión de Estado para el Ministerio de Asuntos Exteriores. El embajador en Londres, Federico Trillo, ha llegado a presentar una queja formal por la pieza periodística, titulada 'The Great Spanish Crash' (El gran 'Crash' español). Arranca con un repaso de la historia de España desde el final de la Guerra Civil hasta la actualidad, si bien se centra en los últimos años.

Además de presentar a la Comunidad Valenciana como ejemplo del despilfarro y mostrar el Plan E de Zapatero como algo inútil y contraproducente, incide especialmente en cómo se malgasta desde las Comunidades Autónomas, en la burbuja inmobiliaria y en la corrupción a través de las Cajas de Ahorros.

Estas son algunas frases extraídas del reportaje:
"A los nuevos gobiernos regionales les fueron dados [en la Transición] amplios poderes para legislar y, fundamentalmente, para pedir prestado y gastar a su antojo".

Estos gobiernos autónomos con grandes presupuestos pero con responsabilidad limitada por lo que gastaban vendrían a jugar un papel central en la crisis actual. Y había otra característica regional de España que también juega su parte. Cada región tiene su propio banco local, las conocidas como 'cajas de ahorros' [en español en el original].

"La historia de amor de los españoles con la construcción creció aún más fuerte [que con la UE]. Como los españoles se hicieron más ricos, más y más de ellos pidieron prestado para comprar sus propias casas en un país donde tradicionalmente la gente había alquilado".

TORMENTA PERFECTA
"Así que muy temprano en la vida de la España democrática, tiene estas tres cosas que resultarían decisivas una vez que golpeó la tormenta financiera: un país fuertemente orientado a la construcción, poderosos e independientes gobiernos regionales y bancos locales para los que la regulación era extremadamente pobre".

En 2012, España se enfrentaba a la tormenta perfecta: sus bancos locales, sumidos en la corrupción y con enormes pérdidas; muchas de sus grandes regiones en banca rota y, con la burbuja de la vivienda realmente explotada, el desempleo masivo. Por ello, una de las mayores economías del mundo parecía que sólo podía tener una salida.

Se refiere a un rescate europeo que el Gobierno español está tratando de evitar y del que quiere, si es que tiene lugar, que no imponga condiciones similares a las que supuso para Grecia e Irlanda.

RESCATE EUROPEO
En torno a un posible rescate por parte de la UE, dice:
"En el juego del engaño y el doble farol, España al final siempre tiene una carta muy fuerte con la que jugar".

Pasa a una imagen del economista Pedro Schwartz, que dice: "O nos salvan o se hunde el euro". Ese es un chantaje muy poderoso, ¿no es cierto?

Concluye con un párrafo contundente:
Antes no se ha intentado nada como el euro. Hasta ahora, los líderes europeos han manejado el rescate de los países que fueron a la quiebra, pero eran pequeños. España es enorme. Su gente está muy enfadada y lo único seguro es que para los españoles de a pie está por llegar más sufrimiento.

Cristianos en dificultades
Perseguidos en Navidad
ANTONIO NAVARRO www.gaceta.es 25  Diciembre 2012

Las comunidades cristianas en el mundo musulmán se preparan para celebrar la Navidad bajo la renovada amenaza del ascenso del islamismo en una región en plena tormenta.

“Celebrar la Navidad, por supuesto”. Lo asegura a LA GACETA Odna Copty, una joven palestina de fe cristiana ortodoxa desde Caná de Galilea. A pesar de todo, la celebración del nacimiento del Mesías. “De alguna forma, somos los cristianos originarios; somos los nativos de estas tierras de Caná, Nazaret y Belén. Y para nosotros ser cristiano no tiene que ver con la identidad política ni lo utilizaremos para enfrentarnos con los judíos ni los musulmanes, sino que representa una manera de relacionarnos con el mundo y nuestros semejantes basada en el amor. Eso es todo”. Un mensaje más vigente y necesario que nunca en una amplia región, la de la orilla sur del Mediterráneo y el Oriente Medio, marcada por dos años de turbulencias, en el comienzo de un proceso que comienza a mandar a los libros de historia al viejo orden de los hombres de uniforme para ceder el testigo al islam político.

Desde Marruecos hasta Irak –donde la guerra de 2003 comenzó a cavar la tumba de la antaño poderosa comunidad de seguidores de Cristo– pasando por Malí y Nigeria, los cristianos del mundo de mayoría islámica se preparan para la Navidad con renovadas amenazas a la práctica de su fe e integridad física. La protección y el respeto de los derechos de los cristianos pone de forma permanente a las sociedades y los regímenes de la región –que oscilan entre nacientes sistemas multipartidistas y autocracias islámicas– ante el espejo: democracia o esencialismo.

Siria es el epicentro de un proceso social y político tan contradictorio como lo es la política y la sociedad del mosaico de Oriente Medio. La revolución –convertida en una guerra interpuesta del bloque de naciones árabes sunitas, Turquía y Occidente contra el creciente chiíta más Rusia y China– podría acabar más pronto que tarde con Bashar el Asad. La comunidad cristiana ortodoxa siria, la mayoritaria en el país, ha sido tradicionalmente uno de los apoyos principales del régimen del partido Baaz. Hoy teme las consecuencias de la posguerra de confirmarse la victoria del variopinto paraguas de la Coalición Nacional Siria, teñida cada vez más del color verde del islamismo y el yihadismo fundamentalista. A los cristianos, en torno al 10% de los sirios, entre los cuales se encuentran los últimos hablantes de arameo –la lengua de Jesús–, les atemoriza la venganza, que ya ha comenzado. Huir a Líbano, Turquía o formar un microestado con los alauitas se esbozan como males menores. Cuando Siria estornuda, Líbano pilla la gripe. El colapso respiratorio de un país que se desangra augura naturales consecuencias al otro lado de los montes del Líbano, donde los cristianos son más del 35% de la población.

Constitución agresiva
El corazón del mundo árabe está regado por las aguas del Nilo, cuyas aguas vuelven a bajar turbulentas. La nación más populosa de las árabes batalla por sentar las bases de un Estado de Derecho templados los ánimos de Tahrir. El autoritarismo será un mal extraordinariamente difícil de erradicar; hoy la enfermedad de Mubarak se apodera del presidente Morsi, que quiere convertirse en nuevo faraón a golpe de decreto.

Egipto. La nueva Constitución pondrá a prueba la capacidad de los Hermanos Musulmanes, el gran partido islamista del mundo árabe, de comprender que Egipto debe ser una sociedad para todos, incluidos los cristianos coptos, tan árabes como los mahometanos, y en torno a un 15% de la población. “La nueva Constitución es agresiva para los no musulmanes, a los que discrimina, y aplica una interpretación del islam aún más severa que la propia sharia”, asegura a LA GACETA Sherif Doss, presidente de la Asociación de Egipcios Coptos desde El Cairo. “Los Hermanos Musulmanes, con su millón de militantes, no pueden imponerse sobre 90 millones de Egipcios. El presidente está en manos de ellos. El islam no puede utilizarse contra nosotros. Egipcios somos todos. Estamos muy preocupados”, remata el líder de una comunidad que sufre especialmente en los últimos meses el odio de los sectores radicales del islam, fundamentalmente los salafistas. En Mesopotamia, la guerra y la posguerra de Irak han reducido a la mitad una comunidad cristiana –que huye a Turquía, Jordania, Europa o EE UU– que superaba el millón de personas antes de 2003.

En las catacumbas
Del Masrek al Magreb. En Marruecos el supuesto modelo democrático para los árabes de la Monarquía de Mohamed VI sigue condenando la apostasía y el proselitismo. A los marroquíes no se les ocurre entrar a los templos católicos de Rabat o Tánger, adonde sólo acuden franceses, españoles y residentes de países del África subsahariana. Fuad Alami lidera en las nuevas catacumbas de su apartamento de la parte nueva de Fez reuniones clandestinas de la exigua comunidad de cristianos evangelistas locales con cantos en árabe y latín alabando a Jesús de Nazaret, uno de los profetas del islam. “Nos persiguen como siempre. Nada ha cambiado con el Gobierno islamista del partido Justicia y Desarrollo”, constata. En Notre Damme d’Afrique, basílica romano-bizantina levantada sobre un bello promontorio que asoma al Mediterráneo argelino, las comunidades católicas se afanan por seguir viviendo su fe y celebrando la normalidad. Atrás quedó la trágica historia de la guerra civil de los años 90, pero el espectro de Al Qaeda en el Magreb Islámico no ha disipado los temores por completo en un Estado cada vez más cuestionado por su población.

Expulsiones
La tragedia silenciosa de Malí, abandonada a la corrupción y el fanatismo, se ha cobrado también víctimas entre las comunidades cristianas del país del Sahel. El nuevo Estado de Azawad, dramático banco de pruebas del islam fundamentalista de los epígonos de Al Qaeda, y alzado de la revuelta tuareg de la primavera de este año, ya ha expulsado de su país a más de 200.000 cristianos –que representan el 1% de la población–, con destrucción de templos incluida, en dirección a Bamako y el sur o países vecinos como Argelia o Burkina Faso.

“Habrá revueltas contra la ley, pero no habrá violencia. Habrá resistencia activa. Creo que la secundará también la mayoría de los musulmanes, que está en contra de la consolidación de un Estado islámico en Egipto”, remata el presidente de la organización cristiana copta egipcia. La libertad de los cristianos no es otra cosa que la asunción colectiva de la democracia en el mundo de mayoría islámica. El gran reto de esta parte del mundo. Entretanto, los cristianos seguirán resistiendo como siempre.


******************* Sección "bilingüe" ***********************



Recortes de Prensa   Página Inicial