AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 13 Febrero 2013

Masby y la manifestación España 2000 Valencia
España Juan Vte. Santacreu Masby  13 Febrero 2013 

Como he dicho en muchas ocasiones, a los simpatizantes del Movimiento Masby nos unen dos pilares fundamentales y no negociables: la unidad de España y el español como lengua vehicular de todos los españoles. El idioma y la nación; dos conceptos fundamentales en cualquier país del mundo menos en España. El resto de los aspectos pueden ser discutidos y discutibles, España NO.

Por tanto el movimiento Masby ha apoyado, apoya y seguirá apoyando cualquier iniciativa social o política que no cuestione estos dos aspectos  elementales de nuestra ideología y por ello hacemos un llamamiento a la ciudadanía, en este caso de Valencia y cercanías, para que el próximo sábado día 16 de Febrero os unáis con nosotros a la manifestación organizada por España 2000.

La manifestación comenzará a las 19:00 horas el próximo sábado 16 de febrero. Inicio en la Plaza los Pinazo de Valencia (C/ Colón junto al Corte Inglés)
¡¡Contamos contigo!!. Hazlo por ti, por tu madre, por tus hijos, por tus nietos no nacidos, hazlo por quien quieras, pero hazlo, nosotros no podemos asistir por ti.

En estos momentos de decadencia política e institucional en España, los ciudadanos tenemos muchos motivos para protestar, y en Masby, ¡¡estamos hartos!!. Hartos de que se cuestione España, hartos de no poder ser españoles en todo el territorio nacional, hartos de las 17 Reinonas y de sus mafias feudales repletas de “hijos de puta” que nos están crujiendo para mantener sus reinados, hartos de unas “putas” lenguas que nos hacen perder el tiempo y el dinero, aparte de separarnos, hartos de los jueces al servicio de sus partidos. En definitiva, hartos de no poder llegar a mitad de mes. Y como guinda al pastel, todo esto coronado por una “Casta” Real, que fieles a la traición, perdón, tradición Borbona a lo largo de toda la historia, han liquidado todos los imperios de España y ahora siguen con lo que queda de Patria.

A los ciudadanos: moved el culo de una vez y venid a la manifestación. Venid a decir lo que pensáis de los políticos. Además, para qué queremos tantas lenguas si cuando podemos hablar, no hablamos. Y si te pilla lejos porque vives en otro Reino Feudal, seguro que tienes algún amigo -personal o por la redes- que vive por Valencia y nos lo envías.

A los medios de comunicación: siempre os quejáis que la derecha social no se moviliza, quizás sea un buen momento para dar cobertura a este acto para que la derecha se pueda enterar y movilizar.

Personalmente os recomiendo que no hagáis caso a las últimas declaraciones de Draghi porque no son más que “brotes bordes”, son declaraciones con intereses. Los políticos no nos quieren sacar de la crisis, están haciendo que nos acostumbremos a vivir en ella como ha ocurrido en Argentina o en cualquier  república bananera.

De esta no vamos a salir porque el cáncer Gallego, Vasco, Catalano-valenciano-balear ha eclosionado y la metástasis recorre todo el territorio español. Aquí sólo cabe la amputación autonómica. De momento y por culpa de las Dinastías Feudales, tus nietos no nacidos ya tienen una hipoteca asignada de por vida.

Gracias por leer y divulgar el Mensaje de Masby, porque entre todos estamos forjando una corriente de opinión libre, fuerte e independiente, porque en Masby no apoyamos Partidos, defendemos ideas. 

Juan Vte. Santacreu – Coordinador Movimiento Masby

Ajustes y reformas
La presión sobre Montoro
Emilio J. González Libertad Digital 13 Febrero 2013

Hay problemas que o se solucionan en tiempos de crisis o no se resuelven nunca. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, acaba de pedir a la Unión Europea que permita a España suavizar el ritmo del ajuste presupuestario con el fin de no provocar más recesión. Por desgracia, si la UE cede, a España y a los españoles les aguarda un largo periodo de desempleo y miseria.

El gran problema económico de España es el desproporcionado tamaño de su sector público, especialmente del autonómico y local, que creció de forma explosiva en los años de la burbuja inmobiliaria gracias a unos ingresos fiscales con los que no se podrá volver a contar, y que solo sirve para dar cobijo a los amigos, parientes y correligionarios que no tienen otro medio de vida y a todo tipo de corruptelas y corrupciones. Para reducir el déficit presupuestario y devolver el equilibrio a las cuentas públicas es necesario, por tanto, someter a una dieta drástica de adelgazamiento a ese sector público tan obeso, lo que pasa, probablemente, por despedir a más de un millón de empleados en el mismo. Por supuesto, esta política provocará más recesión a corto plazo, porque ese millón de personas consumirá menos; pero es que el tamaño actual de lo público tiene el mismo efecto, porque obliga a subir los impuestos, lo que está ahogando a las familias y a las empresas. En cambio, la eliminación del déficit permitirá, por un lado, bajar los impuestos, de forma que los ciudadanos podrán consumir más y las empresas podrán invertir y generar empleo. Por otro lado, si desaparece el déficit, los recursos que absorbe se podrán destinar a financiar al sector privado, y a tipos de interés más bajos, porque también desaparecerá la prima de riesgo, todo lo cual reactivará la economía y el empleo. Es decir, al sacrificio le seguirá la recompensa.

Entonces, ¿por qué no lo hace el Gobierno? Pues porque, además de que el Ejecutivo teme que la gente se eche a la calle, recortar el gasto público significa meter mano de verdad, y de una vez por todas, a todo aquello que no quiere tocar, porque afecta directamente a los políticos. Nos recortan la sanidad y las pensiones, nos suben los impuestos, pero el número de asesores, o de coches oficiales, o de colocados a dedo en lo público, no se reduce, ni se cierra una sola televisión pública, por poner tan solo unos pocos ejemplos, y sin entrar en los temas de latrocinio y corrupción. Así no se podrán bajar los impuestos. Pero lo peor de todo es que si ahora no se fuerza a las autonomías y a los ayuntamientos a hacer los ajustes que tienen que hacer, y se espera a que se estabilice un poco la situación económica, esos ajustes nunca se llevarán a cabo, porque los políticos han demostrado hace tiempo que no tienen la menor conciencia de que la fiesta se ha terminado y no se puede seguir disparando con pólvora del rey, o, si la tienen, les importa un comino porque ellos no van más que a lo suyo. No hay más que ver que de la tan cacareada reducción del número de empresas públicas que anunció el Gobierno nada más tomar el poder no se ha vuelto a saber nada, ni tan siquiera de la comisión creada para estudiar el asunto, que, por lo que estamos viendo, para lo único que sirve es para que, al final, no se haga nada. Si la UE, encima, levanta la presión sobre el Gobierno, entonces sí que se acabó cualquier esperanza de reforma, con todo lo que ello implica.

El lugar de la política
José María Marco La Razón 13 Febrero 2013

En sus «Anales», el historiador romano Tácito escribió que cuanto más corrupto es el Estado, más legisla. La frase contiene una gran enseñanza: las leyes no suplen la ausencia de virtudes cívicas, al revés. Traducido a nuestro pedestre lenguaje de hoy en día: la Administración y las normas no pueden compensar la falta de valores. Tácito, por lo que se ve, ya había previsto una situación como la española, en la que la maraña legislativa no ha impedido las prácticas desordenadas o la corrupción. Las ha acentuado, como era de esperar.

La observación tiene otra aplicación en nuestro país y en general en los regímenes democráticos. La democracia no sólo multiplica las leyes. Lo hace porque politiza partes de la vida que no tendrían por qué estar politizadas. El hastío ante la política no viene sólo de la constatación de que demasiados políticos han tratado el bien público como si fuera un coto privado. También procede del lugar excesivamente grande que ocupa la política y quienes se dedican a ella.

Se habla mucho de la necesidad de que la política deje de ser una actividad profesional. Es difícil conseguirlo porque, aunque toca un campo que nos es común a todos, la política es también una esfera específica, con reglas propias que requieren un carácter y una mentalidad que no todos tenemos. Las propuestas de supeditar la carrera política a méritos específicos son impracticables. Los grandes políticos surgen en cualquier campo. Además, imaginar un mundo en el que la política estuviera reservada a quienes han hecho una brillante carrera previa es como querer volver a la época del liberalismo doctrinario y, casi, del sufragio restringido.

Hay soluciones, sin embargo, aunque ninguna pasa por las propuestas grandilocuentes y disparatadas que escuchamos ahora tan a menudo. Una de ellas es hacer posible que los funcionarios –profesionales, ahora sí– se ocupen de lo suyo, es decir de poner en marcha las decisiones de quienes ocupan legítimamente los cargos correspondientes. En vez de defender y cuidar el Estado, los políticos españoles se esfuerzan sin tregua por colocar a su servicio personal ajeno a la carrera administrativa. Así empiezan muchas de las cosas que hasta hoy no hemos querido ver... Hace poco tiempo, un amigo tuvo que ponerse en contacto con una persona que ocupa un cargo público que no es de primera fila. Le contestaron la secretaria y la jefa de gabinete. La anécdota carece de la grandeza de Tácito, pero no resulta menos aleccionadora. ¿Cuántos jefes de gabinete poblarán los despachos oficiales?

La urgente reforma municipal
Julián Cabrera La Razón 13 Febrero 2013

En un momento en el que el Estado de Derecho es confundido por algunos con el Estado bajo sospecha y en el que una sensible ciudadanía mira con lupa la gestión de los dineros públicos, la reforma de la Administración que prepara el Gobierno cobra una especial razón de ser.

Los ayuntamientos, precisamente por ser la unidad administrativa más cercana al ciudadano, se convierten en elemento prioritario de lo que debe ser una mayor optimización de los recursos del Estado, llevando las terminales de transparencia hasta la última concejalía. Es cierto que la gestión municipal merece el mayor reconocimiento por una prestación de servicios realizada casi con encaje de bolillos, como cierta es también la necesidad, tanto de reducir el número de municipios y concejales en un país que supera en número a la media europea, como de establecer nuevos criterios de control.

Ya sabemos que no todos los ayuntamientos se endeudan durante décadas, que no todos apuestan por tranvías millonarios ahora descansando en escondidos hangares, que la norma común no son los corralitos de clientelismo al más puro estilo Marinaleda, o que no siempre acaba convirtiéndose la concejalía de urbanismo en la mochila del conseguidor. No todo es dispendio, pero toca cambiar el concepto. Ya no hay recursos para que unidades municipales con ínfima capacidad recaudatoria manejen según qué competencias. En capítulo aparte quedan los llamados asesores, auténtica legión. Este domingo un chaval, o no tan chaval de las Juventudes Socialistas confesaba cándidamente en la antena de Onda Cero su edad y ocupación: «Tengo veinte años y... estoy en segundo de Bachillerato». Ahora que vivimos el debate sobre políticos que nunca han cotizado en empresas, nos viene la imagen de un joven repetidor como éste, iniciándose en una asesoría municipal con largo recorrido en política a la sombra del partido. Qué suerte tiene la Fundación Ideas.

El Tribunal de Cuentas
La sonrisa de la avispa EDT 13 Febrero 2013

Hace unos meses, el presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, hizo en el Congreso una dura crítica del llamado Plan E, que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero puso en marcha durante los años 2009 y 2010.

Hace unos días, el propio Tribunal de Cuentas ha detectado numerosas "deficiencias" en los contratos de publicidad y propaganda de los ministerios económicos y sus organismos autónomos del Gobierno socialista de Zapatero en su primera legislatura, de 2005-2007.

El Tribunal de Cuentas ha descubierto ahora irregularidades en las decisiones de El Olvidable

La lista podría ser innumerable. Qué bonito. El Tribunal de Cuentas ha descubierto ahora irregularidades en las decisiones de El Olvidable hace dos o siete años. Da igual. El problema es ¿y ahora qué? El Olvidable se saltó la ley porque le dio la gana ¿pero ahora qué hacemos? No sé siquiera si habrá algún castigo por ello pero ¿qué castigo se puede imponer siete años después? ¿Qué hacemos ahora con el dislate del Plan E?

¿Para qué sirve, entonces, el Tribunal de Cuentas, esa carísima institución ineficaz para fiscalizar las cuentas y la gestión económica del Estado y del sector público?

Creo que para nada. En este febrero de 2013, todavía está pendiente la elaboración del informe correspondiente a 2008 y a los años posteriores. Y eso que cuesta una pasta gansa mantenerlo en pie. Su presupuesto total es de 61,335 millones para 2013.

¿Y en qué se gastan sus señorías este dinero? Pues, por ejemplo, cada consejero se reparte 112.578,34 euros en 14 pagas anuales. Y son 12 consejeros.
Pero, claro, hay más. El Fiscal general cobra 26.069,96 euros de sueldo anual, a los que se le suman otros 80.853 euros en concepto de 'otras remuneraciones'. En total, este hombre se lleva a casa 106.922,26 euros y el Secretario general de la institución 96.921,72 euros anuales. Pero hay más aún. Las retribuciones se incrementan por antigüedad de los interesados según decisión del propio Pleno y pueden llegar a ser aún mayores si se trata de personas que son o han sido funcionarios y a los que se les reconocen trienios. Y más madera. Todos los consejeros cuentan con un coche oficial con conductor a su disposición. Y más aún. Y luego está la larga lista de jefazos, jefes y jefecillos más unos cuantos funcionarios de a pie. Pocos. Cosa que no se entiende porque ellos son los que hacen el trabajo duro y sucio.

Cada consejero se reparte 112.578,34 euros en 14 pagas anuales
Aquí hay algo que no tiene sentido. Si el Tribunal de Cuentas tiene entre sus funciones, controlar las cuentas de las instituciones públicas y los partidos, porqué no se le dota de más medios técnicos y humanos.

¿Por qué no lo reforman si no quieren o no pueden darle medios? Porque descubrir los errores de un gobierno como los que se señalaban más arriba también es corrupción política. Es una pena que tengamos unas instituciones tan maravillosas sobre el papel y tan ineficaces en la práctica.

Y ya veremos en qué queda este, en teoría, prestigioso Tribunal cuando se apruebe la Ley de Transparencia que ya se debate en Comisión, en el Congreso, y a la que ha asistido el propio Presidente del Tribunal como experto y ha reconocido sus bondades...

Autismo norcoreano
José Javaloyes www.republica.com 13 Febrero 2013

De nada han valido las sanciones, amenazas y advertencias de la comunidad internacional. Tampoco nada ha variado la llegada al poder en Corea del Norte de la tercera generación en la tiranía comunista allí imperante. El Gobierno de Kim Jong-un anunciaba ayer la ejecución de su tercera prueba nuclear, que triplica en potencia la de las dos pruebas precedentes y disminuye en proporción inversa el peso del artefacto, lo cual multiplica su portabilidad a la hora de encastrarlo en la cabeza de un misil para llevarlo hasta un objetivo determinado.

Y como quiera que las pruebas misilísticas que el régimen de Pyongyang viene realizando casi en paralelo con las detonaciones nucleares dentro de su territorio y a la mayor distancia posible del Paralelo 38, frontera con Corea del Sur, se explican las sanciones simultáneas del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Los progresos en la potencia de las bombas detonadas y de los misiles portadores de ellas suponen tanto como el mensaje norcoreano al mundo de que progresa la capacidad de coacción de su monarquía comunista de Asia.

La impasible continuidad de este progreso en las amenazas a sus adversarios especialmente a los Estados Unidos- orienta las severas conclusiones de la entera comunidad internacional. Especialmente, en esta ocasión, al incorporarse a ellas la del propio Gobierno chino. O sea, del único aliado expreso de que Pyongyang dispone en el mundo: el Gobierno de Pekín. China ha endosado hasta esta última ocasión, aunque con énfasis decreciente, la ejecutoria norcoreana en la marcha consolidante de su poder nuclear. Pero ahora todo parece haber cambiado en la actitud de su vecino y aliado nodriza, puesto que subviene en gran medida a sus necesidades alimentarias, compensándole de las carencias que en el orden de los gastos estatales generan los programas militares. Y el cambio ha consistido en que China se ha homologado en la denuncia global de lo practicado mediante esta tercera prueba atómica norcoreana con los demás Gobiernos del mundo.

El continuismo del proceder autista de Corea del Norte, tanto con la prueba de ayer como con los lanzamientos de dos satélites de naturaleza civil -que en la práctica apantallaban, días atrás, sendas pruebas misilísticas con cohetes de alcance intercontinental-, induce entre otras consideraciones la conclusión de que el régimen político norcoreano sea más propiamente que una monarquía comunista, una oligarquía totalitaria, vertebrada tanto por un partido comunista de extrema y simplista rigidez doctrinal como por una casta militar, que impone, desde su posesión de las armas, la asignación de los recursos nacionales necesarios para llevar a término su proyecto intimidatorio al resto del mundo. Comenzando por Corea del Sur y acabando por los Estados Unidos de América del Norte.

No debe extrañar, por tanto, la rapidez y la amplitud de los movimientos diplomáticos habidos ayer para la inmediata convocatoria del Consejo de Seguridad de la ONU. De ello cabe esperar que en tiempo record se aprueben nuevas y más rigurosas sanciones. También de que desaparezcan del horizonte cuantas reticencias se expresaron frente a las barreras antimisiles establecidas por la OTAN y sus aliados. Y acaso también las mismas protestas rusas.

La firmeza de Israel
Juan Chicharro www.republica.com 13 Febrero 2013

No hace mucho tiempo afirmaba desde estas líneas que una de las acciones que Israel no iba a consentir era que se materializara el hipotético trasvase de medios y armas desde Siria al Líbano. Y esto es sencillamente lo que ha sucedido la semana pasada cuando en un fulgurante ataque aéreo, Israel destruyó el complejo de Jamaraya a escasos 40 Km de Damasco, constituyendo el primer golpe de fuerza a la “coalición” entre Bashar Al Assad y Nasrallah. Entre Siria e Hizbollah.

Un ataque que ha contado con la aprobación del presidente Obama, sin duda, que había sido advertido del mismo con antelación por el General de División Aviv Kochavi, jefe de la inteligencia militar israelí.

El ataque ha sido tremendamente eficaz puesto que ha destruido al completo un depósito de armas químicas, otro donde se depositaban armas sofisticadas como misiles tierra-aire y todo el conjunto de medios que hubieran posibilitado el traslado de este material al Líbano. Y es de destacar como el “raid” aéreo se ha realizado cegando del todo el sistema de vigilancia aérea siria.

Ni que decir tiene que está decidida acción israelí ha enervado a los dirigentes iraníes si bien mantienen la prudencia toda vez que la entienden como un serio aviso de los EEUU en el permanente contencioso a propósito de las conversaciones sobre el programa nuclear iraní.

No obstante sería posible contemplar una respuesta conjunta de Irán, Siria e Hizbollah que desde luego están meditando. Y mucho que deben estar haciéndolo pues la contra respuesta de Israel ya está anunciada caso de producirse aquélla. Israel no se anda con chiquitas y si no actúa en más ocasiones no es por otra razón que cuando lo hace es con la aquiescencia de los EEUU y no siempre se cuenta con ella.

En estos momentos sucede que en el devenir de las conversaciones secretas que los EEUU mantienen con Irán ha habido novedades y no buenas; en efecto, parece ser que el canal abierto entre Irán y los EEUU se ha roto. Así parece desprenderse del hecho de la renuncia de proseguir con las mismas del coordinador de Obama para el control de las armas de destrucción masiva Gary Samore. Hecho producido la semana pasada tras constatar la imposibilidad de obtener la paralización por parte de Irán de proseguir el enriquecimiento de uranio. La constatación de esto la tenemos en el comunicado que Teherán ha remitido a la Agencia Internacional de Energía Atómica manifestando su intención de continuar con su programa en la instalación nuclear subterránea de Fordo.

Creemos que la respuesta a esta intención iraní ha sido la luz verde dada a Israel para la destrucción del complejo de Jamariya. Obama a través de la acción israelí lanza un serio aviso a Irán.

Al tiempo que todo esto sucede Israel ve la opción de incidir seriamente sobre la “coalición” entre Irán, Siria e Hizbollah.

En la recientes conversaciones que están teniendo lugar en Munich, en la Conferencia de Seguridad que ahí se celebra, el ministro de Defensa de Israel Ehud Barak ha sido explícito en sus advertencias a Irán al transmitir que “lo sucedido en Siria días atrás es la prueba palpable de que cuando decimos una cosa la decimos en serio”.

Otra posible consecuencia de la firmeza de Israel pudiera ser la de un hipotético entendimiento entre las partes en lucha en Siria. Es algo que parece desprenderse de las conversaciones en Munich entre el Ministro de AAEE de Irán Ali Akbar Salehi y el representante de la oposición al presidente Bashar, Mouaz Al-Khatib. Es como si este último valorara como nada inmediata la caída del presidente Sirio a pesar de lo que se viene anunciando hace tiempo y hubiera llegado a la conclusión de que se hace necesario contemplar un posible reparto del poder en Siria.

En cualquier caso y al margen de estos movimientos diplomáticos lo que está sucediendo en estos momentos en el área es que se encuentran en estado de máxima alerta las fuerzas sirias en el Golán, los ejércitos jordanos y libanés, los contingentes americanos, alemanes y holandeses que manejan los misiles Patriot en la frontera de Turquía con Siria y finalmente la nada despreciable flota rusa que se encuentra en las aguas próximas del mediterráneo. Por cierto es destacable la entidad de ésta: 18 buques de guerra incluyendo una fuerza de asalto de 2000 infantes de marina.

En definitiva lo que círculos de inteligencia occidentales esperan que suceda en los próximos días es una serie de golpes intercambiados entre los contendientes en liza en la zona pero sin duda la firmeza israelí demuestra que en el campo diplomático se hace necesaria la demostración creíble de lo que se dice o anuncia.

Israel lo ha hecho.

Más seguridad jurídica y menos normas
Clamor entre los empresarios para que el Gobierno reduzca la burocracia
Los ejecutivos españoles reclaman una legislación menos intervencionista y más sencilla para los que quieran abrir un negocio.
D. SORIANO Seguir a @SorianoDomingo Libertad Digital 13 Febrero 2013

"No necesitamos ayuda, sino que los gobernantes nos dejen en paz". Esta frase de Mónica de Oriol, presidenta del Círculo de Empresarios fue el momento más caliente del foro sobre la economía española que este martes organizó The Economist en Madrid. El público, formado fundamentalmente por grandes ejecutivos y que había permanecido bastante tranquilo durante toda la jornada, aplaudió espontáneamente una sentencia que en realidad no hacía más que reflejar el sentir general que podía respirarse durante todo el día.

El resumen de las intervenciones de expertos y ejecutivos reunidos por el semanario inglés es que los empresarios españoles no quieren más planes, ni más medidas de apoyo, ni más defensa de sectores estratégicos. Lo que reclaman, exigen y casi podríamos decir que imploran es, simplemente, que los gobiernos les permitan organizar su negocio con libertad. Es decir, que no se metan en las decisiones que no les competen y que eliminen la burocracia que les asfixia.

De esta manera, casi todos los participantes en los diferentes paneles coincidieron en lo mismo: las empresas españolas tienen que hacer frente a dificultades que no tienen ante sí sus competidores extranjeros, derivadas de una legislación intervencionista. En realidad, lo que el martes pudo verse en Madrid no es más que la constatación de cuál es el sentir general de los ejecutivos nacionales. En los últimos meses, cada reunión con los primeros espadas del sector privado español se salda con la misma conclusión: necesitamos más flexibilidad y menos intervencionismo. De hecho, tanto Mariano Rajoy como Cristóbal Montoso, que participaron en el evento, se refirieron también a esta cuestión. Eso sí, los demás asistentes lanzaron su exigencia: hay que pasar de las palabras a los hechos.

BARRERAS DE ENTRADA: como recordaba un participante, "España está en el puesto 136 del índice de apertura de negocios del Doing Business", el indicador del Banco Mundial que mide las facilidades que se otorgan a los nuevos empresarios. Nuestro país se sitúa por detrás de Namibia, Nicaragua, Sudán, Camerún o Burkina Fasso en cuanto al número de procedimientos y días que es necesario emplear para abrir un negocio. Esta cuestión se ha convertido en un clásico de las reivindicaciones empresariales, pero no por eso deja de salir con asiduidad en cuanto se reúnen dos o más ejecutivos.

"Los emprendedores, cuando no tenemos barreras, salimos adelante", le han recordado este martes de nuevo al Gobierno. "Hemos destruido 3 millones de puestos de trabajo n esta crisis y aún así crear un negocio en España es una pesadilla. Es una cuestión de voluntad política arreglar esto".

SEGURIDAD JURÍDICA: y el problema no es sólo de barreras. La mayoría de los asistentes han citado la "seguridad jurídica" como una cuestión clave para desarrollar un negocio. De esta manera, desde los círculos empresariales le piden al Gobierno que ponga coto a la exhuberancia normativa autonómica, que genera más de un millón de páginas de nuevas normas cada año y que pone en peligro la unidad de mercado (aunque en estos momentos se está tramitando una ley sobre esta cuestión).

En este sentido, los empresarios reclaman una legislación "previsible", que no cambie con cada nuevo Gobierno y que sea favorable a la creación de riqueza; al mismo tiempo que se consigue una solución para un sistema de justicia poco "eficiente" y que no se acopla a las necesidades de los negocios del siglo XXI. "Necesitamos un plan de negocio, como cualquier empresa, que dure al menos cinco años".

MÁS RETOS: junto a estas dos cuestiones, reiteradas una y otra vez por cuantos empresarios hablan de las reformas pendientes en España. Otros temas surgieron en las distintas ponencias preparadas por The Economist: el ajuste del sector público, eliminar todas las limitaciones del mercado interior o aprovechar las ventajas comparativas de España respecto a sus vecinos.

Y la recuperación del crédito, claro, algo en lo que también hubo consenso: poco a poco, se está consiguiendo. "Algo bueno de la obsesión de Montoro por la consolidación fiscal es que el momento en el que el déficit fiscal se reduzca, el crowding out del sector privado también caerá y volverá el flujo de liquidez. Las primeras buenas noticias es que en octubre y noviembre comenzó a volver ese crédito".


 

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La 'estrafalaria' falta de autocrítica de PP y PSOE
EDITORIAL Libertad Digital

Un acto organizado por el semanario británico The Economist ha servido este martes para que varios miembros del PP y del Gobierno reflexionen en público sobre nuestro país. Rajoy ha destacado las bondades que ofrece un sistema en el que "se alternan siempre dos grandes fuerzas" y en el que no existen, a diferencia de lo que ocurriría en otros países europeos, "partidos estrafalarios", mientras que Cospedal ha advertido de los riesgos que entraña el populismo para la democracia representativa.

Como suele suceder con las peores mentiras, las declaraciones de Rajoy y Cospedal son medias verdades. Naturalmente que los movimientos populistas que cuestionan el sistema parlamentario y vocean la proclama "¡No nos representan!" pueden constituir un riesgo cierto para la democracia. Pero esto en modo alguno justifica un trato despectivo a la creciente y justificada desafección ciudadana hacia los dos grandes partidos de nuestro país; menos aun borra la decisiva responsabilidad de PP y PSOE en el riesgo de que esa desafección derive hacia grupos que puedan agravar nuestros problemas de estabilidad política.

Por otra parte, es falso que en España no haya partidos "estrafalarios" desestabilizadores. De hecho, hay algunas formaciones que merecen incluso calificativos más duros. ¿Acaso no le parece a Rajoy estrafalario un partido como ERC, cuyos dirigentes consideran la enseña nacional la "bandera del enemigo"? ¿Y qué decir del PSOE, partido supuestamente nacional, que eligió a semejante formación para dar estabilidad al Gobierno? ¿No le parece a Rajoy estrafalario que el Gobierno de CiU no cumpla –con la inacción del Gobierno del PP– las sentencias de nuestros más altos tribunales en defensa del derecho a tener el español como lengua vehicular de enseñanza? ¿No le parece estrafalaria CiU cuando reclama un inexistente derecho de secesión de Cataluña? ¿No es estrafalario el propio Rajoy cuando se niega a emprender la reforma del modelo de Estado –o de la ley electoral, o de la Constitución– mientras no cuente con el apoyo de esas formaciones secesionistas, cuyo objetivo manifiesto es volar el marco constitucional?

El más decisivo obstáculo para la regeneración democrática es la falta de separación de poderes y la consiguiente politización de la Justicia, todo ello obra de las dos grandes fuerzas que se alternan en el Gobierno de la nación. Gracias a esa politización, formaciones como Bildu y Amaiur, cuyos dirigentes no han condenado uno solo de los centenares de asesinatos de ETA, están en las instituciones y socavan, desde ellas, la estabilidad política del país.

La irrupción de partidos como UPyD o Ciutadans, que no por minoritarios resultan en modo alguno estrafalarios, no se explica, de hecho, sin la extravagante deriva de PP y PSOE.

¿Y qué decir de los clamorosos incumplimientos electorales tanto del PP como del PSOE? Ya podrán decir Rajoy o Rubalcaba lo que quieran de los pequeños partidos, sean o no estrafalarios. Pero, desde luego, lo que critican no deja de ser un síntoma de un mal que anida en sus propias formaciones.

La pitada
Alfonso Ussía La Razón 13 Febrero 2013

Lo escribe Manuel Jabois, por el que empiezo a sentir algo de envidia por lo muy bien que lo hace. «Se vive mejor silbándole a un Rey desarmado que a un asesino de Mondragón, entre otras cosas porque el asesino y su familia están más cerca». Por su expresión de plácida resignación, deduzco que al Rey la pitada a su persona le importó un pito. Sabía dónde se metía. Otra cosa es el abucheo al Himno Nacional, para el que se juntaron los vuvucelos vascos y catalanes. Sarkozy, que fue Presidente de una República , montó en cólera cuando una mayoría de inmigrantes abrumó con sus silbidos los sones de «La Marsellesa». A partir de aquella falta de respeto al himno de todos los franceses, se puede suspender en Francia cualquier evento que principie con ese tipo de grosería. Aquí no. En el «Buesa Arena» se juntaron el hambre y las ganas de comer a todo lo que significa España. Los de «Bildu» y los de Mas. Chusma. Otegui llamó «asesino» al Rey, y otro de los suyos «hijo de puta», y la Justicia consideró que hacían uso de su libertad de expresión. En la Segunda República y durante el franquismo, el comentario más leve contra la más alta autoridad del Estado conllevaba la experiencia de pasar una larga estancia en los sótanos carcelarios. Una exageración, sin duda alguna. Mi tío Joaquín Muñoz-Seca disfrutó de la hospitalidad republicana en un calabozo por definir en voz alta a Manuel Azaña como el «Verrugas». «Nos tiene que acompañar», le dijeron dos de la Secreta. «Sólo he dicho que tiene verrugas». Cuatro días y cuatro noches de cárcel le costaron las verrugas de Azaña. Y durante el franquismo, los padres de los que hoy berrean, o aplaudían con fervor o se callaban como monos por temor a una detención inoportuna. Resulta curioso. Con tanto «patriota» de los diferentes sueños separatistas, nadie se atrevió a atentar contra Franco. En la bahía de San Sebastián yo mismo podría haberlo hecho en infinidad de ocasiones, pero aquel anciano de ochenta años les daba mucho susto. Y el Rey les abrió la puerta de la libertad para ser objetivo fundamental de sus insultos.

Estaba todo programado. Y lo pasaron bien. Recuerda Jabois a Fernando Buesa y a su escolta, descuartizados por una bomba en el campus de Vitoria. «Fernando Buesa murió hace 13 años por defender una opción política en el País Vasco, en su caso de izquierdas; murió como tantos, avisado de que iba a morir, y con él se llevó a la muerte a su escolta. Esa historia, en la final del baloncesto importó poco. En el País Vasco hay que saber vivir sabiendo que es más reprochable silbar a un etarra que una institución».

El Rey es el único español que carece de libertad para demostrar su disgusto con un mal gesto. Tiene que responder con tranquilidad a toda manifestación villana y soez. El insulto o menosprecio al Rey está tipificado como delito, pero los jueces no están por ello ni al Rey le afecta en demasía. Al Rey no, pero a mí sí. Me considero insultado con la bronca al Himno de España y con los silbidos a un Rey que acude a un acto en el que sabe que todo está perfectamente orquestado para el desprecio. El Rey no puede actuar como uno cualquiera, pero va siendo hora de que un día su reacción sobrevuele al saber estar que su condición, le obliga. Hubiera sido grandioso. Fin del himno, y cuando los jugadores estuvieran a punto de empezar a dar saltos y meter canastas, el Rey que se incorpora, dedica una butifarra a los cafres y abandona el local. Lección a los cobardes. Y ovación general.
 

Documental sobre la barbarie de ETA
Arteta: "Me resulta difícil explicar por qué no encontramos apoyos públicos"
El director de cine cree que todavía "hay muchas cosas que contar en torno al terrorismo".
Escoge uno de los años más sangrientos de ETA.
J. Arias Borque Seguir a @ariasborque Libertad Digital 13 Febrero 2013

En un mundo rodeado de flashes y alfombras rojas, son pocos los que se atreven a afrontar los problemas más crueles de la sociedad. Lejos de las protestas contra guerras lejanas o gobiernos democráticos, cuyas críticas no suponen la condena al tiro en la nuca, casi ningún director o actor español ha tenido el valor de alzar su voz contra el terrorismo de ETA.

Un caso aparte es el de Iñaki Arteta, un joven director vasco que ha dedicado buena parte de los últimos quince años a mostrar en el cine las atrocidades etarras. Ejemplo de ello han sido obras como "El infierno vasco" o "Trece entre mil". Ahora trabaja ya en su próxima obra: "1980"; un relato sobre uno de los años más terroríficos de ETA.

(Pregunta): Ya has realizado anteriormente varias películas-documentales con el terrorismo de ETA como tema principal. Insiste de nuevo en ello otra vez. ¿Qué quieres mostrar en esta película?
(Respuesta): Estamos convencidos de que hay muchas cosas que contar en torno al terrorismo. En torno a lo que ha significado el terrorismo en nuestro país, en lo que ha condicionado a la actividad política en España. También el atractivo dramático que tiene la vida de las víctimas, tanto en el sentido dramático de la narración como en lo que tiene que ver con la memoria. Las víctimas han pasado desapercibidas en la historia del terrorismo y atesoran un número extraordinario de historias que tienen que ver con el sufrimiento injusto.

En este terreno en el que nos movemos, desde que hicimos "Sin Libertad" en 2001, hemos pensado que nos movemos bien, que hemos hecho películas con cierto sentido y que hemos manejado un material delicado, pero acercándonos bien a lo que queríamos contar y al mensaje que queríamos trasmitir a la sociedad.

¿Por qué 1980?
Representa lo más brutal del terrorismo. A través de ese año se puede radiografiar a la sociedad española, a la clase política, al periodismo... en esos años del comienzo de la democracia. El terrorismo supuso un pulso para la democracia y todas las instituciones de la época. Hay muchas lecturas de lo que pasó ese año, pero el terrorismo aprovechó la debilidad de la incipiente democracia en nuestro país para atacar a todas las estructuras de la sociedad. Atacó a militares, policías, profesores y civiles de todo tipo.

El documental tiene como hilo conductor las experiencias personales de periodistas, políticos y víctimas del terrorismo
Hemos elegido a varios periodistas que han sido analistas de lo que ocurre en el País Vasco, como Cayetano González, Ander Landaburu e Isabel Durán. También a un pensador del nivel de Aurelio Arteta, que ha escrito mucho y muy bien sobre las actitudes frente al terrorismo y el miedo. Y luego algunas víctimas, no sólo familiares de víctimas mortales sino también a personas que se vieron amenazadas, o que sufrieron algún intento de atentado o, incluso, testigos de algún atentado. De manera que podamos dibujar ese mapa de la situación de ese año.

Te has encontrado algo que te haya sorprendido especialmente durante las conversaciones que han mantenido con los protagonistas?
Siempre busco algo que me sorprenda, aunque llevo ya muchos años estudiando el asunto. Destaco la brutalidad de las cosas que pasaron. Conocerlas a través de las personas a las que les sucedió siempre impacta. El caso de la familia Ustarán. José Ignacio Ustaran era miembro de la UCD en Vitoria. Le secuestran una noche mientras está cenando con los hijos. A los hijos los meten en una habitación y se llevan al padre, al que mataron al cabo de unas horas. Dejaron el cuerpo en el interior de un coche junto a la sede de UCD. Una actuación de corte absolutamente mafioso.

Me sorprende cómo se mataba, con qué impunidad se mataba. Salían dos chicos con unas gabardinas, se ponían delante de un coche en un semáforo y lo ametrallaban. Asesinaban a una persona y se iban caminando. ¡Y nadie había visto nada! E, incluso, algunos de esos asesinatos siguen todavía impunes a día de hoy.
Esto parece que es de otra época, de otro país, o incluso de una película, como si fuera ficción, pero todo eso ha ocurrido. Para los que tienen cincuenta años es algo con lo que se convivió de una manera natural. Esto lo compatibilizamos con nuestra vida normal, con estudiar, con echarte novia, con comprarte un piso, con salir con los amigos. No nos interrumpió para nada la vida. Esto es lo verdaderamente terrible. Voy a intentar plasmar cómo algo tan brutal, que si pasara ahora, bueno, un solo muerto nos parecería inaceptable, como todo eso, sucede en una sociedad adulta. ¿Cómo fue posible todo eso?

Estos proyectos tienen una parte difícil, que es la económica. ¿Qué tipo de financiación tenéis? ¿Con qué ayudas habéis contado? ¿Tienes los recursos que quieres?
Los recursos económicos están entre lo que puedes y lo que quieres, y más en los tiempos que corren. Estamos tratando de solucionar las cosas con los mínimos recursos posibles. La mayor ayuda que hemos tenido ha sido a través de crowdfunding, es decir, de la financiación popular, porque ayuda pública esperamos tener, pero no hemos tenido aún. Personas que se han acercado a nosotros, que les parece que este proyecto encaja con una aspiración que tienen de ver algo así o que les llama la atención el tema del terrorismo.

¿Es vuestra primera experiencia con este tipo de financiación?
Es nuestra segunda experiencia, lo que pasa es que hace seis años, cuando hicimos "El infierno vasco", no se llamaba crowdfunding, simplemente dijimos "vamos a pedir dinero". Para "El infierno vasco" sacamos como 14.000 euros o algo así, que los empleamos en la fase final de la película, para el estreno y dar los últimos toques. En "1980" creo que vamos a tener los recursos necesarios para hacer bien la película. Hay una cosa que sí esperamos, que es la participación de RTVE con sus archivos. Le daría un soporte gráfico fundamental.

¿Cómo puede un ciudadano de a pié colaborar con la financiación?
Tenemos una página web donde se puede ver un teaser de la película, y allí se explica cómo se puede colaborar, cómo es el proyecto y cómo se pueden hacer las donaciones.

Por ahora no tenéis financiación pública. Para otros proyectos de esta temática, aunque desde la óptica de los terroristas, si ha existido dinero. ¿Te has dirigido al ayuntamiento de San Sebastián, de Bildu, para solicitar alguna ayuda?
Ya sabe uno dónde puede ir y donde no puede ir. Las instituciones guipuzcoanas pueden tener dinero para el cine documental pero que tenga que ver, fundamentalmente, para lo que ellos predican, la falta de culpa de los terroristas. Ahí no encaja lo mío. El estar gobernado una parte importante del País Vasco por gente vinculada al terrorismo, puesto que no han dicho nada en contra, hace que ese dinero público corra en proyectos derivados de sus aspiraciones soberanistas y de limpieza de conciencia.

Por otra parte, me resulta difícil explicar el por qué no se encuentran apoyos públicos. Ya sé que las cosas están como están, pero que nos cueste tanto encontrar apoyos públicos para algo que tiene un indudable sentido social e histórico... Incluso luego me cuesta rebatir el que la gente se crea que no me cuesta nada, porque estamos llenos de subvenciones. Nos cuesta más que a otro tipo de productores.

¿Con qué instituciones te has puesto en contacto para pedir su colaboración?
Es mejor no decirlas porque hemos tenidos tantas negativas que no sería elegante. Pero vamos, a todas las que acude la gente del cine para este tipo de proyectos. Por ejemplo, ni del Ministerio de Cultura ni del Gobierno vasco hemos tenido apoyo alguno. Hay muchos proyectos que se presentan para estas ayudas. Un año después, ves la calidad de los proyectos a las que han ido destinadas y, realmente, el dinero público no se gestiona muy bien. Yo soy académico y me veo todas las películas españolas. No se invierte bien en cine. No se hace ningún tipo de calidad.

¿Hablabas antes de la posible ayuda de RTVE? ¿Qué tipo de ayuda les has pedido? ¿Esperas alguna ayuda de entes públicos similares?
La televisión gallega estamos ultimando que participe de alguna manera e, incluso, que se sume EiTB. Pero la ayuda fundamental sería la de RTVE. Intentamos que el proyecto encaje dentro de aquellos en los que suelen participar. Su archivo es fundamental, no sólo las imágenes de la época, sino también las radiofónicas serían muy importantes.

En Olazagutía
Atacan la casa de la vicepresidenta de Navarra
 www.gaceta.es 13 Febrero 2013

Las localidades en las que la izquierda abertzale ha gobernado de manera histórica "son ejemplo de un auténtico totalitarismo político", afirma UPN.

UPN ha condenado hoy un nuevo ataque perpetrado el pasado fin de semana en Olazagutía contra la casa familiar de la vicepresidenta del Gobierno de Navarra, Lourdes Goicoechea, al lanzar unos desconocidos estiércol contra la fachada de la vivienda.

El suceso tuvo lugar en esta población gobernada por Bildu durante la celebración del carnaval popular, cuando los autores lanzaron contra la fachada de la vivienda parte de los excrementos de vaca que tradicionalmente se echan por las calles al paso de la comitiva.

Los regionalistas han recordado en un comunicado que se trata de la segunda acción violenta, en menos de un mes, contra la vivienda de la consejera Goicoechea, pues el pasado 19 de enero desconocidos lanzaron pintura contra la misma fachada y realizaron pintadas amenazantes contra la presidenta del Gobierno, Yolanda Barcina, y contra los dos vicepresidentes, Lourdes Goicoechea y Juan Luis Sánchez de Muniáin.

UPN ha lamentado que "todavía hay quienes continúan utilizando la agresión y la amenaza para intentar coaccionar a los partidos democráticos y a los ciudadanos, con el fin de que se plieguen a su chantaje".

Un intento de "imponer sus ideas a través del chantaje y la coacción" que, según los regionalistas, "en ningún caso van a conseguir". UPN ha denunciado asimismo que localidades en las que la izquierda abertzale ha gobernado de manera histórica "son ejemplo de un auténtico totalitarismo político".


Recortes de Prensa   Página Inicial