AGLI Recortes de Prensa   Sábado 23  Febrero 2013

Lenguas
miquel porta perales ABC Cataluña  23 Febrero 2013

¿Acaso no se discrimina positivamente a las lenguas maternas cooficiales en detrimento de la lengua materna española?

CON motivo del Día Internacional de la Lengua Materna -la celebración la instituyó la Unesco en el 2000 y se oficia cada 21 de febrero-, la Asociación por la Tolerancia organiza mañana la I Jornada por la Lengua Materna y el Bilingüismo. Se debatirá sobre los modelos educativos en España, la inmersión lingüística, el derecho a la enseñanza en la lengua materna y el control de los currículums por las Comunidades Autónomas.

Si uno recuerda los motivos aducidos por la Unesco al instituir dicha celebración -promover la diversidad lingüística y cultural y el multilingüismo-, si uno conserva el sentido común y cree en el respeto a las libertades individuales, si se tiene en cuenta la deriva monolingüe que impera hoy en Cataluña, se ve que la convocatoria resulta francamente oportuna. ¿Acaso no se discrimina positivamente a las lenguas maternas cooficiales de las Autonomías en detrimento -discriminación negativa- de la lengua materna española que es la oficial -también, la común de los ciudadanos- en todo el territorio?

Vale decir que la Unesco alienta la enseñanza materna como parte del derecho a la educación y elemento fundamental de una educación inclusiva. Y, este año, la convocatoria resulta todavía más oportuna si tomamos nota del objetivo planteado por la Unesco para el presente ejercicio: impulsar libros de texto en las lenguas maternas. Traducción práctica: en las Comunidades Autónomas -además de en catalán, valenciano, gallego o vasco-también han de existir y circular por las aulas libros de texto en castellano.

El trabajo en defensa y reivindicación de la lengua materna y el bilingüismo en Cataluña, así como en las otras Autonomías, no es fácil si tenemos en cuenta la existencia de unos normalizadores -esa política de la identidad excluyente que separa lo «propio» de lo «impropio»- incapaces de normalizarse. Es decir, de reconocer la realidad y los derechos de una sociedad -de unas personas- bilingüe a la que nadie puede negar la libertad de elección de lengua.

La negación de la evidencia
José Luis Manzanares www.republica.com   23 Febrero 2013

Entre la herencia recibida por el gobierno de Rajoy destaca la negación de la evidencia. El anterior presidente negaba la crisis económica cuando los españoles ya la sufrían en sus carnes. Y el actual niega que la corrupción sea un fenómeno generalizado en el Reino de España. El uno, don José Luis, lo hacía a pecho descubierto, con el solo argumento de su autoridad. El otro, don Mariano, se adorna con la chicuelina de un silogismo fullero.

Rechaza el actual presidente que España sea el país más corrupto del mundo, lo que, aunque cierto, no es para tirar cohetes. Alcanzar el primer puesto en algo es siempre meritorio. Añade que tampoco todos los políticos son corruptos, lo que es otra indiscutible verdad. Y a partir de esas premisas hace una graciosa pirueta para concluir que la corrupción no está generalizada en esta piel de toro e islas más o menos adyacentes. Afirmar lo contrario sería una insidia. Hay que agradecerle que no nos haya llamado insidiosos a los muchos españoles, yo entre ellos, que creemos lo contrario. En fin, dos verdades primero y una mentira después.

Probar la evidencia resulta trabajoso. Lo normal es que nos conformemos con mirar alrededor y comprobar que el resto de los mortales ve lo mismo que nosotros. Eso sí, quizá con la excepción de los políticos –no todos, por fortuna-, que suelen no enterarse o sólo se enteran cuando no les queda más remedio porque algún malandrín ha llevado el caso a los tribunales. La prueba del nueve en el error del actual presidente es que a continuación se nos dice que los corruptos o posibles corruptos ya no tienen responsabilidad alguna en el partido. O sea, que hubieran continuado en él si nadie hubiera metido sus narices donde no debía. ¿Cuántos imputados del PP, del PSOE o de CiU, por poner únicamente tres ejemplos, lo han sido a iniciativa de sus superiores? ¿De qué ha servido la obligación de denunciar según el artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal? Nos gusta más promulgar nuevas leyes que actualizar y aplicar las vigentes. La infracción de aquel deber se sigue castigando con una multa de 25 a 250 pesetas. Los políticos, en su versión legisladora, se lo toman tan en serio que no se han molestado siquiera en trasladar tan ridículas cantidades a euros o céntimos de euro. Una negligencia que merecería alguna explicación.

El presidente Rajoy ha anunciado ahora, durante el debate del estado de la Nación, que se propone reformar el Código Penal para castigar más duramente la corrupción y evitar prescripciones demasiado rápidas. Más vale tarde que nunca, sobre todo tratándose de quien nunca ha brillado por la rapidez de sus reflejos. Pero conviene recordar que en el Anteproyecto de octubre del año pasado, de Reforma del Código Penal, no se tocan ni los delitos de cohecho, ni los fraudes, ni las exenciones ilegales, ni las negociaciones prohibidas a los funcionarios, ni los plazos de prescripción para estos supuestos. Y resulta que con la nueva regulación de la malversación de caudales públicos las penas de los futuros delincuentes se reducen un poquito. Bueno, de los futuros y de los pretéritos, agraciados éstos con la retroactividad favorable al reo.

Confiemos en que, aunque no sirva de precedente, el señor Rajoy cumpla mejor esta promesa que las que llevaba en un programa electoral del que nunca más se supo. Y para terminar, otro rasgo parecido en ambos presidentes. El anterior no podía pronunciar la palabra crisis. Al actual se le atraganta el apellido Bárcenas.

El Estado de la Nación
Juan Vicente Santacreu Periodista Digital  23 Febrero 2013

Si te gusta, divúlgalo por las redes para llegue a los interesados.

Como dije el otro día en el programa de Alfonso Merlos, en 13TV “Al Día” sobre el estado de la nación y resumiendo para no cansar, España está fatal.

Sé que no soy original y que todo el mundo lo sabe, pero también sé que muy pocos apuntan la solución para no cabrear al Sistema, lo que en otros momentos se llamó Movimiento. Ya ves, apenas ha cambiado nada en España, sólo los nombres.
El Estado de la Nación Mariano Rajoy Rubalcaba

El Estado de la Nación Mariano Rajoy Rubalcaba

Resumiendo la “pantomima” del estado de la nación puedo decir que el discurso de Mariano Rajoy fue muy bueno. Rajoy no ha hecho otra cosa que ser político, por tanto es un gran orador. De hecho no ha trabajado en su “puta vida”, con lo cual tiene experiencia sobrada en oratoria. Ya sé que Rajoy es registrador oficial, de ello se encargan sus palmeros de recordármelo continuamente, pero lo único que ha registrado hasta ahora son los bolsillos de los contribuyentes. Y por cierto, los ha dejado pelados.

Respecto al discurso del líder de la oposición, no puedo opinar porque no hay líder y menos oposición. Hasta el PSOE –en un acto de honradez- quiere eliminar la palabra “E” de “español” para adaptarse a su realidad. El PSOE está a dos minutos de convertirse en el PASOK griego, un Partido partido y repartido sin relevancia ni identidad nacional.

Es cierto que Rajoy ha bajado el déficit, pero… ¿gracias a quién?. No a su política inteligente, lo ha conseguido sangrando a la Clase Media, los funcionarios, profesores, médicos, etc, los grandes “paganos” son los Parias de la Clase Media. Entre esta sangría y el vaciado de la caja de pensiones ha conseguido parar “de momento” el ataque financiero internacional.

Conclusión del año de Rajoy, ni los amigos hemos recibido lo esperado ni los enemigos lo temido.

España tiene dos enfermedades endémicas: la corrupción y la arquitectura autonómica. Dos problemas relacionados entre sí. Si desmontamos el estado Feudal, automáticamente la corrupción desaparecería en un 80%. Tenemos una Falla de Estado, todo apariencia pero de papel, cartón y hueco por dentro.

Así lo pienso y así lo digo.

Juan Vte. Santacreu – en Twitter @JVSantacreu – Mas Información en Masaborreguera

“La riqueza escondida de los pobres…, de los pobres políticos” (II)
Teresa González Cortés www.vozpopuli.com  23 Febrero 2013

En la semana anterior subrayamos la necesidad de buscar una solución que pusiera coto a la inmoderación de esas élites que dicen actuar por nuestro bien. Desde luego, lejos de falsas equivalencias, conviene insistir en que no todos los Estados son idénticos: Dinamarca, Finlandia o Nueva Zelanda, p. e., se caracterizan por reservar y mantener el bienestar social en sus cotas más altas, cosa que consiguen al controlar de modo escrupuloso cualquier señal de corrupción ciudadana. También dentro de su clase política. La ecuación, entonces, es cartesianamente clara y distinta: cuanto mayor es el nivel de despilfarro, cuanto mayores son los abusos en que incurren los gobernantes, mayor es la tasa de pobreza que han de soportar los habitantes de un país.

Tipos de Estado
Debido al declive del cesarismo papal y a la caída del Estado-Iglesia, en las incipientes naciones de Occidente se instaló una organización de Estado que dependió de la herencia biológica de un monarca. Guillotinados, a raíz de la explosión de la Revolución francesa, los derechos de sangre del Estado-Familia, parecía que los resortes del poder iban a adquirir flexibilidad. Y una mayor apertura. Craso error, por cuanto que con el desarrollo del movimiento revolucionario se pasó del linaje nobiliario a la alcurnia del dinero. Y en el reemplazo de unas élites por otras apareció una nueva nobleza, la censitaria. El propio agitador Jean-Paul Marat en su periódico El amigo del pueblo denunció cómo se habían sustituido “las distinciones del nacimiento por las del dinero, la influencia de las dignidades por las del oro”.1

Junto a estos hechos, y dentro del imaginario político, la extensión del sufragio universal, a lo largo de los siglos XIX y XX, alimentaría la creencia optimista de que cualquier individuo por la cualidad de ser elector era en potencia elegible. De nuevo, craso error, pues en el utópico Estado-Individuo del liberalismo las castas (que existen y funcionan como lobbies) se apoyan sobre los potentes engranajes de los partidos políticos con el fin de negar xenófobamente la entrada de cualquier “intruso” a las instituciones públicas, amén de que en el cacareado Estado democrático de corte liberal –también sucede otro tanto en el Estado colectivista, o Estado-Partido, de China, Cuba, etc.- la clase política se protege fieramente a sí misma y, como grupo hermético y cerrado, teje y levanta a su alrededor una alambrada de obstáculos que imposibilita cualquier signo de cambio, innovación o verdadera participación democrática.

La política española
Golpeándonos en las narices los casos continuos de corrupción y desde hace 30 años, el desánimo y el pesimismo se han incrustado en la piel de la ciudadanía que, atónita y sin recursos reales a su alcance, observa en todos los órdenes de las instituciones del Estado la existencia de pícaros de alto copete, los cuales, en medio de la mayor de las impunidades, no son perseguidos ni, menos aún, condenados por tribunales de justicia. Tal anomalía convierte en esperpento el principio de que la ley es igual para todos. Y, lo que es peor, tamaña irregularidad explica por qué nuestros representantes políticos tienden a comportarse como si estuviesen dentro de un Estado cortesano, asociando el control de la administración oficial al disfrute de privilegios personales, indultos incluidos. Pero asimismo explicaría por qué procuran romper el criterio antidespótico de la parcelación del poder y proceden a desarrollar redes clientelares expansivas hasta asignar parasitariamente cargos y presupuestos del Estado a empresas afines, a amigos, favoritos y… familiares, y, por supuesto, sumergir su trabajo político en los círculos planificados de la opacidad.

¿Cómo democratizar las instituciones del Estado?
Estando el Estado ocupado y sujetado por grupos territoriales que se afanan en agrandar el dominio de su poder, no extraña que arraigue con fuerza la dictadura de la corrupción, como la denomina con buen tino Jesús Cacho. Y digo más. En la cansina y repetitiva escenografía del poder a la que estamos acostumbrados, no sirve de nada que nuestros partidos empleen el guión de que sus jefes son héroes frente a los villanos que integran otras coaliciones políticas, ya que, fuera de esta oratoria ficticia y vacía, todos los gobernantes, salvo contadísimas excepciones, actúan por igual y de manera idéntica, es decir, como clase impenetrable que niega la entrada a los individuos y, de facto, imposibilita la renovación democrática dentro y fuera de esas maquinarias de poder y corrupción que son los partidos políticos.

Así que, con estas y otras técnicas del poder, y lejos del ideal kelseniano de Estado como espacio normativo basado en la justicia objetiva, parece que caminamos de la mano de Jean Bodin (1530-1596). Y guiados por ese concepto arcaico suyo de que el Estado es el conjunto de familias. Dicho en román paladino: en esta aristocracia democrática que aquí padecemos, es lógico que nuestros líderes manifiesten peligrosas propensiones a la ubicuidad, a la indistinción de poderes. Y no solo eso. Por estar al frente de las instituciones de la Nación y haber ascendido a las cumbres más altas de la jerarquía social, es lógico igualmente que la clase dirigente se sienta embriagada ante el vértigo de la omnipotencia y exhiba desde las alturas del Olimpo, y sin recato, un sentido patrimonialista y privilegiado del poder, igual que ocurría en las viejas y antiguas aristocracias. Pero, claro, “un pueblo en donde por todas partes ha penetrado la corrupción, decía Maquiavelo, no puede vivir libre.”2 Ni nunca lejos de la pobreza, puntualizo.

1 La denuncia de Jean-Paul Marat puede leerse en L’ami du peuple, nº 531, 16-VIII-1791.
2 Niccolò Machiavelli (1531), Discursi sopra la prima Deca di Tito Livio, lib. I., cap. XVI.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
Blanqueo de ETA
Alfombra roja para las estrellas del terrorismo
Mikel Buesa Libertad Digital  23 Febrero 2013

Casi ocultos por la inmediatez y la importancia del debate sobre el estado de la nación, la última semana ha sido pródiga en acontecimientos terroristas, todos ellos de apariencia pacífica y todos destinados a que las estrellas del movimiento que lidera ETA fueran colocando en la opinión pública mensajes destinados a blanquear el pasado violento de esta organización.

El lunes abrieron la pasarela los generales de ETA, momentáneamente retirados de la actividad por encontrarse residiendo en prisión, con una proclama leída "en nombre de ETA" desde el banquillo de los acusados en el Palacio de Justicia de París. Actuaba de portavoz Garikoitz Aspiazu, también conocido como Txeroki, rodeado por Ata, Gurbitz, Arlas y otros subalternos. En su discurso, más propio de un militar victorioso que de un delincuente derrotado, se presentaba a sí mismo y a sus compañeros como luchadores por "la libertad de nuestro país", para inmediatamente declarar que "no hemos venido a reivindicar la guerra" –pues "durante muchos años hemos luchado en el campo de batalla"– sino a "hacer llegar un mensaje en favor de la resolución del conflicto vasco", llevándolo "a la mesa de negociación". Y tras exponer el viejo catálogo reivindicativo de su organización –"El regreso a casa de todos los presos y refugiados políticos vascos; (...) el desmantelamiento de las estructuras armadas (...) [y] la desmilitarización del País Vasco"– introdujo un elemento novedoso al aludir a "todos los ciudadanos que, sin ninguna responsabilidad en este conflicto, han sufrido un daño a causa de la actividad de ETA". Se trataba, ni más ni menos, que de lamentar ese perjuicio como si se fuera una de esas clases de daños incidentales que el derecho internacional legitima cuando acompañan a los ataques contra objetivos militares.

ETA buscaba, con esta declaración, lavar su imagen violenta y trataba de presentarse como un contendiente activo, no derrotado, que ofrece la paz, transfiriendo así la responsabilidad de que ésta sea efectiva a los Gobiernos de España y Francia. Y lo hacía en la sede de un tribunal sorprendentemente convertido en foro político, en pasarela de exhibición de los dirigentes bélicos de la banda terrorista.

El jueves les llegó el turno a los representantes políticos del movimiento que tutela ETA; y así, uno de sus abogados, ahora metido a señoría en el Congreso de los Diputados, Iker Urbina, intervino en el debate sobre el estado de la nación para exigirle a Mariano Rajoy que dé "pasos hacia una paz justa y duradera". Una paz que, al parecer, implica la equiparación entre las víctimas ocasionadas por ETA y los miembros de ésta, pues tras citar a mi hermano Fernando Buesa y al ertzaina, Jorge Díez, que le protegía –asesinados en un atentado con coche-bomba hace ahora trece años– mencionó, al mismo nivel, a dos etarras ya fallecidos; y añadió que "mucha gente ha sufrido y está sufriendo" no solamente "por la actividad de ETA", sino también por "la tortura y la represión policial".

El partido de ETA colocó así el mismo mensaje que unos días antes habían leído en su proclama los generales de la banda. Y lo hacía desde uno de los escaños de la más alta instancia representativa de los ciudadanos españoles, convertida ahora en pasarela alfombrada de una de las estrellas del espectáculo etarra en virtud de una deplorable resolución política –que no jurídica– del Tribunal Constitucional en la que se dejaba sin vigencia real la Ley de Partidos Políticos.

Y el viernes se puso el colofón a esta retahíla de operaciones de blanqueamiento de ETA. En este caso la protagonista no era otra que Laura Mintegi, portavoz muda de EH Bildu en el Parlamento vasco, con su asistencia silenciosa a un hasta ahora inédito homenaje de la Cámara de Vitoria a mi hermano Fernando Buesa. Y el oficiante de este paseo estelar por la alfombra roja que conducía a la exhibición no era otro que el mismísimo Partido Socialista de Euskadi.

Fue, en efecto, el PSE el organizador de esta impúdica expresión del blanqueo de ETA con la que, según Marian Beitialarrangoitia –diputada de la izquierda abertzale–, se trataba de "reconocer al prójimo, reconocer a todas las víctimas y a todas las violencias que se han producido en Euskal Herria", para "seguir dando pasos y superar" el conflicto.

Los acontecimientos se desarrollaron del siguiente modo: el partido socialista, que quería ofrecer a EH Bildu una plataforma para, como ellos dicen, dar pasos, acordó hacerlo en el acto que tradicionalmente organizaba todos los 22 de febrero en homenaje a Fernando Buesa y a Jorge Díez. Encontró para ello la comprensión de la dirección de la Fundación que lleva el nombre de mi hermano –no en vano su presidenta, la viuda del asesinado, declaró, refiriéndose a los del partido de ETA, que "si van, me parece muy bien", para añadir que "es un paso, pero todavía tienen que hacer un recorrido importante"–, pero se topó, según cuenta Santiago González, con la férrea oposición de Begoña Elorza, madre de Jorge Díez, quien no estaba dispuesta a tolerar la presencia de los proetarras en el acto. En estas circunstancias, los socialistas optaron por desdoblar el viejo homenaje en dos partes diferenciadas: una en el Parlamento, a cargo de los políticos, para que los de la izquierda abertzale no se sintieran excluidos, y otra en la calle, a cargo de las familias, para que éstas no se sintieran incómodas.

Y aquí paz y después gloria. La operación de blanqueo de ETA sigue su curso en espera de nuevas oportunidades para que, finalmente, pueda alcanzarse sin disimulos la añorada coalición de izquierdas entre los residuos que aún le quedan al partido en el que militó mi hermano y los epígonos políticos de la organización terrorista.

Sortu consuma la verdadera corrupción del Estado
EDITORIAL Libertad Digital  23 Febrero 2013

La formación proetarra Sortu celebró ayer en Pamplona una asamblea para dar carta de naturaleza al derecho otorgado por el Tribunal Constitucional, cuando en junio del año pasado decretó la legalidad de su inscripción como partido político. En una decisión inaudita, que vulnera hasta la raíz la propia esencia de un órgano encargado precisamente de velar por el cumplimiento de la Constitución, el órgano presidido por Pascual Sala enmendó la plana al Tribunal Supremo, anulando la sentencia que ilegalizaba el brazo político de la banda terrorista ETA en función de documentos y pruebas de solidez incuestionable. La consecuencia es que, nueve años después de la ilegalización de su franquicia electoral, el terrorismo vuelve a estar facultado para concurrir en solitario a las elecciones con todo lo que ello lleva consigo en aumento de su capacidad política y financiera.

Esta traición de los poderes del Estado, encabezada por el Tribunal Constitucional para vergüenza permanente de sus miembros, revela un grado de corrupción sin duda alguna mucho más grave que los latrocinios habituales de la casta política, por más que sean estos últimos los que acaparen los principales titulares de los medios de comunicación. Si los políticos no sólo no sólo no son capaces de poner a los terroristas fuera de la ley, sino que, por el contrario, contribuyen decisivamente a su homologación democrática, no hay razón para que esa misma casta política siga degradándose cometiendo delitos menores en beneficio propio.

La confianza de los proetarras en la protección que les brindan los corrompidos poderes del Estado les llevaron a elegir en la asamblea de ayer a 17 imputados por delitos de terrorismo para su junta directiva, como hemos demostrado en Libertad Digital. No satisfechos con esta vulneración flagrante de la vigente Ley de Partidos Políticos, reservaron el cargo de Secretario General para que lo ocupe Arnaldo Otegi en cuanto cumpla su condena también por colaboración con banda armada.

El gobierno, a través del Ministerio de Interior y la Fiscalía General del Estado, no puede resultar ajeno a este ultraje a las víctimas del terrorismo, a la Nación española y a la propia Ley de Partidos Políticos aprobada durante el anterior mandato del Partido Popular con el apoyo del PSOE, cuyo artículo 9.3.c) establece expresamente como motivo de ilegalización de un partido el "incluir regularmente en sus órganos directivos o en sus listas electorales personas condenadas por delitos de terrorismo que no hayan rechazado públicamente los fines y los medios terroristas". Diecisiete procesados y condenados por delitos de terrorismo forman, desde ayer, la junta directiva de Sortu. Diecisiete motivos para que el gobierno ponga en marcha los mecanismos jurídicos para su inmediata ilegalización. Hasta que esto no suceda, las promesas de regeneración de la vida pública serán otra tomadura de pelo de la casta política más lamentable y dañina que hemos tenido que sufrir los españoles en muchas décadas.

Qué se hicieron
juan carlos girauta ABC Cataluña  23 Febrero 2013

En el lado atontado de la izquierda, por donde camina Pere Navarro, el hombre sin atributos, optaron por enfrentarse al error separatista de CiU con otro error

LA voz «centralitat» designaba en Cataluña, con la imprecisión propia de la sociología o el marketing político, un espacio muy particular. La pieza clave era un caro artificio público al que, con impostura, llamaron «societat civil», estafa que ahogaba el surgimiento de cualquier manifestación cultural espontánea y crítica con el poder.

Durante muchos años, la opinión del buen catalán, del hombre de pro, de l’home com cal, era «centrada», o sea, un combinado CiU-PSC. No había prohombre, banquero local, gran empresario o periodista de corte que no defendiera, durante las crisis de los dos tripartitos, la sociovergencia. Aquellos dos partidos, que lo eran todo, habían representado durante décadas la versión casera del sentido de Estado y la responsabilidad, lo propio de quien ha ejercido el poder o puede ejercerlo en cualquier momento.

No está claro cuándo empezó la metamorfosis, qué día y por qué razón las dos formaciones de la centralidad empezaron a comportarse como partidillos necesitados de técnicas de agitación, efectos sorpresa, fabricación de factoides, obsesión por robar espacios mediáticos... ¡de los que ya disponían!

Desde el lado salvaje del nacionalismo, por donde pasean hoy los seguidores de Artur Mas, nuevo Gregorio Samsa, no se puede pedir lealtad al Estado sin sonrojo. Duran lo ha hecho, gritando en Madrid: «¡Desleales!» Y todos han recordado cómo sus ayuntamientos se avergüenzan de la bandera española, cómo su Rigau incumple las sentencias lingüísticas, cómo tapan al Rey con un trapo negro en las investiduras. Y la campaña del España nos roba, y el mantra del expolio.

En el lado atontado de la izquierda, por donde camina Pere Navarro, el hombre sin atributos, optaron por enfrentarse al error separatista de CiU con otro error: asumiendo la tesis central y mendaz del «derecho a decidir». Acaban de contraprogramar a Rubalcaba en el gran debate nacional pidiendo la abdicación del Rey. CiU y PSC menguan y menguan mientras los pequeñajos, lógicamente, se agigantan.

Cloacas catalanas
xavier pericay ABC Cataluña  23 Febrero 2013

"Estamos en guerra", ha dicho Miquel Sellarès. Si el declarante fuera otro, uno no tendría de qué preocuparse, pero, tratándose de Sellarès, que lleva así toda su vida, la cosa cambia. Este hombre nació para la guerra y la suerte le ha sido esquiva. Ni una guerra ha alcanzado a vivir. Ni siquiera una pequeñita; nada. No hace falta añadir, supongo, que, para él, quienes están en guerra son los catalanes, ese sujeto soberanamente colectivo. Y que el enemigo que se ponga, como diría Gila, es el Estado —español, por más señas—.

Por lo demás, Sellarès cree que los catalanes no se dan cuenta de su circunstancia. Pese a estar en guerra, actúan como si no lo estuvieran. Y lo grave es que semejante carencia no afecta únicamente al cuerpo social, sino también al propio Gobierno autonómico.

Sellarès sabe de qué habla. Se le tiene por el máximo experto en la materia. Ha sido director general de Seguridad Ciudadana con CIU. Y, siéndolo de Medios de Comunicación con el tripartito, bajo la órbita de ERC, tuvo que dimitir por la elaboración de informes sobre la prensa y los periodistas. Lo suyo son las cloacas. Y el dinero. En blanco y, si se tercia, hasta en cuatricromía. Y, a poder ser, del contribuyente. En estos momentos la Oficina Antifraude está investigando las cuentas de una de las múltiples entidades subvencionadas que ha presidido. Todo por la patria, claro. Últimamente le ha salido un emulador, un tal Xavier Martorell, aficionado al espionaje desde sus tiempos en el Barça de Laporta y director general de asuntos varios con CIU. No consta que Martorell se considere, al igual que Sellarès, en estado de guerra. Pero no sería de extrañar.

Por si acaso, yo les aconsejaría a ambos que repasaran la historia de Cataluña y se detuvieran en los acontecimientos del 6 de octubre de 1934. Terminaron en pocas horas con unos cuantos muertos, el Gobierno de la Generalitat encarcelado y los máximos responsables de la Seguridad huyendo por las cloacas.

Elogio del apaño
Juan-José López Burniol en La Vanguardia  23 Febrero 2013

Es un achaque frecuente, entre los españoles no catalanes, atribuir la causa de la actual eclosión nacionalista catalana a la grave crisis económica existente, que, al afectar con dureza a amplios sectores

de la clase media, los habría inclinado hacia la radicalidad política. Es un grave error. La situación actual es la etapa final de un largo proceso iniciado hace más de un siglo, en el que Catalunya ha librado una larga batalla del ser, en aras de la refacción de su realidad nacional. Gracias al esfuerzo continuado y anónimo de sucesivas generaciones de catalanes, Catalunya ha logrado consolidarse como nación, o sea, como una comunidad humana con conciencia clara de poseer una personalidad histórica diferenciada, y voluntad firme de proyectar esta personalidad hacia el futuro en forma de autogobierno. El éxito alcanzado en esta batalla del ser ha sido tan espectacular que, como lógica consecuencia y corolario del mismo, se ha planteado de inmediato la batalla del estar, el debate político en torno a la estructura de poder en la que debería estar integrada la nación catalana: si directamente en la Unión Europea -como un Estado independiente-, o bien manteniendo una previa integración en España, cuya concreción (federación, confederación…) está lejos de ser pacífica.

En Catalunya ha pasado lo que tenía que pasar. Seamos serios: un nacionalista siempre tiene como horizonte último de su acción política la independencia de su nación. Cosa distinta es que juzgue o no posible, en una concreta circunstancia histórica, la realización de su ideal. De ahí que las tres etapas de mayor desarrollo del nacionalismo catalán hayan coincidido, esporádicamente, con sendos momentos de máxima debilidad del Estado español. Así, la conversión del catalanismo cultural en catalanismo político (con Prat de la Riba y Cambó) tuvo lugar a resultas del desastre de 1898, que dejó a España “sin pulso” -en expresión de Silvela- y a Catalunya sin su mercado cautivo de ultramar. Del mismo modo, fue durante la Guerra Civil cuando la Generalitat, fruto en buena parte de la política azañista, utilizó la confusión del momento -según el propio Azaña- para obviar las funciones y competencias del Estado español y operar como un Estado independiente. Y es ahora, al estar bajo mínimos la imagen internacional de España y el prestigio de su Estado, cuando CiU -tras treinta años de nacionalismo posibilista- radicaliza su discurso, no se sabe bien si en aras de la independencia pura y dura o en busca de una independencia de baja intensidad -una “miqueta d’independència”-, plasmada en una relación bilateral o confederal -de tú a a tú- de Catalunya con España, gracias a sus “estructuras de Estado”.

Así las cosas, se plantea un conflicto muy serio cuya única salida racional sería admitir -de modo inmediato- el derecho a decidir de los catalanes (con una pregunta clara), en el marco de una reforma constitucional que culminase el desarrollo en sentido federal del actual Estado autonómico (con un Senado potente, ratificador de todas las leyes y de todos los nombramientos, y un sistema de financiación que incluyese el principio de ordinalidad de modo efectivo). Pero no será posible: la clase dirigente española carece de la visión larga y del coraje precisos para hacer posible esta respuesta. Lo que, antes o después, obligará a abrir un difícil periodo de negociación para encontrar una salida aceptable para unos ciudadanos que, en buena parte, han perdido lo que el viejo derecho romano entendía por affectio societatis y hoy llamamos sentido de pertenencia: ya no existe entre catalanes y españoles un proyecto compartido, ni, menos aún, una complicidad sentimental. Lo que no obsta para que urja llegar a un acuerdo, cualquiera que este sea, con el fin de evitar males mayores.

Para alcanzar este acuerdo, convendría observar tres reglas: 1) Que ninguna de las partes se enroque en su posición: ni los españoles en la recentralización del Estado, ni los catalanes en la imposición de su independencia plena. 2) Que nadie busque una solución total y para siempre: la palabra siempre no existe en política, razón por la que hay que priorizar lo más urgente -el déficit fiscal- y pensar en un horizonte inmediato definido por los años que faltan hasta la consolidación, incierta pero necesaria, de la Unión Europea, ya que, una vez iniciada la federalización de Europa, lo único que quedará, entre las estructuras federales y los municipios, serán las áreas culturales -entre ellas la catalana-, en unos términos que hoy es imposible prever. 3) Que los ciudadanos marquen a los políticos con su palabra libre -inmune a cualquier canon- las líneas infranqueables de la negociación dentro siempre del marco legal. Dando por sentado que todo este esfuerzo no cristalizará -si fructifica- en un pacto brillante, sino en un modesto apaño que nos permita a todos vivir sin menoscabo de nuestra dignidad ni quebranto de nuestros intereses. Lo que no es poco.
- See more at: http://www.caffereggio.es/2013/02/23/elogio-del-apano-de-juan-jose-lopez-burniol-en-la-vanguardia/#sthash.QaY2lmSZ.dpuf

Homenaje a Fernando Buesa y Jorge Díez: Los Buesa piden un cambio radical, no sólo ‘pasos’
EL MUNDO.  23 Febrero 2013

Dos ofrendas florales recordaron ayer en Vitoria el asesinato hace 13 años del ex dirigente socialista y ex vicelehendakari del Gobierno vasco, Fernando Buesa, y de su escolta, el ertzaina Jorge Díez Elorza. La primera, a las 11.30 horas, había sido convocada por el Parlamento vasco; la segunda, media hora más tarde en el lugar del atentado, por las familias de los dos asesinados.

La izquierda abertzale asistió al acto de la Cámara, a través de su grupo parlamentario EH Bildu, pero no fue al otro para «no incomodar» a la familia Díez Elorza, que había rechazado su presencia. Sí acudieron a éste último los también miembros de la coalición, EA, Alternativa y Aralar, que siempre han condenado el terrorismo de ETA.

Aunque los dos actos se desarrollaron en silencio, sin declaraciones, EH Bildu había puesto previamente en valor su participación en el homenaje institucional. Y Maribi Ugarteburu, portavoz de la izquierda abertzale, lo definió en Radio Euskadi como «otro paso positivo más» [desde la desvinculación de la violencia]. Era la primera vez que su formación asistía en la Cámara a un acto en favor de las víctimas de ETA.

La familia Buesa, aun valorándolo como un «gesto puntual», viene reclamando en los actos de aniversario un «cambio sustancial» en el discurso de la izquierda aberztale, y que ésta asuma, junto al reconocimiento del daño causado, su «responsabilidad» en el pasado criminal de ETA.

«Más allá de los gestos individuales, queremos ver que se hace autocrítica y un reconocimiento público de que lo que se hizo estuvo mal, porque es el único elemento para deslegitimar claramente la violencia», aseguró a EL MUNDO Sara Buesa, hija del socialista desaparecido y portavoz de la familia, tras el acto en los jardines donde murió su padre.

Buesa denunció la «ambigüedad» de la izquierda abertzale y reclamó «una postura firme, oficial y pública» que permita discernir si en su posición «hay sólo retórica o un convencimiento ético».

Mantuvo que hay que reconocer a «todas» las víctimas de vulneraciones de derechos humanos, pero advirtió del falaz discurso de igualar a los damnificados en un intento de «difuminar la responsabilidad». «Casi 1.000 personas fueron asesinadas aquí para tratar de imponer un proyecto político totalitario y excluyente, y un sector importante de la población lo apoyó o lo toleró», recordó.

Cuando EH Bildu anunció el jueves su presencia en el homenaje, señaló que su objetivo era avanzar en «el reconocimiento de todas las víctitimas y todos los sufrimientos».

La ofrenda floral en el Parlamento apenas duró unos minutos, con el foco puesto en la izquierda abertzale representada por sólo dos de sus 11 parlamentarios: Laura Mintegi y Belén Arrondo. No fue un acto unitario. UPyD, que sí acudió al homenaje familiar, se ausentó por considerar que estaba promovido para «acomodar y blanquear a EH Bildu». Se refería a la decisión de la Junta de Portavoces de organizar la ofrenda, no celebrada otros años, ante el deseo expresado por Mintegi de participar en el homenaje de los allegados, que chocaba con la oposición de la familia de Díez Elorza, para quien resultaba un «auténtico cinismo».

Media hora después, junto al monolito donde explotó la bomba de ETA, los tres hijos de Fernando Buesa y la madre y la hermana de Jorge Díez recibieron el apoyo y la solidaridad de decenas de personas -en su mayoría políticos de todos los partidos-, que acudieron con rosas rojas y dejaron velas encendidas mientras sonaba una canción de Imanol basada en un soneto de Lope de Vega.

Hoy se reconstituye Batasuna
Santiago González http://santiagonzalez.wordpress.com  23 Febrero 2013


Buena elección la de la fecha. Hoy, 32 años después de viéramos colgar todo de un hilo, la organización que había sido declarada ilegal por el Tribunal Supremo en 2003 emerge a la legalidad con sus mismos dirigentes y los mismos cuerpos y almas que tuvieron. Recordemos los puntos del fallo de aquella sentencia tan eficazmente desmontada:

F A L L A M O S:
Que debemos estimar y estimamos íntegramente las demandas interpuestas por el Sr. Abogado del Estado, en representación del Gobierno de la Nación, y por el Ministerio Fiscal y, en su consecuencia:

PRIMERO.- Declaramos la ilegalidad de los partidos políticos demandados, esto es, de HERRI BATASUNA, de EUSKAL HERRITARROK y de BATASUNA.

SEGUNDO.- Declaramos la disolución de dichos partidos políticos con los efectos previstos en el art. 12.1 de la Ley Orgánica 6/2002 de Partidos Políticos.

TERCERO.- Ordenamos la cancelación de sus respectivas inscripciones causadas en el Registro de Partidos Políticos.

CUARTO.- Los expresados partidos políticos, cuya ilegalidad se declara, deberán cesar de inmediato en todas las actividades que realicen una vez que sea notificada la presente sentencia.

QUINTO.- Procédase a la apertura de un proceso de liquidación patrimonial de Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y Batasuna en la forma que se establece en el art. 12.1.c) de la Ley Orgánica 6/2002, de Partidos Políticos, lo que se llevará a cabo en ejecución de la presente sentencia.

La casualidad ha hecho coincidir en este mismo fin de semana el 13º aniversario del asesinato de Fernando Buesa, el 32º del golpe de Estado de Tejero y el nacimiento de la nueva Batasuna. Esto da lugar a un amontonamiento de informaciones en las mismas páginas cuya mera yuxtaposición resulta obscena. En una página se da noticia de la buena nueva de que Laura Mintegi ha participado en un duelo ad hoc perpetrado en el Parlamento vasco y en la siguiente se entrevista al cómplice de Mintegi que hoy se va a hacer cargo de la Presidencia de la nueva Batasuna. Él fue destacado dirigente de la antigua, miembro de su Mesa Nacional y coordinador en Araba. Fue detenido en su condición de tal el 4 de octubre de 2007 y puesto en libertad en abril de 2010.

El paripé para Mintegi fue perpetrado a instancias del PSE y con la anuencia del PP para que pudiera estar ella. Sólo para sus lutos. Estuvieron todos menos Gorka Maneiro. Después tuvo lugar el homenaje a Buesa y a su escolta, al que volvieron a asistir, además de sus familias, los mismos, menos Laura Mintegi, más Gorka Maneiro.

Una precisión. Ayer, ETB se engolosinó destacando la presencia de miembros del conglomerado (Bildu, EH Bildu, Amaiur) para señalar exclusivamente a los tontos útiles, (miembros de EA, Alternatiba, Aralar) asunto perfectamente inútil, porque ellos habían asistido antes a esas cosas, con un matiz: el caso de Aralar, que fue Batasuna hasta que rompió y dejó clara esa ruptura. La cuestión no eran ellos, sino el núcleo duro de esas coaliciones, los que cortan el bacalao en ellas, o sea, la Batasuna que desde hoy vuelve a existir real y legalmente con otro nombre.

Siempre pasa lo mismo. Por qué razón los socialistas se empeñan en dar a esta tropa más facilidades de las que piden ellos, es un misterio, pero ya lo hicieron en 2006, cuando les alentaban a presentar unos nuevos estatutos para poder hacer entonces lo que se ha hecho con tanto aprovechamiento unos años más tarde. Por qué la puesta en escena para que Mintegi muestre alguna suerte de simpatía con el difunto Buesa sin llegar a condenar su asesinato, porque eso quedaría antiguo.

Lo dice el nuevo secretario general de Sortu en la entrevista vinculada arriba, un prodigio de cinismo, ya desde el titular: “la confrontación armada no ha sido buena para nadie”. En todo hay grados. Él mismo lo admite en el cuerpazo de la entrevista:

Hoy la actividad armada de ETA es pasado. En lugar de aprovechar esta interesante oportunidad (…) todo lo que oímos son mensajes de hace cinco o diez años. Resulta paradójico que ETA quiera desarmarse y que la otra parte [ETA y el Estado, dos partes del konflikto] no dé ninguna facilidad cuando sería la más beneficiada”.

No ha sido buena para nadie, pero para unos peor que para otros. En el konflikto armado que enfrentó a Txapote y Miguel Ángel Blanco, creo que lo pasó peor éste. Y en la noble liza del komando Araba con Buesa y Díez Elorza también resultaron más perjudicados estos últimos. Ninguno de los tres asesinados pertenecían a la excepción Txeroki, la de las víctimas colaterales: Blanco era concejal del PP, Buesa, portavoz parlamentario del PSE y Díez, ertzaina, el otro sector al que se refiere el entrevistado sin atisbo, no ya de arrepentimiento, sino de piedad: “no cabe duda de que a otro sector sí querían causarle daño. Por eso cometían los atentados”.

Hay algo en lo que sí estoy de acuerdo con la antigua/nueva Batasuna y es en la perplejidad por la permanencia en prisión de Arnaldo Otegi. ¿Cómo puede haber alguien en prisión por haber tratado de reconstituir la antigua Batasuna, cuando se ha reconstituido a la vista de dios padre y sus antiguos dirigentes han sido proclamados nuevos dirigentes? El Gobierno debería excarcelar inmediatamente a Otegi y llevarlo en helicóptero desde Logroño a Pamplona para que pueda asumir la secretaría general de Sortu que van a dejar vacante hasta que él hasta salido del mako.

Otegi, protagonista desde prisión
La cúpula de Sortu: 17 detenidos en operaciones contra ETA y su entorno
El partido deja la secretaría general vacante para Otegi. El dirigente proetarra envió un mensaje a prisión a sus compañeros.
J. Arias Borque Seguir a @ariasborque | Pamplona Libertad Digital  23 Febrero 2013

El brazo político de ETA vuelve a tener un partido legal una década después. La Sala del 61 del Tribunal Supremo ratificó la ilegalización del entramado HB-EH-Batasuna el 24 de marzo del 2003. Nueve años y once meses después, el Baluarte de Pamplona fue el escenario este sábado de la constitución oficial de Sortu, el partido que sustituye a las viejas siglas ilegales.

Los batasunos han tardado ocho meses en tener preparada su nueva estructura desde que el Tribunal Constitucional enmendase la plana al TS en junio de 2012 e hiciese pública una sentencia que permitía la inscripción de Sortu en el registro de partidos; aunque el grueso del trabajo se ha venido realizando desde el pasado otoño, cuando empezaron a organizar asambleas locales y a preparar las ponencias políticas.

El mayor ejemplo de que nada ha cambiado es que la secretaría general del partido quedó vacante hasta que Arnaldo Otegi salga de prisión, un hecho que ya había adelantado hace casi diez días otro de los veteranos dirigentes del brazo político de ETA, Pernando Barrena. Precisamente, Otegi fue el protagonista ausente del Congreso, al enviar un mensaje escrito desde la prisión de Logroño a los miembros de su nuevo partido, que fue leído por una dirigente batasuna.

"Sortu nace en un estadio en el que aún sigue vigente la violencia de los estados, esa violencia que constituye el origen del conflicto político aún irresuelto, porque los estados español y francés siguen negando la condición de nación a Euskal Herria y siguen negando su derecho a la Libre Determinación", dijo el dirigente proetarra, justificando el terrorismo de ETA como un hecho defensivo.

En esta línea, volvió a recordar que el parón del terrorismo etarra es algo meramente estratégico: "Es precisamente para hacer ese camino para lo que en un ejercicio de anticipación política cambiamos de estrategia política".

"Y llegados a este punto queremos compartir con vosotros y vosotras una duda que desde hace algún tiempo nos ronda la cabeza, y que es ésta: ¿hemos explicado, interiorizado y compartido suficientemente el profundo calado del cambio estratégico que hemos puesto en marcha?", continuó, pidiendo de este modo a sus fieles que frenen los impulsos que podrían aparecer por la inercia de cincuenta años de violencia terrorista.

Pero Otegi no fue el único veterano dirigente de las franquicias electorales proetarras con un puesto en la cúpula de Sortu. Junto a él, están Joseba Permach, Rufino Etxebarría, Pernando Barrena, Xabier Larralde, Juan Cruz Aldasoro, Asier Arraiz o Juan José Petrikorena, entre otros.

En total, hasta 17 miembros de la nueva cúpula de Sortu han sido arrestados por las Fuerzas de Seguridad españolas o francesas en operaciones contra la organización terrorista ETA o sus entramados satélites. Sólo cinco de los elegidos no habrían llevado grilletes o esposas en sus manos. Unas cifras en las que no está incluido el futuro nombramiento de Otegi.
La Dirección Nacional de Sortu

Presidente. Asier Arraiz Barbadillo. Diputado de EH Bildu en el Parlamento vasco. Fue coordinador de la Mesa Nacional de Batasuna-ETA en Álava y candidato en diversas elecciones bajo las siglas de Euskal Herritarrok y Batasuna. No ha sido procesado en los grandes macro-sumarios sobre ETA, aunque ha sido detenido en diversas ocasiones y en la actualidad se encuentra en libertad bajo fianza acusado de integración en organización terrorista.

Secretario general. Vacante, hasta la salida de prisión de Arnaldo Otegi Mondragón.

Secretaria de Organización Interna. Idoia Ayastuy Aguirregabiria. Fue miembro de la Mesa Nacional de Batasuna-ETA. En los últimos años, ha venido actuando como portavoz de la formación ilegalizada, de Bildu y de EH Bildu. Su nombre aparece en los informes policiales elaborados para la ilegalización de ANV, como uno de los múltiples nexos de comunicación entre Batasuna-ETA y ANV. También en los de la ilegalización del PCTV, como una de las dirigentes que estaban a sueldo de esta franquicia electoral.

Secretario de Comunicación. Juan José Petrikorena Leunda. Responsable de Comunicación de la Mesa Nacional de Batasuna-ETA, de la que forma parte desde 1998. En 1990 fue condenado por un delito de tenencia ilegal de explosivos. En 1996 fue condenado por perpetrar atentados contra la autovía Guipúzcoa-Navarra, pero no ingresó en prisión. Ese mismo año fue detenido por colaborar con el grupo "Donosti" de ETA, aunque fue absuelto. Detenido en varias ocasiones, actualmente se encuentra en libertad bajo fianza y está procesado en varios sumarios en la Audiencia Nacional.

Secretaria de Finanzas. María Tomasa Alejandro Gordaliza. Es integrante de la Mesa Nacional de Batasuna-ETA, actuaba como secretaria y tesorera de la misma. Fue la promotora de la ilegalizada Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB). Detenida en un par de ocasiones en operaciones contra ETA y su entorno, está procesada en varios sumarios contra la banda terrorista y sus estructuras en la Audiencia Nacional.

Secretaria de Relaciones Internacionales. Maite Ubiría Beaumont. Periodista del diario Gara y, anteriormente, del clausurado diario Egin. Fue arrestada por la Guardia Civil en una operación contra la estructura internacional de ETA en 1999. Acusada de formar parte de Xaki, fue absuelta por la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo.

Responsable de Lucha de Masas. María Jesús Fullaondo Cruz. Ha sido integrante de la Mesa Nacional de Batasuna-ETA. Fue la encargada de encabezar la lista de Herritarren Zerrenda (HZ) a las elecciones europeas de 2004, aunque la candidatura fue finalmente anulada por el Tribunal Supremo. Fue detenida en la macro-operación policial contra la reestructuración de Batasuna que tuvo lugar en la localidad guipuzcoana de Segura en 2007.

Responsable de Lucha institucional. Joseba Permach Martín. Co-portavoz de la Mesa Nacional de Batasuna-ETA. Se incorpora al máximo órgano del brazo político de ETA tras la detención de Mesa Nacional de HB en 1997. Fue uno de los firmantes, en nombre de Batasuna, del Pacto de Estella. Ha sido concejal de HB-EH en el ayuntamiento de San Sebastián y parlamentario de Sozialista Abertzaleak. Detenido en varias operaciones contra las estructuras de la organización terrorista ETA, figura como imputado en varios sumarios abiertos en la Audiencia Nacional acusado de integración en ETA.

Responsable de Lucha ideológica. Josu Lizarralde Aiastui. Con escaso perfil político, su primer cargo público lo obtuvo en las elecciones municipales de 2011, al ser elegido como teniente de alcalde de Oñate (Guipúzcoa) con Bildu. Es profesor de Estrategia Empresarial en la Universidad de Mondragón.

Portavoz nacional. Pernando Barrena Arza. Ha sido miembro de las Mesa Nacionales de HB, EH y Batasuna. Concejal en Berriozar (Navarra) y diputado foral con bajo el paraguas de varias franquicias proetarras. Detenido en numerosas ocasiones, está procesado en varios sumarios contra ETA y sus estructuras en la Audiencia Nacional. Fue condenado por más de 108 delitos, entre ellos inducción de desórdenes públicos, coacciones y estragos terroristas, por los sucesos acontecidos en la huelga general convocada por Batasuna-ETA en 2006. Salió en libertad bajo fianza. En 2008 volvió a ser arrestado acusado de integración en organización terrorista. Tras dos años en prisión, salió en libertad bajo fianza y se le prohibió participar en actos políticos.

Portavoz nacional. Amaia Izco. Abogada habitual de presos de la banda terrorista ETA. Ha participado en buena parte de los recursos presentados por ETA y su entorno ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). También llevó la defensa de Igor Portu y Martín Sarasola, los terroristas de ETA que atentaron contra la T-4 del aeropuerto de Barajas. Su nombre aparece en las investigaciones policiales como posible miembro la estructura Halboka de ETA, creada en 2002 para que la banda terrorista pueda controlar a los presos que cumplen condena y a sus familiares, aunque no ha sido detenida ni procesada en este sumario.

Portavoz nacional. Xabier Phillipe Larralde. Fue candidato de EH a convocatorias electorales municipales y autonómicas y ha actuado de portavoz de la ilegalizada Batasuna en numerosos actos y ruedas de prensa. En el año 2001 fue detenido por su relación con el denominado grupo Aranba de ETA. En el garaje de su domicilio se encontró un vehículo cargado de explosivos, por lo que fue condenado a cinco años de prisión. En 2006 fue designado como integrante de la Comisión negociadora de Batasuna-ETA.

Responsable del órgano para la Resolución del Conflicto. Rufino Etxeberria Arbelaiz. Formó parte del grupo Txirrita de ETA hasta la desarticulación del mismo en 1981. Tras abandonar la cárcel, entró a formar parte de la Mesa Nacional de HB en 1985, órgano de dirección que no abandonó ni bajo las siglas de EH ni de Batasuna. En 1995 fue el promotor de la de la ponencia Oldartzen (Embistiendo), que abogaba por la socialización del sufrimiento. Es decir, propugnaba el asesinato por parte de ETA de políticos, jueces, fiscales o periodistas, entre otros. La primera víctima de esa nueva estrategia etarra sería el concejal del PP Gregorio Ordóñez. Formó parte de la delegación de Batasuna que negoció un acuerdo político con representantes del PSE y PNV en el Santuario de Loyola en el otoño de 2006. Ha sido detenido en varias ocasiones y está procesado en varios sumarios contra ETA y sus estructuras en la Audiencia Nacional. Se encuentra en libertad condicional.

Responsable territorial de Vizcaya. María Victoria Maribi Ugarteburu Marcuerquiaga. Diputada de EH Bildu en el Parlamento vasco. Fue alcaldesa de Amoroto entre 1999 y 2004, en una candidatura vecinal próxima al brazo político de ETA, pero que al no tener dependencia orgánica del mismo le permitió sortear la Ley de Partidos. Formó parte de la asamblea de cargos públicos Udalbiltza-Kursaal, por lo que fue procesada junto a otros cargos públicos vascos y navarros en el sumario que sobre este caso se abrió en la Audiencia Nacional. Durante el proceso judicial, actuó como portavoz de los procesados. Finalmente, fue absuelta por un delito de integración en organización terrorista. Ha sido una portavoz habitual del brazo político de ETA en los últimos años y fue la voz elegida para pedir un tímido perdón a las víctimas del terrorismo en un acto batasuno en Pamplona en febrero de 2012.

Responsable territorial de Álava. Pedro Jesús Martínez de Lahidalga García. Fue arrestado en septiembre de 2000 en una operación policial contra EKIN, la estructura utilizada por ETA para controlar a sus brazos políticos, sindicales, movimientos ecologistas y vecinales..., aunque finalmente no fue procesado por la Audiencia Nacional.

Responsable territorial de Guipúzcoa. José Ángel (Joxean) Aguirre Aguirre. Fue miembro del grupo Oker de ETA, por lo que fue condenado a 86 años en prisión, aunque tan sólo cumplió 18 años. Participó en el asesinato del policía nacional Máximo Antonio García Kleiner e introdujo en la banda a la que era su novia de juventud, Idoia López Riaño La Tigresa, una de las terroristas más sanguinarias. Tras salir de prisión, fue portavoz de la ilegalizada Batasuna.

Responsable territorial de Navarra. Juan Cruz Aldasoro Jáuregui. Es un veterano dirigente de las franquicias electorales de ETA, salido de la rama juvenil del partido, Jarrai. Ha sido miembro de las Mesas Nacionales de HB y Batasuna-ETA. Fue alcalde de Echarri-Aranaz (Navarra) hasta 1997, año en el que fue inhabilitado para cargo público hasta 2007 tras ser condenado por insumisión. Ha sido detenido en varias ocasiones y está procesado en varios sumarios abiertos en la Audiencia Nacional contra ETA y sus estructuras.

Responsable territorial del País Vasco francés. Jean-François Lefort. Es un destacado dirigente de Batasuna-ETA en el País Vasco francés y ha sido portavoz de la ilegal Askatasuna en el país vecino. Ha sido arrestado en varias ocasiones. La primera, en 1996, durante una operación en la que se buscaba a la terrorista de ETA Concepción Iglesias, aunque fue puesto en libertad al cabo de unas horas. También fue arrestado en diciembre de 2004 en el marco de la investigación derivada de la captura de Mikel Antza y encarcelado. En 2008 volvió a ser arrestado en una operación policial en Francia contra la cúpula de Batasuna en el país.

Representante con "criterio nacional". Vicente Goicoechea Barandiarán Willy. Fue el lugarteniente de Mikel Albisu Iriarte Mikel Antza en la dirección de ETA hasta el momento de su detención, en 2001. Fue uno de los dirigentes de la banda terrorista que aparecieron en el video-comunicado remitido a la BBC para justificar la tregua-trampa de 1998 y el encargado de contactar con el PNV para las negociaciones del Pacto de Estella. Condenado a cumplir siete años de prisión, salió en libertad en 2008. Su primera detención se produjo en 1984, por atentar contra empresas francesas en Pamplona. En 1987 fue condenado por colocar barricadas en la N-240 a su paso por Lacunza (Navarra). Huyó de la policía en 1990, tras una operación contra el grupo Amaiur de ETA, para el que hacía funciones de correo. En 1995, fue condenado en rebeldía en Francia a tres años de prisión.

Representante con "criterio nacional". Iker Lizarralde.

Representante con "criterio nacional". Unai Berrosteguieta Eguiara. Nacido en Béjar (Salamanca), fue un dirigente juvenil de Jarrai-Haika, organización ilegalizada en 2001 por ser "un apéndice integrado en la estructura terrorista de ETA". Fue detenido en enero de 2005 en San Juan de Luz (Francia) y fue entregado mediante la primera Euro-orden detención que se hacía efectiva. Ha sido absuelto por integración en organización terrorista –sumario de D3M– y por ser parte de la estructura de captación de la banda terrorista ETA.

Representante con "criterio nacional". Ohiane Zabala.

Representante con "criterio nacional". Miriam Campos Alonso. Es una veterana dirigente del entramado batasuno. Ha sido detenido en varias ocasiones. Fue condenada a once años de prisión por integración en organización terrorista en el sumario contra el macro-entramado ETA-KAS-EKIN-XAKI. También fue condenada en el sumario de Udalbiltza-Kursaal, la asamblea de electos de Batasuna-ETA, pero fue absuelta tras ser estimadas las alegaciones de su defensa de que se le estaba condenando por el mismo delito por el que ya había sido condenada en el sumario KAS-EKIN.



Recortes de Prensa   Página Inicial