AGLI Recortes de Prensa   Sábado 2 Marzo 2013

El Gobierno recurre la “soberanía catalana”
Pablo Sebastián www.republica.com 2 Marzo 2013

Con un injustificable retraso y puede que con la esperanza de que este nuevo debate catalán le permita al presidente Rajoy hacer olvidar los escándalos de Bárcenas -que cada vez se acercan mas al palacio de la Moncloa- y las malas cifras que la UE ha lanzado sobre España, en plena crisis política de Italia y fiscal de Estados Unidos, el Gobierno del PP ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Constitucional la declaración de soberanía catalana que aprobó el parlamento de Cataluña.

Una decisión que se tomó tras conocer el dictamen del Consejo de Estado, aunque no hacía falta esperar semejante informe para dar el paso del recurso al TC, como no hacia falta ser un jurista de altos vuelos para entender que semejante declaración soberana de una institución de España, como lo es el Parlamento catalán, está fuera de la Constitución Española. Además ¿no son Abogadas del Estado la vicepresidenta Soraya Sáenz Santamaría y la secretaria general del PP, María Dolores Cospedal?

Rajoy sabía perfectamente que se había cometido una ilegalidad pero, como siempre suele hacer frente a los problemas políticos, salió huyendo hasta que creció la indignación nacional por su fuga y entonces se refugió en el Consejo de Estado para ganar algo de tiempo, pero finalmente no tendrá mas remedio que ir al TC aunque sea -como parece- por la puerta de ‘atrás’.

El tema catalán le ha estallado a Rajoy y al Gobierno en las manos porque el presidente no ha querido enfrentarse a él, desde que se inició la loca ofensiva independentista de Artur Mas tras la Diada del pasado 11 de septiembre. La que Rajoy se limitó a calificar de “lío” y “algarabía” con una gran ligereza, cuando precisamente en ese momento debió denunciar la presencia del gobierno catalán en la manifestación donde se decía: “España nos roba”. Denuncia que debió hacer pública Rajoy aportando, además, las cifras verdaderas de la relación económica global -y no solo fiscal- de Cataluña con el resto de España.

Pero Rajoy no solo no hizo nada sino que luego y como si todo careciera de la menor importancia recibió a Artur Mas en la Moncloa y se dejó amenazar en el despacho del presidente del Gobierno de España por el presidente de la Generalitat. El que, como luego nos confesó Rajoy en el Senado, llegó a decirle que o le concedía a Cataluña un pacto fiscal como el concierto vasco, o que se atuviera a las consecuencias. Un chantaje en toda regla que Rajoy se tragó sin pestañear y sin expulsar de su despacho al tal Artur Mas.

Luego llegó el anuncio del debate y de la votación del texto sobre la soberanía catalana en el Parlamento de esa Comunidad y Rajoy no solo no hizo las oportunas y las mas necesarias advertencias, sino que cuando la declaración se aprobó se limitó a comentar, como si no hubiera ocurrido algo importante, que semejante decisión “no conduce a nada”. Y ahora, Rajoy, agobiado por los escándalos de Bárcenas y Gürtel, con las malas cuentas económicas de la UE en las espaldas y problemas en Italia, EEUU, en la Casa Real y hasta en el PSOE, Rajoy se ve en la necesidad y en la obligación de anunciar un recurso contra la declaración de soberanía catalana que debería de haberse presentado al día siguiente de la votación.

Y si esto es así, mas sorprendente resulta que Artur Mas nos diga a consecuencia de este recurso del Gobierno que con el Rajoy ha roto las posibilidades de diálogo. Pero ¿qué hay que hablar con un político que viola la Constitución con la declaración de soberanía, anuncia un Estado catalán y un referéndum inconstitucional? Pues sencillamente no hay nada de que hablar, hasta que no retire todo esto y pida por ello perdón al Estado español.

La pregunta es muy sencilla: ¿cómo hemos llegado a semejante situación? Pues por la cobardía y dejadez de Rajoy que dio alas a los independentistas catalanes, y por la complicidad directa de los poderes económicos, financieros y mediáticos de Cataluña con la locura de Mas y CiU. Además de por la calculada y temeraria ambigüedad en todo este proceso por parte del PSOE que ahora pagará muy cara esa ambigüedad porque está a punto de romper su relación con el PSC. Y ¿qué dirá de todo ello ahora el Tribunal Constitucional? Ese será, ya veremos, otro cantar, pero miedo da recordar sus últimos debates sobre el estatuto catalán.

MUCHO QUE CALLAR
La viga de la corrupción en el ojo del PSOE: los tuertos de izquierdas
Pascual Tamburri www.elsemanaldigital.com 2 Marzo 2013

El socialismo no está en condiciones de representar una parte sana de la política española porque no está sano en su interior.

Con la ruptura del Grupo Parlamentario Socialista en torno al independentismo catalán se ha puesto de moda otra vez hablar de lo importante que es el PSOE para nuestra democracia. Como si no hubiese sido la subordinación al PSC, mucho antes de Pere Navarro, la que ha creado un PSOE débil, mucho antes de Alfredo Pérez Rubalcaba y sin necesidad de ninguna Carme Chacón.

Es verdad, una oposición sana y fuerte es buena para el sistema político y puede que hasta el país; y el PSOE no es esa oposición, tal vez por desgracia. Pero mucho antes de cualquier razón ideológica, el socialismo español no está en condiciones de representar una parte sana de la política española porque no está sano en su interior. Y su principal enfermedad se llama corrupción.

Al frente de una gran cantidad de informadores y opinadores profesionales -que no imparciales-, Iñaki Gabilondo ha reiterado constantemente en estos meses su desdén por los políticos españoles, que según él y muchos progres estarían dando lo peor de sí mismos en el PP y en el Caso Bárcenas.

La corrupción, por tanto, descalificaría a los políticos en su conjunto, pero no a todos por igual: ahora mismo lo políticamente correcto es pensar, decir y predicar que la culpabilidad recae esencialmente en el PP, antes y más que en ningún otro partido. Y si para defender eso hace falta ocultar toda la corrupción que el PSOE –y también Izquierda Unida, a su escala- arrastra, así sea. Sea, sí, pero que nadie pretenda hacernos comulgar con ruedas de molino en esta larga Cuaresma: si en un partido la corrupción ha sido sistema, ese partido es el PSOE.

José Antonio Griñán sigue al frente de la Junta de Andalucía aunque el escándalo de los ERE falsos no deja de crecer en número de implicados y en volumen de negocio. Es un auténtico derroche de medios públicos, encima sustraídos a los trabajadores en tiempos como estos, y nadie afronta responsabilidades políticas de ningún tipo.

Pero lo mismo puede decirse de José Blanco. El constructor Isidoro Cueto, implicado en la Operación Campeón, gran contratista de la Fundación Ideas, fue uno de los que reformó en 2007 el chalé de Blanco en Las Rozas. Y así Campeón se extiende a todo el PSOE y a todas las ramas vivas de éste. Ramas que intentan librarse de la quema, como hace el secretario general de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, al pedir que Blanco renuncie al escaño si es imputado.

Llegados a este punto no es tan escandaloso que haya corrupción en nuestra política como que esa corrupción sea tratada de modo distinto según quién sea el (presunto) corrupto. Todos tenemos en mente la cara y el nombre de Bárcenas y el asunto Gürtel. Raro es en cambio que se dé relevancia política a Campeón, a los EREs o a los tejemanejes urbanísticos del dimitido alcalde socialista de Sabadell, Manuel Bustos, en la Operación Mercurio, por poner algunos casos recientes como ejemplo.

Dice con acierto Gabilondo en su último videoblog que "esta tomadura de pelo tiene que terminar". Pero no sólo "la tomadura del pelo de Bárcenas al PP y del PP a los españoles, de todos a todos, tiene que terminar" -como afirma él-, no sólo ese "vodevil", sino toda la corrupción política. Y si la corrupción descalifica políticamente, como podemos estar de acuerdo en pensar, entonces hay que incluir, medidos por el mismo rasero, a unos y a otros.

No es posible que el PSOE, aprovechando su experto uso de los medios de comunicación y de la propaganda, se vaya de rositas. Y es que, además del partido de Flick y Flock, de Roldán, de Urralburu y de tantas otras, es ahora el partido de Blanco. Y que se sepa Blanco sigue en el Parlamento y sigue impune y sin dar ninguna explicación. Tampoco las han dado sobre el PSC, es verdad, pero ya que ellos quieren hablar de corrupción bien harán en empezar por la que tienen en casa.

La demorada unidad socialista
juan carlos girauta ABC Cataluña 2 Marzo 2013

Si el PSOE no tiene una idea de España después de ciento treinta y cuatro años de historia real o virtual, que lo diga

La vida política de Alfonso Guerra no puede cerrarse sin ver acabada la tarea inconclusa de la unidad, aglutinando el socialismo español todo bajo las mismas viejas siglas. Quienes creen que los nombres hacen a las cosas, pensarán que una sola sangre ha recorrido el cuerpo del PSOE, desde la reunión fundacional del restaurante Casa Labra, el dos de mayo de 1879, hasta la abstención de la señora Chacón en el Congreso, esta semana.

Lo seguro es que los nombres orientan y estimulan, y que quien se empeña en interiorizar una subcultura, acaba lográndolo. El militante socialista con algún bagaje puede considerarse heredero de Iglesias, Prieto, Largo o Besteiro. Y puede porque los señores González y Guerra vistieron el traje de un muerto. Le hicieron el boca a boca a un cuerpo arrasado. Le «levantaron» el partido a unos viejitos exiliados, anacrónicos y tiesos. Les hicieron la cabra mediante un montaje más complicado y caro que el de la película El golpe. Históricamente hay dos cosas distintas con el nombre PSOE, pero qué más da, no hay porqué quitarle la ilusión a quien prefiere ser heredero de chequistas antes que hijo de socialdemócratas occidentalizantes.

En su ilusión de continuidad, el PSOE reproduce ahora mismo polémicas internas que tienen un siglo. La Federación Socialista Catalana ya vivía acaloradas discusiones en 1916 sobre lo que ahora llamaríamos el encaje de Cataluña en España, y sobre el propio concepto de la nación. En las publicaciones de la época, en las actas congresuales, en los discursos del socialismo de entonces, aparecen mezclados en confuso montón sustantivos para España como «confederación» o «federación», y para Cataluña como «nacionalidad», o «región, y se propugna la autonomía. Nada nuevo bajo el sol.

Si el PSOE no tiene una idea de España después de ciento treinta y cuatro años de historia real o virtual, que lo diga. Y si la tiene, que la defienda. Para ello deberá ultimar la tarea inconclusa de Guerra presentándose de una vez como un partido socialista. Uno.

Treinta años de tontería
Pedro de Hoyos Periodista Digital 2 Marzo 2013

El pasado lunes, con gran pompa y boato oficiales, se ha celebrado el trigésimo aniversario de nuestro estatuto de autonomía. A las calles nada ha trascendido, nadie se ha enterado, y la fecha ha pasado inadvertida. Les hablo de Castilla y León, este cero a la izquierda de una España que pena ahora sus errores de casi cuarenta años.

España está en un serio aprieto con referendums de independencia, propuestas de federalismos asimétricos o deseos de los más ricos -cómo no- a tener una Hacienda propia y diferenciada. Pero para todo ello Castilla y León no pinta nada, nadie escucha su voz. Recordemos que Castilla y León existe por empeño personal de Martín Villa, que aludió a "intereses del Estado" para justificar su existencia, pues era la condición impuesta por los nacionalistas para aceptar la Constitución. Castilla no existe como autonomía porque sería demasiado grande y fuerte para quienes pretendían manipular el Estado conforme a sus egoístas intereses. Y así le está yendo a España en manos de “esos” intereses.
bandera carmes
El Estado cedió, desmembrando a Castilla. ¿Pero Madrid no es Castilla? ¿Y las antiguas provincias de Castilla la Vieja, Santander o Logroño, o las de La Nueva, Toledo, Cuenca, no han sido siempre Castilla? España, el Estado, creyó que cediendo a aquel chantaje cerraría por siempre el peligro de la secesión. El tiempo ha demostrado que aquella fue sólo la primera de las demandas nacionalistas que nos han convertido en una nación a punto de la extinción.

Se contentó a los nacionalistas para que Castilla no pintara nada en un Estado que ella había creado quinientos años antes, Estado que los que quieren irse de él manipulan a cambio de sus votos; España está acogotada por quienes la chantajean a cambio de privilegios fiscales o políticos, está en manos de quienes hacen de la queja y de la amenaza permanente su forma de relación dominante con el resto de la nación.

Castilla y León celebran el trigésimo aniversario de una autonomía que es un elemento pasivo en el Estado, dejándose llevar por otros y sus intereses. Es doloroso que nuestras instituciones celebren una fecha que es raíz de graves problemas políticos, mientras dejamos la dirección del Estado en manos de quienes nos sacan los dineros para sus embajadas, sus políticos y sus televisiones, mientras se mofan de nosotros, nos amenazan con hacer de la Constitución y de nosotros lo que les pase por la imaginación. Un gran éxito el tuyo, España.

Una de moros con Toni Cantó
Juan Vicente Santacreu Estrella Digital 2 Marzo 2013

No pretendo con estas líneas denunciar nada nuevo bajo el sol, pero sí recordarlo para que todos los ciudadanos de bien –y no sólo los cristianos- lo mantengan vivo y no lo olviden.

Hoy me he levantado y el día prometía ser muy “bonito”, y no es porque ganó el Real Madrid por goleada al Barcelona, a mí me la repampinfla que el Madrid gane, lo que me “pone” de verdad es que el Barcelona pierda y así poder oír en el Campo Nuevo el “Viva España”. ¡¡Catalanos, ya está bien!!, a tomar por culé que ya habéis metido bastantes goles a España y siempre en fuera de juego.

Surgen cotidianamente en nuestro país imbéciles con disfunción cerebral hablando de tolerancia y alianza de civilizaciones

Pero el día bonito fue efímero porque pronto descubrí, como todos los días, la realidad social. Hoy el jarrón de agua fría a llegado con esta noticia de la mano del periódico El Mundo: Condenan a 100 latigazos a una adolescente de 15 años víctima de una violación en Maldivas. ¡¡Bien, esos son los moros!!, encima de violada, “jodida”.

Este tipo de noticias eclosionan dentro de mí como la fisión nuclear produciendo una reacción en cadena. Primero pienso en esa niña que siendo “bebita” le cortaron el clítoris de cuajo “por cojones”; nunca mejor dicho. Luego de adolescente la violan porque la vida de una mora vale menos que una mierda y para rematar la historia, la condenan a 100 latigazos por puta. El final de la historia aún no se ha escrito, quizás un día muera apedreada porque algún “machito” hijo de puta la denuncie por adúltera.

A pesar de esta triste realidad, surgen cotidianamente en nuestro país imbéciles con disfunción cerebral hablando de tolerancia y alianza de civilizaciones. Por cierto, no sé si es casualidad o no, pero todos estos “tolerantes” se agrupan en la izquierda facha reaccionaria. Sí, he dicho facha. Un día se interpretará el verdadero significado de “facha” y podremos comprobar cómo la izquierda está repleta de fachas.

Pero este tipo de actos morunos no es exclusivo de los de allí. Aquí tenemos nuestros ramalazos morunos. No sé si es por la contaminación genética de tantos moros bambando por España a lo largo de la historia o es porque irremediablemente tenemos sangre sureña. O quizás, y sólo lo pregunto, a ver si tantos malos tratos de género es porque hay demasiados inmigrantes en España.

¿Quién no ha oído alguna vez llamar puta a una mujer por llevar minifalda? Y más terrible todavía, ante una violación quién no ha oído murmurar “esa es una guarra”. Si no lo has oído nunca, acércate a un círculo moruno y lo oirás. Sí, triste pero esto pasa en España. Pero llegaron los rojos fachas y para lavarse la cara como prefectos fariseos crearon la ley de la desigualdad. Una ley que condena al hombre automáticamente por la simple denuncia de una mujer.

¿Principalmente quién defiende esta ley? Justo los tolerantes y defensores de los “machitos” morunos y de esa “pollada” de la Alianza de civilizaciones. Esos que alegan que la ablación del clítoris pertenece a una tradición y una identidad cultural. Casualmente los mismos que están en contra de los Toros sin darse cuenta que esto, sí es tradición cultural y en la fiesta taurina ni se mutila ni se mata a ningún ser humano. En definitiva, esos fachas reaccionarios son moros a la española y aparentando que defienden a la mujer, aceptan y apoyan el velo, la sumisión y la supremacía del moro macho. Son en definitiva moros a la española y actúan como ellos apedreando cualquier cosa que atente contra su dogma.

Desde el minuto uno entendí lo que Toni Cantó denunciaba, pero sigo sin entender por qué se apresuró a pedir disculpas

Muchos ejemplos podemos ver en España, desde Nevot que lo apedrearon con multas, acoso, pintadas, etc. por rotular su negocio en español, hasta cruzadas contra el Valle de los Caídos, la lucha contra el crucifijo, rechazo al idioma español o poniendo morada la bandera nacional. En definitiva, apedrean cualquier cosa que atente contra su pensamiento único. De los abortos no digo nada porque los fetos al igual que España son temas discutidos y discutibles. Son moros a la española.

El último caso de apedreamiento popular ha sido el de Toni Cantó por denunciar los daños colaterales tan graves que está ocasionado la ley de desigualdad. Desde el minuto uno entendí lo que Toni Cantó denunciaba, pero sigo sin entender por qué se apresuró a pedir disculpas.

Es cierto que el número de denuncias falsas de malos tratos es mínimo, no obstante eso son los casos constatados, pero ¿cuántos inocentes han sido condenados sin que se demostrara su culpabilidad?. Recuerda que con esta ley el fiscal no tiene que demostrar tu culpabilidad, eres tú que tienes que demostrar tu inocencia. Esa es la cuestión. En España hay unos 3.000 inocentes en la cárcel por la ley de igualdad. Un día saldrá a la luz la barbarie legislativa de los fachas de España.

Una España vergonzosa que hace años perdió el norte y pronto Cataluña. Una España de fachas rojos de mierda que son capaces de golpearse el pecho por las palabras de Toni Cantó y en cambio no lanzan piedras contra Bolinaga.

Toni, no te agobies, los de izquierda te atacan porque son rojos fachas, el PP arremete porque UPyD está siendo un problema para Rajoy en sus horas bajas y mis amigas las feministas de mierda –y lo digo con todo el respeto del mundo- no soportan a ningún guaperas. No hay nada menos femenino que una marimacho feminista.

No hay nada menos femenino que una marimacho feminista

Tranquilo Toni, yo te comprendo, yo sé lo que es estar solo, eso me pasa a mi defendiendo el español en España mientras tú y los tuyos no decís nada. Soledad que muchos españoles tenemos porque UPyD al igual que otros partidos únicamente buscan rédito electoral. Sólo recuerdo una vez a Rosa Díez hacerse una foto y fue con una mora. Una saharaui en huelga de hambre y encima no era española. Lo recuerdo porque es la única foto que UPyD ha posado para salir en los periódicos, en cambio por defender a españoles en España, no he visto ninguna foto. Yo nunca olvido.

Pero ya ves Toni, aquí estoy apoyando tu libertad porque yo no soy como los de UPyD, yo sé que lo que dijiste no tenía maldad, defendías a muchos españoles acosados por la ley de desigualdad.

Espero que ningún imbécil lea mi artículo porque con el nivel de comprensión lectora que tienen seguro que no comprenden que aquí nadie defiende ni ha defendido a ningún puto maltratador, ya sea moro moruno o moro español.

Por cierto Toni, yo siendo fiel a España y a mis convicciones cada vez estoy menos solo y duermo como un lirón. ¿Y tú?

Así lo pienso, así lo digo y guardo las formas para mejor ocasión.

Juan Vte. Santacreu – en Twitter @JVSantacreu – Estrella Digital

Austeridad privada
EDITORIAL Libertad Digital 2 Marzo 2013

El imprescindible ejercicio de austeridad que debe llevar a cabo España para salir de la crisis se concentra por el momento en el sector privado, ya que que el conjunto de las administraciones públicas sigue viviendo muy por encima de sus posibilidades. Las familias y empresas ya se están desapalancando, tal y como muestra la balanza de pagos al cierre de 2012. Los duros ajustes que ha aplicado el sector privado desde que estalló la crisis están permitiendo el saneamiento de su balance y la paulatina reducción de su abultada deuda.

Gracias a este esfuerzo, la histórica brecha exterior de España, que llegó a rozar los 100.000 millones de euros en el auge de la burbuja inmobiliaria, prácticamente ha desaparecido. En concreto, el déficit acumulado en la balanza por cuenta corriente se situó en 8.257,9 millones de euros en 2012, tras caer un 78% interanual. De hecho, desde el pasado verano la economía nacional ya no depende del crédito exterior para mantener su nivel de consumo e inversión y, por tanto, cuenta ya con capacidad suficiente para empezar a amortizar su elevada deuda externa.

Sin embargo, estos buenos datos contrastan con el elevado déficit que sigue presentando el sector público. Según avanzó el Gobierno, la brecha fiscal entre ingresos y gastos se situó en casi 71.000 millones de euros en 2012, lo que equivale al 6,7% del PIB, sin contar las ayudas a la banca, que sumarían otros 34.000 millones de déficit –hasta el 9,99% del PIB–. Así pues, sin tener en cuenta el rescate bancario, el Estado ha logrado reducir su descuadre presupuestario en algo más de 24.000 millones de euros con respecto a 2011. Si bien se trata de un dato positivo, cabe recordar que el objetivo marcado por Bruselas era el 6,3% del PIB, con lo que Rajoy ha incumplido, aunque por poco, uno de sus principales compromisos. Además, dicho ajuste se ha aplicado subiendo de forma masiva los impuestos a hogares y empresas, dañando así el crecimiento potencial de la economía nacional, en lugar de apostar por un recorte drástico del gasto y una profunda reestructuración de la Administración Pública.

El Gobierno debería tomar ejemplo del sector privado y apretarse de verdad el cinturón para tratar de equilibrar sus cuentas sin necesidad de exprimir aún más al contribuyente. La austeridad consiste en gastar menos, no en ingresar más, y a día de hoy este concepto tan sólo se puede aplicar al sector privado español.

Carmen(n)
IGNACIO CAMACHO ABC  2 Marzo 2013

La maniobra envolvente de Rubalcaba con Pere Navarro ha dejado a Chacón en tierra de nadie, sin amparo orgánico

ESPAÑA es una democracia de partidos en la que a día de hoy resulta imposible construir un liderazgo fuera del amparo orgánico. El partido te proyecta o te hunde, te liquida o te salva. Pero el partido no es la militancia ni el electorado, sino la dirigencia y el aparato; sin el respaldo de esa burocracia rectora nadie puede aspirar a un papel significativo dentro de la vida sectaria por mucho que sea capaz de forjarse una reputación social o un prestigio ciudadano.

Ése es el error que ha cometido Carme(n) Chacón en su indecisa estrategia de asalto a la dirección del PSOE. La capacidad de intriga de Rubalcaba la ha envuelto en una pinza de aislamiento de la que por ahora no sabe ni puede escaparse. Enfrentada con su organización matriz catalana no logra tampoco el apoyo de los barones nacionales, que salvo Tomás Gómez han decidido respetar el statu quo y el calendario oficial de primarias. El tiempo corre en su contra porque cada paso que el PSC avanza hacia el soberanismo la sitúa más en tierra de nadie. Y le ha faltado arrojo para cruzar la línea decisiva: su discurso contra el derecho a decidir le exigía un voto en contra que no se atrevió a formular. Prefirió quedarse en el limbo, sin abstenerse siquiera, como si no estuviese. Y en política, a veces, hay que estar. Elegir, arriesgarse, comprometerse con alguien o con algo.

Rubalcaba tiene más margen porque ya es el secretario general. Su actitud contemplativa ante los coqueteos soberanistas del PSC irrita a los notables y desconcierta a parte de los electores pero le permite ganar tiempo y evitar una ruptura que trituraría las expectativas de un partido que no puede ganar en España sin una posición sólida en Cataluña. El líder nacional ha preferido permitir la escaramuza catalana para triturar en ella a su principal adversaria. Su maniobra envolvente con Pere Navarro ha dejado a Chacón a la intemperie; para convertirse en candidata tendrá que buscar complicidades fuera de su propia federación, una utopía en la férrea estructura territorial que domina la partitocracia española. El juego con la N de su nombre la ha terminado enredando en una confusión de identidades. Si quiere ser Carme -pronúnciese Carma- se alejará de la sensibilidad mayoritaria en la socialdemocracia española; si escoge convertirse en la Carmen de Olula dejará descubierta su retaguardia. Y el mestizaje que podría lanzarla como una alternativa integradora lo obstaculiza la tajante intervención del aparato de Cataluña. Le queda la baza del salto al vacío, una ruptura terminante que reclamaba el gesto decisivo que no se determinó a hacer en la votación del Congreso. El paso simbólico del Ebro sin vuelta atrás. Pero optó por permanecer en mitad del río, al alcance del tiro desde ambas orillas. Lleva el suficiente tiempo en política para saber que es Rubalcaba quien controla las dos líneas de fuego.

EL DRAMA DE LA IZQUIERDA
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC  2 Marzo 2013

El socialismo mediterráneo está en la UVI, tras haber traicionado sus principios y a muchos de sus seguidores

EL peligro para el PSOE no viene del odiado PP. Ni de la madrastra europea. Ni de los ávidos mercados. Viene de sus propias filas, como estamos viendo en la deriva secesionista de sus compañeros catalanes. Diría más: viene de sus entrañas, pues el PSC no ha hecho otra cosa que seguir la senda marcada por Zapatero cuando dijo a los catalanes «Os daré lo que me pidáis». ¿No era un endose al «derecho a decidir» que ahora invocan los socialistas catalanes, con gran escándalo de Rubalcaba, por aquel entonces mano derecha, perdón, izquierda, de Zapatero? Por no hablar de su «Nación es un concepto discutido y discutible». Referido a la nación española, naturalmente, porque la nación catalana no la discute un socialista moderno.

El PSOE viene traicionándose a sí mismo en la E de «español» en sus siglas y no debe extrañarse que se rompa allí donde España se ve más acosada. Cedió al nacionalismo vasco el poder en el apogeo de los crímenes de ETA, y ahora tenemos a ETA en las instituciones vascas. Aceptó gobernar con los independentistas catalanes, y ahora los tenemos como árbitros de Cataluña. Sin darse cuenta, ¡con lo listo que decían era Rubalcaba!, de que quien cede ante los separatistas -pues eso son, más que nacionalistas- termina infectado de separatismo, que cuartea sus filas y empieza a cuartear las del socialismo catalán con el nombre de Chacón.

Su única excusa, si excusa pueda llamarse, pues hay socialistas que han resistido esa llamada a la desintegración y al anarquismo («enfermedad infantil de la izquierda», según Lenin) es que ocurre en todo el arco mediterráneo. Los socialistas italianos fueron los primeros en sucumbir a tal tentación, junto a la corrupción, y han tenido que cambiar incluso su nombre por el de Partido Democrático, para no desparecer. Sin que tampoco les haya servido de mucho, pues se ven desbordados por la «democracia 5 estrellas», de la algarada callejera, la red y los movimientos sociales, liderados nada menos que por un cómico, que les insulta, les ultraja, se ríe de ellos y, encima, impide la gobernabilidad del país.

Sólo en Francia, Hollande se las ve y desea para gobernar y mantener la coherencia interna de su partido y de su nación, que ha venido siendo el paradigma de las naciones. Pero en el resto del Mediterráneo, de Grecia a Portugal, los socialistas han perdido el norte, el sur, el este y el oeste, quiero decir que son incapaces de adaptarse a las exigencias de la globalización que empieza a regir el mundo, y el que no se adapte a ella se va por la cañería.

La gran paradoja es que ellos, surgidos de la «Internacional», sean víctimas del internacionalismo. Pero es lo que suele ocurrir a quienes traicionan sus principios.

Hacia el lento entierro de hábitos caducos
Eugenio Trías intervino con frecuencia en el debate público con ideas originales. Frente a los políticos, sostenía que son las minorías globales que defienden ideas a contracorriente las que realizan los verdaderos cambios
Arash Arjomandi El País  2 Marzo 2013

Hace unos días el pensamiento mundial en lengua española ha tenido una pérdida irreparable. Eugenio Trías es, para gran parte de la crítica, el principal pensador español contemporáneo que ha dejado como legado un sistema filosófico exhaustivo al tiempo que original hasta extremos inusitados; portador, ciertamente, de lo que más adolece el contexto actual: innovación.

Dentro de su abrumadora producción hay un ámbito deficientemente conocido: su pensamiento político. Esto se debe a que los numerosísimos textos que consagró, a lo largo de cuatro décadas, a lo cívico son los más sintéticos de su obra.

En todo caso, alguien que militó en el partido comunista, que fue —como él mismo escribe— “un convencido antifranquista”, que reivindicó no hace mucho la vigencia de la filosofía de Marx y que denunció las guerras neoconservadoras en Oriente Próximo y que, al tiempo, apoyó en algunas épocas al Partido Popular o escribió en la prensa conservadora es imposible de ser definido mediante alguna categoría política; mucho menos, partidista.

Voy a intentar realizar, sin embargo, un esbozo sumario, pero lo más fiel posible, de algunas de sus ideas políticas más relevantes.

Trías sostiene que la intervención del intelectual en el debate político debe consistir en introducir inoportunidades con respecto de lo que, en cada contexto de acontecimientos, se tiene por lo oportuno. Su propio método de hacerlo era genuino: realizaba, por escrito, intervenciones puntuales pero muy elocuentes, para enseguida replegarse de nuevo a la meditación filosófica a la espera de otra ocasión propicia para la reflexión pública.

Pragmatismo, nacionalismos y la España de las ciudades. Trías entiende que la democracia va más allá de una mera forma política; la concibe como un modo de vida, una ética. Piensa que en los asuntos políticos el ciudadano no debe elegir tanto por convicciones cuanto por responsabilidad; esto es, respondiendo de un modo plenamente libre y personal a las exigencias que cada situación le demanda o alude. A modo de ejemplo, solía abogar por el voto útil como la decisión más objetiva del elector, es decir, por aquella apuesta electoral que, lejos de ser tributaria de ideologías subjetivas, mejor contribuye, a juicio de la persona, al bien común en cada contexto determinado. Los que conocen bien su obra saben que esta prescripción es del todo ajena a cualquier tipo de pragmatismo o cortoplacismo coyuntural: “La paradoja de la inteligencia y de sus frutos radica”, sostiene, “en que solo si aquella se ejerce sin horizonte pragmático acaba produciendo frutos que a la larga tienen uso social y capacidad de transformar el mundo”.

El ciudadano no debe elegir por convicciones sino siendo responsable ante cada situación

La idea de nación es para él un concepto sencillamente obsoleto. Confiesa que no sabe si España es o no una nación, y si Cataluña, el País Vasco o Galicia son nación o nacionalidad, por cuanto cree que la solución a este problema no reside ahí, sino en un constitucionalismo que no se base en hechos diferenciales nacionales, históricos o lingüísticos sino que emane de la voluntad de los habitantes de las ciudades y municipios, conformadores de realidades cívicas y sociales propias.

Frente a la solución del Estado de las autonomías o las múltiples variantes federalistas o confederalistas, propone una España de las ciudades, un país configurado por redes urbanas vigorosas que sean la encarnación de la conciencia cívica institucionalizada en el poder municipal democrático. Sueña con una España con multicapitalidad, donde cada una de las ciudades-fuerza aporte sus mejores virtudes o especialidades en los múltiples sectores y ámbitos.

Otorga un enorme valor a los medios de comunicación como instrumentos para propiciar salud democrática. Entiende que la forma más eficaz de evitar que los intereses de los grandes partidos monopolicen el espacio público es que los medios de comunicación atiendan más a las preocupaciones cotidianas al tiempo que a cuestiones de índole cultural, científica y filosófica.

Repensar la política. Su filosofía política se funda en la reformulación de las cuatro grandes ideas que, a su juicio, han aparecido en la historia del pensamiento político. La primera, que entiende como causa final de nuestra conducta, es la felicidad (la buena vida de los griegos). La concibe como resultado de ajustar nuestras vidas a la condición más humana de cuantas son posibles: la medianía entre los excesos (que denunciaba como sobrevalorados en nuestra sociedad) y las insuficiencias de lo empírico, material y matricial. Recuerda que la acción política debe enfocar toda su atención a generar este valor: la búsqueda de la felicidad en los ciudadanos.

La segunda gran idea que repiensa es la libertad. Insiste en que no se debe confundir con modernidad sino que se tiene que identificar con responsabilidad, pero no entendiendo esta como la necesaria condición para el ejercicio de la libertad sino como coincidente con esta. La libertad de cada persona la define como su capacidad de responder lingüísticamente a lo que cada situación le propone, demanda, exige o impele. La tercera idea central es la justicia, y la redefine como la mediación entre lo singular (la persona) y lo universal (lo común): hay justicia allá donde se consiga recrear lo cívico en la individualidad. El poder político debe ser, entonces, la potencia (puissance) —en ningún caso, dominio o dominación (pouvoir)— de generar tal recreación.

Denunció tanto el casino financiero global como el santuario provinciano particular

Pero Trías no cesa de recordar que todas las grandes ideas arrojan sombras. La seguridad es el concepto-sombra de estas tres ideas centrales. Amenaza siempre con tornarse en el máximo valor de la acción política. Cuando lo hace, acaba generando, paradójicamente, gran inseguridad y lesiona fuertemente la felicidad, la libertad y la justicia. Eso lo dijo bellamente un lustro antes de estallar la presente crisis económica; hoy casi todos los analistas coinciden en que fueron las ansias de asegurar el crecimiento económico las que propiciaron la catástrofe actual.

La crisis actual. A finales de los noventa criticó públicamente la cultura del pelotazo que empezaba a emerger en nuestro país y advertía sobre los peligros desmesurados (hybris) que conlleva el culto al dinero y al éxito fácil conseguidos por medio de la especulación económica y financiera.

Denunció tanto el casino financiero global como el santuario provinciano particular. Solo la intelección puede, a su juicio, sanar o contrarrestar esa cultura de la especulación.

Entiende que la forma de acometer cambios en la sociedad no es por medio de los políticos; en estos veía limitaciones muy grandes, y sus deficiencias, corrupciones y perversiones las atribuía a la propia sociedad de donde surgen. Años antes del auge de las redes sociales, sostuvo que “se está gestando una incipiente civilización de la inteligencia y del conocimiento”. Se refiere a las minorías globales. Justificó su convencimiento de que es la sociedad civil la que puede mejorar el mundo por disponer de un instrumento poderoso: las minorías globales, es decir, ciudadanos de distintos lugares del planeta, fuertemente valedoras, a contracorriente, de una idea o vocación minoritaria. Una minoría global es, por lo tanto, un sector social no mayoritario —bien que con tendencia a ser cada vez más numeroso, especialmente entre clases medias instruidas—, pero presente en muchas partes del mundo, y que apuesta por temas de imposible generalización colectiva, pero de gran predicamento entre tales seguidores apasionados. Son estos los que, para Trías, contribuyen cada día al lento entierro de hábitos caducos.

Arash Arjomandi es director de Erasmus Ediciones y discípulo de Eugenio Trías.

Epílogo para españoles
Juan-José López Burniol en La Vanguardia 2

Quise escribir este artículo como coda a los tres que dediqué al derecho a decidir, pero me venció el cansancio, el aburrimiento y –¿por qué no decirlo?– el desencanto que produce hablar a quien no quiere escuchar. Lo escribo ahora, después de que el PSC haya roto la unidad del grupo socialista en el Congreso, al votar afirmativamente la propuesta a favor del derecho a decidir de los ciudadanos catalanes. Conozco las reacciones a este acto, que creo merecen un comentario de urgencia. Es este.

El PSC ha hecho lo que tenía que hacer: defender el derecho a decidir dentro de la legalidad y sin apostar por la independencia. Ha sido coherente con su reciente voto negativo a la declaración soberanista en el Parlament de Catalunya. Su primer secretario –Pere Navarro– ha procedido con coraje y con prudencia: ha definido con nitidez la posición de su partido, cosa que hace mucho tiempo que no ocurría. El problema no es, por tanto, del PSC; el problema es del PSOE. Y lo es porque el PSOE muestra, día tras día, una incapacidad manifiesta para captar la realidad de los hechos, pese a ser estos muy claros. A saber: la debilidad congénita del Estado nacional español, que hizo posible, después del desastre de 1898, la conversión del catalanismo cultural en catalanismo político. Este ha pilotado, a lo largo de todo el siglo XX, un largo y complejo proceso de refacción de la nación catalana, concluido hoy con un éxito espectacular, hasta el punto de que, si resucitase un catalán fallecido el 1 de enero de 1900, no daría crédito a lo que percibe, no sólo por lo que hace a la recuperación plena de la lengua catalana y de los símbolos propios, sino, sobre todo, por la consolidación de una sólida conciencia nacional catalana que se percibe por doquier. Podría haber sido de otra manera, pero ha sucedido así.

Ahora bien, estos dos hechos incontestables –fracaso de la construcción de un Estado nacional español y éxito de la refacción de la nación catalana– no tienen por qué hacer imposible ordenar racionalmente la Península en la que nos hallamos –la Península inevitable– en beneficio de todos. Pero este intento de ordenación racional sólo puede acometerse observando rigurosamente dos principios: el principio de libertad (no puede ser fruto de la imposición: no se puede obligar a nadie a estar donde no quiere estar), y el principio de preferencia del interés general sobre los particulares (lo que excluye la tradicional y, por lo que parece, sacrosanta e intangible hegemonía del centro sobre la periferia, en beneficio de una casta asentada desde siempre sobre el Estado, que lo considera como su propiedad privada, cuando no una sociedad de socorros mutuos).

Así las cosas, sería lógico que el PSOE –un partido que en su día fue regeneracionista– fuese más sensible que el PP a la necesidad de una nueva conformación del Estado español vía reforma constitucional, ya que el PP puede considerarse, en principio, el representante natural del complejo de intereses que resultarían directa y fuertemente afectados por un proceso de redistribución del poder que llevaría aparejada dicha reforma. Pero no parece que sea así: estamos ante un PSOE anquilosado, sin nervio para captar –guste o no– la realidad emergente, sin imaginación para trazar caminos y sin coraje para salir de la trampa nominalista de que la soberanía se halla depositada en todo el pueblo español.

Nada tengo que decir, por último, de la peripecia política de Carme Chacón, pero sí quiero discrepar frontal y conceptualmente del discurso con el que ha justificado su negativa a respaldar el derecho a decidir. A mi juicio, con la aceptación del derecho a decidir no se rompe la unidad de España. Todo lo contrario: su reconocimiento previo es la única vía para preservar la unidad del Estado, al hacer posible un debate en el que se puedan ponderar con realismo y rigor las consecuencias de todas las opciones, así como las posibilidades que podría aún abrir una reforma en profundidad del título VIII de la Constitución, que recogiese la singularidad catalana.

Termino. En 1894, Antonio Maura fue nombrado ministro de Ultramar en un gabinete presidido por Sagasta. Maura, inteligente y expeditivo, examinó la situación en que se hallaban las últimas colonias españolas, especialmente Cuba, y, ni corto ni perezoso, modificó su ley electoral, vía real decreto ley, doblando el número de electores, y elaboró un proyecto de ley de reforma del gobierno colonial que, preservando la unidad del Estado, ampliaba sustancialmente la intervención de los pueblos antillanos en el gobierno de sus intereses. Este proyecto, que fue recibido con creciente aceptación por los autonomistas cubanos, no llegó a presentarse a las Cortes. El presidente del Gobierno cedió ante la presión de los intereses económicos de la minoría que explotaba la isla y que se amparaba en la existencia de “una alarma patriótica”. Cuatro años después, Cuba era independiente. ¿Hubiese servido de algo el intento de Maura? Nunca lo sabremos. Pero sí sabemos lo que ocurrió.





Montoro, ¿demasiado complaciente?
Susana Criado www.vozpopuli.com 2 Marzo 2013

6,74%. Primero fue Rajoy en el Debate del Estado de la Nación. El presidente del gobierno sacó pecho y anunció que el déficit de 2012 estaría por debajo del 7%. Después llegó la sesión de control al gobierno de los miércoles y alĺi Rajoy, de nuevo, insitió en la cifra mágica del 6,7%. Y fue el jueves cuando ya Cristobal Montoro puso negro sobre blanco los datos desgranando los números. Ambos corearon el mismo mensaje: “¡España cumple con su objetivo de reducción del déficit y seguirá con su política de reformas para alcanzar el crecimiento!”

Es lógico que el gobierno se sienta satisfecho porque el esfuerzo ha sido importante. En medio de una recesión galopante, con el consumo privado por los suelos y el paro por las nubes, España ha conseguido quebrar la tendencia y empezar a reducir su déficit pasando del 9,4 al 6,74%. OeeeeOeee oeeeee ….es lo que canta Cristobal Montoro que reconoce los esfuerzos que hemos hecho todos los españoles. Contaba Montoro que el recorte del deficit ha sido más intenso en el último trimestre de 2012 y esto es porque fue en septiembre cuando comenzó a aplicarse la subida del IVA al 21%. Porque aquí el éxito es de todos nosotros, de todos los españoles que con nuestros impuestos hemos contribuido a reducir el déficit del Estado.

El gobierno debe evitar caer en la complacencia. Montoro no puede olvidar que la cifra de deficit público nacional de 2012, un 6,74% del PIB, no incluye las ayudas a la banca que dispararían el desfase total al 9,99%. Debe además atar en corto a las Comunidades Autonomas incumplidoras: los incumplientos deben tener consecuencias, y para ello la ley permite la intervención. Está claro que no puede ser tratada de igual manera la comunidad que ajusta, reduce y acata que la comunidad que no lo hace.

Es cierto que la situación ha mejorado, pero Montoro ha de tener en cuenta que el foco de los problemas sigue siendo el mismo: CCAA y Seguridad Social. De momento, en los dos primeros meses del año, el gasto en pensiones -crece un 4,7%- supera lo prespuestado este ejercicio. Montoro tiene ante sí el reto de seguir con el ajuste pero ya sin meternos la mano en el bolsillo. Ahora ajustar el déficit pero no por el lado de los ingresos y sí por el lado de los recortes. Toca reducir sí o sí los gastos.

Celebra el "éxito" del dato de déficit
Montoro: "Se ha demostrado que el Estado de las Autonomías es gobernable y fiable"
El ministro de Hacienda avisa a las comunidades que no han cumplido con el objetivo de que tendrán que acometer más ajustes.
agencias. Libertad Digital 2 Marzo 2013

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha asegurado que las cinco comunidades que han sobrepasado el objetivo de déficit en 2012 (Cataluña, Murcia, Comunidad Valenciana, Andalucía e Islas Baleares) tendrán que revisar sus planes económico-financieros y aplicar nuevas medidas de ajuste para reconducir sus cuentas.

En una entrevista concedida a Europa Press, Montoro ha explicado que Hacienda revisará los planes que tienen en vigor estas cinco comunidades para detectar el motivo por el que no han alcanzado el objetivo. Una vez localizada la causa, acordarán con ellas nuevas medidas, aunque desde "el reconocimiento" al gran trayecto que han recorrido todas las regiones en 2012 en materia de consolidación fiscal.

En ese análisis, según Montoro, se determinará dónde "han fallado" las cinco regiones y qué parte no se ha cumplido en materia de ingresos y de gastos con el objetivo de renovar los programas de ajuste y reconducirlos a los objetivos. "Vamos a llevarlas al helipuerto", ha dicho. De esta forma, se seguirá aplicando la ley de estabilidad presupuestaria que contempla, en última instancia, la intervención de las comunidades, aunque el ministro cree que queda mucho por aplicar en la ley antes de llegar a ese punto.

"¿Serán intervenidas? Si no han sido rescatadas, no hay por qué entender un grado de intervención máxima", ha dicho Montoro, quien ha criticado que siempre se hable de rescate ya sea de comunidades, de la banca o de la economía en general. "Ninguna de las tres categorías de rescate ha existido en 2012", ha subrayado.
"Gran política"

En cualquier caso, el ministro ha resaltado el valor de la ley de estabilidad presupuestaria, vigente desde mayo, que ha permitido que las comunidades reduzcan el déficit en más de un punto y medio en un año. A su parecer, esta ley es una "gran política" que arma institucionalmente al estado de las autonomías y que "está funcionando".

Montoro ha recordado que un gran número de comunidades ha cumplido gracias a la aplicación de esta ley y que incluso alguna ha alcanzado cifras mucho mejores de lo previsto, lo que demuestra que "los criterios de seriedad, rigor y búsqueda de equilibrio presupuestario son compartidos".

"Estamos rompiendo el tabú que se había disparado de que las comunidades eran infinanciables e inasequibles", ha subrayado, tras confiar en que la cifra de 2012 sirva para romper ese "cliché" que, además, no conviene nada al país. A su parecer, se ha demostrado que el Estado de las Autonomías es "gobernable y fiable" y que se puede y se debe alcanzar el equilibrio presupuestario.
Éxito en el déficit

El titular de la cartera de Hacienda ha calificado de "éxito" la cifra déficit global (6,7%) y ha asegurado que detrás de ella están todas las administraciones y el "gran y desagradable" esfuerzo que ha hecho la sociedad española con el pago de más impuestos. "La política de sanear las finanzas públicas es la que nos tiene que sacar de esta crisis", ha señalado Montoro tras recordar que cuando se hizo lo contrario se profundizó en la pérdida de empleo.

Sobre si Bruselas dará finalmente más tiempo a España para reducir el déficit una vez conocida la cifra de 2012, Montoro ha reconocido que todos están a la espera de cambios en los objetivos para este año, aunque, de momento, el Gobierno y las comunidades siguen trabajando sobre los objetivos vigentes.

"Pero todos estamos también esperando que habrá cambios, como está anunciando la propia Comisión Europea. Todo esto es lo que habrá que encajar a lo largo del año 2013", ha dicho Montoro, para quien lo que tiene que hacer Bruselas es favorecer el crecimiento económico dando tranquilidad a los mercados.
Crecimiento

"¿Esto significa más tiempo? Puede significar más tiempo siempre que lo importante sea tener crecimiento a corto plazo", ha añadido, para explicar después que, una vez alcanzado ese crecimiento, se podría reducir más rápido el déficit, ya que esa reducción traería más crecimiento y empleo. "Esa es la ecuación que tenemos que buscar y con la que trabajamos con la Comisión y los socios", ha señalado.

En cualquier caso, Montoro ha explicado que lo que tiene que hacer Bruselas no es relajar los objetivos en sentido estricto, sino reconocer lo que está haciendo España. "Lo que estamos esperando no es que nos relajen el objetivo de déficit, sino que la bajada del déficit sirva para que vuelva el crecimiento económico cuanto antes", ha dicho.

Según Montoro, Europa no es sólo "un juez que juzga resultados y estadísticas finales, sino que está también para auspiciar políticas de crecimiento" y para reconocer el trabajo de cada país, que también fortalece el propio proyecto europeo y el euro. La "clave", según el ministro, está en hacer políticas de austeridad que busquen el equilibrio y no perjudiquen a la economía, y el "equilibrio" para conseguirlo es lo que tiene que decidir el Gobierno español junto a los socios e instituciones europeas.

Montoro ha reconocido que a veces se ha expresado mal la necesidad de reducir el déficit usando un lenguaje "perverso" que ha enviado el mensaje de que "hay que sacrificarse y consumirse en el fuego para después llegar al cielo". "Si llega uno quemado al cielo no sé que clase de cielo le espera", ha ironizado.

En este sentido, ha resaltado la necesidad de entender que Europa es un proyecto de solidaridad y de entendimiento entre socios y no lo contrario, y ha asegurado que allí no hay "malos" que destinen a algunos países "a los infiernos" para que se consuman. "Es todo lo contrario", ha sentenciado.

Montoro se ha demostrado
Nota del Editor 2 Marzo 2013

Que el Partido Popular es parte del problema siempre lo hemos visto, lo han demostrado y demuestran en cuanto tienen ocasión.

Que Montoro afirme que "Se ha demostrado que el Estado de las Autonomías es gobernable y fiable", indica que no el Partido Popular no es parte del problema, es el problema de España.

Es hora de que tambien el Partido Popular se desintegre, previa confesión de sus fechorías y dovolución de lo afanado.

Buruaga replica al fiscal: "Me acabas de hundir en la miseria"
El fiscal Ignacio Gordillo interviene en COPE contra el Tribunal Constitucional: "No depende de la justicia, es un órgano político, lo cual es una vergüenza"
Periodista Digital 2 Marzo 2013

El programa 'La Mañana' del viernes 1 de marzo de 2013, tras analizar la renuncia del Papa, aludió al tema de Bildu, momento en el que uno de los tertulianos, el ex fiscal de la Audiencia Nacional, Ignacio Gordillo lanzara un duro alegato contra el Tribunal Constitucional, al que negó su condición de órgano judicial.

Antes, el programa había comentado el tema de la renuncia del Papa y había contactado con el director del influyente 'L' Osservatore Romano', Gian María Vian, sobre las especulaciones de la prensa en quién será el nuevo Papa.

Gian María Vian- Casi nunca aciertan
Bieito Rubido- Con Ratzinger se acertó

Gian María Vian- Para la elección de Benedicto XVI algunos sí. Pero muchos del sector de la prensa, después de la homilia como decano de Ratzinger dijeron que ya había abandonado la idea de ser pontífice porque era muy mayor. El cónclave más grande de la historia. Y se resolvió en 17 horas.

Cacho: "España es el valle de las desdichas, PP, PSOE, la Corona, está todo hecho jirones"

En ese momento el presentador del programa, Ernesto Sáenz de Buruaga, informó de que según la web de ABC el PSE (PSOE vasco) pedía que se pusiera en libertad a varios asesinos como Kubati, Troitiño o Parot.

Bieito Rubido- El PSOE se rompe, por un lado el PSC, por otro el PSE...
Luis del Val- El PSE está votando con Bildu.

Jesús Cacho- Eso me coloca en una observación más general. Nos damos cuenta de que en estos momentos estamos en el valle de todas las desdichas, todo hecho jirones, el partido en el poder con un caso como el de Bárcenas que no sabe como lidiarlo, el PSOE, para qué les voy a hablar. ¿La Corona? ¿Para qué les voy a hablar? La economía con el fantasma de Italia. Si no tuviéramos un Gobierno con mayoría absoluta, nos habríamos ido a pique. Y luego está el tema de Cataluña.

El fiscal Gordillo contra el Tribunal Constitucional
Que haya ataques contra el Tribunal Constitucional es algo habitual, en especial desde independentistas. Que se produzca por parte de un ex fiscal de la Audiencia Nacional, ya es algo más novedoso. Ignacio Gordillo fue un destacado fiscal de la AN que se hizo célebre por encabezar el llamado grupo de los 'fiscales indomables' junto a Eduardo Fungairiño o María Dolores Márquez de Prado, el grupo de fiscales más cercanos al Gobierno de José María Aznar que se enfrentaron a los sectores tradicionales (inicialmente alineados con los jueces Liaño y Garzón y luego fuertemente enfrentados con el segundo).

Buruaga pareció sorprenderse mucho de las palabras del fiscal, aunque no era un argumento nuevo.
Buruaga- ¿Pascual Sala no tenía otro margen de maniobra que legalizar Bildu?
Ignacio Gordillo- El Tribunal Constitucional no depende de la administración de la justicia, es un órgano político, lo que es una vergüenza...

Buruaga- ¡Pero hombre! ¿Cómo que es político? ¿Cómo puedes decir eso?
Ignacio Gordillo- El Tribunal Constitucional está formado por los políticos...

Buruaga- ¡Pero vamos a ver! ¿La independencia de la justicia es mentira o qué?
Ignacio Gordillo- Pero es que la administración de la justicia comienza en el Tribunal Supremo, no en el Constitucional.

Buruaga- Pero serán jueces que querrán ser justos. ¡Me acabas de hundir en la miseria!
Ignacio Gordillo- El Tribunal Constitucional es un órgano político, no se puede decir que forme parte del órgano de la justicia. La prueba está en que el Tribunal Supremo declaró la ilegalidad de Bildu.

Bieito Rubido- El juez que ha dicho que lo de Sánchez Gordillo está muy bien. 'De hombres están hechos los jueces', con su miseria.
Buruaga- Si te toca la sala 1 ganas, si te toca la sala 2 pierdes.

Ignacio Gordillo- Esa resolución del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía es inadmisible. Porque se ve como una empleada es violentada.
Luis del Val- ¡Valientemente con arrojo y sin hábito de cobardía! ¡Ahí estaba el sindicato contra la empleada!
Buruaga- Para ser viernes vais contentos

En el mundo judicial la máxima instancia es el Tribunal Supremo, de ahí que exista un conflicto desde hace años (especialmente recrudecido desde 2004) por el hecho de que el Tribunal Constitucional se haya convertido en una especie de 'tercera sala'. Los puestos del Supremo son elegidos por el CGPJ, que elige entre jueces que cumplan determinados mínimos para cada puesto, mientras que los miembros del Tribunal Constitucional son elegidos por el Congreso de los Diputados y no precisan ser jueces para ocupar cargos (de hecho, es habitual ver a catedráticos en el citado órgano, aunque también ha habido jueces como Pascual Sala o el fallecido Roberto García Calvo.

Hay que secuestrar el presupuesto
Daniel Lacalle
  El Confidencial
2 Marzo 2013

Por qué defiendo el secuestro  presupuestario  en EEUU
“A billion here, a billion there -sooner or later it adds up to real money." Everett Dirksen
“Deficit reduction is painful, so better to get it over with now”
Esta semana se han liquidado 12.000 millones de dólares en futuros bursátiles americanos. El jueves, un minuto antes del cierre, se vendieron 5.000. Hay miedo al “secuestro del presupuesto” y la incertidumbre del techo de deuda, que comentamos aquí. Y es un miedo infundado promovido por los defensores del gasto excesivo -bancos de inversión y analistas los primeros-.

Estados Unidos debe secuestrar el presupuesto, ya. Es imperativo. Si no, las dudas sobre las cuentas públicas pasarán a convertirse en certezas.
Hay muchas lecciones que podemos aprender del problema fiscal de Estados Unidos, que va camino de superar a Grecia en deuda sobre PIB. La primera es que imprimir moneda y monetizar deuda simplemente no genera crecimiento. La patada hacia delante solo aumenta la bola de nieve. La segunda es que los problemas estructurales de gasto deben afrontarse de manera decisiva, y casi quirúrgica, porque luego los parches son peores.

Un problema de gastos, no de ingresos
El problema en EEUU no es de ingresos –que se solucionó con el vencimiento de parte de las deducciones fiscales-, sino de gasto excesivo. Un gasto público, que -ajustado por inflación- ha sido el más alto desde 1951, durante el mandato del presidente Obama (datos Office of Management and Budget). Como comentábamos aquí, el gasto público se ha disparado durante la administración Obama a un 24% del PIB de media, comparado con un 22% en la época de Reagan, un 19% durante los mandatos de Bush padre e hijo, y un 17% con Clinton. En España, el gasto público es ya el 45% del PIB -algunos cálculos llegan al 52%-.

Los ingresos fiscales de EEUU en 2012 subieron –gracias fundamentalmente al sector de petróleo y gas y a los impuestos a las personas físicas- a 2,45 billones de dólares (trillones americanos), un aumento del 6%.Tras el vencimiento de los beneficios fiscales de diciembre 2012, los ingresos volverán a subir en 2013 un 7%... Pero, oh sorpresa, la máquina que lo fagocita todo, el gasto público, llevaría a EEUU a aumentar su déficit de nuevo, a pesar de las subidas de impuestos. ¿Les suena?

En Estados Unidos, muchos claman por subir impuestos “a los ricos”, el cuento del “sistema Buffett”. Es un engaño, porque lo que esconde es la destrucción de la clase media, que es la que sufre la represión financiera. Aumentar un 45% los impuestos a los ricos no reduce el déficit ni en un 0,1% -al ser progresivo-. Es un subterfugio para seguir gastando y exprimiendo a los trabajadores asalariados.

Es cuestión de matemáticas. Aumentar los impuestos a los ricos no sube los ingresos de un 16% del PIB a un 22%. La riqueza total de los mayores millonarios de EEUU aumentó en 2012 en 4.000 millones de dólares. Si les hubieras podido confiscar el 100% de ese incremento –irreal a todas luces- no se hubiera reducido prácticamente nada el déficit, que es de un billón (trillón americano).

Los gastos y por qué no es sostenible mantenerlos
Un 21% del presupuesto americano se gasta en un sistema de salud caro e ineficiente -Medicare, Medicaid y CHIP-. Supone 769.000 millones de dólares. Otro 20% del presupuesto americano (718.000 millones de dólares) se gasta en defensa y, finalmente, un 20% a la seguridad social, que sostiene a 35,6 millones de pensionistas.

Y ahí está el problema. El número de trabajadores por pensionista era de 5,1 en 1960, pero había descendido a menos de 3 en 2012, y se espera que caiga a 2,2 en 2030. ¿Les suena? En España ya es menos de 2 trabajadores por pensionista.

Aunque suene “políticamente incorrecto”, Mitt Romney tenía razón. Un sistema donde más del 40% de la población vive de apoyos estatales y no contribuye, hunde a la clase media si atacamos el problema desde los impuestos. Donde se equivocaba Romney era en pensar que podía aumentar o mantener el gasto de defensa, que es insostenible.

La solución está en cortar gasto y la independencia energética
Pero la solución, de nuevo, está en las materias primas y en reducir los gastos. Estados Unidos ya importa menos de 6 millones de barriles al día de petróleo, la cifra más baja desde 1992, gracias a la revolución de producción domestica. Si les interesa, lean aquí el camino a la independencia energética de EEUU. Esto tiene un efecto positivo adicional. Hay que gastar menos en ser el policía de Oriente Medio, que en mis cálculos supone casi un 12% del gasto de defensa americano anual.

Pero si se va a sostener el sistema de seguridad social y sanitario, los recortes deben ser quirúrgicos, continuados y sistemáticos. Por eso, el secuestro es un método que funciona. Porque quita poder decisor al que gasta, se corta matemáticamente y obliga a ser eficiente aunque no se quiera.

El impacto del secuestro
El gobierno federal tiene 2,2 millones de funcionarios y otros ocho millones contratados –compárenlo con nuestros 3,2 millones para una población varias veces inferior-. Se estima que el secuestro lleve a un recorte de al menos 800.000 empleados públicos. Y se puede hacer ahora, precisamente, que los sectores de alta productividad están generando empleo de calidad.

En cuanto al PIB, Macroeconomic Advisors (MA) espera un impacto del 1,3% en 2013 y del 0,6% en 2014. Irrelevante comparado con la mejora de la factura energética que EEUU está llevando a cabo por aumento de producción doméstica. Por ello, estoy convencido de que si se secuestra el presupuesto la caída de PIB no va a ser la que predicen algunos. Ahora, si se mantiene el gasto, el efecto destructor del endeudamiento sí va a tener un impacto en subidas de impuestos y caída de actividad económica.

Menos de un 10% de las ventas del índice S&P 500 depende del gobierno y un 75% de ese impacto recae en los sectores de defensa y farmacéutico-sanidad. De hecho, de los recortes anunciados, más del 50% son en defensa. Es decir, que el secuestro del presupuesto tiene un impacto muy limitado sobre los sectores que realmente generan empleo y riqueza en Estados Unidos, tecnología, servicios y petróleo.

Para mí, el miedo al secuestro es simplemente la reacción de un mercado adicto a la deuda y enganchado a las apuestas inflacionistas. Y, como tal, es una oportunidad para invertir en EEUU fuera de los sectores afectados –defensa y healthcare-.

Un mercado 'yonki' que pide deuda
Este no es un mercado de inversores y gestores públicos prudentes -sí, los políticos son también “el mercado”-. Es un mercado de yonkis esperando que se inyecte más droga al enfermo de la economía global. Y hay que temerlo por ello. Deuda con más deuda a costa de generaciones futuras, aunque todas las medidas de patada hacia delante no funcionen. Por eso, siempre digo que tengamos cuidado con legislar mirando a lo que pide un mercado adicto. Si premia el gasto y la inflación, como ocurre hoy, es pan para hoy y desastre para mañana.

¿Por qué defiendo el secuestro del presupuesto? Primero, porque el impacto máximo es de un 1,3%-1,5% del PIB, menos de un 1,2% en las empresas del S&P 500, pero extremadamente positivo para el déficit, ya que supone –junto a las otras medidas adoptadas- reducir hasta un 30% el déficit anual.

Por otro lado, lo defiendo porque no requiere tremendas negociaciones políticas y compromisos, es automático, incuestionable y –lo más importante- duradero. Es decir, su efecto en el gasto se extiende a más de un año.

¿Secuestrar el presupuesto en España?
Aprendamos a no llegar a una situación similar a la americana. No nos contemos el cuento de la lechera de las exportaciones, que además se están desacelerando, y como comentaba El Confidencial aquí, evitemos que España siga siendo el país de la eurozona con mayor déficit público, gastando unos 100.000 millones de euros más de lo que ingresa, a pesar de una subida de impuestos brutal que ha llevado a los ingresos del Estado a subir imperceptiblemente, incluidas las trampas en facturas y adelantos. Cuando los gestores son incapaces de administrar correctamente sus presupuestos, se les reduce. Si es automáticamente, mejor. Si dejamos la ejecución a su albedrio, siempre se llega a la trampa del “cuarto trimestre”. Gastar y esconder.

Secuestrar el presupuesto es sano. Obliga a ser eficiente y gestionar los recursos desde la realidad, no desde el cuento de “el año que viene todo sube”. La política del avestruz no sirve.
Sí, Estados Unidos seguramente subirá el techo de deuda en abril, pero su situación de gasto y deuda ya no es compleja, es dramática. Y la política de bajar tipos, imprimir, sostener un gasto inútil y monetizar deuda no funciona. Pero aún hay gente que pide repetir. No me cuenten historias de puestos de trabajo creados, que se hubieran creado igual sin esas políticas monetarias, porque vienen de sectores globales como sanidad y petróleo... o que “hubiera sido peor”, el engaño más insultante cuando se incumplen todos los objetivos de creación de empleo, reducción de déficit y deuda que se pretendían conseguir con las políticas expansivas.

Si Estados Unidos se “pone las pilas”, y por fin reduce gastos, tendrá un cierto impacto en las previsiones optimistas de todo el mundo. Pero ese impacto, si se aprovecha ahora que muchos de los sectores de alta productividad están funcionando, es parte de la solución. Adaptarnos todos, sobre todo los gobiernos, a un mundo que no es todo crecimiento, pero que tiene mucho futuro si se permite a las empresas florecer.

Pero si Estados Unidos, y nosotros con ellos, seguimos con la política del avestruz, los problemas volverán a presentarse unos meses después. Seguro

España
Los partidos se gastaron 65 millones en la campaña de las generales de 2011
El Tribunal de Cuentas pide establecer un mayor control sobre los conceptos subvencionables; reclama a los partidos que contraten a los proveedores que presenten la mejor oferta económica; y propone implantar sanciones a bancos y proveedores que no le entreguen la información exigida para poder fiscalizar las campañas.
Redacción 
www.vozbcn.com 2 Marzo 2013

Resumen de los gastos de las elecciones generales de 2011, por partidos, fiscalizados por el Tribunal de Cuentas (cuadro: Tribunal de Cuentas).

Los 19 partidos y coaliciones que tienen representación en el Congreso o en el Senado se gastaron 65 millones de euros en las elecciones generales de 2011, según certifica un informe del Tribunal de Cuentas publicado hace unas semanas.

Esto supone un 4% menos que los 67,7 millones de euros que les costó la campaña electoral de las anteriores elecciones generales, celebradas en marzo de 2008.

Las formaciones políticas destinaron 26 millones de euros al envío de propaganda electoral (una cifra casi idéntica a la de 2008), mientras que los 39 millones restantes se utilizaron en operaciones ordinarias (2,6 millones menos que tres años antes).

Las principales formas de financiación utilizadas fueron los créditos bancarios (39,2 millones), los anticipos de subvenciones electorales (18,2 millones) y las aportaciones de los propios partidos (5,3 millones).

PP y PSOE acumulan dos tercios del gasto total
El PP encabeza la lista de gastos subvencionables relativos a las elecciones generales de 2011, con 20,5 millones de euros, sin incluir los de las coaliciones de las que ha formado parte, con el Partido Aragonés (0,6 millones), con Extremadura Unida (0,5 millones) y con UPN (0,3 millones). A continuación se sitúa el PSOE, con 19 millones de euros, que tampoco incluyen los gastos subvencionables al PSC (3 millones).

Tras ellos están La Izquierda Plural (8,9 millones); CiU (3,2 millones); Entesa pel Progrés de Catalunya (2,2 millones); UPyD (1,7 millones); PNV (1,1 millones); Amaiur (0,9 millones); BNG (0,9 millones); Foro de Ciudadanos (0,7 millones); ERC (0,6 millones); Coalición Canaria (0,5 millones), Bloc Iniciativa-Verds-Equo-Coalició Compromís (0,2 millones) y Geroa Bai (0,2 millones).

No hay irregularidades contables relevantes
El Tribunal de Cuentas señala que todos los partidos han presentado la contabilidad electoral dentro de los plazos legales establecidos, debidamente formalizada y de forma coherente.

El organismo fiscalizador no ha detectado irregularidades relevantes en relación a los requisitos y limitaciones impuestos a la obtención de recursos recogidos en la Ley Orgánica del Régimen Electoral (LOREG).

Ningún partido ha sobrepasado el máximo total de gastos fijado por ley. Sin embargo, sí ha denunciado que el PP se excedió en 54.142,43 euros el límite legal establecido para gastos de publicidad en prensa y radio (un 1,8% más del tope marcado), lo que le ha supuesto una reducción de la subvención electoral de 4.349,05 euros. Y Geroa Bai destinó 12.312,36 euros más de los permitidos en publicidad exterior y 56,46 euros más en radio y prensa, lo que le ha costado 2.522,22 euros de la subvención.

Por otra parte, 27 empresas proveedoras no han cumplido con la obligación de entregar al Tribunal de Cuentas información detallada de su facturación, por un importe global de 1,2 millones de euros. Dieciséis de estas empresas fueron proveedores del PP (al que facturaron bienes o servicios por 804.784,21 euros) y otras siete tuvieron como cliente a CiU (371.141,62 euros).

Solo cuatro partidos han cerrado su contabilidad electoral arrastrando deudas con los proveedores, en concreto, el PSOE, La Izquierda Plural, CiU y Bloc Iniciativa-Verds-Equo-Coalició Compromís.

El Tribunal de Cuentas reclama mayor control sobre el gasto de los partidos
En sus recomendaciones, el Tribunal de Cuentas considera ‘necesario’ que ‘en el actual contexto político y social, las formaciones políticas limiten los gastos realizados a los imprescindibles para acometer la campaña electoral, ajustándose a una interpretación estricta de los conceptos subvencionables’ recogidos en la LOREG.

También insta a establecer ‘un sistema de control interno que garantice la selección de la oferta económicamente más ventajosa en relación con aquellas operaciones que representen una importancia relativa sobre el volumen de gastos declarados bien por su cuantía individual o bien por su concentración en un mismo proveedor’. Y que dicho sistema de control incluya ‘las medidas necesarias que faciliten la adecuada comprobación documental por el Tribunal de Cuentas del detalle de las operaciones que integran los conceptos de gastos facturados para la campaña electoral’.

Por último, la propone implantar ‘las debidas sanciones a los terceros (entidades financieras y proveedores) que obligados a remitir información al Tribunal de Cuentas en relación con las campañas electorales no cumplan con dicha obligación, dada su importancia a efectos de completar el procedimiento fiscalizador’.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Así está el patio
‘Am I a Catalanless?’
 www.gaceta.es 2 Marzo 2013

Ayer contábamos aquí las cuitas de la periodista catalana Anna Grau por no ser independentista. Hoy Anna nos envía un artículo sobre la dificultad en la que se encuentran tantos catalanes empujados fuera de su tierra. Un texto muy revelador.

¿Es posible que sin darnos ni cuenta Cataluña se haya convertido de repente en una, grande y libre? ¿En un monolito independentista puro, de una supuesta pieza, como la senyera gigante del Camp Nou? Una empieza a echar cuentas de los años que hace que vive fuera y lejos (aunque nunca creyó que tanto…) y hormiguitas de sudor frío le andan por la espalda y con su leve peso le curvan el espinazo. ¿Y si fuese verdad que no hay vuelta de hoja? ¿Que ya todos y cada uno de los catalanes –menos yo– quieren ser otra cosa de la que son, quieren ser distintos?

¿Cómo se llamaría un homeless de país? ¿Countryless? Se me objetará que qué maldita falta hace decirlo en inglés. No son tanto ganas de presumir como de buscar refugio en una lengua más o menos franca, sospechosa quizás de arrogancia, pero no de tener arte ni parte en esta trifulca. Y además supongo que me rebota por las paredes del cráneo cierta hermosísima novela de Jonathan Lethem que se titula Motherless. Sin madre.

Am I a Catalanless? ¿Una sin Cataluña? ¿Tengo definitivamente que elegir? ¿O me abstengo de ser española o quedo despojada para siempre de la tierra y del paisaje emocional en el que nací? Es curioso: a día de hoy es más descansado hacer un discurso independentista catalán en medio de la Puerta del Sol de Madrid que un discurso no independentista catalán en la Rambla de Catalunya. Lo primero provoca alguna que otra acusación delirante de deicidio pero básicamente suscita curiosidad y hasta morbo. Lo segundo lleva en línea recta al ostracismo. Al exilio exterior e interior.

No es una manera de hablar. Es un hecho la negación de la mayor, el arrinconamiento de la catalanidad no ya antiindependentista, sino simplemente escéptica, simplemente distinta. La que en mi opinión saldría masivamente a flote si mañana (¿por qué no hoy?) se celebrara el maldito referéndum que nadie desea menos que quien lo pide. Es como el mito de que sin España desaparece la pobreza: no es verdad, pero, ¿cómo demostrarlo sin haberlo probado? Y como en la práctica es tan inmensamente difícil que se llegue a probar nunca…

Ahí está la gracia del envite… bueno, ahí y en la asombrosa incapacidad de mucha gente para ponerse las pilas. Oído recientemente en Madrid, en una situación lo bastante extraordinaria como para juntar a Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez-Rubalcaba, amén de otros ilustres asistentes a no importa qué. Y va Rubalcaba y no sólo manifiesta su convencimiento de que la secesión catalana puede ser un hecho, sino que expresa su temor de que “los vascos vengan detrás”. Con federalistas así da gusto, oye.

Pero lo esencial es cierta disimulada pero tenaz mala hostia… en el patio de casa. Cierta combinación de síndrome de Estocolmo y complejo de quinta columna. Somos unos cuantos, unos muchos, los que hemos llegado a temer en algún momento si no seríamos unos autistas, descolgados atónitos de una muchedumbre en trance. Los únicos y las únicas que por lo que sea no llegamos a este orgasmo militarizado. Como si nos faltara, qué sé yo, clítoris nacional. Punto G colectivo.

Una colega y amiga me remite un artículo que escribió dando cuenta de ciertas dudas de ciertos sectores clave de la sociedad catalana, dudas que por supuesto se expresaron en cenáculos privados, muy restringidos… “Ay, temo haber metido la pata”, me escribe azorada mi colega y amiga. Una de sus altas fuentes la acusa de traición. Si lo piensas, se comprende: ¡están las cosas en la Cataluña palaciega como para significarse diciendo lo que uno de verdad piensa sobre esto de la independencia!
Primero aconsejo a mi colega y amiga no inmutarse. Y acto seguido me empiezo a inmutar yo. ¿Qué es esto, la ley de todos los silencios? ¿El retorno a la clandestinidad a estas alturas? Ser catalán estuvo prohibido. Significó y simbolizó en su día toda una resistencia, toda una tensión moral. ¿Hay que volver ahora a las trincheras del antifranquismo? Una de las sentencias más memorables de Santiago Carrillo es esa en la que se quejaba de haber empezado su larga vida encerrándose a fumar a escondidas en el retrete… y haberla tenido que acabar igual. Pues eso. ¿Quieren que nos encerremos ahora a ser catalanes y españoles a escondidas?

La buena noticia es: mientras se siente la necesidad de arrollar y aplanar tanto algo es que la rugosidad y la diferencia se sienten. Y escuecen. Insisto: en más de 40 años (más de un franquismo) vivido entre las Cataluñas y las Españas, nunca sentí tanto sudor frío como ahora. Tantas sospechas de que la vieja bestia intolerante vuelve a estar en celo. Una amenaza existencial tan directa.
Y, para variar, la amenaza ya no viene de Madrid.

Habrá que tenerlo claro y empezar a defender en público lo que se piensa en privado, como en estos casos recomendaba el viejo Bertolt Brecht.
Anna Grau
Siga en Twitter a @TrasgodeGaceta

La trampa
miquel porta perales ABC Cataluña 2 Marzo 2013

La propuesta de CiU tiene la virtud de poner al PSC ante un dilema del que siempre saldrá perdedor

El PSC, soberano como es -no se trata de una federación del PSOE, sino de un partido federado con el PSOE-, puede hacer lo que crea conveniente. Incluso, dar el «sí» a un texto que reza: «El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a iniciar un diálogo con el Gobierno de la Generalitat a favor de posibilitar la celebración de una consulta a los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña para decidir su futuro». No es un galimatías. La cosa queda meridianamente clara: el texto reclama el llamado «derecho a decidir». No vale decir que «solo» pide el diálogo que conduce a la posibilidad de una consulta en que se votaría «sí» o «no». Seamos claros: el horizonte de la propuesta es la autodeterminación que lleva a la independencia.

La cosa me recuerda la trampa saducea que Torcuato Fernández Miranda sacó a colación cuando se le preguntó -noviembre de 1972- sobre las llamadas asociaciones políticas. La trampa saducea, como se puede leer en cualquier diccionario, «es una pregunta capciosa que se plantea con ánimo de comprometer al interlocutor, ya que cualquier respuesta que dé puede ser malinterpretada o considerada inconveniente». Más (con acento): «una manipulación capciosa para conseguir que el adversario dé un paso en falso o cometa un grave error».

La propuesta saducea de CiU tiene la virtud de poner al PSC ante un dilema del que siempre saldrá perdedor. Sí vota «sí», porque debilita al PSOE, y así muy probablemente al propio PSC, y le compromete en un proceso que no lleva ninguna parte. Si vota «no», porque queda en entredicho -delito de lesa Patria catalana- la catalanidad del PSC. Si tenemos en cuenta que el Congreso ha dicho «no» a la propuesta, ¿qué hará el PSC? ¿Se alineará con CiU y ERC? ¿Se quedará solo y volverá allí donde estaba antes de la trampa? Lo que sabemos es que el nacionalismo catalán aplaude la decisión del PSC y celebra el «gran paso» y el «gesto importante» dado por los socialistas catalanes. Mira quién te aplaude y sabrás de qué cojeas. ¿Adónde vas PSC?

El esperpento del nacionalismo (II)
ALICIA VERÓS www.dialogolibre.com  1 Marzo 2013

El objetivo final de la inmersión lingüística en gallego, vasco y catalán no es que los niños aprendan estas lenguas cooficiales, discriminando al castellano. Es el adoctrinamiento, introducirles y hacerles creer en el credo del nacionalismo.

En los colegios del País Vasco han introducido una 'Ficha de compromiso con el euskera', es decir, dónde se comprometen los alumnos a hablar en vasco: en clase, en la calle, en casa, en el autobús, en las actividades extraescolares. Los chicos tiene que marcar con una equis sus compromisos, y firmar la ficha. El chantaje consiste en subir la nota a aquellos que lo cumplan. Es uno de los ejemplos que expuso la presidenta de la Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística del País Vasco, María Aldecoa, en la pasada Jornada por la Lengua Materna organizada por la Asociación por la Tolerancia en Barcelona.

En los libros vascos se ven mapas de geografía mostrando 'El Universo', la 'Tierra', 'Europa' y 'Euskal Herria', así, en este orden. Desaparecen tanto España como la comunidad autónoma vasca.

En Galicia, el adoctrinamiento está organizado desde los equipos de Normalización Lingüística de los institutos. Galicia Bilingüe ha hecho una recopilación de comentarios, entradas, textos, imágenes y vídeos de los blogs y páginas webs de estos equipos. Como ejemplo, en el blog del equipo de normalización del IES Félix Muriel de Rianxo se promociona el "Correlingua" una "carrera lúdicofestiva" en gallego. El manifiesto del Correlingua 2010 consta de 16 estrofas. Galicia Bilingüe extracta tres: 'Nuestra propuesta es clara, nos la dijo el poeta Manuel Antonio: “nuestra habla es nuestra, relegarla a cualquier otra es una forma de suicidio” Libraremos la batalla si libres queremos ser, honrando su lema, evitando el genocidio. El juego no será fácil, los adversarios son traidores, pero tenemos juventud, somos muchos, somos jóvenes, jugamos en nuestro campo y tenemos por entrenadores a Pondal, a Rosalía, a Daniel y Arias Nunes. Rompamos las barreras, ya estamos hartos: hablar queremos en gallego como nuestros antepasados. Zumba en el aire un tiempo de represión. Pero Galicia, no tengas miedo, que te vamos a defender. “Nunca máis” permitiremos que esos verdugos crueles amordacen tu lengua, nos repriman por ser fieles. Formamos un buen equipo dispuesto a protegerte'.

Galicia Bilingüe, presidida por Gloria Lago, ha sido directamente amenazada por el grupo radical BRIGA. En el cartel con el que publicitaba el día de la patria gallega de 2010 anunciaba 'O combate é agora! (¡El combate es ahora!)'. Se ve a un joven con la cara tapada con un pañuelo palestino, una camiseta roja con la hoz y el martillo de la URSS, la bandera gallega en una mano y... un cóctel molotov en la otra. Éstos son los que editaron un cartel amenazador contra Galicia Bilingüe días previos a la manifestación organizada por la entidad a favor de la libertad lingüística: 'Galicia Bilingüe fuera de Galicia', '¡Que se vayan preparando!'.

Los casos que ha explicado Jorge Campos, presidente de Círculo Balear, van del drama al chiste. Una madre balear solicitó la enseñanza bilingüe para sus gemelos, con necesidades especiales de educación. Tuvo que acudir a los tribunales porque el centro donde estaban escolarizados se negaba a darles esta enseñanza. Cuando por fin un juez le dió la razón, un grupo de padres la recibió, acompañada de sus hijos, con una cacerolada a la entrada del centro. Entre ellos había cuatro concejales del PP de Inca.

Y el chiste es el siguiente: 'Si vols ser atès en català, pren l'1. Si vols ser atès en castellà, toqui el 2' (Si quieres ser atendido en catalán, aprieta el 1. Si quieres ser atendido en castellano, vete de aquí). Sin comentarios.

Subvenciones para la independencia
3,3 millones de euros para el pancatalanismo
ROSALINA MORENO www.gaceta.es 2 Marzo 2013

La Generalitat ha recortado 4.000 millones en Salud, Sanidad y Bienestar en los dos últimos años, critica Ciudadanos.

El Gobierno de Artur Mas otorgó 3.375.080 euros en el segundo semestre de 2012 entre entidades nacionalistas y pancatalanistas, según una resolución del 15 de febrero, publicada por el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña, “por la que se da publicidad a subvenciones y transferencias fuera de concurrencia pública de importe igual o superior a 3.000 euros” por las unidades directivas adscritas al Departamento de la Presidencia.

Entre las más beneficiadas se encuentra Acció Cultural del País Valencià, presidida por el editor y activista cultural Eliseu Climent, y que, según recoge en su web, es un “movimiento cultural y cívico que ha protagonizado iniciativas tan importantes como la creación del festival Tirant de Rock y la red de repetidores de TV3 en el País Valenciano”.

El documento recoge un pago de 715.411,43 euros para la financiación de la cuota anual del préstamo hipotecario correspondiente a 2012 derivado de la compra en Valencia del edificio El Siglo, sede central de la entidad. Además, refleja otra ayuda de 382. 923 euros para “actividades culturales diversas”. El texto publica, además, las “modificaciones de convenios de gasto plurianual, de acuerdo con el objetivo del Gobierno de la Generalitat de consolidar el esfuerzo de austeridad iniciado el 2011”. Especifica las cuantías otorgadas a cinco entidades durante los dos o tres últimos años, que suman 5.312.884 euros.

Una de las beneficiadas es Òmnium Cultural, a la que, “para la financiación de diversos proyectos y actividades de promoción de la cultura catalana y de fortalecimiento de la propia institución” de 2011 a 2013 Presidencia ha otorgado 1.387.884 euros. El importe inicial era de 1.434.763 euros. “Estas subvenciones se suman a las multimillonarias ayudas que han recibido en los últimos años estas dos asociaciones.

Acció Cultural del País Valencià ha recibido de 2003 al 2010 más de 10 millones de la Generalitat y Òmnium Cultural, 8,9 millones entre 2004 y 2008”. Así se ha pronunciado a LA GACETA el portavoz del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, Jordi Cañas.

Destacó, además, la “Associació Amics de la Bressola, una escuela de primaria que hay en Francia que de 2004 a 2010 recibió 11,1 millones”.
En el segundo semestre de 2012 esta asociación también logró 428.047 euros para “personal docente”. “Es un escándalo, un abuso y un insulto a los catalanes que, mientras se están cerrando escuelas de primaria y despidiendo profesores en Cataluña, estamos pagando escuelas y contratando docentes en Francia. Pero esto tiene un sentido: es la estrategia de tener asociaciones en territorios que consideran que forman parte de los países catalanes, cueste lo que cueste. Mientras tanto, en los últimos dos años han recortado cerca de 4.000 millones en Salud, Sanidad y Bienestar”, señala.

Recortes de Prensa   Página Inicial