AGLI Recortes de Prensa   Lunes 11 Marzo 2013

A España le esperan diez o más años de crisis
Roberto Centeno El Confidencial 11 Marzo 2013

Es la opinión de Hans-Werner Sinn, presidente del IFO (Information und Forschung; Información e Investigación), la institución de análisis y previsión económica mas prestigiosa de Alemania y de Europa. Para Sinn, en una entrevista concedida al diario El País, España necesita una devaluación interna adicional brutal -bajada de salarios y pensiones, para entendernos- del 30%. “España tiene una deuda pública de más de un billón de euros” que no podrá devolver, “y es mucho mejor una quita significativa que un rescate, como demuestra la historia de EEUU”. Sinn se refería a que en los años 20 numerosas infraestructuras norteamericanas fueron financiadas con deuda exterior, esencialmente europea. Al llegar la Gran Depresión, el Gobierno de los EEUU se declaró en quiebra y realizó quitas enormes de deuda.

Es exactamente lo contrario de lo que han hecho estos ineptos que nos gobiernan, con la decisión suicida de rescatar con dinero público a todas las cajas y bancos insolventes en lugar de dejarlos quebrar. En contra de lo que ha sucedido en el resto del mundo, donde los acreedores han perdido hasta el 80% (caso de Grecia), Zapatero primero y Rajoy ahora decidieron endeudar a varias generaciones de españoles para devolver a las cajas y bancos alemanes y franceses hasta el último euro que tan irresponsablemente nos prestaron. “La crisis se generó por el excesivo flujo de capitales de Alemania hacia el Sur”, explica Werner Sinn. Han arruinado a los pequeños ahorradores privados miserablemente engañados, y el resto -es decir, el grueso del dinero- nos lo han robado a nosotros y a nuestros hijos.

La barra libre del BCE y el rescate de 100.000 millones son precisamente para eso, para devolver los préstamos hechos por cajas y bancos europeos a cajas españolas incompetentes y corruptas, sin comprobar mínimamente su capacidad para devolverlos. Por eso, como ha sucedido en el resto del mundo, deberían haber sido los acreedores y no los contribuyentes quienes cargaran con las consecuencias de su irresponsabilidad, exactamente lo contrario a lo que estos insensatos han hecho. La deuda soberana a medio y largo plazo está en un 85% en manos de españoles y, además, hemos asumido como auténticos imbéciles toda la deuda a los bancos europeos causantes de nuestra ruina. Y ahora, una vez devuelto el grueso de las deudas, Europa ni puede, ni le compensa, rescatarnos. Iremos, como dice Sinn, a una quita. Pero ésta, al contrario que en Grecia, irá sobre nosotros mismos.

El efecto deflacionista de la deuda
Aparte del agravamiento de la recesión al que nos han conducido las disparatadas medidas de Rajoy, estamos entrando en una fase nueva, en una crisis más grave y profunda, como consecuencia del endeudamiento creciente y su efecto contractivo sobre la renta disponible. Comentaba la pasada semana Juan Laborda que estamos entrando en una “deflación por endeudamiento”: la incapacidad de los deudores para pagar sus deudas les lleva a reducir sus gastos al mínimo para poder hacerlas frente. Ello produce una caída adicional de la demanda efectiva, un incremento de las empresas en pérdidas y un crecimiento acelerado de la morosidad que pone de nuevo en cuestión, si es que alguna vez no lo estuvo, la viabilidad del sistema financiero.

Se trata de un escenario cuasi catastrófico ya que perpetúa el estancamiento, lleva el paro a cifras inasumibles y a la quiebra del Estado, que se encuentra, técnicamente, en situación de burbuja de crédito unida a una desastrosa asignación de los recursos. La relación técnica entre deuda y deflación la explicó brillantemente en este medio Luis Riestra Delgado, y otro gallo nos cantaría si le hubieran hecho caso entonces. La idea de deflación por endeudamiento fue desarrollada por el economista Irving Fischer durante la Gran Depresión (1), para quien unos precios a la baja forzaban a los deudores a la “venta angustiosa de activos”, lo cual hundía adicionalmente precios y demanda agregada ya que, a la caída de ésta por la disminución de ingresos, se une el efecto de la devolución de la deuda. Como diría un castizo: albarda sobre albarda y el país entra en una espiral de quiebra.

Deberían haber sido los acreedores y no los contribuyentes quienes cargaran con las consecuencias de la irresponsabilidad de las cajas españolas
Es una dinámica deflacionista que estos necios que nos gobiernan son incapaces de entender. Sus conocimientos de economía no pasan de la estática neoclásica, pero las implicaciones dinámicas de la deuda, algo sencillo y de puro sentido común, se les escapan. Al recorte de salarios y las subidas de impuestos se unen las ventas de liquidación para pagar las deudas y los intereses. La espiral deflacionista descrita por Fischer funcionaba así: los recortes de salarios y las subidas de impuestos reducen la renta disponible, el consumo y la inversión se hunden y el precio de los activos baja, lo que produce las ventas en liquidación mientras la renta disponible de las familias se contrae, lo que genera más paro y más depresión.

Los precios de los activos caen más aún, reduciendo la riqueza de las familias y de las empresas, lo que incrementa las quiebras y reduce ulteriormente la demanda efectiva. Una bola de nieve auténticamente diabólica; por algo se llama espiral deflacionista: el desastre se autoalimenta a sí mismo. Como consecuencia, el pesimismo y la falta de confianza se acentúan y el dinero no gastado ni invertido se acumula. Esto es lo que Fischer afirmaba que pasaría y es exactamente lo que ocurre: una espiral deflacionista que nos lleva al desastre y unos deudores que cuanto más pagan, más deben.

Sin embargo, Fischer tenía un presidente capaz y con agallas, Franklin D. Roosevelt, y no un necio y un cobarde patológico como Rajoy, que se esconde en cuanto los problemas se agudizan y sólo da la cara cuando no tiene más remedio para decir estupideces como “la corrupción no es el problema” o “hay vida después de la crisis”. Fischer convenció a Roosevelt para realizar fuertes quitas de deuda, justo lo contrario de lo que han hecho estos miserables, porque ¿qué otro calificativo merecen quienes están arruinado a todo un pueblo y a las generaciones futuras, llevando a la desesperación a millones y al suicidio a no pocos, como en el aterrador relato del viernes de Juan Carlos Barba, para mantener intactos los privilegios de una casta política corrupta y sus más de dos millones de enchufados? El resultado final es claro: en contra de lo afirmado por el Gobierno y sus plumas mercenarias, tendremos una recesión aún más profunda en 2013.

Bloomberg : "No se crean las cifras de déficit del Gobierno español”
La semana pasada, una persona conocedora (la más conocedora, para ser exacto) de la situación económica de la Comunidad Valenciana comentaba a otra persona muy allegada a un servidor que el déficit de 2012 no ha sido el 3,45% comunicado a Montoro, quien lo ha incluido en el cálculo del déficit público sin comprobar nada, sino el 5,7%. Nada nuevo, excepto que en este caso tengo la cuantificación exacta, porque casi todas las CCAA y Ayuntamientos han hecho lo mismo. Pero lo que sí me ha sorprendido es que esta persona afirmara también que es “absolutamente imposible” recortar un solo euro más en Valencia. Las decenas de miles de enchufados, parientes y amigos, las televisiones, las embajadas, los coches oficiales, los chiringuitos (empresas) públicas, son absolutamente intocables. La única solución, según esta persona, es que Rajoy “reforme la financiación autonómica” y les dé todos los años 6.000 millones más.

Exactamente en la misma línea que Valencia, Rajoy y sus mariachis afirman sin sonrojarse que el ajuste ha terminado y que ya no habrá más subidas de impuestos ni más recortes, porque el recortar los 100.000 millones de euros de despilfarro anual ni se plantea, como dijo Rajoy hace unos meses cuando Rosa Díez le exigía cambiar el modelo de Estado. La diferencia entre lo que gastamos y lo que ingresamos, que cada vez es mayor por el hundimiento de la economía -la previsión oficial de 2013 es de 77.000 millones de euros, y normalmente es la mitad de lo real- lo financian endeudándonos masivamente. Ya han emitido deuda por valor de 70.000 millones, la mayoría comprada por nuestros bancos con dinero prestado por el BCE al 1% y a tres años, de la que neta son 30.000 millones a devolver por nuestros hijos y nietos, y todo para seguir financiando el despilfarro, pues ni un solo euro irá ni a la economía productiva ni a los más necesitados.

Los precios de los activos caen mas aún, reduciendo la riqueza de las familias y de las empresas, lo que incrementa las quiebras y reduce ulteriormente la demanda efectiva. Una bola de nieve diabólica
El martes pasado, Bloomberg, la principal agencia mundial de noticias económicas, advertía de que no se creyeran las cifras de déficit del Gobierno español. Pero lo más preocupante era cuando se preguntaba por qué a España no se le computan como déficit las ayudas bancarias, cuando siempre ha sido así para el resto de países. La agencia se respondía a sí misma: porque el déficit español se iría a las nubes y “los inversores inundarían los mercados de deuda española”, algo que aterra a Bruselas. Lo que significa, pura y simplemente, que Bruselas está en el mismo carro de engaños y mentiras que Rajoy, y harán como que se creen el déficit a toda costa. Pero, eso sí, obligando a estos tramposos a hacer ajustes brutales en 2013. Esa es la única certeza: en 2013 tendremos más impuestos, menos pensiones, menos salarios y más, mucha más, deuda.

Y es así como lo ve la inmensa mayoría de los españoles. Según la encuesta de febrero del CIS, nada menos que el 92,3 % ve la situación económica mala o muy mala, y la muy mala ha subido 7 puntos desde enero, y a un año vista casi la mitad la ve peor. Pero ahí tienen a De Guindos afirmando con toda su cara que “hoy estamos mejor que hace un año”. Serán él y sus múltiples amigos, porque la economía está cayendo al 3,2% interanual tres veces mas rápido que a principios de 2012; el paro se ha incrementado en más de un millón de personas en 14 meses; la deuda pública total se ha incrementado en 145.000 millones, el 13,9% del PIB; los salarios se han desplomado un 10% de media, y las familias han perdido el 25% de su riqueza, igual que en toda la Guerra Civil; el sistema actual de pensiones no se sostiene ya mientras elevan un 28% el déficit del Estado en términos homogéneos. ¿Eso es estar mejor? Es un insulto a la inteligencia y una burla inaceptable hacia un pueblo al que están llevando a la ruina.

Y en medio de este desastre tenemos a un presidente que, noqueado y acorralado por un chantajista que le tiene cogido por la barba, es completamente incapaz de cumplir con sus obligaciones. Es por ello que Sáenz de Santamaría saldría para Berlín perdiendo la melena a explicar lo inexplicable, urgida por una Merkel que está que echa venablos viendo a este pusilánime que le ha mentido vilmente, arrodillado ante un presunto delincuente. Cuanto antes llegue el escándalo a los tribunales y Rajoy y la cúpula del PP se vean obligados a dimitir con deshonor y se convoquen nuevas elecciones, tanto mejor para España y para los españoles.

PD: El próximo jueves a las 16.00 horas el colectivo de estudiantes Foro Universidad y Libertad me ha invitado a hablar en la Universidad de Valencia sobre "¿Sistema corrupto o corruptos en el sistema?". He aceptado encantado ya que demuestra cómo, al menos, parte de la sociedad civil y de la comunidad universitaria intenta movilizar el rechazo social masivo a una casta política que ha llevado la corrupción a todas las instituciones del Estado y arruinado a la nación, y obligarles a un cambio a favor del interés general y de la democracia. Desde aquí invito en el nombre del Foro y en el mío propio a todos los valencianos universitarios o no que quieran asistir a la conferencia y al debate. Para que conozcan quiénes son o para informarse del acto, esta es su web: Forouyl.wordpress.com.

(1) “Teoría de la deflación por deuda como causa de la Gran Depresión”.

El regreso de los brotes verdes
Francisco de la Torre www.vozpopuli.com 11 Marzo 2013

En estos días estamos asistiendo a una reedición de los "brotes verdes". Aunque la primera campaña de Zapatero y Salgado no fue precisamente un éxito, parece que el actual Gobierno no se ha podido resistir a la tentación de pintar el futuro de color de rosa, o por lo menos, un poco menos oscuro de lo que le parece al común de los mortales. Esto, como estrategia de comunicación puede ser discutible, sin embargo, cuando se traslada a la previsiones macroeconómicas es la antesala del desastre por dos razones, la pérdida de credibilidad y, sobre todo, que los ingresos y gastos presupuestarios no se ajustarán a la realidad.

El cuadro macroeconómico de 2012 fue un ejercicio de realismo, en el que se consideró que el PIB iba a caer un 1,5%. Finalmente, la caída del PIB ha sido ligerísimamente inferior, sólo un 1,4%. Sin embargo, a mitad de ejercicio hubo que adoptar medidas de choque: suprimir la paga extra de diciembre de los funcionarios, aprobar la mayor subida de IVA de la historia... Aún así, y con datos provisionales del propio Gobierno, no se pudo cumplir el objetivo de déficit, que quedó en un 6,74% del PIB, excluyendo el terrible coste de los "rescates bancarios", es decir, pérdidas de las antiguas cajas que asume el contribuyente, de los que ya comentamos aquí la semana pasada.

¿Qué pasó? Muchas cosas, pero fundamentalmente que no se tuvo en cuenta que la recaudación de los impuestos, y una parte de los gastos, el desempleo, está vinculado a la demanda interna y no al crecimiento (en este caso decrecimiento) general de la economía. Esto quiere decir que si una empresa vende un coche en España, el IVA y el impuesto de matriculación se ingresan aquí. Si se vende en otro país, ambos impuestos indirectos se ingresan en el país donde el comprador final adquiere el coche. Por otra parte, los beneficios de las empresas españolas en el exterior, básicamente filiales de multinacionales españolas, están exentos del impuesto de sociedades (porque este impuesto ya se paga donde la filial obtiene el beneficio). Con estos mimbres, en la medida en que la economía española se internacionaliza se equilibra el déficit por cuenta corriente pero se recauda bastante menos. Si alguien se quiere leer un análisis más detallado, aquí lo tiene.

Además, si se lleva a cabo una reforma laboral para conseguir una "devaluación interna" van a ocurrir dos cosas: en un primer momento, las empresas ajustarán plantillas para adecuarse a la menor demanda aprovechando un despido más barato. Además, se reducirán los sueldos. Esto tiene tres efectos fundamentales: una menor recaudación del IRPF, ya que un 85% del impuesto lo abonan los asalariados; menor recaudación de cuotas a la Seguridad Social por las mismas causas, y un mayor pago de prestaciones por desempleo. Sólo por estas dos causas, la Seguridad Social se ha desviado un 0,96% del PIB, es decir, más de 10.000 millones de euros de desfase. Evidentemente, la previsión de un déficit 0 en la Seguridad Social no era realista, pero la recuperación de competitividad vía devaluación interna en que ha consistido la reforma laboral ha tenido un coste terrible para las Arcas Públicas.

Si todo esto ha ocurrido acertando en las previsiones económicas, ¿qué ocurrirá si las actuales previsiones de una caída del 0,5% no se cumplen? La respuesta es sencilla: las finanzas públicas quedarán fuera de control (si es que hemos recuperado realmente su control). Lo peor es que cualquier tipo de medida restrictiva (no digamos ya una reforma en profundidad) necesita unos meses para hacer efecto. Esto quiere decir que si se acaban teniendo que adoptar medidas de choque, tienen que ser terriblemente severas para tener algún efecto real en el déficit. Esto lo hemos visto en el cuarto trimestre de 2012, cuando las medidas restrictivas fueron tan duras que se derrumbó el consumo interno y la caída del PIB alcanzó un 0,8% intertrimestral, es decir un -3,2% interanual, que es el último dato disponible del Instituto Nacional de Estadística.

¿Es realista la previsión de decrecimiento del Gobierno? No lo parece, ya que prevé un decrecimiento inferior en un punto a todas las previsiones privadas y a la del Banco de España. Además, los dos efectos que se comentaron anteriormente, la internacionalización de la economía española y la situación del mercado de trabajo van a continuar en 2013. Todo esto parece indicar que la recaudación no irá en 2013 como un cohete.

Como un último problema tenemos lo que comentaba en estas páginas Javier Ruiz acerca de que el Estado había retenido 3.800 millones de euros para cuadrar el déficit. Si estas devoluciones no se corresponden con menores solicitudes de devolución, o incluso como señalaba el catedrático y diputado de UPyD Álvaro Anchuelo ha habido más solicitudes de devolución, el cumplimiento del déficit será aún más complicado.

Definitivamente, no hay brotes verdes, por lo menos no en el ámbito fiscal, y el tema de los impuestos y su recaudación en España lo condiciona todo. Esto quiere decir que deberíamos abordar sin más dilación reformas en profundidad en materia fiscal, lucha contra el fraude, y sobre todo una reforma en profundidad de un Estado cuyo coste ya no podemos financiar ni aún recurriendo a grandes subidas de impuestos. Todo esto sería mucho más fácil con crecimiento económico, pero éste no vendrá si no se reducen los desequilibrios fiscales y se restaura la credibilidad, lo que empieza por tener previsiones creíbles y que se cumplan y no por vender brotes que todos sabemos que no son verdes.

Crisis de Estado
Pablo Sebastián www.republica.com 11 Marzo 2013

La crisis del Estado español empieza a ser una realidad que nos conduce al final del tiempo de la Transición por más que los primeros responsables y gobernantes del país disimulen y miren hacia otro lado, convencidos de que en España nunca pasa nada –es decir que nadie asumirá responsabilidades políticas o penales-, a la espera de un repunte, aún incierto, de la economía que nos permita recuperar cierto optimismo en el que diluir la gravedad del momento español. La que por ahora y, afortunadamente, no está teniendo un impacto importante en el comportamiento de los mercados de capitales, como tampoco la ha tenido en Italia ante sus problemas de gobernabilidad.

Sin embargo, en España el choque de los trenes de la crisis del paro y los de la corrupción y escándalos del poder está en rumbo de colisión y se une al desprestigio de las primeras instituciones del Estado. Desde la Corona al Gobierno, pasando por los grandes partidos políticos, PP, PSOE, CiU, UPN, y varias Comunidades Autónomas ya tocadas por la corrupción como: Baleares (Nóos y Matas); Valencia (Gürtel, Noos, Camps y Barberá); Galicia (Pokemon, Campeón, Blanco); Castilla León (Gürtel); Madrid (Gürtel, Bárcenas); Navarra (dietas, Sanz y Barcina); Andalucía (ERES, Griñán); y Cataluña (Palau, Pujol, Pallerols). Y no perder de vista que en esta última Comunidad el Parlamento catalán ha aprobado una resolución de soberanía de Cataluña y prepara un referéndum de autodeterminación ilegal.

Las últimas noticias sobre las “andanzas” de la princesa Corinna (negocios, casa de El Pardo, etc) y el progreso de la instrucción del caso Noos donde la Infanta Cristiana aparece otra cuestión a dilucidar, han empeorado la situación de la Corona, a sabiendas que todavía pueden aparecer nuevos y mas comprometidos datos, que sin duda alentarán el debate ya planteado en la política y en los medios de comunicación sobre la posible abdicación del Rey en el Príncipe Felipe.

Las crisis de los grandes partidos políticos no van a la zaga. Y ahí está la llegada a la Audiencia Nacional de los llamados papeles de Bárcenas sobre la presunta financiación ilegal del PP, asunto que afecta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Como afectan de manera creciente al jefe de la Oposición, Rubalcaba, la crisis interna y de autoridad de este partido donde ayer se escenificó la ruptura del alcalde socialista de Ponferrada, Samuel Fongeral, que se ha negado a acatar las directrices del líder del partido –que él y sus concejales acaban de abandonar-, tras pactar la censura del alcalde del PP con un ex concejal “popular” condenado por acoso. Lo que unido a casos de escándalo (Sabadell, Fundación Ideas, y José Blanco), a la fractura del PSOE con el PSC y a la rebeldía de los socialistas gallegos, presentan al Partido Socialista como una organización sin autoridad, en caída libre en los sonde electorales (a pesar de la crisis económica), y con Carme Chacón decidida a provocar la caída de Rubalcaba aprovechando la situación.

Otras formaciones políticas como CiU o UPN también sufren sus problemas internos y casos de corrupción, de la misma manera que instituciones como la Fiscalía General del Estado, tras el cese del fiscal de Cataluña y los problemas del caso Nóos y Bárcenas, y la propia Justicia también andan sumidas en intrigas de poder. Y todo ello por mas que el paro y la recesión económica sigan en los primeros lugares de la preocupación de los españoles, en la que se ha colocado como segundo gran problema la corrupción, según lo ha revelado la última encuesta del CIS.

¿Como se puede salir de esta situación? Pues por el sendero de las renuncias, dimisiones y abdicaciones y el de la reformas de la vida democrática. Renuncias como la que no hace mucho enseñó desde el Vaticano el Papa Benedicto XVI. Pero en España parece que el modelo a seguir es el de Mariano Rajoy: dejar que todo se pudra y que el tiempo arregle las cosas. No obstante ninguno de los poderosos afectados parece dispuesto a dar un paso atrás, sino mas bien a resistir hasta el final. Aunque podría ocurrir, como ya está pasando, que el tiempo lo empeora todo y entonces la salida a todas estas cuestiones será mas dramática y no exenta de una alta y puede que entonces incontrolable tensión social.

El socialismo del siglo XXI: un fracaso en todos los órdenes
Juan Ramón Rallo www.vozpopuli.com 11 Marzo 2013

En 1998 Venezuela era el cuarto país más rico de América Latina por renta per cápita; en 2012, había descendido a la séptima posición pese al pelotazo petrolero que vivió el país y al muy favorable entorno regional. El legado de estos catorce años de aplicación del socialismo del s. XXI se ha saldado con un exiguo crecimiento de la renta media real del 0,8% anual, unas cuatro veces menos que países no bolivarianos como Chile, Colombia, Perú o Uruguay.

Los hay que, aun así, han intentado poner en valor la herencia económica chavista apelando a los grandes logros sociales cosechados por el régimen, como si las mejoras en la calidad de vida de los ciudadanos no fueran consecuencia directa del enriquecimiento de esos ciudadanos, es decir, del crecimiento económico. Si Venezuela prosperó bajo el gobierno de Chávez (y lo hizo, aunque mucho menos que sus vecinos), entonces inexorablemente nos toparemos con diversos indicadores que mostrarán una cierta mejoría y que los palmeros de turno interpretarán de manera descontextualizada como una reivindicación de la poco razonable y muy liberticida política económica del régimen bolivariano.

Sería como tratar de defender la labor partitocrática y el pelotazo burbujístico de PP y PSOE por el hecho de que entre 1998 y 2012 muchos indicadores de nuestro bienestar hayan mejorado. De nuevo, como tantas otras veces en Economía, nos topamos con el célebre problema de “lo que se ve y lo que no se ve”: lo realmente significativo es la riqueza y la prosperidad que Venezuela habría sido capaz de crear en unas condiciones tan favorables como las que vivió. De ahí que convenga comparar sus presuntos “logros sociales” con los de otros países vecinos que no contaron con unos ingresos anuales derivados de la exportación de petróleo equivalentes al 40% del PIB pero que, al menos, se libraron de imponer muchos dislates socialistoides. Para ello, echaremos mano de la base de datos del Banco Mundial, comparando la evolución de los distintos parámetros analizados desde 1998 hasta el último disponible.

Pobreza, salubridad y esperanza de vida
Por ejemplo, mucho se ha escrito sobre que la tasa de pobreza venezolana ha caído del 50,4% al 31,9%, pero no convendría olvidar que la de Chile cayó del 21,6% al 15,1%, la de Uruguay del 24,3% al 13,7%, la de Colombia del 49,7% al 34,1% y la de Perú del 58,7% al 27,8%. Ciertamente, la tasa de pobreza relativa es un (mal) medidor de la desigualdad económica, pero en este caso los indicadores de pobreza absoluta –porcentaje de la población que gana menos de dos dólares diarios– nos proporcionan unos resultados bastante similares (en este caso, los datos terminan en 2007): en Venezuela pasa del 20,4% al 12,9%, en Chile del 6,2% al 3,2%, en Colombia del 27,2% al 17,7%, en Perú del 26,3% al 18,2% y en Uruguay permanece en el entorno del 3%. La minoración de la pobreza, por tanto, es algo generalizado en la zona, fruto del crecimiento económico.

Al tiempo, las condiciones de salubridad también han experimentado una cierta mejora durante el chavismo. Los habitantes del campo con acceso a agua corriente pasaron del 74% al 94%; pero en Perú lo hicieron del 53% al 89%, en Chile del 62% al 99%, en Colombia del 70% al 98% y en Uruguay del 85% al 99%. Asimismo, el porcentaje de la población con acceso a instalaciones sanitarias apenas mejoró en Venezuela entre 1998 y 2007 (último dato disponible): subió del 88% al 91%, mientras que en Perú creció del 61% al 69%, en Colombia del 71 al 76%, en Chile del 91% al 96% y en Uruguay del 96% al 100%.

El crecimiento económico, la reducción dela pobreza y la mayo salubridad desembocaron en una menor mortalidad infantil, una menor mortandad de las madres al dar a luz y, en suma, en una mayor esperanza de vida. Los datos de Venezuela no son malos a este respecto (la tasa de mortalidad de los menores de 5 años pasa del 24 por mil al 15 por mil, la tasa de mortandad de las madres se mantiene en el 0,9 por mil y la esperanza de vida aumenta de 73 a 74 años), pero de nuevo son relativamente peores que los de los otros países: la mortalidad infantil se reduce del 45 al 18 por mil en Perú, del 12 al 3 por mil en Chile, del 27 al 18 por mil en Colombia y del 18 al 10 por mil en Uruguay; la mortandad materna cae del 1,3 por mil al 0,9 por mil en Colombia, del 1,2 por mil al 0,67 por mil en Perú, del 0,29 al 0,25 por mil en Chile y del 0,35 al 0,29 por mil en Uruguay; y la esperanza de vida sube de 70 a 74 años en Perú y Colombia, de 74 a 76 años en Uruguay y de 76 a 79 años en Chile.

Alfabetización, comunicaciones y medio ambiente
Aparte de los anteriores, existen otros indicadores que ilustran cómo ha evolucionado el bienestar de los venezolanos bajo la bota del chavismo en comparación con el de sus vecinos, por ejemplo la tasa de alfabetización, que mejora no sólo en Venezuela (del 93% al 96%) sino en todos los restantes países fruto de su mayor riqueza (en Colombia pasa del 91% al 93%, en Perú del 87% al 90%, en Uruguay del 97% al 98% y en Chile del 96% al 99%).

La penetración y el uso de las telecomunicaciones es otro ilustrativo parámetro. Los usuarios de internet ascendían al 40,4% de la población venezolana, frente al 40% de Colombia, al 36,5% de Perú, al 53,9% de Chile o al 51,6% de Uruguay; pero las diferencias se vuelven mucho más acusadas cuando analizamos la calidad de la conexión a internet (en Venezuela sólo el 0,87% tienen acceso a la banda ancha, frente al 3,5% de Perú, al 6,9% de Colombia, al 11,6% de Chile o al 13,4% de Uruguay) o la presencia de servidores seguros (sólo ocho en Venezuela, frente a los 19 de Perú, los 21 de Colombia, los 67 de Chile o los 70 de Uruguay). Asimismo, Venezuela también se queda atrás en el número de teléfonos móviles por cada 100 personas: 98 para Venezuela o Colombia, frente a los 110 de Perú, los 130 de Chile o los 141 de Uruguay.

Otro posible indicador es el consumo de electricidad anual per cápita, que en Venezuela apenas ha crecido un 23%, desde los 2.656 kWH por persona a 3.287, frente a la mayor expansión de Perú (de 645 kWH a 1.106), Uruguay (de 1.817 kWH a 2.673) o Perú (de 645 a 1.106); sólo Colombia aumentaba menos este consumo, de 893 KWh a 1106. Y, por cierto, los izquierdo-ecologistas que esperen ver en Chávez un modelo de gestión política respetuosa con el medio ambiente deberían pensárselo dos veces: Venezuela producía el 0% de su electricidad de fuentes renovables, frente al 0,9% de Colombia, al 2% de Perú, al 5,7% de Chile o al 8,8% de Uruguay. También fue el país que más toneladas métricas per cápita de CO2 emitió en 2009 (último año disponible): 6,5 frente a las 3,9 de Chile, a las 2,4 de Uruguay o a las 1,6 de Colombia y Perú. Y, asimismo, también fue el territorio que más vio retroceder su masa forestal: de 2000 a 2010, cayó del 55,7% al 52,5%, mientras que en Perú pasó del 54,1% al 53,1%, en Colombia del 55,4% al 54,5%, en Chie del 21,3% al 21,8% y en Uruguay del 8,1% al 10%.

Seguridad, corrupción, impuestos y regulaciones
Otros indicadores de bienestar son, desde luego, la seguridad, la transparencia y no arbitrariedad de los poderes públicos, la agresividad fiscal o la flexibilidad para gestionar la propia empresa. En todas estas rúbricas, Venezuela aparece muy mal parada frente al resto de países: los homicidios intencionados se dispararon bajo el chavismo, pasando del 0,19 por mil al 0,49, a diferencia de lo que pasó en Chile, Perú o Uruguay (donde se mantuvieron en torno al 0,05 por mil) o de Colombia, donde se hundieron del 0,6 por mil al 0,33. Venezuela es el peor calificado en el Índice de Percepción de la Corrupción (1 indica máxima corrupción), al obtener 19 puntos, frente a los 36 de Colombia, los 38 de Perú o los 72 de Chile y Uruguay. Asimismo, la presión fiscal venezolana no sólo es bastante superior a la de sus vecinos (37%, frente al 31% de Uruguay, al 27% de Colombia, al 23% de Chile, o al 21% de Perú), sino que la variedad de impuestos y las molestias derivadas de su pago también son muy superiores: en Venezuela las empresas han de hacer frente al pago de 71 impuestos, y los individuos han de dedicar 792 horas anuales a gestionar su pago; frente a los 33 impuestos de Uruguay y las 310 horas, los 9 impuestos de Perú y las 293 horas, los 9 impuestos de Colombia y las 203 horas, o los 6 impuestos de Chile y las 291 horas. Todo lo cual, obviamente, también se refleja en la facilidad de gestionar la propia empresa: Venezuela obtiene una puntuación de 180 (siendo 1 la máxima facilidad), Uruguay de 89, Colombia de 45, Perú de 43 y Chile de 37.

Para terminar, han sido muchos quienes han alabado al régimen chavista por su reducción de las desigualdades sociales. Ciertamente, el índice Gini (donde el valor cero expresa la máxima igualdad) cayó de 47,2 a 43,5, pero Chile y Perú lo redujeron a una tasa parecida o superior: Chile pasó de 55,5 a 51,9 y Perú del 56,1 al 47,2. Por su parte, en Colombia se mantuvo estable (en el 56,5) y en Uruguay subió ligeramente hasta 45,3.

Por resumirlo: Chile y Uruguay, que arrancaron 1998 siendo igual de ricos que Venezuela, presentan en estos momentos indicadores social muy superiores en casi todas las rúbricas a Venezuela, mientras que Perú y Colombia, que arrancaron 1998 siendo mucho más pobres, han experimentado una evolución de las mismas mucho más sobresaliente en casi todos los otros indicadores sociales. A diferencia de estos otros países, sin embargo, Venezuela ha construido su ligera mejoría sobre los endebles pies de barro del pelotazo petrolero, de la estatalización de la economía, de la rapiña tributaria de su población y de la destrucción de las clases medias.

En este sentido, un último dato será suficientemente ilustrativo: el del valor bursátil de las compañías cotizadas (uno de los activos por excelencia donde la clase media puede comenzar a construir su patrimonio). Desde la llegada al poder de Chávez, el valor de la bolsa se ha derrumbado desde el 8,3% del PIB al 1,6%: en cambio, en Chile creció del 65,3% al 108,7%, en Colombia del 13,6% al 60,4% y en Perú del 20,5% al 44,8%. Chávez en ningún momento pretendió crear una sociedad de propietarios libres, autosuficientes y autónomos del Estado, sino un territorio repleto de siervos de la gleba dependientes de las dádivas del gobierno. Y eso es ahora mismo Venezuela. Ojalá cambie de rumbo en el futuro.

Once de marzo
EDITORIAL Libertad Digital 11 Marzo 2013

De nuevo es 11 de marzo. Son ya nueve los aniversarios del más devastador ataque terrorista que haya sufrido la España democrática, en el que 191 personas perdieron la vida y 1.858 resultaron heridas.

España no se ha repuesto de ese golpe brutal, que ha marcado su devenir de una forma que aún tardaremos décadas en poder calibrar adecuadamente. Lo grave, lo infame, es que, en gran medida, España no se ha repuesto porque no ha querido. Porque no se ha atrevido.

En Libertad Digital no nos cansamos de denunciar que España padece desde hace mucho tiempo una crisis formidable, causa de la económica que hizo eclosión en 2008. Una crisis nacional, como quedó pavorosamente de manifiesto el 11 de marzo de 2004 y los días inmediatamente posteriores, días de cobardía, oprobio e infamia.

Buena parte de la sociedad reaccionó a la matanza, un monstruoso ataque a España, cargando no contra los terroristas sino contra un Gobierno estupefacto, sonado, desarbolado ante lo inaudito. "¡Queremos saber!", clamaban en las calles aquellos indignados, que incluso dieron en cercar la sede central del PP en plena jornada de reflexión, alentados por la izquierda política y mediática, que tuvo un comportamiento de todo punto miserable.

Pronto se vio que no, que no querían saber sino desalojar al PP del poder. Preferiblemente para siempre. Refundar el régimen. Se impusieron entonces el silencio y la persecución contra los que verdaderamente querían averiguar qué pasó aquel 11 de marzo, quién atacó a España con semejante letalidad, espectacularidad y eficacia. ¿Fue un enemigo interno, un enemigo externo? ¿Cómo lo hizo? ¿Por qué? ¿Quién estaba al tanto? ¿Quién falló? ¿Se pudo evitar? ¿Hubo traidores? Cabía hacer todas esas preguntas y tantas más. Se debía. Pero casi nadie cumplió con tal deber. Casi nadie quiso.

Han pasado nueve años ya, y ya no está el PSOE en el poder sino, de nuevo, el Partido Popular. Pero todo sigue igual. Si no fuera, precisamente, por la formidable crisis nacional que padecemos, estaríamos estupefactos. Pero no lo estamos. Porque este PP está demostrando que nada se puede esperar de él salvo un reforzamiento del statu quo. Tampoco quiere saber, sino abonar el silencio. Pasar página.

Cobardía. Oprobio. Infamia.

Una regeneración necesaria
José Luis Meilán Gil La Voz 11 Marzo 2013

No sé cuánta es la fiabilidad de los sondeos publicados. De entrada, resulta sorprendente que la corrupción se haya colocado en el primer lugar de las preocupaciones de los ciudadanos; pero la sorpresa deja paso a la convicción si se tienen en cuenta las noticias que transmiten los medios de comunicación. La realidad suministra series monotemáticas sobre la materia, con subtramas que incrementan el interés de lo narrado. Se las identifica con apelativos diversos que, en todo caso, estimulan la imaginación. En ocasiones se ligan unas a otras, lo que hace más difícil y excitante seguir el argumento. La nómina de personajes aumenta con el estreno continuo de nuevas historias. Algunos son tan conocidos que no es necesario nombrarlos. La acción se desarrolla en diferentes escenarios, judiciales en su mayoría: lo que han declarado los imputados, con sus versiones contradictorias, o quienes sin imputación previa han sido requeridos por la Justicia. Los hay de varias condiciones y distintos niveles y colores. Si a todo ello se añaden tramas de espionaje, intriga y amor, la afición queda sobradamente satisfecha. Los espectadores toman partido y no esperan a que la Justicia, de recorrido más lento que la noticia, aclare el final de la serie. Lo preocupante es que no se trata de un entretenimiento. Esos casos afectan a instituciones, trátese de ayuntamientos, comunidades autónomas, partidos políticos, Gobierno de la nación o incluso, colateralmente, a la alta magistratura del Estado.

Parece que se han rebasado los límites que reclama la organización de la convivencia. Asistimos a un pulso irresponsable de la mayoría del Parlamento catalán con el Estado, que ahonda un sentimiento de distancia, de dos direcciones, entre los que constitucionalmente formamos parte de una patria común. La coyuntura propicia hablar con ligereza. Si es persona con alguna proyección pública resultará imparable que la opinión o el desahogo se traduzcan en noticia. Hasta puede existir un no declarado campeonato para premiar a quien emita lo más audaz. La palma se la habría llevado el líder de los socialistas catalanes. Un momento de gloria para defender la autonomía ante sus compañeros del socialismo español. Sucede que la ocurrencia rueda, se repite en este ambiente enrarecido que nos envuelve y contribuye a plantear un problema innecesario de consecuencias no ponderadas.

La impresión es desmoralizante cuando todo lo descrito coincide con cinco millones de parados, una cifra récord. Se precisa una regeneración social. No nos engañemos, todos esos hechos censurables, y otros que no han salido a la luz, no hubieran sido posibles sin colaboración o pasividad. Da para pensar. No basta con no vulnerar la ley. Golpean la sensibilidad fichajes y elevadas retribuciones de ex cargos políticos, desproporcionadas para la experiencia profesional que aportan. Es cuestión de ejemplaridad que, tomando a préstamo un verso admirado, viene siempre de arriba, como la claridad.

Pánico al informe que puede dar la puntilla a Europa
S. McCoy El Confidencial 11 Marzo 2013

Comentaba la gente de Naked Capitalism este fin de semana que se están empezando a publicar a nivel local los resultados de la Household Finance and Consumption Survey, algo similar a la Encuesta Financiera de las Familias del Banco de España, pero para el conjunto de la Eurozona y con el objeto de determinar las desigualdades internas entre sus ciudadanos. Con datos compilados a lo largo de 2010 y 2011, todos los estados miembros deberían dar a conocer las cifras en la primera mitad de este año. Si es que se atreven. Lo que se ha sabido hasta ahora es una bomba de relojería en el corazón de la Unión.

El primero en echarle valor y hacerlo ha sido Austria, y las cifras no pueden ser más escalofriantes. Ponen de manifiesto un reparto extraordinariamente desigual de su riqueza interior, lo que no ha hecho sino encender las señales de alarma. Más aún cuando ha transcurrido más de año y medio desde que se realizaron las encuestas, periodo en el cual las diferencias entre ricos y pobres se han magnificado aún más. Y algunos se escandalizaban cuando en Estados Unidos se hablaba de esa dualidad del 1% de super ricos y el 99% restante…

En efecto, de acuerdo con lo reportado por el banco central de la nación centroeuropea, el 5% de su población acumula el 50% de su riqueza con un patrimonio medio de 1,7 millones de euros en propiedades y valores. Por el contrario, un 50% de la ciudadanía apenas es titular del 4% de la misma, con una hucha per cápita de 11.000 euros, incluido el coche y el dinero contante y sonante en sus cuentas corrientes. No sólo eso, un 10% declaraba poseer menos de 1.000 euros netos, una vez descontada la financiación. De hecho, si introdujéramos el factor deuda en España, con la caída del valor de la vivienda y el exceso de apalancamiento previo a la crisis, la proporción podría dispararse. Pero claro, una cosa es la cuenta de la vieja y otra bien distinta el dato oficial.

Los números en Alemania no van a diferir mucho de los anteriores, si nos atenemos al Informe sobre Pobreza elaborado por su Ministro de Trabajo que se escondió tras ser sancionado por el resto del Gobierno de Angela Merkel. En el periodo 1998-2008, la parte del pastel correspondiente al 10% más rico había pasado del 45% al 53%, mientras que la que correspondería al 50% más pobre menguó del 4% al… ¡1%! El estudio se detenía en el porcentaje de alemanes que vivían por debajo del umbral de la pobreza: en algunas de sus regiones se acercaba peligrosamente al 20%. E insisto, en los últimos cinco años, el desequilibrio no ha hecho sino acrecentarse.

Es evidente que esta realidad mete una extraordinaria presión a los países core de la Eurozona en una doble dirección.

Por una parte, alimenta la oposición interna a la ayuda a las naciones periféricas donde el estado del bienestar dista mucho de asemejarse, en términos de garantías y prestaciones, al de aquellos de los que han estado recibiendo su auxilio generoso durante años. Cabe, por tanto, esperar, si finalmente se da a conocer la constatación empírica de su precaria situación social, que sus votantes exijan que se deje de apuntalar el exceso ajeno para construir el entramado social propio. No es de extrañar que cada vez sean más las voces disidentes dentro de la propia Alemania al proyecto europeo, incluso con partido político propio.

Ocurre además que el retardo entre la compilación estadística y su publicación va a poner de manifiesto que el gap entre rescatadores y rescatados no es, en términos de medias y medianas individuales, tan sangrante como pudiera parecer a priori. De hecho, Italia ha sido el otro estado miembro que ha dado ya a conocer sus datos, y lo que ponen de manifiesto es que la salud financiera de cada italiano dobla la de la última referencia que se tiene de cada germano (ayudado, eso sí, por una cultura de propiedad de hogar inexistente en buena parte del norte de Europa cuya compensación habría de ser, en cualquier caso, unos mayores activos líquidos en poder de sus habitantes).

Sea como fuere, lo que nació en 2006 como una idea más en el camino de la integración europea, y que desgraciadamente –this is Europe, man- tardó casi cinco años en concretarse, amenaza con volverse en contra de sus impulsores al poner de manifiesto que: uno, Europa nos ha hecho más desiguales entre nosotros; dos, que Europa nos ha hecho más desiguales, dentro de cada frontera; tres, hasta ahora Europa ha primado el rescate de los gobiernos y la banca a costa de sus ciudadanos; cuatro, Europa antes consentía, ahora ahoga: no hay ni coherencia ni estrategia; y cinco, ¿cuál es el proyecto de futuro que justifica tanto sacrificio? Sin respuesta a esta cuestión…

Buena semana a todos.

Andalucía
Levántate y anda
Pedro de Tena Libertad Digital 11 Marzo 2013

Tras el resultado inexplicado de las pasadas elecciones andaluzas –en sólo 4 meses el PP andaluz perdió 300.000 votos–, la comunidad más poblada de España todavía se encuentra en estado de shock. Lo que parecía ser una marea de cambio cálida y esperanzada tras treinta años de fracasos socialistas recibió un gancho inesperado de izquierda en el hígado y se encuentra en el ring nacional como un saco de patatas sonado. Si la ocupación de la sociedad andaluza, desde la administración pública a la enseñanza, pasando por la comunicación, las cajas, la sanidad y la cultura, había convertido al PSOE en un régimen hegemónico, ahora se asiste atónito al baile agarrado de un Griñán que parece cumplir en su persona el principio de Peter, desnortado, incapaz y ridículo, con una cúpula de IU bolivariana, crecida en la vorágine y autoritaria y agitpropera hasta las cachas (como todo comunismo que se precie). El PP, en ese panorama, quedó noqueado, con su líder indiscutible desaparecido en combate, sin que se sepa por qué con tanta prisa y esposado a las circunstancias del ajuste del Gobierno de Mariano Rajoy, al que aupó a la mayoría absoluta.

Para quienes éramos gotas de aquella marea de cambio liberalizador y resolutivo del subdesarrollo endémico de Andalucía, la situación es desesperante. No sólo sufrimos un régimen empeorado, sino que no hay en el horizonte una posibilidad de cambio. Podemos esconder la cabeza en el suelo y esperar que escampe o podemos sacar fuerzas de flaqueza y volver a conseguir una mayoría ética, social y política que produzca por fin el cambio. Lo necesita Andalucía y, ojo, que no se olvide, lo necesita España, si quiere consolidar una sociedad abierta hoy amenazada por el deterioro institucional provocado por conductas impropias y por el mal uso que de ella han hecho los grupos de poder de los grandes partidos y de los no tan grandes.

Siento profundamente el sufrimiento político del PP andaluz. Probablemente no ha habido un grupo humano tan, primeramente, acorralado, luego, vilipendiado y calumniado y, finalmente, tan maltratado por propios y extraños. Y jamás se le ha oído una palabra antidemocrática, una salida de tono, un desahogo radical durante años. Incluso sus casos de corrupción han sido ínfimos y personales, no institucionales. Su gran lealtad a la democracia, por enferma que estuviera en Andalucía, sólo es equiparable a la deslealtad institucional de la izquierda andaluza, que ha utilizado el poder no para hacer de Andalucía una región potente, libre y abierta, sino para apropiársela por mecanismos infames.

Sin embargo, la dirección del PP andaluz no comprendió que se enfrentaba a un régimen abusivo hasta hace bien poco y no desarrolló una organización adecuada al adversario que tenía enfrente. Por otra parte, mientras el PSOE ha sabido siempre que Andalucía era la llave maestra del gobierno de España, el PP no lo ha entendido nunca.

Dicho esto, si España tiene que levantarse y andar, Andalucía tiene que ponerse a la cabeza de la regeneración necesaria, de la defensa de sociedades libres y prósperas lejanas del modelo bolivariano y de un nuevo modelo de convivencia democrática sin parasitismo político, sindical y cultural y centrado en el respeto a los ciudadanos personalmente considerados. El PP andaluz es la clave de muchas cosas en España. Y los que queremos ese cambio lo necesitamos.

¿En qué tenemos derecho a decidir?
mª teresa giménez barbat ABC Cataluña 11 Marzo 2013

La Constitución no permite el derecho a decidir en asuntos que se juzgan negativos en sus efectos sociales, recogiendo la experiencia de generaciones antes que nosotros

LA frase «derecho a decidir» se ha convertido, en Cataluña, en un lema ubicuo e inatacable. No cabe duda de que convoca francos sentimientos de justicia y de reconocimiento entre los ciudadanos. ¿Acaso no es positivo que las personas tengan cada vez más derechos? ¿Y el de «poder decidir»? ¿No es una luminosa conquista de los individuos emancipados y libres de todo el mundo?

Ponerle algún reparo a tal enunciado es el súmmum de lo más incorrecto políticamente hablando en este momento. Nadie quiere que se le señale como enemigo de tan indiscutible potestad ciudadana. Hasta conspicuos fiscales, que quizá deberían mantener una honorable independencia y reserva, se ven en la necesidad de salir y abundar sobre las bondades de este ideal autoevidente. Pero este «derecho a decidir» es un eufemismo que apenas maquilla una demanda grave. Y un pretexto inaceptable para conseguir unos fines.

Así, de repente, hay deseos y voluntades, que por parecer apoyados por un número considerable de personas, se arrogan suficiente fuerza moral para ignorar las leyes comúnmente acordadas y saltárselas sin atrición . El corolario de este lema triunfante es que la especial sabiduría «del pueblo» convierte en obsoletas e irrelevantes una leyes que ya no van acordes con los cambios que este mismo experimenta.

Crasísimo error. Las Leyes, en este caso la Constitución, recogen derechos y obligaciones, pero también diseñan un modelo de Estado del que se derivan cuestiones sustanciales que no pueden dejarse al albur de lo que sopla el viento.

La indivisibilidad del mismo es un precepto que recogen la mayoría de las constituciones modernas porque, si no fuera así, se dejaría el paso libre a la provisionalidad en algo tan básico y elemental como formar parte de un país con continuidad en la historia y todo lo que esto significa. Abriría la puerta a la incertidumbre, a ser presa recurrente de iluminados y demagogos, cuando no de aprovechados. Entre otras consecuencias, sería un país en el que nadie podría ni confiar ni invertir.

La Constitución no permite el derecho a decidir en asuntos que se juzgan negativos en sus efectos sociales, recogiendo la experiencia y el conocimiento de generaciones de personas antes que nosotros. No sólo la indivisibilidad del estado: el Derecho Penal, el Derecho penitenciario, el régimen de la propiedad o los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Hagamos un poco de política-ficción. Por ejemplo, la Constitución establece el derecho a la propiedad privada. ¿También apoyaría la gente de buena fe el derecho a decidir en el no del todo descabellado escenario -pongamos en Marinaleda- en el que un importante número de vecinos, encabezados por el convincente y dinamizador Juan Manuel Sánchez Gordillo, pidiera su abolición en el municipio? Podemos hablar de la separación entre la Iglesia y el Estado, o los derechos de las mujeres. ¿Y si, animados por tal precedente, el líder de la comunidad islámica de alguna población con suficiente masa crítica exigiera el mismo derecho sobre la conveniencia de adoptar la Sharia?

Oímos decir que la Constitución no es sagrada. Que obedece a una época y a unas circunstancias, y que el paso del tiempo podría hacer necesarios ciertos cambios y ajustes en la misma. Totalmente de acuerdo. Yo querría cambiar la ley electoral o que se modificasen las excepciones en materia fiscal en el País Vasco y Navarra para hacer más creíble que todos los ciudadanos somos iguales ante la Ley. Pero para estos cambios y para todos los demás se requiere la concurrencia del conjunto del pueblo soberano. No puede decidir una parte sobre lo que es de todos. Significaría pisotear los derechos de quienes no están de acuerdo. Y esto no es ninguna conquista luminosa, sino algo muy siniestro que tiene, por desgracia, conocidos precedentes.

Mª Teresa Giménez Barbat es escrtita y miembro del Consejo Territorial de UPyD en Cataluña.


Brett Schaefer
Erdogan, la Alianza de Civilizaciones y la tolerancia
Fundación Heritage Libertad Digital 11 Marzo 2013

La semana pasada, durante la celebración del Quinto Foro Global de la Alianza de Civilizaciones de la ONU, en Viena, el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, afirmó:

Al igual que el sionismo, el antisemitismo y el fascismo, se hace inevitable que la islamofobia sea vista como un crimen contra la humanidad.

Mezclar el sionismo –término acuñado para referirse al movimiento de retorno del pueblo judío a su patria histórica y al establecimiento del Estado soberano de Israel– con el antisemitismo y el fascismo, y en consecuencia con el Holocausto, que tuvo como resultado el exterminio de 6 millones de judíos, es una manipulación de proporciones asombrosas.

De hecho, la afirmación de Erdogan vuelve a alimentar los recuerdos de uno de los momentos más vergonzosos en la historia de la ONU: la adopción de la Resolución 3379, que consideraba al sionismo "una forma de racismo y discriminación racial". Mientras se debatía, el representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, el embajador Daniel Patrick Moynihan, hizo pública una denuncia inequívoca:

[EEUU] no reconoce, no acatará y nunca dará su beneplácito a este acto infame.
Estados Unidos luchó durante años para revocar la 3379, hasta que en 1991 consiguió sacar adelante la Resolución 46/86. Como dijo entonces el embajador John Bolton, "declarar racistas los fundamentos históricos y culturales de un Estado equivale a considerar a ese Estado un criminal internacional, pues el racismo es un delito tipificado en la Convención sobre el Genocidio y en otros instrumentos comúnmente aceptados por el derecho internacional".

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, estaba en el estrado junto a Erdogan cuando el turco hizo sus comentarios, pero no denunció sus palabras ni abandonó la sala. Y aunque el discurso de Erdogan fue el pasado martes, la Administración Obama todavía no se ha pronunciado al respecto.

La despreciable naturaleza de los comentarios de Erdogan quedó remarcada por el marco en el que se pronunciaron. El ex secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan estableció en 2005 la Alianza de Civilizaciones para mejorar el entendimiento y las relaciones de cooperación entre las naciones y pueblos de todas las culturas y religiones, así como para ayudar a contrarrestar las fuerzas que alimentan la polarización y el extremismo.

La triste ironía es que la Alianza de Civilizaciones fue lanzada por los Gobiernos de España y Turquía. El primero estaba entonces en manos de José Luis Rodríguez Zapatero. ¿Y sabe usted en manos de quién estaba el segundo? Exacto, en las de Recep Tayip Erdogan.

Desde el principio ha habido motivos para cuestionar la utilidad y la finalidad de la Alianza de Civilizaciones. Sus recomendaciones para restringir la libertad de expresión con el fin de combatir la islamofobia no han hecho sino dar más fuerza a esas preocupaciones. Y ahora uno de sus fundadores ha atentado contra la propia finalidad de la misma al dar voz a sentimientos racistas e intolerantes en el acto de apertura del foro de este año.

Es improbable que un diálogo sujeto a la censura y con un sesgo antiisraelí resulte productivo o fructífero. Y Estados Unidos debería dejar claro que no respaldará una iniciativa tan errada.

©2012 Libertad.org
* Traducido por Miryam Lindberg

'Los sociatas son unos maestros del trinque presupuestario'
CARMELO LÓPEZ-ARIAS www.gaceta.es 11 Marzo 2013

Dice que todo lo que cuenta en Genios del trinque (LibrosLibres) lo ha vivido personalmente. Escritor y periodista, Pablo Molina se pone el traje de ex-funcionario-autonómico-que-escribe-su-autobiografía y el resultado es una novela con mucha gracia.

-¿Mejor el humor que la espada?
-Si llamas por su nombre a lo que muchos políticos han hecho y hacen con nuestro dinero el resultado sería impublicable. La ironía evita al lector tomar disgustos innecesarios y convierte la lectura de estas canalladas en algo hasta divertido.

-¿Escribe por experiencia?
-En lo que se refiere a las cacicadas de políticos y sindicalistas, no hay ninguna canallada en el libro que no haya vivido en primera persona. Todo ello ha pasado realmente en la España autonómica y probablemente continúe ocurriendo en lugares donde no ha habido alternancia de poder, dicho sea sin ánimo de señalar a Andalucía.

-¿Las autonomías 'imprimen carácter' trincón?
-Imprimen, imprimen carácter. El Estado o la administración local han sido tradicionalmente mucho más rigurosos. Las autonomías, en cambio, nacieron sin que nadie supiera para qué y los políticos a su cargo se encontraron con un dineral a su disposición y apenas ninguna responsabilidad. El despilfarro disparatado estaba servido.

-¿Diferencias entre socialistas y populares...?
-Poca, para nuestra desgracia, pero justo es señalar que los sociatas son unos maestros del trinque presupuestario, nada extraño puesto que su ideología se basa fundamentalmente en quitar a unos para entregar a otros según su particular criterio. El problema es que los dos grandes partidos compiten para ver cuál es más socialista.

-Funcionarios, interinos, enchufados... ¿Quiénes son “los malos”?
-La cuestión principal es la corrupción institucional, que no otra cosa es la sociedad subvencionada que tenemos, que a todo el mundo le parece muy bien siempre y cuando su trinque particular se mantenga a salvo.

-Quiero una subvención, ¿me esmero en cumplir las condiciones?
-Pensar que un político establece una línea de subvenciones sin tener previsto quién se va a llevar la parte del león es de una ingenuidad que rayaría en lo patológico.

-¿Las personas son malas o fallan los controles?
-Las dos cosas. Los malos, además de manejar a su antojo nuestro dinero, se han encargado de tener unos controles ficticios montados para dar apariencia de pulcritud. Mire el Tribunal de Cuentas. Doce personas para fiscalizar todas las cuentas del Estado, organismos autónomos, empresas públicas, autonomías, diputaciones, ayuntamientos, universidades, partidos, sindicatos... ¡y encima son políticos nombrados por el Congreso y el Senado! No me diga que no es un insulto a la inteligencia.

-Quebradas y sin liquidez, ¿las administraciones se contienen un poco?
-Lo que se ha hecho es reducir porcentualmente el dinero de las convocatorias de subvenciones existentes, pero eliminar se han eliminado bien pocas.

-La indignación ha calado. ¿Se nos pasará?
-La sensibilidad ciudadana contra el corrupto no tendrá marcha atrás incluso cuando la crisis escampe. En cambio, el trinque ‘legal’ de la subvención volverá a florecer esplendoroso cuando las circunstancias lo permitan, entre el aplauso entusiasta de todos aquellos que hoy se quejan por los recortes presupuestarios. Que nadie lo dude.

Aniversario de la masacre en Madrid
Gabriel Moris: "Lo más grave es que los españoles sigan impasibles ante el 11-M"
Nueve años han pasado desde los terribles atentados. Gabriel Moris, víctima y perito en el juicio, hace para Libertad Digital un repaso de estos años.
NURIA RICHART Libertad Digital 11 Marzo 2013

Esta semana Gabriel Moris y su mujer Pilar Crespo recibieron a Libertad Digital en su casa de Alcalá de Henares. Perdieron a uno de sus tres hijos, Juan Pablo, el 11 de marzo de 2004. A cambio han recibido muchos quebraderos de cabeza, Gabriel una enfermedad con graves secuelas físicas, la pérdida repentina de otros seres queridos... Y la oscuridad. Desde la muerte de su hijo han descubierto lo más hermoso del alma humana pero también la miseria. Su luz es su inquebrantable fe en Dios. Sobre la otra fe, en el ser humano, me asegura Gabriel que no la ha perdido. Y le tengo que creer.

-¿Empezamos hablando del mal?
-Judas yo creo que sigue vivo. Yo creo que todos sabemos quién, quién ha podido participar, quién ha podido prevenir, quién ha podido investigar, quién ha podido juzgar, quién ha podido sentenciar y quién puede clarificar y purificar la corrupción que tenemos en el país.

-Se cumplen nueve años de los atentados...
-Para las víctimas no hace tantos años, lo tenemos presente a diario. Yo no sé, a lo mejor generalizo mucho, pero lo peor que le puede pasar a unos padres es perder a un hijo en plena juventud. Es una sandez que el duelo se pasa.

-Nueve años pero tengo la sensación que en el décimo aniversario estaremos más o menos igual. ¿Qué expectativas ves Gabriel?
-Las expectativas que teníamos casi el primer día. Parece como si este atentado se hubiera perpetrado para que sólo los autores y los encubridores lo conocieran. Y eso efectivamente no ha cambiado. Pero eso para mi no es lo más grave. Lo más grave es que el pueblo español entero y en concreto el madrileño permanezca impasible o mire para otro lado. No se alce, no se levante, no se organice. Que las víctimas permanezcamos cada una en nuestro rincón viendo y recontando la subvención que recibimos de los distintos organismos, que asumamos protagonismos estúpidos que no sirven para nada y que nos seamos capaces de unirnos codo con codo exigiendo lo único que debemos que debemos y podemos exigir: verdad y justicia. Y prevención de cara al futuro. Si este caso se deja sin resolver creo que España no podrá levantar cabeza nunca, porque está claro que tenemos unas clases dirigentes que nos tienen a todos subyugados.

-¿Tenemos remedio?
Tengo mis dudas de que en el tipo de sociedad que vivimos se pueda producir un cambio profundo que haga cambiar los antivalores que cultivamos por auténticos valores.

-¿Qué fue el 11M?
El 11M fue un crimen masivo perpetrado contra el pueblo español, lo que desconozco son los objetivos. Los inmediatos parece que si, es todo lo que ha venido después. Pero yo creo que eso se podía haber hecho sin matar a 200 personas y sin dejar inútiles a 2.000. Eso se podía haber hecho de otra forma. Ahora, no encuentro ninguna razón, ni ningún motivo para preparar y para eliminar toda posibilidad de investigación de un atentado tan grande para llegar al sitio donde estamos. Eso, es que no me entra en la mente.

-En el 11M pocas cosas son normales. Como que las víctimas, como harían en cualquier parte del mundo se nieguen a aceptar a los señalados como culpables de los asesinatos. Sería algo natural. Pero claro aquí, ¿los malos fueron los malos y los buenos...?
-Igual voy a hacer una afirmación excesivamente fuerte, pero yo siempre he dicho que los españoles no sabemos donde empieza el terrorismo y donde acaba. Y me reafirmo en este pensamiento. A las pruebas me remito. Y eso ya es grabe y es triste.

-El 11M dividió a la sociedad, ¿ha sacado lo peor de nosotros, llegando a convertir el atentado en un asunto tabú?
-Totalmente. Nunca ha dicho nadie oficialmente que este atentado fue político, nunca. Pero este atentado fue político y nadie creo que pueda rebatirlo. Se nos ha querido decir que fueron los musulmanes, se nos ha querido decir que fue Bin Laden, se nos ha querido decir grupos de los servicios secretos de otros países. Ha habido teorías de todo tipo. Pero ha habido una constante en todo esto, que nadie ha tenido la voluntad de investigar y eso ya denuncia a los que tienen la decisión firme de no investigarlo porque les pueda salpicar de una u otra forma. Y eso lo siento. Pero eso los hace culpables.

-¿Y ha sido culpa de la derecha o de la izquierda, del PP o del PSOE?
-Yo creo que no es tema de partidos políticos es tema de principios en la sociedad y en los partidos políticos que la representan o que deberían representarla. Yo diría que el Estado está implicado en este tema y que el Estado entero tomó la decisión de no investigar y eso los hace o actores o cómplices. Siento expresarme de esta forma. Soy capaz de decirlo para las más altas magistraturas, no tengo ningún problema. Si no evitamos la posibilidad de otra masacre de este tipo en España y no cambiamos por completo el rumbo de nuestra sociedad, insisto, España será un país que no podrá nunca alinearse en el grupo de los países libres.

-Creo que ves posible otro 11M. Pero la opinión pública está en lo contrario, en que el terrorismo está desapareciendo, desactivado.
-Ahí está el mal. En que nos engañan y nosotros nos dejamos engañar. Si fuera necesario para cualquier objetivo si. Si no conocemos quién lo hizo, ni cómo lo hicieron ni con qué lo hicieron ni cómo lo ocultaron cualquiera puede repetirlo. Lo mismo podrían repetirlo, de la misma manera. Vamos, yo lo veo clarísimo".

-Dices que no se ha hablado oficialmente de atentado político y sin embargo las víctimas, ¿están politizadas?
-Desgraciadamente es así. Para mi somos víctimas todos. Dobles víctimas, una por serlo y otra porque nos maltratan y nos usan. Pero efectivamente una de las cosas "buenas" que consiguieron fue la división total de las víctimas. Y para mi el atentado de los trenes de cercanías fue un crimen de lesa humanidad y en un crimen de lesa humanidad los colores políticos y las facciones no cuentan, cuentan única y exclusivamente los que concibieron la maldad y los que la ejecutaron y los que impidieron el que analizara y el que se condenara correctamente.

-Viendo la mejoría de tu salud Gabriel, no puedo evitar hablar de milagros. "Existen como las meigas", dice él y se ríe. ¿La aparición del Titadyn fue un milagro?
-Titadyn es una palabra innombrable. El Titadyn fue un intruso en la pericia. Tanto es así que las discusiones mayores de la pericia giraron en torno al Titadyn. Y bueno, para el fiscal que teóricamente tenía que defender los derechos de las víctimas y de los ciudadanos daba igual que fuera Titadyn o Goma-2 ECO o un explosivo militar. A él se conoce que no le mataron a ningún hijo, ni ha tenido ningún problema derivado del atentado. Muy bien, el fiscal muy bien, lo ocultó muy bien. Pero no lo pudo ocultar porque milagrosamente un señor cogió una muestra de polvo de extintor y apareció allí. Se organizó la revolución en los laboratorios de la policía científica. Y al final dejaron que pusiéramos la palabra Titadyn. No sirvió para nada, pero bueno.

-Este año hubo un importante descubrimiento, apareció uno de los focos de explosión, uno de los vagones de Santa Eugenia que no fue desguazado. Y además la Policía y la Guardia Civil sabían de su existencia. ¿Qué sentiste?
-Un rayo de luz se me encendió porque no parecía normal que si habían destruido todo ahora apareciera un foco, no. Pero ese rayo de luz, me lo apagaron inmediatamente cuando dijeron que el 11M era un caso juzgado y sentenciado.

-Pides una especie de recreación con los que fueron condenados por los atentados, ¿no?
"Exacto. Que nos expliquen si una de las personas que está en la cárcel puede simular la explosión de uno de los trenes. Que lo vuelvan a repetir. Yo lo veo difícil. Podría ser una prueba interesante para justificar las hipótesis del 11M. Sigo insistiendo en que si se sostiene (la versión oficial) nos la tienen que explicar mejor, que nos tienen que decir cuál fue le móvil, la logística, los autores y por qué el tratamiento que se le dio policial y judicialmente fue el que fue".

-Una de las palabras más usadas estos años ha sido "chapuza". ¿Crees en el tópico de la chapuza española?
-Todo, todo, todo fue una chapuza pero que trataba de impedir que conociéramos a los auténticos autores y a los auténticos beneficiarios a posteriori de lo que ocurrió.

-¿A quién le benefició el 11M?
"El qui prodest yo creo que no hay que perderlo de vista nunca. Sea quien sea. Pero todos sabemos y vemos a los que les aprovechó: a los que pretenden que España se desintegre les vino muy bien, a los terroristas les vino de maravilla, a los que se están enriqueciendo sacándonos a nosotros el dinero que no tenemos les está viniendo muy bien, porque ninguno es culpable, ninguno va a la cárcel, ninguno reconoce la deuda y aquí no pasa nada".

-Te voy a dar unos nombres. Juan Jesús Sánchez Manzano.
-Un señor que está pendiente de juicio permanentemente. Y que de momento así seguirá.

-El juez Javier Gómez Bermúdez.
-Es un señor que tuvo en sus manos la posibilidad de despejar todas las incógnitas y nos dejo sumidos en la incógnita inicial.

-La juez Coro Cillán.
-Una valiente o una persona que trató de hacer justicia y por eso atentaron contra ella.

-Zapatero y Rubalcaba.
Nada más ocurrir el atentado se transformaron en portavoces de la sociedad y una vez que ganaron las elecciones dijeron que el 11M no existía. Pero ninguno de los dos ha vuelto a hablar del 11m ni quieren saber nada del 11M .

¿Incluimos algún nombre más?
"Pues si. Yo, por ser positivo, voy a recordar un nombre. Que fue portavoz en la comisión de investigación. Eduardo Zaplana. Dijo una frase en el cierre de la Comisión de Investigación, a la que por cierto Zapatero, que por la mañana estuvo en el Parlamento en la aprobación de la Ley del matrimonio homosexual no tuvo la delicadeza de acudir. El señor Zaplana dijo en su intervención: "ustedes se han empeñado en cerrar esta investigación pero no debería cerrarse y algún día se abrirá porque no se han dilucidado las responsabilidades políticas. Yo espero que esa profecía de Zaplana se cumpla, pero no en una comisión formada por políticos sino formada por otro tipo de personas que sean capaces de poner en claro las responsabilidades políticas del atentado, que sin duda a las hubo".

-Gabriel defines a Juan Pablo, tu hijo asesinado, como una persona muy abierta, muy simpática siempre preocupado por los que sentía más débiles que él. El terrorismo le llevaba a apagar la televisión cuando salían los proetarras y estuvo en San Sebastián manifestándose cuando la banda terrorista asesinó Miguel Ángel Blanco. ¿Qué casualidad, verdad?
-Y nos dijo: mirad, allí, la manifestación ha sido masiva, pero se respira odio en las calles. Había restaurantes donde no nos dejaban entrar cuando nos veían con las pegatinas de la manifestación y había gente por la calle que nos increpaba. Allí hay mucho odio. Y bueno no se equivocó, yo creo que el odio ése le alcanzó a él. Ése u otro similar. Pero sin odio no se puede matar a 200 personas anónimas y herir a 2.000. Eso sin odio no se puede hacer.

-¿Odio a quién?
-Ah... Ahí está la cuestión, ahí está la cuestión.

*Gabriel Morís Noguera, víctima del 11M, ex vicepresidente de la AVT, Licenciado en Químicas. Fue perito en el análisis de los explosivos autorizado por el juez Javier Gómez Bermúdez durante el juicio del 11M.

11-M, nueve años después
El mayor atentado terrorista de la historia de España
AGENCIAS. GACETA.ES 11 Marzo 2013

El presidente del Gobierno recuerda a las víctimas y los dirigentes regionales colocan una corona de laurel en la Puerta del Sol.

"Hace nueve años España sufrió el mayor atentado terrorista de su historia". Así recordaba el presidente del Gobierno Mariano Rajoy el trágico aniversario del atentado que acabó con la vida de 192 personas -dos de ellas mujeres embarazadas- y que dejó cientos de heridos con secuelas permanentes en muchos casos.

Tras recordar a las personas asesinadas aquel día y expresar su solidaridad y afecto a los familiares, amigos y allegados de las víctimas, Rajoy ha reafirmado su compromiso con la "erradicación del terrorismo" y ha agregado que la libertad, la democracia y la propia vida "tienen enemigos feroces, pero nunca podrán vencernos".

Estas palabras, pronunciadas a primera hora de la mañana, eran casi las primeras de todo un día de homenajes y recuerdos para las víctimas de los trenes de Atocha y El Pozo.

Ya nadie habla
Casi de forma paralela, en la madrileña Puerta del Sol el presidente de la Comunidad, Ignacio González y la alcaldesa Ana Botella colocaban una corona de laurel ante la placa que recuerda a las víctimas de los atentados. Un acto sencillo y solemne -apenas cinco minutos de duración- que ha reunido, entre otros, a los ministros de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y de Educación, José Ignacio Wert.

También estaban las presidentas de las Asociaciones de Víctimas del 11M -Ángeles Domínguez- y de Víctimas del Terrorismo -Ángeles Pedraza- que celebrarán, a lo largo del día, otros actos de recuerdo pero, eso sí, por separado, dejando evidencia una vez más de la división entre las víctimas del terrible atentado.

Nueve años después de perder a su hija en aquel tren Ángeles Pedraza ha asegurado sentirse triste porque "la corrupción haya tapado" los peores atentados de la democracia española.

Mozart y el himno
Al son del "Réquiem" de Mozart, la corona de laurel ha sido colocada bajo la placa de la fachada de la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol que recuerda a los madrileños anónimos que aquel 11 de marzo de 2004 ayudaron desinteresadamente en los atentados contra cuatro trenes de Cercanías, atribuidos a la red de Al Qaeda.

Los acordes del himno de España han puesto fin a una ceremonia breve que ha sido seguida en la plaza por apenas unas decenas de personas que caminaban por allí a primera hora de una fría mañana.

A los nueve años de la tragedia, la presidenta de la AVT ha comentado a los periodistas que el "dolor y la impotencia" son ahora más fuertes que entonces porque "ya nadie habla de este atentado" y porque, ha dicho, "es triste que la corrupción haya tapado hasta los atentados del 11M".

Tienen un total de 59 tributos
Las CCAA disparan la creación de impuestos pero no logran recaudar más
La recaudación que aportan es sólo el 1,8% de sus ingresos tributarios totales. En muchos casos los costes de gestión superan a los ingresos.
LIBRE MERCADO  11 Marzo 2013

La lista de impuestos creados por las autonomías no deja de creer. En la actualidad, las comunidades autónomas cuentan con 59 impuestos propios aunque la recaudación que aportan a sus arcas es sólo el 1,8% de los ingresos tributarios totales. De hecho, en muchos casos los costes de gestión superan a la recaudación que de ellos se obtiene.

A pesar del escaso éxito en la recaudación, las CCAA no dejan de crear nuevos tributos y de modificar los ya establecidos alerta en un informe el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF). A los costes de gestión y recaudación de los impuestos hay que sumarle los numerosos recursos de inconstitucionalidad presentados por el Gobierno central a los que han tenido que hacer frente las regiones en los últimos tiempos. El impuesto balear sobre el medio ambiente, hoy derogado, o el impuesto a los depósitos bancarios de Cataluña son algunos ejemplos.

No obstante, las administraciones regionales en su obsesión por hacer caja, se han inventado nuevos hechos imponibles que han dado fruto a los últimos impuestos autonómicos que recaen sobre las siguientes actividades:

1. Los premios del bingo: Asturias, Baleares, Galicia, Madrid y Murcia
2. Las tierras infrautilizadas: Andalucía y Asturias

3. Aprovechamientos cinegéticos: Extremadura
4. Depósitos bancarios: Extremadura

5. Grandes establecimientos comerciales: Cataluña, Asturias o Aragón
6. Impuestos ambientales: Esta última modalidad es la que más desarrollo autonómico ha tenido en los últimos años. Así, se han creado impuestos que recaen sobre residuos, emisión de gases a la atmósfera o vertidos a las aguas litorales, si bien el que más recaudación aporta es el canon del agua regulado en la mayoría de autonomías

7. Impuesto sobre los Depósitos de las entidades de crédito: Andalucía, Asturias, Canarias, y Cataluña
8. Impuesto sobre las bolsas de plástico de un solo uso que: Cantabria lo suprimió y en la actualidad lo tiene implantado Andalucía

9. Estancias en establecimientos turísticos: Cataluña
Cataluña, a la cabeza en creación de impuestos

Desde el inicio de la crisis, Cataluña ha sido la región que más impuestos propios ha creado. Además, también encabeza el ranking, junto con Andalucía, de las CCAA que más impuestos propios tienen de España con un total de ocho cada una.

En el lado contrario se encuentran regiones como la Comunidad de Madrid que ha optado por suprimir ciertos tributos como el Impuesto sobre los premios del bingo o el impuesto sobre la modalidad de juegos colectivos de dinero y azar simultáneos.

A pesar de los esfuerzos de estas comunidades en dar vida a nuevos tributos ninguna de las dos logra obtener unos niveles de recaudación eficientes. Por un lado, Andalucía únicamente ingresa 12 millones de euros de los 15.000 millones de ingresos tributarios totales que obtiene, el 0,1%. Cataluña por su parte, ingresa 375 millones de los casi 13.000 millones de sus ingresos totales, sólo el 2,9%.

Cataluña
La Generalidad desiste de cobrar las multas lingüísticas recurridas en base a la ley de 1993, anulada parcialmente
El abogado de la Administración autonómica reconoce que la sentencia del Tribunal Constitucional de octubre de 2012 deja sin efecto las sanciones hasta 2010. La norma autonómica que sustituye a la de 1993 está recurrida ante el Alto Tribunal. Rivera pide a CiU “que asuma su argumentario jurídico y cierre los expedientes sancionadores”.
Redacción www.vozbcn.com 11 Marzo 2013

Detalle del fallo de la sentencia 55/2013 del Juzgado Contencioso-Administrativo número 8 de Barcelona.

Todas las multas lingüísticas interpuestas por la Generalidad antes del año 2010, afectadas por la norma autonómica de 1993 que quedó anulada en 2012, no se aplican en caso de ser recurridas ante los tribunales. Así lo ha reconocido la Administración autonómica en la primera multa recurrida tras la sentencia del Tribunal Constitucional de octubre de 2012 que ha dado lugar al fallo del Juzgado Contencioso-Administrativo número 8 de Barcelona.

En una sentencia de fecha de 1 de marzo de este año, el tribunal ha dado por buena la posición de la Generalidad que ha decidido renunciar al cobro de una multa registrada el 28 de julio de 2010 en base a que el Alto Tribunal anuló un artículo de la autonómica Ley 3/1993 del Estatuto del Consumidor de Cataluña que establecía el régimen sancionador de las infracciones contra los derechos de los consumidores entre 1993 y 2010, entre ellas, las relacionadas con la obligatoriedad de atender en informar de los productos y servicios en catalán.

Así, en la sentencia (55/2013) a la que ha tenido acceso LA VOZ DE BARCELONA, el abogado de la autonómica Agencia Catalana de Consumo (ACC) ha recordado que el TC declaró ‘inconstitucional y nulo’ el artículo 30 de la norma autonómica que permitía las sanciones, y por lo tanto, la Generalidad considera que hay que ‘asentir a la demanda’ del recurrente.

‘Anulación de la actuación administrativa recurrida’
El 29 de febrero de 2012, un comerciante que había sido multado por no utilizar el catalán en su comercio presentó un recurso contencioso-administrativo contra la resolución de la Agencia Catalana de Consumo de 14 de noviembre de 2011, que fijaba una multa en base a una resolución previa, de 28 de julio de 2010, de 400 euros.

Un año después, el pasado 22 de febrero, el abogado de la Generalidad, remitió un escrito al magistrado del Juzgado Contencioso-Administrativo de Barcelona número 8 manifestando que admitía la base jurídica del recurso y pedía al tribunal que considerase acreditada ‘la voluntad’ de la Generalidad de dar por anulada la multa.

El titular del juzgado, Juan Antonio Toscano Ortega, atendiendo a la solicitud de las partes ha aceptado que ‘no concurren motivos que impidan dictar sentencia conforme al allanamiento manifestado por el abogado de la Generalidad’, y ha fallado estimar el recurso del demandante ‘con anulación de la actuación administrativa recurrida’. La sentencia es firme y no cabe recurso alguno.

Elevado al TC por un juzgado
La anulación de la parte articulada de la norma autonómica de 1993 se produjo después de que otro tribunal, el Juzgado Contencioso-Administrativo número 13 de Barcelona, elevara al Alto Tribunal una cuestión de inconstitucionalidad porque tenía serias dudas, bien fundadas, visto el resultado, de que la norma no era legal.

La Agencia Catalana de Consumo impuso en 2007 dos sanciones por 600 y 2.000 euros a una empresa por ‘no ofrecer, al menos en catalán, la información relativa a los servicios ofertados’ y por ‘la inclusión de cláusulas contractuales lesivas o abusivas para los consumidores’.

La empresa recurrió la multa y este tribunal elevó la cuestión al TC. El artículo 30 señalaba que las infracciones ‘se calificarán como leves, graves o muy graves en función del riesgo que supongan para la salud o seguridad de los consumidores’, pero remitía a otra normativa (la autonómica Ley 1/1990 sobre la Disciplina del Mercado y de Defensa de los Consumidores y de los Usuarios) para fijar los criterios y las cuantías correspondientes de las sanciones, y dejaba a expensas de la discrecionalidad de la Administración autonómica dichas sanciones.

Incumplía el principio de seguridad jurídica
Según el TC, el artículo incumplía el principio de seguridad jurídica, que establece ‘la imperiosa exigencia de predeterminación normativa de las conductas ilícitas y de las sanciones correspondientes’.

‘La necesidad de que la ley predetermine suficientemente las infracciones y las sanciones, así como la correspondencia entre unas y otras, no implica un automatismo tal que suponga la exclusión de todo poder de apreciación por parte de los órganos administrativos a la hora de imponer la sanción concreta, pero en modo alguno cabe encomendar por entero tal correspondencia a la discrecionalidad judicial o administrativa, ya que ello equivaldría a una simple habilitación en blanco a la Administración por norma legal vacía de contenido material propio’, añadía la sentencia del TC.

Sin embargo, el artículo anulado ‘traslada la calificación de las infracciones a un momento aplicativo posterior y, por ende, externo a la previsión legal en contra de la vertiente material del derecho a la legalidad sancionadora recogido en el artículo 25 de la Constitución’.

El Código de Consumo, pendiente del Constitucional
La norma autonómica de 1993 quedó derogada por el Código de Consumo de 2010. Esta nueva norma aprobada en el Parlamento autonómico incide en motivos que también serán dilucidados por el Tribunal Constitucional. De momento, las multas lingüísticas hasta 2010 que sean recurridas serán anuladas.

Desde el año 2004, la Generalidad ha impuesto más de un millar de sanciones a empresas por motivos lingüísticos (principalmente, por no rotular o atender, al menos, en catalán). El Código de Consumo, aprobado en agosto de 2010, tiene pendientes de resolver dos recursos de inconstitucionalidad, uno presentado por el PP y otro por el Defensor del Pueblo.

En la sentencia sobre el Estauto, de junio de 2010, el Alto Tribunal ya dejó muy claro que es ilegal toda imposición de una de las dos lenguas oficiales sobre otra en la relación entre particulares, lo que servirá de base para resolver dichos recursos:

‘El deber de disponibilidad lingüística de las entidades privadas, empresas o establecimientos abiertos al público no puede significar la imposición a éstas, a su titular o a su personal de obligaciones individuales de uso de cualquiera de las dos lenguas oficiales de modo general, inmediato y directo en las relaciones privadas, toda vez que el derecho a ser atendido en cualquiera de dichas lenguas sólo puede ser exigible en las relaciones entre los poderes públicos y los ciudadanos’.

Rivera pide a CiU que “cierre los expedientes sancionadores”
Una vez conocida la reciente sentencia, Albert Rivera, presidente de Ciudadanos y diputado autonómico, ha señalado que pedirá a la Generalidad “que asuma su argumentario jurídico y cierre los expedientes sancionadores”, sin necesidad de que la ciudadanía tenga que acudir a los tribunales.

Rivera, en declaraciones a este diario, ha recordado que este caso lo ha llevado un despacho de abogados dirigidos por la ex concejal de su partido en Montornés del Vallés (Barcelona), Ángeles Menchén, y se ha mostrado satisfactoriamente sorprendido por al decisión del abogado de la Generalidad al dar por perdida la causa.

“Por fin se han dado cuenta en la Administración autonómica de que judicialmente este tipo de actuaciones en los tribunales solo hacen que perder el tiempo y el dinero a los ciudadanos. No tiene sentido que se siga defendiendo políticamente lo contrario a lo dictado en esta sentencia”, ha añadido Rivera.

Bauzá, sobre la imposición lingüística: 'No se puede hacer en un año lo que no se ha hecho en 30'
El presidente de Baleares asegura que su objetivo es que los niños sepan a la par catalán, castellano e inglés
 www.lavozlibre.com 11 Marzo 2013

Madrid.- A pesar del incumplimiento en materia lingüística que se sigue dando en colegios de Baleares, algo que viene denunciando la plataforma Círculo Balear, el presidente de esta comunidad autónoma, José Ramón Bauzá (PP), asegura que los padres pueden elegir en qué lengua quieren que estudien sus hijos y justifica que siga exisitiendo imposición del catalán en algunos centros señalando que “no se puede hacer en un año lo que no se ha hecho en 30”.

“Yo entiendo que han esperado mucho tiempo para que se produzcan cambios, pero no se puede hacer en un año lo que no se ha hecho en 30. Hemos reformado la Ley de Función Pública, donde el catalán ha dejado de ser requisito obligatorio para acceder a la Administración. Los padres por primera vez pueden elegir cuál de las lenguas oficiales de las islas quieren como primera lengua para la educación de sus hijos. La legislación está en marcha, y se seguirán viendo cambios día a día”, explica Bauzá en una entrevista en ‘El Mundo’.

Asimismo, el presidente de Baleares añade que su objetivo es “que los niños de Baleares sepan a la par tres lenguas: catalán, castellano e inglés”. “Queremos el uso en igualdad de nuestras dos lenguas, lo que no podía ser era la inmersión en catalán hasta en un 90%. No queremos que prime una sobre otra, ni el catalán sobre el castellano ni el castellano sobre el catalán. Ya no hay diferencia de una sobre otra”, afirma.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Amenaza terrorista
San Sebastián ofrece «una vida plena» si se habla a los bebés en euskera
Bildu envía cartas a los padres de los recién nacidos
«Te servirá para afrontar el futuro con garantías», dice la misiva
s C. S. Macías. Madrid. La Razón 11 Marzo 2013

Aún no saben hablar y ya quieren que aprendan euskera. El Consistorio de San Sebastián, gobernado por Bildu, ha decidido acunar a los bebés que nazcan en la ciudad con la «inmersión lingüística». Ahora, los niños que vean la luz en tierra donostiarra, nada más abrir sus ojos, tendrán en Nerea Txapartegi Madariaga, concejala de cultura del consistorio, a su «hada madrina». En un estilo almilbarado, ha escrito una circular a todos los padres que acaban de empadronar a sus recién nacidos dando al bebé la bienvenida, aunque sólo sea porque «tenemos un donostiarra más en nuestra ciudad». No se trata del tradicional «pan bajo el brazo», sino de que el primer regalo por ser un bebé donostiarra le llegará en forma de euskera. Un alimento duro que deberá ir digiriendo poco a poco en constante conflicto con su oponente, el castellano, hasta conseguir someterlo. No importa que los padres no sepan euskera, ni que el recién nacido no sepa articular palabra alguna, ya que «puede ser ya importante para su futuro» y especialmente si se trata del euskera.

Al llegar a este punto es cuando la concejala de cultura de Bildu deja ver su verdadera intención, para sorpresa de los padres que reciben este «regalo» edulcorado: «El euskera te servirá para afrontar el futuro con garantías». A pesar de todo, la concejala donostiarra relata el primer cuento que escuchará el bebé: «El euskera te dará más oportunidades en la vida; te ayudará a sentirte arraigado en Donostia, te ayudará a disfrutar de una vida más plena».

Por si los consejos al recién nacido no fueran suficientes, consciente de la importancia de la transmisión familiar, aconseja a aquellos miembros de la casa que hablen euskera que, «teniendo en sus manos un instrumento efectivo excelente, lo utilicen», y a los que no lo hablen «procuren que el bebé esté en contacto con el euskera en vuestras actitudes y en su educación», a modo de consejo imperativo.

Cuando la lengua deja de ser un vehículo de entendimiento se convierte en un arma letal. En nombre de las lenguas y su imposición, se han sometido muchos y variados desmanes. Tal vez le sirvan a Txapartegi palabras como las de Jon Juaristi: «El nacionalismo vasco ha logrado consolidar su hegemonía a costa de la marginación cultural y el sometimiento político de la mayoría no nacionalista de la población vasca». Consciente de ello y de su intento de imposición al recién nacido, la concejala de cultura pide «perdón» por lo que considera una «pequeña intromision» en la vida familiar del recién nacido.

Junto a la misiva, el consistorio adjunta un desplegable de muñequitos y pequeños animales en euskera para decorar el nuevo hogar del recién nacido. Algunos de los padres que han recibido estas cartas se han mostrado «indignados» por la intromisión e imposición que quieren hacerles desde el Ayuntamiento donostiarra.

Sortu honra a Chávez en Bolívar
Arnaldo Otegi o Joseba Permach hicieron su particular homenaje a Chavez en Twitter. Ayer, el turno fue para otra dirigente abertzale, Maribí Ugarteburu, coordinadora de Sortu en Vizcaya, que acudió a la plaza de la localidad vizcaína de Bolívar para rendir honores al comandante fallecido. «Ha sido una referencia como pueblo libre y como proceso de liberación» y «ha devuelto la ilusión al pueblo venezolano y a todos los militantes revolucionarios en el mundo», aseguró Ugarteburu en un acto al que también acudió la cónsul de Venezuela en Bilbao.

Alegría amenaza con pasar de la mano al puño
El ideólogo de ETA-Batasuna, Xabier Alegría, ha podido decirlo más alto pero no más claro: la mano (de la banda, el «proceso», en una palabra), se puede convertir en «puño». Los reclusos de la banda están crecidos y no sólo se conforman con lanzar sus amenazas a los gobierno de España y Francia por no negociar lo que llaman el final del «conflicto», sino que ahora se atreven a lanzar advertencias al Tribunal de Estrasburgo, que tiene que decidir sobre la llamada «doctrina Parot». En una entrevista publicada ayer por el diario «Gara», dos de sus representantes, que se agrupan en el colectivo EPPK, Lorenza Guimon y el citado Alegría, afirman que «nadie entendería» una postura a favor del mantenimiento de dicha doctrina. Incluso, este último advierte de que un pronunciamiento en contra de sus intereses sería «peligroso». «El Tribunal de Estrasburgo lo sabe y lo tendrá que valorar», sentencia. Aunque no aclara quién le ha llevado el mensaje a los jueces de dicho tribunal. No conforme con la amenaza, asegura que España ha utilizado «una presión directa de alto nivel». Guimon aclara que «no es una simple batalla jurídica».


Recortes de Prensa   Página Inicial