AGLI Recortes de Prensa   Martes 12 Marzo 2013

Ideas para un cambio regenerador
José Luis Ortín www.vozpopuli.com 12 Marzo 2013

A veces, puesto a pensar sobre las soluciones que tanto se reclaman a quienes alguna vez criticamos el sistema, se me ocurren cosas. Y alguna hemos expuesto desde este blog. Pero la que más me ha gustado fue la de un sueño que tuve una siesta de estas.

Una reunión imprescindible
Fue un duermevela lúcido que recuerdo más o menos así. Resultaba que Rajoy y Rubalcaba habían decidido ser estadistas de una vez y se habían reunido para arreglar el asunto de España. Y, al acabar, salieron juramentados en coger el toro por los cuernos y dar la batalla del futuro de verdad. Habían acordado dejarse de reproches y de refriegas estériles y hacer un grupo de trabajo conjunto que hallara soluciones a los problemas que nos acucian.

Un grupo de héroes
Puestos a la obra, designaron a algunos de sus colaboradores más preclaros y a personalidades relevantes de éxitos reales medidos en diferentes sectores del panorama nacional que no tuvieran nada que ver con ambos partidos. Incluso buscaron algunos asesores internacionales de prestigio indiscutible, sin cargas ideológicas redentoras de nada, para que ayudaran en la metodología y contribuyeran a la mayor efectividad del grupo sin ostentar voto en sus conclusiones. Y así, tras un periodo razonable de tiempo, este grupo dictaminó lo siguiente:

Algunas conclusiones, no excluyentes
-Reformar el sistema electoral para que se cumpliera de verdad lo de una persona un voto, lo mismo uno de un partido nacionalista en cualquier región que otro en el lugar más remoto de España, y estableciendo listas abiertas en todas las ocasiones.

-Que ningún cargo electo ganara más en sus responsabilidades políticas que lo que ganara con su trabajo habitual. Salvo los máximos ejecutivos y con limitación de tiempo en el puesto.

-Que todos los componentes de los diversos órganos del poder judicial fuesen elegidos únicamente por los juristas profesionales en sus diferentes especialidades.

-Suprimir la palabra subvención de todos los presupuestos públicos, salvo para los programas de asistencia social a personas dependientes sin recursos.

-Suprimir todas las sociedades y fundaciones públicas elevando el nivel, la responsabilidad y el trabajo del funcionariado. Quitando también el carácter vitalicio de los empleados públicos y retribuyéndoles según su productividad real.

-Que sólo tengan carácter de empleados públicos profesionales específicos en cada una de sus funciones, subcontratando con empresas privadas todo el trabajo auxiliar de la Administración, y que ningún empleado público pudiera ser removido de sus funciones por ningún poder político desde el tercer nivel de los mismos hacia abajo. Es decir, que sólo pudieran ser nombrados a dedo por la confianza de los ministros, alcaldes o presidentes de Comunidades Autónomas, sus segundos.

-Que tanto los partidos políticos como los sindicatos, y todo tipo de organizaciones empresariales y de la llamada sociedad civil, se nutrieran única y exclusivamente de las cuotas de sus afiliados o de donaciones privadas debidamente acreditadas y con total transparencia.

-Endurecimiento al máximo nivel de pena en el Código correspondiente de cualquier atisbo de corrupción, tanto para el corrompido como para quien corrompa.

-Supresión del Senado quedando únicamente como una Cámara de representación territorial donde los diputados regionales pudieran reunirse ocasionalmente para analizar y proponer al Congreso leyes nacionales que les pudieran afectar con el fin de homogeneizar en todo el Estado aquellas que regulan actividades suprarregionales.

-Endurecimiento del Código Penal de modo que se acabara con el lamentable espectáculo de delincuentes, organizados o no, que entran y salen de prisión, o ni llegan a entrar, con multitud de delitos cometidos reincidentemente.

-Dotar a la Justicia de los medios humanos y métodos de gestión más modernos con el fin de agilizar su administración.

-Proteger el desempleo sólo hasta que se encuentre un solo trabajo del nivel solicitado en un radio geográfico adecuado y razonable.

-Elección libre de atención médica y sanitaria por parte de los contribuyentes reales al sistema de protección pública.

-Hacer competitivos en el mercado todos los centros sanitarios y educativos públicos, garantizando el actual estado asistencial pero fijando su mantenimiento con cargo a los Presupuestos de acuerdo con sus respectivas productividades y logros en investigación, innovación y resultados sanitarios y académicos medibles obtenidos periódicamente. A salvo de tal discriminación quedarían únicamente los dedicados a la atención de quienes no pueden valerse por sus propios medios por las circunstancias que fueren.

-Reducción importante de políticos retribuidos de los ciudadanos en todos los ámbitos de la Administración, así como de los Órganos de los mismos: concejales, diputados, ayuntamientos, etc.

-Reformar la Constitución en cuanto fuera necesario para todo ello.

Emprendedores y bancos
Y el colmo de la dicha fue creerme el sueño durante unos minutos imaginando una nación renacida al vuelo de tales acontecimientos, en la que cualquier emprendedor de lo que fuera tuviera a su disposición un servidor público, o varios, para desembrozarle el camino administrativo, en lugar de tres o cuatro matachines viendo cómo hacer embutidos con sus logros y desvelos para mantener el sistema derrochador y corrupto que nos ahoga.

Y que los bancos se dedicaban a financiar sin abusos ni usuras y no a malmeter en cuantos negocios huelen sus lumbreras.

Un buen momento para un cambio regenerador
Y después de un largo etcétera que ya no recuerdo bien, me desperté con la ilusión de que Rajoy y Rubalcaba habían convenido retirarse de la vida pública, junto con sus compañeros de generación, dando paso a las siguientes generaciones sin pesadas mochilas generadoras de todo tipo de desconfianzas en la ciudadanía. Igual que el resto de mandamases autonómicos, municipales, y gerifaltes sindicales, empresariales y de la llamada sociedad civil envueltos en situaciones escandalosas.

El ‘recopetín’ fue cuando creí escuchar en una radio que el Rey había abdicado en su hijo.

Y que en España se volvía a sonreír.
Es el momento ideal por todo lo que nos rodea. Imagínenlo.

Los no-poderes públicos
María Blanco www.vozpopuli.com 12 Marzo 2013

Casi recién empezado el año 2013, muchas cosas parecen estar cambiando: el presidente en Venezuela, el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, el presidente de Italia... Y aún así, el sabor metálico y sucio a empobrecimiento persiste en los ciudadanos. Todos sabemos que este 13 no va a ser mejor. Tal vez se prepare un cambio de tendencia, pero no tendrá lugar en este año, será en los siguientes. Con suerte.

Estrategias de supervivencia
Uno de los problemas que tenemos en este momento de recesión empecinada y corrupción política generalizada es que uno realmente no sabe quiénes son los suyos. Y el ser humano, que nace siendo el cachorro más desprotegido entre los mamíferos, necesita del grupo para sobrevivir. De ahí que todos busquemos gente afín, en un aspecto o en otro, para sentirnos seguros: los frikis de La Guerra de las Galaxias, los amantes del diseño, los libertarios de New Hampshire o los seguidores del Betis. Los lobos solitarios también necesitamos grupos. Por si las dudas.

Los españoles, hace muchos años, emprendimos ese camino de pertenencia a lo que hoy es Unión Europea. Lo hemos logrado. Pero a medida que el grupo va siendo mayor y, por tanto, la diversidad se incrementa, es más difícil sentirse identificado con los demás miembros y la percepción del mismo como refugio protector que defiende mis intereses se debilita. Eso pasa con la Unión Europea ahora mismo. El problema añadido es que, en España, el ciudadano de a pie no encuentra tampoco un grupo en el que sentirse guarecido. Los partidos políticos han perdido credibilidad. La corrupción salpica a propios y extraños. Los bancos son enemigos. Los sindicatos están politizados. Los grupos anti sistema carecen de consistencia en cuanto a sus principios y a su composición. Son un revoltijo de descontentos que no se sabe muy bien a dónde van, hasta dónde llegan sus intereses políticos y qué alternativas realistas defienden.

Estamos solos pagando el peaje de la eterna asociación entre el Estado y la banca, aderezado por una degradación institucional y una miseria en la calidad de nuestros políticos, que hacen pinza y nos asfixia. Y tenemos nuestra parte de responsabilidad, desde luego.

Lo que los poderes públicos no pueden hacer
Parte de esa responsabilidad se debe a la idea, atrincherada en la mente de los españoles, de que el Estado, los gobernantes, tienen poder para sacar conejos de la chistera. Pero no es así. No existen los unicornios.

Como explica el profesor de economía de la Universidad de Buckingham, Juan Castañeda, un banquero central no puede controlar el ciclo económico ni cerrar la brecha de la producción. Y, sin embargo, muchos ciudadanos sigue mirando al Banco Central Europeo y al Banco de España como salvadores de la debacle actual. Y no sólo eso. Se espera que el gobierno cree empleo, cuando son los empresarios quienes crean empleo. Esperamos que nos digan la verdad y seguimos votando a los que nos mienten. Esperamos que los políticos se comporten honestamente y miramos a otro lado cuando alguien en nuestro entorno se aprovecha de otro engañándole.

Y a partir de ahí, en adelante, pedimos a ciegas cosas que son intrínsecamente individuales y subjetivas. Cuando decimos que nuestro todopoderoso "estado del bienestar" tiene la obligación de proporcionar una vivienda digna, un trabajo digno, una educación digna a todos, no nos damos cuenta de que la dignidad es subjetiva, que no te la puede arrebatar cualquiera de cualquier manera. Eso lo saben quienes han vivido situaciones dramáticas y denigrantes y las han sobrellevado con la cabeza bien alta sin perder un ápice de su dignidad.

Pero esas peticiones ciudadanas, plasmadas en propuestas y promesas políticas, escritas a fuego en los programas electorales, son un acicate para la degradación política. La razón es que esas promesas enganchan el voto de mucha gente bienintencionada pero dan pie a que esos gobernantes hagan mal uso del dinero de todos.

Lo que sí es indigno es utilizar la pobreza para obtener un mayor poder político, aprovecharse de la desesperación del parado para obtener más votos, usar la rebeldía de los grupos inconformes pero desorientados para atornillarse en la poltrona.

Y eso es lo que están haciendo nuestros políticos, los del gobierno, los de la oposición, los sindicatos, los independentistas, todos ellos financiados con nuestro dinero.

Una de las palabras de nuevo cuño que más odio es "empoderamiento". No estaría mal que cada uno de nosotros decidiéramos recuperar esos no-poderes. Para ello, es imprescindible que reconozcamos lo que no pueden hacer por nosotros, lo que estamos alimentando con esa visión buenista y reactiva, y adoptar una actitud más proactiva. Se trata de tomar la iniciativa. De no dar por buena su pretendida capacidad y retomar las riendas. De lo contrario seguiremos a la carrera como un caballo desbocado.


Noveno aniversario
Impasible ante el 11-M
Cayetano González Libertad Digital 12 Marzo 2013

Es lógico que al cumplirse un nuevo aniversario del brutal atentado terrorista cometido el 11 de marzo de 2004 en los trenes de cercanías de Madrid que circulaban hacia la estación de Atocha cada uno recuerde de forma muy precisa cómo se enteró de la noticia; cuál fue su primera reacción, qué hizo en las horas siguientes. Fue el mayor ataque terrorista que ha sufrido nuestro país –192 muertos y casi 2.000 heridos– y, además del enorme dolor causado en las familias que perdieron a sus seres queridos, consiguió cambiar el rumbo de nuestra historia reciente. Exactamente, para eso se planificó y para eso se perpetró.

Nueve años después de aquella masacre, nuestro primer pensamiento debe seguir siendo para las víctimas. Una de ellas, Gabriel Moris –una persona, al igual que su mujer María Pilar, de una calidad humana y moral excepcional–, que perdió a su hijo Juan Pablo en el atentado, acuñó esa famosa y certera frase de "no olvidar lo inolvidable". Y ha sido el mismo Gabriel el que, en una entrevista concedida a LD con motivo de este noveno aniversario, y con esa fuerza que tienen las palabras salidas de un corazón noble, que no odia, que no tiene afán de venganza; ha sido él, decía, el que ha vuelto a poner el dedo en la llaga.

Lo más grave es que el pueblo español entero, y en concreto el madrileño, permanezca impasible o mire para otro lado. No se alce, no se levante, no se organice. Que las víctimas permanezcamos cada una en nuestro rincón viendo y recontando la subvención que recibimos de los distintos organismos, que asumamos protagonismos estúpidos que no sirven para nada y que no seamos capaces de unirnos codo con codo exigiendo lo único que podemos y debemos exigir: verdad y justicia. Si este caso se deja sin resolver, creo que España no podrá levantar cabeza nunca, porque está claro que tenemos unas clases dirigentes que nos tienen a todos subyugados.

De otra manera a como está sucediendo ya con las víctimas de ETA, las del 11-M han sido y siguen siendo las grandes olvidadas, no solamente por las instituciones, sino por la propia sociedad. A los poderes públicos, fundamentalmente a los dos partidos, PSOE y PP, que hoy por hoy pueden gobernar en España, no les ha interesado jamás conocer la verdad de lo que pasó. Los medios de comunicación que han investigado el 11-M se cuentan con los dedos de una mano, y sobran varios dedos. La sociedad vive con otras preocupaciones y piensa que, si ya se juzgó y hubo sentencia, para qué seguir con este asunto.

Son esas conductas, cobardes en unos casos, acomodaticias en otros –la responsabilidad es obviamente diferente–, las que denuncia certeramente Gabriel Moris. Bastaría el argumento de que muchas de las víctimas del 11-M no se quedaron satisfechas con el juicio y posterior sentencia para que se siguiera investigando con el objetivo de conocer toda la verdad y dar satisfacción a esa natural y lógica exigencia. Con mucho más motivo si después del juicio han aparecido nuevas pruebas, indicios, datos que arrojarían nuevas luces y nuevas pistas. Pero eso ya no interesa. Y por eso, en el fondo, las víctimas son molestas y resultan un incordio para los políticos y para las instancias judiciales que podrían reabrir el sumario.

Al final, como también dice Moris, estamos ante una sociedad que mira para otro lado, que no coloca el listón de la exigencia a los poderes públicos a la altura adecuada; que prefiere olvidar los momentos trágicos de nuestra historia. Y eso nos lleva a la terrible conclusión de Gabriel: "Si este caso se deja sin resolver, creo que España no podrá levantar cabeza nunca". Así de claro, así de cierto y así de triste.

Noveno aniversario
La infamia del 11-M
Fray Josepho Libertad Digital 12 Marzo 2013

Nueve años y sigue la patraña
mohosa y putrefacta sobre el caso.
Nueve años de olvido y de fracaso
de una nación que pudo ser España.

Nueve años de insidia y de cizaña
contra el que no se pliega (por si acaso).
Nueve años de trueque, paso a paso,
de la verdad por fárrago y maraña.

Nueve años de trolas y memeces
de policías cómplices, de jueces,
periodistas, políticos y expertos.

Nueve años de infamia, de negrura,
de asco, de ruindad, de cara dura
y de afrenta a los vivos y a los muertos.

11-M: Nueve años de desaguido aznarista
Graciano Palomo Periodista Digital 12 Marzo 2013

Nueve años no son nada para olvidar la mayor masacre terrorista contra una desarmada y pacífica ciudad. Doscientos muertos –el policía de Leganés se suele olvidar-que jalonan una historia terrible de odio y una historia de incompetencia total por parte de un gobierno que dejó ver el pelo de la dehesa en cuanto las malditas bombas destrozaron los trenes.

Los responsables históricos de aquel fatídico 11M son los terroristas que idearon, perpetraron y ejecutaron la matanza. ¡Jamás ví a la población española tan atemorizada y tan desangrada!

Pero hubo también responsables directos de la confusión interesada, de la desinformación global, de la suprema ineptitud ante la necesidad de información por parte de un pueblo que exigía saber quién o quiénes habían sido los responsables. Aquel supremo fiasco costó el poder al PP y consiguió romper la dinámica natural en un país que deseaba continuar progresando.

EL CIRCULO AZNARISTA.
Tengo para mí –lo he estudiado hasta la saciedad-que ese fiasco gubernamental tiene un máximo responsable, desde luego, José María Aznar, presidente del gobierno. Pero hubo algunos más; media docena de altos cargos gubernamentales que rodeaban al jefe de gobierno. Todos ellos con un denominador común: la prepotencia, la soberbia, la levitación que supuso creerse por encima de los demás. Cuando en realidad eran una colección de petrimetres que llenaron sus arcas gracias a su mamoneo ante el dios Aznar.

NOMBRES.
He escrito el nombre de Aznar. Pero escribo a continuación el nombre del ministro del Interior, Angel Acebes, no se enteró de nada, el Secretario de Estado de Seguridad, el jefe del CNI, Jorge Dezcallar. Todos una panda de inútiles cuando no de interesados políticos.

Pero quiero dejar para el final a dos sujetos de la cosa pública que dejaron impronta de su caletre y de su talla moral e intelectual. Esos procederes ya se estudian como manual en las universidades. Como elemento malvado, por supuesto.

El primero de ellos, Carlos Aragonés, a la sazón Director del Gabinete de Presidencia, que si se enteró de algo lo manipuló convenientemente. Pero a su alrededor estaba un tal Alfredo Timermans del Olmo, jefe de la Comunicación de Moncloa, que consiguió embarrar todo hasta el punto que por vez primera en la historia del país todos los corresponsales de prensa extranjera acreditada en Madrid firmaron un documento acusando a Timermans de tratar de intoxicar a esos corresponsales.

Esos comportamientos éticos y profesionales consiguió que el PSOE de Zapatero rompiera la espina dorsal de España. Y encima, Aragonés, sigue sentado en una poltrona en el Congreso de los Diputados. Timermans tiene otra en Telefonica (por deseo de Aznar) mucho mejor remunerada por no mover un dedo.
Claro que visto lo comprobado lo mejor es que ni siquiera se acerque a Las Tablas.

¡Pero el oprobio les perseguirá nueve siglos más!

Lagunas y misterios del peor atentado en España
11-M: Preguntas sin respuesta
JOSÉ JAVIER ESPARZA www.gaceta.es 12 Marzo 2013

Los “autores intelectuales” de los atentados permanecen desconocidos. La “versión oficial” apuntó a tres personas, pero todas ellas fueron absueltas de ese cargo.

Muertos: 191. Heridos: 1858. Traumatizados y víctimas colaterales: número sin determinar. Estas son todas las certidumbres que a fecha de hoy tiene la sociedad española sobre los atentados del 11 de marzo de 2004, el mayor atentado de la Historia de España y el segundo mayor de Europa. Unos atentados que cambiaron literalmente la vida del país, pero que a fecha de hoy siguen ofreciendo numerosos puntos sin resolver. Demasiadas lagunas. Demasiados misterios.

La versión oficial dice que aquel día, un grupo de terroristas islamistas se organizó para perpetrar diez explosiones casi simultáneas en cuatro trenes en la capital de España, en venganza por la posición del gobierno español sobre la guerra de Irak. Los explosivos habrían sido facilitados por una trama de tráfico ilícito proveniente de la explotación asturiana de Mina Conchita. La matanza fue reivindicada por un grupo islamista mediante un video que se hizo llegar a la cadena Telemadrid. Días después, los autores del atentado eran localizados y sitiados por la policía en un piso de la localidad madrileña de Leganés. Al verse atrapados, los terroristas se volaron con explosivos adheridos a sus cuerpos. En la operación murió también un agente de los GEO de la policía nacional. Fin.

Sin embargo, desde el primer momento surgieron serias dudas sobre esta versión oficial. Y por más que los 'oficialistas' han tratado de desacreditar a los suspicaces aplicándoles el marbete de una insidiosa 'teoría de la conspiración', el hecho es que hoy, nueve años después, las dudas persisten.

¿Quién? ¿Cómo? ¿Por qué?
Para empezar, ¿quién organizó los atentados? ¿Quién dio la orden? La precisión y complejidad de los ataques requiere un grado de organización muy elaborado. En su momento se dijo que los crímenes habían sido responsabilidad del grupo islamista Al Qaeda. El propio Tribunal Supremo terminaría reconociendo que Al Qaeda estaba exenta y en su lugar apuntaba a un grupo yihadista autónomo.

Del mismo modo, los “autores intelectuales” de los atentados permanecen desconocidos. En su momento la “versión oficial” apuntó a tres personas, pero todas ellas fueron absueltas de ese cargo. Rabei Osman El Sayed El Egipcio, fue absuelto en 2008. Youssef Belhadj, alias Abu Dujanah, supuesto portavoz militar de Al-Qaeda en Europa, voz del vídeo entregado a Telemadrid reivindicando los atentados, el que alquiló el piso de Leganés, fue condenado a 12 años por pertenencia a banda amada, pero nadie pudo probar su participación en los hechos. De Hassan El Haski, supuesto jefe del Grupo Islámico Combatiente Marroquí, tampoco se pudo probar su participación. Fue condenado a 15 años por pertenencia a banda armada –rebajada a 14 por el Supremo- y extraditado a Marruecos.

Las tres tramas que se dan por demostradas permiten explicar la ejecución de los hechos, pero dejan muchas lagunas abiertas

Las mismas dudas aparecen cuando se repasan las conexiones entre los supuestos autores materiales de los atentados, asunto que nos mete en un verdadero laberinto. Las tres tramas que se dan por demostradas –los “pelanas de Lavapiés”, los islamistas de Leganés y la trama asturiana de Mina Conchita- permiten explicar la ejecución de los hechos, pero dejan muchas lagunas abiertas. ¿Quién suministró a los terroristas el Titadine, un material que no estaba en la Mina Conchita? ¿Quiénes montaron las bombas en la casa de Morata de Tajuña? Y hay una última pregunta que tiene que ver con todo lo que pasó después, a saber: ¿Quiénes manipularon la investigación y a la opinión pública? Porque el hecho es que desde el mismo día de los atentados empezaron a suceder cosas extrañas: trenes que desaparecen, pruebas que aparecen de repente, otras pruebas manipuladas, etc.

Todas estas preguntas aparecieron en el juicio por los atentados. Muy pocas de ellas encontraron respuesta. Por eso el 11-M sigue siendo, en buena medida, un caso abierto. Aunque haya mucha gente interesada en cerrarlo. Lo cual, por cierto, también suscita preguntas. Y muy inquietantes.

Preguntas sin respuesta
-¿Por qué se empezó a desguazar los trenes tan sólo 48 horas después de la masacre?

-¿Por qué no se analizaron los restos de los focos de explosión?

-¿Por qué se destruyeron los escenarios del crimen sin analizar la composición de las bombas?

-¿Por qué los perros no detectaron explosivos en la furgoneta Kangoo hallada en Alcalá de Henares, y sin embargo el vehículo, al llegar a las dependencias policiales de Canillas, guardaba detonadores y Goma 2-ECO?

-¿De dónde salió la mochila-bomba encontrada en la comisaría de Vallecas?

-¿Por qué esa mochila tenía metralla y no así las que estallaron?

-¿Por qué se impidió a la policía científica acceder a los cadáveres de los suicidas de Leganés hasta varios días después de su muerte?

Aguirre pide al PSOE 'un líder sin complejos que levante la bandera de España'
Escribe un artículo titulado 'Los socialistas españoles ante el dilema del nacionalismo'
 www.lavozlibre.com 12 Marzo 2013

Madrid.- La presidenta del PP de Madrid y ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, escribe este lunes un artículo en el diario 'ABC' y en su blog en el que, bajo el título 'Los socialistas españoles ante el dilema del nacionalismo', asegura que "el PSC está arrastrando al PSOE a un callejón sin salida" y pide que alguno de sus líderes "se deje de complejos, levante la bandera de España y reivindique la E de sus siglas".

Éste el artículo íntegro de Esperanza Aguirre:

Desde los primeros tiempos de la Transición hasta hoy, los socialistas españoles han mantenido una actitud profundamente ambigua, cuando no de absoluta complacencia, hacia las reivindicaciones nacionalistas. Esa constante ambigüedad les ha permitido, en muchas ocasiones, llegar a pactos con los nacionalistas y, lo que para los socialistas es muy importante, alcanzar y conservar el usufructo del poder.

Poco o nada les ha importado a los socialistas españoles hacer suyas las reivindicaciones nacionalistas, incluso cuando esas reivindicaciones eran radicalmente contrarias al internacionalismo que inspiró a los fundadores del socialismo en España y en el resto de países del mundo.

Quizás fuera la Guerra Civil el momento en que los socialistas y comunistas españoles, por el afán de unir a todas las fuerzas contrarias a Franco, dejaron de considerar a los nacionalistas como epígonos retrógrados del carlismo y empezaron a buscar pactos y colaboración con ellos, que siguieron durante los años de la dictadura.

Así se produjo el curioso fenómeno de que los herederos de la tradición marxista, es decir, los comunistas y los socialistas, unían sus fuerzas y sus reivindicaciones a las de los nacionalistas, sin importarles que, en algunos casos, hubieran incorporado concepciones racistas, como las de Sabino Arana.

Estas alianzas tan contra natura pueden darse en situaciones anómalas, como lo son una guerra civil y una dictadura. Lo que ya tiene más difícil explicación es que perduren después de 35 años de régimen democrático.

La diligencia con que comunistas y socialistas españoles han secundado a los nacionalistas en estas décadas y han traicionado sus raíces internacionalistas tiene difícil justificación. Una posible explicación a esa actitud colaboradora de la izquierda española con los nacionalismos la podríamos encontrar en los restos de su antifranquismo por medio de un curioso silogismo: si el franquismo ponía el acento en la unidad de España y el franquismo era intrínsecamente malo, estar contra todo lo que sea la unidad de España será intrínsecamente bueno. Puesto que los nacionalistas están contra la unidad de España, estar junto a ellos es un deber de todo el que se considere antifranquista, aunque sea un antifranquista retroactivo.

Este silogismo no tiene en cuenta que España no es un invento de Franco y sí que es una realidad histórica, cultural, afectiva, familiar, comercial y económica que tiene muchos siglos de existencia. Don Antonio Domínguez Ortiz nos habla de tres milenios.

Pero sea por las razones que sea, la realidad es que nadie puede negar que el crecimiento de las tensiones nacionalistas y separatistas ha contado con esa complacencia hacia ellas de los partidos de izquierda españoles. Y ahí está el claro ejemplo de Zapatero pregonando que aceptaría cualquier Estatuto que saliera del Parlamento de Cataluña, como acabó haciendo, como si la soberanía nacional, que reside en el conjunto del pueblo español, se pudiera trocear.

Así, la complacencia de las izquierdas españolas ante los nacionalismos se ha convertido algunas veces en plena identificación con sus reivindicaciones, y en otras ocasiones nos hemos encontrado con que eran los partidos de izquierda los que encabezaban esas reivindicaciones.

Hasta llegar a la situación que acaba de crear el desafío independentista de CiU, ante el que los socialistas catalanes ya no saben qué hacer porque no quieren aparecer como separatistas pero tampoco quieren quedarse atrás ante la anticonstitucional propuesta de que la soberanía pueda residir en Cataluña y no en el conjunto del pueblo español. Un dilema que no tiene solución y que está arrastrando al PSOE, al resto de los socialistas españoles, a un callejón sin salida. A no ser que alguno de sus líderes se deje de complejos, levante la bandera de España, reivindique la E de sus siglas, y ayude a todos sus militantes a redescubrirse como lo que tiene que ser: un partido nacional español, incompatible con los nacionalismos separatistas. Y si, además, se redescubre como un partido socialdemócrata como el laborista británico o el SPD alemán, ajeno a veleidades izquierdistas, pues mucho mejor.

Levantar esa bandera es lo que hizo Rosa Díez en su momento y tuvo que irse. Ahora, ocho años después y cuando ya la crisis de los socialistas es indisimulable, a lo mejor ha llegado la hora de que revisen lo que han hecho en los últimos tiempos en relación con los nacionalismos.


Mali y la reforma del Islam
Michel Rocard La Razón 12 Marzo 2013

Ex primer ministro de Francia y dirigente del Partido Socialista.

Francia no tiene en Mali otro interés que la protección de sus ciudadanos y la estabilidad de esta región del Sahel

Mali es un país de África occidental, sin salida al mar, con una población de 15 millones de personas y una superficie de 1.240.000 kilómetros cuadrados (478.800 millas cuadradas), de la que tres cuartas partes son desierto. En el siglo XIV, el poderoso imperio de Mali incluía partes de lo que hoy es Senegal, Guinea y Níger. Vencido y dividido, en el siglo XIX se convirtió en colonia francesa y recuperó la independencia en 1960.

La población de Mali es variada: en el norte habitan nómadas del desierto (entre los que destacan los tuaregs) y en el sur, una mayoría de poblaciones negras sedentarias. Aunque hay gran diversidad lingüística, el Islam (al que se adhiere casi el 95% de la población) es un factor de cohesión. La principal actividad económica es la agricultura, especialmente en el amplio delta interno del río Níger, que es hogar de muchas tribus, entre ellas el pueblo dogón, notable por su escultura y su arquitectura.

Tras una larga dictadura militar, Mali se convirtió entre 1991 y 2012 en un ejemplo de triunfo de la democracia en África, pero después, un golpe de Estado desbarató las rudimentarias instituciones públicas. Los tuaregs del norte, que viajan entre el país y Mauritania, Argelia y Níger, fueron muy afectados por la persistente sequía y el colapso de la economía de caravanas. Muchos se volcaron al tráfico de armas, esclavos y oro, y algunos demandan la independencia.

Tras la feroz guerra religiosa que despedazó a Argelia en los noventa, numerosos musulmanes árabes fundamentalistas huyeron en dirección sur hacia el vasto Sáhara que cubre partes de Mali. Después, la caída del régimen libio del coronel Muamar Gadafi en 2011, obtenida con ayuda de Occidente, impulsó a más fundamentalistas a huir al desierto, pero no sin antes hacerse de una parte importante del arsenal pesado de Gadafi y gran cantidad de vehículos.

Los fundamentalistas, convertidos en bandidos de poca monta, llegaron a un entendimiento con los traficantes nómadas, y finalmente todos terminaron abrazando la retórica fundamentalista de venganza contra los infieles.

En enero de 2013, estos grupos formaron un convoy con varios cientos de camionetas y vehículos todoterreno armados con ametralladoras de alto calibre. En poco tiempo, tres ciudades del desierto, Gao, Kidal y Timbuctú, cayeron en sus manos. Los nuevos amos destruyeron monumentos islámicos (incluidas algunas de las glorias de Tombuctú) y comenzaron a aplicar la «sharía», con lo que mujeres que nunca antes habían llevado el velo se vieron obligadas a hacerlo. Los convoyes llegaron a amenazar a la capital, Bamako, de población mayoritariamente negra.

Presa del pánico, el presidente en ejercicio, Dioncounda Traoré, pidió a las autoridades francesas la activación de un acuerdo bilateral de defensa, a pesar de haber participado en el golpe de Estado que envió al exilio al anterior presidente legalmente electo, Amadou Toumani Touré, y provocó el colapso del Estado y daño en las relaciones con Francia.

Francia no tiene en Mali otro interés que la protección de sus ciudadanos y la estabilidad de la región del Sahel. De hecho, hace años que Francia retiró todos sus destacamentos militares permanentes de Mali. Y ahora que en el país viven menos de mil ciudadanos franceses, incluso desde un punto de vista pragmático el interés de Francia en Mali es relativamente escaso.

Aunque en solitario, el presidente francés, François Hollande, respondió con firmeza y valentía a la petición de ayuda de Traoré, decisión que todos comprendieron y aprobaron en Francia.

Pocos insinúan que la intervención militar de Francia haya sido un recurso para recapturar la antigua colonia imperial. Y Estados Unidos (normalmente indiferente a la integridad del Estado maliense y el bienestar de sus ciudadanos) fue consciente de la posibilidad de que el territorio de Mali cayera en manos de fundamentalistas o terroristas, de modo que decidió apoyar la intervención francesa con medios de transporte, comunicaciones, logística e inteligencia.

Por motivos similares, Gran Bretaña (habitualmente alérgica a cualquier política de defensa común europea) ofreció dos aviones. En cuanto a Europa, no hizo nada, tal como era previsible.

La intervención francesa fue todo un éxito. En pocos días logró enviar casi 3.000 hombres fuertemente armados y eficientemente motorizados, que recapturaron Gao, Kidal y Tombuctú y pusieron Bamako a salvo. Los fundamentalistas perdieron la mayor parte de sus vehículos y armas en los bombardeos aéreos franceses y tuvieron que huir apresuradamente al desierto.

Las tropas francesas ya están listas para volver a casa. Pero ¿deberían hacerlo? Todavía quedan en el desierto miles de asesinos fundamentalistas, que, aunque ahora están mal motorizados, siguen armados.

Por supuesto que Mali no es el único país que se enfrenta a una insurrección fundamentalista (una clase de violencia típica de la actual crisis del Islam). Las cultas, luminosas, ilustradas tradiciones de siglos anteriores parecen haberse desvanecido. Muchos países con mayoría musulmana perdieron su oportunidad de despegue económico y ahora son terreno fértil para la prédica del fundamentalismo islamista.

Estos países necesitan encarar reformas dolorosas y de amplio alcance para obtener prosperidad económica, una meta que también presupone cambios culturales. En el mundo cristiano, la Reforma fue un factor esencial en la formación de la democracia y el capitalismo. Pero en el Islam contemporáneo, los poderosos siempre se las arreglaron para eliminar a los potenciales reformistas, por eso el mundo islámico está debilitado en gran medida y parcialmente colonizado, humillado y económicamente impotente. El petróleo beneficia a un puñado de príncipes.

A pesar de las penurias que soportan, sólo unos pocos miles de los mil quinientos millones de musulmanes del mundo abrazaron el proyecto extremista de matar infieles y moderados. Sin embargo, en medio de la confusión política y religiosa resultante (y dado el silencio que guardan las autoridades religiosas ante la retórica islamista), ningún Estado musulmán puede resolver sus problemas por sí solo, sino que se necesita ayuda externa.

Mali fue el primero en pedirla, y las autoridades religiosas locales apoyaron al Gobierno cuando solicitó asistencia militar de Francia. Ahora es preciso reconstituir el Ejército maliense, entrenar a la Policía y reestructurar el Gobierno, objetivos cuyo logro también depende de que las autoridades religiosas apoyen las reformas necesarias.

Igual que en Mali, colaborar con la reforma de los Estados musulmanes no puede ser tarea exclusiva de Francia. Es responsabilidad de todo Occidente.

Copyright: Project Syndicate, 2013

La corrupción es "inevitable"
"Mientras el 11-M no se investigue el país se ha quedado congelado"
Jiménez Losantos ha analizado en el Club S XXI los primeros años de Zapatero y "la gran trampa política" de un 11-M que fue "una inmensa falsedad".
Jiménez Losantos: "La legislatura de Zapatero empezó en Perpiñán y en lo esencial continúa"
C.Jordá Seguir a @carmelojorda Libertad Digital 12 Marzo 2013

En un Club Siglo XXI abarrotado, el presidente de Libertad Digital ha pronunciado una conferencia analizando la primera legislatura de Zapatero que para Federico Jiménez Losantos "empezó en Perpiñán", con el pacto entre el Tripartito –PSOE más nacionalistas catalanes– y la ETA, y "en lo esencial continua" todavía hoy.

El director de Es la Mañana de esRadio ha hecho un crudo análisis de la situación española, una situación que era "imposible imaginar hoy hace nueve años" y que es la de "un país en quiebra, dominado por una corrupción que empieza por los jueces, continúa en los partidos y acaba en todos los aspectos de la vida cotidiana".

Por supuesto, la piedra de toque de ese cambio fue el atentado del 11-M, "una inmensa falsedad en la que lo único indiscutible fueron los muertos" y, sobre todo, tras la que "se puso en marcha algo aún más terrorífico: la máquina de manipulación de la opinión pública más perfecta de la historia de Europa".
Gran éxito de público

La conferencia de Federico Jiménez Losantos ha sido parte del ciclo organizado por el presidente del Club Siglo XXI, Eduardo Zaplana, en el que algunos de los periodistas más destacados de España han ido analizando las diferentes legislaturas de la democracia.

Pedro J. Ramírez, por ejemplo, analizó hace unas semanas la última legislatura de Felipe González mientras que el director de Es la Mañana de Federico se ha centrado en la primera del otro presidente socialista de nuestra historia reciente: José Luis Rodríguez Zapatero.

El propio Zaplana ha oficiado como presentador ante un auditorio en el que literalmente no cabía un alfiler y en el que se han podido ver hombres importantes del mundo de la empresa como Luis del Rivero o Enrique Cerezo, o periodistas destacados como Hermann Tertsch, José Alejando Vara, Tomás Cuesta, el director de En casa de Herrero de esRadio, Luis Herrero, o los responsables de esRadio, el director Javier Somalo, y el jefe de los informativos de la emisora, Dieter Brandau, y de Libertaddigital.com, Raúl Vilas.

También estaba, en lo que era una presencia muy especial en un día 11 de marzo, la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez.

El que fuera presidente de la Generalidad valenciana y ministro en gobiernos de Aznar ha destacado que Jiménez Losantos ha demostrado su amor por la libertad "en la lucha primero contra el franquismo y luego contra el nacionalismo", recordando también que sufrió "el zarpazo del terrorismo" en su propia persona.
De la prosperidad a la quiebra

Jiménez Losantos ha iniciado su intervención recordando lo que era la España del antes del 11-M: "El país más próspero de Europa" y en el que más trabajo se creaba, con unas alianzas internacionales fuertes y entre cuyos socios estaban Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania; hasta llegar a a la actual crisis, en un camino porque el que "era imposible imaginar que España daría tantos pasos atrás como hemos dado".

El presidente de Libertad Digital ha destacado, sin embargo, que "con ser mala la situación económica es peor la institucional", con un desprestigio que alcanza a todas las instituciones del Estado y, tal y como se ha visto tras el último sondeo del CIS, también a profesiones como "los jueces y los periodistas", esenciales para combatir la corrupción en un sistema democrático.

Para el director de Es la Mañana de Federico está claro que todo arranca del 11-M y de las mentiras que lo rodean: "Todo lo que hay en la versión oficial es falso, todas y cada una de las pruebas son falsas y todas y cada una de las cosas que dice la sentencia son falsas".

Pero lo que es terrible es que tratándose de "la mayor tragedia de la historia de España nadie la investiga" ha destacado Jiménez Losantos, asegurando además que "la corrupción es inevitable" en un país en el que "se asesina a 200 personas y la gente no dice nada ni busca que se investigue".
El proyecto político de Zapatero

Durante la conferencia, Jiménez Losantos ha analizado también los ejes de la política de Zapatero, entre los que ha citado el cambio "en el sistema de alianzas exteriores" que se refleja de forma inmediata en la "deserción de Irak" y más adelante en el "invento de la Alianza de Civilizaciones".

La destrucción de todo lo nacional ha sido otro de estos ejes, en este caso representada por la derogación del Plan Hidrológico Nacional de Aznar, "que fue una de las primeras decisiones importantes que tomaron", con el agravante de que a cambio se puso en marcha la "improvisación ridícula" de las desaladoras.

Finalmente, "el pacto con la ETA" sería el tercer gran elemento del proyecto socialista: "Zapatero está loco por meter a ETA en el sistema político y por sacar al PP", lo que se sustancia institucionalmente en el permiso que le concedió el Parlamento "para negociar con los asesinos a cambio de nada".

Lo peor, no obstante, fue comprobar que "cuando sueltan a Bolinaga vemos hasta qué punto se mantiene aquel compromiso para negociar con la ETA como si fuera una ONG". Un compromiso que ha cristalizado en "la entrega del País Vasco a la ETA a cambio de que deje de matar".

Otro apartado de singular importancia de este proyecto político ha sido, por supuesto, el Estatuto de Cataluña, "abiertamente separatista" y tras el que "queda abolida la Nación española" creando "otra legitimidad para fundar otra legalidad". Entre las consecuencias: que "la corrupción que hay ahora en España es 100% made in Catalonia".

Diversos ejes que coinciden en un objetivo común: "Toda la primera legislatura de Zapatero está encaminada a legitimar el gobierno salido del 11-M, todo lo que se hizo, incluida la sentencia", es un intento de "legitimar lo ilegitimable".
Poco optimista

Las conclusiones después de este análisis no pueden ser muy optimistas, sobre todo por el negativo giro dado por el PP tras las elecciones de 2008: "En México Rajoy se convierte en uno más, no en la alternativa sino en la continuación", ha asegurado Jiménez Losantos recordando cuando el líder del PP se manifestaba en las calles con "María San Gil a su izquierda y Ortega Lara a su derecha".

Ahora que los populares han vuelto al poder e incluso disfrutan de mayoría absoluta "es otro PP, es el que ha echado a María San Gil y a Ortega Lara", con "excepciones" pero también con "una dirección política clara de Rajoy: yo sobrevivo pegándome al PSOE".

Y es que "mientras el 11-M no se investigue el país se ha quedado congelado" y en lugar de un país "es un corral en el que cuando toque ir al matadero se llevarán a quien sea". Mientras tanto, "la clase política está blindada" con los dos grandes partidos "y el tercero que es CiU" y es hoy por hoy "inamovible".

Ha sido en esta parte final de conclusiones cuando Jiménez Losantos ha expresado una idea fundamental: "Las decisiones tienen consecuencias, no hay ninguna decisión en la vida que no tenga consecuencias. Lo que se hizo y lo que no se hizo el 11-M lo estamos viendo -sufriendo cabría decir- ahora".

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El 11-m como revelador de un desastre político.
Pío Moa www.gaceta.es 12 Marzo 2013

Lo más improtante del 11-m no es tanto su autoría material, con serlo mucho, sino sus demoledoras consecuencias político-históricas, en general tan confundidas en un país donde el análisis político suele ser tan superficial.

Blog II: Hayek y la paradoja del ahorro / Salvamento de judíos por Franco www.piomoa.es
---------------------------------
Dos niveles en torno al 11-m

A menudo se confunden los niveles judicial y político. En el primero es esencial conocer la autoría concreta y sus objetivos. La sentencia ha descartado a la ETA y a Al Qaida, y no ha aclarado nada sobre los objetivos de la matanza, por lo que tendríamos que creer que esta fue obra de unos cuantos delincuentes comunes musulmanes, parte de ellos chivatos o controlados por la policía, y sin otro objetivo que hacer daño indiscriminadamente. Lo cual da una idea del nivel de la propia sentencia y de los partidos y medios de masas que la han respaldado.

Pero con ser esto muy grave, no pasa de secundario desde el punto de vista histórico-político. Lo más importante son las consecuencias políticas, entraran en los designios de los terroristas o no. Y si la autoría práctica continúa siendo oscura, sus efectos no pueden estar más a la vista, con cuatro beneficiarios fundamentales: el PSOE, la ETA, Al Qaida y los separatismos. Mejor dicho, el beneficiario principal fue el PSOE, que a su vez benefició a todas aquellas fuerzas más violentamente disgregadoras e hispanófobas sin disimulo.

¿Debió el PSOE su triunfo electoral al atentado previo? No es del todo seguro, porque Rajoy había empezado su campaña con notable diferencia sobre Zapatero y en los últimos días las encuestas le daban una ventaja muy pobre. Aun sin atentado no resulta imposible --aunque sí poco probable-- que el PSOE hubiera ganado, gracias a la sorprendente torpeza política de Rajoy (cuya victoria electoral, casi ocho años después, no se ha debido a sus méritos, sino al indisimulable hundimiento económico del país por Zapatero). Lo que sí está claro, en cambio, es que el PSOE aprovechó el atentado del modo más vil y antidemocrático, justificando implícitamente a los autores y desviando la culpa hacia el PP y excitando a las masas a asediar sus sedes, por haber participado (políticamente) en el derrocamiento de Sadam Husein: la matanza habría sido una venganza lamentable, pero en tal sentido justificada) E insistiendo en la celebración de elecciones en circunstancias que justificaban muy bien su aplazamiento. Todo lo cual ayudó indiscutiblemente a su obtención del poder.

A continuación, Zapatero retiró las tropas que en Irak ayudaban a los iraquíes a defenderse del fanatismo y terrorismo islámico. Pero, sobre todo, transformó rápidamente el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo en su contrario: Pacto con los Terroristas contra las Libertades y el Estado de Derecho. Los frutos de la política anterior de Aznar-Mayor Oreja, que auguraban la liquidación de la plaga etarra conforme a la ley y el derecho, fueron echados por la borda y sustituidos por un “diálogo” cuya verdadera sustancia era la colaboración con la ETA: legalidad, dinero público, proyección internacional, intentos de silenciar a las víctimas directas… Y no menos importante, promoción de autonomías de “segunda generación”, con el catalán en primer plano, que dejaban en marginal el poder del estado, según los definió Maragall, profundizando en la disgregación de España y arruinamiento de la Constitución. Una política de auténticos delincuentes, solo posible gracias a que Rajoy, cambiando a su vez la línea de Aznar-Mayor Oreja, la apoyó con una seudo oposición. He escrito mucho sobre todo ello y sus causas (entre otras, las profundas afinidades ideológicas entre ETA y PSOE, que al parecer nadie es capaz de observar, pese a su retallante evidencia), y no voy a insistir más aquí. Zapatero hizo del asesinato un motivo para obtener grandes concesiones políticas y salvó a una ETA “al borde del precipicio”, como dijo un jefe batasuno, para abrirle nuevos y amplios horizontes de éxito.

El cui prodest señala claramente al PSOE, la ETA y los separatismos como los grandes beneficiarios del 11-m. Claro que ello no demuestra su participación directa --una hipótesis no descartable, aunque me parece improbable, al menos por acción--: solo su explotación política. Pero es suficiente. Porque la gran perjudicada, la absoluta perjudicada, fue España, como nación y como democracia, a cargo de una casta de corruptos delincuentes. Y con Rajoy prosiguiendo la línea zapateril.

Y en esto se resume la situación en que estamos. Y la necesidad de reaccionar.

Algunos comentarios de hace tiempo:
http://www.libertaddigital.com/opinion/pio-moa/negociacion-es-colaboracion-56887/
http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado/no-es-rajoy-pro-etarra-3407/
http://www.libertaddigital.com/opinion/pio-moa/la-eta-y-sus-colaboradores-49756/
http://www.libertaddigital.com/opinion/pio-moa/negociacion-es-colaboracion-56887/

McDonald’s, prepárate: la siguiente puedes ser tú
S. McCoy El Confidencial 12 Marzo 2013

Llevaba tiempo con ganas de escribir sobre esto de la tributación creativa, consistente, en esencia, en inventarse figuras impositivas que permitan sangrar aún más al depauperado sector privado de la economía. La voracidad recaudatoria tiene un doble recorrido: horizontal, hechos imponibles novedosos hasta ahora no gravados, y vertical, mayores tipos, menores deducciones o una mezcla de ambos. Eso sí, la finalidad se mantiene inalterable: financiar lo infinanciable ante la necesidad política, ande yo caliente, de conservar el voto sobre la base de promesas estadísticamente imposibles. Que Dios conserve el Estado del bienestar.

Porque, miren, eso de hacer de la necesidad virtud y aprovechar las necesidades de las arcas públicas para hacer un replanteamiento del modelo fiscal en su conjunto, como que evidenciaría la incapacidad de más de uno, aparte de dar una pereza intelectual de muerte. Los tiempos de pasar a la historia ya han quedado atrás, y el poder se concibe como algo efímero, pese a que a la mayoría de quienes lo ejercen no se los sacaría de la poltrona ni con agua caliente. De ahí que prime la urgencia del momento frente a la trascendencia de cualquier planteamiento que vaya más allá. Es lo que hay, es ese el triste destino de nuestro voto, papel higiénico en manos de arribistas.

La última ocurrencia viene de ese nido de despropósitos en el que, en determinados ámbitos, se ha convertido la Generalitat de Catalunya. Con objeto de ajustar su presupuesto en la magnífica suma de 22 millones de euros, frente a los 5.400 y 9.000 solicitados respectivamente en 2012 y 2013 al Fondo de Liquidez Autonómica, no se le ha ocurrido otra cosa que establecer un tasa sobre las bebidas refrescantes con exceso de azúcar, a la espera de una definición más concreta en la propuesta que finalmente se presente. 0’024 euros por lata y 0’15 por botella de dos litros, sin que se sepa aún quién recauda o quién paga. Si esto es desincentivar el consumo, que venga Juan Español y lo vea…

Se trata de una idea desarrollada ya en países como Francia y que parte de una premisa no comprobada: la relación causa-efecto entre la ingesta de un único producto y la obesidad de una parte sustancial de la población, con sus correspondientes gastos médicos. Desde ese punto de vista, se trata de una medida discriminatoria ya que han empezado por aquí como podrían haberlo hecho por la bollería industrial, las hamburguesas –McDonald´s, tiembla- o los propios actimeles, cuya aportación calórica sorprendería a más de uno. Azúcar vs. grasas, bebido frente a comido, refrescante vs. batidos, exactamente… ¿por qué? Al limitar su extensión a una sola categoría -con un peso, además, de poco más del ¡1,5%! en la ingesta calórica total- la fuerza argumental se desvanece como un azucarillo –oh, perdón- y es legítimo pensar que priman otros intereses.

Pero supongamos que sea así, que lo es: que estamos en una deriva de la salud ciudadana peligrosa y que es fundamental atajarla si no queremos una sociedad de gordos, insostenible sanitariamente. Bien, en ese caso, lo lógico sería alinear el interés, tanto de Administración como fabricantes y educadores, en presentar un modelo de vida saludable que, de acuerdo con una serie de hábitos mundialmente reconocidos, eduquen preventivamente en lugar de coaccionar fiscalmente, ¿no creen? Algo a lo que las empresas afectadas se prestarían de buena gana. Si es imprescindible una asignatura de nutrición, hágase, pero que nadie pierda por el camino, especialmente si ha obrado en el marco de la ley, que esa es otra. Una propuesta similar del alcalde Bloomberg fue echada abajo judicialmente ayer en Nueva York por... arbitraria. Vaya.

De hecho, la medida resulta irrisoria en los términos en los que se ha planteado ya que los cánones debieran multiplicarse por cuatro para que tuvieran algo de incidencia en la decisión del comprador. Y, sin embargo, sirven, de nuevo, para que los inversores internacionales y las multinacionales presentes en España vuelvan a cuestionarse la idoneidad de nuestro país como destinatario de unos fondos para los que hay más oportunidades que nunca en el resto del mundo desarrollado. No hay que olvidar que las bebidas refrescantes facturan más de 12.000 millones, emplean a cerca de 65.000 personas y pagan 550 millones de impuestos y cotizaciones sociales al año a la piel de toro. Como para andarse con bromitas de caciquitos regionales…

Mi 11M. El día que empecé a escribir
Pepe Álvarez de las Asturias www.elsemanaldigital.com 12 Marzo 2013

Un espectáculo infame, por el fin último de todo: ganar unas elecciones. Poder. A cualquier precio. Como siempre han hecho; como siempre harán.

Portada del diario independiente de la mañana justo antes de los suicidas islamistas.
Hace nueve años, tan solo unos días después de la salvaje masacre que costó la vida a 192 personas, graves secuelas físicas y psicológicas a unas miles más y la reconciliación a todo un país, escribí mi primer artículo. Hasta entonces, la política me había importado lo justo: leer, saber, opinar, votar. Poco más. Nunca involucrarme con un partido (el individualismo es lo que tiene) y mucho menos escribir sobre cualquier tema que rozara la política. Hasta ese fin de semana infame; hasta aquel caos perfectamente orquestado y manejado por las fuerzas oscuras (políticas y mediáticas) que unos años antes habían perpetrado (las políticas) y ocultado/justificado (las mediáticas) el Gal; hasta aquellas elecciones malditas que se celebraron en estado de shock nacional; hasta la investigación convenientemente teledirigida, las pruebas falsas/manipuladas/destruidas, los misterios no desvelados, los personajes siniestros (Vera), los policías compinchados, los cabezas de turco, los suicidas a posteriori, los Almodóvar autoexiliados, los jueces estrella, las fiscales "basta ya" y el pseudojuicio con precondena. Fue un fin de semana –y lo que siguió después- atroz, repugnante, esperpéntico. Un espectáculo infame, por el número de muertos y por el uso que se hizo de ellos; y por el fin último de todo el show: ganar unas elecciones. Poder. A cualquier precio. Como siempre han hecho; como siempre harán.

Por eso, hace nueve años decidí escribir mi rabia, compartir mi impotencia, desahogar mi pena. Por eso, hace nueve años escribí esto:

ENHORABUENA
"Enhorabuena a todos. Lo habéis conseguido.

Enhorabuena, asesinos en nombre de Alá: habéis conseguido sembrar la muerte, el terror y la duda una vez más. 192 puntos esta vez, en vuestra media. Pero, como bien esperabais, habéis conseguido mucho más: aterrorizar (¿acobardar?) a casi todo un país; libraros de un gobierno muy, pero que muy incómodo; colocar más muertes a vuestro enemigo americano y sus aliados; dar un pasito más en vuestra reconquista de Al Andalus; debilitar la alianza de los malditos infieles… Incluso habéis conseguido que algunos demócratas llamen asesinos con más convicción a vuestros enemigos que a vosotros mismos. Y todavía os queda mucho por conseguir. Enhorabuena.

Enhorabuena, asesinos en nombre de Euskal Herria: habéis conseguido que casi nos olvidemos de vosotros, que dejemos de recordar vuestros crímenes, vuestro fanatismo, vuestra alianza permanente con el terror; habéis conseguido, en el colmo de lo imposible, parecer buenos o, lo que es lo mismo, menos malos, menos asesinos, menos terroristas. Habéis conseguido que casi olvidemos los cerca de mil asesinados, los miles de mutilados física y psicológicamente y los cientos de miles de exiliados por causa de vuestro terror fundamentalista. Enhorabuena.

Enhorabuena, abertzale y solidario Otegui: has conseguido que pensemos que tienes corazón. Que si hasta ahora no condenabas los asesinatos no era porque tuvieras las entrañas podridas e insensibilizadas por el rencor, el odio y el integrismo más cruel. No. Todos te hemos visto manifestarte públicamente en homenaje (repugnante homenaje el tuyo) a 192 muertos españoles, asesinados por otro integrismo que no es el tuyo (y eso, claro, es ilegítimo, inmoral y, sobre todo, inconveniente). Has conseguido que pensemos que eres capaz de sentir y de llorar ¡por España! Enhorabuena.

Enhorabuena, nacionalistas "democráticos" vascos: habéis conseguido quitaros un gran peso de encima. Ciento noventa y dos muertos son una pesada losa para vuestras democráticas, históricas y legítimas aspiraciones. Ciento noventa y dos nueces son demasiadas nueces para el frágil cesto de vuestro pacto con los que sacuden el árbol. Ciento noventa y dos cruces negras podían haber ensombrecido vuestro paraíso de convivencia, paz y armonía, vuestra sociedad "cívica" vasca. Pero habéis conseguido que esas cruces no sean vuestra tumba. Enhorabuena.

Enhorabuena, dialogante conseller en cap: has conseguido el mayor éxito electoral de los últimos tiempos. Todo un récord. Como el récord de los 192 muertos de una sola tacada. Pero como fue en España y no en Catalunya Lliure… Has conseguido engañar a muchos, prostituyendo el sentido de la palabra diálogo cuando en realidad buscabas poder. Has conseguido triunfar jugando con la muerte de "los otros" y además has conseguido paliar la injusta demonización de ETA. Doble enhorabuena.

Enhorabuena, Llamazares, Rojo y demás políticos demócratas del "pásalo": habéis conseguido devolver al pueblo su perdida Democracia, tantos años enterrada y denostada; y aunque lo habéis conseguido pateando algunos de sus principios básicos (y encima presumís de ello), lo importante es que el pueblo vuelve a decidir su futuro (de izquierdas, claro, que es la única decisión legítima). Eso sí, con un mínimo de reflexión y un máximo de manipulación. Pero el fin justifica los medios…y la recompensa. Enhorabuena ("pásalo").

Enhorabuena, defensores de la verdad Pérez Rubalcaba y Polanco: habéis conseguido la mejor jugada maestra de todos los tiempos. Magia pura. Nada por aquí, nada por allá, ahora ponemos unos muertos por aquí, unas mochilas por allí, echamos unos polvitos catódicos aquí y allá, un toquecito de espontaneidad, unos miles de imprescindibles voluntarios y ¡"voilá"! La verdad se convierte automáticamente en mentira, la información en manipulación, 192 muertos en 1.500.000 votos y el gobierno en oposición. Enhorabuena, maestros.

Enhorabuena, ZP: has conseguido lo que ni tu agencia de publicidad se creía realmente. Has conseguido ser Presidente del Gobierno cuando ni siquiera tenías claro que ibas a ser jefe de la oposición. Has conseguido revolucionar (¿tambalear?) el sistema de alianzas mundiales antes incluso de llegar a gobernar. Has conseguido que los 192 muertos que cambiaron de manos el gobierno no hayan conseguido cambiar tus promesas electorales. Has conseguido que los terroristas sepan que van por el buen camino, que aquí hay cancha. Has conseguido que Francia y Alemania nos vuelvan a sonreír (¿o a partirse de risa?), eso sí, con una condición: volver a la cola. Has conseguido que Marruecos se frote otra vez las manos, pensando no precisamente en Perejil. Has conseguido hasta lo que parecía imposible: que vuelva a gobernar el socialismo del Gal y la corrupción. Todo esto has conseguido y todavía no eres presidente. Enhorabuena.

Enhorabuena Peperos: Habéis conseguido que la gente olvide ocho años de prosperidad económica y de respeto internacional. Habéis conseguido que olviden ocho años de lucha eficaz -y legal- contra el terrorismo; que olviden 4 millones de puestos de trabajo, las pensiones garantizadas durante años y el déficit cero. Habéis conseguido que piensen que el hundimiento del Prestige fue culpa vuestra y que nuestros soldados han matado en la guerra de Irak. Habéis conseguido que vuestro mayor enemigo mediático sea ahora más poderoso que nunca. Habéis conseguido que os llamen asesinos cuando sois los asesinados. Habéis conseguido que parezca que estáis en contra de toda España, cuando sólo lo estáis de quien está contra España. Habéis conseguido que muchos entiendan que "hay motivo", porque no habéis conseguido haceros entender. Habéis conseguido perder teniendo todos los tantos a favor. Enhorabuena.

Pero habéis conseguido, sin embargo, que yo me implique más en la causa, en la lucha, porque me da miedo lo que todos los demás han conseguido y lo que aún puedan conseguir. Así que, enhorabuena: me habéis conseguido".

Hace nueve años escribí esto. Y desde entonces, hasta hoy. ¿El por qué? Luchar por lo que creo de la manera en que sé hacerlo. El silencio no ayuda. El silencio no vence. El silencio otorga. Por eso, desde entonces, no he callado.


Un cambio histórico: Stéphane Hessel, 'in memoriam'
Xurde Rocamundi  www.lavozlibre.com 12 Marzo 2013

Empresario y fundador no militante de Ciutadans

En primer lugar, quiero pedir perdón por estar tanto tiempo callado. Me siento apabullado por la sucesión de tantos acontecimientos, hasta el punto de no saber por dónde empezar o sobre qué escribir concretamente.

Hoy no voy a hablar sobre el nazionalismo, o por lo menos no directamente, sino de la percepción a la cual estoy llegando últimamente como una certeza. O dicho de otra manera, a la interpretación de los signos que creo sobreentender. No me las doy de mago o sabio, intento hacer una lectura racional.

Los casos de corrupción llenan los telediarios y la prensa escrita un día sí y otro también. No se libra nadie. El PP está literalmente cogido por las pelotas con el señor Bárcenas. El PSOE no ofrece ninguna garantía, todos recordamos su reciente pasado y actualmente no está libre de sospecha: Pepiño Blanco, los ERE de Andalucía, etc...

CiU es el grupo, en proporción, con más corruptelas de todos los partidos políticos de España.

IU, pese a tener unas cuotas de poder limitadas, allí donde las tiene va a la zaga, 'colocando familiares' en puestos de relevancia e intentando poner trabas a la investigación de los desfalcos de su aliado (Andalucía).

UPyD, de momento está limpio, pero como los anteriores, no rasca sillón. Además, una persona llevando más de 30 años viviendo de la política y manejando con mano de hierro a los disidentes de sus propias filas, no puede hablar de "regeneración democrática".

El resto son residuales, no tienen mucha importancia más allá de su ámbito local.

Había un acuerdo tácito entre todas las fuerzas políticas de no sacar las mierdas unos de los otros, solo aquellos casos más evidentes salían a la luz y las críticas eran razonablemente comedidas, sin muchos aspavientos. El tiempo (y la tardanza en ser juzgadas dichas actitudes) se encargaba del olvido por parte de la ciudadanía.

Pero gracias al independentismo desmesurado del Sr.Mas, se ha abierto la veda.

Parece mentira la cobardía por parte del Gobierno para frenar en seco las ansias secesionistas de la Generalitat, pues temían en exceso las reacciones de ciertos colectivos sociales (subvencionados) y las críticas tantos internas como internacionales que podrían acarrerar el encarcelamiento del líder catalán (hay motivos suficientes para encerrarlo), dado que aparentemente cuentan con el beneplácito de gran parte de los electores catalanes (y digo aparentemente de forma consciente).

En cambio, han optado por otras vías sacando a la superficie los entramados delictivos del clan Pujol, salpicando de paso al mismísimo padre de Arturito, y por ende a él mismo.

A partir de entonces ha sido un no parar. Lo último, las implicaciones del CNI en casos de espionaje, Método3...

Esto no va a tener fin. Van a salir a relucir muchos más, gracias a esa mentalidad tan española de "y tu más".

Dicho lo cual, me quedo con la reacción que provoca todo ello.

Las protestas ciudadanas se están multiplicando de manera exponencial. Cada vez, hay más grupos organizados, desde el 15M, hasta el 25S, pasando por las Asociaciones en contra de los desahucios, y todos ellos van calando en la sociedad.

Las redes sociales echan humo, el hartazgo es un sentimiento colectivo, hasta el punto de que si hoy se realizaran unas nuevas elecciones, el panorama político sería totalmente distinto. Los dos grandes partidos se pierden en las profundidades, CiU perdería una enorme cantidad de escaños, y los partidos pequeños estarían en auge.

Luchas internas fraticidas en los partidos políticos.

El Rey ha perdido los favores de sus súbditos y ya hay un sentimiento mayoritario de relevo generacional.

Y lo que antes era casi un dogma de fe, la Constitución, ya no tiene un apoyo generalizado, es discutible como modelo.

Además las noticias del exterior ayudan. Las protestas en Portugal, la abdicación de la reina de Holanda, el retiro voluntario del Papa, las elecciones italianas...

Todo ello me lleva a un convencimiento: en este país va a haber una catarsis. Los líderes actuales y sus acólitos tienen los días contados, nos acercamos al fin de los felipistas, aznaristas, zapateristas, marianistas, juancarlistas, constitucionalistas, separatistas y todas esas corrientes terminadas en "istas" que a la fin, son los culpables que nos han llevado a esta esperpéntica situación.

La porquería no va a parar de salir. Si Torres es capaz de inculpar a la mismísima Casa Real (algo inconcebible hace muy poco tiempo) y Bárcenas de implicar hasta el mismísimo Presidente de la Nación, es porque se ha llegado a la situación de 'morir matando', con todo lo que ello conlleve. Solo nos hace falta Millet en la misma línea para completar el cuadro (ya se encargarán los jueces -espero-, tal como están las cosas, de ponerlo entre las cuerdas para adoptar la misma tesitura).

Los ciudadanos ya no olvidamos. En esta ocasión, no dejaremos pasar todas estas anomalías sin castigo, estamos sufriendo demasiado (recortes de sueldos, congelación de pensiones, recortes en derechos, en sanidad, reforma laboral, aumento de impuestos, pérdida brutal de poder adquisitivo, etc), la cuerda se ha estirado más de lo que da de si,la impunidad ha llegado a su fin.

Señores/as estamos ante un cambio histórico, no sé cómo, ni cuándo, ni exactamente hacia dónde vamos, a mejor o a peor. De lo que tengo la certeza es del ¡FIN DE UNA ERA!.

si no libera a los terroristas
ETA amenaza al Gobierno

JUAN E. PFLÜGER www.gaceta.es 12 Marzo 2013

“Excarcelar a todos los presos y con la autodeterminación en el horizonte” son sus exigencias. Xabier Alegría y Lorentxa Gimón, portavoces de los asesinos.

Xabier Alegría y Lorentxa Gimón son los portavoces de las asociaciones de presos etarras que han dado voz a las recientes amenazas de la banda. En ellas se asegura que “sería peligroso” que Estrasburgo avalase la doctrina Parot –aplicación de la reducción de condena a los terroristas a partir del total de la condena real y no sobre los 30 años de permanencia máxima en prisión– el próximo día 20.

Para Alegría y Gimón, la única forma de que ETA acabe con su amenaza constante de volver a las armas es la amnistía de todos los presos que la banda terrorista tiene en las cárceles españolas y francesas. Una libertad que no podría ofrecerse, en ningún caso, a cambio de que la banda de ultraizquierda se comprometa a renunciar a la independencia. Según los dos portavoces, deben tener “la autodeterminación en el horizonte”.

La hipocresía de los dos etarras llega al máximo cuando, obviando que son responsables de que ETA asesinase a inocentes, señalan que la política de dispersión de presos por las cárceles de España y Francia es una “política de castigo repleta de violencia”. En la misma línea han señalado que es imprescindible que todos los presos estén juntos “para tomar decisiones y dar pasos conjuntamente”.

También siguen haciendo hincapié en señalar que los presos de la banda terrorista ETA son presos políticos. En una nueva bofetada a las víctimas, para Alegría y Gimón, los casi novecientos asesinatos cometidos por la banda a la que pertenecen no cuentan a la hora de exigir al Gobierno de España.

En sus afirmaciones, los portavoces no han dudado en asegurar que “el proceso” está en riesgo de paralizarse si los Ejecutivos español y francés no transigen y excarcelan a los presos.

Xabier Alegría es un histórico del mundo batasuno. Ha pasado en varias ocasiones por la cárcel por su pertenencia a la estructura política y de propaganda de ETA. En la actualidad cumple condena de 18 años en la cárcel Puerto III de Cádiz por su pertenencia al aparato político de la banda.

La francesa Lorentxa Gimón se encuentra encarcelada en la ciudad gala de Rennes. Fue condenada a 17 años de cárcel tras ser detenida en 2003, cuando era la encargada del aparato logístico de ETA.
Las declaraciones de ambos presos terroristas han sido recogidas en los diarios batasunos Gara y Berria.

Recortes de Prensa   Página Inicial